AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 30 Septiembre 2004

Aberración parlamentaria
Ignacio Villa Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Ay! que Maragall nos quiere gobernar
Julián LAGO Libertad Digital 30 Septiembre 2004

¡Viva el inglés!
José María CARRASCAL Libertad Digital 30 Septiembre 2004

La estrategia de la manipulación
Susana Moneo Libertad Digital 30 Septiembre 2004

El límite al chantaje
Editorial El Ideal Gallego 30 Septiembre 2004

Posibles claves de la aportación francesa
José Javaloyes Estrella Digital 30 Septiembre 2004

La ETA audiovisual
Iñaki EZKERRA Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Nuevo golpe a ETA
Editorial El Ideal Gallego 30 Septiembre 2004

Rubalcaba será la ruina de Zapatero
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Maragall codecide
José Cavero El Ideal Gallego 30 Septiembre 2004

Europa y las elecciones USA
Alejandro MUÑOZ-ALONSO Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Las Simonas
Tomás CUESTA Libertad Digital 30 Septiembre 2004

La matrícula como problema
XOSÉ LUÍS BARREIRO RIVAS La Voz 30 Septiembre 2004

Gobierno asimétrico
EDITORIAL El Correo 30 Septiembre 2004

El Mundo desvela los pagos de un imán a El Egipcio y El País cuenta que el 11-M costó poco dinero
Agencias Libertad Digital  30 Septiembre 2004

La AVT, indignada con la carta de Fundación para la Libertad pidiendo excusas a Llamazares
Libertad Digital  30 Septiembre 2004

Marín cambia de criterio y permite a ERC formular preguntas en catalán
E. L. Palomera Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Cámara sorda
Nota del Editor  30 Septiembre 2004
 


Cataluña
Aberración parlamentaria
Ignacio Villa Libertad Digital 30 Septiembre 2004

El debate que se está celebrando en el parlamento de Cataluña se ha convertido en la radiografía fiel de la verdadera realidad del "tripartito catalán". Pascual Maragall -le guste o no - es un auténtico títere en las manos de sus socios de Gobierno. El President se sabe en la permanente cuerda floja y vive en un auténtico paripé. Es el triste ejemplo de un político incapaz de tomar iniciativa propia alguna.

La decisión adoptada en este Pleno extraordinario -de una gran importancia política- en el orden de intervenciones es de otro mundo. Nunca se ha visto en un parlamento democrático que en un debate de estas características el Jefe del Gobierno de cuenta de su gestión el primer día, para luego desaparecer del mapa y dejar el protagonismo a su segundo de a bordo. Es como sí en el próximo debate sobre el Estado de la Nación, Zapatero interviniera en la primera jornada y dejara las respuestas a los portavoces parlamentarios a María Teresa Fernández de la Vega. ¿Se figuran la que se montaría -y con razón- en el Congreso de los Diputados? Pues eso es lo que va a ocurrir en el Parlamento catalán. ¿Qué les parece?.

Habría mucho que decir, pero por encima de todo estamos ante un solemne ridículo. ¿Es incapaz Maragall de defender su gestión como Jefe del Gobierno catalán?, ¿necesita Maragall dejar a Esquerra un protagonismo excesivo para sobrevivir como presidente?, ¿qué razones hay para que el político socialista deje toda la brillantez del debate a su socios de Gobierno? No cabe mucho margen para la interpretación. Nadie en su sano juicio puede explicar una situación política que no tiene precedentes. Y es que después de esta aberración parlamentaria, ya sabemos quién gobierna en Cataluña.

Ay! que Maragall nos quiere gobernar
Julián LAGO Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Y Zapatero, vamos, como quien ve llover, con carita de Garfield, mirando hacia otro lado y haciéndose el longuis, cosa a la que está sacando mucho partido. El longuis más que nada ahora para no responder a las últimas impertinencias desagregadoras, que es lo que tendría que hacer él y no por ministro interpuesto, a lo que recurre con frecuencia, para no dar la cara.

En la ocasión a la que nos referimos, no con el «rey del Paralelo», que ése era Lerroux sino con el rey del cambalache soberanista, del truco del almendruco del Estado plurinacional, que no es sino otra forma de dedicarse al estraperlo político a cuenta de los votos del tripartito. O sea que el «Molt Honorable» no se corta un pelo en expresar en voz alta lo que piensa de sí mismo. De forma que para alto, guapo y listo, don Pascual, quien acaba de aclararnos en el Parlament «catalá» (o quizá en el Parlament de los Països Catalans, que ya nos perdemos con tanto subterfugio semántico) su intención de «codecidir» en la gobernación de España, como antes su intención era «codirigir» y la próxima será «cogobernar», dentro de lo que Zapatero llama la «cohesión territorial», otra maldita «co», coño. Así que el caso es tocarnos los «co» a los constitucionalistas con tanto «co» que se inventa para que no nos enteremos de quien manda aquí de verdad.

De donde se deduce que a los Camps, un ejemplo, y demás eteces autonómicos que no son sociatas que les den morcilla, pero no de Onteniente, sino morcilla perrera más bien. Si no, que se lo pregunten a la alcaldesa Barberá, quien ya ha avisado que el Gobierno de Zapatero quiere hacer la cusqui a Valencia para que fracase la Copa América.

