AGLI

Recortes de Prensa     Martes 4 Noviembre  2003
Concertación con ETA
Editorial La Razón  4 Noviembre 2003

Recurso inédito a un plan inédito
Editorial ABC  4 Noviembre 2003

Morir por España
Bruno Aguilera La Razón  4 Noviembre 2003

Un pedazo de plan
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo   4 Noviembre 2003

Las formas y el fondo
JAVIER ZARZALEJOS ABC   4 Noviembre 2003

Goodbye Ibarretxe
Cartas al Director El Correo  4 Noviembre 2003

Acebes asegura que no le cabe «ninguna duda de que hay contactos entre el PNV y ETA»
Diego Mazón - Madrid.- La Razón  4 Noviembre 2003

El Foro de Ermua se niega a comparecer en el Congreso por la presencia de PNV y EA
D. M. ABC  4 Noviembre 2003

Las víctimas piden una ofensiva en el extranjero y la presencia del PNV en el Congreso desata la polémica
D. M. - Madrid.- La Razón  4 Noviembre 2003

El Gobierno recurrirá la creación de delegaciones de Euskadi en el extranjero
Agencias / Vitoria El Ideal Gallego  4 Noviembre 2003

Detenidos cinco bretones acusados de apoyar al IRA Auténtico
EFE. París Heraldo de Aragón  4 Noviembre 2003

Bono acusa a Ibarretxe de cometer un acto de deslealtad con su propio pueblo
EFE Libertad Digital  4 Noviembre 2003

Concertación con ETA
Editorial La Razón  4 Noviembre 2003

El ministro del Interior, Ángel Acebes, acaba de afirmar que «no le cabe duda alguna de que hay contactos entre el PNV y ETA». Dado el cargo que ocupa, esta afirmación es de la máxima importancia porque confirma lo que ya veníamos desvelando desde hace tiempo: que la aplicación del Plan Ibarreche está siendo concertado con la banda terrorista, lo que supone, nada menos, que el reconocimiento paladino de que la propuesta del nacionalismo vasco coincide, en sus fines últimos, con los de ETA.

Aunque, hasta el momento, los portavoces etarras no han confirmado la existencia de una tregua, todo parece indicar que esa coincidencia de «objetivos y calendarios» a la que se ha referido el ministro busca obtener de los terroristas su colaboración objetiva, mediante un periodo de ausencia de violencia, para que el plan secesionista pueda desarrollarse hasta sus últimas consecuencias, es decir, hasta la convocatoria de un referéndum que obligaría al Gobierno de la nación a reaccionar de forma contundente, elevando el grado de la tensión a su máximo. Para el PNV, la inactividad de ETA sería la justificación de que su proyecto separatista es el único camino posible hacia la paz.

La cuestión encierra dos peligros en sí misma. El primero, y más grave, es que, al coincidir en los fines, justifica el terrorismo liberticida etarra. El segundo peligro tiene que ver, precisamente, con la eficacia actual de la lucha antiterrorista. Con la experiencia previa de la tregua trampa de 1998/1999, el Ministerio del Interior no debería disminuir en lo más mínimo la presión policial e internacional sobre los asesinos y sus cómplices. ETA, sin duda, aprovechará el desarrollo del Plan Ibarreche para reorganizarse, ya que, sea cual sea el resultado del desafío separatista, se reserva la última palabra. La banda nunca ha renunciado a imponer su propio modelo de estado, que es muy diferente al que sueñan el PNV y sus iluminados seguidores.

Recurso inédito a un plan inédito
Editorial ABC  4 Noviembre 2003

EL Servicio Jurídico del Estado ha dictaminado que la Propuesta de Estatuto Político de la Comunidad de Esukadi contiene 104 vulneraciones de la Constitución. El dato corrobora la convicción general previa de que el Plan Ibarretxe era y es, en su planteamiento político y normativo, un proyecto concebido para romper el orden constitucional y estatutario. Nadie, fuera del nacionalismo vasco y de sus partidarios, pone en duda la ilegalidad constitucional de esta propuesta soberanista. Sin embargo, tan amplio consenso se ha debilitado al valorar el propósito del Gobierno de plantear, sobre la base del dictamen de la Abogacía del Estado, un recurso ante el Tribunal Constitucional para abortar la propuesta de libre asociación desde el inicio del trámite parlamentario. El argumento de que el recurso plantea graves problemas de procedimiento y de oportunidad resulta, tal y como se ha planteado, insuficiente y no es concluyente. Si se hubiera atendido a ese argumento en otras ocasiones es probable que nunca se hubiera aprobado la Ley de Partidos, ni se habría sentenciado la ilegalización de Batasuna ni se habrían excluido las candidaturas proetarras en las últimas elecciones municipales.

