AGLI

Recortes de Prensa     Domingo 20 Julio  2003
Golpe bilateral a ETA
Editorial El Ideal Gallego 20 Julio 2003

Mayor Oreja, el hombre tenaz
Editorial La Razón 20 Julio 2003

Los calentones del señor Piqué
Germán Yanke Libertad Digital  20 Julio 2003

«Es absurdo decir que el artículo 155 de la Constitución nunca se aplicará»
Inmaculada G. de Molina La Razón 20 Julio 2003

Más suerte que Yoyes
JUAN M. GASTACA ABC 20 Julio 2003

Justicia en entredicho
Editorial EL Correo 20 Julio 2003

El voto de UA
Cartas al Director El Correo
20 Julio 2003

Señalización críptica
Ramón María Aller El Ideal Gallego 20 Julio 2003

Cae «Kinito», confidente de Amedo y cargo de HB, en un golpe a ETA en México
MADRID. ABC 20 Julio 2003

Golpe bilateral a ETA
Editorial El Ideal Gallego 20 Julio 2003

Como si se tratase de un “uno-dos”, esa combinación de golpes que tan buen resultados da a los boxeadores que la dominan, las Fuerzas de Seguridad de España y México han actuado conjuntamente contra ETA desmantelando por completo la estructura financiera, de falsificación y logística con la que la organización terrorista contaba en el país americano. La red, integrada por activistas que casi se pueden considerar históricos, ya que durante los años ochenta formaron parte de los grupos de no fichados, tenía hilo directo con la cúpula etarra, de la que recibía importantes cantidades de dinero con las cuales, por un lado, se sostenía y, por otro, hacía inversiones cuyos beneficios engordaban las arcas de los nacionalistas vascos asesinos.

La detención de los diez etarras ha permitido romper esos canales de comunicación, pero lo que es más importante, ha servido para demostrar otra vez a ETA que México ya no es el paraíso que fue para sus miembros a lo largo de muchos años. La banda utilizó a la importante colonia vasca radicada en esa república hispanoamericana para crear una infraestructura blindada que le permitía tanto hacer negocios muy productivos como enviar a sus terroristas a descansar durante muchas temporadas. Esa situación forma parte del pasado, pues el Gobierno de Fox mantiene un claro compromiso en la lucha contra la banda criminal, cuyos responsables son cada vez más conscientes de que el cerco se estrecha y su final se aproxima, por lo tanto, a una velocidad muy alta.

Mayor Oreja, el hombre tenaz
Editorial La Razón 20 Julio 2003

Estar en la vanguardia frente al mayor desafío que tienen la democracia española, ha hecho de Jaime Mayor Oreja una de las figuras políticas más estimadas por los ciudadanos, pero, también, le ha convertido en el objetivo preferente de los nacionalistas, que se apuntan a todas aquellas campañas que puedan perjudicar su carrera por la sucesión de José María Aznar. Batalla de desgaste a la que el político vasco responde con la tenacidad y la perseverancia en la defensa de unos principios, como son el fortalecimiento de las libertades en el País Vasco y su españolidad, cada vez más amenazados por el etnicismo excluyente.

En la entrevista que hoy publica LA RAZÓN, Jaime Mayor Oreja denuncia, una vez más, el plan soberanista de Ibarreche y apela a la unidad de todos para hacer frente a la amenaza de los nacionalismos.

No elude la polémica sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución, por el que se prevé la intervención del Gobierno cuando una Comunidad Autónoma atente gravemente contra el interés de España. Frente a quienes intentan extender la idea de que ese artículo se redactó «para no aplicarlo nunca», Mayor Oreja recuerda que es una facultad constitucional más y que su uso no depende del Gobierno, sino de los nacionalistas. Algo que se debe recordar cada vez que sea necesario, porque España no puede estar en la duda permanente de cuál es su marco constitucional y estatutario.

Los calentones del señor Piqué
Germán Yanke Libertad Digital  20 Julio 2003

Yo sé que este señor, Josep Piqué, enfada con sus ocurrencias a muchos militantes del PP, sobre todo en Cataluña. Deberían calmarse: el ministro de Ciencia y Tecnología es una prueba de fortaleza. Si la Generalidad de Cataluña sigue existiendo después de que el señor Piqué fuera director general, si el Gobierno ha resistido a su dilatada trayectoria ministerial, si se mantiene el sector energético tras su polémico periplo empresarial, si a pesar de sus planes aún hay Internet, es que las instituciones, las empresas y la Red son realidades poderosas y estables.

