AGLI

Recortes de Prensa     Martes 23 Septiembre  2003
El valor del testimonio
Ignacio Villa Libertad Digital  23 Septiembre 2003

En Nueva York... y en casa
Germán Yanke Libertad Digital  23 Septiembre 2003

LAS VOCES DEL LADO OSCURO
IGNACIO CAMACHO ABC 23 Septiembre 2003

Intervención de Maite Pagazaurtundua en Naciones Unidas
Libertad Digital 23 Septiembre 2003

La ibarrechada del 26-S
Iñaki Ezkerra La Razón 23 Septiembre 2003

Aznar pide en Nueva York que no se hable de «causas» del terrorismo sino de su «caldo de cultivo»
MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL. NUEVA YORK El Correo 23 Septiembre 2003

Aznar: El fanatismo religioso, el odio racial y el nacionalismo étnico son el alimento del terror
EFE Libertad Digital  23 Septiembre 2003

Duras críticas de Gotzone Mora a los periodistas por el trato dado a la película de Medem
Libertad Digital  23 Septiembre 2003

A un joven cineasta
SANTIAGO GONZÁLEZ/ El Correo 23 Septiembre 2003

Encefalograma plano
Germán Yanke Libertad Digital  23 Septiembre 2003

Leni Riefenstahl lo habría hecho mejor
Lorenzo Contreras La Estrella 23 Septiembre 2003

La película
Ramón Pi El Ideal Gallego 23 Septiembre 2003

Las Víctimas del Terrorismo en Cataluña matizan a Medem el término conflicto vasco
Agencias Libertad Digital  23 Septiembre 2003

Un batasuno delata a Otegui y revela que se reunió dos veces en Francia con ETA
L. R. N. - Madrid.- La Razón 23 Septiembre 2003

Avui ofrece en Internet un juego basado en Terminator en el que hay que matar españoles
Libertad Digital 23 Septiembre 2003

El valor del testimonio
Ignacio Villa Libertad Digital  23 Septiembre 2003

Escuchar, como se ha escuchado en Nueva York, el testimonio de una víctima del terrorismo etarra es la mejor argumentación para hacer callar a muchos falsos intelectuales que quieren ver lo que no hay en el fondo de los atentados terroristas. Las palabras, las explicaciones y las denuncias de Mayte Pagazaurtundua, ante la Conferencia internacional que estudia las raíces del terrorismo, ha sido un autentico "golpetazo" de verdad y de sinceridad, que a más de uno le han situado frente a la realidad de un problema que no tiene justificación alguna.

El auditorio de esta cumbre en la que se pudieron escuchar algunos planteamientos irresponsables –por no utilizar otros calificativos– sobre las raíces del terrorismo, se quedó paralizado cuando "Pagaza" inició su intervención. Por encima de todo ha llamado la atención la claridad a la hora de denunciar la complicidad permisiva del Gobierno vasco con todo el entramado etarra, la valentía a la hora de hablar del aislamiento tremendo que sufren aquellos que no son nacionalistas en el País Vasco y la contundencia al explicar la libertad con que el brazo político de ETA se mueve sin que el Ejecutivo de Vitoria pongan los medios para evitarlo. En definitiva, la denuncia de la dictadura del miedo y del terror que se ejerce por unos y por otros hacia aquellos que no comparten los objetivos del nacionalismo.

Las palabras y las emociones de Mayte Pagazaurtundua han sido desde Nueva York el mejor megáfono internacional para explicar que el terrorismo etarra mata sin razón, que Batasuna y todo su entramado es la mafia que da cobertura a los pistoleros de ETA y que el Gobierno nacionalista, imbuido en una carrera en dirección contraria a las normas de la democracia, vive pendiente del terrorismo etarra al que permite una cómoda supervivencia saltándose toda normativa básica del Estado de derecho. Palabras valientes de una víctima de ETA, que reciben el aval y el empuje del presidente del Gobierno. Aznar, también en su intervención en esta Conferencia, ha basado sus palabras en dos puntos esenciales: el reconocimiento de las víctimas y la inexistencia de una causa que justifique el terrorismo. Con toda claridad, el jefe del Ejecutivo español ha desmontado cualquier "quimera barata" que justifique no solo el terrorrismo, ni siquiera un acercamiento a aquellos que "dejan hacer" a los terroristas. Mucha claridad, demasiada claridad para gente como Ibarretxe, amigo del trampeo político. Aunque provoca una mayor perplejidad que, en cambio, Rodríguez Zapatero, al que se le suponía un cierto sentido común, esté cada vez mas lejos de la obligada sensatez de quien pretende ser presidente del Gobierno. Aznar cada vez mas claro, Zapatero cada vez mas ambiguo.

En Nueva York... y en casa
Germán Yanke Libertad Digital  23 Septiembre 2003

Resulta emocionante recibir noticias de la intervención en Nueva York de Maite Pagazaurtundua. Ella tiene una especial facilidad para la comunicación, para hacer que sus palabras –siempre serenas y profundas– aúnen la reflexión y los sentimientos. Ningún testimonio mejor para que los participantes en la Conferencia Internacional sobre Terrorismo conozcan la situación del País Vasco y la angustia de unas víctimas que padecen la violencia totalitaria y no cuentan con el apoyo de las instituciones autonómicas y los partidos nacionalistas, para las que son un inconveniente en la carrera hacia la independencia antidemocrática.

Pero resulta chocante que, al mismo tiempo que esta concejala socialista (la candidata constitucional que tuvo el mayor –y espectacular– incremento de votos el pasado 25 de mayo) explicaba en Nueva York que el Gobierno del PNV olvida a las víctimas y coincide en fines con ETA, haya aquí, donde esa barbarie se padece, otros socialistas que quieran pactar con el nacionalismo y que, en demasiadas ocasiones ya, lo hagan de hecho. Parece ser que, con disculpa de disputar políticamente con el PP, caben todas esas indignidades políticas y quién sabe si algunas más que se estén preparando. ¿Se puede decir, después de escuchar a Pagazaurtundua, que la situación del País Vasco se debe al inmovilismo del Gobierno español, a un “choque de trenes” de nacionalismos? ¿Se puede mantener, tras conocer este testimonio y tantos otros que ya conocemos, que la batalla contra esta barbarie totalitaria no implica la colaboración entre partidos democráticos? ¿Se puede estar tan lejos de la verdad? ¿O ser tan ajenos a la libertad?

