AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 16 Diciembre 2005
El idioma español
Ramóm Tamames  Periodista Digital 16 Diciembre 2005

De bilingüismo a lengua bífida
Alfonso Basallo  Periodista Digital 16 Diciembre 200

Doctrina del acojono
VALENTÍ PUIG ABC 16 Diciembre 2005

¡Por mí que no quede!
Agapito Maestre Libertad Digital 16 Diciembre 2005

¿Quién crispa?
Jorge Vilches Libertad Digital 16 Diciembre 2005

Aznar pone el dedo en la llaga de la herida por la que sangra la libertad, y lo hace sin molestar a Rajoy
Federico Quevedo  elconfidencial.com 16 Diciembre 2005

Ahora, Navarra
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 16 Diciembre 2005

¿Isidro Fainé y La Caixa contra la libertad?
LAS PESQUISAS DE MARCELLO Estrella Digital 16 Diciembre 2005

VAPULEADO Y BLINDADO
JOSÉ CAVERO El Ideal Gallego 16 Diciembre 2005

La amnistía, premio para los asesinos
Pedro Fernández Barbadillo  Periodista Digital 16 Diciembre 2005

SOCIALISMO NACIONALISTA
CARLOS CARNICERO El Ideal Gallego 16 Diciembre 2005

La AVT y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M piden reabrir la comisión de investigación
EP. Madrid Heraldo de Aragón 16 Diciembre 2005

Las víctimas del 11-M preguntan a Zapatero qué oculta para no reabrir la comisión
Diego Mazón La Razón  16 Diciembre 2005

Francia entrega a España al jefe del comando etarra que asesinó al concejal Miguel Ángel Blanco
EUROPA PRESS elmundo.es 16 Diciembre 2005

Ibarra vuelve a la política tras su infarto y afirma que el discurso nacionalista está 'ganando la batalla'
AGENCIAS elmundo.es  16 Diciembre 2005

Los pueblos que lindan con Galicia rechazan la adhesión propuesta por BNG
El Foro  Periodista Digital 16 Diciembre 2005

Manifiesto: Queremos saber la verdad
ASOCIACIÓN VÍCTIMAS DEL TERRORISMO 16 Diciembre 2005

El idioma español
Ramóm Tamames  Periodista Digital 16 Diciembre 2005

En esta fábrica de líos en que actualmente se ha convertido España, y en donde en vez de dedicarnos a resolver problemas reales y tratar de conseguir un progreso económico sostenido y sostenible —en medio de un mundo cada vez más competitivo por la globalización—, resulta que estamos enzarzados en toda clase de polémicas internas, que conducen a no pocas frustraciones, y que acaban generando melancolía; y en algunos casos extremos, auténtica hipocondría.

En esa dirección, el tema de la lengua española, o simplemente el español, es uno de los más controvertidos. Sobre todo desde algunos ámbitos periféricos (en sentido estrictamente geográfico, se entiende), como son los casos de Cataluña, País Vasco y Galicia. Por no entrar en otros supuestos de menor dimensión cuantitativa, pero no de menos fuerza emocional, como pueden ser la lengua asturiana, mal llamada bable, las fablas aragonesas, o el aranés, que es lengua oficial en el muy conocido valle pirenaico que le da su nombre.

Para empezar y para muchos que no saben si decir español o castellano, será bueno recordar que ya en el siglo XVI, Casiodoro Reyna, al traducir las sagradas escrituras al romance (la célebre “Biblia del Oso”), escribió textualmente “trasladada al español”; es decir, traducida a un idioma que ya por entonces se hablaba en toda España. En la misma dirección, en 1611, Sebastián de Covarrubias, dio a la luz el primer diccionario de nuestra lengua, titulándolo “Tesoro de la lengua castellana o española” (la ilustración de hoy). Al percatarse, sin duda, de que el nombre de castellano iba quedándose algo corto y pretérito, por la difusión ya mucho más amplia del idioma. No sólo en los territorios peninsulares y sus dos archipiélagos, sino también en el ancho ultramar hispanohablante. Como también será bueno citar el gran "Diccionario Etimológico de la Lengua Española", de Roque Barcia, publicado en Barcelona por Seix Barral en 1880; cuando ya estaba empezando la fuerte polémica que suscitarían los nacionalismos, reivindicando, legítimamente, sus lenguas originarias; pero algunos de ellos, negando el carácter de español al evolucionado castellano de todos.

La cuestión quedó oficialmente zanjada, al menos desde el punto de vista de los conservadores del idioma, por la decisión de la Real Academia Española en 1926 —durante el “medio siglo de plata” de la literatura española—, cuando se formuló la idea de que el castellano debía reservarse para la lengua antigua, dando el nombre de español a la moderna; implícitamente, a partir de Cervantes. Ese acuerdo se convirtió en fórmula consagrada, al adoptarse por la veintena de academias de la lengua en su reunión de Bogotá en 1960.

Y como el tema es más largo de lo inicialmente pude pensar, dejaremos la segunda parte de esta nota para mañana. Y al respecto suscito la idea a los blogueros de que hasta leer los dos textos no entren en comentarios, para así poder referirse al conjunto de la cuestión.

De bilingüismo a lengua bífida
Alfonso Basallo  Periodista Digital 16 Diciembre 2005

PARA hablar con Dios utilizo el castellano; para las mujeres, el francés, y el alemán, para dar órdenes a los caballos” En el peculiar catálogo lingüístico de Carlos V faltaba el catalán. ¿Para qué podría utilizar la lengua de Serrat? ¿Para qué puede servir el catalán?
Si el césar Carlos volviera desde el más allá no tardaría en comprobar la utilidad que hoy en día se ha encontrado a la lengua de Maragall (Joan, por supuesto).

Sirve para tirar a la basura el catálogo con la mayor tirada de la historia (145 millones de ejemplares), editado por Ikea, una de las más emblemáticas multinacionales de Europa. Sólo porque no está traducido al catalán. Está en 25 idiomas: incluido el español. Pero como falta el catalán… se acabó. Eso se llama espíritu práctico. Por ejemplo.

Sirve para resucitar la policía lingüística, siniestra combinación que nada bueno augura, y que nos retrotrae a la Centroeuropa de los años 30. Policía lingüística. Respiren hondo y, venciendo la repugnancia que provoca tan obscena asociación de palabras, dediquen un minuto a pensarlo. Repito: policía y lingüística. En pleno siglo XXI.

No terminan aquí las utilidades del catalán. Sirve para que la Generalitat se gaste casi cuatro millones de euros al trimestre en expandirlo por Valencia o el Rosellón, a modo de lebensraum (el espacio vital de los nazis) o en iniciativas tan peregrinas como traducir el juego de la petanca, o tan urgentes como investigar el judaísmo catalán. Y luego se quejan ante Madrid de que no tienen músculo presupuestario para socorrer al millón largo de marginados que hay en Cataluña. Espíritu práctico, otra vez.

Se le pueden buscar otras funciones:

- empobrecer a una sociedad, antaño dinámica y emprendedora;
- convertir a sus ciudadanos en rehenes de unos políticos irresponsables;
- destruir sus defensas morales mediante el doble virus del clientelismo y el proteccionismo;
- cercenar los derechos y libertades ciudadanas, como el de los padres a la elección de lengua en la educación;
- laminar sus resortes intelectuales, imponiendo la omertá en los medios de comunicación, por el procedimiento de convertir a los perros guardianes en complacientes chuchos falderos.

La lengua sirve para tender puentes, comunicarse, crear… Pero deviene en Babel cuando los políticos tratan de instrumentalizarla para sus fines. No se puede violentar el curso natural de las cosas, imponiéndola por decreto. El impetuoso auge del castellano en Norteamérica no obedece a políticas de diseño, sino que es fruto de una expansión demográfica, natural.

