AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 16 Junio  2003
Antidemocracia en Madrid
Luis María ANSON La Razón 16 Junio 2003

La travesía del desierto
FLORENCIO DOMÍNGUEZ/ El Correo 16 Junio 2003

Maniobra socialista
Editorial La Razón 16 Junio 2003

Despojos humanos
Iñaki Ezkerra La Razón 16 Junio 2003

Normalidad en el País Vasco
Miguel Ángel Rodríguez La Razón 16 Junio 2003

Conferencia de Gotzone Mora en la UB
Cartas al Director ABC 16 Junio 2003

UPN deja en evidencia al PSOE y le exige medidas por apoyarse en independentistas
F. Cantero / J. Valero - Pamplona / Sevilla.- La Razón 16 Junio 2003

La UPV gastó 1.800 euros en una semana para visitar a etarras
Redacción - Madrid.- La Razón 16 Junio 2003

«Manos Limpias» se adelanta al fiscal y se querella contra Atucha en el TSJ del País Vasco
Redacción - Madrid.- La Razón16 Junio 2003
 

Antidemocracia en Madrid
Luis María ANSON La Razón 16 Junio 2003
de la Real Academia Española

La voluntad popular libremente expresada en la Comunidad de Madrid ha otorgado al Partido Comunista, enmascarado en Izquierda Unida, el 7 por ciento de los votos. Si al PSOE, caso de formar Gobierno, corresponde, con el 39 por ciento de los sufragios, administrar poco más o menos el 83 por ciento del presupuesto, IU no debería pasar del 17. Otorgarle graciosamente el 50 por ciento y la mitad del poder es devastar la voluntad popular. Es una acción antidemocrática que justifica posiciones de rechazo del electorado y también de algunos diputados socialistas. El Gobierno de una Comunidad no es una sociedad anónima en la que las acciones de control para formar mayoría tienen más valor que las otras. En un sistema democrático todos los votos son iguales. Es un ejercicio de antidemocracia conceder al Partido Comunista en Madrid el 50 por ciento del poder y del presupuesto porque gracias a sus escaños se puede formar mayoría.

Para evitar el chantaje antidemocrático de las bisagras, en los ayuntamientos y las regiones de Francia gobierna la lista más votada. En España, desgraciadamente, no se reformó a tiempo la ley electoral y, además de los aspavientos del Partido Comunista, se han multiplicado los hongos de los partidos nacionalistas o regionalistas dispuestos a sacar tajada, suculenta tajada como en Cantabria, de su condición bisagra y ofidia.

A Rafael Simancas, que es hombre discreto y ecuánime, le han aconsejado mal. Debió presentarse a la investidura sin alianzas previas. El Partido Comunista le hubiera tenido que votar para no ser responsable de instalar a Esperanza Aguirre en la silla curul. Después, una vez presidente, Simancas compensaría a IU con lo que le corresponde: el 17 por ciento del poder y de la administración del presupuesto. Lo que no resulta de recibo es pretender que el PP cargue con la responsabilidad de la reacción de dos diputados, inducida tal vez por razones ideológicas, tal vez por otras razones, dicen que espurias e inmobiliarias, contra el escandaloso y antidemocrático reparto de poder en la Comunidad de Madrid.

La travesía del desierto
FLORENCIO DOMÍNGUEZ/ El Correo 16 Junio 2003

Hace ya diez meses que se produjo la suspensión cautelar de las actividades de Batasuna. Después vinieron el cierre de sedes y de herriko tabernas, el proceso de ilegalización y la puesta fuera de la ley. Sin embargo, la travesía del desierto de la izquierda abertzale se inicia hoy, cuando los ayuntamientos recién constituidos comienzan a funcionar sin la presencia de ediles ni alcaldes de la antigua HB.

