AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 25 Abril  2003
COMUNICADO DE PRENSA  RESPECTO AL INCREMENTO DE HORAS  LECTIVAS EN CASTELLANO EN EDUCACIÓN PRIMARIA Y  SECUNDARIA
ASOCIACIÓN POR LA TOLERANCIA 25 Abril 2003

Batasuna, obra de ETA
Editorial La Razón 25 Abril 2003

La reiterada desobediencia de Ibarretxe
Carlos María de Urquijo Libertad Digital  25 Abril 2003

NO DEJARSE ENGAÑAR OTRA VEZ
Editorial ABC 25 Abril 2003

Gestos ante ETA
Germán Yanke Libertad Digital  25 Abril 2003

¿Qué necesidad tendrá Aznar de Boyer
Ignacio Villa Libertad Digital  25 Abril 2003

Aznar apela a la defensa de la Constitución y rechaza los planes de ruptura de los nacionalistas
J. L. LORENTE ABC 25 Abril 2003

ETA desmonta los argumentos que usó Batasuna para intentar evitar su ilegalización
Libertad Digital  25 Abril 2003

Pagazaurtundua asegura que en Euskadi «no se dan condiciones» para ir a las urnas
AGENCIAS/MADRID El Correo 25 Abril 2003

Éxito de la AVT contra los grupos musicales proetarras pese a que el BNG lo considera censura
Agencias Libertad Digital  25 Abril 2003

COMUNICADO DE PRENSA  RESPECTO AL INCREMENTO DE HORAS
LECTIVAS EN CASTELLANO EN EDUCACIÓN PRIMARIA Y
SECUNDARIA

ASOCIACIÓN POR LA TOLERANCIA 25 Abril 2003

La Asociación por la Tolerancia, a raíz de las reacciones
suscitadas por la posible ampliación de horas lectivas en
castellano en la educación primaria y secundaria, quiere poner
de manifiesto lo siguiente:
1.- Que si bien la posible ampliación del horario lectivo en
castellano es un avance respecto a la situación actual, se ha de
tener en cuenta que el mayor número de horas en este idioma
no compensa en absoluto la situación en la escuela en la que
el castellano tiene la condición de lengua casi residual en
comparación con el catalán que asume la carta de lengua
vehicular.
2.- La realidad social de Cataluña hace imprescindible la
supresión de la política de inmersión lingüística, y la
implantación de una política educativa que reconozca el
bilingüismo social, de manera que de forma equilibrada tengan
presencia en las aulas los dos idiomas oficiales. Otra política
educativa ha de ser considerada discriminatoria.
En un contexto educativo, como el actual, en el que los alumnos
sólo tienen dos horas en castellano en la enseñanza primaria
es altamente escandaloso y demagógico que se considere
contrario al catalán un simple retoque al alza de las horas
lectivas en este idioma, cuando es notorio que en determinados
ámbitos existe por parte de algunos jóvenes evidentes
dificultades de expresión en castellano.
3.- Es necesario advertir que está abocada al fracaso una
política educativa que quiera introducir cambios de uso
lingüístico y así lo vienen reiterando las sucesivas encuestas de
carácter lingüístico efectuadas a los jóvenes catalanes. La
fidelización a la lengua materna es superior a la que piensan
nuestras gobernantes y las prácticas antipedagógicas que
viene soportando la escuela en los últimos años sería bueno
que fueran abandonadas por los gestores educativos en
beneficio de la sociedad plural existente en Cataluña.
4.- En relación con lo anterior, exhortamos al Gobierno español
y al Gobierno catalán a que den cumplimiento efectivo a la
invitación que efectuó el Comité para la eliminación de la
discriminación racial de las Naciones Unidas en el informe del
año 2000, el último respecto a España, y procedan a adoptar
medidas efectivas para evitar que las leyes que rigen el derecho
a la educación y a la normalización lingüística en las
Comunidades autónomas no sean discriminatorias en la
práctica.
5.- Lamentamos especialmente que el Síndic de Greuges que
tiene por misión defender los derechos fundamentales y las
libertades públicas de los ciudadanos en Cataluña y supervisar
la actuación de las Administraciones Públicas esté más
preocupado en defender la política de normalización lingüística
de la Administración que los derechos de los ciudadanos. En
esa línea, y habiendo acreditado en reiteradas ocasiones que
ignora de facto cualquier reivindicación ciudadana respecto a la
equiparación en derechos lingüísticos de los ciudadanos
castellanohablantes, no le ha de extrañar la ausencia de quejas
de este colectivo sobre esta materia, puesto que ninguna
confianza puede tenerse en quien ha demostrado que su
comportamiento se pliega antes a la voluntad "normalizadora"
que a los intereses de los ciudadanos catalanes de habla
castellana a los que también ha de proteger.

