AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 10 Julio  2003
El español, una riqueza tangible
Editorial ABC 10 Julio 2003

Autonomías a la española, no gracias
Pedro Fernández Barbadillo Libertad Digital  10 Julio 2003

El nacionalismo franciscano
M. MARTÍN FERRAND ABC 10 Julio 2003

Si Bono fuera Vázquez
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 10 Julio 2003

¿Por qué no un concordato
Iñaki Ezkerra La Razón 10 Julio 2003

Oreja y Redondo coinciden en que sólo un Gobierno fuerte en España puede frenar a Ibarretxe
EFE Libertad Digital  10 Julio 2003

La Audiencia avala las tesis del juez Del Olmo sobre la vinculación del diario Egunkaria con ETA
EFE Libertad Digital  10 Julio 2003

Redondo llama cobarde a Maragall por su actitud ante ETA
Cristina Trujillo - Aranjuez.- La Razón 10 Julio 2003
 


 

El español, una riqueza tangible
Editorial ABC 10 Julio 2003

«UN idioma -escribió Borges- es una tradición, un modo de sentir la realidad, no un arbitrario repertorio de símbolos». Ahora, también, como bien advirtió el profesor Ángel Martín Municio hace algunos años, el idioma es una inmensa riqueza; una riqueza tangible y, en el caso del español, una riqueza en constante y creciente proyección en todo el mundo. Las cifras presentadas en el estudio «El valor económico del español», realizado bajo el patrocinio de la Fundación Santander Central Hispano, y que contó con el apoyo entusiasta del Instituto Cervantes y la colaboración de la Real Academia Española, son concluyentes y rotundas: la lengua española genera ya el 15 por ciento del PIB nacional, lo que significa que en el año 2004 superará, con todas las cautelas, los 100.000 millones de euros. Es un dato formidable que requiere una mayor atención por parte de significados sectores de la sociedad, por cuanto el idioma se convierte, así, en un valor, en términos económicos, superior, nada menos, que al turístico. En un país como España esto son palabras algo más que mayores. Piénsese que los datos son sólo referidos a la incidencia del español en la economía nacional; no cuenta, por tanto, la enorme presencia de la lengua española en otras economías del mundo. Es en el sector servicios en donde se concentra (88 por ciento) la mayor parte de esa actividad, de la cual un 30 por ciento se enmarca en la enseñanza y cerca de un 20 en la publicidad. Un sector que crece, y que debería crecer con más intensidad, es el de las industrias culturales españolas: libro, música y cine.

LA industria editorial española es hoy la tercera de la Unión Europea -por delante de la francesa- y la quinta del mundo, con una presencia apabullante en Iberoamérica y con la expectativa de entrar en los Estados Unidos; del mismo modo, la industria musical ha internacionalizado su oferta hasta entrar en mercados hasta ahora cerrados, de nuevo Estados Unidos, y el cine, visto lo visto, requiere una acción combinada con ese considerable caudal de posibilidades que es el continente americano. Contrasta todo ello con la escasa presencia del español en las nuevas tecnologías de la información: en el año 2001 de un total de 313 millones de páginas web analizadas, sólo el 2,4 por ciento estaba en español. En todo caso, el estudio ha confirmado las previsiones más optimistas. Ya no se trata de anhelos o sueños, o mera retórica ampulosa. Ahora es una realidad contrastada, como debe ser, con los datos, con los números. Bien, y a partir de aquí, ¿qué? En primer lugar, la sociedad española descubre que tiene en el idioma uno de sus mayores bienes económicos; un bien que se proyecta imparable, porque la lengua española no ha tocado techo ni lo tocará en, al menos, las dos décadas siguientes; que es en los Estados Unidos, y en Brasil, en donde se dirime ese futuro del español como segunda lengua internacional; que hoy la propia España ya es superada en número de hablantes por los hispanos norteamericanos y que nueve de cada diez hablantes están al otro lado del Atlántico.

