AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 30 Junio 2005
Irak, en dificultades
Editorial ABC 30 Junio 2005

Ser nación y 21.000 millones
IGNACIO SÁNCHEZ CÁMARA ABC 30 Junio 2005

La historia de los GAL se repite
Ignacio Villa Libertad Digital 30 Junio 2005

La venta del alma
ALFONSO DE LA VEGA La Voz 30 Junio 2005

No son jóvenes vascos
Cartas al Director ABC 30 Junio 2005

Ibarra, el que más claro habla en el PSOE, pone en su sitio a Quintana
ESD  30 Junio 2005

Javier Zarzalejos acusa a Zapatero de fortalecer a ETA con la expectativa de la negociación
ABC  30 Junio 2005

La APM advierte que fragmentar el Consejo del Poder Judicial politizará la Justicia
N. C. ABC 30 Junio 2005

Irak, en dificultades
Editorial ABC 30 Junio 2005

ES mucho lo que se juegan los EE.UU. en Irak, pero más aún la comunidad internacional y, sobre todo, la mayoría del pueblo iraquí. Si el proyecto democrático que trata de sobrevivir en medio de la violencia terrorista fracasara, a buen seguro que el país se sumergiría en una guerra civil transversal en la que se ventilarían disputas religiosas, étnicas y tribales de muy diversa procedencia. Si así fuera, el panorama geoestratégico del Oriente Próximo se vería extraordinariamente complicado, ya que las repercusiones que generaría el colapso iraquí podrían extenderse como las ondas concéntricas de un seísmo de magnitud imprevisible. El panorama en estos momentos no puede ser más sombrío. Sobre todo, a raíz del cambio político acaecido en Irán con el triunfo de la ortodoxia chií y las peligrosas injerencias que puede tener este hecho sobre su vecino iraquí.

La necesidad de encontrar una pronta salida al conflicto se hace cada vez más perentoria. Los gestos norteamericanos de aproximación a los poderosos clanes tribales que alimentan la insurgencia sunní demuestran la gravedad del momento y la oportunidad de maniobras tácticas que desactiven los frentes interiores que lastran el difícil avance del proceso democrático iraquí. En este sentido, el discurso pronunciado ayer por el presidente Bush en Fort Bragg pone de manifiesto que es consciente de que los EE.UU. pueden perder la paz si la presión terrorista erosiona el aguante de la sociedad norteamericana. Sobre todo porque, no lo olvidemos, son los norteamericanos quienes -junto con los propios iraquíes- soportan más duramente el día a día de un Irak convulsionado por el terrorismo. Decir que la sombra de Vietnam es alargada en el imaginario inconsciente de la sociedad norteamericana es una obviedad que, sin embargo, explica perfectamente tanto el aumento de las voces críticas al despliegue norteamericano en la zona como el descenso del apoyo popular al mismo. A un año de la definitiva transferencia de la soberanía a los iraquíes, sería bueno que todos afrontáramos una reflexión autocrítica sobre los costes globales de oportunidad, que, a la larga, pueden llegar a tener políticas excesivamente voluntaristas. Incluso cuando sirven a la noble causa de la libertad.

Ser nación y 21.000 millones
IGNACIO SÁNCHEZ CÁMARA ABC 30 Junio 2005

¿Hay que hacer las cosas bien para ganar las elecciones? No exactamente; hay que acomodarse a la opinión dominante. Para saber quién gana unas elecciones, lo mejor es fijarse en quiénes brindan con cava y forman gobierno. Lo demás es mester de consolación y socorro de afligidos. En Galicia, siguiendo este criterio, los vencedores han sido el PSG y el BNG, por más que el partido más votado sea el PP. Otra cosa es la dudosa legitimidad democrática (aunque sea perfectamente legal) de que un partido muy minoritario y en retroceso, el BNG, se convierta en el poder dominante de hecho, gracias a la ambición del partido segundón, el PSG. Otra cosa es también que constituyan un quiebro a la limpieza democrática los pactos sustanciados a hurtadillas. Tampoco es un alarde de democracia que pueda dirigir, por ejemplo, la política educativa un partido con un quinto de representación popular que el mayoritario. Son las cosas del sistema electoral. Pero la justicia impide acogerse a él cuando beneficia y denostarlo cuando perjudica.

