AGLI

Recortes de Prensa     Domingo 23 Mayo 2004
Zapatero paga en Irak su primera hipoteca
EDITORIAL Libertad Digital 23 Mayo 2004

DECENCIA
Jon JUARISTI ABC 23 Mayo 2004

LOS PREHISTÓRICOS
Jaime CAMPMANY ABC 23 Mayo 2004

Solución al conflicto de Irak
GONZALO PARENTE La Voz 23 Mayo 2004

Usos del lenguaje
Cartas al Director El Correo 23 Mayo 2004

El Supremo anula la candidatura de HZ al Parlamento Europeo por seguir la estrategia de ETA
EFE Libertad Digital  23 Mayo 2004

CONGRESO LINGUAPAX, FORUM 2004, BARCELONA
Comunicado de la Asociación por la Tolerancia 23 Mayo 2004


 

Zapatero paga en Irak su primera hipoteca
EDITORIAL Libertad Digital 23 Mayo 2004

El viernes se consumaba uno de los episodios menos gloriosos en la brillante historia de la infantería más antigua del mundo. El último soldado del contingente español que participaba, junto a las fuerzas de la Coalición internacional, en la pacificación, reconstrucción y democratización de Irak, cruzaba la frontera con Kuwait a las tres de la tarde, hora española. Y lo hace pocos días después de que el Presidente del Consejo de Gobierno de Irak, Ezzedine Salim, fuera asesinado por Al Qaeda. Y en el momento en que, tras intensas negociaciones del gobierno español, el periodista de Radio Nacional, Fran Sevilla, previamente retenido por los fanáticos seguidores de Al Sadr –una de las facciones que aspiran a heredar, para sus propios fines teocráticos, la tiranía de Sadam–, era liberado

No cabe duda de que esta absurda espantada es el fruto podrido de los terribles atentados del 11-M. Pero, sobre todo, es consecuencia de la estrategia de intoxicación de masas y de desestabilización del anterior Gobierno que puso en marcha la extrema izquierda. Incapaz de presentar una alternativa de gobierno creíble, e incapaz de hacer una oposición constructiva y responsable, Zapatero se sumó gustoso a las pancartas y las algaradas callejeras organizadas por la extrema izquierda y coreadas unánimemente por nacionalistas, comunistas y artistas nostálgicos de la checa y del Gulag.

Por desgracia, han ganado todos aquellos para los que el antiamericanismo es religión y dogma de fe. Han ganado los que temen que sus fanatismos aldeanos queden eclipsados por una España que actúe con nombre propio en la escena internacional. No como comparsa, protectorado o colonia, sino como corresponde a una de las naciones más grandes, antiguas y respetables del mundo: apoyando responsablemente a sus aliados en la noble causa de garantizar la paz y la seguridad extendiendo los beneficios de la libertad, de la democracia y del Estado de Derecho a los pueblos que están privados de ellas.

Es pronto todavía para calcular las consecuencias de este grave error estratégico en la lucha contra el terrorismo. Pero, de momento, nada podrá evitar que la retirada de nuestras tropas sea interpretada como una gran victoria por los terroristas islámicos y, en general, por los enemigos de todo lo que representa Occidente. Nuestras tropas se han retirado cuando los iraquíes más nos necesitaban. Lo han hecho poco después de que uno de los oficiales de policía entrenados por nuestro Ejército –el mismo que rogó a Bono, junto con las autoridades locales iraquíes, que los soldados españoles no abandonaran Irak– fuera vilmente asesinado por fanáticos chiítas.

Es tan evidente que la retirada de nuestras tropas de Irak constituye un grave e innecesario error político y un acto de insolidaridad –cuando no de cobardía– para con el pueblo iraquí que ni Bono ni Zapatero se han molestado en repetir la cantinela de la guerra "injusta e ilegal". Se han limitado a decir que cumplían con una promesa electoral –una de las pocas que han cumplido, y además faltando a su palabra de esperar al 30 de junio– y a alegrarse por que la seguridad de los soldados españoles esté, por fin, garantizada... como si nuestros soldados no fueran profesionales que eligieron libremente su profesión, asumiendo los riesgos que ella implica, sino voluntarios de la Cruz Roja o de alguna otra ONG.

