AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 14 Septiembre 2005
Lo que oculta Conde Pumpido
Isabel Durán Libertad Digital 14 Septiembre 2005

El pasado que no ha pasado
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 14 Septiembre 2005

El terrorismo no es cosa de profetas
Por LUIS IGNACIO PARADA ABC  14 Septiembre 2005

El Fiscal allana el camino
Editorial ABC 14 Septiembre 2005

¿Sentados en el banquillo o en la mesa de negociación?
EDITORIAL Libertad Digital 14 Septiembre 2005

El día después
Agapito Maestre Libertad Digital 14 Septiembre 2005

Tregua de hecho, contra el Derecho
Editorial Elsemanaldigital.com  14 Septiembre 2005

Las opas de nuestros abuelos
Por BENIGNO PENDÁS ABC  14 Septiembre 2005

OPAS hostiles, nacionalistas y madrileños
Luis Miguez Macho elsemanaldigital 14 Septiembre 2005

Deshaucio de la política
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 14 Septiembre 2005

Pasión de estupradores
Luis Hernández Arroyo Libertad Digital 14 Septiembre 2005

El IVA contra la pobreza
Fernando Serra Libertad Digital 14 Septiembre 2005

Iñaki Arteta: «Las víctimas de ETA son un tema cinematográficamente incorrecto»
Miguel Ayanz La Razón 14 Septiembre 2005

La CNE hará un informe vinculante sobre la OPA de Gas Natural con un nacionalista catalán como ponente
Libertad Digital 14 Septiembre 2005

La nueva Gramática verá la luz en 2007 y abordará el español de todo el mundo
ROCÍO BLÁZQUEZ SALAMANCA ABC  14 Septiembre 2005

Los académicos describen el nuevo Diccionario de Dudas como «revolucionario»
R. C. La Razón 14 Septiembre 2005

Lo que oculta Conde Pumpido
Isabel Durán Libertad Digital 14 Septiembre 2005

Cuando en julio de 1993 la banda terrorista ETA secuestra al empresario Julio Iglesias Zamora, el entonces presidente del Gobierno vasco, José Antonio Ardanza, pone las cartas sobre la mesa y declara. “ETA no tiene ni capacidad ni autoridad para haber tomado la decisión de realizar el secuestro. Los que toman las decisiones de llevar a cabo las acciones terroristas son las mesas civiles y, más concretamente, las mesas de KAS y de HB”. Nunca ningún responsable del nacionalismo vasco, y menos aún el mismísimo lehendakari, había osado poner el dedo acusador de manera tan directa. Y añadió: “En Herri Batasuna hay personas que tiene dos boinas. En unas ocasiones usan la de HB y en otras la de ETA, según les convenga”.

Desde entonces hasta ahora la palmaria acusación del presidente vasco ha podido ser demostrada gracias a una intensa, compleja y llena de obstáculos pero fructífera acción de acoso y derribo por parte de las instituciones democráticas sirviéndose exclusivamente de los instrumentos del Estado de Derecho durante los gobiernos de José María Aznar para poner a los terroristas contra las cuerdas. Todo ello culminó en el macrojuicio contra ETA cuyo comienzo estaba previsto para este mes de septiembre con el inicio del proceso contra KAS y que acaba de sufrir su cuarto aplazamiento. Las inexplicables dilaciones afectan al resto de los procesos que deberían venir detrás: al de KAS, debía seguir el de Gestoras Pro Amnistía; a éste, el de Herri Batasuna y más tarde le tocaba el turno a Udalbiltza. Es decir, el epicentro de la trama civil y económica de ETA

Para hacerse una idea de la envergadura del lo que iba a ocurrir judicialmente contra ETA este mes de septiembre, sólo en el proceso contra KAS estaba previsto que desfilaran unas setecientas personas del mundo proetarra, entre acusados y testigos. Desde José Benigno Rei “Pepe Rei” a Iñigo Elkoro pasando por Elena Beloki o Javier Alegría tenían que sentarse en el banquillo, es decir, todo el aparato editorial, internacional o de finanzas terrorista. Y, lo que es más importante para ellos, supondría el hundimiento económico del actual grupo empresarial que sustenta al diario Gara y su imperio editorial.

Al final de todo el macroproceso contra el brazo civil de los pistoleros y, de seguir actuando el Estado de Derecho, acabarían con sus huesos en la cárcel los actuales responsables del Partido Comunista de las Tierras Vascas, que no es sino más de lo mismo pero que, pese a la Ley de Partidos, se encuentran parapetados en el Parlamento vasco por obra y gracia de José Luis Rodríguez Zapatero y de su Fiscal General.

Pero esto es lo que hubiera pasado de no haber perdido el PP las pasadas elecciones generales. El cuarto aplazamiento del juicio de KAS se ha señalado para el 15 de noviembre pero pretendía retrasarse aún más. Aplazamientos que, casualmente, entran de lleno en los plazos "concedidos" la semana pasada por uno de los portavoces del brazo civil etarra, Pernando Barrena quien advirtió públicamente al presidente que tiene cuatro meses y que el proceso “tiene fecha de caducidad como el yogur”.

Por eso, cuando el fiscal general del Estado durante la apertura del año judicial ha afirmado que “el extraordinario nivel de eficacia judicial y policial” hace augurar el fin “próximo” de ETA, Conde Pumpido oculta que su actuación ha impedido la persecución del brazo civil de ETA, hoy parapetada en el Parlamento. Conde Pumpido oculta también que él mismo abronca personalmente al Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional cuando pide medidas cautelares contra los acusados en el sumario del PCTV instruido sólo gracias a las víctimas del terrorismo. Y oculta que, al menos por ahora, centenares de acusados por terrorismo que tenían en sus agendas sentarse en el banquillo este otoño, comerán tranquilamente el turrón estas navidades en sus casas. Conde Pumpido oculta que el entramado económico de los pistoleros continuará en pie y, de nuevo, boyante.

En definitiva, Conde Pumpido oculta que en realidad no estamos ante el fin “próximo” de “esta modalidad de terrorismo (sic)” sino ante el fin de la actuación del Estado de Derecho contra el terrorismo nacionalista vasco en el momento en que, por fin, y por primera vez en su historia, debía rendir cuentas en bloque ante la Justicia por usar la boina de ETA, en palabras del lehendakari Ardanza.

El pasado que no ha pasado
Por CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 14 Septiembre 2005

Rajoy ha cometido un error grave al anunciar que la estrategia del PP no debe tener en cuenta «el pasado». Al no distinguir entre el pasado que es historia y el que sigue determinando el presente, está proclamando un adanismo intolerable en política. Pero, además, se equivoca porque habla de un pasado cuya vigencia no depende de él sino del PSOE.

Es una pena que Rajoy, tan fino intelectualmente, haya llevado a la confusión, y posiblemente a la consternación, a su electorado.

Le pondré el siguiente ejemplo al señor Rajoy. Si la OPA hostil de La Caixa a Endesa se resolviera a favor de los nacionalistas catalanes, ¿habría que olvidarla dentro de unos meses ya que para entonces será puro «pasado»? Porque la tesis de Mariano Rajoy es que todo lo que va quedando atrás va constituyendo pasado y que debe ser superado, en el discurso político, por propuestas de futuro.