LAS VOCES DEL LADO OSCURO
IGNACIO CAMACHO ABC 23 Septiembre 2003

QUIENES gustan de comparar el «conflicto» vasco con el irlandés olvidan -además de que el Ulster tiene en estos momentos menos autonomía que Murcia- una diferencia esencial: el Sinn Feinn goza de un ascendiente sobre el IRA que le permite dirigir su estrategia desde los presupuestos de la política, mientras que Batasuna camina siempre por detrás de ETA y suele actuar como una terminal política de los terroristas. Esa preminencia jerárquica resultó esencial a la hora de encontrar una salida para la violencia en Irlanda del Norte, donde las huestes de Gerry Adams han sido más o menos capaces de imponer su criterio a los correligionarios armados, mientras en el País Vasco existe la fundada impresión de que quienes toman las decisiones en el mundo radical llevan capucha y se ocultan en algún lugar del sur de Francia.

El testimonio del batasuno Alegría, actual coordinador de Udalbiltza, sobre los contactos de Arnaldo Otegi con la cúpula etarra, viene a avalar la tesis de que el brazo político de los terroristas funciona como receptáculo de órdenes y consignas, tal como ha establecido la «doctrina Garzón» y recoge la Ley de Partidos. El portavoz que aplaudía el sábado el polémico documental de Julio Medem en el festival de San Sebastián sería, según estos indicios, una suerte de colaborador legal del «lado oscuro», lo que puede tranquilizar al talentoso cineasta, quejoso de la negativa que recibió del entorno de la banda para incorporar a su película la voz siniestra de lo que él llama «un extremo» (el otro sería, significativamente, el Gobierno legítimo de España). Puede Medem sentirse satisfecho de sus gestiones: esa voz está en la cinta, y alguno de sus dueños asistió complacido al estreno en la suntuosa sala del Kursaal donostiarra.

EN REPRESENTACIÓN DE LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO
Intervención de Maite Pagazaurtundua en Naciones Unidas
Intervención íntegra en la Conferencia especial sobre terrorismo de Maite Pagazaurtundua, hermana de Joseba Pagazaurtundua, asesinado por ETA.
Libertad Digital 23 Septiembre 2003

Naciones Unidas, Nueva York a 22 de septiembre de 2003

Mi nombre es Maite Pagazaurtundúa Ruiz. Vengo del corazón de la vieja Europa. Tengo treinta y ocho años y dos hijas pequeñas de 2 y 6 años a las que no sé cómo explicar que debo vivir escoltada y que han asesinado a su tío.

Mi hermano fue asesinado por el grupo terrorista ETA el 8 de febrero de este año mientras leía el periódico. Un sábado por la mañana. Lo mataron simplemente porque no pensaba como sus asesinos. Mi hermano, como gran parte de los ciudadanos del País Vasco no deseaba la secesión de nuestra región, porque una secesión de España significaría un desgarro en el corazón de nuestra sociedad que es profundamente plural ideológicamente. La secesión significaría el desgarro de amigos con amigos, entre hermanos, de padres con sus hijos. Joxeba, mi hermano, como tantos otros no sentía conflictos entre su identidad local, vasca, y la española compartida con el resto de ciudadanos españoles.

Sus cenizas reposan en un panteón de forma secreta porque algunos de los familiares que tienen a sus muertos en él sienten miedo y temen que si lo desvelamos puedan poner una bomba allí. El miedo es poderoso. El miedo hace que una parte de nuestros vecinos y familiares no deseen verse afectados por la violencia que nos puede perseguir también después de muertos. Y esto no es una expresión retórica, los terroristas y sus amigos han llegado a pintar y destrozar las tumbas de algunas de sus víctimas. En el mes de enero del año 2001 pretendieron asesinar también a los familiares y amigos de un joven concejal vasco no nacionalista en el cementerio donde reposan sus restos.

Sufrimos el zarpazo de la persecución perfectamente planificada, bajo una siniestra racionalidad que busca eliminar la expresión ideológica de una parte de la ciudadanía vasca y esto sucede en el corazón de la vieja Europa.

Lo que nos persigue no es el zarpazo irracional del terror en un mundo convulso, sino una violencia medida, la expresión perfectamente calculada de un tipo de fascismo político-ideológico que encuentra complicidades de fondo de doctrina en parte del nacionalismo vasco democrático del que se desgajó hace más de cuarenta años, para iniciar en 1968, hace 35 años, la vía del asesinato. El nacionalismo democrático del que se desgajó gobierna la región desde hace más de veinte años y le favorece el poder distorsionador del miedo que produce la estrategia del terror contra los no nacionalistas.

El terrorismo en España ha asesinado a más de 800 personas, entre ellas, niños y mujeres embarazadas. Ha dejado heridas y con secuelas a miles de personas. En estos momentos son varias decenas de miles de personas las directamente amenazadas, lo están los jueces, todos los policías y militares, los escritores e intelectuales críticos con el nacionalismo, periodistas y también todos los cargos públicos no nacionalistas, toda la oposición política regional, hasta el más humilde electo local. Hay cerca de dos mil personas protegidas con escolta pero miles salen de casa con temor cada día.

Durante los primeros años de actividad de ETA esta organización tuvo algún tipo de comprensión de una parte de la sociedad, porque su inicio de actividad coincidió con los últimos años de la dictadura franquista. Pero con la llegada de la libertad descubrimos que ETA mataba cada vez más, y entre los que no abandonaban el nacionalismo violento, que fueron muchos, entre ellos mi propio hermano, lo que perduró fue la violencia para conseguir su objetivo de secesión política por la fuerza y una amenaza a la propia democracia.

A mi hermano lo asesinaron hace siete meses, pero desde fines de 1994 fue informado por la policía del peligro que corría y desde entonces su vida, la de su esposa y sus dos hijos pequeños, la de su madre, la de nosotros, sus hermanos, fue muchas veces un infierno. Antes de asesinarlo le quemaron el coche dos veces, atacaron con cócteles incendiarios su vivienda. Y un militante de la organización que ahora es ilegal, Batasuna, lo golpeó y amenazó de muerte seis meses antes de que le descerrajasen varios tiros en la cabeza una mañana de sábado mientras leía el periódico.

