AGLI

Recortes de Prensa     Martes 5 Agosto  2003
El director de El Correo denuncia que el Gobierno vasco asume los fines secesionistas de ETA
EFE Libertad Digital  5 Agosto 2003

Incendio
Carlos Semprún-Maura La Razón 5 Agosto 2003

Enrique Múgica: El PNV es una guerrilla de desesperados
EFE Libertad Digital  5 Agosto 2003

Jaime Larrínaga: «Me han cerrado las puertas en la Iglesia vasca»
Redacción - Madrid.- La Razón 5 Agosto 2003

Las varas de medir del PSOE
Germán Yanke Libertad Digital  5 Agosto 2003

Federalismo socialista
Cartas al Director ABC 5 Agosto 2003

Carta abierta del Foro Ermua a Pello Salaburu, ex rector de la Universidad del País Vasco UPV/EHU
Cartas al Director ABC 5 Agosto 2003

«Presionar» al Gobierno vasco
ABC 5 Agosto 2003

El cura de Maruri
Cartas al Director El Correo 5 Agosto 2003

«Reforma Zapatero» de Estatutos
Antonio Martín Beaumont La Razón 5 Agosto 2003

¿Dónde está la Iglesia
Miguel Ángel Rodríguez La Razón 5 Agosto 2003

Alertan de que el plan Ibarretxe abocará al País Vasco a la ruina
Agencias / Madrid El Ideal Gallego 5 Agosto 2003
 

El director de "El Correo" denuncia que el Gobierno vasco asume "los fines secesionistas" de ETA
EFE Libertad Digital  5 Agosto 2003

En los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en El Escorial, concretamente en el curso titulado "Terrorismo: Nuevos retos y respuestas sociales", ha intervenido el director del diario "El Correo", Ángel Arnedo, para explicar que "la comunidad vasca sigue atrapada en una dictadura del miedo, una oligarquía de la fuerza, donde el pánico paraliza sus instituciones y su avance en el futuro".

El director del diario diario "El Correo", Ángel Arnedo, en su intervención en los Cursos de Verano de El Escorial, ha denunciado que, a pesar de la disminución de la actividad terrorista y el mayor número de detenciones, "en el mismo momento en que las fuerzas de seguridad desenmascaran a los asesinos, se quitan sus caretas los socios del Gobierno vasco: PNV, EA e IU; y hacen suyos los fines secesionistas de la banda armada". Arnedo señaló que estas fuerzas políticas, en lugar de los atentados, utilizan "expresiones verbales que amenazan con hacer saltar por los aires los pilares maestros de la democracia española", como las declaraciones del presidente del PNV, Xavier Arzalluz, que el pasado jueves "decía que el objetivo del PNV es unir y liberar al pueblo vasco señalando que la finalidad es que Euskadi forme parte de Europa a la par y con el resto de los Estados de la UE".

El director de "El Correo" acusó al Ejecutivo vasco de considerar que "cargar las tintas contra un punto de su ideario merece mayor castigo" que un atentado y denunció que "el partido que reside en Ajuria Enea ha sometido a mi diario, por decreto, a inquietantes periodos de boicot". Por ejemplo, según dijo, "nos niegan entrevistas, vetan ruedas de prensa, censuran mítines, nos responsabilizan de la agonía de la región, obstaculizan la labor de algunos de nuestros redactores que recurren a sus gabinetes de prensa", etcétera. Arnedo considera que "el plan Ibarretxe y su entelequia de Estado soberano libremente asociado al español, la negativa del presidente parlamento de Vitoria, Juan María Atutxa, a suspender el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak pese a estar en sus manos un mandato judicial", entre otras cuestiones, "no pueden ser anunciados sino denunciados por los medios de comunicación que han apostado por la legalidad a cambio de que ésta les conserve para muchos años la libertad de expresión".

