AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 10 Marzo 2004
Urquijo recurrirá a los tribunales si el Gobierno vasco no retira los libros de texto que adoctrinan y falsean la realidad
VASCO PRESS VITORIA El Correo 10 Marzo 2004

LAS URNAS Y EL INTERÉS PÚBLICO
VALENTÍ PUIG ABC 10 Marzo 2004

¿Hay motivo para cabrearse con el PP, o no
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital  10 Marzo 2004

¿Hasta cuándo, señor Zapatero
Pío MOA La Razón  10 Marzo 2004

Todos contra el PP
Francisco Marhuenda La Razón  10 Marzo 2004

Ritmo
KEPA AULESTIA El Correo 10 Marzo 2004

Libertad de expresión
Cartas al Director ABC 10 Marzo 2004

El 14-M, no al Plan Ibarretxe
Cartas al Director ABC 10 Marzo 2004

CORTOS DE MIRAS
ABC 10 Marzo 2004

Savater declina ir a la Universidad de Tarragona al ser amenazado por estudiantes nacionalistas
Agencias Libertad Digital   10 Marzo 2004

Foro de Ermua: Los matones están creciéndose a partir de la formación del tripartito
Agencias Libertad Digital   10 Marzo 2004

 
Polémica con el término 'euskal herria'
Urquijo recurrirá a los tribunales si el Gobierno vasco no retira los libros de texto que "adoctrinan" y "falsean" la realidad
La portavoz del Ejecutivo autónomo acusa a Urquijo de negar la cultura, la lengua, la historia y la existencia de los vascos
El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha vuelto a conminar hoy al lehendakari Ibarretxe a que retire los libros de texto que utilizan el concepto 'Euskal Herria' para "falsear" la realidad y "adoctrinar" a los alumnos. Urquijo ha confirmado que recurrirá a los tribunales si el Gobierno vasco sigue desoyendo su solicitud.
VASCO PRESS VITORIA El Correo 10 Marzo 2004

Carlos Urquijo ha respondido de esta forma a las declaraciones que efectuó ayer la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, en las que dejó entrever que mantendrán en las escuelas los citados libros de texto y acusó al delegado de negar la existencia del pueblo vasco, su historia, su cultura y su lengua. Azkarate enmarcó también la iniciativa de Urquijo en su interés "electoral" de generar "confrontación".

El delegado ha dicho que el problema del Gobierno vasco reside en "no aceptar que la sociedad vasca es plural y diversa" y conviven en su seno "más de una cultura y más de una historia vasca". A su juicio, y en contra de la opinión de los nacionalistas, tan cultura vasca es "Oskorri como La Oreja de Van Gogh, Néstor Basterretxea como Agustín Ibarrola, o las escritoras Espido Freire y Lucía Etxebarría".

Urquijo ha sostenido que su requerimiento al lehendakari Ibarretxe para que retire determinados libros de texto de las editoriales Ibaizabal, Elkarlanean y EreIn busca exclusivamente "que se respete la ley y el marco jurídico-político que, guste o no, es el que tenemos". Y también, ha añadido, tiene el objetivo de impedir que "se falsee la historia y que la realidad sea sustituida por los mitos y los deseos de algunos. Y para que no se usen las aulas para adoctrinar a los más indefensos como son los niños de Educación Primaria".

Periodo electoral
La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, ha denunciado que la Delegación del Gobierno en Euskadi es "perfectamente inútil" y "no nos sirve para la convivencia". Azkarate ha criticado que "lo que quiere el delegado del Gobierno significa lisa y llanamente que niega la existencia de los vascos, de nuestra cultura, de nuestra lengua, de nuestra historia, es decir, que para el señor Urquijo los vascos no existimos".

Urquijo ha afirmado que su requerimiento está basado en un informe que llegó hace tres meses a sus manos y ha dicho que su publicación no responde a razones electorales. Y es que, según ha subrayado, "no estoy dispuesto a dejar de trabajar porque haya elecciones. Estoy en el cargo desde hace dos meses y entonces estábamos ya en precampaña y no voy a estar desde entonces con los brazos cruzados".