En la pequeña localidad de 15.000 habitantes donde vivía, sus compañeros también llevan años perseguidos como él. Y el 7 de mayo de 2000 asesinaron allí a un querido amigo, un veterano antifranquista, columnista en un diario regional. Los terroristas y su base de apoyo político quieren quebrarnos por dentro para que desistamos y para que los convecinos permanezcan mudos. La mayoría de las agresiones en esta pequeña localidad, debo subrayarlo, sucedieron durante el periodo de gobierno local de Batasuna, hoy ilegalizada por su relación con el terrorismo de ETA. Sin embargo el gobierno nacionalista de nuestra región ha apoyado moralmente a Batasuna y se ha mostrado contrario a su ilegalización. Con el dinero de nuestros impuestos El gobierno nacionalista de nuestra región financia cada año los viajes de los familiares de nuestros asesinos, a las cárceles donde cumplen condena. El gobierno nacionalista de nuestra región pactó con los terroristas durante el verano de 1998 nuestra exclusión institucional y social aceptando el delirante argumento de que "somos enemigos de la construcción de Euskal Herria", que es como denominan al estado que desean edificar desgarrando a nuestra sociedad por la mitad.

ETA invoca de forma continuada el derecho de autodeterminación de los pueblos y desde hace pocos años, el gobierno nacionalista de nuestra región también lo hace, pero omiten de forma interesada el marco de tal derecho. Esa doctrina de la ONU trae razón de lo aprobado en la sesión plenaria de su Asamblea General, el 14 de diciembre de 1960, en la que se instituyen dos principios. Uno, "la necesidad de dar rápida e incondicionalmente fin al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones" hecho que no se da entre nosotros; y, segundo, la aclaración expresa, en el punto 6 y penúltimo, de que "toda tentativa encaminada a destruir parcial o totalmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los fines y principios de la Carta de las Naciones Unidas".

Como víctima del terrorismo reclamo que se anteponga el amparo a los perseguidos, a nosotros los vascos no nacionalistas y que en tanto suframos esta persecución se desechen los planes de secesión encubierta o explícita. Y puesto que la responsabilidad debe exigirse a cada cual según su posición, a mayor fuerza institucional, gubernativa y legislativa, mayor exigencia de responsabilidad. Y en asuntos que atañen a la doctrina jurídica internacional debemos exigir seriedad y rigor jurídico.
ETA está hoy débil. Todas nuestras policías están realizando un trabajo ejemplar. En estos mismos momentos dos agentes de la policía autonómica vasca sufren en un hospital los horribles estragos del último ataque terrorista. ETA está débil, pero está decidida a matar y resulta imprescindible pedir desde aquí que hagamos frente al miedo. Y pedir ayuda internacional para que no existan resquicios donde los terroristas puedan anidar.

En el País Vasco tenemos dos lenguas oficiales, el castellano y la lengua vasca. Permítanme que lea unas palabras en esta hermosa lengua vasca nuestra. Las palabras de un gran poeta, Xabier Lete.

"Eta negar eginen dugu basakeriak urratu zituenengatik
Ezin diegulako itzuli behin ezaugarri zuten duintasun apala;
Haiek, gela hertsietan oinazearen gailurrera eramandakoek
Auhen luzearen kondenazioa isiltasunetik digute zuzentzen"

"Y lloraremos por aquellos que desgarró la barbarie
porque nos es imposible retornarles
la humilde humanidad que de suyo tenían;
aquellos, los que a la cúspide del dolor
fueron arrastrados en habitaciones cerradas,
desde el silencio nos dirigen la condena de un largo alarido"

En nombre de todos los que han sufrido la tortura en vida y han sido muertos. De los asesinados que confiaban que el día de su muerte sería un día como otros. De los asesinados que fueron y son ignorados. De los que sufrieron la ignominia después de muertos. En nombre de sus familias, de sus amigos atendamos las voces de las víctimas, su historia. Nos piden verdad, nos piden memoria, nos piden justicia, nos piden edificar la libertad para las generaciones venideras. Nos piden que entendamos nuestra pluralidad cultural e ideológica como nuestra gran riqueza, como lo que podemos aportar a la humanidad. La última vez que hablé a solas con mi hermano, él me llevaba en coche fuera del País Vasco para preparar un examen de derecho internacional. En aquel viaje le hablé del prólogo de la carta de las Naciones Unidas que dice:

"Nosotros los pueblos de las Naciones Unidas. Resueltos A preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que por dos veces durante nuestra vida ha infligido a la humanidad sufrimientos indecibles. A reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas."

En nombre de las víctimas del terrorismo en España, en nombre de sus familias, en nombre de los miles de perseguidos les ruego que estimen el terrorismo como una de las formas de sufrimiento indecible para los seres humanos, para sus derechos fundamentales, para su dignidad. Muchas gracias, Mila esker gaur terrorismoaren biktimen hitza aditu izanagatik, mila esker eta ohore, bertaratutako jaun andereak.

La ibarrechada del 26-S
Iñaki Ezkerra La Razón 23 Septiembre 2003

El día 26 Ibarretxe lleva al Parlamento su 155 particular, ese plan que, de tener legitimidad la cámara de Vitoria para votarlo, supondría, paradójicamente, la inmediata suspensión de la autonomía vasca y un harakiri similar al que se hicieron las Cortes franquistas al votar la reforma de Suárez y el paso a la elecciones generales de 1977. De ser legítima la votación propuesta por Ibarretxe, éste debería dimitir en cuanto fuera finiquitado el Estatuto por el cual es lehendakari y, como su plan no contempla elecciones, el poder autonómico le sería devuelto al Estado de donde emanó en su día. La desgracia o más bien la suerte para Ibarretxe es que esa votación es una facultad que sólo compete a las Cortes Generales. La Cámara de Vitoria carece de legitimidad para ella y, por lo tanto, el Gobierno de la Nación no aceptará su suicidio político. Como no aceptaría que el Ayuntamiento de Frúniz votara la rerorma del Código Penal. La paradoja, sí, es que la propia Constitución protege a Ibarretxe y a los nacionalistas del harakiri que van a votar y que será «aprobado» sin necesidad de los votos de la extinta Batasuna, gracias al apoyo irresponsable de Madrazo.

