AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 26 Marzo 2005
Derecho comunitario y separatismo
Aleix Vidal-Quadras Epoca 26 Marzo 2005

Un extremo no se toca
Cristina Losada Libertad Digital 26 Marzo 2005

Con los malos
Enrique de Diego Epoca 26 Marzo 2005

Fascistas
José García Domínguez Libertad Digital 26 Marzo 2005

Un estudio revela la riqueza del castellano de hace más de un milenio
Agencias Periodista Digital 26 Marzo 2005

Desarticulado el nuevo comando Donosti con la detención de tres etarras en San Sebastián
EFE Periodista Digital 26 Marzo 2005

El horizonte del TC, veinticinco años después
JAVIER RUIZ DE VERGARA. Madrid Heraldo de Aragón 26 Marzo 2005

¿Tribunal Constitucional ...  ¡No!, gracias
Nota del Editor 26 Marzo 2005

 

Derecho comunitario y separatismo
Ninguna Constitución de un Estado miembro contempla el derecho a la secesión
Por Aleix Vidal-Quadras Epoca 26 Marzo 2005

En puertas de unas elecciones vascas, en las que el ínclito lendakari se presenta a las mismas con la intención explícita de revalidar en las urnas por vía indirecta un proyecto secesionista, es interesante revisar la posibilidad de semejante disparate en el marco del derecho comunitario europeo.

La lectura de los trabajos sobre esta materia de José María de Areilza Carvajal nos ponen de inmediato sobre la pista de la inviabilidad de tales pretensiones.

En primer lugar, ninguna Constitución de un Estado miembro contempla el derecho a la secesión. Por tanto, una operación de separación de una región de su Estado matriz requeriría el acuerdo mayoritario de los ciudadanos del conjunto de dicho Estado y no sólo de los secesionistas.

El Derecho internacional reserva, como es bien sabido, la autodeterminación a situaciones coloniales, supuesto que tampoco se da para ninguna entidad subestatal de la Unión. Además, los ejemplos, tan caros a los nacionalistas, de la descomposición de la antigua Yugoslavia y de la fragmentación de la Unión Soviética, no son aplicables en el caso que nos ocupa, porque la existencia de graves violaciones de los derechos humanos y de los principios democráticos en un Estado miembro debe ser decidida por el Consejo Europeo, único órgano de la Unión legitimado para suspender a uno de sus integrantes en sus derechos como socio, y tampoco parece demasiado plausible que los primeros mandatarios europeos coincidan con las tesis de ETA y del IRA en este punto.

En la hipótesis remota de que un Estado miembro se dividiese en dos o más nuevos sujetos de Derecho internacional de manera pacífica, el trozo escindido o los Estados así nacidos deberían solicitar su entrada en la Unión, con todos los problemas económicos, institucionales y políticos que ello comporta.

Los costes para estos candidatos serían de tal magnitud que únicamente a mentes obnubiladas por delirios enfermizos se les puede ocurrir el obligar a sus conciudadanos a asumirlos. Eso, sin mencionar la poca gracia que a los máximos responsables de llevar a buen puerto una empresa integradora del calibre de la Unión Europea les haría el asistir a procesos en dirección inversa.

No hay que olvidar que la construcción europea acota la soberanía de los Estados miembros, pero también refuerza su identidad nacional.

Puestos a pensar en un propósito antieuropeo, es difícil hallar uno que lo sea en mayor medida que la demencia particularista de los Ibarretxe, Carod y compañía.