Ante la gravedad del reto nacionalista, la premisa debería ser otra bien distinta: trasladar a la propuesta soberanista del nacionalismo vasco todas las dificultades jurídicas que, paradójicamente, se le están oponiendo al Gobierno central en su decisión de defender el orden constitucional. La propuesta abre una confrontación constitucional inédita, por lo que la respuesta judicial será igualmente inédita. Pero no por esto es inviable. Resulta evidente que se ha de reducir en lo posible el margen de fracaso de cualquier impugnación ante los Tribunales, pero esta cautela, imprescindible, no justificaría la reserva de acciones judiciales y constitucionales hasta el final del proceso legislativo que el Ejecutivo de Vitoria pretende iniciar. La propuesta soberanista es en sí una absoluta ilegalidad constitucional, por lo que no es preciso esperar a que se convierta en proyecto sancionado por la Cámara vasca para transformarse en materia impugnable ante los Tribunales.

La utilización del Parlamento de Vitoria y de sus órganos -Presidencia y Mesa- para dar coartada de legalidad a la propuesta soberanista se verá reflejada en sucesivos actos jurídicos, erróneamente calificados como «de trámite», tan relevantes para el propósito rupturista del lendakari como la votación final del Pleno de la Cámara. Lo anticiparon los expertos que asesoraron al lendakari con un dictamen publicado por ABC: «la calificación de la iniciativa como propuesta de reforma estatutaria y la determinación del procedimiento parlamentario aplicable para su tramitación son cuestiones esenciales sin duda alguna para el establecimiento del status de libre asociación que aquella tiene por objeto».

No es inocuo que el Gobierno vasco disfrace la naturaleza anticonstitucional de la propuesta como si fuera una reforma estatutaria, como tampoco lo es que la Mesa de la Cámara de Vitoria la califique de esta manera para someter al Parlamento vasco a un procedimiento legislativo viciado en su origen. En este caso, el fondo -la ruptura del orden constitucional- está unido a la forma -la desfiguración del propio Parlamento y de sus procedimientos legislativos-. La prudencia que le es exigible al Gobierno de Aznar debe plasmarse en una estrategia bien calculada de oposición sistemática, no precipitada, al plan Ibarretxe, eligiendo el mejor momento y los mejores argumentos. La litigiosidad que va a provocar la propuesta soberanista no es una opción evitable sino una consecuencia de su ilicitud congénita, que se va extender a decisiones que no son de trámite -como la calificación de la propuesta y la ordenación procedimental del debate parlamentario- sino cooperadores necesarios de esta inconstitucionalidad a las que de se debe responder sin temor.

Morir por España
Bruno Aguilera La Razón  4 Noviembre 2003

Morir por España no está de moda. Más bien al contrario. De entrada porque la propia idea de España resulta tan políticamente incorrecta que conviene maquillarla tras la aséptica denominación de Estado. No nos extrañe pues que el público se muestre indiferente al enterarse por el telediario que ha muerto acribillado por los sicarios de Sadam un espía del CESID que fue a Bagdad en defensa de los intereses de la patria ¬concepto hoy ominoso donde los haya¬ para ver si contribuía a cerrar el luctuoso capítulo de un infierno sin solución aparente. Mientras tanto, nuestros legionarios tratan de mantener el orden sabedores de que si a alguno de ellos se le ocurre tener la falta de gusto de morir en territorio comanche, su muerte podrá ser utilizada en su contra en el altar de la manipulación política y que a la postre es probable que mueran por un puñado de votos.

Aunque en el fondo tendrían al menos la suerte de morir combatiendo y no en accidente, como aquellos militares españoles que viajaban en un avión realquilado. Varias decenas de excelentes profesionales que no habían ido al quinto pino a matar sino a salvar vidas y que regresaban a este país que habían jurado defender con su vida. Lo que no venía en el contrato era que iban a morir estrellados contra la ladera de un monte turco por razones presupuestarias, porque la España que defendían no tenía dinero para fletarles un avión como Dios manda.

Al menos tuvieron la suerte de no oír hablar de esos vascos que la consejera Iztueta califica científicamente de inmigrantes porque aunque viven, trabajan y pagan los impuestos de los que ella cobra, no han nacido en el País Vasco. Por eso están destinados a morir, a ser carne de pistola etarra. Por no ser del PNV. El paso siguiente en el frenesí legislativo de Ibarreche será negarles el derecho al voto y así lograr que sólo sean ciudadanos de primera los que comulguen con las ruedas de molino que se encuentran en las obras completas de Sabino Arana, esas que obligan a recitar en las ikastolas donde sin sonrojo confunden la bandera de un partido con la de todo un pueblo. Lo que nos recuerda a las odiosas leyes de Nüremberg sobre la pureza de la raza aria que impusieron los legisladores al servicio de la barbarie hitleriana, una monstruosidad que los espíritus inocentes pensábamos que nunca volveríamos a ver.