El delegado del Gobierno ha anunciado que próximamente requerirá al Departamento de Educación datos sobre la carga horaria de castellano en todos los modelos educativos. Asimismo, ha adelantado que piensa impulsar la actividad de la Alta Inspección del Ministerio de Educación y divulgar su función entre las asociaciones de padres de alumnos para que "sepan que pueden contar con ella para defender sus derechos".

Defensa del castellano
El primer ejemplo de la activación de la Alta Inspección reside en la visita que responsables de esta institución realizarán en los próximos días al Colegio Velázquez de Basauri ante la denuncia realizada por algunos padres de no poder matricular a sus hijos en el modelo A. Urquijo ha dicho que a esta visita seguirán otras en otros centros educativos con el fin de garantizar que la carga horaria y los libros de texto respetan la legislación vigente.

Finalmente, el delegado ha advertido que en el caso de que el lehendakari haga caso omiso a su requerimiento y no retire los mencionados libros de texto pondrá el tema en manos del Abogado del Estado para que recurra a los tribunales con el fin de "restaurar la legalidad". Urquijo envió el pasado 25 de febrero el citado requerimiento y, teniendo en cuenta que el plazo dado por el delegado para su cumplimiendo es de un mes, a finales de marzo podría haber noticias en este sentido.

LAS URNAS Y EL INTERÉS PÚBLICO
por VALENTÍ PUIG ABC 10 Marzo 2004

TODOS los saberes de la inteligencia artificial están siendo puestos a prueba para lograr una motocicleta robótica que pueda esquivar obstáculos, cambiar por sí sola de dirección y saber elegir su mejor trayecto. La larga y a menudo enconada historia de la acción política no pocas veces también ha consistido en intentar que las sociedades avancen sin piloto, de forma automática y teledirigida. Al caer en la herrumbre aquellos robots utilitaristas o totalitarios, en su «caja negra» aparecía el artefacto inexorable del determinismo histórico. Por enésima vez ya no quedaba otra salida que el viejo y abstruso dilema del bien común. Los escarceos de la voluntad humana frente al bien y al mal indicaban de nuevo el rumbo.

Si existen pocas dudas sobre la posibilidad de un vehículo robótico todavía carecemos de una certitud corpórea y tangible sobre el interés público. Hay quien sostiene que votamos por estrictos intereses individuales y para corroborarlo vemos una sociedad atomizada, sectorializada por intereses particulares y por grupos de buscadores de renta, por cuotas, por sujetos que sólo votan calculando la maximización de su beneficio. Esa es ciertamente parte de nuestro voto pero no el todo. Así se emiten unos votos pero no todos. El gueto se contrapone a la noción de bien público y confirma de forma tan sesgada como contundente el fin de la política.

El fin de la política suele ir precedido por el fin de los políticos. Al José García Fajardo de Galdós, el astuto cardenal Antonelli le da un consejo político para cuando regrese de Roma a España. Es en «Las tormentas del 48»: «En la política de tu país puedes abrirte camino ancho, que allá tienes dos especies de hombres afortunados: los tontos y los que se pasan de listos. Procura tú ser de los últimos». Ciertamente, a veces andamos sobrados de políticos listos, pero esa concepción tan latina de aquel cardenal Antonelli es la que ha arrasado el sistema político de la Italia posterior a la guerra fría. La tentación más a mano para parte de ese millón de jóvenes que aparecen en el censo electoral por primera vez es la abstención, la marginalidad o el voto de la antipolítica. Nacieron después de la intentona cuartelera de Tejero, viven casi al margen de la Historia y suscribirían con facilidad el fin conjunto de la política y de los políticos.

De un ejercicio de introspección individual ante la urna seguramente no se deducen formulaciones concretas: ¿votamos por estricto interés particular o concedemos un margen de voluntad a los asuntos comunes? En realidad, podemos ser egoístas y altruistas a la vez, del mismo modo que determinados hitos de la evolución institucional -como el libre mercado- nos dan acceso a una conducción colectiva de lo que en apariencia es imposible de concertar. A veces se olvida que, como sistema basado en el intercambio de derechos de propiedad, el libre mercado también es un método de cooperación de tal modo que al votar pensando en las facilidades actuales para el pago de una hipoteca uno no tiene por qué sentirse con el alma partida en dos, entre el interés individual y el interés público. Esa es una de las ventajas de una economía que se aceleró al terminar el año 2003 con un crecimiento del 2,4 por ciento, con precedencia sobre los países de la eurozona.