Yo soy capaz de entender que él haya superado los traumas que le crearon los socialistas durante la campaña del Prestige y la guerra de Irak, pero ¿acaso no se ha enterado de que aquel comportamiento del PSOE (como él demostró entre el 11 y el 14 de marzo) forma parte de una naturaleza política que, en todo caso, debe ser corregida por el propio PSOE?

Hay textos, ya clásicos, sobre la memoria y el olvido, pero el pasado del que ha hablado Rajoy no tiene que ver con el que han tratado autores como Jaspers o Ricoeur sino con el que sigue inscrito en las políticas, vigentes y actuantes, de los partidos. Por ejemplo el pacto de Carod Rovira y ETA no es «pasado». Ni se le puede decir a Mikel Buesa que la muerte de su hermano es ya «pasado» aun cuando aquel anteponga la realidad del Estado de Derecho a los sentimientos de venganza. Ni Zapatero puede exigirle a la Asociación de Víctimas que pase página y acepte la negociación con ETA. ¿O acaso puede la dirección del PP hablar de la política antiterrorista mirando tan sólo hacia el futuro? ¿Hay que tratar como «pasado» la legalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas sin una previa autocrítica del Gobierno y del Fiscal General del Estado? De las palabras de Rajoy se deduce que es el PP el que debe sentirse culpable por abusar del «pasado», incluida la tragedia del 11-M.

El terrorismo no es cosa de profetas
Por LUIS IGNACIO PARADA ABC  14 Septiembre 2005

EN la Delfos de la antigua Grecia, el oráculo daba sus consejos al pie del monte Parnaso por medio de la pitia o pitonisa. Y los ciudadanos creían que era la respuesta que daban los dioses a las cuestiones que se les planteaban. Sibilas eran las legendarias sacerdotisas de Apolo a las que se atribuía los dones de la videncia y la profecía. Arúspices llamaban en la antigua Roma a ciertos ministros que estudiaban los hígados de las ocas para hacer presagios. Junto a ellos, los augures practicaban la adivinación mediante la interpretación del canto y el vuelo de los pájaros. Los profetas modernos, es decir, quienes mediante cálculos o señales conjeturan y anuncian acontecimientos futuros deberían recordar que, según el Deuteronomio, el criterio para distinguir el verdadero profeta es que su palabra se cumpla.

El fiscal general del Estado dijo ayer que el extraordinario nivel de eficacia de la acción policial y judicial, la acción legislativa de los últimos años y la cooperación internacional han debilitado extraordinariamente a ETA, «lo que permite contemplar esperanzados un próximo final de esta modalidad terrorista». Peligroso augurio el que Cándido Conde-Pumpido hace público en pleno debate sobre una posible negociación entre la banda terrorista y el Gobierno, presuntamente encaminada a lograr una tregua. Tampoco parece muy apropiada tras la ruptura de facto del Pacto Antiterrorista; después de la apreciación de legalidad del PCTV; una vez que se ha producido el retorno del terrorismo callejero y cuando la banda sigue poniendo bombas mientras el Ejecutivo vasco insiste en abrir una mesa de debate en la que, burlando al Parlamento autonómico, pretende que se siente la ilegalizada Batasuna. Acciones que requerirían, por cierto, la intervención de oficio de la fiscalía que ostenta. Intervenciones que requieren habilidades distintas a las de profetas, oráculos, arúspices, sibilas y augures. Dicho lo cual, ojalá su palabra se cumpla.

El Fiscal allana el camino
Editorial ABC 14 Septiembre 2005

A falta de otros mensajes institucionales, en teoría más pertinentes tanto por la ocasión como por el deterioro de la relación entre el Gobierno y el Poder Judicial, el discurso del Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, acaparó la atención de la apertura del año judicial, que ayer se celebró, como es tradicional, bajo la presidencia de Su Majestad el Rey. Conde-Pumpido centró sus palabras en el terrorismo y, tras destacar que ETA lleva veintisiete meses sin matar, afirmó que se puede «contemplar esperanzados un próximo final de esta modalidad terrorista». El Fiscal General realizó un ejercicio de astucia diplomática al subrayar la eficacia de las leyes aprobadas en las anteriores legislaturas y de la acción policial y judicial, gracias a las cuales se «ha debilitado extraordinariamente» a la banda terrorista. También equilibró su pronóstico del «próximo final» de ETA con la advertencia de «no bajar la guardia».

Hubo, por tanto, para todos los gustos, pero el tono general del discurso de Conde-Pumpido respondió a su papel de asistente de la política personal de Rodríguez Zapatero en materia terrorista. Entre el «final dialogado» que propaga el Gobierno y el «próximo final» de ETA, que tanto esperanza a Conde-Pumpido, hay una relación sutil, pero que el Fiscal General está llevando a la práctica precisamente con decisiones que están maniatando alguna de esas normas que tanto elogia, como son la Ley de Partidos Políticos y las que regulan los delitos de terrorismo en el Código Penal. Es evidente que si la aplicación de las leyes antiterroristas hubiera dependido en los últimos años de criterios como los que ahora defiende Conde-Pumpido, ETA no se encontraría en la situación de debilidad que, al menos hasta hace unos meses, reconocían sus presos y destacados dirigentes batasunos.

El examen de la realidad es infalible y la actuación del Ministerio Fiscal en el sumario incoado por el juez Grande-Marlaska contra el Partido Comunista de las Tierras Vascas pone en duda más que razonable el compromiso del Fiscal General. Conde-Pumpido conoce perfectamente todas las diligencias que se han presentado en ese sumario contra los directivos del PCTV, que se hallan imputados y con medidas cautelares, por su dependencia orgánica y funcional respecto de Batasuna, investigación judicial que incluye detalles muy específicos de la obediencia a los proetarras. Aun así, Conde-Pumpido insiste en que no hay motivos suficientes para pedir la ilegalización de esta formación, por lo que el problema no es de falta de pruebas, sino del papel que está jugando la Fiscalía al servicio de la estrategia antiterrorista del Ejecutivo.

Las palabras del Gobierno y del PSOE sobre ETA -los terroristas no matan porque no quieren y esto es una «tregua tácita»- enlazan con el mensaje encriptado de Conde-Pumpido a los Tribunales: por eso, la Fiscalía y el Ejecutivo han dejado solo al juez Grande-Marlaska, para solaz del entramado batasuno que ayer mismo, a través de un editorial del diario «Gara», destacaba el malestar de los socialistas por la imputación del dirigente abertzale Rafael Díaz Usabiaga.

El riesgo de esta interpretación de la situación de ETA es creer que el trabajo de jueces y policías contra los frentes «políticos» de la organización terrorista ha terminado y que ahora hay que dar inmunidad a los grupos y personas que podrían servir de interlocución en el llamado «proceso de paz» que dirige personalmente el presidente del Gobierno. Aparte de un error político y ético, este planteamiento es una irresponsabilidad estratégica, porque el notorio alivio de la presión sobre Batasuna y sus satélites no va a redundar en una mayor fortaleza negociadora del Gobierno, sino en una recuperación constante de la infraestructura etarra y de la influencia de Batasuna. El camino trazado no lleva directamente a la derrota de ETA, sino a una especie de empate provocado entre el Estado y los terroristas. Es decir, el peor desenlace del modelo irlandés.

