AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 23 Enero 2004
El catalán con amabilidad
Cartas al Director ABC 23 Enero 2004

Ruiz Piñeiro dice que un juez no precisa saber euskera, sino Derecho
M. A. ABC 23 Enero 2004

El patio del vecino
Aleix Vidal-Quadras La Razón 23 Enero 2004

Vecinos de Echarri Aranaz intentan boicotear el homenaje a una víctima de ETA
B. L. ABC 23 Enero 2004

Aparecen pintadas amenazantes de ETA contra un concejal del PP en la localidad cántabra de Comillas
Libertad Digital  23 Enero 2004

Arístegui admite que la obsesión por el terrorismo puede terminar minando las bases esenciales de la convivencia
Madrid EP Estrella Digital 23 Enero 2004

Denuncia exagerada
Editorial El Correo  23 Enero 2004
 

El catalán con amabilidad
Cartas al Director ABC 23 Enero 2004

Quiere el nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, perdón Carod-Rovira, «buscar una fórmula amable para impulsar el uso del catalán». ¿Dónde estará esta amabilidad cuando su único objetivo es aplicar la totalidad de la Ley del Catalán, una ley que coarta la libertad de expresión del individuo, en tanto que en los organismos oficiales no se tiene la posibilidad de recibir impresos e información escrita en español (y a veces, ni oral)? ¿Y la libertad de cátedra, que debería tener por ley el profesorado en todos los niveles educativos?, porque en guarderías y escuelas de Primaria, el profesorado tiene prohibido por ley no sólo dar sus clases en español, sino también dirigirse a cualquier niño en esta lengua.

Ahora quiere extender la inmersión (término que significa «asfixia») a la enseñanza secundaria. Hasta ahora era el profesor quien elegía la lengua en que impartir sus clases, pues ya hace muchos años que se implantan asignaturas exclusivamente en catalán, sin opción tan siquiera de hacer los exámenes en la lengua en la que el alumno se exprese mejor -incluso clases de Lengua española se imparten en catalán-. Si habiendo podido hacer hasta ahora algunas asignaturas en español en Secundaria ya están saliendo maestros de la escuela de Magisterio de la Universidad de Barcelona sin saber la Ortografía de la Lengua española, ¿qué pasará cuando comiéncen a salir las promociones de la inmersión? Probablemente serán bilingües en catalán y en inglés, pero analfabetos en español. Los sueños románticos hace un siglo que pasaron, pero algunos aún están anclados en el siglo XIX.

Rosario Suárez. Calella (Barcelona).

Ruiz Piñeiro dice que un juez no precisa saber euskera, sino Derecho
M. A. ABC 23 Enero 2004

BILBAO. El nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Fernando Ruiz Piñeiro, considera que «con independencia de la polémica que pueda haber» en torno al uso del euskera en la Administración de Justicia, «lo cierto es que el juez, para ejercer como juez, no necesita el conocimiento de una lengua cooficial». En una entrevista emitida por la televisión autonómica vasca, Piñeiro matiza que lo que los miembros de la Judicatura «necesitan fundamental y prioritariamente, es saber Derecho y saber aplicar e interpretar la norma jurídica». Esta declaración fue calificada por el Gobierno vasco de «preocupante» y consideró que «no es un buen principio» para hacerse cargo de la presidencia del TSJPV. El Departamento de Justicia del Ejecutivo de Ibarretxe, al frente del cual está Joseba Azkárraga, lamentó las referencias de Piñeiro al euskera y señaló que «al hombre que va a presidir el TSJPV se le supone un conocimiento de que la Comunidad autónoma tiene dos lenguas oficiales y que la Administración de Justicia es un servicio público a la ciudadanía, que ejerce su derecho a relacionarse en castellano y en euskera».

Quien sustituye a Manuel María Zorrilla, jubilado ayer, al frente del TSJPV, cree que «se falta a la verdad radicalmente» cuando se habla de que los jueces que ejercen en el País Vasco «tienen miedo o toman decisiones por presión».

