AGLI

Recortes de Prensa     Domingo 14 Agosto 2005
¿Choque de civilizaciones? Pues sí
FRANCISCO RODRÍGUEZ ADRADOS ABC 14 Agosto 2005

El calentón del verano
Ignacio Cosidó Libertad Digital 14 Agosto 2005

Tolerancia
JON JUARISTI ABC  14 Agosto 2005

Desafíos al poder
M. MARTÍN FERRAND ABC 14 Agosto 2005

La ONU, ante el desafío iraní
Editorial ABC 14 Agosto 2005

Debajo de la superficie
JOSEBA ARREGI El Correo 14 Agosto 2005

TERMOSTATO INVERTIDO
ÁLVARO DELGADO-GAL ABC  14 Agosto 2005

ETA-Batasuna y el renacer de su optimismo
ROBERTO L. BLANCO VALDÉS La Voz 14 Agosto 2005

Acuerdos
Cartas al Director El Correo 14 Agosto 2005

Hernando pide "máxima prudencia" al Gobierno porque sus reformas podrían minar el "poder judicial único"
Europa Press Libertad Digital 14 Agosto 2005

Las 63 incógnitas de la trama del 11-M
Libertad Digital 14 Agosto 2005

¿Choque de civilizaciones? Pues sí
POR FRANCISCO RODRÍGUEZ ADRADOS DE LAS REALES ACADEMIAS ESPAÑOLA Y DE LA HISTORIA ABC 14 Agosto 2005

... La suya es, en lo esencial, una sociedad cerrada, teocrática, que se siente amenazada. Los demás fluctúan entre la tradición y la modernidad. Y tienen miedo. Como lo tenemos, ante el desmadre reinante, los que en Occidente tratamos de mantener unos valores heredados...

SE ha puesto de moda motejar a Huntington y su «choque de civilizaciones». El progre dice eso de que son pobreza e injusticia las que traen el terrorismo. La famélica legión. Sin embargo, hay pobreza, hay injusticia, pero los autores del 11-IX, el 11-III, el 7-VII y tantos otros crímenes, no sufrían eso. Y utilizaron la técnica y el dinero de Occidente contra Occidente. ¿Por qué?

Por odio. Algunos musulmanes se sienten amenazados -y agreden. Para ellos Occidente (judíos, rusos, indios incluidos) les ha expulsado de sus tierras legítimas: las de España, Sicilia, Chechenia, Israel, Cachemira, Filipinas, etc. Históricamente, ellos habían invadido antes.Pero no es esto lo peor. Toda una cultura, toda una sociedad se sienten invadidas por la técnica, la medicina, las artes, la economía, la libertad, la igualdad de las mujeres, el laicismo. Todo el que escribe una novela o pinta un cuadro o es demócrata en el mundo árabe, occidentaliza sin querer.

Nos necesitan: y nos odian. Terrible drama. Situación difícil la de los gobernantes musulmanes «moderados». Tratan de adaptarse a Europa y América, lo necesitan. Pero les apunta el cañón del rifle. Hay mil historias, la de Anwar Sadat de Egipto es la más conocida. Y la de Sharm el Seij, anteayer.

No, por Dios, no estoy diciendo que Islamismo sea sinónimo de terrorismo. Pero la suya es, en lo esencial, una sociedad cerrada, teocrática, que se siente amenazada. Su franja lunática se estremece, se dispara. Los demás fluctúan entre la tradición y la modernidad. Y tienen miedo. Como lo tenemos, ante el desmadre reinante, los que en Occidente tratamos de mantener unos valores heredados. Pero respetamos los límites.

Es antigua esa agresión. Los mártires asesinos son un invento de los chiítas del siglo XI y ya en el XVI los Barbarroja y demás piratas turcos habían inventado el moderno sistema del secuestro. Recuerden a Cervantes.

Los terroristas tienen la batalla perdida, como la tiene el Islamismo fundamentalista en general y la tuvo o tiene el Cristianismo fundamentalista: salvo que acepte, como la línea central del Cristianismo, los valores de la libertad y la democracia -con todos sus riesgos. La occidentalización es imparable.

Pero, entre tanto, ahí están los terroristas. Y su base: los musulmanes semioccidentalizados, antioccidentales de Arabia, Alemania, España, Inglaterra, Francia. Porque el musulmán aislado es un ser humano como otros, eso se ha visto mil veces. Pero encuadrado por sus imanes y sus mezquitas es un riesgo que Europa no habría debido aceptar. Viven de Europa y América y del dinero que reciben (por su petróleo o su trabajo) sacan las armas asesinas. Son una minoría, pero demasiado grande, demasiado bien arropada.

Un poco de historia es necesaria: hoy se sustituye por varias paparruchas. Muchos la oyen con disgusto. La verdad es amarga. El Cristianismo, nacido de una escisión del judaísmo, fracasó en Israel, pero creció en la diáspora judía helenizada de Egipto, Siria, Roma, otros lugares. Frente al desmadre social y ético de tantos griegos, orientales y romanos, a su falta de fe e íntima inseguridad, sentó una nueva Verdad. Un Salvador, un mandato de amor, el Bien y el Mal, el Paraíso y el Infierno, el Perdón, una vida reglada. Libertad y democracia, ciertamente, cero. Y abominaron del teatro, de mil inventos de los griegos (que luego han vuelto).

Más tarde, el Cristianismo se asoció con el Imperio, se creó, con Constantino, una verdadera teocracia simbolizada por la concordia del Emperador y el Papa. El poder venía de Dios, se obedecía, ningún problema mental. Todo esto, más o menos, pasó a la Edad Media, a cada reino: a celtas, germanos, eslavos, etc.

Pero fue liberalizándose poco a poco: es una larga historia, me tienta escribirla, pero no aquí. Platón y Aristóteles y los griegos en general (no todos, ciertamente) fueron clave en esa inflexión. Y la libertad y la nueva creatividad crecieron, ya se sabe, en la Edad Media, en el Renacimiento, luego, ahora mismo. Hubo choques terribles entre Cristianismo y mundo nuevo. Pero al final, entre mil problemas, hoy existen un Cristianismo y un Socialismo y un Conservadurismo democráticos, entre otros «ismos». En estas estamos, mejor o peor, según fechas y lugares.

Pues bien, a lo que voy: nada de esto en el Islam. Constituyó, en el siglo VII, otra reacción conservadora frente a una sociedad declinante. Otro Monoteísmo, muy rígido, con el Bien y el Mal, el Cielo y el Infierno, la Teocracia. Con diferencias, por supuesto. Pero sobre todo una: no invadió el mundo desde dentro aprovechando sus debilidades, como el Cristianismo, lo conquistó desde fuera con la espada.

De diálogo, alianza de civilizaciones, «todos somos andaluces», poco. Un gran intercambio, sí, de elementos materiales, pero ideológica y socialmente, Occidente e Islam se dieron las espaldas. Lo esencial: el Islamismo jamás se asimiló, como tantos pueblos y religiones, a la tradición greco-romana, la que hizo posible la apertura de Occidente a una nueva sociedad, a una literatura y un pensamiento más abiertos. Jamás. Pese a los influjos helenizantes en los siglos del VIII al X u XI, occidentalizantes desde el XIX, en su línea central los musulmanes han mantenido un pensamiento conservador estable, teocrático.

El del siglo VII, digamos. El siglo más estéril de la Historia (no en el caso de España). Para desdicha de todos. Imposible, salvo excepciones, la asimilación a la línea helénico-occidental de la historia. Este es el choque: es necio negarlo.