Durante un tiempo, los ayuntamientos lo fueron todo para Herri Batasuna que no acudía al Parlamento que llamaba de Gasteiz o del tercio autonómico vascongado porque no lo consideraba vasco, lo que entonces quería decir que no incluía a Navarra. El grueso de su actividad política y de agitación tenía como escenario las casas consistoriales. En algunas zonas HB logró crear auténticos territorios 'liberados' en los que sus adversarios políticos no se atrevían a presentar listas porque ni siquiera lograban vecinos dispuestos a figurar en esas candidaturas, pese a tener simpatizantes y electores. En ese espacio, las normas comunes de la administración local, como las relativas al nombramiento de secretarios, se ignoraban durante años sin ninguna consecuencia legal. La arbitrariedad política -cabe recordar como ejemplo la negativa a dar una licencia de construcción al subcomisario asesinado Mikel Uribe por su condición de ertzaina- se unía a la intimidación social para configurar islotes de poder sin apenas control.

A partir de hoy, la izquierda abertzale queda fuera de la mayoría de los ayuntamientos que ha controlado durante años. La exclusión tiene efectos personales en los cientos de cargos públicos que tenía Batasuna y que ahora regresan a la vida privada. Pero también tiene efectos políticos relevantes: uno de ellos es que Udalbiltza, el chiringuito de contrapoder ideado durante la tregua que pretendía ser la primera institución nacional vasca, queda herido de muerte, si es que no lo estaba después de la intervención del juez Garzón. No sólo porque tratándose de una asamblea de electos no haya cargos públicos para participar en ella, sino porque la pérdida del control de los ayuntamientos acaba con la financiación del invento. Se acabaron los fondos para ayudar al desarrollo del suroeste de la pobre Francia y para financiar las colonias de niños vascofranceses como si fueran niños de Chernobil.

Las palabras de solidaridad del nacionalismo institucional se están evaporando sin ningún resultado práctico, poniendo de manifiesto la soledad de la antigua Batasuna. La ley le impide presentarse a las elecciones, los demás partidos, especialmente los nacionalistas, ocupan el espacio vacío y a la izquierda abertzale no le queda otra alternativa que protestar en la calle contra unos hechos consumados que la han dejado a la intemperie. Eso o cambiar radicalmente.

Maniobra socialista
Editorial La Razón 16 Junio 2003

La claridad de la denuncia efectuada tanto por el secretario general del PP, Javier Arenas, como por el de UPN, Alberto Catalán, requiere una respuesta, al menos tan nítida, por parte del PSOE. No es de recibo, que en cinco localidades navarras los candidatos del PSOE se hayan alzado con el sillón de alcalde gracias a los votos de los nacionalistas e independentistas sin que la directiva de Rodríguez Zapatero se haya dignado más que a lamentarse y abrir sendos expedientes.

El contraste con la fulminante expulsión de los diputados rebeldes de la Asamblea de Madrid abre demasiado el saco de las sospechas y permite pensar que, en realidad, al PSOE le importa tanto el poder que da por buenos, o por casi buenos, los medios para conseguirlo si en el intento se ha logrado eliminar a los candidatos del PP. No debería quedar impune esta actitud que, mientras admite por la vía de la realidad y los hechos que tanto vale apoyarse en los votos de los ex-Gil en Andalucía, con los independentistas en Cataluña o incluso con los proetarras en Navarra, acusa al PP de no exigir a los dos diputados socialistas que devuelvan sus actas. Si el PSOE considera que le asiste la ética al exigir al PP que no gobierne, ni siquiera con su mayoría, en la Comunidad de Madrid gracias a la indigna fuga de Tamayo y Sáez, debe demostrarlo en su propias filas. Todo lo demás es retórica y argumentaciones demagógicas para ocultar que lo que vale para la izquierda, incluso aliada con una IU que arropa a Batasuna, es inadmisible cuando las urnas han favorecido a los populares.

