AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 6 Marzo 2004
Inglés, español, informática
Luis María ANSON La Razón 6 Marzo 2004

JORNADAS DE IRREFLEXIÓN
 Ignacio SÁNCHEZ CÁMARA ABC 6 Marzo 2004

La ampliación de la UE: solidaridad y deslocalización
José Manuel Cansino Muñoz-Repiso La Razón 6 Marzo 2004

Objetivo LA RAZÓN
Martín-Miguel Rubio Esteban La Razón 6 Marzo 2004

Y crearemos 800.000... pisos
José García Domínguez Libertad Digital 6 Marzo 2004

Anguita, la novia de Castro y los negros
Víctor Llano Libertad Digital 6 Marzo 2004

IU, al borde de su desaparición
José Clemente La Razón 6 Marzo 2004

Noticias incómodas
Cartas al Director ABC 6 Marzo 2004

 

Inglés, español, informática
Luis María ANSON La Razón 6 Marzo 2004
de la Real Academia Española

Hombres y mujeres de las nuevas generaciones en el siglo XXI serán analfabetos si no dominan estos tres lenguajes: el inglés, el español y la informática. No puedo dejar de reír cuando leo que el chino, el hindú y el árabe superan ya al inglés como primera lengua. Se asegura que 166 millones de jóvenes entre 15 y 24 años, hablarán chino (¿qué chino?) en 2050; 73 millones, hindú; 72 millones, árabe; 65 millones, inglés y 63 millones, español.

Pues bien, el inglés representa ya, y va a más, el 75 por ciento en todo el mundo como lengua de comunicación, como lengua para entenderse. A gran distancia, figura el español con el 10 por ciento. El resto de las lenguas, encabezadas por el francés, suponen el 15 por ciento restante. El inglés es el latín del siglo XXI. Las minorías dirigentes de todo el mundo se entienden en inglés. Sólo un absurdo chovinismo puede negar esta realidad. Si usted, amigo lector, habla correctamente chino e hindú, felicidades, pero dígame para qué le sirven estos idiomas cuando viaja por todo el mundo.

Aunque, a mucha distancia del inglés, el español se consolida como la segunda lengua, a pesar de los esfuerzos denodados que oficialmente se hacen en España para fracturarla. Pero la realidad es que en el primer país del mundo, los Estados Unidos de América, el idioma que se estudia de forma preferente es el español. Y que en Alemania o Japón, por citar la segunda y tercera potencia económica, tras el inglés, la lengua que los estudiantes eligen es el idioma de Cervantes y Ana Palacio. No estaría de más que las autoridades se dieran cuenta del tesoro cultural que supone una lengua hablada por cuatrocientos millones de personas y la instalaran en una política coherente en lugar de dedicarse a colocar a los amiguetes en el Instituto Cervantes.

JORNADAS DE IRREFLEXIÓN
Por Ignacio SÁNCHEZ CÁMARA ABC 6 Marzo 2004

Si la del día 13 es jornada de reflexión, cabe conjeturar que éstas por las que transitamos lo son de irreflexión. Y, a juzgar por algunos síntomas, se diría que así es. Un argumento que prueba demasiado, en realidad no prueba nada. La afirmación «las encuestas del CIS benefician al Gobierno» no admite prueba en contrario. Si dan mayoría absoluta al PP, benefician al Gobierno. Si no se la dan por poco, también. Si auguran la victoria del PSOE, lo mismo. La afirmación es tautológica. Y una tautología no es una verdad de hecho. Por lo demás, la del CIS coincide mucho con las demás. ¿Acaso todas benefician al Gobierno?

Los grandes números me impresionan poco. La opinión de un solo hombre sabio vale más que la de una muchedumbre de ignorantes. Las urnas no proclaman oráculos de sabiduría sino pura decisión mayoritaria. Fustigar la decisión popular no es ejercer de antidemócrata sino, acaso, cumplir la misión del intelectual. No me cuento entre los adoradores del becerro de oro popular. Si todo hombre se equivoca, no acierto a comprender que millones de ellos siempre acierten, la infalibilidad de la muchedumbre. Así pues, me reservo el derecho de disidencia para el día 15.