El prestigio y la credibilidad que España había ganado con gran esfuerzo en los últimos años quedarán dañados durante mucho tiempo. Pagaremos un alto precio por dar la espalda a nuestros aliados. Y, sobre todo, por haberlos abandonado cuando nuestra presencia en Irak era más necesaria; pues, naturalmente, el hueco que dejan nuestras tropas han tenido que cubrirlo las fuerzas de la Coalición. Porque, ni que decir tiene, los intentos de los terroristas por hacer fracasar la democracia en Irak no cesarán por que las fuerzas de la Coalición se retiren. Más bien todo lo contrario: como reconocía el propio Zapatero el pasado diciembre en el Congreso, la retirada sólo beneficiaría a quienes, por la fuerza de las armas y del terror, aspiran a sustituir a Sadam.

Zapatero ha pagado en Irak su primera hipoteca a los nacionalistas y a las fuerzas antisistema que le allanaron el camino a La Moncloa. El precio: desairar a EEUU, la única potencia del mundo que podía prestarnos ayuda en el caso de un conflicto con Marruecos –véase Perejil–, para suplicar la amistad de Francia y Alemania –que ya han empezado a devolvernos el "favor" en Europa– y para recibir los parabienes de "adalides" de la paz, de la democracia, de la libertad y del Derecho Internacional como Castro, Arafat y Chávez. Un "gran negocio", sin duda, que será redondo cuando Zapatero, de muy buen talante, se disponga a pagar el resto de sus hipotecas a Maragall, a Carod y a Ibarretxe.

DECENCIA
Por Jon JUARISTI ABC 23 Mayo 2004

EN el prólogo a Los últimos días de la Humanidad, su irrepresentable drama sobre la Gran Guerra, analiza Karl Kraus la imagen fotográfica de un grupo de honrados ciudadanos vieneses que ríen en torno de un muerto. Nada nos dice de éste: no sabremos nunca si se trata de un traidor, de un espía o de un ruso o serbio sorprendido y linchado por la chusma patriotera en las trágicas jornadas de agosto de 1914. Sólo queda, del acontecimiento fijado por la extinta luz de hace casi un siglo, el horror desnudo de la risa, la obscenidad del humorismo, que Kraus intentó explicar con frialdad de ensayista. En cambio, la fotografía que muestra a la soldado estadounidense Sabrina Harman junto al cadáver del iraquí Manadel al Hamadi, envuelto en bolsas de hielo, no permite la mínima glosa. Resulta desoladoramente pornográfica. Más, mucho más que las imágenes de pesadilla sádica protagonizadas por su compañera Linndie England en la misma prisión de Abu Ghraib. Lo que hace insufrible su visión es la sonrisa de la agraciada bestia, esa patética sonrisa publicitaria que parece sacada de un anuncio de lavadoras en un número cualquiera de Life de los felices sesenta.

