AGLI

Recortes de Prensa     Martes 17 Febrero 2004

Un sondeo favorece el plebiscito de Carod
Lorenzo Contreras Estrella Digital  17 Febrero 2004

Víctimas, nacionalistas y cierta izquierda
JOSÉ MARÍA CALLEJA El Correo 17 Febrero 2004

La desvictimización
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 17 Febrero 2004

LA IZQUIERDA Y EL VOTO ÚTIL
Editorial ABC 17 Febrero 2004

Cine crítico y subvencionado
Editorial La Razón 17 Febrero 2004

El rostro del tirano
Luis María ANSON La Razón  17 Febrero 2004

Acoso al español en Cataluña
Cartas al Director Libertad Digital  17 Febrero 2004

Los terrorismos peculiares
Alberto Piris* Estrella Digital 17 Febrero 2004

La AVT intentará impedir que una carroza llena de fotos de asesinos de ETA desfile por Bilbao
Libertad Digital  17 Febrero 2004

Los estudiantes contarán con más de 23.000 plazas de intercambio dentro de los campus españoles
MADRID. M. A. ABC 17 Febrero 2004

Campus españoles
Nota del Editor 17 Febrero 2004

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco admite a trámite el recurso de Navarra contra el Plan Ibarretxe
Pamplona  Estrella Digital 17 Febrero 2004
 

Un sondeo favorece el plebiscito de Carod
Lorenzo Contreras Estrella Digital  17 Febrero 2004

Si se confirmara el avance que para ERC preconiza el sondeo que ha publicado La Vanguardia, de manera que la Esquerra Republicana de Catalunya consiga pasar, el 14 de marzo, de un diputado en el Congreso a siete, se produciría una importante transformación del escenario político. Carod-Rovira, a quien en principio ha repudiado como socio Pasqual Maragall, habría cubierto con éxito su objetivo de convertir las elecciones generales en un plebiscito personal. Tras haber sido condenado por sus contactos con los altos dirigentes de ETA, secretamente, en Perpiñán, los votos del 14 de marzo no sólo permitirían a su partidao formar grupo parlamentario en la Cámara legislativa central, sino también llevar a Madrid nada menos que la batalla de la autodeterminación catalana.

Y si sus entendimientos con Eusko Alkartasuna fraguaran en forma de frente independentista, se puede anticipar con cierta lógica que el Congreso de los Diputados viviría una legislatura en la que la cuestión de la autodeterminación cobraría un sesgo imprevisible. Catalanes y vascos sumarían sus fuerzas y sus capacidades políticas frente al Gobierno resultante de las urnas. Las elecciones generales ya no comportarían en estas circunstancias el clásico cierre de filas estatal frente a los adversarios del sistema, sino que abrirían una brecha de posibilidades verdaderamente inquietantes, cuyo desenlace tendría que ser a corto plazo, si el contagio cundiera, una disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones generales.

No hace demasiada falta añadir que a la luz de estas eventuales complicaciones para el funcionamiento institucional de un sistema democrático basado en la indisoluble unidad de la nación española, “patria común e indivisible de todos los españoles”, la necesidad de la mayoría absoluta sería para el PP, parlamentariamente hablando, tan indispensable como vital. Nunca la reforma de la Constitución se plantearía con tan alto grado de apremio. Los nacionalistas unidos mediante esa conjunción minoritaria vasco-catalana podrían desbordar los mecanismos prudenciales de CiU y crear dentro del Congreso un poderoso cuerpo disolvente en el que todos los nacionalistas sin excepciones intentarían ponerse institucionalmente al frente de la manifestación.

Por supuesto que esa coyuntura demandaría del PSOE una reacción patriótica y un sentido de solidaridad con el otro gran partido estatal, es decir, con el PP. Pero sin llegar a estos extremos en las hipótesis, siempre sobre la base de que los nacionalismos independentistas no alcanzarían nunca esas cotas de crecimiento y presencia, sí cabe considerar que el avance que para ERC se vaticina por la vía de los sondeos autoriza un principio de relativa inquietud. Carod-Rovira podría sucumbir a la tentación de no renunciar al acta de diputado victorioso en las elecciones del 14 de marzo (de un escaño a siete va mucha distancia) y, por consiguiente, instalarse en Madrid como factor de perturbación parlamentaria.

El avance de Carod-Rovira sería una mala noticia para el vacilante Pasqual Maragall, y nada se diga para el PSOE, con Zapatero en precario y con el PSC hecho un perfecto lío. Desde el País Vasco, el nuevo presidente del PNV, Josu Jon Imaz, ya proclama y reclama la necesidad de que su partido obtenga una “fuerte presencia en Madrid”, como es lógico para propulsar el Plan Ibarretxe desde esa nueva y “mejor garantía”.

