AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 5 Enero  2006
A vueltas con los idiomas de España
Amando de Miguel Libertad Digital 5 Enero 2006

Esto ocurria en 1934
Lorenzo Contreras Estrella Digital 5 Enero 2006

Mas recibe el mensaje
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 5 Enero 2006

Estados Unidos y el liberalismo conservador
FRANCISCO RODRÍGUEZ ADRADOS ABC 5 Enero 2006

Legislatura de dos tiempos
Jorge Vilches Libertad Digital 5 Enero 2006

Nuevo desafío
Editorial ABC 5 Enero 2006

El PP debería preguntarse por qué
Román Cendoya  Periodista Digital 5 Enero 2006

2006 en Irak
GEES Libertad Digital 5 Enero 2006

El detenido por asesinar a un joven en la discoteca Joy Eslava participó en la venta de explosivos del 11-M
Libertad Digital 5 Enero 2006

La mayoría de los españoles considera que el informe del CAC contra la COPE vulnera la libertad de expresión
Libertad Digital 5 Enero 2006

Explotan dos artefactos explosivos en el Parador de Sos del Rey Católico en Zaragoza
Zaragoza. Agencias ABC 5 Enero 2006

El "Diccionario Histórico de la Lengua" reconstruirá el pasado de más de 120.000 palabras
EFE. Madrid Heraldo de Aragón 5 Enero 2006

El otro CAC, en Navarra
Periodista Digital 5 Enero 2006

Luis del Pino Libertad Digital  5 Enero 2006 

 

La lengua viva
A vueltas con los idiomas de España
Amando de Miguel Libertad Digital 5 Enero 2006

A propósito de la experiencia en Julio Torres (de Málaga) en su viaje de vacaciones por Mallorca (se sintió extranjero), Xosé Antón Cadiernos Collar replica: “¿Qué se quiere decir con lo de extranjero? ¿Acaso el catalán ─como el castellano─ no es un lengua española?”. La observación de don Xosé Antón es que cuando un asturiano viaja por Castilla y León también tendría que sentirse extranjero, pues todos los carteles y avisos están en castellano. Si se me permite terciar en la polémica, diría que no es lo mismo. El castellano es el único idioma oficial y real para todos los españoles y por eso es el único que puede decirse que es “el español”. Habrá otras lenguas en España, pero no son oficiales ─ni tampoco reales─ en toda ella. Reconozco que el asunto es más de sentimiento que de razón, por lo que el lamento de don Xosé Antón, sin estar justificado, es parte del paisaje. Mi idea ─repetida una y mil veces─ es que harían mal los asturianos o los que hablan otras lenguas españolas distintas del castellano en prescindir de la lengua común. Se puede conseguir esa prescindencia favoreciendo la “inmersión lingüística” de los escolares en el idioma no castellano. Si así lo hicieran, como una expresión retaliadora, se harían daño a sí mismos. Sería una cretinez, pero por eso mismo se puede predecir que se trata de una reacción que va a ser atractiva para muchas personas.

José Grau (Cartagena) comenta la noticia de que en Cataluña el número de matrimonios (estrictamente) civiles supera ya al de religiosos. Su opinión es que debería hacerse la estadística con los “primeros matrimonios” para ambos cónyuges. La razón es potísima pero nadie ha caído en ella: los segundos y subsiguientes matrimonios solo pueden ser civiles de acuerdo con la legislación católica. Es decir, “los divorciados no pueden optar al matrimonio religioso”. Muy bien observado, don José. Si fuera usted alumno mío y razonara así en un examen, tendría el sobresaliente. Lo digo porque a mí mismo ─que explico en clase estos asuntos─ no se me había ocurrido una explicación que parece tan sencilla, tan obvia. Por otra parte, la consecuencia del razonamiento dicho es que en Cataluña hay más divorcios que en otras partes de España. Por cierto, aprovechando que el Llobregat desemboca en el Prat, cuando se publican estadísticas para toda España, es moda reciente que la casilla de Cataluña esté vacía. Es algo que en los anuarios estadísticos internacionales suele predicarse de los países atrasados. El símbolo mayor del atraso es no proporcionar estadísticas.

Mª Asunción Villalba Olivella me cuenta que asiste a un Curso de Diplomado en Sanidad que se da en Barcelona, dependiente de la Escuela Nacional de Sanidad. Todas las clases y apuntes del curso son en catalán, aunque asisten alumnos de fuera de Cataluña, gallegos en su mayoría. La dirección se ha negado a que se emplee el castellano. Una de las alumnas comentó que “cuando lleguen al final de curso ya entenderán el catalán”. Es evidente lo que aquí hemos señalado tantas veces: la imparable tendencia a la eliminación del castellano en una gran parte de (lo que ha sido) España. Para unos significará una alegría; para otros, una tristeza; para todos, una pérdida.

Sandra Llamas García (maragata ejerciente, emigrada a Madrid) me escribe una emotiva carta. Adelanta la prevención de que “me imagino que no le importará demasiado qué pasa con la vida de sus lectores”. Pues sí me importa y me interesa; si no, esta seccioncilla estaría de más. Doña Sandra cuenta su peripecia familiar como emigrantes, llena de sobresaltos, dificultades y esfuerzos. Por eso se rebela contra algunos políticos catalanes que tratan despectivamente a los castellanos y leoneses. Hago mío el memorial, puesto que mi familia de origen también tuvo que pasar lo suyo al emigrar. Le recomiendo una figuración de ese episodio familiar en mi última novela Nuestro mundo no es de este reino (Algaida). También muchos catalanes actuales fueron un día inmigrantes. Aquí nadie nació en el Paraíso Terrenal.

Leopoldo Gandarias Cebrián me recuerda una frase del presidente Tarradellas que viene al pelo con ocasión de la polémica sobre el boicoteo a (o de) los productos catalanes: “Los catalanes producen muchos calzoncillos pero no tienen tantos culos”.

Leoncio Feijoo (Pontevedra) me remite un escrito que no hay logrado que se publique en Galicia. Se refiere a una ordenanza del Ayuntamiento de Pontevedra por la que se exige que las empresas que contraten con el Ayuntamiento deben emplear el idioma gallego. El Tribunal Superior de Justicia de Galicia anuló en su día una ordenanza similar del municipio coruñés de Narón, pero en este caso guarda silencio. Añade don Leoncio que la página web del Ayuntamiento de Pontevedra solo se publica en gallego. Comenta con ironía: “Hay que reconocer que, como política espantaempresas y antiturística esta iniciativa monolingüística no está nada mal”. El animoso libertario ha ido con la protesta al Valedor do Pobo, pero esa institución le contesta que no tiene competencias en el asunto. Bueno pues aquí están estas páginas virtuales para ver si alguien se conmueve. Es una gota más de una impetuosa corriente que se ha llevado por delante la Constitución. Mis queridos amigos libertarios, el idioma castellano va a desaparecer de una gran parte de España. Alguna vez tendremos que tomar medidas para la promoción del que fuera idioma común de los españoles. Prometo avanzar aquí alguna iniciativa.

