AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 5 Noviembre 2005
España rota
MANUEL ÁNGEL MARTÍN ABC 5 Noviembre 2005

Los que vengan detrás, que arreen
Jesús Laínz elsemanaldigital  5 Noviembre 2005

Nulidad por incompetente
Fernando Enebral elsemanaldigital  5 Noviembre 2005

Malos tiempos para reformas
Enrique de Diego elsemanaldigital  5 Noviembre 2005

Tenemos cuatripartito
Francesc de Carreras La Vanguardia  5 Noviembre 2005

Las piedras del olvido
TONIA ETXARRI El Correo 5 Noviembre 2005

El Foro de Ermua convoca hoy a defender «la unidad de España»
S. N. ABC 5 Noviembre 2005

El TSJ anula el despido que decretó el Gobierno vasco contra los profesores que no saben euskera
M. L. G. F. ABC 5 Noviembre 2005

La Comunidad denuncia invasión de competencias de la UE en materia lingüística
BEGOÑA LÓPEZ ABC 5 Noviembre 2005

El filósofo Gustavo Bueno denuncia que el Estatuto lleva a la secesión
ABC 5 Noviembre 2005

Los proetarras se ceban con las casas del pueblo frente a las tímidas condenas socialistas
M. LUISA G. FRANCO ABC 5 Noviembre 2005

España rota
MANUEL ÁNGEL MARTÍN ABC 5 Noviembre 2005

HABRÁ que estar en desacuerdo con Ortega y pedir la coincidencia actual de esas dos tareas que declara incompatibles -venir al mundo para hacer política o venir para hacer definiciones-, porque muchos necesitamos que se nos diga qué se entiende por cada cosa, qué se designa con cada nombre. Zarandeados por las procelosas aguas de la retórica y el nominalismo, nos van haciendo falta más expertos lógicos y lingüistas que políticos o constitucionalistas, más definiciones que argumentos. Porque si «identidad nacional» es lo mismo que «comunidad nacional» o equivalente a «ente nacional» o «nación», y todas ellas son conceptos teoréticos, no sé qué andamos discutiendo, y si fueran distintas sus definiciones finalistas, alguien debería confesarlas.

¿Qué es España? No contesten, que ya en el debate del miércoles Zapatero nos iluminó con su hallazgo de que España es educación para todos, salud para todos, y no me negarán que, aun descontando la licencia retórica, es definición etérea y mostrenca, un buen regate a aquello de la «unidad de destino en lo universal», un paso seguro hacia el populismo a la vez que hacia la confusión. Tal parece que cada cual sabemos de qué estamos hablando, pero no nos ponemos de acuerdo en su significado, lo cual no deja de ser una paradoja que alguien está interesado en mantener, y por eso sería un servicio público «señalar los límites de los objetos pensando en el conjunto de los seres», que era como mi libro de Filosofía de sexto de Bachillerato definía la operación de «definir».

Visto lo ocurrido con «nación», «constitucional» o «España» entra la duda sobre qué pueda entenderse por «romper», y esto explica que para algunos España sea irrompible y que para otros lleve ya rota mucho tiempo, opiniones ambas tan fatales como inmovilistas. Puede que para Zapatero carecer de lengua oficial común no sea un elemento de ruptura, o no tener una bandera de todos, ni compartir el agua, la policía o la justicia, ni aceptar las mismas leyes sobre asuntos tan cruciales como la ordenación del territorio o la organización de la administración pública. Quizá para el presidente no implique ruptura que se enseñen Historias distintas en cada punto cardinal, ni que cada autonomía se quede con su dinero y entregue lo que decida, o que la regulación económica y los mercados se fragmenten, y tampoco al parecer rompe nada que se sustituyan los retratos del Rey por los de prebostes regionales.

Quizá para el presidente la convergencia económica y la movilidad laboral -tan intensa entre los diferentes países europeos- sean los signos inconfundibles de la unidad nacional. Así que cuando unos piensan que esto se rompe y otros que no, la discrepancia puede no estar en el diagnóstico, sino en la definición de rompimiento. El drama es que mientras se define, todo indica que algo se está rompiendo.

