AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 22 Septiembre 2004

Un océano de demagogia
Alejandro MUÑOZ ALONSO La Razón 22 Septiembre 2004

RODRÍGUEZ TIENE RAZÓN
Antonio BURGOS ABC 22 Septiembre 2004

«ZT»
Román CENDOYA La Razón 22 Septiembre 2004

ZP en Nueva York
EDITORIAL Libertad Digital 22 Septiembre 2004

Cursilería peligrosa
Ignacio Villa Libertad Digital 22 Septiembre 2004

ZAPATERO Y LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES
LUIS IGNACIO PARADA ABC 22 Septiembre 2004

ZAPATERO EN LA ONU DE LAS MARAVILLAS
Editorial ABC 22 Septiembre 2004

El maestro
Tomás CUESTA La Razón 22 Septiembre 2004

Igualdad de sexos
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 22 Septiembre 2004

El nihilista
Agapito Maestre Libertad Digital 22 Septiembre 2004

España se desploma ante la ONU
Isabel Durán Libertad Digital 22 Septiembre 2004

Un feminista en Nueva York
Susana Moneo Libertad Digital 22 Septiembre 2004

Otra vez Elkarri
Juan BRAVO La Razón 22 Septiembre 2004

El estado experimental
Aleix Vidal-Quadras La Razón 22 Septiembre 2004

ZP supera a González en su asalto a la Justicia
EDITORIAL Libertad Digital 22 Septiembre 2004

Aznar se estrena en Georgetown: El problema de España con Al-Qaeda empieza en el siglo VIII
EFE Libertad Digital  22 Septiembre 2004

Víctimas de ETA dan testimonio de su miedo en el documental Voces sin libertad
EFE Libertad Digital  22 Septiembre 2004

Borrell abrirá un debate en la Eurocámara sobre la aplicación del régimen lingüístico
AGENCIAS/BRUSELAS  El Correo 22 Septiembre 2004

UA irá en solitario a las autonómicas con Enriqueta Benito como cabeza de lista
VITORIA  El Correo 22 Septiembre 2004

Los lingüistas calculan que en el mundo se hablan 8.500 idiomas
(e. á. | santiago) La Voz  22 Septiembre 2004

 


Un océano de demagogia
Alejandro MUÑOZ ALONSO La Razón 22 Septiembre 2004

¿Vivimos en democracia? La pregunta puede parecer impertinente y hasta ofensiva pues nadie duda de que España –¿se puede seguir utilizando este nombre?– posee todos los requisitos formales de la democracia: elecciones libres, pluralismo político, Parlamento, derechos humanos y libertades públicas... Pero la interrogación puede ser oportuna si recordamos que, nada menos que hace veinticinco siglos, Aristóteles ya advertía de la irrefrenable tendencia de todos los regímenes a la degradación, lo que les conducía a formas perversas, caricaturas de las formas puras y alejadas de sus principios y valores. La observación de lo que sucedía en su época le llevaba a la conclusión de que la monarquía se convertía con demasiada facilidad en tiranía; la aristocracia, en oligarquía, y la democracia («politeia» la llamaba él), en demagogia. Por eso, de Polibio (régimen mixto) a Montesquieu (división de poderes), se han inventado mecanismos que eviten esa degradación a la que tantos regímenes son proclives.

En la actualidad, muchos sistemas son formalmente democráticos, sobre todo porque se basan en la legitimidad que dan las urnas pero fallan en casi todo lo demás. De ahí que algunos especialistas hayan elaborado una nueva categoría, la de las «democracias electorales», que celebran regularmente elecciones pero ni respetan los valores y principios de la democracia (por ejemplo, la división de poderes, los derechos fundamentales, el respeto a las minorías... ) o atentan directa o subrepticiamente las bases constitucionales del sistema. Algunos anglosajones hablan de «illiberal democracies», apuntando a su falta de cultura liberal. El mundo está lleno de este tipo de regímenes que se han degradado hasta llegar la demagogia, convertida en sistema. Algunos ejemplos vienen inmediatamente a la consideración, como la «república bolivariana» de Chávez en Venezuela. Pero, sin ir más lejos, el empacho demagógico puesto en marcha por el actual Gobierno socialista español es tan ostensible que se puede afirmar que, en estos momentos, España representa un modelo casi «perfecto» de demagogia institucionalizada.

Aquí existe, actualmente, un Gobierno asentado sobre los tres pilares que representan la esencia misma de la demagogia. El primero de esos pilares consiste en supeditar cualquier atisbo de programa (el PSOE carece de cualquier cosa que se pueda llamar así, salvo la voluntad de apalancarse en el poder) a lo que en cada momento parezca más rentable electoralmente, así como a los deseos, caprichos e intereses de los socios o aliados por antitéticos que sean con los propios principios y con eso que antes se llamaba el interés nacional. Carecer de ideas propias, sustituidas por la vaciedad del «talante», se convierte en mágica fórmula de gobierno. Y ahí tenemos a Zapatero afirmando que está dispuesto a aceptar todo lo que le pidan sus socios, en primer lugar Maragall, decidido éste a desmontar el Estado en beneficio propio, que no de Cataluña.

El segundo pilar es la inquina por descalificar y deslegitimar todo lo hecho por el único partido que puede poner en peligro esa obsesión del PSOE por convertirse en el PRI español. Al servicio de ese designio se utiliza descaradamente la mentira, esa arma predilecta de todos los demagogos, se tergiversa todo lo imaginable y se engaña al pueblo, una buena parte del cual parece sentirse feliz en ese universo virtual de la patraña. En el colmo del cinismo, estos mentirosos patológicos, encabezados por ese minimaquiavelo llamado Rubalcaba, no cesan de llamar mentirosos a sus adversarios, aunque sea evidente quién miente aquí, quién ha mentido siempre y quién dice la verdad. O viene Bono (por cierto, ¿dónde está el decreto retirándole aquella insólita y autoconcedida gran cruz?) y se queda tan tranquilo diciendo que el PP afirmó que la plena profesionalización de las Fuerzas Armadas tenía un coste cero, cuando todos los que participamos en aquel proceso sabemos que se insistió hasta la saciedad en que el ejército profesional es, siempre, mucho más caro.

El tercer pilar de la demagogia viene dado por la voluntad de plegarse a lo que la opinión pública pida en cada momento, renunciando al papel pedagógico que le atañe a todo gobierno para explicar a los ciudadanos que a veces hay que hacer cosas difíciles o poco gratas porque el interés nacional lo requiere. La retirada de nuestras tropas en Iraq, en el momento en que más necesarias eran para contribuir a la difícil estabilización de aquel país, de acuerdo con las resoluciones de Naciones Unidas y con las peticiones de otros responsables, como el recién elegido presidente de la Comisión Europea, Barroso, es el ejemplo más claro de esa demagogia barata y suicida. Que sea ésa la decisión de la que está más orgulloso Zapatero dice todo acerca de la calidad de estadista de quien actualmente ocupa La Moncloa convertida, por cierto, en pasarela de moda de unas ministras que posan, mientras sus colegas masculinos pasan. Pasan de todo. Y cuando no pasan es peor porque la incompetencia resplandece aún más.