ES necesario, por tanto, que la Administración y el sector privado realicen un esfuerzo extraordinario -situaciones como la presente no se repiten cada año- para no sólo consolidar sino expander, y compartir, esta inmensa riqueza. Para ello urge crear una Oficina del Español, con rango de Secretaría de Estado, que coordine, sume, analice y proyecte las áreas y ámbitos más adecuados de actuación y programe políticas de cooperación entre los países que comparten esa misma lengua. Acciones conjuntadas, mercados abiertos y dinamismo cultural serían los capítulos. Esa Oficina debería terminar con la dispersión de recursos, la fragmentación de agentes, el solapamiento de actividades, y el fulanismo localista, todos ellos virus actuales. Mientras tanto, bueno será que tan buenas y documentadas noticias provoquen una mayor conciencia de los ciudadanos ante ese bien formidable y alienten al resto de países hispanohablantes a unir los programas y las actividades en torno al idioma. Hoy la lengua de Cervantes y Octavio Paz sirve, también, para crear bienestar entre los pueblos. La cultura y la economía navegan en la misma nave.

Autonomías a la española, no gracias
Pedro Fernández Barbadillo Libertad Digital  10 Julio 2003

Los pueblos europeos no quieren la regionalización de sus Estados, no desean fronteras internas, ni nuevos fueros, ni barreras lingüísticas. El domingo pasado, los corsos se opusieron al proyecto de autonomía que les presentaron de consuno el Gobierno francés y los separatistas. Éstos, pese al deseo popular, han descargado su ira con bombas y amenazas.

Como podemos comprobar cuando viajamos a Europa o hablamos con europeos, la experiencia española con las comunidades autónomas es conocida, y suele causar sentimientos como la sorpresa, la preocupación, o la hilaridad, pero nunca la admiración ni la emulación. En noviembre de 1998 los portugueses también rechazaron el proyecto de regionalización que les presentó un Gobierno socialista. La participación no alcanzó la mitad del censo necesaria para su validez. El caos y la selva burocrática españolas se adujeron como argumentos en Portugal en contra de la creación de regiones con gobierno, legislativo y funcionariado propios.

Cuando en los años 90 la presión de los vasquistas, tan escasos como bien organizados, llevó a la Asamblea Nacional francesa la propuesta para establecer un departamento exclusivamente vasco, desgajado del departamento de los Pirineos Atlánticos, con capital en Pau, ésta fue rechazada. Uno de los oponentes, el diputado Alain Peyreffite, advirtió a la cámara que Francia podía alimentar un foco de inestabilidad, delincuencia y separatismo como el que padecía España desde 1980.

Otra experiencia que influye en los franceses es la de Bélgica. Este país se ha dividido en tres pedazos: Flandes, Valonia y Bruselas. Cada entidad ha montado un enorme armazón burocrático y derrocha los recursos en ser diferente. A los muchachos que viven en Flandes se les fuerza a aprender una lengua tan útil como el flamenco. Las razones de los franceses para mantener su “desfasada” organización estatal radican más que en la tradición jacobina (un tópico similar al de atribuir a todos los gallegos el dolor de la “morriña”) en los apuros que ven pasar a sus vecinos.

El eco de la consulta corsa no debe limitarse a Francia, sino que tiene que llegar a España. El separatismo vasco esperaba celebrar el sí como una victoria suya. Batasuna envió una delegación a Córcega, alojada por otros etnicistas amigos de las pistolas. Deia, diario vinculado al PNV, envió a un corresponsal a seguir el referéndum y lo presentó como un hermoso triunfo del diálogo frente al inmovilismo, del que Madrid debía tomar nota. Al día siguiente al referéndum, Deia dedicó su portada a los resultados y explicó la desilusión de esta manera: “Los extremos frenan por un mínimo margen la reforma corsa”. Estatalistas y violentos, como en España, impedían el acuerdo y la paz. Ahora, los nacionalistas moderados difunden las consignas de sus correligionarios isleños: ha habido un pucherazo; los funcionarios, ajenos a la esencia corsa, han votado en masa por mantenerse vinculados a París...

