AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 17 Julio  2003
La espera de Zapatero
Germán Yanke Libertad Digital 17 Julio 2003

Zapatero tritura su Hoja de Ruta
Ignacio Villa Libertad Digital  17 Julio 2003

No disparen al pianista
Antonio Pérez Henares La Razón 17 Julio 2003

Concepción Marco
Iñaki Ezkerra La Razón 17 Julio 2003

Victimismo nacionalista
Carmen Gurruchaga La Razón 17 Julio 2003

Sí..., pero
Cartas al Director El Correo 17 Julio 2003

Aznar empieza a advertir que el separatismo catalán también es un problema para la unidad de España
Agencias Libertad Digital  17 Julio 2003

El Supremo exige al letrado mayor del Parlamento que ignore las «órdenes ilegales» de Atutxa
ALFONSO TORICES/COLPISA. MADRID El Correo 17 Julio 2003

La Policía descubre, por unas huellas, que los jefes «militares» de ETA tenían su base en un piso de Pau
J. M. Zuloaga - Madrid.- La Razón 17 Julio 2003

Los servicios jurídicos de Atutxa presentan al Supremo un nuevo balón de oxígeno para ETA
Libertad Digital  17 Julio 2003

Aznar ironiza que Zapatero y Maragall quieren «reinventar la Corona de Aragón»
L. AYLLÓN / G. LÓPEZ ALBA ABC 17 Julio 2003

Los empresarios alertan de que el País Vasco está en un «atolladero sin salida»
M. ALONSO ABC 17 Julio 2003

El PSE denuncia un boicot abertzale en Zarauz
Redacción - San Sebastián.- La Razón 17 Julio 2003
 

La espera de Zapatero
Germán Yanke Libertad Digital 17 Julio 2003

Creerá el señor Rodríguez Zapatero que el presidente del Gobierno, otra vez, aprovecha la cuestión nacional para meterle un dedo en el ojo, seguramente, además, en el ojo con el que no vio, hace ahora casi tres años, lo que suponía el apoyo de Balbás, Tamayo y sus amigos. Pero el que realmente se dedica con pasión a meterle el dedo en el ojo es su compañero Pasqual Maragall y yo sospecho que el señor Zapatero, aunque sonría vivaracho, le tiene más miedo que a un nublado y enarbola el espantajo de la derecha monolítica para consolar la espera.

En aquel Congreso sorprendente, cuando al nuevo primer secretario le decían que era como Azaña (elegido por la magia de un solo discurso), ese ojo político lo tenía, me parece, un poco averiado. Se entiende que cuando, según cuentan, se enteró de su elección por una llamada telefónica desde el móvil de José Bono (como en el caso Tamayo, no se sabe qué otras llamadas hizo ese día el presidente de Castilla La Mancha) no pensara en lo que significaban, para su futuro, unos u otros apoyos. Pero parece lógico que pensara poco después en las exigencias del Partido Socialista de Cataluña que, aunque sin voto formalmente obligatorio para sus delegados, había apoyado mayoritariamente al señor Zapatero. O, en todo caso, en que él no tenía la autoridad de González para cortar por lo sano las aventuras internas y externas de la dirección socialista catalana.

Así que, para evitar la ceguera total, pasó el rápido verano del 2000 y el nuevo líder del PSOE, en cuanto se reanudó el curso, se fue a Cataluña. Allí dijo que ambos partidos (así, “ambos partidos”, PSOE y PSC) vivían “un noviazgo intenso”. Los expertos en noviazgos aseguran que la expresión puede significar una cosa y su contrario pero, según mis fuentes, tiende más a las tormentas que a la placidez. Y así ha sido la cosa desde entonces, desde aquella reunión en la que le hablaron de federalismo y de su negativa a que el PSOE se entendiera con el PP en el País Vasco.

El señor Zapatero se salió por la tangente prometiendo un “socialismo municipalista” y coincidencia entre los novios en el nuevo sistema de financiación autonómico. Pero lo de municipalista se quedó en nada, sobre todo después de las últimas elecciones locales, y lo de la financiación, que se aprobó con el aplauso de todos, es otra de las cosas que, muy intensamente, quieren cambiar Pascual Maragall y los suyos. Tambièn quieren cambiar, claro, la Constitución, el Senado, el Estatuto y todo lo que se les ponga por delante, incluso los “planes radiales” del Ministerio de Fomento.

Lo que podía ser un pulso interesante se ha desbaratado. Es decir, el señor Zapatero ha preferido la intensidad de un noviazgo que le va a dejar tuerto a recordar a los socialistas catalanes que, precisamente en el Congreso en el que le votaron, ya le veían las orejas al lobo, reconocieron que muchos dirigentes habían mantenido “posiciones ambiguas” sobre lo que llamaban con paradójico despiste “el modelo de Estado” que hacían dudar del PSOE a muchos ciudadanos. Ahora puede quejarse de que Aznar le mete el dedo en el ojo en el que no se lo ha metido Tamayo, pero aquel lo tenía más que averiado por el compañero Maragall, el que le iba a abrir las puertas de la Moncloa. Aplaudió a la novia, sonrió cuando esta le pidió independencia, se enmascaró ante sus celos y se cargó a Nicolás Redondo, se calló cuando, en las urnas recientes, recibió un varapalo. Le van las emociones fuertes al señor Zapatero, está visto.

