AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 25 Febrero  2006
MANIFIESTO TRAS LA PROTESTA
elmundo.es  25 Febrero 2006

Motivos para una manifestación
Editorial ABC 25 Febrero 2006

La mayoría resistente tras la AVT
Enrique de Diego  elsemanaldigital 25 Febrero 2006

El final de este principio
CARLOS MARTÍNEZ GORRIARÁN  ABC  25 Febrero 2006

Señor presidente (carta apócrifa de una víctima del terrorismo)
LAURA CAMPMANY ABC 25 Febrero 2006

VÍCTIMAS POR SER ESPAÑOLES
SANTIAGO ABASCAL ABC 25 Febrero 2006

EN HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS
Editorial minutodigital 25 Febrero 2006

Del corazón de Europa al de La Caixa
EDITORIAL Libertad Digital 25 Febrero 2006

«Ahora más que nunca, con las víctimas»
E. Fuentes / D. Mazón La Razón 25 Febrero 2006

Más de 1.400.000 personas contra la negociación con ETA
Libertad Digital 25 Febrero 2006

«Por ellos, por todos, ...en mi nombre no»
Agencias ABC 25 Febrero 2006

Multitudinaria manifestación de la AVT y el PP en contra de la negociación con ETA
PALOMA D. SOTERO elmundo.es  25 Febrero 2006

Empresas objeto de la última ofensiva de ETA habían denunciado hasta tres veces la extorsión
J. PAGOLA ABC 25 Febrero 2006

FRANCISCO JOSÉ ALCARAZ: Habrá vencedores y vencidos
Minuto Digital 25 Febrero 2006

«Hemos sufrido la muerte física de nuestros familiares y ahora pretenden nuestra muerte civil»
Israel Cuchillo Periodista Digital 25 Febrero 2006

ADHESION A MANIFESTACIÓN AVT
www.convive.net  25 Febrero 2006

Claudio Magris: «El peligro de Europa está en la fiebre de los nacionalismos»
Goyo García Maestro La Razón 25 Febrero 2006

El PNV y EA reparten libros a favor del PCTV y contra el PP en nueve escuelas de Álava
J. Arias Borque La Razón 25 Febrero 2006

Denuncian el reparto de libros en colegios con versos en los que se ataca al PP y a los que no hablan euskera
Agencias Libertad Digital 25 Febrero 2006

Castellano y japonés
Cartas al Director El Correo 25 Febrero 2006

MANIFIESTO TRAS LA PROTESTA
AVT: 'Equiparar a víctimas y verdugos es consentir que vuelvan a disparar el cadáver de los asesinados'
elmundo.es  25 Febrero 2006

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, José Alcaraz, ha destacado tras la manifestación contra la política antiterrorista del Gobierno que "equiparar a víctimas y verdugos es consentir que los terroristas vuelvan a disparar sobre el cadáver de nuestros familiares asesinados". "No se les puede premiar porque lleven 1.000 días sin matar", ha añadido.

Éste es el manifiesto íntegro:

"Excelentísimas e Ilustrísimas autoridades, queridos amigos, señoras y señores, buenas tardes a todos.

En primer lugar quisiera agradecerles el sacrificio que han hecho todos y cada uno de ustedes para acompañarnos en esta fría tarde.

Hoy es un día muy importante para todos los que aquí nos encontramos, porque vamos a decirle a los asesinos, a sus cómplices, a los que los justifican y a los que comparten proyectos con ellos, que hoy ¡ESTAMOS EN EL PRINCIPIO DEL FIN! PERO… EN EL PRINCIPIO DEL FIN DE LA IMPUNIDAD DE LA QUE ETA Y SU ENTORNO VIENEN GOZANDO EN ESTOS ÚLTIMOS AÑOS.

HOY LA ESPERANZA ES PARA LAS VÍCTIMAS Y PARA TODA LA SOCIEDAD ESPAÑOLA YA QUE TENEMOS DERECHO A VIVIR EN LIBERTAD SIN MIEDO Y SIN TERROR.

Hoy es el día en que la razón, el sentido común, la defensa de la Memoria, la Dignidad y la Justicia de todas las víctimas del terrorismo nos dice que no debemos permitir por un día más que el Gobierno se arrodille ante ETA.

Así nos lo exige el sufrimiento de miles de familias. Así nos lo exige el sacrificio de las personas que día a día se juegan la vida en la comunidad autónoma vasca. Así nos lo exige la encomiable labor de los jueces, fiscales y Cuerpos de Seguridad del Estado. Así nos lo exige en definitiva toda la sociedad española.

Permitir que el mal llamado proceso de paz se proclame sin vencedores ni vencidos, es decir, que equiparen a víctimas y verdugos es consentir que los terroristas vuelvan a disparar sobre el cadáver de nuestros familiares asesinados, para así satisfacer las exigencias de los criminales de ETA.

Desde aquí quiero decir a los terroristas de ETA que no nos van a VENCER.

A ninguna Víctima del Terrorismo se le preguntó si estaba de acuerdo en morir. No hubo un proceso de negociación con sus familiares. Una banda de asesinos decidió ejecutarles sin darles ni tan siquiera la oportunidad de defenderse, por eso pedimos que se ponga en marcha toda la maquinaria que tiene nuestro Estado de Derecho para que ningún atentado quede impune.

La Justicia es uno de los pilares fundamentales de nuestra democracia. Casi mil asesinatos y miles de heridos no pueden ser el aval para que la banda terrorista consiga sus objetivos.

El Gobierno debe garantizar que los terroristas no obtendrán ninguna contrapartida en ningún proceso de negociación, no se les puede premiar porque lleven 1000 días sin matar.

Les recuerdo que durante ese tiempo no han cesado de colocar bombas, de extorsionar y de amenazar.

En el lugar donde más se siente la presión de ETA es en la Comunidad Autónoma Vasca. Allí, los concejales no nacionalistas siguen escoltados, los homenajes a terroristas han aumentado, Batasuna- ETA y el entorno proetarra se manifiestan con total impunidad. Hago mías las palabras de una concejala que reside allí «antes nos mataban, ahora no nos dejan vivir»

Pedimos al Gobierno que lo único que esté dispuesto a escuchar de ETA es el nombre y apellidos de los terroristas responsables de atentados como el de Vallecas, Aluche, Leiza, Sangüesa y muchos más que todavía no se han podido juzgar.