El año judicial comienza, por tanto, con la Justicia como víctima de una tensión entre el deber de aplicar las leyes y perseguir a los delincuentes, por un lado, y el interés del Gobierno por moverse libremente, sin la presión jurisdiccional, en un escenario en el que pueda manejarse con formaciones políticas que están disueltas por ser parte de ETA y con personas que están procesadas o imputadas por pertenencia a esta organización terrorista.

¿Sentados en el banquillo o en la mesa de negociación?
EDITORIAL Libertad Digital 14 Septiembre 2005

La solicitud de Juan Carlos Iglesias Chouzas, “alias Gadafi” –uno de los terroristas más sanguinarios de la historia de ETA– de cumplir en España las condenas impuestas, tanto por la justicia francesa como por la Audiencia Nacional, no nos debería extrañar a nadie. Al margen de otras motivaciones personales, ¿por qué no iba un terrorista a preferir, de cara a rendir cuentas ante la Justicia, la España de ZP –por mucho que aquí tenga muchas más pendientes–, si el principal aliado del Gobierno de nuestro país es una formación independentista, que en Perpiñán pactó con la organización terrorista “estrategias conjuntas para la desestabilización del Estado español”? ¿Por qué no preferir un país cuyo Gobierno, no ya es que “estudie rebajar la severidad de las penas”, sino que abiertamente ha ofrecido y sigue ofreciendo impunidad a los etarras en un mal llamado “proceso de paz”?

Francia, con todos sus defectos, no es un país donde quien “sacude el árbol recoge nueces”, y su Gobierno no hace ofertas de “diálogo” a los terroristas, sino que acaba de presentar, por el contrario, una reforma para el endurecimiento de sus penas. Además, desde la unificación del espacio judicial europeo, cumplir una pena por un delito menor en Francia ya no es un incentivo para eludir penas mayores en nuestro país. En España, además, tras la negativa del Gobierno a ilegalizar a los neobatasunos del PCTV, los legitimadores del crimen vuelven a tener subvención pública y representación parlamentaria. Y hasta se cuenta con ellos para acabar con el Estatuto de Guernica. Los terroristas en España, en definitiva, cuentan a su favor con lobbys políticos de los que carecen los presos en el país vecino.

El ministro Alonso, por su parte, ha tratado de explicar las preferencias de “Gadafi” asegurando que las “motivaciones individuales son cuestión de este recluso como de cualquier recluso que lo pida. Las motivaciones legales objetivas, –nos asegura el ministro– y el cumplimiento objetivo de la Ley, es lo que concierne y lo que le tiene que preocupar al Gobierno”.

Puede ser que la decisión se deba, efectivamente, a motivaciones individuales. Pero es que del encomiable “cumplimiento objetivo de la ley” nos habla un ministro de un Gobierno que –conviene recordar–, ningunea de hecho la Ley de Partidos y que está dispuesto a suavizar o eximir de pena a terroristas presos en función de la tregua que hagan o dejen de hacer los terroristas que siguen en libertad.

La desfachatez de Alonso queda aun más en evidencia si tenemos presente que sus tranquilizadoras palabras en favor del “cumplimiento objetivo de la ley” las ha pronunciado menos de veinticuatro horas después de que “fuentes socialistas”, a través de El País, trataran de presionar a la Administración de Justicia en favor de la ya iniciada negociación del Gobierno con los terroristas, en general, y de la excarcelación sin fianza de Usabiaga, muy en particular. Y es que, a diferencia de lo manifestado por Alonso, las “fuentes socialistas” citadas por el diario gubernamental consideraban, tal y como denunciábamos ayer, que “el cumplimiento de la ley no puede abstraerse del contexto en que se aplica”.

Ciertamente, el “contexto” de apaciguamiento y de “diálogo” con los terroristas que ha alumbrado el gobierno del 14-M, y que conlleva la disolución de los pilares del Estado de Derecho, no ha pasado desapercibido; ni para los terroristas, ni para sus víctimas. Ahí está, para demostrarlo, el editorial del diario proetarra Gara de este martes considerando que la excarcelación de Usabiaga demuestra que el Gobierno, “cuando quiere”, dispone de los “mecanismos” para lo que, eufemísticamente, el diario abertzale llama “conjugar la independencia judicial con las necesidades del Estado”.

Si esa indecente presión del Gobierno a la Justicia, –ineludible, sin embargo, en todo proceso de negociación con terroristas–, satisface y nutre de esperanzas a los proetarras, no deja de indignar a las víctimas. Así, el presidente de la AVT no ha podido dejar de manifestar sus más que justificadas sospechas de que las últimas decisiones judiciales sobre ETA y su entorno forman parte de un proceso de negociación entre el Gobierno y la banda terrorista. El presidente de la AVT dijo de las últimas sentencias que le hacen "pensar que el proceso de chantaje está surtiendo efectos en el ámbito de la Justicia", y consideró especialmente grave la puesta en libertad sin fianza de Usabiaga.

Y es que, al margen de las “motivaciones” de “Gadafi” o de la puesta en libertad sin fianza de Usabiaga, hay algo de una objetividad y gravedad insoslayable; y es que el imperio de la ley exige sentar en el banquillo de la Justicia a quienes el Gobierno del 14-M quiere, en realidad, ver sentados en una mesa de negociación.

Tregua de ETA
El día después
Agapito Maestre Libertad Digital 14 Septiembre 2005

Claro que la moral existe. Pero no es del Gobierno ni de los terroristas. La moral es de las víctimas que lloran. Sus lágrimas nos hacen libres. Son los únicos que nos dan garantía de que podemos esperar serenos “el día después”. A los otros, a los tácticos y situacionistas, a los inmorales políticos que se rinden ante ETA les esperan días obscuros. Siempre estarán pendientes de “un día después” para borrar sus ignominias. Será imposible. Gritarán: tregua, pero el día después sentirán vergüenza de su indignidad. Siempre buscarán un día después para ocultarse de su miserable ser.

Anunciarán, sí, la tregua; al poco tiempo, convocarán elecciones anticipadas; e incluso, finalmente, quizá consigan otra vez el poder. Votados, claro, por quienes sólo están preocupados de sus horribles panzas, o de los pobres “egos” inflados ante un micrófono... Pero, siempre, estarán pendientes del día después, porque todo es falso, mentira, entrega de la dignidad de los españoles por la paz de cementerio impuesta por los criminales. Rovira y Rodríguez Zapatero están a punto de conseguir, consentida por el nacionalismo totalitario, una tregua de los criminales de ETA.