Y ahora se diría que el nuevo Azaña, terminado aquel primer discurso, se ha pasado estos tres años como el padre de Igor Kazinirov, que se planteaba el suicidio porque “no podía soportar por más tiempo la espera”. “¿Qué espera?”, preguntó Predrag Matnejevié. “La de que vinieran a buscarlo”. Pues están muy cerca.

Zapatero tritura su Hoja de Ruta
Ignacio Villa Libertad Digital  17 Julio 2003

La inminencia de las elecciones catalanas en el calendario de este año está provocando que todos sus protagonistas sin excepción muestren la radiografía de sus inquietudes, de sus objetivos, de sus intenciones y también de sus debilidades y contrariedades. El nerviosismo electoral ha dejado a la política catalana sin caretas, sin escondites y sin los habituales vericuetos de la ambigüedad. La trascendencia del resultado que arroje las urnas el próximo mes de noviembre está empujando a los partidos políticos del parlamento catalán a poner encima de las mesa sus verdaderas estrategias.

Las maneras con que en Cataluña se hace la política, desde siempre, oculta en ocasiones el verdadero fondo de la cuestión. El nacionalismo catalán ha empleado siempre sus mejores esfuerzos en una doble dialéctica: buenas palabras en el escaparate y juego sucio por debajo de la mesa. Convergencia i Unió que con el PSOE y el PP ha facilitado la gobernabilidad de España nunca ha ofrecido ese apoyo de forma gratuita. Ha apoyado, de acuerdo, pero siempre con importantes contrapartidas, entendiendo la política de forma mercantilista. Y cuando por decisión de los ciudadanos no han tenido capacidad decisoria en Madrid han optado por la radicalización de las posiciones buscando no se sabe que electorado, pese a que sus apoyos naturales los deberían encontrar en la moderación estable y tranquila. Pero en fin, para bien o para mal, la actitud de Convergencia i Unió tampoco debería sorprender en exceso. Esa manera de "utilizar" la política en beneficio propio es algo congénito a los partidos nacionalistas y, desde luego, trasnochado en una Europa unida en pleno siglo XXI.

Junto a ello, aparece como algo altamente dañino la actitud persistente e intempestiva de los socialistas catalanes. Dañino para el funcionamiento del Estado, para la estabilidad institucional y para la normalidad de la democracia. Una actitud permitida, cuando no alentada y ratificada desde la dirección federal. El permanente desafío de Pascual Maragall a la estabilidad constitucional, su talante posesivo de la verdad, su queja sistemática hacia el resto de España y su permanente aire de superioridad hacia el resto de ciudadanos españoles hacen del proyecto socialista para Cataluña un auténtico esperpento.

Ahora se descuelga, con su reforma del Estatuto catalán con la originalidad de reinventar la Corona de Aragón para Cataluña, en un gesto sin precedentes de ignorancia histórica. Una iniciativa aplaudida por el secretario general del PSOE. Rodríguez Zapatero incapaz de controlar un buen número de incendios internos que se traducen en clamorosas indisciplinas, por lo que parece, ha optado por subirse al carro de las barbaridades. El líder socialista ha decidido firmar con los ojos cerrados todo lo que se le presente desde su propio partido, antes de crear ningún problema. Prefiere ignorar las dificultades antes que solucionarlas e intenta arreglar lo desaguisados "descafeinando" sus contenidos. Y se queda tan ancho. Esta actitud de Zapatero respaldando las "machadas" de Pascual Margall es un grave error estratégico de cara a las elecciones generales. ¿Con que proyecto de España se va a presentar el secretario general del PSOE a las elecciones de 2004? ¿Va a nombrar a Pascual Maragall, asesor personal en cuestiones institucionales y autonómicas? ¿Dónde quiere llegar Zapatero con este mensaje blando, de mano ancha y de falta de disciplina?

Zapatero está cometiendo demasiados errores para intentar ser una alternativa al Gobierno del PP, con un partido nacional y con proyecto para todos los españoles. El secretario general de los socialistas definitivamente ha perdido su "hoja de ruta", con la que en los inicios metió el miedo en el cuerpo al Partido Popular. El Zapatero del principio era un peligro para los populares, el de ahora es un Zapatero indefenso, cada vez más indefenso.

No disparen al pianista
Antonio Pérez Henares La Razón 17 Julio 2003

Los que hace dos meses se veían con él en La Moncloa lo dan por amortizado, y los que nunca lo vieron hacen fuego granizado e inmisericorde para darle cuanto antes el billete de vuelta a León. ¿Pobre Zapatero! En lo más alto de la peana cuando sólo había empatado un debate y ganado una encuesta y ahora al borde de las tinieblas exteriores por no haber sabido rematar unas municipales que se le han ido vivas y en las que los suyos han acabado la faena pegándose un madrileño tiro en el pie. Ahora sus padrastros felipistas lo quieren echar de casa. Los unos urden y traman para que el par de golfos descarriados retornen a la «caja comun» y no se pierda la Comunidad. Los otros proponen que haya nuevas elecciones y que sea Zapatero el candidato. En todas las jugadas le toca el palo malo. Si alcanzan el Gobierno de Madrid con la vuelta al redil de los traidores, queda como un guiñapo. Si hay elecciones, lo más probable es que a Simancas le den puerta y si se presenta él mismo, se la dan a él. Porque si gana, que lo tiene crudo, habría de quedarse, y si pierde, que le vayan dando.