Es decir, en un nuevo gesto genuflexo del socialismo «zen» el presidente Zapatero pasa mogollón de cuanto le complique la vida, que para él la máxima de gobernar es, sencillamente, no mojarse el culo. Por tanto, a nadie ha de extrañarnos que Bono, un supuesto, que está muy preocupado con enviar al exilio a su antecesor Trillo, cambie el uniforme del Ejército español que no será ni verde, ni caqui, ni azul, sino cuatribarrado, todo él, a modo de «senyera», a partir de los diseños para bodas principescas de la Ruiz de la Prada, naturalmente.

Eso, por un lado. Que por otro, lo lógico es que Moncloa encargue de inmediato matrículas nuevas para los coches oficiales de Zapatero, con el añadido tipográfico de «CAT», lo que no sabemos, todavía, si de mayor tamaño que la «E» de España, que no deja de ser una caca histórica, cultural y lingüística, naturalmente comparada con «CAT», que ésa sí es una nación. O lo que es lo mismo, que como en la canción aquella de María Cristina, Maragall nos quiere gobernar y Zapatero le sigue la corriente para que no diga no diga la gente, ¡ay! que Maragall nos quiere gobernar.

¡Viva el inglés!
José María CARRASCAL Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Los niños españoles aprenderán inglés a partir de los 6 años y a partir de los 12, podrán elegir un segundo idioma. Nos vamos a convertir en políglotas, nosotros tan poco dados a los idiomas. Eso está muy bien, pero ¿y el español, van a aprender español los niños españoles? Desde luego, no en Cataluña, donde le dan menos importancia que al inglés. Y en el resto, poco más. En está nueva reforma educativa –¿cuántas van, cinco, diez, veinte?–, no veo ninguna alusión a él, ninguna medida que lo refuerce, que lo promueva. Siendo, como es, la base de todo el saber.

Pues cualquier conocimiento, de ciencias o de letras, se basa en el idioma en el que se aprenda, en el que se enseñe. Sin dominarlo, no podrá irse muy lejos. Es algo que los países más avanzados descubrieron tras la desastrosa experiencia de la «enseñanza creativa» de los años 60 y 70 del pasado siglo: La base de toda educación son la lengua y las matemáticas, que en el fondo vienen a ser lo mismo, pues las matemáticas no son otra cosa que el idioma de los números. Y hacia ahí han volcado sus planes de estudios, dejándose de macanas.

Mientras nosotros, siempre retrasados, siempre prestando más atención a lo secundario que a lo principal, seguimos ignorando el español, que pronto tendrá en el currículo escolar la categoría del judo. No hace falta más que oír hablar a los chavales para darse cuenta de lo rudimentario de su vocabulario, de su absoluto desconocimiento de la sintaxis. Del lenguaje escrito mejor no hablar. La mayoría son incapaces de escribir una carta, dado que lo único que escriben son palabritas de relleno en los nuevos textos escolares, tan monos ellos. Redacción escolar, ¿qué es eso? En cuanto a las matemáticas, sí, mucho ordenador en cada aula y a ser posible, uno para cada alumno. Pero ¿y el cálculo mental? ¿Son capaces de sumar, restar, multiplicar, dividir de memoria? Mucho me temo que no, habiendo calculadoras que le hacen a uno todas esas operaciones sin tener que molestarse. Pero resulta que en tales operaciones se fundan todas las matemáticas.

Hemos pasado de la España de la pandereta a la España de los paletos. El paleto es el lugareño que siente una inmensa fascinación por lo muy lejano. Esta España paleta, que desprecia el idioma que se esfuerzan por aprender millones de personas mundo adelante, que ha acabado con la reválida y permite pasar curso con tres asignaturas pendientes, la representa el PSOE mejor que nadie. Pues hubo un tiempo en que los socialistas pensaban que la excelencia de la enseñanza era la mejor vía para el avance de los pueblos y de las personas. Pero que no se lo digan a los socialistas actuales, para quienes las matrículas de honor son sospechosas, los exámenes, peligrosos y los suspensos, fascistas. ¿Cómo no iban a cargarse, de entrada, una ley llamada de la Calidad de la Enseñanza?

11-M
La estrategia de la manipulación
Susana Moneo Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Lo más inquietante de ese "tres en raya de ETA y los asturianos del 11-M" que esta semana ha publicado El Mundo es que el Gobierno lo sabía De la información de El Mundo se desprenden inquietantes interpretaciones, acuciantes preguntas que nos sumergen en una honda preocupación acerca de los intereses últimos de aquellos que, al menos sobre el papel, son los garantes de nuestra libertad y seguridad.

Porque cada dato que conocemos, siempre a través de la investigación periodística, nos sobrecoge por sus derivaciones. Policías y Guardias Civiles que encubren, esconden y utilizan el delito apareciendo en el fondo de la siniestra trama de la masacre. Jueces que dejan en libertad a los delincuentes a pesar de los indicios, que mienten ante una comisión de investigación. Dirigentes políticos que sabían lo que dicen que no sabían, actuales altos cargos que utilizaron informaciones en su favor. Lo que creímos errores en la investigación se tornan en ocultaciones. Lo que algunos determinaron como equivocación en el método de ataque al contrario se convierte en maquinación, y lo que muchos proclamaron como despropósito de estrategia ha mutado en manipulación.

Lo más inquietante de ese "tres en raya de ETA y los asturianos del 11-M" que esta semana ha publicado El Mundo es que el Gobierno lo sabía. Y no sólo ha callado, sino que ha impedido que salga a la luz. Ahora se entiende el bloqueo a que ha sometido a la comisión de investigación. Ahora adquiere sentido su negativa a que comparezca el confidente que más parece saber sobre esta trama.