UNA primera reflexión. Razones para votar. Ni todos son iguales ni todos proponen lo mismo. Por el contrario, existen grandes diferencias en cuanto a los valores preferidos y a su jerarquía, sobre la idea de España y la defensa de la Constitución, acerca de las relaciones entre la sociedad y el Estado y sobre las maneras de lograr mayor justicia y bienestar. Quien dice que da igual quién gane, o se equivoca o miente. Entiendo la actitud de los estetas de la abstención, esos puristas de su autonomía que luego se verán tan sometidos como yo a las decisiones del Gobierno. No se manchan las manos con la tinta de las papeletas. En su sabiduría superior, desprecian a los pobres crédulos e ingenuos que acudimos a las urnas. Yo preferiría una república aristocrática en la que gobernaran los mejores. Pero ignoro cómo se logra eso y pienso que, de ser posible, no sería bueno imponerlo a la mayoría. En política me importa más la libertad que la verdad. En todo lo demás, en todo lo que más importa, no. Compartiría su actitud si expresaran sus preferencias por otro sistema mejor que la democracia liberal. Mas callan su alternativa o apelan a la deforme utopía. Por todo ello, me parece más sabio acudir a las urnas. Por lo demás, quienes votamos no renunciamos a la libertad de juicio ni somos corresponsables de los eventuales desmanes de los gobernantes.

SEGUNDA reflexión. Una vez decidido ir a votar, queda el problema de a quién hacerlo. Cabe operar por exclusión y decidir primero a quién no votar. Por mi parte, la cosa es clara. Los nacionalistas, de diestra o de siniestra, me parecen los mejores candidatos a la exclusión. Actúan contra la unidad nacional y la solidaridad entre los ciudadanos de las distintas regiones. Son incongruentes al optar a un escaño al Parlamento de una nación que niegan. Rompen la ciudadanía: unos son verdaderos ciudadanos y otros no. Agreden a la democracia pues, aunque pierdan, siempre apelan a una escisión pendiente y hablan en nombre de muchos a quienes no representan. Además, propugnan un camino sin retorno. Y en democracia siempre es posible desandar lo andado. Convierten lo accidental en esencial. Por lo demás, las consecuencias de sus propuestas serían nefastas incluso para sus militantes y votantes. Quedan, y pido disculpas a algunas respetables minorías excluidas, tres opciones: el PP, el PSOE e IU. Continuará.

La ampliación de la UE: solidaridad y deslocalización
José Manuel Cansino Muñoz-Repiso es profesor titular de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla La Razón 6 Marzo 2004

A partir del año 2007 el peso de la Unión Europea (UE) se desplazará hacia el Este como consecuencia de la incorporación de los diez nuevos socios. Naturalmente esta ampliación de la UE a 25 provocará y, de hecho, está provocando ya consecuencias para España.

En cifras absolutas, España es el principal beneficiario neto del presupuesto comunitario. En términos per cápita y con datos de 2002, España era el tercer país que más se beneficiaba del presupuesto de la Unión, lo que se traduce en una transferencia por habitante de unos 375 euros, cifra lejana de los 655 euros que corresponden a cada irlandés (principal socio beneficiario en términos per cápita).

Esta realidad presupuestaria tiene su contrapartida principal en los casos de Alemania, Reino Unido, Italia, Países Bajos y Francia, países que resultan los principales contribuyentes netos al presupuesto de la UE.

Este reparto presupuestario se mantendrá a grandes rasgos hasta 2007, momento en el que se reajustarán profundamente el sentido de los flujos financieros.

una parte importante de los fondos estructurales de los que España se beneficia están vinculados a nuestro nivel de renta per cápita, inferior, como es sabido, a la media comunitaria. Naturalmente el papel de receptor de fondos estructurales es una cuestión dinámica sujeta a los cambios que registre la relación entre la renta per cápita española y comunitaria.

La ampliación de la UE hacia el Este supondrá una reducción de la renta media comunitaria. A modo de referencia gruesa baste señalar que el PIB por habitante español duplica al PIB por habitante de cada uno de los nuevos socios. Esta revisión a la baja de la renta media europea modificará sustancialmente el actual estatus español de país beneficiario neto.

En clave de política interna, subrayemos que parte considerable de los fondos estructurales se utilizan para financiar políticas públicas que pretenden mejorar el bienestar social conjunto habida cuenta de que se desarrollan en las regiones más desfavorecidas económicamente. Reducida o agotada en un futuro la vía de financiación europea, sólo los recursos públicos nacionales podrán financiar estas políticas de «solidaridad interterritorial». Dos amenazas se ciernen sobre este futuro escenario.