Pedimos al Gobierno que los únicos interlocutores con la banda terrorista tras el abandono de las armas sean los cuerpos de seguridad del estado, y los jueces el día que les tomen declaración se les juzgue y de este modo cumplan íntegramente sus penas sin ningún tipo de beneficio.

Libramos una lucha contra el terror utilizando sólo y exclusivamente la palabra, sin bombas, sin pistolas, sin amenazas, y sin trampas políticas como hacen los asesinos y sus cómplices. Más de 30 años de terrorismo en España, más de 30 años de sufrimiento, asesinatos, amenazas, extorsiones y secuestros no pueden acabar con una rendición del Estado de Derecho y la humillación de las víctimas y por ende de toda la sociedad española.

La Paz. La Paz es algo que toda persona de bien anhela y persigue. Se habla de Paz cuando se está en guerra. Las víctimas del terrorismo nunca hemos estado en guerra. Jamás nos hemos tomado la justicia por nuestra mano y siempre hemos respetado el Estado de Derecho. Por eso, cuando hablan de Paz y de que nos oponemos a ella están igualando la trayectoria impecable de las víctimas con la deplorable y atroz trayectoria de los asesinos.

Sí, queremos la Paz pero no a cualquier precio.

Queremos la Paz que garantiza la libertad no la del silencio y la humillación.
Queremos la Paz de la justicia no la de la impunidad de los asesinos.
Queremos la paz de la comunidad Autónoma Vasca libre, no la paz de los perseguidos y amenazados.

Queremos la paz que proporcionará la derrotada banda terrorista, no la paz que amparada en proyectos políticos legitima a los verdugos.
Queremos la Paz de la Memoria, La dignidad y la Justicia, no la Paz de los cementerios.

No estamos en guerra, solo hay asesinos y una sociedad que es víctima de su terror.

Los terroristas han sembrado nuestro país de dolor. Los terroristas han dejado tras sus brutales atentados miles de heridos y han arrebatado la vida a nuestros familiares. Los terroristas han provocado su muerte física. Sus cómplices, compañeros de viaje en sus proyectos además quieren su muerte civil, es decir, intentan acallar nuestra voz como ya sucedió en los llamados años de plomo.

Cuando teníamos que sacar los ataúdes de las víctimas por la puerta de atrás de las iglesias, cuando el »algo habrá hecho» caía sobre nosotros como otra losa fría de mármol, cuando una sociedad y unos gobiernos cobardes nos negaban la existencia manteniéndonos como ciudadanos de segunda.

Pero se equivocan. No lo van a conseguir. Las víctimas y la sociedad no estamos dispuestas a someternos al vergonzoso, demencial y siniestro proceso de «Pacificación» que el Gobierno quiere vendernos «Sin Vencedores Ni Vencidos». Por eso, desde aquí decimos muy alto y muy claro «En mi nombre» ¡No!

El presidente del Gobierno nos pide confianza y nosotros nos preguntamos : ¿cómo confiar en un presidente que traiciona sus promesas, que rompe el pacto antiterrorista, que permite que el PCTV esté en el parlamento vasco, que no condena los últimos atentados de ETA.

¿Cómo podemos confiar en presidente que no se atreve a mirarnos a los ojos tal como demostró no asistiendo al congreso internacional de víctimas, un presidente cuyos sus máximos esfuerzos van encaminados a no desagradar a Batasuna-ETA?

Dentro de pocos días hará dos años de los brutales atentados de Madrid. Durante este tiempo hemos esperado que el Gobierno nos aclarare cómo y por qué pudo producirse este atentado.

En este tiempo sólo hemos recibido la callada por respuesta, las investigaciones sólo arrojan más dudas. Por eso aprovecho estos momentos para exigirle al Gobierno que queremos saber la verdad.

Lo que reclamamos es justicia para todas las víctimas del terrorismo para que su sangre derramada no haya sido en vano. Para que así, el día de mañana le podamos contar a nuestros hijos que los españoles vencimos al terror.

Para que en la sociedad que hereden de nosotros no quepa esta lacra. En definitiva, para conseguir que la memoria colectiva española no olvide a las víctimas de terrorismo ya que son ellas los héroes de nuestra democracia.

Hoy nos podemos marchar de esta manifestación con la cabeza muy alta porque estamos haciendo todo lo humanamente posible por evitar la reorganización de ETA.

Luchamos para que sus delitos no queden impunes y para que en nuestra sociedad presente y futura no se pueda instalar ninguna otra banda terrorista.

Por último, quisiera hacer llegar todo nuestro cariño a la familia de José San Martín, que hoy hace 14 años que fue asesinado por la banda terrorista ETA."

Motivos para una manifestación
Editorial ABC 25 Febrero 2006

EL esfuerzo del Gobierno en devaluar los motivos de la manifestación convocada para esta tarde por las víctimas del terrorismo está condenado al fracaso, principalmente porque, haya o no realmente en curso una negociación con ETA, el Ejecutivo apenas conserva crédito cuando lo niega. Si el Gabinete hiciera un repaso de los últimos meses, comprendería sin esfuerzo por qué la inmensa mayoría de las víctimas del terrorismo están seriamente preocupadas. Batasuna disfruta de una legalidad de facto que no le corresponde por su estado de formación disuelta y suspendida. El Partido Comunista de las Tierras Vascas ocupa escaños, como prolongación de Batasuna y ETA, gracias a la pasividad del fiscal general del Estado. Ha sido la iniciativa de los magistrados del Supremo, y no de Conde-Pumpido, la que va a impedir que Parot y todos los asesinos en serie como él salgan antes de lo que, en justicia, merecen. El presidente del Gobierno no asiste al Congreso de las Víctimas del Terrorismo. Las Cortes no apoyan una condena de los últimos atentados, porque es «oportunista» ¿Cuándo, entonces, es momento? Y el PSE cada día muestra con mayor notoriedad su aprobación por las tesis nacionalistas sobre el «conflicto político».