Está claro que el PP no se enteró de lo que estaba pasando el 11-M pero no mintió. A tenor de los datos que tenemos, no me atrevo a decir lo mismo de quienes ostentan el poder. No sólo se desmonta la teoría de Zapatero, sino que empiezan a ver como podría caer sobre ellos la responsabilidad de haber manipulado a la opinión pública.

El límite al chantaje
Editorial El Ideal Gallego 30 Septiembre 2004

La imagen de Berlusconi exultante, aplaudido por todos los diputados de la cámara italiana al anunciar la liberación de las dos cooperantes que habían sido secuestradas en Irak, contrasta con la de Blair, atacado en el congreso de su propio partido por su postura en la guerra contra Sadam y, por supuesto, por el vídeo en el que Kenneth Bigley le acusa de mentir desde la jaula en la que lo mantienen sus dos captores. Pero la sombra de que entre ambas estampas medie el pago de un rescate de un millón de dólares complica el análisis. Aunque el Gobierno italiano niegue que haya entregado dinero por la libertad de las “dos simonas”, la realidad es que casi nadie duda de que en la negociación con los secuestradores hubo dinero de por medio.

Lo peor es que la buena noticia del final feliz al secuestro se convierte, de manera inmediata, en un nuevo peligro para cualquier occidental que ose acudir a Irak. Lo que comenzaron siendo acciones de grupos terroristas con la captura de rehenes, se ha transformado gracias al pago de dinero por la liberación en un lucrativo negocio en el que ocuparán, con toda seguridad, su tiempo los señores de la guerra, que, de hecho, son quienes controlan Irak. No es fácil mantenerse firme frente al chantaje, pero una vez que se cede lo complicado es marcar el nuevo margen que delimitará lo que puede ser asumible por un Estado. ¿Cúanto cuesta una vida? ¿y dos?, ¿por quién se paga y por quién no se suelta ni un euro? La solución, por desgracia, se conocerá en los próximos días, con el siguiente secuestro.

Posibles claves de la aportación francesa
José Javaloyes Estrella Digital 30 Septiembre 2004

Dado que en diplomacia no se conocen normalmente actos gratuitos como los que depara la actual de España, habrá que estar atentos a la causa de que la política exterior de Francia hiciera la propuesta de que las fuerzas integrantes en la resistencia participaran, como un interlocutor más, en la Conferencia Política sobre Iraq. Tras de una versión tan irrealista del realismo político (pues tal presencia de los resistentes bastaría para bloquear e invalidar la propia Conferencia) sólo podía estar una causa tan concreta y limitada como apremiante. Algo que, acaso por razón de urgencia, fuera capaz de explicar iniciativas al margen del sentido común.

Parece residir la clave en la cuestión de los dos colegas franceses secuestrados el pasado 24 de agosto. En paradero desconocido desde entonces, la causa de su secuestro fue, como se recordará, el asunto del velo islámico. Querían los secuestradores de los periodistas que Francia diera marcha atrás en ello. Pero, al cabo, los secuestradores habrían reconvertido su exigencia. Del asalto inicial a la política de Francia y contra su laicismo, al regreso a Iraq.

Ningún escenario más adecuado para ello que el de ahora mismo, con la insurgencia armada contra el proceso del país hacia las elecciones generales, cada vez más improbables en enero próximo. Los resistentes intentan cerrar como sea el paso a las urnas. Y tan adecuado para ello puede ser la acción armada de todos los días, con guerrillerismo y con terrorismo, como la acción política por medio de la vía diplomática.

Francia, que se opuso a la guerra y que pone bastones a la idea norteamericana de que el poder político iraquí se transfiera a las urnas en las sabidas condiciones, se configuró, para los secuestradores, como la pieza ideal y el instrumento más idóneo para su estrategia de obstrucción.

Si Francia plantea que los resistentes sean integrados en la Conferencia Política iraquí, Francia les cierra el paso a estadounidenses y británicos. Francia les presta un enorme servicio a los secuestradores. Paga de esa manera el rescate de sus dos periodistas secuestrados. Lo suyo es algo más que simples “pasos positivos”, reconocidos por la resistencia y difundidos por Al Arabiya, la cadena árabe de televisión. Pero, claro está, difícilmente reconocerá París que los cosas han sido como, con toda claridad, se deduce que son.

Los franceses entendían que su política en Iraq les cubría de los riesgos generados por el conflicto. Pero no fue así, porque el terrorismo no mira los pasaportes ni repara en las diplomacias. El secuestro de los dos periodistas cogió a Jacques Chirac con el pie cambiado. Su gaullismo de cercanías —como los trenes del 11M— intenta salir del atolladero con un servicio diplomático a los terroristas.

El velo islámico ya no cubre las cabezas de las estudiantes musulmanas en Francia, pero Francia se moja con la resistencia y pide que se la siente en la Conferencia Política sobre el futuro de Iraq. Así, tan desvelada queda una cosa como la otra, la testa de las moritas como la factura pagada a los secuestradores. Muchas y muy variadas son las maneras de doblar en Iraq. Italia, sin embargo, desoyendo el consejo de Rodríguez, ha mantenido el tipo: tras recuperar a sus dos pacifistas y no mover un soldado de allí.       jose@javaloyes.net