Por un lado, esta actitud indica cómo reaccionaría el PNV de concedérsele el referéndum sobre el plan de Juan José Ibarretxe y perderlo. Por otro lado, uno más de los modelos que mostraban los peneuvistas como vía de solución se ha esfumado. Tras Irlanda, donde se suspende la autonomía cuando el IRA pretende imponer condiciones, y Quebec, que se ha opuesto a la independencia, ahora es Córcega. La isla renuncia al paraíso de la descentralización, la soberanía compartida, el autogobierno y otras maravillas jurídico-administrativas sin las cuales la vida deja de ser digna. Arzallus y los suyos están más solos que nunca.

El nacionalismo franciscano
Por M. MARTÍN FERRAND ABC 10 Julio 2003

ZURBARÁN tiene pintado a San Francisco de Asís en un cuadro tremendo en el que el fundador de los franciscanos aparece extasiado en la contemplación de una calavera. El lienzo se conserva en Cádiz y, en mis primeros días en este oficio del periodismo, iba a verle. Incluso escribí una columnilla para proponer al santo italiano como patrón y protector de los informadores de sucesos, obligados muchas veces, como los estudiantes de anatomía, a la contemplación minuciosa de restos humanos.

Parece evidente que los seguidores de San Francisco de Asís, sus hijos actuales en el País Vasco, no entienden la virtud cristiana de la caridad con la generosidad de su fundador. Cierto es que han transcurrido ya ocho siglos desde el nacimiento de la orden, pero si centramos la contemplación en el convento franciscano de la parroquia de San Antonio, en Arrigorriaga, en Vizcaya, veremos que, aunque sigan siendo mendicantes, los franciscanos de hoy han perdido el valor de su fundador. El de Asís trató de ir a las Cruzadas para convertir musulmanes y éstos se asustan con los rumores del nacionalismo feroz.

Isidoro Vinagre, concejal por el PP en el Ayuntamiento de Arrigorriaga, tenía la piadosa costumbre de cooperar con el comedor para pobres que mantienen los franciscanos en su pueblo; pero como, en razón de las circunstancias que imperan en el País Vasco, debe ir siempre acompañado por un escolta ha recibido el recado de que no vuelva por el convento o que, de hacerlo, lo haga sin la protección que tiene asignada. No creo que eso esté en las enseñanzas de San Buenaventura, el doctor seráfico, notabilísimo teólogo, que armonizó y ordenó las enseñanzas de San Francisco.

Coincide este episodio, relevante en función de los frailes que lo amparan, con la denuncia que acaba de emitir la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia: una gran parte de la población no nacionalista del País Vasco sufre discriminación. Lo sabíamos en lo que respecta a ETA y a sus sucursales, lo tememos en las proximidades del PNV y otras formaciones; pero, ¿también los franciscanos? El propio santo de Asís hizo misión por tierras españolas y llegó hasta Santiago de Compostela según cuenta la tradición. Vino aquí a «convertir moros», loable tarea integradora; pero, del mismo modo que nos enseñó a todos a pensar en la vida y la Naturaleza -«hermano lobo», «hermano pájaro»- sus hijos de Arrigorriaga no han aprendido a decir «hermano escolta», «hermano del PP».

Quizás se explique todo sabiendo que el santo fundador tenía el de Juan como nombre de bautismo y que «francesco» -el francés- fue el apodo por el que, dado su dominio del idioma, fue conocido en su juventud. Habrá que trasladar el juego de nombres a los franciscanos de la parroquia de San Antonio en Arrigorriaga. Más que «franciscanos», ¿son nacionalistas?

