AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 9 Julio 2004
Los canales
Alfonso USSÍA La Razón 9 Julio 2004

Los retortijones de Aznar

Julián Lago La Razón 9 Julio 2004

EL PLAN NO AVANZA

Editorial ABC 9 Julio 2004

Gallizo y la reinserción
Iñaki Ezkerra La Razón 9 Julio 2004

REFORMISMO Y EMBOSCADA EN TEHERÁN

Valentí PUIG ABC 9 Julio 2004

La honestidad del PP y la manipulación del PSOE
EDITORIAL Libertad Digital 9 Julio 2004

¿Dónde están las mentiras
Ignacio Villa Libertad Digital 9 Julio 2004

García de Cortázar: «El nacionalismo quiere una España de primera y otra de segunda categoría»
MARÍA DE LAS CUEVAS SANTANDER ABC 9 Julio 2004

AVT sospecha que el PSOE preparará la entrada de etarras en más Universidades
Patricia Arriaga La Razón 9 Julio 2004

El PP hace frente común con la AVT ante los «guiños» del PSOE a los presos etarras

C. M. La Razón 9 Julio 2004

Egibar cede tres concejalías de Lizartza a miembros de una plataforma anulada por el Supremo

EFE Libertad Digital  9 Julio 2004
 

Los canales
Alfonso USSÍA La Razón 9 Julio 2004

La cursilería es epidemia en la política. Ser recordado con emoción y melancolía Julio Anguita, experto en «negociar flecos» y «vehiculizar el diálogo». Yo he intentado en diferentes ocasiones vehiculizar mis diálogos y no lo he conseguido todavía. Me figuro que para vehiculizar diálogos hay que usar palabras redondas, como las ruedas. Los políticos se pasan el día «optimizando» recursos, pero no los han «pesimizado» jamás. La ministra de la Vivienda nos promete decenas de miles de «actuaciones habitacionales». Son más cursis que un lago tailandés con cisnes y nenúfares. Ahora se han reunido en Bilbao Josu Jon Imaz y Arnaldo Otegui, en la sede del Partido Nacionalista Vasco. El delincuente ha sido recibido por Josu Jon con cortesía y entusiasmo. Después de una larga conversación ambos han acordado abrir «canales de comunicación». Ibarreche dirá que «canales y canalas para bien de los vascos y vascas». Cuando los batasunos abren canales de comunicación ya se sabe lo que pretenden comunicar. Lo malo es que también lo saben los nacionalistas burgueses, clericales y ultraderechistas del Partido Nacionalista Vasco.

Canal de comunicación, y gordo, el que ha abierto el socialista Martínez Sanjuan, vicepresidente de la Comisión de Investigación del 11-M, con uno de los testigos. Aprovechando el canal le sugirió lo que sería conveniente que declarase. Es de esperar que dimita el patricio rinconete, granuja e intoxicador. No lo hará. Se ha limitado a decir que sus llamadas a los testigos se ajustan al protocolo. Pero esa investigación baja con aguas sucias y turbulentas desde la primera comparecencia. Parece ser que Martínez Sanjuan fue uno de los principales usuarios de la telefonía móvil el día de la tragedia. Incitó al odio y manejó la mentira. Lo sorprendente es que una persona así vicepresida lo que vicepreside, cuando está claro que no puede vicepresidir nada.

Vuelvo a Imaz. Abrir «canales de comunicación» con los terroristas no entra en las posibilidades de la política. Con Otegui no es admisible la cercanía ni la comunicación. Arnaldo Otegui es un homínido deleznable, un encubridor de criminales, un estratega de la violencia, un defensor de las mayores salvajadas. Jamás ha lamentado el asesinato de un inocente. Alardea de ello, presume con chulería de su distancia con el dolor y la tragedia de las víctimas. Recibir con honores a un miserable de esa calaña y reconocer acuerdos mutuos es una infamia, una canallada. Si Imaz quiere entrevistarse con Otegui que lo haga donde nadie pueda sorprenderle. Abrirle las puertas de la sede de un partido político es algo que produce náuseas. Ni canales de comunicación ni leches.