Porque se habla mucho de los califas ilustrados - Harum al Rashid, Al Mamún, Al Mansur, los fatimíes de Egipto- que hacían traducir al árabe la sabiduría griega que luego creció en el mismo mundo árabe (Al Andalus incluido, por supuesto) y pasó a la Cristiandad, en latín o castellano, a través en parte de España. Hubo el notable intento de combinar el Corán con Platón y Aristóteles, paralelo al de Santo Tomás y otros entre los cristianos.

Quedó en nada. ¿Por qué esos admiradores del Islam medieval (con razón, pero sin ella en sus ataques al Cristianismo), por qué no dicen que esa flor se agostó en el siglo XI, con los selyúcidas, los almorávides, los almohades? ¿Que Averroes, un aristotélico, acabó confinado en Lucena, Al Motamid desterrado en África? La concordia entre el Corán y los griegos fue imposible y los filósofos fueron tenidos, más o menos, por heréticos. En Occidente triunfaron, en el mundo musulmán no. Y el Islam se volvió impenetrable, esta es la cuestión. La base de todo.

Y tras la occidentalización de los siglos XIX y XX vino la terrible reacción, el choque otra vez. No son solo los terroristas: ahí están los Hermanos Musulmanes, Jomenini, Sadam Husein y los demás.

Yo no sabría decir por qué todo esto, es un caso único en la historia. De esa realidad han salido los terroristas. Ínfima minoría, la suficiente para que los gobernantes árabes y toda la capa occidentalizada se muevan en el filo de la navaja. De las masas sale una espuma resentida, fanática, que odia al Occidente que les infiltra. De ella sale el terrorismo.

Islamismo no es terrorismo, pero es cierto que ha vivido, a lo largo de la historia, en un divorcio o choque con nosotros. Nosotros con ellos. ¡Ojalá pase, la occidentalización es poderosa y puede combinarse variamente! Entre tanto, estamos donde estamos. No busquemos tres pies al felino.

Las cosas son como son. No queda sino sacar las consecuencias. Todos los días leemos sobre los que las rehúyen o en las palabras o en la práctica. Como ese tribunal alemán, por ejemplo. ¡Pequeños tiquismiquis legales cuando nos jugamos, literalmente, la vida! Ciegan los dioses a aquellos a los que quieren perder.

Zapatero y sus socios
El calentón del verano
Ignacio Cosidó Libertad Digital 14 Agosto 2005

Agosto suele ser un mes de vacaciones, incluso para los políticos. No es el caso este año. Por un lado, el verano ha desencadenado una serie de acontecimientos: incendio de Guadalajara, intoxicación por los pollos precocinados y caso Roquetas, que han obligado tanto a gobierno como a oposición a interrumpir en varias ocasiones sus vacaciones. Por otro, la crisis veraniega del Estatuto catalán está generando un nuevo escenario político que puede desencadenar un adelanto electoral, primero en Cataluña y después en el conjunto de España.

El PSOE y ERC se habían aliado para realizar juntos la doble travesía de las actuales legislaturas catalana y española. Lo hacían además cómodamente instalados en la tabla del poder, que es la mejor forma de hacer este tipo de viajes conjuntos. Para los independentistas catalanes, el crucero era de ensueño. No sólo gobiernan Cataluña prácticamente en paridad con los socialistas, pese a tener muchos menos escaños que ellos, sino que gozan de una inusitada capacidad para condicionar a su antojo toda la política española. Para un partido radical y casi marginal hasta hace pocas fechas no está nada mal.

Para el PSOE el pacto tampoco era mal negocio. Gracias a su alianza con los independentistas podía gobernar simultáneamente en Cataluña, donde conviene recordar que perdió las elecciones, así como en España, donde goza de una mayoría parlamentaria muy insuficiente. A amplios sectores del socialismo histórico les puede molestar la impertinencia y el secesionismo declarado de su compañero de viaje, pero no parecía haber otra forma de alcanzar y mantener el poder.

En estas circunstancias es difícil entender porqué ERC ha decidido poner ahora en riesgo esta relación, aliándose con la oposición convergente en la reforma del Estatuto, proponiendo una imposible reforma constitucional que reconozca el derecho a la secesión de Cataluña y vinculado el fracaso del Estatuto a la estabilidad del Gobierno de Zapatero. Los republicanos han disparado así tres misiles capaces de hundir simultáneamente el gobierno de Maragall en Barcelona y el de Zapatero en Madrid.

La reacción de los socialistas ha sido buscar nuevos socios, con la excusa de ampliar su mayoría parlamentaria en el Congreso, pero con el objetivo no confesado de articular una posible alternativa a su alianza con un socio tan desleal y poco fiable como ERC. Mi impresión, sin embargo, es que esa alternativa no existe y que una ruptura del pacto con ERC llevaría con toda probabilidad a unas elecciones anticipadas tanto en Cataluña como en el conjunto de España.

Cabe preguntarse cómo es posible que esté en riesgo una alianza que era tan rentable políticamente para ambos partidos. Es más, resulta difícil entender porqué es precisamente una ERC que goza de un poder absolutamente desproporcionado a sus resultados electorales la que decide ahora poner en serio riesgo esta relación.

La respuesta es que se trata de una alianza imposible a largo plazo. Los independentistas pretenden obtener del PSOE una serie de concesiones rápidas que les permitieran posteriormente dar el salto al Estado catalán al que aspiran. Los socialistas utilizan a los republicanos con el objetivo de destruir al PP para deshacerse después de sus incómodos aliados y gobernar en solitario. Lo cierto es que una alianza basada en intereses meramente tácticos, pero profundamente divergente en términos estratégicos, no es sostenible durante mucho tiempo.

Habrá que ver si a la vuelta de las vacaciones las relaciones se reconducen y todo queda en un calentón del verano. Hay quién piensa que ERC necesita visualizar de vez en cuando que no ha renunciado a sus principios soberanistas, pero que la atracción del poder hace que sus amenazas sean poco creíbles. Personalmente creo que se trata de algo más que de un juego de bravuconadas. Si la reforma del Estatuto fracasa, y tiene muchas posibilidades de que sea así, podemos tener unas elecciones generales la próxima primavera.

Ignacio Cosidó es senador del PP.

Tolerancia
Por JON JUARISTI ABC  14 Agosto 2005

| PROVERBIOS MORALES |
LOS insultos a María San Gil en las calles de Guecho o Getxo proceden de nacionalistas, gentuza que se adorna con diferentes siglas, pero que en el fondo y cada vez más en las formas son el mismo zurullo (con perdón), moralmente hablando. A muchos nos resulta imposible pasear por las calles de un pueblo cualquiera del País Vasco sin que nos increpe un grupo de hijos de puta que toma la palabra en nombre del vecindario. Lo acabo de experimentar en una pintoresca localidad vizcaína, Elanchove o Elantxobe, que recomiendo eliminar de itinerarios turísticos. Dos veces en cinco minutos, y las dos para, directa o sesgadamente, conminarme a abandonar el municipio. Ni un ertzaina en diez kilómetros a la redonda. No es sólo que el Estado haya desaparecido de la dulce Euscalerría o como quieran bautizarla. Es que ni siquiera Balza se atreve a meter sus tropas en estos arrabales del terror, forrados de pancartas batasunas.

