AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 6 Octubre  2004

ETA: señales peligrosas
Editorial La Razón 6 Octubre 2004

A la última víctima
Román CENDOYA La Razón 6 Octubre 200

Del globo-sonda a la pifia-sonda
Federico Jiménez Losantos La Razón 6 Octubre 200

Las respuestas de Aznar y las preguntas a ZP
EDITORIAL Libertad Digital  6 Octubre 200

Carta a Simona Torreta
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 6 Octubre 200

Órdenes del sultán
Gabriel ALBIAC La Razón 6 Octubre 200

Los heraldos del Sultán
Alberto Míguez Libertad Digital 6 Octubre 200

La insoportable levedad internacional
GEES Libertad Digital 6 Octubre 200

Bono y el síndrome comanche
Manuel Martín Ferrand Estrella Digital  6 Octubre 200

La Policía acabará con ETA
JOSÉ MARÍA CALLEJA El Correo 6 Octubre 200

El libro
Alfonso USSÍA La Razón 6 Octubre 200

A Madrid, ni agua
Bruno AGUILERA La Razón 6 Octubre 200

El misil
David GISTAU La Razón 6 Octubre 200

Ser agradecidos
TONIA ETXARRI El Correo  6 Octubre 200

Desvanecimiento en el hemiciclo
Opinión El País  6 Octubre 200

Para el filólogo, que hoy participa en el Aula de Cultura de ABC, la oficialización del catalán, euskera, valenciano y gallego en Europa alentaría el «patrioterismo regional»
CARLOS HIDALGO ABC 6 Octubre 200

Detenido un grupo de apoyo a ETA en Guipúzcoa y Navarra que esperaba órdenes para atentar
Madrid. Agencias ABC 6 Octubre 200

El sindicato de prisiones ACAIP dice que los musulmanes de Topas forman un ejército bien organizado
Libertad Digital  6 Octubre 200

Se comprometen a promover en todo el Estado las lenguas cooficiales, tras negar su uso en el Congreso
E. L. Palomera La Razón 6 Octubre 200
 


ETA: señales peligrosas
Editorial La Razón 6 Octubre 2004

El hallazgo de dos misiles tierra-aire entre el reciente arsenal incautado a los etarras en el sur de Francia demuestra que los terroristas no han renunciado a llevar a cabo un magnicidio, atentando contra algún avión o helicóptero de transporte de personalidades. Hay, desafortunadamente, suficientes antecedentes en el proceder de la banda para temer que, pese a los continuos golpes policiales, no van a renunciar a intentarlo. De hecho, segun fuentes solventes de la lucha antiterrorista, se habían detectado algunos movimientos sospechosos en el restringido mercado negro de este tipo de armas, lo que indicaría que ETA sospechaba que los dos proyectiles antiaéreos intervenidos estaban probablemente «marcados» por la Policía y trataban de adquirir otros nuevos.

La noticia se une a otra información, también muy inquietante, adelantada por LA RAZÓN: el regreso al frente de la banda de José Antonio Urruticoechea, alias «Josu Ternera», a quien se ha visto hace poco mero- deando por la ciudad alemana de Bremen. El ex-parlamentario de Batasuna, que consiguió darse a la fuga y pasar a la clandestinidad, aprovechando que los jueces que incoaban su procesamiento como inductor del atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza habían creído innecesario aplicarle medidas cautelares que garantizaran su permanencia a disposición de la Justicia; ha demostrado ser uno de los individuos que mejor conocen las técnicas de seguridad interna, lo cual ha constituido el auténtico talón de Aquiles de los últimos jefes etarras. Al menos, así lo demuestra el hecho de que el cabecilla recientemente detenido, Mikel Antza, estuviera utilizando una vivienda que había pertenecido a la red de Esparza Luri, también capturado a principios de este año, y que muy probablemente había sido localizada por la Policía. Con «Josu Ternera», quien pese a ciertos rumores goza de buena salud, es difícil que los asesinos de ETA vuelvan a cometer este tipo de errores.

El recurso al veterano «Ternera», que profesa un odio fanático a todo lo español, confirmaría, por otra parte, el mal momento que atraviesa la banda, que no confía en los terrorista más jóvenes, procedentes en su mayoría de la violencia callejera, y cuya inexperiencia y brutalidad han propiciado algunos de los mejores golpes que se la han dado a ETA. «Ternera» siempre ha sido partidario de, en su lenguaje, «forzar al Gobierno español a negociar», naturalmente mediante el uso del terror y sin otro final posible que el desistimiento del Estado. El descubrimiento de armas tan potencialmente desestabilizadoras como son los misiles antiaéreos en manos de una ETA dirigida otra vez por el jefe más sanguinario que ha tenido la banda es, pues, una pésima noticia, cuyo alcance no ha escapado a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tan eficaces como siempre.

A la última víctima
Román CENDOYA La Razón 6 Octubre 200

Tienes la edad de la inocencia. Hoy por hoy te considero la última víctima del dúo asesino Antza y Amboto. Tus aitas. Responsables de dar muchas muertes e irresponsables en alumbrar tu vida. Escribo, hoy por hoy, porque espero que aprendas de la historia de tus padres y no perpetúes la saga terrorista. Tú no eres culpable de ser hija de terroristas y nieta de terrorista. Por ti y por todos deseo que termines con esa siniestra tradición familiar. El odio ha sido parte fundamental de tu vida. Espero que no te equivoques y sobre todo que no te equivoquen. Confío en que los que se vayan a hacer cargo de ti hayan aprendido la lección. Los únicos culpables de la situación de tus aitas son ellos mismos. No hay excusas. Sé que tiene que ser muy duro crecer y madurar con los aitas en la cárcel.

¡Generosa sociedad! Son muchos, muchos más de los que te va a apetecer creer que son, los que han crecido con sus padres en los cementerios. Tus aitas han sido los que decidieron todo. Ellos eligieron ser asesinos y terroristas y eso les ha conducido a la cárcel. Ellos decidieron que los aitas de otros terminaran en el cementerio. Vive y deja vivir. Y el día que tengas alguna duda, pregunta en tu entorno por qué Jon Juaristi escribió «es que nuestros padres nos mintieron». Suerte.

Del globo-sonda a la pifia-sonda
Federico Jiménez Losantos La Razón 6 Octubre 200

Los gobiernos sin principios suelen gobernar a partir de las encuestas. En esto, se parecen mucho la Derecha y la Izquierda, el PP y el PSOE. La gran diferencia estriba en que el PP tenía en La Moncloa una serie de axiomas que no sometía a la consideración sociométrica de Arriola, el bautizado en Génova como "Doctor Bacterio". El déficit cero, por ejemplo, o la lucha antiterrorista. Pero como este PSOE menguado no cree en nada, excepto en que le gustaría ocupar la Santa Sede y repartir bulas y excomuniones con el dominical de El País, llevamos cinco meses instalados en la política del globo-sonda. Claro que el bajísimo intelectual y el desconcierto político del Ejecutivo zapateril ha convertido lo que en el PP era oportunismo barato en una cotidiana y onerosa catástrofe. Hemos pasado del globo-sonda a la pifia-sonda.