Víctimas, nacionalistas y cierta izquierda
JOSÉ MARÍA CALLEJA El Correo 17 Febrero 2004

El diputado general de Guipúzcoa, Joxe Joan González de Txabarri (PNV), ha pedido perdón por su presencia en la cena de la víspera de la fiesta de San Sebastián, el 19 de enero pasado, en una sociedad gastronómica donostiarra que impide entrar a las mujeres. El dirigente del PNV se ha autocriticado formalmente ante las Juntas Generales y ha pedido disculpas por si su comportamiento ha «herido sensibilidades», se entiende que son las de quienes critican a esas sociedades por discriminar a las mujeres.

Ningún dirigente nacionalista, del PNV o de EA, ha pedido perdón, se ha autocriticado o ha reconocido su error ni ante las instituciones ni, desde luego, en ningún medio de comunicación, por su atronadora ausencia en todos los actos celebrados, también en Guipúzcoa, en memoria y reconocimiento de Joseba Pagazaurtundua, jefe de la Policía Municipal de Andoain, militante socialista y miembro de ¿Basta ya!, asesinado hace ahora un año por el terrorismo nacionalista. Ausencia que ha herido las sensibilidades de las gentes del PSE-PSOE, del PP y es posible que de algunos votantes nacionalistas.

Los nacionalistas del PNV y de EA no quieren reconocer a Joseba Pagazaurtundua como víctima del terrorismo. Los concejales de ambos partidos en Andoain han negado a este funcionario municipal la medalla de esta localidad. Esto en el Ayuntamiento. En la calle, en Andoain, ningún dirigente local, provincial o autonómico del PNV o de EA se ha dignado a estar con esta víctima del terrorismo, con su viuda Estíbaliz, con su madre, Pilar, con su hermana, Maite. No sólo eso, un portavoz del PNV, con su característico estilo aventador de odios, ha atacado tanto a la víctima como al partido de Joseba, en una práctica que parece estar de moda entre los nacionalistas y que ya quedó dolorosamente patente hace un año, cuando desde Xabier Arzalluz a Juan María Juaristi (responsable del PNV de Guipúzcoa), arremetieron contra la madre del asesinado y contra los que protestaron por el crimen de este ciudadano vasco.

Un compañero periodista, realiza una pregunta tan ignorante como insensible, le interroga a Maite Pagazaurtundua: «¿A qué estaría dispuesta renunciar en aras de la reconciliación de Euskadi?». Maite, en su línea de no tener ni una brizna de rencor en medio de su coraje, no tiene más remedio que contestar: «Esa pregunta es cruel. Yo ya estoy renunciando a mi vida personal, a llorar a los muertos porque tengo que defenderles, a la venganza, a enfadarme con los vecinos cuando prefieren no mirarme porque llevo escolta». ('La Voz de Galicia', 14 de febrero de 2004. Entrevista realizada por Gonzalo Bareño). No sé, preguntarle a una mujer, a la que han asesinado a su hermano, que vive escoltada y que sufre regulares ataques en su domicilio, a qué esta dispuesta a renunciar, resulta un tanto excesivo. Pero esta línea es la que hoy domina entre los periodistas que constituyen el 'batzoki mediático', tanto aquí como en el resto de España. Toda la agresividad con las víctimas que hacen análisis políticos de su situación, toda la pleitesía con quienes las critican.

Un grupo de gentes de izquierda, entre las que hay personas a las que quiero y admiro desde hace años, suscribe un manifiesto en el que se lamenta la pérdida de calidad democrática de nuestra vida política y se achaca este problema a la actuación del Gobierno de España. Ni una palabra se dice de la falta de libertad de expresión, de la persecución sistemática, de la expulsión o del asesinato incluso que sufren las gentes de izquierda, del PSE-PSOE, o de la derecha, el PP, en la Comunidad Autónoma Vasca. Ni una línea para el estado de excepción que soportan a diario en la CAV los vascos que defienden la Constitución, ni una palabra para las gentes que han perdido a sus maridos, a sus hijos, a sus hermanos, ni un mínimo aliento para los miles de personas que han tenido que abandonar la CAV porque el clima político es irrespirable para los que no comulgan con las ruedas de molino del nacionalismo. ¿Qué ocurre en cierta izquierda española, que arremete con fruición contra el PP porque es de derechas, pero luego le hace la ola a un partido profundamente reaccionario, que acaba de erigir una estatua en homenaje a un facha de tomo y lomo como era Sabino Arana? ¿Qué mezcla de ofuscación y rencor guía los análisis de cierta izquierda que al mismo tiempo que critica al Gobierno de España y dice que vuelve la dictadura, se deleita con un partido, el PNV, que jerarquiza a las personas en función de su adhesión o no a los principios fundamentales del movimiento nacionalista, que pisotea y humilla a las víctimas, por mucho que quiera maquillar sus verdaderos sentimientos?