Fuerzas benéficas nos defienden desde Bruselas de las insensateces que gentecillas rencorosas urden en Barcelona y en Vitoria, mientras el risueño Zapatero sigue de paseo en Belén con los pastores.

http://www.epoca.es/node_507.jsp?id_producto=8428&id_categoria=283

Derecha e izquierda
Un extremo no se toca
Cristina Losada Libertad Digital 26 Marzo 2005

La misma duplicidad funciona ante los movimientos extremistas de derechas y de izquierdas. Los primeros se reputan peligrosos, de los segundos ni se habla ni se escribe España un día se acostó monárquica y al siguiente se levantó republicana. Poco después, la republicana se despertó como franquista, no sin revolución y contrarrevolución de por medio. Tardó la franquista en desperezarse como demócrata, pero lo hizo con convicción. Y ahora asistimos al siguiente amanecer, éste bien tardío, que es el de la España antifranquista. Tales metamorfosis colectivas han tenido su equivalencia en los individuos, algunos de los cuales las vivieron en sus carnes, como nos han venido a recordar una canción de Víctor Manuel y un artículo de Haro Tecglen.

Qué injusticia que los que fueron franquistas o falangistas no puedan hoy hablar sin rubor, si es que a hablar de ello se atreven, de esos pecados juveniles. Mientras que los que fueron, fuimos, comunistas o anarquistas, no hacemos nada por ocultarlo. Es más, algunos siguen orgullosos de haber participado de ideologías cuyos frutos son bien conocidos: servidumbre, miseria y muertos que se cuentan por millones. Pero la doble moral pervive y todo el horror hacia los crímenes del nazismo, se vuelve indiferencia o comprensión hacia los del comunismo. Ante unos se llora y frente a otros se ríe, como dice Martin Amis.

La misma duplicidad funciona ante los movimientos extremistas de derechas y de izquierdas. Los primeros se reputan peligrosos, de los segundos ni se habla ni se escribe. Unas personas con el brazo en alto ante las estatuas de Franco son paseadas por los telediarios para abonar la especie socialista de que asistimos a un repunte de la extrema derecha. Se analiza el caldo de cultivo de los ultras y se advierte de la amenaza. Viendo lo que ha pasado en Europa, no conviene despreocuparse. Allí donde gobernaron socialistas, la extrema derecha creció. Fuera por deliberada maniobra, como en Francia, o como resultado de sus deletéreas políticas.

Pero, ¿y la extrema izquierda? Aquí ha estado y está en los parlamentos. En el vasco ha tenido su nido el brazo político de una banda terrorista, pasaron años hasta que fue ilegalizado, y aún así, no se le echó. El actual gobierno se apoya en los comunistas y en la Esquerra, que no figuran en la zona templada del arco. ZP llegó a vanagloriarse de tener a los primeros por compis de viaje ante la Asamblea francesa. Y no pasa nada. Como no pasó cuando en los últimos años, grupos radicales se dedicaron a los asaltos y otras violencias nada verbales.

Y, sin embargo, hay motivo para inquietarse. Los grupos de extrema izquierda se están convirtiendo en receptáculos para los partidarios del terrorismo islamista, que es el nuevo culto de los anticapitalistas o antiamericanos radicales. Casos de connivencia con terroristas islámicos han aparecido en la izquierda americana y europea. Y ahora, en la española, y no ya en grupúsculos marginales, sino en el propio PSOE. En la Cumbre de Madrid contra el Terrorismo se le coló como experto un ideólogo de la Yihad y en el partido, un terrorista implicado en el 11-M. El apoyo a la causa palestina, que prestan asociaciones como la del socialista Huarte, hace vulnerables a estas infiltraciones a todos los partidos de izquierda. Pero este peligro no altera las prioridades del PSOE. Ese extremo no se toca. Sólo el otro. Supongo que estará en busca y captura aquella rubia con ropa de firma en aparente crisis de histeria. Era una que no había posado para Vogue.

Con los malos
Si el genocida Carrillo y sus amigachos son los 'buenos', quiero ser cada vez más malo
Por Enrique de Diego Epoca 26 Marzo 2005

La bizarra lucha antifranquista zapateril ha conseguido retirar la estatua de Franco, ¡treinta años después de la muerte del dictador! Tuvo éste, en vida, luenga etapa de culto a la personalidad, con innumerables monumentos y calles.