Zapatero, con un desconocimiento difícilmente superable de nuestra situación geoestratégica y de sus exigencias, se ha malquistado con los EE UU y, como compensación, ha querido acercarse a Francia y a Marruecos, dos países cuyos intereses están sobradamente demostrado por la historia que no coinciden casi nunca con los españoles. Pero de la política exterior (¿) de Zapatero habría que tratar con mucho más detalle. Iba a escribir que, en estos momentos, el mundo rueda a espaldas de Zapatero, pero me parece que, a efectos de política internacional, Zapatero no tiene espalda ni, menos aún, fachada. España ha entrado de nuevo en la insignificancia, ha dejado de ser un país fiable. Despreciado por quienes se sienten traicionados, pero despreciado también por los otros, porque cuando un país rompe de un modo tan flagrante sus compromisos internacionales pierde credibilidad porque se piensa que quien la hace una vez la puede hacer otras muchas veces.     Alejandro Muñoz Alonso es senador

RODRÍGUEZ TIENE RAZÓN
Por Antonio BURGOS ABC 22 Septiembre 2004

NO es que me haya pasado al enemigo, tras gritar aquello que sonaba en las líneas del frente de la guerra incivil, de trinchera a trinchera:

-¿Hay por ahí alguno de Sevilla?

Como quien por hay ahí es uno de León, en el sillón Vogue de la Moncloa donde antes estaba uno de Valladolid y antes de este antes otro de Sevilla, estoy donde he estado siempre. En el sitio de donde algunas veces, por no enmendar la figura, me quitó el toro. Y, abierto el compás, despatarrado, tras oír a ZP que el terrorismo se combate con la igualdad de sexos, tengo que reconocer solemnemente que Rodríguez, vulgo Zapatero, tiene toda la razón. Teniendo en cuenta estos tres factores:

1. Que se cumple una vez más la Ley Woody Allen de los presidentes del Gobierno del Reino de España cuando se meten en carretera. También podía llamarse, en términos de Física, Principio del Calentamiento Bucal. Por ahí, lejos, con las horas cambiadas, a los presidentes se les calienta la boca y dicen lo que aquí callan. Woody Allen total: «Todo aquello que usted hubiera querido decir en España pero a ver quién tiene cojones de decirlo allí».

2. Que aun cumplida la Ley Woody Allen y el Principio del Calentamiento Bucal, ZP no tiene nada que ver con Forrest Gump. Tonto es el que dice tonterías, nunca el presidente del Gobierno.

3. Que en punto a la debatida cuestión de que «la igualdad de sexos es más eficaz contra el terrorismo que la fuerza militar», tiene toda la razón. Le haría una matización, a modo de extensión, de excursión facultativa en su visita turística a la Zona Cero Zapatero: si a la igualdad de sexos le añadimos la igualdad de género, de género gramatical, la eficacia será a prueba de bombas, de bombas colocadas en los trenes de las criaturitas por unos chorizos zarrapastrosos y unos chivatos de los maderos capaces de diseñar la más alta estrategia política del qué, del cómo y sobre todo del cuándo.

Subiéndome, pues, a la Pasarela Cibeles de la Lengua y siguiendo la tendencia puesta de moda por Manuel Chaves con lo de españoles y españolas, ciudadanos y ciudadanas, reconozco solemnemente la eficacia de la igualdad de sexos contra el terrorismo.

Sí, señor Rodríguez, mucha igualdad de sexos y de géneros es lo que hace falta aquí contra el terrorismo, ha hecho usted muy bien en recordarlo, vamos a dejarnos de cuentos. El terrorismo como mejor se combate es con leyes y leyas, con jueces y juezas, con Garzones y Garzonas, con policías y policíos, con picoletos y picoletas, con Savateres y Savateras, con Foros Ermuas y Foras Ermuos, con escuchas telefónicas y escuchos telefónicos, con redadas y redados, con cárceles y cárcelas, con condenas y condenos, con cumplimientos íntegros de penas y cumplimientas íntegras de penos, con detenciones y detencionas, con dureza y durezo, con consenso democrático y consensa democrática, con dos pelotas y dos pelotos.

Así, lograremos que a la violencia y al violencio la llamemos terrorismo y terrorisma. Que no haya más lucha armada y lucho armado, sino crimen y crímena. Que los activistas y activistos sean asesinos y asesinas. Los liberados y liberadas, criminales a sueldo y criminalas a suelda. Los legales y legalas, fichados por la Policía y fichadas por el Policío. Y que a los ilegales e ilegalas les digamos lo que son, no fichados por la Policía y no fichadas por el Policío. Espero que la tesis de Zapatero no se ponga zapatera. Como las aceitunas.

«ZT»
Román CENDOYA La Razón 22 Septiembre 2004

«La igualdad de sexos es mucho más efectiva contra el terrorismo que la fuerza militar». Solemne tontería. Dolorosa estupidez. Rodríguez nació tarde, tenía que haber conocido a Alá y Mahoma para convencerles de que el islam no fuera como es. Tenía que haber hablado con Sabino Arana para que fuera cosa de sexo y no de raza.

¿Acaso se refiere a que todo el mundo tiene que tener el mismo tamaño de miembro? Quizás crea que su modelo de cantidad de sexo, que no de calidad, va a evitar el terrorismo. ¿Y si vuelve a haber un atentado en España? Más igualdad de sexo.

Rodríguez falta a la memoria de las víctimas y les ayuda bien poco si resulta que militares, policías, guardia civiles, políticos, periodistas, niños, civiles, etc. han muerto por la desigualdad de sexos. ¿Los trenes de Madrid explotaron por la desigualdad de sexos? ¿Derribaron las Torres Gemelas por la desigualdad de sexos? La madre de Forrest Gump decía: «Tonto es el que dice tonterías».

Ya sabe Zapatero lo que es. ZT. Me quedo muy tranquilo escribiendo esto porque ya dice Zapatero sobre su desacuerdo con Bush «un amigo de verdad es el que te dice lo que piensa». Uffffff, menos mal que sus tonterías no se han publicado en las ediciones de «Time» EE UU, Canadá, Asia y Pacífico. Nos queda algo de mundo donde ir.

ZP en Nueva York
EDITORIAL Libertad Digital 22 Septiembre 2004

Si algo está caracterizando la visita de Zapatero a Nueva York —además de por lo vacío de su discurso, tanto en la zona cero como en los anticipos que ha hecho de su intervención de hoy en la 59 Asamblea de Naciones Unidas— está siendo la patética soledad que ha rodeado al presidente de nuestro país desde su llegada el pasado domingo. Y eso, pese a los descarados esfuerzos de nuestra diplomacia por conseguir algún encuentro con algún líder de peso en la escena internacional. Ya era de esperar que ni Bush ni Kerry quisieran ni siquiera posar con el que allí se empieza a conocer como el Chamberlain español. Pero es que a nuestro presidente no lo ha recibido miembro alguno del Gobierno norteamericano, ni siquiera el alcalde de Nueva York. Ha tenido que ser la hermana del alcalde neoyorkino —y eso no tanto en un gesto de deferencia hacia nuestro país, como en su condición de encargada de las relaciones de la ciudad con la ONU— la destinada a acompañarlo en su visita a la Zona Cero.

Frente a la amplísima y apretadísima agenda de contactos que tienen otros dirigentes europeos, lo más que ha logrado conseguir provisionalmente nuestra diplomacia es un encuentro con el presidente de Andorra, contadas entrevistas con dirigentes latinoamericanos, y sendas entrevistas con los presidentes de Irak y Afganistán, en las que —por cierto—será interesante saber cómo ZP explica al primero su negativa a una ayuda militar que sí brinda al segundo.