Antonio Olea Casas apunta regocijado, el alarde de bilingüismo que hace el BBVA en una sucursal de Galicia en Pontevedra. He aquí un ejemplo de los avisos bilingües en los carteles y formularios:

En castellano
- Cobros, pagos y consultas
- Atención personal
- Espacio para código de barras
- Remitente
- Destinatario
- Admisión
- Población

En gallego
- Cobros, pagos e consultas
- Atención persoal
- Espacio para código de barras
- Remitente
- Destinatario
- Admisión
- Poboación

Un gran avance en el bilingüismo; sí, señor.         Contacte con Amando de Miguel

Esto ocurria en 1934
Lorenzo Contreras Estrella Digital 5 Enero 2006

El año 2005 ha terminado con relativa calma política, tras los serios amagos de complicación institucional y autonómica que trayeron a la memoria de más de más de un español consideraciones de lo que han cambiado los tiempos, pero también de lo que otros tiempos" demandaron del Gobierno de turno. Corría el año 1934, la hoja del calendario marcaba el día 7 de octubre, era precisamente domingo, nadie recuerda si llovía o hacía frío, o nevaba, o la temperatura otoñal de Madrid, tradicionalmente bonancible antes de que llegaran los entonces lejanos tiempos (actuales)del cambio climático, seguía fiel a su costumbre. El Diario oficial publicaba un parte oficial del entonces llamado Ministerio de la Guerra, hoy Defensa, emitido por la Presidencia del Consejo de Ministro, más decreto firmado por Niceto Alcalá-Zamora y Torres y por el presidente del Consejo Alejandro Lerroux García.

De textos como aquellos, es decir, parecidos, los española ya nos hemos librado, pero no de la sensación de que, gracias a la política y al talante del actual Gobierno, algo de aquellos vientos de fronda todavía circula por la atmósfera política de nuestro país o por la cabeza de los estudiosos inclinados a comparar episodios y conflictos, precursores de desavenencias de naturaleza improbable, pero no imposible, siempre según los agoreros.

A la vista de Plan Ibarretxe y del Estatuto que Gobierno de la Generalidad catalana maneja y agita en la distancia y en la intención, obligando a muchos españoles a penosas lecturas, a uno le llega de repente por envío postal anónimo una literatura que nada tiene de anónima y cuyo contenido responde literalmente a la prosa oficial antes mencionada. No es cosa de reproducir la totalidad, pero sí al menos este fragamento de historia impresa, relativo a "graves y dolorosas manifestaciones en pocos lugares del territorio", en un movimiento circunscrito a Asturias y Cataluña. De Asturias se decía que el Ejército se habia adueñado de la situación, y sobre Cataluña el español de entonces conseguía saber lo siguiente:

"En Cataluña, el presidente de la Generalidad, con olvido de todos los deberes que le impone su cargo, su honor y su responsabilidad, se ha permitido proclamar el Estat Catalá Ante esta situación, el Gobierno de la República ha tomado el acuerdo de proclamar el estado de guerra en todo el país.

"Al hacerlo público, el Gobierno declara que ha esperado hasta agotar todos los medios que la ley pone en sus manos, sin humillación ni quebranto de su autoridad."

"Está seguro de que ante la rebeldía social de Asturias y ante la posición antipatriótica de un Gobierno de Cataluña, que se ha declarado faccioso, el alma entera del país entero se levantará en un arranque de solidaridad nacional, en Cataluña como en Castilla, en Aragón como en Valencia, en Galicia como en Extremadura, en las Vascongadas, y en Navarra, y en Andalucía, a ponerse al lado del Gobierno para reestablecer, con el imperio de la Constitución, del Estatuto y de todas las leyes de la República, la unidad moral y política, que hace de todos los españoles un pueblo libre, de gloriosas tradiciones y glorioso porvenir."

"El Gobierno les pide que no den asilo en su corazón a ningún sentimiento de odio contra pueblo alguno de nuestra Patria. El patriotismo de Cataluña sabrá imponerse allí mismo a la locura separatista y sabrá imponerse allí mismo la lucura separatista y sabrá conservar las libertades que la ha reconocido la República bajo un Gobierno que sea leal a la Constitución".

Cataluña
Mas recibe el mensaje
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 5 Enero 2006

Cuando Maragall le recordó a Mas que los suyos tenían un problema, y que ese problema se llamaba 3 %, hubo dos tipos de reacciones: las que subrayaban lo irreflexivo del carácter de Maragall, supuesta víctima del síndrome de la lengua suelta, y los que, sin negar lo anterior, exclamaban: ¡Que tres por ciento ni que ocho cuartos, el veinte, señor mío, el veinte por ciento de tajada! Pero la reacción más interesante fue la del propio Mas. Lo suyo habría sido poner cara de bueno y preguntar ¿De qué está usted hablando, presidente? En vez de eso, sentenció: Acaba usted de cargarse el estatuto. Y ahí empezamos a entender a qué están jugando M&M, Maragall y Mas.

No bien hubo alterado el fétido –y mutilado– porcentaje la paz del oasis, la fiscalía se puso a trabajar en la persona de José María Mena, viejo azote de Pujol. Hay toda una generación de fiscales con un olfato tremendo para las corruptelas políticas, siempre y cuando no las hayan organizado los socialistas. Ahí, nada: aunque se paseen junto al estercolero felipista del ministerio del Interior o de Agricultura, por el BOE, la Cruz Roja o el Banco de España, los convolutos de la embajada alemana o la merienda de negros del AVE, la Expo, las filesas y malesas, los roldanes o los cafelitos de miemmano. Nada. Es una especie de gripe del pollo, pero del Pollo del Pinar, que provoca anosmia selectiva, o sea, pérdida del sentido del olfato según quién hieda.

Ya he escrito aquí, y no voy a repetirme, que a CiU le conviene que fracase el estatuto. Precisamente ahora, entre Nochevieja y Reyes, el Juzgado de Instrucción número 3 de Barcelona ha admitido a trámite la querella de la fiscalía contra los aludidos por Maragall. El presidente de las ocurrencias ha invertido la situación a través del mensaje que le envió a Mas en una botella que lleva varios meses viajando por el mar de los tres poderes: no se trata de que tú te cargues el estatuto si empiezan a procesar convergentes, sino de que seguirán procesando convergentes si tú te cargas el estatuto. A Mas le deja dos opciones: o se suma a la estrategia tripartita y se olvida del poder durante unos años, o no se suma y empieza la gran venganza… y se olvida del poder durante unos años. Es lo que tiene ser vulnerable.

El primero en recibir va a ser Felip Puig, portavoz de CiU en el Parlament, cuyo jefe de gabinete en los días felices de la conselleria de Política Territorial, Ferran Falcó, acaba de ser imputado por varios delitos económicos. Falcó fue presidente de Adigsa, la empresa de la Generalidad para la cosa de construir y repartir tela. También está citado a declarar como imputado Josep Maria Penín, pariente de Felip Puig. Y seis personas más. ¿Más, Mas?

Estados Unidos y el liberalismo conservador
POR FRANCISCO RODRÍGUEZ ADRADOS DE LAS REALES ACADEMIAS ESPAÑOLA Y DE LA HISTORIA ABC 5 Enero 2006

... Da la impresión de que Europa es un continente cansado, donde la gente prefiere vivir bien y mirar a otro lado. Parece como si un gen desarrollado en aquellas derrotas (y en la del comunismo, en el Este) le hubiera infundido recelo y hasta cobardía. Y parece como si en España («una sociedad blanda», escribí aquí mismo) los posos de la guerra civil, que algunos remueven, pesaran todavía. Estados Unidos ha mantenido su antigua tradición de valor y olvidado su guerra civil...