Lo tiene mal y aún peor con todas las sublevaciones. Pero España, con la provocación separatista del PNV y los órdagos catalanes, necesita más que nunca del PSOE para garantizar la Constitución de las libertades. Y el PSOE necesita de un líder estable. Otro cambio de caballo en plena carrera sería aún más catastrófico. Para el PSOE sobre todo pero el desastre nos haría polvo a todos. Menos a los secesionistas.

Concepción Marco
Iñaki Ezkerra La Razón 17 Julio 2003

Ahora que Arzalluz no tiene a su peón Emilio Olabarría en el Consejo General del Poder judicial; ahora que ni el PSOE ni el PP tienen que tragar con ese sapo (es un dicho, no una alusión personal) porque no están ya atados a pactos políticos con los nacionalistas que tuvieron en el ámbito de la justicia un peso indebido; ahora que Olabarría no puede hacer más de las suyas y los nacionalistas no pueden mangonear esa sala que llaman «de la discordia» es cuando montan esta ofensiva mediática que en realidad comenzó el 9 de julio con el señalamiento llevado a cabo por Arzalluz en la Prensa y en el propio mundo de la judicatura contra la juez Concepción Marco, portavoz vasca de la Asociación Profesional de la Magistratura.

Joseba Azkárraga llama ahora «mafiosa» a la remodelación de esa «sala de la discordia» que, la verdad, ya podía tener otro nombre. Azkárraga no es un digno consejero de Justicia. Es un tipo con cara de úlcera que practica la matonería verbal desde hace años pues aquí la única mafia que hay es la suya. Vea el lector si no es mafioso el siguiente orden de los hechos. El 12 de junio tuvo lugar un seminario en FAES dirigido por Concepción Marco y donde la magistrada presentó una ponencia en la que denunciaba la radicalización del mundo nacionalista en las continuas declaraciones contra los jueces que no comparten esa ideología y en el afán de crear un Poder Judicial Vasco en sintonía con el Plan Ibarretxe. Se trataba de un acto sin la presencia de medios de comunicación. El PNV se había hecho unos días antes con la ponencia y la había publicado en una de sus páginas web junto con los nombres de las personas que debían discutirla. El objetivo era claro: intimidar a esas personas para que el seminario no se celebrara y presentar el texto como una maniobra clandestina.

Cree el ladrón que todos son de su condición y cree el PNV que todo el mundo conspira como el PNV. Los seminarios de FAES son discretos pero no secretos y sus ponencias suelen acabar editadas en publicaciones accesibles a todo el mundo. Así que no había nada que ocultar, pero sí algo que respetar. Lo que prueba esta guerra sucia de los nacionalistas no es que ¬como ellos dicen- no existe la independencia judicial sino que el mundo judicial no escapa a la estrategia nacionalista para la independencia. Arzalluz ha dicho que Concepción Marco «no es flor de invierno». No sé que quiere decir ese dicterio botánico. Sé que Concepción Marco es una flor del constitucionalismo vasco que aguanta las cuatro estaciones. Sé que es una de esas mujeres que están demostrando hoy en Euskadi tener más coherencia, profesionalidad y valor que muchos calzonazos.

Victimismo nacionalista
Carmen Gurruchaga La Razón 17 Julio 2003

¿Debería haberse dado una nueva ocasión al victimismo vasco para que otra vez se rasgara las vestiduras arañándose las carnes? El consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkárraga, militante ínclito de EA, no sólo ha realizado el conocido número histriónico de clamar contra una nueva «arbitrariedad» llegada de Madrid, sino que ha osado más y ha dicho que el comportamiento del Consejo General del Poder Judicial y del Gobierno central es simplemente mafioso. Y ello con los complacientes aplausos del PNV y de la IU de los señores Madrazo y Llamazares. Solamente el PSOE, como partido histórico con sentido del Estado, ha acompañado al PP en el acatamiento sin reservas y en la comprensión de una decisión judicial. Es un relevante asunto el que el alto organismo nacional de los jueces haya suspendido cautelarmente la Sala de Discordia por considerarla viciada en su composición para juzgar la querella de la Fiscalía General del Estado contra Juan Mª Atutxa, presidente del Parlamento vasco, por negarse a disolver el grupo de la ilegalizada HB. Doctores tiene el Derecho para hacer disección jurídica del caso, pero a la opinión pública lo que le llama más la atención es el desparpajo con que se despacha un cargo del Ejecutivo de Euskadi acusando de mafioso proceder a dos de los tres poderes que conforman el Estado de Derecho, a saber, el Ejecutivo y el Judicial. No hay cuidado, al Legislativo también le han insultado otras veces.