Si Bono fuera Vázquez
Por CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 10 Julio 2003

JOSÉ Bono es para muchos socialistas la alternativa a Rodríguez Zapatero. Las especulaciones sobre el caos de la FSM y la posibilidad de unas nuevas elecciones llevan a la desautorización del secretario general, aunque las condenas formales queden en el secretario de Organización. Hace falta un jefe. Los ojos se vuelven hacia Bono. No sólo es para muchos la única salida sino también la solución: la recuperación del espíritu del primer González, el retorno al centro izquierda de donde nunca debió salir el partido y a la autonomía frente a los comunistas. Adiós a Llamazares. Adiós a las armas. Adiós a las evocaciones del abuelo que murió en la mina. Basta de fosas comunes. Historia de las religiones en las escuelas y una cierta moderación frente al desquiciamiento moral. Pero, sobre todo, parón al deslizamiento hacia las tesis de los nacionaistas y la España confederal. Maragall en su casa y Dios en la de todos.

La subida al poder de Pepe Bono debería suponer una vuelta a las fuentes del constitucionalismo, el rescate de un razonable patriotismo español, la reivindicación de la memoria de Julián Besteiro y Fernando de los Ríos, el llamamiento a los votantes de izquierda que abandonaron el PSOE con motivo de la quema de Nicolás Redondo...

Este es el programa que muchos socialistas esperan de Bono. Lo esperan también las gentes del PP que desean un Partido Socialista fuerte con el que hacer un frente al disparate federalista. Se ve a Bono como la contrafigura de Pasqual Maragall del mismo modo que a Paco Vázquez. El alcalde de La Coruña y el líder manchego van juntos en la imaginación de muchos españolitos. Los dos son socialdemócratas, los dos pescan en los mismos caladeros, los dos permitirían que los militantes socialistas levantaran la cabeza al hablar de la historia de España... Es verdad que el uno, talante proclive a la transición y al pacto (Bono), y el otro, partidario de la beligerancia cuando se trata de la defensa del españolismo básico. De todos modos, hablar de Paco Vázquez no pasa de ser una mera especulación ya que ni está en la carrera presidencial ni lo estará nunca a no ser que el PSOE llegue a encontrarse algún día en una situación límite. Hoy por hoy la única alternativa a Zapatero es Pepe Bono y es a él a quien se pide toda esta revolución cultural.

La cuestión es si José Bono querrá y podrá hacer esta reconversión del PSOE habida cuenta del desfondamiento y sobre todo si tenemos en cuenta el terreno ganado por los cripto-nacionalistas. ¿Podría imponerse a Maragall? No son pocos ni gentes dadas a las alucinaciones los que piensan que el rearme «españolista» resultaría intolerable para Pasqual Maragall. No dudaría éste en llevar al PSC a la ruptura con el PSOE.

Las dudas que plantea la personalidad de José Bono tienen que ver con su predilección por las «ideas» más que por las «creencias» -por decirlo en términos orteguianos- y una propensión a los eufemismos, a los posibilismos, a las ambigüedades. En este sentido, debo decir que me ha preocupado mucho el invento lingüístico que acaba de hacer. Ha sustituido el dogma de «la unidad de España» por la fórmula de «la unión de los españoles». Se la comprará, encantado, Maragall, pero, ¿qué dirán todos los que están esperándole para dar la batalla por la nación? La situación en la que hemos entrado y, sobre todo, en la que vamos a entrar le obligará a Bono a actuar como si fuera Vázquez.

¿Por qué no un concordato?
Iñaki Ezkerra La Razón 10 Julio 2003

Mañana, en el palacio Miramar de San Sebastián, recogerán el Premio Miguel Blanco, que se les ha concedido ex-aequo, Jaime Larrínaga y Vidal de Nicolás, el presidente del Foro de El Salvador y el del Foro Ermua respectivamente, el párroco de Maruri y el gentil de Portugalete. Digo gentil no sólo en el sentido de amable y notable sino en el de que Vidal de Nicolás no ha sido bautizado nunca. Y uso el artículo determinado para esa palabra porque no sé por qué sospecho que será en ese aspecto una excepción entre sus paisanos. A mí me parece muy simbólico y hermoso que esas dos personas, tan distintas en el terreno de las creencias religiosas y las referencias culturales, se junten para compartir este reconocimiento a una misma forma de amar la libertad y plantar cara al fascismo de ETA así como a sus cómplices ideológicos, morales e institucionales.