El BNG no ha dejado lugar a dudas. ¿Para qué la autocrítica o la admisión de que resulta difícil hablar en nombre de un pueblo mientras sólo se cuenta con poco más del 10 por ciento de los votos, cuando aguarda el poder? A Touriño apenas le han dejado tiempo para paladear ese segundo puesto victorioso. En un alarde de política de ideales y principios alejada del materialismo, han hablado de precio. Cosas, quizá, del materialismo histórico. Galicia no saldrá barata. Al parecer, tiene un precio. Y piden ser una nación y 21.000 millones de euros. Como se trata de un concepto jurídico, y la Constitución es clara al respecto, Galicia no es una nación. Y, para serlo jurídicamente, habría que reformar la Carta Magna (aparte de violentar la historia). Lo de los euros y la deuda histórica ya es otra monserga. Acaso convenga recordar que ni Galicia es la región más deprimida de España (entre otros factores, gracias al trabajo y creatividad de los gallegos), ni la reclamación tiene otro presunto deudor que el resto de los españoles. Si el PSG y el BNG forman gobierno, eso significará que Touriño acepta la doble condición (ser nación y recibir 21.000 millones de euros). Al menos, conocemos el precio que paga por sentarse en el palacio de Rajoi.

Por mi parte, nunca sé cuál es la voluntad general. Ignoro lo que quiere Galicia; sé lo que votan los gallegos. Mas esos votos han decidido que el PP pierda la mayoría absoluta y se abra otra coalición entre nacionalistas y socialistas. Pero que nadie me exija reconocer que eso es bueno para Galicia y el resto de España. Para ganar las elecciones no es necesario hacer las cosas mejores sino las que reclama la mayoría. Para recuperar el poder, el PP deberá hacer unas cosas mejor y otras peor. El problema consiste en identificar unas y otras.

La historia de los GAL se repite
Ignacio Villa Libertad Digital 30 Junio 2005

Este jueves, último día del mes de junio, el Gobierno ha cometido un auténtico atropello que, con toda seguridad, le terminará pasando factura en esta legislatura. El cierre en falso y de forma consciente de la comisión parlamentaria del 11 de marzo vuelve a poner encima de la mesa la realidad del presidente Zapatero: no acepta, de ninguna manera, el verdadero motivo de su triunfo electoral.

Zapatero ganó las elecciones tras los atentados del 11-M y gracias a la violación de la jornada final de reflexión. El presidente del Gobierno, cerrando de esta forma la investigación, reconoce sin tapujos que quiere echar tierra encima de unos días que fueron determinantes para el cambio de Gobierno. Unos días que fueron decisivos para el triunfo socialista y que siguen siendo un auténtico agujero negro.

Lo que ha ocurrido con la negativa del Ejecutivo a investigar ha sido un error de un calibre soberano y que tendrá una importante repercusión política. Pero lo que tiene una gravedad enorme, por lo que significa, es la desaparición del texto de conclusiones elaborado por el PSOE de muchas de las acusaciones realizadas al Partido Popular durante la Comisión de investigación. ¿Tienen miedo? ¿Tienen vergüenza? Simplemente son conscientes de las mentiras, de las difamaciones y de las manipulaciones acumuladas durante los meses de la comisión; y saben que dejar por escrito tanta falsedad puede ser una pista peligrosa cuando, antes o después, la verdad aflore entre los ciudadanos.

Zapatero, embriagado de poder y adulado por su entorno, se atonta con el coche oficial. Se ha llegado a creer salvador de la patria, referente de las libertades y ahora descubridor de la decencia. Pero todo eso, como tantas veces en política son puro fuego de artificio. La realidad, contante y sonante, es muy diferente. El Gobierno socialista lleva meses intoxicando, deformando y manipulando lo que pasó. Ha ocultado pruebas, no ha investigado interrogantes necesarios, ha mentido a sabiendas. En definitiva, con Rubalcaba al frente y con el consentimiento de Zapatero, este Gobierno se ha vuelto a columpiar.

La historia de los GAL se repite. Entonces con un Felipe González endiosado pensaron que nunca se encontraría la verdad; al final el terrorismo de Estado se confirmó como acción habitual de aquellos Gobiernos socialistas. Muchos años después todo vuelve a ser igual. El PSOE vuelve a mentir; ya veremos por cuánto tiempo.

La venta del alma
ALFONSO DE LA VEGA La Voz 30 Junio 2005

LA PRUDENCIA preventiva ante la desestabilización que le podía venir a Galicia no ha vencido a las ganas de cambiar, aunque sea a peor. El PP paga así su error de que, tras sus años de poder autonómico, un partido que viene a definir los ideales e intereses fundamentales de Occidente (libertad, derechos humanos, igualdad ante la ley, propiedad, unidad frente a los abusos de la globalización, autonomía de la sociedad, etc.) no haya sido capaz de presentar a un candidato joven y con más futuro que pasado.