Pero los ciudadanos, quienes se manifiestan por la memoria, la dignidad y la justicia de las víctimas de los criminales de ETA, no tragan con la indigna, nunca mejor dicho, maniobra que se traen entre manos los socialistas y nacionalistas con los terroristas. El precio es demasiado alto. Los ciudadanos, o sea, quienes se consideran víctimas del terrorismo, no han dado ningún consentimiento para pactar tregua alguna. Por aquí, la coalición de nacionalistas y socialistas jamás tendrá legitimidad. Tampoco la obtendrá de la masa que únicamente se preocupa de llenar la andorga. El personal, repito, la mayoría de barrigas a disposición del Gobierno, observa indiferente la maniobra. La plebe siempre es obtusa. Ni siquiera será capaz de gritar: “Zapatero ha terminado con ETA”. La plebe sólo dará cabezazos ante las mentiras que nos cuenten los medios de comunicación del PSOE. Sobre esa deleznable argamasa, putrefacta y sucia, Carod Rovira y Rodríguez Zapatero amañan su paz de cementerio, la salida de las cárceles de los criminales de ETA y la legalización de Batasuna.

Ni Peces Barba, ni cien profesorcitos, ni cien periodistas a su servicio, ni mil editoriales del periódico amigo, ni toda la estructura judicial a su servicio –las palabras de Conde Pumpido reforzando a Zapatero en la búsqueda de la tregua descalifican a este hombre para hablar de “independencia” de la justicia–, ni toda la escoria inmoral de quienes apelan al cumplimiento de la ley sin abstraer el contexto, ni mil otras lógicas situacionistas, lograrán jamás hacernos olvidar quienes son los asesinos ni quienes sus víctimas. El día después de anunciada la tregua, no lo duden, los asesinos, por un lado, se arrastrarán por la vida como lo que son, asesinos; y, por otro, las víctimas caminaran con dignidad ciudadana, con dignidad, recordándonos que sin ellas la democracia es imposible.

De una tregua tan indigna como sus negociadores poco puede esperarse. ¿Pasar a la historia? Sí, quizá pasen a la historia, pues que en ésta cabe todo. La canalla llama a la canalla. Sin duda, pasarán a la historia, porque en este ámbito la infamia no tiene límite. Ellos, sin embargo, serán una nota a pie de página, porque nadie hablará de libertadores sino de una canalla que ha cambiado dignidad por paz de cementerio.

Tregua de hecho, contra el Derecho
Editorial Elsemanaldigital.com  14 Septiembre 2005

El acercamiento de "Gadafi" y otros signos anuncian un ambiente progresivamente enrarecido, con noticias de negociación, y se habla de una tregua de ETA "a cualquier precio".

14 de septiembre de 2005. Juan Carlos Iglesias Chouzas es un ciudadano español, donostiarra de 1963, que cumple condena en una prisión francesa. Haciendo uso de un derecho que se le reconoce ha pedido cumplir en España el resto de su condena francesa y las múltiples penas a las que está condenado en España con sentencia firme. Es su derecho, pero es llamativo que haya decidido ejercerlo precisamente así y precisamente ahora. Porque Iglesias, conocido como "Gadafi", es uno de los etarras más sanguinarios, uno de los líderes del terror etarra, con veinte atentados y quince asesinatos en su haber. Y viene a España, en teoría, a cumplir 225 años de cárcel.

Rafael Díez Usabiaga es un dirigente del sindicato nacionalista LAB, llamado ante la Audiencia Nacional como imputado por pertenencia a ETA, que contra lo antes habitual no ha sido detenido pese a que su causa sigue adelante. La Fiscalía, en nombre siempre del Gobierno, no pidió la prisión preventiva. Distinguidos dirigentes del PSOE vasco orientaron en este sentido la opinión del juez. Y un posible colaborador de ETA circula así libre.

Son sólo dos nombres y dos casos de los últimos días. Pero son dos señales en un ambiente progresivamente enrarecido, en el que la prensa afín al PSOE filtra noticias de negociación con ETA que el mismo Gobierno desmiente luego, y en el que muchos analistas dan por supuesta la voluntad de José Luis Rodríguez Zapatero de llegar a una tregua de ETA "a cualquier precio".

Es posible, en efecto, que "Gadafi" piense que en nuestro país se le van a conceder de inmediato beneficios penitenciarios. Y es hipotéticamente posible que alguien haya pensado que hay que tenerle cerca para negociar. Lo cierto, de un modo objetivo, es que las piezas van encajando de la manera en que Batasuna previó y anunció en Anoeta: una negociación política sin exclusiones, con los de Arnaldo Otegi incluidos, que Ibarretxe propone y el PSE acepta; una negociación con ETA en la que se discutirán cosas que el PNV ha pedido y el Gobierno parece dispuesto a conceder, como beneficios penitenciarios a terroristas, gestión autonómica de las cárceles y futuros indultos.

El problema de ese escenario es doble. Por un lado, como no hace falta explicar, es antijurídico, porque el Estado no puede negociar de igual a igual con sus enemigos armados salvo que les reconozca una cierta capacidad soberana. Por otro, como ha denunciado la AVT, es inmoral, porque olvida a las víctimas y pone un mezquino precio político a su sangre. Si todo esto son más que sospechas, o menos que certezas, Zapatero debe decirlo sin cincunloquios.

Las opas de nuestros abuelos
Por BENIGNO PENDÁS ABC  14 Septiembre 2005

LAS apariencias engañan. Parece ingeniería financiera, capitalismo postmoderno, burguesía pujante y sociedad civil activa. Sin embargo, la opa del siglo XXI cursa con sabor añejo, al más viejo estilo de la oligarquía y el caciquismo denunciados por Joaquín Costa. Conviene consultar el Código de Comercio de nuestros abuelos, comentado en este caso por Martí de Eixalá y por Durán i Bas, en sus «Instituciones» (Barcelona, 1911), por citar a dos ilustres mercantilistas catalanes. Está muy claro. El ministerio juega un papel fundamental. Allí manda un político cordobés que no es Lerroux ni Solís, ni siquiera don Niceto. Paga una caja de ahorros la Caja por definición, sucedáneo del gran banco de Cataluña que nunca existió ni existirá. Igual que en aquel entonces, el árbitro no es imparcial: pretende atar las manos a uno de los jugadores. Europa tampoco vale: Economía exige el silencio de Bruselas.

Siempre nos quedará la izquierda. Fiasco total: los progresistas se apresuran por acudir en auxilio de los ricos. Bien está la tercera vía, incluso la cuarta, pero tal vez están llegando demasiado lejos. Funciona la generosidad patriótica que reclama Maragall, según el modelo del Carmelo y -muy pronto- del Estatuto nuevo. Reaparecen, por supuesto, el proteccionismo y los mercados cautivos. De paso, el Estado tendrá que cerrar la puerta a los textiles chinos con el fin de proteger la industria autóctona de nuestra «nación de naciones». ¿Cómo no recordar a los ancestros?

