AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 19 Junio 2004
El problema de Europa
José Antonio Vera La Razón 19 Junio 2004

El eslabón no investigado

Isabel Durán Libertad Digital 19 Junio 2004

¡Paga Zapatero!
José García Domínguez Libertad Digital 19 Junio 2004

Comisión 11-S
José Carlos Rodríguez Libertad Digital 19 Junio 2004

Carta a Ben Laden
Pablo Molina Libertad Digital 19 Junio 2004

ESPAÑA EN UNA CONSTITUCIÓN DE COMPROMISO
Editorial ABC 19 Junio 2004

Perdona, Sadam

Cristina Losada Libertad Digital 19 Junio 2004

Todo menos primos
TONIA ETXARRI El Correo  19 Junio 2004

11-M: Uno de los autores tenía contactos en el País Vasco

Josefa Rodríguez La Razón 19 Junio 2004

Las fuerzas de seguridad saudíes matan al líder de Al Qaeda en Arabia tras la decapitación del rehén Johnson

Riad Efe Estrella Digital 19 Junio 2004

Riera: «El nacionalismo catalán rechazó el Quijote debido a su lengua y su raza»
Eva Muñoz La Razón 19 Junio 2004
 
El problema de Europa
José Antonio Vera La Razón 19 Junio 2004

Los cerebros del proyecto europeo le dan vueltas a la cabeza para averiguar el motivo de por qué Europa no funciona, por qué no ilusiona, por qué no conmueve a las masas, por qué cuando hay elecciones nadie va a votar y por qué los españoles, los franceses, los ingleses, los italianos, los lituanos, pasamos de Europa y de su Parlamento, de sus instituciones, de sus comisarios y sus cargos. Hombre, esto de Europa va bien, irá mejor, será seguramente ilusionante, probablemente apasionante, pero aún hay que empujar, salvar obstáculos y escollos, pararnos a pensar y concluir que uno de los problemas de Europa es que, aún hoy, no la sentimos como nuestra. Se convocan elecciones en veinticinco países a la vez y resulta que la participación es exigua, alarmante, preocupante. Y luego saltan los políticos a los periódicos diciendo que no entienden por qué este pasotismo, por qué el rechazo, por qué el oprobio.

Pues lo vamos a explicar. El problema está, sencillamente, en que cuando acudimos a votar en unas elecciones europeas no tenemos muy claro qué nos jugamos, qué elegimos, para qué sirven las elecciones y los eurodiputados y la labor que hacen en Bruselas y Estrasburgo. Una injusticia, desde luego. Una injusticia grande porque, ustedes perdonen, pero Europa está ahora en todo lo que hacemos, en nuestro entorno, en cualquier sitio al que vamos. Europa está en las carreteras, en las autovías, en los trenes. Está en la agricultura, en la pesca, en la industria. Está en la Policía y en el Ejército. Está en todas partes porque ahora todo es Europa y todo huele a Europa y todo viene de Europa.

No hubiéramos podido hacer lo que aquí hemos hecho en los últimos años, poner a España como está, levantar a esta nación, si no llega a ser por las ayudas europeas, los fondos de cohesión, los fondos agrícolas, los fondos estructurales y territoriales. Esa es la verdad. Pero, pese a todo, pasamos de las elecciones europeas cuando llegan, preferimos largarnos a la playa, quedarnos en casa, hacer cualquier otra cosa antes de ir a las urnas. ¿Por qué? Insisto: porque los ciudadanos europeos no tienen claro para qué sirven esas elecciones, porque existe la sensación de que las europeas son unas pseudo elecciones, como un partido amistoso en el que no nos jugamos nada, como un torneo veraniego en el que lo importante es entrenarse, pero no desgastarse. Es decir: el que gana las europeas, ¿qué es lo que gana? ¿Gobierna alguien en particular como consecuencia de ganar esas elecciones? ¿Elegimos a algún presidente? ¿Elige el Parlamento al que nosotros elegimos algún tipo de Ejecutivo, alguna Comisión, algún comisario? La respuesta es no. Elegimos a un montón de europarlamentarios que no sabemos muy bien qué es lo que hacen ni para qué sirven. Es verdad que hacen mucho y sirven para más. Pero me da la sensación, estoy casi convencido, de que la mayoría de los ciudadanos de la UE no saben bien ni una cosa ni la otra.

Por eso es importante que Europa no se estanque. Se ha avanzado mucho, es verdad. Pensar hace quince años en la moneda común con la que ahora todos pagamos era casi ciencia- ficción. Pensar en que íbamos a redactar una constitución y a votarla, era como de película. Bien, estamos en ello. Ahora nos quedan dos problemas importantes, fundamentales. Nos quedan muchos más, pero especialmente dos muy complicados. Uno, avanzar en la Unión Política, de manera que algún día lleguemos a interesarnos por lo que de verdad se vota en las elecciones europeas. Cuando en esos comicios elijamos a un Parlamento que a su vez designe a un presidente y a un gobierno, entonces tendremos la percepción de que esas elecciones sirven para algo. Entenderemos que es importante votar porque de ello dependerá el color de los partidos y los políticos que nos gobernarán en los próximos cuatro años, la forma en que unos u otros gestionarán nuestros impuestos. Ahora eso no es así, puesto que gane el que gane en las europeas, estamos convencidos de que quien gestiona de verdad los impuestos es el que vence en las generales, en las autonómicas, en las municipales. Hasta que esto no ocurra no dejaremos de tener la sensación de que nos encontramos ante un partido amistoso en el que nos importa relativamente poco la victoria o el empate.

Cuestión fundamental. Como lo es también, en segundo lugar, el tema del idioma. Esta babel de razas, lenguas y culturas es inmanejable si no encontramos un elemento común que nos agrupe, un instrumento con el que entendernos y comunicarnos. Suena a risa que en Bruselas tengamos que traducir cualquier papelajo a más de veinte idiomas. Suena a esperpento que ahora, además, las regiones que forman parte de los estados quieran que se declaren también oficiales sus lenguas comarcales. ¿Y adónde vamos a ir? ¿Y qué queremos crear? No sé muy bien, pero cualquiera que tenga dos dedos de frente entiende con facilidad que aquí lo que hace falta es simplificar, eliminar burocracia y encontrar un único idioma, común a todos como segunda lengua, que se aprenda desde la infancia, en la que unos y otros nos podamos entender cuando viajemos, con la que podamos leer y escribir, que sea la misma en Francia o en Polonia o en Grecia o Alemania. Que ese idioma se llame inglés o francés o español o italiano, da igual. Lo importante es que sea de todos. Que nos sirva a todos. Que lo hablemos todos. Que nos ilusione a todos.
El problema de Europa se llama ilusión. Mientras no encontremos una fórmula para alcanzarla y extenderla, seguiremos teniendo ese problema. Seguro.