¿Qué espera el Gobierno que sientan las víctimas de ETA? Día sí y otro también, Batasuna dicta condiciones para la superación del «conflicto armado», con seguridad pasmosa de que tarde o temprano se discutirán en el proceso -indebidamente llamado de paz-, del que el jefe del Ejecutivo dice que nos hallamos ante «el inicio del principio». Mientras, entre atentado y atentado, en el Parlamento vasco los socialistas se muestran incapaces de pedir una paz con «vencedores y vencidos», silencio reprobable, pero coherente porque es el propio Gobierno el que no quiere ni unos ni otros. Naturalmente que tendrá que haber vencedores y vencidos. Y entre los primeros, las víctimas del terror, que son el más rico patrimonio del Estado de Derecho y de la dignidad.

A ellas, y a toda la sociedad, se les ha dado motivos suficientes para temer un futuro que no desean. Cuando el compromiso solemne de un jefe de Gobierno de que no negociará la autodeterminación apenas conmueve a las víctimas, el problema no es de éstas sino del Ejecutivo. La manifestación de esta tarde tiene motivos, todos los que ha generado una confusa y estéril política de expectativas sobre el final de una ETA más soberbia y confiada que nunca. Y en especial los que aportan la necesidad, ética y moral, de arropar a quienes tanto han entregado en esta lucha por la libertad de todos.

La mayoría resistente tras la AVT
Enrique de Diego  elsemanaldigital 25 Febrero 2006

Tras las corajudas huestes de inválidos, de dolientes viudas y huérfanos, con el coro espectral de las víctimas, hoy, sábado 25 de febrero, la mayoría resistente a este desgobierno entreguista y nihilista nos manifestaremos por las calles de la capital de España hasta dar en la Plaza de Colón, donde ondea gallarda (principal acierto de Trillo como ministro) la enseña símbolo de nuestra libertad personal y nuestra voluntad de ciudadanía.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo, surgida como organización asistencial y para la reivindicación de la dignidad de las víctimas, se ha convertido en referencia de la dignidad nacional y de la resistencia a la avanzada y progresiva tentación totalitaria.

Para valorar la dimensión del seguro éxito de la convocatoria –tanta gente que por email me dice que concurrirá, con esfuerzo, desde todos los puntos de España, desde Cataluña y desde el País Vasco- hay que sopesar la menguada estructura de la entidad convocante, la falta de medios y el mínimo aparataje de propaganda. Eso da idea del grado de espontaneidad de la respuesta y de vitalidad de la sociedad civil. También es preciso destacar que la AVT ha sido objeto de una de las más persistentes e infames campañas de desprestigio desde el poder, sin que haya faltado en el historial un hecho nítidamente totalitario como la detención de dos militantes del PP por una inventada agresión a Bono.

Los manifestantes rechazamos la rendición ante ETA. No queremos ser vencidos. Reclamamos Estado de Derecho y firmeza democrática. Queremos la paz, auténtica, con dignidad y que no haya muchas más víctimas en el futuro por la cesión suicida del presente. Demostramos que somos inmunes al síndrome de Estocolmo colectivo que se pretende extender desde el poder. Somos la mayoría resistente ocupando pacífica la calle con el sentido originario de la democracia.

Otrosí: llegará un tiempo, no será inmediato, en el que la gente, sin excepción, aborrecerá a Zapatero y recordando estos tiempos se preguntará cómo se llegó a tal degradación, a tal superficialidad y a tal banalización del mal. Y como Zapatero, en su rendición a ETA, necesariamente ha de salirse del Estado de derecho, no es descartable que haya que juzgarle.

El final de este principio
CARLOS MARTÍNEZ GORRIARÁN Profesor de Filosofía. Universidad del País Vasco ABC  25 Febrero 2006

... La única declaración que cabe esperar de los terroristas, la de renuncia indefinida a la violencia, es una declaración muy remota porque los terroristas también están muy lejos de haber satisfecho sus pretensiones...

EL presidente del Gobierno habría estado mucho más acertado si, en lugar de referirse pomposamente al «principio del fin» del terrorismo nacionalista, se hubiera limitado a anunciar «el final de un principio». Lamentablemente, su política respecto a ETA ha sido informada desde el comienzo por una combinación infeliz: las prisas por pasar a la historia de todos lo que ocupan el cargo, la intención de aprovechar el éxito para hundir a la oposición, un entendimiento superficial y equívoco del nacionalismo, un guerracivilismo redentor improcedente -con la ya famosa historia del abuelo fusilado por rojo, al parecer intercambiable por las víctimas de ETA-, y el asesoramiento de ciertos líderes de su partido con el récord mundial absoluto de errores en materia de pacificación.

El rechazo de algo tan elemental como que la instauración de la normalidad democrática exige necesariamente y sin ambigüedad alguna un Estado de derecho vencedor y una banda terrorista vencida sólo es el síntoma más visible de esa profunda confusión general. Y los reveses gubernamentales en materia judicial, sea el auto del juez Grande-Marlaska o la sentencia del Supremo relativa a la condena de Henri Parot, también han dejado claro que, con fiscal general o sin él, cualquier gobierno tiene y tendrá muy restringido el margen de movimiento si pretende iniciar tratos del estilo «paz por presos». La verdad es que hemos asistido al fracaso del intento gubernamental de acelerar el fin del terrorismo nacionalista en su exclusivo beneficio, y ello mediante una combinación de promesas vagas a la banda y de peticiones de fe y esperanza irracional a las instituciones y a la ciudadanía, marginando de paso a los grupos de víctimas, a la oposición y a los socialistas disidentes. En resumidas cuentas, hemos asistido al final de un proceso, no al comienzo de otro.

¿Tenía derecho el gobierno a intentar ese peculiar «comienzo del fin»? Tanto el juez Garzón como el colectivo Basta Ya, para citar a dos agentes libres (supongo) de toda sospecha en esta materia, han insistido varias veces en que cualquier gobierno nacional legítimo, y el actual lo es, tiene derecho a tantear las posibilidades de conseguir un abandono pactado del terrorismo sin concesiones políticas. El escándalo montado al respecto por cierta gente airada pone más bien en duda sus convicciones constitucionales. Lo que ocurre es que el gobierno de Rodríguez Zapatero ha ido mucho más lejos de lo que admite ese obligado margen de confianza. Marginando sistemáticamente a la oposición, por ejemplo.