Esos tres votos que Izquierda Unida va a dar al plan de Ibarretxe no deben salirle gratis a esa formación política. Sus militantes del resto de España deberían haber presionado hace tiempo para evitar esa escenificación de la traición a nuestro marco de convivencia. Los militantes de IU podían haber hecho mucho en la Andalucía, la Extremadura y el Madrid odiados y calumniados por el nacionalismo sabiniano, pero no han hecho nada. Y ya que no han hecho nada para evitar esa traición tan infame como ridícula pueden y deben ahora pedirle cuentas a Llamazares. ¿Qué izquierda es ésa que no ha tenido en años un solo gesto no ya político sino afectivo hacia las víctimas y los amenazados? ¿Qué utopía y qué conciencia social cabe en los que ven este prolongado chantaje «parainstitucional» a la pobre gente de Euskadi y no mueven un dedo para evitarlo y estampan su firma en Lizarra y entran en el gobierno sectario de la secesión y suscriben sonrientes y felices este órdago dictado por ETA? ¿No delata toda esa frialdad su bellaquería?

Por fortuna, la ibarrechada del 26-S no va a ningún lado. La «Euskadi, una, grande y libreasociada» descarriló el mismo día en que fue anunciada por Ibarretxe en esa cámara y respondida con serenidad por Jaime Mayor. Jaime Mayor es un lujo para el País Vasco y la cara sensata de un Estado democrático, serio y moderno. Por esa razón, tras su intervención, el PP debe dejar el Hemiciclo y no jugar a una votación para la que esa cámara no tiene competencias. Al PSE-EE lo dejo por imposible.

Aznar pide en Nueva York que no se hable de «causas» del terrorismo sino de su «caldo de cultivo»
Maite Pagazaurtundua defiende «la rebeldía social» en un foro de la ONU para que los etarras no tengan «legitimidad personal y moral». «Hemos venido a decirle al mundo que al terrorismo se le puede vencer»
MERCEDES GALLEGO/CORRESPONSAL. NUEVA YORK El Correo 23 Septiembre 2003

«Me han robado la vida»
De entre la veintena de jefes de Estado que acudieron ayer a la conferencia para la lucha contra el terrorismo organizada por Noruega en Nueva York con el auspicio de las Naciones Unidas, José María Aznar -víctima de un atentado de ETA- era uno de los pocos que podía hablar por experiencia propia. Quizás por eso resultó más tajante a la hora de reclamar su combate, e insistió en que no se debe hablar de las «causas» de esta violencia sino del «caldo de cultivo» que la promueve.

«Es necesario desmitificar la idea misma de la causa», dijo, antes de explicar que al utilizar ese eufemismo los terroristas pretenden legitimarse y «trasladar la atención desde la ignominia del acto a la nobleza de la causa». Las causas, a su pesar, fueron parte de la mayoría de los discursos pronunciados durante la jornada, en la que participaron mandatarios como el canadiense Jean Chrétien, el francés Jacques Chirac, el italiano Silvio Berlusconi, y el brasileño Luis Ignacio Lula da Silva.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, que abrió el acto celebrado en el Hotel Intercontinental, se centró más bien en el ángulo contrario, en que «el hecho de que unos cuantos hombres o mujeres débiles cometan asesinatos en su nombre no hace menos justa -la causa- ni nos libera de nuestra obligación de lidiar con ella».

«Firmeza y paciencia»
El presidente español, que abrió el turno de mandatarios, ofreció unas cuantas recetas para la lucha mundial contra el terrorismo, que debe ser combatido con «firmeza y paciencia», aconsejó. «Debemos mirar a estos problemas cara a cara, no engañarnos, no eludir las responsabilidades, no disfrazar una realidad dura y amenazante por la expresión de buenos deseos o las esperanzas infundadas». El equilibrio para vencer en esa lucha pasa por un escrupuloso respeto de los derechos humanos y la legalidad, recordó Aznar, en concordancia con muchos de los ponentes, convencido de que «la sociedad libre vencerá al terror, tarde o temprano».

Los verdaderos protagonistas de la jornada fueron, como no podía ser de otro modo, las víctimas del terrorismo, representadas por dos familiares de víctimas de ETA, un superviviente de los atentados de Bali y otro del 11-S. Todos tenían en común el reciente zarpazo de la muerte, que cambió sus vidas para siempre, pero mientras los últimos aún no se reponen del trauma que supuso un atentado inesperado en su país, los españoles mostraron una visión más elaborada, marcada por 30 años de terrorismo a sus espaldas que han puesto en jaque a toda la sociedad vasca.

La receta de Maite Pagazaurtundua, concejal socialista en Urnieta, miembro de Basta Ya y hermana del jefe de la Policía local de Andoain, Joseba Pagazaurtundua, asesinado por ETA el pasado febrero es la de la rebelión social. «Hemos venido a decirle al mundo que al terrorismo se le puede vencer, pero que la rebeldía ciudadana es fundamental para que los terroristas no tengan ningún espacio de legitimidad personal ni moral», dijo la edil vasca.

«Vengo del corazón de la vieja Europa. Tengo 38 años y dos hijas pequeñas de 2 y 6 años a las que no sé cómo explicarles que debo vivir escoltada y que han asesinado a su tío». Con estas palabras, Pagazaurtundua inició su intervención y describió el miedo con el que conviven las víctimas, sus familias y muchos ciudadanos en Euskadi. Añadió que la violencia «perfectamente calculada de tipo de fascista» que practica ETA encuentra «complicidades de fondo de doctrina en parte del nacionalismo vasco democrático, del que se desgajó hace más de 40 años» para iniciar la vía del asesinato.

Apoyo moral
«El nacionalismo democrático gobierna la región hace más de 20 años y le favorece el poder distorsionador del miedo que produce la estrategia del terror contra los no nacionalistas», subrayó. Pagazaurtundua relató que el terrorismo en España se ha cobrado más de 800 muertos, ha dejado heridos o con secuelas a muchos miles más, y que en la actualidad son varias decenas de miles las que están directamente amenazadas, entre ellos, «toda la oposición política, hasta el más humilde electo local».También explicó cómo el Gobierno vasco, apoya «moralmente a Batasuna y se ha mostrado contrario a su ilegalización» y cómo, «con el dinero de nuestros impuestos», financia cada año «los viajes de los familiares de nuestros asesinos a las cárceles donde cumplen condena».

Maite Pagazaurtundua reclamó que «se anteponga el amparo a los perseguidos, a nosotros los vascos no nacionalistas y que en tanto suframos esta persecución se desechen los planes de secesión encubierta o explícita». En su intervención, leyó unos versos del poeta Xabier Lete y terminó su discurso con unas palabras en euskera dando las gracias en nombre de las víctimas del terrorismo.