Y en esto de pifiarla, las de la cuota llevan la fama, la mala fama, pero otros cardan la lana. Los serios del Gobierno, como Solbes o Bono, están resultando casi tan disparatados como las chicas del Vogue. Los Presupuestos de Solbes son una caja de sorpresas, ninguna agradable. Y las últimas aventuras dialécticas de Bono en materia militar, internacional, civil y sacramental han dejado a la opinión pública con la boca abierta. Reconozco que, a diferencia de Acebes, yo no tengo claro después de haberlo atendido ayer en la COPE y escuchar sus explicaciones si Bono quería decir lo que dijo y fingió en su rectificación o al revés, fingió en Tele 5 y dijo la verdad en La Mañana. Lo único que queda claro, como siempre en este Gobierno, es que ha rectificado. Pero cuándo lo ha hecho ya no es posible asegurarlo. Yo no me jugaría un euro por una u otra opción. Qué digo un euro, ni un céntimo.

Reconozco que con ser grotesco lo de la posibilidad de volver a Irak por mandato de la ONU, que ya se ha producido dos veces y que el propio Gobierno de ZP ha suscrito, lo más lamentable de las iniciativas de Bono en el ámbito político-militar (dejemos piadosamente a un lado lo sacramental) es el numerito de echar a los norteamericanos del desfile de la Fiesta Nacional y homenajear a los franceses ¡por la participación española en la liberación de París! Si no fuera por los norteamericanos, Francia seguiría siendo un protectorado nazi, como con Pétain, o una granja soviética. Hasta que los americanos no les liquidaron a los alemanes y a los colaboracionistas, que fueron casi todos, no apareció la famosa "Resistencia" y aún así, echaron por delante en París a los españoles, como carne de cañón para los francotiradores. Los españoles del Ejército Rojo que no habían muerto en los campos de concentración de Argelés o tratado a puntapiés los senegaleses. Total, que Madrid, gracias a ZP, Bono y demás cuadrilla, cada día se parece más al París de Chirac. En nuestro caso, con un toque de faltonismo caribeño que Bono ha debido de aprender en Venezuela, con el Gorila Rojo, o sea, Hugo Chávez. Por sus alianzas los conoceréis. Y por sus pifias-sonda, naturalmente.

Las respuestas de Aznar y las preguntas a ZP
EDITORIAL Libertad Digital  6 Octubre 200

¿Acaso se le preguntó a González por los “fallos cometidos” por no haber evitado la masacre de Hipercor, o la de la casa cuartel de Zaragoza? Por mucho que José Luis Rodríguez Zapatero haya justificado su comparecencia como un “imperativo ético y democrático”, lo cierto es que su tardía disposición a acudir a la Comisión del 11-M obedece bastante más a la necesidad de contrarrestar la previa del ex presidente Aznar. Y es que la del ex presidente del Gobierno se prevé dura y contundente, condición no suficiente, ojo, pero, desde luego, sí sine qua non, para que sea acertada.

Si tan elevadas convicciones mueven a Zapatero, no se entiende que no haya solicitado motu proprio su comparecencia —como hizo Aznar— , o que no haya accedido a ella en el mismo momento en que el PP la reclamó. Menos aún, después de haber venido a decir, junto a su Fiscal General del Estado, que ya no quedaba nada que averiguar.

No. Lo cierto es que se ha tenido que constatar en el Congreso del PP que ningún perfil bajo va a llevar a Aznar a morderse la lengua, ni a masoquistas pases de página, para que desde el PSOE se vea como ineludible asumir el riesgo de llevar al protegido a contrarrestar la intervención de un ex presidente decidido no sólo a una firme defensa de la actuación de su Gobierno, sino también a desenmascarar la vileza del comportamiento de una nada leal oposición en los momentos en que se acababa de producir la mayor masacre terrorista de nuestra historia.

Claro que el “riesgo” que deberá asumir ahora Zapatero dependerá mucho de los anaranjados representantes del PP y del perfil de las preguntas con que se acose al principal responsable y beneficiario político de la actuación del PSOE en aquellos días de infamia.

Bien es cierto que Rubalcaba —siempre tan leal a la hora de hacer suyo el trabajo sucio— ha querido acotar la exposición de su protegido únicamente a la cuestión de “los fallos detectados” y a "explicar lo que va a hacer”. Lo cierto es que Zapatero no sólo fue el principal responsable de las llamadas telefónicas que él mismo pudiera hacer en aquellas jornadas, sino que fue él quien autorizó el desmarque del Gobierno del PP ante una barbarie terrorista que siempre exigía como respuesta la firmeza y la unidad.

Sin negar el papel estelar a Prisa, fue Zapatero el que autorizó al PSOE a desviar la ira de muchos ciudadanos contra el Gobierno, en lugar de hacerlo contra los terroristas que acababan de sembrar Madrid de cadáveres. Fue Zapatero el que autorizó a Rubalcaba a acusar al Gobierno del PP de mentir el mismo día de reflexión. Es ahora Zapatero el principal responsable de las negativas del PSOE a muchas otras y relevantes comparecencias que no van a tener lugar, entre las que figuran, destacadamente, las de los confidentes.

Téngase en cuenta, además, que el terreno adonde quiere Zapatero que le lleven los suyos no es otro que el que facilita dar el paso —ya dado por Alonso— para pedir responsabilidades políticas al Gobierno del PP por no haber evitado el atentado. A eso, o a hacerse el bueno no pidiéndolas.

A ver si nos enteramos todos de que jamás en la democracia española se ha fiscalizado a ningún Gobierno por no haber sabido evitar una actuación terrorista. ¿Acaso se le preguntó a González por los “fallos cometidos” por no haber evitado la masacre de Hipercor, o la de la casa cuartel de Zaragoza? ¿Cómo, además, se quiere evitar "lo que falló" si no hemos terminado de saber a ciencia cierta qué es lo que pasó?

Rubalcaba querrá llevar a Zapatero al terreno que el PSOE quiere, y los representantes del PP tendrán que luchar para que no lo consiga. Al menos, no del todo. Más vale que quede constancia de que Zapatero no quiere responder las preguntas de los populares si la alternativa es que sólo les responda a las que él y Rubalcaba pretenden que le formulen.

Carta a Simona Torreta
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 6 Octubre 200

Felicidades de nuevo por haber salvado la vida y por ser una ciudadana del mundo libre, condición que los iraquíes, a quien usted se dedica con entrega, también merecen. Distinguida señora:

Quiero felicitarla por su liberación y expresarle mi reconocimiento por la generosidad con que ha venido trabajando con niños y enfermos en Irak. Su secuestro y el de su compañera nos llenó de angustia, y nos alegró enormemente que pudieran esquivar lo que, a la vista de los asesinatos de varios rehenes durante esos mismos días, parecía un destino ineluctable.

Es el caso que, sin desearlo, se han convertido en centro de atención de la opinión pública mundial, lo que significa que sus declaraciones tienen una gran trascendencia política. Casi al pie del avión que las acababa de devolver a su patria, se refirió usted al respeto con que habían sido tratadas por los individuos que las habían asaltado a punta de metralleta, las habían maniatado y vendado boca y ojos para tenerlas cinco horas metidas en el maletero de un coche sin ofrecerles agua, les habían colocado un cuchillo en el cuello e interrogado entre amenazas de muerte, las habían encerrado veintiún días en una celda y, por fin, las habían soltado tras recibir con toda seguridad un rescate cuyo importe servirá para que esos seres respetuosos sigan secuestrando, colocando bombas que matan a la población civil (casi cuarenta niños la semana pasada), y difundiendo sus decapitaciones.