Es perfectamente lícito criticar al Gobierno de España, pero quizá conviene dejar claro que por muchos errores que haya cometido o pueda cometer el Ejecutivo, en España hay un sistema de libertades que para nada se puede equiparar con la dictadura franquista que todos soportamos y contra la que sólo unos pocos combatimos. Parece claro que la más grave amenaza contra las libertades consiste en asesinar y sepultar a quienes no piensan como los asesinos. Resulta hiriente que gentes que se dicen de izquierdas vayan felices de la mano con el partido más xenófobo de Europa, almuercen de forma regular con el presidente de la CAV, diseñen con él estrategias conjuntas y apoyen a un partido que califica como 'pobrerío' a los millones de personas que en este mundo no tienen los medios mínimos para sobrevivir con dignidad. No parecen actitudes precisamente de izquierdas.

Ya sé que lo obvio es lo más difícil de establecer, que las estupideces se contagian a la velocidad de la luz mientras que las ideas razonables tardan años en asumirse, pero parece urgente que algunas gentes de izquierda se percaten de lo evidente: el PNV y EA no están con las víctimas del terrorismo y en la CAV hay una sangrante falta de libertades que debería provocar la movilización indesmayable de los vascos y del resto de los españoles. Ésta es la más grave amenaza contra la libertad y la dignidad que debería conmover a toda la izquierda.

La 'desvictimización'
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 17 Febrero 2004

Desde que nació Elkarri, mi admirado y admirable Jonan Fernández, siempre he apreciado en su movimiento ese toque surrealista que le confiere el uso menos previsible del lenguaje; un suponer cuando en Maroño abogaron ustedes por sustituir todas las expresiones de violencia por mecanismos de diálogo. Uno, en su convencionalismo, habría escrito sustituir todos los mecanismos de violencia (coches-bomba, bombas-lapa) por expresiones de diálogo, en la creencia de que el diálogo, en sentido estricto, está más relacionado con la expresión oral que con la cosa mecánica, justo al revés de lo que decía el difunto Pirri mientras le enseñaba el manejo de una pistola en 'La reina del mate': «pero esto no es sólo la cosa mecánica. Para matar a un hombre hay que echarle un par de huevos. Es triste, pero es así la vida».

En su mejor estilo han presentado ustedes una propuesta para la elaboración de un código ético respecto de las víctimas del terrorismo a la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco, en la que tuvo asiento durante la legislatura anterior 'Josu Ternera', un dirigente de la organización victimaria, según hemos podido saber gracias a Carod Rovira, ejemplar membrillo. Parten ustedes de la necesidad de hallar una definición «lo más integradora y pacífica posible de las víctimas»: quiénes son «y por qué tipo de causas lo son».

Quieren definir un perfil sociológico de las víctimas y las causas por las que llegan a serlo, como si les hubiera contratado Tráfico para elaborar un estudio sobre las causas de la mortalidad en accidentes. Como si hubiera más de una causa, como si ETA fuera un Deus exmachina. Intentan ustedes «desvictimizarlas», vano intento. Victimizar, lo dice el diccionario, es convertir a una persona en víctima y éste es un hecho irreversible. No hay moviola, ni tiene arreglo. Quieren ustedes despolitizarlas, evitar que se vincule a las víctimas con «una idea, un proyecto o una razón política concreta». Esta me parece una propuesta tanto más sorprendente cuanto que siempre han abogado ustedes (todo el soberanismo) por la politización de sus asesinos, que son la expresión del «conflicto», así, por antonomasia.

No hay manera de desvictimizar a una víctima, salvo que seamos creyentes y esperemos al Apocalipsis para recuperarlas «con los cuerpos y almas que tuvieron». Pero es mucho esperar. Antes habría que pensar en la justicia, en una primera reparación consistente en poner a los asesinos a disposición de los tribunales, en la aplicación de los instrumentos del Estado de Derecho al terrorismo hasta su erradicación total. Sabrán ustedes que cada asesinato es un puñado de sal en la herida abierta de las víctimas. Es, como ustedes dirían, una prolongación de su victimización. Lástima que de esto no diga nada su propuesta.