Luis Portero, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), reclamó, por su parte, que los músicos y los actores dejen de manifestarse tanto por guerras que ocurren a 15.000 kilómetros y se pronuncien en contra de ETA y del terrorismo. «El Festival de Cine de San Sebastián podía involucrase un poquito más y los músicos deberían transmitir un mensaje positivo de solidaridad y de esperanza, de que entre todos se puede y se acabará con ETA», señaló.las asociaciones de victimas del terrorismo».


CONFERENCIA EN NUEVA YORK
Aznar: "El fanatismo religioso, el odio racial y el nacionalismo étnico son el alimento del terror"
El presidente del Gobierno, José María Aznar, subrayó en Nueva York que quien comete acciones terroristas "en nombre de una patria, un Dios o un modelo de organización económica y social no es un patriota, ni un creyente, ni un idealista", sino que se trata de "un asesino". En el mismo acto en el que Mayte Pagazaurtundua ha explicado cómo se vive el terrorismo en el País Vasco, Aznar ha abogado por no confundir el terrorismo con choques entre civilizaciones.
EFE Libertad Digital  23 Septiembre 2003

José María Aznar intervino este lunes en la Conferencia sobre las raíces del terrorismo organizada en Nueva York por el Gobierno noruego con auspicio de la ONU y en la que intervinieron también representantes de los colectivos españoles Asociación Víctimas del Terrorismo y "Basta Ya". El jefe del Ejecutivo español rindió homenaje a las víctimas del terrorismo en todo el mundo y señaló que no se puede hablar nunca de las "causas" de esta lacra, sino "del caldo de cultivo en el que el terrorismo crece y aspira a legitimarse". "El fanatismo religioso, el odio racial y el nacionalismo étnico son el alimento del terror que, en todos los casos, tiene una característica común esencial: la exclusión, la eliminación física, cultural y moral de los demás", añadió.

Además, instó a reforzar el diálogo entre culturas, religiones y civilizaciones para "evitar caer en la trampa" que pretenden tender los terroristas. Aznar hizo hincapié en que "no hay un choque inexorable de civilizaciones; lo que hay es una confrontación entre la nueva barbarie, el terrorismo, y la civilización". Según el presidente del Gobierno, las motivaciones declaradas por los terroristas, sean estas sociales, étnicas, religiosas o de otro tipo, "pretenden trasladar la atención desde la ignominia del acto a la nobleza de la causa", cuando aseguró que "la violencia terrorista envilece cualquier causa". Añadió que hay que evitar "malentendidos" y "desmitificar" la idea de cualquier causa para cometer ese tipo de acciones.

El jefe del Ejecutivo español abogó también por aumentar la atención a las víctimas del terrorismo, tener conciencia de que se trata de una lacra que es una amenaza global contra toda civilización, incrementar la cooperación internacional y rechazar la existencia de causa alguna que justifique el uso de la violencia. En el desarrollo de esos ejes, señaló que se impone escuchar la voz de las víctimas, que consideró no sólo un "imperativo moral", sino una necesidad práctica en el combate contra el terrorismo.

Tras recordar que en la Conferencia que se celebra en Nueva York participan afectados por atentados como los perpetrados en los últimos años en Nueva York y Bali y representantes de la Asociación de Víctimas del Terrorismo y "Basta Ya", ambas españolas, calificó a estas dos últimas de "instrumento clave" para la derrota del terrorismo. Aznar rindió homenaje a todas las víctimas del terrorismo, a las que consideró "guardianes de la memoria" con los que la sociedad ha contraído "una deuda impagable".

Consideró que los atentados contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001 pusieron de manifiesto que el terrorismo es una amenaza central para la paz y la seguridad internacionales y fomenta la desconfianza entre países, culturas y confesiones. Frente a ello, abogó por desarrollar una nueva cultura estratégica y promover la colaboración internacional, en cuyo contexto apostó por mejorar la efectividad del Comité de la ONU contra el terrorismo y que en la actualidad preside España.

LAMENTA LO "PRONTO QUE SE OLVIDAN A LAS VÍCTIMAS"
Duras críticas de Gotzone Mora a los periodistas por el trato dado a la película de Medem
La mayoría de los periodistas presentes en el Festival de San Sebastián elogiaron el documental de Julio Medem, en el que se pone al mismo nivel a ETA y al PP. En declaraciones a "La Mañana" de la COPE, Gotzone Mora les ha advertido que Medem es "más peligroso que a los que se ve claramente" y se preguntó por qué no hay un hueco para las víctimas del terrorismo en su documental.
Libertad Digital  23 Septiembre 2003

La profesora de la UPV, Gotzone Mora, ha explicado en "La Mañana" de la Cadena COPE que, en un principio, decidió participar en el documental de Julio Medem para que quedara su "testimonio". Dijo que su postura es participar en todos los foros posibles para que no le acusen de no tener argumentos y recordó que ha "callado a abogados de ETA en la ETB". Eso sí, denunció el engaño de Medem –al que acusó de ser "más peligroso que a los que se ve claramente"– que les aseguró a ella y a Iñaki Ezquerra que iban a participar en el documental unas personas que "al final no han participado". Respecto a esta cuestión, Jaime Mayor Oreja explicó su decisión de no participar en la cinta de Medem: "Yo siempre creo que cuando a uno le tratan de introducir en una película que defiende el objetivo contrario al que tu persigues, que es diferenciar a las víctimas de los verdugos, es mejor no participar".

Por su parte, Gotzone Mora aprovechó la ocasión para lanzar un mensaje a su partido y a la prensa. La militante socialista señaló que hay "muchos complejos dentro de la izquierda" y afirmó que en el PSOE viene sosteniendo que la única defensa contra la ofensiva nacionalista es la Constitución, no plantear cambios en el Estatuto y un frente constitucionalista formado por el PP y el PSOE. "Decir más estatuto ahora es entrar en el juego de los nacionalistas. Yo defiendo que no hace falta mas estatuto sino más Estado", explicó Mora.

Respecto al trato equidistante que le han dado los medios a una película en la que se pone en el mismo nivel a los asesinos de ETA y los asesinados del PP, Gotzone Mora reconoció que le ha "impactado la actitud de los periodistas" y criticó lo "pronto que se olvidan a las víctimas". La profesora de la UPV advirtió a los periodistas que "lo que está haciendo Medem es engañar a la opinión publica". "¿Qué equidistancia es ésta? ¿Dónde está el Foro de Ermua? Porque a mí me llamó por ser del PSOE. ¿Dónde está la opinión pública, las asociaciones de víctimas del terrorismo o los familiares de las víctimas de las Fuerzas de Seguridad del Estado?", se preguntó.