Y lo entiendo. Entiendo que en situaciones extremas los seres humanos pueden ser violentados hasta el fondo de su conciencia y manifestar ciertas formas de adhesión a quienes han violado su libertad y les han enseñado el rostro de la muerte. Pero los días han transcurrido y, más en frío, declara usted con convicción que sus secuestradores son "un grupo religioso vinculado al movimiento de la resistencia", que "luchan contra la ocupación de Estados Unidos" y que se convencieron de que ustedes no eran sus enemigas. Me sorprende su insistencia en este punto, que sugiere que más allá del conocido síndrome, hay que interpretar sus palabras textualmente. De acuerdo, esa gente repugnante y ustedes no son enemigos. Sus enemigos son otros: el gobierno que consiguió liberarlas, por mantener tropas en Irak; los Estados Unidos, que derrocó a un genocida; el gobierno de Alaui, a quien llama "pelele en manos de los norteamericanos". "No serán elecciones legítimas", advierte, las que se celebrarán en enero. ¿Qué elecciones han sido en Irak más legítimas que estas? ¿Por qué no encuentro en sus palabras una condena al genocida iraquí que asesinó a centenares de miles de personas?

Los que cobraron el millón de dólares a cambio de sus vidas, obteniendo de propina toda esta propaganda para su causa, no eran terroristas sino un grupo religioso, ¿no? Otro tocayo suyo, Simón Mago, quiso pagar a los apóstoles para obtener el favor del Espíritu Santo. Desde entonces la compraventa de cosas espirituales se conoce como simonía. Simonía con la que estos apóstoles del degüello van a hacer milagros, señora.

Felicidades de nuevo por haber salvado la vida y por ser una ciudadana del mundo libre, condición que los iraquíes, a quien usted se dedica con entrega, también merecen.

Órdenes del sultán
Gabriel ALBIAC La Razón 6 Octubre 200

No es la primera vez que el sultán de Marruecos se juzga autorizado para silenciar a la Prensa. A la española, por supuesto. En Marruecos ese problema no existe. El déspota marroquí reina por decreto divino, como legítimo descendiente del Profeta. No está sometido a ley ni norma, su voluntad materializa la voluntad de Dios, y todo aquel que se le oponga ha de ser aniquilado sin más trámite que su magnánimo arbitrio.

Pero no basta al teócrata martirizar a sus humillados súbditos. Ni a Mohamed ni a su difunto padre les cupo nunca en la cabeza que un vulgar periodista europeo pudiera negar el derecho a pleitesía universal que el Misericordioso otorgara, sin fecha de caducidad, a los de su familia.

Y esto de ahora, la pretensión de que el Gobierno español censure a quienes tratan de investigar la pista de los servicios de inteligencia marroquíes en la matanza del 11 de marzo madrileño, prolonga lo que Rabat consideró siempre diezmo a percibir de sus primos (en ambos sentidos) del otro lado del estrecho. Aunque parezca cosa de risa, lo trágico es que suele acabar consiguiéndolo.

La agresión más reciente la padeció José Luis Gutiérrez, quien, en sus años de director de «Diario 16», había cometido el sacrílego agravio de publicar una información acerca de las altísimas implicaciones alauitas en el tráfico de cánnabis a través del Estrecho. A Hassan no le hizo maldita la gracia. Sobre todo, después del golpe que para la piadosa familia había supuesto el titular de primera del 3 de noviembre de 1995 en el diario parisino «Le Monde»: «Marruecos, primer exportador mundial de hachís. Un informe confidencial relaciona con el asunto al entorno de Hassan II».

Por supuesto que «Le Monde» ganó su procedimiento judicial frente al tirano. Tanto más cuanto que su titular no hacía sino reproducir literalmente el informe del Observatorio Geopolítico sobre las Drogas, realizado por encargo directo de la Unión Europea. Al periodista español, los jueces de por aquí le pusieron las cosas bastante más difíciles. Por aquello de la buena vecindad con nuestro amigo el sultán, ya saben. Y José Luis Gutiérrez sigue, aun hoy, enredado en un laberinto legal que amenaza con no acabar nunca.

El «World Press Freedom Committee» subrayó en julio la aberración cometida, en este caso, por jueces cuyas sentencias «ahogan el libre flujo de ideas y fomentan la autocensura de los periodistas, temerosos de que por el mero hecho de ejercer su profesión se arriesguen a pagar multas punitivas de graves consecuencias». Y Mohamed se quedó encantado. Y aprendió la lección: silenciar periodistas en España sale gratis. O casi.

España - Marruecos
Los heraldos del Sultán
Alberto Míguez Libertad Digital 6 Octubre 200

Asombra en un país que camina hacia la modernidad o al menos eso dicen sus defensores bien remunerados en España, tanta dificultad para entender lo que es la libertad de prensa en las naciones democráticas El rey Mohamed VI de Marruecos ha enviado a España en misión especial a sus tres consejeros más escuchados y poderosos, los viceministros del Interior Alí El Hima, Exteriores, Fassi Fihri y Fuad Benaich, su consejero privado para asuntos españoles.

La misión de estos heraldos del Sultán marroquí consiste en mejorar la imagen del país, un tanto deteriorada –dicen en Rabat– por algunos medios de comunicación, entre ellos el diario El Mundo, la Cadena Cope y la emisora, Intereconomía. Que se sepa, Libertad Digital no forma parte todavía de este selecto grupo de medios aborrecidos por el régimen marroquí, pero ya vendrá.

Asombra en un país que camina hacia la modernidad o al menos eso dicen sus defensores bien remunerados en España, tanta dificultad para entender lo que es la libertad de prensa en las naciones democráticas.

Ya en la época del progenitor del Sultán, Hassan II, hubo bastantes problemas con España porque el difunto soberano se ponía como una fiera cada vez que una revista, periódico o emisora se atrevía a criticar los aspectos más sórdidos del régimen cherifiano: corrupción, crimen y violencia contra los disidentes, desigualdad y privilegios de las clases altas, capricho y fantasía del Palacio (real) y la corte del Sultán, etc.

El régimen marroquí y su monarca vuelven ahora a las andadas. No entienden que un diario como El Mundo haya publicado varios reportajes sobre la supuesta intervención marroquí o de los servicios secretos de Marruecos en el sangriento atentado del 11-M en Madrid. En vez de aclarar una serie de oscuros episodios relatados por el periodista Casimiro García Abadillo en un libro de enorme interés, o de desmentir con hechos lo que consideran una campaña de descrédito contra el régimen marroquí, el Sultán ha enviado a sus peones para que convenzan no se sabe si al gobierno de España, a la ciudadanía, o a los medios de comunicación sobre su inocencia y la de sus servidores. Una pena, porque este tipo de maniobras no pueden desarrollarse bajo palabra. Lo que los tres consejeros íntimos de Mohamed VI difícilmente podrán convencer a quienes sospechan de los servicios especiales marroquíes con simples declaraciones de principios y exaltación de las relaciones fraternales hispano-marroquíes. Lo que los españoles quieren es cooperación en el controvertido tema del terrorismo y en otros asuntos tales como la emigración clandestina, la presión fronteriza sobre Ceuta y Melilla o el narcotráfico.

Sinceramente la opinión pública española no tiene la impresión –todas las encuestas sobre el particular son taxativas– de que Marruecos colabore con España en estos y otros problemas. Y mientras esa colaboración no se produzca, mal puede hablarse de "excelentes relaciones" entre los dos países por muchos abrazos que se den el ministro Moratinos y su colega, Benaissa.

