AGLI

Recortes de Prensa     Martes 3 Junio  2003
Salir al exterior se escribe con ñ
Miguel Ángel Jiménez La Razón 3 Junio 2003

El silencio del lehendakari
Román CENDOYA La Razón 3 Junio 2003

Los pactos de Izquierda Unida
Germán Yanke Libertad Digital  3 Junio 2003

El sepulturero de Zapatero
Editorial El Ideal Gallego 3 Junio 2003

Llamazares ata a Zapatero
Miguel Ángel Rodríguez La Razón 3 Junio 2003

Bien por Vázquez
Luis María ANSON La Razón 3 Junio 2003

Náusea
Cartas al Director El Correo 3 Junio 2003

Vázquez pide que detengan a Atucha si insiste en no disolver a Batasuna en el Parlamento
Redacción - Madrid.- La Razón 3 Junio 2003

La hija de uno de los policías asesinados en Sangüesa acusa a ETB de marginar a las víctimas de ETA
EFE Libertad Digital  3 Junio 2003

El Foro Ermua insta a los socialistas a mantener la unidad con PP y UA
BILBAO EL CORREO 3 Junio 2003

ETA y su presunta caducidad
Lorenzo Contreras La Razón 3 Junio 2003

Elliott: «Una visión estrecha sobre el pasado perjudica la identidad nacional»
J. O. - Madrid.- La Razón 3 Junio 2003
 

Salir al exterior se escribe con ñ
Miguel Ángel Jiménez La Razón 3 Junio 2003

La Universidad privada de Nebrija ha realizado un estudio sobre el proceso de internacionalización de las empresas españolas, en el que se concluye que es una decisión positiva.

Ver vigilantes de seguridad de la española Eulen en el aeropuerto de Ciudad de México, o los colores corporativos de Aldeasa en los de los Cabos, en la Baja California, es algo ya habitual.

Encontrarse una cabina de Telefónica en la playa de Santos, en Brasil, o ver circular los vehículos blindados de Prosegur en Sao Paulo, mientras que por sus principales calles y avenidas la enseña del Grupo Santander es tan habitual como la del Banco Itau, es uno de los logros de las empresas españolas que muestran con ello su éxito en la aventura exterior.

La internacionalización de las empresas españolas es algo imparable. La pasada semana, Unión Fenosa inauguraba en México la mayor central eléctrica del país, mientras Agbar gestiona el suministro de agua en numerosas ciudades suramericanas. Si bien esta aventura inversora ha tenido algún contratiempo, por la inestabilidad económica de los países del cono sur, no deja de ser cierto que, a largo plazo, es la apuesta más importante que ha hecho el mundo empresarial español en el último siglo.

Por ello, España debe seguir apostando por esos países, para, junto a los empresarios locales, construir un tejido de intereses comunes que permita sacarlos del subdesarrollo, generando la riqueza suficiente, para que también su esfuerzo se vea compensado. Y la principal lección que hay que tener en cuenta es que la principal arma con la que ha sido posible este baño de éxito ha sido el idioma.

El español es el primer instrumento inversor que tenemos en esos mercados, es una lección que quizás el señor Arzallus y el señor Pujol deberían tener en cuenta a la hora de quejarse del declive económico del País Vasco y de Cataluña.

El silencio del lehendakari
Román CENDOYA La Razón 3 Junio 2003

Ha transcurrido una semana desde las elecciones y el lehendakari guarda silencio. Es un silencio explícito. No ha dicho si el resultado es bueno o malo. No ha valorado si han conseguido un respaldo suficiente para continuar con su plan. Silencio. Nada. La política en el País Vasco es tan extraña que el presidente vasco, después de las elecciones, no habla. Han asesinado a dos policías, ETA continúa con su actividad criminal, y el lehendakari no ha dicho nada.

