AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 20 Junio  2003
La tumba política
Germán Yanke Libertad Digital 20 Junio 2003

Va a gobernar
ALFONSO USSÍA ABC 20 Junio 2003

Navarra, espejo de la debilidad
Editorial ABC 20 Junio 2003

El PSOE entrega a EA la promoción del vascuence en Tafalla a cambio de su apoyo
ABC 20 Junio 2003

En el nombre de Estella
CARLOS HERRERA ABC 20 Junio 2003

Se cumplen 16 años de la matanza de ETA en Hipercor: 21 muertos y 45 heridos
Libertad Digital  20 Junio 2003

Redondo Terreros intenta que Rosa Díez se una a los críticos
Diego Mazón - Madrid.- La Razón 20 Junio 2003

ETA vuela una antena de Iberdrola en Iurreta para probar el estado de sus bombas
BILBAO EL CORREO 20 Junio 2003

La tumba política
Germán Yanke Libertad Digital 20 Junio 2003

Socialistas y populares abandonaron ayer la comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco por la presencia de los parlamentarios de ETA-Batasuna, amparados y protegidos por nacionalistas y comunistas a pesar de haber sido su grupo disuelto por el Tribunal Supremo. Ante el pertinaz comportamiento antidemocrático de los amigos políticos de ETA-Batasuna, no cabía otro comportamiento.

Seamos, sin embargo, un poco serios. El PSOE, tan contundente en Vitoria en sus denuncias y críticas a Atutxa, es un partido que, en la capital de Guipúzcoa, parece preferir pactar, si es que puede, con el PNV y que en Navarra pacta sin recato con los nacionalistas, incluidos algunos restos del conglomerado de Batasuna. Lo hace, por tanto, con quienes dedican sus esfuerzos, olvidando una y otra vez a las víctimas del terrorismo, a proteger en sede parlamentaria, en la calle y en las cuentas bancarias, a quienes son ya una organización terrorista de la”lista negra” de la Unión Europea. Con ese mismo talante (es decir, con la falta de escrúpulos que sustenta el principio de que todo vale contra el PP), su socio nacional es Izquierda Unida, que tiene, en el País Vasco, una posición similar a la del PNV y que perora, aún con más desvergüenza, contra el Estado de Derecho.

El PSOE, sorprendentemente, mantiene esta dicotomía moral con pasmosa tranquilidad. En San Sebastián se pliega a los elogios a Elorza, en Navarra no llega sino a ofrecer audiencia a quienes han contravenido el Pacto Antiterrorista, en España se autojustifican diciendo, sin prueba alguna, que Izquierda Unida está en contra de Izquierda Unida del País Vasco, como si el ciudadano medianamente informado no supiera que Llamazares es coordinador de la formación por el apoyo de Madrazo.

Socialistas y populares dijeron ayer que Atutxa, obstruyendo la Justicia y amparando a ETA-Batasuna, está cavando su tumba política. Si a lo dicho sumamos Madrid, me temo que quien de verdad la está cavando es José Luis Rodríguez Zapatero. Y lo siento de veras.

Va a gobernar
Por ALFONSO USSÍA ABC 20 Junio 2003

LOS despojos humanos, los sinvergüenzas, los traidores, los corruptos, están a un paso de convertirse en héroes. Ya han anunciado por escrito que votarán a Simancas en la sesión de investidura de la Asamblea de Madrid. Simancas ha anunciado que no aceptará el apoyo de los desleales, pero lo ha dicho con la boca pequeña. Simancas está deseando gobernar, y los comunistas también, y Zapatero tiene unas tragaderas descomunales. Si ha englutido los sapos y las ratas en Navarra, lo de Madrid le va a saber a gloria, aunque no sea caviar, precisamente. Álvaro de Laiglesia lo sentenció: «Más vale croqueta en mano que caviares volando». Los caviares que vuelan están ahí, disfrazados de tres billones de las antiguas pesetas, y a la administración o el reparto de esos billones no va renunciar Simancas, ni Llamazares, ni Zapatero, ni Pepiño Blanco, ni Caldera. Esta tropa va a gobernar con los votos de los tránsfugas sin problema moral o ético alguno, y a las pocas semanas, Tamayo y Sáez pasarán a formar parte de esa masa gris que domina todos los parlamentos, y aquí paz y presupuestos y después gloria.