Territorialmente, a más de ochenta años de la primera edición de «España invertebrada», el particularismo descrito por Ortega también parcela una idea en común hasta el punto de que a veces la menos mala de las soluciones todavía consiste en la conllevancia. Los costes de la irracionalidad del plan Ibarretxe, por ejemplo, van incluso más allá de los cálculos económicos del profesor Buesa, en el sentido de que arruinan un largo quehacer histórico a la vez que alteran el equilibrio entre energías y bien común en una hora de máxima competividad para España. La puesta en cuestión del modelo territorial de la Constitución de 1978 precisamente cuando la Unión Europea da el gran salto hacia el Este va a malversar gran parte de la adrenalina colectiva que España necesitaría para mejorar la productividad, incentivar el sistema educativo y acometer las reformas estructurales de la economía.

En otros términos, la constitución del gobierno tripartito de Pasqual Maragall en Cataluña ya ha tenido más consecuencias de las que iba a tener por sí mismo y lastra al PSOE como alternativa de gobierno con la grave carga de la entrevista de Carod-Rovira con ETA siendo «conseller en cap». Con el añadido de sus sinceras contradicciones, el experimentalismo y los aspectos de fecundación «in vitro» del tripartito de Maragall pueden acentuar el desconcierto o aquietarse transitoriamente hasta somatizar con correcciones su actual crisis de autoridad y representación. De lo que resuelvan los votantes depende en gran manera el futuro de ambos frentes, el encogimiento del plan Ibarretxe o su magnificación, que se circunscriba el hecho de la gobernación autonómica por parte de Pasqual Maragall o que se desparramen más unas tesis inéditas tanto para el PSOE como para toda España.

En su actuación exterior, el interés público de su país acostumbra a formularse como interés nacional. La realidad y vigencia de los intereses nacionales quizás no sea eterna pero va a durar mucho más de lo que se entiende desde una concepción kantiana del nuevo orden mundial en la que sólo creen algunos teóricos del nuevo orden mundial. Para un país como España, la política exterior casi nunca ha sido un factor determinante a la hora de votar pero sí permite que el ciudadano distinga entre demagogia y defensa real de los intereses nacionales. El hecho de que el episodio de Perejil, por ejemplo, tenga ya su anecdotario no quiere decir que los electores acepten confundir la seguridad nacional con una anécdota. Quien más quien menos sabe lo que es tener vecinos y no cuesta entender que la seguridad nacional en no poca medida es a la vez un interés individual.

En los sucesivos estadios de lo que hoy conocemos como Unión Europea no se negaba la legitimidad de los intereses nacionales sino que se les daba cauce y se trazaba el marco para dirimir sus equilibrios y contrapesos. Vaticinar el fin de los Estados-nación en Europa es todavía aventurado, por manifiesta que sea la cesión de soberanías. Bien común, intereses nacionales, interés individual: ahí van las papeletas para que la política no tenga fin.

¿Hay motivo para cabrearse con el PP, o no?
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital  10 Marzo 2004

La cadena Localia, que, tras dos años de atropellar todas las leyes en materia de televisión privada, fue legalizada con premeditación, nocturnidad y alevosía mediante una ley de acompañamiento en el resopón presupuestario, será la única cadena comercial que emita el pluripanfleto de los titiriteros progres que después de montar la que montaron contra la guerra se negaron a identificarse con las víctimas de la ETA, porque en esto del terrorismo también hay clases. Parece ser que también CNN+ emitirá las cogitaciones de estos pájaros y pájaras devotos de todas las jaulas –desde la cubana a la palestina pasando por la bizcaitarra– y peritos en el disfrute del alpiste subvencionado.