En Barcelona, a veinticinco de abril de dos mil tres.
 

Batasuna, obra de ETA
Editorial La Razón 25 Abril 2003

La creación de Batasuna, al igual que la génesis de la llamada alternativa KAS, fue planeada y puesta en marcha por ETA durante la transición. Se trataba de parasitar la naciente democracia para disponer de un brazo político que actuase al amparo de las nuevas y bienintencionadas leyes para atacar al Estado desde dentro, mientras los pistoleros de la banda lo hacían desde fuera con sus habituales métodos del tiro en la nuca y el coche-bomba. La propia mafia etarra, una vez fracasados todos los intentos jurídicos, y fallidos los apoyos políticos del nacionalismo vasco para evitar la deslegalización de su obra, reconoce ahora su autoría. En un «Zutabe» o boletín interno de la banda titulado «Repaso a la historia reciente», al que ha tenido acceso LA RAZÓN, los jefes de ETA explican a sus activistas, con escalofriantes pormenores, cómo se planeó una amplia estrategia para crear «estructuras legales» (Herri Batasuna) y otros medios para actuar en la «lucha de masas» de una forma autónoma con respecto a ETA.
La confesión que, de hecho, hace ETA en su «Zutabe» avala el serio trabajo de los jueces que, como es el caso de Baltasar Garzón, han investigado, a veces contra corriente, en estricta aplicación de las leyes para evitar que los terroristas pudiesen actuar al margen de la legalidad. Y reconoce igualmente el acierto del Tribunal Supremo cuando falló que Batasuna era parte de ETA y, por tanto, en cumplimiento de la reformada Ley de Partidos Políticos, debía ser deslegalizada.

ETA hace algo más que señalar la bondad y oportunidad del procedimiento democrático de su brazo político: en lugar de asumir que ha sido derrotada en esta batalla contra el Estado de Derecho, aprovecha su boletín para poner contra las cuerdas al nacionalismo, y en especial a la dirección del PNV y a sus compañeros de viaje o «tontos útiles» de IU. Con su confesión, queda en terrible evidencia la defensa cerrada de los nacionalistas y sus protestas contra el proceso legislativo y jurídico. Con la difusión de su «Zutabe», ETA pone en ridículo a los seguidores de Ibarreche y Arzallus.

No hay que sorprenderse mucho por ello. Un mensaje similar al que había enviado ya al PNV el líder batasuno Arnaldo Otegui al pronunciarse contra el plan de Ibarreche, y que luego confirmó la propia banda terrorista en otro comunicado. ETA, que da por perdida la utilidad efectiva de su brazo político, aprovecha a todas luces su boletín para recordar públicamente al PNV que es ella, la banda mafiosa, quien manda y dirige el proceso de independencia del País Vasco, y que no aprueba, en absoluto, el intento nacionalista de aprovechar la caída en desgracia de sus terminales de Batasuna para quedarse cómodamente con sus votos mientras, en público, condenan los atentados y le piden a ETA que deje de matar.

La reiterada desobediencia de Ibarretxe
Carlos María de Urquijo Libertad Digital  25 Abril 2003

El Tribunal Supremo acaba de ordenar a los Parlamentos, Juntas Generales y Ayuntamientos del País Vasco y Navarra, la disolución de los grupos de Batasuna en estas instituciones, y ello como consecuencia de la sentencia de ilegalización dictada por su Sala Especial el pasado mes de Marzo. Así pues el Poder Judicial, si bien utilizando su particular “tempo” que poco o nada tiene que ver con el ritmo del resto de los mortales, continua haciendo Justicia en relación con aquellos sobre los que se ha probado su integración en una banda terrorista.

Ahora, en buena lógica, toca mover ficha a las Instituciones Vascas y Navarras. No albergo duda alguna sobre lo que van a hacer. Las gobernadas por Partido Popular y Partido Socialista, excepción hecha del Ayuntamiento de San Sebastián, ya han mandado al grupo mixto a Batasuna. Tristemente tampoco albergo duda alguna sobre lo que harán las gobernadas por el nacionalismo vasco, especialmente después de escuchar las declaraciones del Lehendakari Ibarretxe en las que, además de recordar que el Parlamento Vasco es soberano para tomar sus decisiones, afirma que le parece muy bien la decisión política de este Parlamento de mantener intacto el grupo de Batasuna.