ETA y el terrorismo islámico
El eslabón no investigado
Isabel Durán Libertad Digital 19 Junio 2004

No voy a adentrarme en la larga lista de falsedades, engaños y pistas manipuladas que se produjo tras los atentados del 11-M y que indujo al Gobierno de José María Aznar al equívoco de que los autores del asesinato eran los terroristas de ETA. Lo que se ha venido en llamar los agujeros negros del 11-M son poco a poco conocidos gracias al diario El Mundo. Sin embargo, el vuelco electoral producido por la vil matanza y las manipulaciones al relacionarla con la guerra de Irak debido a las acusaciones vertidas contra del anterior Gobierno de ocultar los datos sobre el terrorismo islámico, han hecho que cualquier vinculación de éste con los etarras haya sido tapada, minimizada o ridiculizada.

Los datos que sirven de nexo entre ambos terrorismos son inquietantes e inexplicablemente están todavía por investigar. Es el caso del presunto terrorista Luis José Galán González, vinculado a ETA, más conocido por el apodo de “Yusuf”, identidad que utiliza en el mundo radical musulmán. En el sumario 35/01 instruido por el juez Baltasar Garzón desde noviembre de 2001, es decir, mucho antes de la guerra de Irak, se considera a este individuo como un importante integrante de la célula terrorista de Al Qaeda en España. Garzón le acusa nada menos que de formar parte de la célula de de Ben Laden que estaba detrás de robos a bancos y que actuó como soporte financiero y logístico de Mohamed Atta –el cabecilla de los pilotos suicidas del 11-S.

La pista sobre este personaje no la ha seguido nadie salvo Libertad Digital. Por los datos que se conocen Galán fue un oscuro empleado de Seur durante 13 años. Paralelamente empieza a vincularse al entorno del nacionalismo radical vasco y en las elecciones europeas de 1989 actúa como interventor de HB, la coalición política etarra. Poco después da un nuevo cambio de rumbo a su vida, se convierte al islam y ficha por los terroristas fundamentalistas islámicos. En ese momento cambia su nombre por el de “Yusuf” Galán.

El sumario de la Audiencia Nacional demuestra que el interventor batasuno no se convierte en un terrorista cualquiera. Comparte piso nada menos con Najib Chaib, jefe de Al Qaeda en Madrid y considerado por el juez Garzón como el “enlace entre el 11 de septiembre y el 11 de marzo”. La investigación judicial revela también que seis meses antes de los atentados de las torres gemelas de Nueva York y del Pentágono, en un restaurante cercano al piso que comparten “Yusuf” Galán y Chaib se celebra una cumbre terrorista islámica con la asistencia del responsable de la red de Ben Laden en Europa, Abu Abderramam y de un hermano de Mohamed Chedadi, uno de los detenidos por los atentados de Madrid del 11 de marzo.

Por si estos hechos no fueran suficientemente elocuentes sobre las conexiones entre el entorno de ETA y el terrorismo islámico, entre los más de 40.000 documentos incautados por la policía en la vivienda de Yusuf Galán aparecen informes sobre cómo fabricar bombas para ser introducidas en mochilas y explotadas a través del teléfono móvil. Técnica que utiliza ETA desde antes de 2001 y que posteriormente Al Qaeda emplea en los atentados de Madrid.

Entrenado en un campo de Osama Ben Laden en Indonesia, según los documentos gráficos que existen, cuando en 2001 se produjo la detención de esta célula de Al Qaeda el entonces ministro del Interior, Mariano Rajoy afirmó: la presencia de “Yusuf” Galán “demuestra que los grupos terroristas siempre tienen relaciones entre sí”. Sin embargo, producida la mayor matanza de la historia de España el 11 de marzo de 2004 sorprende que nadie se haya preguntado por el papel de enlace que éste individuo ejercía entre la coalición terrorista vasca y el terrorismo islámico.

Extraña el interés político en mirar hacia otro lado, a pesar de la inquietante conjunción de objetivos de ambos grupos terroristas y de las asombrosas coincidencias obviadas por los investigadores de un plumazo. El lugar y la fecha coinciden con lo intentado por la banda terrorista ETA semana y media antes y con los mismos métodos experimentados durante las navidades precedentes por los terroristas vascos: mochilas bomba situadas en el interior de un tren listas para estallar al adentrarse en la estación madrileña de Chamartin.

Por cierto, una última casualidad más. “Yusuf” Galán, se había convertido en presidente de una tapadera revestida como asociación cultural islámica llamada IBN TAYMIYYAH en realidad vinculada a movimientos izquierdistas, supuestamente pacifistas y pro-palestinos. Aunque vive en Madrid, esta tapadera se encuentra en Asturias, curiosamente, el lugar de procedencia de la dinamita utilizada en los atentados del 11-M y de los españoles acusados de colaborar en la matanza.

Todos estos datos, si se quiere llegar a la verdad del asunto y no quedarse en mero discurso teórico, como ha ocurrido en otras ocasiones, deberían ser desentrañados por la comisión de investigación que inicia esta semana su andadura en el Congreso de los Diputados.

Financiación autonómica
¡Paga Zapatero!
José García Domínguez Libertad Digital 19 Junio 2004

Decía el difunto Joaquín Garrigues que si los españoles pudieran escuchar las deliberaciones de los consejos de ministros que presidía Suárez se colapsaría inmediatamente la terminal de vuelos internacionales en Barajas. Por desgracia para las compañías aéreas australianas, nunca nos enteramos. Procede recordarlo ahora, porque la enorme zozobra que debe padecer Carod Rovira por la salud de la Hacienda del Reino de España es tan previsible que lo extraño es que no se hayan disparado ya las solicitudes de pasaportes al saberse que ZP está decidido a pactar el Presupuesto con los filólogos de la Esquerra.

De momento, nadie sabe hasta cuándo aguantará Puigcercós que el presidente del Congreso recurra al suahili para interrumpirle cada vez que él hace uso del catalán en sus intervenciones parlamentarias. Pero seguro que será antes de que transcurran esos tres años que Solbes quiere cerrar con superávit. Ayer, los comunistas y los independentistas de ERC se prestaron a escenificar la broma de asegurarle al Gobierno un saldo positivo del 0,4% del PIB en las cuentas públicas para el año 2007. Obraron igual que Rodríguez cuando se comprometió alegremente a no tocar ni una coma del proyecto de nuevo Estatuto de Cataluña que remita el Parlament a las Cortes. Tan en serio hablaba el uno entonces, como los otros hace un rato.