Moratinos debería aprovechar sus entrevistas con estos personajes marroquíes para explicarles que en España los medios de comunicación son libres y responsables en términos generales. Y que cuando un periódico o una emisora de radio publica o dice ciertas cosas, lanza ciertas acusaciones o sugiere algunos asuntos, ni el gobierno de la nación, ni sus ciudadanos son responsables del fondo y la forma de tales mensajes. Lo importante es saber si son ciertos o no, quien los vehícule parece secundario. Da un poco de vergüenza escribir estas perogrulladas pero es que tanto el Sultán como sus consejeros siguen obsesionados con la infantil cantinela de que hay una conspiración universal contra Marruecos y su régimen subvencionada por oscuras potencias y aplicada por periodistas irreverentes, medios hostiles y gobiernos enemigos. Pura paranoia. Esta gente debería consultarse.

Zapatero
La insoportable levedad internacional
GEES Libertad Digital 6 Octubre 200

Después de ser recibido en Manhattan por la hermana del alcalde Bloomberg, la agenda internacional del presidente Zapatero vuelve a dar muestras de estar centrada en los problemas más vivos y acuciantes para los intereses españoles y la realidad internacional: ayer mantuvo su segundo encuentro en un mes con el presidente de Andorra. Debe ser que otros visitantes le provocan malestar, normal si piensa que le van a salir como los polacos y checos, que le cantaron las cuarenta sobre su política entreguista en Europa.

Tal vez por ello el Ministerio de Defensa haya decidido que en el desfile del 12 de octubre por la Castellana la bandera norteamericana sea sustituida por la francesa, portada por un destacamento de la división Leclerc. Es verdad que no es la primera vez que la insignia gala desfila en Madrid, ya lo hizo en el marco de la unidad del Eurocuerpo. Pero sí es la primera vez que lo hace como fuerza militar nacional desde los tiempos de la invasión napoleónica.

El ministro de defensa, José Bono, que no para de decir y desdecirse en las última cuarenta y ocho horas, ha querido vender lo imposible y ha afirmado que la bandera francesa desfilará no como un gesto –más– de antiamericanismo, sino como homenaje a los españoles que participaron en la liberación de París en la Segunda Guerra Mundial, todos buenos republicanos. Nada hay que objetar a su valentía, pero lo lógico es que dicho homenaje se lo dieran los parisinos y los francesas no los españoles.

Y mientras tanto, el segundo gran impulso a la Iniciativa por el Amplio Oriente Medio, el Foro por el Futuro, gran conferencia donde se reunirán los gobiernos de la zona, junto a entidades financieras y representantes de la sociedad civil, se va a celebrar a finales de año en nuestro vecino Marruecos. Podía haber sido en España pero como la posición del actual gobierno es que sólo se puede hablar de la OLP y criticar a los americanos al tratar el Oriente Medio, hemos perdido otra ocasión de estar y contar en un tema central de la agenda internacional, de los países occidentales y también árabes y musulmanes.

El Gobierno de Zapatero tras votar a favor de la resolución 1546 que instaba a los países miembros a enviar tropas a Irak para estabilizar ese país –gran olvido de Bono cuando dijo que enviaría soldados si la ONU lo pedía, pues ya lo ha solicitado– y olvidarse la misma acto seguido, no ha producido iniciativa internacional alguna. Un discurso del que nadie se enteró y sin repercusión ninguna en el foro sobre el hambre de las Naciones Unidas, y una intervención que mejor nadie recuerde en la Asamblea General. Lo peor, que ambas intervenciones se hicieron porque tocaba –y en estricto orden alfabético– no como consecuencia de una iniciativa propia.

Zapatero parece convencido de que puede imitar la política del espléndido aislacionismo de otras grandes potencias antaño. Pero no se da cuenta de que eso ya no lo permite el mundo actual y que para poder ejecutar algo que se le parezca necesita de unos instrumentos diplomáticos y, sobre todo, militares que España no tiene. La España menguante que quería se está convirtiendo de manera acelerada en la España inexistente. Tal vez por ello sólo se mida con el principado de Andorra.    GEES, Grupo de Estudios Estratégicos

Bono y el síndrome comanche
Manuel Martín Ferrand Estrella Digital  6 Octubre 200

El inacabable ministro de Defensa, una de mis debilidades en el Gobierno de Rodríguez Zapatero, se apareció en Telecinco y, con gran desparpajo, dijo que, si lo pidiera la ONU, no se descarta enviar tropas a Iraq para cubrir las, en cualquier caso, insensatas elecciones de enero. Al día siguiente, supongo que estimulado por algún rapapolvo de las alturas, el bueno de José Bono hizo su particular vía crucis, de emisora en emisora, para “matizar” sus declaraciones y decir, muy al modo que marca su costumbre, que sí pero no, que no pero sí y ni sí ni no, sino todo lo contrario. ¡Ése es nuestro Bono!

Si Bono dijo la verdad en la primera intentona podríamos batir el récord nacional de tres grandes errores en un solo asunto. Primero cuando José María Aznar, en edición reeditada del “Centinela de Occidente”, decidió mandar tropas a Iraq. Después, cuando José Luis Rodríguez Zapatero retiró esas tropas cuando más intensa era la tensión en el escenario de su “ayuda humanitaria” y dejó abandonados a nuestros amigos y aliados. Y ahora, si se llega a cumplir el barrunto de Bono, tendríamos el trío completo. No hay quien dé más en un solo epígrafe de decisión y Gobierno.

Con todo, lo más sobresaliente de la última hora del titular de Defensa podemos encontrarlo en su anuncio —publicado ayer en el diario El Mundo— de que, como venía sucediendo después del 11S, no habrá una bandera norteamericana, ni una representación de marines, en el próximo desfile con motivo del Día de la Fiesta Nacional. Habrá, a cambio, una representación del Ejército francés en memoria de los voluntarios españoles que liberaron París en la Segunda Gran Guerra.

Aparte de que los bravos españoles que entraron en la capital francesa con la División Lecrec, republicanos convencidos en la lucha contra el nazismo, optaron por la guerra mejor que por la estabulación en los poco acogedores campos de concentración que nuestros vecinos del norte pusieron a su disposición, quienes de verdad liberaron Francia, y toda Europa, fueron los soldados norteamericanos, ingleses y canadienses
—¡doscientos mil!—, que nos ahorraron simultáneamente la opresión de Hitler y el riesgo de Stalin. Ahí, en Normandía, están sus tumbas para recordárnoslo.

Bono, muy en la postura del progresismo de salón, les infiere ahora a nuestros principales aliados una ofensa gratuita. Se comporta como un indio comanche al que le citaran al malvado de Custer. ¿Tiene sentido? Sólo si se considera que la política exterior de Zapatero, errática en cualquier caso, no tiene más fundamento que la negación de la aznarita y en esto, como en casi todo, lo mismo se peca por exceso que por defecto.

La Policía acabará con ETA
JOSÉ MARÍA CALLEJA El Correo 6 Octubre 200

El extraordinario golpe dado por la Policía al aparato militar, logístico y político del grupo terrorista ETA es una de las mejores noticias de los últimos años, certifica el declive de la banda y pone de relieve que la vía policial es la que está acabando con los terroristas.