El problema es otro. Que Tamayo y Sáez van a votar a favor de Simancas, se sabe y se ha confirmado por escrito. La angustia por ese lado está superada. Pero otras nubes amenazan el horizonte. Según parece, algún diputado socialista, avergonzado del circo que se ha montado en su partido, está dispuesto a abstenerse para obligar a la Asamblea a convocar nuevas elecciones. Si este supuesto se confirmara, a Simancas habría que ingresarlo en una casa de salud mental, porque el hombre no está para más disgustos.

Pero si el resultado de la votación es el lógico, y entre el PSOE e IU obtienen los cincuenta y seis votos que conceden la mayoría absoluta, no tengan duda de que van a gobernar, aunque tengan que desdecirse, interpretar sus insultos, retirar las querellas, disculparse ante la ciudadanía por el numerito de marras y lo que sea necesario. Tienen ansia de poder, obsesión presupuestaria y muy probablemente una reserva de embutidos prestos a distribuir los billones del presupuesto.

Que nadie sea tan inocente como para pensar que Simancas va a renunciar a los apoyos de los tránsfugas. Es más, lo primero que hará como presidente de la Comunidad de Madrid será enviar a Tamayo y Sáez dos cajas de «Ferrero Rocher» -para los socialistas la Preysler es lo más- pidiéndoles disculpas por haberlos llamado chorizos, despojos y repugnantes personas. Con tres billones de las viejas pesetas en la mano, los agravios se olvidan en menos tiempo de lo que precisa el colibrí para echarle un polvete a la colibrí señora.

La incoherencia y el desbarajuste del PSOE facilita la operación. En cuatro años se pueden hacer muchas cosas con el dinero público. De esos tres billones de pesetas, más del cuarenta por ciento lo va a administrar y distribuir Izquierda Unida, que cuenta con un siete por ciento de los votos de los madrileños. Pero a Izquierda Unida esos detalles no le parecen importantes. Van a gobernar, no se les va a caer a ninguno la cara de vergüenza, y en menos de un año provocarán una crisis de ingobernabilidad galopante, que dominarán mediante nuevos trucos y mejores trampas. Cuando el poder, más que un objetivo, es una obsesión enfermiza no existen muros ni cloacas que no puedan ser salvados.

Apreciarán los lectores cómo en los próximos días las palabras de los socialistas adquirirán un nuevo tono de comprensión y amnistía. Simancas ofrecerá una rueda de prensa anunciando que, tras haber hablado con los tránsfugas, éstos le han convencido para que acepte sus apoyos y gobierne Madrid. Abrazos y sonrisas. Pelillos a la mar. Ante todo, el poder y el presupuesto. Ya está decidido. Simancas va a gobernar.

Navarra, espejo de la debilidad
Editorial ABC 20 Junio 2003

EL panorama abierto tras la confusión de los pactos poselectorales no ha contribuido precisamente a avanzar en esta tarea. A la ruidosa crisis política de la Comunidad de Madrid se han venido a sumar numerosos episodios de desobediencia de las consignas emitidas por la dirección nacional del PSOE, que se vuelven particularmente graves en el ámbito del País Vasco y Navarra, donde los socialistas han alcanzado acuerdos que vulneran con claridad el espíritu y la letra del Pacto Antiterrorista. Los acuerdos con fuerzas nacionalistas y agrupaciones del Pacto de Estella en las localidades navarras de la propia Estella, Tafalla, Burlada, Sangüesa y Barañain constituyen clamorosos casos de ruptura del consenso constitucional, que en el caso de Sangüesa resultan especialmente sangrantes por tratarse del escenario del más reciente atentado de ETA, que costó la vida a dos agentes de Policía.