Para terminar, la representante del Foro de Ermua denunció una caza de brujas en los medios de comunicación contra los que han criticado el documental "La Pelota vasca". Entre ellos, señaló al alcalde socialista, Odón Elorza, y al portavoz del PNV, Iñaki Anasagasti. Gotzone Mora añadió que "Medem no es otra cosa que el frente cultural que ayuda a sustentar ese plan secesionista y separatista del Plan Ibarretxe". El último en hablar ha sido el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Jon Imaz, que dijo en Euskal Telebista que "hay que respetar la creatividad cultural, no es tiempo de torquemadas y de la Santa Inquisición, aunque algunos quisieran, es tiempo de libertad".

A un joven cineasta
SANTIAGO GONZÁLEZ/ El Correo 23 Septiembre 2003

Despejemos en primer lugar los equívocos. No he visto su película y no voy a opinar sobre lo que no he visto. Sí he leído sus declaraciones a lo largo de los últimos diez días y ese va a ser estrictamente el campo de mi crítica, lo que usted mismo dice de su película. No creo en absoluto que simpatice usted con ETA, ni quiero que vea en mis palabras nada que le lleve a identificarme con esos medios que, según sus palabras, «me han puesto bajo sospecha ( ) diciendo que incito al terrorismo». Quiero decirle que jamás se me ha pasado por la cabeza que su película no debería haberse emitido en Zinemaldia. Los festivales están para que se vean las películas. Es pertinente que se haya emitido la suya y sería pertinente que se hubiese proyectado El triunfo de la voluntad en el año de la muerte de Leni Riefenstahl.

Me he acercado a sus declaraciones con los ojos y las gafas limpios y lamento decirle que no dijo usted toda la verdad cuando se le preguntó quién le ha ayudado (DV, 13-9-03): «La he producido solo. No ha sido subvencionada ni por el Gobierno vasco ni por el ICCA, aunque la he presentado. La FORTA la ha rechazado. Pondrán la serie en ETB y Canal+». A esto último se le llama derechos de antena. No estoy en condiciones de afirmar cuánto le han ofrecido por la película, pero podríamos hacer una apuesta, que es juego muy vasco. ETB ofrece a los documentalistas alrededor de 30.000 euros por los derechos de emisión. Estoy dispuesto a apostar que usted los ha vendido por varias veces esa cifra.

Se queja usted de que ser vasco en España es muy difícil. Calcule la dificultad de ser español en Lizartza, un pueblo en el que corren a boinazos a su alcalde, el mismísimo Joseba Egibar. Llama mucho la atención que lo peor de todo le parezca la «falta de libertad y vida en amenaza de muerte», pero que sólo le excitara y le incitara a hacer la película «el linchamiento contra el nacionalismo vasco» no los tres días de la pasión y muerte de Miguel Angel Blanco. Su condición de cineasta de ficción no debe llevarle a confundir los linchamientos reales con los figurados, ni a contraponer una organización terrorista con un gobierno legítimo, ni a comparar las críticas al PNV con el hecho de que los opositores al nacionalismo tengan que llevar escolta. Jon Juaristi, uno de los que se ha negado a salir en su película, explicaba así desequilibrios como el suyo: «Qué desgracia tenemos. A ti te han matado al padre y a mí me han robado el bolígrafo».

Se queja usted de las ausencias. No sé hasta qué punto lastran su película, pero se me ocurre hacerle una propuesta constructiva: ¿Por qué no pide que se exhiba en los cines junto a Sin libertad ? El corto de Iñaki Arteta sobre las víctimas le costó su puesto de trabajo en la Diputación. Usted podría completar las carencias que admite en La pelota vasca y aprender con Arteta que hay cosas peores que ser vasco en Madrid. Serlo en Bilbao por ejemplo.

"Pelota vasca"
Encefalograma plano
Germán Yanke Libertad Digital  23 Septiembre 2003

El estreno de la película-panfleto de Julio Medem demuestra no ya que la sociedad vasca está enferma, sino que tiene encefalograma plano. Bastaba la prueba del algodón, y ya la tenemos: a Otegi, un nazi perteneciente a una banda declarada ilegal y considerada tal en todo el mundo occidental, le parece que el cineasta, pagado por los que sostienen el Plan Ibarretxe, refleja bien lo que es el País Vasco. La coincidencia entre el batasuno y el director es la demostración de que la película es una bazofia intelectual y un ejercicio de indignidad con quienes sufren el totalitarismo y el terrorismo en esa parte de España.

Todo lo demás, desde Madrazo al PNV, desde los que viven del presupuesto nacionalista a ese pobre muchacho, jefe de las juventudes socialistas, que ha sufrido lo indecible pero no por ello tiene luces, es el coro de una sociedad con encefalograma plano, sin lecturas, sin capacidad de reflexión sobre lo que ocurre en el mundo y sin sentido del humor para contemplarse con un poco de ironía y espíritu crítico. Viven todos en su burbuja porque, no pasando hambre ellos, pueden muy bien sufrir los demás, que son unos crispadores. A los vascos, por ahora, no nos queda más que un país lamentable, aunque el nuevo Riefenstahl-Medem lo ponga en colores y presente a la gente muy musculosa y pasándose unos a otros la pelota.

Leni Riefenstahl lo habría hecho mejor
Lorenzo Contreras La Estrella 23 Septiembre 2003

La película-reportaje de Julio Medem siobre la situación del País Vasco, titulada La pelota vasca, la piel contra la piedra, proyectada y estrenada entre vítores en el Kursaal de San Sebastián, marco tradicional del festival donostiarra de cine, ha pretendido ser una visión imparcial del conflicto. Pero era extremadamente difícil que la pretensión tuviese éxito. Si el director no pudo reclutar todos los ingredientes y protagonistas del drama, lo decente habría sido que renunciase a su experimento cinematográfico. Porque lo único que con el producto se garantizaba era una deformación de la historia. Ya es significativo que entre los elogios que el reportaje-documental ha recibido figurasen los de Arnaldo Otegi y Carlos Garaicoetxea, entre otros privilegiados enjuiciadores. En este sentido podría decirse, como en el fútbol, que Julio Medem ha jugado su partido en campo propio, nunca en terreno neutral, con el púbico mayoritariamente a favor. E incluso con el árbitro comprado.