Pero la inmoralidad ya no asombra en nuestra sociedad. Más que inmoralidad, la amoralidad, la prescindencia absoluta de lo moral. Incluso es noticia que no merece comentarios. No puede haber puertas abiertas, ni despachos dispuestos para recibir a los terroristas. Eso está por encima de ser vasco o no serlo, de ser nacionalista o no serlo, de ser independentista o no serlo. Atentado contra la decencia, la libertad y los derechos humanos.

Para mí, que el despropósito general es títere de ciclos que terminan por desaparecer. Y un día, no muy lejano, el nacionalismo étnico será juzgado con equilibrio y severidad. Y muchos vascos nacionalistas se sentirán profundamente avergozados de sus dirigentes. La demagogia, el oportunismo, la mentira histórica, la manipulación de los hechos ha nublado el horizonte intelectual de una buena parte de la sociedad vasca. Pero todo tiene su fin. Otra buena parte de esa sociedad ha resistido, resiste y resistirá. Y llegará el día en el que se respetarán las ideas y las palabras de unos y de otros. Pero no tendrán sitio ni lugar en esa situación los canallas. Ese sitio y lugar que les ofrecen actualmente los responsables de un nacionalismo cada vez más ciego.

El único canal de comunicación que se puede establecer con un terrorista ¬Otegui, digan lo que digan, es un etarra¬ es el que exige la desaparición de la ETA y la entrega de las armas. Lo que se llama rendición incondicional. Pero mucho me temo que los canales de comunicación que han abierto nacionalistas y terroristas después de la conversación entre Imaz y Otegui no contemplan esa exigencia. Canales de comunicación, por otra parte, que existen y funcionan a la perfección hace décadas. Los inauguró Arzallus, y nadie se atrevió a destruirlos. Y gracias a esos canales el sufrimiento de los inocentes no ha tenido final ni alivio.
Además de cursis, indeseables.

Los retortijones de Aznar
Julián Lago La Razón 9 Julio 2004

O sea, que en eso, bien, que Zapatero será lo que sea, que lo es, pero nadie podrá negarle algunas virtudes políticas, que las tiene. Un suponer, sus condiciones naturales para marear la perdiz, aunque, claro, no todo cuanto se cruza en su camino resulten ser perdices. Ahí está, si no, cuando se le ha cruzado el modelo de Estado, que no sabe qué hacer con él, lo que le tiene seriamente preocupado a alguien tan poco sospechoso como González, que está que alucina, vecina, con la desagregación territorial en marcha.

Así que González coincide con Aznar, fíjense ustedes qué casualidad, en los riesgos que suponen las tendencias soberanistas de algunas autonomías, que es como avisar a Zapatero sobre las peligrosas intenciones de Maragall, sin referirse ad nominen al del tripartito. Eso sí, González dice lo que dice desde la retórica andaluza, suelta y desenfadada, como si viniera de tomarse unos finos, mientras que Aznar dice exactamente igual pero como si regresara de un funeral, lo cual no es lo mismo.

Está claro que en política el lenguaje gestual refuerza en algunos casos el mensaje y en otros lo disloca. Antes Zapatero no hacía otra cosa que mover mecánicamente las manos de arriba abajo y a una distancia de medio metro, lo que daba la impresión de que nos estaba contando el tamaño de la última trucha que había pescado el fin de semana en León. Aznar, por el contrario, no ha dejado de practicar el quietismo escénico manoletista y trágico, solamente roto cuando juguetea con las patillas de las gafas, un tanto distante y displicente, como si diera una manoletina mirando al tendido.

De manera que el otro día se lió la mundial porque Aznar recordó en un seminario de la fundación Faes lo que todos sabemos, y el primero, Zapatero. Es decir, que sin 11-M, el susodicho no se hubiera comido un colín, verdad esta de Perogrullo pero que, manifestada en plan Aznar, a la peña le encabrona. De donde podríamos deducir que al ex presidente el gesto ese de viejo castellano, huraño, desconfiado y sequerón, que mimetizó en su paso por Valladolid como si no hubiera nacido en el Foro, y en Valladolid sigue, le perjudica un huevo, políticamente hablando, y de paso a Rajoy, aunque sea éste ahora quien manda en Génova.