Análisis político. España plural: el PSOE calla y aquí sólo habla el PSC. Luego querrá Zapatero ganar elecciones en Madrid... Esquerra y los comunistas del tripartito adoran al becerro de oro: debe de ser por la obra social de las cajas. ¿Es todo? Faltan unas gotas de mal gusto, pero la alusión al semen cubre con holgura esta faceta. Última paradoja. La víctima empresarial se llama Manuel Pizarro, notable jurista y financiero inteligente. La memoria flaquea. ¿Recuerdan el pacto PP-CiU en 1996? ¿Qué papel jugaba Pizarro en la sombra de las reuniones entre Aznar y Pujol? Todo son malas noticias para quienes seguimos infatigables en el empeño de situar a España a las alturas de este tiempo histórico. Lo único nuevo en esta operación ejecutada a la vieja usanza es la retórica empalagosa sobre las garantías del pequeño accionista y la protección del consumidor. Seguimos sin sociedad civil. Cataluña no es la excepción, porque no sirve de nada una burguesía que necesita del poder público para ganar en los negocios. Es una pena, porque la burguesía «ha producido maravillas mucho mayores que las pirámides de Egipto y las catedrales góticas». ¿Quién se atreve a escribir esto? Muy sencillo: Marx y Engels en el «Manifiesto comunista» de 1848, apartado I. Estoy de acuerdo.

OPAS hostiles, nacionalistas y madrileños
Luis Miguez Macho elsemanaldigital 14 Septiembre 2005

Confieso que he elegido el título del artículo a sabiendas de que puede inducir a confusión al lector. Yo no me sumo a quienes, ante las reacciones desfavorables que ha suscitado la anunciada OPA hostil de Gas Natural contra Endesa, pretenden mantener una cierta equidistancia.

¿Cómo hacerlo cuando la entidad financiera que dirige la maniobra nunca podrá sufrir una OPA porque, a diferencia de un banco normal, por ley no tiene accionistas y en su estructura directiva se insertan los políticos del lugar donde radica su sede central? En estas condiciones, sostener que nos hallamos ante una operación normal del libre mercado produce risa.

Cada vez que los nacionalistas maquinan una fechoría, hay una táctica que nunca les falla con los comentaristas políticos madrileños: esgrimir que, a estos solos efectos, ellos son tan españoles como los demás y acusar de "separadores" a los que intentan pararles los pies. En la lejana periferia galaica, sin embargo, poco efecto producen tales argucias.

Les voy a decir, especialmente a los madrileños, cómo se ve desde aquí todo esto, incluso por parte de nuestros nacionalistas. En España, el nacionalismo es y siempre ha sido un lujo de regiones ricas, a diferencia de lo que suele suceder en otras latitudes. En el fondo, es la pretensión de ciertas oligarquías de unir poder político a su poder económico, todo ello a costa del resto del país.

Ahora que la mejora de las comunicaciones ha atenuado la ventaja comparativa que esas regiones tenían gracias a su situación en la frontera con Europa y que, aunque siguen siendo más ricas que la media, no son ya las más dinámicas del país, las pretensiones nacionalistas han degenerado en un intento de congelar una ventaja histórica mediante privilegios políticos y económicos. Y si nadie les discute lo que en el pasado ganaron con el espíritu emprendedor y la laboriosidad de sus habitantes, sí se les ha de recordar que el resto del país también ha contribuido a ello y, por tanto, nada les debe.

Contribuimos con todo un mercado para sus productos, incluidos los financieros, y en otros tiempos, con leyes proteccionistas y mano de obra. Estos últimos ya no son necesarios, pero seguimos siendo su mercado, lo cual resulta incompatible con la situación de privilegio que demandan, porque nos convertiría a los demás en una colonia suya. ¿A qué nos lleva si no el "federalismo asimétrico" de Maragall, suma de nuevo Estatuto inconstitucional y monopolio energético?

Yo, como tantos otros españoles que no residen en Cataluña, soy cliente de La Caixa. Lo ocurrido con el cava debería ser un aviso para los que emprenden vías políticas peligrosas y abusivas y las mezclan con los negocios.

De la Vega
Deshaucio de la política
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 14 Septiembre 2005

Zaplana exhorta: “Ya está bien de marketing, manipulación permanente y frases hechas”. Se refiere a ciertas florituras de la vicepresidenta, pero podría estar mirando de reojo al grupo de conmilitones que está convirtiendo al PP en un admirable perdedor crónico.

Doña María Teresa había atribuido a España una posición “central y creativa en la escena internacional”. Siendo imposible que nos suponga centro del mundo, se habrá acogido a la acepción de centro como equidistancia política. Me preocupan los extremos: ¿Estamos entre Occidente y Oriente? ¿Entre Israel y Hamas? ¿Entre Bush y Michael Moore? ¿Entre Aznar y El Chino? ¿De qué somos el centro?

Acierta la vicepresidenta con la creatividad zapateril. Creatividad publicitaria. No hay anuncio que escape a lo sentimental; el recurso a emociones espurias concentradas en veinte segundos es tan eficaz que ha arrasado con cualquier otra modalidad de mensaje. La publicidad nunca es inocente, no busca conmover sin más. Los mejores realizadores españoles vienen del cine bueno, como Erice. Pero en publicidad el mensaje persigue una acción o un cambio de actitud del target. Todo ese mundo, que cumple muy bien su papel en la economía, se coló un día en el ámbito de la política. De la mano de Rodríguez, ha terminado contaminándolo todo.

De la Vega reconoce que su jefe usa “el corazón”. Se refiere a las píldoras sentimentales de ZP, tan idóneas para alcanzar a su público preferente: los jóvenes que votaron socialista el 14-M sin recordar –no podían– lo que había sido el felipismo. Sin poder, por tanto, compararlo con la era Aznar, cuando ellos, o sus hermanos mayores, o sus padres, encontraron trabajo y se compraron un piso. Cosas que parecen de lo más normal si se ignora u olvida el 24 % de desempleo y las hipotecas al 17 %, las condiciones que encontramos los que cumplimos treinta años en los noventa.

La Alianza de Civilizaciones, la paz por encima de todo, el ministro de defensa que prefiere que lo maten a matar, el ejército como ONG, el diálogo contra el terrorismo, el rechazo a conceptos fuertes como nación (que los socios del gobierno aprovechan) o los papeles para todos son otras tantas manifestaciones del desahucio de la política por el sentimentalismo creativo. Veníamos temiendo que esta estafa intelectual acabara contagiando al PP. Ya está: “Desde hoy, aquí sólo se habla de futuro”. Porque tú lo vales. Yo no soy tonto. Que la suerte te acompañe. ¿Te gusta conducir? ¿Cueces o enriqueces?

OPA sobre Endesa
Pasión de estupradores
Luis Hernández Arroyo Libertad Digital 14 Septiembre 2005

Esta mañana, hurgando en los diarios de color salmón (¿por qué no amarillo, si son intervencionistas vergonzantes, hasta el prestigioso FT?), me encuentro con un comentario sobre la OPA hostil de GN a Endesa: “nosotros pusimos el semen”.... En una acción de superioridad y hostilidad manifiesta contra alguien se introduce semen, ¿puede hablarse de estupro? Aunque también podría alegarse, en este caso, que el agente agresor es, aparentemente, más pequeño que la víctima. Falacia: no hay tal. El agente agresor está notoriamente ayudado, y jaleado, por unos mamporreros, denominados, eufemísticamente, instituciones (¿privadas, públicas?) que quieren simplemente apoderarse de un grupo empresarial privatizado (en falso, lamentablemente), lo que ¡oh casualidad! dejaría en manos de una ¿Nación non nata, Estado en proyecto? El monopolio de la oferta energética para toda España.