Habría que hacerle al ministro Piqué, por tanto, un homenaje. Su sola existencia demuestra que el peligro del centrismo y los males de la tentación del progre no son definitivos. Viendo así las cosas, se comprenderá, además, esa suerte de concupiscencia, si se me permite usar metafóricamente este término (es decir, en parte igual y en parte distinto), el progresismo que bulle en el ánimo del candidato popular en las próximas elecciones catalanas. Pablo de Tarso dijo: más vale casarse que arder. Pero Unamuno, como recordaba Borges, era más tolerante en los remedios contra la concupiscencia: las intenciones causan más estragos que los actos y, a veces, el exceso en estos nos cura de los más terribles de las intenciones. Y, así, Piqué se desayuna un día el pote progre recordando a los jóvenes populares que fue del Partido Comunista, otra tarde hace carantoñas catalanistas a Durán i Lleida, durante la merienda le da una andanada a Jon Juaristi por defender la bandera de España y, ya de anochecida, cuando los ardores son mayores, sale con lo de que no quiere discutir el proyecto maragalliano de nuevo Estatuto porque su campaña va a ser “moderada”. Nada, no hay que preocuparse, luego se le pasa y vuelve a ser tan anodino como siempre.

De todos modos, y para que la calma que deben tener los votantes del PP en Cataluña sea, además, política, el partido del señor Piqué debería explicarles que algunas cosas de las que dice el candidato son eso, calentones particulares. Porque lo peligroso no es que Josep Piqué no quiera hablar de la reforma del Estatuto (lleva tiempo no queriendo hablar de otras cosas), sino que lo haya porque “no conviene hacer un discurso de cada partido” sobre la cuestión. Peligroso porque, con este desafortunado remedio para su concupiscencia, plantea la legalidad vigente como un tema que admite abierto y que habrá de cerrarse (nunca definitivamente según la estrategia nacionalista) “con el mayor consenso posible”. Piqué quizá no se da cuenta de que estamos ante una ofensiva nacionalista, tanto en Cataluña como el País Vasco, que comienza dando carta de naturaleza a una situación de provisionalidad que permita la reivindicación constante. Una ofensiva, además, que va en serio. Si Piqué, tan ocupado en ser moderado, no quiere hablar de ello, debería haber alguien en su partido que lo hiciera .

«Es absurdo decir que el artículo 155 de la Constitución nunca se aplicará»
«Al desafío de Ibarreche tenemos que responder con todos los instrumentos legales que tenemos a nuestro alcance»
«Algunos quieren retirarme de la sucesión a toda costa»
Artículo 155: Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.
«Algunos, fuera de mi partido, quieren retirarme de la sucesión a toda costa»
JAIME MAYOR OREJA, Vicesecretario general del PP
Candidato para suceder a Aznar, reconoce que algunos, fuera del PP, «no quieren verme ni en pintura» en la carrera de la sucesión para las elecciones generales de 2004
Inmaculada G. de Molina La Razón 20 Julio 2003

Está convencido, casi obsesionado, de que el mal de España es su debilidad como nación. Es más, no se cree que nuestro país sea una nación «lo suficiente fuerte democráticamente, sino no hubiéramos tenido 1.000 muertos». No entiende por qué hay que replantearse cada 20 años la reforma de la Constitución y de los Estatutos. «Esto no ocurre en una nación fuerte como Alemania».

Por eso, hace un llamamiento a la tenacidad y perseverancia contra los nacionalismos, incluido el catalán. Es más, se siente orgulloso de que CiU asegure que no pactará con el PP, si el sucesor de Aznar se llama Jaime Mayor Oreja. «Mientras quieran hacer un Estatuto de ruptura, es un honor que digan esto». Pero su verbo fácil, cuando analiza el fondo y la forma de lo que ocurre a este país, se frena al hablar de la sucesión y de las zancadillas entre los sucesores de Aznar. «De mi casa no diré ni que sí ni que no hay zancadillas. No hablaré nunca de cosas internas del partido». Ahora bien, es muy consciente de que algunos no quieren verlo ni en pintura. No quieren que sea el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno.

Pista de aterrizaje
¬¿Cómo está ETA?
¬Débil. Pero es la garantía del plan Ibarreche.

¬¿ETA declarará una nueva tregua para favorecer la independencia?
¬El proyecto de ley de ruptura, que presentarán en septiembre en el Parlamento vasco, será la pista de aterrizaje para el reencuentro entre el PNV y ETA. La tregua se produciría si hubiera otro punto de coincidencia entre ambos. Para ello, obligará al PNV a romper más. ETA decide si está rompiendo correcta y rápidamente.

¬¿Cómo influirá la retirada de Arzallus en el plan Ibarreche?
¬Le quieren echar. El poder del partido en Vizcaya aumentará. En cualquier caso, no es el responsable de la estrategia del PNV. No han hecho la transición. Por eso, algún día tenían que pasar a la independencia.

¬¿Ibarreche anticipará las autonómicas a otoño para favorecer su plan?
¬El instrumento que ha ganado en el nacionalismo vasco es el del PNV y el proyecto, el de ETA. Por tanto, caminamos a una rápida ruptura a plazos. ETA medirá al PNV en la ruptura y si no le gusta, desestabilizará el plan Ibarreche. El do de pecho lo darán pronto. Del calendario y del plan está claro que habrá un proyecto de ley para la ruptura en septiembre. Por eso, no es fácil que haya adelanto electoral antes de las generales.

