AGLI

Recortes de Prensa     Domingo 6 Julio  2003
Ahora, el festival de San Sebastián
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 6 Julio 2003

No es el vascuence, es Batasuna
Editorial La Razón 6 Julio 2003

Después de la canícula, el peligro
ÁLVARO DELGADO-GAL ABC 6 Julio 2003

Le Tour
ALFONSO USSÍA ABC 6 Julio 2003

Tour y Batasuna
Cartas al Director ABC 6 Julio 2003

El PSE acusa a Arzalluz de «chantajear a los vascos» al aludir a la independencia
BILBAO EL CORREO 6 Julio 2003

La rectificación del Tour
Editorial El Ideal Gallego 6 Julio 2003

ETA coloca dos artefactos en un aparcamiento de la empresa Azkar en Bedia,Vizcaya
Vizcaya, agencias ABC 6 Julio 2003

El Tour: patente de galo
ROBERTO L. BLANCO VALDÉS La Voz  6 Julio 2003
 

Ahora, el festival de San Sebastián
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 6 Julio 2003

Ahora que se ha demostrado cómo se lucha contra el terrorismo en francés, hay que seguir haciéndolo en español. Ahora que hemos podido comprobar, una vez más, cómo cuando un país tiene razón y además tiene a sus medios de comunicación presionando en el mismo sentido que su Gobierno resulta relativamente fácil enderezar un entuerto, hay que hacer lo mismo con otros escaparates de la sumisión al terrorismo vasco, por ejemplo el festival de San Sebastián.

Que en una ciudad donde se asesina a los políticos locales por defender la libertad no se ataque ni se critique un escaparate de cierto nivel como es su festival de cine sólo tiene una explicación: que los mandamases y mandamenos del festival donostiarra llevan haciendo muchos años lo mismo que el infame Jean-Marie Leblanc. ¿Para cuándo una revisión a fondo de este repugnante acatamiento anual de los dictados de la banda? ¿Para cuándo una auditoría económica y una investigación política de las concesiones que vienen haciéndose a la mafia etarra?

Hace unos meses, varios intelectuales destacados en la lucha contra la dictadura de ETA y sus diversas manifestaciones, asociaciones y caretas todavía legales pidieron que el Festival se comprometiera en la lucha contra el terror al menos con la misma intensidad con que los profesionales de la pantalla lo hicieron con el antiamericanismo a cuenta de la guerra de Irak. Como los hemos visto movilizándose por una causa tan dudosa como confusa, cabe pedirles que se aclaren en una causa que está clarísima. Si el Tour ha debido doblar la rodilla y, por utilizar una fórmula de cine negro, ha debido romper con la mafia para no tener problemas con la policía ¿seguirá pagando "protección" el tingladillo de los titiriteros filósofos? Atención a la próxima sesión.

No es el vascuence, es Batasuna
Editorial La Razón 6 Julio 2003

El director del Tour de Francia, Jean-Marie Leblanc, no termina de decidirse a romper el acuerdo firmado con Batasuna, por más que haya expresado su intención de hacerlo «como gesto de apaciguamiento con España». El técnico francés afirma que le ha sorprendido la conmoción producida, que se siente engañado por Batasuna y que sólo se trataba de hacer un gesto en favor del vascuence. Es en este punto de su declaración donde no podemos estar de acuerdo. Incluso aunque creyéramos que el señor Leblanc desconocía que Batasuna es una organización deslegalizada por terrorista e incluida en la lista negra de la UE, deberían haber bastado las primeras protestas para que rompiera inmediatamente cualquier papel firmado con los cómplices de los asesinos. Porque, a nuestro juicio, no se trataba de apoyar una lengua como el vascuence, que es cooficial en el norte de España, si no de pagar el peaje correspondiente a las amenazas de boicot de una minoría violenta. No es la primera vez que el Tour negocia con los batasunos la seguridad de las etapas pirenáicas, pero sí es la primera vez que llega hasta sus organizadores la protesta general de un país harto de sufrir el terror.
Naturalmente, los nacionalistas vascos han intentado oscurecer el motivo real de la polémica, desviándola hacia una mera cuestión de lingüística. Lo grave, lo que indigna, es que el PNV y sus partidos aliados, saben exactamente lo que significa en España cualquier pacto con Batasuna. Leblanc tiene excusa. Ellos no.