"De la tibieza y comprensión con los que no condenan el terrorismo, el Gobierno Vasco ha pasado a su justificación ideológica", criticó Arnedo, quien, durante su intervención, repasó la lista de periodistas amenazados u objeto de atentado terrorista para destacar cómo el miedo está extendido incluso entre los redactores de base. Con respecto a la suspensión de diarios como "Egin" o "Egunkaria" señaló que a pesar de la "encrucijada moral" , "jamás estaremos al lado de los asesinos pero tampoco de quienes obstruyen con bala los canales de expresión", por lo que, "no la cabecera en sí misma, pero sí quien la ha utilizado para estos fines delictivos, deberá rendir cuentas a la justicia y a la profesión por haberla adulterado y hecho cómplice voluntaria de sus mezquindades".

Incendio
Carlos Semprún-Maura La Razón 5 Agosto 2003

Los incendios en el sur de Francia no son cosas inhabituales, aunque este año hayan sido particularmente graves. Tampoco es inhabitual que algunos sean voluntarios, «criminales». Desde luego estaban reunidas las condiciones del desastre: sequía, viento, plétora de turistas, pero la gente seria, o sea los bomberos, afirman que no cabe la menor duda: esta vez son voluntarios. Se ha glosado sobre la mentalidad de los pirómanos, pero nadie ha hecho alusión a una hipótesis que me han contado: progresaba el proyecto de un parque natural en esa región del Var, y, claro, totalmente inconstructible. Estos incendios lo cambian todo, se construirán urbanizaciones, pese a una reciente ley según la cual los terrenos inconstructibles lo permanecen después de los incendios, pero entre la ley y la realidad existen abismos, y con «mordidas» a alcaldes y otras «comisiones», la realidad es que se construye más en zonas prohibidas después de los incendios que antes.

La Costa Azul es una de las regiones más corruptas de Francia, y los políticos no lo son menos, y las especulaciones inmobiliarias forman parte de un entramado casi diría clásico y, allí más, debido a la belleza de la región y a sus millones de turistas. En Córcega también hubo incendios forestales, sobre todo los producidos por los atentados nacionalistas, que se han reanudado. Los nacionalistas están reunidos este fin de semana en Corte, como cada año, con sus invitados terroristas etarras y demás. Han declarado que el Estado francés había perdido «la guerra», ya que el terrorismo seguía. Se trataría, según ellos, de negociar, pese a la victoria del «no» en el referéndum, con París, las etapas de la autonomía-independencia. Si no, más atentados... Esto es lo que declaran los batasunos corsos.

El ministro de Interior, Sarkozy, ha prometido mano dura con los terroristas y diálogo con los corsos, incluyendo los nacionalistas no violentos. Los éxitos contra la inseguridad que se apunta este señor son pura filfa, y no sólo en Córcega. Hace unos días otra sinagoga y un centro cultural judío fueron arrasados, no hubo víctimas; el caso es tan frecuente que ni se comenta, más bien se oculta. No es que Sarkozy haya dicho: a mí los judíos ¡plin!, al revés, declaró que no toleraría la violencia antisemita. Como en Córcega. Esta vez fue en Saint-Denis, municipio comunista de los arrabales de París.

Enrique Múgica: "El PNV es una guerrilla de desesperados"
EFE Libertad Digital  5 Agosto 2003

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, ha dicho que "el Partido Nacionalista Vasco es una guerrilla de desesperados" y señaló que el nacionalismo vasco "se ha aprovechado todo el tiempo de las acciones" de ETA.

Durante su intervención en el curso "Terrorismo: Nuevos retos y respuestas sociales", celebrado en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en El Escorial, Enrique Múgica señaló que "vamos bastante mejor" en la lucha contra el terrorismo de ETA porque "un sector muy importante del pueblo vasco", gracias a distintas organizaciones sociales, "nos hemos lanzado a la calle" para decir "no al terrorismo" y "no al nacionalismo obligatorio". Múgica destacó que "el Estado español está cada vez más convencido, más fuerte en que hay que combatir al terrorismo sin desmayo" y a "un nacionalismo cómplice del terrorismo" y se refirió al llamado espíritu de Ermua, un "clamor unánime que hizo decir al entonces lehendakari Ardanza: ‘hay que aislar a los terroristas y a sus cómplices’".