Los que vengan detrás, que arreen
Jesús Laínz elsemanaldigital  5 Noviembre 2005

–No nos malinterpretéis. Esta oleada de reformas estatutarias no la estamos haciendo porque al partido y al gobierno nos interese, sino para tener callados a los nacionalistas. Con ello conseguiremos tenerles entretenidos otros veinte años. Mientras ellos juegan con sus Estatutos, nosotros podremos ocuparnos de los asuntos verdaderamente importantes. Pero, me preguntarás, ¿qué sucederá dentro de veinte años? ¿Se volverá a reproducir el problema? Pues sí. Se volverá a reproducir. Es inevitable. Pero dentro de veinte años yo ya no estaré aquí, o seré muy viejecito y no estaré metido en política. Así que los que vengan detrás, que arreen.

Ésta es la explicación que suele dar un alto dirigente del PSOE cuando, en conversaciones privadas, explica la estrategia del gobierno a sus contertulios.

Ésta es la gran tragedia de España, y no la existencia de los nacionalismos, que risa darían si se enfrentasen con estadistas de verdad. Pero nuestros políticos, como evidencia la frase arriba transcrita, se caracterizan por su ignorancia, su mezquindad, su egoísmo, su avidez, su cortedad de miras, su mediocridad, su desesperante incapacidad.

Creer que los nacionalistas perderán el tiempo jugando a los Estatutitos es un error suicida. Los que pierden el tiempo son los políticos como el citado, que sí que pierden generaciones enteras mientras los nacionalistas utilizan los Estatutos como instrumentos para su estrategia de largo alcance. Lo han demostrado de sobra, pero los que se supone que debieran ser sus opositores siguen sin enterarse. Probablemente porque no les importa.

Quedó claro ya en tiempos de la Segunda República, cuando Aguirre o Irujo explicaron en mil ocasiones que para el PNV el Estatuto de autonomía no era el objetivo sino un primer escalón hacia la independencia. En 1980 Garaicoechea lo volvió a dejar claro cuando saludó al Estatuto de Guernica como el primer paso hacia la imparable autodeterminación. Y Arzallus lo ha repetido infinidad de veces, como cuando definió el Estatuto como el campamento base hacia la cima de la independencia. Llevan décadas diciéndolo, por lo que nadie puede darse por sorprendido. Por no hablar de la carta que Joala escribió a Aranzadi en 1903, recién muerto Sabino, y que fue publicada en la revista peneuvista Euzkadi en julio de 1922, uno de los documentos esenciales del siglo XX español, que tantas cosas explica de la España de hoy y del que nuestros políticos siguen sin enterarse.

La principal virtud del estadista es tener la mirada larga, como se sabe y se dice desde la Antigüedad. Y nada más corto que la mirada de un político español. Por eso España no tardará en desaparecer. Salvo que los españoles lo remediemos, pues ningún dios va a bajar a hacerlo por nosotros.

Nulidad por incompetente
Fernando Enebral elsemanaldigital  5 Noviembre 2005

La nulidad plena, por incompetencia radical de quien decide algo, es una figura jurídica esencial y de siempre. Supone, claro está, que quien carece totalmente de competencias para abordar un asunto, jamás podrá decidir sobre él, porque lo que así decidiese no existe, ¡ni siquiera existe!, en términos jurídicos. Y ha de tenerse en cuenta, además, que lo que no existe, lo que ¡ni tan siquiera existe!, obviamente ningún efecto causa, pues que la nada, nada produce.

Y es también evidente que en estos casos ni siquiera pueden pretextarse supuestas "democracias" respecto de lo que ni siquiera existe. Por ejemplo: si una comunidad de vecinos decide "por mayoría" dictar los tributos que sí o no regirán en su municipio o a quiénes dejará conducir o no vehículos, o qué reglas habrán de cumplir o no éstos al circular... esos "acuerdos" serán radicalmente nulos, nulos de pleno derecho y ni siquiera tendrán existencia jurídica alguna: por la sencilla razón de que quien los "acordó" era manifiestamente incompetente para tomarlos, carecía por completo de atribuciones para tomarlos, y era pura ilusión, ficción, que los tomase.