Llega este premio en el momento en que los franciscanos que rigen un comedor social en el País Vasco le han despedido a un muchacho que lleva diez años trabajando de voluntario con ellos porque tiene que llevar escolta dada su condición de concejal del PP. La Iglesia vasca es una máquina de producir noticias de este tipo. Cuando no son los franciscanos son los jesuitas haciendo un manifiesto prosoberanista. Cuando no es Setién es Uriarte. Cuando no es un vicario infantil y timorato el que se mete en Maruri para quitarle a Jaime Larrínaga las primeras comuniones es Carmelo Etxenagusia, el obispo auxiliar de Blázquez, el que se presenta en la iglesia de ese pueblo para que comulguen con él rudas de molino los que prefieran evitar al párroco. Ocurrió hace unas semanas y se armó literalmente una revolución de la hostia cuando los fieles decidieron situarse masivamente en la cola de don Jaime para recibir a Dios de sus manos blancas, de sus manos limpias.

Y cuando no es el obispo de San Sebastián es el de Sigüenza. Cuando no son quinientos curas de Guipúzcoa son otros quinientos de Gerona. Yo creo que la solución a este sabotaje al Estado de Derecho es un nuevo Concordato. Por ignorancia hay quien asocia tal término al franquismo y al nacional-catolicismo pero Sabino Arana, como buen integrista, era el primero en odiar esa figura jurídica pues le parecía un genuino producto del liberalismo borbónico.

Yo creo que aquí ya no valen medias tintas, acuerdos secretos o discretos con la Santa Sede o la Conferencia Episcopal de «yo os mantengo la religión en la escuela si me hacéis una Instrucción Pastoral». Aquí hay que hacer un contrato con luz y taquígrafos y fijar unos privilegios concretos para la Iglesia a cambio del compromiso de ésta de dejar de acosar a la democracia española en todo su territorio.

Oreja y Redondo coinciden en que sólo un "Gobierno fuerte" en España puede frenar a Ibarretxe
EFE Libertad Digital  10 Julio 2003

El líder del grupo popular en Vitoria sí ha encontrado un referente político comparable al 23-F y no es –como dice Zapatero– el caso Tamayo, sino el Plan Ibarretxe. Ahora que el resto de Europa empieza a percibir la realidad del País Vasco, Oreja dice que el PNV ya no actúa como un partido sino como “movimiento nacionalista”. Una vez más, Nicolás Redondo coincide: la única solución es un Gobierno fuerte en España que frene la ofensiva.

 El último informe del Consejo Europeo expresaba su inquietud por la xenofobia del nacionalismo radical vasco. Para Mayor Oreja, no sólo se trata de la actitud de ETA, que mata a los no nacionalistas, sino de la del PNV, que “en la actualidad, no es un partido democrático, sino un movimiento nacionalista, que es otra cosa bien distinta”.

Durante la conferencia que pronunció sobre “La fortaleza constitucional de España y la defensa de la libertad” en Aranjuez, el ex ministro del Interior explicó que el PNV ha pactado con una organización terrorista con la que comparte objetivos y “está haciendo de la exclusión sus señas de identidad”. Y como muestra, expuso las bases del plan Ibarretxe, al que calificó como “la primera gran medida antidemocrática desde el golpe del 23 de febrero de 1981” y “el primer proceso de ruptura del Estado de derecho y constitucional al que se enfrenta la Unión Europea”.