“Hay motivo” proclaman estas docenas de talentos que se caracterizan por su odio a lo español y su desprecio por nuestra historia, pese a lo cual pretenden que todos los españoles les paguemos sus gracias, que maldita la gracia que tienen, para compensar la superioridad de las producciones de Hollywood, que es lo que critican pero a lo que aspiran. Y desde luego, motivo hay. Pero para cabrearse con el PP y su política de medios de comunicación, que le ha entregado a Polanko, el amigo de Arazallus, y a Cebrián, el amigo de Carod Rovira (iba a presentar su último libro pero a última hora canceló la gala) el monopolio de la televisión de pago y, con ello, del cine español. No es que hayan reducido la pluralidad en el mundo artístico, es que se la han cargado para dos generaciones. No es que hayan premiado el comportamiento liberticida y golpista de los que les injurian como políticos y afrentan a la base social que los sustenta, es que se han cargado cualquier posibilidad de que en el mundo del espectáculo alguien se atreva a salirse del guión estalinista impuesto por esta banda y por su padrino. Hay motivo para quejarse del PP, por supuesto. Pero no Polanko y su mariachi, sino nosotros.

¿Hasta cuándo, señor Zapatero?
Pío MOA La Razón  10 Marzo 2004

Una campaña electoral es, fundamentalmente, un torneo de promesas. Pero hay promesas en las que uno puede confiar, cuando no son desmesuradas y vienen respaldadas por una ejecutoria anterior, y otras que no pasan de puros camelos para sacar el voto a los ciudadanos menos reflexivos o más impresionables. Esto último es muy frecuente, y no sólo en países tercermundistas, como acabamos de comprobar en un país culto y rico como Argentina, que lleva años pagando el coste de la engañifa política. También aquí la tentación del poder volatiliza los escrúpulos, y la demagogia campa por sus respetos. De ahí que, como ciudadano corriente y moliente, me preocupe mucho la solvencia de las propagandas electorales.

Usted, señor Zapatero, pregunta: «¿Hasta cuándo los contratos precarios?» Da a entender que usted acabará con ellos. Podríamos creerle si percibiésemos un análisis de las causas de esos contratos y de su relación con el paro. Por ejemplo, un contrato precario es preferible al paro, porque éste, además de su efecto demoledor sobre las personas, cuesta mucho dinero público que sólo puede salir de los impuestos y, por tanto, frena la creación de nuevas empresas y aumenta el paro, en círculo vicioso. De ahí que sólo pueda mejorar la calidad del empleo con la progresiva disminución del desempleo. Pero en lugar de exponer análisis, usted culpa al PP, sugiriendo que su mera sustitución en el poder por el PSOE resolvería mágicamente el problema. Sin embargo ha sido el PP, precisamente, el que ha rebajado el paro desde los tres millones en que lo dejó su partido a menos de la mitad, y sólo de ahí puede venir la mejora en la calidad del empleo.

Usted pregunta: ¿hasta cuándo la violencia contra la mujer? Un problema complejo, pero nuevamente usted viene a echar la culpa al PP. La violencia doméstica está creciendo desde hace muchos años, y no sólo en España, sino en países como los escandinavos, Canadá y tantos otros. Tampoco viene del «machismo», como usted asegura, pues se supone que hace treinta años había mucho más «machismo», y sin embargo morían muy pocas mujeres por malos tratos. Si su análisis de las causas del problema es tan flojo e inadecuado, sus remedios no resultarán más creíbles que los de un hechicero tribal.

Usted, señor Zapatero, propone a los jóvenes una «alianza generacional para el cambio como en 1982». ¿Pero hombre! ¿Tan desmemoriado cree a todo el mundo? Aquel cambio consistió en un desempleo abrumador, una oleada de corrupción como seguramente no se conoció en España en todo el siglo XX (exceptuando la del Frente Popular durante la guerra civil, que acaba de estudiar el historiador de izquierda Francisco Olaya), y un reforzamiento del terrorismo, causado por la errónea política socialista de combinar la claudicación negociadora con el crimen de estado. Bastan estos tres puntos, dejando de lado otros como el rápido declive en la calidad de la enseñanza o la situación de la Seguridad Social, próxima a la quiebra. Desde que el PSOE salió del poder, el paro ha descendido mucho, ha descendido también la corrupción y el terrorismo ha sido combatido con mucha más eficacia y con la ley en la mano. Ante estos hechos indudables, es obvio que proponer a los jóvenes un cambio como el del 82 significa explotar la ignorancia de quienes por la edad no vivieron con plena conciencia aquellos «cambios».

