AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 17 Julio 2004

Maltratado Gobierno foral
ALBERTO SUÁREZ ALBA El Correo 17 Julio 2004

A veces las palabras irritan

Amando de Miguel Libertad Digital 17 Julio 2004

Ahora a ver quién mea más lejos
Julián Lago La Razón 17 Julio 2004

REVUELO EN LA SELVA

Jaime CAMPMANY ABC 17 Julio 2004

Presos y UPV-EHU

Cartas al Director El Correo 17 Julio 2004

Aznar rechaza la excepción cultural porque «defiende intereses políticos»

Eva Muñoz La Razón 17 Julio 2004

EL NACIONALISMO CONTRA LA SOLIDARIDAD
www.s
olidaridad.net  17 Julio 2004
 


Maltratado Gobierno foral
ALBERTO SUÁREZ ALBA El Correo 17 Julio 2004

Álava tiene a su servicio a un magnífico diputado general, pero algunos se empeñan en no dejarle trabajar. ¿Qué paciencia viene demostrando Ramón Rabanera Rivacoba, al verse forzado cada jornada a ir retirando los palos que le colocan en las ruedas de la carreta foral!

Son excesivos, aunque siempre puede parecernos de pura salud democrática esa labor de fiscalización, seguimiento y censura ejercitada sobre quien ocupa el principal despacho de la plaza de la Provincia. Para eso están las Juntas Generales: para elegir al mejor, facilitarle los presupuestos adecuados para que triunfe en su labor en beneficio de los alaveses todos , y exigirle resultados. Pero nunca para que los junteros de la oposición no parezcan tener otro propósito que el de derribar al caballo que ocupó en puesto de honor la meta de las elecciones. (Y que Iturritxa no siga insistiendo, 'mesedes', en que el vencedor fue él, porque aquel jaco nacionalista PNV-EA quedó rapidísimamente partido en dos, al convenirle a EA, por evidentes argumentos pecuniarios, formar grupo propio en el legislativo de Vicente Goikoetxea).

Tiene Álava la gran fortuna de poseer un extraordinario diputado general, tan asequible e inteligente como los mejores de sus predecesores. Pero la obsesiva política de obstrucción que protagonizan sus opositores le está impidiendo dedicarle todo el esfuerzo preciso a su agenda de gestión.

Es todo un goteo, y encima de implacable gota malaya, para el desgaste de un Gobierno foral que la muy buena voluntad de éste no merece. Pero que está aquí cada veinticuatro horas: cero patatero alavés para el PP en el reparto de las presidencias de las comisiones («aquello fue de dudosa calidad democrática», opinó el prudente Javier Guevara), imposición de presencia del propio diputado general en plenos de control que el PNV no fuerza a funcionar así ni en Vizcaya ni en Guipúzcoa, obligación de enviar en euskera todas las comunicaciones oficiales a los pueblos (cuando con EA en la Diputación se hacía únicamente en castellano), críticas absurdas a un plan informático en los ayuntamientos subvencionado hasta el euro de cola por la propia Diputación, amenaza de pactar las cuentas para el 2005 ¿sin contar con el propio Gobierno del PP!, latazo por la financiación de unas mimadísimas entidades locales, más palos en las ruedas de la carreta a cuenta de unos naipes de Cincinatti que maldito el interés que habían suscitado antes en la oposición , y así hasta el infinito.

El día tras día en el mismo plan les lleva a los nacionalistas alaveses a soltar, por boca de Aguirre, la 'perla' de que «desde la llegada del PP al gobierno, el retroceso de Álava en materia social ha sido impresionante». Su ya ex jefe de filas, Redondo, ha añadido, en un trepidante ejercicio de cinismo indisimulado, algo que, tras contemplar las actuaciones de su grupo foral, nunca esperaríamos: «Hay que defender aquello en lo que uno cree y respetar lo que piensan los demás; es muy importante saber escuchar». Y hasta le achacan a la Diputación -la misma que ellos dirigieron durante lustros- los siniestros con bichos en la autovía de Altube. Tanta jeta que, como si nunca hubiera existido el ya enterrado 'hombre del maletín', son capaces de acusarle al Gabinete Rabanera de discriminar en sus financiaciones a los ayuntamientos nacionalistas, a pesar de que la diputada Fernández del Castillo viene aplicando a base de transparencia y rigor la misma norma que fue aprobada en su día por el Gobierno foral del PNV (Y eso que hasta alcaldes peneuvistas como Rivas, de Iruña de Oca, rebaten esas acusaciones de discriminación).