Ha dicho Medem que una de sus indignadas inspiraciones de historiador cinematográfico ha sido la campaña gubernamental contra el nacionalismo vasco. Esa declaración equivale a una autoinculpación. No se puede intentar una descripción del problema vasco, o al menos no se debe hacerlo, desde la forzosa mutilación de la realidad. Son demasiado conocidos los crímenes que en el relato tenían que entrar como para correr el riesgo de graves omisiones. O todo o nada. Nunca algo contra el conjunto de los hechos. Nunca algo, solamente algo, por emocionante que sea, frente a la global contemplación de una terrible sucesión de tragedias.

La suerte de Medem ha sido que ETA no haya cometido una de sus terribles fechorías en coincidencia con la fecha del estreno-presentación del documental. Pero todavía está a tiempo de abochornarse, si es que conserva alguna capacidad de vergüenza. Todo es cuestión de tiempo, quizá solamente de poco tiempo.

La visión fragamentada y parcial del “pájaro de mirada limpia” es posiblemente lo más sucio que la industria cinematográfica estaba en condiciones de proporcionar. Seguro que había motivos para emocionarse, pero no en el sentido que Medem quería establecer. Había con certeza absoluta razones para derramar lágrimas. Pero lágrimas de indignación. Fabricar un monumento al diálogo sobre las bases de un partidismo pretendidamente ecuánime ha sido lo más nazi que un cineasta podía concebir. Seguramente Leni Riefenstahl lo habría hecho con mayor decoro.

Resulta verdaderamente repulsivo que ahora haya que felicitar al personaje por su “encomiable” empeño. Si desde posiciones dañadas por los crímenes de ETA Julio Medem ha recibido testimonios de gratitud, lo elemental es sentir impulsos vomitivos. ¿Cómo es posible que una víctima de ETA, o varias, sean capaces de salir emocionadas en nombre del recuerdo de sus familiares asesinados, con olvido paralelo de las exigencias de solidaridad con quienes tenían menos capacidad de desmemoria o menos amplitud de tragaderas? Es tremendo que la idea del diálogo prepondere sobre los imperativos de la necesaria justicia.

La película
Ramón Pi El Ideal Gallego 23 Septiembre 2003

Ni siquiera los más partidarios del director de cine Julio Medem han podido reconocer que su presunto documental sobre lo que los nacionalistas llaman el conflicto vasco es equilibrado. Implícitamente, y a veces de forma explícita, atribuyen la responsabilidad de este factor (que desautoriza la película de raíz) a aquellos cuyos testimonios no aparecen porque se negaron a participar en el proyecto. Lo que ha quedado, pues, ha sido una película sesgada a favor del nacionalismo vasco y, de rebote, a favor de ETA.

La realidad es, sin embargo, muy distinta de cómo la presentan los entusiastas de la película, cuya proyección en el Festival de San Sebastián aplaudieron durante varios minutos. Me parece que los que se negaron a que sus testimonios aparecieran (bien desde el principio, bien después de ver lo que quedaba al final) se dieron cuenta de que toda la película, bajo el disfraz de documental, iba a ser un ejercicio perverso de falsa equidistancia, que se establece entre ETA y los constitucionalistas, y no, pongamos por caso, entre ETA y los GAL. Las víctimas del terrorismo aparecen como el resultado de la violencia, como si no hubiera asesinos concretos, como si los asesinos fueran robots movidos por fuerzas telúricas, de las cuales serían responsables las propias víctimas con su intransigencia y su negativa al famoso diálogo con los verdugos y sus amigos.

Que una película planteada como “La pelota vasca” no tenía posibilidad de ser un documental, sino que estaba abocada a acabar siendo un panfleto grato no sólo al PNV, sino también a Otegi y sus amigos de ETA, es cosa que podía ver cualquiera con ojos en la cara. Si Medem era sincero cuando decía que quería acercarse con ojos virginales al conflicto vasco, es que anda más justito de luces de lo que muchos creíamos. Pero si se daba cuenta de lo que iba a quedar y, pese a todo, se puso manos a la obra, entonces el calificativo que le conviene es muy otro. En cualquiera de los dos casos, parece recomendable mantenerse lejos de un personaje así.

DENUNCIA POR EL OLVIDO
Las Víctimas del Terrorismo en Cataluña matizan a Medem el término "conflicto vasco"
La Asociación Víctimas del Terrorismo de Cataluña (ACVOT) recordó este jueves al director de cine, Julio Medem, que "no sólo el PP tiene víctimas en sus filas" sino que "muchas de ellas no son ni del PP ni de nadie". Además, hacen hincapié en que fuera del País Vasco hay muchos asesinados por ETA. Su teoría del “conflicto”, también falla en eso.
Agencias Libertad Digital  23 Septiembre 2003

ACVOT lamentó que Medem no contactara con "ninguno de nosotros" para ser entrevistados en la película “La pelota vasca” y que "no hayamos sido invitados por parte de Medem" a ver la cinta. Mediante un comunicado, la ACVOT se reservó la opinión "acerca de la calidad moral, humana e incluso artística" de la película "hasta que podamos tener la oportunidad de verla personalmente".

Pero las víctimas del terrorismo en Cataluña critican que el director del cine declarara que "había llegado a sentirme aplastado por las ideas y las personas que, con esa dignidad tan tozuda y vieja, vienen garantizando que el conflicto vasco se perpetúe". En este sentido, la ACVOT respondió a Medem que "no puede considerarse dignidad el hecho de que algunas personas sigan a favor del asesinato de quien piensa diferente" y añadió que "la palabra exacta sería estupidez". Después llegaron los matices: “En cuanto a lo de conflicto vasco, no hay que olvidar que ETA ha causado más víctimas fuera que dentro del País Vasco".

Por otra parte, el presidente de la ACVOT, Roberto Manrique –herido en la masacre de Hipercor en 1986–, se entrevistó con Gotzone Mora e Iñaki Ezkerra. Durante el encuentro, Mora acusó a Medem de "intentar cubrir con un barniz estético una barbarie de mil muertos y miles de heridos sin que aparezcan los testigos de las viudas, los padres o los huérfanos" y criticó que el director "no haya tenido en cuenta" en el documental a los cuerpos de seguridad del Estado, "uno de los colectivos que más ha sufrido la barbarie terrorista".