Sólo contando con esa ignorancia puede usted pretender sugestionar a la juventud, como haría cualquier político tercermundista. Eso me parece una grave irresponsabilidad. España, señor Zapatero, la política española, no debe caer a tales niveles. Usted promete un gobierno «limpio, decente y tolerante que no enfrentará a los territorios de España». También aquí podemos preguntarnos si presentar como un logro ilusionante el «cambio» de 1982 es un lema limpio y decente o es un truco sacavotos como el de los «cien años de honradez». O si es limpia y decente la alianza de su partido en Cataluña con otro que ataca directa y agresivamente la misma idea de España, y que no vacila en negociar con los terroristas unos pactos canallescos. ¿Así piensa evitar el enfrentamiento entre «los territorios de España»? ¿Y qué decir de las amenazas de su compañero de partido Maragall de no ceder una gota de agua a otras regiones necesitadas de ella, o de organizar «un drama», o volver a 1936? ¿Quién enfrenta a los españoles entre ellos? Si usted es tolerante con esas cosas, se parecerá usted cada vez más a los jefes del PNV, muy tolerantes con el terrorismo, y por tanto intolerantes con sus víctimas y con la libertad de los vascos. Como ciudadano y a la vista de los hechos, tengo el derecho de preguntarle: ¿es ése el sentido de su tolerancia?

Y así podríamos seguir interminablemente. Sólo le encuentro razonable a usted en una cosa: en criticar la estupidez del PP al no aceptar un debate con usted, pues con el debate quedaría más a la vista de todo el mundo la vaciedad de sus propuestas y promesas. Pero, de todas formas, ésa es otra cuestión. Como ciudadano corriente y moliente, sólo puedo preguntarle: ¿hasta cuándo esa demagogia tercermundista, señor Zapatero? ¿Hasta cuándo ese desprecio por la memoria y el criterio de los españoles? ¿Hasta cuándo la irresponsabilidad como norma de acción política?

Todos contra el PP
Francisco Marhuenda La Razón  10 Marzo 2004

Todos contra el PP. Este debería ser el lema de la campaña para el resto de partidos. En este punto de la campaña hemos llegado a esa exasperante mediocridad a la que nos somete la clase política con cansina insistencia. Estamos ante un erial en el que, además, se regodean y que me hace añorar los años de la Transición.

En algunos casos, especialmente en la izquierda, aunque también en algunos ambitos del PP, se ha instalado una selección natural al revés y el triunfo es para los peores. Es cierto que el sistema electoral favorece la partitocracia, que se refleja con la proliferación de trepas y pelotas, pero no costaría tanto elevar el listón. En Cataluña la campaña está algo más amena gracias al fenómeno Carod, que se ha autoconvencido de que es un líder carismático al que la historia ha llamado a ser una especie de hombre providencial que nos tiene que conducir a la independencia. Los enredos de los dos últimos meses, a partir de la fantochada de su reunión con ETA, sufrimos una dosis de hiperliderazgo realmente aburrida. Lo pintoresco del personaje y su equipo, jaleados por la tropa de corifeos mediáticos, hace que resulte un fenómeno curioso.

El PP tiene un voto oculto muy grande y lo de que «viene el coco» no funciona con Rajoy. Les duele, pero es un político que cae bien a todos. Creo que la izquierda sociológica se llevará un buen disgusto si el PP revalida, como creo, la mayoría absoluta. La desproporción de la campaña anti PP es un factor que favorece al candidato popular. Entre Rajoy y Zapatero no hay color. Otra cosa será dentro de cuatro años, suponiendo que sobreviva a las ansias cainitas de los barones socialistas. El PP se ha convertido en el voto útil, porque la ausencia de alternativa y la deriva soberanista de CiU fortalece la tendencia conservadora de la sociedad española. ¿Para qué cambiar lo que funciona razonablemente bien? Espero que Carod se quede en el Congreso para amenizar la legislatura.

Ritmo
KEPA AULESTIA El Correo 10 Marzo 2004

En comparación con lo ocurrido en los últimos cinco años, la referencia vasca parece casi ausente de la liza electoral. Y la propia campaña está pasando más desapercibida que cualquiera de las anteriores en el País Vasco. Ninguno de los protagonistas locales se muestra inquieto por ello. Quizá porque nadie cree poder beneficiarse de una mayor o menor afluencia a las urnas. Como si ya la abstención fuese un imponderable sin relevancia para los augures.