Ibarretxe, y con él su partido, debiera saber que por muy soberano que sea nuestro Parlamento y por mucho que lamente la ilegalización de Batasuna, está obligado a respetar el Estado de Derecho y por tanto obligado a cumplir y a hacer cumplir la Ley. El artículo 118 de nuestra Constitución, de su Constitución mal que le pese, aquella de la que dimana el Estatuto que le permite ser Lehendakari, dice claramente que “Es obligado cumplir las sentencias y demás resoluciones firmes de los Jueces y Tribunales, así como prestar la colaboración requerida por éstos en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto”.

Por tanto, el PNV de Ibarretxe solo puede hacer una cosa : Disolver al comando parlamentario de ETA en el Parlamento Vasco y en los Ayuntamientos, se llamen como se llamen. No obstante como decía antes, creo que no lo hará. Este Nacionalismo hace tiempo que ha renunciado a la sensatez para instalarse en la radicalidad y en la insumisión. Frente a esta actitud, el Estado de Derecho tiene la obligación de actuar. El Incumplimiento de las Resoluciones Judiciales, la resistencia a su aplicación, tienen un nombre: Desobediencia y como tal está tipificada en el Código Penal. Las personas que habitualmente, de manera paciente y pacífica cumplimos, nos gusten más o menos, con todas nuestras obligaciones ciudadanas estamos hartos de ver como un partido y un Gobierno que debieran dar ejemplo, alardean precisamente de su permanente desafío al Estado de Derecho.

Tan urgente como disolver los instrumentos de ETA en las Instituciones es emplazar al Gobierno Vasco y al PNV al cumplimiento de sus obligaciones y hacerlo sin dilación. Las bravatas no pueden quedar sin respuesta. El precio de la inacción frente al desafío se paga muy caro en el País Vasco, unos se crecen y otros pierden autoridad y ganan descrédito. Por tanto desde el Partido Popular insistiremos en que se adopten las decisiones adecuadas para dar cumplimiento a las Resoluciones del Supremo. Lo que también pedimos es que quien se oponga a ello tenga el reproche político, y penal en su caso, que pudiera corresponder.

Carlos María de Urquijo es parlamentario vasco del Partido Popular

NO DEJARSE ENGAÑAR OTRA VEZ
Editorial ABC 25 Abril 2003

EN los trámites de ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo que disuelve el entramado batasuno se están planteando complicaciones técnicas razonables y algunas dudas animadas más por cautela que por dictado de la ley de Partidos o de la sentencia del Supremo. Por lo pronto, la Sala Especial ha tomado una decisión inherente a la disolución de los tres partidos proetarras y al cese de su actividad, que es la orden cursada a las instituciones vascas para que procedan a disolver los grupos de Batasuna. Se zanja así la primera controversia sobre si el partido y el grupo parlamentario son realidades diferentes o responden al mismo designio orgánico y funcional. Quien quiera engañarse podrá seguir defendiendo que una cosa es Batasuna y otra sus grupos parlamentarios. Pero, precisamente, la ley de Partidos se aprobó para acabar con estas trampas.

El nacionalismo gobernante recibe con desagrado que, por fin, el Estado haya roto el desdoblamiento de la estructura de ETA -por un lado, la facción terrorista; por otro, la «política»- precisamente para tener un pie en la legalidad y aprovecharla para los objetivos marcados por la cúpula de la banda terrorista. Y ETA tenía un pie en el Parlamento vasco a través de Batasuna. La orden del Supremo responde a la letra y al espíritu de la Ley -declarada constitucional por el TC-, es congruente con su sentencia y se ajusta a la realidad de lo que la Sala Especial ha juzgado, que es, en definitiva, el entramado terrorista. Algunas especulaciones sobre lo que es o no es ETA, o sobre si los grupos parlamentarios y municipales de Batasuna están sometidos al veredicto del Supremo o al blindaje que les presta la mayoría nacionalista (PNV y EA), siguen siendo el resultado de un falseamiento intelectual consciente: qué es ETA lo dice la propia banda, de la misma forma que toda organización terrorista es la que, por sus crímenes y sus decisiones estratégicas, acaba definiendo qué es terrorismo, aunque no sea armado.

La ejecución de la sentencia deberá hacerse en sus propios términos y todas las instituciones tienen la obligación constitucional de cooperar en ello. Su acatamiento no es una cuestión de oportunidad política ni una ocasión para impugnar la superioridad de la Justicia en el Estado de Derecho. La sentencia es clara en sus pronunciamientos y la ley de Partidos lo es en sus efectos, que deben alcanzar a los partidos, asociaciones o entidades que pretendan prolongar, no la personalidad jurídica de HB, EH y Batasuna, sino la personalidad instrumental con la que estos partidos disueltos habían sido creados por ETA.