Mora explicó que "viendo que no se había tenido en cuenta a las víctimas" consideró que "participar en el documental suponía traicionar la memoria de las víctimas de ETA". Por su parte, Ezkerra acusó a Medem de actuar "como un lobo disfrazado de cordero" y señaló que "el hecho de que hayamos pedido que retiraran nuestros testimonios y no nos hicieran caso demuestra qué tipo de diálogo quieren". "Al nacionalismo le das la mano y luego no te la suelta", añadió.

Un batasuno delata a Otegui y revela que se reunió dos veces en Francia con ETA
Javier Alegría confiesa que el diputado de SA Jon Salaberría actúa de «correo» de la banda
Javier Alegría Loinaz, hombre clave del entramado del Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV), facilitó a la Guardia Civil, tras ser detenido el pasado mes de febrero, datos operativos muy relevantes sobre el funcionamiento de las distintas estructuras de ETA. En su confesión, según adelantó ayer Tele 5, reveló que el dirigente batasuno Arnaldo Otegui se ha reunido en dos ocasiones en Francia con la cúpula de ETA para coordinar estrategias, y que el diputado Jon Salaberría actúa de «correo» de la banda.
L. R. N. - Madrid.- La Razón 23 Septiembre 2003

Los cimientos de la banda terrorista se removieron como nunca cuando los abogados de ETA conocieron la trascendencia de la «cantada» que realizó Javier Alegría Loinaz ante la Guardia Civil tras ser detenido el pasado mes de febrero. Alegría, hombre clave en todas las estructuras del MLNV, ha gozado de toda la confianza de la cúpula etarra por su firmeza ante las detenciones y la prisión, pero cuando fue capturado en febrero se derrumbó y dio detalles operativos muy relevantes sobre el funcionamiento de ETA.

Por otra parte, en su declaración ante la Guardia Civil Javier Alegría aseguró que el diputado de Sozialista Abertzaleak en el Parlamento vasco Jon Salaberría es en la actualidad el «correo» de ETA.

Según reproduce textualmente el atestado de la Benemérita, «preguntado para que diga si continúa manteniendo contactos con la organización ETA, manifiesta que sí, a través de mensajes escritos, que le pasa a Jon Salaberría».
Pero no se queda ahí. También habló del dirigente batasuno Arnaldo Otegui. Siempre según dicho atestado, Alegría recordó haber cruzado la frontera para reunirse con la dirección de ETA en dos ocasiones.

En la primera, antes del verano de 1994, le acompañó el entonces parlamentario Mikel Zubimendi y Arnaldo Otegui, aún candidato electoral de Batasuna. Al otro lado de la mesa se sentó el número uno de ETA, Mikel Albizu, más conocido como «Mikel Antza», y su número dos, Vicente Goicoechea, alias «Willy», en la actualidad detenido en Francia. Al año siguiente, siempre según esta confesión, Alegría volvió a reunirse con la dirección de la banda. En esa ocasión sólo le acompañó el actual portavoz de Batasuna, al que, según Javier Alegría, se le conoce en ETA con el sobrenombre de «el de Elgoibar».

Los interlocutores volvieron a ser los mismos: Mikel Antza y Willy. Otegui y Alegría, siempre según el testimonio de este último, fueron a dar cuenta a los responsables de ETA del debate interno abierto en la izquierda abertzale sobre lo que denominan un proceso de construcción nacional, conocido como «Proyecto Karramarro», en castellano cangrejo.

Entre otros aspectos, Otegui y Alegría intercambiaron opiniones con la dirección de ETA sobre la creación de un Estado vasco paralelo al español y una campaña de desobediencia civil. Una campaña por la que sus autores se encuentran procesados por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Las revelaciones de Javier Alegría avalan las investigaciones que lleva a cabo este magistrado.
A finales de 2002, Garzón cerró el círculo de su proceso contra el entramado de ETA y desveló la identidad de los dirigentes de HB, EH y Batasuna que supuestamente son, o han sido, «delegados» o «enlaces» de la banda en la estructura de la coalición abertzale.

El juez imputó, por «integración en organización terrorista», a 20 responsables y ex dirigentes batasunos «por haber formado parte de los órganos de dirección de HB-EH-Batasuna y a través de los cuales, como delegados, ETA ha dirigido y controlado a la formación política, integrada en el complejo terrorista». Garzón halló los mismos indicios contra seis diputados de HB en el País Vasco y Navarra, entre ellos Otegui y «Josu Ternera», pero por su condición de aforados aún no ha actuado contra ellos, ya que prefiere concluir la instrucción del caso antes de pasárselo al Tribunal Supremo, si así lo estima oportuno.

Tras las revelaciones de Javier Alegría cobra mayor sentido la decisión de la dirección de Batasuna de hacer que la diputada electa por Guipúzcoa Aiora Epelde dejase su escaño al siguiente de la lista electoral de los comicios vascos de 2001, Jon Salaberría.

DIARIO SUBVENCIONADO POR LA GENERALITAT
"Avui" ofrece en Internet un juego basado en "Terminator" en el que hay que matar españoles
El diario Avui, subvencionado el año pasado con 1,8 millones de euros por la Generalitat de Cataluña, ofrece en su edición digital un juego on line llamado La Invasió de los Spainators basado en la saga cinematográfica Terminator. En él, el jugador debe destruir robots, identificados como españoles, que pretenden invadir el "pacífico planeta Catalonian".
Libertad Digital 23 Septiembre 2003

El juego, realizado con tecnología Flash, se sitúa en el 11 de septiembre (día de la "Diada") de 2714. La introducción La invasió de los Spainators dice: "El pacífico planeta Catalonian ha sido invadido por los cybors Spainators, unos robots terroríficos procedentes de la Galaxia Génova –en clara referencia a la sede nacional del PP–". Tras explicar la historia, basada en los guiones de Terminator, se informa al usuario que asume el papel de un miembro de la resistencia y que "tu misión es acabar con el mayor número posible de cyborgs y naves invasoras".

Por si queda alguna duda, en las instrucciones del juego se dice: "El objetivo del juego es evitar que los Spainators lleguen al refugio de la Resistencia Catalana. Si alguno de ellos te toca morirás". El personaje del "héroe" está claramente identificado como catalán, pues tiene su cabeza cubierta con la típica barretina. Además, en la presentación del La invasió de los Spainators, los robots que representan a los españoles están ridiculizados, puesto que están dibujados con la llave de los juguetes de cuerda antiguos y en brazo en el que llevarían el arma tiene un batidor de huevos.

Recortes de Prensa   Página Inicial