Qué nimios, intrascendentes y estúpidos son los signos que corresponden a la siempre turbadora banalidad del mal. La soldado Harman ingresa en el museo iconológico del crimen al componer una sonrisa codificada de satisfacción electrodoméstica a diez centímetros del rostro de un enemigo torturado hasta la muerte. Quizá ella misma, como pretenden sus defensores, no tomara parte en la orgía de los verdugos. Creo que tal posibilidad no es algo que deba interesarnos. Evaluarla compete en exclusiva a los jueces militares. A nosotros sólo nos es dado juzgar el gesto atrapado en la fotografía y ese gesto es un insulto imperdonable a todo lo que nos quede de humano. No hay excusa válida para la bestia sonriente, ni la de fingirse cómplice de las brutalidades para denunciarlas después. Si la aceptáramos, si le diéramos crédito, perderíamos de vista lo que debe constituir el objeto único de nuestro juicio moral. Tampoco a Kraus le preocupó gran cosa cerciorarse de si los divertidos ciudadanos de su instantánea habían participado o no en el asesinato que celebraban. El mal, lo diabólico, lo siniestro (si se prefiere un término menos metafísico) está -como argüía el escritor austriaco- en la hilaridad que se demuestre ante la muerte ajena: ni siquiera en lo que verdaderamente se sienta. Menos aún nos tendría que importar la larga serie de circunstancias aleatorias que han desembocado en la mueca indecente de la soldado (pues de una cuestión de decencia se trata, al fin y al cabo). Harman y England y sus compañeros, los torturadores de Abu Ghraib, vienen de ese medio social que en los Estados Unidos se conoce como «basura blanca» (white trash), que nutre, con los guetos negros e hispanos, las filas del ejército profesional. No cabe esperar que se comporten como antropólogos de Harvard, pero la decencia tiene una relación muy directa con el sentido personal del honor. La que tenga con la formación académica es más que improbable.

Es indecente, sin embargo, cargar a los Estados Unidos y, en general, a Occidente con el monopolio de la indecencia tomando como pretexto a las bestias blancas de Abu Ghraib y a sus instigadores. Sin duda, las sociedades democráticas distan aún de constituir modelos de decencia absoluta; es decir, según la precisa definición de Avishai Margalit, sociedades que no humillen a ninguno de sus miembros. Pero, en términos comparativos, siguen siendo el único referente del que dispone la humanidad en su conjunto para entender lo que deben ser tanto la democracia como la decencia. Del modo en que los Estados Unidos castiguen los crímenes de guerra cometidos por soldados de su ejército en Irak dependerá no sólo la percepción que los iraquíes, en un futuro inmediato, puedan tener de la primera, sino también el mantenimiento, en el seno de la misma, de un nivel razonable de decencia.

LOS PREHISTÓRICOS
Por Jaime CAMPMANY ABC 23 Mayo 2004

PEPIÑO Blanco no quiere que en los debates electorales de las europeas se hable de los «Gal». En esos debates, Josep Borrell y Jaime Mayor deben tratar el argumento principal de la invasión de Iraq, el triángulo de las Azores, la sumisión de Aznar a Bush, el apoyo del PP a la guerra, las torturas de los soldados norteamericanos a los prisioneros iraquíes y el feliz regreso de las tropas por orden de Zapatero. Pero de los «Gal», ni palabra. «Eso de los «Gal» -dice Pepiño- pertenece a la Prehistoria».

De repente y de improviso, Pepiño Blanco ha metido a los gobiernos de Felipe González en la Prehistoria. No ha especificado los períodos, y habrá que preguntarle si pertenecen al paleolítico, al mesolítico o al neolítico. Eso tendremos que adivinarlo. Por ejemplo, el prehistórico José Luis Corcuera podría ser un homínido famoso por entrar en las cavernas de los enemigos dando patadas a las piedras que cerraban la entrada a las cuevas. Pepe Barrionuevo utilizaba todavía el hacha de silex, pero tenía a su lado a Rafael Vera, que ya intuía el uso de los metales, primero el bronce y después el hierro y por eso hasta llegó a tener un suegro ferretero.

Luis Roldán era un hombre prehistórico que robaba las cosechas en los campos que otros cultivaban y conducía los ganados ajenos a sus propios rediles. En cambio, Gregorio Peces-Barba ya pertenece al estadio evolutivo del homo sapiens, y hasta es posible que llegara al límite en que apareció sobre la tierra el llamado homo sapiens sapiens, es decir dos veces sabio, porque nunca quiso ser ministro e incluso le hicieron rector de una Universidad. Entre todas las homínidas socialistas, destacó una llamada Rosa Conde, que emitía sonidos inarticulados irregulares y descubrió aquella sentencia de Hobbes, o sea, del santo Job, que asegura que el hombre es un lobo para el hombre: «Homo homini lupus».