El silencio del lehendakari no quiere decir que no haya una frenética actividad política en la sombra. La política nazionalista (con z) se hace a espaldas de pueblo. En Euskadi se pacta en secreto con los terroristas. Vivimos tiempos de siniestro análisis para saber qué camino va a seguir el nazionalismo (con z).
La coalición nazionalista (con z) no puede presentar como bueno el resultado obtenido. Álava y los grandes núcleos de población siguen siendo mayoritariamente Constitucionalistas. Batasuna ha logrado que ciento veintisiete mil vascos anulen su voto. ¿Para qué? Para seguir demostrando su peso a sus aliados en el proyecto soberanista. ETA sabe que los votos nulos no son nada para el Estado, pero que sí sirven para seguir teniendo peso en el plan Ibarretxe. El PNV continúa en su radicalización captando votos a través de políticas cómplices con el terrorismo y a través de la desobediencia permanente al Estado. El PNV tiene cada día más votos manchados de sangre. Y todos los que le votan, poco a poco, están pringándose.

¿A qué responde el silencio del lehendakari? A que necesita que sus estrategas decidan el siguiente paso. Y para darlo es imprescindible hablar primero con ETA. Como siempre desde que firmaron Lizarra. Existen varias posibilidades, pero que se desengañen todos los que piensan que el nazionalismo (con z) puede cambiar de estrategia. Los últimos acontecimientos dejan claro que hay cosas que no van a cambiar. El nazionalismo va a continuar con su amparo y apoyo institucional a los terroristas, mientras mantiene el permanente olvido a las víctimas del terrorismo y su pulso a la justicia y otras instituciones del Estado. El pasado viernes el Parlamento vasco fue el centro mundial de la inoportunidad y la vergüenza. Atutxa dejó hablar a los terroristas. IU, PNV y EA impidieron que las víctimas del terrorismo se asomen, en forma de spot, a la televisión que pagan todos los vascos y por la que campan impunemente los publirreportajes de sus socios de Lizarra. La actuación de Rubalkaba es una prueba más para todos esos pusilánimes que hablan de entendimiento porque hay buenos nacionalistas. El que vota, apoya y respalda a gente así puede que sea educado y amable en el trato privado, pero indudablemente no es buena gente.

El nazionalismo estudia un complejo escenario. Tiene que buscar fórmulas para mantener la financiación y la presencia de Batasuna en las instituciones locales, mientras que no está dispuesto a asumir el riesgo de las responsabilidades penales. El cobarde Atutxa no ejecutará la sentencia del Tribunal Supremo y ya ha anunciado que dimitirá antes que hacerlo. No tiene ni los principios suficientes ni la valentía necesaria para asumir las consecuencias de lo que él dice que cree.

Una de las políticas posibles del PNV y EA es el aislamiento político del PP. El Partido Popular es el único referente sólido y firme del Estado y de España en Euskadi. El PNV encuentra ayudas en esta política en la debilidad ideológica y de liderazgo de Zapatero. Por eso, el PSOE ha perdido la margen izquierda, Odón Elorza negocia con el PNV el Ayuntamiento de San Sebastián y Javier Rojo antepone su deseo personal a cualquier política de partido. Rojo desprecia a los alaveses intentando imponerse como Diputado General cuando ha quedado el último de los Constitucionalistas. La debilidad del PSOE favorece el radicalismo de los nazionalistas. Además, es terrible observar cómo cada vez que el PSOE se acerca al PNV, ETA mata para frenar esas maniobras. El otro freno posible a esta situación es que Zapatero tiene unas elecciones generales demasiado cerca.

Si Zapatero consiente que su partido llegue a acuerdos con los independentistas vascos, o que por no apoyar a la candidatura más votada en la Diputación de Álava la gobierne el PNV, ya puede dar por perdidas las próximas elecciones. Con España no se juega. Otra acción del lehendakari puede ser la desobediencia institucional al Estado, forzando al máximo la situación con el fin de ver si el Estado es capaz de llegar hasta las últimas consecuencias recogidas en el artículo 155 de la Constitución. De esta forma, intentarían escenificar un enfrentamiento Euskadi-España. En este escenario es donde existe la posibilidad de la convocatoria de un referéndum, previo pacto con ETA, para poder conseguir una mayoría de votos. Otra posibilidad es la disolución del Parlamento y la celebración de unas elecciones anticipadas, en clave de Referéndum sobre el «Plan Ibarretxe». Esta opción tiene el problema de que para ETA supondría la salida de sus representantes de las Instituciones vascas. No parece probable que Otegui y compañía estén dispuestos a renunciar a las ventajas de inmunidad y a la plataforma política que el Parlamento supone.