A cambio de la humorada de sus socios, el Gobierno abrió la espita legal para que las Comunidades Autónomas puedan saltarse a la torera el principio del déficit cero. Sobre todo, las antitaurinas. Porque el criterio para autorizar el jolgorio en el gasto se basará en “tener en cuenta baremos como el esfuerzo fiscal que realiza cada territorio para contribuir al sostenimiento del resto de autonomías”. Es decir, que se endeuden las que menos lo necesitan dado que su renta regional está por encima de la media nacional. Estamos, pues, ante un novedoso principio de solidaridad socialista: la redistribución al revés. Manténganse frugales los pobres para no hacer indigerible el incremento del consumo de los ricos.

El Estado es Hacienda y la Guardia Civil. Quienes mejor lo saben son los nacionalistas. Por eso, aprovecharon la debilidad parlamentaria del primer gobierno del Partido Popular para forzar el repliegue de los cuerpos de seguridad nacionales en Cataluña. Por lo mismo han convertido en su principal objetivo para esta legislatura la modificación de la financiación autonómica, delante incluso de las reformas estatutarias. Y por idéntica razón el candado del gasto autonómico que se abrió ayer en las Cortes no se cerrará jamás. Porque no es una flexibilización transitoria de las normas fiscales, sino un adelanto encubierto del reparto asimétrico del gasto público; la avanzadilla de lo que pudorosamente han dado en llamar “España plural”.

A principios de 1976, entre los quinientos o seiscientos adolescentes que constituimos el único antifranquismo real que conocieron las calles de Barcelona, se extendió el hábito cafre de asaltar los vagones del metro al grito de “¡Paga Suárez!” para acudir a las manifestaciones. La legión de prudentes que, callada, nos contemplaba desde los balcones de los entresuelos del Ensanche sabía que hasta en aquello andábamos equivocados. Todavía faltaban veintiocho años para que ellos pudieran susurrar con alegría: “¡Paga Zapatero!”.

Desde Manhattan
Comisión 11-S
José Carlos Rodríguez Libertad Digital 19 Junio 2004

El argumento sería el siguiente: George W. Bush inició una guerra contra el régimen iraquí basándose en dos ideas: La presencia de las armas de destrucción masiva y los lazos de Irak con Al-Qaeda. De las primeras no tenemos ni rastro. El segundo pilar se ha derrumbado tras el informe preliminar elaborado por la comisión bipartidista sobre los ataques terroristas del 11 de septiembre. Bush, se dice, mintió al mundo para llevar a una guerra cuyas verdaderas razones no ha puesto sobre la mesa. Venganza de su padre, petróleo, imperialismo...

No obstante la realidad es muy tozuda y no sostiene las ideas arriba expuestas. En primer lugar sí se han encontrado armas específicamente prohibidas por sucesivas resoluciones de Naciones Unidas, aunque no las de destrucción masiva que los servicios de inteligencia, no solo los estadounidenses, creían que se hallaban en territorio iraquí. En segundo lugar, el principal argumento para la guerra fue el reiterado incumplimiento de las resoluciones de la ONU, y que exigían del régimen de Sadam Husein dar pruebas de haber destruido las armas que no solo se sabía que tenía, sino que había utilizado contra su propio pueblo.

Y en tercer lugar, lo dicho por la comisión no tiene el alcance que se le ha asignado. En particular, el informe dice: “no tenemos evidencias creíbles de que Irak y Al-Qaeda cooperaran en los ataques a los Estados Unidos” y que pese a los numerosos, constantes contactos entre el gobierno iraquí y la organización terrorista “no parece haber resultado en una relación de colaboración” en el ataque. Es cierto que el vicepresidente Cheney no ha sido cuidadoso a la hora de distinguir entre los lazos de Irak con Al-Qaeda y la implicación de Sadam Husein en el 11 de Septiembre. Pero George W. Bush ha reaccionado recordando que “nunca dijimos que Irak participó en la organización del 11 de septiembre, pero sí insistimos en que hubo numerosos contactos entre el Irak de Sadam Husein y los terroristas de Al-Qaeda”, lo que también ha sido resaltado por Condoleezza Rice. Y efectivamente es así, si acudimos a las palabras del propio Presidente. En el Discurso sobre el Estado de la Unión de 2003, Bush Jr dijo: “Sadam Husein ayuda y protege a terroristas miembros de Al-Qaeda”. En septiembre del mismo año afirmó “no está en cuestión que Sadam Husein tenía vínculos con Al-Qaeda”.

Sobre la verdad del primer aserto basta recordar que el terrorista de Al-Qaeda Al-Zarqawi estuvo en suelo iraquí, y que recibió del gobierno dictatorial fondos y asistencia médica. Sobre el segundo basta recurrir al propio informe de la comisión. En uno de los párrafos se dice: “Ben Laden también buscó posibles cooperaciones con Irak durante su tiempo en Sudan, a pesar de su oposición al régimen secular de Sadam. Ben Laden, de hecho, había ayudado a islamistas anti-Sadam en el Kurdistán iraquí. Los sudaneses, para proteger sus propios vínculos con Irak, persuadieron a Ben Laden para que cesara este apoyo y arreglara los contactos entre Irak y Al-Qaeda. Un alto funcionario de la inteligencia iraquí hizo tres visitas a Sudán y finalmente se entrevistó con Ben Laden en 1994”. También da cuenta de varios contactos entre ambos, ya tras la vuelta de Ben Laden a Afganistán. A ello hay que añadir que Vladimir Putin ha hecho saber que la inteligencia rusa le advirtió a la Administración Bush de que Sadam Husein planeaba realizar ataques terroristas en los Estados Unidos. Nada indica que no hubiera podido aliarse, si las circunstancias se lo aconsejaran, con Ben Laden. El objetivo era el mismo.

En Europa la reacción de numerosos medios de comunicación se parece a la que resumiría el primer párrafo. Nada sorprendente, si se tiene en cuenta el poco cuidado analítico que tienen muchos medios cuando se juzga al actual Presidente de los Estados Unidos. Más chocantes son las primeras palabras del editorial del jueves del New York Times: “Es difícil imaginar cómo la comisión (…) podría haberlo dejado más claro: Nunca ha habido evidencia de la relación entre Irak y Al-Qaeda, entre Sadam Husein y el 11 de septiembre”. Lo podría haber dejado más claro diciendo lo contrario de lo que afirma: que sí hubo relación entre el gobierno dictatorial y el grupo terrorista, aunque no haya pruebas de que Sadam Husein colaborara en los atentados contra las Torres Gemelas. Es cierto que el informe atenúa la evidencia de la relación que afirmaba la Administración Bush. Pero también lo es que la confirma esencialmente. Con un error tan clamoroso del New York Times no es de extrañar que un político, el candidato demócrata John Kerry, diga que Bush “engañó a América” y que “no dijo la verdad”.