Tras referirse a que el español ha exportado palabras como guerrilla y guerrillero –de la época Napoleónica– y desesperado –"que cabalga hacia delante sabiéndose vencido"–, Múgica calificó al PNV de "guerrilla de desesperados". Al inicio de su intervención, Múgica comparó con el fragmento de una novela del Nobel de Literatura Imre Kertezsz, la marcha del párroco de Maruri (Vizcaya), Jaime Larrinaga, porque "el silencio y el temor que predominaba en Euskadi también se me parecía a los ciudadanos respetables de Weimar que nada sabían de que a pocos kilómetros de allí existía un campo de concentración nazi".

Jaime Larrínaga: «Me han cerrado las puertas en la Iglesia vasca»
Cree que el obispo de Bilbao recibió presiones para que saliera de Maruri
Jaime Larrínaga, que hasta el domingo pasado fue párroco de la localidad vizcaína de Maruri, y que vive escoltado, aseguró ayer que «me han cerrado las puertas en la Iglesia vasca» y señaló que la mayoría del clero es nacionalista. En este sentido, se mostró convencido de que el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, ha recibido presiones para que el religioso saliera de la parroquia en la que ha estado durante los últimos 35 años.
Redacción - Madrid.- La Razón 5 Agosto 2003

El párroco de Maruri, Jaime Larrínaga, que el domingo abandonó la localidad vizcaína tras treinta años al frente de la parroquia, aseguró ayer que «me han cerrado las puertas en la Iglesia vasca» a la vez que denunció la «beligerancia» contra su persona. «Me han cerrado las puertas en la Iglesia vasca, a la altura del clero, no en las altas esferas. He visto una beligerancia contra mí. El estamento clerical es del que menos apoyo he recibido. La mayoría del clero es nacionalista», dijo, en declaraciones a RNE.

El religioso se sintió «dolido» por las declaraciones del portavoz del PNV, Iñaki Anasagasti, que aseguró que «no es un hombre de paz». «El problema es que la población vasca no se da cuenta de que no hay otras opciones: o estar con los terroristas y los que les apoyan, o estar contra el terrorismo. Hace falta una postura valiente, clara, que a corto plazo no va a sacar ningún beneficio, porque a mí se me han cerrado muchas puertas, pero yo creo que a largo plazo seré reconocido y puedo dormir con la conciencia tranquila, porque el que cree en Dios no puede vivir y dormir tranquilamente si no denuncia esta situación», señaló. En otras declaraciones a Onda Cero, Larrínaga justificó su decisión de abandonar Maruri porque, dijo, «no puedo soportar que haya feligreses que tengan que vivir una situación de heroicidad por venir los domingos a misa». En este sentido, reveló que el Consejo de Pastoral le instó a hacer una despedida de sus feligreses, «para darles una explicación, sobre todo a aquellos que en estos últimos meses habían sido calumniados o perseguidos por asistir a misa». Sobre la ausencia del obispo de Bilbao en su despedida, el párroco ha asegurado que monseñor Blázquez «me ha dado todas las facilidades. Estoy seguro de que ha recibido también presiones para que yo saliera de la parroquia de Maruri».

Por su parte, el defensor del Pueblo, Enrique Múgica, dijo ayer que Larrínaga, «ha tomado la única decisión que podía tomar» y criticó que «en Euskadi existe un régimen siniestramente esperpéntico, gobernado por un partido que discrimina, un partido que excluye». Preguntado sobre la decisión de abandonar Maruri del párroco amenazado por ETA, Múgica señaló que no se puede «exigir a una persona la heroicidad hasta ser víctima del terrorismo», minutos antes de su participación en un curso que la Universidad Complutense celebra esta semana en San Lorenzo de El Escorial. Múgica criticó que el Gobierno del PNV «con sus hechos niega lo que sus palabras manifiestan» con respecto al fin de ETA.

Por último, también hizo alusión al «desgraciado Plan Ibarreche como elemento de un proceso secesionista» y resaltó la importancia de «la memoria y el recuerdo de las víctimas» como «palanca eficaz» en la lucha contra el terrorismo. Asimismo, se mostró optimista y opinó que en la lucha contra ETA se está «bastante mejor».