El PNV necesita la autorización de ETA para disolver el Parlamento vasco, ya que una actuación unilateral del PNV supondría que ETA tendría que defender su posición en el proceso. Que nadie se equivoque con la presencia del padre Alec Reid. El cura irlandés no viene a resolver el problema vasco. Su actuación está orientada a resolver las diferencias de intereses entre los nazionalistas vascos. Unos han asumido el proyecto político de ETA a través de su articulación como «Plan Ibarretxe» y ETA está tomando conciencia de que el único camino posible es el del pulso desde dentro de las Instituciones. Lo que ETA garantiza con sus asesinatos es que nadie incumpla los pactos firmados en Lizarra. Y en esta situación el lehendakari sigue en silencio.

Los pactos de Izquierda Unida
Germán Yanke Libertad Digital  3 Junio 2003

José María Aznar se ha referido a que el socio del PSOE en el Gobierno de la Comunidad de Madrid es, al mismo tiempo, defensor del Plan Ibarretxe y colaborador con el PNV en todos los intentos nacionalistas por defender a Batasuna e impedir la persecución del Estado de Derecho de esa parte de ETA. He escuchado a lo largo de la tarde de este lunes algunas reacciones de dirigentes socialistas y, en todas ellas, dos coincidencias: nadie puede poner en cuestión el empeño del PSOE en la lucha antiterrorista, la referencia de Aznar es una mezquindad impropia de un presidente de Gobierno.

Ninguno de los ofendidos socialistas que han contestado ha dicho, sin embargo, que lo que apunta Aznar es verdad: que su socio en Madrid es socio del PNV en el País Vasco, colaborador necesario en muchas instituciones y colaborador encantado de los planes antidemocráticos del PNV. Deberían empezar por ahí, aunque luego quieran seguir explicando que el PSOE es todo lo contrario de lo que, en la política vasca (que es la española) significa hoy Izquierda Unida.

Más que molestarse, deberían intentar, en todo caso, que IU cambie sus alianzas y su política en materia de nacionalismo y terrorismo como parte de un acuerdo con el PSOE. La mezquindad no es precisamente la de Aznar, que constata una realidad, sino la de esa coalición comunista tan cerca siempre del totalitarismo y la falta de respeto al Estado de Derecho. Más que molestarse porque haya quien pone el dedo en la llaga, es que curen la herida y reconozcan, aunque sea para rectificarlo en privado, que su estrategia les ha llevado a un callejón sin salida. “Todos contra el PP” era el núcleo táctico durante la huelga del 20 de junio, la tragedia del Prestige, la crisis de Irak y la campaña electoral. No han podido con el partido gubernamental y, además, se han visto definitivamente vinculados a quien desprestigia un socialismo moderno y abierto.

En Izquierda Unida, por otra parte, están atontados e, insistiendo en defender lo indefendible, desvarían todavía más. Ahora hay hasta un portavoz que dice que algunos dirigentes del PP no votaron la Constitución. A un lado la mentira que se sostiene sobre esta leyenda, podíamos responder: ¿y qué? ¿Justifica eso que el comunismo quiera ahora cargársela? ¿O lo identifica con la derecha más rancia? Y, sobre todo, ¿por qué la derecha, incluso la recelosa con la Constitución hace 25 años, la defiende ahora mientras la progresía se coloca del lado de los liberticidas?

El sepulturero de Zapatero
Editorial El Ideal Gallego 3 Junio 2003

La vida política está marcada por el período electoral en el que el país está inmerso. Sin que haya habido tiempo a asimilar los resultados de los comicios municipales y autonómicos en buena parte de España, otros tres procesos hacen que la maquinaria de los partidos todavía no haya aflojado ni un ápice su intensidad. De un lado, están los pactos que permitan la formación de mayorías. Del otro, los comicios generales fijados para el próximo año y, en medio, la designación por parte del PP del candidato que se medirá a Zapatero. Es por eso por lo que todos los mensajes se siguen lanzando en clave de campaña.