Pues señores: eso mismo sucede con el presunto Estatuto de Cataluña o cualquier otro que se meta a decirnos a todos cuáles son las competencias exclusivas del Estado y cuáles definan para sí sus autores: por la sencilla razón que son radicalmente incompetentes para abordar eso, y por tanto ni siquiera pueden aducir "democracias" como presunto respaldo a lo que jurídicamente ni siquiera existe ni existió.

Y está igualmente meridiano que si lo que ha votado una comunidad de vecinos sobre asuntos ajenos a sus competencias, o lo que ha también votado un parlamento local sobre cuestiones que también son radicalmente ajenas a sus competencias, es plenamente nulo -es decir: ni siquiera existe-, ¡ni tan siquiera!, igualmente, podrá "admitirse a trámite" su consideración, estudio o enmienda por un concejo municipal o un parlamento nacional. Podrá, tal vez, conocerse como aspiración o súplica; pero nunca tramitarse como un proyecto normativo que, en cuanto tal, jamás existe o existió, puesto que quien lo hizo jamás tenía atribuciones para hacerlo.

"¡Zapatero a tus zapatos!". Y sin meterse uno en camisas de once varas que no le competan. Porque si, contra todo derecho, se mete en ellas, es como si no: ¡ni siquiera le existen!

Malos tiempos para reformas
Enrique de Diego elsemanaldigital  5 Noviembre 2005

Seguramente, en el debate de admisión a trámite del Estatuto de Cataluña, Mariano Rajoy ha representado a más del cincuenta por ciento del electorado. Resulta increíble que ser de izquierdas se haya convertido en sinónimo de nacionalista. Puede comprenderse, como resaltó Rajoy, que este Estatuto que pretende convertir a España en un protectorado de Cataluña, sea apoyado por CiU y Esquerra, pero no por el PSOE. Sí resulta inteligible esa contradicción si consideramos que la democracia ha degenerado en cuestión de políticos profesionales, sin salida a la vida profesional, que han de asumir –dando algo de pasto a los periodistas con nimias reticencias- lo que manda el partido.

No se había visto, desde luego, a un Zapatero tan flojo –y mira que es inconsistente el personaje- ni unas reglas del juego tan trucadas y marrulleras. No tiene ningún sentido situar como aislados a nueve millones setecientos mil votantes, mientras se asiste a innumerables intervenciones de partidos minúsculos, con escenas tan esperpénticas como la representante de Nafarroa Bai adoptando una posición de superioridad respecto al líder de la oposición.

Es preciso asumir que estamos ante un "independentismo constitucional", y ante el hecho de que, por primera vez en la historia de las democracias, es el mismo presidente del Gobierno el que lidera la destrucción de la nación. Resulta obvio que la izquierda, degradada moralmente tras la forma abyecta de su acceso al poder, está dispuesta a la ignominia y se ha instalado en la posición de cipaya del nacionalismo. Falta que ETA abandone las bambalinas y aparezca en el primer plano de la escena.

Buena parte de la opinión pública, los que se sienten orgullosos de ser españoles (y no dependen del Presupuesto), se siente indefensa ante una deriva cuyo rumbo no comparte. Ya dijo Manuela de Madre que ésta es la mejor coyuntura. Una especie de ahora o nunca. Esa parte de la sociedad, que considero mayoritaria, es la que, a la desesperada, se plantea el boicot a los productos catalanes. Es la que no va a ceder a la propaganda y cuya frustración puede volverse contra la monarquía en ese referéndum para suprimir la preeminencia dinástica del varón. Tengo para mí que en Zarzuela lo saben y por eso se han mantenido conversaciones con Zapatero y Rajoy para retrasar algo en lo que la nomenclatura está de acuerdo pero que le trae al pairo al pueblo soberano. Malos tiempos para tal tipo de reformas.