Después de muerto, poco ha de importarle. El pero es la nocturnidad, indicio de cobardía. Queda, ahora, un vacío; preciso rellenar. Dos glorias patrias no han recibido aún el merecido homenaje: Jesús de Polanco y José Bono. El primero, empezó su fortuna como franquista y la ha multiplicado como antifranquista.

Loor al más exitoso de los oportunistas, en nación tan llena de ellos. Estatua ecuestre a lomos de Juan Luis Cebrián, niño mimado de la dictadura (hijo de notorio falangista director de Arriba, redactor jefe de Pueblo, director de los servicios informativos de la TVE de Carlos Arias Navarro, Carnicerito de Málaga) o, como en el sello del Temple, cabalgando ambos en misma montura, siendo el jumento, en ese caso, Eduardo Haro Tecglen, camisa vieja y tardoestalinista.

Lo de Bono es débito, tras la terrible agresión sufrida en su superlativa vanidad -al ministro le va, como anillo al dedo, lo del Eclesiastés: vanidad de vanidades y todo vanidad- a manos de dos ¡peligrosísimos! militantes del PP.

Que los dictadores no tengan monumentos es saludable. Perjudicial, sin embargo, homenajear a asesinos en masa como Santiago Carrillo. A decir del exdemocristiano Gregorio Peces Barba, en el akelarre estaban "los buenos". Si la clerigaya progre, en su caos moral y confusión semántica, produce tales efectos espirituosos de trasvaloración, prefiero alinearme con los malos.

Antes estar, moralmente, en las fosas comunes de Paracuellos que en las tenidas de Víctor Manuel, ese cara, cantautor de Franco, o en compañía de quien siempre está dispuesto a medrar y hacer caja a la sombra de cualquier poder, como Rodolfo Martín Villa, o de barítonos barrocos y resentidos como Herrero de Miñón. Prefiero, frente a ellos, ser malo irredento y abominar del bueno de Carrillo.

Decía Lord Acton, que cuando se está ante un patente asesino, el juicio es indudable. Y el militante del PSOE lo es. Cinco mil muertos, no sobre su conciencia -bien cauterizada por el marxismo- sino sobre su responsabilidad de esbirro comunista (psicópata y comunista, en la praxis, son sinónimos, siendo fascista y nazi, subespecie escindida).

Siempre me he sentido, frente a tirios y troyanos, de la exigua tercera España, de esa que -en bella expresión de Claudio Sánchez Albornoz- prefirió no mancharse las manos de sangre. Carrillo, pertenece a la inmundicia de la especie: hacía sacas genocidas bajo órdenes de libertad. Si ese carnicero totalitario, y sus amigachos, son buenos, quiero ser cada vez más malo.

http://www.epoca.es/node_507.jsp?id_producto=8426&id_categoria=283

Opinión
Fascistas
José García Domínguez Libertad Digital 26 Marzo 2005

La aguda reflexión que un día expusiera Ennio Flaiano refiriéndose a su país casi es trasladable literalmente a la España de hoy. Y es que también aquí los fascistas se dividen en dos categorías: los fascistas y los antifascistas. Mas se impone añadir ese casi porque los fascistas locales presentan una nota peculiar frente a la diversidad del original italiano: entre los nuestros, prácticamente todos pertenecen a la rama de los antifascistas; los otros, afortunadamente caben en un taxi.

Pues bien, ocurre que los totalitarios patrios de repente se han lanzado a gritar a coro, para alertarnos de que viene el lobo de la extrema derecha, es decir, del fascismo. Vaya, que nos avisan que llegan ellos mismos, como si no los hubiéramos adivinado ya en la letra pequeña del Presupuesto. Contemplándola, esa comedia bufa que les ha dado por escenificar en la sala de redacción del poder, puede tomarse por un por mero teatro de sombras si no se repara en la naturaleza profunda del fascismo; es decir, si no se es consciente de que el genuino fascismo no es una ideología, sino una actitud.