Si Rodríguez Zapatero hubiera escuchado a las voces que han demostrado conocer mejor la lógica de los terroristas y del nacionalismo asociado -no son demasiadas, así que no le habría costado demasiado tiempo-, habría dado la importancia que merecen a dos hechos evidentes: el primero, que ETA ha decidido dejar de asesinar (de momento) por el costo altísimo de hacerlo; el segundo, que ETA también intenta convertir esta retirada parcial y forzada en una victoria política, buscando enquistarse eternamente como un poder fáctico mafioso (algo que ya está haciendo el IRA en el Ulster). También debería tener en cuenta que, tras la experiencia de 1998-99, las posibilidades de que la banda declare una nueva tregua son remotas. Y ni falta que hace: que sea su gobierno el que necesite esa tregua, y casi la mendigue, ya es bastante sintomático de lo mal que ha gestionado este asunto. La única declaración que cabe esperar de los terroristas, la de renuncia indefinida a la violencia, es una declaración muy remota porque los terroristas también están muy lejos de haber satisfecho sus pretensiones, que son las de siempre: autoderminación e independencia de los siete territorios reclamados.

Como observó con toda sinceridad Otegi, el «proceso» -sea lo que sea- durará muchos años, quizás varias legislaturas. Tal como van las cosas, ETA no tiene prisa y prefiere jugar con los plazos. Y es esta perspectiva de chantaje permanente la que hace imperativo que gobierno, PSOE y PP lleguen a un acuerdo, sin dejarse distraer por otros frentes de choque inevitable. Una vez convertido en vergonzoso vodevil la anunciada tragedia del nuevo Estatuto catalán, no hay ninguna razón de peso, que no sea sectaria, para que gobierno y oposición no vuelvan a reunirse en el Pacto por las Libertades.

La verdad es que la actitud de la oposición es uno de los pocos regalos que el gobierno ha explotado a su gusto estos meses. Roy Jenkins compara la actitud jeremíaca de Churchill en los meses previos a la segunda guerra mundial como la de un despertador averiado que no paraba de sonar y molestaba, sobre todo, a los que ya estaban despiertos, metáfora que también sirve para algunos líderes del PP. El empeño de anticiparse a la calamidad dando por segura la victoria etarra y atribuyéndola a una traición del Gobierno, sentenciada con carácter preventivo, sólo demuestra que parte de la derecha española también se ha tragado el anzuelo del «proceso» diseñado por los estrategas del terror. Es una falacia que ETA ya no mate porque no lo necesita. Los hechos señalan en la dirección contraria: la banda no da tregua ni suspende la violencia porque no ha conseguido lo que pretende. Y lo que pretende ni siquiera está en manos del gobierno, como se ha visto en la reacción frustrada del independentismo catalán.

Es incomprensible que la oposición haya dejado pasar la ocasión de, primero, reclamar la gran parte que le corresponde en el declive etarra, obra en buena medida del último gobierno de Aznar, y, segundo, ocupar el papel de fiscal de la acción del gobierno trazando líneas rojas intraspasables. El verdadero «principio del fin» proclamado por Zapatero no es otro que el Pacto por las Libertades. Es un pacto congelado, pero por tanto descongelable, que es lo que debe hacerse cuanto antes, como hemos pedido en Basta Ya (sin mucho eco mediático, quizás porque es una petición sensata en vez de una acusación atrabiliaria). La inmensa mayoría de la opinión pública reclama esta política de Estado, la única irreprochablemente democrática y la única que ha tenido verdadero éxito contra el terror. La iniciativa le corresponde al gobierno: debe convocar el Pacto por las Libertades y tratar de llegar a un diagnóstico común con la oposición. ¿Que es muy difícil? Mucho más lo es tratar con ETA. Y sería imperdonable que los grandes partidos nacionales necesitaran el funeral de una nueva víctima, algo que no podemos descartar, para dejar de mirar al cielo, abandonar futiles querellas y poner los pies en la tierra.

Señor presidente (carta apócrifa de una víctima del terrorismo)
LAURA CAMPMANY ABC 25 Febrero 2006

DISTINGUIDO señor y presidente: Cuando las armas hablan, no hay diálogo. Mientras sigan aullando y maldiciendo, jamás habrá lugar para el milagro. Si ellas alzan la voz, lo que se escucha es el eco de un odio sanguinario, el aliento ominoso de una sombra que se te clava viva en el costado, la sentencia brutal que te condena, el vuelo sin retorno de un disparo, los acordes fanáticos y oscuros de un abril energúmeno y quebrado, y el silbido reptante de unas lenguas nacidas para el fuego y el espanto. Cuando las armas hablan tan a gritos, se rompen las palabras en pedazos.

No hemos sufrido sólo en nuestra carne. Carne abierta y herida por el rayo. No fue sólo el insulto o la pistola. También fue la calumnia y el escándalo. Fue también la insolencia del verdugo, su fúnebre promesa, sus preámbulos, el olor a carbón de la amenaza, mil discursos enfermos de desmayo, mil matices de opaca indiferencia, una especie de «tú te lo has buscado», un cobarde «nosotros no hemos sido», el temor a llamarle asesinato, la comprensión absurda del delito, el asco a compartir un luto amargo, el ansia de una paz que paguen otros, lo fácil que es mirar para otro lado, y miedo, mucho miedo a que la muerte piense que no militas en su bando.

Lo hemos perdido todo en este cáliz. Ya no nos quedan súplicas ni tragos. Hemos dormido en muchos cementerios. Nos matan, y silencian nuestro llanto. Nos matan como flores o corderos en un nuevo perfume de holocausto. Nos mandan al horror y a la ceniza valientes y sinceros, pero atados. Nos dejan a merced de un viento sordo, y aún hemos de intentar apaciguarlo. Un pueblo que renuncia a la justicia es un pueblo a sus iras condenado. Un pueblo, para serlo, necesita amarse en cada quién y en cada cuándo. Si hay en toda bandera un sufrimiento, también nuestro dolor era sagrado. ¿Qué esperan de nosotros esos hombres que tanto, sin derecho, nos quitaron? Para que el agua vuelva a su reguero, alguien tendrá que devolvernos algo.