Bueno, pues que González (que practica la «mise en escene» de Mitterrand: de escorzo, desdramatizando y con el codo izquierdo apoyado sobre el atril) coincide de la cruz a la raya con el fondo del discurso de Estado de Aznar, pero no así en el lenguaje gestual, para lo que este último no está especialmente dotado, nos parece. Más o menos lo mismo que Julio Iglesias, que como no sabe qué hacer con las manos ha acabado colocándoselas a la altura del bajo vientre, tal cual si le diera un retortijón cuando canta, que es lo por lo general lo que nos transmite Aznar cuando habla, que, joder, qué poco simpático nos ha salido el del bigote.

EL PLAN NO AVANZA
Editorial ABC 9 Julio 2004

EL último «euskobarómetro» dirigido por el catedrático de la UPV Francisco Llera vuelve a confirmar que el plan Ibarretxe es, ante todo, una estrategia nacionalista y no un proyecto de la sociedad vasca. Según esta encuesta, el 41 por ciento de los vascos está a favor de que PNV y PSOE negocien la propuesta del lendakari y el 20 por ciento opta por su retirada. Sólo el 26 por ciento defiende el plan tal y como está planteado. Y «sólo» una cuarta parte de la sociedad es poco apoyo para una iniciativa que, según Ibarretxe, debería traer la concordia, al menos, por otros veinticinco años.

Con estos datos, el plan del lendakari no está originalmente legitimado para aspirar a sustituir el Estatuto vigente. Pueden los nacionalistas echar mano de su mayoría absoluta parlamentaria -a la que llegan con Socialistas Abertzales- para que el acuerdo político cuaje, al margen de cuál sea la opinión de la sociedad vasca, que no parece entusiasmada con la oferta soberanista de su lendakari. Tampoco provoco gran optimismo en el nacionalismo más rancio, como el de Xabier Arzalluz, quien ha anunciado el fracaso del Plan. Pero el mensaje de Ibarretxe era otro y hablaba de un futuro de integración y convivencia. Así lleva tres años y no ha captado un solo apoyo distinto de los que ya tenía el 13 de mayo de 2001.

Respecto de otras encuestas, y con un aumento sustancial del rechazo a la violencia de ETA, los datos cambian a raíz no del retroceso de ETA, sino de la victoria socialista el 14-M. Hay un evidente ejercicio de revisionismo histórico, mal habitual en la sociedad vasca, por el que los encuestados consideran que con Rodríguez Zapatero se ha producido un cambio de clima político. Pese a que PP y PSOE han compartido las bases de una misma respuesta al PNV y que no ha habido ningún avance constructivo en ningún sentido, la encuesta sólo penaliza a los populares y «premia» al PSOE, reservándole la interlocución con los nacionalistas. Efecto del talante, sin duda. Ésta empieza a ser la situación preferida del PNV, cuyo empeño prioritario es debilitar la alternativa constitucional aprovechando que el PSOE repudia la política de coincidencias básicas con el PP. El PNV no quiere pactar su plan con el PSOE porque es una estrategia de hegemonía nacionalista. Es suficiente que Batasuna asuma su derrota y vote a favor en el Parlamento. Y es suficiente que el PSOE equivoque el diagnóstico de la situación y vuelva a confundirse sobre su responsabilidad en la sociedad vasca y su actitud frente al nacionalismo.

Gallizo y la reinserción
Iñaki Ezkerra La Razón 9 Julio 2004

La Asociación de Víctimas del Terrorismo hizo público ayer un manifiesto ¬suscrito por una decena de colectivos¬ en el que se oponía al grave paso atrás en la lucha contra el terrorismo que supondría el regreso de los presos de ETA a la universidad vasca, tal y como lo ha anunciado Mercedes Gallizo, directora general de Instituciones Penitenciarias. Gallizo dice que no va a tocar la Ley Penitenciaria por el hecho de firmar convenios con la UPV y con otras universidades para que los reclusos etarras puedan cursar estudios fuera de la UNED. Haciendo honor a la verdad hay que decir que este alarde de cinismo sólo es posible gracias a las torpeza y a la precariedad con la que el PP redactó hace un año la modificación del artículo 56 con la que se logró que ETA no se matriculara en la Facultad de Periodismo de Lejona durante el curso que ahora acaba de terminar. El PP se hallaba entonces tan profundamente convencido de que se iba a perpetuar eternamente en el poder que en su modificación daba todas las atribuciones para la interpretación de la misma a la figura del director general. El PP daba por hecho que dicha figura la iba a elegir el propio PP. No contemplaba ni admitía lejanamente la posibilidad de que un día pudiera llegar a ese puesto Mercedes Gallizo con «ideas propias». Pero Mercedes Gallizo ha llegado y el PSOE no va a tener siquiera que anular la modificación para saltársela. Se la va a saltar «respetándola» y acogiéndose a la letra pequeña. Por esa razón el texto de la AVT habla de «fraude de ley», por que se trata de eso, de atentar contra el espíritu de la norma ateniéndose a los requisitos formales para obtener un fin contrario al que se buscaba.