Pero en Cataluña, el Tripartito practica la ingeniería social. Consiste en confundir la cooficialidad con el submarinismo, al convertir la normalización en inmersión, creando así ciudadanos de segunda. El fracaso escolar en los castellanohablantes, del que ÉPOCA habla en este número, es la prueba más palpable de esa variante de limpieza étnica.

Es la lengua de los poetas, los comerciantes, los navegantes, los artistas… la lengua de Mosen Cinto y de Lluis Llach, de Espriu y de Gaudí… un valioso tesoro del que todos, catalanes y castellonahablantes, estamos orgullosos. Y, sobre todo, la lengua que ha dado a España una palabra cuyo significado ha caracterizado siempre a sus gentes: “Seny”. Pero unos desaprensivos aprendices de brujos van camino de convertirla en instrumento de división y espoleta del odio.

Son como el rey Midas al revés: estropean cuanto tocan. Si Dios, y unas buenas elecciones anticipadas, no lo remedian, conseguirán que digamos del catalán lo que Woody Allen de la ópera: “De tanto oír a Wagner, me dan ganas de invadir Polonia”

Doctrina del acojono
VALENTÍ PUIG ABC 16 Diciembre 2005

LAS grandes casas del cava reconocen ya con cifras reales los efectos del boicot a su producto fundamental con un cálculo que por ahora oscila en torno al 4 por ciento. No podría compensarlo Esquerra Republicana aunque sus líderes y militantes incrementasen su consumo navideño de cava, como no podrá recompensar ninguna de las consecuencias negativas que ya ha tenido su integración en el tripartito de Maragall y su apoyo parlamentario al Gobierno de Zapatero. El democristiano Duran Lleida los considera una «plaga de langosta» para Cataluña. Mientras tanto, Carod dice que El PSOE «está acojonado» por el anticatalanismo. Para ser más exactos, lo que espanta al PSOE es el alto grado de perjuicio que conlleva estar en el poder gracias a los escaños de ERC. Por razones equiparables, el empresario catalán que en algún momento haya dado apoyo a ERC tiene sobrado derecho a reclamar un diploma.

De hecho, quien sabe mucho de acojono -ya más como experiencia que como doctrina- es Carod-Rovira. Su personalidad de líder fuerte y maximalista se vino abajo cuando en su día ABC reveló sus contactos con ETA en Perpiñán, siendo «conseller en cap» de Pasqual Maragall. Aquella mañana, Carod tembló ante los micrófonos y las cámaras, sin saber a qué cuerda del ring podía asirse. Estuvo así unas horas, para nada en concordancia con la fortaleza requerida de quien ha de imponerle la verdad de Cataluña a una España que -por lo visto- se arrastra en la decadencia desde por lo menos el descubrimiento de América. El trance de acojono por el que Carod pasó entonces fue intenso, espectacular, rotundo. Tuvo que salirse del Ejecutivo autonómico, un golpe que por lo mínimo requiere siempre de cierta asistencia espiritual. Sí, de acojono sabe mucho. Le salvaron entonces las complicidades anestésicas del nacionalismo transversal y la idiosincrasia mediática que es parte del sistema de espejismos llamado oasis catalán.

Desde sus orígenes y a lo largo de todas sus metamorfosis, la sutileza de ERC ha sido siempre un factor inexistente. Han dejado las huellas del abominable hombre de las nieves en la estela del tripartito de Maragall, que ahora cumple dos años de inane ejecutoria, y anda el PSOE con todo el vestigio dactilar de ERC en pleno rostro. Recuperada aparentemente la capacidad de maniobra de CiU, el acojono de ERC es capaz de abrir a hachazos un boquete en el Gobierno de Zapatero. Nunca supo qué sabor deja el ejercicio de la responsabilidad histórica, ni el significado de contribuir a la estabilidad.

En «La Nación» de Buenos Aires, Natalio Botana acaba de escribir un artículo titulado «La moderación en peligro». Su tesis es la siguiente: si el pluralismo es moderado, hay convergencia hacia el centro, en tanto que, en ese flexible campo de interacciones, los ciudadanos respetan el patrimonio común de las instituciones del Estado de Derecho y los partidos regulan el conflicto mediante la deliberación y el consenso, mientras que si el pluralismo no es moderado, la confrontación reemplaza al estilo deliberativo y las imposiciones de una mayoría ocasional, cerrada sobre sí misma, erosionan constantemente las bases del consenso. Concluye sabiamente Natalio Botana: «De este modo, la política, en lugar de converger, polariza». Botana está refiriéndose a la actual Argentina de Néstor Kirchner, pero ilustra a la vez no pocas de las cosas que están ocurriendo en la España política.

En no pocas de esas cosas, Rodríguez Zapatero ha dejado que ERC metiera baza. Ahora, Carod le echa en cara un cierto acojono. Ni la gratitud ni la lealtad son atributos del secesionismo republicano. Lo sorprendente es que el riesgo no fuese intuido por los socialistas, para cavar en las líneas correspondientes los cortafuegos imprescindibles. No hay que ignorar de otra parte la capacidad autodestructora de ERC. Algunos llevamos un tiempo pensando que Carod-Rovira acabará por acojonarse a sí mismo.    vpuig@abc.es

Julián Marías
¡Por mí que no quede!
Agapito Maestre Libertad Digital 16 Diciembre 2005

España está de luto. Ha muerto un maestro del pensamiento español. Un filósofo. Ha muerto un hombre ejemplar. Esto no es, sin embargo, una necrológica, sino el recuerdo de una obra viva para salvar a una nación, España, de su desaparición. Hoy, sin duda alguna, la obra de Marías es una referencia fundamental, una lección de ética política, para salvar el suelo y el espíritu sobre el que edificamos todos los españoles nuestros proyectos: España. Hoy, ante el cuerpo sin vida de Marías, los españoles de bien, los españoles, deben entonar la oración de Eugenio d´Ors: “Todo pasa: una sola cosa te será contada, y es tu obra bien hecha”. Marías nos deja una obra clave para salvar la circunstancia más grave, trágica, que vive España desde la Guerra Civil: la muerte de la nación española.

Por eso, precisamente, en nombre de la obra de Marías, esgrimiendo su argumentación precisa y su espíritu reconciliador entre todos los españoles, deberíamos abrir una iniciativa, una acción de moral ciudadana, para que ésta reciba el premio Cervantes, el mismo que en vida de su autor le negaron los mezquinos burócratas del Ministerio de la (In)cultura. Las cuentas estarían saldadas: si se reconociera a la obra, hoy más viva que nunca, lo que se negó a su autor. El reconocimiento nacional de la obra de Marías sería no sólo una señal significativa, una renovación del entusiasmo democrático, sino una afirmación de que España aún no ha sido vencida. España existe.

En la hora de su muerte sería un ingrato, un desagradecido, si ocultara la lección de inmortalidad que me dio una tarde de enero de 2003: “La gente admite con una frivolidad increíble que cuando alguien muere se acaba. ¿Cómo se va a acabar? El que crea eso es que no ha querido a nadie”. Ha muerto Julián Marías, pero su obra no ha hecho sino comenzar para quien aquella tarde, después de una conversación con el filósofo, escribió temblorosamente: “La filosofía no es para Marías un antídoto, un consuelo, porque la vida no es un veneno”. Fue un grandioso vitalista.

Escribí, sí, estas palabras, después de elegir una obra de Marías, Antropología metafísica, para palpar su originalidad filosófica. Aquí se muestra Ortega más allá de Ortega. Palabras elevadas y metáforas intelectuales desaparecen. La hipocresía del pensamiento es acorralada, en cierto sentido vencida, porque no recurre jamás a justificación alguna de nuestros terrores y deseos. El pensamiento está encarnado. El pensamiento está vivo. El pensamiento se iguala con la vida. La filosofía es, pues, expresión de vida, faz de la genuina existencia, pues “en el rostro –la persona en cuanto se proyecta hacia delante– rezuma la intimidad secreta en que esa persona arcana consiste”.