Su obligación no puede, Presidente, consistir en el triunfo del fracaso. No debiera, su paso por la Historia, reducirse a los términos de un pacto. Aunque no venga usted a defendernos, aunque no venga usted a consolarnos, usted sirve a los hombres que gobierna, y no a quienes se burlan de su Estado. Usted ha de buscar una salida, pero no a cualquier precio y de soslayo. Nosotros no exigimos nuevas leyes, con las que existen ya nos conformamos, pero si usted trabaja hacia el futuro, procure no jugar con el pasado.

La libertad no es más que un sueño erguido que sólo crece para ser más alto. La libertad no puede ser un monstruo que se nutra de huesos y gusanos. ¡Valiente libertad la de una tierra entregada al furor de los fanáticos! Usted dice luchar por que mañana a todos nos abrigue con su manto. El siniestro nogal que otros batieron ¿alguna vez tendrá el perfil de un árbol a cuya sombra todos encontremos el frescor y la tregua que anhelamos? Porque si ese futuro es de unos pocos, si en esa casa, somos los extraños, si ese valle lo habitan las serpientes, si a ese cielo se llega desde abajo, si no habrá ni una lágrima que brote por todo lo que habremos perdonado, si ese pan huele a musgo y a soberbia, si a esa mesa se sientan los tiranos, sospecho, presidente, que alguien tiene que haberse, para siempre, equivocado.

Y si al fin, del fragor de esta batalla, sale usted tan glorioso como intacto, que los dioses benignos le perdonen lo esquivo y misterioso de sus pasos. Le advierto que no debe un hombre solo avanzar por caminos tan minados. No da el humo un suspiro que no queme, ni es la paz un ingrávido regalo. Consígala si puede, presidente. Pero que no le estalle en nuestras manos.

VÍCTIMAS POR SER ESPAÑOLES
SANTIAGO ABASCAL ABC 25 Febrero 2006

Pte. de la Fundación para la defensa de la Nación Española y parlamentario vasco

Hay muchas razones - todas poderosas, todas nobles- para estar hoy en Madrid junto a las víctimas del terrorismo separatista. La primera es que nos lo han pedido. Y nos lo han pedido los más sufridos y sacrificados de nuestros compatriotas. Esa razón, por sí sola, es más que suficiente para que sepamos que estar hoy en Madrid es nuestra mayor obligación moral.

Pero no sólo estaremos en Madrid para exigir memoria y justicia para las víctimas. Estaremos para recordar que son víctimas del terrorismo separatista, que son víctimas del proyecto nacionalista, que son víctimas de aquellos que -por encima de todo- quieren destruir España como Nación, y que, por lo tanto, las víctimas, miles de españoles, fueron y han sido asesinados en su condición de tales. Las víctimas de ETA son los mártires de España

Por eso, no estaremos únicamente para mostrar nuestro respaldo y ofrecer nuestro respeto al dolor infinito de las víctimas. Estaremos para reivindicar el significado de las víctimas y estaremos para defendernos a nosotros mismos, como españoles, para exigir respeto a nuestros derechos, y para decirle al Gobierno, a las Cortes, y a quien tenga que oír, que no tienen ninguna legitimidad -nadie la tiene- para mercadear con la Justicia y para negociar el significado de la Nación española con los delincuentes etarras. Precisamente porque ése era el objetivo último de los criminales: acabar con España. Acabar ahora con el terrorismo dándole la puntilla a la indisoluble unidad de nuestra Nación -aunque fuera inicialmente en términos simbólicos- constituye la más grave de las traiciones.

EN HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS

Editorial minutodigital 25 Febrero 2006

No se puede dejar de sentir un tanto de asco y repugnancia cuando desde el poder se intentan mezclar estrategias políticas, intereses electorales, confusionismo mediático y mucha, pero que mucha palabrería sobre el problema de ETA.

Las víctimas, que no son grandes personajes ni ilustres oradores, sino humildes trabajadores, pequeños cargos políticos, honrados militares, guardias civiles y policías en su inmensa mayoría, no demandan complicadas teorías ni discursos. Durante muchos años han escuchado las palabras huecas de los políticos, que al día siguiente de los entierros seguían sin hacer nada por acabar de verdad con ETA. Y hoy es eso lo que siguen demandando, que se termine con ETA. Que se acabe la tragedia evidentemente, aunque para ellos ya sea demasiado tarde, pero sin dar ni poco ni mucho de lo que exigen los terroristas, ya sea a nivel político o penitenciario. Esa es la voz absolutamente unánime que las victimas hicieron oír el 4-J. Una voz que el gobierno se niega a escuchar y a tener en cuenta. Una voz que nuevamente sonará este sábado.

Sin embargo algo tan sencillo como que se acabe con ETA usando la fuerza del Estado de Derecho, algo tan elemental desde el punto de vista del sentido de la justicia como es que los criminales terroristas cumplan la mayor de las penas posibles, algo tan simple de entender como que los violentos, sus cómplices y los tapados que les han tolerado y arropado, no deben sacar rédito político alguno de la tragedia que ellos mismos han provocado, el gobierno y sus coriferios mediáticos nos lo quieren enmarañar y complicar.

No nos dejemos engañar por el anzuelo de una paz indigna, recordemos algo tan sencillo como el dolor imborrable de aquellos que han perdido a un ser querido, recordemos que los que han caído víctimas de la violencia separatista no podrán estar ya nunca entre nosotros. Y recordemos que esas personas han muerto porque un buen día a unos malnacidos se les ocurrió que no querían seguir contribuyendo a ese proyecto común llamado España, que no querían ser solidarios con sus vecinos y que como ya no querían ser iguales a los demás, tenían derecho a matar a quienes no creían en esa división.

Recordemos siempre a quienes dieron su vida por España y no consintamos jamás que sus verdugos se salgan con la suya, y dejémonos de palabrerías.

Del corazón de Europa al de La Caixa
EDITORIAL Libertad Digital 25 Febrero 2006

Un derecho que ningún gobierno del mundo debería atreverse a negar es el de propiedad. Los propietarios de Endesa tienen derecho a vender a quien prefieran sus acciones, sin intromisiones de ningún tipo. Absurdas y abstractas referencias a la "españolidad" no pueden servir para perjudicar a españoles reales y concretos, esos ciudadanos a los que Zapatero dice defender frente al mercado, que son los que tienen un interés legítimo en este asunto. Las medidas del Gobierno, aprobadas de urgencia, suponen una agresión al derecho de propiedad no sólo de los españoles, sino también de aquellos que en todo el mundo han confiado en que España era un Estado de Derecho y han invertido sus ahorros, ganados con esfuerzo, en Endesa.