Yo creo que Gallizo nos va a dejar a todos un recuerdo imborrable de su paso por las Instituciones Penitenciarias. Creo que nos espera una verdadera penitencia con Gallizo por el modo vehemente en que nos quiere descubrir el mediterráneo de la reinserción. Creo que hay errores que no son los mismos en 1984 que en el 2004 y que serían muy graves después de todo lo que hemos visto y hemos avanzado con tanto experimento y tanto dolor. Creo que ni la ingenuidad puede ya perdonarse.

José Alcaraz, presidente de la AVT, recordó ayer en su manifiesto que la reinserción empieza por el arrepentimiento y Carmen Alvarez, presidenta de Verde Esperanza, nos invitó a ir a la Audiencia Nacional para hacer compañía a la madre del guardia civil Benigno Villalobos, asesinado en 1994, mientras se juzgaba a Jorge Martínez, el etarra acusado de ese asesinato. Soy una de las personas que fueron y vieron cómo éste retaba a los jueces y a los familiares de la víctima, cómo daba patadas en el cristal de la cámara de seguridad y rompía el micrófono del techo. Creo que tenía que haber estado allí Mercedes Gallizo para conocer a uno de sus futuros catedráticos de Periodismo.

REFORMISMO Y EMBOSCADA EN TEHERÁN
Por Valentí PUIG ABC 9 Julio 2004

TEHERÁN exige que el tribunal que juzga a Sadam Husein tenga en cuenta la larga lista de cargos por la guerra Irak-Irán y, mientras tanto, dos ciudadanos iraníes han sido detenidos por intentar introducir un coche-bomba en el Irak que intenta juzgar a su tirano. Hasta ahora, Irán se había implicado en el hervor iraquí únicamente con financiación y con acciones operativas de sus servicios de inteligencia. En Teherán, amanece con celajes reformistas y cae la noche con la turbulencia contenida de una «realpolitik» concebida, tras la fase del dogma teocrático inicial, por la noción del poder de los ayatollás actuales. La dosis chiíta para el futuro inmediato de Irak es tan fundamental para los reformistas de Jatami como para la línea dura de Jameini porque la sombra de un vecino como el iraquí puede ser aciaga tanto si está fuera de control como en manos de Washington. Con Irán, los Estados Unidos estuvieron en el papel de policía malo al tiempo que la Unión Europea era el policía que se muestra comprensivo y alienta los cambios positivos. En junio, incluso Londres reaccionó como policía bueno y comprensivo al retener Teherán tres lanchas patrulleras de la «Royal Navy».

Algunos analistas suponen que Irán actuó con notable astucia y con una eficaz estrategia informativa al propiciar argumentos y datos -sobre armas de destrucción masiva, por ejemplo- para que los Estados Unidos confirmasen la realidad de Sadam Husein como amenaza. En verdad está ahí la incógnita de Chalabi, quien debía ser el hombre fuerte de Washington en el nuevo Irak y que quedó descalabrado al revelarse sus conexiones con Irán. En su exilio norteamericano, Chalabi había insistido en lo fácil que sería estabilizar Irak tras el derrocamiento de Sadam Husein.

SI Teherán estaba coreografiando pragmáticamente un ballet de aproximaciones y distancias con los Estados Unidos, su imprecisa intromisión en el conflicto iraquí y el desafío a las normas internacionales en materia de armamento nuclear no son un mero artificio de la danza. Es cuestión fundamental saber hasta donde ha podido llegar el ansia de Irán como poder nuclear. Una vasta teocracia con su propio programa nuclear reta el equilibrio en el Golfo y las tramas efectivas de la seguridad internacional.