La ETA audiovisual
Iñaki EZKERRA Libertad Digital 30 Septiembre 2004

El videocómico y peliculero rechazo de ETA hacia el Plan Ibarretxe sólo responde a una estrategia del nacionalismo en su conjunto: legitimar dicho plan presentándolo ridículamente como opuesto a las aspiraciones de la banda –cuando es obvio que las ratifica– y ampliar el campo de acción independentista presentando varias versiones distintas de un mismo proyecto de secesión para fingir una fantasmagórica pluralidad vasca y para que la opción constitucionalista se relativice y se pierda como una más, «como gota de mar en la mar inmensa». Si en vez de mostrar el mapa ideológico vasco dividido en sus dos únicos bandos reales -–el autonomismo y el independentismo– aparece al primero de ellos sumido en un océano de infinitas posibilidades (lo cual no sería nuevo porque antes del Plan Ibarretxe ya hubo un Pacto de Lizarra y un Plan Ardanza y una Vía Ollora y un Tercer Espacio que pretendían unánimente la autodeterminación) se abre para los nacionalistas la cómoda expectativa de llegar a la independencia por media docena de atajos diferentes y poder exigir una independencia a la carta.

Lo que ETA busca con su vídeo es que el nacionalista vasco quede situado ante el escaparate de la secesión como un niño en una heladería: con la boca hecha agua y no sabiendo si quedarse con la independencia de tuti fruti, la de vainilla o la de fresa mientras al constitucionalista no le queda ni el barquillo. No. ETA no está en contra del Plan Ibarretxe por muchos vídeos que haga. Ni está ETA contra el Plan Ibarretxe ni está EA ni está Aralar ni está Elkarri contra ese plan. Otra cosa es que, por meras razones de táctica política, prefieran no quemarse y no apostar en voz alta por éste por si fallara y para poder salir entonces cada uno con una nueva versión propia. De lo que se trata es de reducir al máximo el espacio del constitucionalismo o, mejor dicho, del PP porque el PSE-EE también está jugando a ofrecer su Plan López y a crear un clima que presente como imprescindible el desbordamiento del Estatuto de Gernika.

Sí. La deslegitimación socialista del actual marco estatutario, la desmovilización, el adormecimiento del movimiento cívico, las ideas de la Gallizo, los ánimos que se le han dado a ETA rinden frutos. Se ha dicho con mucha euforia que a ETA le quedan dos telediarios y que no atenta por el «efecto social» que tuvo el 11-M. Pero en los planes de ETA no sólo cabe la fase táctica de la bomba sin víctimas y la reaparición esporádica de la «kale borroka» sino el modelo Bin Laden que le inspira «sana» envidia. El mismo salto audiovisual que ha dado tiene mucho de plagio de los vídeos de Al Qaida. El modo de evitar que esos dos telediarios que le quedan a ETA no relaten un segundo 11-M es precisamente convencer a la banda de que no obtendría el «efecto social» ni los «buenos resultados políticos» que obtuvo el primero para los objetivos terroristas.

Nuevo golpe a ETA
Editorial El Ideal Gallego 30 Septiembre 2004

El frente abierto por el terrorismo islámico ha hecho que muchos casi se hayan olvidado de ETA, pese a su reciente “campaña de verano”, en la que Galicia fue desgraciadamente el lugar elegido para buena parte de sus atentados. Sin embargo, la lucha contra los nacionalistas vascos asesinos nunca debe quedar relegada a un segundo plano; la fuerzas de seguridad tienen que dedicarle toda la atención, sólo podrán olvidarse de ella el día en el que el último de los terroristas sea detenido, porque la renuncia a la armas nunca será una realidad. De ahí que haya que valorar la operación policial que permitió detener ayer a cinco miembros del aparato de mugas (paso de fronteras) de la banda criminal e incautarse de muchos documentos, lo que lógicamente debería propiciar nuevos arrestos. Además, este golpe a los etarras deberá servir para recordar a los “desmemoriados” que mientras exista la amenaza de las pistolas habrá muchos ciudadanos que no tengan libertad para tomar decisiones.

Rubalcaba será la ruina de Zapatero
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Cándido Conde Pumpido empieza a darnos la razón a quienes dijimos, tras sus primeros derrotes sectarios, que haría bueno a Eligio Hernández, el inolvidable Pollo del Pinar. Está en ello. Pero trocar la condición de Fiscal General del Estado en la de Abogado Particular del PSOE (sección de alcantarillado y cloacas) tiene muy serias contraindicaciones para el Gobierno de Zapatero. Casi tantas como la contumacia en la trola de Alfredo Pérez Rubalcaba, que está comprometiendo al presidente del Gobierno de una forma gravísima e innecesaria. Ni Belloch cuando perdió definitivamente el control de sus líos metió en semejantes berenjenales a Felipe González a cuenta de sus responsabilidades directas en el Gal o indirectas en el saqueo de los fondos de Interior, las hazañas de Roldán, el suegro de Vera y demás “famiglia”.

En el caso de González, su egoísmo típicamente político y su natural cobardón dentro de la bravuconería le llevaron a confiar su “horizonte penal” a un personaje como el actual alcalde de Zaragoza, capaz de hacerse trampas jugando al solitario. Pero Tigrekán II estaba ya muy pasado de vueltas, llevaba demasiados años en el poder y había ido empeorando en todos los órdenes. Zapatero, en cambio, está aún relativamente inédito. O lo estaba, porque la disparatada y siniestra política desinformativa de Rubalcaba con respecto a la masacre del 11-M sólo puede redundar en perjuicio de su figura y en demérito de la parte sana o menos enferma de su partido.