La primera ¬de carácter político¬ permite aventurar que un progresivo desgaste de la Nación española (y de la solidaridad consustancial que lleva implícita) a manos del nacionalismo periférico, hará muy difícil la financiación pública de políticas de solidaridad entre regiones, máxime a partir de determinadas lecturas de los informes sobre «balanzas fiscales» que acaban de publicar la Fundación BBVA y Funcas.

La segunda ¬de carácter técnico y político¬ obligaría a la modificación del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) como instrumento que tome el testigo del papel que hoy juegan los fondos estructurales. Esta nueva regulación debe estar lista en 2006.

La segunda consecuencia de la ampliación a 25 de la UE puede ser un agravamiento de los procesos de deslocalización y desinversión empresarial que se registran en España desde 1999. Un proceso del que ya se está resintiendo el tejido industrial español.

Frente a las empresas radicadas en España, las empresas emplazadas en los países del Este disfrutan de una mayor proximidad a los grandes mercados de consumo. Estos grandes mercados son, por una parte, el alemán y, por otra, el emergente mercado ruso cuya economía está creciendo a un 7 por ciento, con el añadido de ser un importante mercado suministrador de factores productivos. A esa ventaja geo-estratégica se añaden otras de entre las cuales no es la menos importante el que su coste laboral medio sea el 16 por ciento del español; un argumento que ¬sin ir más lejos¬ ha esgrimido Samsung para trasladarse a Eslovaquia. Además, el número medio de años de escolarización de estos países es superior a la media española y europea; su cualificación profesional tiene poco que envidiar a la nuestra.

Sorprende además, que las empresas que están desinvirtiendo en España pertenecen mayoritariamente a la industria avanzada. Sobre este aspecto concreto añadamos que casi toda la tecnología media y alta utilizada en España es importada. Apenas hay tecnología de creación propia, algo que avala el dato de que el gasto en I+D+i español no supera el 0,9 por ciento del PIB. Todo lo anterior puede explicar que desde 1995 los nuevos socios del Este reciben más inversión directa que España a pesar de que el PIB español, en paridad de poder adquisitivo, es equivalente a la suma del PIB de todos estos países.

Frente a estas amenazas al tejido empresarial español, deben señalarse una serie de fortalezas a las que conviene prestar particular atención. En primer lugar, más importante que el coste de los factores productivos (por ejemplo, el laboral) resulta la productividad de los mismos y en esto la productividad española es superior en 2 o 2,5 veces la de estos países (a excepción de Chequia). Esto no impide que siga siendo inferior a la de otros países europeos y así, Gillette llevó parte de su producción desde Sevilla al Reino Unido buscando una mayor productividad.
En segundo lugar, la estabilidad de las instituciones españolas es superior a la de muchos de estos países lo que supone un atractivo importante a los inversores potenciales. A sensu contrario, es significativa la llamada que ha hecho a Ucrania el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo sobre la necesidad de poner en marcha «políticas de vecindad».

En tercer y último lugar, España cuenta con más y mejores infraestructuras de transporte que pueden compensar la mayor distancia a los principales mercados de consumo.

En definitiva, la ampliación de la UE exige un rediseño del Fondo de Compensación Interterritorial como instrumento esencial de la política de solidaridad nacional y para ello hay que vencer al contraargumento nacionalista, y un refuerzo de las fortalezas de nuestra economía a las que debe añadirse el vector de la tecnología autóctona, para evitar las desinversiones empresariales.

Objetivo LA RAZÓN
Martín-Miguel Rubio Esteban La Razón 6 Marzo 2004

Si bien los asesinos del Norte, de alma pitecoide, quisieron causar una masacre histórica en la sede de LA RAZÓN y en los edificios y personas de un entorno de 2 km2, LA RAZÓN también quisiera ser abatida ¬aunque por otros procedimientos menos primitivos y pitécidos¬ por algunos otros que se perturban y conturban cuando este periódico no entra de forma pastueña y lanar en muchas de las prácticas y talantes deshonestos pero consustanciales con el sistema político. Por eso matar a LA RAZÓN es matar la esperanza de un mejor futuro para España.

El sistema político de la Transición ha intentado durante treinta años enseñar al pueblo que es políticamente normal lo que es palmariamente anormal y ofiógeno. Pues no es normal considerar el atentado terrorista como algo tan inevitable como son los accidentes de automóviles ¬que eso afirma la polímata caterva almodovariana¬ que la Dirección General de Tráfico prevé cada fin de semana.