Así, entendiendo eso, se comprende todo. Por ejemplo, se discierne inmediatamente que los Haro Tecglen que adulaban servilmente a Franco y a José Antonio en las páginas del Arriba no eran auténticos fascistas. Por el contrario, aquéllos únicamente facturaban como mercenarios dispuestos a hacer cualquier cosa con tal de ganarse la vida, igual que tantos. Porque los verdaderos mussolinianos, los fetén son los Haro Tecglen de ahora mismo. Éstos son los canónicos, los pata negra, a pesar de las camisas blancas, blanquísimas, lavadas con el Vernel de la amnesia histórica.

He ahí, pues, nuestro heroico fascio antifascista exigiendo que se amordace a cualquiera que no asienta al mando, reclamando adhesiones inquebrantables, y ordenando excomulgar a los disidentes del pensamiento único. He ahí los audaces fasci di combatimento, practicando el terrorismo intelectual contra el partido de la derecha democrática que representa a más de diez millones de españoles, y alternándolo a voluntad con histéricas llamadas a las razzias de castigo sobre sus sedes y militantes. Negando el pan, la sal y la legitimidad para gobernar a la segunda fuerza política del país. Propugnando que, de grado o a la fuerza, la mitad de la nación no se resista a morir.

Ahí están, prietas las filas e impasible el ademán, otra vez haciendo méritos en el concurso-oposición de aquel sillón del Gran Inquisidor que soñara Ernesto Jiménez Caballero, su padre espiritual. Ahí los tenemos, otra vez. Los flamantes comisarios del Ministerio de la Verdad, igual que todos los manguis de la Gran Vía, berreando “al ladrón” cuando echan a correr llevándose el carné de identidad del prójimo en el bolsillo.

Glosas de San Millán de la Cogolla
Un estudio revela la riqueza del castellano de hace más de un milenio
Agencias Periodista Digital 26 Marzo 2005

La Real Academia de la Historia acaba de acoger la presentación del Códice 31 de San Millán de la Cogolla, un estudio filológico y edición crítica de un manuscrito emilianense del monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla (La Rioja).

Javier y Claudio García Turza, presentes en el acto junto a Gonzalo Anes, director de la Academia de la Historia, son los investigadores autores de este estudio, que aporta valiosos conocimientos idiomáticos sobre el castellano de hace más de un milenio.

También estuvo presente Fernando Beltrán, presidente de la Fundación Caja Rioja, que ha financiado la publicación de acuerdo con un plan de trabajo que pretende estudiar y editar los glosarios procedentes de los monasterios riojanos, con especial atención a los de San Millán de la Cogolla, informa la agencia Efe.

Esta cuidada edición del manuscrito emilianense, que se aproxima al original custodiado por la Real Academia de la Historia, es para Claudio García Turza «una edición orientativa e interpretativa, más que crítica, que desgrana el contenido del glosario hispánico más rico en materiales de todo orden».

El Códice 31, uno de los siete glosarios hispánicos de los siglos X y XI que se conservan en España, ofrece datos, fenómenos y aspectos lingüísticos, tanto del latín medieval, como del tardío y vulgar, así como textos en lengua romance, «valiosos para el conocimiento del resto de lenguas hispánicas y románicas».

El profesor García Turza señaló que este glosario, «o diccionario que aclara, por ejemplo, formas verbales variopintas y difíciles», tiene 13.706 artículos, «y contendría más si no fuera porque letras como la ’a’ o la ’c’ aparecen mutiladas».

Significados útiles
El interés del Códice 31 -segunda mitad del siglo X- no reside sólo en su abundante caudal léxico, ni en sus ricas explicaciones, sino sobre todo en sus aportaciones lingüísticas, con significados y significantes muy útiles para completar los diccionarios del latín tardío medieval.