Y una de esas ideas, a la que con más fuerza se aferran los populares, es que el PSOE está yendo de la mano con un partido que apoya el acuerdo de Estella y, por lo tanto, el plan secesionista de Ibarretxe. Y la realidad es que nadie puede acusar a Aznar de mentir por definir a Izquierda Unida de esa manera. La formación que dirige Llamazares, pese a contar con una representación casi testimonial en la mayoría de las instituciones, merced al incremento socialista, se ha convertido en la llave para la formación de gobiernos “de progreso” -utilizando su propio lenguaje-

Sin embargo, ese poder puntual no oculta que IU es un partido que mantiene dos discursos diferentes. Uno en Euskadi, donde la debilidad de los nacionalistas la utilizaron para colarse en el Gobierno de Ibarretxe y otro en Madrid, donde defienden la unidad de España para no espantar a su ya de por sí escaso electorado. Y lo peor es que Zapatero no se da cuenta de que sus compañeros de viaje pueden ser sus sepultureros.

Llamazares ata a Zapatero
Miguel Ángel Rodríguez La Razón 3 Junio 2003

Cada vez que habla Llamazares sin tomarse la medicación, tiemblan las estructuras del PSOE. Algunos dirigentes de los socialistas empiezan a tener ardor de estómago sólo con pensar en los pactos con IU.

Dice Simancas que el primer decreto de «su» gobierno será contra los malos tratos, pero la realidad es que lo primero que hará el gobierno de IU en la Comunidad de Madrid es aplaudir el plan secesionista del PNV y, seguramente, evitar que Telemadrid emita el anuncio de homenaje a las víctimas del terrorismo. ¿Qué argumento tiene IU para no apoyar a las víctimas del terrorismo en Vitoria pero sí en Madrid? ¿Por qué la televisión vasca es distinta a la madrileña? Así están las cosas.

Los socialistas se aplauden porque dicen que han ganado las elecciones en Madrid ¿?, pero una cosa es que se les vaya la mano en la celebración y otra muy distinta es que sean tontos: no es posible que soporten mucho tiempo las declaraciones diarias de Llamazares. Hasta el momento, lo que decía importaba un pito. Pero ahora es el portavoz del PSOE y la cosa ha cambiado.

Llamazares ata a Zapatero. Y esto es cosa del personaje, no de partidos o ideologías: que una cosa es comprobar el cariño y el respeto que se ha ganado Rosa Aguilar, y otra analizar las actuaciones de Madrazo o ver los ojos desorbitados de Llamazares amenazando con llevar a los tribunales a aquellos que piensan lo contrario que él. También justificó los fusilamientos de Fidel Castro. Éste es el personaje que le va a dictar la vida política a Zapatero.

Muy valiente tendría que ser Zapatero para presentar a Simancas en la Asamblea de Madrid sin pactos previos aunque conlleve el riesgo de la abstención de IU. Pero si no lo hace así ¬más él que Simancas¬ quedará esposado a un tipo que le irá arrastrando hacia el precipicio.

Bien por Vázquez
Luis María ANSON La Razón 3 Junio 2003
de la Real Academia Española

Al final ha sido un socialista quien ha proclamado públicamente lo que piensa el ciudadano medio. Francisco Vázquez, que es el sentido común hecho alcalde, ha considerado como un golpe de Estado la actitud de Atucha al negarse a disolver Socialista Abertzaleak, es decir, Batasuna, es decir, Eta.

«Espero -ha dicho Vázquez- que el Tribunal Supremo nos defienda a todos los españoles, proceda a dictar el auto correspondiente, supongo que para detener a Atucha o a la Mesa del Parlamento vasco y a quienes se niegan a cumplir una sentencia legal».

Bien por Vázquez. Frente a las cobardías de algunos, frente a la pusilanimidad de muchos, el alcalde coruñés ha bajado al ruedo, ha puesto el capote delante del toro nacionalista vasco y lo ha cogido por los pitones. Los medios de comunicación, un poco timoratos en general con este asunto, deberían crear un clima nacional para que hasta las ranas del estanque del Retiro clamen contra Atucha, que está carcajeándose del Estado de Derecho. Contra ese Estado que hemos construido entre todos frente a la dictadura de Franco y en favor de las libertades, comprometidas hoy en las provincias vascongadas. El peso de las leyes democráticas debe caer sobre la cabellera de Atucha y de los que están dando largas o se han negado a cumplir una sentencia del Tribunal Supremo.