ESTADOS Unidos es una nación difícil de comprender para los europeos. Estos admiran su poder militar y económico, su Ciencia y Tecnología -pero muchos la tildan de imperialista y opresora, no ven en ella la libertad e igualdad que, desde los padres fundadores, predican los norteamericanos de sí mismos. Y, al tiempo, allí han nacido todos los movimientos antisistema, de los hippies y los beatniks a los sit in juveniles. Y los EE.UU. dominan el mundo con el cine, la música y el show business, se extiende por todas partes su modo de hacer negocios, de vestir, de comer, de tantas cosas más.

Hay un movimiento de atracción hacia ellos, otro de rechazo. Pero los mismos fieles del antiamericanismo imitan a Norteamérica y envían allí a sus hijos.

Creen los americanos que representan la libertad y el futuro, es una cultura optimista. Mientras que fuera se habla de su decadencia, su aislamiento, su tiranía. En realidad, desde siempre, el que tiene el poder es admirado y odiado.

Por supuesto, yo no voy a entrar aquí en esta compleja madeja. Solo quiero quedarme en un aspecto de ella: el del liberalismo conservador. Viene, realmente, de los mismos orígenes: desde los emigrantes del Mayflower, desde la Declaración de Independencia, desde la Constitución de 1787 ¡antes de la revolución francesa!

Las trece colonias, cuando se unieron, se dieron, en efecto, una Constitución basada en los principios de libertad, igualdad y patriotismo. Estaban seguras de sí mismas. Sus fundadores no habían ido a convertir indios y amasar oro, sino a vivir independientes; no tenían a su frente una aristocracia y apenas dependían, en la práctica, de la Corona.

Representaban las colonias y los Estados Unidos que de ellas salieron -e pluribus unum- una nueva sociedad, basada en las ideas de la Ilustración francesa e inglesa y de la democracia inglesa. Estuvo dirigida por hombres cultos (Washington, Jefferson, Madison, Franklin) formados en la historia griega y romana.

La Constitución de 1787 ¡que sigue vigente! dio un modelo que aunaba el estado centralizado con los poderes de los diferentes estados. Así hasta ahora: nunca ha habido esos conflictos que aquí nos atormentan. Nadie exige eso que aquí nos exigen.

Fue una revolución diríamos que «detenida», en la que triunfó el bando moderado. No una revolución desbocada. Esa es la gran diferencia. En Europa, a partir de la Revolución Francesa, todo ha sido una alternancia entre revoluciones y reacciones contra ellas. No en Estados Unidos: la democracia como sistema para dirimir diferencias con ayuda de los votos, pero siguiendo las reglas de la legalidad, ha funcionado en términos generales. No ha habido, salvo mínimos intentos, radicalismos marxistas. Ni siquiera un socialismo democrático.

Todo el mundo conoce a EE.UU. por su espíritu abierto e innovador. Pero no siempre se ha subrayado convenientemente el liberalismo conservador americano. Es una continuación de una línea llegada de Europa, pero de la que Europa se desvió.

Y se mantuvo el patriotismo, hasta extremos que en Europa parecen casi infantiles, así en la exhibición de banderas y eslóganes patrióticos después del 11 de Septiembre. En tanto, en países como España e Italia las banderas, con alguna excepción solemne, se quedan para los partidos de fútbol. En un país con tantos sectores diferentes de población, todos ellos, quitando excepciones, han dado siempre muestras de patriotismo. Han servido a su patria y muerto por ella en todos los rincones del globo. Es como cuando Pericles decía que los antiguos valores tradicionales eran compatibles con la libertad.

Hay un sentido de unidad nacional, bien se vio tras el 11 de Septiembre. Solo la guerra del Vietnam lo hizo peligrar, la situación se salvó después. Ni siquiera los problemas raciales y posiciones populistas de Roosevelt, Kennedy y Johnson fueron obstáculo, ni tampoco la reacción conservadora de los ochenta. Las revoluciones que querrían algunas minorías, no encuentran el eco que necesitarían: domina el centro. Impensables las alianzas «a la española».

Los estadounidenses están orgullosos, con razón, de haber defendido su país y triunfado en las dos guerras mundiales. Y contra el comunismo. Por eso han reaccionado militarmente en varias ocasiones contra sus enemigos: en Vietnam, Afganistán o Irak. Con mayor o menor acierto y éxito. Con todo, han acabado con los talibanes y con Sadam Husein. Han hecho ver al mundo que no pueden ser objeto de burla; y, aunque penosamente, han hecho ganar terreno a la democracia en Afganistán e Irak. Una guerra perdida, la de Vietnam, no los ha hecho, en definitiva, retroceder en el Sureste asiático.

Yo pienso que su ofensiva contra Sadam Husein tenía sustancialmente razón, aunque irracionalmente se obstinaran en el tema de las armas de destrucción masiva. ¡De destrucción masiva era Sadam! Pero si Europa, ya por celos, ya por intereses económicos, no les hubiera abandonado, el problema se habría resuelto por sí solo. Todos tuvieron parte de culpa.

La civilización norteamericana es una civilización que confía en sí misma. Piensa en sus éxitos, en su riqueza, en su libertad. En los valores comunes que conserva. Por ello ha reaccionado tan fuertemente contra el terrorismo, sin escisiones internas. Esto produce envidia. Es mínima, en Estados Unidos (y en Inglaterra) la utilización de las desgracias nacionales con fines partidistas. Por ejemplo, en el momento del desastre de Nueva Orleáns, lo más que se criticó es la imprevisión e ineficiencia de la administración, la ausencia de los funcionarios. La tardanza de Bush en comprender la situación.

Aquí las desgracias comunes son aprovechadas políticamente. Habría que acostumbrarse a la idea de que los grandes accidentes son eso, accidentes, cosas que suceden. Nunca hay preparación contra ellos, cualquier Gobierno falla, tarda en recobrarse.

Pero quizá estas diferencias se explique por la historia. De un lado, porque Estados Unidos ganaron dos guerras mundiales y derrotaron al comunismo; Europa, salvo Inglaterra, las perdió (los demás frente a Alemania, Alemania luego) y si salió con bien de ellas y sacó, luego, provecho de la derrota del comunismo, a EE.UU. hay que agradecérselo (al Papa Wojtyla y a algunos europeos también). Nunca se amilanaron, siempre pusieron la unidad por delante de todo.

En suma, da la impresión de que Europa es un continente cansado, donde la gente prefiere vivir bien y mirar a otro lado. Parece como si un gen desarrollado en aquellas derrotas (y en la del comunismo, en el Este) le hubiera infundido recelo y hasta cobardía. Y parece como si en España («una sociedad blanda», escribí aquí mismo) los posos de la guerra civil, que algunos remueven, pesaran todavía. Estados Unidos ha mantenido su antigua tradición de valor y olvidado su guerra civil.

Objetivamente, sin ellos estaríamos bajo el poder de los sucesores de Hitler o de Stalin. Es la nación que más hace frente al terrorismo. Lo cual trae terribles inconvenientes para todos: pero los terroristas son los terroristas, no Bush, como dice alguien. Es injusto olvidarlo.

Muchos más elementos conservadores podrían añadirse: el florecimiento del asociacionismo, del ahorro, etc. Y el culto al héroe en tantos filmes americanos, de las películas del Oeste en adelante. Aunque caigan en el tópico del presidente que salva al mundo. Mejor que tanta miseria con cuya exhibición se regodean los directores españoles.