El paréntesis parlamentario al que en Euskadi ha obligado la campaña de las generales y la conversión de Carod Rovira en la referencia demoníaca de la misma han contribuido a que el plan Ibarretxe esté presente únicamente como obligado icono de quienes se hallan más comprometidos con él. Sin embargo, es de esperar que el proyecto soberanista reaparezca en la noche electoral como prisma ineludible desde el que se contemplarán los resultados de las urnas. Despejada la incógnita de la distancia que al final separe a socialistas y populares, se hará obligado el escrutinio de los votos en relación a las expectativas del nacionalismo, en especial de cara a las autonómicas.

Pero el ritmo cansino de la campaña en Euskadi, en buena medida consecuencia de la extenuación política, no significa necesariamente que la confrontación vaya a remitir tras ella. Dependerá del ritmo que el nacionalismo gobernante imprima a su plan y, sobre todo, de la tensión que se genere entre las instituciones regidas por él y los órganos centrales del Estado. Nadie podría aventurarse hoy a vaticinar qué conclusiones extraerá el PNV del resultado que los abertzales alcancen el próximo domingo respecto a los no-nacionalistas. Incluso en el caso de que la cosecha les resulte satisfactoria, lo mismo podrían optar por acomodarse en la victoria y preparar discretamente la conquista de la mayoría absoluta en el Parlamento vasco que avivar el fuego soberanista implicándose de buena gana en una nueva escalada entre Euskadi y Madrid para desbordar definitivamente los cauces de la normalidad. Ello dependerá más de cómo quede al final el EBB que del reparto que la ciudadanía vasca haga de los diputados y senadores que le corresponde elegir.

Libertad de expresión
Cartas al Director ABC 10 Marzo 2004

En la última edición de los premios Goya los cineastas españoles reivindicaron, mediante pegatinas y discursos, la libertad de expresión. Pero ellos han podido filmar y proyectar «La pelota vasca», y el documental «Hay motivo» en contra del Gobierno. Pero Rodrigo Rato no pudo intervenir en un mitin en Madrid, ni Fernando Savater dar una conferencia en la Universidad «Rovira i Virgili», porque ambos actos fueron boicoteados y reventados por sendos grupos de energúmenos. Me gustaría oír o leer una condena de estos hechos por parte de nuestros cineastas. También por parte de Carod-Rovira, quien durante toda la campaña nos ha estado recordando el valor del diálogo y que «hablando se entiende la gente». Aunque quizá no lo haga por miedo a perder los votos de los independentistas y extremistas que impidieron al filósofo vasco hablar en la Universidad de Tarragona.     Federico Gómez Pardo.     Gerona.

El 14-M, no al Plan Ibarretxe
Cartas al Director ABC 10 Marzo 2004

Según un estudio reciente de dieciséis profesores de cuatro Universidades, el Plan Ibarretxe dispararía el paro en el País Vasco al 29 por ciento y bajaría el PIB vasco un 20 por ciento. La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco considera que dicho plan «bajo la apariencia formal de una iniciativa política de modificación estatutaria, oculta un verdadero objetivo de ruptura con la legitimidad estatutaria hasta ahora vigente». Frente a ese plan rupturista, el PSOE, por una parte, ha desplazado a aquellos que con más firmeza se han manifestado en su contra, como Nicolás Redondo o Rosa Díez y, por otra parte, necesita de los votos de Carod-Rovira, acérrimo defensor del Plan Ibarretxe, para que Maragall siga en el Gobierno de Cataluña.

En estas condiciones, ¿alguien cree seriamente que un gobierno del PSOE plantaría cara con firmeza al Plan Ibarretxe? El 14-M se celebran las primeras elecciones tras la presentación oficial del Plan Ibarretxe en el Parlamento vasco y desgraciadamente sólo una fuerza política, el Partido Popular, tiene las manos libres (y las ideas claras) frente al proyecto independentista de Arzalluz e Ibarretxe.   Francisco Aguirre.    Vitoria.