Un gobierno fuerte que no pacte con el nacionalismo
El presidente del grupo popular en el Parlamento vasco, Jaime Mayor Oreja, y el ex secretario general del PSE Nicolás Redondo Terreros coincidieron en la necesidad de que haya un Gobierno fuerte en España como condición para frenar el Plan Ibarretxe. El presidente del grupo popular en la Cámara vasca subrayó la importancia de los resultados electorales del próximo año porque determinarán la fortaleza o la debilidad del Gobierno resultante, lo que, a su juicio, será "decisivo" para determinar los calendarios, plazos y ritmos del Plan Ibarretxe una vez convertido en ley. A su juicio, los nacionalistas buscan la debilidad del Gobierno de España para llevar adelante su proyecto de ruptura y consideró que "hoy por hoy quién puede lograr mayoría absoluta en España sólo es el PP".

Redondo, por su parte, consideró que para que la estrategia política actual en el País Vasco sea duradera, el partido que gobierne en España "debe hacerlo desde una amplísima mayoría", aunque reconoció que esta postura puede favorecer al PP y perjudicar al PSOE. El ex secretario de los socialistas vascos se mostró a favor de que los españoles apuesten por un gobierno fuerte, que no dependa de los nacionalistas para gobernar e impedir así que "chantajeen a los españoles".

Abogó por el mantenimiento de un pacto entre el PP y el PSOE en defensa de la Constitución y por un acuerdo entre ambos partidos para que tras las próximas elecciones ninguno de ellos pacte con partidos nacionalistas que quieran superar el marco constitucional. En definitiva, el Pacto Antiterrorista.

En el País Vasco, Redondo puso de relieve la necesidad de "ir creando una alternativa, desde la pluralidad, para llevar al nacionalismo a la oposición". Añade que "los dos partidos (PP y PSOE) tenemos que decir conjuntamente no a Ibarretxe, decirle que por ese camino no va a ir a ningún sitio y, por otra parte, reafirmar el valor de la Constitución y decidir que no van a contar con ningún partido que proponga un nuevo Estatuto como CiU o una propuesta como la de Ibarretxe", dijo.

La ruptura ya ha comenzado
En su intervención, Mayor Oreja insistió en que "el proceso de ruptura en el País Vasco ya está en marcha" y, frente a ello, defendió un proyecto de estabilización política y de fortalecimiento democrático y constitucional. A su juicio, el Parlamento vasco "ha sido secuestrado por el nacionalismo para apoyar el Plan Ibarretxe" y ahora se producirá un "esfuerzo complementario" por parte de Elkarri, "a través de la vía de la iniciativa legislativa popular, un proyecto de ley de bases de resolución de conflictos". Señaló que la propuesta de Elkarri "es algo así como la cuadratura del círculo" y con ella pretenden "legitimar socialmente la ruptura" del País Vasco con el resto de España.

A partir de ahora, los planes se transformarán en leyes, lo que supone "un paso más en la secesión", según Mayor Oreja, quien agregó que "el preámbulo ya está servido con un Parlamento vasco que ha demostrado que está en el desacato y en la desobediencia civil respecto a las sentencias de los tribunales de justicia".

Consideró que en el nacionalismo vasco "ha ganado el proyecto de ruptura, que era el de ETA" y que se sustancia en el Plan Ibarretxe, que, dijo, se convertirá en una ley "que será la pista de aterrizaje" de la banda terrorista. Criticó las descalificaciones al PP y al Gobierno de José María Aznar "porque afronta y aborda la ofensiva desde la legitimidad del Estado de Derecho" porque "así no se detiene el desafío nacionalista" y calificó de "políticamente indecente" la posición de IU en el País Vasco.

La Audiencia avala las tesis del juez Del Olmo sobre la vinculación del diario Egunkaria con ETA
EFE Libertad Digital  10 Julio 2003

La sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha avalado la tesis del juez Juan Del Olmo sobre la vinculación entre el diario "Euskaldunon Egunkaria" y ETA. Así se desprende de uno de los autos que confirman la prisión de los tres únicos directivos del periódico que permanecen encarcelados desde febrero.