Por supuesto, hay mil cosas criticables en Estados Unidos, sus decisiones pueden aprobarse o no. Pero conservan las antiguas virtudes del prestigio del Estado, de la unidad nacional, del patriotismo, el valor y el heroísmo, la moralidad pública, la religión. Y la libertad sin revoluciones, enfrentamientos sociales ni separatismos.

Ya que está de moda exhibir sus defectos, no está de más, de cuando en cuando, mostrar sus virtudes y sus méritos. Siguen un antiguo modelo que funciona.

Sin ellos, Europa no habría resistido ni resistiría en situaciones límite. Debería reconocerse.

Legislatura de dos tiempos
Jorge Vilches Libertad Digital 5 Enero 2006

El Ejecutivo sabe que su política, o la organización del desgobierno que diría Alejandro Nieto, está desgastando su imagen y credibilidad. A pesar de lo cual, el Gobierno persevera en sus iniciativas. Esta firmeza socialista no se debe solamente a que el PP de Rajoy no despega en las encuestas. No. La razón es que el Gobierno ha ideado una legislatura larga, en dos fases.

La primera etapa de esta legislatura es, decía, la del desgaste. Zapatero y el PSOE están tomando decisiones y sosteniendo discursos que les granjean antipatías, abstención de su electorado y bronca entre sus filas. Han decidido que sea el tiempo de las decisiones controvertidas, duras, aquellas que generan una imagen negativa, pero que es posible disipar si las iniciativas se toman al principio de una legislatura larga. Sería un caso similar a la drástica reconversión que llevó a cabo el gobierno González en los dos primeros años de su mandato, y que no pasaron factura electoral, sino todo lo contrario. Así podía haberle ocurrido al PP si la guerra de Irak hubiera sido en el año 2001, y no al término del periodo Aznar.

Es una fase de desgaste, pero no completo. Las causas son varias. El PP no capitaliza la erosión del Ejecutivo, sus contradicciones, su vacuidad, su sometimiento a Carod Rovira. Las críticas se fijan precisamente en esto, en la relación con ERC, dando la apariencia de un socialismo esclavizado al capricho hilarante –o irritante, según el caso– de unos extremistas. Señalado el culpable –Carod y los suyos–, el PSOE se separará de él una vez quede pergeñado el Estatuto. Centrará así su imagen, su discurso populista y campanudo; volverá el oscuro Zapatero en tu televisión su sonrisa a colgar.

Y los republicanos catalanes lo saben, e intentan sacar el mayor provecho. Venden cara la renuncia a la declaración estatutaria de la nación catalana, trocándola por una mayor y más insolidaria autofinanciación. Conseguirán, también, saltarse el informe del Tribunal de Defensa de la Competencia en la operación de Endesa, so pena de retirarle a Maragall el apoyo en Cataluña. Y luego, sin bajarse del victimismo, recibirán los papeles de Salamanca con uno de esos actos de masas de afirmación nacional que tan bien escenificaba Mussolini, o Stalin en su Plaza Roja de Moscú.

Los socialistas necesitan prolongar la legislatura hasta el final, con el ánimo de que en una segunda fase de la misma se olvide la primera y recuperen su imagen. La ruptura con ERC será pública y sonora, en aras a lograr su libertad gubernamental y pedir el voto. Porque quieren anunciarse verdaderamente socialistas y españoles. Y Zapatero hará esa crisis de gobierno, esa remodelación que retire a esos ministros que nunca debieron serlo. Presentará un proyecto nuevo, con caras nuevas, y dirá: “Me debo a mi público”.

Ciudadanía, democracia deliberativa, republicanismo cívico, alianza de civilizaciones y patriotismo social sonarán de nuevo como señas de identidad de la izquierda de Zapatero. Una campaña de marketing puro, tan comercial como la de una marca de refrescos. Cobrará entonces sentido pleno, y verdadero, el aislamiento del PP. Y es que la jugada, esta legislatura de dos tiempos, agotada hasta el final, es, a poco que se administre bien, difícil de contrarrestar.

Nuevo desafío
Editorial ABC 5 Enero 2006

BATASUNA negocia con el Gobierno vasco la celebración, en un edificio de titularidad pública, de su autodenominado Congreso Nacional. Ni que decir tiene que el acto debe ser prohibido, aunque la complacencia que viene demostrando la Consejería de Interior no invita a pensar que vaya a ser así. Batasuna es una formación ilegal que, como ha recordado el Constitucional, no tiene posibilidad de tener vida jurídica ni puede disfrutar de los derechos propios de un partido político. Porque, como una parte más de una banda terrorista, está al margen de la ley, ya que así se ha determinado en los tribunales, y no puede ser rehabilitada por un ambiente supuestamente propicio de no se sabe qué o por expectativas optimistas de desavisados. El Gobierno no debe permitir que se consume este nuevo desafío al Estado de Derecho.

El PP debería preguntarse por qué
Román Cendoya  Periodista Digital 5 Enero 2006

Todo sigue igual. Igual de mal. Y lo mejor es que sucede ante la inconsciencia de todos. Un éxito del gobierno de Rodríguez es la resignación con la que se vive la política en España. Unos felices en su inconsciencia y otros resignados en su impotencia. Las encuestas indican que la desafección respecto de la clase política comienza a ser masiva y generalizada. El PSOE sigue bajando en un momento en el que tenía que estar en el máximo de valoración y de reconocimiento y el PP sigue igual que hace casi dos años. Soraya Saenz de Santa María ha afirmado, acerca de la situación del PSOE, que “no se puede pretender engañar a la ciudadanía”. Tiene razón. Y por eso el PP no despega. El Partido Popular debería comenzar el año realizando una profunda reflexión sobre su política y su forma de actuar. La pregunta que debería hacerse es: ¿Qué está sucediendo para que, con un gobierno en caída libre y una situación como la actual, los ciudadanos no vean al Partido Popular como alternativa política y con capacidad de liderazgo? Quizás, como a los ciudadanos no se les puede engañar, éstos han detectado que la política que está llevando a cabo el Partido Popular es errática e inconsecuente. El resultado de las encuestas es el retrato de un fracaso.

El PSOE cae debido a su nefasto gobierno. Pero los ciudadanos siguen pensando que el PSOE es el partido mejor preparado para gestionar todo. Posiblemente, el problema del PP radique en que los que marcan la línea política de no liderazgo de Mariano Rajoy, muy por debajo en la valoración con respecto a Rodríguez, sean esa camarilla de “tecnócratas descreídos”, tácticos de la política, que anteponen la comodidad a los principios y a la ideología, o sea, los Piqués, los Arriolas y algunos más. Así les va.

Quizás sea oportuno recordar que la política de perfil bajo, adoptada en la campaña electoral de 2004, supuso un fracaso que, aderezado con las bombas, hizo perder las elecciones al PP. Pero el atentado del 11M no puede tapar que el PP perdió 10 puntos de intención de voto en cuatro meses. El “genial” sociólogo sigue al frente y la política que triunfa en Génova es la del disfraz de “lagarterana” de Piqué. El mejor ejemplo de ello es el PP de Cataluña y su actuación ante la propuesta de reforma del Estatut de Catalunya. Entre el “genio de la sociología” de origen ideológico perfectamente conocido y el líder político, con el mismo origen ideológico, el destrozo está garantizado. Pero parece que no importa. El PP en Cataluña se sigue hundiendo, pierde representantes en favor de CiU, al que teóricamente iba a quitar votos, y puede llegar a convertirse en la última fuerza política. Conseguir la intrascendencia en Cataluña está además contaminando la política del PP en el resto de España. Ante la llegada de la mitad de la legislatura y en un año no electoral, el Partido Popular debería preguntarse por qué su situación es la que se refleja en las encuestas y si debería cambiar algo. Yo creo que sí.