Han caído las armas, los explosivos, la red de pisos, el dinero, el aparato de propaganda, lo dirigentes y, casi tan importante como todo lo anterior unido, ha caído la información. Ha caído ETA como referencia y elemento de poder. A partir de ahora, la Policía cuenta con el archivo de todos los etarras en plantilla, lo que sin duda servirá para dificultar la leva de asesinos y desanimará a unos cuantos. El golpe policial tiene un efecto psicológico demoledor en una organización en fase terminal desde hace años y, sobre todo, entre aquellos siempre dispuestos a acudir en socorro del vencedor, que ven ahora a ETA no como un referente de poder que organiza la agenda de la vida política del país, sino como un elemento en declive irreversible del que hay que empezar a separarse. Los asesinatos de ETA consiguieron aupar años atrás a los chulos y matones del pueblo a unas cotas de protagonismo que hoy, cuando hay más para recibir que para dar, están bajo mínimos. Posiblemente, mucha de la gente que había empezado el viaje del desapego de los criminales acelere ahora el paso para lavar su pasado; es posible que los que tenían dudas respecto de su papel de corifeos del crimen se habrán animado a romper con una organización que si no mata no existe. Quedarán los irreductibles, pero su relevancia política es cada vez menor.

El sartenazo policial, que retumbará durante años, dentro y fuera de la banda, ha conseguido que aumente de forma exponencial el número de personas -políticos y algunos periodistas, entre ellos- que ya, ¿por fin!, sostienen que para acabar con ETA hay que aplicar la vía policial y la vía judicial. Cuando algunos, casi en solitario, decíamos estas cosas hace años -pongamos con motivo del golpe de Bidart, el 29 de marzo de 1992-, teníamos que aguantar al idiota moral de guardia que salía diciendo 'no es esto, no es esto', aseguraba que la vía policial no acabaría con el terrorismo, apostaba por un empate infinito entre ETA y el Estado o sostenía que la organización (terrorista) era invencible. Pues bien, el tiempo demuestra lo obvio: que para acabar con los terroristas lo primero y más eficaz es detenerlos, y que detener a terroristas resuelve el problema fundamental y urgente para la gente que es asesinada, tiene que vivir escoltada o se ve obligada a abandonar la Comunidad Autónoma Vasca. Éste es el problema, éste es el conflicto: unos individuos que asesinan, que siembran odio, muerte y miedo.

Algunos políticos nacionalistas han repetido la melonada de que el golpe policial no arregla el problema, muchos menos que en otras ocasiones, y a los del empate infinito les ha cogido la detención de la dirección de ETA agarrados a una de las pancartas más surrealistas de esta historia delirante, éa que pide hablar antes de Navidad, quizás para evitar que el diálogo se mezcle con el cava y el turrón.

El caso es que, después de año y medio sin crímenes, después de año y medio de haber fracasado en todos los intentos por asesinar, algunos con aire de matanza, el golpe del suroeste de Francia supone la puntilla política para la banda. Podrán asesinar, pero están acabados. La ETA de ahora es muchísimo más débil que la que se empezó a quebrar tras las detenciones de Bidart, su trama civil está ilegalizada, la muerte ya no goza del prestigio que tuvo en su día; parte de la ciudadanía vasca ha superado el miedo y se ha enfrentado a los criminales; las referencias externas -IRA- hace tiempo que han cerrado la barraca y la confluencia de medidas policiales, judiciales, políticas y de movilización tienen al grupo terrorista vasco en la cota más baja desde su creación. Gracias a que no se ha hecho caso a los que anunciaban el Apocalipsis cada vez que se decía que había que acabar con la impunidad, que era necesario ilegalizar la trama civil o castigar a los que quemaban bienes pagados por todos; gracias a esa tenacidad se han achicado los espacios insultantes en los que antes la banda, y sus servicios auxiliares, se movían con impunidad. Ese tiempo se ha acabado.

Puede resultar paradójico que las medidas policiales y las iniciativas políticas puestas en marcha por los dos partidos que ponen las víctimas (el PP y el PSOE) sirvan para acabar con el terrorismo y también, de rebote, para que el PNV se lleve la herencia electoral batasuna. Pero esta evidencia lo único que hace es subrayar la coherencia de socialistas y populares en su voluntad por acabar con el problema.

En el complejo criminal desarticulado llamaba la atención la casa de los jefes: un lugar paradisíaco, en el que dar rienda suelta a los delirios del autor de los comunicados, sujeto fanatizado, capaz con su mujer de acariciar a su hijo mientras llenaban el país de huérfanos. Han caído los autores que idearon el espanto de la socialización del sufrimiento, los que en la paz de su chalé decidieron que había que asesinar a concejales del PP y el PSOE y crear un frente nacionalista en Lizarra, han caído unos sujetos sanguinarios y dementes que van a tener ocasión ahora de tapizar con estampitas las paredes de la celda.

El libro
Alfonso USSÍA La Razón 6 Octubre 200

Adelantándose a las celebraciones del IV Centenario del Quijote, monseñor Setién ha escrito un libro. Pero antes me ocuparé de la jubilosa celebración. Se editarán decenas de ediciones diferentes de la obra magna de nuestra Literatura, pero ninguna como la que ofrecerá Planeta. El Quijote ilustrado por seiscientos dibujos prodigiosos de Antonio Mingote y con un prólogo de S. M. El Rey. No se trata de hacer publicidad, sino de informar a los enamorados de los libros. Escribía que se ha editado una nueva cosa de Setién. Pero antes me ocuparé de otro asunto. Doña Rogelia ha vuelto al País Vasco, como es habitual ha sido recibida y homenajeada con generosidad y delicia. Doña Rogelia vive en Italia, de la que fue presidente o presidenta, que ya no me aclaro. Tuvo algún lío con la Justicia italiana. Escribir que tiene un gran prestigio en su nación equivaldría a caer en la calumnia. Donde tiene prestigio es en el nacionalismo vasco, que bebe los vientos por su chochez. Doña Rogelia es el ex presidente Cossiga, que según Montanelli, se volvió loco al día siguiente de dejar de serlo. Cossiga está bastante enfadado, o doña Rogelia enfadada, por la detención de los jefes de la ETA y ha dicho que Zapatero va a terminar practicando el terrorismo de Estado. No creo que los lectores me consideren un entusiasta seguidor de Zapatero, pero como español no puedo consentir la infamia de ese cachivache con mal aliento. En fin, que ha sido recibido por Ibarreche y ha cenado con Arzallus, que es lo que le gusta a la anciana zorra. Y ahora viene lo del libro de Setién.

La Iglesia en España pasa por momentos de tribulación, injusticia y acoso. El Gobierno y sus medios afines sólo buscan su descrédito. Las mentiras más burdas y los argumentos más tópicos y vulgares se disparan desde el poder contra todo lo que recuerde al cristianismo. Los católicos son presentados como cavernícolas antisociales y peligrosos elementos reaccionarios. Vuelta a atrás hacia los errores. En esas condiciones no me satisface nada escribir contra un obispo. Pero he llegado a la conclusión, después de veinte años de interesado seguimiento, de que este obispo Setién hace más daño a la Iglesia que todos sus enemigos juntos.