Que Euskadi es una enfermedad, ya lo sabíamos. Una enfermedad que también se llama Ibarreche, que se llama Imaz, que se llama Eguíbar, que se llama Anasagasti (Lakagasti, Anasagasti), que se llama Errasti aunque el ordenador insista sabiamente en poner Erraste o Herraste, que se llama Madrazo o Padrote, lo mismo da, que se llama Otegui, que se llama PNV, EA, EB, EC, ED, y así hasta ETA y las burras de Oyarzun. Lo que no teníamos tan claro es que se tratase de una enfermedad contagiosa, pero miren en derredor. Son sus síntomas inequívocos berrear en defensa de la tolerancia mientras se acosa o se quema la sede del adversario, jactarse de la propia humildad mientras se atiza la chulería incendiaria de la chusma, hacerse la víctima mientras se tritura al disconforme. El nacionalismo vasco no cambiará, con lo baratos que le salen estos desahogos. Lo grave no es que se los consientan (a ver quién es el guapo dispuesto a que los abertzales le llamen facha, tras el linchamiento del único gobernante de la democracia española que se atrevió a plantarles cara), sino que la imitación prospere. Y prospera, como es lógico.

Que me cuente Imaz lo de la superación del Estado nacional en Elanchove. Que se lo cuente a María San Gil en Guecho o que se lo cuente a medio Guecho, a los votantes de Marisa Arrúe, la valerosa concejal popular, o del socialista Joseba Markaida, enfrentados al único alcalde de España (mal que le pese) que se ha defendido de la indefensión de la mitad de sus vecinos echando la culpa a su policía municipal. ¿Cómo pretende Imaz superar el Estado cuando ni sus alcaldes funcionan? ¿Cómo van a funcionar éstos cuando están convencidos, por las prédicas de Anasagasti y compañía, de que los vascos no nacionalistas son unos fachas? Pues que los linchen por intolerantes, faltaría más. La alcaldía de Guecho tiene para el PNV un fuerte valor simbólico. Alcalde de Guecho fue José Antonio Aguirre, primer lendakari (que no lehendakari) de un gobierno autónomo vasco y segundo en el santoral nacionalista, detrás de Sabino Arana Goiri. Ser alcalde de Guecho, para los abertzales, no es cualquier cosa. El alcalde de Guecho es el arquetipo de los alcaldes del PNV. Todos los demás alcaldes son contingentes, sólo el de Guecho es necesario. Amurallado tras los concejales de Madrazo, el alcalde Zarraoa aguantará esta vez el embate de los populares y socialistas, porque es necesario sentar un principio para la Euskadi sin Estado nacional de pasado mañana: un alcalde nacionalista es sólo alcalde de los nacionalistas y sus aliados, a ver si los socialistas se van enterando. Para el resto -es decir, para los intolerantes-, sólo el titular de un organismo perceptor de tasas.

Lo de la intolerancia viene muy bien a los nacionalistas para refutar la necesidad del Estado. Hay Estado porque hay intolerancia (o sea, porque los intolerantes nos imponen su Estado). Si no hubiera intolerancia, todos nos toleraríamos, viene a decir Imaz. Como en Elanchove, donde no hay Estado. Como en Guecho, donde no consta que haya ni policía municipal. Paraísos donde sólo se persigue a los intolerantes. Modelos posibles para hacer de España -ya estamos en ello- una gran Casa de Tolerancia.

Desafíos al poder
Por M. MARTÍN FERRAND ABC 14 Agosto 2005

| AD LIBITUM |

SOSTIENE Javier Balza, consejero vasco de Interior, que Batasuna y sus satélites buscaron «deliberadamente» la prohibición de la manifestación convocada, en principio, para hoy domingo. Es muy posible que así sea. La provocación y la amenaza son el fundamento operativo de grupos que, de muy difícil interpretación ideológica, mantienen la quimera independentista en desafío perpetuo al Estado en que se integran y, lo que es más paradójico, en cuyas normas jurídicas -Constitución y Estatutos incluidos- encuentran cobijo y plataforma para su existencia. Saben que la normalidad, la sosegada vida democrática y el respeto a la voluntad expresada por las mayorías, es incompatible con su naturaleza. En el río revuelto son otra cosa y la turbiedad les permite presentarse ante sus incautos seguidores, que no son pocos, como víctimas de un sistema implacable. El victimismo y la actitud pendenciera son sus dos grandes herramientas de trabajo.

Aunque las formas folclóricas sean muy diferentes, algo parecido podría apuntarse sobre la conducta de ERC con respecto a sus socios en el tripartito catalán. Sin ningún respeto a la tregua vacacional e incapaz, por meras razones de aritmética parlamentaria, de sacar adelante sus caprichos estatutarios, Josep Lluís Carod-Rovira lanza señales de abandono que podrían llegar a significar el final de la legislatura, la disolución del Parlament y la convocatoria anticipada de elecciones. Pudiera ser que CiU, en una difícil digestión del alejamiento del poder y sus resortes, se aviniera a sustituir a ERC en respaldo de Pasqual Maragall; pero esa es ya otra historia y mi pretensión era hoy, únicamente, subrayar el sentido amenazador, chulesco y chantajista con el que, en identidad con sus equivalentes vascos, se comportan los independentistas republicanos de ERC.

Si admitimos esa constante actitud de desafío al poder constituido, en el Estado y en sus autonomías, por parte de los grupos independentistas más marginales, hay que recordar a continuación la responsabilidad que les compete al vacante José Luis Rodríguez Zapatero, a su colega, conmilitón y socio en Barcelona y a su equivalente en Vitoria. Hay ocasiones en las que el Estado tiene que demostrar su fortaleza y ésta es una de ellas. Ni los batasunos deben campar hoy a su capricho por las calles de San Sebastián, y debe ser enérgica la actuación de la Ertzaintza, ni, ampliando el concepto, ningún grupo partidista, fuera de la Ley o en su frontera, debiera quedar sin castigo y coste en sus machacones intentos de hacer saltar por los aires el orden establecido, la convivencia nacional y los valores de la Constitución. La tolerancia, de tanta apariencia virtuosa, puede llegar a ser culposa cuando con ella se engordan los cuerpos de quienes, después de inventar la Historia que les conviene, pretenden dejar España hecha unos zorros.

La ONU, ante el desafío iraní
Editorial ABC 14 Agosto 2005

LA elección de Mahmud Ahmadineyad como presidente iraní ha tenido como primera consecuencia la reactivación del programa nuclear militar de su país. El desafío para la comunidad internacional es de extraordinaria gravedad. No sólo porque abre un poco más las deterioradas exclusas de la no proliferación de armas atómicas, sino porque tiene lugar en una región muy sensible a los cambios de presión internacional. Hay que recordar que Irán se asoma territorialmente sobre algunos de los escenarios de tensión que sacuden con mayor intensidad el planeta -Cáucaso, Irak y Afganistán-. Además, comparte frontera con Pakistán, uno de los países que vive inmerso en su particular carrera nuclear con India. De hecho, esta circunstancia no hay que descartarla como uno de los desencadenantes finales de la decisión iraní. Sobre todo porque Irán mantiene una velada disputa de poder e influencia geoestratégica y religiosa con su vecino Pakistán sobre la compleja área del Asia Central islámica. De este modo, un nuevo eslabón puede agregarse a una peligrosa cadena de potencias nucleares con fronteras compartidas y que, de oeste a este, podría extenderse en un futuro no muy lejano desde Irán hasta Corea del Norte.