¬¿Por qué?
¬Si el PNV las anticipa, echará a Batasuna del Parlamento vasco. Si hay fortaleza democrática, habrá una estrategia del nacionalismo vasco y si hay debilidad, otra. Por eso, parece casi obligado que esperen a las generales. Pero a partir de esa fecha, no tardarán mucho en convocar los comicios. Ya será la segunda parte del plan Ibarreche. En ese caso, será clave saber en qué momento coinciden con ETA.

¬¿Se refiere a que el PP revalide su mayoría absoluta en 2004?
¬Aznar ha hecho del fortalecimiento democrático su razón de ser y estar, lo que ha debilitado a ETA. Pero tiene un coste: los nacionalismos se activan más. Se radicalizarán. El vasco trata de sustituir a ETA. Por eso, es importante que haya una mayoría en España alrededor de un partido que tenga las ideas claras. España no puede estar en la duda permanente de cuál es su marco constitucional y estatutario. Esto no pasa en Alemania... En esto de la democracia somos unos «advenedizos».

¬¿Mete a CiU en el mismo saco?
¬Alrededor del plan Ibarreche hay un nuevo Estatuto catalán, que está más en la ruptura que en la reforma. El nacionalismo catalán está pendiente del desenlace del plan Ibarreche.

¬¿Para neutralizar el avance de CiU, Maragall debería gobernar Cataluña?
¬En el País Vasco están en juego los herederos de ETA y en Cataluña, los de Pujol. ERC tendrá un papel más relevante. Será el tercer partido. Es una mala noticia para Cataluña y España. La herencia de Pujol irá más hacia la radicalidad.

¬¿A Ibarreche le beneficiaría que CiU estuviera en el Gobierno central?
¬Evidentemente.

¬¿Está en contra de que CiU entre en el nuevo Ejecutivo, en caso de que el PP no logre la mayoría absoluta?
¬CiU está en la ofensiva nacionalista con una reforma del Estatuto de ruptura. Por tanto, no puede ser árbitro democrático de España. Sería una catástrofe. Cuando cese en su ofensiva, a lo mejor podrá serlo.

¬¿Aconseja al PP que, en caso de necesidad, pacte con CiU y forme parte del nuevo Ejecutivo?
¬Mientras estén en la reforma del Estatuto, desde luego que no.

¬Volvamos al País Vasco, ¿el PP y el PSE están preparados para un adelanto electoral?
¬Mentiría si dijese que el constitucionalismo representado por el PP y el PSOE goza de buena salud. En el PSOE se ha impuesto la idea de que lo prioritario es derrotar al PP. Veo más coincidencia entre los nacionalistas que entre los constitucionalistas.

¬¿Luego, los constitucionalistas perderán puestos si hay elecciones?
¬Hay capacidad de recuperación. Los electorados del PP y del PSE reaccionarían para evitar que el PNV tuviera mayoría absoluta.

¬¿Qué opina de que el PSE esté retomando el diálogo con el PNV?
¬Es un error. Deberíamos fortalecer unas relaciones de lealtad y potenciar el constitucionalismo. En esto no está el PSE. Es preocupante que quieran hablar con el PNV por debajo y no con el PP. Como también lo es que piensen que el PP o yo somos el problema del País Vasco. Las tesis de Maragall se imponen en el socialismo vasco.

¬¿El PSOE está siendo desleal con el pacto antiETA?
¬Confío en que la crisis del PSOE sea coyuntural. En Navarra lo ha sido.

¬¿Este acuerdo tampoco goza de buena salud?
¬En estos grandes temas, la relación PP y PSOE no goza de buena salud. En el País Vasco, en esta relación hace falta un proyecto a medio plazo muy estable. Pero tienen miedo de no alcanzar nunca el Gobierno, si mantienen una posición similar a la del PP.

La debilidad
¬Zapatero ha prometido cambiar su relación con el PNV. ¿Ibarreche espera a convocar los comicios para ver si el PSOE llega o no al poder?
¬El nacionalismo vasco sólo busca la debilidad. Si hay una mayoría relativa, tal vez el plan Ibarreche se congele y logren cambiar la Constitución. La debilidad de los demás le daría la victoria. Si hay mayoría absoluta, se pondrá encima de la mesa con toda su crudeza. Por eso, es tan importante una mayoría de españoles que entiendan y compartan este fortalecimiento democrático, que necesita un plazo para que sea una seña de identidad de España y lo asuma cualquier partido.