Las varas de medir del PSOE
Germán Yanke Libertad Digital  5 Agosto 2003

Con rapidez, no hay duda, el PSOE ha reaccionado contra sus concejales en Marbella después de que estos anunciaran su apoyo a una moción de censura al alcalde en compañía de parte de los seguidores de Jesús Gil y el Partido Andalucista. El partido invocó el pacto antitransfuguismo, echó la culpa a una suerte de general decadencia de la democracia en España (que es el modo de echarle la culpa de todo al Gobierno), pero reaccionó rápido consiguiendo que dos de sus concejales se retractaran y expulsando a los demás, asunto que el PSOE hace últimamente con una celeridad ajena tanto a la burocracia como al garantismo. En Marbella, por cierto, el PSOE había suscrito un acuerdo con el PP comprometiéndose a no apoyar de ningún modo al GIL. Si no se ha invocado ahora debe ser porque, en el maremagno de rupturas y acusaciones en el antiguo partido de Jesús Gil, ya no se sabe qué es cada grupo.

Sin embargo, cuando algunos socialistas navarros (algo más que algunos concejales, incluso la presidenta del partido en la comunidad autónoma) pactaron con nacionalistas y grupos subsidiarios de Batasuna el gobierno de varios municipios, el PSOE tuvo otra actitud. No hubo expulsiones inmediatas ni enérgicas peticiones para que se devolvieran las actas. Tampoco alusiones al daño que hacían al partido, como ha ocurrido en Marbella. El PSOE, en declaración solemne del propio secretario general, dijo que tenía que oír a los interesados-implicados. Respecto al PNV, el PSOE –más allá de la letra del Pacto contra las Libertades y el Terrorismo (que no fue en este segundo caso invocado para exigir nada a los socialistas navarros)– no quiso en las últimas elecciones manifestar acuerdo alguno con el PP.

¿A qué se debe esta distinta vara de medir? ¿Considera el PSOE más grave la política local de los herederos políticos de Jesús Gil que la ofensiva nacionalista y secesionista de PNV-Batasuna-ETA? No lo creo o, para ser más exacto en una expresión que quiero sea escéptica, no puedo creerlo.

Me parece, más bien, que la dirección “federal” del PSOE reacciona cuando puede, es decir, cuando su batiburrillo interno se lo permite. Si se firma un acuerdo anti-GIL, si se expulsa a los díscolos concejales de Marbella o se pide sus actas, Maragall no protesta. Si se hubiese reaccionado con premura y coherencia contra la vergonzosa actitud de los electos navarros, si se hubiera acordado algo, lo que sea, con el PP en el País Vasco, los socialistas catalanes habrían puesto el grito en el cielo. Y ni el PSOE actual ni José Luis Rodríguez Zapatero pueden permitírselo.

El documento elaborado por el secretario general para el próximo Comité Federal no está concebido para establecer una posición común ante el devenir de las autonomías –puesto que no todos lo necesitan (véase Bono) o, mejor, casi nadie lo necesita–, sino para mayor gloria de Maragall. Maragall se ha convertido para Zapatero en una obsesión porque, sencillamente, necesita un triunfo electoral después de tantos palos y desilusiones. El programa, y las reservas a la incoherencia en materia nacional que ya se explicitaron en documentos del último congreso socialista, no tienen ya importancia en una deriva que es sólo táctica. Se busca únicamente que Maragall esté feliz, que pueda desarrollar su estrategia, que gane por lo que más quiera aunque sea pactando con Esquerra y con un programa más nacionalista que el de Pujol y Mas. Que gane como sea, que nos saque del atolladero de fracasos y líos, que no proteste por nada, que sea feliz.

Ese el único programa del PSOE, a pesar de que las encuestas –que son tan manejadas en Ferraz– señalen últimamente que las aventuras de Maragall hace que CiU reduzca su diferencia previa. Y es tan el único programa del PSOE que, según leo en una enternecedora confidencia publicada en El País, el presidente de Extremadura le dijo a Aznar que, con la política seudonacionalista de Odón Elorza, lo que ocurre es que gana un socialista y no un nacionalista. Todo es puro nominalismo: uno dice que es socialista y puede hacer lo que le venga en gana… si no molesta a Maragall.