La actitud exhibida por el líder iraní es en sí misma inquietante. Confirma su fisonomía integrista y abre un nuevo frente de tensión en un país lleno de fracturas sociales y políticas, y que, dada su dimensión y, sobre todo, su fuerte identidad histórica y religiosa, lo hacen propicio para peligrosas huidas hacia adelante si se dieran las circunstancias. En este sentido, la decisión de Ahmadineyad de reabrir las instalaciones de la central de Isfahán y de reactivar el circuito de enriquecimiento del uranio desanda peligrosamente el proceso de distensión alcanzado el pasado noviembre, cuando Teherán accedió suspender el programa y abrir un proceso de negociación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dependiente de Naciones Unidas. La negociación estaba abierta y eran numerosas las propuestas de cooperación financiera y tecnológica ofrecida generosamente por la comunidad internacional a través de la «troika» formada por el Reino Unido, Francia y Alemania, que actuaron como representantes de la ONU. De ahí que las alarmas hayan saltado ante la decisión de poner a pleno rendimiento la central de Isfahán. Y es que dar un paso de distensión en materia tan sensible para, casi a continuación, desandarlo en unos pocos meses es un gesto preocupante por su contenido inamistoso. Y más en este contexto de ofensiva del terrorismo internacional. Hace unas fechas, Henry Kissinger se preguntaba qué habría pasado si las mochilas de Londres hubieran sido nucleares. Por eso el control exhaustivo de este material se revela esencial.

La posibilidad de que otro país se dote de armas nucleares y amplíe, así, el cada vez más dilatado club atómico es un fracaso para la comunidad internacional y, en concreto, para Naciones Unidas. Incapaz de mantener en vigor la legislación internacional sobre no proliferación nuclear para fines militares, la ONU se pone de nuevo en evidencia al hacer, si cabe, más palpable la necesidad de abordar una profunda reforma de sus estructuras si quiere ser operativa y eficaz ante los retos que plantea el cada vez más inquietante siglo XXI. No sirvió para el asunto de Irak, ni en los Balcanes, llegó tarde y mal a Ruanda, se atasca en el Sahara... son ya demasiados los fracasos sin que se aborde un nuevo esquema organizativo capaz de mejorar su respuesta. Annan, más preocupado por salvar el honor familiar tras el escándalo del programa «Petróleo por Alimentos», no parece capaz de acometer esa esencial tarea y sacar del marasmo a la organización.

Pero junto al fracaso de la comunidad internacional, también hay que destacar el que ha cosechado la «troika» de la UE encargada de negociar con las autoridades iraníes. Está visto que la habilidad diplomática del Reino Unido, Francia y Alemania no ha sido capaz de doblegar el pulso planteado por el régimen de los ayatolás, quizá porque frente a la férrea voluntad de éstos de poco sirve el talante si no se ve acompañado de mecanismos eficaces de presión. En cualquier caso, resulta de enorme urgencia la reacción contundente de la comunidad internacional a través del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. La determinación de las sanciones y, sobre todo, la evaluación sobre cómo deben aplicarse debería administrarse con prudencia, aunque es imprescindible que Irán comprenda la seriedad de la disposición de la ONU para impedir la proliferación nuclear.

Debajo de la superficie
JOSEBA ARREGI El Correo 14 Agosto 2005

Es más que probable que el problema fundamental con el que se enfrentan muchos poetas es el de alcanzar a decir 'mundo' más allá de las palabras que son el único modo de decirlo: al igual que los pintores impresionistas trataban de alcanzar la realidad no predicada por la perspectiva humana, no viciada por sus inevitables prejuicios, del mismo modo se percibe en los grandes poetas esa voluntad de llegar a decir realidad de forma no mediada por las palabras, voluntad que no pocas veces conduce al hermetismo como la forma de callar a través de las palabras.

Los humanos han desarrollado muchas formas a lo largo de su historia para tratar de decir un mundo, una realidad anterior a nuestra interpretación: los grandes mitos, las grandes religiones, las grandes obras de arte religioso y cultural son probablemente testigos de ese esfuerzo por romper la burbuja de representación en la que no tiene más remedio que vivir el ser humano. Quizá sea hoy la fe en la ciencia la que nos permite seguir soñando con que llegamos a una realidad que no está encerrada en nuestro mundo de representación, sino que llega a algo que supera todas nuestras mediaciones, condicionamientos y limitaciones.

Pero la misma ciencia que reclama nuestra fe en esa capacidad forma parte de lo que se ha dado en llamar la sociedad del espectáculo: es la elevación del hecho de que los humanos sólo podemos tener realidad como representación de la misma, de que los humanos sólo tenemos mundo en el lenguaje, al grado supremo de autocelebración, esperando, al parecer, que esa autocelebración nos haga olvidar el hecho mismo del espectáculo.

Lo cierto es que cada día es más difícil ver lo que hay detrás o debajo del espectáculo en el que se ha convertido el todo de la realidad de nuestras sociedades. El respeto de los derechos humanos de presos se convierte en realidad cuando su incumplimiento es imputable a algún actor espectacular. En caso contrario, y los hay muchísimos, dejan de existir. El hambre necesita de espectáculos musicales, de actores de la sociedad mediática y del espectáculo para convertirse en realidad. Algunos problemas se convierten en foco de atención si su solución es asumida por alguna persona con relevancia en la sociedad del espectáculo; el ejemplo de las minas antipersona y Lady Di, mientras la solución de la malaria todavía no ha sido convertida en realidad por no haber encontrado su acceso a la sociedad del espectáculo, o el actor que la introduzca en ella.

La representación y el espectáculo, sin embargo, ni crean ni anulan realidad. Existe la quiebra de los derechos humanos también cuando el culpable no es ningún actor importante de la sociedad del espectáculo; existen enfermedades que matan a millones de personas aunque no hayan sido adoptadas por actores reconocidos de la sociedad del espectáculo; el hambre existe antes, fuera y después de los conciertos y de las entrevistas a los actores de la sociedad mediática. Pero es difícil llegar a esas realidades.

En la sociedad vasca tenemos nuestro propio espectáculo. Algunos elementos son bien conocidos: la Concha, el Orfeón Donostiarra, el Guggenheim, el metro de Bilbao, el Artium, la ciudad de Vitoria, Gamesa, CAF, las cooperativas, la gastronomía, y ahora la World Series de automovilismo, el circuito urbano de Bilbao. Pero también pertenece a nuestro espectáculo el mundo político concentrado en la pacificación y en la normalización. Y además somos felices, tenemos casi empleo pleno, estamos entregados a la celebración de multitud de fiestas. La sociedad vasca es una autocelebración permanente, algo así como lo más cercano posible al paraíso terrenal. Podemos sustituir aquello de 'de Madrid al cielo' por lo de 'de Euskadi a ninguna parte', porque el cielo está aquí mismo.

Pero detrás de ese espectáculo, debajo de él, hay una realidad que no tiene acceso al mismo, pero que existe. Una realidad que, a fuerza de no aparecer en el espectáculo ni existir en el mundo mediático, empieza a convencer a quienes la viven de su propia irrealidad, hasta el punto de que algunos que la sufren -pues es una realidad que causa sufrimiento- no piden otra cosa, al principio, que el reconocimiento de su realidad, de lo real de la realidad que está excluida y exenta de la autocelebración en la que se ha convertido Euskadi: ¿Dime que no estoy loco por percibir y ver lo que veo!, es una frase repetida una y otra vez por los que sufren esa realidad que no tiene sitio en la autocelebración.

Alumnos que se presentan en balde a pruebas de acceso a instituciones de enseñanza financiadas con fondos públicos, porque los miembros del tribunal ya han concedido las plazas previamente a sus alumnos privados, personas que se dirigen a los responsables de la Administración para preguntar si algo parecido es normal, y sólo obtienen como respuesta un yo no sé nada. Instituciones públicas de enseñanza que se saltan todos los procedimientos en la adjudicación de horas de clase para los profesores, porque un grupo concreto ya ha decidido todo lo que hay que decidir fuera de los procesos formales previstos.