El ministro condonado balbuceaba hoy, falto de la energía que otorga el convencimiento de estar haciendo el bien, las excusas escogidas para justificar este intento de evitar que una empresa europea compre a otra. Excusas son, pues de ser ciertas las razones que según el Gobierno han llevado a adoptar estas medidas, no se hubieran aprobado justo en el momento en que todos los inversores asumirán que se toman debido a la OPA de E.On. "Uno se plantea los problemas cuando los tiene", ha afirmado el secretario de Estado de la Energía como justificación. No cabe duda que hablaba por el Gobierno, aunque por su cargo debería hacerlo en nombre de todos los españoles, pues es Zapatero y los suyos los únicos que han visto en este intento de compra un problema.

El Gobierno no sólo daña así a Endesa, a sus accionistas y a los consumidores; crea un daño irremediable a la imagen de España entre los inversores extranjeros cuyo principal interés es obtener rentabilidad por su dinero, para lo que es imprescindible que se respete la libertad y la propiedad. Crear leyes contra empresas y operaciones concretas no hace sino dañar el clima de confianza en el Estado de Derecho que se necesita para evitar deslocalizaciones y fuga de capitales. Pedro Solbes, como economista, es perfectamente consciente de todo esto. Como socialista, en cambio, se calla y obedece al jefe.

La oferta de E.On no sólo es evidentemente mejor para los accionistas, sino que permite conservar uno de los operadores del mercado energético, mientras que la de Gas Natural eliminaba uno. Es pues, mejor para la competencia y, por tanto, para los consumidores. Las razones reales de esta intromisión del Gobierno en la libertad y la propiedad sólo se pueden encontrar, por tanto, en el precio que Zapatero ha prometido pagar a sus socios, los nacionalistas catalanes, y el temor al que pueden ponerle si La Caixa no obtiene el rendimiento esperado a la condonación del crédito de los mil millones.

El malvado Aznar había decidido alejarnos de Europa para ser un perrito faldero de un casi tan malvado Bush. De modo que, con la elección de Zapatero, España volvía a Europa, de lo cual todos debíamos felicitarnos. De la Vega seguía afirmando, hace pocas semanas, que "tenemos una fuerza muy especial porque hemos vuelto al corazón de Europa, como prometimos". Y llegó a afirmar que, dado el resultado del referéndum, tenían un plus de legitimidad ya que compartían con los ciudadanos "una profunda convicción europeísta". Ahora, sin ruborizarse, intentan impedir que una empresa alemana entre en el mercado español y desafían abiertamente a la Comisión Europea, que les había exigido no tomar decisión alguna relacionada con esta operación. La hipocresía socialista no puede dejar de producir sonrojo a cualquier observador imparcial.

«Ahora más que nunca, con las víctimas»
Más de 70 asociaciones, 200 autobuses y la cúpula del PP, incluido Aznar, acudirán a la marcha de esta tarde. Los lemas de la marcha, «En mi nombre ¡no!» y «Memoria dignidad y justicia»
E. Fuentes / D. Mazón La Razón 25 Febrero 2006

Madrid- Todos las melodías disponibles en el mercado para los móviles más el monótono timbre de varios teléfonos fijos sonando al alimón sin tregua, carreras entre las distintas habitaciones para actualizar datos, carteles y octavillas en precario equilibrio sobre las mesas, periodistas que «asaltan» a trabajadores en busca de novedades y acreditaciones... Estos días, la sede madrileña de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha sido lo más parecido a un manicomio en el que, pese a todo, domina una implacable lógica interna: la de conseguir que la manifestación de hoy sea todo un éxito.

Preparar todos los detalles de una concentración como la de hoy, en la que miles de víctimas y ciudadanos escenificarán su rechazo al «proceso de paz» de Zapatero, no es una tarea sencilla. Los 17 delegados repartidos por toda España y los trece trabajadores de la sede han contado sin embargo con dos «aliados» inestimables: la experiencia de la marcha del 4 de junio de 2005 y, sobre todo, la ayuda de los voluntarios para que la manifestación que arranca a las cinco y media de la tarde sea un éxito tan rotundo como la del pasado mes de junio.

La experiencia adquirida en la marcha anterior hace que la llegada de los más de doscientos autobuses de todos los puntos de España ya no sea tan problemática como en junio. Más de 70 colectivos han secundado la manifestación, entre los que están asociaciones de víctimas como Covite, Verde Esperanza, Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Fundación Gregorio Ordóñez, y el principal colectivo de víctimas del IRA, que responde a las siglas FAIR. También se han sumado a la convocatoria la Conferencia Episcopal Española, y colectivos cívicos como el Foro Ermua, Convivencia Cívica Catalana, el sindicato Manos Limpias, Fundación para la Defensa de la Nación Española, la Confederación Española de Policías y la Asociación Independiente de la Guardia Civil, entre otros.

También el ex presidente del Gobierno José María Aznar acudirá a la marcha que recorrerá la madrileña calle de Serrano desde la plaza de la República Argentina a la plaza de Colón, donde concluirá con la lectura de un manifiesto por parte de Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT.
Junto a Aznar acudirá la cúpula del PP, con Mariano Rajoy a la cabeza, y multitud de militantes de todas las provincias. Ellos dos, junto a Ángel Acebes y otros líderes del partido y un amplio colectivo de amenazados del País Vasco se situarán en la segunda pancarta, que llevará el lema «Memoria, dignidad y justicia». Por delante de ellos caminarán las víctimas, sujetando una pancarta en la que se leerá «En mi nombre ¡no!».

La organización distribuirá seis casetas a lo largo del recorrido para repartir 300.000 octavillas, 200.000 carteles, 2.000 manos blancas, 50.000 pegatinas, 20.000 trípticos y 24.000 camisetas. Incluso ha previsto unos «kits de manifestante» para aquellos que se trasladan en autobús desde toda España.

Para los organizadores «lo imprescindible es que la gente nos apoye y se mueva. Que nadie se quede en su casa pensando que ya vendrán otros. Ésta es una manifestación que nos han pedido las víctimas, y ahora más que nunca hay que estar con ellas». Y para facilitar la movilización de los asistentes, Metro de Madrid reforzará las líneas 4 y 6.