Despojos humanos
Iñaki Ezkerra La Razón 16 Junio 2003

No recuerdo quién fue el torero pero sí tengo clara su imagen posando ante las cámaras con el cuerpo enyesado tras una aparatosa cogida y pronunciando una elocuente sentencia que daba buena fe de su estado anímico: «Tanto sacrificio pa na». Me han venido a la memoria esa imagen y esas palabras estos días a cuenta de la ausencia de los dos socialistas en la famosa votación que dio a Dancausa la Presidencia de la Asamblea de Madrid. Entonces me acordé de todo el esfuerzo de esa plataforma de artistas a favor de la eutanasia política de Mendiluce, de todas las plataformas de la guerra, el «Prestige» y el hambre en el mundo que montó el PSOE para ganar estas elecciones. Y pensé que toda esa gente tenía que sentirse como el torero enyesado. Tanto sacrificio, tanto apedreamiento de sedes, tanto megáfono de Bardem «pa na».

Para una cosa que le sale bien al PSOE ¬las autonómicas madrileñas¬ van esos dos y la revientan. Yo creo que ese partido se ha equivocado al descartar en público las razones éticas como justificación para esa doble espantada en la fatídica votación de la Cámara de Madrid. Pensando en su imagen y en su electorado, ese partido tenía que haber fingido creer en las razones éticas de María Teresa Sáez y Eduardo Tamayo y haber jugado a que realmente había un debate interno en el socialismo español sobre los acuerdos con IU. De ese modo habrían convertido un feo contratiempo en una bella lección, un dramón edificante, un capítulo rosa para el gris culebrón de nuestra vida política. En cambio, descartando a priori los escrúpulos éticos como justificación de esa ausencia a dúo, los socialistas vienen a decir que no se creen ni por el forro que entre ellos haya alguien con ese tipo de escrúpulos. Vienen a decir que la traición de IU al constitucionalismo vasco les importa un huevo a todos en ese partido y que nadie perdería siquiera dos minutos en considerar ese factor como un inconveniente para mantener los acuerdos con IU.

Hay quien ya anda proponiendo a Bono como alternativa a Zapatero en el PSOE. Pero Bono tiene un punto demagógico que no convence y que se vio en el modo de calificar de «despojos humanos» a Sáez y Tamayo. A uno no le gusta el tipo de PSOE que deja entrever esa expresión. Es inquietante que esté tan clara la explicación de los chanchullos inmobiliarios para esa ausencia. Uno deduce que existen esos chanchullos y que en ellos está metida más peña que Sáez y Tamayo. Uno intuye un siguiente episodio en que Sáez y Tamayo amenazarán con tirar de la manta aunque al final no salgan a la luz esos chanchullos y sean más inencontrables que las armas nucleares de Sadam.

Normalidad en el País Vasco
Miguel Ángel Rodríguez La Razón 16 Junio 2003

Ni siquiera les funcionó el coche bomba. Esa es la mejor noticia de la constitución de los ayuntamientos en el País Vasco: ya no hay terroristas ni amigos de los terroristas ocupando escaños y llevándose suculentos sueldos y favores. Lo que parecía imposible el verano pasado, cuando Aznar dio la orden de comenzar los trabajos para ilegalizar a Batasuna, hoy ya es una realidad cumplida.

Seguramente que los que han sufrido ayer los insultos y algún que otro zarandeo se extrañarán de que escribamos que asistimos a la normalidad y que no ha pasado nada. Cierto es que siguen sufriendo las amenazas en sus carnes, pero sus enemigos no tienen ya ni la legalidad ni los presupuestos de su parte: han sido despreciados nuevamente, pero quizás por última vez.

Los nacionalistas vascos dijeron que la ilegalización de Batasuna traería consigo todos los males del milenio: manifestaciones, asesinatos, crítica internacional... En cambio, los ayuntamientos han sido constituidos sin ellos y España ha dado un paso hacia el futuro. En algunos lugares ¬muy pocos¬, los violentos quisieron ocupar sus escaños a tortas, y dentro de un mes se darán cuenta de su grave error, cuando estén en su casa sin nada que hacer porque la Democracia ha ganado la partida.