Comparación
¿Quién crispa?
Jorge Vilches Libertad Digital 16 Diciembre 2005

El gobierno Zapatero debe estar seriamente preocupado por su futuro electoral. El conjunto de maniobras que ha puesto en marcha revela a un Ejecutivo nervioso y carente de ideas. Los socialistas no ven cómo detener la caída libre en las encuestas. Y para intentarlo han decidido utilizar la alianza estratégica que mantienen con los medios de comunicación afines.

El objetivo es mostrar una supuesta comunión perfecta entre el Gobierno y la ciudadanía. Para lograrlo, resucitan viejas noticias en las que los socialistas consiguieron la movilización popular contra el gobierno Aznar, como fueron el Prestige y la guerra de Iraq. El sentido de esta maniobra va más allá de hacer oposición a la oposición: se desea reverdecer la sensación de que el PSOE es la voz de la ciudadanía, y viceversa. La imagen que se quiere proyectar es la de un Ejecutivo que no miente y en el que se puede confiar. Los socialistas saben que su gobierno genera incertidumbre, y que esto resta votos.

Esta imagen de afinidad entre Gobierno y ciudadanía va acompañada de la publicación de sospechosas encuestas de opinión, en las que el PSOE, de repente, toma ventaja en cuanto a intención de voto, y que señalan al PP como el responsable de la crispación. La crítica y la alternativa aparecen, en consecuencia, como el mal que envenena la vida política española, aquello que perturba el democrático devenir de la España plural. Y no sólo el PP y Rajoy han de ser señalados, sino que ha de castigarse a los medios de comunicación que, también, vaya por Dios, crispan. De esta manera, salen estudios de audiencia más que dudosos -el EGM- respaldando la consigna: los medios afines suben, y los críticos bajan.

Pero, ¿quién crispa? Entre el año 2002 y el 2004, el PSOE crispó la vida política española con insultos, apedreamientos, asaltos, amenazas y agresiones. Y paseó en manifestaciones tomándose del brazo de independentistas y comunistas que, ahora, le avergüenzan tanto que ya les están buscando sustituto. Los socialistas han demostrado que no sólo se crispa desde la oposición, sino también desde el Gobierno: con el terrorismo de los GAL, los casos de corrupción diarios, incumpliendo las condiciones de Maastrich, llevando soldados de reemplazo en 1991 a la guerra del Golfo; o insultando a las víctimas del terrorismo, desamparando y ocultando el caso Guadalajara, negociando con ETA, desenterrando de forma vengativa la Guerra Civil, tolerando los ataques a la libertad de expresión o patrocinando el desguace del orden constitucional y de la nación española. La comparación de esta “crispación” con la generada por el PP no deja muy bien parado al PSOE.

Hoy, “crispación” es como define el gobierno Zapatero la labor natural de la oposición política e intelectual. Porque confunden crispar con movilizar a la opinión pública, que es la tarea normal que todo partido desempeña en una democracia si quiere llegar al poder algún día. Quizá para algunos sea difícil distinguir la crispación de la movilización; posiblemente porque en Cuba, Venezuela o Marruecos –¡Ah! ¡Esos modelos tan edificantes!– el poder sólo permite la adhesión inquebrantable.

Aznar pone el dedo en la llaga de la herida por la que sangra la libertad, y lo hace sin molestar a Rajoy
Federico Quevedo  elconfidencial.com 16 Diciembre 2005

Recordaba ayer junto a dos diputadas del PP en el Congreso que fue en el año 1993 la primera vez que le escuché a José María Aznar que no estaría más de ocho años en el poder. Aquella noche, después de un mitin no recuerdo dónde, le preguntamos al entonces jefe de la oposición la razón de un anuncio que parecía del todo innecesario. Aquel Aznar con el que yo mantenía una relación político-periodista bastante fluida –más tarde ganaría las elecciones y limitó su capacidad de comunicación a unos pocos elegidos- me miró y me dijo: “La izquierda nunca va a permitir que gobernemos más de ocho años”. Me acordé de esa frase el miércoles por la noche, escuchando el discurso de Aznar en la presentación de la reedición de los libros de Pedro J. Ramírez.

Me acordé, sobre todo, cuando el propio director de El Mundo, el mismo que hace pocos meses le bailaba el agua al Gobierno de Rodríguez, aseguraba sin ninguna clase de pudor que no puede escribir la tercera parte de su libro, la que abarca la segunda legislatura de José María Aznar, hasta que de verdad sepa lo que ocurrió el 11-M de 2004. Estoy completamente de acuerdo con él en que esos cuatros años de mayoría absoluta de Aznar están incompletos para el análisis hasta que no conozcamos la verdad de lo que ocurrió en los trenes de Atocha, más allá de las explosiones que causaron la pérdida de 191 vidas humanas. Desde aquel momento, la vida en este país se ha vuelto una insufrible pesadilla, probablemente porque, mientras esa incógnita siga sin resolverse, el efecto que tiene sobre el entramado político-económico-social es sumamente perverso y genera unas tensiones de tal magnitud que, como decía también Pedro J., pasarán varias generaciones hasta que logremos superarlas.

Un panorama poco alentador para el actual líder de la oposición, Mariano Rajoy, que tendrá que lidiar con un país en proceso de descomposición y de redefinición de sí mismo si, finalmente, gana las próximas elecciones. Y tendrá que hacerlo prácticamente en solitario o con escasas posibilidades de apoyo del nacionalismo, en la medida que éste ha sacado a relucir lo peor de sí mismo, la cara amarga de la exclusión, el rostro impávido de la reacción, el lado oscuro del radicalismo. Pero el miércoles por la tarde-noche, después de hora y media de pie escuchando las intervenciones de Aznar y Pedro J., tuve la sensación de que algo empezaba a cambiar, de verdad, en el panorama político que afecta al único partido capaz de ser alternativa de Gobierno, y al que Rodríguez quiere reducir al ostracismo para los restos, y por eso dirige su política a hacer de éste un Estado ingobernable para el centro-derecha.

Aznar hizo un discurso de una enorme moderación en la forma y una gran contundencia en el fondo. Dejó de ser el animal herido en su orgullo y sacó a relucir su capacidad de hombre de Estado. Apartó a un lado ese ensoberbecimiento que le ha caracterizado durante los últimos tres años y se mostró como el más fiel colaborador de su sucesor al frente del timón del PP -¡quién lo diría hace unos meses!-, y señaló directamente a lo que, también en mi opinión, es el gran mal, la gran enfermedad, el cáncer que el Gobierno de Rodríguez y sus socios parlamentarios extienden a lo largo y ancho del tejido social de nuestro país como una metástasis incurable: el ataque a la libertad. Y Pedro J. entregó sus naves a la causa del centro-reformismo toda vez que después de reclamarle a Rodríguez determinadas concesiones esté le haya dado con la callada por respuesta.

Ese Aznar del miércoles por la noche, que rompía por una vez su voto de silencio fuera de la FAES, me recordó al Aznar de 1993, el de la regeneración democrática, el de la honestidad como norma de conducta, el del liberalismo como guía y la libertad como norte... el Aznar que convenció en su primera legislatura por su capacidad de gestión y de diálogo. Si ése es el Aznar que se pone al servicio de la causa de la Libertad, su presencia será un activo en la labor de Rajoy para hacer frente al proceso de desmantelamiento del Estado e imposición totalitaria iniciado por Rodríguez. Si, por el contrario, vuelve el Aznar que retrataba ayer Jesús Cacho, le haría un mal servicio, no solo a su sucesor, sino a su partido y a quienes confiamos en una alternativa liberal a la política sectaria y radical de Rodríguez. Yo creo, sin embargo, que el síndrome de La Moncloa ha dejado de hacer efecto.