¬¿Tal vez a ETA no le guste que Ibarreche congele su plan?
¬El PNV y ETA desearían un Gobierno débil. Favorecería una transición. Tendríamos el desistimiento de un sector en el País Vasco. Es lo que quiere el PNV, una década para que todo el mundo sea nacionalista. Su éxito sería que quien está en la ofensiva nacionalista formase parte del Gobierno.

¬¿Entonces?
¬No es de recibo que algunos asocien el fortalecimiento democrático a una imagen de una España dura e intransigente. No me creo que España sea una nación lo suficiente fuerte democráticamente, si no no hubiéramos tenido 1.000 muertos. Esto nunca hubiera sucedido en una nación fuerte como Alemania. El problema es de una cierta debilidad como nación.

¬¿Habrá referéndum sobre la independencia en el País Vasco?
¬Habrá una disposición, escondida en el proyecto de ley que parecerá muy democrática, para que en el caso de que no haya acuerdo entre el Gobierno de España y el vasco, haya referéndum.

¬¿Hay que aplicar el artículo 155 de la Constitución si hay referéndum?
¬Hay que recordar su existencia. Tenemos que saber responder en cada momento con lo que tenemos. Hoy el preámbulo del plan Ibarreche se responde desde el poder judicial español.

¬¿Parece que no ha servido de mucho?
¬Ésa es la respuesta. Es absurdo que digamos que hay un artículo de la Constitución que nunca se aplicará. En cada batalla, tenemos que tener claro que usaremos todos los instrumentos que tenemos a nuestro alcance. Y luego los nacionalistas serán los que decidan si se introducen de lleno en la aplicación del 155. No podemos dejar de tener ninguna de las facultades constitucionales.

Olfato político
¬¿Incluida la de mandar al Ejército al País Vasco?
¬ El político tiene que tener intuición y olfato para tomar las medidas a tiempo. Y únicamente se acierta cuando hay un conocimiento profundo, convicción y una actitud auténtica ante un problema de este calibre.

¬¿Qué le parece que la mesa del Parlamento vasco pida al Supremo la anulación de su auto contra SA?
¬Cada vez, la mentira y la desobediencia serán más grotescas.

¬¿El TS debería anular ya las decisiones de la mesa del Parlamento vasco?
¬Confiemos en el CGPJ, en el Supremo y en el Fiscal del Estado.

¬¿La suspensión de la «sala de la Discordia» del TSJV demuestra que la justicia vasca está amordazada?
¬Confío en lo que hagan el Supremo y el Consejo del Poder Judicial.

¬¿Y en el TSJV?
¬No quiero entrar.

¬Hay quien dice que a Aznar ya le viene bien que ETA exista para ganar elecciones.
¬Cuando uno empieza a no tener complejos, tiene que oir que Aznar es como el conde duque de Olivares. Que lo diga Pujol lo entiendo, pero que lo digan los socialistas...

¬¿Y que lo diga Pimentel?
¬Contesto a Pujol, no a Pimentel.

¬¿Perjudicará a su carrera política el haberse convertido en el abanderado de la lucha contra los nacionalistas?
¬Lo que me interesa es la fortaleza democrática de España y del PP. Aunque ser siempre vanguardia tiene más perjuicios que beneficios.

¬CiU dice que si Mayor es el sucesor de Aznar no pactarán con el PP.
¬Siento satisfacción. Ellos están en la ofensiva. El día que no lo estén, si dijesen lo mismo, me darían un disgusto. Mientras quieran hacer un Estatuto de ruptura es un honor que lo digan.

¬¿Si Mayor es el nuevo presidente, CiU no estará en su Gobierno?
¬Mientras sigan en la ofensiva no es bueno para España un Gobierno con nacionalistas.

¬¿En la elección del sucesor de Aznar debe pesar la situación vasca?
¬Los proyectos para España y hablar del País Vasco es hacerlo de España.

¬¿Se le puede ir a Aznar de las manos su relevo?
¬No lo veo.

¬¿Hay navajazos por la sucesión?
¬Tengo la suerte de tener unos compañeros en la dirección del partido de los que no podré levantar ni un dedo para decir que me he sentido navajeado. Sólo puedo hablar bien de ellos, desde el afecto y la lealtad de los que en teoría son los otros competidores.

¬La mano derecha de Gallardón habla de navajazos.
¬Es un político muy valioso y un hombre ejemplar. El hecho de que haya tenido esta reacción cuanto más es disculpable. Otra cosa es que no se comparta y que se diga que no ha sido oportuna. Pero no refleja un ambiente de navajeo por la sucesión.

¬Sería normal que lo hubiera. Hablamos de personas con ambición.
¬Claro que todos somos ambiciosos. Quién no lo es en esta actividad. Pero uno tiene que saber que por encima de todo está el proyecto colectivo.

¬¿Por qué Rato y Rajoy se dan por aludidos con las palabras de Cobo?
¬En Madrid hay una situación de cierto nerviosismo. Por eso, no hay que hacer una lectura sucesoria del tema.