Tenemos cuatripartito
Francesc de Carreras La Vanguardia  5 Noviembre 2005

Tras su toma en consideración por el Congreso, el nuevo Estatut de Catalunya no sólo ha conseguido pasar a una nueva fase parlamentaria sino que ha conseguido también que la política catalana y la política española pasaran a una nueva fase política. A partir de ahora, el tema estrella será el estatuto catalán y, por derivación, la reforma general del Estado de las Autonomías.

No creo que éste sea el más importante reto que ante sí tienen la sociedad catalana y la sociedad española. Más bien que se trata de un problema que preocupa sólo a algunos e, incluso, me temo que éstos pondrán más voluntad en enredarlo que en resolverlo. Pero una característica de los actuales dirigentes políticos de España y de Cataluña es que en lugar de intentar remediar los problemas que la sociedad tiene planteados lo que hacen es crearle a esta sociedad nuevos problemas. Quizás sea el resultado de la "modernidad líquida", esta moda actual que todavía no he averiguado en qué consiste pero de la que todo el mundo habla.

El principal cambio de la política catalana en las últimas semanas es que se ha pasado de un gobierno tripartito a uno cuatripartito. El trío que intervino en el Congreso el miércoles por la mañana lo hizo francamente bien: las tres voces sonaban acopladas, el ritmo era el mismo y la letra también. Significativo fue que todos ellos, antes de comenzar, saludaran respetuosamente al autor de la obra, a Jordi Pujol, al que seguían llamándole, con gran exactitud, "president".

No parecían, ni creo que fueran, representantes de tres partidos: eran tres alas de un mismo partido, en concreto, aquello era un retorno a la Esquerra Republicana de antes de la guerra, aquel partido que Maciá, Companys y todos los que eran de la Lliga de Cambó, improvisaron, con gran éxito, pocas semanas antes del 14 de abril de 1931. En este caso, sin embargo, nada se había improvisado. Su autor ha escrito esta obra durante 23 años. Al fin, tras sustos y vacilaciones en los ensayos previos, la representación estuvo francamente bien.

Nadie desafinó, todos fueron a una. Incluso me pareció oír a Manuela de Madre, segundos después de su intervención, mientras Alfonso Guerra no parecía que aplaudiera, decirles a sus otros dos compañeros: "¡Ahora ya no podréis decir que no soy catalanista!". También se comenta que, tras el estreno, nadie, nunca jamás, dirá con desprecio aquello de "los montillas, los corbachos y las manuelas". ¡Nunca jamás!

Y mientras en Cataluña ya tenemos cuatripartito, lo que destaca en Madrid es la soledad parlamentaria del PP. Una soledad perfectamente visible, arduamente buscada, ganada a pulso. Una soledad irremediable. Pero una soledad curiosa porque el adversario de enfrente está rodeado de muchos y diversos amigos. Algunos son amigos de antiguo, otros son nuevos, muy nuevos, amigos de conveniencia que nunca resultan ser de una lealtad granítica. Si Zapatero y su Gobierno deben abordar como tarea principal la reforma del Estado de las autonomías, no sé si la mayoría de los amigos que le acompañan son los más adecuados para tan difícil travesía. ¿Quién está más solo?
¡Cuídate, joven Zapatero!

El mejor y más breve resumen de la larga jornada parlamentaria del miércoles se la escuché a un viejo zorro de la política. Entre los apretujones eufóricos de la salida del hemiciclo, una cámara de televisión se acercó a Alfonso Guerra: "¿Qué tal ha ido?", le preguntaron. "¡Está complicao!", respondió secamente Guerra.

Las piedras del olvido
TONIA ETXARRI El Correo 5 Noviembre 2005

En medio de la tormenta ocasionada por el debate del Estatuto catalán, ha pasado casi desapercibido el mar de fondo del Parlamento vasco. En esta legislatura ya no está el prófugo 'Ternera' en la Comisión de Derechos Humanos; cierto, pero su legado permanece como una sombra alargada en la ponencia de víctimas que, nada más constituirse, sufrió la sacudida de la propuesta de las Comunistas de las Tierras Vascas y Aralar. Quisieron que la ponencia abordase los problemas de todo tipo de víctimas. Todas las violencias, así como suena, equiparadas, de igual a igual. La violencia terrorista, con la doméstica ¿por qué no?; la de los reclusos ¿y la de las discos, o la del fútbol?