Náusea
F. Jiménez/Vitoria-Gasteiz Cartas al Director El Correo 3 Junio 2003

La cloaca etarra ha vuelto a soltar sus bombas contra personas inocentes y trabajadoras que estaban cumpliendo con su deber. Carga su odio contra la humanidad, seguro que para algunos estos muertos y heridos no pertenecían a la misma. Los cómplices pasivos de los asesinos, así como quienes los ejecutan ya pueden ir rezando, si es que saben. Su autodestrucción está ahí, mal que les pese, por más bombas que coloquen. La historia nos enseña que los crímenes contra la humanidad nunca han salido gratis a los tiranos de turno que, más pronto que tarde, han sucumbido ante la Justicia. La basura radical golpea sin misericordia y deja a familias hundidas en el desamparo por la pérdida irreparable de los seres a los que aman. Señor director, quizás esta carta no sea políticamente correcta. Según la teoría de algunos a la fiera no hay que hacerle frente porque si se enfurece puede cometer aún más atrocidades. Pues no, creo que no. A la bestia y a quienes le quitan los piojos hay que decirles que son asesinos que merecen la más dura reprobación. Evocación y recuerdo a las víctimas de estos miserables.

Vázquez pide que detengan a Atucha si insiste en no disolver a Batasuna en el Parlamento
Redacción - Madrid.- La Razón 3 Junio 2003

El alcalde en funciones de La Coruña, el socialista Francisco Vázquez, confió ayer en que el presidente del Parlamento vasco, Juan María Atucha, sea detenido si no ejecuta la decisión del Tribunal Supremo de disolver el grupo Sozialista Abertzaleak. Vázquez aseguró que está «en juego» el propio Estado de Derecho por «un golpe de Estado institucional del Parlamento vasco con la anuencia y el impulso de su presidente».

El alcalde coruñés precisó que su ataque no es «ni contra el País Vasco, ni contra los derechos de sus ciudadanos, sino contra una actitud que ya no es de desobediencia, sino de desacato y de rebelión». En este sentido, señaló que «confío en que el Supremo nos defienda a todos los españoles y que dicte el auto correspondiente, supongo que para detener a Atucha o a la Mesa del Parlamento».

El regidor socialista destacó que no se ha producido «tanta respuesta social como se ha amenazado» tras impedir que se presentasen a las elecciones municipales listas del entorno radical abertzale. Al respecto, calificó esta situación como un avance logrado por el pacto antiterrorista «al impedir que se presentasen los terroristas y al cercenar su importante fuente de ingresos de los ayuntamientos». Por su parte, el presidente del PNV, Javier Arzallus, preguntó al ministro del Interior, Ángel Acebes, por qué no detiene a los miembros de la antigua Batasuna en el Parlamento vasco si considera que son terroristas. Además aprovechó para afirmar que el PNV realiza una labor «mucho más eficaz» contra ETA que el presidente del Gobierno, José María Aznar, de quien dijo no ha renovado «su equipaje mental falangista». «¿Son de ETA o no son de ETA, son de ETA para ilegalizarlos y no son para reabrir otra vez el campo de concentración de Burgos y meterlos todos allí si es consecuente?», dijo.

MULTITUDINARIA MANIFESTACIÓN EN PAMPLONA
La hija de uno de los policías asesinados en Sangüesa acusa a ETB de marginar a las víctimas de ETA
EFE Libertad Digital  3 Junio 2003

Cuarenta mil personas se han manifestado en Pamplona en repulsa por el asesinato en Sangüesa de dos policías nacionales. Ana Embid, hija de uno de ellos leyó al final un comunicado en el que pedía "Basta Ya. Queremos vivir en paz". Hubo duras críticas contra la ETB.

Ana Embid, hija de Julián Embid, en nombre de su familia y de la de Bonifacio Martín Hernández, agradeció la "compañía y cariño desinteresado" que han recibido, gracias al cual "no nos hemos sentido en ningún momento solos". Además, aseguró que "seguiremos en nuestra tierra, Navarra, que Boni y Julio sentían suya".