EL profesor Ray Takeyh ha escrito en «The National Interest» que incluso en la cuestión de armas nucleares, la perspectiva y aplicación de Irak están lejos de ser inmutables por lo que una hábil diplomacia norteamericana pudiera favorecer a quienes en la oligarquía gobernante en Teherán quieren respetar los confines de su compromiso de no-proliferación. Desde este punto de vista cercano al reformismo, se insiste en que la adquisición de armamento nuclear sólo acentuaría las vulnerabilidades estratégicas de Irán y destruiría sus lazos económicos y de seguridad con los Estados del Golfo y con la Unión Europea. En términos eufemísticos, Takeyh sostiene que la beligerancia de Teherán no es absoluta y que los Estados Unidos todavía tienen la posibilidad de establecer un «modus vivendi».

En el día a día, los jueces de Jameini encarcelan a los periodistas del reformismo sin que el poder legislativo controlado por Jatami pueda reaccionar con eficacia aunque cuente con el apoyo de la juventud y la clase media iraní. Esa es la política interior. Es mucho más importante cerciorarse de si existen en Irán dos políticas exteriores -la de Jatami y la de Jameini- o si sólo hay una y verdadera. En casos de urgencia, la que realmente cuenta es la que da su apoyo al terrorismo de la Hizbolá, ofrece refugio a Al Qaida y dispone de plantas para enriquecer uranio.

vpuig@abc.es

La honestidad del PP y la manipulación del PSOE
EDITORIAL Libertad Digital 9 Julio 2004

Las tres primeros días de comisión parlamentaria sobre el 11-M no sólo avalan la tesis de que fue el PSOE y sus acólitos medios de comunicación los que mentían al acusar al Gobierno del PP de mentir por señalar a los galgos y no a los podencos como los autores de la masacre, sino también que desde el PRISOE se está dispuesto a seguir manipulando para tapar y desvirtuar ante la ciudadanía dicha conclusión.

No hay que extrañarse, pues, que Acebes haya querido este jueves salir a la palestra y sacar pecho ante los medios de comunicación, pues la información que han detallado los mandos policiales ante la comisión confirma que coincide con lo que en sus sucesivas ruedas de prensa fue transmitiendo el ex ministro popular. Si algún reproche se ha dirigido contra el anterior gobierno por parte de los mandos policiales es la excesiva claridad y celeridad con la que iba retransmitiendo la información que le suministraban y que podía poner en peligro el fruto de las investigaciones...

Si cainita fue entonces la actitud del PSOE y de sus medios de comunicación ante la información que honrradamente estaba trasmitiendo en ese momento el Gobierno, no menos manipuladora es la actitud que siguen mostrando los socialistas ante lo que empieza a quedar en evidencia en la comisión de marras. Si el otro día ya destacábamos que la versión del portero, que adelantaba el descubrimiento de los detonadores y las cintas a la mañana del 11-M, era desmentida tajantemente tanto por el comisario jefe de Alcalá como por el informe del subdirector general de la policía, con posterioridad hemos tenido conocimiento de la llamada que al portero le hizo poco antes de su comparecencia el vicepresidente socialista de la comisión y que fue negada por el compareciente al asegurar que no había mantenido ninguna clase de contactos con ningún político.

Más vergonzoso que este perjurio resulta, con todo, la actitud del Gobierno socialista ante la información de El Mundo que aseguraba que el confidente Zourier estaba siendo presionado en la cárcel por agentes de la guardia civil para que no declarara ni ante el juez, ni ante los medios de comunicación ni ante la comisión de investigación. Los socialistas se han negado tanto a la comparecencia del ministro del Interior para que de explicaciones del asunto. Encima, este jueves hemos sabido que los socialistas se niegan no sólo a la comparecencia del propio Zouheir, sino a la de cualquier otro confidente, que estos implicados no están siendo investigados, que se ha cerrado cualquier investigación que pueda conectar a los islamistas con ETA, que el Comisario general de Información es un hombre de confianza del PSOE, que los socialistas se han negado a que conteste si ha acudido últimamente a la sede del PSOE en Gobelas, concretamente el 28 de junio, si ha hablado por teléfono con algún diputado del PSOE o si ha participado en la elaboración del programa electoral de los socialistas...

