AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 16 Octubre  2003
Natalidad autóctona
Editorial ABC 16 Octubre 2003

Martín Ugalde, tramposo
Iñaki Ezkerra La Razón 16 Octubre 2003

La complicada sucesión de Arzalluz
Lorenzo Contreras Estrella Digital 16 Octubre 2003

El dinero etarra
Cartas al Director ABC 16 Octubre 2003

La AVT se querellará contra músicos proetarras
Redacción - Madrid.- La Razón 16 Octubre 2003

Juaristi no cree que Schwarzenegger cambie la situación del español
Susana Jarandilla - Madrid.- La Razón 16 Octubre 2003
 
Natalidad autóctona
Editorial ABC 16 Octubre 2003

LA preocupación por la integridad nacional catalana, que constituye uno de los puntales ideológicos del legado de Jordi Pujol, parece haber entrado en los últimos tiempos en una suerte de deriva motivada por la inquietud ante la expansión del fenómeno inmigratorio. Las propuestas electorales del «hereu» Artur Mas sobre fomento de la natalidad, defendidas ayer con énfasis por el propio presidente saliente de la Generalitat, constituyen en ese sentido un paso adelante, toda vez que obedecen al indisimulado intento de evitar el desleimiento de la identidad catalana en una nueva sociedad abierta al compás de los tiempos.

Pujol sabe mejor que nadie que la Cataluña actual es el resultado de un proceso de adaptación de importantes flujos migratorios internos, de españoles de otras procedencias -significadamente, andaluces y extremeños- que se han adaptado con mayores o menores dificultades a las condiciones de apertura social existentes en un territorio dispuesto a acoger su esfuerzo laboral. La distinción entre esos inmigrantes nacionales y la nueva oleada extranjera que caracteriza a la sociedad contemporánea representan una restricción ideológica que implica consideraciones relacionadas con la cultura de origen y el color de la piel de los recién llegados.

La preocupación encierra, además, un temor casi atávico a la pérdida de las señas de identidad nacionalistas, coherente con el impulso vertebrador del catalanismo político, pero que colisiona con los principios de igualdad de la cultura del «melting pot» o crisol de razas que caracteriza la sociedad contemporánea. El esfuerzo por mantener una identidad propia mediante la atención a la población autóctona no resulta en sí mismo criticable, pero sí constituye un preocupante signo de cerrazón que se articulen medidas destinadas a combatir directamente el peso de los inmigrantes en el conjunto de la ciudadanía.

Éste, y no otro, es el propósito mal encubierto de esas medidas que, a golpe de talonario, pretende establecer CiU para fomentar la natalidad entre los catalanes, con la finalidad de contrapesar el crecimiento demográfico de la inmigración a través del impulso del tercer hijo entre las familias locales. Bienvenida sea cualquier política natalista que contribuya al sostenimiento del Estado del Bienestar, pero no puede confundirse el fomento de las estructuras demográficas con una especie de combate entre una cultura milenaria y nuevas formas de vida de la sociedad abierta.

Pujol, cuyo sentido del Estado resulta incontestable, se equivoca cuando olvida que el progreso contemporáneo se basa en la ordenada convivencia de razas, culturas y nacionalidades, en el intercambio social y en la consideración del mérito y el esfuerzo de las personas independientemente de su origen o condición. Y ése es un olvido peligroso que conduce directamente al despeñadero de la discriminación.

Martín Ugalde, tramposo
Iñaki Ezkerra La Razón 16 Octubre 2003

La caza de brujas existe, por lo menos, desde hace dieciocho años en Euskadi y una de sus víctimas fue el poeta andaluz Luis Cernuda. El responsable de tan insólita persecución fue el mismo Gobierno Vasco que hoy apadrina a Medem y Muguruza. Y el brazo ejecutor de esa caza fue Martín Ugalde, el fundador de Egunkaria que despertó una ola de indignadas adhesiones nacionalistas cuando se le requirió en los juzgados con motivo de la intervención a ese periódico presuntamente relacionado con ETA. No voy a entrar en la cuestión de las vinculaciones de Ugalde con Egunkaria, que corresponden a los jueces, ni voy a pretender que sea delito perseguir a un Cernuda post mórtem. Pero ya que los nacionalistas hablan de Martín Ugalde como de «un autor de culto» y de «un patriarca de la cultura vasca», me limitaré a contar el único encuentro con él en mi vida y su comportamiento de burócrata tan fanatizado como tramposo.