Ayer, uno de mis lectores más queridos, José Antonio Crusat, me hizo llegar un libro que prometo leer con atención estas fiestas. Se llama La noche quedó atrás, lo escribió Jan Valtin y es un alegato contra el nazismo. En su nota, que no le importará que cite, Crusat me dice: “No dudo que la lectura de este libro te dará argumentos para refutar ciertos totalitarismos al uso que pretenden implantarse en España y que tan nefastos resultados dieron en Europa en el pasado”. Prometo hablarles del libro más adelante, pero permítanme que les cite unos versos de William Hernest Henley que dan vida a sus primeras páginas y que vienen como anillo al dedo a lo aquí escrito:

“La noche quedó atrás... pero me envuelve
Negra como un abismo, entre ambos polos;
Doy gracias a los dioses, cualesquiera que sean,
por mi espíritu indómito

No importa cuan estrecha sea la puerta
Ni que me halle abrumado de castigos:
Soy capitán triunfante de mi estrella
y el dueño de mi espíritu”

Ahora, Navarra
Por CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 16 Diciembre 2005

Carlos Herrera ha cogido al vuelo la declaración de Guevara sobre la identidad vasca de Navarra. Es claro que el ex peneuvista ha querido lanzar una sonda a la militancia socialista, vasca y navarra, y cabe pensar que lo ha hecho con la aprobación de Patxi López y de Jesús Eguiguren.

¿Por qué Navarra ahora?
Porque los socialistas están en negociaciones con ETA desde hace tiempo, y para ETA la inclusión de Navarra en el País Vasco es absolutamente prioritaria. No cabe imaginar unas conversaciones entre socialistas y etarras sin tratar a fondo la cuestión navarra.

Tengo la impresión de que el mensaje de Guevara ha podido gustar a los socialistas vascos y no ha escandalizado a los socialistas navarros. Si acaso, habrán tomado unos y otros buena nota, y ya estarán buscando argumentos para justificar su nueva postura. Por otra parte, no tendrán que ser muy oportunistas en el caso de que se pasen a las tesis de Guevara. ¿Acaso no estaban los cuatro territorios en el PSOE de Benegas y Damborenea? Así que en absoluto les repugnará esta reconsideración espacial de Euskadi a quienes ya la mantenían en los años setenta. No tendrán sino que volver a retomar la abundosa historiografía tradicional y moderna, según la cual el País Vasco es una prolongación histórica del reino de Navarra.

Para José Miguel de Azaola, «Navarra es la principal de todas las partes de Vasconia; la verdadera cabeza del País Vasco» («Vasconia y su destino». Alianza Editorial). Según él, hubo un tiempo en que se llegó a llamar vizcaínos a guipuzcoanos y alaveses, e incluso a los vascófonos de Navarra, del mismo modo que se llama «ingleses» a todos los naturales del Reino Unido o Gran Bretaña. En todo caso, ¿qué importancia pueden tener unas teorías u otras cuando aquí todo se ha supeditado a un proyecto etnicista impuesto en unos tiempos con la fuerza del poder social y en las últimas décadas con el terror?

Un giro de los socialistas hacia esta vieja y nueva concepción del País Vasco supondría un paso más en su reconciliación con los nacionalistas de un signo y de otro, y su conversión al abertzalismo: la fusión de las dos almas en una sola. Y, ¡por fin!, un territorio considerable. ¿Qué menos para un Estado aunque éste no pase de ser un-Estado-libremente-asociado-al-español?

Pero el argumento que les puede resultar más convincente a los socialistas vascos y navarros es el de que la consideración de Navarra como País Vasco deja fuera de juego al PP. Que es de lo que se trata. Aquí no hace falta un pacto de Tinell.

¿Isidro Fainé y La Caixa contra la libertad?
LAS PESQUISAS DE MARCELLO Estrella Digital 16 Diciembre 2005

Marcello va a ser muy breve en esta intervención a la espera de la pertinente aclaración de Isidro Fainé si se presta a ello. Pero advierte que, además de los muchos disparates del presidente de La Caixa, Eduardo Fornesa (quien ha insultado a quienes se oponen a la operación política de la OPA de La Caixa y Gas Natural contra Endesa llamándolos franquistas o miembros de un nuevo Movimiento Nacional), y del escandaloso asunto de la financiación del PSC y del pájaro Montilla, ha aparecido en internet un portal facineroso de reciente creación y esponsorizado por La Caixa y sus empresas afines, en el que se ha insultado con texto y fotos a destacados medios y periodistas democráticos.

Todo ello confirma que La Caixa, que está perdiendo clientes en toda España, y más que va a perder como esto siga así, no sólo monta operaciones políticas en su favor, sino que financia a linchadores de los medios y los periodistas demócratas simplemente porque informan o discrepan o critican actuaciones empresariales y políticas que están a la vista de todo el mundo y que han partido de la citada entidad financiera catalana en un tiempo en el que están en juego, entre otras cosas, la estabilidad y la unidad nacional por causa del inconstitucional Estatuto catalán.

Y preguntamos: ¿estamos ante otro desafuero del terremoto Fornesa, el promotor de la OPA y del nuevo e inconstitucional Estatuto catalán —a buenas horas se queja Rosell, otro de los promotores del caos empresarial—, o esta vez es el propio Isidro Fainé el que orquesta la agresión contra la libertad de expresión? De la incapacidad notoria de la que hace gala la jefa de comunicación, doña Eulalia, la “socia” de Ferrusola, una mentirosa descarada
—tenemos las pruebas—, para ejercer ese cargo fuera de Barcelona no vale la pena hablar. Lo que nos preocupa es la información que empieza a circular, según la cual al frente de la bronca y del contraataque de La Caixa en política y comunicación está el que pretende ser sucesor de Fornesa y alto cargo de La Caixa, Isidro Fainé.

Una persona, Isidro Fainé, que no parecía tener el perfil de un gestor manipulador y antidemocrático, sino todo lo contrario, y que, si no está detrás de esta guerra sucia y demencial —donde tendría todas las de perder— debería aclarar lo que está sucediendo, tomando las riendas de la comunicación de La Caixa y poniendo un poco de orden en esa entidad. Y si esperan que con esa guerra sucia van a amedrentar a más de uno, van listos. ¡Ni un duro en La Caixa! hasta que no se aclaren todos estos líos y toda la verdad. Isidro Fainé tiene que actuar. No sólo se meten en política por donde no deben y con quien no deben, sino que agreden y amenazan a los medios de comunicación.

VAPULEADO Y BLINDADO
POR JOSÉ CAVERO El Ideal Gallego 16 Diciembre 2005

El Congreso, como cada miércoles, volvió a ofrecer el ya muy conocido espectáculo de Rajoy y Zapatero frente a frente. Son las dos estrellas, y no se ahorran descalificaciones del contrario, como si trataran de ganarse, mediante ese procedimiento, los titulares de los periódicos o las apariciones en los telediarios. Cuando más áspero resulte Rajoy, y le resulta sumamente fácil esa dialéctica opositora, o cuando mejor replique Zapatero, mejor para el espectáculo. ¿Quién ha ganado el más reciente duelo?

El líder del PP tildó la política antiterrorista del Gobierno de turbia equívoca y oscura y Zapatero replicó que a Rajoy le falta decoro por atacarle en una materia tan delicada como la lucha contra el terrorismo, que se supone que apoyan, por principio, por sistema y sin injerencias, todos los demócratas. Zapatero afeó a Rajoy que prime el partidismo sobre el bien de España y le reprocha que dé crédito a Batasuna y emplee la lucha contra ETA para atacar al Ejecutivo. Zapatero se sigue negando a revelar si existe alguna clase de diálogo con ETA y Batasuna, que parece ser que es lo que tratan de conocer los populares, se supone que para emplear el dato, y no la mera suposición, como argumento irrebatible.