Hoy la muerte se ha convertido en un espectáculo banal de telefilm norteamericano cuyos protagonistas son los marines que mueren en un pavoroso goteo continuo en Iraq y en Afganistán, país que aunque ya no esté de actualidad sigue siendo el escenario de una guerra tan sorda como mortífera. Porque los soldados del Tío Sam ya no mueren para liberarnos del nazismo, sino víctimas de un fanatismo religioso que ha declarado una guerrilla abierta a nuestro modo de vida. Ese modelo económico del bienestar por el que cada semana se ahogan frente a nuestras costas los africanos que están dispuestos a morir por poner un pie en la costa española. Porque en el fondo ellos también mueren por España, con tan poca gloria como los que se empeñan tan a trasmano en defender la bandera. Me refiero a las famélicas legiones de inmigrantes clandestinos que prefieren perecer entre las Columnas de Hércules antes que seguir viviendo en la miseria. Así, las pateras uno y otro día siguen avanzando en su mortal desembarco, aunque no se trate del Día D en Normandía, ni de atravesar el Volga para defender Stalingrado. Es simplemente la nueva versión de los clásicos negreros, unos traficantes de esclavos que en plena posmodernidad hacen negocio con la desesperanza de quienes hacen todo lo que pueden por alcanzar el umbral de la dignidad, por hacerse con ese trabajo ínfimo que desprecian los locales. Y por eso están dispuestos a morir si no tienen la suerte de toparse con la Guardia Civil. Y todo porque no saben que morir por este país es algo que ya no se lleva. Los pobres.

Un pedazo de plan
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo   4 Noviembre 2003

Nuestra gentil vicelehendakari, lehendakari, ha anunciado que va a trabajar «con tesón y con pasión» para «no dejar que atraquen la cartera de los vascos». Lástima que tan noble empeño se exprese con semejante problema sintáctico. Se puede atracar a los vascos, propiamente dichos, o un lugar (p. ej. un banco). Pero no se puede atracar la caja fuerte de un banco o la cartera de los vascos, como comprobará si consulta el Diccionario de Uso del Español (usted perdonará) Actual, de Manuel Seco. Se atraca un banco para robar su caja fuerte o se atraca a un vasco para robarle la cartera, hay que ser cuidadosos (y cuidadosas) con el complemento directo. Por otra parte, el verbo atracar implica uso de la violencia, mientras al golpe de los 32 millones le irían mejor desde su perspectiva los términos de apropiación indebida, hurto, estafa, prevaricación o sablazo.

Le felicito, en cambio, por la brillante iniciativa de patrocinar Google para que cualquier internauta que busque los términos 'bakea', 'autodeterminazioa', 'lehendakari' o 'Estatuto de Gernika' se tope inevitablemente con su plan. Tal vez debería ampliar los enlaces a vocablos como 'ilusión', 'bienestar', 'felicidad' o 'riqueza'. En cualquier caso me permito recomendarle los refranes. Los miembros del Gobierno se ahorrarán problemas con la sintaxis; el mensaje es fácilmente comprensible por el público y es coherente con esos eslóganes que a usted tanto le gustan, («la paz no admite tiempos muertos», «el que niega el diálogo niega la solución»). Al plan, plan y al vino, vino. Mi amigo Javier Corcuera me aportaba algunos que, aparentemente, contradicen las bondades de su proyecto: Plan con plan, comida de tontos, plan para hoy y hambre para mañana o plan caliente y agua fría no se te ocurra en la vida.

Siempre se puede oponer que los duelos con plan son menos, con plan y vino se anda el camino o a buen hambre no hay plan duro. A falta de plan, buenas son tortas, como sabe todo el mundo y ¿cómo podría rechazar Madrazo un refrán que es el lema de Izkierda Unida, 'dame plan y dime tonto'?

No faltará quien le reproche hacer un plan como unas hostias y quien haga el pase del desdén, 'con su plan se lo coma'. Pero sus servicios de agit-prop podrán contraatacar a los gritos de contigo plan y cebolla, come plan y bebe agua y vivirás vida larga. Lo importante es que hablen de uno, aunque sea bien y esta estrategia convierte a cada vasco en un potencial agente de comunicación. Recuerde en todo caso que plan mollete sin sentir se mete, dicho sea sin ánimo de hacer chistes cuarteleros.