¿Ah, la mafia! Polisémico concepto que se define desde casi una trivialidad coloquial a una organización delincuente, extorsionadora y asesina. En país o territorio civilizado, referirse a mafia es señalar a bandas criminales, de vertebrada actividad que roban a la sociedad y que matan a molestos rivales en selectivos ajustes de cuentas. Pero hablar de mafia en el País Vasco es algo mucho más grave porque allí, como debería saber Azkárraga, está compuesta de abundantes asesinos que matan al prójimo por el mero hecho de que sus procesos ideológicos difieren de los suyos. Ya sé que el consejero de Justicia no ha querido hacer tan bestial comparación. Pero tan acostumbrado como está, igual que su partido, a tender puentes con el terror y a arropar a quienes les amparan, no recuerda que Sozialista Abertzaleak (SA) es Batasuna, grupo terrorista así considerado en España y en la UE. Por eso, independientemente de las decisión judicial ¬en este caso cautelar¬, destaca en estos acontecimientos el tono de un gobernante autonómico vasco que arremete con furia dialéctica contra una consideración jurídica que se mueve en el entorno del aislamiento del terror y de la lucha contra sus ejecutores. Si la discrepancia de Azkárraga se hubiera producido en la disconformidad técnica, no hubiera habido titulares de «primera» con sus palabras. Si lo que buscaba con el improperio y la bendición de su partido era subrayar la transigencia con Batasuna, los nacionalistas, una vez más, se han quitado la boina.

Sí..., pero
Montserrat Canive/Artziniega. Álava Cartas al Director El Correo 17 Julio 2003

Los 'peros' nacionalistas últimamente son muchos: Sí acatamos las leyes, pero no acatamos el cumplimiento de las sentencias. Sí estamos con las víctimas, pero los verdugos son los que tienen derechos. Sí tienen derecho los concejales constitucionalistas a tomar posesión de su cargo (caso de Llodio), pero tienen que salir por la puerta de atrás para no molestar a los agresores. Sí estamos con los jueces amenazados, pero «los que no hablen euskera deberían dejar sitio a quienes saben la lengua o entienden mejor al país» (Arzalluz). Sí estamos contra de ETA, pero «sólo las tanquetas quitarán a Batasuna de sus escaños» (Atu-txa). Sí soy el lehendakari de todos los vascos, pero propongo un plan para arrinconar a más de la mitad de ellos. Sí podemos los vascos decidir libremente lo que queremos ser, pero no los alaveses. Señores nacionalistas, deben de ser los tribunales quienes interpreten las leyes, no las partes implicadas; deben de ser las urnas quienes decidan y no ustedes (PNV-EA, únicos partidos que apoyan el 'plan Ibarretxe', lograron el apoyo del 28,09% del censo en las elecciones); deben de ser las víctimas su preocupación y no los pistoleros.

Sí, yo también soy vasca, pero no hablen en mi nombre cuando hablen de un Plan de Libre Asociación de los vascos. Por cierto, como ustedes sigan gobernando lo único libre que va a quedar en el País Vasco será su plan. Y si no que se lo pregunten a políticos, periodistas, ertzainas, policias, empresarios, jueces, profesores y un largo etcétera.

Aznar empieza a advertir que el separatismo catalán también es un problema para la unidad de España
Agencias Libertad Digital  17 Julio 2003

Parece que el presidente del Gobierno entra en el análisis del nacionalismo catalán aunque sea por “sorpresa”. Hasta ahora, salvo Oreja, el PP sólo reconocía un desafío a la unidad de España en la política de Ibarretxe. Pero lo que defiende Maragall y avala en público Zapatero es un calco. Aznar abre una nueva vía y así se lo hace saber al PSOE al que acusa de "reinventar la Corona de Aragón y sumar a ella los territorios del sur de Francia".

El presidente del Gobierno, José María Aznar, confiesa estar sorprendido por el hecho de que "las grandes propuestas de futuro" del líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, pasen por reinventar la Corona de Aragón al avalar la reforma del Estatuto de Cataluña propuesta por Pasqual Maragall.

En la conferencia de prensa conjunta que ofreció con el presidente de Brasil, Aznar, preguntado por los informadores, se refirió a esa propuesta de Maragall y se detuvo especialmente en algunos de sus párrafos. Recordó que el texto plantea "una estrategia diferente para Cataluña compartida con las antiguas comunidades y regiones de la antigua Corona de Aragón y las del sur de Francia".

El presidente del Gobierno recordó también que esa propuesta del líder del PSC plantea otra manera de relacionarse con España y que el secretario general del PSOE avala esta iniciativa. Manifestó –también en clave de inexplicable sorpresa– que los planes de Maragall se parezcan tanto a los del separatismo vasco que supera las fronteras: "Me sorprende extraordinariamente que, ahora, las grandes propuestas de futuro sean no sólo reinventar la Corona de Aragón, sino sumar a ella los territorios del sur de Francia y presentarla como una nueva forma de relacionarse con España, como si fuese algo distinto de la Historia española".

Para Aznar, si esto se planeta así, no le extrañaría que "el camino de esta carrera" que no sabe "a donde la quieren llevar algunos pero que no lleva a ninguna parte, se incremente en los próximos tiempos". Frente a ello, insistió en que él seguirá defendiendo "la estabilidad, la sensatez, el mantenimiento de un modelo que ha tenido éxito y que es apreciado en todo el mundo".