Después de la canícula, el peligro
Por ÁLVARO DELGADO-GAL ABC 6 Julio 2003

Le siguen ocurriendo cosas al PSOE, por los pagos de Madrid. Es un menudeo, una pedrea. Pero los efectos agregados no son buenos. A mediados de semana, el TSJM inadmitía la querella contra Tamayo por considerarla fundada en meras conjeturas. López Aguilar, uno de los redactores de la querella, se había puesto la venda antes de recibir la herida con unas frenéticas denuncias de carácter, por así llamarlo, preventivo.

Según López Aguilar, la no admisión de la querella -filtrada a los medios, aunque todavía no oficial en ese momento- colocaría a la justicia española a la altura de la Guinea de Obiang. Al día siguiente Zapatero afirmaba en una entrevista televisiva que Tamayo y Sáez «se han vendido, no sabemos a quién ni cómo».

Era éste el mejor mentís a las declaraciones de López Aguilar. Si X se ha vendido, aunque se desconoce a quién y cómo, y por tanto por qué, es procesalmente ridículo intentar el encausamiento de X. Es como acusar a alguien de asesinato, pese a que no se sepa a quién ha matado, o los móviles que podrían inducirle a matar. Esto, en lo que se refiere a la querella. Pero Zapatero fue también un contradictor eficacísimo de sí mismo. Su ecuación «coincidencias + mentiras = culpabilidad», apareada a la ecuación contigua «culpabilidad = golpe contra la democracia», se reduce a humo cuando no se es capaz de afinar la requisitoria un milímetro más.

Los socialistas han estado anunciando novedades reveladoras e incontrovertibles desde hace un tiempo. No terminan de llegar, y empieza a imponerse la sensación de que se disolverán, como la isla de San Borondón, en la bruma de julio y agosto.

Ello plantea al partido una disyuntiva. El primer brazo de la disyuntiva apunta hacia la radicalización. Zapatero / Simancas han dicho que el PP les ha robado las elecciones de Madrid. López Aguilar ha sugerido que la justicia podría ser cómplice. El corolario de esta actitud es la desautorización preventiva de las elecciones de otoño, si es que se celebran y el PP las gana por mayoría absoluta. Esto es colocar una alfombra roja ante Llamazares, para que se luzca en los términos que a él le gustan.

La otra alternativa, es rebobinar carrete. Valerse del sosiego canicular para rebajar el tono, y alejar al partido del disparadero en que ahora se encuentra. La propuesta de Simancas de formar un gobierno en la sombra, que colabore con Ruiz-Gallardón hasta la constitución de un nuevo gobierno autonómico, inexplicable desde un punto de vista técnico, podría leerse como un paso en esta dirección.

O también, y en sentido contrario, como un gesto para demostrar -asombrosamente- que los socialistas «son» el gobierno de verdad, y que tienen derecho a ejercerlo hasta las elecciones. ¡Quién sabe!
Si triunfa el sentido común, se procederá a lo largo de la vía moderada. Incluso en esa hipótesis, la situación es potencialmente explosiva. Dos chispas -sucesivas- estarían en grado de provocar la deflagración. Uno, un naufragio electoral de los socialistas en Madrid. Dos, un triunfo de Maragall en Cataluña.

Si ocurre el doblete, no sería inconcebible que Maragall rematara una jugada que parece tentarle tenazmente: la de confederar la rama catalana del PSOE. O dicho en plata, la de emanciparse por completo de la Ejecutiva Federal. Ante un partido en horas muy, muy bajas, no sería raro que Maragall decidiera que lo mejor es depender sólo de sí mismo.
Es incluso imaginable que echara a andar por ese derrotero si las elecciones van mal para él, y logra pese a ello mantenerse a la cabeza de los socialistas catalanes.

El reflejo prepotente sería entonces substituido por la tendencia, plenamente humana, a desplazar responsabilidades a terceros. El razonamiento sería: el cisco de Madrid me ha estropeado la fiesta en Barcelona. Y así de seguido.