Uno de los más significados autores nos llama, además, patéticos por ver conspiraciones donde no hay más que una operación de estricta lógica empresarial. Siempre que se necesita, hay una lógica económica a la medida: ¿No tenía su lógica la venta de Vía Digital a Digital Plus? Nadie lo niega. Lógica se puede encontrar al mayor contrafuero. Pero si nos quitamos los anteojos que se empeñan en ponernos los economistas orgánicos, aquí hay toneladas de manipulación política y muy escaso mercado libre. Con ello se demuestra, una vez más, que la ambigüedad manifiesta que hay en España en las relaciones entre propiedad y poder acaba, ineludiblemente, en abuso de poder.

Hay muchas teorías económicas para cada problema. La mayoría son ad hoc: es decir, se han elaborado a la medida para justificar ya un tipo de acción de consecuencias dudosas. Por no hablar de la econometría, que es una oferta abierta permanente; literalmente, a la carta. Lo que es fácil de ver, leyendo adecuadamente la historia, es que cuando el poder funciona razonablemente y se entromete poco en las decisiones personales, la economía prospera. Parece casi una trivialidad, pero no lo es: en España, ahora mismo, estamos en la más grande confusión sobre estas cosas. No sabemos cómo (ni cuándo) va a acabar ese proceso de liquidación de estado ni cómo va a afectar a la constitución, pero las acciones de los nacionalistas suscitan las peores perspectivas; no sabemos qué entiende este gobierno por empresa y sector público. En fin, una evidente falta de concreción sobre los temas que a la larga sostienen el progreso de un país. (Claro que, ¿para qué crecer?, me preguntaba un colega hace poco). Esta indefinición es una constante cíclica en nuestra historia desde el XIX, y por eso, ¡oh sorpresa! La economía ha ido mejor cuando había gobiernos conservadores. Es contrastable y es la pura verdad ¡Qué le vamos a hacer!

La última idea de ZP
El IVA contra la pobreza
Fernando Serra Libertad Digital 14 Septiembre 2005

ZP lleva año y medio al frente del Gobierno y durante este tiempo no hemos tenido más remedio que acostumbrarnos a escuchar sandeces como que estamos en Afganistán por la misma razón que nos hemos ido de Irak, que el matrimonio entre homosexuales es un derecho, que poco importa denominar nación a una comunidad autónoma o que existen otras civilizaciones con las que debemos establecer alianzas. Pero al menos hasta ahora escuchábamos las necedades de una en una con lo que la sensación de vergüenza ajena era más soportable. Al parecer, debemos habituarnos a una dosis mayor porque la última ocurrencia de nuestro insigne presidente encierra tres sublimes desatinos en una sola propuesta. Según nos cuenta el diario Expansión, Zapatero propondrá este miércoles ante la Asamblea de la ONU que los países ricos –EEUU, los Quince de la UE y Japón– eleven dos décimas el “impuesto de carácter general sobre el consumo”, es decir, el IVA, para lograr así unos 50.000 millones de euros al año que se dedicarán al desarrollo de los países atrasados. Pero no queda aquí la genial idea porque, además, este fondo contra la pobreza se completaría con otras aportaciones procedentes de los países europeos que reciben ayudas netas, y en proporción a la cuantía de éstas, procedentes de la Política Agraria Común (PAC), con lo que España sería, después de Francia, el país más generoso.

Debe pensar Zapatero que los impuestos suponen solamente quitar dinero a los contribuyes que los pagan y entregar luego la cantidad recaudada a los beneficiarios de las prestaciones. Y que, al fin y al cabo, 50.000 millones de euros para los ricos consumidores europeos, norteamericanos y japoneses es una cantidad insignificante si la comparamos con lo que puede representar para los más pobres del planeta. Sin embargo, la importancia de un impuesto no es tanto la cantidad confiscada ni la recibida sino los cambios de conductas que provoca. Y cuando se trata de una subida impositiva como en este caso, lo trascendental es que se cohíben comportamientos o, como dicen los economistas, se producen costes de oportunidades ya que el consumidor, al contar con menos renta disponible, consume, ahorra e invierte menos. Y ello afecta sobre todo a los sectores más desfavorecidos porque al contar con menos dinero en el bolsillo, muchos mantendrán un cierto nivel de consumo básico pero dejarán de ahorrar e invertir, las actividades que más rápidamente ayudan a promocionar. Pero la medida tiene además dos condicionantes que la convierte en especialmente disuasoria de la actividad productiva. Se trata, por un lado, de subir un impuesto indirecto como es el IVA, es decir, que se aplica antes de generar riqueza, lo contrario de lo que hacen los directos que gravan rentas o beneficios empresariales, y para colmo supone un incremento añadido a una ya altísima presión fiscal, con lo que el coste marginal de conlleva es mucho mayor que esas dos décimas que dice Zapatero.

Pero igual que empeora las conductas de los que soportan el incremento impositivo, también los que reciban lo recaudado verán que sus incentivos son modificados y consecuentemente sus comportamientos, siendo esto lo importante y no los 50.000 millones de euros recibidos. Por mucho que se empeñen los que quieren solucionar la pobreza mediante ayuda externa, algo que por otra parte nunca ha sucedido porque ningún país hoy rico recibió recursos del exterior, las personas de los países deprimidos responden a los mismos estímulos que los habitantes de los países desarrollados. En efecto, la clave del desarrollo es vivir en unas condiciones de seguridad y estabilidad institucional suficientes para que los individuos estimen que pueden obtener en el futuro un rendimiento mayor de lo que renuncian a consumir en el presente. O dicho con otras palabras, sólo ahorrarán si consideran que el beneficio futuro será mayor que el sacrificio presente. Y, como nos enseña la ley de preferencia temporal, mayor será el incentivo para actuar de esta manera, cuanto más grande sea la diferencia entre los bienes presentes y los que previsiblemente se obtendrán en el futuro. La ayuda externa, o más bien la parte que de ella queda tras ser esquilmada por gobiernos corruptos y por esa red de organizaciones tan poco transparentes como son las ONG, consigue efectivamente incrementar los bienes presentes pero reduce la diferencia con relación a las expectativas futuras y, por tanto, también el interés por el ahorro.

La aguda propuesta de ZP se completa con unos ingresos procedentes de las ayudas de la PAC. La idea es realmente genial porque pretende paliar la pobreza con un instrumento como es la PAC que contribuye como pocos a perpetuar la miseria de los países limítrofes a la UE. En efecto, las principales víctimas de este sistema totalmente intervenido son los agricultores de los países poco desarrollados que no pueden aprovechar las ventajas comparativas de sus explotaciones ya que la PAC bloquea el comercio exterior. Este sistema supone además una descomunal transferencia de rentas porque, en la UE de los Quince, 380 millones de personas pagan con sus impuestos unos 40.000 millones de euros a siete millones de agricultores, 900.000 españoles, lo que obliga a mantener una mayor presión fiscal y, sobre todo, un incremento artificial de los precios agrícolas, cerca de un 20 por ciento más del nivel que existiría en un mercado agrario abierto a la competencia internacional. Se calcula que este diferencial de precios supone unos 100.000 millones de euros que resultan especialmente gravosos a los consumidores europeos con menos capacidad adquisitiva ya que sus cestas de alimentos representan una cantidad mayor con respecto a todo su gasto familiar.