Oriente Medio
2006 en Irak
GEES Libertad Digital 5 Enero 2006

Las buenas noticias no son noticias y menos si vienen de Irak y contradicen el derrotismo de todos cuantos criticaron o se opusieron a la intervención militar para derrocar a Saddam. El camino desde marzo de 2003 no ha sido fácil, ninguna guerra lo es y aunque todavía queda mucho por sufrir parece que eso que el afamado estratega prusiano Karl von Clausewitz llamaba el “punto culminante de la guerra” ha sido ya alcanzado. Clausewitz llamaba así al momento, normalmente una batalla, que decidía el curso del conflicto, el punto que hacía irremediable que un bando fuera el vencedor y el otro el vencido.

Clausewitz hablaba de batalla determinante porque su guerra era una guerra clásica, de ejércitos profesionales enfrentados unos a otros en pleno campo de batalla. Lo que hoy existe en Irak es otra cosa y no hay que esperar una batalla decisiva. Con todo, ese punto culminante podría haberse alcanzado con las elecciones del 15 de diciembre, aunque nadie haya sabido verlo hasta ahora. Tampoco se supo entender en su momento la importancia de El Alamein. Ha sido con todas las de la ley una batalla política. Con la característica nada desdeñable no sólo de una muy alta participación popular, a pesar del clima de violencia existente, sino, sobre todo, con una fuerte participación sunní en las provincias centrales. Se puede interpretar este dato como se quiera, puesto que las dos formaciones sunnís defienden parte del ideario político que maneja parte de la insurgencia, pero hay algo que no se puede negar: que parte de la población sunní ha comprendido y aceptado que sus intereses estarán mejor defendidos a través del proceso político que con las armas de la guerrilla. Y muchos menos con los camiones bombas de Al Zarqawi.

El coronel y analista de defensa norteamericano Robert H. Scale ha avanzado una métrica para poder seguir las implicaciones de ese punto culminante en Irak. Aunque la violencia y sus víctimas están decreciendo en términos absolutos a o largo del país, para él es importante mirar qué pasa en la capital, Bagdad. Bagdad sería para él el centro de gravedad del conflicto actual por emplear terminología clausewitziana. Pero lo que habría que mirar en realidad es el grado de control por parte de los propios iraquíes sobre su seguridad en Bagdad. Más aún, según Scale, cuanto más pase a manos de la policía y menos se gestione por las fuerzas armadas, más evidente será el camino de la victoria. En ese sentido, gran parte de los esfuerzos americanos para entrenar, dotar y preparar a las fuerzas de seguridad del gobierno de Irak serían más que relevantes. Y de hecho, el cambio en el énfasis de cómo lograr acelerar el proceso de generar más capacidad iraquí, puesto en marcha tras los fiascos de mitad del año pasado, podrían estar ya dando sus frutos.

Por último, el punto culminante se habría cruzado el pasado día 15 porque las expectativas de una victoria de la insurgencia se habrían evaporado. La victoria sobre sus elementos puede que se haga esperar y seguro que será un camino jalonado de dolor y muerte, pero pocos creen ya en la debilidad del nuevo proceso político abierto en el Irak post Sadam. Los problemas vienen de otros sitios, no de Al Qaeda y de los fieles al sadamismo, auténticos deshechos del pasado

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

AMIGO PERSONAL DE "EL CHINO"
El detenido por asesinar a un joven en la discoteca Joy Eslava participó en la venta de explosivos del 11-M
Rachid Taichi, detenido por el asesinato de Roberto García Grimaldo en la discoteca Joy Eslava de Madrid el 26 de diciembre, tiene al menos 17 antecedentes, siete identidades falsas y dos reclamaciones judiciales. Pero lo más grave y sorprendente, según informa este jueves el diario El Mundo, es que asistió en diciembre de 2003 a la reunión en la que se pactó la compra de los explosivos empleados en el 11-M. Taichi es marroquí y por su juventud –23 años–, era conocido como “El Chico” o “El Niño” por Jamal Ahmidan, “El Chino”, y sus compañeros terroristas islamistas.
Libertad Digital 5 Enero 2006

La reunión en la que se pactaron los detalles de la compra de los explosivos que más tarde fueron supuestamente utilizados en los atentados del 11-M se celebró en un McDonald´s de Madrid y en ella, además de Rachid Taichi, estuvieron presentes “El Chino”, Emilio Suárez Trashorras, Antonio Toro y su hermana Carmen, el clan de Avilés.
Según informa este jueves el diario El Mundo, en este encuentro, al que también asistió el confidente de la Guardia Civil Rafa Zouhier, se pactó el intercambio de dinamita (Goma 2) por hachís y dinero. Semanas antes, los terroristas islamistas y los miembros de la trama asturiana ya habían mantenido otra reunión en el distrito madrileño de Carabanchel.

Expulsado de España, regresó con docuementación falsa
Rachid Taichi cumplió condena por el atropello de unos policías. El pasado mes de abril fue expulsado de España. En este sentido, el 4 de abril del año pasado, el diario El Mundo reveló que Rachid iba a ser expulsado de España sin que el juez de la Audiencia Nacional que investiga los atentados, Juan del Olmo, le hubiera tomado declaración. Sabido esto, su defensa pidió a Del Olmo que retrasara la expulsión para que pudiera prestar declaración sobre asuntos relacionados con la banda de “El Chino”. El juez confirmó 35 días después que Rachid Taichi ya había sido expulsado.

Poco después decidió volver a España con documentación falsa y continuó con sus actividades delictivas. Además, el 6 de septiembre de 2005, Rachid Taichi agredió con un hacha a un joven magrebí en Leganés, hiriéndole de gravedad. Después, Taichi saltaría de nuevo a las portadas de los medios de comunicación cuando en la madrugada del 26 de diciembre apuñaló en la discoteca Joy Eslava de Madrid a Roberto García Grimaldo, que murió poco después.
La Policía arrestó a Rachid en el Parque de Atenas tres días después junto a su novia, una española llamada Laura. Pronto se descubrieron los antecedentes de Rachid, que había sido detenido en 17 ocasiones en España y tenía pendientes dos reclamaciones judiciales. En estos momentos se encuentra en prisión y la Audiencia Nacional podrá tomarle declaración en relación con el 11-M.

EL 85% PIENSA QUE SÓLO LOS JUECES PUEDEN CERRAR UN MEDIO
La mayoría de los españoles considera que el informe del CAC contra la COPE vulnera la libertad de expresión
Una amplia mayoría de los ciudadanos, el 63,4 por ciento, cree que el dictamen del Consejo Audiovisual de Cataluña contra la COPE supone una vulneración de la libertad de expresión, algo en lo que están de acuerdo los votantes del PP y del PSOE. También se ponen de acuerdo simpatizantes de ambos partidos al considerar, con un amplísimo margen del 84,4 por ciento, que sólo los jueces deben tener la capacidad de acallar un medio de comunicación. Los datos de la encuesta de El Mundo concuerdan con el alto apoyo recibido por el Manifiesto COPE presentado en Bruselas.
Libertad Digital 5 Enero 2006

El sondeo publicado este jueves por el diario El Mundo preguntaba a los ciudadanos sobre el CAC y los poderes que le ha otorgado la Generalidad de Cataluña. Así, un 84,8 por ciento de los ciudadanos se mostraba en contra de que el poder político (el director del Consejo es nombrado directamente por el Gobierno catalán) tuviera poder para silenciar a un medio de comunicación y consideraban que dicho poder debería estar en manos sólo de los tribunales. Según el sondeo, elaborado por Sigma Dos, los votantes del PP y el PSOE están de acuerdo en esta cuestión.