No es normal que el Estado Autonómico tenga su mejor representación en el patio central de la casa sevillana del buen Monipodio, salvando, naturalmente, las enormes distancias entre la excelsa ética de los bandidos Monipodio o Roque Guinart y la nauseabunda inmoralidad de un Ibarreche o de un Maragall, de cinismo basáltico.

No es normal que nuestros diputados se suban el sueldo infinitamente por encima de los escasos dos puntos que sube cada año el sueldo de sus representados. Además, nadie les obliga a caer en la extrema y penosísima pobreza que conlleva el duro y desagradecido trabajo de parlamentario. Hasta los reyes espartanos de las dos dinastías (tanto de los Agíadas como de los Euripóntidas) disponían de una doble ración de comida en relación con los demás espartanos, y esta medida licurguea se fundaba en que dormían menos y trabajaban más que los demás. Mas como diría Lucrecio: «Quod mihi quom vanum tum delirum esse videtur».

No es normal que la LOGSE haya condenado de forma vitalicia a dos generaciones de españoles, arrojándolos a la más bárbara agnosia, incapaces ya para siempre de leer y hasta de entender el más transparente artículo de la prensa deportiva. Claro, que mejor se dirige y manipula a la brutalidad humana que a la racionalidad.

No es normal que la que se convertirá en madre de la futura Reina de España considere con modos arrogantes e intolerables que tiene patente de corso para copiar impunemente en un examen universitario de la Historia de Grecia. Claro, que determinados seres humanos, puras destinaciones del Empíreo, jamás podrán entender el espíritu racionalista del espíritu clásico, que forjó la igualdad, la libertad política y la Democracia, si no lo portan en chuletas exangües.

Por otra parte, otros periódicos pueden disponer de sistemas de seguridad mucho más sofisticados que los de LA RAZÓN. Son aquellos especialmente mimados por el sistema, o que incluso gobiernan fácticamente el sistema, y estos mimos institucionales se traducen siempre en dinero. Así, por ejemplo, el Sr. Bono, tan admirado en este periódico, hace llover «países» sobre todos los «danaicos» centros educativos de Castilla La Mancha. Podría diversificar este loable servicio informativo con periódicos de distintas sensibilidades. Pero no, qué coño, mejor enviar cinco números gratuitos de «El País» a cada Instituto, aunque tal derroche de generosidad propagandística haga que algunos «países» acaben en la papelera aún fajados. A lo mejor no sabe el Sr. Bono todavía que nuestro periódico trata su entereza española mejor que «El País» . O a lo mejor algún consejero le está haciendo la cama a Bono. O a lo mejor los amos de «El País» mandan sobre él, y nosotros, írritos españoles, no. Nosotros somos todos los días un manifiesto vivo de libertad, y este perfil no puede dar confianza a ningún caudillo ni político partidista.

Nuestro barco de papel será endeble para cualquier ofidismo antiespañol, pero las palabras de Trevijano, Anson, Paloma, Vera, García Calvo, Cuesta, Nieva, Faustino, Dalmacio y otros muchos que construyen esta nave no podrán ser ahogadas. Sr. Acebes, viejo compañero de Colegio Mayor allá en nuestra añorada Salamanca: no cejes jamás en proteger esta pequeña fábrica de verdades y sueños. Salud a todos, compañeros de LA RAZÓN. Es seguro que triunfaremos en la batalla de la libertad y la dignidad en España.

PSOE-ERC
Y crearemos 800.000... pisos
José García Domínguez Libertad Digital 6 Marzo 2004

Los politólogos, que conocen bien su oficio, suelen decir que existen las mentiras, las grandes mentiras y las estadísticas. Por eso, no hay encuesta que valga para saber si a día de hoy nos encaminamos hacia el 14 de Marzo o si iremos a parar directamente y de cabeza al 14 de Abril. De momento, Carod, el tonto que manda de verdad en Cataluña gracias a los listos del PSOE, ya ha ofrecido sus votos a Zapatero para “un cambio de régimen”. Como es tan tonto, a estas horas debe estar pensando que el que calla, otorga; porque nadie –y ese “nadie” incluye al superdotado Ibarra– ha abierto la boca para repetirle la retahíla habitual de amonestaciones cariñosas al socio y compañero de viaje: “Has cometido un error”, “Eres un ingenuo”, “La derecha cree que quieres trabajarte el Nobel de Química”, etcétera. Por lo que se ve, no sólo el PSC tiene su propio eslogan electoral. En La Coruña, Paco Vázquez no quiere ser menos y ya ha acuñado otro personal e intransferible: “En boca cerrada no entran moscas”.