En aquel tiempo, los prehistóricos más importantes fueron Felipe González y Alfonso Guerra, naturales ambos del sur de la península que luego se llamó ibérica, unida entonces por tierra con África, de donde habían venido los primeros pobladores de los vergeles sevillíes. Tal vez Felipe y Arfonzo pertenecieran ya al llamado hombre de Cro-Magnon, antecesor del sapiens. El prehistórico Arfonzo perdió predicamento sobre la tribu al irrumpir en el gobierno el antropoide Narcís Serra, que lograba hacer música haciendo sonar con los dedos unas piedras rectangulares con otras. Este Narcís ya caminaba derecho, pero con mucha dificultad, pues ha revelado su fósil que padecía una malformación en la planta de las extremidades traseras.

La historia de la primacía de aquellos prehistóricos es muy interesante, pues durante su evolución se llevaron a cabo muy útiles invenciones, como por ejemplo, el trinque, el manguis, la mamandurria, el pelotazo, filesa, matesa, el convoluto y otros muchos descubrimientos que han contribuido al desarrollo material y espiritual de la especie humana socialista. Si Pepiño Blanco quisiera, podría narrar toda la Prehistoria, pues él ha visto pasar toda la era cuaternaria en la que penetró cuando todavía no había llegado a homo erectus.

Solución al conflicto de Irak
GONZALO PARENTE La Voz 23 Mayo 2004

ESTADOS UNIDOS se ha empantanado en Irak, como ya analizábamos en un artículo anterior. A esto se añade que Bin Laden encontró en la lucha contra la presencia estadounidense en el mundo islámico la razón para declarar una guerra sin cuartel, con diversos atentados, sin olvidar que el gran aliado en la zona es Israel, que libra otra guerra en paralelo también contra los árabes.

Después de dos guerras, en las que se alcanzaron fácilmente los objetivos de desalojar a los ejércitos iraquíes de Kuwait y liberar a Irak del régimen baazista de Sadam, ahora están perdiendo la guerra de la opinión pública. Como ha dicho el general Charles Svannack, han conseguido victorias tácticas, pero no las estratégicas, y así no se puede ganar la guerra que Bush dio por liquidada hace un año.

El bando de la resistencia está librando bien sus bazas, pero éstas son coyunturales, porque con Bush o sin él, los norteamericanos no se van a ir de Irak hasta que un nuevo Gobierno democrático los acepte como fuerza protectora y se firme un tratado de amistad y cooperación, como los que tienen en otros países del mundo islámico.

Dentro de treinta días la ONU (el argelino Brahimi) va a constituir un Gobierno provisional al cual los norteamericanos van a entregar la soberanía de Irak. ¿Qué significará esto? Pues que el Gobierno iraquí será el responsable de poner orden y seguridad en las ciudades y que los norteamericanos se van a quedar como reserva en sus bases militares. En unos meses más Irak tiene que aprobar una Constitución y elegir un nuevo Gobierno. Cada vez se aprecia más la urgencia de estos dos pasos esenciales.

Lo primero que tiene que producirse es un nuevo mandato de la ONU que facilite un compromiso internacional, para que los europeos y los rusos puedan participar. Esta sería la victoria geopolítica y geoestratégica occidental que permitiría poner democracia donde reinaba la tiranía. Irak podría y puede ser un gran país, en vez de una gran amenaza. Los iraquíes no están contaminados con el odio todavía. Sólo quieren vivir en paz y gozar de sus riquezas -petróleo y agua- que la naturaleza tan profusamente les ha regalado.

Sinceramente, comprendo que existen muchas dificultades, para lograr esta empresa que puede asentar la paz mundial. Ante todo debe lograrse un acuerdo entre Israel y Palestina; entre los kurdos, chiíes y suníes; entre franceses, alemanes, rusos y norteamericanos; entre los países productores de petróleo y entre las tres religiones monoteístas. El terrorismo va por otro lado y esa lucha será más larga. Pienso que si el hombre ha sido capaz de llegar a la Luna, ¿no será capaz de vencer estas dificultades? El tiempo lo dirá.