Zapatero y Maragall, más unidos
En una intervención en los cursos de verano de las Juventudes Socialistas, Zapatero ha querido contestar al presidente: "Hoy Aznar se ha referido a Maragall. No sé si es que hace mucho calor o que tiene un profundo desconocimiento de la historia y lo que representa el PSOE". Defiende que su idea de España "no es un debate sobre territorios", sino sobre "la calidad de vida de los españoles y la igualdad de sus derechos".

Y Maragall, hace las cuentas y dice que el Parlamento autonómico procederá a la reforma del Estatuto en la próxima legislatura y que el nuevo texto será avalado por un futuro gobierno del PSOE. Todo ello, aunque lo da por hecho, si él gana en Cataluña y Zapatero en las generales. Según Maragall "el PP sabe que España está a punto de cambiar y esta es su principal preocupación y el presidente del Gobierno sabe también que este cambio empezará a producirse desde Cataluña". Para el líder socialista catalán "se confirma la hipótesis que hemos mantenido hasta ahora y que sitúan al PSC como centro de los ataques y descalificaciones de CiU y del PP".

Maragall, otra letra firmada por Zapatero en el 35 Congreso
Zapatero concede todo su apoyo a los postulados nacionalistas de Maragall para reformar el Estatuto de Cataluña. El socialista catalán parece haber convencido a su jefe de que su idea se enmarca en la Constitución pese a que contempla una asunción casi total de competencias y se parece mucho a los postulados de Ibarretxe. Maragall trata de camuflar los efectos de su plan ante los empresarios –no en vano, en el País Vasco ya se está notando el miedo empresarial a la independencia– asegurando que su idea está muy alejada de las “aventuras soberanistas” del PNV. Además ya utiliza a Zapatero como aval, poniendo encima de la mesa que el secretario general socialista suscribe la reforma estatutaria tal y como él la tiene prevista. Lo cierto es que no miente. Zapatero ha confirmado que no hay matices. Como tantas veces se ha denunciado, el apoyo de Maragall a Zapatero para llegar a la Secretaría General se ha convertido hace tiempo en una deuda que ya está siendo saldada y que encuentra su mejor momento en la campaña de las próximas elecciones catalanas.

El Supremo exige al letrado mayor del Parlamento que ignore las «órdenes ilegales» de Atutxa
Insta al funcionario de la Cámara vasca a desobedecer los mandatos contrarios a los autos para la disolución de SA
ALFONSO TORICES/COLPISA. MADRID El Correo 17 Julio 2003

El Tribunal Supremo ha advertido al letrado mayor y secretario general del Parlamento vasco, Eduardo Mancisidor, de que está obligado no sólo a ejecutar todas las acciones que se le encomendaron para suprimir las prerrogativas de Sozialista Abertzaleak, sino también a ignorar cualquier mandato del presidente de la Cámara, Juan María Atutxa, o de los órganos de gobierno que entre en conflicto con lo dispuesto por el Supremo para la disolución efectiva del grupo de la izquierda abertzale.

La Sala Especial del Alto Tribunal dictó el pasado martes el auto judicial que establece estas obligaciones, y lo hizo en contra de la opinión de la Fiscalía General del Estado, que considera que el funcionario no tiene competencias para hacer lo que se le pide.

Al secretario general se le ordenó el 18 de junio retirar a SA cuantos locales y medios materiales le fueron asignados por ser un grupo parlamentario. Y el martes, el Supremo le dio de plazo hasta la primera semana de septiembre para que le remita un informe de las acciones que ha puesto en marcha para cumplir aquellas órdenes y para que aclare cuál ha sido el resultado. LaSala Especial le recuerda al letrado mayor que por el incumplimiento de cualquiera de estos mandatos se le exigirán responsabilidades personales.

En este auto del 15 de julio, el Supremo no sólo rechaza el «incidente de ejecución» planteado por el letrado mayor y todos los argumentos con los que defiende su falta de competencias para ejecutar las órdenes que se le dieron, sino que le impone nuevas obligaciones. Entre ellas, la de negarse a que los servicios de la Secretaría General del Parlamento realicen una serie de actividades, siempre que sean contrarias a los autos, que en la práctica supondrán paralizar el normal funcionamiento de la Cámara vasca.

La resolución judicial le aclara que debe negarse a la inserción en las publicaciones oficiales de la Cámara de iniciativas o intervenciones del grupo disuelto y a la confección de convocatorias, órdenes del día, diarios de sesiones y otros elementos en los que participe el colectivo de diputados de la izquierda abertzale.

El Supremo señala que el secretario general es el «jefe de servicios» del Parlamento, el responsable de la administración parlamentaria. Estas atribuciones le obligan no sólo a cumplir «todo» lo dispuesto «con plena diligencia» sino también a «resistirse» a cuantas «órdenes ilegales» (contrarias a los autos) le puedan dar los responsables políticos de la Cámara.