Un despropósito que, viniendo de un partido que se niega a condenar el terrorismo de ETA y sus seguidores callejeros, ha sido, lógicamente, muy mal acogido por la coordinadora Covite. Y una ponencia de víctimas del terrorismo sin Covite es como un jardín sin flores. Desde el PP, Abascal espera del presidente de la comisión que se atenga a hacer cumplir los acuerdos de febrero. Entonces, nadie tenía dudas de que la ponencia debía centrarse en los problemas de las víctimas del terrorismo.

Ha sido un primer intento de forzar la interpretación de la historia. A ver si, con estos golpes de timón, la ciudadanía se va olvidando de que ETA ha condicionado la política de este país durante más de treinta años. Las primeras piedras del olvido. Vendrán más. Cabe esperar que el nacionalista Urkullu, al menos, guarde las formas, aunque si él mismo dice que se podrán realizar «nuevas propuestas a lo largo de la legislatura», no sería de extrañar que acabemos teniendo ponencias a gusto del consumidor. A ver si los que se empeñan en preservar la memoria de los destrozos ocasionados por el terrorismo se quedan en un rinconcito.

Los homenajes a etarras son actos tipificados en el Código Penal insiste el PP, mientras el PSOE ve cómo explota un artefacto en una de sus sedes en Bilbao y que el anuncio de ETA del cese del terrorismo no acaba de llegar (porque una tregua ya no le serviría a Patxi López, ¿no?). Al alcalde Azkuna le ha faltado un toque de precisión al decir que la democracia se basa «en el respeto a todas las opciones ideológicas y políticas». ¿Seguro? ¿ a las totalitarias, también? En estos momentos de la confrontación política en la que se empieza hablando de 'nación' y se termina llamándola 'cosa', hay que ser rigurosos. El lehendakari, el que más. Resulta que si no acude al Senado no es debido a un planteamiento nacionalista sino al «portazo» que el Congreso le dio a su plan, «tan legítimo y democrático» como el Estatut. Esa es una pataleta que a estas alturas está más que asimilada en el sanedrín de La Moncloa.

El Foro de Ermua convoca hoy a defender «la unidad de España»
S. N. ABC 5 Noviembre 2005

MADRID. El Foro de Ermua encabeza una convocatoria que llama a todos los ciudadanos a concentrarse hoy, a las 12, 30 horas, en la Puerta del Sol de Madrid bajo el lema «Por la unidad de España: por la igualdad y la solidaridad de todos».

El acto pretende ser una manifestación de respuesta a la «ofensiva» nacionalista, y en defensa de valores como la solidaridad y la igualdad entre comunidades autónomas, según explicó a Europa press el presidente del Foro, Mikel Buesa, quien aseguró que la concentración no va dirigida contra el Gobierno.

No obstante, sí reclama al PSOE, como partido que lo sustenta, que haga algo por rectificar su trayectoria de apoyo a las tesis nacionalistas de la última época, «en la que le ha metido directamente el presidente del Gobierno».

Los convocantes son todas asociaciones y colectivos ciudadanos que no están relacionados directamente con la política. El único cargo que ha confirmado su asistencia ha sido el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, quien ha agradecido al Foro de Ermua que eligiera la Puerta del Sol como lugar del acto.

«Defender la unidad de España no es de derechas ni es de izquierdas», afirmó Buesa, por lo que solicitó la asistencia de simpatizantes de cualquier partido constitucionalista, ya que pretende reaccionar al «ataque» que, a su juicio, está sufriendo en los últimos tiempos la Constitución de 1978.

El TSJ anula el despido que decretó el Gobierno vasco contra los profesores que no saben euskera
M. L. G. F. ABC 5 Noviembre 2005

BILBAO. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha declarado «disconforme a derecho» el decreto del Ejecutivo de Ibarretxe que establecía la pérdida de estabilidad de los profesores interinos que agotaron el plazo para acreditar el conocimiento del euskera.