En su elaboración se usaron diversos lexicones, como glosas relacionadas con el Liber Glossarum, artículos procedentes de los glosarios Abstrusa, además de otros vinculados a repertorios bíblicos e incluso médico-botánicos. Todos estos aspectos distinguen este manuscrito de otros glosarios hispánicos.

Además, aporta más datos que el Códice 46, un glosario fechado en el año 946, también estudiado por los hermanos García Turza, ya que resuelve problemas etimológicos y contiene «variantes fonológicas, pero no gramaticales, lo que confirma esa unidad del español que defendemos los lingüistas».

El glosario, que contiene «un cúmulo importante de vasquismos y arabismos», apenas se refiere a aspectos sintácticos, «aunque sí a léxicos y morfológicos», comentó García Turza, orgulloso de haber descubierto gran cantidad de palabras con modificaciones del latín culto por la influencia de la lengua romance.

LUCHA ANTITERRORISTA / Interior asegura que el grupo estaba "activo y operativo"
Desarticulado el nuevo comando Donosti con la detención de tres etarras en San Sebastián
EFE Periodista Digital 26 Marzo 2005

La Policía han detenido hoy en un piso del barrio donostiarra de El Antiguo a tres presuntos miembros "liberados" de ETA y les han intervenido tres pistolas y abundante documentación. El Ministerio del Interior considera que con estos arrestos se ha logrado desarticular el nuevo ’comando Donosti’, que se encontraba "activo y operativo".

Los tres presuntos miembros de ETA fueron arrestados pasadas las 8.00 horas de esta mañana en un piso del número 113 de la Avenida de Zarautz, en el barrio donostiarra de El Antiguo. Las detenciones de los tres activistas a sueldo de la organización terrorista son consecuencia del arresto de Haymar Altuna, en una operación en Francia, y de la colaboración ciudadana, según ha informado el Ministerio del Interior. La operación continúa abierta.

Los detenidos son Iker Olabarrieta Colorado, nacido el 29-09-1977 en Baracaldo (Vizcaya) y relacionado con Jarrai; Igor González Sola, alias ’El Enfermo’, nacido el 17-10-1972 en Bilbao (Vizcaya), huido desde finales de 2004 y que las Fuerzas de Seguridad relacionan con actividades de terrorismo urbano; y Carmelo Laucirica Orive, nacido el 28-04-1977 en Baracaldo (Vizcaya), huido en 2003 e igualmente relacionado con actividades de kale borroka.

La operación que ha permitido estas detenciones la han desarrollado 50 agentes de la Comisaría General de Información, de la Brigada Provincial de Información de San Sebastián, del TEDAX y de la Policía Científica. Además, 12 agentes del Grupo Operaciones Especiales (GEO) facilitaron la entrada en el piso en el que los tres detenidos estaban durmiendo.

En el registro del inmueble los agentes se han incautado de tres pistolas (una Sig Sauer, una Browing y una tercera de origen egipcio) y un subfusil; placas falsificadas de la Guardia Civil y de la Ertzaintza; y cinco juegos de documentación española falsa (documentos de identidad, carnés de conducir y tarjetas de crédito).

La detención de Olabarrieta, González Solá y Laucirica ha sido posible gracias a la información obtenida tras la detención, el pasado 19 de marzo cerca de Montpellier (Francia), de Haymar Altuna, en una operación desarrollada de manera conjunta por la Comisaría General de Información y la División Nacional Antiterrorista (DNAT) de la Policía Judicial francesa, y a la colaboración ciudadana.

El ministro del Interior, José Antonio Alonso; el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho; y el director general de la Policía, Víctor García Hidalgo, han estado en permanente contacto para seguir el desarrollo de la operación, que aún continúa abierta.

Esta actuación policial se sucede a la detención de dos jóvenes colaboradores de la banda terrorista en Ermua y a la del dirigente etarra José Segurola Querejeta.