Contrario a derecho
«En caso de conflicto entre las órdenes que pudiera recibir de la Mesa y las decisiones de este tribunal, está obligado a acatar estas últimas», advierten. Para que no le quepan dudas, el auto le avisa de que «cualquier acuerdo de la Mesa contrario al cumplimiento de las medidas decretadas por la sala para hacer efectiva la disolución de SA, constituiría un mandato contrario a derecho que, por ende, no podría justificar un desconocimiento de esas obligatorias medidas».

El documento hace una última advertencia. «En ningún caso la obediencia debida o la sustitución por actos políticos de lo que son genuinas funciones administrativas servirá para excluir deberes de colaboración con los tribunales». El Supremo añade que será más tarde cuando se delimite qué responsabilidades personales se derivan de la desatención de sus órdenes.

La Policía descubre, por unas huellas, que los jefes «militares» de ETA tenían su base en un piso de Pau
Se confirma que Gorka Palacios e Ibon Fernández están al frente de los «comandos»
La Policía francesa ha descubierto, en un piso de ETA de la localidad de Pau, capital del departamento de los Pirineos Atlánticos, las huellas de los cabecillas Gorka Palacios e Ibon Fernández, «Susper», lo que avala, según fuentes antiterroristas galas, que estos individuos actúan conjuntamente como máximos responsables del «aparato militar». En el piso, de cuyo hallazgo hace diez días se guardaba la más absoluta reserva, fue encontrada diversa documentación y las huellas de otros pistoleros etarras que podrían formar parte de la reserva de la que se nutren los «comandos».
J. M. Zuloaga - Madrid.- La Razón 17 Julio 2003

Desde que Fernández se fugó, pocas horas después de su detención, de la comisaria de Bayona, el pasado mes de diciembre, fuentes antiterroristas consultadas por este periódico han mantenido que se había reincorporado al «aparato militar». Otras fuentes, sin embargo, le situaban al margen de cualquier actividad dentro de ETA.
El hallazgo de sus huellas digitales en el piso de Pau, junto con las de Gorka Palacios Alday, del que se sabe con certeza que es uno de los cabecillas del «aparato militar», del que dependen los «comandos» de la banda, avala que ambos actúan conjuntamente y que, probablemente, utilizaban esa vivienda para entrevistarse con otros pistoleros dispuestos a incorporarse en cualquier momento a las células criminales que entran en España para cometer atentados.

Cuando Fernández fue detenido, en una brillante acción materializada por las Fuerzas de Seguridad francesas, gracias a los datos aportados por la Comisaria General de Información de la Policía española, se sabía que sus sucesores al frente de los «comandos» eran Palacios y Ainoa García Montero. Al ser arrestada esta pistolera, el pasado 10 de mayo en la localidad francesa de Saintes, las citadas fuentes informaron que Fernández y Palacios se quedaban como máximos cabecillas del «aparato militar», lo que ahora se ha confirmado tras el desmantelamiento del piso de Pau.

Palacios, que estuvo a punto de ser detenido en Saintes, y Fernández, son dos sanguinarios pistoleros que cuentan con una cierta experiencia en el funcionamiento de los «comandos» ya que ambos han pertenecido a células criminales que operaban en España, en concreto en Madrid y Guipúzcoa.

La estrategia que sigue en la actualidad el «aparato militar», tal y como adelantó LA RAZÓN en su edición del pasado 14, es la de activar sólo aquellos pistoleros de los que se tenga la absoluta seguridad de que no están controlados por las Fuerzas de Seguridad. De hecho, la banda actúa solamente con un tercio de sus efectivos y contaba, hasta el martes, con dos «comandos» operativos: el «Vizcaya» y el «Nafarroa», desarticulado en una brillante operación de la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Navarra.
Los expertos antiterroristas trabajan con la hipótesis de que ETA cuenta además con uno o dos «comandos» en Guipúzcoa, que pueden atentar en cualquier momento, y que va a intentar perpetrar algún a acción criminal en las próximas semanas dentro de su «campaña de verano» contra intereses turísticos, que anunció a primeros de año en un comunicado sin que hasta el momento hayan podido consumar sus planes criminales. Pese a los 150 kilos de explosivos que se han incautado en Navarra, los citados expertos creen que la banda puede contar con suficiente material de este tipo para cometer nuevos atentados, por lo que ¬subrayan¬ no se debe bajar la guardia en ningún momento.

Los servicios jurídicos de Atutxa presentan al Supremo un nuevo balón de oxígeno para ETA
Libertad Digital  17 Julio 2003

Pese a que están al servicio de la Cámara, los servicios jurídicos del Parlamento Vasco han vuelto a trabajar para Atutxa. Además de encargarse de su defensa particular frente a las querellas por desobediencia, elaboran los informes que le encarga el PNV. Dicen ahora que el Supremo no puede disolver a Batasuna y menos exigírselo al Parlamento.

El Parlamento vasco registró este miércoles ante el Tribunal Supremo el escrito que les encargo Atutxa. Plantean el ya anunciado incidente de nulidad contra la resolución del 18 de junio del Alto tribunal sobre la disolución del grupo parlamentario de ETA. Aseguran que el ordenamiento jurídico "no otorga" a la Sala del 61 del Supremo "la facultad de disolver un grupo parlamentario, ni consecuentemente, para llevar a cabo los requerimientos contenidos".