Pese a sus antipatías y desconfianzas mutuas los adversarios ya se están repartiendo el tesoro. Cabe pedir al candidato socialista sentidiño , sin que sirva de precedente. Cuando se carece de ideología resulta muy fuerte la tentación sanchopancesca del «vengan días y vengan ollas». El tripartito gallego entre el PSOE, los comunistas de la UPG y los galleguistas que usan para identificarse la estrella invertida del diablo, sin duda va ofrecer jugosos titulares, aunque no sabemos si en A Fondo, Galicia o Sucesos. Pero más vale que el candidato Touriño ponga algún límite en bien de la sociedad gallega. Si cede demasiado y les vende su alma, se prevén malos tiempos para los derechos humanos y la libertad de expresión, así como para todo lo que huela a España y liberalismo.

Haciendo de la necesidad virtud, para el PP surge una oportunidad estratégica de hacer ahora lo que no ha sabido hacer antes cuando disfrutaba el poder. No se puede posponer máis la sucesión del líder histórico por muy valiosa que sea su figura. Se debería elegir un candidato joven que pueda conectar mejor con el electorado. No hay tanto tiempo pues no sólo es la cuestión gallega sino la española en general, y no parece conveniente que Rajoy se encuentre supeditado para encarar unas quizás próximas elecciones generales anticipadas. En verdad hay una amenaza cierta de escisión dentro del PP. Pero lo que tenga que ser, será, y más vale encararla cuanto antes.

No son jóvenes vascos
Cartas al Director ABC 30 Junio 2005

Un joven vasco como yo, por ser concejal del PP desde los 21 años, he tenido que sufrir la macabra actividad de Jarrai-Haika-Segi, con carteles y pintadas amenazantes, con ataques a mis bienes y a los de mi familia, con agresiones físicas graves, con insultos día sí y día también, y con chivatazos de información para intentar asesinarme en al menos tres ocasiones. Para un joven vasco como yo, resulta indigerible la sentencia que escupe impunidad sobre la actividad terrorista de la organización juvenil Jarrai-Haika-Segi.

Pido enérgicamente poder confiar en el Estado de Derecho, como hasta ahora he hecho, y pido que prospere el recurso de casación planteado contra la sentencia.

Si no es así, dígale, señor juez, al ertzaina con el rostro desfigurado para toda la vida por un cóctel molotov, que no le atacaron con un arma. Dígale a la viuda de un concejal o un policía asesinado que quien dio la información para asesinarle no es de ETA; dígale al comerciante extorsionado al que le han quemado el negocio y ha tenido que marcharse de Euskadi que no es ETA quien lo hace; dígale a su compañero juez o al periodista escoltado en Euskadi que no son de ETA las amenazas de muerte pintadas en el portal de su casa..., a todos los miles de vascos demócratas que sufrimos a Jarrai-Haika-Segi desde hace muchos años todos los días de nuestras vidas, a los que sufrimos a ETA.

¿Podrá mirarnos a los ojos y decirnos que no son terroristas, que no son ETA y que quedan impunes y de nuevo son suyas las calles de los pueblos y ciudades de Euskadi?

Carlos David García, concejal del PP del Ayuntamiento de Bilbao

Y ZAPATERO, ¿QUÉ PIENSA?
Ibarra, el que más claro habla en el PSOE, pone en su sitio a Quintana
ESD  30 Junio 2005

Mientras ZP calla sobre el próximo gobierno gallego y las primeras embestidas de Anxo Quintana, el extremeño Ibarra, al que mejor se le entiende del PSOE, pone al líder del BNG en su sitio.
. Anxo Quintana, el líder nacionalista gallego y, a buen seguro, altísimo cargo en el próximo gobierno de la Xunta que presidirá el socialista Emilio Pérez Touriño, ha empezado ya a poner condiciones. Habla de Galicia como "nación", utiliza el término "autodeterminación" como concepto clave en su ideario político y ha puesto ya cifras concretas, hasta 21.000 millones de euros, a la factura que debe pagar "Madrid" al nuevo ejecutivo autonómico que se formalizará tras la marcha de Fraga.

Que Quintana ya manda, vamos, y mientras tanto ni Pérez Touriño ni el Gobierno de Zapatero quieren abrir mucho la boca, por si acaso. Inmersos en plena negociación para la formación del gobierno gallego, los socialistas prefieren estar callados y avanzar en la ocupación del poder en la Xunta. Por supuesto, el presidente del Gobierno español no ha dicho todavía qué piensa sobre los primeros impulsos de Quintana y ayer mismo el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, prefirió también no opinar al respecto.