De todas formas, parece que a los opositores nacionalistas les va en sus sueldos la obligación del varapalo permanente a los políticos del PP. Pero se entiende peor lo de los socialistas, quienes -¿las insanas influencias de los Eguiguren y de los López?- deben estar aguardando para las autonómicas primaverales del 2005 algún angelical pacto con esos mismos nacionalistas que (¿no se acuerdan?) les expulsaron, y en un par de ocasiones seguidas, del ejecutivo de Lakua.

Estos socialistas alaveses, que ya han colocado a su líder, Javier Rojo, no en el sillón foral sino en la mismísima cima del Senado, apoyaron la investidura del diputado general Rabanera Rivacoba, luego rechazaron su oferta de carteras y ahora le castigan con el pressing cotidiano. «Que me dejen trabajar o que presenten una moción de censura; si creen que hay desgobierno, está en sus manos cambiarlo», clama RRR. Pero eso tampoco: el PSE no está por la moción, sino por jorobar a base de la gota malaya, y sus nacionalistas de al lado tienen que aguantar. O que aguardar hasta las autonómicas.

¿Entretanto? Pues que Álava no puede trabajar a pleno motor y que el acoso e intento de derribo al Gabinete Rabanera («esta oposición sólo quiere meterle el dedo en el ojo a la Diputación», comenta muy gráficamente la vicepresidenta primera de las Juntas, Laura Garrido Knörr) termina perjudicando a todos los alaveses. Por culpa de las apetencias políticas de sólo unos escasos alaveses.

Errores y erratas
A veces las palabras irritan
Amando de Miguel Libertad Digital 17 Julio 2004

Manuel Roselló (Valencia) me aporta una idea interesante. Su argumento es que los actuales nacionalismos en España vienen a representar “la coronación de ese proceso de vaciamiento y masificación” que Ortega describió magistralmente en La rebelión de las masas. Don Manuel compara ese tipo humano de los nacionalistas como una suerte de mentalidad adolescente. Añado yo, y por tanto insegura, violenta, narcisista. Si la imagen fuera cierta, cabe una esperanza: ya madurarán. Sí, pero volverán a ser sustituidos por una nueva camada de adolescentes. Recuerdo que adolescente originariamente quiere decir “el que sufre”. En efecto, en los textos nacionalistas hay un continuo y lacerante sufrimiento. También a los nacionalistas españoles “les dolía España”. A los nacionalistas de todos los tiempos les gusta el color oscuro de las camisas, entre otros símbolos un tanto tenebrosos. No hay que llegar al hacha y la serpiente.

Diego Campos Lóriz (Valencia) se asombra de que en muchos textos de Lengua Española se encuentran frases del tipo “contesta las preguntas siguientes”. El lindo don Diego sugiere que sería mejor “contesta a las preguntas”. Tiene razón mi escrupuloso corresponsal se contesta siempre a algo o alguien. Se admite también el galicismo contestar en el sentido de protestar ruidosamente, y de ahí contestatario, pero esa es otra historia.

Luis David Bernaldo de Quirós Arias me envía todo un memorial sobre la manía curialesca de feminizar todas las profesiones y actividades, al suponer que la designación genérica sirve solo para el género masculino. La operación supone que las palabras que terminan en a son del género femenino. La crítica de este Bernaldo de Quirós (vaya estirpe) es acertada. No tendría sentido que dentista o artista se reservaran solo a las mujeres. Recordaré que las poetas actuales no desean ser poetisas. Valga poeta para los dos géneros, por lo mismo que perito o capataz sirva para varones y mujeres. Esa regla de la simplicidad es compatible ─pienso yo─ con la facilidad con que algunas palabras admiten las dos formas, masculina y femenina: farmacéutico, farmacéutica; actor, actriz; doctor, doctora; director, directora; etc. A mí me gusta mucho “clienta”. Por otro lado, tenemos persona (femenino), individuo (masculino) y habitante (masculino). En los tres casos a nadie se le ocurriría excluir a las mujeres o a los varones de esas categorías. Respetemos esa maravillosa variedad de nuestra lengua. No veamos machismo donde no lo hay. Cierto es que el problema es masculino aunque termine en a, pero la solución es femenina. Las obsesiones sexuales conviene resolverlas en la cama (femenino), no en el léxico (masculino). El lecho (masculino) es más bien el de los enfermos terminales.