La joven intentó explicar a los presentes el sentimiento de ambas familias "ante un hecho tan salvaje e increíble" como el atentado, que, según explicó, "estamos intentando asimilarlo, porque nunca te planteas que vas a perder a tu padre y a tu marido". En este sentido, subrayó que "intentas vivir una vida normal" pero "todo cambia en un segundo por culpa de gente que se cree que en Navarra sólo existen ellos, a los que debemos respetar y permitir todo lo que hagan".

La hija de Julián Embid dijo que "ante ellos, los demás navarros somos de categoría inferior y no tenemos derecho a la vida ya que ellos nos la arrebatan. Pero una cosa os vamos a decir, seguimos vivos, nos vais a seguir viendo, a la hora de la compra, a la hora del café, en cualquier actividad cotidiana. Menos en el anuncio publicitario por todas las víctimas del terrorismo que Euskal Telebista no emitirá porque resulta demasiado violento que entremos en vuestras casas". Esta alusión a ETB hizo que un grupo de manifestantes se dirigiera hacia una de las plataformas en las que, entre otras, se encontraba el cámara y un periodista de esta emisora de televisión, a los que increparon y arrojaron objetos, por lo que decidieron abandonar el lugar.

No obstante, este grupo de personas continuó increpando y arrojando objetos a los periodistas de otras cadenas que se encontraban en la plataforma y alcanzaron con un paraguas en la cabeza a una cámara de TVE. Estos hechos hicieron que el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, subiera al estrado desde el que se había leído el comunicado final de la manifestación para tratar de tranquilizar a estas personas, a las que pidió que "demostremos que somos más demócratas que nadie. Terminemos esta concentración de dolor en paz", aunque los trabajadores de ETB tuvieron que cargar finalmente el material en la unidad móvil protegidos por la Policía Nacional.

La manifestación de repulsa por el atentado partió a las 20,00 horas de la Plaza de la Paz encabezada por una pancarta con el lema: "Paz y libertad/Bakea eta askatasuna. ETA no". Portaban la pancarta las viudas de los policías asesinados, junto con el presidente Sanz; el presidente del Parlamento Foral, José Luis Castejón; la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina; empresarios y sindicalistas como el secretario general de la UGT y presidente de la Confederación Europea de Sindicatos, Cándido Méndez.

El Foro Ermua insta a los socialistas a mantener la unidad con PP y UA
BILBAO EL CORREO 3 Junio 2003

El Foro Ermua emplazó ayer al socialismo vasco y español a mantener «su fortaleza para hacer frente», junto al PP y UA, al «nacionalismo radicalizado, que se comporta como un eficaz colaborador del fascismo vasco». A través de un comunicado en el que valora los resultados de las pasadas elecciones, el colectivo califica de «inexplicable e irresponsable» la actitud de IU, que, a su juicio, «se nutre del voto de Batasuna y pacta con un nacionalismo cada vez más excluyente».

En su balance de los comicios, el Foro Ermua sostiene que se ha producido un «claro estancamiento» del nacionalismo, que sólo habría subido de votos por el «generoso legado de Batasuna». Afirma, asimismo, que las urnas demuestran que el apoyo al 'plan Ibarretxe' «no alcanzaría siquiera el 35,69% del censo electoral», incluyendo el voto nulo, y que tiene en contra a las tres capitales vascas y a Álava.

ETA y su presunta caducidad
Lorenzo Contreras La Razón 3 Junio 2003

La conveniencia oficial ha dictado e intentado imponer tres criterios interpretativos: ETA está profundamente debilitada y camino, a medio plazo, de una situación terminal. En segundo lugar, Francia responde como socio europeo y garantiza que el terrorismo vasco se quede sin retaguardia segura o sin verdadero «santuario». En tercer lugar, la «lista negra» de Bush, el regalo americano a las fidelidades de Aznar, cierra perfectamente el dogal en torno al cuello de la banda y evita que pueda respirar internacionalmente en sus movimientos y en su financiación.