Es absolutamente deseable que este escenario no se verifique. La unidad del PSOE no es sólo preciosa para el PSOE. Es preciosa para los intereses generales. Ahora bien, el escenario de la división, esperemos que sólo virtual, no se puede excluir. ¿Qué ocurriría a continuación?
Por supuesto, los pronósticos se hacen tanto más precarios, cuanto más se montan sobre pronósticos previos y a su vez cuestionables. No cabría descartar, no obstante, que el partido se confederalizara a lo largo de varias líneas de sutura. Pensemos en el País Vasco. Según declaraciones de Patxi López, y del propio Javier Rojo, lo que ha impedido allí que el PSE rompiera su pacto con el PP, ha sido la presión personal de Zapatero. Si implosionara el centro, y desaparecieran las sujeciones que han sido determinantes para que el partido no rebotara en la nostalgia de su antigua alianza con el PNV, se produciría en esa región un auténtico movimiento de tierras. Y el movimiento podría comunicarse a otras zonas del partido.

Un partido confederalizado no tendría una estructura apta a la defensa de la Constitución. Sería un partido dividido en poderes regionales, y más congruente por tanto con una Constitución de signo confederal. ¿Motivos para confiar en que no llegue la sangre al río? Muchos. Entre otros, que el PSOE es más fuerte donde es más nacional. Concedamos una oportunidad a la tectónica. Y facilitemos, allá donde sea factible, que el PSOE se ayude a sí mismo.

Le Tour
Por ALFONSO USSÍA ABC 6 Julio 2003

L´Organisation de Le Tour de France a decidé la ridiculization de L´Espagne. Le juré de les importantes galardons «Prince de Asturies», en sa modelité de le Sport, en conmtre de les opinions de beaucoup citoyens, ha consideré que cent ans de Le Tour sont plus fondamentales que cent ans -par exemple- du Real Madrid, la institutión sportif plus prestigieuse de notre natión en tout le monde. Les membres de le stupide et gilipoyeuse juré restaran aujourdhoui avec le convenciment qui sont plus cretins, plus tontes, plus mentecates que monsieur Abundio. Snobisme, internationalisme de gabinet et compléxe de inferiorité absolutes.

En contraprestation, monsieur Leblanc, Directeur General du Tour, ha signé un pact culturel avec la organization terroriste vasque-espagnole Batasuna, consideré par L´Union Europeéne representante de la ilegalité comme soporte de la bande terroriste ETA. Aussi, le journal «L´Equipe» ha coloqué a Induráin apres de huit ciclistes et oublié le cinq tours gagnés par le grand champion navarre. Bon, d´acord, que avec son pain se lo mangent.

La patáde dans le cul de toutes les espagnoles m´ha dolí a moi avec especiale intensité. Et decláre publiquement que je suis de la France, de les françaises, de sa politique et de la mére de Marie Antoinette justement haste les oeufs, aussi cataplines et aussi coujons. Les atributes que le falten a monsieur Leblanc entre les jambes. ¡Qué casualité!

Cette eté, non fairé aucune esforce pour voire les images en direct du Tour en la premiere canal de la Televisión Espagnole. Un spectateur de moins. Je preferiré faire la conectión avec les spaces et programes de les chules, les putains et les mariconcetes de la «Salse rose», o de Anne Rose Quintaná, o de Pochole Martines Bordiú, o de Terelú du Champs, o de Françoise Xabier de Sardá, o de Diní, le fiancé cubain de Marujite Dias, o de Yole de Berroquel, qui avait une poitrine que les descendre haste l´ombligue, o de Sarah du Montiel, qui ha perdu la banane de son marí en La Habane, je vairé a toutes cette gent pour no faire conection avec le asquereuse Tour de la France, qui a arrivé la heure de que se lo mettent les françaises par la retambufe, dit aussi le cul pour meilleur comprension de les lecteurs que no parlen la langue de Victor Hugo, de Voltaire, de Balzac, de Baudelaire et de Lafontaine, cinq cabrons avec pintes.