Los trámites procesales son complejos, pero no insuperables, y es un error mezclarlos con dudas doctrinarias sobre cuestiones ya resueltas por sentencias firmes. La Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal ya han pedido que el Supremo extienda los efectos de la sentencia al grupo Sozialista Abertzaleak, denominación en la que se ha refugiado el grupo parlamentario de Batasuna en Vitoria. El Supremo no se ha pronunciado porque primero quiere tener constancia oficial de que ya no existe un grupo con la denominación Batasuna. El principio de notoriedad, también aplicable al conocimiento de los hechos por los Tribunales, habría permitido resolver las peticiones de los demandantes. Una actuación judicial tan cautelosa como la decidida no debe implicar dilaciones innecesarias, ni inducir a confusión, pues también habrá que pronunciarse sobre las candidaturas electorales de la «nueva marca», AuB, trufadas de destacados miembros del entramado batasuno. Para todos, la ley de Partidos prohibe el fraude de ley.

Lo importante es que el entramado proetarra, y también el nacionalismo gobernante, tengan clara la determinación del Gobierno de promover la persecución legal de los grupos proetarras. Durante mucho tiempo, el terrorismo se ha sentido seguro de que el Estado no pondría en marcha iniciativas contra las zonas de impunidad, amparadas por el apoyo expreso que les daba el nacionalismo y la resignada aceptación de los demás. Esto se ha terminado. La determinación del Estado de acabar realmente con ETA se ha hecho inequívoca e imparable.

Gestos ante ETA
Germán Yanke Libertad Digital  25 Abril 2003

En Alfaro, Santiago de Compostela y Torrelavega, la protesta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha conseguido que se eliminen del cartel o se suspendan los conciertos en los que, tras la insensibilidad de los organizadores ante la libertad y los derechos humanos, iban a participar una serie de grupos del llamado “rock radikal” y que no son sino grupos que defienden con su ¿música? el terror y la violencia. Pocos habrá en Europa tan totalitarios y racistas, pero, ya se ve, les contratan por ahí. Masoquismo sí, pero no sólo, también ese paradigmático complejo de los que están poco seguros en sus convicciones democráticas.

La AVT ha conseguido evitar esas actuaciones-insulto, pero no es a ese gesto al que quiero referirme ahora. Primer gesto: el Bloque Nacionalista Gallego considera que la decisión de la organización que ha suspendido el concierto, dependiente del Ayuntamiento de Santiago, ha ejercido “la censura”. El BNG tiene menos de demócrata que Le Pen, ya se sabe, y menos sensibilidad ante las víctimas que Fidel Castro. Quiere, en definitiva, que se insulte con musiquita a los demócratas del País Vasco y, con ellos, a los del mundo entero, y para ello se pone del lado de los nazis porque, claro, son nazis y nacionalistas.

Segundo gesto: los socialistas de Santiago dicen que todo es cuestión de distintas sensibilidades y que la presión mediática es la que ha hecho que el concierto se suspenda. ¿La presión mediática? ¿No lo han suspendido por una cuestión de principios? Uno comprende que, en estas fechas, los socialistas de Santiago estén pendientes del BNG de cara a las municipales, pero más valdría, como gesto, que no lo estuvieran de quienes defienden el fascismo musical de estos grupos.

Tercer gesto y, a mi juicio, tan importante como gratificante: 130 abogados de Tenerife, el lugar más alejado del País Vasco en España, se han dirigido por escrito a Juan José Ibarretxe demandando de su Gobierno que garantice la libertad y el pluralismo real de la sociedad vasca y, al mismo tiempo, colocándose “de manera incondicional con las víctimas, los amenazados y los perseguidos” anunciando diversas y continuadas iniciativas en este sentido. Cuando todo parece despertar más sensibilidad que la gran barbarie nacionalista y violenta que soporta España, este gesto, lo subrayo, llena de nuevo de esperanza.

¿Qué necesidad tendrá Aznar de Boyer?
Ignacio Villa Libertad Digital  25 Abril 2003

El presidente Aznar, en el inicio de la campaña electoral del próximo 25 de mayo, ha querido dejar claras las ideas del PP y del Gobierno sobre la Constitución, el desarrollo autonómico y las pretensiones nacionalistas. Objetivos institucionales y peligros para España en estos próximos años, en un diagnóstico del presidente Aznar lleno de sentido común y con la fortaleza con la que habitualmente aborda esta cuestión primordial.