Utilizando interesadamente jurisprudencia tratan de demostrar que el auto del Supermo "afecta de pleno a la autonomía e inviolabilidad del Parlamento vasco". Es decir, que no añaden un solo concepto respecto a su negativa a disolver a Batasuna. Eso sí, con informes de por medio, buscan el tiempo necesario para que Ibarretxe encuaderne su plan separatista.

Dicen los servicios jurídicos de Atutxa que el auto convierte a la Cámara vasca "de ejecutante en ejecutado de la sentencia y lo enfrenta a un proceso en el que por un defecto de forma padece indefensión y resulta afectado por un fallo que vulnera el principio de congruencia de los fallos judiciales". El informe de 17 páginas esgrime que la ilegalización de un partido no ha de suponer la desaparición de un grupo parlamentario. En este sentido, no hay más jurisprudencia que la lógica: Socialistas Abertzaleak, según ha quedado demostrado, es exactamente lo mismo que Batasuna, y ésta es ya una banda terrorista inscrita en las listas negras de Europa y EEUU. Pero Atutxa no lo ve así.

”Noche y día” trabajando para salvar a Batasuna
Ese es el ritmo de compromiso que confiesa el propio Atutxa. “No ha sido fácil encontrar un camino... noche y día para dar con algún camino cuando menos que nos dejara presentarnos en la defensa de lo que consideramos Estado de Derecho y Derecho de esta institución". Añade que "escudriñado todo lo que existe en el aspecto jurídico no encontrábamos cauces para la defensa, y por lo tanto sigo afirmando que esta institución se encontraba y sigue encontrándose en plena indefensión".

Pero ahora el incidente de nulidad "es un camino que hemos iniciado, Dios quiera que resulte exitoso y que el Supremo se dé cuenta de que en esta ocasión ha cometido un error. Esta es la única pretensión que nos mueve, demostrar al Tribunal Supremo que en esta ocasión se ha equivocado".

Pero además, Atutxa se queda sin dormir porque se considera parte interesada. Es, de hecho, uno de los argumentos del informe que ha dictado a sus servicios jurídicos. Así, argumenta que "la disolución de un grupo parlamentario no afecta sólo a sus componentes, sino a toda la vida interna de la institución, a la composición y funcionamiento de sus órganos y a otra multitud de ámbitos regulados, todos ellos, por el Reglamento de la Cámara".

Concluye el texto remitido al Supremo con el habitual ejercicio de victimismo advirtiendo: "Su no admisión a trámite implicaría una vulneración de las normas procesales produciéndose una indefensión en sentido jurídico constitucional, ya que se privaría al Parlamento vasco de los escasos instrumentos que el ordenamiento jurídico pone a su alcance para la defensa de sus intereses y derechos, impidiéndose la aplicación efectiva del principio de contradicción, con el consiguiente perjuicio real y efectivo para el Parlamento vasco".

Aznar ironiza que Zapatero y Maragall quieren «reinventar la Corona de Aragón»
L. AYLLÓN / G. LÓPEZ ALBA ABC 17 Julio 2003

El líder del PSOE le reprocha que use «la cohesión para el enfrentamiento», y dice que el debate no debe ser «sobre territorios, sino sobre igualdad y calidad de vida»

MADRID. El presidente del Gobierno eligió ayer la ironía para rechazar la reforma del Estatuto de Cataluña que propone el candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall, y a la que el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó el miércoles su apoyo en ABC.

José María Aznar afirmó: «Me sorprende extraordinariamente que ahora las grandes propuestas de futuro sean no solamente reinventar la Corona de Aragón, sino sumar los territorios del sur de Francia y, además presentar a la Corona de Aragón como una nueva forma de relacionarse con España como si fuera algo distinto de España y de la Historia de España».

Aznar, que comparecía en una rueda de prensa con el presidente brasileño, Lula da Silva, dijo que «no sé a dónde quieren llevar algunos esta carrera hacia ninguna parte» y que no le extrañaría que vaya a más. Frente a ello, abogó por mantener un modelo que, según dijo, ha tenido éxito y es apreciado por todo el mundo.

Zapatero también recurrió a la ironía para responderle y comentó que «no sé si es que hace mucho calor o tiene un profundo desconocimiento de la historia y de lo que representa el PSOE», porque «España ha sido su pasión desde que se fundó» y «si algo ha pervivido en él ha sido ser un proyecto nacional».

Después, aprovechó las preguntas de los jóvenes socialistas que participan en la Escuela de formación Tomás Meabe, con los que mantuvo un coloquio en Galapagar (Madrid), para subrayar que «España no tiene un riesgo de inestabilidad» o de pérdida de «cohesión», sino «grandes posibilidades de futuro para ser de nuevo un ejemplo al mundo de cómo convivir en el respeto a la diversidad y a la pluralidad».

Criticó que, según dijo, Aznar utilice «la cohesión para el enfrentamiento», en lugar de «buscar aliados para la cohesión», y afirmó que lo que la ciudadanía quieren «es un Gobierno que comprenda mejor al país y a sus tierras». «España es un país que quiere un liderazgo para unir», subrayó.