Es normal que el portavoz del Gobierno de los Gal actúe como entonces. Es lógico que el hombre de Prisa actúe como si fuera un desinformador de la SER el 13-M. Lo que no es normal es que un presidente del Gobierno, a los seis meses de llegar a La Moncloa de rebote y previa manipulación de la masacre del 11-M, parezca empeñado en convencer a media España de que su partido y sus partidas han tenido directamente algo que ver por acción u omisión en la urdimbre del mayor atentado de la Historia de España. Para la gente del Gobierno y del PSOE que no tiene nada que ver con las costumbres gálicas y prisaicas, confiar a Rubalcaba el discurso sobre el 11-M es condenarse a la ruina política, porque una cosa es ser malo y otra omnipotente. Rubalcaba ya fracasó en lo del GAL y lo está haciendo muchísimo peor en lo del 11-M. Pero, en fin, allá Zapatero si prefiere caminar con un acreditado sepulturero político al lado. ¡Lagarto, lagarto!

Maragall codecide
José Cavero El Ideal Gallego 30 Septiembre 2004

Los cronistas que han informado del debate de política general desarrollado el martes en el Parlamento de Cataluña han coincidido en destacar el propósito de Maragall de codecidir en la España que encabeza Zapatero, proyecto en el que Cataluña aspira a ser reconocida como nación. Maragall explicó que ahora llegará la oportunidad de hacer efectiva la voluntad de Cataluña de influir en la política y economía españolas. Ahora es el momento de implicarse en la política española para codecidir en la misma.

Las ideas que mezcla Maragall pueden llevar a confusión: de un lado, insiste en que las comunidades históricas adquieran de una vez esa condición en la Constitución que pretende ser revisada. En concreto, aspira a que Cataluña sea reconocida de una vez como nación. De otra parte, trata de convencer a los catalanes de que esa nueva condición de Cataluña les dará competencias para ejercer mayor poder de decisión sobre cuanto ocurra en la política nacional. Y en esa mezcla se produce una confusión inquietante.

En principio, no parece que nadie ponga obstáculos para que Cataluña se denomine nación, país, nacionalidad o comunidad catalana, como acuerden sus dirigentes, que discrepan sobre ese particular. Cosa lógica es que Cataluña, como cualquier otra región, nacionalidad o comunidad autonómica tenga algo o mucho que decir sobre la marcha del conjunto de una España constituida por sus nacionalidades, regiones o naciones autonómicas, como cada una de ellas prefiera ser denominada, y siempre que las denominaciones no signifiquen predominio de unas sobre otras. Eso sería lo inadmisible desde todos los puntos de vista.

De hecho, hay bastante coincidencia en apreciar que será difícil que en otro momento Cataluña llegue a tener el grado de influencia que tiene ahora, por virtud del apoyo que el tripartito de socialistas catalanes, Esquerra e IU ofrecen al Gobierno. Esas tres fuerzas son conscientes de que codirigen o copresiden el Gobierno de España, porque sin su cooperación no sería posible mantener la mayoría que se requiere para aprobar los presupuestos o para sacar adelante cualquier ley. En ese sentido, Maragall codirige y copreside con Zapatero. Y Carod también. En mayor medida que lo hacen Chaves, Ibarra y hasta Bono, ex presidente manchego y ministro de Defensa.

Europa y las elecciones USA
Alejandro MUÑOZ-ALONSO Libertad Digital 30 Septiembre 2004

A medida que se acerca la fecha de las elecciones presidenciales norteamericanas crece la decepción entre los amplios sectores que durante estos últimos años han encabezado en Europa las críticas a la Administración Bush, tanto por la capital cuestión de Iraq, como por otros diversos temas, como el Protocolo de Kioto o el Tribunal Penal Internacional. La decepción no se debe, o no se debe sólo, a la posibilidad de que Bush consiga un segundo mandato, algo que hoy prevén las encuestas, pero que no deja de ser un futurible o una incógnita que no se aclarará hasta que no se abran las urnas. Mucho más preocupante es para este sector la convicción, que cada día cobra más fuerza, de que aun si gana Kerry, ni en la cuestión de Iraq ni en ninguno de los otros asuntos significativos se producirían cambios sustanciales. Durante mucho tiempo el antiamericanismo difuso y menos difuso que campa por Europa al amparo de ese famoso eje Chirac-Schröder, con Zapatero de dócil invitado de piedra, Bush era la coartada de su actitud: No somos antiamericanos, sólo somos contrarios a esta Administración.

Pero ya verán qué bien nos entendemos con Kerry. Ese angelismo, que les llevó a pensar que Kerry era «nuestro hombre», no tenía ningún fundamento y sólo demostraba una seria ignorancia de cómo es y cómo funciona la política de los EE UU.

Bastaría que se hubieran leído las Memorias de Madeleine Albright para comprobar qué piensan los demócratas acerca de Iraq. Pero lo más preocupante para el eje y compañía es que los contactos que han tenido con enviados del entorno de Kerry, les ha confirmado que con él en la Casa Blanca, la política exterior no sufriría cambios mayores. Para irritación de Schröder, uno de estos enviados no sólo insistió en que no puede haber retirada de Iraq en al menos cuatro años, sino que pidió que se desplacen allí tropas europeas, incluidas alemanas, algo que al canciller alemán le puso de los nervios. Como sucede con cualquier presidente nuevo, con Kerry cambiaría la retórica y los gestos y, posiblemente, volverían muchos de los que, ya en la etapa Clinton, propugnaron un derrocamiento de Sadam, tuviera o no armas de destrucción masiva, simplemente por el hecho constatado de que estaba tomando el pelo a la comunidad internacional, ante la pasividad irresponsable de la ONU.