Y es que, aunque Zapatero se haya apuntado a ese circo populista organizado por Chirak y Lula da Silva entorno a la pobreza y al 0,7%, es difícil disimular esa pérdida de peso internacional de nuestro país que delata la falta de contactos de nuestro presidente.

Tan grave como eso resulta el manido y estéril mensaje que ZP ha hecho tanto refiriéndose al asunto de la pobreza como al terrorismo que sacudió Nueva York y Madrid. Resulta preocupante constatar hasta qué punto se acepta de forma acrítica la idea de destinar el 0,7 por ciento del PIB a países que en su inmensa mayoría se caracterizan por regímenes liberticidas incapaces de generar prosperidad. La que gozan las sociedades desarrolladas no es el resultado de ningún trasvase sino de una creación propia de riqueza. Ha sido el establecimiento de instituciones capaces de salvaguardar la libertad económica y política lo que ha permitido al mundo desarrollado llegar a serlo. De nada servirá desviar el 0,7 por ciento de esa prosperidad a regímenes que solo saben fabricar miseria y fanatismo.

Ha dicho también ZP en su visita la Zona Cero que “hay que luchar contra el terrorismo con la ley y la democracia”. ¿Tal vez como lo hizo los anteriores Gobiernos del PSOE? En lugar de ignorar la guerra que nos ha declarado a occidente el terrorismo islámico y en lugar de pretender dar lecciones de democracia y de respeto al imperio de la ley a un país como EE UU, Zapatero tendría que explicar por qué niega ayuda militar a quienes tratan de imponer la ley y la democracia en Irak y, sin embargo, se la presta a quienes tratan de hacer lo mismo en Afganistán.

Veremos si ZP mejora algo en su intervención de hoy, porque en la escena internacional hay cosas que no son fáciles de disimular ni aun forzando la sonrisa...

Cursilería peligrosa
Ignacio Villa Libertad Digital 22 Septiembre 2004

Zapatero filosofa sobre la vida, sobre los sentimientos y sobre la historia. Redicho, cursi y aparatoso en las formas, pero vacío en el fondo Nunca tanta retórica estuvo tan vacía de contenido. Nunca se solemnizó de esta forma lo obvio, cuando no lo contradictorio. Nunca tanta vacuidad se descubrió en las intervenciones públicas de un presidente del Gobierno. Parece que dice mucho, para luego no decir nada y cuando intenta concretar algo es pavoroso lo que se puede intuir.

¿Saben de quién estamos hablando? Efectivamente, no es muy complicado. Nos referimos a José Luis Rodríguez Zapatero. La rueda de prensa ofrecida este martes en Naciones Unidas como adelanto a su intervención ante la Asamblea General es un ejemplo muy clarificador de alguien que no sabe lo que dice y que desde luego es mejor que no dijera nada. Cuando hace amago de realizar grandes planteamientos en público es para echarse a temblar.

Zapatero, tan campante, como quien habla del último partido de liga, ha aprovechado su estancia en Naciones Unidas para decir que la paz necesita más valentía que la guerra o que propone una gran alianza internacional para que no vuelvan a construirse muros entre civilizaciones. Zapatero filosofa sobre la vida, sobre los sentimientos y sobre la historia. Redicho, cursi y aparatoso en las formas, pero vacío en el fondo.
Zapatero se enreda en sus propias trampas dialécticas, con un resultado final desastroso. El presidente del Gobierno, intenta frenar su falta de gestión, con palabras y más palabras. Al final todo es simple palabrería. Vacía y sin sentido. El problema es que cuando esa palabrería viene de un responsable político se convierte en peligrosa. Esto no es juego, ni una adivinanza. Y Zapatero es llamativamente superficial. Ese es el problema.

ZAPATERO Y LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES
Por LUIS IGNACIO PARADA ABC 22 Septiembre 2004

EL presidente del Gobierno avanzó en ayer en conferencia de prensa el contenido de su intervención nocturna ante la Asamblea General de Naciones Unidas. Dijo que iba a plantear la creación de una Alianza de Civilizaciones entre el mundo occidental y el musulmán. Es encomiable su afirmación de que defenderá una lucha contra el terrorismo fundamentada exclusivamente en la legalidad y en la legitimidad democráticas. Pero decir que esa Alianza debe profundizar la relación política, cultural y educativa y evitar la existencia de un muro entre ambas zonas es de una inocencia pasmosa. Tal vez conozca Zapatero la teoría de Samuel P. Huntington «El choque de civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial», de 1996, en la que anticipa el resurgimiento de viejas civilizaciones, como la islámica, que tienen en una religión su más profunda identidad. Huntington prevé que, por vía del desafío demográfico, del crecimiento económico y de la militancia religiosa, Asia incluirá siete de las economías más fuertes del planeta en 2025 y que más la cuarta parte de la población mundial será musulmana.

Quizá sea excesivamente imaginativo pensar, como Huntington, que ese desafío económico demográfico y religioso provocará un choque de civilizaciones y creará tanta o más inestabilidad que la vieja guerra fría entre capitalismo y comunismo. Y tal vez sea una provocación decir que los controles de la civilización occidental se desplazarán hacia civilizaciones no occidentales, especialmente la islámica antes de un cuarto de siglo. Pero pensar que todo se arregla con una Alianza y decirlo en la sede de Naciones Unidas no es imaginativo ni provocador. Es algo de una candidez a mitad de camino entre la osadía y la ingenuidad; una vacuidad donde se confunden la terca realidad y la utopía; un extraño término medio entre el desafío intelectual y el desconocimiento de la Historia.

ZAPATERO EN LA ONU DE LAS MARAVILLAS
Editorial ABC 22 Septiembre 2004

RODRÍGUEZ Zapatero puso de largo en la Asamblea de Naciones Unidas la nueva política exterior española, con un discurso que reiteró sus compromisos contra el hambre y la pobreza, la defensa de la legalidad internacional, el rechazo al uso de la fuerza y la reivindicación del multilateralismo. Su participación, el pasado domingo, en el Quinteto contra el Hambre, junto a los presidentes de Chile, Brasil -en dura competencia por el liderazgo iberoamericano- y Francia, por un lado, y el secretario general de la ONU, Kofi Annan, por otro, fue la imagen más expresiva del giro impuesto por Rodríguez Zapatero a la posición internacional española. Hay una apuesta clara por circular en zonas templadas y valores seguros -hambre, pobreza, diálogo- para una diplomacia que se ha apuntado a compromisos poco exigentes y sin grandes riesgos. Nada hay de criticable, sino todo lo contrario, en abanderar la responsabilidad de acabar con el hambre en 2015, pero incluso en este nuevo capítulo de la agenda internacional de España hay poca ambición, al no entrar en una reflexión sobre la corrupción y la falta de libertades políticas en muchos de los Estados que reciben fondos para su progreso y cuyos Gobiernos son el primer obstáculo para el bienestar de sus ciudadanos.