¬¿El adversario de Gallardón está dentro del PP?
¬Es Trinidad Jiménez y no tiene más.

¬¿Por qué en el PP no se le quiere?
¬Tiene el aprecio de muchas personas del partido.

¬¿Gallardón se ha equivocado al lavar los trapos sucios en público?
¬Cualquier palabra de Alberto hubiese sido una descalificación de Cobo. Ha hecho lo más difícil: ganar en Madrid. Es uno de los líderes importantes del PP.

¬¿La política es «una mierda» cuando se producen relevos en los partidos, como dice Cobo?
¬No. Y no soy inmune a que haya personas que no quieran que sea candidato del PP.

¬¿Y a que le hagan una zancadilla?
¬A lo mejor, hasta se puede producir. Pero me parece comprensible.

¬¿Y le han hecho ya alguna?
¬No hablaré mal de mi partido ni de nadie de mi partido. Cuando veo que algún medio de comunicación quiere desde hace meses retirarme a toda costa y que alguna radio también...

¬¿La zancadilla fue grande?
¬De mis adversarios, todas las que pueden. De mi casa no diré ni que sí ni que no las hay. No hablaré nunca de cosas internas del partido. Lo que me importa es que estemos a la altura de las circunstancias en la sucesión.

¬¿El PP debería tener en cuenta que los votantes prefieren a Mayor y a Gallardón como sucesores?
¬Hace falta un candidato para ganar, que tenga un apoyo político y social del partido, que además de ser candidato sea presidente, que tenga en su cabeza un proyecto para España, la fuerza de sus convicciones y principios y la posibilidad de entenderse bien con esa mayoría de españoles que representará en poco tiempo y un liderazgo de futuro. Probablemente, unos cumplen mejor unas y otros, peor.

¬¿Y Mayor cómo está?
¬No me voy a juzgar a mí mismo.

A disposición del partido
¬¿Pero querrá ser el sucesor?
¬Estoy a disposición del partido para todo. Y con esto está claro. No he cambiado mi posición, ni lo haré nunca. Ni entro ni salgo, porque el presidente nos ha pedido que no abramos unas primarias. Sigo exactamente donde estaba. Que otros no quieran que siga es otra cuestión.

¬¿Gallardón ha abierto las primarias?
¬No.

¬¿De todos los sucesores, quién le vendría peor a Zapatero?
¬Que lo diga él.

¬Según González, Gallardón.
¬Ni entro ni salgo.

¬En su partido reducen la sucesión a dos nombres: Rato y Rajoy.
¬Dentro de mi partido, ni entro ni salgo. Fuera, algunos no quieren verme ni en pintura. Creen que no es bueno que sea el candidato del PP.

¬¿Habrá bicefalia en el PP?
¬Habrá que responder a los interrogantes de cuándo y cómo se da a conocer al sucesor, cuál es la primera elección en la que aparece y cuándo se produce el congreso para el relevo. Será un proceso en el que tendrá que ver mucho el presidente y en el que el sentido común será determinante.

¬¿Si el sucesor le pide que esté en su Gobierno, qué hará?
¬Siempre estaré a disposición del partido y del sucesor. Hasta las elecciones de marzo estaremos todos con el sucesor y espero que si yo lo soy, también sea así. A partir de ese momento hay que dejarle las manos libres.

Más suerte que Yoyes
Por JUAN M. GASTACA ABC 20 Julio 2003

Sentado aquel día ante los micrófonos de una atiborrada rueda de prensa, Jon Idígoras se quitó las gafas y admitió: «»Kinito», cómo has engañado a este pobre viejo»». «Kinito», apelativo infantil que José María Urquijo convirtió en su tarjeta de abertzale confidente, no pudo oir la desazón de su amigo. Para entonces ya había huido aterrado, con el mismo pavor que durante siete años sintió cuando se sentaba ante Amedo para repasar las andanzas de sus compañeros de LAB y HB. Una relación ésta iniciada rápidamente por el subcomisario tras comprobar la palmaria fragilidad con la que reaccionó aquel neófito dirigente sindicalista cuando fue detenido por primera vez en Bilbao.

Desde entonces, convivieron. Y «Kinito» empezó a disfrutar de una doble personalidad, que ha prorrogado hasta ayer, ayudado, sobre todo, por la debilitada infraestructura de la organización etarra. Sólo así se entiende que aún continúe con vida. Con «Yoyes» en el recuerdo macabro resulta harto difícil entender que Urquijo no hubiera vuelto a su Llodio natal con los pies por delante. O quizá lo pudiera explicar aquella conversación entre el sorprendente confidente policial y Múgica Garmendia en Anglet, que fue interpretada como un juicio sumarísimo pero cuya sentencia quedó, paradójicamente, sin condena. Tal vez «Pakito» conmutó el ajusticiamiento que las reglas sangrientas de ETA reservan para una delación por el confinamiento. «Kinito» sabía demasiado, sobre todo de las debilidades de la organización a quien servía y espiaba. Tanto sabía, que él mismo, para quien sus convecinos llegaron a clamar que «el pueblo no perdona», logró reencarnarse en imprescindible. Eso sí, en Cancún.