Y si hablamos del PSOE —¿qué decir de la forma en que están actuando los medios de Prisa? Como botón de muestra, valga la forma en que El País ha informado en su pagina web del asunto del Titadine.

Los comparecientes policiales han acreditado que Acebes no mintió al hablar en su primera comparecencia de Titadine sino que se limitaba a dar la información que por error le había suministrado un responsable policial respecto a la clase de dinamita encontrada y que en realidad se trataba de Goma 2, dinamita que en el pasado también había sido utilizado por ETA. En cuanto al ministro se le informó del error al que se le había inducido, este dejó de hablar de Titadine para hablar de dinamita a secas. Pues bien. El País, en lugar de informar este jueves de que las declaraciones de los mandos policiales avalan y justifican la actuación del ex ministro, nos sale con un titular que dice que “Acebes sostuvo que el explosivo era el usual de ETA después de que la policía lo desmintiera”.

Ciertamente, la infamia de los autores de la masacre del 11-M no fue la única que influyó en aquel vuelco electoral...

Comisión 11-M
¿Dónde están las mentiras?
Ignacio Villa Libertad Digital 9 Julio 2004

Este jueves se ha cerrado la primera semana de comparecencias y declaraciones en la comisión parlamentaria sobre los atentados del 11-M. Y desde luego como simple espectador de esos testimonios, se mantiene en el aire una pregunta sin contestar: ¿Donde están las mentiras? Una pregunta que deberán responder los socialistas, con Alfredo Pérez Rubalcaba a la cabeza. El Partido Socialista y a sus socios parlamentarios han sido incapaces de demostrar ninguna de esas mentiras tan cacareadas del Partido Popular, lo que sus altavoces mediáticos repetían como las manipulaciones y mentiras del Ejecutivo de Aznar. Más bien lo contrario. Con la penosa ¿gestión? con el portero de Alcalá han despejado cualquier duda sobre la calaña y la forma de actuación de esta gente.

Lo cierto es que después de tres días de eternas y larguísimas declaraciones la tortilla ha comenzado a darse la vuelta. Inicialmente, gracias a los aparatos de propaganda del PSOE, parecía que era el Gobierno del Partido Popular quién debía de demostrar que actuó rectamente durante aquellos días. La realidad ahora es bien diferente, comienza a ser inevitable y obligatorio que los socialistas expliquen sus mentiras, sus apaños y sus mezquindades. El PSOE, antes o después, visto lo visto terminará empujado por los acontecimientos, y deberá buscar explicaciones y justificaciones sobre la utilización del dolor ajeno y del terrorismo para sacar partido político. Por ello habrá que estar preparados. Va a ser inevitable que los socialistas enciendan el ventilador.

Sólo tres días de comisión parlamentaria han servido para señalar donde está la mentira y donde está la verdad. El Gobierno del Partido Popular pudo gestionar mal políticamente la crisis surgida del 11 de marzo. Pero el Ejecutivo de Aznar no mintió como arma política para salir del paso. La mentira no se utilizó para amortiguar la crisis desde el Gobierno. Lo que ocurrió fue algo muy diferente. Desde el Partido Socialista ayudado por todos los apoyos mediáticos habituales se orquestó una gran campaña contra el Gobierno desde el infundio, el insulto y la calumnia. Una campaña que tuvo su momento decisivo en la violación ilegal de la jornada de reflexión. Y es que el termómetro de la utilidad real de esta comisión de investigación será la clarificación de lo ocurrido en aquella lamentable tarde. Saber como se maquinó todo desde los despachos socialistas y como se diseñó la intervención -sin precedentes en la democracia- de Pérez Rubalcaba. Decían que las mentiras estaban en la calle Génova, tres días de comisión parlamentaria y ya tenemos una conclusión: las mentiras vienen de la calle Ferraz.

García de Cortázar: «El nacionalismo quiere una España de primera y otra de segunda categoría»
MARÍA DE LAS CUEVAS SANTANDER ABC 9 Julio 2004

Unos mitos que retratan un país decadente, atrasado, un país exótico y derrotado que, sin duda, no casa con la realidad y la entorpece. Por tanto, el catedrático defiende que los mitos históricos son inútiles y hay que dejarlos atrás, pues no son propios de la España de hoy: «Democrática, libre, culturalmente avanzada y extraordinariamente rica». Históricamente se recurre a infinidad de mitos falsos para prender en el pueblo una conciencia de nación. Hoy en día siguen existiendo, pero el historiador apostilló que «son sólo fruto de la obsesión étnica y la falta de libertad propios de sociedades crédulas donde no hay ciudadanía».