De la misma manera que el desarrollo humano no se logra sin reformas políticas que garanticen las libertades y el gobierno democrático, tampoco los Derechos Humanos y la seguridad colectiva se imponen por sí solos. Zapatero ha ido a Nueva York -precisamente a Nueva York- con una visión irreal del mundo y un criterio insostenible sobre el terrorismo internacional islamista, repentinamente vulnerable a la igualdad de sexos y al diálogo entre culturas. La última ocurrencia ha sido proponer una «alianza entre civilizaciones». Sin duda, el jefe del Ejecutivo hace bien en reclamar el mayor grado posible de cooperación internacional -aunque entonces debería no invitar a la retirada a los países que ya están en Irak con la cobertura de la ONU- y más eficacia a los mecanismos de solución pacífica de los conflictos. Pero es peligroso que la política exterior de una democracia europea, como la española, se deje llevar por el voluntarismo y orbite fuera de las necesidades reales de la seguridad colectiva, cuestionando la legitimidad del uso de la fuerza militar contra un terrorismo que se refugia en Estados fracasados u hostiles a la comunidad democrática. Con el criterio de Zapatero, la intervención en Afganistán -adonde ha enviado un amplio contingente militar español- habría sido ilegal y la resolución 1.546, que pone bajo mandato de Naciones Unidas a la Fuerza Multinacional desplegada en Irak para, entre otras misiones, «la prevención y disuasión del terrorismo», vulneraría la Carta de la ONU.

La responsabilidad del Gobierno de España, como democracia, como país europeo y aliado atlantista, es no confundir sus intereses y prioridades en la comunidad internacional. Puede que la alianza con Lula genere momentos estelares de protagonismo internacional, pero la realidad es mucho más complicada. Se avecina una reforma estructural del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, necesaria e inaplazable, más radical que la mera ampliación del número de miembros no permanentes y de la restricción del veto de los cinco permanentes, como propone Zapatero. El multilateralismo y la legalidad internacional han sido las primeras víctimas del derecho de veto que se reservaron las potencias vencedoras de la II Guerra Mundial. La consecuencia ha sido la subordinación del Derecho Internacional al ejercicio unilateral del veto y la ineficacia ante genocidios y crímenes contra la humanidad -Ruanda, Bosnia, Kosovo-, reincidentes hoy en Darfur. Por ahora, y ante este nuevo ciclo de la política mundial, Zapatero ha situado a España en una posición sin capacidad de influencia.

El maestro
Tomás CUESTA La Razón 22 Septiembre 2004

Al margen de esa pulsión irrefrenable que le lleva a hacer manitas con Chirac sin el menor recato ni asomo de vergüenza (eso va ser un trauma, o del sexo o del seso), el señor Zapatero se encuentra bajo el síndrome, tan carpetovetónico, del maestro Ciruela. Aquel sujeto que, como quizá recuerden, no sabía leer y puso escuela. El presidente, en cualquier caso ha oído la llamada (o sea, esa vocación, ese entregarse, que es consustancial al magisterio) y dicta lecciones «urbi et orbi», ya sea en Túnez o en la Zona Cero. Si Sócrates, al enseñar, utilizaba el mito y Jesús empleaba las parábolas para taquigrafiar su pensamiento, Zapatero garabatea en las televisiones una sobada colección de frases hechas. La última, y no la peor precisamente («last but not least», que dicen los ingleses; apunte, presidente), la ha lanzado desde el corazón de La Ciudad, allí donde la saña nihilista pretendió hacer borrón y cuenta nueva. «Siempre hemos combatido el terrorismo con la ley y la democracia», ha dicho, al parecer, Rodríguez Zapatero, poniendo, con un par, a España como ejemplo. Y menos mal que no puso por testigos a Vera y Barrionuevo porque entonces los rascacielos de Manhattan se desploman de puro cachondeo. Para ser un maestro hay que tener «autorictas», pero no la que expende el señor Bono cuando saca pecho. En cuanto a lo de dar limosnas contra el hambre, no pasa de ser una versión seráfica del tradicional ropero. La ONU es un instrumento miserable para resolver miserias. Que se lo pregunten, si no, a los sudaneses.

Contra el terrorismo
Igualdad de sexos
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 22 Septiembre 2004

Graff y Walker, de Time, se quedaron de piedra: contra el terrorismo, igualdad entre sexos. Es la receta del "nuevo hombre de España". La verdad es que no se me había ocurrido. Vamos a ver. Lo más parecido a la igualdad entre sexos se da en los países que constituyen el principal objetivo de los terroristas; siguiendo la lógica de Rodríguez, se aplacará al islamismo (principal fuente de terrorismo) impidiendo las innumerables formas de discriminación de la mujer que conoce el Islam. Bien, hagámoslo. Muchas de sus normas no son de aplicación en España por razones que el derecho llama "de orden público", como la poligamia o el repudio de la esposa.

Presionemos con una diplomacia eficaz a los países donde la mujer está subordinada, oculta (físicamente oculta) y no participa en la vida pública. Suspender toda relación con Arabia Saudí sería prioritario. Y con Kuwait, donde la mujer no vota. Qué decir de Irán, donde cubrieron como una mesa camilla a Ana Palacio. Lo del velito es una cosa generalizada, para qué te cuento; pregúntele a Chirac lo aplacados que están los terroristas iraquíes. También sería preceptiva una revisión médica periódica a las niñas de origen africano que viven en España, más que nada para ver si sus papás y sus dulces abuelitas les dejan el clítoris en paz. Y, ya puestos, que se investigue a fondo el torrente de casos en que muchachas residentes en España o ciudadanas españolas musulmanas de Ceuta y Melilla son vendidas por sus familias (las abuelitas siempre de por medio) y obligadas a casarse bajo amenazas con sujetos que no conocen de nada.

Gracias por su luz, señor Rodríguez, porque con todo esto, además de hacer justicia, lucharemos contra el terrorismo con mayor eficacia que los brutos que utilizan la fuerza militar. Así es como funciona, ¿no? ¿Está decidido, presidente, a hacer todo lo anterior? Pues adelante, le apoyaremos, aplaudiremos, ensalzaremos y aclamaremos. Aunque no sé cómo se lo van a tomar las autoridades de Marruecos, donde más de dos tercios de las mujeres son analfabetas. Al vecino conviene no molestarle mucho, según Moratinos y León, si no queremos otro 11-M. ¡Qué estimulante es la política creativa! Pero, ay, qué contradicciones destapa.

Aclárenos una cosa, presidente: el régimen terrorista de los talibanes, ¿cayó porque se les convenció para que libraran a las mujeres del burka y las dejaran trabajar y salir solas de casa, o más bien se libraron del burka y demás vejaciones porque una fuerza militar derrocó al régimen medieval y sanguinario de Afganistán? ¿Cuál es la causa y cuál el efecto? Igualdad de sexos contra el terrorismo, dice usted; lucha contra el terrorismo para avanzar en la igualdad de sexos y en la libertad, dice la realidad.

Entrevista en Time
El nihilista
Agapito Maestre Libertad Digital 22 Septiembre 2004

Entre los tópicos que suelta Zapatero a diario, hay uno que no puede pasarse por alto, sobre todo porque muestra algo más que su absoluto desconocimiento del terrorismo. Es la actitud nihilista que ha adoptado este hombre para combatirlo. Me refiero a la simpleza que vincula el terrorismo a la pobreza. El salivazo ha aparecido tanto en el discurso de la ONU como en las declaraciones a la revista Time. La mejor fórmula, la única, que tiene Zapatero, si se excluye la alianza de civilizaciones, para "combatir" el terrorismo es acabar con la pobreza. Esta imbecilidad está muy extendida tanto entre los globalizadores como en sus críticos antigloblalizadores. El terror desaparecerá cuando terminemos con el hambre. Falso. Primero, porque la asociación de terroristas y pobres es un insulto a todos los pobres. Segundo, porque es conocido que el reclutamiento de terroristas se lleva a cabo entre individuos "cultos" y familias acomodadas. Por cierto, ¿cuántos son los terroristas de ETA que estaban en la indigencia? Tercero, mientras luchamos por la más que necesaria extinción de la pobreza en el mundo, los terroristas pueden acabar tanto con pobres como ricos, pues ellos no parece que hagan muchas distinciones a la hora de matar.