En el auto en el que se desestima el recurso del consejero delegado del Consejo de Administración de Egunkaria S.A., Ignacio Uria, contra el auto de prisión que dictó Del Olmo el 25 de febrero, la Sala indica que "en modo alguno puede decirse (...) que la conclusión del juez instructor al vincular el proyecto Egunkaria con ETA sea ilógica, irracional o desmedida". "Al contrario, parece muy coherente a tenor de las diligencias de investigación tenidas en cuenta, de las que se deduce la existencia de indicios en la comisión de una acción delictiva", destaca la resolución.

En otros dos autos, notificados junto al de Uria, la Sala confirma también la prisión que Del Olmo decretó en esa misma resolución para el enlace entre ETA y el diario clausurado, Xabier Alegría –quien será juzgado próximamente junto a otras 60 personas por su actividad en los supuestos aparatos políticos de ETA, KAS y después EKIN, y en el diario "Egin"–, y para el ex subdirector de la publicación, Xabier Oleaga. Para desestimar el recurso interpuesto por Alegría, la Sala argumenta que éste aparece, según lo investigado por Del Olmo, "como una persona con funciones muy relevantes en el mantenimiento de las comunicaciones encriptadas entre KAS-EKIN y ETA".

Asimismo, a juicio de la Sala, existe "un hecho diferenciador" entre los dos procedimientos en los que está imputado porque el sumario 18/98 instruido por el juez Baltasar Garzón "se refiere, entre otros supuestos, al diario Egin y su editora Orain", mientras que la causa de Del Olmo se refiere al diario "Euskaldunon Egunkaria", por lo que "tales circunstancias bien pudieran interpretarse como un supuesto de acumulación, pero en modo alguno de un supuesto de non bis in idem (un mismo hecho no puede ser juzgado dos veces)". En la resolución de Del Olmo, indica la sección primera, consta también que Oleaga "participa en proyectos variados presuntamente integrados en el entramado de ETA, lo que hace que llegue al periódico, no para establecerse o quedarse como Martxelo Otamendi, sino para organizar y potenciar la organización poniéndola en funcionamiento". En cuanto a Ignacio Uria, además de lo anteriormente expuesto, la Sala estima que en el auto recurrido "aparece en una posición importante dentro del proyecto 'Egunkaria', auspiciado por ETA,", según documentos intervenidos a miembros de ETA.

Redondo llama cobarde a Maragall por su actitud ante ETA
Cristina Trujillo - Aranjuez.- La Razón 10 Julio 2003

El ex secretario general de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, aseguró ayer que el líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, tendría que haber ido al Debate del Estado de la Nación a proponer pactos por la defensa de la Constitución y en materia de política exterior, y no dejarse «influir» por aquellos socialistas que le transmiten el «estrés» del poder porque temen no recuperarlo ya. «Hubiera servido para salir de la situación asfixiante que vivimos ahora los socialistas». Redondo Terreros aprovechó su participación en el curso de verano de la Universidad Rey Juan Carlos sobre «Terrorismo, tolerancia y derechos humanos», que se celebra en la localidad madrileña de Aranjuez, para reprochar al presidente del PSC, Pasqual Maragall, que califique de «dura» la política antiterrorista del Gobierno de José María Aznar, «cuando es la política que han firmado los socialistas con el PP». Asimismo, tachó al candidato socialista a la Generalitat de «cobarde» por criticar la actual estrategia contra ETA sin ofrecer a cambio otras posibilidades ante la opinión pública. «La ilegalización de Batasuna es un gran problema de conciencia, pero, si no se está de acuerdo, hay que decir en qué, y no quedarse en silencio y ser cobarde para defender un statu quo », aseveró. «En Cataluña están excesivamente pendientes de lo que sucede en el País Vasco, y por cierto no tanto Jordi Pujol como Maragall, lo que demuestra la inteligencia estratégica de Pujol», concluyó el que fuera responsable del PSE y miembro de la Ejecutiva del PSOE.

Recortes de Prensa   Página Inicial