La exactitud de estas tres interpretaciones no parece incuestionable. Es verdad que ETA se ha debilitado, que su sucursal callejera ha perdido presencia y que sus crímenes han sufrido una reducción aritmética, pero eso no graba en su siniestra heráldica una avizorable fecha de caducidad. Es discutible que Francia, policialmente, vaya a ponerse a la altura de sus protestas de amistad y buena vecindad como socio de la UE, aunque su tradicional indolencia en la persecución de las actividades etarras se vea sacudida por las revelaciones y datos que le hace llegar la Comisaría General de Información española a través de los agentes que por allí investigan. En último término es una cuestión de fe y esperanza que el amigo americano ponga una cuota importante de sus servicios secretos a disposición efectiva de los intereses contraterroristas españoles y comparta el criterio aznarista de que todos los terrorismos merezcan idéntica catalogación.

Estas reticencias no pueden basarse en el hecho de que ETA haya perpetrado en la localidad navarra de Sangüesa uno de sus crímenes rutinarios después de cuatro meses de silencio táctico, probablemente relacionado con el proceso electoral (donde ensayó la proyección de sus votos nulos) y con su confesado «proceso asambleario», saldado con «más de lo mismo» y con una crítica intimidatoria para su brazo político ilegalizado, no vaya a ser que decaiga el «espíritu combativo», como parece traslucir el «cansancio» de algunos de sus militante veteranos y, la «deserción» de un concejal abertzale de Sangüesa.

La vuelta al crimen fácil en la persona de dos burócratas de la policía nacional dedicados a tramitar el DNI no presenta mayor significación sintomática. Pero el informe policial sobre la cooperación de Francia en la lucha contraterrorista ya es otro cantar porque refleja una estrategia de dispersión etarra que utiliza el territorio galo con nuevos criterios operativos.

Prescindiendo del drama humano, siempre más digno de valoración, el asunto de las pistolas que venían de Alemania y fueron robadas en Las Landas, si ha sido ETA la autora, es muy inquietante porque refleja una vez más la facilidad con que la banda se mueve por las rutas del «santuario».

Elliott: «Una visión estrecha sobre el pasado perjudica la identidad nacional»
El hispanista, Honoris Causa por la UCM junto a Berganza y García Abril
El Paraninfo de San Bernardo acogió ayer la ceremonia en la que fueron investidos Doctores Honoris Causa por la Universidad Complutense de Madrid el historiador británico John Elliott, la «mezzo» Teresa Berganza y el músico Antón García Abril. En un salón abarrotado de personas, los tres recipiendarios aprovecharon la ocasión para advertir sobre los peligros de una sociedad «ahistórica» y alejada de los «valores espirituales y estéticos».
J. O. - Madrid.- La Razón 3 Junio 2003

El historiador británico John Elliot, la mezzosoprano Teresa Berganza y el compositor Antón García Abril fueron ayer investidos Doctores Honoris Causa por la Universidad Complutense de Madrid en una ceremonia que se celebró en el Paraninfo de San Bernardo y que contó con la asistencia de los Duques de Soria.

En su discurso, el hispanista alertó sobre el riesgo de que las sociedades actuales «rechacen el pasado»: «Corremos el peligro de una sociedad ahistórica, sin interés en saber por qué el mundo ha llegado a ser como es». También advirtió sobre un exceso de historia demasiado focalizada que puede crear una sociedad «hipnotizada por visiones estrechas del pasado que a la larga perjudica la identidad nacional».
Ambos extremos, según Elliott, favorecen la reaparición de «los fundamentalismos religiosos y los nacionalismos fanáticos».

El autor de «El Conde-duque de Olivares» sentenció que «España no tiene una historia, tiene muchas». También aprovechó su turno para destacar la política de ampliación y modernización del Museo del Prado: «La restauración del Salón de Reinos es una oportunidad para devolver las pinturas originales a su sitio; es una recuperación para las generaciones venideras de un monumento emblemático», afirmó.

El músico García Abril fue muy crítico en su intervención: «Existe un retroceso de los valores espirituales. En la sociedad de masas actual hay una vulgarización desprovista de valores estéticos que destruyen las miras éticas, estéticas y morales que cada ser humano aporta». Por eso, y ante «la agresividad de lo material», pide «celeridad para poner solución a una sociedad sin ambición estética». Para eso, anunció que pondrá su música a este servicio y al de la paz. Por su parte, Teresa Berganza afirmó ayer que «la música es un canto de libertad contra el fanatismo y la sinrazón».

Recortes de Prensa   Página Inicial