Aznar, en una intervención realizada en el marco FAES, en un acto sobre los veinticinco años de la Constitución española, ha vuelto a enviar un mensaje de sosiego y tranquilidad para los ciudadanos españoles. Un mensaje con letra pequeña: "¡Tranquilos, mientras que el PP permanezca en el poder no habrá experimentos institucionales!" Un aviso, desde luego, que se agradece cuando desde el nacionalismo azuzan con una permanente agresividad anti-institucional y cuando desde el socialismo se ofrece una imagen de dudas, de ambigüedad y de confusión en una cuestión capital. Aznar ha vuelto a marcar el terreno con nitidez, ha vuelto a ofrecer la imagen de la claridad y ha vuelto a definir las bases constitucionales de los populares.

Precisamente por todo lo dicho, llama poderosamente la atención la presencia del ex-ministro socialista Miguel Boyer. El PP no necesita a Boyer. El PP no necesita a ningún "huido" del PSOE. El PP no necesita de "conversos" socialistas para dar mayor credibilidad a sus convicciones. Boyer representa y recuerda a una de las etapas más negras del PSOE. Eran aquellos años en que el sectarismo y la exclusión eran las piedras angulares de la política del PSOE. Boyer, el ingeniero de la expropiación de Rumasa, se apunta ahora a la corriente del PP. No es una cuestión de "venganzas políticas", sencillamente que el PP no necesita de Boyer. Si Boyer reniega del PSOE es su problema, si ya no le gusta el socialismo, que coja el portante y que se vaya a su casa. Lo lamentable es escuchar a Boyer haciendo méritos delante del presidente Aznar, criticando al PSOE por su deriva federalista. ¿Qué buscará este hombre en los pasillos populares? Cualquier sabe.

Aznar ha dado muestras, desde siempre, de tener muy claras las ideas en el terreno institucional. La cercanía de Boyer no le beneficia en nada. No daremos nombres, pero en el PP saben que otros experimentos con "socialistas conversos" no salieron nada bien. Estos "barnices de izquierdas" esconden muchas sorpresas. Sinceramente, Boyer no pinta nada en el PP. Cada uno en su casa que es lo más higiénico y lo más seguro para todos.

Aznar apela a la defensa de la Constitución y rechaza los planes de ruptura de los nacionalistas
J. L. LORENTE ABC 25 Abril 2003

El jefe del Ejecutivo propone la estabilidad constitucional, el fortalecimiento del Estado, la proyección internacional y la dinamización económica como las grandes tareas de futuro de los españoles

MADRID. Acabada la guerra de Irak y a un mes exacto de las elecciones municipales y autonómicas, el presidente del Gobierno se vuelca en la política nacional para recuperar votos y paliar el desgaste sufrido durante el conflicto bélico. Consciente de los buenos resultados que le dio en su momento su discurso sobre el «patriotismo constitucional» -en especial, durante los comicios generales de 2000, cuando el PP alcanzó la mayoría absoluta-, José María Aznar enarbola de nuevo la bandera de la unidad frente a la ofensiva nacionalista y a los que intentan forzar a la sociedad española a enfrentarse de nuevo a los «demonios históricos» enterrados en 1978.

Así quedó demostrado ayer en un acto sobre el XXV aniversario de la Constitución organizado por la FAES -fundación vinculada al Partido Popular y presidida por el propio Aznar- , que el jefe del Ejecutivo clausuró con una conferencia. Durante su discurso, el presidente del Gobierno propuso a la sociedad española cinco «objetivos nacionales» para los próximos años. Estabilidad constitucional, fortalecimiento de las instituciones, proyección en el exterior, dinamización económica y respuesta a las realidades sociales son, según Aznar, las grandes tareas a las que debe enfrentarse la ciudadanía para ganar «un futuro de bienestar para todos».

El presidente del Gobierno considera que la Constitución es un «éxito» porque, gracias a ella, España ha alcanzado niveles de libertad, bienestar y prosperidad nunca antes logrados. Por eso, instó a los españoles a defender con lealtad y compromiso activo los valores democráticos recogidos en la Carta Magna y las instituciones que hacen posible nuestra libertades.

En este punto, se refirió a la reforma de la Constitución y los Estatutos de Autonomía que exigen los nacionalistas catalanes y vascos. «Conviene tener las cosas claras: la Constitución es la norma jurídica que garantiza la libertad de todos y no puede utilizarse a conveniencia, haciendo que diga lo que no dice mediante interpretaciones o reelecturas más o menos flexibles», advirtió. En su opinión, muchos españoles -la mayoría - piensan que son propuestas que no caben dentro de nuestro marco constitucional. «Las preguntas que nos debemos hacer son las de por qué o para quién y evitar en la duda cuestionar sin un motivo claro y un consenso suficiente las instituciones que tan buenos resultados nos están dando».