Así pues, ese tópico o simpleza, puede que sea falso, pero no vacío. Digo esto porque corremos el riesgo, entre tanta palabrería populista, de despreciar estos "dogmas" y no combatirlos. Con lo cual estaríamos cayendo en el mismo error que estamos criticando: Zapatero ha sido vencido en el terreno de las ideas antes de entrar en combate. O sea, que las declaraciones de Zapatero en el Time hay que leerlas, primero, para ironizar, pero, después, para combatirlas.

En todo caso, gracias a la entrevista de Zapatero al Time he comenzado a entender por qué este hombre renunció a organizar la Cumbre de la UE en Madrid y cedió este honor a Roma. ¡Se acuerdan! Después de la retirada de las tropas españolas de Irak, fue la segunda "gran decisión" de Zapatero. El terror de ETA, primero, y el de sus colegas islamistas después, habían sembrado de sangre y dolor a España en general, y a Madrid en particular. Los gobiernos europeos conscientes de que éramos, y somos, el país más castigado de Europa por la vileza terrorista quisieron homenajear a las víctimas del 11-M eligiendo Madrid, la capital doliente del mundo occidental, para firmar la Constitución Europea. La UE quería rendir un homenaje a las víctimas del terrorismo del 11-M, pero Zapatero de la noche a la mañana y sin encomendarse a Dios ni al Diablo, o quizá muy bien encomendado, renunció al homenaje a las víctimas del pasado 11-M. Peor que débiles las explicaciones dadas por Zapatero para justificar la renuncia, fueron injustas y arbitrarias. Pero hoy ya tengo claro porque no quiso conmemorarlo: Madrid no se lo merecía, porque había alojado al llamado "Cuarteto de Madrid (EEUU, UE, ONU y Rusia)" que, según Zapatero, no ha movilizado suficientemente su fuerza política y moral para acabar con el hambre y el terrorismo en el mundo. ¡Para llorar! Y no parar, si recordamos la otra perla: "La igualdad de sexos es mucho más efectiva contra el terrorismo que la fuerza militar"

ZP en Nueva York
España se desploma ante la ONU
Isabel Durán Libertad Digital 22 Septiembre 2004

La que está liando el presidente accidental (The Times dixit) en la capital del mundo. No han hecho falta veinticuatro horas en su puesta de largo internacional y el valor “España” se desploma ante la mirada atónita de la diplomacia y la prensa mundial. Dio un adelanto de su visionaria política a la revista Time, edición europea, para la lucha contra el terrorismo: la igualdad entre sexos. Y tras el anticipo, el golpe de efecto. Propone ahora ante la ONU “una alianza de civilizaciones”. Su nueva versión de la vergonzante retirada de tropas españolas de Irak y la invitación a que lo hagan el resto de los países a pesar de la resolución 1546 del Consejo de Seguridad votada por su Gobierno solicitando más tropas es todavía más grandilocuente si cabe. “La paz exige más valentía, más heroísmo y más determinación que la guerra” ha sentenciado. Lo malo es que va a tener razón su secretaria personal cuando dice que Zapatero se cree lo que dice.

Empecemos por los últimos aconteceres. ZP aterrizó en Nueva York. Tras ser acompañado por la relaciones públicas del ayuntamiento neoyorquino, la hermana del alcalde Michael Bloomberg, en su visita a la zona cero, almorzó con el presidente argentino. Antes de su aparición estelar en la cumbre contra el hambre, el nuevo jefe del Ejecutivo español consolidó su luna de miel con Néstor Kirchner, una relación de simpatías mutuas iniciada cuando ZP era tan sólo jefe de la oposición.

La prensa del país de la Pampa se prodiga hoy en detalles sobre la grande bouffe diplomática de ambos mandatarios en contraposición del “sadismo” del director gerente del Fondo Monetario Internacional. Y es que, al mismo tiempo que Rodrigo Rato aseguraba en el selecto foro del Council of Foreing Relations que “Argentina mantiene políticas económicas del pasado” y que “los argentinos saben bien que sus problemas no se resolverán con los resultados de dos buenos años como ocurrió recientemente” ya que su situación “sigue siendo negativa”, el sonriente presidente español solemnizaba su apoyo a Argentina “en muchísimas instancias”. Ante la petición de aclaración por un periodista de aquél país, y quizás por aquello de alardear sobre su peso en el mundo respondió tajante: “trabajamos en el Fondo y con Rato”.

Entre plato y plato caribeño en el restaurante de carne situado en la calle 46 y la Tercera Avenida, ZP y sus expertos diplomáticos y económicos con Moratinos y Sebastián a la cabeza, recibieron toda suerte de halagos por parte del mandatario argentino y su equipo ya que consideran al titular español de exteriores como el autor de una trilogía de conclusiones sobre el país que a Kirchner “le suena bien”. Moratinos y ZP aplauden el quehacer argentino y encima el mandatario del cono sur les da lecciones “ustedes tienen que escuchar menos a los abogados argentinos de las empresas españolas”. Bravo por los intereses del todavía Reino de España.

A ver si toma nota Alfonso Cortina, que se reunirá el jueves con el cónsul argentino en Nueva York para tratar sobre las inversiones de la petrolera Repsol-YPF. Rato, por si acaso, dejó bien claro que lo que necesita Argentina es “sumar estabilidad legislativa para atraer futuras inversiones”. Pero si entre Kirchner y Zapatero no solucionan el problema, que se de una nueva vuelta por la Casa Rosada Felipe González con o sin Carlos Slim, y les explique por qué ser socialista no significa ser tonto. A estas alturas todos andan tras los pasos de Felipe a ver si se les pega algo.

Intereses económicos aparte, ZP y su cohorte diplomática continúan haciendo historia. En su segunda jornada en suelo norteamericano, hasta el segundo de Kirchner tendrá en las próximas horas un breve encuentro con el secretario de Estado norteamericano, Collin Powell. España, ni agua. Que nadie se preocupe. Leire Pajín seguirá mirando arrebatada a Zapatero en su inminente discurso ante las Naciones Unidas. Eso sí, esperemos que durante la nueva alocución de su jefe ante el Consejo de Seguridad de la ONU Unidas, envuelva el elemento masticable en un papelito y lo aparque, por lo menos durante un ratito, en un cenicero próximo. Ahora ya sabemos todos, y el resto del mundo también, que los españoles somos más valientes, más heroicos por salir corriendo y dar la razón a los terroristas.