Las Simonas
Tomás CUESTA Libertad Digital 30 Septiembre 2004

El terrorismo global es un virus movedizo que, si logra infiltrarse en el caudal de lo social, destruye, una por una, todas sus defensas. Y ese útero angélico, modorro, bien pensante, ese capullo de buenismo y autocomplacencia, sirve a la perfección de caldo de cultivo para la bestia verde con que los matarifes del Islam han tomado el relevo de aquella bestia parda que cubrió de ceniza los campos europeos. En un mundo global todo es global y, a contrapelo de lo que enseñaba Heráclito, siempre es el mismo río el río que nos lleva. La «sociedad del espectáculo» que pregonara Guy Debord entre los revolucionarios de café de los sesenta cobra una dimensión espeluznante cuando la masa, acartonada por el chorreo paradójico de la muerte servida en vivo y en directo, descubre que hay emociones a estrenar, que hay un nuevo pasmo en el que reconocerse. El caso de «las Simonas», las cooperantes italianas liberadas en Iraq por una pasta «al dente», resultaría ejemplar si es que este disparate pudiera dar pie a algún ejemplo. Su llegada al hogar reivindicando a sus raptores porque las han tratado «con respeto» es una manifestación del «síndrome de Estocolmo», enfermedad con amplio historial clínico y un aseado protocolo médico. Lo peligroso es que la misma neurosis parece haber prendido en un país entero. Por un puñado de dólares y un puñado más de minutos en la tele (otra tela), una infame turba de asesinos se va a hacer merecedora de «respeto». El síndrome de Estocolmo acabará por ser el síndrome de Occidente.

La matrícula como problema
XOSÉ LUÍS BARREIRO RIVAS La Voz 30 Septiembre 2004

SIEMPRE dije que el Plan Ibarretxe no tiene futuro, y que es imposible avanzar hacia la modernidad sobre una interpretación del hecho nacional ya en desuso. Pero mi espíritu tolerante y relativizador me permitió convivir sin angustias con los vascos, hablar libremente con el propio lendakari, y fiar mucho más de la ley y del voto responsable que del intento de levantar una cruzada contra el nacionalismo.

También estoy convencido de que el discurso catalán empieza a ser más farragoso y poético que las Doloras de Campoamor, y que difícilmente va a concitar el entusiasmo de los que queremos construir Europa sin categorías sociales ni territoriales. Pero le agradezco a Maragall el haber quebrado aquella entelequia de la España «una, grande y libre» que subyacía en el discurso de Aznar, y el haber demostrado que es más exacta la historia discutible que la que nadie discute.

Lo que no puedo aguantar, y lo siento, es a los colegas de CiU, que a estas alturas de la película me salen con la chorrada de regionalizar la matrícula de los coches, para dejar muy claro de donde viene y a donde va cada uno. En realidad acabo de cambiar de coche. Pero no lo hice por presumir, ni porque el anterior funcionase mal, sino para sustituir la placa C-2393-BK por otra deslocalizada, invento del PP, que me permite viajar con una intimidad que nunca había disfrutado. Es posible que Artur Mas y Carod-Rovira tengan razones de peso para esta regresión aldeana a las matrículas de siempre. Pero yo no quiero volver a una placa que delate mi origen, y que, ya sea en Burgos, París o Antequera, me identifique como miembro de una tribu que clasifica a sus políticos por boinas y birretes y genera una elite dirigente compuesta por Baltar, el hijo de Baltar, y una panda de amigos de Baltar que, según López Veiga, se enriquecieron con la política.

No quiero que me miren como un ciudadano raro cuando paro en los semáforos, o que me hagan bajar la ventanilla para preguntarme por Fraga y decirme que en Galicia se come muy bien. No me gusta que me miren con compasión a causa de la matrícula, ni que los papás me apunten con el dedo para enseñarle a los niños como son esos votantes gallegos que hacen posible la mayor opereta de occidente.

Ya sé que hay cosas muy serias de las que hablar estos días. Pero me temo que la polémica sobre la matrícula constituye una visión paradigmática del debate que se lleva por los andurriales de España. Por eso me niego a viajar en un coche que me delate como habitante de la reserva política de la Península, y, antes de que me obliguen a ponerle una G, prefiero comprar otro coche en Portugal. ¡Y menos mal, que nos queda Portugal!

Gobierno asimétrico
EDITORIAL El Correo 30 Septiembre 2004

El primer pleno de política general del Parlamento de Cataluña en la era Maragall reflejó con precisión la existencia de un Ejecutivo tripartito de dos velocidades, una oposición en torno a CiU volcada en radicalizar su discurso y un PP liderado por Piqué que no termina de encontrar su sitio en el fervor reformista. Pasqual Maragall, al frente de un Gabinete con Esquerra e Iniciativa, llegaba a la Cámara después de diez meses de gestión con un bagaje muy intenso en tensiones internas y un abundante repertorio de declaraciones reivindicativas de nacionalismo catalán y solidaridad con España. En contrapartida, quedó en evidencia una llamativa escasez de políticas pegadas a la realidad que el tripartito pudiera exhibir para dar satisfacción a una anhelada eficacia institucional después de unos años de parálisis pujolista. Aprovechando el viento favorable del ocaso de CiU, el triunfo del PSOE en las generales y el juego decisivo de las fuerzas del socialismo catalán en Madrid, Maragall sigue bordeando la frontera del victimismo reivindicativo como centro nuclear de un discurso que, trufado de conceptos como 'codecidir' o 'pacto de ciudadanía', el presidente catalán articula diez meses después de llegar al Gobierno como un mensaje estimulante hacia una Cataluña necesitada de un nuevo impulso.