Pero el Congreso proporcionó más material de altas tensiones. Además de esas dos estrellas mediáticas, intervino el presidente del Supremo y del Consejo del Poder Judicial, Francisco Hernando, y no se privó de dirigir muy severas críticas al Gobierno socialista, pero también contra el Parlamento, como responsables del deterioro de la Administración de la Justicia. Precisamente, el Consejo del Poder Judicial es el órgano que debe gobernar a los jueces y debiera ser, por consiguiente, el que exija que éstos cumplan con mayor eficiencia su cometido. Pero este miércoles se cambiaron los papeles y el presidente del Consejo del Poder Judicial resultó ser el acusador del Gobierno.

El Poder Judicial, los jueces y los magistrados, parecen abiertamente discrepantes con las reformas de naturaleza autonómica que prepara el Gobierno, en buena medida presionado por las reformas autonómicas como la catalana, y ese recorte de competencias a las más altas instituciones judiciales de la Nación incomodan seriamente a los actuales responsables. Hernando consiguió apoyo del PP, pero algún otro diputado no evitó calificar de una suerte que le quede a usted poco tiempo en el cargo , en referencia a que el Consejo deberá renovarse el año que viene.

Por lo demás, el Congreso y sus diputados acaba de blindarse para el futuro, haciendo uso de sus prerrogativas de determinar su propio presupuesto a su gusto y a su medida. Según se ha sabido, sus señorías han pactado ­esta vez socialistas, populares y los restantes, todos juntos y sin desavenencias­ una serie larga de ventajas en materia de pensiones, indemnización cuando se disuelvan las Cámaras, pensiones máximas en casos de jubilación o invalidez permanente. Y hasta un abono de transporte gratuito en Madrid al igual que el de que disfrutan en vuelos nacionales e internacionales.

La amnistía, premio para los asesinos
Pedro Fernández Barbadillo  Periodista Digital 16 Diciembre 2005

La ruptura del consenso constitucional por parte de los nacionalistas, desde el Pacto de Estella hasta el nuevo estatuto catalán, ha llevado a que se hable de asuntos considerados tabú. Por ejemplo, el catalanismo se ha arrancado su disfraz de moderación y seny.

El martes 13, una banda de la porra se presentó en un hotel de Gerona para reventar un acto de Ciutadans de Catalunya. Lo malo no es la agresión, sino la indiferencia policial: los Mossos de Escuadra negociaron con los delincuentes en vez de proteger a los ciudadanos. ¡Igual que ocurre en el País Vasco desde que se desplegó la Ertzaintza! En las Semanas Grandes de las capitales vascas, los mandos de la Ertzaintza han concedido a los batasunos zonas francas en las que no entraba la Policía vasca. Además, numerosos ataques de kale borroka han concluido impunes, sin una sola detención. Para no crispar, ya se sabe. Como dijo un inefable alcalde del PNV, Iñaki Zarraoa:

Hay que tener en cuenta que los ciudadanos rechazan una gran presencia policial visible durante las fiestas. (...) Fíjese, ni tan siquiera les pido [a los concejales de Batasuna] que condenen lo sucedido, que parece que para ellos es muy complicado

Los gobiernos autonómicos están abocando a los ciudadanos a que apliquen la justicia por su cuenta.

Ah, la prensa catalana, tan europea y responsable ella, no ha publicado nada sobre el tumulto en Gerona. ¡Da gusto vivir en un oasis! Y es que quien se mete en política no puede quejarse de que le den un par de tortas.

Otro tabú que está cayendo es el concepto maravilloso de la transición. En ésta los representantes de la sociedad española tendieron la mano a los terroristas de izquierdas y nacionalistas (de la amnistía quedaron excluidos los terroristas de extrema derecha), y no sirvió de nada. Los acomplejados de derechas y los tontos de izquierdas creían que los etarras y los grapos, una vez conseguida la democracia, se convertirían en buenos ciudadanos.

Mikel Buesa acaba de publicar esto sobre la amnistía de 1977:

Cuando en octubre de 1977 se promulgó la ley que culminaba las medidas de gracia decretadas por los gobiernos de Adolfo Suárez desde un año antes, ETA había asesinado a 66 personas. Después de la amnistía caerían bajo su fuego otras 751. Por su parte, hasta ese momento el Grapo había cometido 14 asesinatos; ulteriormente se responsabilizaría de otros 70. (...) La amnistía no acabó entonces con el terrorismo, pero sí dejó en el desamparo a sus víctimas.

A ver si entra sentido común en algunas cabezas, aunque sea con 30 años de retraso.

SOCIALISMO NACIONALISTA
POR CARLOS CARNICERO El Ideal Gallego 16 Diciembre 2005

Nadie es responsable del comportamiento de sus amigos pero hay actitudes y conductas que impiden la amistad. El talante político de Esquerra Republicana constituye habitualmente una ofensa para el resto de los españoles. Nadie entendería que militantes de cualquier partido constitucional pisotearan una bandera catalana o arrancaran las hojas del Estatuto de Cataluña porque, sencillamente, la profanación de símbolos es una escenificación de la ofensa al colectivo que se siente identificado con ellos.

No parece preciso realizar una lista de conductas impropias de una democracia en las actitudes de ERC y de algunos de sus cualificados dirigentes. Evidentemente, de estos hechos no es responsable el PSOE ni el Gobierno, pero en el conjunto de estas actitudes hay una esencia antidemocrática que debiera impedir la relación estable de un partido serio y solvente con ellos. Pero esto, con ser muy grave, no es ni siquiera el problema fundamental de Zapatero.

De repente, tras cien años de trayectoria consecuente, una buena parte del PSOE pretende imponer al resto de sus militantes un cambio en la ideología de este partido para conducirlo al nacionalismo. Las últimas declaraciones y un artículo del president de la Generalitat apuntan en esa dirección. A estas alturas, Maragall saca a colación la amistad de Lorca y Dalí como si la esencia de esa relación estuviera fundamentada en la tolerancia, porque el primero era andaluz y el segundo catalán. Habla del entierro de Machado en la Cataluña francesa como si el poeta hubiera elegido el sitio donde murió. Lo que destilan estas observaciones es la base de cualquier pensamiento nacionalista que radica en la exaltación y el amor desaforado por la propia tierra como sustituto identitario de cualquier otra condición humana colectiva. Si el PSOE confirma esta tendencia nacionalista, muchos de sus seguidores dejarán sus filas porque está establecido que los sucedáneos siempre son peores que los originales.

No sé qué parte de estas conductas se basan en la priorización del poder como esencia de la política. Con amigos tan poco recomendables y con conductas tan inadecuadas, el PSOE está en proceso de transformación que para mí va hacia ninguna parte.

11-M
La AVT y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M piden reabrir la comisión de investigación
Alcaraz acusa a Peces-Barba de boicotear los actos que organiza su asociación.
EP. Madrid Heraldo de Aragón 16 Diciembre 2005

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M solicitaron este jueves al Congreso de los Diputados que reabra la comisión de investigación que estudió los atentados de Madrid y que no se vete ninguna documentación ni comparecencia que se solicite. En la presentación de un tríptico titulado "Queremos saber la verdad", el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, arremetió contra el Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Gregorio Peces-Barba, al que acusó de boicotear todos los actos que organiza este colectivo.

Estas dos asociaciones han lanzado una campaña para denunciar que hoy en día "la situación respecto a qué pasó el 11-M y los meses anteriores supera la peor de las ficciones". Para paliar esta situación, los dos colectivos han solicitado al Congreso la reapertura de la comisión que investigó los atentados y al Gobierno que proporcione la información sobre "todos aquellos confidentes o miembros del aparato del Estado que hubieran podido conocer información sobre lo que se preparaba".

La presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez, al igual que Alcaraz, pidió que se depuren responsabilidades contra quienes mintieron en sus declaraciones ante una comisión que se cerró "rápidamente". Eso, dijo, hace pensar que algo se quiere ocultar y las víctimas exigen saber quién llevó a cabo los atentados y por qué.

Entre las preguntas que quedan abiertas para aclarar todos los interrogantes en torno al 11-M, estos dos colectivos hablan de cómo fueron los terroristas a las estaciones y cómo colocaron las bombas; cómo es posible que muchos terroristas fueran grabados antes de la masacre, e incluso el transporte de los explosivos desde Asturias sin que se pudiera hacer nada para evitar la tragedia; y cómo es posible que aparezcan vinculadas a la trama pertenecientes a las fuerzas de seguridad.
"Campaña de acoso y derribo"

Alcaraz aprovechó la rueda de prensa para arremeter una vez más contra el Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo. Alcaraz acusó a Peces-Barba de intentar "boicotear" cualquier acto de la AVT, en este caso por convocar una rueda de prensa a la misma hora, algo que enmarcó en la "campaña de acoso y derribo" que, a su juicio, Peces-Barba ha emprendido contra este colectivo.

En el año que ha pasado desde que se creó el cargo de Alto Comisionado, Alcaraz aseguró que "hay más insultos a las víctimas que denuncias a los terroristas". "Si el señor Peces-Barba tuviese un mínimo de dignidad hubiese dimitido hace casi un año", dijo, recordando que en enero de este año propuso ante un eventual proceso de paz dejar en libertad a los terroristas sin delitos de sangre.

Las víctimas del 11-M preguntan a Zapatero qué oculta para no reabrir la comisión
Diego Mazón La Razón  16 Diciembre 2005

Madrid- Ayer se cumplía un año desde la comparecencia del presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), José Alcaraz, en la comisión parlamentaria que investigaba los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Por ese motivo, Alcaraz, acompañado por Ángeles Domínguez, presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, presentó el tríptico «Queremos saber la verdad». El documento, que se repartirá durante los próximos meses, reclama que se reabra la comisión de investigación sobre los ataques y que se aclaren las incógnitas y los «agujeros negros» que quedan pendientes.

El presidente de la AVT reclamó que se depuren las responsabilidades de aquellos que comparecieron en la comisión y, a su juicio, cometieron perjurio, «y, además de no haberse llevado actuación alguna contra ellas, han sido ascendidas». Del mismo modo, exigió al Gobierno «que se reabra la comisión parlamentaria y que no se vete a ningún compareciente» de los que se rechazaron. «¿De qué tiene miedo el Gobierno para cerrar la comisión, para vetar algunas comparecencias?», se preguntó Alcaraz. Es más, instó a Zapatero a que explique «¿qué oculta?» para no permitir que se siga investigando. En esta misma línea se expresó Ángeles Domínguez, quien manifestó que «algo tiene que ocultar» el Ejecutivo. En este sentido, aseguró que tiene que buscar esas respuestas que quedan en el aire porque «nos lo deben» a las víctimas y a toda la sociedad».

'TXAPOTE' PERMANECERÁ UN MÍNIMO DE SEIS MESES
Francia entrega a España al jefe del comando etarra que asesinó al concejal Miguel Ángel Blanco
Era el jefe de comando que cometió el crimen, del que se le considera autor material
En 2002, el juez Del Olmo viajó al país vecino para interrogarle pero se negó a responder
EUROPA PRESS elmundo.es 16 Diciembre 2005

MADRID.- El ex jefe de ETA Francisco Javier García Gaztelu, alias 'Txapote', ha llegado a Madrid a las 13.30 horas desde Francia para ser juzgado por el secuestro y posterior asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco, en 1997. Francia le entrega por un periodo de seis meses. El brutal crimen de Ermua desencadenó una oleada de movilizaciones sin precedentes contra el terrorismo.

Una vez ante el juez de la Audiencia Nacional Félix Degayón García Gaztelu se negó a declarar. También se negó a reconocer una foto suya que le mostró el magistrado, quien ordenó su ingreso en prisión tras su breve comparecencia en el Juzgado Central de Instrucción número 6, que no llegó a los 15 minutos de duración.

Asimismo, García Gaztelu comparecerá también ante el juez Santiago Pedraz, de guardia esta semana en la Audiencia Nacional, que le comunicará su procesamiento por otras siete causas, entre las que se encuentra el asesinato del concejal del PP en San Sebastián Gregorio Ordóñez y del dirigente socialista vasco Fernando Múgica.

García Gaztelu permanecerá en España por un periodo de seis meses, aunque prorrogables si en ese plazo no puede terminarse el juicio. Será juzgado junto a Irantzu Gallastegui, también acusada del asesinato de Miguel Ángel Blanco, quien fue extraditada por Francia el pasado verano.

Hasta la fecha, la Audiencia Nacional sólo ha condenado por el asesinato de Blanco al ex concejal de HB de Eibar Ibon Muñoa a 33 años de cárcel, como cómplice de la acción. El tercer presunto autor material del hecho junto a García Gaztelu y Gallastegui, fue José Luis Geresta Múgica, quien se suicidó el 20 de marzo de 1999.

Está acusado de otros asesinatos, como el del concejal del PP de San Sebastián Gregorio Ordóñez o el dirigente socialista Fernando Múgica, o como inductor de la muerte del parlamentario vasco del PSOE Fernando Buesa, pero fuentes de la Audiencia Nacional no tienen constancia de que vaya a ser juzgado por estas causas durante esta entrega temporal.

Un brutal atentado que conmocionó a España

Javier García Gaztelu.
Gaztelu, considerado entonces el número uno de ETA, fue detenido el 22 de febrero de 2001 en la localidad vascofrancesa de Anglet y cumplía condena en Francia por asociación de malhechores, delito análogo en España al de pertenencia a banda armada.

El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo procesó en julio de 2001 por el secuestro y asesinato del edil del PP quienes fueron integrantes del comando Donosti de ETA, Txapote e Irantzu Gallastegi, Amaia, así como al ex concejal de HB en Eibar Ibon Muñoa.

En noviembre de 2002, el juez Juan del Olmo viajó a Francia para interrogar a Txapote en relación con el asesinato del concejal, pero en aquella ocasión el ex dirigente etarra se negó a contestar a sus preguntas y a las de la fiscal Olga Sánchez, que le acompañaba en esta diligencia.

Según el auto de procesamiento, Gaztelu y Gallastegi acudieron a Eibar (Gipuzkoa) a finales de junio de 1997 y se alojaron en el domicilio de Muñoa, a quien explicaron que tenían planeado secuestrar a un concejal del PP, del que "estaban obteniendo información".

Posteriormente, los etarras le indicaron a Muñoa que colocara su coche cerca de la estación de tren de Eibar para facilitar un lugar donde aparcar el vehículo que iban a utilizar en el secuestro, "dado que la persona a secuestrar era un concejal del PP de la población de Ermua que trabajaba en la empresa Eman Consulting de Eibar".

El 10 de julio, el concejal de 29 años llegó a la estación, donde le abordó Gallastegi y se produjo el secuesto y posterior asesinato con dos tiros en la cabeza, dos días después.

El brutal crimen desencadenó en España una oleada de movilizaciones sin precedentes contra el terrorismo que dieron lugar al llamado 'Espíritu de Ermua'.

Durante las escasas 48 horas que duró el secuestro, efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado y de la Ertzaintza realizaron un completísimo peinado en aquellas zonas donde se sospechaba que podría estar secuestrado el concejal. Incluso, se utilizaron para este dispositivo varias aeronaves del Ministerio de Defensa con aparatos para detectar calor bajo tierra. Todo fue inútil.