Zapatero afirmó que su idea de España «no es un debate sobre territorios, sino sobre la calidad de vida de los españoles y la igualdad en sus derechos sociales y políticos, se nazca donde se nazca, se tenga el nivel de renta o el origen que se tenga. Ésa esa la España que está por desarrollar».

Con el ejemplo de Castilla y León -su Comunidad de origen, que se despuebla de forma acelerada- señaló que «hay Españas que van a velocidades muy distintas, desde el punto de vista territorial», ante lo que defendió la necesidad de que el Gobierno de la Nación y los propios autonómicos introduzcan «factores de corrección», para lo que puso como modelo al extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

«Un cambio no cosmético»
Por otra parte, el líder del PSOE pidió que se comprometa en la elaboración de su programa de gobierno «todo el tejido social que apoye de manera decidida un cambio de verdad, un cambio real y no cosmético», y subrayó que «si algún consenso quiero que exista en torno al programa es el de los jóvenes», ya que «no habrá un PSOE ganador donde los jóvenes no tengan un papel de referencia básica». Agregó que no ha renunciado a conseguir el «voto del centro», pero «lo quiero diciendo que soy una persona de izquierdas».

Los empresarios alertan de que el País Vasco está en un «atolladero sin salida»
M. ALONSO ABC 17 Julio 2003

La patronal pide al Gobierno y al Ejecutivo autonómico que reanuden el diálogo institucional ante la «ruptura de puentes y amarras» construidos en décadas

BILBAO. El presidente de la patronal vasca, Román Knörr, advirtió ayer de que la Comunidad autónoma se encuentra en un «atolladero sin salida aparente» que «está teniendo costes en términos de convivencia, libertad y estabilidad». En la misma línea de sus últimas intervenciones -reclamaba un horizonte político despejado y apelaba al diálogo institucional-, el presidente de Confebask no quiso ayer revolver la herida que provocaron en el Gobierno vasco las críticas de los empresarios al «plan Ibarretxe», aunque dejó claro que lo que dijeron entonces, lo mantienen. En septiembre, cuando el lendakari concrete su proyecto soberanista, volverán a pronunciarse.

En el análisis que anualmente hace la patronal sobre la situación económica y política vasca, Knörr lamentó el enfrentamiento en el terreno sindical y político que hay en la Comunidad autónoma. Dijo entender las dificultades, «lo contrapuesto de los proyectos en liza y lo intolerable que resulta la situación de quienes se ven obligados a soportar más allá de lo soportable, simplemente por defender sus ideas».

No entienden, sin embargo, los empresarios «la ruptura de los puentes, de las amarras construidas durante décadas, de aquello que hasta hace poco nos servía como punto de encuentro y ahora no». Por ello, pide Confebask a los políticos «un cambio de talantes, amplitud de miras, flexibilidad y osadía, capacidad para arriesgar y para sacrificar, pero, sobre todo, para conciliar y reconciliar».

Ofrecen, por otra parte, los empresarios, su «disposición a seguir esforzándonos por el desarrollo, la normalización y la paz, a comprometernos y a seguir reclamando, junto con el resto de la sociedad, que se nos escuche».

Un desencuentro más
Knörr lamentó el último «desencuentro institucional» entre el Gobierno y el Ejecutivo regional. Este hecho lo consideró «absolutamente negativo para lo que realmente necesitamos en cuanto a desarrollar la actividad que es propia del mundo empresarial de tener un escenario de certeza y saber en qué campo de juego desarrollan su labor». Incluyó en este panorama el último conflicto sobre el Cupo. «Es un desencuentro más, un capítulo más, de ese desencuentro institucional entre Gobierno central y vasco, que no aporta nada positivo», señaló.

Confebask celebra este año el veinte aniversario de su creación. La patronal ha renovado su imagen corporativa, pero mantiene sus señas de identidad como confederación de empresarios vascos, «enraizados y comprometidos con su tierra», como subrayó Knörr.

Una tierra donde la extorsión existe y ha existido siempre desde que nació ETA, incluso durante la tregua-trampa, como señaló el presidente de Confebask, quien, sin embargo, cree que ahora los empresarios no responden a las presiones de los terroristas. En cuanto a los últimos atentados de ETA, no comparte Knörr el análisis de que haya una campaña especial contra los empresarios, porque «siempre hemos sido objetivo», dijo.

El PSE denuncia un boicot abertzale en Zarauz
Redacción - San Sebastián.- La Razón 17 Julio 2003

El PSE de Zarauz condenó y denunció la actitud de una treintena de miembros de la plataforma abertzale Amalda que «retuvieron» el pasado lunes en el exterior del Ayuntamiento a la secretaria municipal, al interventor y a dos concejales nacionalistas tras «reventar» el primer pleno oficial, por lo que el acto no pudo concluir.
Para los socialistas de Zarauz, es «inadmisible» que «no se les haya permitido entrar en dependencias municipales tras ser retenidos contra su voluntad en el exterior del Ayuntamiento». Por ello, reivindicaron «el derecho y el deber» de los concejales elegidos por el pueblo de Zarauz de asistir y participar en los plenos municipales. En este sentido, pidieron a la alcaldesa del PNV, Maite Echániz, que tome medidas para evitar estos hechos en futuras sesiones plenarias.

Recortes de Prensa   Página Inicial