El plan es la clave de todo. Ya lo dijo Arzalluz: 'un pueblo que besa la mano que le da el plan, jamás será libre' o 'este currusco de plan está hecho con el trigo de nuestros campos'. Y en este plan.

Las formas y el fondo
JAVIER ZARZALEJOS/SECRETARIO GENERAL DE LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO
ABC   4 Noviembre 2003

Ocurre con los sondeos que, si la pregunta no está bien formulada, las respuestas no sirven para mucho. Algo de esto puede haber pasado, no por su culpa, con algunas personalidades de reconocida solvencia convocadas a valorar de urgencia el informe y la decisión de recurso adoptada por el Consejo de Ministros del pasado viernes, en relación con el envío al Parlamento vasco de 'la propuesta' del lehendakari Ibarretxe y la calificación que ésta reciba de la Mesa del órgano legislativo.

Por pobre que sea la opinión que algunos tengan del Servicio Jurídico del Estado, habrá que concederle pericia suficiente para saber, al menos, que 'la propuesta' no puede ser objeto de un recurso directo de inconstitucionalidad en tanto que carece de valor normativo. Pero es que no es ésta la cuestión. De lo que se trata es de poner remedio jurídico al doble fraude que el tripartito quiere imponer para tramitar este texto. Doble fraude, sí. El primero consiste en presentar, como reforma del Estatuto, una iniciativa que implica una revisión radical de la Constitución. El segundo, afirmar que se seguirá el procedimiento previsto para la reforma del Estatuto y, acto seguido, anunciar, sin rubor, que ese procedimiento se quebrará con la convocatoria del referéndum, digan lo que digan las Cortes Generales que, de esta manera, quedan privadas de sus legítimas potestades constitucionales.

Puestos a serenar el debate, hagámoslo. Nadie, medianamente en sus cabales jurídicos niega ya que 'la propuesta', de reforma estatutaria, tiene más bien poco. Es una revisión constitucional en toda regla. Nadie puede negar -al menos en términos formales- que esa revisión puede plantearse. Y nadie niega que las asambleas legislativas de las comunidades autónomas están legitimadas, según los artículos 166 y 87 de la Constitución, para promover ese proceso de reforma. La pregunta, nunca respondida, es bastante obvia. Si PNV, EA e IU quieren revisar el marco constitucional -y quieren hacerlo-, si nada, aparte del sentido común, les impide proponer lo que quieren, si la Constitución legitima al Parlamento vasco para promover esa reforma, ¿por qué no plantean el debate como lo que realmente es y utilizan la vía legítima que la Constitución habilita para hacerlo? ¿Qué hay de malo en ello? ¿Qué es más democrático, más respetuoso y hasta más 'amable', un procedimiento trucado de reforma estatutaria para mutilar la Constitución o un proceso de revisión constitucional claramente planteado por los partidos que la pretenden en el órgano constitucionalmente legitimado para ello, es decir, el Parlamento vasco?

El lehendakari Ibarretxe, desde México, ha advertido que defenderá «con uñas y dientes» que su propuesta pueda debatirse. No hace falta que el lehendakari haga semejante gasto de tejidos corporales. Es cierto que el Gobierno -y el Partido Socialista y los agentes económicos y las víctimas del terrorismo y cientos de miles de vascos- desearían que el lehendakari retirara un plan como éste que no resuelve nada, que agrava todo, y que sólo responde al oportunismo nacionalista de crear los problemas para proponerse como única solución. Pero como Ibarretxe insiste, no parece nada exorbitante pedirle, al menos, que no se reserve el derecho a meter goles con la mano. Parece que al nacionalismo no le basta con el sarcasmo de exigir un debate libre y sereno a una oposición escoltada desde el primero hasta el último de sus miembros.

No es una disputa formal. 'La propuesta' no sólo excluye a la mitad de los vascos. Excluye también a otros 38 millones de españoles a los que se les niega el derecho a decidir del que están investidos como ciudadanos de un Estado constitucional y democrático. Un derecho que cada uno posee como ciudadano y que colectivamente ostentamos como sujeto de la soberanía. A esos millones de españoles, el nacionalismo vasco e Izquierda Unida les dicen que no son más que espectadores, a ser posible lejanos, y sujetos pasivos de lo que una futura y supuesta mayoría nacionalista decida hacer con el Estado de todos. Curiosa asociación ésta que sólo es libre para quien pretende dictar las condiciones.