LA IZQUIERDA Y EL VOTO ÚTIL
Editorial ABC 17 Febrero 2004

LA precampaña electoral está perfilando los mensajes de los principales partidos en torno, como es habitual, a su propios programas y a la descalificación del contrario. Para esto último ninguno está ahorrando calificativos, lo que también entra en lo previsible, pero empieza a haber un exceso de ruido que sepulta la valoración de los programas y la prospección de los rumbos que PP y PSOE pueden tomar después del 14-M. En este sentido, la posición del PP es más simple porque sus opciones de coalición, en caso de no lograr la mayoría absoluta, están definidas tras ocho años de pactos de legislatura con formaciones nacionalistas. Porque, aunque a Aznar se le reproche lo contrario, no ha habido presidente de Gobierno que más haya negociado y pactado con los partidos nacionalistas democráticos. Sin embargo, no hay, ni mucho menos, la misma transparencia sobre las intenciones del PSOE para formar gobierno, pese a que nadie discute que, en la mejor hipótesis, sólo una suma de formaciones minoritarias, nacionalistas y de izquierda podría llevar a Rodríguez Zapatero a la Moncloa. A su manera, así se lo ha dicho el ex conseller en cap, Josep Lluis Carod-Rovira, con motivos para sentirse manipulado por un partido -el PSC- que le ha retirado la confianza pero se queda con sus votos.

Echar al PP es la obsesión de la izquierda, pero el PSOE, además de complacerse con la legitimidad de este objetivo, tiene la obligación de explicar qué gobierno pondrá en su lugar y con quién está dispuesto a formarlo. Durante año y medio, los socialistas se unieron a la izquierda y a los nacionalismos más radicales para desestabilizar al Gobierno del PP por el «Prestige» y la guerra de Irak. Desde las elecciones locales y autonómicas del 25 de mayo pasado, allí donde ha tenido ocasión de hacerlo, ha pactado con Izquierda Unida y con los nacionalismos, excepto el vasco. Estaba dispuesto a hacerlo en Madrid, con una negociación que resultó nefasta para su propio partido. Y lo ha hecho en Cataluña, con independentistas y comunistas. El PSOE está en su legítimo derecho de formar gobiernos de esta naturaleza, pero tiene que ponerlos sobre la mesa si ya cuenta con esta posibilidad, o descartarlos explícitamente.

El PSOE está ocultando esta vertiente de su oferta a los ciudadanos. No se trata sólo de ganar unas elecciones, sino de gobernar España. Con quién y con qué programa es lo que el PSOE está silenciando, y no debería hacerlo si es que piensa que puede hacer con Izquierda Unida de socio de gobierno una política exterior o económica adecuada para España o puede pactar con Esquerra, con el PNV o con el Bloque Nacionalista Galego una posición beneficiosa para la cohesión nacional. Si, por el contrario, no piensa contar con ninguna de estas formaciones, también debería decirlo, para clarificar las condiciones en que reclama el préstamo del voto útil de la izquierda. Hay algo de fraudulento en esta dosificación de las alianzas políticas y callejeras, tan visibles en las pancartas del «Prestige» y de la guerra en Irak y tan ocultas en las explicaciones de un partido que ya se ha descartado de la mayoría absoluta y que ha diseñado una estrategia tendente a marcar distancias con IU, en busca del apoyo del conjunto del electorado de izquierdas. España es una democracia consolidada y hay que estar a su altura. Rodríguez Zapatero debería tener más presente la condición de candidato a la Presidencia que la de líder de la oposición. La sucesión de contradicciones en el programa socialista siempre será más disculpable que la ocultación del verdadero proyecto del PSOE para España en los próximos cuatro años.

Cine crítico y subvencionado
Editorial La Razón 17 Febrero 2004

Seguro que los productores de cine que se pronunciaron para desmarcarse de la actitud de los actores y directores presentes en la gala de los Goya, criticándoles por «haberse escudado en la libertad de expresión» para no tener que señalarse en contra de ETA y en solidaridad con la víctimas, no querían abrir debate alguno sobre la financiación pública del cine. Pero el asunto, no por silenciarse, deja de existir. Por más que sea «inconveniente» o un supuesto ataque a la libertad de creación, es tan cierto como incompresible que muchos directores españoles que gozan de gran prestigio mediático, son igualmente persistentes en el fracaso en taquilla. Porque existe un divorcio entre el cine que los españoles están dispuestos a pagar por ver y las películas por las que también pagan, vía impuestos, aunque ni las vean ni les interesen.

La situación hace imposible, aún cuando sería lógico y aconsejable revisar el sistema de subvenciones al cine español, porque cualquier medida sería de inmediato denunciada como ataque a su libertad de expresión. En esa bandera, de la goza cualquier español, con la triste excepción de aquellos que viven en el País Vasco y se atreven a enfrentarse al nacionalismo excluyente y a ETA, se envuelve ahora un grupo de 24 cineastas, con millonarias subvenciones, agrupados en la plataforma «Hay Motivo». Con esa libertad rodarán una película de denuncia de la labor del mismo Gobierno del PP que les financia. Hay más: quieren que la TV pública demuestre ser tan demócrata que acceda a pagarles por su filme y lo emita antes del 14-M.