La cosa es que Setién ha escrito un libro en cuyas páginas afirma «que no todos los terrorismos son iguales. Porque la forma de actuar del terrorismo internacional no es la misma que la forma de actuar de la ETA». Siempre lo mismo. La bomba que asesina a diez inocentes en Bagdad, o en Bali, o en Madrid no es igual a la bomba que mata a diez guardias civiles o a siete hijas de guardias civiles. Este individuo es un perfecto canalla. Se le ha olvidado incluir a monseñor Setién la diferencia fundamental entre el terrorismo internacional y el etarra. La diferencia que él defiende. El Rh en la sangre de unos y otros. Cuando el terrorista tiene el Rh positivo, el terrorismo es brutal. Cuando tiene el Rh negativo el terrorismo se convierte en lucha, en reivindicación, en legítima defensa. Otro libro a la basura.

A Madrid, ni agua
Bruno AGUILERA La Razón 6 Octubre 200

Un síntoma infalible de lo mucho que está medrando Madrid es la tirria creciente que nos tienen algunos nacionalistas de la periferia. Los mismos que en el conjunto multicolor y variopinto de las Autonomías, ese desmadre tan caro y por desgracia tan inútil, no están en absoluto por la labor de que la Capital de España pueda llegar a celebrar sus olimpiadas en el 2012, porque para eso ya tuvimos hace 12 años las de Barcelona y con eso nos basta y nos sobra.

O al menos eso piensa Maragall alias «todo para nos altres y nada para vos altres». Y el mismísimo Pujol, Agustí que no Jordi, que a la sazón es el presidente de la Federación ¿española? de tenis, quien en vez de echarle una mano a la candidatura olímpica madrileña ha preferido estrangularla con tal de asegurarse la reelección en la poltrona de las pelotas.


Que la federación sevillana es muy poderosa, y desde luego los de la catalana no le iban a dar ni un voto a Pujol si la final de la Davis se jugaba en los madriles. Así que «Ole Zevilla» y «Visca Barcelona», pero lo que es a Madrid ni agua, que ya tenemos bastante con la corona de pantanos y autopistas que rodean a la Villa y Corte.Y que más da si los madrileños apoyamos de todo corazón aquellas olimpiadas de la ciudad condal, porque ahora en España lo que prevalece es la política del campanario –aunque sea en el régimen anticlerical «new look» de Zetapé– frente a la razón de un Estado que en pocos meses está convirtiéndose en la finca de Pérez, alias Carod Rovira, que es el que manda y el que dispone que todo contra Madrid y sus aliados.

Por eso también la tienen tomada con Valencia que para organizar la Copa América va a tener que hacer una colecta de esas que antes se hacían para el domund. Porque de lo que se trata es de que Rita Barberá y Francisco Camps queden fatal frente a los responsables de la regata más importante del mundo.

Lo que obvia el pequeño detalle de que a los extranjeros les trae al fresco el batiburrillo autonómico y lo único que van a pensar es que esta piel de toro es una mierda. Sin duda, entretenida pero una mierda.

El misil
David GISTAU La Razón 6 Octubre 200

La correspondencia entre etarras revela una admiración por el terrorismo islámico, comparable a la del pequeño saltamontes por su maestro marcial, según la cual los zarpazos apocalípticos de Ben Laden establecen la medida que debiera ser alcanzada «para que los españoles salgan corriendo». Los españoles, que no salieron corriendo cuando les mataron de a ocho o nueve en los tiempos de las emboscadas explosivas en Madrid, sí lo hicieron cuando les mataron de a doscientos. De lo cual cabe suponer que Eta esté lamentando no haber tenido como presidente a Zetapé, quien cuanto más nos mata el enemigo más propone responder con el jipismo del beso colectivo, en la época en que tenía capacidad operativa para haber borrado un rascacielos entero del perfil urbano.
Al intento de emulación de la medida islámica como solución para que «los españoles salgan corriendo» habrá que atribuir la compra en el mercado negro de un misil tierra-aire similar al que emplearon los integristas para intentar derribar, en Kenya, un avión comercial cargado de turistas israelíes.

Claro que, de creer a Rubalcaba, quien con tal de despejarle a Zetapé cualquier sombra de sospecha en lo concerniente al 11-M es capaz de rebajar con agua el vino de la brutalidad etarra, puede resultar que el misil lo comprara «Antza» para redecorar su vida con un modelo de lámpara que anticipara la respuesta «gudari» al estilo Ikea. Cadena según la cual lo que tienes en el salón, como en el «zulo», define la catadura de tu alma. Y lo que tenía «Antza» en el salón, se ponga como se ponga Rubalcaba cuando gotea propaganda partidista, le define como un tipo dueño de un alma lo bastante brutal como para haber participado en el 11-M buscando una medida de violencia que bastara para que «los españoles salgan corriendo». Y eso que lleva gafas, que tiemblo sólo de pensar que la banda caiga ahora en manos de algún pequeño saltamontes de Ben Laden que ni siquiera necesite gafas por no haber fatigado la vista en la lectura. Entonces, debilitada como lo está pero empeñada todavía como un «rotweiler» cuando muerde en que los españoles salgan corriendo, Eta podría terminar convirtiéndose en la única célula pagana de Al Qaeda. Si es que no lo era ya.

Ser agradecidos
TONIA ETXARRI El Correo  6 Octubre 200

Seguramente el lehendakari Ibarretxe se refería al PP, y también al PSE, cuando insinuaba que, debido a la debilidad en que se encuentran los terroristas de ETA, «nadie puede poner ahora excusas para no afrontar el debate político». Se le olvidó, sin embargo, mencionar un pequeño detalle: las causas por las que ETA está ahora atravesando sus momentos más bajos. Que ni es debido a causas divinas («gracias a Dios», suele ser la expresión más utilizada por Anasagasti en estos casos) ni debido a causas químicas porque los compañeros de 'Antza' no han decidido disolverse como azucarillo en queimada. La cosa está que arde, desde luego, pero las causas del debilitamiento de ETA tienen su origen en el tesón judicial, en la firmeza de los partidos que firmaron el Pacto Antiterrorista y que propició la Ley de Partidos que ilegalizó el entorno de ETA, en el rechazo social y, por supuesto, en la colaboración internacional con Francia que empezó a consolidarse cuando gobernaba en España el PP.

Todos estos factores que han ido cortando el oxígeno al entramado de ETA -de los que se ha beneficiado el nacionalismo gobernante en el reparto de cargos en los ayuntamientos y que aún están provocando tensiones municipales- le han ido preparando el ambiente a Ibarretxe para que pueda decir: ya no hay excusa para no debatir sobre las ideas.

Dice el refrán que es de bien nacidos, ser agradecidos. Pero sería mucho pedirle al líder de Ajuria Enea que reconociese que, gracias al PP y al PSOE, además de a algunos jueces tozudos con el cumplimiento de la ley, él puede presumir de que el terrorismo haya descendido considerablemente, y no por méritos propios. Ahora que ETA está descabezada, lo que no quiere decir que se encuentre acabada, es el momento de la política con mayúsculas. De la inteligencia, sobre todo. Y de la democracia. Desde hace unas semanas, EA, con necesidad de marcar territorio propio diferenciado de su socio, el PNV, recurre a las llamadas al diálogo con la banda que ya nadie atiende.

Se han perdido tantos años con ese canto de sirena que el mensaje deja cierto sabor a rancio. Al primero a quién dejó de interesarle negociar con el Estado fue al propio 'Antza' desde que se instaló, en el 98, el pacto entre nacionalistas. Sería conveniente que nuestros políticos tuvieran sus deberes pasados a limpio.