ABOGA POR UN GRAN ACUERDO ENTRE PSOE Y PP
Ibarra vuelve a la política tras su infarto y afirma que el discurso nacionalista está 'ganando la batalla'
AGENCIAS elmundo.es  16 Diciembre 2005

MÉRIDA.- El presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ha manifestado que se reincorporará a la actividad política "a tope" porque no le ha quedado ninguna secuela del infarto de miocardio que sufrió el pasado noviembre. En su reaparición ha manifestado que el discurso nacionalista está "ganando la batalla" y ha abogado por un pacto entre el PSOE y el PP.

El jefe del Ejecutivo regional efectuó estas declaraciones en un encuentro con periodistas en la Asamblea de Extremadura, donde asistió al pleno de debate de las enmiendas al proyecto de presupuesto de la Comunidad para 2006, en el que constituyó su segundo acto público tras el infarto y el primero tras recibir el alta médica.

Comparó su "accidente cardiovascular" con un accidente de tráfico del que ha salido "ileso" y sin "ninguna secuela", según le han confirmado en su última revisión médica en la que, afirmó, le han manifestado que "mi vida puede seguir exactamente igual que antes del día 7" de noviembre, día en el que sufrió el infarto.

Por ello, puesto que "la vida se vive sólo una vez", confesó que la vivirá como "me gusta" y "voy a hacer todo, y cuando digo todo, digo todo", subrayó Rodríguez Ibarra, que añadió que se dedicará a ser presidente de la Junta hasta el final de la legislatura y "después decidiremos, como siempre ha ocurrido".

En una rueda de prensa, afirmó que ha seguido "desde la barrera" los asuntos más importantes de la política nacional y regional. Al respecto, dijo que el discurso nacionalista ha entrado en la sociedad española y en los medios de comunicación como un "cañón", sin que nadie lo esté rebatiendo, y que a pesar de la reducida representatividad de sus formaciones políticas "nos está ganado la batalla".

Añadió que la solución a este problema pasa por un acuerdo entre los dos grandes partidos nacionales, PSOE y PP, para evitar que sean los partidos minoritarios en quienes se apoya el Gobierno dicten la agenda política de todo el país.

A preguntas de los periodistas respecto a si rebajará su agenda de trabajo, contestó que no, y al ser interrogado sobre las declaraciones que han efectuado dirigentes políticos respecto a una posible sucesión, señaló que éste no ha sido el asunto que más le ha preocupado durante su convalecencia.

No obstante, precisó que sí ha visto como se ha mencionado a algunas personas como posibles sucesores, lo que demuestra, dijo, que "siempre hay nombres". Cuando llegue el momento de elegir al candidato socialista para las próximas elecciones autonómicas, subrayó, "decidiremos como ha pasado desde 1983 para acá", un periodo en el que "yo siempre me he presentado para irme, pero nunca me he ido".

Asimismo, al ser preguntado por lo que le ha manifestado el presidente del Gobierno, indicó que con él ha hablado relativamente poco de su enfermedad y que Rodríguez Zapatero contaba con que volvería pronto a su actividad.

Los pueblos que lindan con Galicia rechazan la adhesión propuesta por BNG
El Foro  Periodista Digital 16 Diciembre 2005

El Foro de Intereconomía

ALBA ha pulsado la opinión de los alcaldes de los pueblos castellanoleoneses y asturianos limítrofes y ninguno acepta la anexión de su municipio a Galicia.

Puestos a argumentar razones históricas, sería El Bierzo el que tendría que reivindicar su antigua provincia del siglo XIX, que incluía además a Orense”. Son palabras del concejal de Acción Social del Ayuntamiento de Ponferrada, Reiner Cortés, cuyo municipio lidera en número de habitantes la comarca de El Bierzo.
La zona es una de las reivindicaciones del BNG, que pretende absorber todos los municipios de Asturias, Zamora y León que lindan con Galicia, además de otros pueblos sueltos de Cáceres que considera cercanos a la cultura gallega.
Los alcaldes o concejales consultados por ALBA -tanto del PP como del PSOE- en representación de cada uno de los consistorios reivindicados rechazan de plano la propuesta del Bloque Nacionalista Gallego, que pretende incluirla en la reforma del Estatuto gallego que está realizando el Gobierno autónomo.

Los consistorios gobernados por el PSOE y propuestos por el partido nacionalista gallego para ser adheridos a Galicia rechazan la adhesión. “El pueblo en general se siente de León y mi sentimiento es leonés”, apunta la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Arganza.

El alcalde socialista de Villafranca del Bierzo, Vicente Antonio Cela, entiende que “la propuesta no parece realista”. “Es muy romántica y parece una descarga de fuegos artificiales”, destaca. El primer edil reconoce que existe cierta “afinidad con la cultura y el folclore gallegos”, pero matiza que la historia de su pueblo “tiene una identificación permanente con León”. “Estamos identificados con León desde hace muchos siglos”. Además, añade Cela, “la Constitución tendría bastantes dificultades para permitirlo”.

El alcalde, que asegura entender el gallego pero no hablarlo, propone una “política de altura” para superar estas acciones de confrontación que está emprendiendo la cúpula del partido nacionalista gallego. “Nosotros hacemos una política a pequeña escala, y esperamos más nivel de los políticos autonómicos”. “Que busquen lo que nos une, y no lo que nos separa”, sentencia el primer edil de Villafranca, quien subraya su intención de “no crear diferencia o disensión con Galicia, sino ahondar en lo que ha habido hasta ahora, buena relación”.

La alcaldesa de Vega de Valcarce, María Luisa González Santín, coincide plenamente con la opinión de Cela. “La solución no es pertenecer a una u otra comunidad; lo mejor es crear políticas conjuntas”. “Las fronteras sólo existen sobre el mapa”, destaca González Santín, quien reclama el reconocimiento de la identidad propia de su comarca. “Nosotros nos sentimos sobre todo bercianos”. “Tenemos parte de leoneses y parte de gallegos”, asegura”. Somos un territorio con particularidades muy definidas”.

Los asturianos también se muestran en conjunto contrarios a la medida propuesta por el BNG de anexionar los municipios occidentales de la comunidad autónoma vecina. El alcalde de Coaña, Salvador Méndez, del Partido Popular, afirma que “está totalmente en contra” de la proposición. “Nosotros nos sentimos asturianos”, recalca el primer edil de Coaña, un municipio de algo más de 3.000 habitantes. Por su parte, el alcalde de Grandas de Salime, el socialista Eustaquio Revilla, expresa su oposición a la iniciativa nacionalista y asegura que esta negativa refleja “el sentir de la gente de la comarca”.

Manifiesto: Queremos saber la verdad
ASOCIACIÓN VÍCTIMAS DEL TERRORISMO 16 Diciembre 2005

www.avt.org

  El día 11 de marzo de 2004, unas manos asesinas hicieron estallar cuatro trenes en Madrid, llevando la muerte y el  dolor a nuestras familias. Aquel día, las víctimas del 11-M  pudimos ver a un pueblo solidario volcarse en los hospitales  para dar aquello que a nosotros nos habían quitado esos  criminales: su sangre. Al día siguiente, millones de  ciudadanos inundaron las calles de España para expresar  su dolor, su rabia y su solidaridad con nosotros. 

Y después de eso, el silencio.  

Durante muchos meses, las víctimas del 11-M hemos  esperado pacientemente a que alguien nos dijera quién  había matado a nuestro hijo, a nuestro hermano, a nuestra  esposa. A que alguien nos aclarara cómo y por qué pudo  producirse ese atentado, la mayor masacre terrorista sufrida  por nuestro país. A que alguien nos explicara qué medidas  se han tomado para que jamás pueda volverse a producir  un hecho así, para que nuestro sacrificio no sea, por lo  menos, en vano. Y lo único que hemos obtenido es silencio.  