No obstante hay algunas consideraciones en torno a la comisión que no se deben dejar al margen. En primer lugar, el alcance de los planes originales era mucho mayor, ya que se planeó secuestrar no cuatro sino diez aviones, que se estrellarían en distintos puntos de las dos costas. En segundo lugar, que el informe confirma, contra las especulaciones en contrario, la implicación de Ben Laden y su red en los atentados. Y en tercer lugar, que el sistema estadounidense es capaz de dar lugar a comisiones de investigación bipartidistas que llegan a conclusiones de forma independiente. Esto último tiene una clara lectura en España, a las puertas de una comisión de investigación que estudiará los atentados del 11-M. No está claro que la profesionalidad y el patriotismo de los investigadores de la comisión estadounidense sea inspiración para los españoles. En cualquier caso es una prueba más de que se debería mirar a la democracia estadounidense, la más antigua de la historia, con más humildad de la habitual.

Blogoscopio
Carta a Ben Laden
Pablo Molina Libertad Digital 19 Junio 2004

En los últimos días ha causado cierto revuelo la aparición en algunas webs islámicas de una carta del encargado de Ben Laden para asuntos iraquíes, al-Zarqawi, en la que cuenta a su jefe las dificultades que está teniendo para llevar a cabo la misión que le fue encomendada.

Al-Zarqawi, celoso seguidor de la religión de la paz, era conocido en los servicios de inteligencia militar de medio mundo como uno de los terroristas más peligrosos, pero su salto a la fama definitivo ocurrió tras la difusión de las imágenes en las que, tocado con una capucha y rodeado de otros creyentes, ejecutaba el ritual coránico destinado a los infieles en la persona del joven estadounidense Nick Berg, que acabó finalmente degollado.

En realidad, la supuesta carta no es más que una nueva traducción del memorando interceptado por la inteligencia norteamericana el pasado mes de febrero, tal y como ya ha sido reconocido por la agencia que difundió este supuesto nuevo mensaje. En aquella ocasión, Abu Musab al-Zarqawi dio rienda suelta a su afición epistolar con un tocho de más de nueve folios —Alá no le dotó con la virtud de la concisión— en el que hacía honor a su condición de fervoroso musulmán con afirmaciones referidas a los hermanos Chiíes:

“son el obstáculo insuperable, la serpiente acechante, el escorpión astuto y malicioso, el espía enemigo y el veneno penetrante”

Así como al estado de los trabajos encargados por el jefazo:
“a pesar de la tibieza de los que nos apoyan, de la deserción de hermanos y de la dureza de estos momentos, Dios (sic) nos ha honrado con grandes daños a nuestro enemigo. Gracias a Dios, en términos de vigilancia, preparación y planeamiento, hemos sido los responsables de todas las operaciones de martirio llevadas a cabo, excepto las ocurridas en el norte. Gracias a Dios, he completado 25 operaciones por ahora, incluidas contra los Chiíes y sus figuras simbólicas, los americanos y sus soldados, la policía y las fuerzas de la coalición.”

Pero Alá somete a sus fieles a las pruebas más duras; “no hay duda de que nuestro campo de acción está estrechándose y que la opresión alrededor de la garganta de los Mujaidines está empezando a apretarse. Con la diseminación del ejército y la policía, nuestro futuro se está volviendo aterrador.” Parece pues, que el líder terrorista no está tan seguro de que Irak se haya convertido en un nuevo Vietnam para las fuerzas de la coalición.

Abu Musab al-Zarqawi es un palestino jordano de 38 años, que alcanzó cierta fama de valeroso luchador en la guerra de Afganistán contra los soviéticos, adonde volvió en 2000 para construir su propia red de campos de entrenamiento y de rutas clandestinas entre aquel país e Irán.

“En sus campos, al-Zarqawi transmitió a sus leales seguidores sus profundos conocimientos en armas químicas y venenos, ordenándoles a continuación que se dispersaran por todo Oriente Medio y Europa. En la semana del 19 de abril pasado, la policía jordana desarticuló un complot financiado y planeado por al-Zarqawi para hacer detonar 20 toneladas de productos químicos y provocar una nube tóxica en peno centro de Amán. La explosión podría haber asesinado a más de 80.000 civiles y destrozado la embajada norteamericana y el cuartel general de la inteligencia jordana. En una cinta de vídeo mostrada por la televisión de Jordania, el cabecilla de la célula confesaba haber seguido cursos de explosivos y de sustancias venenosas de alto nivel, así como haber prometido lealtad a Abu Musab al-Zarqawi, para obedecerle sin cuestionar ninguna orden suya. (…) La biografía de al-Zarqawi demuestra también el uso terrorista de la inmigración ilegal. La investigación acerca de la masacre de Madrid revela continuas conexiones con al-Zarqawi. Un lugarteniente suyo, un marroquí de 16 años llamado Amer el Azizi, planeó el ataque de Madrid, siendo el vínculo clave entre al Qaeda, la red de al-Zarqawi y las células de inmigrantes marroquíes que colocaron las bombas en Madrid. Azizi también organizó y presidió en 2001 la reunión en España en la que Mohamed Atta y los líderes de al Qaeda dieron los últimos retoques al plan del 11 de septiembre.”

Desde el Sahara polvoriento a las junglas de Indonesia una nueva generación de Osamas Ben Laden está emergiendo para ocupar el puesto de los que han sido asesinados, capturados o forzados a ocultarse. Lo que, por cierto, como se dice en el último número de la revista francesa Commentaire, atlantista y liberal, demuestra lo acertada que fue la decisión de Bush de llevar el teatro de la guerra a Irak, pues obligó a no pocos terroristas islámicos a “replegarse” y convertirse en guerrilleros, con lo que, al menos temporalmente, ha obligado a buena parte de ellos a alejarse de occidente.