Dicho esto, el presidente del Gobierno apeló a un reforzamiento de las funciones básicas de Estado. Para Aznar, cuestiones como la justicia, las relaciones exteriores y la defensa, la unidad del sistema de pensiones o un sistema tributario único, que asegure que la gente contribuya en función de lo que gana y no de dónde viva, son necesarias para que los españoles podamos mantener nuestra democracia y bienestar. En este punto, el presidente del Gobierno avisó a los nacionalistas que, una vez culminado el proceso de transferencias, les ha llegado la hora de ejercer las competencias que a cada uno le corresponden «sin pretender hacer política a base de una reivindicación permanente».

Política exterior
En tercer lugar, el jefe del Ejecutivo instó a los ciudadanos a «hacer todo lo posible para aunar esfuerzos, tanto dentro como fuera de España, para conseguir un mundo donde una paz estable y duradera sea una realidad y no un mero deseo bienintencionado». Aznar quiso dejar claro que su Gobierno ha intentado ser siempre coherente con la posición de la España democrática ante los cambios que se han producido en Europa y el mundo. Para el presidente del Gobierno, es fundamental, tras la crisis de Irak, reforzar el papel de Naciones Unidas, revalorizar la presencia de la UE en el escenario internacional y convertir los vínculos europeos con América del Norte en una «relación estrecha y privilegiada».

En cuarto lugar, Aznar apuesta por prolongar la prosperidad y el bienestar de todo los españoles, bajo la premisa de que la mejor política social es el empleo. En este sentido, el presidente del Gobierno considera que el «objetivo fundamental» es crear el entorno y las condiciones favorables para que los empresarios y emprendedores sean capaces de llevar a cabo sus proyectos, así como que todos actualicen y renueven de forma constante sus capacidades y cualificaciones en unos mercados laborales cada vez más cambiantes. «Salta a la vista que nos jugamos el futuro en la incorporación definitiva de las mujeres al mercado de trabajo en porcentajes similares al de los países mas desarrollados».

Por último, apeló a la mejora de la cohesión social y a la calidad de los servicios públicos como retos propios de un país moderno. En este punto, apostó por aumentar la protección a la familia, proporcionar una educación de calidad a los jóvenes, avanzar en los mecanismos de integración para inmigrantes y mejorar la seguridad ciudadana.

El presidente del Gobierno hizo hincapié en que España puede sacar adelante estos cinco objetivos siempre y cuando «no lleguemos a aburrirnos o a temer a la propia normalidad y sus responsabilidades anejas». Para terminar su discurso, Aznar advirtió de los riesgos que podrían conducir a ese «aburrimiento o temor»: la apuesta por la inestabilidad -«forzar a la sociedad española a enfrentarse de nuevo con sus propios demonios históricos sería tanto como obligarle a dedicar su tiempo y sus energías a retroceder»-, el estancamiento económico y social -«desconfío tanto de todas las políticas que propugnan volver a los impuestos altos, el gasto público desmedido y el control de la actividad económica en manos de los gobernantes de turno»- y la tendencia al «aislamiento». En su opinión, «cuanto más integrados estemos, cuanto más participemos, mejores oportunidades habrá para los españoles y mejor defendidos estarán sus intereses».

Para reforzar sus palabras, el presidente utilizó citas de Ortega y Gasset, Gabriel Celaya y Miguel de Cervantes sobre el objetivo de insistir en revitalizar la sociedad y transitar por un buen camino. «España, parte esencial de Europa, camina con todo el viento a su favor. Apelo a la concordia y a la responsabilidad de todos para que estos vientos favorables sigan siendo, a la vez, benignos y duraderos».

ETA desmonta los argumentos que usó Batasuna para intentar evitar su ilegalización
Libertad Digital  25 Abril 2003

En el boletín "Zutabe", editado por ETA para hacerse propaganda entre los suyos, la banda criminal reconoce por primera vez que creó a Herri Batasuna como una pieza más de su red de influencia. Los pistoleros desmontan así los argumentos que usó Batasuna para intentar evitar su ilegalización.

En el boletín "Zutabe" número 97, el último que se ha distribuido y que lleva por título "Repaso a la historia reciente", ETA reconoce que creó a Herri Batasuna como una pieza más de su entramado para incidir en lo que llama el "frente institucional" y en el de "masas". El documento, obtenido por la Policía en una reciente operación antiterrorista y al que tuvo acceso el diario La Razón, dice que ETA se replanteó sus objetivos en 1975, tras la muerte de Franco, acometiendo "dos líneas de trabajo principales". La primera consistía en "crear estructuras políticas legales para el juego que podía ofrecer la democracia".