Entidades administrativas públicas y empresas públicas o parapúblicas que cultivan el 'outsourcing', el externalizar trabajos propios a empresas privadas y con buenas conexiones, aun contando con trabajadores en la propia entidad, en la propia empresa pública o parapública, condenados, a partir de la externalización, a no hacer nada, a la anulación de su personalidad profesional.

Puestos de trabajo en entidades públicas y empresas públicas o parapúblicas que están adjudicados de antemano; subvenciones que van siempre en la misma dirección; amenazas a quienes se atreven a criticar la política oficial y contradecir la corrección política; negativa por parte de responsables de la Administración a recibir siquiera a personas que se han atrevido a criticar la política del Gobierno; concentración de encargos de consultoría o comunicación a empresas pertenecientes a los círculos adecuados. Cosas que se saben, pero que no se dicen, y que a fuerza de no decirse parecen inexistentes, incluso para quienes sufren las consecuencias: una doble victimación al igual que la sufrida por las víctimas de ETA, que sufren a causa del asesinato, y sufren y son perseguidas porque su mera existencia de víctimas es recordatorio de algo que molesta, la existencia de los asesinatos mismos y de su autor, ETA.

Debajo del espectáculo de autocelebración en el que se ha convertido la sociedad vasca, detrás de esa felicidad paradisíaca en la que parece que estamos inmersos, detrás del discurso grande y vacío de la pacificación y de la normalización, existe una realidad nada paradisíaca, una realidad de la que se han apoderado algunos y que la están volviendo paradisíaca sólo para quienes no les estorban, para quienes les ríen las gracias, para quienes les confirman en su autocelebración. Y en ese espectáculo va desapareciendo la sociedad civil: también los partidos de oposición y los medios de comunicación están concentrados en la pacificación y en la normalización, y lo demás no importa, lo demás molesta, es un incordio, impide la fiesta de la autocelebración que tan bien nos va a todos, especialmente a los que se aprovechan de ella.

Cualquiera diría que en el seno de la sociedad vasca y a partir de ella se han producido más de 800 asesinatos, que el terror sigue existiendo, que hay miles de personas que tienen que ir escoltadas, que existen miles de víctimas condenadas a vivir en ese espectáculo de felicidad y de autocelebración permanente, que muchos empresarios están sometidos a la extorsión, que es una sociedad en la que el miedo por la amenaza del terror es real, una sociedad en la que las consecuencias de tantos años de violencia y terror están dejando secuelas, muchas de ellas desconocidas porque son indirectas, afloran a medio plazo y no son fácilmente reconocibles. Pero que están. Y forman parte de nuestra realidad.

Dicen los estudiosos que una de las características de los sistemas totalitarios es la sustitución de la meritocracia, de premiar a los mejores, de abrir las vías a las posiciones más encumbradas a quienes se las han ganado por sus propios méritos, por la burocratización, por la asignación de los bienes públicos -puestos, subvenciones, encargos, trabajo, cargos- a los burócratas del partido que se adueña del sistema. No quiero comparar nada. Sólo recordar la pregunta que se hace Luis Haranburu Altuna en sus 'Cartas de verano' al lehendakari: ¿Cuál es la oligarquía de poder que ha sustituido a la oligaquía negurítica en Euskadi? ¿No serán esos burócratas de partido que se han adueñado del sistema y que reparten los bienes públicos con discrecionalidad creciente entre los suyos y sus afines?

TERMOSTATO INVERTIDO
ÁLVARO DELGADO-GAL ABC  14 Agosto 2005

Mientras la clase política, anticipándose a lo que dictamine la justicia, pide y proporciona, en una lamentable invasión de competencias, aclaraciones definitivas sobre la tragedia de Roquetas, el Gobierno prepara lo que podría ser su óbito prematuro, o acaso, el del régimen todavía vigente. Todo indica que lo sucedido en Cataluña es grave, y que la deserción republicana obedece a algo más que a un calentón de Rovira. Es ya una noticia confirmada que el Gobierno está indagando, en Vitoria y Madrid, un intercambio de apoyos con los nacionalistas vascos. La repetición del trueque con el Bloque, permitiría a Zapatero manumitirse de la presa que en él ha hecho Esquerra. Se ha verificado, casi con seguridad, un movimiento doble. Los amagos excéntricos de Esquerra han inducido al Gobierno a buscar piezas de repuesto. Y viceversa: los desplazamientos del Gobierno han acelerado el desmarque de Esquerra y la aproximación de ésta a CiU. Carod y su equipo disponen sólo de dos estrategias para ser influyentes: o formar masa crítica con los socialistas, o formar masa crítica con los convergentes. La primera estrategia se ensayó al constituirse el tripartito y extenderse la misma combinación al Congreso. La consolidación de una alianza entre el Gobierno, el PNV y el Bloque convertiría a Esquerra en prescindible en Madrid y reduciría su proyección en Cataluña.

¿Por qué han salido tarifando el Gobierno y Esquerra? La explicación más simple, es que no es posible que un partido nacional mantenga, durante largo tiempo, relaciones viables con un partido independentista. Los desafueros de los catalanes habían introducido tensiones severas y crecientes en el PSOE, y el aire empezaba a hacerse irrespirable. El caso, sin embargo, es que no parece que los socialistas vayan a echar mejor pelo arrimándose al PNV. Ibarreche, no lo olvidemos, intentó la secesión hace sólo unos meses. Y sigue de lendakari, y no se ha corregido. En zonas dominantes del socialismo vasco, persiste la teoría de que el mejor modo de prevenir choques dolorosos entre los nacionalistas y la Constitución, consiste en ablandar a la última para que aquéllos no se hagan chichones. Esta composición de lugar concede amplia libertad de maniobra a los herederos de Sabino Arana. De momento, apelarán a la reforma del Estatuto de Guernica y a la mesa de partidos, iniciativas ambas bendecidas por el Gobierno, para abrir más la Carta Magna. Luego, apenas perciban hueco, volverán a las andadas. Ibarreche traicionó a los socialistas en los tiempos de Estella; Ibarreche acaba de ser investido lendakari con el concurso de los abertzales; Ibarreche recuperará la nunca extinta comunión con el mundo de ETA tarde o temprano.

Y no sólo en el País Vasco. También pintan bastos en Cataluña. Es muy probable que el Estatuto no prospere. Y si el Estatuto no prospera, es también muy probable que se convoquen elecciones. Si el PSC obtuviera mayoría absoluta, el Gobierno salvaría los muebles. Ahora bien, no existe la menor certeza de que a los socialistas les vaya a caer la moneda de cara. Si los números permiten a republicanos y convergentes reunir una mayoría alternativa, se apañará un gobierno nacionalista en Cataluña. Es verdad que la idea produce vértigo en el ala moderada de CiU. Pero en política no se hace lo que se quiere sino lo que se puede. Los convergentes necesitan volver a la Generalitat, y Esquerra, ídem de ídem. El estatuto naufragado fijaría mínimos para el nuevo equipo. Y asistiríamos a un rosario de reclamaciones que traspasan los límites de la Constitución.

Resulta evidente, penosamente evidente, que el Gobierno no podría resistir la embestida contando con el PNV y los nacionalistas del Bloque como aliados principales. Sólo lograría hacer frente al desafío si pacta con el PP. Y Zapatero no está en situación de protagonizar ese pacto. El PSOE entraría en crisis, y con él, el Estado. Cabe resumir todo lo anterior acudiendo a un símil doméstico. Los termostatos son artificios diseñados para que un radiador se apague automáticamente tan pronto se roza una temperatura determinada. El termostato político de Zapatero está colocado del revés. Zapatero se ha condenado a rebotar de unos nacionalistas a otros, de modo que la temperatura, en vez de bajar, se dispara. A poco tiempo que pase, se va a poner España más caliente que un baño turco.