Me ocurrió hace dieciocho años, en agosto de 1985. Se me llamó para participar en el jurado de unas becas del Gobierno de Vitoria. Martín Ugalde tenía entonces un despacho en la Consejería vasca de Cultura y me explicó que él y yo éramos los únicos miembros de tal jurado. Todo fue bien hasta que se me ocurrió votar un proyecto de investigación sobre la obra de Cernuda. En ese mismo momento, entró en acción una empleada que hasta entonces se había limitado a traerme café y trasegar con fardos de papel. Tanto Ugalde como ella me miraron como si me acabara de cagar en todos sus muertos y me repitieron al unísono la misma cantinela: «Es que Cernuda no es vasco».

Recuerdo perfectamente que les dije que esa condición ¬la vasquidad¬ no figuraba en las bases de la convocatoria y que, ya que eran cuatro las becas a repartir, yo estaba dispuesto a ceder en otros trabajos que Ugalde apoyara. Recuerdo cómo entonces aquella empleada, que ¬según supe después¬ era la esposa y la enchufada de un gerifalte del PNV, se sacó de la manga una supuesta «comisión calificadora» que se dejaría orientar por nosotros pero reservándose la última palabra.

Terminé enterándome por los medios de comunicación del fallo de aquellas becas. Llamé al Departamento de Cultura para pedir explicaciones pero Ugalde, el autor de culto, el patriarca, no se puso al teléfono. Se puso la empleada virulenta, que a todo esto se llama María Asunción Macho y que, con voz de ídem, me gritó: «Yo no te mandé llamar». Acto seguido devolví el talón bancario que me habían enviado a casa y denuncié el asunto en la prensa. En un artículo expliqué que, además del trabajo sobre Cernuda, yo había votado otro sobre Blas de Otero que tampoco fue becado. Martín Ugalde sabrá por qué.

La complicada sucesión de Arzalluz
Lorenzo Contreras Estrella Digital 16 Octubre 2003

En el PNV no se ponen de acuerdo a la hora de darle la boleta a Javier Arzalluz. Él dijo en su día, hace un par de años, que pensaba irse. Luego manifestó que no estaba claro que lo pensase. Posteriormente determinó entrar en la batalla por su propia sucesión. Es quizá la primera vez que un político, líder de un partido, lucha en las pugnas preliminares de su propia formación para sucederse a sí mismo después de haber manifestado preferencias por aspirantes distintos. En su caso, por ejemplo, Joseba Eguibar. La situación es tan confusa que, como casi siempre, los periodistas somos o son los culpables de haber construido una gigantesca especulación engañosa. Cuál sea la sustancia del debate es algo que no acaba de estar diáfano. Según Joseba Eguibar, supuesto favorito de Arzalluz frente a Josu Jon Imaz, el hombre que respalda Ibarretxe en opinión de casi todos los observadores, el debate de fondo en el proceso interno que se viene desarrollando en las últimas semanas dentro del PNV no gira en torno del nombre de los posibles candidatos a la presidencia del EBB (Euskadi Buro Balzar o dirección del partido), sino sobre “los escenarios de colaboración” entre el PNV y otras formaciones políticas. Eguibar es partidario de concertar a los nacionalistas no violentos con los abertzales, pero entiende que después de la ruptura de la tregua etarra de 1998 hay en el seno del nacionalismo vasco corrientes de opinión o de influencia que sufren “pesadillas políticas” y avizoran “escenarios de colaboración con otras formaciones”. Euskal Telebista (ETB), en su programa El Punto, ha entrevistado a Eguibar, y gracias a esa ocasión hemos sabido que, según el supuesto favorito de Arzalluz, “hay personas que no entendieron la vía iniciada por el partido en el año 98”. Las palabras de Eguibar no tienen desperdicio. Dijo a ETB que “a algunos que calificaron como situación buena el alto el fuego desde el aspecto humano porque desapareció la violencia, sí les produjo una sensación de pesadilla política que pudiera haber un ámbito de colaboración entre fuerzas nacionalistas”.