GRITO UNÁNIME Y MASIVO EN MADRID
Más de 1.400.000 personas contra la negociación con ETA
Las primeras estimaciones de la Comunidad de Madrid cifran en más de 1.400.000 las personas que están secundando la manifestación de la AVT en una fría tarde en la que el recorrido de la marcha está dominado por las banderas de España y de las comunidades autónomas. Bajo el lema "Por ellos. Por todos. En mi nombre, no" alzan una única voz en contra de la negociación del Gobierno con ETA. En la COPE, el presidente de la AVT se ha felicitado por el éxito de toda la ciudadanía "que no quiere ceder al chantaje de los terroristas".
Libertad Digital 25 Febrero 2006

Miles de personas se concentraban desde primera hora de la tarde de este sábado en las inmediaciones de la plaza de la República Argentina de Madrid. En ese punto estaba prevista la salida de la cabecera de la manifestación de la AVT para las cinco y media de la tarde. Sin embargo, la masiva afluencia de manifestantes retrasó el inicio de la protesta en contra de la negociación del Gobierno con ETA. Transcurrida una hora, la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid facilitó una primera estimación de participantes en torno a 1.400.000 personas, según datos del consejero Alfredo Prada en la COPE.

Los manifestantes, en su mayoría adultos, llevan numerosas banderas de España y corean algunos lemas, entre los que destaca el de "Zapatero, embustero". También portan pancartas con distintos mensajes, muchos ellos alusivos al presidente del Gobierno y en contra de la negociación con ETA.

Muchos de los asistentes han denunciado la actitud de la Policía Nacional, que poco después de las 17 horas cortó el acceso a parte de la calle Serrano, por la que discurre la marcha. Sin explicación alguna, y únicamente argumentando que eran órdenes de Protección Civil, finalmente abrieron el acceso media hora después.

Entre las consignas más repetidas en las pancartas figuran frases como: "Memoria, dignidad y justicia, por las víctimas del terrorismo", "Zapatero no traiciones a las víctimas", "Paz sin libertad = fraude" y otra en la que se puede leer: "¿Qué es Zapatero? ¿Es acaso un traidor amigo de los terroristas o quizá un amoral embustero?", "¿Piensas partir España?

En las inmediaciones del recorrido se han colocado varios puestos de venta de banderas de España y además hay varias personas que recogen firmas para la iniciativa del PP de solicitar un referéndum sobre la reforma del Estatuto de Cataluña. Un helicóptero de la policía sobrevuela la zona donde hay desplegadas varias dotaciones de policía, ambulancias del SAMUR y coches del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Madrid.

La manifestación, que discurre por la calle de Serrano hasta la plaza de Colón, cuenta con dos cabeceras, la primera de ellas con los dirigentes de la AVT, incluido su presidente, Francisco José Alcaraz, y porta una gran pancarta con el lema de la marcha: "Por ellos, por todos. En mi nombre no". Delante de esta cabecera principal, varias víctimas en sillas de ruedas han sido recibidas al grito de "No estáis solos" por parte de los manifestantes, que corearon también lemas relativos a los presos de ETA: "No son presos, son asesinos" o dirigidos al presidente del Gobierno: "Zapatero, embustero".

Unos metros más atrás, en una segunda cabecera, se encuentran políticos como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón; el presidente del PP, Mariano Rajoy; o el secretario general del PP, Ángel Acebes.

En un programa especial que dirige Federico Jiménez Losantos en la COPE, el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, ha explciado que "como víctimas nos sentimos bastante reconfortados. Estamos muy emocionados porque vemos que las victimas no estamos solos como pretendía dejarnos el Gobierno". En los mismos micrófonos, el secretario general del PP, Ángel Acebes, se ha felicitado porque "es muy emocionante lo que se está viviendo en Madrid". También Aznar ha pedido al Gobierno que escuche el mensaje que están dejando las víctimas en esta manifestación para que no se negocie con los terroristas. "Con las víctimas siempre hay que estar. Sin ellas es la derrota segura", ha apuntado el ex presidente.

«Por ellos, por todos, ...en mi nombre no»
Multitudinaria manifestación contra la negociación con ETA
En la cita de hoy en la plaza de la República Argentina de Madrid los máximos dirigentes del PP ocuparán un asumido y discreto segundo plano
Agencias ABC 25 Febrero 2006

La manifestación convocada en Madrid por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en contra de una negociación con ETA arrancó a las cinco y media de la tarde con la presencia de decenas de miles de personas y una nutrida representación del PP, encabezada por su presidente Mariano Rajoy.

La cabecera de la manifestación ase situó detrás de una pancarta con el lema "Por ellos, por todos, en mi nombre, No", sujetada por el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, y víctimas del terrorismo como Irene Villa y Pilar Elías.
"Esta manifestación es prueba de que la sociedad española está concienciada y no está rendida ante ETA --declaró Alcaraz a los periodistas--. Nos respalda el sentido de la razón y el sentido común".

A su juicio, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, debería "tomar nota" y secundar su propio discurso, "cuando preconizaba que no se puede gobernar con la mayoría legítima del Parlamento pero de espaldas al amplio sentir de la mayoría de los ciudadanos".

"Espero que todos los partidos se hagan fuertes en la lucha contra el terrorismo --agregó Irene Villa--. No pedimos nada del otro mundo, sino lo que se llevaba haciendo desde hace años, como el pacto antiterrorista, que se ha roto para pactar con ETA".

Una segunda pancarta, con el lema "Memoria dignidad y justicia", precedía la presencia de cargos del PP encabezados por Rajoy, Angel Acebes (secretario general y ex ministro del Interior), y Eduardo Zaplana (portavoz parlamentario). También estaba el ex presidente José María Aznar --acompañado de su esposa y teniente de alcalde de Madrid, Ana Botella--, y el ex ministro del Interior y eurodiputado Jaime Mayor Oreja, así como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón.

El presidente del Gobierno protagonizaba buena parte de los lemas que se coreaban en estos primeros minutos de marcha: "Zapatero embustero" y "Zapatero dimisión" fueron los más escuchados. Su nombre también estaba en las pancartas: "Zapatero se rinde al terrorismo" (en inglés), "zETAp", "Nos faltan mil (víctimas), nos sobra Zapatero".