TRIBUNALES
El horizonte del TC, veinticinco años después
Un Constitucional renovado y equilibrado ideologicamente afronta con la impugnación de Aukera Guztiak su primer gran reto.
JAVIER RUIZ DE VERGARA. Madrid Heraldo de Aragón 26 Marzo 2005

Aukera Guztiak, el Plan Ibarretxe, la discutida compatibilidad entre el Tratado Constitucional y la Constitución Española, la posible convocatoria de un referendum ilegal en el País Vasco, la inminente llegada al Congreso de la reforma estatutaria de Cataluña, al margen de los casi 8.000 recursos que llegan cada año al Tribunal Constitucional situan al órgano garante de la aplicación de los principios constitucionales en España en el horizonte de la vida política de nuestro país. Y lo hace con un tribunal renovado recientemente y presidido por primera vez en muchos años por una magistrada adscrita al sector progresista de la judicatura española. Todo ello, a las puertas de su vigésimoquinto aniversario. En los próximos días el garante de la correcta aplicación de la Carta Magna deberá afrontar uno de sus primeros retos de importancia: Aukera Guztiak.

Los doce miembros del Tribunal Constitucional son conscientes de que en los próximos meses van a tener sobre su mesa asuntos de vital importancia para el futuro político del Estado. Recién renovado -su presidenta, Maria Emilia Casas, accedió a la presidencia hace siete meses para un mandato de cinco años-, el Pleno ha tenido ya la oportunidad de dirimir dos asuntos de "evergadura constitucional": la compatibilidad entre la Constitución Europea y la Carta Magna, que hace innecesaria la reforma de la segunda para ratificar la primera; y el rechazo a los recursos de PNV, EA e IU a la tramitación en el Congreso del Proyecto para un Nuevo Estatuto Político para el País Vasco, el popularmente conocido como Plan Ibarretxe.

Esta segunda decisión, que avaló el posterio rechazo al proyecto soberanista y su devolución a la Cámara de Vitoria, fue adoptada por unanimidad, lo que para la mayoría de los analistas es una muestra de la capacidad de converger de las dos "sensibilidades" del TC, una capacidad que no se produce con tanta facilidad en el Tribunal Supremo o en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Doce magistrados integran el "sanedrín" constitucional español y al menos pertenecen a tres "sensibilidades" distintas.

Equilibrio ideológico
Su presidenta, María Emilia Casas, -catedrática de Derecho del Trabajo y primera mujer en acceder a lo más alto del TC tras Manuel García Pelayo (1980-86), Francisco Tomás y Valiente (1986-92) -asesinado posteriormente por ETA-, Miguel Rodíguez Piñero (1992- 95), Álvaro Rodríguez Bereijo (1995-98), Pedro Cruz Villalón (1998- 2001), y Manuel Jiménez de Parga (2001-04)-; y los magistrados Elisa Pérez Vera, Pascual Sala, Pablo Pérez Tremps y Manuel Aragón, fueron propuestos por el PSOE, y están ligados al sector progresista de la judicatura. Vicente Conde Martin de Hijas, llamado hace meses a ser el presidente del órgano pero derrotado tras la desunión de los vocales conservadores, y Pablo Cachón, Roberto García Calvo, Javier Delgado Barrio y Ramón Rodríguez Arribas, pertenecen al sector conservador y fueron designados a propuesta del PP. Por su parte, Eugenio Gay y Guillermo Jiménez son candidatos de consenso de las dos fuerzas políticas mayoritarias y militan como "indendientes" de las grandes asociaciones profesionales.