El patio del vecino
Aleix Vidal-Quadras La Razón 23 Enero 2004

El ministro francés del Interior ha sido distinguido por el Gobierno español con la Gran Cruz de Carlos III, la condecoración de más alto rango que se puede dar a un civil en nuestro país. Este reconocimiento es justo y oportuno porque la colaboración de las autoridades galas ha sido y está siendo decisiva en la lucha contra el terrorismo etarra.

Lejos quedan las épocas en que Giscard d Estaing, entonces presidente de la República, demostraba una olímpica indiferencia ante la serie interminable de asesinatos de compatriotas nuestros de toda clase y condición que la banda cometió con inusitada saña a finales de los setenta y principios de los ochenta. El espectáculo ominoso de los verdugos de tantas víctimas inocentes tomando tranquilamente un pastis al sol en las terrazas de los bares de San Juan de Luz hoy sería simplemente impensable y gracias a personas responsables, decididas y valientes como Nicolás Sarkozy la operatividad de ETA se ha visto seriamente dañada.

No es lo mismo para los sacudidores del árbol disfrutar de un cómodo santuario a pocos kilómetros del lugar de sus fechorías que verse obligados a cambiar continuamente de guarida bajo el acoso implacable de la gendarmería y demás cuerpos de seguridad. Otros avances extraordinarios en el ámbito de la lucha contra la plaga terrorista han sido la euro-orden de busca y captura y el reconocimiento automático de resoluciones judiciales.

Pero además de estas medidas en los campos policial y legislativo no podemos olvidar que también en el terreno político es posible e incluso necesario cambiar determinadas actitudes o introducir nuevos enfoques. En una entrevista publicada anteayer en España, el galardonado Sarkozy, al ser requerida su opinión respecto del Plan Ibarretxe, rehusa contestar por tratarse, dice, de un asunto interno de otro Estado, al igual que tampoco resultaría correcto, abunda, que Ángel Acebes se pronunciase sobre el problema del separatismo corso. Aunque, en principio, semejante prudencia parece encomiable, si se analiza la cuestión un poco más a fondo, esta exhibición de no injerencia se revela inconsistente.

No es casualidad que el proyecto de Constitución Europea haya suprimido de su articulado la expresión «pueblos» y haya pasado a definir la Unión como de «Estados y ciudadanos», como tampoco es cosa menor que consagre la intangibilidad de las fronteras de sus integrantes.

La fragmentación de la unidad constitucional de un Estado democrático, aunque no se pretenda directamente por la vía violenta, introduce un factor de inestabilidad y de conflicto potencial que a la larga puede repercutir muy negativamente sobre el conjunto de la Unión. La trágica experiencia balcánica de finales del siglo pasado fue una lección a aprender por todos. En una Europa unida en paz y libertad, la tranquilidad del patio vecino es también la del propio.

Vecinos de Echarri Aranaz intentan boicotear el homenaje a una víctima de ETA
B. L. ABC 23 Enero 2004

PAMPLONA. El presidente del Gobierno navarro, el regionalista Miguel Sanz, hizo ayer un llamamiento a los ciudadanos para que asistan al homenaje que se rendirá mañana en Echarri Aranaz a Jesús Ulayar, alcalde de la localidad asesinado por ETA hace 25 años.

Sanz condenó la aparición de carteles y pintadas en la casa de la víctima y en la parroquia de la localidad en donde se celebrarán los actos. El homenaje ha sido organizado por el colectivo «Libertad Ya» con el objeto de desagraviar a la familia y reponer el buen nombre de la víctima, calumniado en vida y que ha padecido indiferencia y olvido tras el crimen.

Entre los actos programados figura la celebración de un responso en el cementerio y de un acto cívico en el que está prevista la participación, entre otros, del escritor Antonio Muñoz Molina y de Maite Pagazaurtundua, hermana del jefe de la Policía Municipal de Andoain (Guipúzcoa), asesinado también por la banda terrorista ETA en febrero del pasado año.

Posteriormente, se proyectará un reportaje de Iñaki Arteta y, a las siete de la tarde, está prevista la celebración de una misa en la parroquia de la Asunción en recuerdo de Ulayar y de Francisco Berlanga Robles, víctima de ETA hace también 25 años y cuyos familiares se trasladarán desde Málaga para acudir a estos actos.