Bien, celá. Si tuotes les organizations internationales, si les Etats Unis de L´Amerique, si la Justice espagnole et europeéne ha consideré a Batasuna comme group terroriste, ¿pourquoi Le Tour de France signe avec les asassins et ses complices un acord de colaboration? ¿Pourquoi?, insiste. Pourquoi les ha sortí de le lapin de la Bernarde, ou de la carabine de Ambroise, ou de la rabadille de La Madeleine. Outres raisons no sont comprensibles. Outres motifs n´avait pas de defense et justification. Bon, celá. Un caddeau empoisoné. A cheval de caddeau non les mires les dents. Une bobade de sentence.

A partir d´aujourdhoui mes relations personelles avec la France serant plus tirantes. Comprendent-moi. Je suis harte de tantes humillations, tantes passés pour la pierre, tantes vejations innecesaires, París c´est fini pour moi. Humphrey Bogart et Ingrid Bergman, les deux, unes zopenques. Au revoir le Tourmalet, l´Alpe D´Huez, le Telegraphe et le Mont Ventoux. Adieu, adieu. Au revoir le foigras trufé de l´Alsace o de Dax. Adieu, adieu. Au revoir les cravattes de Hermés, et les chemises de Lanvin, et les culottes de Yves Saint Laurent. Tout a la basúre. Au revoir la moutarde «Savora», que me encante. Adieu, Hotel du Palais de Biarritz. Jamais retournairé a le bar de ma jeunesse. Tout a la merde. Dans le meme paquétte avec le Tour et le fils de putain de son directeur.

Tour y Batasuna
Cartas al Director ABC 6 Julio 2003

He leído con estupor que el Tour de Francia ha pactado con Batasuna ciertas concesiones para la promoción del vascuence en la etapa Pau-Bayona. Alega el señor Leblanc que desconocía con qué organización estaba tratando y que se siente engañado. Pues bien, ya lo conoce y ahora lo que debe hacer es cancelar el acuerdo.

A mí la promoción del vascuence en el País Vasco francés me trae sin cuidado, pero como asturiano y como español me parece incoherente la concesión del Premio Príncipe de Asturias a una organización que ofende la sensibilidad de los españoles de una manera tan grosera. Si ellos se meten en el fango no permitamos que arrastren por él a un premio con tan bien ganado prestigio. Por ello desde aquí pido al Patronato de la Fundación Príncipe de Asturias que revoque la concesión del Premio al Tour de Francia, a menos que ellos rectifiquen tan desdichada decisión, y animo a quienes piensen lo mismo a que se manifiesten en este sentido.

José A. López Veiguela. Madrid.

El PSE acusa a Arzalluz de «chantajear a los vascos» al aludir a la independencia
Arenas advierte a los nacionalistas de que el Gobierno central no caerá en «trampas» y subraya que «responderá a su provocación con la ley en la mano»
BILBAO EL CORREO 6 Julio 2003

Los socialistas vascos respondieron ayer a la advertencia lanzada el pasado viernes por Xabier Arzalluz, que aseguró que si el presidente Aznar se empeña en «arrastrar por el suelo» el 'plan Ibarretxe' es posible que el proyecto del lehendakari sea «el último no independentista» que los nacionalistas pongan sobre la mesa. El portavoz parlamentario del PSE-EE, Rodolfo Ares, se mostró convencido de que el burukide pretende «chantajear a la ciudadanía vasca» y a sus representantes públicos cuando alude a la independencia de Euskadi en esos términos y le acusó de hacer política «desde el ultimátum y la amenaza».

Ares considera que el propósito real del presidente peneuvista es el «chantaje» a los vascos ya que, en su opinión, el plan soberanista del lehendakari nunca ha sido una meta para el partido jeltzale, sino «una etapa más hacia su objetivo independentista». En este sentido, se mostró convencido de que las palabras del líder jeltzale demuestran que el PNV camina hacia la «ruptura» con el resto de España, al haber asumido una «estrategia de radicalidad» alineada con las tesis «del mundo de Batasuna». «Y esto es realmente grave si hablamos de un partido con responsabilidades de gobierno en Euskadi», apostilló.