Entrevista en Time
Un feminista en Nueva York
Susana Moneo Libertad Digital 22 Septiembre 2004

El presidente del Gobierno y su séquito no pueden quejarse de su recibimiento en Nueva York.... ¿O si? Es cierto que el protocolo obliga a determinadas deferencias con las autoridades y en este caso algunos dirán que no se han cumplido, pero si, si nos detenemos en los detalles de la visita concluiremos que si que lo han hecho. Rodríguez Zapatero ha llegado a un país del que ha renegado, precedido por sus acusaciones de colonialista e invasor y por sus intentos de restar valor a la lucha que lidera contra el terrorismo internacional. Ante la perspectiva que se les planteaba, con una agenda como un solar sin posibilidades de recalificación, sus asesores vieron el cielo abierto con la buena disposición de la revista Time. Ahí era donde se iba a dar la verdadera medida del Presidente español, esa iba a ser su presentación ante el pueblo americano.

A la pregunta de si su llamamiento al abandono de Irak significa que estaría dispuesto a aceptar un régimen fundamentalista chií o el desencadenamiento de una guerra civil, Zapatero responde que los iraquíes necesitan "recuperar" su libertad, estabilidad y soberanía tan pronto como sea posible, dando por hecho que antes de la llegada de las fuerzas internacionales Irak era libre y demócrata. Más adelante lo mejora poniendo en duda la capacidad de la administración Bush contra el terrorismo: " el camino para luchar contra el terrorismo tiene que ser "inteligente", y responsabilizándole del recrudecimiento de los ataques terroristas:"hay respuestas que sirven para incrementar el terrorismo, incluso cuando esa no sea la intención".

En su línea de sonoras y grandilocuentes frases se declara ferviente defensor del "socialismo ciudadano" y , sin duda, como ciudadano castellano leonés, donde tan arraigada está la cultura popular, no duda en echar mano del refranero español para contestar a otra cuestión de los aguerridos periodistas norteamericanos. Le inquieren sobre su mensaje para Bush. Zapatero responde: "Un verdadero amigo es el que dice lo que piensa". Lástima que la falta de conocimientos culturales hispánicos les impidiera recordarle "dime con quien andas....."

A estas alturas los redactores del semanario no veían letra que salvar para vender al presidente español, pero va Zapatero y se desmarca proclamando su condición de feminista incorruptible y antimachista incombustible, y propone, a modo de salvación, la igualdad entre los sexos para acabar con el terrorismo. Cogiendo al toro por los cuernos o el rábano por las hojas, como ustedes gusten, la revista le define como un modelo de la filosofía Zen y destaca lo que llama el compromiso radical de ZP frente al "macho men" con instintos políticos asesinos de Aznar y González.

No, definitivamente no pueden quejarse de cómo les ha recibido Nueva York. Para un feminista convencido debe de ser un gran honor que le reciba la hermana del alcalde.

Otra vez Elkarri
Juan BRAVO La Razón 22 Septiembre 2004

«Volvamos a intentarlo». Ésa es la contraseña que, año tras año, ha lanzado el grupo próximo al PNV, Elkarri, para facilitar el acercamiento de presos etarras a las cárceles del País Vasco. Eso sí, sin que los asesinos tengan que pedir perdón a sus víctimas. No vaya a ser que se molesten... El portavoz de Elkarri, Gorka Espiau, cómo no, hizo ayer un llamamiento a «emprender un proceso de diálogo» entre todas las fuerzas políticas vascas, aprovechando la «oportunidad sin precedentes» que supone la actual coyuntura política con el nuevo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y antes de que los partidos emprendan la batalla electoral en el País Vasco para los comicios autonómicos. Elkarri se quiere subir sobre la ola del talante y el diálogo para lograr lo que desde hace años viene buscando: acercar a los presos etarras a las cárceles vascas. Para Elkarri, los «principales obstáculos para el debate» son la situación de deslegalización de Batasuna y la política penitenciaria del Gobierno, y apuestan por un «diálogo sin exclusiones», que las víctimas «perdonen» a sus verdugos, y que los asesinos puedan salir impunes de prisión y no se cumplan las sentencias por los atentados. Elkarri, en definitiva, se pone el disfraz del diálogo para que no se aplique la ley, para que no haya justicia.

El estado experimental
Aleix Vidal-Quadras La Razón 22 Septiembre 2004

Existe un acuerdo prácticamente unánime entre los expertos en Derecho Constitucional sobre la necesidad de reforzar los mecanismos de cooperación de las comunidades autónomas entre sí y de éstas con el Gobierno central. Un instrumento útil en este sentido puede ser sin duda la Conferencia de presidentes autonómicos como foro de altura en el que analizar y debatir las grandes líneas de desarrollo territorial o las cuestiones políticas, económicas y sociales que son objeto de competencias compartidas entre el nivel nacional y el regional. El reforzamiento de las conferencias sectoriales, una prudente reforma del Senado y la articulación de vías eficaces de participación de las comunidades autónomas en la formación de la voluntad estatal en la Unión Europea ofrecen también interesantes campos de mejora. Ahora bien, cualquier avance en una de estas direcciones requiere un examen reposado de los cambios a introducir, un estudio cuidadoso de órganos similares en otros países de corte federal y, por supuesto, un amplio acuerdo en el que el asentimiento de las dos primeras fuerzas parlamentarias aparece como condición necesaria y casi suficiente. Desde esta sensata perspectiva el método seguido por el presidente del Gobierno para poner en marcha la Conferencia de presidentes autonómicos provoca una mezcla de inquietud y de estupor.

El envío de un cuestionario previo a los convocados para que expresen sus ideas sobre el funcionamiento del ente a poner en marcha sin que el convocante revele las suyas, cabe interpretarlo como una muestra de deferencia dialogante o como una preocupante carencia de criterio por el que debiera tenerlo más asentado. La pueril manifestación de alegría por el anuncio del lehendakari de que a lo mejor se digna asistir tampoco resulta demasiado compatible con la dignidad del poder ejecutivo del Reino y no digamos la propuesta del ministro del ramo de elaborar una declaración en cada uno de los encuentros con la posible inclusión de mandatos. Si éste va a ser el tenor de la Conferencia, o sea, dar alas a la soberbia separatista halagando su ego y enunciar obviedades como si de luminosos descubrimientos se tratase, no empezamos demasiado bien.

La sensación de que el Partido Socialista da palos de ciego en su camino hacia lo que denomina la España plural se va consolidando a medida que transcurren los meses. La anunciada presencia del Rey en la primera edición de la Conferencia es otro punto que suscita perplejidad. La figura del Jefe del Estado ha de ser utilizada con extraordinaria prudencia y no se le puede mover de acá para allá en virtud de improvisaciones frívolas. Cada institución constitucional tiene su rango y su función y no conviene crear equívocos que sólo redundan en generar desconcierto. A ver si el deseo de perfeccionar el Estado autonómico nos va a llevar al absurdo del Estado experimental.

ZP supera a González en su asalto a la Justicia
EDITORIAL Libertad Digital 22 Septiembre 2004

En numerosas ocasiones hemos criticado a Aznar y al PP por no haber cumplido durante su gobierno aquella promesa suya de regeneración democrática que consistía en restablecer la independencia del poder judicial que los Gobiernos felipistas, al grito guerrista del “Montesquieu ha muerto”, habían conculcado. En lugar de volver al espíritu y a la letra de la Constitución en lo referente al sistema de elección de los miembros de los máximos órganos judiciales, el ejecutivo de Aznar prolongó la supeditación felipista del poder judicial al legislativo para, finalmente, firmar en el 2001 un apaño político con el PSOE que, bajo el pomposo nombre de “Pacto por la reforma de la Justicia”, se limitaba a maquillar y prolongar ese sistema de elección judicial basado en cuotas de poder político.