ESPAÑA EN UNA CONSTITUCIÓN DE COMPROMISO
Editorial ABC 19 Junio 2004

EUROPA alcanzó ayer un hito histórico al pactar su primer Tratado constitucional. El empeño que movió a los padres fundadores de la construcción europea a sentar en 1957 las bases de una Unión continental, erigida sobre las ruinas de dos guerras mundiales, se vio anoche coronado por un éxito indiscutible, una Carta Magna que aglutina todos los progresos alcanzados en 47 años de cooperación, con sus altibajos, y añade nuevas metas de integración. Los ideales de paz, democracia y prosperidad que alimentaron esta tenaz empresa mantienen hoy su plena vigencia, aunque resulten obvios para las generaciones actuales. España los abrazó en 1986 y desde entonces ha obrado como un socio leal en la Unión, que ha jugado un papel crucial en su desarrollo económico, social y político. El ingreso de España en aquella CEE se produjo tras unas duras negociaciones, que dieron lugar a unas exigentes cláusulas restrictivas y períodos transitorios en capítulos diversos. En el aspecto político, a nuestro país se le asignó un peso institucional insatisfactorio, que a través de sucesivas negociaciones fue corrigiendo. Especialmente notorio fue el éxito de la diplomacia española en la cumbre de Amsterdam (1997) al reconocer por escrito los Quince que España tenía un problema que requería una corrección en el futuro. Ésta se produjo en la siguiente revisión de los tratados en diciembre de 2000 en Niza, también en el Gobierno de Aznar. En esa negociación, España recibió por fin un tratamiento de país grande, con un número de votos en el Consejo cercano al de Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido.

LA fusión de los tratados que culminó ayer en Bruselas, con el advenimiento de la primera Constitución de la UE, dio lugar a una nueva pugna entre los Estados, 25 desde el pasado 1 de mayo, por el reparto del poder en las instituciones de la Unión. El anterior Gobierno defendió la cota de poder alcanzada por un país que aspira a un papel protagonista en la escena internacional, lo que chocó con los deseos del eje franco-alemán, en una actitud defensiva para perder un carácter preponderante.

A causa de estas presiones, España resultó objetivamente perjudicada por la propuesta única, sin opciones, de la Convención Europea, el foro de notables que preparó el primer borrador constitucional. El empecinamiento de una mayoría de países en mantener un texto constitucional inaceptable para, al menos, dos de los Estados miembros precipitó el fracaso de la cumbre de Roma en diciembre pasado.

El Gobierno de Rodríguez Zapatero negoció hasta ayer ese reparto con una decisiva desventaja de salida, propiciada por él mismo cuando claudicó en el principio en nombre del «talante»: la aceptación inmediata, anticipada y sin otra contrapartida que las palmadas en la espalda de Chirac y Schröder del sistema de doble mayoría. Fue una concesión gratuita que pagamos cara.

EL listón situado en Niza ha bajado bastantes centímetros en términos de influencia de nuestro país en las decisiones que en el futuro tomará la UE. Lo que aparentemente ha ganado España al subir el umbral de población necesario para adoptar una decisión, se ve superado con creces por el aumento de influencia de los demás países grandes, Alemania a la cabeza, de los que nuestro país se aleja. El texto, en efecto, refuerza la supremacía de Berlín, el principal beneficiado por el sistema de «doble mayoría» por el que se decidirán muchos asuntos en el Consejo de la UE. Algo menor, pero sustancial, es el incremento de poder relativo conquistado por Reino Unido, Francia e Italia.

Así, Alemania consuma su despegue respecto a Francia en términos de poder en el Consejo de la Unión, algo que Chirac creía hace cuatro años en Niza como irrenunciable. El Reino Unido, por su parte, endureció su posición desde el día en que prometió convocar un referéndum sobre el Tratado constitucional y sacó ventaja de ello, obteniendo satisfacción a todas sus reclamaciones, que van en la línea de tener «menos Europa» al mantener el derecho de veto en asuntos como la política exterior y de defensa, la fiscalidad, los asuntos sociales, los recursos propios de la Unión o la cooperación judicial en materia penal. Zapatero y su equipo estuvieron activos en la negociación, pero la concesión gratuita que nada más instalado en el poder realizó a los países grandes mermó definitivamente su margen de maniobra. El encomiable trabajo de conciliación de la Presidencia de turno de la UE, Irlanda, ha permitido un acomodo decoroso de nuestro país en Europa que por sí solo no hubiera podido mejorar.

Giscard d´Estaing, el presidente de la Convención, todavía soñaba el año pasado con una Constitución europea que sería un texto sencillo, comprensible para todos los ciudadanos y que los niños estudiarían en la escuela. Sin embargo, las casi 300 páginas de la Constitución finalizada ayer, sin ser el galimatías de Niza, reflejan una Unión compleja y plagada de reservas, derogaciones, «frenos de emergencia» y «líneas rojas». Hace seis días que los ciudadanos dieron una muestra evidente de su desinterés respecto de la maquinaria europea, lo que paradójicamente espoleó a los líderes de la Unión en la búsqueda de un compromiso que permitiera redactar la Carta Magna. Un esfuerzo superior resulta ahora imprescindible en el azaroso camino hacia la ratificación de esta emblemática Constitución. No es una norma perfecta pero es nuestra Constitución, la mejor que hemos sido capaces de pactar entre europeos.

Irak y el 11-S
Perdona, Sadam
Cristina Losada Libertad Digital 19 Junio 2004

El PSOE quiere que el PP pida perdón. Por todo, en general y, en particular, por haber apoyado la guerra de Irak cuando se ha demostrado, según la mayoría de los medios de comunicación, que Sadam Husein no tenía nada que ver con Al Qaeda. La lógica de la represalia hubiera sido, pues, más aceptable. Si se demostrara que Irak pagó los cursillos de aviación de los terroristas del 11-S, la guerra hubiera tenido una razón de ser. Como el tío Sadam ocultaba el armamento por orgullo torero pero estaba limpio, incumplía las resoluciones de la ONU por tozudez sunita, no masacraba a su pueblo más que otros dictadores, daba cobijo a algunos terroristas pero no a todos, y charlaba con Ben Laden pero no formó con él una joint venture, no hay justificación que valga.

El gobierno del PP, afirma con perspicacia el PSOE, o se dejó engañar por los malvados yanquis, o mintió deliberadamente al noble pueblo. Cierto que la guerra ya era injusta, inmoral e ilegítima antes de que supiéramos si Irak tenía armas y estaba a partir un piñón con Al Qaeda o no, y que el pueblo no se dejó embaucar tanto, puesto que estuvo siempre en contra. Y ello a pesar de que hace año y pico, cuando se perpetró la intervención, los medios públicos eran del PP, legítimamente, claro, a tenor de la doctrina Caffarel. Pero todo tiene un límite, hasta el poder de la tele manipulada.