La decisión del Gobierno puede criticarse, faltaría más. Pero los que la rechacen deberán, al menos, dar una explicación satisfactoria a otras cuestiones. Por ejemplo, qué sentido tiene que la Constitución legitime a unos órganos y no a otros para proponer su reforma. Por ejemplo, qué sentido tiene establecer un procedimiento de reforma, si no hay manera de asegurar su observancia. A lo mejor resulta que el texto, con la máxima fuerza normativa, sólo establece deberes morales a los poderes públicos cuando se trata de discutir su revisión.

Depurada hasta sus últimos detalles técnicos, la decisión del Gobierno puede resultar compleja. Contemplada desde sus fundamentos constitucionales y democráticos, es meridianamente clara. No es una disputa bizantina. Lo que se dirime, no ya en un recurso sino en este desafío, es si la democracia y su esencial naturaleza cívica se rinden a la arrogancia identitaria del 'pueblo milenario', como misterioso sujeto histórico, privilegiado no se sabe por qué, cuya voluntad tiene derecho a imponerse sobre todos, cuándo y cómo lo decidan sus únicos interpretes autorizados, esto es, los nacionalistas.

No se indignen los nacionalistas. Y si se indignan, qué le vamos a hacer. Pero impugnaremos jurídica y políticamente todo lo que de fraudulento hay en este debate que proponen. Lo fraudulento de sus apelaciones al diálogo y al consenso, lo fraudulento de exigir que hablen los que tienen la voz secuestrada por el terror y la amenaza, lo fraudulento de una argucia con la que se quiere imponer lo que unos pocos decidan sobre lo que es de todos.

Cuando la razón constitucional está clara, se recurre primero a imposibilidades técnicas. Aquí parece que no rige eso del 'constitucionalismo útil' que, sin embargo, se propone como fórmula mágica para forzar la Constitución hasta la caricatura, siempre que esas recetas cuenten con el visto bueno del nacionalismo. Y, si las objeciones técnicas son superadas, siempre quedan los argumentos de oportunidad. 'No alimentemos el victimismo', se aconseja. Tal vez. Ahora bien, en este país, en el que todos los días se acepta el pulpo como animal de compañía, incluso aquí, insisto, es cada vez más difícil admitir que los leones son carnívoros porque las cebras les provocan.

Goodbye Ibarretxe
Mónica Iglesias Cid/Vitoria-Gasteiz Cartas al Director El Correo  4 Noviembre 2003

Cuando se emprenden viajes en solitario hay que despedirse de mucha gente. El PNV ya dijo adiós a España en su último Alderdi Eguna. Se despedía de años de historia compartida, decía adiós a miles de familiares gallegos, castellanos o andaluces. Dejaba atrás una cultura y unos sentimientos de una patria común con siglos de historia.

Ahora parece que llega también la hora de despedirse de los familiares más cercanos. Álava ha elegido defender su régimen foral, seguir en España y alejarse de quienes han elegido su propio camino sin contar con nadie.

Tampoco los navarros van a salir de casa con lo puesto para seguir a unos vecinos de los que sólo han recibido agravios. La Euskadi que está organizando Ibarretxe tendrá que sacar muchas veces el pañuelo para enjugarse las lágrimas y despedirse de la gente que no va a subir al tren de la independencia. Y es que si decides montar un viaje por tu cuenta te arriesgas a que salga vacío de la estación.

Acebes asegura que no le cabe «ninguna duda de que hay contactos entre el PNV y ETA»
Afirma que el Plan Ibarreche, lejos de fomentar la paz, dificulta la lucha antiterrorista
El ministro del Interior, Ángel Acebes, confirmó ayer la existencia de «contactos entre el PNV y ETA» con un rotundo «no me cabe ninguna duda». Acebes argumentó su aseveración señalando que «hablan, acuerdan, y no hay más que ver la concertación en cuanto a los objetivos e incluso el calendario que ETA le había pedido al propio PNV y al Gobierno vasco para la ruptura». Respecto al Plan Ibarreche, Acebes afirmó que es «absolutamente falso» que pueda conducir a la paz, como defiende el «lendakari» y añadió que el proyecto dificulta la lucha contra la banda terrorista.
Diego Mazón - Madrid.- La Razón  4 Noviembre 2003

El ministro del Interior no lo duda: el Partido Nacionalista Vasco y ETA mantienen contactos frecuentes. Para Ángel Acebes, «no hay más que ver la concertación en cuanto a los objetivos e incluso el calendario que ETA le había pedido al propio PNV y al Gobierno vasco para la ruptura y la secesión». Preguntado por la información aparecida en LA RAZÓN el lunes que se refería a la disposición de ETA de no atentar durante el referéndum de Ibarreche, el ministro insistió en que «no le cabe ninguna duda» de las conversaciones entre el partido de Arzallus y la banda, aunque añadió que «la única forma en que ETA dejará de cometer atentados es cuando sean totalmente derrotados» y todo su entramado «esté en la cárcel».