Tanto el prólogo como el artículo noveno del citado Pacto Antiterrorista, suscrito a loable iniciativa del propio Rodríguez Zapatero, dejan nulo espacio a la ambigüedad sobre la necesidad de erradicar cualquier acuerdo político con las fuerzas nacionalistas mientras éstas no abandonen la deriva del soberanismo. La tibia reacción de la Ejecutiva del PSOE, que se ha limitado a abrir expedientes a los autores de la flagrante desobediencia, revela en el mejor de los supuestos una patente debilidad ante la abierta insumisión a sus consignas, si no una cierta anuencia a estos pactos que han antepuesto la consecución de minifundios de poder local al objetivo general de cohesión en defensa de la integridad constitucional.

La autoridad interna de Zapatero ha quedado así en claro entredicho, mientras proliferan actitudes díscolas en Navarra, Madrid, San Sebastián y Cataluña. Ni siquiera la línea oficial de la ejecutiva federal, tendente a establecer alianzas con Izquierda Unida, ha suscitado el necesario consenso en la propia organización socialista. La conocida discrepancia de José Bono, que ha invitado a huir de los acuerdos de IU y buscar votos en los caladeros del centro político, o la corriente crítica surgida en el País Vasco contra la Ejecutiva de Patxi López, son otros ejemplos relevantes y significativos de la diáspora de criterios -el célebre «guirigay»- que atenaza y compromete la seriedad y consistencia del proyecto de alternancia del líder del PSOE, envuelto en una tesitura especialmente crítica en estos momentos.

EN todo caso, es de justicia admitir que no sólo el PSOE ha sufrido en sus carnes la voraz tendencia de ciertos clanes regionales y locales a suscribir pactos de poder en detrimento de la coherencia política e ideológica. El mismo Partido Popular ha firmado alianzas con Izquierda Unida en siete municipios extremeños, alterando de manera diáfana la voluntad de los ciudadanos, que no entienden cómo se puede rechazar un pacto entre PSOE e IU en Madrid mientras se apela a la ayuda de los comunistas para gobernar allí donde resulta matemáticamente posible. Este tipo de acuerdos, que sólo resultan justificados como salida a situaciones de bloqueo o para acabar con gobernantes públicamente degradados, siembran el desconcierto de un electorado impotente para controlar el destino final de sus votos en un extraño mercado de compraventa de alcaldías.

IGUALMENTE resulta deplorable el caso de las localidades andaluzas en que PP, PSOE, IU y PA han pactado en diversas combinaciones entre sí y contra los demás, con el objetivo de desbancar a las listas más votadas y, en ocasiones, en sospechosas condiciones de connivencia con tránsfugas poco recomendables. El ejemplo de Jerez, donde los populares han suscrito un estrafalario pacto turnista para compartir la Alcaldía con el longevo Pedro Pacheco -dos años cada uno-, ahora embarcado en una formación disidente del Partido Andalucista, representa el clímax de este desconcertante proceso de incoherencia ante el que los ciudadanos no pueden expresar sino un profundo estupor.

El PSOE entrega a EA la promoción del vascuence en Tafalla a cambio de su apoyo
ABC 20 Junio 2003

PAMPLONA. Los primeros repartos de cargos y funciones en los municipios navarros donde los socialistas se han hecho con los ayuntamientos gracias al apoyo de nacionalistas vascos empiezan a revelar la existencia de acuerdos previos y pactos sin confesar. En Tafalla, el alcalde socialista creará una «comisión de euskera» para EA destinada a promocionar el vascuence en la zona pese a que no es comarca donde se hable esa lengua. El presidente del Gobierno viajará el próximo domingo a Pamplona para reunirse con la dirección de Unión del Pueblo Navarro.

En Tafalla, como en buena parte del resto de las principales poblaciones de la Comunidad Foral, UPN fue la fuerza política más votada, pero los socialistas, en contra de las instrucciones de la Ejecutiva federal del partido, han pactado con IU, PNV, EA e incluso con grupos procedentes de Batasuna para desbancar a los foralistas. La única explicación oficial a la indisciplina consistió en sostener que se habían «encontrado» con los apoyos nacionalistas sin pactar nada a cambio. Los hechos empiezan a poner en evidencia la defensa del PSN.