En cualquier caso, dijo José Blanco, “lo que afirmaron era falso y las consecuencias fueron muy graves”. ¿A qué consecuencias se refiere? A ver. El pueblo iraquí sufrió la guerra, y sigue bajo el azote del terrorismo…o de la resistencia, como han dicho siempre en la TV de la mayoría de los votantes. También han sufrido graves consecuencias las tropas aliadas y los civiles extranjeros. Pero da la impresión de que se refiere a los atentados de Madrid, pues aunque no sabemos cuándo ni quiénes los planearon, la brújula de los sentimientos socialmente mayoritarios, que van camino de ser fuente de verdad -y de legitimidad entre urna y urna, al menos, para la posesión de la tele-, apunta a que el 11-M fue la consecuencia de la foto de las Azores.

Él sabrá lo que quería decir. Pero antes de que Blanco le exija al PP que redacte este telegrama: “Perdona Sadam stop eras un santiño pero nos dimos cuenta tarde stop también a nosotros nos echaron stop”, debería pasar de los titulares a los textos de las noticias e incluso al original, para que no le suceda lo que a una colega suya con Rumsfeld, y luego tenga que no disculparse.

La Comisión sobre el 11-S investigaba lógicamente el 11-S, y en este primer documento, de doce páginas, dedica sólo un párrafo al asunto Irak-Al Qaeda. En él se dice que Ben Laden “exploró una posible cooperación con Irak” cuando estaba en Sudán, y que “Irak, al parecer, no respondió nunca” a una petición de ayuda del saudí en 1994. Que hubo contactos después de que Ben Laden se mudara a Afganistán en el 96, “pero no parece que condujeran a una relación de colaboración”. Dos allegados del multimillonario saudí, que deben de ser fiables, han negado cualquier relación entre Al Qaeda e Irak. La comisión, en fin, no ha encontrado “evidencia creíble” de colaboración entre ambos en ataques contra USA.

Me temo que Blanco tampoco va a encontrar la prueba que debería exigirse: citas de Bush y compañía justificando la guerra contra Sadam por su colaboración en el 11-S.

Todo menos primos
TONIA ETXARRI El Correo  19 Junio 2004

La visita de Pascual Maragall a Euskadi no resultaba tan fácil como parecía. El presidente de la Generalitat, que antes de ver a Juan José Ibarretxe departió con el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López (las prioridades de partido van por encima de todo), tuvo que moverse en un escenario político ciertamente delicado. Nadie más interesado que él para hacer de propagandista del nuevo talante del gobierno de Zapatero y anunciar que, desde ayer, se inaugura una nueva etapa en la relación entre Euskadi y Cataluña. Y habló de pueblos «amigos y hermanos» y demás familia. Pero, consciente de que el plan Ibarretxe ha puesto en guardia a sus compañeros de Euskadi, el 'president' no quiso 'hacer el primo' y dejó en el escaparate la marca de la diferencia: las reformas de los estatutos que se defienden en las dos comunidades no tienen mucho que ver. Que no es poco que el 'honorable' se metiera en ese fango, aunque fuera para decir que las diferencias residen en las formas. Pero dado que los mensajes de los socialistas, aquí y en la sede de Ferraz, han sido de total oposición hacia el plan soberanista que enfrenta y divide a los vascos, parecía lógico que quisiera, al menos, distanciarse del estilo de un lehendakari al que respeta, pero del que difiere en cuestiones tan esenciales para la normalidad política como la reforma estatutaria. Normal.

Ni tiene que ver el estilo. Ni la realidad de Cataluña está contaminada por el terrorismo. Ni siquiera la composición de los dos gobiernos guarda similitud. Por eso Maragall, que se dio una vueltecita por Ajuria Enea y se dedicó a hablar de normalizar las relaciones, a la hora de llamar a las cosas por su nombre imprimió su propio sello. Nada que ver con el inquilino de Ajuria Enea. El presidente catalán habló de «la España plural» de la que se siente 'asimétricamente' miembro, mientras que nuestros gobernantes tienen un concepto distinto y distante, en el mejor de los casos. Es tal la aversión que tienen a la identificación con España que ni cumplen las sentencias firmes de los tribunales de Justicia, a los que consideran, por cierto, ajenos. ¿Que el Tribunal Supremo ordena la disolución del grupo parlamentario de la ilegalizada Batasuna? A Atutxa no le consta que haya anormalidad alguna en la Cámara vasca. ¿Que la Ley de Universidades se excede en sus competencias ,según la vicepresidenta Fernández de la Vega? La consejera Iztueta ni se inmuta. ¿Que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ordena que la bandera española ondee en el lugar principal de la Academia de la Ertzaintza, en solitario o al lado de la ikurriña? ¿Se elimina el mástil y se acaba el problema!

En esta Euskadi 'cañí ' los políticos hablan de cumplimiento de las recomendaciones del Ararteko . Debe ser más fácil que acatar las sentencias de los tribunales de Justicia. Lo dijo Santiago Abascal desde el Partido Popular. Y dio en la llaga de la contradicción de las últimas legislaturas.

11-M: Uno de los autores tenía contactos en el País Vasco
Los confidentes no alertaron a la Policía antes del 11-M
Uno de ellos, Rafa Zouhier, puso a la Guardia Civil sobre la pista de «El Chino» seis días después de los atentados El juez del caso considera que todos los explosivos y detonadores fueron sustraídos de las minas de «Caolines de Merilles»
El juez que investiga los atentados del 11-M, Juan del Olmo, considera que los confidentes Rafa Zouhier y José Emilio Suárez Trashorras no comunicaron a las Fuerzas de Seguridad del Estado en fechas previas a la masacre «dato alguno sobre los preparativos, intenciones o actuaciones» de sus conocidos en relación con actividades terroristas. Según se desprende de la transcripción de una conversación telefónica, Zouhier puso a la Guardia Civil en la pista de Jamal Ahmidan , «El Chino» seis días después del 11-M. El magistrado sostiene que, aunque la investigación sobre la obtención y transporte de los explosivos no está concluida, todo indica que fueron sustraídos, al igual que los detonadores de las minas de «Caolines de Merilles»
Zouhier, el confidente de la Guardia Civil (arriba, a la izquierda), alertó el 17 de marzo de la implicación de «El Chino» (a la derecha) en los atentados del 11-M
Josefa Rodríguez La Razón 19 Junio 2004

Madrid- En una extensa resolución judicial notificada ayer a las partes, el juez Juan del Olmo, facilita los primeros datos oficiales de la investigación judicial sobre los atentados del 11-M. En él incluye la transcripción de una conversación telefónica en la que el confidente Rafa Zouhier pone a la Guardia Civil en la pista de Jamal Ahmidan, «El Chino», seis días después de la masacre.