CORTOS DE MIRAS
ABC 10 Marzo 2004

LOS cineastas que han producido los cortos titulados «Hay motivo» están en su derecho legítimo y respetable de cargar contra el Gobierno del PP y ayudar en lo posible a la izquierda para que gane las elecciones. La legitimidad sería aún mayor si sus autores expusieran explícitamente sus intenciones partidistas y no las disfrazaran con invocaciones dramáticas a defender una democracia que ellos mismos demuestran que es de una excelente calidad. Tanto clamar por los peligros que acechan a la libertad de expresión y gracias a ella, como no podía ser de otra manera, organizan una campaña paralela a la de los partidos que apoyan. Bien está que así sea, porque ser incoherente y descalificarse a uno mismo también es un derecho, como lo es poder criticar a los críticos, sobre todo si éstos se convierten en certificadores de democracia y progresismo. Afortunadamente han sido sinceros y con gran sutileza intelectual han reconocido que su intención es «dar una patada en los genitales» al Partido Popular. Los que no comparten sus ideas están también en su derecho de afirmar que esta izquierda gremial y arrogante está actuando con sectarismo e intolerancia, está apropiándose de los valores democráticos para calmar un lacerante estado de frustración y está reavivando modos y mensajes que fracturan la sociedad con las dos Españas.

No obstante, es su legítimo derecho y sería también más legítimo si su visión de España no estuviera tan manipulada, ni la del presente ni la del pasado. No son, desde luego, cronistas comprometidos, sino meros propagandistas, que hasta 1996 tuvieron mejores motivos -mejores desde el punto de vista de los derechos y las libertades- para hacer cortos sobre la guerra sucia, la corrupción pública o los contratos-basura sin derechos sociales -dejemos a un lado el terrorismo-; mejores motivos para interpretar el arriesgado papel de conciencia crítica que se han reservado para someter a juicio al PP, en cuya España, tan tenebrosa según ellos, un catedrático como Fernando Savater tiene que renunciar a dar una conferencia en la Universidad Rovira i Virgili por la coacción de grupos de la izquierda independentista. Es una lástima que este episodio de corte fascista no encaje en el guión de estos campeones de la libertad de expresión. Aun así, sigue siendo su derecho el de mutilar la realidad que denuncian, manipularla y venderla como la España actual. Es su derecho inalienable, tan legítimo como la obligación que tienen de tolerar que se señale la procacidad de su sectarismo.
 

YA SUFRIÓ UNA AGRESIÓN EN LA DE BARCELONA
Savater declina ir a la Universidad de Tarragona al ser amenazado por estudiantes nacionalistas
Fernando Savater, que este lunes tenía previsto participar en el XI Encuentro de Escritores que organiza la Universidad Rovira i Virgili (URV) de Tarragona, finalmente decidió no asistir al saberse amenazado por la Cordinadora de Estudiantes de los Países Catalanes. Este grupo inundó la semana pasada el campus de carteles hostiles al filósofo vasco.
Agencias Libertad Digital   10 Marzo 2004

"No quería entrar acompañado por los Geos en una universidad, ni tampoco acudir sólo para sufrir una agresión física, como ya ocurrió el año pasado en la Universidad Central de Barcelona", ha manifestado Savater a la agencia EFE.

El escritor ha asegurado que las "amenazas" en las dos universidades provenían del mismo grupo, la Coordinadora de Estudiantes de los Países Catalanes: "Tenemos una variedad diversa del facha hispano que viene a ser lo mismo, éstos con barretina, y que se caracteriza por no dejar hablar al prójimo y atacarlo".

"No es una agresión contra mí, sino contra la libertad de expresión"
"No es una agresión contra mí –dijo también-, y es muy grave que un grupo decida lo que pueden ver y oír los demás. Esto es una agresión contra la libertad de expresión, y la universidad se tendría que pronunciar".

Fernando Savater ha enviado una carta a José María Fernández, organizador del Encuentro de Escritores, en la cual le comunica su decisión de no participar porque "no estoy dispuesto a enfrentarme a un grupo de radicales, más o menos estudiantes, que han decidido boicotear mi intervención".

"Es a vosotros, alumnos y profesores de la URV, a quienes corresponde valorar el hecho de que en una sociedad democrática como la que compartimos sea un grupo de matones intransigentes quienes decidan a quiénes podéis o no escuchar, por lo tanto, la agresión es tanto contra vosotros como contra mi", dice Savater en la misiva.