Justicia en entredicho
Editorial EL Correo 20 Julio 2003

El conflicto abierto en el Tribunal Superior del País Vasco, después de que la Sala de lo Civil y Penal se dividiera sobre la conveniencia de admitir o no a trámite la querella interpuesta por la Fiscalía contra Juan María Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao por un presunto delito de desobediencia en la ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo sobre la disolución del grupo parlamentario de Sozialista Abertzaleak, está llevando a límites insostenibles la presión sobre la Justicia en Euskadi, hasta el punto de haber trascendido de su propio ámbito para interpretarse como un desafío político.

Es evidente que ninguna formación política ha hecho un esfuerzo especial en preservar a la Justicia como garante de la normalidad democrática, y que sentencias y jueces se han visto inmersos en el fragor de una batalla política que invade cualquier espacio, por muy protegido que esté. Un afán descalificador y reprobador que ha calado en la propia magistratura. Pero aún así, nunca como hasta ahora los políticos habían despreciado el valor institucional del juez y su independencia en su función jurisdiccional. Un salto que está contaminando la relación entre poderes y ofreciendo a la sociedad una imagen perversa de la Justicia y sus administradores, como si sus resoluciones estuvieran predeterminadas y dependieran más de la adscripción o ideología del magistrado que de una aplicación profesional y estricta de la legalidad. Un mensaje torvo que alimenta la desconfianza de la ciudadanía hacia la que sin duda es uno de las piedras angulares de un Estado democrático y de derecho.

La responsabilidad de esta degradación es achacable, en primer lugar, a los partidos que han tenido o tienen funciones de gobierno, porque en sus manos está potenciar la independencia judicial y realizar una correcta pedagogía, de respeto y acatamiento, entre la sociedad. Algo que, por desgracia, no sucede, y es más común escuchar a altos cargos y dirigentes atosigando y reprobando públicamente a fiscales y jueces que aportando sensatez y crítica razonable. Pero también son culpables el resto de formaciones, empeñadas en calificar las sentencias en función de la coincidencia con sus planteamientos o intereses. Un extendido criterio partidista al que se le ha sumado el afán 'político' de algunos magistrados y fiscales que se mueven cómodos en este terreno resbaladizo.

En Euskadi, además, el nacionalismo en el poder ha hecho del terreno judicial un campo de batalla donde dirimir abiertamente su enfrentamiento con el Estado. Un contencioso con la Justicia, basado primero en el escepticismo, luego en la desconfianza y finalmente en la descalificación, que tiene un horizonte nítido, tal y como definió el propio consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, al afirmar que la meta está «en lograr un poder judicial vasco en sintonía con el texto soberanista e independentista del Gobierno de Ibarretxe». La demanda contra la magistrada Concha Marco, por unas muy desacertadas manifestaciones, y la acusación al Gobierno central, por la dirección del PNV, de querer constituir en Euskadi una 'magistratura afecta al PP', concretan esta ofensiva. Todo ello corrobora que, más allá de planteamientos juridicistas, existe una estrategia para hacer del victimismo y de una supuesta agresión a las instituciones propias el soporte de la escapada soberanista; un interés por canalizar las profundas discrepancias sobre el Plan Ibarretxe hacia el terreno de la insumisión.

La decisión del Consejo General del Poder Judicial de suspender cautelarmente la formación de la 'Sala de Discordia', atendiendo el recurso de la Fiscalía contra la decisión del presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, ha abierto un nuevo período que puede servir indistintamente para ahondar el enfrentamiento o aminorar su efecto devastador sobre la Justicia, reconduciendo el conflicto hacia el terreno que le es propio, el jurídico. Es por ello imprescindible que los pasos que se den sean irreprochables y se ajusten sin la menor desviación a los preceptos establecidos. El peligro no sólo está en la lamentable judicialización de la política, ni siquiera en su reprochable politización. El mal que empieza a carcomer un principio fundamental de nuestra sociedad está en considerar a la Justicia no como un poder independiente y equilibrador, sino como un utensilio más en la guerra partidista. Una tentación fatalmente extendida y más en una clase política que ha hecho de la querella un arma arrojadiza.

El voto de UA
Leticia Comeron Refojos/Vitoria-Gasteiz Cartas al Director El Correo 20 Julio 2003

He votado alguna vez a Unidad Alavesa y me ha causado asombro cómo en esta legislatura el único representante de UA no ha votado a favor del Gobierno de Rabanera en la Diputación. Aunque pueda guardar bastantes diferencias con el Partido Popular y el PSE, la verdad es que con la situación del País Vasco, y teniendo en cuenta que compartimos valores y principios básicos, no comprendo la actitud de Ladrón de Guevara de dejar sólo al PP y el PSE en la investidura.