Ahora a ver quién mea más lejos
Julián Lago La Razón 17 Julio 2004

Bueno, pues Artur Mas, recientemente reelegido secretario general de Convergencia Democrática de Catalunya, intenta recuperarse de los dos tararatanes electorales, primero en las autonómicas y después en las europeas, que le dejaron mirando a Almería. O mejor, mirándose al tupé a lo Rock Hudson, tal cual si hubiera salido de un combate de boxeo con los independentistas de Carod y los socialnacionalistas de Maragall al mismo tiempo y con el brazo izquierdo atado a la espalda. Vamos, que refundarse o morir, dado que la adversidad ha obligado a la reubicación política de CiU, que más que una federación de partidos parece un sandwich al que le han lanzado bocados electorales por todos los lados. De modo que, como de la necesidad suele hacerse virtud, el liderazgo de Mas (hasta ahora cuestionado, más que nada por su socio Durán i Lleida) ha salido reforzado, y mucho más soberanista, del congreso convergente para poder pasar lo mejor posible la larga travesía del desierto que a CiU le espera.

Para que no tengamos duda, Mas ya ha anunciado que no pactará con ningún partido que no considere una nación a Cataluña. Más o menos el mismo modelo confederal que el de Maragall, el cual ha pasado por la izquierda al nacionalismo tradicional desde lo del tripartito ese, con todo lo que ello significa de descoloque para el electorado catalán. Dicho más claro, que difícil papeleta la del «hereu» de Pujol, quien para sus propósitos soberanistas contará con Felip Puig, portavoz de CiU en el Congreso, el cual no oculta el objetivo de conseguir la independencia para Cataluña, en lo que se parece como dos gotas de agua a Carod, otro que tal baila.

Pues eso, que la nueva CiU ya se sabe dónde quiere ir, Esquerra Republicana está que se sale del mapa, del mapa de España, claro, y el PSC, qué podemos decir del PSC, el cual, tras veinticinco años de albergar dos almas, la socialista y la nacionalista, ya ha resuelto con el tripartido su duda existencial. Bien mirado, en realidad el PSC nunca ha existido sino como lugar de encuentro de la antigua «gauche divine», la pequeña burguesía catalanista y la izquierda no marxista intelectual alrededor de unas siglas, por puritas razones electorales, que diría un mexicano.
O lo que es lo mismo, que entre todos los partidos de Cataluña podrían inventarse un PRI, por supuesto a la catalana, que sería como una crema catalana de olor, color y sabor úricos. Salvo, claro, el PP, que, al haberse quedado solos como los de Tudela, cuentan ahora con el único espacio de centro-derecha no nacionalista, cosa que a Piqué le viene como Dios. Así que parecería lógico que el govern de la Generalitat convocara un concurso para ver quién mea más lejos en sus vindicaciones soberanistas, que desde luego más barato saldría que el Fórum ese de Barcelona que todavía no sabemos para qué sirve, al menos nosotros, que somos tontitos.

REVUELO EN LA SELVA
Por Jaime CAMPMANY ABC 17 Julio 2004

AL final, el Bambi la lía. Este cervatillo, todavía sin colmillos y sin pezuñitas, está organizando un revuelo en la selva que puede acabar en el predominio total de los predadores y en el triunfo general de las especies carniceras, venenosas y carroñeras. Se mete por los lugares más tranquilos del bosque, cruza los claros de luna y va despertando y provocando a su paso a los bichos más peligrosos.

No está contento con la marimorena múltiple que tienen organizada sus ministros y ministras, desde la calidad de enseñanza al trasvase del Ebro, desde el violón que tocan en Bruselas al cine pagado por la televisión, desde el euro catalán sanitario a los despropósitos en Justicia, o desde el hachazo al déficit cero al regreso al 711, con los moros en la costa, que ha denunciado el cardenal Rouco. No, señor. Todo eso no es bastante.

No basta con traer las tropas de Iraq y mandar otras a Afganistán y a Haití, ni con hacerle un corte de mangas a Estados Unidos en vísperas de su alianza militar con Marruecos y sus maniobras conjuntas frente a las islas Canarias, ni con echarse en manos de Francia y Alemania un rato antes de que Francia firme acuerdos con Mojamé VI y ambas potencias rompan el Pacto de Estabilidad, ni con armar la «guerra de las autopsias» sobre los muertos del Yakolev-42, ni con tomarse con seltz la visita de la princesa Ana a Gibraltar y el atraque del «Tireless»... Dios mío, pero ¿cómo se puede hacer tanto disparate en tan poco tiempo? Pues, sí, señor, se puede, se puede. «Tanto sucede en término de un día», avisó el poeta.