El organizador del acto califica lo sucedido de "vergonzoso"
Por lo que respecta a Fernández, se ha mostrado "muy dolido" con lo sucedido: "Son muchos meses de trabajo, y no me parece justo que se boicotee a una persona porque tenga un pensamiento distinto". "Me parece vergonzoso", ha añadido.

"Yo le insistí y le rogué que viniera y que no hiciera caso de los carteles, porque estoy completamente seguro de que no iba a pasar nada, pero él me confesó que su escolta personal le había aconsejado que no viniera, ya que sufrió otro ataque en Barcelona", ha declarado Fernández.

Los boicoteadores denuncian que se utilice la Universidad catalana como "plataforma del españolismo más rancio y radical"

Mientras, la Coordinadora de Estudiantes de los Países Catalanes ha denunciado "el uso de la Universidad pública catalana como plataforma propagandista del españolismo más rancio y radical, dada la vinculación de este personaje [en alusión a Savater] con el forum manipulador de opinión ¡Basta Ya!".

El Foro de Ermua ha replicado que tal argumentación es "por completo propia del nacionalismo excluyente, y nos resulta muy familiar en el País Vasco, de boca de Arnaldo Otegi o del dirigente del PNV Joseba Egibar". "Y estos son los mismos nacionalistas-de-izquierda –añade el movimiento cívico- que cada día están mostrando con todo descaro su aprobación y respaldo a quien acudió a Perpiñán a 'dialogar' con los modernos y plurales Josu Ternera y Mikel Antza", en referencia al ex consejero en jefe de la Generalidad Joseph Lluís Carod Rovira.

TRAS LAS AMENAZAS A SAVATER
Foro de Ermua: "Los matones están creciéndose a partir de la formación del tripartito"
El Foro Ermua ha denunciado este martes "la actitud de inhibición, cuando no de justificación", que en las universidades catalanas están adoptando "muchas de sus autoridades académicas" ante "graves atentados a la libertad de expresión" y "al libre pensamiento universitario".
Agencias Libertad Digital   10 Marzo 2004

El Foro de Ermua ha censurado en un comunicado lo ocurrido este lunes con el escritor donostiarra Fernando Savater, que decidió no asistir al XI Encuentro de Escritores organizado por la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona tras saberse amenazado por la Coordinadora de Estudiantes de los Países Catalanes.

Para el movimiento cívico vasco, lo ocurrido "es una muestra más de que en las universidades catalanas viene tomando cuerpo un movimiento radicalmente antidemocrático, típicamente nacionalista, que persigue de manera sistemática acabar con la posibilidad de que quienes no compartimos su retrógrada ideología podamos expresarnos". "Y parece –añadió- que estos grupos de matones intransigentes están creciéndose a partir de la formación del gobierno tripartito en Cataluña".

Savater fue agredido el año pasado en la Universidad de Barcelona
El Foro Ermua ha recordado que el filósofo vasco fue agredido en febrero de 2003 en la Universidad de Barcelona, y "algo antes Jon Juaristi también sufrió el ataque de los defensores de las esencias de los Països Catalans", en referencia al citado grupo nacionalista de estudiantes.

"Lo más grave" –ha manifestado el movimiento cívico vasco- es la "inhibición" de algunas autoridades académicas "encuadradas en general en el llamado nacionalismo moderado", para agregar a continuación: "Algo tan serio como el espíritu universitario parece estar en proceso de descomposición en la Universidad catalana".

Otegi y Pepe Rei no tuvieron problemas para hablar
Tras denunciar "la callada por respuesta" del Rectorado de la universidad tarraconense ante las amenazas de que ha sido víctima Savater, el Foro de Ermua ha calificado de "más innoble y antidemocrática" la postura que adoptó el rector de la Universidad de Barcelona en marzo de 2003, al "impedir expresamente" que la profesora Gotzone Mora diera una conferencia "alegando que su intervención no garantizaba la pluralidad y la tolerancia". "Pluralidad y tolerancia –asegura el Foro- que, en su opinión, sí existían con personajes como el proetarra Arnaldo Otegi y el periodista Pepe Rei, acusado de señalar a ETA los objetivos para sus asesinatos". Ambos personajes sí pudieron intervenir con toda normalidad en actos organizados por la universidad barcelonesa.

Recortes de Prensa   Página Inicial