Cuando el Congreso de los Diputados abrió una Comisión  de Investigación sobre la masacre, esperamos a que alguien  nos diera las explicaciones que anhelábamos. Y lo único  que pudimos ver fue un doloroso debate sobre quién había  mentido o dejado de mentir antes de unas elecciones ¿Qué  nos importa a nosotros eso? Si el entonces gobierno o la  entonces oposición mintieron, ¿nos aporta eso, acaso,  alguna información sobre quiénes fueron los asesinos?  ¿Nos dice algo sobre cómo se realizaron los preparativos  de la masacre? ¿Nos explica que falló en las estructuras  del Estado para que esa masacre llegara a producirse?  

Esperábamos respuestas de aquellas personas que nos representan en la sede de la soberanía popular. Pero sólo  hemos obtenido silencio.   de la masacre ¿Cómo puede ser que se estuviera  grabando el transporte de los explosivos desde  Asturias y no se pudiera evitar el atentado?      

La desclasificación del sumario judicial nos hizo albergar  la esperanza de que allí se encontraran las respuestas. Pero  cada revelación de un nuevo dato del sumario por parte de  los medios de comunicación no sólo no ha respondido a  nuestras preguntas, sino que ha venido a arrojar nuevas  dudas sobre la autoría de la masacre, sobre las motivaciones  de los atentados y sobre la responsabilidad última del dolor  que nosotros sufrimos. Y, en lugar de ver en los poderes  públicos un celo investigador que aclare, sin resquicio  alguno de duda, las circunstancias exactas de aquellos  atentados, las últimas noticias apuntan a que la Fiscalía  quiere cerrar cuanto antes la instrucción del sumario  ¿Tampoco de la Justicia podemos esperar más que silencio?  

Estamos hartos del silencio. Y queremos saber.

• Queremos saber quiénes fueron los autores materiales de Investigación sin aclarar estas atrocidades?    de los atentados ¿Cuáles son sus nombres? ¿Por qué Al dolor por la muerte de nuestros familiares, al dolor de  hemos podido ver las imágenes de los responsables de las heridas, al dolor de los recuerdos, pretenden unir el  los atentados de Londres y nadie ha mostrado aquí una sola imagen de quienes hicieron reventar los trenes  aquel 11 de marzo? ¿No había cámaras grabando en  ninguna estación?           

• Queremos saber cómo es posible que nadie sea capaz  ni siquiera de decir con seguridad qué explosivo se  utilizó, ni cómo fueron los terroristas a las estaciones,  ni de qué modo colocaron las bombas ¿A qué se han  dirigido las investigaciones en estos dieciocho meses?  

• Queremos saber cómo es posible que hubiera tantos  confidentes en la trama ¿Nadie tuvo noticia de nada de  lo que se estaba preparando, ni en las fuerzas de  seguridad ni en los servicios de inteligencia? ¿A nadie  informaron esos confidentes? ¿Dónde están los informes  que se elaboraron?

• Queremos saber cómo es posible que muchos de los  terroristas del 11-M estuvieran siendo grabados antes de la masacre ¿ Cómo pueder ser que se estuviera grabando el transporte de los explosivos desde Asturias y no se pudiera evitar el atentado ?

• Queremos saber cómo unos terroristas que estaban  vigilados, infiltrados y controlados pudieron al fin,  contra toda lógica, poner las bombas de los trenes  ¿Qué resultados se obtuvieron de esa vigilancia?  ¿Quién tuvo acceso a esos informes? ¿Por qué no  sirvió esa vigilancia para nada?  

•  Queremos saber cómo es posible que aparezcan  vinculadas a la trama personas pertenecientes a las  fuerzas de seguridad ¿Cómo pueden decirnos  tranquilamente que los móviles de las bombas fueron  liberados en la tienda de un policía? ¿Cómo pueden  decirnos tranquilamente que hay un guardia civil  imputado por suministrar las armas a los terroristas?  ¿Cómo pueden decirnos tranquilamente que hay un guardia civil imputado por suministrar las armas a los terroristas ? ¿Cómo pueden decirnos tranquilamente que diversos agentes del CNI controlaban a varios personajes de la trama ? ¿ Cómo pueden haber cerrado la Comisión de Investigación sin aclarar estas atrocidades ?

Al dolor por la muerte de nuestros familiares, al dolor de las heridas, al dolor de los recuerdos, pretenden unir el dolor, aún más lacerante, de la impunidad de los culpables.

Queremos saber la verdad y exigimos que esa verdad no se oculte

• Exigimos del Congreso de los Diputados la reapertura  de la Comisión de Investigación cerrada en falso el  pasado 30 de junio para que, sin ningún tipo de vetos  ni en cuanto a comparecencias ni en cuanto a  documentación, investigue en profundidad los  atentados y establezca las responsabilidades que  puedan derivarse, por acción u omisión, del  comportamiento de miembros de instituciones  sostenidas total o parcialmente con fondos públicos.

• Exigimos del Gobierno que proporcione la información  sobre todos aquellos confidentes o miembros de los  aparatos del Estado que hubieran podido conocer  información sobre lo que se preparaba. Exigimos  conocer a quién se hizo llegar esa información.

• Exigimos de la Fiscalía que inste al juez a clarificar  los aspectos cada vez más tenebrosos que rodean a  estos atentados y a perseguir con el máximo rigor  que la Ley permite a todos aquellos que puedan haber  colaborado, por acción o por omisión, en la masacre. Y pedimos, finalmente, a los medios de comunicación y  a los ciudadanos que nos ayuden, uniendo su voz a la  nuestra, a hacer justicia contra los asesinos de 192  españoles. Porque aquel 11 de marzo es España entera  la que resultó masacrada en aquellos trenes. Y la sangre  derramada no servirá para evitar nuevas muertes si los  culpables quedan sin castigo.      

Nosotros, desde el dolor y la rabia, queremos saber.

A continuación reproducimos el Manifiesto que a, iniciativa  de la sociedad civil, fue trasladado el pasado mes de junio,  con el fin de obtener su apoyo institucional, a las tres  asociaciones de víctimas que cuentan con afectados por el  atentado terrorista del 11 de Marzo. Tanto la Asociación  de Víctimas del Terrorismo como la Asociación de Ayuda  a las Víctimas del 11-M apoyan este Manifiesto y  solicitamos su firma en la Web www.avt.org en la sección  “Por una Comisión de Investigación abierta”.

MANIFIESTO 

1º.- Nuestra sociedad es una sociedad abierta, que goza de un sistema democrático equiparable al de los países de nuestro entorno. Como ciudadanos, e independientemente de nuestras ideas políticas, tenemos derecho a recibir del Parlamento información completa y fidedigna de uno de los hechos más dramáticos de nuestra historia. 

2º.- No cuestionamos la legitimidad de las elecciones del 14 de marzo de 2004. 

3º.- No pretendemos culpabilizar a ningún partido político. 

4º.- Reclamamos saber cómo fue posible ese brutal atentado tres días antes de unas elecciones generales para evitar que en el futuro ningún terrorista vuelva a condicionar la normalidad democrática que tanto nos ha costado alcanzar.

5º.- Como mejor homenaje a las víctimas del atentado terrorista del 11 de marzo de 2004, exigimos a nuestros legítimos representantes que mantengan abierta la Comisión de Investigación del 11-M hasta que queden definitivamente depuradas todas las responsabilidades que puedan derivarse, por acción u omisión, del comportamiento de miembros de instituciones sostenidas total o parcialmente con fondos públicos.

Diciembre 2005

Recortes de Prensa   Página Inicial