Se trataba de "agentes sociales que se dedicarían a la lucha de masas y la lucha institucional", pero que funcionarían, aparentemente, con una estructura "completamente autónoma respecto de ETA". Más adelante, el boletín Zutabe aclara que se trataba de crear Herri Batasuna, a la que se refiere como "Unidad Popular". Con este dato, la banda criminal desmonta los argumentos utilizados por los abogados de Batasuna ante el Tribunal Supremo. En todo momento mantuvieron que no tienen vinculación alguna con ETA, cuando la propia organización terrorista desvela ahora que dichos argumentos eran simplemente mentira.

Una plataforma nacionalista
La segunda línea estratégica que se marcó ETA, según reconoce en el repaso histórico que publica en su propio boletín interno, fue la constitución de otra organización que ha venido funcionando en las dos últimas décadas: la Coalición Abertzale Socialista (KAS), desmontada por el juez Baltasar Garzón, de la Audiencia Nacional. El programa básico de KAS, según el boletín de ETA, incluía la independencia del País Vasco con la anexión de Navarra, la "euskaldunización" de toda la población y la promoción de una nueva amnistía para los presos de la banda criminal, según detalla La Razón.

Pero el boletín "Zutabe" no se detiene ahí, sino que desvela que ETA pretendía "constituir una plataforma con otras organizaciones abertzales (nacionalistas) y progresistas en torno a unas exigencias mínimas. Evidentemente, el objetivo de dicha plataforma era canalizar una actitud firme y consecuente ante España respecto a los derechos que nos corresponden como pueblo". Esta mención a la creación de una "plataforma" se interpreta como una alusión directa al Pacto de Estella, firmado por los partidos nacionalistas (PNV y Eusko Alkartasuna) y por Izquierda Unida, entre otras organizaciones, y que ahora parece que se intenta recuperar desde el mundo nacionalista.

Una república marxista leninista en el País Vasco
Por supuesto, la tercera pata del trípode formado por ETA estaba en lo que ellos llaman “la lucha armada”, es decir, el terrorismo para imponer sus objetivos por la fuerza. Según el boletín Zutabe, "ETA hizo suya la Alternativa KAS para un supuesto proceso de negociación. De la misma forma, la Coordinadora de KAS tomaba bajo su responsabilidad la dirección del proceso. Para cerrar todo esto, estaba la Unidad popular (Herri Batasuna): el instrumento para la lucha de masas y el frente institucional para actuar en la sociedad. A este simple esquema, se le debe añadir la lucha armada que llevaba ETA".

"La adecuada articulación de los tres instrumentos de lucha –continúa el boletín de ETA– mostró la capacidad para hacer frente al enemigo. Durante muchos años, las organizaciones a favor de España y de los regionalismos no fueron capaces de dar la vuelta a la situación". Como recuerda La Razón, en este repaso a la historia reciente que hacen los etarras desde su punto de vista, la banda criminal no se olvida de recordar que sus fines "estratégicos" son "la independencia y el socialismo", es decir, la implantación, por la fuerza de las armas, de una república independiente en el País Vasco de corte marxista leninista.

La cooperación internacional
Al referirse a su fundación, la banda criminal dice que "se ha repetido mil veces que ETA nació para luchar contra Franco. Es el mensaje que ha difundido por doquier el poder. Sin embargo, en su origen, ETA no era solamente antifranquista. Se fundó para alcanzar los derechos que se le debían a Euskal Herria". Sin embargo, parece que ese mensaje no era el que se entendía entre "los sectores revolucionarios y progresistas de Europa" que apoyaron a ETA en su génesis, como reconoce la propia banda, ya que, cuando murió el dictador y España inició su camino democrático, esos apoyos se desvanecieron.

De hecho, los pistoleros critican que el apoyo recibido desde el exterior "se vino abajo al principio de la reforma". Según ETA, los sectores europeos que les apoyaron durante el franquismo, de los que no da más detalles, "no entendieron que ETA no había surgido para luchar por la democracia española (...) El error analítico de base y la incomprensión de esos agentes sociales han hecho mucho daño al proceso de liberación", concluye la banda.

Pagazaurtundua asegura que en Euskadi «no se dan condiciones» para ir a las urnas
AGENCIAS/MADRID El Correo 25 Abril 2003

Maite Pagazaurtundua, concejal socialista y miembro de la plataforma Basta Ya, denunció ayer que en el País Vasco «no se dan condiciones democráticas para la celebración de elecciones». La hermana de la última víctima mortal de ETA afirmó en la Universidad Carlos III de Madrid que la falta de libertad de expresión y la amenaza constante «sobre algunos grupos de ciudadanos» hacen que la calidad democrática en Euskadi «sea penosa».