El rostro del tirano
Luis María ANSON La Razón  17 Febrero 2004
de la Real Academia Española

Lo ha dicho Haitham Rashid Wihaib, que fue, el pobrecillo, jefe de protocolo de Sadam Hussein durante trece años. El dictador había entrenado a una jauría de perros a los que llamaba «mis jueces», mejorando el recuerdo de Calígula y su caballo. Cuando alguien le enfurecía, le embadurnaba de aceite y lanzaba a los perros contra el discrepante para que le devoraran vivo, gozando así del tierno espectáculo. Su hijo Uday era más discreto. Si una mujer cometía la atrocidad de no querer acostarse con él, la ponía delicadamente entre las garras de un tigre que se daba el gran festín.

La fortuna de Sadam es incalculable, según el jefe de protocolo del tirano, y está repartida por todo el mundo. Sadam construía palacios de las mil y una noches y amasaba los miles de millones de dólares sobre la miseria de su pueblo calcinado. Los científicos iraquíes deshicieron, según Haitham, las armas de destrucción masiva que empleó contra iraníes y kurdos. Trataban así de sortear las inspecciones de la ONU. Pero Haitham piensa, conforme a la gran entrevista que le ha hecho Gonzalo Suárez, que los barriles de ántrax pueden estar enterrados en el desierto.

Sadam creía que Estados Unidos aceptaría la invasión de Kuwait a cambio de petróleo barato. Era un permanente iluso. Pensaba que un láser iraquí, inventado por sus científicos, destruiría los aviones norteamericanos si Estados Unidos osaba atacar al nuevo Nabucodonosor el Grande. Estaba seguro de que aplastaría a los norteamericanos en «la madre de todas las batallas».

Adicto a la cocaína y a la heroína podía tomar la decisión más disparatada, en medio de la obnubilación. Los aduladores que le rodeaban carecían del mínimo pudor. En una reunión, Sadam preguntó la hora.
-La hora es la que tú quieras -contestó un ministro.
Y el tirano sonrió complacido.

Acoso al español en Cataluña
Cartas al Director Libertad Digital  17 Febrero 2004

¿Sabían ustedes que el gobierno catalán ha multado recientemente a una pequeña empresa constructora por rotular en español sus carteles, folletos y hojas informativas? Lo ha hecho por un importe de 600 euros.

Bajo al bar junto a mi casa, en Barcelona, y comento a vuelapluma el caso ante la indignación general de la concurrencia. En medio de la conversación nos interrumpe uno de los camareros para decirnos que hace un año denunciaron también al establecimiento donde nos encontrábamos. Me comenta hoy un amigo que después de ser repetidamente hostigado por grupos nacionalistas subvencionados, se ha acabado denunciando a un conocido comercio barcelonés de ropa para el hogar. Además deberá pagar de su bolsillo el coste de la sustitución de sus carteles.

Cuando varios hechos en un determinado sentido se repiten, ya no son aislados, conforman una realidad. Malos tiempos estos para la libertad en Cataluña. Aunque, la verdad sea dicha, hace mucho tiempo ya que empezaron estos atropellos.                         Jaime Valverde -Barcelona

Los terrorismos peculiares
Alberto Piris* Estrella Digital 17 Febrero 2004

Suenan ya de modo habitual ciertas consignas repetidas en los medios de comunicación, haciéndose eco de las opiniones de dirigentes políticos en diversos países: “¡Guerra al terrorismo internacional! ¡Todos los terrorismos son iguales! ¡No se puede hacer distinción entre los terroristas!”. Así, sin necesidad de más razonamientos, amplios sectores de la población terminan aceptándolas sin más. A partir de esta grave confusión inicial, las medidas antiterroristas —de cuya necesidad es consciente la mayoría de la población— se encaminan por vías que sólo pueden conducir al fracaso.

No todos los terrorismos son iguales. No todos arraigan en el mismo sustrato político, social o económico. No todos se organizan del mismo modo. No todos persiguen los mismos fines. No todos adoptan los mismos procedimientos operativos. Por tanto, cada uno requiere sus propias fórmulas de erradicación.

Para no confundirse a la hora de analizar el fenómeno terrorista, en vez de escuchar a ciertos políticos, preocupados por alcanzar el poder o conservarse en él (empezando por el presidente Bush), no está de más atender las voces de los que lo estudian, analizan y diseccionan con precisión. La profesora británica Mary Kaldor, de la London School of Economics, es una de esas personas. Acaba de publicar en Papeles de Cuestiones Internacionales (n.º 84, invierno 2003/2004) un resumen de sus investigaciones sobre terrorismo.