Además, el titular de Interior incidió en que «el PNV está manteniendo en el Parlamento vasco a su Grupo Parlamentario» y le ha dado «protección». En su opinión, «compartir objetivos y calendarios es darle razones a ETA», por lo que el proyecto soberanista es una dificultad para poder acabar con la organización terrorista.
En esta línea, Acebes acusó al «lendakari» Ibarreche de quererse «lavar la cara» cuando asegura que su plan «puede conducir a la paz», porque «es absolutamente falso». Es más, aseguró que el proyecto secesionista del PNV «comparte objetivos con ETA» y «dificulta la lucha antiterrorista, especialmente en estos momentos en que las Fuerzas de Seguridad del Estado y la cooperación internacional están golpeando de manera tan eficaz» a la banda terrorista. Por este motivo, defendió que el Gobierno emplee todos los medios de la normativa vigente para tratar de impedir la celebración de un referéndum y la puesta en práctica del plan.

Respecto a la posibilidad de que ETA esté planteándose dejar de matar hasta la celebración del referéndum de autodeterminación, premisa que el propio Ibarreche defendió como esencial para poder realizar la consulta, el ministro del Interior expresó que la banda «sigue buscando cometer atentados» y que el hecho de que en los últimos meses apenas haya habido ataques terroristas lo atribuyó de nuevo a la eficacia de las Fuerzas de Seguridad del Estado y no a posibles acuerdos entre el PNV y los terroristas.

El Foro de Ermua se niega a comparecer en el Congreso por la presencia de PNV y EA
D. M. ABC  4 Noviembre 2003

Portero, de la AVT, propuso medidas para preservar la «dignidad» de las víctimas, y Gorriarán, de ¡Basta ya!, denuncia que Ibarretxe se «aprovecha» de ellasMADRID. La subcomisión sobre Víctimas del Terrorismo comenzó ayer su andadura en el Congreso de los Diputados con un abandono. Fue el del presidente del Foro de Ermua, Vidal de Nicolás, que se negó a comparecer tras comprobar la presencia, especialmente, de los portavoces del PNV, EA, así como de otras formaciones como CiU e Izquierda Unida. Es «una comedia -dijo- tener que explicar a éstos la situación de las víctimas del País Vasco cuando ya la conocen». A su juicio, estos grupos no pueden afirmar que están con las víctimas y a la vez «seguir manteniendo relaciones cordialísimas y familiares con el partido de ETA». Vidal de Nicolás abandonó la subcomisión diez minutos después de que comenzara. Antes de que se abriera la sesión, el presidente del Foro de Ermua estuvo haciendo declaraciones a los periodistas.

Además de Vidal de Nicolás, a la sesión de ayer -fue a puerta cerrada- estaban invitados el presidente de la Asociación Nacional de Víctimas del Terrorismo, Luis Portero; el portavoz de ¡Basta Ya!, Carlos Martínez Gorriarán, y la representante de Gesto por la Paz, Lucía Cristóbal Gómez. Portero expuso una batería de propuestas con el fin de preservar «la memoria y dignidad» de las víctimas. Propuso que se instaurara el 11 de septiembre como Día Internacional de las Víctimas del terrorismo y también pidió ayudas para viviendas y para los traslados de trabajo de las víctimas.

Gorriarán denunció que el lendakari se ha «aprovechado» de los afectados por el terrorismo para presentar como plan de paz lo que, a su juicio, es un «chantaje político y de principios». Por eso, consideró que «no se puede negociar de ninguna manera. Si no hubiera víctimas sería imposible ofrecer una reforma constitucional como la que ofrece el nacionalismo gobernante a cambio de paz».

Las víctimas piden una ofensiva en el extranjero y la presencia del PNV en el Congreso desata la polémica
D. M. - Madrid.- La Razón  4 Noviembre 2003

La Comisión de Justicia e Interior celebrada ayer en el Congreso de los Diputados dio la posibilidad a las víctimas del terrorismo y a los colectivos cívicos de poner en común con los grupos parlamentarios sus propuestas y sus peticiones referentes al problema del terrorismo en España y a los afectados por éste. La Asociación de Víctimas del Terrorismo, representada por su presidente, Luis Portero, expuso la necesidad de establecer un día específico en honor de las víctimas del terrorismo. Portero aboga porque sea el once de septiembre, para hacer extensiva esta conmemoración a nivel internacional, y además pidió que se realizara un monumento público en honor de los fallecidos a causa de acciones terroristas en España.