La militante socialista reivindicó «una rebelión democrática» para la recuperación de la libertad, algo que no se ha producido en el País Vasco «desde hace más de 70 años», porque se ha pasado, argumentó, de la dictadura franquista a vivir bajo la «amenaza totalitaria, complementada por la presión del nacionalismo no violento del PNV».

Por su parte, Javier Rojo recordó ayer en el Parlamento europeo que en Euskadi, «y por tanto en España y en Europa, una banda de criminales y sus cómplices políticos» son responsables de que «no haya libertad ni democracia plena» y de que se vulneren permanentemente los derechos fundamentales de aquellos que, por defender la libertad, «son amenazados y asesinados por ETA».

En su intervención ante la Comisión de Libertades y Derechos de los Ciudadanos, el senador alavés se mostró confiado en que las instituciones de la Unión Europea serán garantes del respeto a los derechos fundamentales en los países miembros. «Si se cumplen los compromisos asumidos con la firma del Tratado de Niza, se habrá ganado, también en el País Vasco, la paz, la libertad y el futuro», enfatizó Javier Rojo.

Éxito de la AVT contra los grupos musicales proetarras pese a que el BNG lo considera "censura"
Agencias Libertad Digital  25 Abril 2003

El tesón de la Asociación Víctimas del Terrorismo para impedir que se defienda a ETA desde los escenarios ha cosechado ya varios éxitos. De momento se han cancelado varias de las actuaciones que los grupos "Su Ta Gar" y "Soziedad Alkoholika" tenían programados. Para el BNG, la suspensión de uno de estos conciertos en Compostela es "censura".

 En el País Vasco empezaba a ser común escuchar discos y actuaciones musicales con mensajes como este, escrito por Su Ta Gar y dedicado a la Ertzaintza: "huele a esclavo de la ley, zipaio, siervo del rey, explota zerdo, dejarás de molestar, sucia rata morirás''. Hasta en la EiTB, radiotelevisión pública vasca, aparecen canciones e interpretaciones que, directamente, apoyan el terrorismo. Desde los partidos no nacionalistas siempre se ha denunciado la impunidad de estos grupos musicales que han llegado a aparecer en programas infantiles de la televisión de Andoni Ortuzar.

Pero las giras que tenían previstas los grupos “Soziedad Alkoholika” y “Su Ta Gar” decidieron a la AVT a emprender una acción definitiva alertando a la Federación Española de Municipiuos y Provincias (FEMP) de la ideología proetarra de estos grupos y de la burla que supone dejarles actuar. Y lo han conseguido ya en el Festival de Rock de Alfaro (La Rioja), en Santiago de Compostela y Torrelavega. Los ayuntamientos han jugado un papel esencial. Pero en Galicia, no faltó oposición a la decisión del alcalde socialista, José Antonio Sánchez Bugallo. Desde el BNG, el concejal José Manuel Iglesias, acusó al ayuntamiento de censurar libertades. La respuesta llegó por boca del portavoz municipal socialista: “parece que no hay la misma sensibilidad” respecto a este problema entre ambos partidos.

Buena reacción de alcaldes y empresarios de salas
En Torrelavega (Cantabria) se ha suspendido el concierto que iba a ofrecer el grupo musical Soziedad Alkoholika, después de que la Asociación Víctimas del Terrorismo alertara al Ayuntamiento del municipio sobre la ideología proetarra de esta formación. El alcalde de Torrelavega, Javier López-Marcano, agradeció públicamente a los responsables de la sala Royal Palace su "resuelta colaboración y predisposición de ánimo" para suspender el concierto de este grupo, "por su vinculación con el entorno de la banda terrorista ETA", según un comunicado emitido por su gabinete de prensa.

El Ayuntamiento explicó que el gerente del local "no ha puesto ningún reparo" a suspender la actuación y ha afirmado que, de haber conocido con anterioridad la vinculación de este grupo con el entorno de la banda terrorista ETA, nunca habrían programado la actuación. Según el Ayuntamiento, la dirección de Royal Palace ha expresado su "más enérgico rechazo hacia la banda terrorista ETA y todo su entorno, así como hacia cualquier forma de violencia encaminada a mermar los derechos y libertades recogidos en la Constitución, quedando absolutamente fuera de sus previsiones la celebración de cualquier actividad vinculada a estos grupos".

Recortes de Prensa   Página Inicial