Sea como fuere, monárquica o republicana, lo que se anuncia para mediados de mes es la llegada inminente de la Corte de los milagros. No porque Rovira vaya a resucitar al tercer día, que es algo que sabe ya hasta el apuntador, sino por los singulares e inauditos prodigios que obrará su profeta, Zapatero. Lo de los dos millones ciento cincuenta mil portátiles Toshiba para que los escolares asuman valores solidarios en los chats de Internet, sólo era el aperitivo de las óptimas nuevas que estaban por llegar. Que los murcianos inundarán sus huertas con Fontvella regalada por el nuevo Ministerio de la Cultura Sostenible del Agua, en prácticos envases de tetrabrik ecológico y reciclable, el entremés. Que no se sepa todavía qué competencias asumirán en el Consejo de Ministros Leire Pajín y Manu Chao, la guinda del roscón que no se descubre hasta el final. Pero el plato fuerte: que nos van a poner un piso a todos, ya está en el menú y eso no nos lo quita nadie.

Y es que la alternativa al denostado “modelo del ladrillo” será el programa del tocho. Eso sí, gratis total (o casi total, tanto da). Jean François-Revel, que no se entera de nada porque no ha leído ni a Montilla ni a Caldera, dice que los americanos votaron a Bush porque se dieron cuenta de que la riqueza la estaba creando Bill Gates, no Bill Clinton. Pues aquí no. Aquí la van a crear José Luis Rodríguez y José Luis ex-Pérez, sin olvidar a Llamazares, porque alguien tendrá que asumir los retos de la gestión en la inminente Secretaría de Estado de Grúas y Hormigoneras. En fin, si dentro de nueve días nos levantamos el 14 de Marzo y resulta que nos acostamos un 14 de Abril, ya sabemos que lo que quede de España se habrá convertido de nuevo en una república de trabajadores, pero esta vez de la construcción. Y todos, con piso en propiedad. Faltaría más.

Noticias de Cuba
Anguita, la novia de Castro y los negros
Víctor Llano Libertad Digital 6 Marzo 2004

Más que indignación, vergüenza ajena nos producen las últimas declaraciones de Julio Anguita. ¿Cómo un hombre que ha perdido hace muy poco tiempo a un hijo puede calificar de “error” los últimos fusilamientos de Fidel Castro? Para el comunista cordobés, su admirado Comandante se “equivocó” cuando asesinó a tres jóvenes negros que, sin causar daño alguno, intentaron escapar de la Isla de los cien mil presos y las doscientas cárceles. Él no los hubiera fusilado. Para dar un “escarmiento” únicamente les habría condenado a “trabajos forzados”. Por desgracia, Anguita es sólo uno más. Es cierto que esta vez se ha pasado de frenada, pero ha dicho lo que gran parte de la izquierda española quisiera decir y no se atreve.

A veces tienen que disimular, pero consideran que si tal vez Castro sea un asesino, al menos es un asesino de los de ellos. Sólo les pesa que en ocasiones resulte tan políticamente incorrecto y les deje en evidencia. Hay que sentir un enorme desprecio por el sufrimiento ajeno para justificar lo que ha justificado el ex líder de Izquierda Unida. Tiene la poca vergüenza de afirmar que Cuba es el único país del mundo en donde un negro es igual a un blanco. Él sabe que no es así. No por casualidad los últimos asesinados conocidos eran negros. La inmensa mayoría de los cien mil presos también lo son. Hasta el propio régimen reconoció no hace mucho que son muy pocos los negros que ocupan cargos de responsabilidad en Cuba.