Pero se equivocan Zapatero, Ibarra, Elorza y demás. Quizá gane, a pesar de todo, Maragall, pero en las condiciones en que hipotéticamente se fuera a dar ese triunfo, está la tumba del líder y del partido en las próximas generales. Parece que el único que lo sabe es Maragall, que tiene un programa más victimista (para presentarlo ante un Gobierno español adversario) que de sentido común (para colaborar con un Ejecutivo amigo).

Federalismo socialista
Cartas al Director ABC 5 Agosto 2003

Tres son a mi juicio las causas que han conducido al PSOE a su actual deriva federalista: la falta de liderazgo de Rodríguez Zapatero y su equipo frente a los cabecillas regionales; la carencia de un programa político que pueda confrontarse con un mínimo de garantías a la eficacia del actual Gobierno; y el complejo antiespañol que desde su propia fundación arrastra el socialismo hispano.

Hasta la fecha, muchos españoles veían en el federalismo de Maragall (PSC) y Elorza (PSE) una pintoresca manera de ganarse el apoyo electoral de ciertos sectores nacionalistas. Ahora bien, que todo un secretario general del PSOE avale también las tesis federalistas, supone a nuestro juicio un peligroso salto cualitativo que abre las puertas a una España más fracturada.   Miguel Moreno Ibáñez.   Logroño (La Rioja).

Carta abierta del Foro Ermua a Pello Salaburu, ex rector de la Universidad del País Vasco UPV/EHU
Cartas al Director ABC 5 Agosto 2003

Estimado ex Rector:

Hemos leído con preocupación y cierta indignación tu artículo del 1 de agosto de 2003 en «El Correo». Como sabes, muchos de los miembros del Foro Ermua, que además nació en la Universidad de País Vasco, somos profesores universitarios y compartimos tareas y afanes, algunos también la de calificar a presos de ETA. Sin duda todos estuvimos y estamos de acuerdo en procurar la reinserción de los delincuentes y a nadie se le juzga o se le prejuzga por ese nobilísimo objetivo. No hace falta que te justifiques, a no ser que desconozcamos datos del pasado que te tengan preocupado.

En los últimos tiempos, un esforzado ejercicio de responsabilidad desde la Plataforma Profesores por la Libertad, cuya portavoz es nuestra compañera y amiga Gotzone Mora, sólo ha procurado evitar lo que venía sucediendo: los privilegios a alumnos presos de ETA. Privilegios que ningún otro colectivo de nuestra Universidad, ni de ninguna otra, han recibido jamás. Sabemos que ningún universitario -ni tú, ni Manu Montero, ni ninguno de nosotros- hubiera pretendido jamás una situación así, ni siquiera habría osado imaginar que las dimensiones del problema iban a alcanzar la envergadura que han alcanzado. Nuestra dignidad, ahora, se manifiesta en rectificar lo que se haya torcido, en nuestro intento de reinsertar a terroristas, con aquella «buena voluntad» que siempre nos ha caracterizado: diálogo y reinserción.

Pero si en nuestras aulas, y en las que las preceden, se enseñan mentiras, se inculca el odio, ...; tras los asesinatos no se cumplen las penas; en la cárcel o en «paradero desconocido» los terroristas pueden obtener licenciaturas y doctorados sin los requerimientos exigidos a los demás, etcétera; previsiblemente se alimentará la «cantera» de terroristas y los mecanismos de reinserción serán sólo un subterfugio más para la impunidad.

Sabes tan bien como nosotros, que en un claustro de 300 personas se pueden decir muchas cosas y resolverse muy pocas. Del tema que nos ocupa se informó repetidas veces al actual rector y se esperó un año. Se informó, a continuación, a la Consejería de Educación del Gobierno vasco y se esperaron otros tres años más. Finalmente se ha informado a Moncloa. Por esto, el tono, el mensaje subliminal y explícito de tu artículo nos parece que deforma la realidad de lealtad a nuestra institución universitaria y de honestidad y ejemplaridad que debemos a nuestros alumnos -los que vienen a clase y los que por muy diversas circunstancias no lo hacen-.