El gran economista Peter Bauer dijo que la ayuda externa es un excelente método para que los pobres de los países ricos transfieran dinero a los ricos de los países pobres. Como la propuesta de ZP encierra tres actuaciones que tienen todas ellas consecuencias contrarias a las buscadas, es de temer que el nefasto resultado de esta regla se elevaría al cubo. En temas económicos este Gobierno debería seguir haciendo lo mismo que ha hecho hasta ahora, es decir, no tener ideas y no tomar ninguna iniciativa porque gracias a ello la situación sigue siendo buena. Esperemos que también esta ridícula idea de Zapatero quede pronto en el olvido, al menos así los países pobres no empeorarán.

Iñaki Arteta: «Las víctimas de ETA son un tema cinematográficamente incorrecto»
El director de «Voces sin libertad» estrenará en octubre su nuevo trabajo documental, «Trece entre mil»
Andrés Samperio, Fabio Moreno, Ramón Baglietto... Sus nombres quizá no suenen, pero son algunos de los más de mil asesinados por ETA. De ellos hablan sus hermanos, viudas o padres frente a la cámara de un vasco harto de sangre.
Miguel Ayanz La Razón 14 Septiembre 2005

Madrid- Barcelona, 19 de junio de 1987: una bomba en el centro comercial Hipercor mató a 24 personas. Cuatro de ellas eran niños. Madrid, 13 de septiembre de 1974: una bomba en la cafetería «Rolando» acabó con la vida de doce personas y causa 56 heridos. Vic, 29 de mayo de 1991: un coche bomba sesgó la vida de cinco niñas y cuatro adultos... Son sólo tres de las trece historias que Iñaki Arteta (Bilbao, 1959) ha decidido no olvidar. Trece verdades dolorosas que este cineasta a contracorriente, empeñado en hablar de un tema incómodo, recoge en su nuevo documental, que se estrena en octubre.

–¿Por qué ha elegido estas historias y no otras?
–Quería plasmar el abandono social al que se ha venido sometiendo a las víctimas en estos casi cuarenta años de existencia de terrorismo. Hay un sinfín de historias. Cada atentado tiene unas, y prácticamente todas tienen interés documental. Primero tiramos de hemeroteca, de los casos que de los primeros años del terrorismo, o de los más sangrientos, los 80, y luego de aquellos que, por las circunstancias, tenían un añadido más dramático, como el de los Baglietto (Ramón Baglietto, militante de UCD, había salvado la vida de su asesino cuando éste era un bebé).

Niños y policías. –Los últimos son de finales de los 90, ¿es algo buscado?
–No, sólo intentamos que las víctimas fueran de distinto ámbito social: hay civiles, policías, guardias civiles, políticos, niños... Hay un par de personas que jamás habían hablado con la prensa. El perfil es amplio pero está concentrado en esos años, en los que se sometía a las víctimas al abandono y al olvido. Pasado el tiempo, parece aún más increíble.

–¿Qué caso le ha impactado más?
–Todos, pero hay uno de un herido. Era el chófer de un vicealmirante que murió en un atentado. Desde entonces, hace 25 años, está postrado en una cama. No es ya sólo la pérdida de un ser querido. El tema de los heridos tiene un añadido dramático importante.

–Lleva ya varias películas sobre ETA desde hace años. ¿Nota presiones? ¿La gente se le acerca por la calle, para bien o para mal?
–Estoy trabajando en un tema que es políticamente incorrecto, socialmente incorrecto, cinematográficamente incorrecto. Lo tiene todo en contra. Quizá esa sea la razón por la que prácticamente nadie ha abordado está cuestión de las víctimas. Por una parte recibo muchísima solidaridad y cariño, y por otra cierto desprecio y aislamiento social. Pero bueno: va en el paquete y en el precio. Me he situado en una posición, cuando menos, incómoda.

–¿Ha podido rodar sin problemas?
–Una condición nos ha limitado a la hora de elegir los casos: de entre todos los que queríamos, muchas personas o familias, por cuestiones de seguridad o discreción, han preferido no darnos su testimonio. En la película hay trece casos, pero por lo menos otros cuarenta o cincuenta dijeron que no. Por ejemplo: no hemos conseguido que ninguna persona secuestrada nos haya dado su testimonio. Una de las intenciones de la película es recordar que el terrorismo existe desde hace casi cuarenta años. Y mostrar cómo los ciudadanos, las víctimas y su entorno los percibimos de manera muy distinta entonces y ahora.

–¿El cine sirve contra ETA?
–Por lo menos, son testimonios. Que sirva para cambiar las cosas... Yo qué sé. Quizá. Se trata de trasmitir sentido de lo humano.

–¿Qué ha aprendido con este filme?
–A detestar la injusticia, a ponerme del lado de los que sufren de verdad, y no de los que pueden hacerse las víctimas. Y, sobre todo, que lo único real de esto que llamamos el conflicto vasco son las víctimas. Lo demás son aspiraciones políticas, más o menos legítimas, más o menos totalitarias. Pero lo que da la medida de lo que ocurre en este país son las víctimas.

EL COORDINADOR SERÁ RUSCALLEDA, PROPUESTO POR CIU Y ERC
La CNE hará un informe vinculante sobre la OPA de Gas Natural con un nacionalista catalán como ponente
El consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha decidido, por unanimidad, emitir un informe vinculante sobre la OPA de Gas Natural sobre Endesa, cuyo ponente será Sebastiá Ruscalleda i Gallart, nombrado a propuesta de CIU y ERC. Según la CNE, la designación del ponente no se realiza de forma aleatoria sino que le corresponde por el orden de entrada de los expedientes. La presidenta de la CNE es, desde el mes de junio, la ex diputada socialista, Maite Costa.
Libertad Digital 14 Septiembre 2005

El consejo del regulador ha decidido desechar la propuesta de Gas Natural, formulada en una carta en la que le pedía que se abstuviera de aplicar la denominada "función 14" en la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de la gasista sobre Endesa, alegando que quien ha lanzado la OPA es el "holding" Gas Natural SDG, que directamente no tiene actividad regulada.

La "función 14", establecida por la Ley de Hidrocarburos de 1998, es la que prevé que la CNE elabore un informe de carácter vinculante para establecer si una empresa resultante de un proceso de fusión cuenta con recursos financieros suficientes para asumir las inversiones en sectores regulados.

De esta forma, el consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), presidido por la ex diputada socialista, Maite Costa, emitirá un informe vinculante sobre la oferta de Gas Natural. El ponente o coordinador de este informe será, según ha informado el citado organismo regulador, Sebastiá Ruscalleda i Gallart, nombrado a propuesta de CIU y ERC.