Se pasó ya el tiempo de la negociación. Si ETA tiene que darse por enterada de que no puede influir ni torcer los destinos de la ciudadanía vasca, los mensajes de nuestros representantes vascos, además de que tendrían que ser más contundentes, deberían ir en otra orientación. Oírles decir a estas alturas que hay que negociar con la banda, echándoles una manita de paso, no se entiende si no es para sacar partido del segmento electoral que sigue votando a Otegi. Y, en ese caso, las víctimas del terrorismo, tendrán muy poco que agradecerles, desde luego.

Desvanecimiento en el hemiciclo
Opinión El País  6 Octubre 200

La paradoja que marca el momento político gallego tuvo ayer ocasión de escenificarse en términos casi patéticos. A primera hora se comunicó que Manuel Fraga había alcanzado un acuerdo con el jefe de la facción disidente del PP en la provincia de Ourense, Xosé Luis Baltar. Poco después, en el debate anual sobre el estado de la región, el presidente Fraga, de 81 años, sufría un desvanecimiento que obligaba a suspender el pleno. La paradoja radica en que hace mes y medio se aceptó la decisión de Fraga de continuar en la brecha con el argumento de que sólo su liderazgo podría evitar que aflorase la crisis latente en el PP gallego; pero se ha comprobado que esa crisis es precisamente de liderazgo, y que pasa a primer plano precisamente por la pretensión de aplazar de nuevo la cuestión sucesoria.

El problema no es la edad de Fraga, sino la incapacidad de su partido para resolver un asunto que lleva casi una década esperando su momento; el de tomar alguna decisión que no provoque rebeliones caciquiles de eventuales perjudicados deseosos de asegurarse su futuro. El presidente fundador se reunió la noche del lunes con Baltar: una reunión de mesa camilla, en la que no se sabe qué condiciones puso el que amenazaba con romper el partido, ni cuáles aceptó Fraga para que no lo hiciera. Sólo se sabe que Baltar está satisfecho con el resultado de su "golpe de timón", que, según dijo enigmáticamente, garantiza la paz interna "hasta las elecciones". El que sea costumbre resolver así los problemas es una razón adicional para acometer una renovación de personal y estilo político. ¿Pero quién se atreve a llevarle la contraria a don Manuel?

Irse a tiempo es la prueba más difícil del político. Fraga no la ha superado. La voluntad de autoinmolación no es necesariamente prueba de generosidad. De momento, contradice el deseo de Mariano Rajoy de promover una prudente renovación en el partido, y que un líder político incumpla su palabra durante tres legislaturas consecutivas perjudica la imagen de su partido en un momento en que necesita toda su credibilidad para superar el trauma simultáneo del cambio de liderazgo y la derrota electoral. Pero además, los hábitos personalistas de gobierno y el peso de los poderes fácticos territoriales dificultan dar con un método de impulsar esa renovación en Galicia sin provocar rupturas internas. Eso, más que el desvanecimiento, es lo patético de la situación vivida ayer.

Lodares inaugura hoy el curso del Aula de Cultura de ABC
Para el filólogo, que hoy participa en el Aula de Cultura de ABC, la oficialización del catalán, euskera, valenciano y gallego en Europa alentaría el «patrioterismo regional»
CARLOS HIDALGO ABC 6 Octubre 200

MADRID. Aceptar el gallego, el catalán, el valenciano y el euskera como lenguas oficiales de la Unión Europea es un contrasentido hacia el propio objetivo para el que fue creada. Ésta es la principal tesis que defenderá esta tarde el filólogo y catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid Juan Ramón Lodares, durante la ponencia que ofrecerá en el Aula de Cultura de ABC -centro cultural del Círculo de Lectores, a las 20 horas-: «Baile de lenguas. Los nacionalismos y el futuro lingüístico de la Unión Europea».

Para Lodares, uno de los escollos con que tropieza la competitividad de la tecnología europea es el fomento del plurilingüismo. «Últimamente -afirmó-, España ha abierto una polémica en Europa con su intención de oficializar el catalán, el gallego, el valenciano y el euskera, y ha despertado la pugna entre los «unionistas», o partidarios de una progresiva simplificación y abaratamiento de los sistemas de comunicación dentro de la UE, y los «diferencialistas» o partidarios del plurilingüismo a ultranza».

Según el filólogo, «esta estrategia es difícil de sostener en una Europa cada vez más y mejor comunicada. Ningún país grande de la UE la ha planteado. Sólo lo ha hecho España, ya que domina, en el terreno lingüístico las ideas nacionalistas y regionalistas, que siembran desconfianza sobre la comunidad lingüística basada en el español».

«A largo plazo, esto alentará el patrioterismo regional, la fragmentación de las comunidades lingüísticas ya constituidas en los grandes países de la Unión Europea y, tarde o temprano, se tendrá que plantear la oficialización de las lenguas de los emigrantes extracomunitarios», explicó. Así, «en el terreno de las comunicaciones -dijo-, la UE tendría un futuro poco prometedor. En el político facilitaría la proliferación de los nacionalismos».

Detenido un grupo de apoyo a ETA en Guipúzcoa y Navarra que esperaba órdenes para atentar
Madrid. Agencias ABC 6 Octubre 200

Agentes de la Guardia Civil detuvieron esta madrugada, en el marco de una operación consecuencia de los datos aportados por el camionero Pedro María Alcantarilla, detenido el pasado domingo en Burgos, a una persona en Pamplona, dos en San Sebastián y otras dos en Irún, todos ellos como presuntos miembros de un grupo de apoyo a ETA que esperaba órdenes para cometer acciones terroristas, según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Las citadas fuentes indicaron que los cinco detenidos --Aymar Ayarza Larrarte, en Pamplona; Juan José Zarautz Lekuona y José Ramón Unanue Urdanpilleta, en San Sebastián; y María Aranzazu Sánchez
Larrarte y Aimar Guzón Arrese, en Irún-- formarían parte de un grupo de la estructura de apoyo a la banda terrorista y estarían a la espera de recibir órdenes para cometer atentados y posteriormente cruzar la frontera con Francia.

Las detenciones, ordenadas por el Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, se efectuaron entre las 2. 00 y las 5. 00 horas. En el marco de esta operación, que continúa abierta, se han realizado diversos registros en inmuebles de las localidades anteriormente mencionadas.

El ministro de Interior, José Antonio Alonso, aseguró hoy que las cinco detenciones efectuadas esta madrugada de "personas presuntamente vinculadas" a ETA son "fruto de los datos obtenidos en la operación de las policías francesa y española del último fin de semana". Alonso, en declaraciones en los pasillos del Senado, donde se celebró la sesión de control al Gobierno, añadió que la Guardia Civil "entiende que cuatro de las personas detenidas habían dado su consentimiento para entrar en la estructura operativa de la banda terrorista".

El ministro, para quien las operaciones del pasado fin de semana y la de esta madrugada resultan "muy buenas noticias", precisó que la integración de estas personas en la estructura de ETA podría ser "a cualquier nivel". Asimismo, dijo que dos de las detenciones se produjeron en San Sebastián, otras dos en Irún y una en Navarra.

Con estas afirmaciones Alonso hizo los primeros análisis de las operaciones practicadas esta mañana en Guipúzcoa y Navarra. En referencia a la extradición de Mikel Antza, el número uno de la banda armada, capturado el pasado domingo, el ministro de Interior dijo que el departamento de Justicia de Juan Fernando López Aguilar "ya trabaja en ello" por cuanto "los Estados francés y español tienen instrumentos jurídicos para que sobre esta persona caiga todo el peso de la Ley".