Alberto Catalán, secretario general de UPN, denunció ayer el que los socialistas navarros hayan cambiado su actitud «firme» por una de «puente» hacia los nacionalistas y, por ello, puntualizó que lo ocurrido en Navarra «tal vez sea un laboratorio de pruebas» para la Comunidad autónoma vasca, donde el PNV ha intentado «tender puentes de entendimiento hacia el PSOE». Asimismo, dijo que no comprendía el comportamiento del PSN ya que los alcaldes de Estella, Tafalla, Sangüesa, Burlada y Barañain «han asestado un duro golpe a la línea de flotación de los postulados mantenidos por el PSOE» sobre el nacionalismo vasco y plasmados en la declaración socialista de febrero de 1999 de rechazo del apoyo directo o indirecto de estas formaciones, o en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo.

Tras reconocer que la forma de acceso de los candidatos socialistas a estas alcaldías «es democrática», pero «no de sentido común», Catalán aseguró que los votos nacionalistas «no serán gratis» y que estos cinco alcaldes «deberán hacer concesiones políticas y de programa si quieren seguir en el gobierno».

Catalán rechazó las críticas vertidas esta semana contra UPN por el secretario general de PSN, Juan José Lizarbe, y resaltó que los regionalistas «no entrarán a valorar quién hace una política más miserable», ya que la sociedad navarra ya lo dijo el 25 de mayo poniendo a cada uno en su sitio».

Preparar las próximas elecciones
En la reunión que el domingo tendrá el presidente del Gobierno con la dirección de UPN se analizarán, entre otros asuntos, los últimos resultados electorales, el acuerdo antiterrorista y se empezarán a preparar los próximos comicios generales y europeos. Según informó el diputado de UPN y miembro de la dirección popular, Jaime Ignacio del Burgo, la reunión será de la comisión paritaria que, integrada por representantes de ambos partidos, hace un año que no tiene lugar. Está previsto que Aznar, tras la reunión, protagonice un acto político en Pamplona.

En el nombre de Estella
Por CARLOS HERRERA ABC 20 Junio 2003

ESTELLA, Navarra. Algo más de trece mil habitantes. Barrio monumental del siglo XII. Basílica del Puy. Sierra de Urbasa. Fiestas de Agosto. Nudo robusto del Camino de Santiago. Su nombre anduvo siempre relacionado con el de los Reyes de Navarra y su enclave, a medio camino entre la Navarra húmeda y la esteparia, ha sido punto de encuentro de viajeros y comerciantes. A finales del siglo anterior, su alcalde socialista, José Luis Castejón, cedió gustosamente las instalaciones pertinentes para que una serie de partidos formalizaran un pacto con ETA según el cual unos dejarían de agitar el árbol y los otros tratarían de arrancarlo. Ese acuerdo, llamado Pacto de Estella, ha marcado el nombre de la ciudad de tal manera que su patronímico es hoy tomado como significado de Independencia, Separatismo, Segregación, Trampa, Soberanismo, Negociación con Terroristas, cosas todas absolutamente ajenas al ideario evidente de su población. Se dice «Estella» y se está hablando de una manera política de enfocar las cosas que mucho tiene que ver con la traición y la deslealtad. No se habla de la Escalinata de San Pedro o de la Iglesia de San Miguel o del Santo Sepulcro. Ni siquiera de Pablín, que es como conoce la tierra al más grande de los rejoneadores, Pablo Hermoso de Mendoza. No; Estella quiere decir ya otra cosa para los muchos mortales que no tienen la fortuna de conocerla.