Pero el contrapunto es que deposita demasiada responsabilidad para ese empuje en la panacea del nuevo estatuto o en las exigencias al Ejecutivo central. Con un gesto realista, Maragall planteó la necesidad de una reforma estatutaria avalada por la unanimidad de todas las fuerzas políticas, pero que encierra también el planteamiento equívoco de que las Cortes no tendrían más remedio que aprobar ese texto. Los socialistas catalanes saben que su invocación de la unanimidad obligaría a rebajar el perfil de la futura reforma estatutaria para hacerla aceptable al PSOE y al PP, y en consecuencia factible, lo que agudizaría sus tensiones con el socio más independentista, como se encargó de poner de relieve en la misma sesión el 'conseller en cap', Josep Bargalló.

El Gobierno de la Generalitat anunció también un decálogo de medidas y proyectos de futuro -entre ellas, fuertes inversiones en construcciones escolares y un 'cluster' para el fomento de la biotecnología-, que, de ponerse en marcha, disiparían la sensación de inoperancia que ha transmitido hasta ahora el tripartito. Una coalición que con su apariencia de unidad soporta una tensión interna que convierte al Ejecutivo de Maragall en un equipo asimétrico que pierde eficacia en la misma proporción que gana en complejidad discursiva.

CONTRAPROGRAMACIÓN A PROPÓSITO DE LA COMISIÓN
El Mundo desvela los pagos de un imán a El Egipcio y El País cuenta que el 11-M costó poco dinero
Según una investigación conjunta de El Mundo y Corriere della Sera, el imán saudí Salman al Aouda, amigo personal de Ben Laden, financió a Rabei Osman, más conocido como Mohamed “El Egipcio”, durante su estancia en España para preparar los atentados del pasado 11 de marzo. El mismo día, el diario El País contraprograma con un información en la que informa de que la matanza, organizada por Al-Qaeda según Europol, “tuvo un bajo coste económico”.
Agencias Libertad Digital  30 Septiembre 2004

El diario El Mundo añade en su información que el imán Salman al Aouda, profesor de una universidad islámica en Riad y opositor histórico a la Casa Real de Arabia Saudí, proporcionó a “El Egipcio” una cantidad regular de dinero de “dos mil euros al mes” durante el tiempo que permaneció en España, concretamente entre octubre de 2001 y febrero de 2003.

El propio Rabei Osman, considerado el principal organizador del 11-M, en una serie de conversaciones telefónicas que la policía grabó en su domicilio reconoce haber trabajado para el imán en España. "He estado muy bien en ese periodo en el que ganaba dos mil euros al mes", asegura “El Egipcio”. En otra de las conversaciones grabadas por la Policía, Rabei Osman asegura tener el dinero en Yeda, al oeste de Riad. "Me llega de Yeda con sólo un golpe de teléfono", añade en otro momento.
En otro episodio de contraprogramación a propósito del 11-M, el diario El País cuenta este jueves que la agencia Europol elaboró un informe –fechado en Holanda el 26 de marzo– en el que se asegura que los atentados de Madrid tuvieron “un bajo coste económico”. Además, el informe dice que, al menos dos años antes de los atentados, "agencias españolas descubrieron la entrada de transacciones que procedían de Alemania, que creyeron que estaban destinadas para pagar propiedades, que se reservaron como pisos francos en España".

SE AUSENTARON DE UN ACTO AL APARECER EL POLÍTICO
La AVT, indignada con la carta de Fundación para la Libertad pidiendo excusas a Llamazares
La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) mostró este miércoles su indignación por la carta en la que el gerente de la "Fundación para la Libertad", Eduardo Uriarte, tachó de "mala actitud" la ausencia de miembros de esta asociación en un concierto homenaje a las víctimas del terrorismo el pasado viernes en Madrid en protesta por la presencia del coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares.
Libertad Digital  30 Septiembre 2004

En un comunicado remitido a Libertad Digital, la AVT “desea poner de manifiesto, que Eduardo Uriarte carece de legitimidad moral para enjuiciar los actos de protesta que los miembros de la AVT llevamos a cabo con el fin de expresar nuestra oposición frente aquellos líderes de opciones políticas que con su actitud legitiman situaciones como las de la permanencia en el Parlamento Vasco como grupo parlamentario de los cómplices de la banda terrorista ETA”.

La AVT ha expresado también su “profundo malestar con la actitud mantenida” por Eduardo Uriarte a lo largo de todo el proceso. La asociación continúa que “si ya resulta de por si enormemente lesivo para la AVT” que se les considere “personas ajenas a la organización” en un acto organizado a favor de las víctimas del terrorismo, “más doloroso aún resulta ser objeto de descalificaciones precisamente por aquellos que más deberían velar por el bienestar de las víctimas”. Asimismo, consideran “incomprensible” que el Gerente de la “Fundación para la Libertad” haya procedido a trasladar a Llamazares, una misiva en la que “se descalifica a los miembros de la AVT que decidimos no asistir al acto, sin haber procedido previamente a tratar de aclarar lo sucedido con ninguno de nosotros”.