Si un solo dato de los que se han facilitado en las tres instancias mencionadas no es exacto, háznoslo saber que se rectificaría. Todo está documentado con exactitud. Reiteramos la petición que le hicimos a tu sucesor el 21 de julio pasado (puedes encontrar la información en los documentos de www.foroermua.com), para que si niega lo haga con pruebas y datos; y para que haga pública la información completa, objetiva y rigurosa. A un universitario no le asusta la verdad y el rigor, que sólo son fuente de libertad.

Este ejercicio de responsabilidad sólo honra a nuestra institución y a su claustro. Por nuestra parte, agradecemos y nos sentimos orgullosos de la actuación de Gotzone Mora y de los demás integrantes de la Plataforma Profesores por la Libertad.     Vidal de Nicolás.    Bilbao.

«Presionar» al Gobierno vasco
ABC 5 Agosto 2003

Mariano Rajoy, vicepresidente primero del Gobierno, hizo ayer un llamamiento a partidos, empresarios, colectivos sociales y ciudadanos del País Vasco para que presionen al Ejecutivo autonómico con el fin de «parar» el Plan Ibarretxe. En una entrevista concedida a Ep, aseguró que el proyecto no favorecerá la convivencia, pues va «contra el PP y el PSOE» y es un «guiño clarísimo» a los electores de Batasuna que puede poner «al borde del precipicio al País Vasco». En nombre del Gobierno, su vicepresidente pidió el apoyo de la sociedad y los empresarios.

El cura de Maruri
José María López/Vitoria-Gasteiz Cartas al Director El Correo 5 Agosto 2003

Después de leer la carta publicada el sábado 2, remitida por Ana Elordui, me pide el alma realizar estas consideraciones. Dice que de todos era sabida la ideología del cura y era respetado. Sí, claro está, pero con su ideología calladita y, en cuanto la destapó, la cartita del alcalde (¿se puede ser más mezquino?), las amenazas de muerte, la escolta y, como tantos otros, el exilio. Otros desgraciadamente cambiaron el exilio por la tumba. Habla de una conjura para arremeter contra el nacionalismo vasco dentro del clero vasco. No le he visto quejarse del pronacionalismo vasco dentro de la Iglesia vasca, que es infinitamente superior. Pero, claro, al disidente o la tumba o la huida. Esto es añadir la Iglesia vasca a la lista de colectivos perseguidos y eliminados. La táctica nacionalista del aviso a navegantes, en este caso a los disidentes. Pero, ojo, que el ser una hipotética minoría no les resta ni un ápice de derechos.

«Reforma Zapatero» de Estatutos
Antonio Martín Beaumont La Razón 5 Agosto 2003

El avance de la propuesta socialista para reformar los estatutos de autonomías presentado la semana pasada por el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, sólo cabe entenderlo hecho desde el desconocimiento del Título VIII de la Constitución o desde la necesidad de contentar a tantas –y contradictorias– voces en su partido que no tiene más remedio que terminar por aceptar un «cajón de sastre» en un asunto que necesita claridad y sentido de Estado.

Lo espinoso de la manera de acercarse al Estado de las Autonomías del líder socialista –de llevarse adelante– es la crispación que impondría de nuevo en nuestro país y la insatisfacción que haría rebrotar allí donde ahora no existe la sensación de que obligatoriamente haya que caminar más allá de donde se ha llegado para acercar las decisiones al administrado por lógica eficacia. El líder del PSOE pretende abrir una espita de consecuencias imprevisibles en un Estado que necesita también fortalecer lazos comunes, además de insistir sobre una diversidad enriquecedora pero bien consolidada, por otra parte, durante estos últimos años. Basta la reacción de Ibarretxe ante la propuesta para darse cuenta de esto.

España ha alcanzado una descentralización eficaz, razonable y equilibrada. Ir más allá, en unos casos colocaría en situación comprometida los principios constitucionales de igualdad y solidaridad entre las regiones y, en otros, el principio de unidad del Estado. Las Comunidades Autónomas han alcanzado o están a punto de hacerlo, la expresión constitucional deseada y lo que ahora toca es gestionar las competencias transferidas, no volver a abrir una carrera a ver quien llega más lejos. El «café para todos» de Adolfo Suárez y Rodolfo Martín Villa de 1978 está rumbosamente servido; a día de hoy hay que atemperarlo con azúcar, según los gustos del consumidor, pero no antes de casi probarlo poner al fuego otra cafetera en la cocina.