La designación del ponente no es aleatoria
“La designación del ponente no se realiza de forma aleatoria –afirma la nota remitida por la CNE– sino que le corresponde según el orden de entrada de los expedientes en la CNE y sus funciones son las de coordinar los informes que los miembros del Consejo solicitan a los distintos servicios técnicos de la Comisión. El ponente actúa como coordinador entre el Consejo y dichos servicios técnicos, pero su opinión o la del Consejo no influye en absoluto en los criterios y dictámenes que se emiten sobre un procedimiento determinado”.

El consejo de la CNE está integrado por la presidenta, María Teresa Costa (nombrada a propuesta del PSOE), el vicepresidente, Fernando Martí Scharfhausen (PP) y los consejeros María del Carmen Fernández Rozado (PP), José Sierra López (PP), Francisco Javier Peón (PP) y Luis Albentosa Puche (PSOE), además de Jorge Fabra (PSOE), Jaime González (PSOE) y Sebastiá Ruscalleda i Gallart (CIU-ERC).

El informe de la función 14 fue el determinante para que la CNE vetase la OPA de Gas Natural sobre Iberdrola en 2003, cuando fue ponente Francisco Javier Peón. Sin embargo, la nueva mayoría en el seno de la CNE dibuja un panorama favorable a una posible fusión entre Endesa y Gas Natural, según fuentes del sector energético.

El próximo jueves se reunirá, como es habitual en sesión ordinaria, el Consejo de la CNE para analizar la situación del expediente de la OPA y determinará la lista de solicitudes de información que requiere para emitir su dictamen.

La nueva Gramática verá la luz en 2007 y abordará el español de todo el mundo
Describirá todas las estructuras de la Lengua española, también aquellas que por su complejidad no suelen incluirse, y atenderá a las variedades regionales
ROCÍO BLÁZQUEZ SALAMANCA ABC  14 Septiembre 2005

La nueva Gramática de la Lengua Española, que relevará a la edición anterior fechada en el año 1931, verá la luz a mediados de 2007 como un texto en el que se describirá «el español de todas partes» y del que ya está listo el 70 por ciento, según indicó ayer en Salamanca el director de la Academia Mexicana de la Lengua, José Moreno de Alba. Se tratará de una Gramática científica que «incorporará las viejas, nuevas y novísimas formas de descripción de una lengua» y estará atenta al enorme desarrollo de la Gramática y la Lingüística en los últimos tiempos, añadió el académico mexicano. Los avances y el desarrollo de la obra centraron los debates de ayer de la reunión plenaria de los directores de las 22 Academias de la Lengua Española, que se dan cita en la capital salmantina.

Variedades regionales
Para Moreno de Alba, la nueva Gramática es un texto «indispensable», ya que tras la edición de 1931, tan sólo se publicó «un esbozo» en 1973 que no llegó a cumplir las expectativas puestas en este proyecto.

Una de las novedades de esta nueva edición de la Gramática es que por primera vez no será responsabilidad exclusiva de la Real Academia Española, sino que será compartida por todas las Academias integradas en la Asociación que estos días se reúne en la ciudad de Salamanca.

El texto, explicó el director de la Academia Mexicana de la Lengua, será «exhaustivo», ya que tratará de describir la totalidad de las estructuras de la lengua española, también aquellas que por su complejidad no suelen incluirse, y atenderá a las variedades regionales, «que también deben ser explicadas».

Si se cumplen las previsiones, la nueva Gramática estará terminada a finales del próximo año con el objeto de que pueda ser publicada a mediados del siguiente año en dos ediciones distintas: una de gran volumen y otra en forma de compendio con un carácter más didáctico. Moreno Alba destacó que se trata de una gramática «científica que incorpora las viejas y novísimas formas de descripción de una lengua, de manera que es una gramática atenta al desarrollo enorme que ha tenido la lingüística y la gramática en los últimos tiempos, al tiempo que exhaustiva ya que describe la totalidad de las estructuras de la lengua española, no sólo las que tradicionalmente se explican sino también las que no suelen atenderse por su complejidad».

Diccionario esencial
El académico y gramático Ignacio Bosque es el encargado de revisar los textos de cada uno de los capítulos, que posteriormente serán también examinados por un equipo de académicos de España y América, para a continuación pasar a cada uno de los miembros de la Comisión Interacadémica encargada de la supervisión de la Gramática. Una vez incorporadas sus observaciones al texto, éste vuelve a ser revisado por el pleno de la citada Comisión y la versión aprobada por éste órgano es enviada al pleno de cada una de las Academias de la Lengua, comenzando por la Española.

Por otra parte, el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, anunció también la publicación la próxima primavera del Diccionario Esencial de la Lengua Española, que excluye las palabras en desuso que el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) recoge de manera obligada. «Palabras en desuso pero que fueron utilizadas por Quevedo, Cervantes o Lope, y es necesario tener registradas», comentó García de la Concha.

Tributo a la plaza mayor del idioma
La reunión de las Academias de la Lengua Española se clausura hoy con un gran acto público en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca en el que, según explicó el director de la RAE, «la voz cantante la tendrán representantes de las academias hispanoamericanas para oír voces de distinta mentalidad, que rendirán homenaje a lo que Salamanca significa en la Historia como Plaza Mayor de la Lengua. Se trata de escuchar las distintas formas de pensar y de sentir la lengua española».

Este encuentro se une a la conmemoración del 250 aniversario de la histórica plaza mayor salmantina. En este sentido, el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, aseguró que esta reunión académica «ratificará con hechos el papel histórico de Salamanca como capital cultural y como reconocimiento de lugar privilegiado para el desarrollo y estudio de la Lengua Castellana».

Los académicos describen el nuevo Diccionario de Dudas como «revolucionario»
R. C. La Razón 14 Septiembre 2005

Salamanca- Las academias de la Lengua sacarán a la luz el próximo mes de noviembre el Diccionario Panhispánico, dirigido por el presidente de la Academia Argentina de las Letras, Pedro Luis Barcia, y a mediados del año 2007 publicarán la nueva Gramática, dirigida por el director de la Academia mejicana de la Lengua, José Moreno de Alba, según anunció ayer el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha en Salamanca. El Diccionario Panhispánico de Dudas constituirá «un instrumento revolucionario para la comunicación en todos sus niveles y para que los medios de comunicación sean vías de enriquecimiento de los espectadores». Así lo aseguró ayer Pedro Luis Barcia, quien sostuvo que «los medios están llamados, con una conciencia social, a contribuir a una mejora del idioma y no al empobrecimiento que en algunos casos se da».

Referencia.
Barcia explicó en una rueda de prensa, con motivo de la Reunión Plenaria de Directores de Academias de la Lengua que se celebra en Salamanca, que el Pan-hispánico de Dudas ha sido elaborado entre todas las academias y su contenido es propio de todas las regiones lingüísticas de América y España. Sus objetivos son «orientar a los usuarios, ayudar a robustecer la lengua general estándar, identificar las formas vulgares o incorrectas de la lengua, prestar atención a neologismos con especial dedicación a los extranjerismos y anglicismos y normalizar los aspectos gráficos de la lengua en los que hemos hecho modificaciones», explicó.

Recortes de Prensa   Página Inicial