Tras un interesante análisis de los diversos tipos de terrorismo hasta ahora conocidos y de las formas de violencia que adoptan, y después de describir los nuevos aspectos del terrorismo, producto de la globalización, Kaldor dedica una parte de su trabajo al caso de Al Qaeda. Es ahí donde con más claridad se aprecia la peculiaridad del terrorismo que practica esta organización, lo que echa por tierra las teorías uniformistas de quienes se contentan con hacer del terrorismo una arma política o electoral y desdeñan conocer mejor este fenómeno social.

La primera peculiaridad de Al Qaeda (expresión que significa “la base”) —nos recuerda Kaldor— es que “se trata de una red transfronteriza que incluye formas de organización híbrida”. Es decir, en vez de imitar a grupos terroristas jerárquicamente estructurados (tipo IRA o ETA) en células operativas y cúpulas directivas, Al Qaeda se parece más a la forma en que se constituyen algunas organizaciones no gubernamentales o algunas redes alternativas de la sociedad civil. Es un aspecto de gran importancia que no puede pasarse por alto. Al Qaeda es una coalición difusa de grupos distintos radicados en Egipto, Argelia, Pakistán, Chechenia, Sudán, Somalia y Filipinas, por citar sólo algunos países en donde se ha confirmado su presencia. Numerosas y heterogéneas ramas locales se vinculan a Al Qaeda a través de mezquitas y organizaciones musulmanas de caridad o apoyo social.

Lo que realmente constituye el cemento que las aglutina es la idea de una misión común; en esto no se diferencia mucho, por ejemplo, de la coalición contra las minas terrestres que ha funcionado en muchos países occidentales y ha logrado prohibir el uso de esas nocivas armas. Kaldor insiste en que, carente de formas tradicionales de estructura jerárquica —como otros grupos terroristas—, la clave organizativa de Al Qaeda es el compromiso personal de sus miembros. Aspectos no desdeñables de este compromiso son la restauración de un califato musulmán en Oriente Próximo y la reconquista de los lugares sagrados del islam en Arabia Saudita y Jerusalén. Todas las organizaciones englobadas en Al Qaeda han aceptado este mandato (fatwa): “Es responsabilidad de todo musulmán matar a los norteamericanos y a sus aliados (civiles y militares) en cualquier circunstancia y lugar que lo hagan posible, para liberar de sus garras la mezquita de Al Aqsa y la de La Meca, y para que sus ejércitos abandonen las tierras del islam, derrotados e impedidos de amenazar a ningún musulmán”.

Al Qaeda, además, practica una forma especial de acción, arraigada en la historia del islam y procedente del nomadismo preislámico, que son las incursiones. Se introduce aquí el significativo matiz del terrorismo suicida, no muy habitual en la historia del terrorismo pero de demoledora eficacia destructiva. Un texto que podría tenerse como el “manual de incursiones” apareció entre los documentos hallados por el FBI tras el 11-S, en tres copias manuscritas, de las que se han revelado sólo tres páginas de las cinco que lo constituyen. Se sospecha que tuvo vasta difusión entre los terroristas implicados en el atentado a las Torres Gemelas. En su momento fue ampliamente comentado en la prensa.

Mahoma, mientras dirigió el naciente Estado musulmán, redefinió el carácter de las habituales incursiones nómadas para beneficiar a la comunidad y no al individuo. Las incursiones han formado parte de la historia de la expansión del islam hasta la desaparición del Imperio Otomano y la consolidación de la monarquía saudita. Los terroristas del 11-S se atuvieron a una adaptación de los preceptos mahometanos: “En el combate, golpead como lo harían los héroes que no desean regresar al mundo y proclaman el nombre de Alá, porque esta proclamación inunda de terror el corazón de los infieles”. Los que secuestraron un Boeing 757 se creían así ejecutores sagrados de una incursión de combate, y evocaban a los heroicos compañeros del Profeta en el siglo VII, imaginándolos a su lado a bordo del avión convertido en arma. Los asesinatos que perpetraron y su suicidio final son parte de un drama santificado, pensado hace siglos y ahora expresado así: “Si Alá te concede una matanza, debes ejecutarla como una ofrenda en favor de tu padre y tu madre, a quienes se lo debes”.