Ahora sabemos que no era difícil conseguir la normalidad; sólo había que intentarlo. Dura lección para el Partido Nacionalista Vasco y para Izquierda Unida, empeñados como siguen en creer que los amigos de los terroristas no son delincuentes comunes sino políticos respetables a los que hay que escuchar y con los que conviene negociar. La negociación de la Democracia ya ha sido consumada: ustedes, fuera de aquí, y vuelvan cuando hayan enterrado las pistolas.

Conferencia de Gotzone Mora en la UB
Mª Paz Castro Gasalla.Madrid. Cartas al Director ABC 16 Junio 2003

El día 11 de junio tuvo lugar en el Aula Magna de la UB, dentro del programa La Universitat per la Pau, la conferencia de la profesora de la UPV, Gotzone Mora; estuvo acompañada por el rector de la UB, Joan Tugores y por el catedrático de la UPF, Francisco Fernández Buey.

El acto fue una indecente lavada de cara-conciencia del rector ante las críticas recibidas por el veto que hizo a Gotzone Mora el pasado mes de marzo. Hábilmente, el rector convocó a toda la prensa pero no publicitó el acto, por lo que la asistencia fue muy pobre en comparación con los cientos de personas que asistieron al coloquio organizado hace unos meses en el CCCB por varias asociaciones, en respuesta a la censura del rector Tugores.

A pesar del «éxito» del rector en la marginalización de Gotzone Mora, los asistentes pudieron escandalizarse de nuevo ante los relatos de acoso, amenazas y agresión que sufren los profesores y alumnos no nacionalistas en la Universidad del País Vasco. El rector asistió impasible a la conferencia, aplaudió pusilánime y no tuvo ni el gesto de levantarse cuando los asistentes lo hicieron aplaudiendo en señal de reconocimiento hacia la valiente profesora. El comportamiento de rector fue, sin duda, mal intencionado al convocar un acto de tal trascendencia como si de una reunión clandestina se tratase. ¡Señor Tugores, es usted indigno del cargo que ostenta!

UPN deja en evidencia al PSOE y le exige medidas por apoyarse en independentistas
Pregunta por qué no echa a los ediles navarros si en Madrid expulsa a los díscolos
La elección de cinco alcaldes socialistas en Navarra gracias al apoyo de formaciones nacionalistas e incluso de la izquierda abertzale ha desatado una tormenta política en la Comunidad Foral, que ha caído como un jarro de agua fría en Madrid. Pero el hecho de que el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, sólo haya expedientado a los regidores ha desatado las iras de UPN, que se ha visto desposeída de esas alcaldías. El partido regionalista ha pedido, al igual que el PP, que el PSOE expulse a los alcaldes.
F. Cantero / J. Valero - Pamplona / Sevilla.- La Razón 16 Junio 2003

El diputado del PP y dirigente de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Jaime Ignacio del Burgo, reclamó ayer al PSOE que exija la dimisión de sus alcaldes navarros de Estella, Tafalla, Barañaín, Sangüesa y Burlada, que anteayer fueron elegidos con apoyo de partidos nacionalistas, de modo que lo sucedido no se quede en los expedientes disciplinarios que ha anunciado el secretario de Organización socialista, José Blanco.

Para Del Burgo, esos candidatos socialistas contravinieron las órdenes de su partido e incumplieron con su actuación el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, suscrito por PP y PSOE, que dice en su preámbulo «que no debe de haber ningún tipo de acuerdo explícito o implícito con quienes intentan reventar el Estado constitucional», informa Servimedia.

La «farsa» de José Blanco
Del Burgo señaló que lo sucedido en Navarra refleja que parece que en la formación socialista «ya no gobierna nadie, que a la dirección nacional no le hace caso nadie», y añadió que si la dirección socialista no actúa con una «voluntad clara» para imponer su criterio, los expedientes anunciados por Blanco formarían parte de una «farsa» destinada a justificar ante la opinión pública la política de pactos de este partido.