Mi voto hacia UA es un voto que ante todo quiere la unidad de los no nacionalistas frente a los que pretenden el plan Ibarretxe. Por eso, no estoy deacuerdo con la postura que ha adoptado UA. Durante las últimas legislaturas hemos gobernado con el PP y se ha demostrado que gobernando juntos se pueden hacer cosas buenas. Dudo mucho que UA pueda jugar un papel importante en el panorama político alavés alejado del constitucionalismo de PP y PSOE. Espero que cambie de actitud porque si no es fácil que parte de su electorado se vaya a otros partidos con posturas más claras.

Señalización críptica
Ramón María Aller El Ideal Gallego 20 Julio 2003

Si para cualquier español salir de viaje por carretera constituye una aventura por la escasez de señales y por la confusión a la que inducen sus inscripciones, un turista extranjero puede volverse loco en un vano intento de interpretar correctamente el significado de los letreros en lenguas vernáculas o de las correcciones realizadas sobre rótulos en español por gentes que reivindican singularidades culturales rarísimas.

Al margen del idioma, del dialecto o de la jerga utilizada, más de un viajero se ha equivocado porque quienes diseñaron y decidieron la ubicación de las señales no meditaron lo suficiente para decidir su tamaño ni su emplazamiento. Una furgoneta delante del propio vehículo puede impedir la visibilidad de unos letreros colocados casi a ras de suelo. Por supuesto, es casi imposible encontrar indicaciones sobre destinos que vayan más allá de los límites autonómicos... Pero lo más complicado para el automovilista puede resultar salir de una ciudad, ya que superar tal empeño suele convertirse en un peligroso juego de adivinanzas incluso recurriendo a que los peatones ayuden a encontrar pistas para salir del laberinto.

Gastar un poco de dinero y unas cuantas neuronas en señalizar de forma adecuada autopistas, autovías, carreteras, caminos y calles resultaría más útil y también más rentable que acometer nuevas obras y, sobre todo, convertirá en más aprovechables las ya realizadas.

Cae «Kinito», confidente de Amedo y cargo de HB, en un golpe a ETA en México
MADRID. ABC 20 Julio 2003

Las Fuerzas de Seguridad mexicanas, en colaboración con la Policía española, han detenido a nueve personas en México y a una en España en una operación que supone un importante golpe a la estructura financiera, de falsificación, y logística de ETA en México. Así lo aseguró ayer en conferencia de prensa el ministro del Interior, Ángel Acebes, quien señaló que se han logrado congelar en México fondos de varias entidades financieras por un importe superior a los 900.000 pesos (unos 17 millones de las antiguas pesetas). Sin embargo, fuentes de Interior explicaron a ABC que las cantidades pueden ser más importantes, entre otras razones porque todavía se están registrando viviendas y analizando un grueso volumen de documentación.

Delitos prescritos
Algunos de los detenidos en esta operación habían sido miembros de comandos liberados de la banda terrorista en los años ochenta y sus delitos han prescrito, aunque, según el ministro, tras estos arrestos «no se irán de rositas». Acebes explicó que, según las investigaciones llevadas a cabo, que han durado un año, los detenidos complementaban algunos objetivos que la dirección de ETA no puede desarrollar en Francia y facilitaban la acogida de terroristas huidos a ese país. La operación, que continúa abierta, ha sido llevada a cabo por agentes de la Procuraduría General de México en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía y se ha saldado con la detención en ese país de seis españoles y tres mexicanos y en Guernica (Vizcaya) de Mikel Josu Arronategi Bilbao, de 71 años, así como el registro de ocho domicilios y empresas relacionadas con la trama. Precisamente Arronategi, detenido en 1989 por su colaboración con el «comando Araba», era el encargado de canalizar los fondos que la dirección de ETA traspasaba desde Francia a la estructura en México para financiar las actividades de logística de la banda en ese país.

La operación se ha llevado a cabo bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional y el origen de las investigaciones se remonta al 26 de agosto de 2002, cuando fue detenido en Francia el «histórico» etarra Juan Ángel Otxoantesana Badiola «Kirru», que había vuelto de México, donde tenía responsabilidades en el aparato logístico y financiero de ETA.

Comité de coordinación
Las investigaciones posteriores, según Acebes, han permitido constatar la existencia en México de una estructura de ETA integrada por miembros huidos de la banda y dirigida por un comité de coordinación subordinado a la dirección en Francia. Simultáneamente a la detención practicada en Guernica, la Procuraduría mexicana detuvo en Monterrey a Asier Arronategi Durade, hijo de Arronategi Bilbao y quien, al igual que su padre, era el responsable de la canalización de los fondos que ETA destinaba en México. En Puerto Escondido, en el estado de Oaxaca, fueron detenidos Juan Carlos Artola Díaz y María Asunción Gorrotxategi Vázquez, quienes formaron parte del «comando Donosti» en la segunda mitad de los años ochenta.