Usos del lenguaje
Elisabete Ruiz-Egiguren/Bilbao Cartas al Director El Correo 23 Mayo 2004

Dos habilidades nuevas ha incorporado Josu Jon Imaz frente al lenguaje tosco y bronco con que el nacionalismo nos ha obsequiado hasta ahora: un tono personal cercano y amigable, y la utilización del término 'ciudadanía vasca' en sustitución del racial 'pueblo vasco' de sus antecesores. Su lenguaje suave y envolvente incluye todos los mensajes habituales hasta ahora en el partido jeltzale. Pero ese tono melifluo le sirve para hacerse con el todo, siendo sólo una parte.

Así, estos días, no deja de referirse a dicha ciudadanía vasca como defraudada por las medidas adoptadas por el Gobierno socialista contra la lista HZ. No, señor Imaz, la ciudadanía no está defraudada, lo estarán los ciudadanos nacionalistas, que no es lo mismo, ni mucho menos. Sea preciso en sus mensajes y abandone esa torpe manía nacionalista de creerse los amos del cortijo vasco.

RECURRIRÁN ANTE EL CONSTITUCIONAL
El Supremo anula la candidatura de HZ al Parlamento Europeo por seguir la estrategia de ETA
Finalmente, el Tribunal Supremo ha anulado este viernes la candidatura de Herritarren Zerrenda (HZ) a las elecciones europeas del 13 de junio. El Alto Tribunal estima así los recursos de la Abogacía del Estado y de la Fiscalía General contra el acuerdo de la Junta Electoral Central. Su identificación con la ilegalizada Batasuna ha impedido una vez más que el entorno etarra esté presente en un proceso electoral.
EFE Libertad Digital  23 Mayo 2004

Así lo acuerda la Sala Especial del artículo 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial en dos sentencias en las que declara no conforme a Derecho la proclamación de la citada candidatura y la anula.

Según recoge el auto El tribunal "ha llegado a la fundada convicción de que existe una estrategia conjunta, planificada y dirigida por la banda terrorista ETA y por los dirigentes de los partidos políticos ilegalizados, destinada a obtener y recabar apoyo político, social y financiero a favor de “Herritarren Zerrenda (HZ)”.

Añade el Supremo que "la imposibilidad jurídica de presentarse a los comicios electorales por parte de las citadas agrupaciones motivó la aparición de un debate en el seno de la organización terrorista ETA con el fin de intentar paliar las negativas consecuencias jurídicas derivadas de las citadas resoluciones y a su vez diseñar una estrategia respecto de las próximas elecciones al Parlamento Europeo".

Además, en un documento de ETA incautado por la Guardia Civil "claramente se desprende de estas ideas la convicción de la banda terrorista ETA y del complejo Batasuna de llevar a cabo un cambio en su estrategia electoral, superando la dispersión de agrupaciones electorales y propiciando la presentación de una voz y postura unitaria".

Presentación de candidatura reveladora
El Supremo destaca entre los asistentes al acto de presentación de la candidatura en San Sebastián a Arnaldo Otegi, Koldo Gorostiaga, Joseba Permach, Eva Forest, Rafael Díez Usabiaga, Ainara Armendáriz, Xabi Larralde, Izaskun Guarrotxena, Miguel Angel Altzuart Zaldaín, Pablo Gorostiaga, Nicolás Moreno Lamas, Itziar Lopategi y Alfonso Sastre.

Para el Supremo "no resulta difícil concluir que el perfil de los mismos, miembros destacados de los partidos ilegalizados, tenía como finalidad el que el cuerpo electoral afín a los citados partidos pudiera identificar de manera evidente que HZ era la continuadora o sucesora de los partidos políticos disueltos".