Por su parte, el secretario general de UPN, Alberto Catalán, dijo que es «curioso observar» cómo en Madrid se expulsó a los parlamentarios Eduardo Tamayo y Teresa Sáez, incluso se abrió expediente al líder de su corriente, José Luis Balbás, mientras que a los alcaldes navarros sólo se les expedienta. Por este motivo, Catalán se preguntó «a quién pretende engañar con este tipo de anuncios» José Blanco, responsable de la decisión tomada contra los candidatos socialistas que el sábado contaron con el apoyo de PNV y EA.

El dirigente de UPN destacó que la medida tomada por Blanco es un intento de «querer lavarse la cara», cuando lo que ha quedado en evidencia es que este responsable socialista «no tiene autoridad a la hora de marcar unas directrices concretas».

Según Catalán, Rodríguez Zapatero «ha perdido toda credibilidad», porque «no se puede afirmar que no se va a pactar con el nacionalismo vasco bajo ningún concepto y luego aceptar su voto», denunció en un comunicado Catalán, que calificó de «aberración política» que el PSOE sea capaz de aceptar unas alcaldías, «sin ser la lista más votada», obteniendo los votos «de concejales que prometen su cargo por imperativo legal, o de aquellas formaciones políticas que no acatan la Constitución y desprecian el Amejoramiento del Fuero, que postulan un plan soberanista para Euskadi y Navarra, y son partidarios de la integración de Navarra en esa quimera que denominan Euskal Herria».

El PSOE se alinea «con los que desprecian las decisiones del poder judicial y no son partidarios de disolver Batasuna en los ayuntamientos y en los parlamentos vasco y navarro», manifestó Catalán, que puso como «claro ejemplo» de esta estrategia el caso de Estella, donde la candidata del PSN y presidenta de este partido en Navarra aceptó la alcaldía «sin ser la lista más votada y sin ningún sonrojo, contando con los votos de PNV, IU, EA y una candidatura abertzale».

El secretario general del PP, Javier Arenas, coincidió con los dirigentes de UPN al exigir en Sevilla a Rodríguez Zapatero la expulsión «inmediata» de los cargos públicos que han llevado a la práctica los acuerdos con formaciones independentistas en Navarra para arrebatar las alcaldías a UPN.

Ferraz sólo da rodeos
El secretario de Política Autonómica y Libertades Públicas del PSOE, Juan Fernando López Aguilar, reiteró ayer que el PSOE «tiene una línea inequívoca frente a ETA y contra el Plan Ibarreche», que no queda «en absoluto» comprometida por el acceso de socialistas navarros a varios ayuntamientos gracias al apoyo de partidos nacionalistas. El representante del PSOE en el Pacto Antiterrorista suscrito con el PP aseguró que el hecho de que candidatos socialistas en cinco localidades navarras fueran designados alcaldes con los votos de partidos nacionalistas no significa que haya ningún tipo de «coalición» o «pacto de gobierno» y recalcó que los candidatos socialistas simplemente «se han votado a sí mismos», y que los nacionalistas les han apoyado para arrebatar las alcaldías a «la derecha» de Unión del Pueblo Navarro.

La UPV gastó 1.800 euros en una semana para visitar a etarras
Redacción - Madrid.- La Razón 16 Junio 2003

El hasta ahora profesor de la Universidad del País Vasco Nicolás Xamardo gastó en una semana 1.831 euros de las arcas de la institución pública para visitar a presos de la banda terrorista ETA matriculados en la Universidad y recluidos en cárceles vascas y francesas. Según informa Ep, el último de los viajes que venía realizando se produjo el pasado mes de abril entre los días 8 y 14, según consta en la hoja de gastos que pasó a la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación.

Este viaje fue realizado justo un par de semanas antes de que el Consejo de Ministros aprobara una modificación de la Ley General Penitenciaria para acabar con los privilegios de los presos de ETA matriculados en la UPV, y que en la práctica no permite que estos internos se matriculen en universidades que no tengan convenio con Prisiones. Hasta el momento, sólo lo tiene la UNED.