Actitud "cobarde"
“Descalificar de esta manera a personas que han perdido familiares y amigos, como consecuencia de la lacra terrorista, supone una actitud que sólo cabe ser tachada de cobarde, ruin e impropia de un responsable de una organización como la Fundación para la Libertad. En la defensa de las víctimas, la AVT siempre ha estado y estará del lado de los que han sufrido directamente los efectos del terrorismo, y no sometida a juegos políticos que únicamente llevan al legitimar la actitud de aquellos que en Madrid dicen una cosa en busca de la foto o del titular en los medios de comunicación, mientras en el País Vasco se destacan por dar constantemente oxígeno a los colaboradores de la banda terrorista ETA”, continúa el comunicado.

Por ello, el presidente de la AVT, José Alcaraz, “tiene absolutamente claro que su lugar” está al lado de cualquier víctima del terrorismo que en un momento dado, tal como ocurrió el pasado viernes, pueda sentirse legítimamente ofendida e insultada por la actitud de líderes políticos cuyas formaciones se han destacado a lo largo de los últimos años por dar la espalda constantemente a las víctimas del terrorismo, cuando no por apoyar directamente situaciones que de facto legitiman que todo el entramado etarra siga disfrutando de aquellos privilegios que en el pasado le fueron otorgados”.

Respeto al acto
La AVT quiere poner de manifiesto “que la actitud de las víctimas del terrorismo que decidieron no asistir al concierto fue de absoluto respeto en relación con el desarrollo del mismo, llegando incluso a entregar nuestras entradas a otras personas interesadas en asistir, con el fin de que no quedara ningún lugar sin ocupar en un acto tan significativo como acredita la presencia de los Príncipes de Asturias”.

Finalmente, la AVT “desea agradecer la solidaridad sincera y el compromiso que, jornada tras jornada, gente como Gotzone Mora, Iñaki Ezkerra o la presidenta de la Asociación Ciudadanos por la Libertad, María Isabel Calero, manifiestan hacia las víctimas del terrorismo, ya que siempre han mostrado un apoyo incondicional a todas nuestras iniciativas, demostrándonos su cariño y afecto”. Según el comunicado de la AVT, “gestos como el que protagonizaron el pasado viernes, abandonando el auditorio donde se celebraba el concierto al percatarse de nuestra ausencia como consecuencia de la presencia de un político cuyo partido impide que se otorguen subvenciones a los colectivos de víctimas del terrorismo, para otorgárselas a los familiares de los asesinos de la banda terrorista ETA, demuestran una calidad humana digna de elogio”.

La AVT anuncia también que va a denunciar a aquellas personas o colectivos “que utilicen el dolor y el sufrimiento de las víctimas del terrorismo con el fin de obtener rédito político o personal de las mismas”.

Marín cambia de criterio y permite a ERC formular preguntas en catalán
El presidente del Congreso hace la vista gorda por la negociación del Reglamento
E. L. Palomera Libertad Digital 30 Septiembre 2004

Madrid. Agustí Cerdá y Francesc Canet contaron ayer con el beneplácito del presidente de la Cámara Baja, Manuel Marín, para incumplir con la norma parlamentaria de utilizar el castellano. No hubo contestación a su afrenta. Y es que el Marín combativo en este asunto, que impidió, de abril a julio, cada semana que los independentistas se salieran con la suya, hizo ayer oídos sordos. A punto estuvo, el pasado junio de anular una pregunta por el empecinamiento de un republicano a formularla en castellano.

Ayer, solícito con las exigencias de los socios del Gobierno cambió de parecer. Y la clave, se felicitan en ERC, está en la negociación abierta para modificar el actual Reglamento de la Cámara. La semana próxima está previsto que sus señorías aborden el asunto de las lenguas cooficiales. El caso es que si hasta ahora era la vicepresidenta Carme Chacón la que permitía que los de Carod se saltaran a la torera no ya las normas sino la cortesía parlamentaria, Marín ya es un aliado.

Se da la circunstancia que una de las preguntas de Esquerra iba dirigida al ministro de Exteriores y tenía que ver con la polémica sobre si el valenciano y el catalán son o no la misma lengua.

Moratinos no necesitó traducción a la pregunta del republicano Cerdá. Se limitó a pedir al Congreso el «máximo consenso» a los grupos parlamentarios para aumentar el reconocimiento de las lenguas cooficiales de España dentro de la UE. El ministro explicó que en las Autonomías donde se habla este idioma «hay normas sintácticas comunes» y que lo que su departamento realizó ante la UE fue trasladar el contenido de los Estatutos de Cataluña, Valencia y Baleares al futuro tratado de la Unión. «De esta manera se consiguió por primera vez romper un tabú: incluir un artículo en el futuro Tratado para ampliar el reconocimiento de las lenguas cooficiales», subrayó.

El republicano Cerdá entendió que la respuesta del ministro suponía el reconocimiento de la unidad de la lengua catalana, pero dijo que eso era «una obviedad para la mayoría». Hay lenguas, concluyó que se denominan de manera diferente, pero que cuando se registran en un texto jurídico sólo consta la de una. En su caso, la única denominación con reconocimiento internacional el de catalán.

Cámara sorda
Nota del Editor  30 Septiembre 2004

El sistemático incumplimiento de la Constitución española por parte de todos los políticos, no es sino la punta de un iceberg de la permanente tomadura de pelo a la que nos someten los que nos estrujan los bolsillos para vivir del cuento, a cuerpo de rey, aunque algunos insulten el sentido común llamándose republicanos, pues son simplemente panzistas.

Y digo todos los políticos, pues unos la incumplen directamente y otros omiten su obligación de hacerla cumplir.

Recortes de Prensa   Página Inicial