La Policía considera que Artola era el responsable actual del colectivo etarra en México y el interlocutor directo con la dirección en Francia. En la localidad de Cuautitllqan Izcali fue detenido Félix Salustiano García Rivera, quien perteneció al "comando Axular" y, según su historial policial, participó en diversas acciones terroristas contra miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Actualmente, era el responsable del colectivo de huidos etarras en el Estado de México y México D.F.

Asimismo, la policía mexicana procedió a la detención de otros dos españoles que portaban documentación falsa y que podrían ser Ernesto Alberdi Elejalde y José María Urquijo Borde. El primero, arrestado en Puebla, fue procesado a mediados de los años ochenta por diversos delitos de estragos y ahora era miembro del «comité de coordinación del colectivo de ETA en México» y responsable de la estructura en ese estado. El segundo, detenido en Cancún, participó supuestamente a finales de los años ochenta en actividades de cobertura a comandos «liberados» de ETA y en la actualidad era responsable del colectivo del aparato terrorista en el estado de Quintana Roo. Se da la circunstancia de que «Kinito» fue dirigente de LAB, el sindicato abertzale, en 1981, miembro de las Juntas Generales de Álava en el 87, además de estar presente en la comisión nacional de Gestoras Pro-amnistía. En 1988 entró a formar parte de la dirección de Herri Batasuna. En febrero de 1989, fue señalado como un confidente del policía Amedo, circunstancia que fue admitida poco después por sus compañeros de partido, quienes le exigieron un informe completo sobre las informaciones que había proporcionado a Amedo. Al parecer, había sido «captado» por el subcomisario -condenado por su participación en los GAL- en 1982, tras una detención y se supo de su doble actividad a raiz de que el policía le enviara una carta a su domicilio exigiéndole más información o, de lo contrario, se haría pública su condición de confidente.

Detenciones de mexicanos
Además, se detuvo a tres ciudadanos mexicanos quienes, presuntamente, colaboraban con la estructura financiera de ETA en México. Al parecer, los detenidos tenían montada una trama financiera por la que traspasaban dinero en efectivo desde Francia a México pasando por España y, para ello, utilizaban las transferencias internacionales como medio más rápido y seguro. Los arrestados, además, reintegraban el dinero mediante operaciones en efectivo y libramiento de cheques que cobraban en caja, dificultando de esta manera la identidad del beneficiario de dichos fondos. Según Acebes, algunos de los detenidos huyeron en su día a México para sustraerse de la acción de la Justicia y a pesar de que, en su mayoría, han prescrito las causas judiciales, continuaron su actividad en México asociada a las necesidades logísticas y económicas de ETA, banda en la que continuaban integrados. De momento se han congelado cuentas por 900.000 pesos, pero el ministro dijo que sólo era un «botón de muestra» del dinero que ha podido ser transferido al grupo.

Acebes agradeció a las autoridades mexicanas su colaboración y dijo que con esta operación se demuestra una vez más que «no hay refugio ni retiro» para los etarras, porque «allí donde estén, vamos a perseguirles». El presidente del Gobierno, José María Aznar, telefoneó a su homólogo en México, Vicente Fox, para agradecerle las detenciones llevadas a cabo, unas detenciones que suponen un paso más en la lucha contrra ETA en el extranjero. El golpe a la trama financiera de la banda en México elimina una parcela de impunidad en la que todavía confiaban los cabecillas etarras: las labores «administrativas» de quienes no estaban connotados por su condición de pistoleros. La semicondición de refugiados políticos o, simplemente, la de ciudadanos españoles con delitos prescritos, daba a muchos etarras una coartada con la que mantener oculta su relación con la banda. Además, las dificultades de captación de nuevos terroristas y la creciente sospecha por parte de la banda de que ha sido infiltrada es la que provoca que los «retirados» sean obligados a colaborar con ETA y a asumir cada vez más riesgos.

Petición a Ibarretxe
Por su parte, el lehendakari Ibarretxe se mostró ayer dispuesto a seguir adelante con su plan de libre asociación del País Vasco a España, cuyo texto articulado trasladará en septiembre al Parlamento Vasco con la forma de proyecto de ley de reforma estatutaria. Acebes le recomendó que en lugar de ocuparse de planes «soberanistas» cargados «de riesgos y confrontación», centre sus prioridades en «acabar con ETA». El PSE también se pone del lado de los populares pidiendo a Ibarretxe que reconozca el «fracaso» de su plan para «desactivar» los conflictos que está generando. Sin embargo, IU apuesta por un plan abierto que no esté en contradicción con la propuesta del lendakari.

Recortes de Prensa   Página Inicial