Asimismo solicitó que se inicie una campaña de sensibilización intensa en el extranjero sobre la situación real de las víctimas y el problema del terrorismo en España, plano en el que aseguró, «nos llevan mucha ventaja». Dentro de la comisión de trabajo, Portero criticó el plan Ibarreche en presencia de la diputada del PNV Margarita Uría, porque plantea una situación de exclusión de la mitad de la población y de parte de la otra mitad que aún siendo nacionalistas no quieren la independencia.

En este mismo sentido se expresó Carlos Martínez Gorriarán, quien calificó el plan del «lendakari» como «chantaje mafioso que o aceptas o goodbye Spain».

Ampliar el concepto
Gorriarán, además de criticar el plan secesionista del PNV, propuso que se estudie la posibilidad de ampliar el concepto de víctimas a todas las personas que están amenazadas o perseguidas por la banda terrorista ETA.
Dentro de las propuestas de la AVT figura también la petición de creación de un centro específico donde se trate a los inválidos, tetrapléjicos y parapléjicos víctimas del terrorismo fijándose en otros centros similares ya existentes por ejemplo en Israel.
 
En esta misma línea de apoyo total a las víctimas, Portero pidió que se elaborara un manual de autoayuda a los damnificados por el terrorismo que les indique con claridad los pasos a dar para hacer cumplir sus derechos tras cada atentado.

Por último, la AVT solicitó la ayuda de los grupos parlamentarios en la creación de un proyecto de preparación y acompañamiento de víctimas en los juicios a terroristas y una mayor sensibilidad de la Audiencia Nacional.
La polémica de la jornada vino protagonizada por el representante del Foro Ermua, Vidal de Nicolás y las diputadas de PNV y EA. El primero abandonó la comisión porque «no va a explicar el problema de las víctimas a quien ya lo conoce» y a quienes «mantienen relaciones cordialísimas y familiares con el partido de ETA».
El resto de integrantes de la comisión de Interior quisieron quitar hierro al asunto, aunque la diputada de Eusko Alkartasuna, Begoña Lasagabaster, aseguró que no entendía esa actitud y lo calificó de «sinsentido». Aún así, aseguró que lo que hay que hacer es dialogar, debatir y «hacer un análisis de lo que hay».

Azkarraga acusa a Jiménez de Parga de pactar con el Ejecutivo del PP
El Gobierno recurrirá la creación de delegaciones de Euskadi en el extranjero
Agencias / Vitoria El Ideal Gallego  4 Noviembre 2003

El Gobierno recurrirá la creación de delegaciones del País Vasco en el extranjero que “excedan de las competencias estatutarias o meramente constitucionales”, según anunció ayer el secretario general del PP, Mariano Rajoy.

El pasado viernes el lehendakari inauguró en México una de estas delegaciones oficiales vascas. Rajoy aseguró al realizar el anuncio que “es una obligación del Gobierno acudir a los tribunales cada vez que se produce una vulneración del Derecho”.

El recurso se suma al anunciado por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional el pasado viernes, contra la propuesta de reforma del Estatuto aprobada por el Gobierno vasco.

“Bodrio jurídico”
El consejero vasco de Justicia, Joseba Azkarraga, acusó al Gobierno de “pactar” con el presidente del Constitucional, Manuel Jiménez de Parga, la admisión a trámite del recurso contra el plan Ibarretxe. Azkarraga lo tildó de “bodrio jurídico”.

Mientras, el portavoz del Gobierno, Eduardo Zaplana, pidió al PSOE que muestre una posición “mucho más clara y rotunda” de oposición al Plan Ibarretxe para combatir, junto al Gobierno, esta cuestión “tan importante para el futuro de España”. El secretario de Organización socialista, José Blanco, reiteró su rechazo al plan Ibarretxe y recomendó al Gobierno “máxima prudencia” y “menos protagonismo” a la hora de combatir la propuesta nacionalista.

Resolución en Álava
PP y PSOE sí mantuvieron una posición conjunta en Álava, donde una vez más se unieron para aprobar en Juntas Generales una resolución en favor del Estatuto y de su pleno desarrollo, desde la “lealtad constitucional”.

La propuesta aprobada por el Gobierno vasco que plasma el plan Ibarretxe dará hoy su primer paso en el Parlamento de Vitoria, donde la Mesa de la cámara lo calificará.