Los encuestados se pronunciaron también, en concreto, por el informe del CAC sobre la COPE en el que consideraban que la emisora violaba los límites constitucionales con sus informaciones, que supondrían una vulneración de la libertad de expresión. Según los españoles, quien vulnera la libertad de expresión es el CAC con dicho dictamen. Nada menos que un 63,4 por ciento piensa que el Consejo es quien se salta dicho derecho, con acuerdo también entre electores de todo el espectro político, aunque con diferencias. Los apoyos a esta tesis son menores entre los votantes socialistas (56 por ciento), mientras que los populares la sostienen en casi un 80 por ciento.

Las diferencias más importantes se producen cuando la pregunta se hace más general. Pese a la oposición que suscita el CAC, un 41,2 por ciento opina que es correcto que el Gobierno de Zapatero cree un órgano similar, capaz de juzgar sobre la veracidad de las informaciones. Sigue siendo mayoría, sin embargo, quienes creen que no se debería crear un consejo estatal (44 por ciento). Las diferencias se acentúan considerando la adscripción ideológica de los votantes, pues la mayoría de los simpatizantes del PP se muestran en contra de la medida mientras que los que apoyan al PSOE están a favor del nuevo organismo.

Explotan dos artefactos explosivos en el Parador de Sos del Rey Católico en Zaragoza
Zaragoza. Agencias ABC 5 Enero 2006

Dos artefactos de escasa potencia han hecho explosión esta mañana en el Parador nacional de Sos del rey Católico, uno a las 8, 02 y el segundo pocos minutos después, según han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón.
Ambos artefactos estaban colocados en el exterior del parador. El que explosionó primero se encontraba junto a una puerta de acceso, mientras que el segundo había sido colocado al lado de un repetidor de telefonía móvil.

El alcalde de Sos del Rey Católico, José Ignacio Machín, ha manifestado que el artefacto que ha hecho explosión esta mañana en el Parador nacional de esta localidad, sobre las 8, 00 horas, ha causado sólo algunos daños materiales, como rotura de cristales. Los vecinos están bastante tranquilos, con la lógica preocupación en estos casos. Machín indicó que "sobre las 8, 00 horas he oído una explosión. Cuando he llegado al lugar la Guardia Civil había acordonado la zona. Al parecer, los daños materiales son de poca importancia y se está investigando donde estaba colocado el artefacto". El parador estaba cerrado por vacaciones.

Un comunicante anónimo que afirmó hablar en nombre de la banda terrorista ETA alertó a las 7, 27 horas de hoy, jueves, a la asociación de ayuda en carretera DYA en San Sebastián (Guipúzcoa) de que estallaría una "bomba" entre "las 8, 00 y las 8, 30 horas" en el parador nacional de Sos del Rey Católico (Zaragoza), confirmaron a Europa Press fuentes de la DYA. El artefacto explotó a las 8, 02 horas.

Algunos vecinos de Sos han manifestado que oyeron una fuerte explosión sobre esa hora.

LENGUAJE
El "Diccionario Histórico de la Lengua" reconstruirá el pasado de más de 120.000 palabras
El "Diccionario Histórico de la Lengua Española", en sus primeros quince años, reconstruirá el pasado de más de 120.000 palabras y facilitará la comprensión adecuada de los textos de otros siglos.
EFE. Madrid Heraldo de Aragón 5 Enero 2006

| La Real Academia Española pone en marcha estos días uno de sus proyectos más ambiciosos, el "Diccionario Histórico de la Lengua Española", que en su primera etapa, de quince años de duración, reconstruirá el pasado de más de 120.000 palabras y facilitará la comprensión adecuada de los textos de otros siglos.

El director de este proyecto, el académico salmantino José Antonio Pascual, afirma que esta obra "es esencial", porque sin ella el español sería "una lengua de segunda", y destaca el elevado grado de colaboración que la Academia está encontrando en instituciones extranjeras y españolas relacionadas con este tipo de proyectos.

Esta gran obra, que tendrá unos doce volúmenes y que podrá consultarse en internet, cuenta con el apoyo expreso del Gobierno y la financiación de la misma procederá en buena medida de los fondos estatales, a razón de 1,2 millones de euros al año.

Preguntas y respuestas
¿Cuándo la palabra "talento" en español adquiere el significado de inteligencia y no de voluntad? ¿En qué siglo entra el galicismo "duela" para referirse a las tablas de las cubas de las bodegas? Si las imágenes eran de "palo" en el XVI y en la época de Galdós se hablaba de "escalera de palo", ¿cuándo esa voz ha ido perdiendo el valor de madera, salvo en expresiones como "cuchara de palo" o "en casa del herrero, cuchillo de palo"?.

Todas esas preguntas encontrarán debida respuesta en el nuevo Diccionario Histórico que la RAE empieza a elaborar ahora. Reflejará la evolución del significado del conjunto de palabras de la lengua española desde el siglo IX, en el que los textos latinos ya contenían voces en romance, hasta nuestra época.

En la actualidad se habla de "aderezar la ensalada", pero no se adereza una persona para salir a la calle. Sí se hacía en el XIX, y en el XVIII "te aderezaban la cama". El Quijote "aderezaba la lanza" y en tiempos de Cervantes "aderezaban los caminos", comenta Pascual, coautor, junto con Joan Corominas, del "Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico".

El nuevo proyecto de la Academia permitirá saber cuándo dejaron de usarse determinadas voces y surgieron otras, y dará información sobre la evolución de los sinónimos. Así se verá que la expresión "tener lugar, tan empleada hoy día, ha ido sustituyendo a verbos como "suceder", "ocurrir", "acontecer" o "acaecer". "Sin una obra como ésta no se puede entender nuestra literatura y, también, los usos actuales de las palabras", añade el académico, quien ilustra su afirmación con otro ejemplo: "Ahora se "despegan los labios", pero en el Quijote "se desplegan" porque "desplegar" significaba "desclavar".

El nuevo Diccionario se hará en colaboración con las demás Academias de la Lengua de los países de habla hispana. "No se podría concebir esta obra sin la contribución de las Academias", porque hay que reflejar en él "la evolución del español en América", señala Pascual.

Proyecto panhispánico
Será por tanto "un proyecto panhispánico" como todos los que ha desarrollado la Real Academia Española en los últimos años, desde el Diccionario académico, hasta el de Dudas, publicado recientemente, o la nueva Gramática, que verá la luz en 2007.

El de ahora, es el tercer intento de sacar adelante el Diccionario Histórico. El primero fue antes de la Guerra y la idea partió de Menéndez Pidal. Después de la contienda, se encargó Rafael Lapesa de retomar el proyecto, pero "como los medios eran muy limitados", señala Pascual, sólo llegaron "hasta casi el final de la letra "A" e iniciaron también dos fascículos de la "B"".

El gran Banco de Datos de la Academia, en especial el Corpus Diacrónico del Español, es la fuente principal que se utilizará para el Histórico. De los 300 millones de registros con que cuenta el CORDE, se preseleccionarán 50 millones, que será el número de palabras que barajen los expertos para elaborarlo.