ETA-Batasuna y el renacer de su optimismo
ROBERTO L. BLANCO VALDÉS La Voz 14 Agosto 2005

LA POLÍTICA contra ETA que nació del Pacto Antiterrorista tenía dos fines primordiales: de un lado, que ETA abandonara toda esperanza de alcanzar sus delirantes objetivos: de otro, que Batasuna no pudiera seguir actuando dentro de la ley mientras no rompiese con ETA de un modo público, definitivo y terminante.

Al servicio del primero de esos fines, el PSOE y el PP acordaron que ninguno de los dos negociaría con ETA si entraba en el Gobierno; al servicio del segundo, ambos partidos impulsaron la ilegalización de Batasuna y la de todos sus satélites.

Esa política, que por primera vez en treinta años colocó a ETA al borde de la desaparición, fue posible como consecuencia de la renuncia expresa de las dos grandes fuerzas estatales -las únicas, de hecho, que pueden gobernar- a hacer del terrorismo un arma de lucha partidista: una renuncia que no constituía, como a veces se ha afirmado erróneamente, la finalidad del pacto contra ETA, sino sólo un instrumento indispensable para hacerlo realidad.

El éxito de la política descrita fue tan rotundo y tan incuestionable que nada hacía prever que la alternancia en el poder iba a traducirse en un cambio progresivo de estrategia, cambio cuyos resultados son, por el momento, los que pueden observarse a simple vista: frente a la expectativa de que el Gobierno no negociaría con ETA en ningún caso, un acuerdo solemne del Congreso estableciendo las condiciones para tal negociación; frente a la política de prohibición del mundo batasuno, la ya manifiesta decisión de la presidencia del Gobierno de no instar la ilegalización de su última careta -ese fantasmal Partido Comunista de las Tierras Vascas- pese a la apabullante acumulación de indicios en su contra.

Este, y no otro, es el contexto en el que Batasuna ha decidido echar un pulso al Estado de Derecho, convocando una manifestación cuyos fines son como el reverso de los que aquél consiguió mediante el pacto contra ETA: reclamar la negociación con los pistoleros como único modo de acabar con su violencia criminal; e imponer por la vía de los hechos la legalización de quienes fueron ilegalizados por la estricta vía del derecho.

Nadie debería, por eso, de engañarse sobre los riesgos que corremos si el entramado criminal de ETA-Batasuna consiguiera ganarnos esta mano. Y es que esa victoria les ayudaría a recuperar el optimismo, para ellos decisivo, en las posibilidades de triunfo de su causa. El renacimiento, con una virulencia inusitada, de la kale borroka es la mejor prueba de que ese optimismo podría renacer. Y ese optimismo, es bien sabido, constituye la única munición de ETA contra la que no tenemos protección.

Acuerdos
Nino Muñoz/Vitoria-Gasteiz Cartas al Director El Correo 14 Agosto 2005

Quienes seguimos de cerca, con respeto e incluso con afecto al señor Rojo, presidente del Senado, al conocer sus recientes declaraciones defendiendo un gran pacto con el PNV, nos deja perplejos y turulatos. Antes el Rojo de Vitoria decía: Hoy, ayer y mañana es imposible que el PSOE entre en la senda nacionalista; sería ir contra el Estatuto. Ahora dice: El PNV ha dado un giro en su política y sería irresponsable no buscar acuerdos. ¿Metamorfosis política? ¿Acuerdos con quienes ya los tienen con la familia sobre el plan irrenunciable? Si antes el señor Rojo defendía con tanto fervor el constitucionalismo, ¿por qué y qué quiere acordar ahora con quienes quieren separarse de España, apoyan a Batasuna y permiten el resurgir de la kale borroka? Parece que al Rojo vasco le han cambiado los aires de Madrid. Porque ¿en qué han cambiado quienes mirando para otro lado han impuesto el régimen nacionalista? ¿Han prometido rectificar o desmontarlo? De acuerdo con la voluntad expresada en las encuestas de que el 84% de los vascos no queremos la independencia, los demócratas nacionalistas ¿renunciarán a ella? ¿Ya han dejado de ser excluyentes y etnicistas? ¿No seguirán pactando con Batasuna para mantenerse en el poder? ¿Se han comprometido con todos los demócratas en la derrota de ETA, por la convivencia, la igualdad, la seguridad y la libertad de todos? Dice Imaz que defender la soberanía «no supone renunciar a nada». Talante. El señor Azcárraga, consejero de Justicia, dice que para Euskadi sólo existe una salida: la independencia. ¿Qué acuerdos pretende el señor Rojo con quienes no dan señales de rectificar pactaron con ETA, les expulsaron del Gobierno vasco y les consideran enemigos? Intriga que parece que se desiste de la alternancia como solución.

DESTINADAS A LA "DESCENTRALIZACIÓN" DE LA JUSTICIA
Hernando pide "máxima prudencia" al Gobierno porque sus reformas podrían minar el "poder judicial único"
Francisco José Hernando, presidente del Tribunal Supremo y del Cconsejo General del Poder Judicial (CGPJ), ha dicho que las futuras reformas anunciadas por el Gobierno para la reforma judicial, están "destinadas a fomentar la descentralización de la administración de justicia". El magistrado puntualizó que es precisa la "máxima prudencia" a la hora de acometer determinadas reformas que "podrían minar la idea de un poder judicial único para todos los españoles".
Europa Press Libertad Digital 14 Agosto 2005

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General de poder Judicial (CGPJ), Francisco José Hernando, ha declarado, en la clausura del curso "Veinte años de política judicial en España" en El Escorial, que las futuras reformas anunciadas por el gobierno para la reforma judicial, están "destinadas a fomentar la descentralización de la administración de justicia".

En este sentido, el magistrado puntualizó que es precisa la "máxima prudencia" a la hora de acometer determinadas reformas que "podrían minar la idea de un poder judicial único para todos los españoles". Además señaló que el momento presente, es un momento de "tensiones territoriales" ante el anuncio de la reforma judicial.

Por otra parte, el presidente del Tribunal Supremo solicitó "una mayor atención del presupuesto público" para "aliviar o poner remedio a algunas de las deficiencias más palpables" de la Administración de Justicia. "Al menos una atención que equipare a la Justicia con el resto de las instituciones públicas", agregó.

"La Administración de Justicia en España debe ser algo más que una figura retórica del discurso público o un capítulo más de cada programa electoral", concluyó Hernando.

Informe del Partido Popular
Las 63 incógnitas de la trama del 11-M
Una Comisión que no ha cerrado el caso
Libertad Digital 14 Agosto 2005

Pese al cierre de la comisión parlamentaria sobre el 11M, son todavía muchas las incógnitas por despejar en la trama de los atentados. Desde cuál es la relación de los terroristas islámicos con la banda terrorista ETA hasta la trama asturiana de los explosivos, el papel de Fernando Huarte, las dos furgonetas de la muerte que partieron el mismo día a Madrid o el papel de parte de las fuerzas de seguridad del Estado. El Partido Popular ha elaborado un largo informe sobre los atentados que revela que hay todavía muchos cabos sueltos en la sucesión de los hechos.