Tanto en la casa de la familia Ulayar -donde habitualmente pueden verse pintadas a favor de ETA- como en la parroquia donde se celebrará la misa aparecieron ayer carteles y pegatinas insultantes, un hecho que el presidente Sanz condenó. «Poner carteles amenazantes en la casa de la familia de la víctima y en la propia iglesia, que van a ser lugares esenciales en el desarrollo del acto, me parece rechazable, por antidemocrático, y tiene como objetivo generar miedo para que los ciudadanos navarros no acudan en masa», expresó Sanz.

«Me gustaría -añadió- que todos los que creen en la libertad, la justicia y los derechos humanos estén presentes en este acto cívico de solidaridad», Especialmente, dijo, por la presión a la que está siendo sometida la familia del que fuera alcalde de la localidad navarra.

El homenaje ha recibido ya la contestación de algunos vecinos de la localidad, entre ellos varios ex alcaldes y antiguos concejales de la ilegalizada Batasuna, quienes han convocado un acto en la plaza de Echarri Aranaz al mediodía, han propuesto un «plante» con el cierre de las puertas de las casas, así como de los locales públicos, y la colocación de ikurriñas.


DONDE VERANEA ARNALDO OTEGI
Aparecen pintadas amenazantes de ETA contra un concejal del PP en la localidad cántabra de Comillas
El concejal del grupo popular en el Ayuntamiento de Comillas, José Luis Gravalosa Caso, ha denunciado la aparición de pintadas amenazantes en su vehículo, en su negocio y en la Casa Consistorial, en las que se lee "gora ETA", "muerte al PP" y "fascistas". En Comillas veranea el batasuno Arnaldo Otegi.
Libertad Digital  23 Enero 2004

José Luis Gravalosa, en declaraciones a la agencia EFE, explicó que, aunque este jueves por la noche han aparecido nuevas pintadas, esta situación se produce desde finales del mes de julio, por lo que ha sido denunciado en varias ocasiones ante la Guardia Civil, según informa EFE.

El concejal indicó que ha acudido a la Guardia Civil para denunciar la aparición de pintadas amenazantes en su vehículo, su negocio y en la fachada del Ayuntamiento. Gravalosa cree que estas amenazas pueden deberse a que él es sobrino de José Luis Caso, el edil del PP en Rentería que fue asesinado por ETA de un disparo en la cabeza el 11 de diciembre de 1997, cuando se encontraba en el interior de un bar ubicado enfrente de su domicilio de Irún.

José Luis Caso es natural de Comillas aunque ejerció parte de su actividad política en el País Vasco. El pasado verano saltó la polémica cuando "El diario Montañés" informó de que el batasuno Arnaldo Otegi se había comprado una casa precisamente en la localidad cántabra de Comillas. La noticia causó la indignación entre los vecinos, que recordaron que ETA atentó hace años contra la casa cuartel de la Guardia Civil. En Comillas suele veranear Otegi y en más de una ocasión los vecinos de la localidad han abandonado los establecimientos en los que hacía acto de presencia el batasuno.

Arístegui admite que la "obsesión" por el terrorismo puede terminar "minando las bases esenciales de la convivencia"
El portavoz de Exteriores del PP en el Congreso propone ampliar el Consejo de Seguridad de la ONU y ponderar el derecho de veto
Madrid EP Estrella Digital 23 Enero 2004

El portavoz de Exteriores del PP en el Congreso de los Diputados, Gustavo de Arístegui, admitió ayer que el terrorismo es uno de los "mayores riesgos" a los que deben enfrentarse las sociedades democráticas en el siglo XXI, y defendió la acción preventiva para poder hacerle frente. Eso sí, advirtió que es conveniente guardar "la cabeza fría" ante las amenazas para no permitir que la extensión del miedo lleve a "la obsesión" y la "psicosis colectiva", de forma que se acaben "minando las bases esenciales de la convivencia".

En la conferencia que pronunció ayer en el Club Siglo XXI, Arístegui destacó que, ante este fenómeno, conviene "analizar" y "actuar" siempre con una planificación "flexible, con perspectiva, con profundidad y largo alcance estratégico, pero siempre desde la coherencia, con los principios democráticos básicos del Estado de Derecho", insistió.