El magistrado señala a Jamal Ahmidan, uno de los suicidas del piso de Leganés, como máximo responsable de la obtención de los explosivos y detonadores y de la fabricación de los artefactos. Asimismo, afirma que, de acuerdo con los informes policiales, los explosivos y detonadores empleados en los atentados del 11-M y en el artefacto colocado en las vías del AVE, así como los hallados entre los restos del piso de Leganés en el que se suicidaron los principales implicados, procedían de las minas asturianas de «Caolines de Merilles», empresa en la que había trabajado el ex minero José Emilio Suárez Trashorras.

Aunque la investigación sobre la procedencia y el transporte de los explosivos no está terminada, el juez detalla que Trashorras mantuvo reiterados contactos telefónicos con Ahmidan y que fue presuntamente el que se encargó de facilitar los explosivos a los terroristas. Tras resaltar la «falta de control» de la mina, afirma que esos explosivos fueron sustraídos, en cartuchos sueltos o bolsas, de la mina «Conchita», de forma periódica, y se iban colocando en «determinadas zonas protegidas» cercanas a esta explotación, para finalmente ser recogidas en los lugares previamente acordados.

Asimismo, concluye que las primeras entregas de explosivos a los terroristas fueron realizadas el 5 de enero. En esa fecha, Trashorras entregó al imputado Sergio Álvarez una bolsa con explosivos que éste trasladó a Madrid en autobús y entregó a Ahmidan. También señala que el artefacto que se encontraba en la mochila que no llegó a estallar estaba en buen funcionamiento y que el hecho de que no explosionara fue fruto de la casualidad.
El juez acordó ayer la puesta en libertad de la esposa de Trashorras, Carmen Toro, de su hermano Antonio y de Sergio Álvarez, y decretó la prisión del vigilante Emilio Llano, Iván Granados y Raúl González.

Las fuerzas de seguridad saudíes matan al líder de Al Qaeda en Arabia tras la decapitación del rehén Johnson
Al Qaeda anunció ayer que habían asesinado a este rehén norteamericano, Paul Johnson, en Arabia Saudí
El grupo vinculado con la red terrorista de Ben Laden advierte de que realizará operaciones similares
Riad Efe Estrella Digital 19 Junio 2004

Las fuerzas de seguridad saudíes han confirmado que dieron muerte esta madrugada en un barrio de Riad a tres terroristas de Al Qaida, entre ellos Abdulaziz Al Moqren, considerado líder de esa organización terrorista en la Península Arábiga, según las cadenas de televisión por satélite Al Arabiya y Al Jazira. El enfrentamiento entre la policía y los terroristas tuvo lugar en el distrito de Malaz, en el centro de la capital del reino wahabi, pocas horas después de que Al Qaida anunciara la muerte por decapitación del ciudadano estadounidense, Paul Marshall Johnson, secuestrado el pasado sábado en esa ciudad. Las fuerzas de seguridad saudíes han detenido a otros diez miembros de Al Qaeda en la mañana de hoy sábado. Un grupo vinculado con la red Al Qaeda anunció ayer que decapitó al ciudadano norteamericano Paul Marshall Johnson, secuestrado el pasado sábado en Riad, y advirtió que realizará acciones similares en el futuro.

Según las cadenas de televisión, los otros dos muertos en el enfrentamiento son los hermanos Al Dajil, cuyos nombres figuraban en la lista de los 26 terroristas mas buscados en el reino wahabi, difundida recientemente por las autoridades.

Al Moqren, de 33 años, diecisiete de los cuales fue militante de Al Qaida, había combatido en las filas de esa organización terrorista contra la ocupación soviética de Afganistán, antes de viajar a luchar con los "muyahidin" (combatientes islámicos) en Bosnia y Sudán, según dijeron las cadenas de televisión en árabe.

Al Moqren, cuya muerte es considerada por los analistas como el golpe más fuerte contra los militantes de Al Qaida de los últimos meses, se convirtió en el principal representante de la red terrorista en la Península Arábiga tras la muerte de su antecesor Jaled al Hay, en otro tiroteo con las fuerzas de seguridad saudíes en marzo pasado.

Además, las fuerzas de seguridad han detenido a otros diez supuestos terroristas vinculados con el presunto líder de Al Qaida en la Península Arábiga Abdulaziz Al Moqren, muerto anoche en un tiroteo con la policía en Riad, según informó ayer sábado la cadena de televisión árabe Al Arabiya.

Las detenciones tuvieron lugar durante la operación policial iniciada en la capital saudí y según la emisora, los diez detenidos forman parte de la célula de Al Moqren, que se identificó en varios comunicados hechos públicos en las últimas semanas como líder del grupo "Al Qaida en la Península Arábiga".

El crimen del rehén estadounidense fue anunciado en un comunicado hecho público en una página en Internet, junto al cual la organización terrorista difundió dos fotos del cadáver de la víctima.

"Hemos cumplido nuestra promesa y matado al rehén Paul Marshall después de que expirara el plazo... les hemos hecho ver algo del sufrimiento de los musulmanes a los que se ataca con helicópteros Apache y sus misiles", expresa el comunicado.

Advierte que, "Dios mediante, continuaremos nuestro camino en la lucha de los enemigos de Dios".

Campaña en busca de captores
Las autoridades saudíes no han comentado hasta el momento esta información, mientras que las fuerzas de seguridad continúan sin descanso su campaña en Riad para detener a los autores del secuestro de Johnson, de 49 años, empleado de la empresa que fabrica los helicópteros Apache.

Al Qaeda había amenazado el miércoles con matar a Johnson si las autoridades saudíes no liberaban en 72 horas a los militantes del grupo detenidos en el reino wahabí. Esa amenaza terrorista formaba parte de un comunicado divulgado en una página en Internet y firmado por la "Organización Al Qaeda en la Península Arábiga".

Llamamientos
Religiosos saudíes y familiares de Johnson habían multiplicado sus llamamientos para su puesta en libertad ante la inminencia de la finalización del plazo dado por sus captores.

Los medios de comunicación saudíes publicaron llamamientos de los familiares y amigos de Paul Johnson, el primer occidental secuestrado en Arabia Saudí, para que las autoridades de Riad y Washington intensificasen sus esfuerzos para liberarlo.

"Mi padre quiere a Arabia Saudí y a los musulmanes. No ha hecho nada malo a ninguna persona", decía Paul Johnson III, el hijo, según el canal de televisión "Al Arabiya", que también difundió ayer un llamamiento similar de la esposa del rehén, Thanom, de nacionalidad tailandesa.