Por si fuera poco, una alianza de partidos encabezada por la candidata socialista a la Alcaldía ha arrebatado el gobierno municipal a la lista de UPN, la más votada, gracias al acuerdo con partidos como los nacionalistas, la consabida IU y los primos más o menos lejanos de Batasuna. No ha sido el único lugar en el que miembros del PSN, es decir, los socialistas navarros, han desobedecido las consignas centrales de su partido: también Tafalla y Sangüesa, entre otros, han visto cómo se realizaban las precisas componendas para tomar el poder municipal. A todos ellos, el partido les ha llamado a capítulo y ha amenazado con abrirles un expediente, que no sé exactamente muy bien lo que es, pero que debe querer decir que, si prospera, les suspenderán de militancia y no podrán, por tanto, llevar el carné en el bolsillo durante un tiempo o tener derecho a pincho de tortilla los viernes en la agrupación. Una vez pasado el bochorno, se sigue adelante, se gobierna y a olvidarse.

La nueva y flamante alcaldesa de Estella, María José Fernández, está lista para asumir las reivindicaciones de sus socios de gobierno: la primera de ellas, como es lógico, la Ikurriña en el balcón. A partir de ahí todo será posible: siendo uno aupado a alcalde por elementos nacionalistas o por escindidos de Batasuna y siendo todo lo bizcochable que demuestra ser el partido de los socialistas navarros nada hace esperar firmeza alguna. Se hará lo que quieran los nacionalistas vascos con los que se ha negociado la Alcaldía. La señora Fernández -que asegura que el pacto no ha existido y que éste ha sido espontáneo, casual, feliz cual primavera floreada- sabe que habrán de llamarla de Ferraz para pedirle explicaciones, pero sabe también que Ferraz anda ahora en otras cosas y que lo suyo será cuestión de un par de reuniones. No importa que haya desmontado el Pacto por las Libertades, no importa que haya metido de cabeza al PSOE en el Pacto de Estella. Importa que se ha hecho con el sillón, aunque sea ante la perplejidad de la mayoría de sus conciudadanos y la alegría de quienes ven en Navarra el patio trasero de la casa vasca. Estella ya tiene una razón más para lamentar su sino.    cherrera@andalucia.net

Se cumplen 16 años de la matanza de ETA en Hipercor: 21 muertos y 45 heridos
Libertad Digital  20 Junio 2003

Hace 16 años que ETA perpetró la peor de sus matanzas por el número de víctimas. En un sólo atentado murieron 21 personas y 45 resultaron heridas. Si algo piden con insistencia todas las asociaciones de víctimas del terrorismo es que el tiempo no haga olvidar.

Morales Ocaña, Rafael
Daza Cecilia, Teresa
Vicente Manzanares, Jorge
Vicente Manzanares, Silvia
Marmol Cubillo, María del Carmen
Cabrerizo Mármol, Susana
Cabrerizo Mármol, Sonia
Salto Viñuelas, Luis Enrique
Eyre Diéguez, María Emilia
Amez Franco, Milagros
Martínez Domínguez, Matilde
Manzanares Servitja, Mercedes
Valero Sánchez, José
Ramírez Calanda, Luisa
Caparrós Ubierna, Felipe
Ortega Pérez, Consuelo
Moreno Moreno, Mercedes
Valldellou Mestre, María Rosa
Serrer Cervantes, Barbara
Dieguez Fernández, María Paz
Valls Bauza, Javier

Redondo Terreros intenta que Rosa Díez se una a los críticos
Rubén Múgica muestra su apoyo a la corriente y asegura que hay «muchísima gente ilusionada»
El ex secretario general de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, tiene intención de hablar con la europarlamentaria Rosa Díez para que se una a la corriente crítica surgida en Vizcaya. Ayer, Rubén Múgica expresó su apoyo a esta línea y aseguró que hay «muchísima gente ilusionada».
Diego Mazón - Madrid.- La Razón 20 Junio 2003

La corriente de opinión creada por los socialistas vizcaínos de mano de Gotzone Mora y José Ángel Quintanilla sigue buscando adhesiones entre los miembros del partido más cercanos a la línea de Nicolás Redondo Terreros. De hecho, el ex secretario general del Partido Socialista en el País Vasco intentará durante estos días ponerse en contacto con la europarlamentaria Rosa Díez, uno de los pesos pesados del socialismo vasco.