A qué llama tan asépticamente “fuerzas nacionalistas” el señor Eguibar? ¿No serán las formaciones cercanas a ETA? ¿Dejarán de ser las organizaciones que han entrado en el ámbito de persecución judicial de Garzón, del Tribunal Supremo y de las iniciativas políticas ilegalizadoras de Batasuna y sus derivados?

El favorito de Arzalluz cree que “necesitamos erradicar la violencia para siempre” como puerta de colaboración “entre abertzales”. Pero, he aquí que, según Eguibar, a fin de cuentas portavoz del PNV, “hay gente que no lo ve”. Y añadió, por si la situación no estuviera complicada: “Yo diría que, en la medida de lo posible, intentarían (esas gentes) evitar ese escenario porque entienden, legítimamente (menos mal), que puede haber otros escenarios de colaboración con otras formaciones políticas”.

Volvemos a lo mismo. Para Eguibar, ése es el debate de fondo, como queda dicho, “y no si hay un candidato u otro”. ¿De veras? Para el portavoz nacionalista, “si la singladura está clara, la afiliación ya elegirá la mejor tripulación”. Lo demás son “filtraciones interesadas” de los medios para “condicionar o sugerir lo que tiene que hacer el PNV”. Y nada de que Arzalluz intente “aparcar el Plan Ibarretxe” para buscar entendimientos con los socialistas.

El dinero etarra
Cartas al Director ABC 16 Octubre 2003

Están desesperados, nerviosos. Y no es para menos. Los valientes gudaris se encuentran ahora con un fenómeno nuevo para ellos, con una circunstancia a la que no habían tenido que hacer frente en toda su historia: tienen dificultades para pagar sus facturas a fin de mes.

El atentado en Irún contra la empresa de transporte Olloquiegui y la campaña agresiva de impuesto revolucionario que están llevando a cabo, son los últimos indicios del éxito que ha producido el haber cerrado el grifo del dinero público que recibían los etarras de Batasuna a través de subvenciones y ayudas públicas. Poco a poco, este asunto de matar y extorsionar está dejando de ser negocio rentable en nuestro país, y cuando eso ocurra y ETA ya no sólo no pueda garantizar mesa y cama a sus fieles borregos sino que termine pidiéndoles cuota de afiliación, entonces será mejor hacer caso al aitá y seguir en la ikastola que jugar a guerrilleros y acabar sin blanca entre rejas.

Como joven que soy, y asumiendo todas las complicaciones que la vida nos oferta, de veras que no entiendo cómo hay quien prefiere meterse una pistola en el bolsillo y pasarse los días con sus noches en continua huida, buscando la triste ocasión para acercarse a un individuo del que sólo conoce su nombre, dirección y matrícula del coche, y arrebatarle una mañana de su familia, de su trabajo, de su vida... con la única perspectiva de acabar como el resto de sus compañeros, escribiendo de nuevo al aitá entre cuatro paredes lamentando cuánta razón tenía y suplicando que se pase por Alcalá algún domingo de los próximos cuarenta años. Y eso en el mejor de los casos, pues los hay tan podridos que aún dentro de prisión siguen sintiéndose orgullosos de su pertenencia etarra.      Arturo del Burgo Azpíroz. Pamplona.