Detenidos cinco bretones acusados de apoyar al IRA Auténtico
Cinco bretones sospechosos de pertenecer a una red de apoyo al IRA Auténtico, grupo disidente del Ejército Republicano Irlandés (IRA) que sigue apoyando el terrorismo, fueron detenidos en Francia.
EFE. París Heraldo de Aragón  4 Noviembre 2003

Cinco bretones sospechosos de pertenecer a una red de apoyo logístico al IRA Auténtico, grupo disidente del Ejército Republicano Irlandés (IRA), fueron detenidos en Francia, informaron fuentes policiales. La Policía descubrió un alijo de armas en una zona boscosa de la localidad de Tourville-sur-Arque, en el departamento de Seine Maritime (noroeste de Francia), que contenía dos pistolas ametralladoras, una pistola automática y varios cargadores, precisaron las fuentes.

Los arrestos tuvieron lugar a primera hora de la mañana de este martes en Bretaña (noroeste) y en Seine-Maritime, agregaron, y señalaron que los agentes procedieron al registro de los domicilios de los sospechosos.

Se cree que es la primera vez que bretones son detenidos en Francia por supuestos contactos con terroristas irlandeses.

Los investigadores sospechan que los bretones detenidos, cuyas identidades no fueron reveladas, intercambiaban armas con miembros del IRA Auténtico utilizando escondites, indicaron las fuentes.

Se desconoce si los sospechosos estaban vinculados con el grupo independentista Ejército Revolucionario Bretón (ARB), cuyos dirigentes fueron arrestados a raíz de una serie de atentados, en particular el perpetrado contra una hamburguesería en Quévert (Bretaña, noroeste), en abril de 2000, en el que murió una empleada del establecimiento.

Intensas investigaciones
Según los investigadores, la dinamita utilizada en ese atentado procedía de la robada por un comando de ETA, apoyado por elementos del ARB, en el depósito de explosivos de Plévin (Bretaña), en 1999.

El IRA Auténtico es uno de los grupúsculos disidentes del IRA opuestos al proceso de paz en Irlanda del Norte y es responsable del peor atentado del conflicto del Ulster, que fue perpetrado en Omagh, en 1998, y que se cobró la vida de 29 personas.

Los arrestos de los cinco bretones sospechosos de estar implicados en una red de apoyo al grupo terrorista fueron realizados por agentes de la División Nacional Antiterrorista (DNAT). Las detenciones son fruto de una investigación conjunta con el contraespionaje francés (DST) y los servicios de información de la Policía Nacional. Los agentes de la DST estaban en contacto con sus colegas irlandeses, señalaron las fuentes.

Casualmente, en la región de Bretaña fueron detenidos hace meses a varios etarras y se especuló con la posibilidad de que la dirección de la banda terrorista ETA hubiera trasladado allí su dirección ante la fuerte presión policial francesa en el País Vasco francés; y que mantuviera una fuerte infraetructura.


CREE QUE TERMINARÁ PAGANDO SU PLAN SEPARATISTA
Bono acusa a Ibarretxe de cometer "un acto de deslealtad con su propio pueblo"
El presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, ha explicado que la propuesta de Ibarretxe es un "astuto plan" del PNV para seguir gobernando en el País Vasco. Sin embargo, Bono advirtió a los nacionalistas de que este tipo de actitudes "suelen pagar peaje" y afirmó que "España ni está en obras ni está en derribo".
EFE Libertad Digital  4 Noviembre 2003

En una conferencia de prensa en el Congreso de los Diputados, Bono ha declarado que el PNV, "ignorando su mejor tradición de legalidad y de democracia, lo que quiere es apuntar al cielo para quedarse en la tierra".

Por ello, el presidente de Castilla-La Mancha dijo que la propuesta del lehendakari es "un astuto plan para ganar las elecciones vascas exacerbando los sentimientos más nobles de las mejores personas que habitan en el País Vasco". Bono advirtió de que "estas cosas suelen pagar peaje" y recordó que "el mejor modo de querer, al margen de los sentimientos, a la patria de cada uno, es respetando las normas que nos hemos dado". Además, aseguró que "España ni está en obras ni está en derribo y está garantizada la unidad de España".

Acusó al lehendakari de realizar "un acto de deslealtad con su propio pueblo", que si no tiene consecuencias graves será "por la fortaleza que tiene la Constitución y el sentimiento de integración que la misma rezuma por todas partes". "El que quiere comer al margen de la mesa común es porque quiere comer más", señaló Bono, que precisó que "no quiere el lehendakari más al País Vasco de lo que yo quiero a mi país".
Recortes de Prensa   Página Inicial