"Las circunstancias del mundo en el que vivimos se modifican de forma constante, por lo que la Política Exterior de Seguridad y Defensa de las democracias más avanzadas deben ser flexibles para evolucionar y adaptarse a las nuevas realidades estratégicas --argumentó--, sin que eso suponga la renuncia a los principios básicos, sus prioridades históricas o de intereses, en los que se fundamentan sus ejes fundamentales".

LIDERAZGO
Para Arístegui, es asimismo imprescindible un "sólido, serio y equilibrado" liderazgo político al frente de los sistemas democráticos, de forma que la sociedad sienta que su gobierno "dan confianza, se enfrentan a los problemas desde la serenidad y combinan la imaginación y la responsabilidad para combatir las más graves amenazas".

"En estos momentos, en los que el horizonte de la escena internacional está llena de incertidumbres, es cuando los líderes políticos y de opinión deben hacer gala de mayor responsabilidad y altura de miras. Esta es la hora de los hombres de estado, de la visión de futuro, de la responsabilidad y sobre todo, la serenidad", aseveró.

Proliferación de armas no convencionales
A continuación, resaltó la proliferación de armas 'no convencionales' y "su posible combinación" con el nuevo terrorismo, dado que algunos "Estados criminales" pueden haberse convertido "en los nuevos supermercados de armas de alto poder destructivo para grupos terroristas". "Nada de esto es ciencia-ficción: Bajo la autoridad del comité militar de Al-Qaeda, existe un grupo de expertos dedicados a intentar procurarse de armas no convencionales", añadió.

Dicho esto, apuntó hacia la consolidación del Estado de Derecho y a la inversión en las zonas más conflictivas, con el objetivo de evitar nuevas acciones terroristas que pudieran hacer "retroceder" al mundo. "Si llega a producirse un atentado con armamento no convencional en puertos y aeropuertos, correríamos el riesgo cierto de volver a instaurar rígidos requisitos para viajar, y las restricciones sobre el comercio internacional y tráfico de contenedores ahogarían a la economía mundial. Sería un paso atrás, una vuelta a la autarquía y una regresión en el progreso de la humanidad", señaló.

Al abordar la posible defensa que tienen las democracias amenazadas por el terrorismo, Arístegui subrayó la importancia del Espacio de Seguridad y Justicia en el seno la Unión Europea, la OTAN, el vínculo transatlántico y el multilateralismo, sin caer "en la ingenuidad de pensar que todos los males del planetas se deben a la existencia de una sola hiperpotencia".

Bajo su punto de vista, las Fuerzas de Seguridad deben poder anticiparse a la actuación de las células y comandos, "y evitar así muchos muertos". "Es imposible concebir el éxito en la estrategia multidimensional si su dimensión de seguridad no está bien diseñada --dijo--. La ejemplar labor que desempeñan la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, ponen de manifiesto que unas Fuerzas de Seguridad democráticas pueden poner contra las cuerdas a una organización terrorista como ETA. Sin la dimensión de seguridad, no hay derrota posible del terrorismo".

Ponderar el derecho a veto en la ONU
Por otra parte, habló de la necesidad de ponderar el derecho de veto de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, de tal manera que sea imprescindible la concurrencia de por lo menos dos de sus miembros permanentes para poder vetar cualquier resolución referida a los asuntos que se consideren de especial trasncendiencia para la paz y la seguridad.

Además, cree "interesante" dar cabida a nuevos miembros, "una vez superado el criterio de pertenencia al club nuclear de las potencias victoriosas de la Segunda Guerra Mundial".

Así, aboga por la incorporación de países como Japón, segunda economía del mundo; la India, democracia más poblada del planeta; un representante del Continente Africano como República Sudafricana y un país líder en América Latina, entre los que podrían estar Brasil o México, además de algún otro Estado europeo.

En lo que concierne al proyecto de Constitución Europea, el portavoz del PP recalcó que la nueva Europa deberá tener en cuenta los "retos de convivencia" que se van a ir planteando entre "todas nuestras distintas comunidades", así como entre europeos y sus "nuevos socios".