Trama asturiana de explosivos.
1) Hay cuatro denuncias de la implicación de Toro y Trashorras en la venta de explosivos, hechas por Lavandero, Carlos Alberto Tejeda, José Ignacio Fernández, alias El Nayo y Rafa Zouhier, la primera en 2001. ¿Porqué no se investigaron en su momento estas denuncias? No contamos hasta el momento con una explicación satisfactoria. ¿Porqué se solicitó al Juez permiso para investigarles ante la acumulación de denuncias?
2) ¿Qué investigaciones llevó a cabo la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil de esta trama? En este punto de han producido contradicciones en las declaraciones de miembros de la UCO y de la Guarcia Civil.
3) A principios de 2003 se crea un grupo de coordinación UCO-Guardia Civil de Asturias a propuesta del entonces jefe de esa unidad, el general Laguna, con el objetivo de seguir las cuatro denuncias contra Toro y Trashorras. El Jefe de la UCO Félix Hernando decidió retirar a su unidad del grupo de coordinación en marzo de 2003, e intentó ocultar su existencia, luego confirmada por el General Laguna en la comisión. El segundo de los informes del grupo de coordinación, según reveló Pedro Laguna, daba cuenta de la pertenencia de Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro a una banda de delincuencia en Madrid. Pese a la importancia de todo ello, no se ha aclarado en la comisión quiénes formaron parte del grupo de coordinación.
4) No se sabe qué ha pasado con la cinta que Campillo grabó a Lavandero. Hay declaraciones contradictorias al respecto. No se explica porqué una cinta que se grabó hace años en Gijón reaparece en Cancienes, para luego desaparecer.
5) Lavandera cuenta que Antonio Toro le contó que tenía que dar salida “urgente” a 400 kilogramos de dinamita. Poco después le comenta Suárez Trashorras que le quedaba la mitad de esa cantidad. No se ha aclarado cuál es el destino de los 200 kg de dinamita restantes.
6) Otra de las cuestiones todavía abiertas es el origen de los explosivos que manejaban Toro y Trashorras. ¿Era en exclusiva de Mina Conchita o tenía más procedencias?
7) Tampoco se saben las procedencias de los restos de dinamita hallados en Leganés, así como en la furgoneta Kangoo que contenía, entre otras cosas, siete detonadores, o la que se encontró en el piso de Morata de Tajuña. La policía no ha podido certificar que la dinamita utilizada en Leganés procedía exclusivamente de Mina Conchita.
8) El primer condenado por el 11M, alias El Gitanillo, declaró que Suárez Trashorras también les había vendido la metralla. Todavía no sabemos si esa declaración se corresponde con los hechos.
9) Hay dos cuestiones no explicadas de la relación de Suárez Trashorras con los musulmanes a quienes les vendió los explosivos. La primera se refiere a la confianza que depositaron los islamistas en un no musulmán, lo que es un hecho extraordinario en la mecánica de los grupos terroristas de esta orientación. ¿Cómo se ganó su confianza? ¿Por qué medios?
10) En segundo lugar, Lavandero ha declarado que le dijeron que tanto Antonio Toro como Emilio Suárez Trashorras viajaron a Marruecos. ¿Cómo es que no se ha aclarado este particular?
11) Por otro lado uno de los hechos que podrían considerarse más relevantes y que han quedado también sin explicación es el hecho de que ETA robara un coche en el callejón en el que Trashorras tiene su garaje, vehículo que luego hizo estallar en Santander el 3 de diciembre de 2002. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró que se debía al mero azar, basándose en un informe al efecto elaborado por la Comisaría General de Información. Sin embargo las investigaciones policiales sobre dicho atentado revela que los terroristas tenían planeado robar el coche precisamente en ese callejón.

Las furgonetas de la muerte
12) Hay otro hecho que tampoco se ha aclarado y que también ha sido achacado al azar. Nos referimos a que salieran para Madrid las dos furgonetas de la muerte el mismo día, el 28 de febrero de 2004. ¿Cuál era el destino de la furgoneta etarra?
13) No se ha aclarado este interrogante, ni porqué la trayectoria que llevaba conducía a Morata de Tajuña, localidad en la que los autores del atentado tenían un piso.
14) Tampoco se ha esclarecido porqué uno de los terroristas de ETA que estaba en la furgoneta interceptada por la Guardia Civil tenía una foto de Mieres.
15) ¿Qué información tenía entonces la Guardia Civil para afirmar que la ETA podría llevar el coche bomba interceptado a otro grupo de terroristas?
16) ¿Es un préstamo a los islamistas, que planeaban entonces volar la Audiencia Nacional con un coche lleno de explosivos, atentado que preparaba Allekema Lamari?
17) El 28 de febrero la policía interceptaba una conversación a El Chino, uno de los suicidas de Leganés, en la que éste daba instrucciones a Otmar Gnaoui sobre la caravana con explosivos que marchó hacia Madrid. ¿Cómo es que no se detuvo la furgoneta si se contaba con esa información?
18) ¿Porqué no registró la Guardia Civil la furgoneta de los islamistas, teniendo en cuenta que en el trayecto les detuvieron en tres ocasiones para multarles?
19) La Guardia Civil sacaba el 5 de marzo de su casa de su cama a las 3 de la madrugada a una funcionaria que tenía en su coche una matrícula que había sido doblada, y que fue la utilizada por la furgoneta que trasladaba la dinamita. ¿Qué información tenía la Guardia Civil al respecto de esa matrícula? ¿Qué le hizo sacar de la casa a esta ciudadana?
20) La operación del transporte de explosivos se decidió en una reunión de siete personas de las que al menos cuatro, Carmen Toro, Antonio Toro, Emilio Suárez Trashorras y Rafa Zouhier. ¿Ninguno de los cuatro informó a sus controladores?

La posible relación de los islamistas con el País Vasco y con la banda ETA.
21) También son un misterio las actividades de Jamal Ahmidán, El Chino, en el País Vasco, donde disparó a un hombre. Esto está bajo investigación, de la que no sabemos nada. Por otro lado, una conversación grabada a Rafa Zouhier y a su contacto en la UCO, Víctor, revela que El Chino tiene negocios en el País Vasco. ¿Cuáles son éstos? Tampoco lo sabemos ni lo ha aclarado la comisión.
22) ¿De qué estuvieron hablando Víctor y Rafa Zouhier los días antes de los atentados?
23) ¿Quién es Mario, quien reclutó a Rafa Zouhier para la OCU?
24) ¿Porqué un juzgado de Alcalá de Henares da la orden de pinchar el teléfono de Rafa Zouhier el 12 de marzo, en el contexto de una investigación sobre tráfico de drogas? ¿Porqué nadie dice hasta el 18 que Rafa Zouhier es un confidente?
25) ¿En qué momento informó Rafa Zouhier a su controlador sobre los atentados del 11 de marzo? Los miembros del UCO se han contradicho sobre si le entrevistaron el 12 de marzo. ¿Por qué se producen estas contradicciones?
26) Targu Ismail se pone en contacto con Urrusolo Sistiaga el 12 de septiembre de 2001, el día después de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, para ofrecerle una colaboración de los islamistas con ETA. ¿Se ha investigado esta oferta de colaboración? La oferta de Targu Ismail se hace por medio de una carta, en la que pregunta a Urrusolo Sistiaga por una militante de la banda asesina ETA de nombre Carmen. Horas después del 11M Sistiaga le confiesa a Carmen Guisáosla que teme que ETA haya colaborando en el atentado. Tampoco sabemos si estas sospechas de Urrusolo Sistiaga han sido investigadas.
27) ¿A qué se refería Josu Ternera cuando dijo el 14 de febrero que “se van a enterar los españoles de lo que somos capaces de hacer”?
28) ¿Es casual que ETA lanzara panfletos el 10 de marzo llamando a la huelga en RENFE? ¿Para que sus militantes no cogieran el tren?
29) ¿Por qué tardó 15 días la Guardia Civil en registrar la casa de Morata de Tajuña, y no lo hizo el 6 de marzo? Esta tardanza es especialmente sorprendente, por cuanto los vecinos llevaban tiempo observando movimientos extraños. Tras el atentado se produjeron dos denuncias más, pero no se hizo nada.