Se puede hacer todo eso, pero Bambi no está contento todavía. Hay que revolucionar la selva aún más. Y entonces llega, se pone y va y dice que en las cuentas que presentó el PP cuando estaba en el Gobierno hay un déficit oculto de órdago a la grande, un déficit que abarca el de RTVE, el de Aena, el de Renfe, el del Gif y algunas más. Naturalmente, a Bambi no siempre se le puede meter el dedo en la boca, sobre todo si está aleccionado por Rubalcaba. Se trata de minar y echar por tierra el reconocimiento general de la buena administración y el saneamiento económico que ha llevado a cabo el PP en sus dos legislaturas. Pero he aquí que todo eso queda en evidencia porque fue Pedro Solbes, hoy vicepresidente económico del Gobierno del Bambi, quien aprobó esas cuentas desde su cargo en la Unión Europea, y fue su sustituto allí, Joaquín Almunia, quien felicitó a España por las cifras de su economía.

Y además, para congraciarse con el moro, no se le ocurre al Bambi otra diablura que la de meterse a redentor en la envenenada cuestión del Sahara que fue español, y ahora tenemos de uñas a los saharauis, descontenta a Argelia y a Marruecos desentendido y desdeñoso de la opinión de España. En vista de que a ZP no le hacen demasiado caso en las reuniones de los mandamases europeos, se nos ha ido a África, se ha montado en un camello y se ha metido a arreglar el viejo contencioso, que entre Marruecos, Argelia, los saharauis, Estados Unidos, Francia y algún añadido está más liado que la pata de un romano, como diría un chuleta, por ejemplo, Rubalcaba.

Presos y UPV-EHU
Salvador Ulayar/Hijo de Jesús Ulayar, asesinado por ETA en Echarri Aranaz. Navarra
Cartas al Director El Correo 17 Julio 2004

El PSE-EE pide que etarras presos vuelvan a la Universidad del País Vasco. Eso sí, la señora Celaá aseguró que sería con «un procedimiento que reúna todas las garantías». ¿Menos mal! ¿Palabrita del niño Jesús! Desoyen ella y Patxi López las advertencias y las verdades del barquero que canta Gotzone Mora. Niños de pecho ven lo que Celaá y López no quieren ver: las argumentadas garantías no tienen garante y la postura del PSE-EE es una burla a la sociedad, en especial a las víctimas de semejantes estudiantes. Ambos conocen que muchos de quienes asesinaron a nuestros padres, hermanos o hijos cursaron sus carreras en la UPV y en qué condiciones se hicieron con sus 'valiosos' títulos. Condiciones que las víctimas no hemos conocido ni las queremos. Patxi López calificó de «indignantes» las quejas de Mora. Indignado me tiene él. Excuso decirle dónde puede meter su iniciativa. Espero que el talante y el talento del presidente Zapatero frenen esta injusta e inmoral pretensión del PSE-EE en compañía de conocidos constitucionalistas y leales cumplidores de las sentencias del Supremo, o sea, el tripartito y la ilegal SA ¿Casi nada!

Aznar rechaza la excepción cultural porque «defiende intereses políticos»
El ex presidente del Gobierno participa en un curso de la FAES junto a José Jiménez Lozano
El ex presidente del Gobierno José María Aznar inauguró ayer el curso «La cultura en español y la excepción cultural europea» que hasta el próximo domingo acoge el Campus de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que él mismo preside. Una intervención que no estaba prevista y en la que reiteró su oposición a la excepción cultural europea en su convicción de que «un político debe defender la libertad» y que esa política de protección que ahora abandera el actual Gobierno socialista «va en contra de una visión liberal y abierta de la cultura y defiende intereses políticos». .
Eva Muñoz La Razón 17 Julio 2004

Navacerrada- José María Aznar articuló su intervención sobre la idea de que la obligación de un político es defender la libertad. De ahí la necesidad de «combatir las ortopedias, las cuotas obligatorias o esa forma de censura moderna que es la corrección política». Y de ahí también, prosiguió, «mi oposición a la excepción cultural, puesto que va en contra de una visión abierta y liberal de la cultura y defiende intereses políticos». «Lo que no quiere decir ¬concluyó¬ que no se deban tener en cuenta las singularidades culturales».