El portavoz socialista defendió la «legitimidad» de las distintas formaciones para oponerse a las reivindicaciones del PNV y catalogó a Arzalluz de «político del pasado» por no compartir esta premisa. «Creo que lo que hay que hacer es justo lo contrario de lo que él defiende: es decir, ofrecer diálogo, estabilidad y consenso, sin confrontación y sin bronca permanente», explicó.

Ares replicó además a una alusión directa del presidente del EBB a los socialistas vascos -les llamó «farsantes» por condicionar el cumplimiento del Estatuto a la retirada del 'plan Ibarretxe'- y le recordó que son precisamente los nacionalistas los que carecen de legitimidad para defender la Carta de Gernika, puesto que han decidido «romper» con ella.

«Firmeza y serenidad»
Mientras tanto, el secretario general del PP, Javier Arenas, aprovechó su intervención en la toma de posesión del presidente riojano, Pedro Sanz, para dejar claro que el Gobierno central «no caerá en ninguna trampa» -su expresión habitual para rechazar cualquier tentativa de suspender la autonomía vasca- y responderá «con la máxima firmeza y serenidad a aquellos que plantean desafíos al Estado de Derecho». Ya en declaraciones a los periodistas, el dirigente popular advirtió a los nacionalistas de que el Ejecutivo Aznar responderá siempre «con la ley en la mano» a la «auténtica provocación» que, a su juicio, supone la actitud que el Gobierno vasco mantiene en la actualidad, al negarse a disolver el grupo de Sozialista Abertzaleak en el Parlamento vasco y «con el plan soberanista de Ibarretxe más nítido que nunca».

Arenas negó que esta situación haya provocado «nervios» en el Ejecutivo e insistió en que «el desafío lo vamos a ganar desde la España constitucional y democrática». Así, advirtió a «aquellos que quieren tener privilegios a la hora de cumplir las leyes y las resoluciones judiciales» de que «siempre tendrán como respuesta del Gobierno la serenidad, la firmeza y el recuerdo imborrable para las víctimas».

La rectificación del Tour
Editorial El Ideal Gallego 6 Julio 2003

El Tour ha rectificado. En un comunicado, su director anunció que revocará el acuerdo con Batasuna. Sin embargo, esta marcha atrás llega tarde y falla en las formas. Falla, porque Jean Marie Leblanc asegura que la anulación del pacto se produce como un modo de “apaciguar” la polémica suscitada tras la firma acordada con los ilegalizados batasunos. Y, por supuesto, llega tarde porque la organización de una prueba de las dimensiones y la importancia del Tour tiene que saber a la perfección quién le ofrece un convenio y, por supuesto, antes de firmarlo, informarse de lo que se puede esconder tras lo que se presenta como unas inocentes intenciones.

Y es que Batasuna no está sólo ilegalizada en España. Los radicales abertzales figuran en el listado de agrupaciones terroristas de la Unión Europea. Sólo por eso o por las constantes detenciones de etarras armados que se producen en terrotorio galo, Leblanc tenía que conocer cuál era el pelaje de los socios que se había buscado. La defensa del Euskera, siempre loable, no puede servir de excusa. Existen más que sospechas razonables de que, en el fondo, los responsables de la vuelta gala lo que pretendían firmando el acuerdo con Batasuna era evitarse problemas. La ronda pasará por territorio vasco-francés y, en aras de eludir cualquier tipo de manifestación, cualquier corte en la prueba, prefirieron llegar a un pacto con quienes tienen en la mano la posibilidad de garantizar la tranquilidad. Es decir, que una vez más, el Tour se ha rendido, acobardado, a la dictadura del miedo que también son capaces de imponer en territorio galo los radicales batasunos.

ETA coloca dos artefactos en un aparcamiento de la empresa Azkar en Bedia,Vizcaya
Vizcaya, agencias ABC 6 Julio 2003

Dos artefactos estallaron en la madrugada de hoy en el aparcamiento de una delegación de la empresa de transportes Azkar, en la localidad vizcaína de Bedia, sin que hubiera que lamentar víctimas, informaron a fuentes de la Ertzaintza y de la Delegación de Gobierno.