José Antonio Pascual lleva ya un tiempo liberado de sus tareas docentes (es catedrático de Lengua Española) para dedicarse de lleno a la preparación de esta obra, pero es en estos primeros días de enero cuando lanzará "una "opa" hostil", dice bromeando, y comenzará a seleccionar a los veinte especialistas que participarán en esta primera fase. En cuatro meses espera que "el equipo esté funcionando".

El académico subraya la colaboración que está encontrando en los responsables de los diccionarios históricos de países como Gran Bretaña e Italia, que han mostrado "una disponibilidad total" ante las consultas planteadas y "han abierto sus puertas" para enseñar cómo los han hecho. "La palabra colaboración es fundamental. No ha habido nadie que nos la haya negado", desde el Instituto de Estudios Catalanes hasta la universidad alemana de Heidelberg o las españolas de Deusto, León, La Coruña o Salamanca, entre otras.

El otro CAC, en Navarra
Periodista Digital 5 Enero 2006

Daniel Forcada (PD).- Cataluña fue la primera comunidad española en tener un Consejo Audiovisual. Tras ella, la Comunidad Foral de Navarra lo creó en 2001. Presidido por Ramón Bultó, el Consejo Audiovisual navarro está compuesto por siete miembros elegidos entre el Parlamento de Navarra y el Gobierno foral. Su finalidad es la de velar dentro de la región por los contenidos del sector audiovisual, el pluralismo de los medios, la objetividad y transparencia de la información y el cumplimiento de la misión de servicio público de los distintos medios audiovisuales.

Pese a tener capacidad sancionadora, el Consejo Audiovisual de Navarra no ha castigado a ningún medio en todo el tiempo que lleva funcionado. Su misión de centra en regular la publicidad y el patrocinio televisivo, la defensa de los intereses de los usuarios, especialmente, de los menores, y el fomento del desarrollo de determinadas producciones. Por ejemplo, obliga a que las operadoras de televisión reserven el 10% de su emisión anual a la difusión de obras audiovisuales navarras.

La Ley Foral por el que se creó establece una distinción entre infracciones leves, graves y muy graves. Y, entre las cuestiones que considera graves, cita la violación, declarada en resolución firme, de la normativa vigente sobre el derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen, del derecho de rectificación y de la distribución de espacios entre los grupo políticos y sociales. Borja Mora-Figueroa, gerente del Consejo Audiovisual navarro, explica que la diferencia con el de Cataluña está en que el navarro solo actúa después de que haya una resolución judicial firme:

"La ley navarra y la catalana se parecen, según cómo se mire. Nuestra misión fundamental es la de garantizar y velar el cumplimiento de los derechos constitucionales, entre ellos el derecho a la información o la protección del honor. Pero el Consejo Audiovisual de Navarra solo actúa si hay una resolución judicial, penal o civil, que establezca que se ha vulnerado, por ejemplo, el honor. Nosotros velamos por esos derechos, pero no juzgamos sin antes una resolución civil o penal".

Las infracciones graves están castigadas con multa de entre 30.000 euros a 90.000 euros y pueden acarrear también la suspensión de las emisiones o de una parte de la programación por espacio de un mes como mínimo. Por su parte, las infracciones consideradas muy graves están sancionadas con multas de entre 90.000 y 300.000 euros y la posible suspensión de la licencia. En caso de reincidencia, la ley establece la revocación de esa licencia sin que el medio tenga derecho a indemnización alguna. El Consejo cuenta también con una Oficina de Defensa de la Audiencia que persigue que los navarros participen en la consecución de unos medios de calidad.
 

LOS ENIGMAS DEL 11-M
Por Luis del Pino Libertad Digital  5 Enero 2006 
Falk AdSolution
Veíamos en el capítulo anterior que existen diversos detalles disonantes en la historia oficial de los sucesos de Leganés: la falta de vainas de cartuchos, la aparición de dos cadáveres con Goma-2 sin explotar, la aparición de otro cadáver con los pantalones al revés,...
 
No son los únicos detalles que apuntan a que algo no cuadra en ese "final oficial" del 11-M. Ni tampoco los más importantes.
 
Treinta y cinco dedos
El análisis de los informes contenidos en el sumario nos proporciona algunas respuestas interesantes, pero revela también varios datos sorprendentes. Para empezar, ¿cómo hemos podido saber cuántos terroristas murieron en Leganés y cuáles eran sus identidades? Muy sencillo: los análisis de ADN permitieron identificar 7 perfiles genéticos distintos, lo que quiere decir que allí había 7 presuntos terroristas.
 
En cuanto a las identidades, cuatro de los terroristas fueron identificados de forma muy simple: por sus huellas dactilares. En términos técnicos, la toma de huellas dactilares de un muerto se denomina necrorreseña. Esos cuatro terroristas estaban muertos, sí, pero eso no impidió tomarles las huellas y compararlas con las existentes en las bases de datos policiales. Y así se hizo, porque se encontraron 35 de los 40 dedos de las manos de esos cuatro terroristas. En concreto, gracias a esas necrorreseñas se pudo identificar a El Tunecino, a El Chino, a Abdenabi Kounjaa y a Anuar Asrih Rifaat.
 
¿Y por qué no se identificó a los otros tres terroristas de la misma manera? Pues, y aquí viene lo sorprendente, porque de los otros tres terroristas no se encontró dedo alguno. ¿Dónde fueron a parar los dedos de los dos hermanos Oulad Akcha y de Allekema Lamari?
 
Comprendo que, tras aquella explosión, los restos de algunos de los terroristas quedaran destrozados y podría entender que de esos terroristas sólo hubieran aparecido unos pocos dedos, pero me parece raro que desaparezcan los 30 dedos de esos tres terroristas.
 
Desde un punto de vista teórico, sería perfectamente posible que en la explosión quedaran volatilizados todos los dedos de esos tres terroristas. Pero es que, si nos vamos al informe de análisis de huellas dactilares de los objetos encontrados en el piso, nos tropezamos con una curiosa casualidad: en los objetos de aquel piso se encontraron las huellas dactilares de "los 4 terroristas con dedos", pero tampoco aparece ni una sola huella de "los 3 terroristas sin dedos".
 
Es decir, de esos tres terroristas no apareció ningún dedo después de muertos, pero es que tampoco dejaron ninguna huella dactilar antes de morirse. Puedo aceptar que sus manos se volatilizaran como consecuencia de la explosión, pero ¿tampoco tocaron nada antes de que el piso saltara por los aires?
 
El análisis de huellas
Ese análisis de las huellas dactilares de los objetos encontrados en el piso arroja más resultados curiosos. Además de las huellas de los 4 terroristas con dedos, se encontraron las huellas de otras 12 personas en los libros y documentos rescatados del piso.
 
Entre esas doce personas cuyas huellas aparecieron en el piso están las de Safwan Sabagh (de quien hemos sabido por El Mundo que trabajaba como agente para el CNI) y las de Mustafá Maimouni (el cuñado de El Tunecino).
 
Que aparezcan en el piso las huellas de ese colaborador del CNI es llamativo, pero todavía lo es más que aparezcan las de Mustafá Maimouni, porque el cuñado de El Tunecino está en la cárcel en Marruecos desde el año 2003, por su presunta implicación en los atentados de Casablanca. Teniendo en cuenta que el piso de Leganés fue alquilado en marzo de 2004, es absolutamente imposible que Mustafá Maimouni hubiera podido estar nunca en ese piso. Entonces, ¿cómo aparecen allí sus huellas?
 