El Tribunal considera que los profesores que no han acreditado el perfil lingüístico exigido por el Gobierno vasco deben reincorporarse a las listas de interinos sustitutos, ya que el Ejecutivo no puede retirarles la estabilidad de la que disfrutaban. La sentencia estima parcialmente el recurso interpuesto por CC.OO. contra el decreto de julio de 2004 en el que se fijó el compromiso de estabilidad del personal interino no universitario del País Vasco, que excluyó de las listas de sustituciones a estos interinos.

El TSJPV estima que no es condición suficiente para la exclusión de las listas de profesores interinos estables el hecho de no poseer PL2, si bien la estabilidad sólo podrá hacerse efectiva en el caso de que existan plazas vacantes cuyos requisitos cumplan los profesores excluidos.

Los argumentos esgrimidos por CC.OO. son que el decreto del Gobierno vasco vulnera el principio de igualdad reconocido en la Constitución al exigir la acreditación del PL2 para mantener la condición de funcionarios interinos estables, desvinculado de los puestos que concretamente deban ocupar y no habiéndose acreditado que todos los puestos a cubrir tengan perfil lingüístico.

El Tribunal recoge en su sentencia jurisprudencia anterior en la que se considera «discriminatorio imponer la obligación de conocimiento del idioma para cubrir plazas que no estén directamente vinculadas a la utilización por los administrados de las lenguas de su comunidad».

La Comunidad denuncia invasión de competencias de la UE en materia lingüística
BEGOÑA LÓPEZ ABC 5 Noviembre 2005

PAMPLONA. El Gobierno de Navarra cumple con la mayor parte de las recomendaciones del Comité de expertos en lenguas minoritarias de la Comisión Europea, según señaló ayer el director general de Política Lingüística, Pedro Pejenaute, en el Parlamento foral. Pejenaute denunció «espectaculares contradicciones» entre la versión oficial en inglés, y la versión en castellano de estas recomendaciones.

En la versión en inglés se señala que las recomendaciones se cumplen en Navarra en el campo de la educación y en la versión en castellano se dice lo contrario. Pejenaute añadió que Navarra cumple el 86 por ciento de las exigencias de la Carta europea de lenguas minoritarias.

Además, el director general de Política Lingüística, indicó que la recomendación de extender la protección del euskera que existe en la zona vascófona a la zona mixta, hecha por los expertos europeos, invade competencias de Navarra, por lo que ataca el mismo espíritu de ratificación de la Carta europea de lenguas minoritarias.

Extensión a la zona mixta

«Una extensión al territorio de la zona mixta del nivel de protección del euskera, existente en la zona vascófona, como sugiere el informe, supondría una modificación del régimen de protección del euskera reconocido en la normativa de la Comunidad Foral de Navarra, y por tanto, de los términos de la ratificación efectuada por España del tratado», aseguró.

El filósofo Gustavo Bueno denuncia que el Estatuto lleva a la secesión
ABC 5 Noviembre 2005

MADRID. El filósofo Gustavo Bueno afirmó yer que la admisión a trámite en el Congreso de la reforma del Estatuto de Cataluña «destruye totalmente la democracia» ya que el texto propone conceptos que llevan «a la secesión» y, a su juicio, «según van avanzando las cosas, es muy difícil retroceder». Durante la presentación de su libro «España no es un mito. Claves para una defensa razonada», sostiene que el Estatuto propone para Cataluña una «nación fraccionaria» con objetivos secesionistas y alertó de que «podamos terminar a palos».

Los proetarras se ceban con las casas del pueblo frente a las tímidas condenas socialistas
Los numerosos ataques como el de ayer sólo han recibido críticas calculadas del PSE; los populares salen en tromba cada vez que reciben alguna agresión
M. LUISA G. FRANCO ABC 5 Noviembre 2005

BILBAO. El optimismo con el que el PSE celebró el pasado fin de semana su V Congreso, saludando un hipotético final de terrorismo etarra, contrasta con la realidad en la que viven los cargos públicos de este mismo partido y del PP en el País Vasco y, muy en concreto, con los ataques a sedes socialistas. En la madrugada de ayer explotó un artefacto de fabricación casera en la casa del pueblo del barrio bilbaíno de Santuchu, y otras dos sedes, en los barrios de Deusto y Ocharcoaga, amanecieron rociadas de pintura roja, con unas dianas dibujadas en sus fachadas y con insultos de «asesinos».