Pues bien. Cría cuervos, que te sacarán los ojos. El PSOE de ZP, en lugar de esperar a imponer en el CGPJ su nuevo peso en el parlamento, pretende alterar ahora las mayorías necesarias para que los miembros del actual consejo lleven a cabo sus nombramientos judiciales. Así, y gracias a la proposición de Ley instigada por el PSOE, IU y los independentistas catalanes, los vocales propuestos por el PP tendrán a partir de ya que alcanzar pactos con los consejeros designados por el PSOE para poder llevar a cabo los nombramientos de los miembros del Tribunal Supremo, cuya renovación está a la vuelta de la esquina. Sin embargo, en el próximo Consejo, cuya composición reflejará el actual escenario parlamentario con la nueva mayoría socialista, el PSOE y sus socios podrían alcanzar previsiblemente los 13 votos y no tendrán necesidad de contar con los vocales que designe el PP.

Tiempo habrá para denunciar el sectarismo orgulloso de serlo que caracteriza a las designaciones judiciales del PSOE, al que, ciertamente sería injusto equiparar a las del PP. Pero ahora cabe señalar la candidez de quienes durante tanto tiempo proclamaron que con ZP se pasaba en el PSOE la página del felipismo, así como denunciar también la condescendencia y miopía de los medios que tan dócilmente aceptaron que el PP abandonara la promesa de resucitar a Montesquieu para unirse al coro de su sepultureros. En el pecado, la penitencia.

COMPARÓ SU INGLÉS CON EL DE SCHWARZENEGGER
Aznar se estrena en Georgetown: "El problema de España con Al-Qaeda empieza en el siglo VIII"
El ex presidente del Gobierno español, José María Aznar, se estrenó este martes como profesor en la Universidad Georgetown de Washington con un discurso en inglés sobre terrorismo en el que alertó que "estamos en una guerra no convencional". Aznar recordó que "el problema de España con Al-Qaeda empieza en el siglo VIII". Conviene recordar que una de las primeras amenazas de Ben Laden fue contra Al-Andalus.
EFE Libertad Digital  22 Septiembre 2004

Bajo el título de "Siete teorías del terrorismo actual", Aznar pronunció su primera conferencia ante varios cientos de personas, en su mayoría estudiantes, que prácticamente llenaron el Gaston Hall del centro universitario. Además, presentes estaban un nutrido grupo de diplomáticos y el presidente del FMI, Rodrigo Rato. Lo hizo en inglés advirtiendo a toda su audiencia, que si Arnold Schwarzenegger llegó a gobernador de California con su peculiar acento en inglés, "pienso que hay esperanza para mí".

Tras afirmar que "hay vida más allá de la política", el ex presidente español comenzó su intervención recordando que él mismo fue objetivo de un atentado de la banda terrorista ETA en 1995 y que, durante los ocho años que estuvo al frente del poder en España, no escatimó esfuerzos para combatir al terrorismo con todos los instrumentos de la democracia. "Dejé a ETA abatida pero no vencida", según Aznar, que insistió en que "sé de lo que hablo" y pese a todo lo que ha ocurrido, "soy optimista" y "la victoria es posible".

No obstante, el ex presidente quiso deja claro que "no estoy aquí para dar una lección de historia", sino para exponer una serie de ideas que pueden ser útiles para hacer frente a una nueva forma de terrorismo global, que afecta a todos. Según Aznar, el mayor enemigo hoy es el terrorismo islámico, como el que encabeza el máximo responsable de la red Al-Qaeda, Osama Ben Laden, a quien comparó con Adolf Hitler, y ante los musulmanes radicales como él "todos estamos en el mismo barco", aseguró.

El ex presidente alertó de que los terroristas "pueden estar tentados a cometer un atentado terrorista aquí (en EEUU) para influir en las elecciones como hicieron en España". Desearían estar presentes en las elecciones estadounidenses del próximo 2 de noviembre de forma directa o también indirectamente "convirtiendo Irak en un infierno". "La posibilidad de un ataque existe, el peligro existe" pero no sólo en EEUU, precisó.

Mucha gente en España y en Europa cree que los atentados del pasado 11 de marzo en Madrid están relacionados con el apoyo del Gobierno español a la guerra en Irak pero, aseguró, "el problema con Al-Qaeda en España no empezó con la crisis iraquí" sino que viene de mucho más atrás. En concreto, recordó que "el problema de España con Al-Qaeda empieza en el siglo VIII". Además, según Aznar, "los fundamentalistas no reconocen ni respetan fronteras" y "estamos luchando no sólo contra un grupo sino contra una ideología". El éxito de la lucha está en la liberalización económica y la apertura política de muchos países y, por ello, la iniciativa del presidente de EEUU George W. Bush de crear un Gran Oriente Medio "será un éxito", aseguró.

Si durante la Segunda Guerra Mundial el frente central era Alemania, en la guerra actual lo es Irak, según el ex presidente, quien se mostró convencido de que los terroristas están haciendo todo lo posible por impedir que ese país se convierta en un país próspero y seguro porque eso significaría el fin de Al-Qaeda. Otro de los puntos centrales de la lucha debe centrarse, en su opinión, en la cooperación internacional en la que ha habido avance pero todavía queda mucho por hacer. Como ejemplo, Aznar explicó que la Unión Europea (UE) ya tiene su propia lista negra de terroristas, al igual que Estados Unidos y la ONU pero lo ideal sería que hubiese "una única lista" porque "un terrorista es un terrorista aquí y en cualquier parte", dijo. El terrorismo es un fenómeno único que, insistió, "sé que puede ser derrotado" aunque "no estoy diciendo que vaya a ser fácil"

REALIZADO POR EL GUIONISTA Y DIRECTOR IÑAKI ARTETA
Víctimas de ETA dan testimonio de su miedo en el documental "Voces sin libertad"
"Que por la calle me insulten y me llamen asesina y española era para mí una cosa normal que no me importaba, e incluso me sentía orgullosa, porque no quiero tener nada en común con esas personas; pero cuando me han abierto la cabeza por detrás, me han echado los cócteles molotov o cuando he aparecido en dianas en carteles ya no me ha hecho tanta gracia".
EFE Libertad Digital  22 Septiembre 2004

Este es el testimonio de Consuelo Ordóñez, hermana del concejal del PP asesinado por ETA en 1995 y portavoz del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE), Gregorio Ordóñez, que ya lleva un año viviendo en Valencia. Es uno de tantos, porque hay miles de historias parecidas en el País Vasco. El guionista y director Iñaki Arteta, ha querido dejar constancia de las espeluznantes vivencias de veinticinco hombres y mujeres vascos “marcados por la violencia” en “Voces sin libertad", realizado con el objetivo de que no se olvide a las víctimas del terrorismo de ETA y a muchos ciudadanos que siguen amenazados en Euskadi.

El documental, realizado en 2001 y comercializado ahora en versión DVD, fue presentado en Valencia por Iñaki Arteta, Consuelo Ordóñez, y el ertzaina Joseba Bilbao. Veinticinco personas, familiares de asesinados, víctimas de chantajes, ciudadanos perseguidos, amenazados y personas que han logrado sobrevivir a un atentado expresan, según Arteta, "sus sentimientos acerca de la situación actual del País Vasco, del poder nacionalista, de la falta de libertad y del miedo".