Pues muy sencillo: todas las huellas identificadas en el piso se encontraron en una serie de libros de contenido islámico y en una serie de documentos recogidos después del estallido del piso. Que aparezcan en esos libros las huellas del cuñado de El Tunecino indica, simplemente, que alguno de esos libros pasó por las manos de ese individuo en algún momento del pasado, antes de su detención a mediados de 2003.
 
Misterio explicado. Pero claro, esto nos lleva a una conclusión que resulta preocupante: si la presencia de las huellas de Mustafá Maimouni no implica que ese individuo estuviera nunca en el piso, ninguna de las otras huellas encontradas en esos libros o documentos implica necesariamente que sus propietarios estuvieran alguna vez en ese piso. Es decir, que el valor probatorio de esas huellas encontradas en el piso es completamente nulo a la hora de determinar quién estuvo o no estuvo en Leganés.
 
El asunto de las huellas plantea, además, otras dudas interesantes. ¿Cómo es posible que no aparecieran huellas de los siete terroristas muertos en otros objetos recogidos después de la explosión? En concreto, ¿por qué no aparecen huellas de esos terroristas en los dos subfusiles con los que supuestamente estuvieron disparando durante horas? ¿Utilizaron guantes? ¿Para qué?
 
Las autopsias
Quizá alguno de los lectores se esté preguntando a qué viene dar tantas vueltas a si los terroristas aparecieron con dedos, o con los pantalones puestos al revés, o con explosivos sin detonar en la cintura. En el artículo anterior nos preguntábamos, por ejemplo, cuántos terroristas estaban vivos antes de que ese piso volara por los aires. Pero ¿acaso no es absurda esa pregunta? Las cosas deberían ser mucho más fáciles: bastaría con acudir a las autopsias de esos terroristas para despejar cualquier duda.
 
El problema, sin embargo, al intentar hacerlo, es que esas autopsias no existen: nadie hizo la autopsia a esos presuntos terroristas muertos en Leganés. Mientras que a las víctimas mortales del 11-M se les practicó la autopsia el propio 11 de marzo (lo que permitió determinar que no había terroristas suicidas entre los muertos), nadie hizo lo propio con esos islamistas que nos dicen que se inmolaron.
 
Resulta curioso cómo la recolección de pruebas e informes periciales en el 11-M ha estado supeditada desde el principio al mantenimiento de la versión oficial. ¿No dice la versión oficial que la mochila de Vallecas era una de las mochilas de los trenes? Entonces, ¿para qué molestarse en analizar los destrozos de los vagones con el fin de determinar el tipo de explosivo?
 
De la misma manera, ¿no dice la versión oficial que esos terroristas de Leganés se suicidaron en torno a las nueve de la noche, haciéndose estallar? Entonces, ¿para qué molestarse en hacer una autopsia con el fin de determinar la hora de la muerte y la causa de la misma?
 
La despedida
Existen otros indicios que apuntarían a la hipótesis de la inmolación de esos siete terroristas. Encontramos, por ejemplo, una carta de despedida escrita por uno de esos terroristas, Abdenabi Kounjaa, en la que habla a su familia de su decisión de acometer la misión que Alá le había encomendado. Esa carta fue enormemente aireada por algunos medios de comunicación como "demostración" de la determinación suicida de esos terroristas. Esa despedida que Abdenabi Kounjaa escribe a su familia comienza así:
 
Para mi mujer.
Tu marido ha vivido anhelando este trabajo. Gracias a Dios que me guió en este camino y te digo que ya no te hace falta pensar en venir a España y agradece a Dios el estar bien con tu familia. No te apenes de mí y asegúrate de que tus hijos aprendan el libro de Dios y la sunna de su profeta, hasta que te encuentres con él.
Quiero que sepas con seguridad que yo no dejé a mis hijos por capricho mío sino por una decisión de Dios, todo poderoso, y consulta la sura de ALTAUBA (el arrepentimiento), el versículo "si vuestros padres fueran..."
 
Esta carta, escrita en árabe, es bastante larga y el lector puede ver la última de sus hojas en la Figura 1. Fue redactada antes de la explosión del piso de Leganés y parecería apuntar a que aquellos siete terroristas estaban dispuestos a la inmolación en su particular guerra sangrienta contra la infiel España.
 
Sin embargo, como casi todo en el 11-M, es muy posible que las cosas no sean lo que parecen.

Figura 1: La carta de Abdenabi Kounjaa

Figura 1: La carta de Abdenabi Kounjaa
 

La firma del asesino
Para empezar, resulta peculiar el modo en que aparece esa carta. El día 10 de mayo de 2004 (un mes después de los sucesos de Leganés), la Policía detenía a una persona llamada Saed El Harrak y se incautaba de las pertenencias que dicha persona tenía depositadas en la empresa de encofrados en la que trabajaba. Y, casualmente, en el bolsillo lateral de una bolsa de viaje de esa persona aparece esta carta con (según nos dicen) las huellas dactilares y la firma de Abdenabi Kounjaa.
 
Sin embargo, hay algo raro en esa firma. Disponemos de otro documento firmado por Abdenabi Kounjaa (su permiso de residencia), que el lector puede ver en la Figura 2.

Figura 2: Ficha de Abdenabi Kounjaa

Figura 2: Ficha de Abdenabi Kounjaa
 

Comparemos ambas firmas. Las figuras 3 y 4 muestran las correspondientes ampliaciones.

Figura 3: Firma de la ficha

Figura 3: Firma de la ficha

Figura 4: Firma de la carta

Figura 4: Firma de la carta

Según la Policía, ambas firmas (en las que se distingue el principio del apellido Kounjaa) corresponden a la misma mano. Que cada uno juzgue por sí mismo, pero mi impresión personal es que ambas firmas se parecen como un huevo a una castaña.
 
De todos modos, lo verdaderamente extraño no es que las dos firmas no sean completamente iguales. Como veremos a continuación, lo verdaderamente extraño es justo lo contrario: que las firmas no sean completamente diferentes.
 
La gran farsa
Los árabes no sólo escriben en árabe, sino que también firman en árabe. Cuando un marroquí como Kounjaa llega a España, se ve forzado a inventar una nueva firma con caracteres latinos para sus documentos oficiales, porque en España utilizamos el alfabeto latino, pero esa persona seguirá conservando su firma original en árabe. A partir de ahí, esa persona utilizará su firma en caracteres latinos para comunicarse con las personas no árabes y para todos los documentos de carácter oficial españoles, mientras que reservará su firma original en caracteres árabes para los documentos oficiales de su país natal, para comunicarse con otros árabes y, especialmente, para comunicarse con sus familiares y amigos árabes.
 
Ningún árabe escribiría en árabe su carta de despedida a su familia de Marruecos para luego firmarla en caracteres latinos. Lo que haría sería utilizar su firma árabe original. Especialmente en su carta de despedida a su familia.
 
De hecho, esa carta en árabe tiene una firma en árabe, en la que se lee "Abdullah". ¿Quién añadió entonces la firma latina de Abdenabi Kounjaa a esa carta escrita en árabe, y con qué propósito? ¿Estamos ante un episodio más de ese inmenso y chapucero teatro que es la versión oficial del 11-M?
En el próximo capítulo: La busca

Recortes de Prensa   Página Inicial