Así fueron aleccionados los terroristas del 11-S. ¿Se puede seguir pensando que todos los terrorismos son iguales? Lo menos que cabe pedir a esos ciudadanos que con nuestros votos se han hecho con las riendas del poder es que se dejen aconsejar por quienes mejor que ellos conocen los problemas que les ha tocado plantearse y resolver. La arrogancia que confiere el ejercicio de poder no implica omnisciencia.            
* General de Artillería en la Reserva, Analista del Centro de Investigación para la Paz (FUHEM)

SI LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO NO ACTÚA ANTES
La AVT intentará impedir que una carroza llena de fotos de asesinos de ETA desfile por Bilbao
Los familiares de presos etarras desfilarán en el carnaval de Bilbao con una carroza llena de fotos de asesinos de ETA. Además, contarán con una subvención del Ayuntamiento. Las víctimas del terrorismo han pedido al delegado del Gobierno en el País Vasco que impida esta humillación. Si no lo hace, serán las propias víctimas las que solicitarán "pacíficamente" a los familiares de los asesinos la retirada de las fotos el mismo día del desfile, el próximo 21 de febrero.
Libertad Digital  17 Febrero 2004

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Daniel Portero, remitió el lunes una carta al delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, para pedirle la retirada de la carroza del grupo Txori Barrote del desfile de Carnavales de Bilbao. Esta asociación, que además contará con una subvención del Ayuntamiento de Bilbao según cuenta La Razón, utilizará su carroza para homenajear a los familiares de los presos de ETA.

En su página web, Txori Barrote se define con claridad: "Somos la Konpartsa pro-amnistia. Desde el momento en que l@s represaliad@s polític@s vasc@s son una parte de este pueblo entendemos que han de estar presentes también en las fiestas y por eso en nuestra konpartsa unimos jaia y reivindicación". Cuando habla de "represaliados políticos vascos" se está refiriendo a los asesinos de ETA. Pese a esto, el Ayuntamiento de Bilbao, cuyo alcalde es Iñaki Azkuna (PNV), no ha dudado en subvencionar la carroza de Txori Barrote, que comparará a los familiares de los pistoleros con los peregrinos del Camino de Santiago.

En su carta a Carlos Urquijo, el hijo del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía Luis Portero, asesinado por ETA en 2000, advierte de que la organización que preside (la AVT) se verá obligada, en caso de que la autoridad competente o la delegación del Gobierno no suspenda lo que las víctimas del terrorismo consideran "un claro acto de humillación a las víctimas del terrorismo", a "solicitar pacíficamente" a los familiares de los etarras que retiren las fotos de los "asesinos" el mismo día del desfile, el próximo 21 de febrero. Asimismo, indicó que la AVT está estudiando la posibilidad de iniciar una acción penal por considerar que el desfile de la mencionada carroza podría suponer un delito contemplado en el artículo 578 del Código Penal, según informa la agencia Europa Press.

Por su parte, Carlos Urquijo ha advertido de que si el Ayuntamiento de Bilbao acuerda subvencionar la comparsa en favor de los presos de ETA presentará "un recurso contencioso-administrativo pidiendo la suspensión inmediata del acuerdo". En su opinión, el desfile de esta comparsa "sin ninguna duda sería un escarnio y una ofensa para las víctimas del terrorismo". No obstante, el delegado del Gobierno, que admitió haber recibido un escrito de la Asociación de Víctimas del Terrorismo para que intervenga en este caso, matizó que estudiará la cuestión "en profundidad" con el objeto de "no cometer ninguna equivocación", ya que "primero tiene que adoptarse el acuerdo de otorgar una subvención para ese motivo concreto por parte del Ayuntamiento de Bilbao".

Los estudiantes contarán con más de 23.000 plazas de intercambio dentro de los campus españoles
MADRID. M. A. ABC 17 Febrero 2004

El programa de becas Séneca, con una dotación media de 2.600 euros por alumno, completa este plan de movilidad impulsado por la CRUE

Las universidades españolas ofrecen para el próximo curso (2004-2005) 23.002 plazas, 2.389 más que el año pasado, con el fin de que los estudiantes que deseen realizar parte de sus estudios en una universidad distinta a la suya puedan hacerlo. El plazo de inscripción en este programa de movilidad se extiende hasta el 27 de febrero y los estudiantes que pretendan acogerse a este intercambio deben solicitarlo en su universidad de origen. Cada institución dispone de las instrucciones precisas y de la oferta de plazas para la mencionada convocatoria.

Asimismo, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), que impulsó hace cinco años este programa de movilidad, tiene disponible en su página web (www.crue.org) la oferta de las 56 universidades españolas públicas y privadas que colaboran en el mismo. En este sitio se puede consultar, teniendo como punto de partida la universidad de origen, cuáles son las titulaciones, la universidad de destino, el número de plazas ofertadas y la duración de la estancia.

Ésta es la quinta convocatoria del Sicue que realizan las universidades españolas. Este sistema de movilidad permite que los estudiantes puedan realizar una parte de sus estudios en otra universidad distinta a la suya, con garantías de reconocimiento académico y de aprovechamiento, así como de adecuación a su perfil curricular. El objetivo de este intercambio es hacer posible que el estudiante experimente sistemas docentes distintos y aspectos sociales y culturales de otros lugares. La duración de las estancias puede ser de tres, cuatro, seis o nueve meses y la media estimada, de 4,5 meses por estudiante. El programa se completa con las becas de movilidad Séneca, que convoca el Ministerio de Educación. Para el 2004-2005, la dotación media asciende a unos 2.600 euros por alumno.