Consuelo Ordóñez dijo que "a diferencia" del atentado del 11 de marzo en Madrid, tras el cual han "salido -a la luz pública- muchas historias individuales de las personas que fueron asesinadas", en el caso de las víctimas de ETA "pocas veces se han recogido sus historias personales". Indicó que "cuesta" que los familiares de las víctimas de ETA "aparezcan ante las cámaras y den su testimonio", porque puede ocurrir lo que le ha pasado a ella, "que por aparecer en las cámaras tras el asesinato" de su hermano en el País Vasco le reconocen "todos, los buenos y los malos".

"No queremos ser noticia sólo después del atentado"
Con el documental "queremos contar que existimos, que ETA no mata porque no puede pero la amenaza existe, está presente, lo distorsiona todo, el terror sigue reinando en nuestras calles y lo nuestro no caduca", afirmó Consuelo Ordóñez, quien agregó que las víctimas "no queremos ser noticia sólo después del atentado". Iñaki Arteta, quien asegura que tras el estreno de este documental dejó de ser saludado por sus compañeros del PNV en la Diputación de Vizcaya y le dejaron de dar trabajo, afirmó que el documental intenta mostrar las historias de las víctimas de ETA que "han quedado durante muchos años relegadas al olvido".

"Al hablar del problema vasco se habla del problema de los nacionalistas vascos, de los que tienen el poder desde hace veinticinco años en Euskadi, por una parte, y de los que tienen las armas desde hace cuarenta años", y afirmó que la gran parte de la sociedad vasca "se ve atenazada por dos pinzas". "Una de las pinzas de la tenaza es el poder dominante nacionalista, que se extiende por todos los ámbitos de Euskadi, desde la infancia; y la otra es la amenaza terrorista, que sigue existiendo porque hay una parte de la sociedad que es connivente con ella", indicó Arteta.

El ertzaina Joseba Bilbao aseguró que el testimonio de las víctimas "nos habla de la miseria moral de la sociedad donde han vivido y de que en el País Vasco no hay otro problema que el de la falta de libertad". Consuelo Ordóñez consideró que todos los terrorismos son "igualmente injustificados, no hay ni una sola idea que se defienda a través del terrorismo que pueda ser razonable y justa, tanto si es terrorismo nacionalista, basado en una religión o en una raza". No obstante, indicó que las consecuencias de ese terrorismo "son diferentes. El terrorismo selectivo, que va a por una persona con su nombre o apellido o porque pertenece a un determinado colectivo, lo altera todo, mientras que tras un atentado como el del 11 de marzo no provoca en la gente un miedo personalizado".

Borrell abrirá un debate en la Eurocámara sobre la aplicación del régimen lingüístico
AGENCIAS/BRUSELAS  El Correo 22 Septiembre 2004

El presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, afirmó ayer que llevará a la Mesa de la institución, que reúne a los 14 vicepresidentes, una propuesta para especificar cómo se aplica el Reglamento sobre el régimen lingüístico, en especial, después de que varios eurodiputados hayan mostrado su interés de intervenir en catalán.

Borrell recordó, tal y como hizo la semana pasada en su discurso de presentación ante el pleno de Estrasburgo, que su obligación es hacer cumplir las reglas actuales mientras no se modifique el régimen general de lenguas oficiales de la UE.

Sin embargo, se mostró partidario de someter a la Mesa la delimitación de la aplicación de las normas, puesto que pueden existir otras posibilidades como permitir a los parlamentarios que usen el catalán u otra lengua autonómica y a continuación se traduzcan a sí mismos durante su tiempo de intervención, o que suministren copia de sus palabras en una lengua oficial a los traductores.

«Cada eurodiputado es dueño de su tiempo... como si alguien quiere estar en silencio los tres minutos que se le otorgan, pero mi deber como presidente es hacerle notar que no tiene traducción y no constarán en acta sus palabras», manifestó el presidente de la Eurocámara en un encuentro con la prensa española acreditada en Bruselas.

Idiomas oficiales
Borrell puntualizó que en ningún momento «se le ha impedido ni se le impedirá a nadie hablar en catalán o en otra lengua» en el pleno de Estrasburgo. «Hoy por hoy, no existe traducción de ese idioma porque no es considerado todavía como un idioma oficial; el día en que lo sea, y eso no depende del Parlamento sino del Consejo, estaré encantado de poder ofrecer traducción a todos los idiomas», agregó.

En este sentido, destacó que el Parlamento tiene «un reglamento y creo que tenemos que hacerlo cumplir. No entiendo por qué alguien puede sorprenderse o escandalizarse de eso», concluyó.

UA irá en solitario a las autonómicas con Enriqueta Benito como cabeza de lista
VITORIA  El Correo 22 Septiembre 2004

Unidad Alavesa (UA) concurrirá en solitario a las elecciones autonómicas previstas para la primavera de 2005 con la actual parlamentaria vasca y secretaria general del partido, Enriqueta Benito, como candidata a lehendakari. La formación foralista está convencida de que tiene un espacio electoral propio en la sociedad alavesa que puede ampliarse con votantes desencantados del PP y del PSE-EE.

El portavoz de UA, Ernesto Ladrón de Guevara, anunció ayer la decisión de la ejecutiva del partido de presentarse en solitario a los comicios autonómicos y no reeditar coaliciones pasadas. UA concurrió a las últimas elecciones autonómicas, celebradas en mayo de 2001, bajo las siglas del Partido Popular con el objetivo de sumar fuerzas e intentar desalojar al nacionalismo del Gobierno vasco.

Para Ladrón de Guevara, el tiempo ha demostrado que esta opción fue un error y que incluso se produjo un cierto estancamiento en el voto. Además, acusó al PP de actuar con «deslealtad hacia UA para tratar de borrarnos del mapa político».

Los lingüistas calculan que en el mundo se hablan 8.500 idiomas
Más de un centenar de especialistas participan en un congreso de lingüística funcional
Los expertos desaconsejan hacer previsiones sobre el futuro de las lenguas
«Con 5.000 palabras cubrimos el 100% de lo que hablamos»
(e. á. | santiago) La Voz  22 Septiembre 2004

Más de un centenar de expertos de una veintena de países participan desde ayer en el Coloquio de la Sociedad Internacional de Lingüística Funcional (SILF), que se desarrolla en Santiago y Vigo. Esta doctrina funcionalista es calificada por los expertos como la definición de las formas lingüísticas en base a la funcionalidad comunicativa, es decir, de las personas que hablan y se comunican.

Uno de los mayores especialistas en este campo, Tullio de Mauro, señaló ayer que las proyecciones o previsiones que de hacen sobre el futuro de las lenguas no son muy aconsejables. Y como ejemplo, de Mauro se refirió al latín, una lengua que en el año 390 antes de Cristo no tenía valor, «y si en ese momento hubiera habido futurólogos, no habrían apostado un céntimo de euro por ella».

En el caso contrario se encontraba el godo, que unos 700 años después de la caída del Imperio Romano se extendía por España, Francia, Alemania meridional, Austria, Rumanía y Bulgaria, «y del que no queda rastro lingüístico». De Mauro recordó que en el mundo se han censado unas 8.500 lenguas, y de éstas sólo 2.400 son habladas y escritas.

Recortes de Prensa   Página Inicial