El PSOE y su actitud durante los cuatro días de marzo
30) Hay un aspecto del comportamiento del PSOE en esos días de marzo que no ha quedado suficientemente aclarado, según el informe del Partido Popular. Hay algo que no se ha llegado a aclarar, y es porqué se reunieron el 11 de marzo Rafael Vera, José Barrionuevo y José Luis Corcuera con Rodríguez Galindo en la cárcel. ¿Qué sabía Rafael Vera del 11 de marzo y cómo?
31) ¿Qué sabía la juez francesa antiterrorista Laurence LeVert el 12 de marzo sobre la autoría del atentado? ¿Cómo obtuvo esa información?
32) ¿De qué información dispusieron los dirigentes del PSOE sobre la autoría de los atentados? Esta pregunta es relevante dada la seguridad con que el Partido Socialista desmintió, a partir de cierto momento, la autoría de ETA ¿Cuándo y cómo llegó a dicha información?
33) ¿Porqué, cuándo, cómo fueron convocadas manifestaciones frente a las sedes del PP a la misma hora el 13 de marzo?
34) ¿Porqué encargó el PSOE un informe, el 13 de marzo, sobre si las elecciones se podrían suspender? Y lo que no es menos relevante, ¿Porqué no lo han querido enviar a la Comisión?
35) ¿Porqué ocultó el gobierno, durante varias semanas, el hallazgo de un segundo vehículo en Alcalá de Henares?

Cuestiones sin resolver de los autores de los atentados.
36) ¿Quién montó las bombas con móviles que explotaron en los trenes? La policía ha determinado que para realizar esa labor los autores necesitan gran capacitación técnica, que ni los muertos, huidos y detenidos hasta el momento tenían.
37) ¿Porqué se reclutó para cometer los atentados a delincuentes comunes, con el riesgo de que fueran pillados por la policía?
38) Los suicidas de Leganés son autores materiales del 11M ¿Porqué, entonces, se inmolaron en Leganés y no cuando se cometió el atentado?
39) ¿En qué circunstancias fue robada la furgoneta kangoo? El dueño dice que le robaron unas llaves hace un año, lo que explicaría que fuera sustraída sin que haya sido forzada. ¿Cómo es que no cambió la cerradura durante un año? ¿Puede ser parte de una estrategia terrorista robar unas llaves para poder robar al cabo de tanto tiempo un coche sin que? ¿Se ha investigado?
40) Aparte de la furgoneta del 11M, ¿Qué otros vehículos utilizaron los terroristas? ¿Porqué la dejaron? ¿Lo hicieron adrede, con el objetivo de que se descubriera antes de las elecciones y apuntara a la autoría islamista?
41) ¿Cómo es posible que los terroristas dejen pistas cruzadas que lleven a la detención de todos ellos?
42) Los terroristas son muy cuidadosos en determinados aspectos, como por ejemplo a la hora de evitar dejar huelas. No es el caso de la furgoneta Kangoo dejan huellas con claras pistas incriminatorias, como siete detonadores o una cinta en árabe.
43) ¿Cuál fue el procedimiento seguido para colocar las bombas y cuántos terroristas participaron? Todavía no se ha determinado este importante dato de la investigación.
44) ¿Porqué los terroristas no volvieron a utilizar el mismo tipo de artefacto explosivo en el atentado contra el AVE de Sevilla?
45) En este último caso aparece el ADN de uno de los terroristas ¿Porqué no aparece también ADN en la mochila que llevó a las detenciones?
46) ¿Porqué los terroristas no huyeron y se dispersaron tras los atentados? ¿Cómo es posible que el terrorista Jamai Zougam continúe utilizando la misma tarjeta SIM perteneciente al mismo lote que la que se encontró en la mochila? ¿Cómo es que no huyen, al saber de la localización de la mochila? Es más, no solo no huyen, sino que celebran una fiesta en la casa de Morata de Tajuña, ante las quejas de los vecinos, que denuncian.
47) ¿Porqué Marruecos puso en libertad a Mohamed Hadad, uno de los presuntos autores, que fue reconocido por testigos presenciales?

El caso de Fernando Huarte
48) ¿Cómo es posible que Abdelkrim Benesmail, lugarteniente de Allekema Lamari y visitado por el socialista Fernando Huarte, tenía la dirección de los importantes etarras Paroy e Iragi?
49) ¿Qué sabía Abdelkrim Benesmail de los planes de Allekema Lamari, quien días antes de los atentados del 11M le envía un giro postal?
50) ¿Qué contactos mantuvo Benesmaíl con Huarte y con destacados miembros de ETA?
51) ¿Qué información obtuvo Huarte de esos contactos y a quién, y cuándo, los transmitió?¿Desde cuándo sabe el PSOE que Huarte trabaja para el CNI? ¿Desde que se sabía que visitaba a Benesmaíl, o desde antes del 11M?
52) José Blanco dijo “tenemos más sospechas de información que no está saliendo”. ¿Se refería a Fernando Huarte?
53) Los dirigentes socialistas dijeron que tenían fuentes de Fuerzas de Seguridad que indicaban que todos los indicios apuntaban a Al Qaeda. ¿Era Fernando Huarte la fuente del Partido Socialista?
54) ¿Porqué solicitó el CNI el 6 de noviembre de 2003 que se localizara a Lamari? ¿Qué información tenía y quién se la dio?
55) Para qué visitó Huarte a Benesmaíl en Octubre, meses después del atentado?
56) ¿Sabía José Luis Rodríguez Zapatero que Fernando Huarte trabajaba en el CNI?
57) ¿Quién avaló al ciudadano sirio recientemente detenido por su colaboración en los atentados para que entrara en el PSOE? ¿Con quién tenía contactos y qué labor hacía?
58) Hemos sabido que un ciudadano sirio nacionalizado español, Maussili Kalaji, miembro de la policía, era el dueño del establecimiento comercial que liberó los teléfonos móviles de los terroristas. Tiene contactos con los islamistas. Su hermana es la traductora de las escuchas que se realizaban a los implicados. ¿Qué sabía de todo esto? ¿Tenía un conocimiento previo? ¿Le dijo algo a sus superiores?
59) ¿Porqué había una notificación judicial a nombre de Kalaji en el piso de los hermanos sirios Mouhannad y Moutaz Almallah, (el primero militante del PSOE) que está considerado por la policía como “centro neurálgico” de los atentados del 11M? ¿Porqué se encuentra de baja desde que se supo de esto?
60) ¿Porqué Maussili Kalaji está oculto y no se sabe de su paradero desde entonces? ¿Porqué ha declarado que no puede ni debe declarar nada sobre el 11M? ¿Es verdad que está siendo vigilado? ¿Se le va a tomar declaración?
61) ¿Quién es el autor intelectual? ¿Quién decide hacer los atentados 72 horas antes de que se abran las urnas?
62) ¿Quién quería montar “bombas con móviles” en el verano de 2001.
63) ¿Quién profanó la tumba del GEO Francisco Javier Torronteras y quemó su cadáver? ¿Quién ha destruido el monumento de Marruecos a las víctimas del 11M?

Recortes de Prensa   Página Inicial