El trabajo de García de Cortázar, y en general de la historiografía española de reconocido prestigio internacional, ha destapado y puesto fin a muchas de estas leyendas negras. Como la mitificación de la violencia, que generaba héroes jalonados por la sociedad. Esto ya no es propio del pensamiento racional y libre. Tampoco es justa la imagen vigente de una Castilla arcaica e inmóvil, en tanto que los estudios señalan que nunca fue muy imperial, o véase el ejemplo de la Cataluña de diseño y europea, habiendo sido esta región un importante apoyo al pensamiento tradicionalista.

Para García de Cortázar, involucrado activamente en los distintos movimientos cívicos de contestación a los excesos nacionalistas en el País Vasco, en el siglo XXI no hay pueblos, sino ciudadanos y lucha con fuerza desde la Fundación para la Libertad, creada para derrotar el sentimiento nacionalista «que trata de crear una España de primera categoría y otra de segunda. El hecho de diferenciarse de otro ya implica querer ser mejor y estar por encima».

Tacha de «sobrecogedora barbaridad» el deseo de Maragall de que exclusivamente las llamadas comunidades históricas figuren por su nombre en la Constitución, refiriéndose únicamente a Cataluña, Galicia y el País Vasco. Apuntó lo absurdo y mitificado que supone el que haya unas comunidades históricas y otras no, pues todas tienen su historia concreta sin ser más importante una u otra.

AVT sospecha que el PSOE preparará la entrada de etarras en más Universidades
Patricia Arriaga La Razón 9 Julio 2004

Madrid- La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), manifestó ayer que «van a tener muchas Gotzones Mora» si los terroristas vuelven a la Universidad pública vasca. Asimismo, también revelaron que, según el convenio, los terroristas podrán acceder a cualquier Universidad pública española, lo que supondrá, según el escritor Iñaki Ezquerra, «exportar el miedo». «Lo importante de que los presos puedan estudiar en la Universidad pública, además de que se fomenta, aún más el nacionalismo, es el preocupante control que puede tener el sector más radical del nacionalismo, de la Universidad, y, con ésto, el control de la sociedad», aseguró la socialista Gotzone Mora. Ante esta nueva amenaza, las miradas conducen al PSE, según la AVT. Para Mora, «es evidente que el PSE y PNV han mantenido conversaciones, que no se pueden entender si no se analizan en clave partidista». Mora, a pesar de ser miembro del PSOE, no silencia su opinión, y afirma que «con todo el dolor, piensa que está defendiendo mucho más la esencia del partido socialista que muchos dirigentes del País Vasco. La AVT no quiere eliminar, en ningún momento, el derecho a la educación de los presos, pero sí quiere evitar las continuas presiones y agresiones, a las que dicen ser sometidos los profesores de la UPV. Para esto, la Asociación aconseja el estudio por la Universidad a distancia, que cuenta con un sistema de aprendizaje especial para los que no puedan ir a clase.

El PP hace frente común con la AVT ante los «guiños» del PSOE a los presos etarras
C. M. La Razón 9 Julio 2004

Madrid- La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) recibió ayer el respaldo pleno del PP en sus críticas a la política penitenciaria del Gobierno, especialmente por lo «guiños» que observa por parte socialista a la posibilidad de que los presos etarras vuelvan a estudiar en la Universidad del País Vasco (UPV). Tras una reunión de trabajo en la sede del PP, Ángel Acebes compareció en rueda de prensa, junto a la socialista vasca Gotzone Mora y al presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, para anunciar que el PP rechazará cualquier modificación legislativa del Gobierno que permita a los presos de la organización etarra regresar a la UPV. Advirtió que su partido consultará de inmediato al PSOE sobre sus intenciones y, si no se alcanza un acuerdo, pedirá la reunión del pacto anti-ETA.

Reveló que a su organización está llegando la preocupación de «distintos profesores vascos», así como informes concretos sobre las coacciones que les impiden ejercer con libertad su cátedra.