Preguntado por los dos misiles que las Fuerzas de Seguridad localizaron en el arsenal de los terroristas el pasado domingo, Alonso insistió en que proceden del mercado negro, son de fabricación rusa, "objetivamente peligrosos y con capacidad destructiva importante". "No tenemos constancia de que estuvieran destinados a una operación en particular, pero el mero hecho de su posesión ya es una noticia preocupante", apostilló el titular de Interior.

OBLIGAN A MANTENER LA ORTODOXIA ISLÁMICA
El sindicato de prisiones ACAIP dice que los musulmanes de Topas forman un ejército bien organizado
El sindicato de prisiones ACAIP ha contradicho a la responsable de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, que ha negado la existencia de “grupos islamistas” en la cárcel salmantina de Topas y asegura que los presos musulmanes del módulo 9 de esta prisión forman un ejército perfectamente organizado, según un informe hecho público por la cadena COPE. Gallizo dijo este lunes que ella sólo ve detrás de las denuncias “exageración” y “algo de xenofobia”.
Libertad Digital  6 Octubre 200

En el informe se habla de un grupo de 14 reclusos que actúa coordinadamente bajo la tutela de un líder de cantos nocturnos; uno de ellos hace las funciones de policía de patio y avisa al resto si escucha de otros presos musulmanes palabras malsonantes; además tienen un líder encargado de los cantos nocturnos que se encara habitualmente con los funcionarios. El pasado jueves, por ejemplo, uno de los dos cabecillas de esta banda agredió a uno de los funcionarios. Un mohecín que llama al rezo, tres lugartenientes, cuatro integrantes de tropa, un fundamentalista no integrado y un líder - según se cita en este informe -componen esta tropa que obliga a los presos musulmanes a mantener la ortodoxia islámica

Este lunes Gallizo negaba estos hechos, denunciados ya por varios funcionarios además del sindicato, y decía que el problema era la falta de recursos económicos de los presos marroquíes y se mostró partidaria de ayudarles a que se reinserten mejor en la sociedad y a que "su paso por nuestros centros sirva para mejorar su nivel de vida". Gallizo dijo que una de las medidas sería favorecer a los musulmanes a la hora de repartir los trabajos en prisión.

El portavoz de ACAIP, José Manuel Salvador, dijo este martes a la COPE que “la solución no es darles trabajo” y que con sus propuestas, lo que está haciendo Gallizo es mandar el mensaje a los otros reclusos de que “tienen que crear problemas para que se les atienda”. Además, señala Salvador, "si se les da trabajo hay que darles de alta en Seguridad Social" con lo que los ilegales obtendrían papeles. "De esta forma un inmigrante delincuente obtendría antes los papeles que otro que está trabajando en la calle" con lo que lo más fácil para regularizarse será delinquir.

Funcionarios de esta prisión denunciaron el mes pasado que los musulmanes de la cárcel de Topas han impuesto sus normas en el módulo 9, tomando la sala de lectura para convertirla en mezquita y que las llamadas a la oración que se producían a medianoche y de madrugada no dejaban dormir a los otros presos. También denunciaron que este grupo también rechaza la presencia de personal sanitario femenino en esta prisión.

Los socialistas apoyan un texto en defensa del plurilingüismo un día después de rechazar otro
Se comprometen a promover en todo el Estado las lenguas cooficiales, tras negar su uso en el Congreso
Ahora sí; ahora no. Que alguien lo explique. En apenas 24 horas, el PSOE ha cambiado de posición en lo que sus socios llaman pluralidad lingüística. Si el martes, sumaba sus votos a los del PP para «tumbar» un texto de las minorías que pedía la reforma del artículo 6.2 del Reglamento de la Cámara Baja para reconocer el derecho a utilizar el catalán, el gallego y el euskera en sede parlamentaria, ayer decía «sí» a una proposición no de ley de IC-ICV que pedía el conocimiento básico de todas estas lenguas en todo el territorio del Estado. Será que, ahora, el Parlamento no es Estado.
E. L. Palomera La Razón 6 Octubre 200

Madrid- Enésimo debate en la Cámara Baja sobre lenguas cooficiales. Seguro que no será el último. Los socios parlamentarios del PSOE están dispuestos a dar la batalla del catalán en todos los órdenes parlamentarios. Mucho más viendo las contradicciones del partido en el Gobierno, que ora dice sí ora dice no a iniciativas de similares términos. Ayer, Iniciativa per Catalunya defendía en sesión plenaria una proposición no de ley que apelaba al artículo 3 de la Constitución para dar un paso más en su defensa y promoción de las lenguas reconocidas en los Estatutos de Autonomía.

El texto en cuestión instaba al Gobierno a hacer efectiva la realidad plurilingüe del Estado y a emitir un decálogo de recomendaciones legislativas y administrativas al respecto. Uno: revisar la legislación vigente, tanto de Derecho Privado como Público, para formular modificaciones acordes con el pluralismo lingüístico. Dos: fomentar el conocimiento general de la realidad pluricultural del Estado español. Tres: promover un conocimiento básico de todas las lenguas españolas. Cuatro: garantizar el respeto plurilingüe. Cinco: fijar criterios efectivos en la programación general de radios y televisiones públicas. Seis: respetar y utilizar los topónimos oficiales. Siete: avanzar en las señalizaciones, como mínimo bilingües en todas las dependencias de la Administración General del Estado. Ocho: garantizar la presencia de todas las lenguas cooficiales en las instituciones. Nueve: garantizar el ejercicio pleno del derecho de la ciudadanía a relacionarse con la Administración en el idioma oficial que elijan. Y diez: garantizar la promoción y difusión de todas las lenguas en el ámbito internacional y, especialmente, en la UE.

El texto, que se aprobó con el apoyo de todos los grupos salvo el PP, obliga –tras incluir una enmienda de ERC– a adoptar todas estas medidas en el marco de la presente legislatura. También, como consecuencia de una aportación de CiU, reflejar el plurilingüismo en los documentos que emite el Estado (DNI, pasaporte, libro de familia , carné de conducir...). Lo sorprendente es que el PSOE dijo sí a la iniciativa tan sólo un día después de haber «tumbado» con apoyo del PP, en la comisión para la reforma del Reglamento de la Cámara, un texto firmado por las minorías para reconocer el uso de las lenguas cooficiales en el Parlamento.

La justificación oficial es que los socialistas no han dado una negativa en firme al uso del catalán, el gallego y el euskera en sede parlamentaria, «tan sólo han aparcado el debate». La oficiosa es que el juego de equilibrios con sus socios parlamentarios «nos obliga a decir, hoy, digo, donde mañana diremos Diego», se lamenta un veterano socialista. Al menos, el PP esgrimió otros argumentos: «Hay que reconocer los derechos del 40 por ciento de la población, pero también los del otro 60 restante. No hay que utilizar el asunto con arma arrojadiza. Por tanto, cumplamos la legislación vigente mientras ésta no esté modificada», exhortó la popular Beatriz Rodríguez Salmones. El colofón de un debate, que se convirtió en una sucesión de los argumentos del proponente Joan Herrera, lo puso el presidente de la Cámara, Manuel Marín: «Que conste en acta, que desde esta presidencia ni se discrimina, ni se oprime a ningún diputado».

Recortes de Prensa   Página Inicial