Tal vez Anguita esté hecho polvo. Le sobran motivos. Y lo sentimos. Pero sus declaraciones son propias de un tipo sin escrúpulos. De un vulgar desalmado que simpatiza con verdugos. Lástima que su dolor no le haya servido para compadecerse de las tres madres negras que vieron como Castro asesinaba a sus hijos sólo por intentar escapar de él. En cualquier caso, no vamos a detenernos en todos los disparates que ha dicho. No merece la pena. De nada sirve hacer leña del árbol caído. Sin embargo, entre tanto despropósito y maldad hay algo que nos ha llamado la atención. Anguita recuerda en sus declaraciones cómo hace años pudo comprobar la enorme admiración que Juan Luis Cebrián sentía por Fidel Castro. Coincidieron los tres en Nicaragua. Según el comunista cordobés, el hombre fuerte del imperio de Polanco acompañaba al tirano y parecía “una novia arrebatada de amor por él”. Quizás ésta sea la única verdad que ha dicho. Ya conocemos otra de las novias del coma-andante. ¿Qué pensará de esta revelación Carlos Carnicero? En lo de novia no vamos a entrar de momento, pero para arrebatos de amor por Castro, los suyos. Esperemos que los celos no le hagan perder la cabeza y despedirse de la tertulia de Gemma Nierga. ¿Se imaginan ustedes a Cebrián y Carnicero vestidos de novia y tirándose de los pelos por el amor de Esteban Dido? El coma-andante ha de elegir con urgencia. Está demasiado mayor para un trío.

IU, al borde de su desaparición
José Clemente La Razón 6 Marzo 2004

Las protestas de IU contra el decretazo, el Prestige o la guerra de Iraq han llevado al partido de Llamazares directamente al extraparlamentarismo en la Región de Murcia. Estaban en el Ayuntamiento y ya no lo están. Tenían un solo diputado en la Asamblea Regional y siguen teniendo ese único diputado. Estaban presentes en numerosas corporaciones de la comunidad autónoma y han desaparecido de ellas como por arte de magia. Retienen, sin embargo, la alcaldía de Albudeite gracias a la suma de los votos de PSOE e IU frente al partido más votado en las municipales que fue el PP. En este pueblo, a cuyo gobierno accedieron en el mes de octubre, ya no se convocan plenos y el último que se ha realizado, a mediados de febrero, fue para poner un sueldo de 60.000 euros al alcalde de IU, ya que el anterior del PP no cobraba nada. El resto de la región es un desierto para el comunismo local, y todo indica, que su retroceso será más agudo en tanto en cuanto pierdan su presencia en las cuatro municipios que aún tienen algún concejal.

Su votos han ido cayendo en picado de forma paralela a las declaraciones de sus máximos dirigentes y, cada vez que Madrazo viajaba a Cuba o se ponía del lado de los abertzales, el cabreo ciudadano contra los comunistas crecía y crecía. Ahora, según el último sondeo del CIS, el partido de Pedro Antonio Ríos volverá a quedarse en puertas de lograr un escaño, una sola acta de diputado que, por cierto, se irá de nuevo al PSOE, por aquello del voto útil o porque al final como van a ir juntos y de la mano a todas partes mejor votar algo con cara y ojos. Nunca el PCE y ahora IU tuvo en Murcia tan escasa influencia y peso y más de uno atribuye a Llamazares y Madrazo la responsabilidad de todo ello. Días antes de que se conociera el sondeo del CIS Llamazares estuvo en Murcia para decir que no al PHN, al agua para todos que defienden los murcianos. Y es que en política se puede ser bueno o malo, incluso un negado, pero lo de IU ya no hay quien lo entienda. ¿Patético!

Noticias incómodas
Cartas al Director ABC 6 Marzo 2004

Al PSOE lo que no le gusta son las noticias incómodas. ¿Que se rebelan dos diputados autonómicos en Madrid? No, no hay rebelión. Es evidente (¿pruebas?) que son dos «despojos humanos» que han sido comprados por el PP en una maquiavélica operación antidemocrática que algún día saldrá a la luz. ¿Que mi socio en el Gobierno de Cataluña se ha entrevistado con ETA y yo me niego a romper mi pacto de gobierno con él? No hablemos de eso, hablemos de, como es evidente (otra vez, ¿pruebas?), que es el PP el que ha filtrado dicha información en su vergonzoso interés partidista. ¿Que la encuesta del CIS no dice lo que yo creo que deba decir? Es igualmente evidente que el Gobierno manipula el CIS en su otra vez vergonzoso interés partidista. ¿Es ésta la «otra forma de gobernar» del PSOE? Además de «blindarnos» contra las noticias incómodas, ¿nos «blindarán» igualmente contra la pérdida de empleos, aventuras rupturistas de sus socios, pérdida de cohesión en políticas nacionales y demás?    Jesús de Ramón-Laca.
Londres.

Recortes de Prensa   Página Inicial