Quizá la propuesta de Zapatero para reformar los estatutos de autonomía sirva para encontrar un camino cómodo de administrar un PSOE con personalidades con tan desigual visión del Estado como Maragall, Elorza, Vázquez, Ibarra, Chaves o Bono, si bien no me parece que pueda valer si de lo que se trata es de la convivencia futura de los españoles.

¿Dónde está la Iglesia?
Miguel Ángel Rodríguez La Razón 5 Agosto 2003

Si el párroco de Maruri se hubiera declarado homosexual, hubiéramos tenido noticias de la Iglesia Católica. Pero se declaró contrario a ETA, así que la Iglesia ha decidido jubilarle de su parroquia, darle un año sabático y ya veremos dónde lo colocan. La última vez que escribí sobre este asunto, me permití algunas bromas que dificultaron la comprensión final de mi crítica. Hoy, bromas ninguna: la Iglesia Católica debe decidir si, también en el País Vasco, está con la Democracia o contra la Democracia. Si va a colocar sus principios por encima de sus intereses. Si vale más la vida de la gente amenazada que sus pactos con el PNV. Así están las cosas. El pacto al que ha llegado la Iglesia con el PNV para echar al párroco de Maruri complica las cosas a las gentes que, de buena fe, quieren a su tierra y quieren que su País vasco viva sin la amenaza de ETA.

Sentimiento que comparten la amplísima mayoría de los miembros de la Iglesia, desde la curia hasta los feligreses, pero que no se defiende desde la Conferencia Episcopal por miedo a la reacción de los obispos vascos. Esa Iglesia tan estricta en los dogmas, parece incapaz de hacer cumplir que el derecho a la vida es su primer mandato.

La Iglesia tiene un problema menos en Maruri, pero los defensores de la Paz tienen un nuevo escozor: una vez más, la Iglesia les ha dejado solos.

No sólo no podemos celebrar los funerales de las víctimas de ETA en la parroquia, es que tampoco quedan curas que clamen contra la dictadura del PNV. Cuando la Iglesia Católica decida que ETA se termine, ETA se terminará.
Por qué no actúa la jerarquía después de tantas conversaciones al más alto nivel es el gran misterio sin resolver del Gobierno Aznar.

Pero ésa es la verdad: guardan silencio en Maruri y El Vaticano no cumple sus pactos.

El catedrático y miembro del Foro de Ermua Mikel Buesa augura una ruptura con la UE
Alertan de que el plan Ibarretxe abocará al País Vasco a la ruina
Agencias / Madrid El Ideal Gallego 5 Agosto 2003

El catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Foro de Ermua, Mikel Buesa, advirtió ayer de que la aplicación del plan Ibarretxe supondría una “ruptura institucional” de Euskadi con el resto de España y con la UE, lo que en términos económicos supondría caída de la actividad productiva, reducción del empleo, déficit de Seguridad Social, necesidad de aumentar la recaudación impositiva y un nuevo ciclo de depresión económica.

Buesa dirige junto al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, y el catedrático Carlos Martínez el curso de verano de la Universidad Complutense en El Escorial titulado “Terrorismo: Nuevos retos y respuestas sociales”.

Durante su intervención, Múgica dijo que “el PNV es una guerrilla de desesperados” y señaló que el nacionalismo vasco “se ha aprovechado de la banda”.

Sobre la aplicación del plan Ibarretxe también se pronunciaron ayer los nacionalistas vascos y catalanes.

El Ejecutivo vasco preguntó al Gobierno “cómo se puede anular la decisión democrática de los ciudadanos”, en respuesta a las advertencias del ministro de Justicia, José María Michavila y del vicepresidente primero, Mariano Rajoy, en las que aseguraron que recurrirán a los tribunales para parar el plan.

Desde Cataluña, el portavoz de CiU en el Congreso, Xavier Trias, consideró “honesto” que Ibarretxe quiera explicar su plan a los ciudadanos, pero afirmó que si no lo modifica será “muy difícil” que lo pueda aplicar “por su cuenta”.

Recortes de Prensa   Página Inicial