Principales requisitos
Para asegurar que el estudiante conoce bien su sistema docente y que realmente pretende enriquecer su currículo, este intercambio deberá realizarse una vez se haya superado en la universidad de origen los siguientes requisitos: los estudiantes de diplomaturas, ingenierías técnicas y arquitectura técnica deberán tener un mínimo de 30 créditos (cada crédito consta de diez horas lectivas) superados y estar matriculados en, al menos, 30 más; los que cursen licenciaturas, ingenierías y arquitectura deberán tener superados un mínimo de 90 y estar también matriculados, al menos, en 30 más. Los alumnos podrán cursar asignaturas en las dos universidades, mientras dure el intercambio.

Campus españoles
Nota del Editor 17 Febrero 2004

La noticia dice "Las universidades españolas ofrecen para el próximo curso (2004-2005) 23.002 plazas, 2.389 más que el año pasado, con el fin de que los estudiantes que deseen realizar parte de sus estudios en una universidad distinta a la suya puedan hacerlo", pero las universidades españolas no son las universidades gallegas, catalanas, vascas, valencianas, ni isleño-baleáricas donde la barrera artificial de la imposición lingüística hace infranqueable la aplicación de este programa.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco admite a trámite el recurso de Navarra contra el "Plan Ibarretxe"
Según el Gobierno Foral el Ejecutivo vasco se arroga una representación de la que carece al referirse a un derecho de autodeterminación de los navarros
Pamplona  Estrella Digital 17 Febrero 2004

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha dictado un auto por el que se admite a trámite el recurso interpuesto por el Gobierno de Navarra contra el "Plan Ibarretxe", informó hoy el Ejecutivo Foral en un comunicado. Para impugnar la citada resolución judicial, dichas fuentes precisaron que cabe recurso de súplica ante la misma Sala mediante escrito presentado en el plazo de cinco días, contados desde el siguiente a su notificación, "no obstante lo cual se llevará a efecto la resolución impugnada".

El Gobierno de Navarra adoptó el pasado 19 de enero el acuerdo de plantear un conflicto positivo de competencias ante el Tribunal Constitucional, así como de interponer un recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo del Gobierno vasco de 25 de octubre de 2003 que aprobaba "la propuesta de Estatuto Político de la Comunidad de Euskadi", denominada también "Plan Ibarretxe".

Con anterioridad, el 24 de noviembre de 2003, el Gobierno de Navarra adoptó un acuerdo por el que requería al Gobierno vasco la anulación o revocación del citado Plan, y concretamente de las referencias y artículos alusivos a la Comunidad Foral.

El 16 de diciembre de 2003 el Gobierno vasco notificó al de Navarra su acuerdo por el que se desestimaba este requerimiento y tras esta negativa fue cuando el Gobierno de Navarra interpuso los mencionados recursos.

El Gobierno de Navarra mantiene que el contenido del denominado "Plan Ibarretxe" es "inconstitucional y no se adecúa al orden de delimitación de competencias que establece la Constitución Española y la Ley Orgánica 13/1982, de 10 de agosto, de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra".

En este sentido, recuerda que en el Preámbulo de ese Plan "se determina la pertenencia de Navarra a lo que se califica como un pueblo con identidad propia en el conjunto de los pueblos de Europa, al margen de cualquier decisión o manifestación de voluntad del pueblo navarro y de sus instituciones".

Igualmente, considera que el Gobierno vasco "se arroga indebidamente una representación de la que carece al referirse a un derecho de autodeterminación de los navarros para decidir su futuro así como a las previsiones relativas acerca de las relaciones entre Navarra y Comunidad de Euskadi".

Concretamente, el artículo 6 del "Plan Ibarretxe" señala que las Áelaciones entre Navarra y la Comunidad de Euskadi se sujetarán a lo que establezcan los ordenamientos de dichas comunidades, al margen de lo establecido en el artículo 145 de la Constitución.

También apunta que, si en el futuro los ciudadanos y ciudadanas de Euskadi y los de Navarra decidieron libremente conformar una estructura política conjunta, se establecería, de común acuerdo, un proceso de negociación política entre las instituciones respectivas para articular un nuevo marco de relaciones políticas, que, en último término, debería ser ratificado por la ciudadanía de ambas comunidades.

En definitiva, para el Gobierno de Navarra el "Plan Ibarretxe" "implica intromisiones en el ámbito de la Comunidad Foral, porque planea cuestiones que no competen a Euskadi".

Recortes de Prensa   Página Inicial