El jeque Saleh Bin Abdulá al Homeid, imán de la Mezquita de La Meca, el santuario más importante para el mundo islámico, condenó el secuestro y el asesinato de extranjeros en este reino árabe y pidió a los saudíes que protegieran a los no musulmanes residentes en el país.

También recordó que el Islam no tolera los atentados contra la vida o las propiedades de los no musulmanes, mientras instaba a los extremistas vinculados con la red Al Qaida a arrepentirse y a dejar de atacar a los occidentales.

"Tanto la Sharia (Ley Islámica) como las leyes de nuestros gobiernos garantizan la seguridad de los no musulmanes en la tierra del Islam", recalcó el religioso saudí, en un sermón que pronunció durante la oración del mediodía del viernes, a la que asistieron miles de saudíes y de otros países islámicos.

Varios religiosos saudíes han expresado opiniones similares en un momento en el que han aumentado los atentados terroristas contra ciudadanos occidentales en el reino wahabí, y han advertido que la inseguridad tendrá repercusiones negativas sobre la economía saudí.

El príncipe heredero saudí, Abdulá Bin Abdulaziz, pidió esta semana que los intelectuales, religiosos y periodistas de su país se esfuercen para concienciar a la población sobre los peligros del extremismo religioso y del terrorismo para el reino, el mayor productor y exportador de petróleo del mundo.

La Embajada de EEUU en Riad no reaccionó tras el anuncio de la muerte de Johnson excepto para decir que estaba comprobando la veracidad del anuncio de su decapitación . Según la televisión "Al Arabiya", también existe un vídeo de la ejecución de Johnson.

Powell "reforzaremos los esfuerzos"
El secretario de Estado, Colin Powell, afirmó que el asesinato sólo servirá para redoblar nuestros esfuerzos contra el terrorismo" además de expresar sus condolencias a la familia de Johnson.

"Nuestros pensamientos están con la familia de Johnson, que ha mostrado una valentía admirable a lo largo de todos estos padecimientos", indicó el secretario de Estado.

Riera: «El nacionalismo catalán rechazó el Quijote debido a su lengua y su raza»
La escritora habló ayer en el Fórum sobre la recepción en Cataluña hace un siglo de la obra cervantina
La escritora Carme Riera clausuró ayer en el Fórum de Barcelona el congreso internacional «El Quijote y el pensamiento moderno» con una conferencia en la que expuso cuál era la recepción de la obra de Cervantes por parte del nacionalismo catalán en 1905, es decir, cuando en España se conmemoraba el tercer centenario de su publicación. Y dijo, entre otras cosas, esto: «A finales del siglo XIX, El Quijote no aportaba nada a la construcción de la lengua catalana, y por otra parte se le consideraba el máximo exponente de la raza, el talante y el carácter español. Luego, no interesaba».
La escritora Carme Riera cree que el lastre ideológico ya se ha superado, pero que ahora no se lee a los clásicos
Eva Muñoz La Razón 19 Junio 2004

Barcelona- -Para preparar esta ponencia, ha investigando en diferentes archivos...
-Sí. Quizá lo único interesante de esta ponencia es que todo el material es de primera mano. Me di cuenta de que no había nada, sólo esas referencias que de repente te encontrabas aquí y allá y que te hacían pensar que no se entendía El Quijote en Cataluña del mismo modo que en Castilla. Por ejemplo, yo siempre había pensado que «ser un quijote» era ser un idealista, y te encontrabas con que aquí la expresión «fer el quixot» era hacer el imbécil. En realidad yo empecé a trabajar en la recepción de El Quijote en Cataluña en su tercer centenario para mi discurso de la Academia de las Buenas Letras, como homenaje a Martín de Riquer, que yo creo que es el más grande sabio cervantista que existe. Para mí era muy difícil entender el rechazo a la celebración de una obra universal, y me di cuenta que era por el lastre nacionalista. Investigué en la hemeroteca, luego en la Biblioteca Nacional, en Madrid, y luego tomando los textos de los catalanistas.

Una enseña nacional. -¿Se veía desde Cataluña el idealismo quijotesco como culpable de la ruina imperial española?
-Se hizo una lectura del quijotismo que decía que era un idealismo mal entendido, que con elementos quijotescos no se podía ir por el mundo. En ese sentido no sólo los nacionalistas catalanes sino también ciertas personalidades de la literatura castellana lo plantearon. ¿Qué significa eso? Pues algo importantísimo, que El Quijote es el clásico nacional que arrastra todo tipo de posibilidades, un bagaje enorme de ideología, que se convierte en enseña nacional y por tanto sirve para todo.

-Pero no sirve a los catalanistas.
-Efectivamente. A fines del XIX, se empieza a hablar de Cataluña como nación, y aquí, como en otros países del entorno, se apoya esa idea en los conceptos de lengua, raza y usos y costumbres. ¿Y qué sucede? Pues que El Quijote no aportaba nada a la construcción de la lengua catalana, y por otra parte se le consideraba el máximo exponente de la raza, el talante y el carácter español, como escribe por ejemplo Prat de la Riba. Luego no interesaba.

-Pero quizá posturas como las de Prat de la Riba y otros nacionalistas son comprensibles frente a posturas casticistas como las de Unamuno.
-Claro, claro. Es que sacar este asunto fuera de contexto nos llevaría a pensar que los nacionalistas catalanes eran unos energúmenos. No es eso. Del mismo modo que tampoco hay que sacar de contexto las referencias a la raza. Ahora nos repelen, pero están en todos los textos. También en los de Ortega, Costa, Maeztu, Azorín... Todos hablaban de raza. Y lo hacían porque las teorías de Hippolyte Taine lo planteaban, por la influencia del darwinismo. Es decir, era el contexto. Al mismo tiempo, y eso no lo digo yo, lo dice entre otros Raymond Carr, para mostrar las características nacionales de Cataluña había que afianzarse respecto a las dos naciones que tenían al lado, es decir, Castilla por un lado y por el otro Francia. Y había que mostrar toda una serie de aspectos de idiosincracia nacional. Eso es también comprensible. Lo que no podemos hacer, porque estaremos otra vez en la misma tesitura, es convertir esto en un asunto de buenos y malos... No, no, hay que matizar.

-¿Está superado?
-Creo que el lastre ideológico está superado, sin ese magma de adherencias que no favorecían nada. Lo único es que ahora ya no se lee El Quijote. Los clásicos ya no son importantes y ya no asumen esa vindicación del espíritu nacional. Es decir, la controversia se agota cuando la literatura deja de tener interés.

Recortes de Prensa   Página Inicial