La AVT se querellará contra músicos proetarras
Redacción - Madrid.- La Razón 16 Octubre 2003

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) presentará una demanda contra el cantante Fermín Muguruza y los grupos Sociedad Alkoholika y Su ta gar, al entender que con algunas de sus canciones incurren en los delitos de enaltecimiento y apología del terrorismo. Así lo confirmaron a Efe fuentes de la AVT, que precisaron que los abogados de la asociación están recopilando información y pruebas para presentar una demanda contra esos grupos musicales, ya que, en su opinión, con sus letras «han sobrepasado la libertad de expresión». Las fuentes añadieron que algunas de las letras de canciones como «Sarri sarri», en la que se aplaude la huida de dos presuntos etarras de una cárcel, son un «disparate», un «insulto» y una «humillación» para las víctimas. La AVT ya se dirigió en abril a la FEMP para pedir a los ayuntamientos que impidieran la celebración en sus localidades de conciertos de determinados grupos musicales de ideología proetarra.

Juaristi no cree que Schwarzenegger cambie la situación del español
Jon Juaristi presentó ayer el balance de la institución el pasado curso y los proyectos para 2004. De los datos se desprende que el español sigue su expansión, sobre todo en Europa y Alburquerque (Nuevo México), con un crecimiento del 69 por ciento. En total, en el curso 2002-2003 el número de matrículas aumentó un 11 por ciento y llegó a 81.689. Por la tarde, los Reyes presidieron la reunión anual del Patronato del Cervantes.
Susana Jarandilla - Madrid.- La Razón 16 Octubre 2003

El español en Estados Unidos avanza con el paso firme de los casi cuarenta millones de hispanohablantes que viven en el país. Por eso Jon Juaristi, que ayer presentó el balance del Instituto Cervantes en el pasado curso y los proyectos para 2004, no quiere ser tremendista y pensar que la elección de Arnold Schwarzenegger como gobernador de California puede suponer un freno a la expansión y el desarrollo del español en un estado con una numerosa población hispana. «No creo que Schwarzenegger vaya a cambiar sustancialmente la situación del español en California. En lo que respecta a Estados Unidos no nos conviene dejarnos llevar por los sentimientos», dijo el director del Instituto Cervantes, que no se plantea abrir un nuevo centro en California. «Nosotros no queremos ganar la batalla al inglés, sino que el español sea la segunda lengua del país. Y por eso, impulsamos desde el Instituto Cervantes el protagonismo de instituciones de otros países, como México».

Según Juaristi, «la ampliación de la presencia del español en Estados Unidos es muy costosa ¬dijo refiriéndose a la nueva sede del Cervantes en Nueva York¬. Por eso estamos trabajando en una estrategia que abarate los costes, explotando la vía de la acción mancomunada con los países hispanoamericanos, especialmente con México, ya que el 80 por ciento de los hispanohablantes de Estados Unidos son de origen mexicano».

Pero no es Norteamérica el único objetivo del Cervantes, ni siquiera el principal. La institución se está esforzando por expandir y consolidar la presencia del español en Europa. A las sedes de Berlín y Lyon (la primera, en marcha desde marzo, espera alcanzar las 5.000 matrículas en el plazo de tres años, se suman Belgrado y Budapest, que comenzarán sus actividades a principios de 2004. Y poco más tarde se pondrá en marcha el centro de Estocolmo, en unas instalaciones que el Cervantes compartirá con el Instituto Goethe.

Consolidarse en Europa
A finales de ese año también se abrirá el centro en Praga, cuya apertura se ha hecho necesaria, según Juaristi, «por la respuesta de la sociedad checa a la actividad que ha desarrollado desde el año 2000 el Aula Cervantes en la Universidad Karlova».

Juaristi quiso aclarar que la «atención primordial a nuestro continente no llevará a desatender otras zonas de actuación prioritarias». Se refería el director al Cervantes de Sao Paulo, cuyas obras de ampliación estarán terminadas a principios de 2004, el centro de Fez, que ocupará las nuevas instalaciones antes de que acabe el curso, y el Aula Cervantes de la Universidad de Nueva Delhi. También está prevista «una auténtica refundación» del centro de Argel, «una vez estabilizada la situación política».

Recortes de Prensa   Página Inicial