José María Aznar aclaró que hay quien entiende mal el estado liberal, concibiéndolo como necesariamente pasivo en materia cultural, y reivindicó «un estado liberal activo que tiene mucho que hacer en la vigilancia, fomento y estímulo de la cultura y la educación». Ahora bien, puntualizó, «una cosa es el estímulo fiscal a través de la legislación de fundaciones y mecenazgo, y otra muy distinta es decir a los escritores lo que tienen que escribir, a los artistas lo que tienen que exponer y a los espectadores lo que tienen que ver».

Aznar, que intervino antes del Premio Cervantes José Jiménez Lozano, señaló «la suerte que tenemos los españoles de pertenecer a una de las grandes culturas del mundo». Una cultura que es «uno de los principales activos que tiene España, tanto para su cohesión interior como para su proyección exterior», y que explica asimismo la existencia de una nación española. «Hay una cultura española porque hay una nación española. Y hay una nación española, aunque a algunos les cueste reconocerlo, porque hay una cultura española», dijo. «Eso no significa ¬matizó¬ que no haya una cultura catalana, andaluza o extremeña».

Por su parte, José Jiménez Lozano planteó en su conferencia «Cultura y responsabilidad de los poderes públicos» tres paradigmas que, a lo largo de la historia, recogen las relaciones entre el poder y la cultura. El primero, que históricamente sitúa «de Adriano a los Antonianos», es aquel en que «el poder se implica en la producción cultural tratando de crear las condiciones óptimas» pero que, tal como pone la historia de manifiesto, «si no hay una cultura real y viva, resulta perfectamente inútil». El caso opuesto sería el del Renacimiento, «en que el poder o el mecenas no pretenden producir nada». Las obras de la cultura se producen naturalmente «y el poder las compra o ejerce el mecenazgo». Por último, el escritor señaló una tercera categoría, a saber, la definida por la relación entre el poder eclesiástico y los artistas románicos, «que pintaban según su talento y su arte».

José Jiménez Lozano parece tener muy claro cuál debe ser hoy el papel de los poderes públicos en relación con la cultura: «Que paguen la instrucción, que sepan lo que compran, y que se ocupen de conservar el patrimonio. Y se acabó». La liquidación de la cultura tradicional a manos de la ideología y del poder tornan en «risible», a juicio de Lozano, «la cantinela de la cultura vendida al mercado». El autor está de acuerdo en que «la destrucción de la cultura antigua y la sustitución por la cultura mediática es algo que puede imponer la comercialidad». Sin embargo, asegura, «sólo temporalmente, pues el mercado no tiene interés sino en la mercancía, y si los ciudadanos dejan de aceptar basura, el mercado dejará de suministrarla».

Miguel Ángel Cortés, ex secretario de Estado de Cooperación Internacional y actual portavoz adjunto del grupo popular en el congreso, abundó lo dicho por Aznar acerca de la excepción cultural europea, que, considera, daña a la cultura en español, «puesto que no se está teniendo en cuenta que la cultura en español es una cultura en la que sólo el diez por ciento de los hispanohablantes son europeos. Y, por tanto, con ella, se está privilegiando el cine francés, austríaco o sueco frente al argentino, cubano o mexicano, tan no europeo como el norteamericano».

EL NACIONALISMO CONTRA LA SOLIDARIDAD
www.solidaridad.net  17 Julio 2004

Militantes del Movimiento Cultural Cristiano (MCC) y del partido político Solidaridad y Autogestión Internacionalista (SAIn) hemos presentado una denuncia judicial ante las amenazas de un representante comarcal del BNG y las agresiones de miembros de Nós-UP.

No es la primera vez que nos ocurre. Además de defender nuestros derechos, consideramos importante hacer un llamamiento a toda la sociedad, advirtiendo de lo frágil que es nuestra democracia cuando toleramos que estas cosas sucedan. Estos no son hechos aislados: carteles violentos en la calle y en la universidad, amenazas a profesores por usar el castellano en las aulas, agresiones físicas a ciudadanos y a cargos políticos,... todos los afectados merecen nuestra solidaridad. ¿Tan enferma está esta sociedad que acaba considerando el recurso a la violencia como una anécdota que sólo debe preocupar a quien la sufre? ¿Es que no sentimos que toda la sociedad es! agredida cuando dejamos campar a personas que entienden la violencia a sus contrarios como una forma de afianzar sus posiciones?

Tanto el MCC como SAIn son no-violentos. No estamos dispuestos a consentir que crezcan los que prefieren imponer sus ideas por la fuerza y la represión.

Hacemos un llamamiento a la sociedad gallega, a expresar su solidaridad con las personas agredidas y amenazadas y a construir una sociedad libre y solidaria.


Recortes de Prensa   Página Inicial