Las explosiones, que se produjeron a las 2:30 horas, provocaron daños materiales en tres camiones. Media hora antes de registrarse las detonaciones, los Bomberos recibieron una llamada de advertencia de la banda terrorista.

Las instalaciones de Azkar en el polígono industrial de Murtatza se encuentran en el número 10 de la calle Barrio Murtatza. Esta acción terrorista tiene lugar cuatro días después de que la Ertzaintza desactivara en Bilbao un coche-bomba que tenía como objetivo acabar con la vida de los artificieros en el barrio Larraskitu de Bilbao, en una zona apartada del núcleo urbano y junto a una subestación de Iberdrola.

Los artefactos fueron colocados debajo de las cabinas de dos camiones estacionados en el parking. Las dos bombas explotaron a las dos y media de esta pasada madrugada cuando, en el lugar, se encontraban cuatro camiones y un remolque. Como consecuencia de las deflagraciones, resultaron afectados tres de los vehículos.

A las nueve y media de esta mañana, los camioneros recogían las cosas de valor de los vehículos, como las emisoras de radio. Mientras, el propietario de una huerta ubicada al lado de la empresa, procedía también a retirar pedazos de camión que habían caído en su propiedad.

ETA avisó a los Bomberos a las dos de esta madrugada de la colocación de dichos artefactos, que iban a estallar media hora después en la empresa transportista, situada en el barrio Murtatza.

El Tour: patente de galo
ROBERTO L. BLANCO VALDÉS La Voz  6 Julio 2003

LA COBARDÍA, como el valor, tiene también grados diferentes. ¿Es un cobarde quien se queda en casa tan tranquilo mientras en su país un grupo terrorista comete asesinatos? Lo es, sin duda, aunque resulta difícil tener el cuajo necesario para denunciar tal cobardía cuando superarla exige un acto supremo de valor, es decir, cuando ser valiente equivale a poner la propia vida en juego.

Hay, sin embargo, cobardías miserables, que sólo se alimentan de la necesidad de eliminar aun el riesgo más pequeño, sea cual sea el precio que por ello haya que pagar. Si, como decía Voltaire, el auténtico valor no consiste sino en saber sufrir, cabría afirmar también que la verdadera cobardía es la de quien no está dispuesto a sufrir nada por nadie. De ese tipo es, justamente, la de los cagones directivos del Tour de Francia que han cerrado un acuerdo ignominioso con Batasuna para garantizarse la tranquilidad absoluta en el desarrollo de la prueba.

La coartada del acuerdo, la defensa del euskera, es no solo gravemente ofensiva para una lengua que constituye un patrimonio cultural irrenunciable de vascos y no vascos, sino también un intento ventajista de convertir una noble causa en moneda de cambio que permita a los compañeros de fatigas de los pistoleros salir de su agujero. Sobre tal intento no hay, sin embargo, nada que decir: Batasuna ha jugado siempre a eso: a obtener réditos políticos amenazando a quien no se pliega a su chantaje con que llamará a sus primos de la goma 2.

Cosa bien distinta es el juicio moral que merecen los directivos del Tour, quienes no pueden no saber lo que sabe todo el mundo: que Batasuna es un partido que ha sido ilegalizado por los jueces españoles e incluido en las listas europea y norteamericana de organizaciones terroristas porque sus lideres llevan más de treinta años defendiendo la legitimidad del asesinato como arma para obtener objetivos políticos en una sociedad plenamente democrática en la que tales objetivos son perseguibles por vías legales y pacíficas.

El acuerdo entre el Tour y Batasuna es, por eso, un insulto intolerable a la sociedad española y europea, que vuelve a recordarnos algo sobre lo que, por motivos de conveniencia política, hemos decidido guardar silencio desde hace muchos años: que la actitud francesa ha sido históricamente decisiva para que ETA haya conseguido pervivir durante casi cuatro décadas. Y que todo lo que hagan hoy los franceses por ayudarnos en la lucha contra ETA no es más que una forma de reparar el inmenso daño provocado por su cobardía y su egoísmo: porque, sencillamente, nos lo deben. Los gobernantes españoles no pueden decirlo, pero yo sí.

Recortes de Prensa   Página Inicial