Arístegui hizo también hincapié en la relevancia de favorecer un marco jurídico-político que permita establecer "reglas de convivencia claras, justas y flexibles" que, a su vez, hagan posible "una pena integración de las minorías". "En definitiva, el respetar las normas de convivencia democráticas evitando, así, cualquier brote de conflicto de carácter religioso, identitario y sectario", puntualizó. En este contexto, se mostró contrario de farorecer una nueva división del mundo en dos bloques antagónicos, "el de los países que producen barato y el de los que consumen caro".

Arístegui hizo asimismo referencia a la "corrupción política y económica" como uno de los "graves lastres" que ha tenido el desarrollo a lo largo del siglo XX, y propuso el impulso de nuevas medidas para impedir que el dinero vinculado a la cooperación no termine en las manos previstas. "A las claúsulas, democrática y de derechos humanos existentes en tratados y acuerdos comerciales y de cooperación habría que articular instrumentos jurídicos que impidieran la corrupción con el dinero de la cooperación y de los créditos FAD, e incluso comerciales", concluyó.

Denuncia exagerada
Editorial El Correo  23 Enero 2004

La consejera de Cultura y portavoz del Gobierno Ibarretxe, Miren Azkarate, denunció ayer públicamente la existencia de una amplia campaña de boicot y censura contra grupos y cantantes vascos, que según ella afecta también a determinadas empresas y productos comerciales. Los términos que empleó la consejera fueron excesivamente genéricos y, por tanto, inconvenientes para hacer públicas tales acusaciones. Porque de ellas cabría deducir la existencia de un problema de conculcación de derechos que, con carácter general, afecta a la libre difusión de cuanto se piensa o crea en Euskadi; e incluso al desarrollo de proyectos empresariales de origen vasco. La mención que en ese sentido llegó a hacer de un importante grupo de distribución constituyó una clara imprudencia en boca de quien siempre se ha caracterizado por su mesura y cautela en los pronunciamientos públicos.

La equívoca generalización en la que ayer incurrió Miren Azkarate tuvo su precedente institucional en la proposición de ley aprobada por el Parlamento vasco el 7 de noviembre del pasado año a instancias de los grupos que respaldan al Gobierno. En aquella ocasión, la Cámara instaba al Ejecutivo central nada menos que a adoptar «las medidas necesarias para restaurar los derechos vulnerados en los últimos tiempos por las instituciones públicas del Estado, poniendo fin a la censura encubierta que se viene produciendo». Es cierto que en torno a las graves divergencias que deterioran las relaciones políticas y la convivencia en Euskadi, a causa de la impasibilidad que muchos ciudadanos han percibido en la actuación del nacionalismo gobernante frente al terrorismo y sus consecuencias, y en especial debido al cínico descaro con el que los adláteres del terror han pretendido justificarlo, se han generado estados de opinión que en ocasiones han dado lugar a reacciones de prejuicio e intolerancia. Pero nunca han alcanzado ni la gravedad ni mucho menos la generalización que Azkarate quiso denunciar ayer.

No existe causa alguna que pueda justificar la eventual violación o el menosprecio hacia los derechos fundamentales. Pero la denuncia genérica de su existencia incurre en una falta reprobable en tanto que alimenta un estado de opinión igualmente prejuicioso e intolerante: aquél que convierte cualquier manifestación de reproche o crítica frente al comportamiento de una persona de la cultura o frente al contenido de su obra en parte de un complot urdido para cercenar la libertad. Ello resulta especialmente preocupante cuando da pie a comparaciones que sitúan en el mismo plano la coacción y la amenaza, o la destrucción de una obra artística con el desagrado que alguien pueda expresar ante la conducta de un autor determinado o sus realizaciones, por extemporánea o desproporcionada que pueda resultar tal crítica y aunque la misma llegue al indeseable extremo del boicot. Sobre todo porque ello contribuye a hacer olvidar o mitigar el demoledor efecto que el terrorismo latente sigue teniendo sobre la vida y la libertad de miles de ciudadanos.

Recortes de Prensa   Página Inicial