Sin embargo, a pesar del equilibrio, el PP ha expresado en los últimos meses su recelo al nuevo TC en base a dos hechos concretos, la primera entrevista periodística concedida por su presidenta y la reunión que algunos magistrados mantuvo en Madrid con el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, a quien un sector importante de los populares consideran el ideólogo de la "deconstrucción" del actual modelo de Estado. Las declaraciones de la polémica, en una entrevista que publicó en diciembre el diario "El País", en la que se mostraba partidaria de restar "carga emotiva" al termino nación, unas declaraciones que fueron duramente criticadas por la cúpula de los populares. "Son denominaciones que, aparte de su carga emotiva, arrastran un debate científico y político muy arduo a través de los años sobre lo que es Estado y lo que es Nación", recordaban la presidenta del TC, quien reconocía que la actual denominación constitucional de "nacionalides y regiones" se puede mantener pero también "sustituir por algo similar dicho de otra manera". "El problema -concluía Casas- es que términos como "nación" llevan demasiada carga emocional, sin atender al debate riguroso, del que se han ocupado con rigor los politologos. Habría que descargar esos términos de su contenido emocional".

Unas declaraciones "preocupantes", a juicio del PP, cuando el tripartito catalán y el proyecto de reforma estatutaria del PSE, el llamado "Plan López", incluyen el término "comunidad nacional" para referirse a Cataluña y el País Vasco.

Tal vez por estos recelos, el propio Maragall se reunió en Madrid a finales de año con un grupo de eminentes juristas a los que trasladó su propuesta de reforma de Estatut y la posible introducción en el preámbulo del mismo del derecho de autodeterminación, que reclama ERC. Sobre la base de que Maragall está siendo asesorado en este proceso por el ex vicepresidente del TC, Carlos Viver Pi Sunyer, el president pudo escuchar las opiniones de algunos miembros del tribunal, entre ellos Eugenio Gay, Elisa Pérez Vera y Pascual Sala. En el sector conservador del Constitucional, esta presencia de sus tres compañeros provocó recelos, dado que la reforma del Estatut es claramente susceptible de acabar sobre la mesa del Alto Tribunal.

Atasco de recursos
En lo que si parecen coincidir todos los miembros del TC es en la necesidad urgente de afrontar la reforma de la Ley Orgánica que regula su funcionamiento ante la ingente cantidad de asuntos, la mayoría recursos de amparo, que cada año amenazan con colapsar el funcionamiento del órgano judicial. Justo el año en que el Tribunal cumple venticinco años, sus miembros consideran que el Parlamento debe iniciar lo antes posible el proceso de reforma de la Ley Orgánica 2/1979, de 3 de octubre.

"El gran tema de debate es el recurso de amparo", se recuerda desde el TC, practicamente saturado por la gran cantidad de peticiones que se producen de esta figura jurídica. Sólo en 2004 más del 98 por ciento de los asuntos que ingresaron en el Constitucional fueron recursos de amparo, un total de 7.805 de 7.951 asuntos. La situación se ha desbordado respecto a los inicios del órgano, allá por 1980, cuando sólo se registraron 232 recursos de amparo. "Se ha convertido en una tercera instancia y no en un recurso subsidiario. Es un nivel de asuntos alarmante", reconocía María Emilia Casas hace apenas unas semanas.

¿Tribunal Constitucional ?...  ¡No!, gracias
Nota del Editor 26 Marzo 2005

Después de leer el artículo 3º de la Constitución española, está claro que el Tribunal constitucional es una merienda de negros (con todo respeto a los negros), pues pueden fallar lo que les venga en gana, como ha venido sucediendo: basta dar más énfasis al párrafo que más interese (normalmente a los nazionalistas).

 

De todos modos, si quiere adquirir una opinión razonada, sólo tiene que ver las sentencias que se refieren a temas lingüísticos: STC0056.doc, STC0061.doc, STC0062.doc, STC0074.doc, STC0076.doc, STC0080.doc, STC0082.doc, STC0083.doc, STC0084.doc, STC0214.doc, STC103.doc, STC123.doc, STC137.doc, STC48.doc y STC49.doc en du dirección http://www.tribunalconstitucional.es/
Recortes de Prensa   Página Inicial