Ayer por la mañana, miembros de la nueva corriente confirmaron a este diario la intención de Redondo de contactar con la europarlamentaria para exponerle el planteamiento de la plataforma y tratar de acercarla a ella, y por la tarde, personas de su entorno aseguraron que hablaría a lo largo de estos días. El ex secretario, del que los miembros de esta plataforma esperan que colabore en la elaboración del documento constitutivo, se encontraba ayer en Madrid, por lo que no pudo ponerse en contacto con la líder socialista.

Previamente, Díez había señalado a LA RAZÓN que aún no había tenido noticias de este nuevo sector y que sólo lo conocía por lo publicado en los medios de comunicación. De todos modos, la europarlamentaria señaló que no tenía «intención de pertenecer a ninguna corriente», e insistió en que todavía nadie se había puesto en contacto con ella y que no sabía nada, por lo que rehusó hacer declaraciones acerca de ésta.

Por otro lado, Rubén Múgica señaló a este periódico que apoya a la plataforma porque «demuestra que en el PSE hay gente que no se resigna ante la desmembración del partido, que hay gente que vive con la intención de que el PSE sea un partido con un proyecto autónomo, con vocación nacional». Asimismo, Múgica aseguró que puede «dar fe de su absoluta solvencia» y que esta nueva corriente «inquietará a quienes están en política para alcanzar el poder a cualquier precio». Por último, apuntó que «en la base hay muchísima gente ilusionada con esta noticia».

Mientras tanto, desde la dirección regional del partido, las noticias escasean. El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, aún no ha expresado opinión alguna acerca de la nueva corriente, y a las críticas de Melchor Gil y Javier Rojo se unió la diputada Arancha Mendizábal, que consideró la corriente de «segunda fila» y que al menos de momento «carece de entidad».

ETA vuela una antena de Iberdrola en Iurreta para probar el estado de sus bombas
El artefacto estaba compuesto por cinco kilos de cloratita y un temporizador La explosión provocó graves daños materiales
BILBAO EL CORREO 20 Junio 2003

Cinco días después del atentado frustrado con coche bomba en Bilbao, ETA reapareció ayer de madrugada en Vizcaya. La banda hizo estallar en una subestación de Iberdrola en Iurreta un artefacto compuesto por cinco kilos de cloratita y un temporizador. Según confirmaron fuentes de la Ertzaintza, la principal hipótesis con la que trabaja la Policía autónoma apunta a que los terroristas colocaron la bomba para poner a prueba el estado de sus materiales, después de que la carga abandonada el pasado sábado en un vehículo junto a la Feria de Muestras no llegara a hacer explosión.

La deflagración tuvo lugar a las cuatro de la madrugada en las instalaciones que la central eléctrica tiene en la calle Olaburu de la localidad vizcaína. Desde el principio, los agentes desplazados al lugar se percataron de que se trataba de una bomba de fabricación más elaborada que las empleadas habitualmente en acciones de 'kale borroka', y dotada de un mecanismo de activación regulado por un temporizador.

Posteriormente, el departamento de Interior atribuyó a ETA la autoría del atentado -el tercero perpetrado este año por el comando que la banda mantiene operativo en Vizcaya-, y confirmó que la banda había empleado cloratita, un explosivo casero del que ETA fabricó cinco toneladas en Las Landas hace un año y el mismo que la Ertzaintza logró desactivar el sábado en el coche bomba colocado en Camino de Capuchinos.

Fuerte estruendo
La explosión, que originó un fuerte estruendo y levantó una gran columna de humo, provocó graves daños materiales en la pared lateral de la subestación donde los terroristas habían colocado el artefacto. Los agentes de la Er-tzaintza que se desplazaron a la zona comprobaron también que la detonación había abierto un boquete en otro de los muros del habitáculo. Además, como consecuencia de los desperfectos materiales, el fluido eléctrico quedó cortado durante media hora. El apagón afectó a los municipios de Abadiño, Garai, Durango, Berriz y el propio municipio de Iurreta.

Además del atentado frustrado del pasado fin de semana, ETA colocó en febrero una bomba en un camino vecinal de Murueta, destinada a estallar al paso de un ertzaina. La Policía autónoma logró desactivarla.

Recortes de Prensa   Página Inicial