Desde el colectivo de víctimas del terrorismo se denunció la falta de respuesta por parte del Gobierno a la petición de una entrevista y se subrayó al tiempo el apoyo recibido en las filas populares. La AVT lanzará una campaña sobre sus temores acerca de tres cuestiones: el posible regreso de los etarras a la UPV, los «indicios» de que se esté ante el primer paso para aprobar posteriormente un acercamiento de reclusos de ETA y, por último, en defensa del Acuerdo por las Libertades y la Ley de Partidos.

AXURDARIO, HEREDEROS DE BATASUNA
Egibar cede tres concejalías de Lizartza a miembros de una plataforma anulada por el Supremo
El presidente del PNV de Guipúzcoa y alcalde de Lizartza, Joseba Egibar, confirmó este jueves que su partido cederá tres concejales de esta localidad guipuzcoana a vecinos del pueblo, dos de ellos integrantes de una candidatura abertzale ilegalizada heredera de Batasuna, pero negó que sea fruto de un acuerdo con esta plataforma.
EFE Libertad Digital  9 Julio 2004

Egibar explicó que el acuerdo para sustituir a concejales del PNV de fuera de Lizartza por vecinos de esta localidad se ha adoptado exclusivamente con las tres personas que entrarán en el Ayuntamiento y no con la plataforma anulada Axurdario, con la que, dijo, las negociaciones quedaron rotas "hace tiempo". En las elecciones municipales del pasado año en Lizartza concurrieron sólo las candidaturas del PNV y del PP, tras la ilegalización de la plataforma Axurdario, por lo que la formación nacionalista se hizo con los siete ediles del Ayuntamiento.

El presidente del Gipuzko Buru Batzar (GBB) detalló que desde principios de 2004 tres de los siete concejales de su partido en Lizartza y los dos suplentes renunciaron a sus cargos. Hace un mes el PNV propuso a la Junta Electoral Central que fueran sustituidos por María Victoria Beldarrain, José Javier Iparragirre y Aitor Olaetxea, éstos dos últimos integrantes de la candidatura Axurdario, que fue anulada por el Tribunal Supremo antes de las elecciones municipales por su vinculación con Batasuna, tal y como informa este jueves el diario El Mundo del País Vasco.

Desde la toma de posesión de Egibar como alcalde de Lizartza, en un tenso pleno en el que fue insultado, el dirigente nacionalista negoció con Axurdario una fórmula para que los vecinos del pueblo se implicaran en la gestión municipal, ya que los siete concejales elegidos eran de fuera de la localidad. Sin embargo, indicó el presidente del GBB, estas negociaciones no llegaron a buen puerto porque Axurdario pretendía que se nombrara alcalde al anterior primer edil y cabeza de lista de la plataforma ilegalizada, José Antonio Mintegi, a lo que el PNV se negó.

Los elegidos insultaban a Egibar
"Nosotros decimos que las personas que motivaron la ilegalización de la lista -porque pertenecieron anteriormente a candidaturas de HB o EH- en ningún caso pueden entrar", precisó. Egibar, quien ha sido objeto de constantes acusaciones e insultos desde su elección por parte de seguidores de la plataforma anulada, agregó que las tres personas propuestas por el PNV "son de Lizartza, no tienen ninguna causa de inelegibilidad, ni tienen razón por la que no puedan tener la credencial de concejales".

Una vez que la Junta Electoral publique los nombramientos de estos tres nuevos ediles, únicamente el PP, que fue el otro partido que concurrió a las elecciones en Lizartza, puede recurrir la decisión en el plazo de dos días. Egibar, quien explicó que la decisión de ceder tres ediles a vecinos de Lizartza "se ha adoptado en el ámbito de Guipúzcoa", afirmó que su partido pretende extender esta actuación a otros cinco pueblos de esta provincia en los que ningún edil tomó posesión porque los votos nulos superaron a los obtenidos por el PNV.

Para ello el PNV ha efectuado gestiones con "personas representativas" de estas localidades (Itsasondo, Aizarnazabal, Irura, Hernialde y Leaburu), pero por el momento no han aceptado ser nombrados concejales "porque es una situación incómoda que no agrada a nadie".
Recortes de Prensa   Página Inicial