Además, "hay prueba suficiente que acredita la vinculación de dos de los cuatro promotores con entidades que se encuentran relacionadas en la Posición Común del Consejo de la UE que aprueba la lista europea de organizaciones terroristas". Así, "Jaione Carrera Ciriza está vinculada con el sindicato de estudiantes Ikasle Abertzaleak, integrado en el Movimiento de Liberación Nacional Vasco y en Jarrai, organización incluida en la Posición, y convocante de manifestaciones y concentraciones en apoyo de los presos de ETA". Por su parte, "Donibane Azcárate Badiola es miembro de la organización ilegal EKIN, igualmente incluida en la Posición".

En cuanto a los integrantes de la candidatura, existe para el Supremo conexión con los partidos ilegalizados y su entorno. De esta forma, la cabeza de lista, María Jesús Fullaondo La Cruz "participó junto con otros destacados dirigentes de Batasuna en la Plataforma AuB y es miembro del Foro de Debate Nacional".

Además, Beatriz Arana Ortiz "aparece como colaboradora de AuB", Amaiur López de la Calle Uribarri "es miembro de SEGI", José María Artetxe Ocasar estuvo en listas de los partidos ilegalizados, Ramón María Loiti Larrañaga "se presentó por HB a las municipales de 1991", Daniel González León promovió manifestaciones de apoyo a presos de ETA, María Soledad Vales García promovió otra manifestación relacionada con Batasuna y Luis Miguel Uzkudun Olano se presentó por HB.

HZ tiene dos días naturales a partir de que le sea notificadas estas resoluciones para recurrirlas ante el Tribunal Constitucional, que a su vez tendrá un plazo de tres días naturales para resolver.

CONGRESO LINGUAPAX, FORUM 2004, BARCELONA
Comunicado de la Asociación por la Tolerancia 23 Mayo 2004

La Asociación por la Tolerancia, entidad que promueve el bilingüismo oficial en Cataluña como expresión de la realidad bilingüe de sus ciudadanos, al finalizar este Congreso Linguapax, desea manifestar lo siguiente a los congresistas y a la opinión pública:

1.- Este congreso, diseñado de cara al mercado comunicativo local, ha sido y será utilizado por las entidades oficialistas –Linguapax entre ellas- como pantalla y excusa para ratificar la política lingüística del gobierno catalán, que dista mucho de ser justa y equitativa con todos los ciudadanos.

2.- La ecología lingüística por sí sola es insuficiente como método explicativo y orientador de la gestión de la diversidad lingüística. Se la invoca al mismo tiempo contra las políticas asimilacionistas y a favor de ellas. El ecolingüismo no puede oponerse jamás a los derechos individuales, sino al revés:

debe entenderse como expresión de ellos. En este sentido, la idea expresada crudamente por el Dr. Bastardas, según la cual "la población castellanohablante [¡el 60 por ciento de los catalanes!] debe ser privada de derechos lingüísticos (escuela, administración, etc.) como condición para la supervivencia de la lengua catalana", representa una aplicación claramente abusiva de la teoría ecolingüista, si no totalmente opuesta a los principios de la sostenibilidad y la paz lingüísticas.

3.- La actuación de una moderadora, negando el uso de la palabra a un congresista por sus opiniones bilingüistas, bajo la acusación de que ese congresista "no busca la paz", aparte de expresar un prejuicio inadmisible y de apropiarse indebidamente del concepto de paz, supone la existencia de un filtro ideológico que casa mal con el espíritu de diálogo y libertad de opinión de todo encuentro académico y, muy especialmente, de un "foro del diálogo entre las culturas".

4.- Esa falta de imparcialidad explica por qué ninguna de nuestras opiniones en pro de la libertad y la igualdad lingüística de los ciudadanos, repetidamente expresadas en los debates, no se ven reflejadas en las conclusiones de este congreso.

5.- Damos publicidad a este documento para que los congresistas y la opinión pública en general, lejos de la imagen autocomplaciente oficial, puedan formarse una idea más cabal y ajustada a la realidad.

Recortes de Prensa   Página Inicial