El itinerario que refleja la nota de gastos de Nicolás Xamardo es el siguiente: Vitoria, Bilbao, Floury, Poissy, Fresnes, Marsella, Bilbao, Vitoria. Un total de 3.396 kilómetros, tal como consta en la citada hoja, por un importe de 815 euros. A ello se suman 153,15 euros de autopistas, 3 de aparcamiento, 458,57 de otros gastos ¬con un reflejo desglosado de 85,5 euros diarios¬, 378,18 euros en alojamiento y 24 euros más de gastos varios.
Esto suma un gasto total de 1.831,9 euros (cerca de 305.000 pesetas). El pago se realizó el pasado 28 de mayo mediante una transferencia por el citado importe y con cargo al programa 61 de la Universidad, es decir, un programa para gastos que tiene cuentas para cuestiones muy diversas, como actividades culturales, viajes del paso del ecuador, desplazamientos de visitas de tutoría o facilitar a los alumnos presos los medios necesarios para que puedan estudiar las carreras en las que se han matriculado en la UPV.

El citado programa de la UPV dispone de una cuenta en la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación con un presupuesto inicial de 199.932,69 euros ¬33,2 millones de pesetas¬, de los que este curso ya han sido gastados buena parte, puesto que, según refleja en el extracto de la gestión económica el crédito final, es decir, el disponible en la actualidad, es de 71.118 euros. A pesar de ello, éste será el último viaje que realice Xamardo como profesor de la UPV, puesto que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha confirmado su suspensión por dos años. La Sala de lo Contencioso-Administrativo ha desestimado su recurso contra la decisión de la Universidad que disponía su paso a la situación de «excedencia voluntaria» como funcionario del Cuerpo de profesores titulares de universidad perteneciente al área de Periodismo sin reserva de puesto.

«Manos Limpias» se adelanta al fiscal y se querella contra Atucha en el TSJ del País Vasco
Redacción - Madrid.- La Razón16 Junio 2003

El secretario general del sindicato colectivo de funcionarios «Manos Limpias», Miguel Bernard, ha presentado una querella criminal contra el presidente del Parlamento vasco, Juan María Atucha, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco por un supuesto delito de desobediencia, relacionado con su supuesta negativa a suspender el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak como ha ordenado el Tribunal Supremo.
Para Miguel Bernard, que no descarta ampliar su acusación a otros funcionarios de la Cámara vasca o querellarse por nuevos delitos, «la actuación de Juan María Atucha de no querer disolver al grupo Sozialista Abertzaleak (S.A.) constituye claramente un delito de desobediencia a la sentencia dictada por el Tribunal Supremo, y su actitud es claramente obstruccionista a la acción de la justicia, burlando la ejecución de la sentencia».

El Sindicato, que se ha adelantado a una probable querella de la Fiscalía después de que la Sala Especial instase a actuar al Ministerio Público, ha presentado su escrito de querella en el TSJ vasco por entender que éste es el tribunal competente para investigar a Atucha, como parlamentario vasco y aforado, de acuerdo con el artículo 26 del Estatuto de Autonomía del País Vasco en relación con el artículo 73.3.a de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Además de solicitar a la Sala el interrogatorio de Atucha, el querellante pide que, en su día, se le exija que «preste fianza en la cantidad necesaria para hacer frente a todas las responsabilidades que pudieran derivarse, con las demás medidas complementarias procedentes para aseguramiento de las responsabilidades civiles que pudieran declararse exigibles, declarando el embargo de los bienes suficientes para hacerla efectiva».

Procurador a la fuerza
Según han denunciado los querellantes, el sindicato ha tenido que recurrir a un procurador de oficio al no conseguir que ninguno de estos profesionales quiera estampar su firma en la querella, dado lo delicado del asunto. Así, los que finalmente han firmado han dejado constancia expresa de que lo han hecho «por designación del turno forzoso de los respectivos colegios, obediencia debida, y acatamiento a las normas que regulan nuestra profesión, y se firma a efectos de mera representación y defensa como requisitos formales», concluyen.

Recortes de Prensa   Página Inicial