ETA excluyó el pasado mes de junio a los cargos públicos no nacionalistas de su lista de objetivos, como gesto que favorezca un proceso de negociación, pero ha dado órdenes a sus tramas juveniles para que mantengan la presión sobre este colectivo -amenazas, pintadas, artefactos caseros...-, a modo de advertencia de que «el conflicto aún no está resuelto». Amenazas como las recibidas de madrugada esta semana por el ya ex concejal del PSE en la localidad vizcaína de Elorrio, Adolfo García, quien, harto de tanto acoso anónimo, no sólo ha dejado su puesto en el Ayuntamiento, sino que ni siquiera quiere hablar de ello públicamente.

Ocultar la realidad
Paralelamente, en el actual contexto de acercamiento al mundo proetarra, el PSE no muestra interés en dar publicidad al hostigamiento que sufren sus cargos públicos, ni a los ataques que tienen como diana sus sedes. Más bien, la consigna parece ser la de la prudencia ante la expectativa de paz generada, a pesar de que son precisamente las casas del pueblo los objetivos preferidos de la kale borroka. En concreto, al igual que hizo ayer, mientras las sedes de Sopelana, Baracaldo, Uribarri, Abadiño y Valmaseda eran atacadas semanas atrás, los dirigentes del PSE se limitaron a pedir a Batasuna que condene las agresiones.

Los concejales del PP, sin embargo, no están dispuestos a sufrir en silencio y transmiten auténtica indignación cuando se les pregunta por su situación actual. Lo mismo que sus altos cargos. Nerea Alzola, la concejal popular a la que colocaron a finales de octubre una bomba simulada en la puerta de su casa, explica a ABC que el acoso es continuo y que los «proetarras están tan crecidos que amenazan delante de los escoltas».

Acechando en el portal
A Nerea Alzola le preguntan los pro-etarras al llegar a su casa si sabe bien cómo ha dejado su coche y le advierten que se fije en él cuando vuelva. Son grupos de radicales que se concentran con frecuencia en las inmediaciones de su domicilio y que unas veces pinchan las ruedas de su vehículo, otras se lo destrozan y hasta se han metido en su portal para llevarse el buzón de la correspondencia.

La edil popular sufre un auténtico acoso del entorno de ETA y echa en falta el amparo del Estado de Derecho, ya que la Ertzaintza llegó a realizar un atestado cuando los radicales entraron en su portal y ni siquiera tomaron declaración al vecino que a menudo la insulta. Este individuo lo reconoció delante de los agentes, al contestar que «una cosa es que te insulte y otra que sepa donde está tu buzón».

«A Zapatero no le acosan en su casa»
Nerea Alzola se muestra especialmente indignada por una de las últimas intervenciones del presidente del Gobierno en el Congreso, cuando dijo, según nos comenta, que «España es un país democrático en el que todo el mundo tiene garantizados sus derechos fundamentales y vive en libertad». La concejal del PP desearía responder a Rodríguez Zapatero, según reconoce, que ni ella vive en libertad, ni tiene garantizados sus derechos fundamentales. En su opinión, el presidente del Gobierno dice eso porque «a él no van a acosarlo a su casa». Lo peor, en su opinión, es que los proetarras no tienen miedo y actúan «a cara descubierta, desafiantes, sacando pecho».

Panfletos contra el PSE
Buena prueba de esto último es que unos desconocidos irrumpieron, a las ocho y cuarto de la tarde de ayer, en la Casa del Pueblo que el PSE-EE tiene en la calle San Francisco de Bilbao y lanzaron panfletos en contra de los socialistas y alusivos a a José Angel Altzuguren, el preso de ETA que apareció ahorcado el lunes en la cárcel de Soria. Según informó el Departamento vasco de Interior, los autores del asalto abandonaron inmediatamente la sede social socialista sin
 

Recortes de Prensa   Página Inicial