Sin embargo, no todo es silencio en el PSOE. El socialista al que mejor se le entiende casi siempre, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el combativo presidente de Extremadura, tuvo ayer la ocurrencia de poner en su sitio al líder nacionalista gallego e ironizar sobre sus propuestas. Ibarra dijo que "todo es mentira" y que Quintana lo que pretende tan sólo es "mantener la clientela". Y fue a más: "No se van a llevar ni 21 ni 3, porque se llevarán lo que les corresponda en función de las necesidades que tenga su territorio".

"¿Quién les va a firmar un papel que diga a Galicia que le vamos a dar 21.000 millones de euros?", se preguntó el presidente extremeño, quien también se encargó de recordar a Quintana que el Gobierno no es "el Banco de España". "Estas peticiones son sólo mentira, para quedar bien", apuntó Rodríguez Ibarra, quien dijo que "todos dicen que para gobernar hace falta un dineral, pero lo que les pasa es que le gusta gobernar, aunque sea gratis, y algunos aunque sea pagando".

En este contexto, y aprovechando la coyuntura, el presidente de Extremadura dio un tirón de orejas general a quienes están crispando el debate sobre la financiación autonómica en España: "Ahora resulta que los que salieron ganando han perdido y los que habíamos perdido tenemos exceso de financiación. O es que son muy torpes o fueron muy mentirosos. Yo creo que fueron muy mentirosos".

Ibarra también cuestión la definición de Galicia como "nación" que propone Anxo Quintana y apoya Touriño, y como ya hizo en el caso de Cataluña y el País Vasco, puso como ejemplo de nuevo a los "marcianos". Se puede votar, y aprobar por mayoría, que los españoles somos marcianos, "el problema es que es mentira". Pues lo mismo para definir como "nación" a algunas comunidades. "Es legítimo, pero mentira", concluyó Rodríguez Ibarra.

Javier Zarzalejos acusa a Zapatero de fortalecer a ETA con la expectativa de la negociación
ABC  30 Junio 2005

MADRID. Javier Zarzalejos, secretario general de la Presidencia del Gobierno con José María Aznar y que participó en los contactos con cabecillas de ETA mantenidos en Suiza en 1999, sostiene que el Gobierno de Zapatero, en su afán de crear «expectativas de negociación» con la banda terrorista, contribuye «a devolver la cohesión dentro de ETA y a silenciar por mucho tiempo cualquier disidencia interna».

En el último número de la revista Cuadernos de Pensamiento Político que edita FAES, Zarzalejos hace una denuncia general de la política antiterrorista o más bien de la dejación del Ejecutivo socialista en ese terreno. «Mediante la resolución promovida por el PSOE y aprobada en el Congreso el pasado 17 de mayo se propone a ETA el diálogo y la negociación como alternativa a su derrota, precisamente ahora que ETA no los puede imponer al Estado como alternativa a su imbatibilidad», sostiene el ex alto cargo.

Zarzalejos, que insiste en que el Gobierno del PP nunca dialogó con la banda mientras que el PSOE siempre lo ha intentado, sostiene también que ETA «no está preocupada por la mejor forma de desaparecer, sino por la manera de sobrevivir», además de encantada con la decisión del Gobierno de enterrar el Pacto por las Libertades y los nuevos márgenes de actuación y protagonismo concedidos a su brazo político, la ilegalizada Batasuna.

La APM advierte que fragmentar el Consejo del Poder Judicial politizará la Justicia
N. C. ABC 30 Junio 2005

MADRID. La Asociación Profesional de la Magistratura (APM), conservadora y mayoritaria en la carrera judicial, denuncia los problemas que provocará, de producirse, la fragmentación por Comunidades Autónomas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado esta asociación de jueces y magistrados tras las jornadas sobre «La reforma de la Justicia» celebradas esta semana en Aranjuez (Madrid).

La APM cree que la creación de los Consejos autonómicos -una de las exigencias de los partidos nacionalistas- «no acerca la Justicia al ciudadano ni acomoda el Poder Judicial al modelo constitucional de Estado autonómico». La «fragmentación» del órgano de gobierno de los jueces «propicia la influencia en él de los poderes políticos, económicos y sociales territoriales y compromete gravemente la independencia judicial». El verdadero propósito, según esta asociación, son los «intereses políticos partidistas».
Recortes de Prensa   Página Inicial