También se escucharon proclamas contra cualquier vía de negociación con los terroristas --"No son presos, son asesinos" y "Negociación, con nuestra sangre No"--, y se podían ver numerosas banderas de España y pegatinas de apoyo a la Cadena COPE ("La COPE somos todos").

1.400.000 personas, según la Comunidad de Madrid
La manifestación convocada en Madrid por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en contra de una negociación con ETA reúne a un total de 1.400.000 personas en torna a las 18. 30 horas de esta tarde, informó hoy la Consejería de Justicia e Interior.

Estas son superiores a las que la organización calculó en la anterior convocatoria, cuando habló de un millón de personas concentradas.

La manifestación arrancó a las cinco y media de la tarde con la presencia de decenas de miles de personas y una nutrida representación del PP, encabezada por su presidente Mariano Rajoy. El grito más coreado en esos primeros momentos era "Zapatero, dimisión".

La cabecera de la manifestación se situó detrás de una pancarta con el lema "Por ellos, por todos, en mi nombre, No", sujetada por el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, y víctimas del terrorismo como Irene Villa y Pilar Elías.

LEMA: 'POR ELLOS, POR TODOS ¡... EN MI NOMBRE NO!'
Multitudinaria manifestación de la AVT y el PP en contra de la negociación con ETA
La Comunidad de Madrid dice que hay 1.200.000 personas, y la Policía, 110.000
Piden a Zapatero que lo único que escuche de ETA sea el nombre y apellidos de los terroristas
PALOMA D. SOTERO elmundo.es  25 Febrero 2006

MADRID.- Miles de personas participan en Madrid en la manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra la política antiterrorista del Gobierno. La marcha cuenta con el apoyo del PP y diversos colectivos. La Comunidad de Madrid cifra los asistentes en 1.400.000 personas, mientras que la Policía calcula que son 110.000.

Entre lo más coreado: "Zapatero dimisión" y "No son presos, son asesinos".

"Vienen a decir lo que piensan, que hay que respetar la ley", ha declarado el presidente del PP, Mariano Rajoy, en el arranque. Sin retraso, los manifestantes comenzaron a andar desde la plaza de la República Argentina por la calle Serrano con destino a la plaza de Colón.

'Por ellos, por todos, ¡... en mi nombre no!', era el lema de una protesta multitudinaria. Según los datos de la Consejería de Interior de la Comunidad de Madrid, se han congregado 1.400.000 personas; mientras que las cifras provisionales de la Policía apuntan a que eran 110.000; y los convocantes dicen que ha habido 1.750.000 personas.

Un grupo de víctimas, tanto de ETA como del 11-M encabezaba la manifestación con una pancarta en la que se leía: 'En mi nombre ¡no!'. Mucha gente lanzaba a los familiares de los asesinados por ETA mensajes de apoyo como "estamos con vosotros".

Como cabezas visibles han acudido Irene Villa, quien aseguró estar "emocionadísima con la respuesta ciudadana recibida", Francisco José Alcaraz, que pidió al Gobierno que "tome nota de los ciudadanos", o Conchita Martín, entre otros.

La presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez, y una afectada, Laura Jiménez, representaban a los afectados por la masacre de Atocha.

Los manifestantes portaban carteles con fotos de diferentes atentados. En las pequeñas pancartas se leían mensajes como: 'España no nos traiciones', 'España no se rinde' o 'zETAp' y 'Nos faltan mil (víctimas), nos sobra Zapatero'.

Se veían además muchas banderas de diferentes Comunidades Autónomas, aunque las que predominan son las de España. Pasadas las 18 horas comenzó a llover.

Un poco más atrás, donde se encontraban las autoridades políticas y públicas, y los miembros de los colectivos cívicos que secundaron la marcha, había una pancarte con el lema: 'Memoria, dignidad y justicia'.

Alcaraz pide que no se premie a los terroristas
Al llegar la cabecera a la Plaza de Colón, la periodista Isabel San Sebastián pidió desde el escenario un minuto de silencio antes de leer un manifiesto en apoyo a las víctimas. "Todos somos víctimas con las víctimas", dijo.

José Alcaraz, en representación de todas los afectados, leyó un manifiesto en el que destacó que "equiparar a víctimas y verdugos es consentir que los terroristas vuelvan a disparar sobre el cadáver de nuestros familiares asesinados". "No se les puede premiar porque lleven 1.000 días sin matar", añadió.

Del Partido Popular ha acudido su plana mayor. Entre ellos, el presidente de honor del PP, José María Aznar, ha asegurado que su asistencia se debe a que apoya todo lo que signifique "no negociar, no claudicar".

También estaban el secretario general del partido, Ángel Acebes; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero, y la mayoría de los secretarios ejecutivos de los populares.

Miembros del PP aprovecharon para pedir firmas para su campaña contra la reforma del Estatuto de Cataluña.

Además, más de 70 colectivos secundaron la marcha. Entre ellos estaban asociaciones de víctimas como COVITE, Verde Esperanza, Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Fundación Gregorio Ordóñez, y el principal colectivo de víctimas del IRA, que responde a las siglas FAIR.

A la convocatoria también se sumaron la Conferencia Episcopal Española, y colectivos cívicos como el Foro Ermua, Convivencia Cívica Catalana, la plataforma Ciudadana Voces contra el Terrorismo, el sindicato Manos Limpias, Fundación para la Defensa de la Nación Española, la Confederación Española de Policías y la Asociación Independiente de la Guardia Civil, entre otros.

Esta es la tercera protesta convocada por la AVT y con el apoyo del PP en un año. La primera se celebró sin que ETA hubiera perpetrado previamente un atentado mortal, el 22 de enero de 2005. En la segunda, la AVT obtuvo una respuesta masiva, tras lo que Zapatero convocó a las distintas asociaciones.

Empresas objeto de la última ofensiva de ETA habían denunciado hasta tres veces la extorsión
En medios policiales no se oculta la «frustración» ante la imposibilidad de garantizar la seguridad de ciudadanos que están plantando cara a la mafia etarra
J. PAGOLA ABC 25 Febrero 2006

MADRID. Algunas empresas que han sido objeto de atentado durante la ofensiva que mantiene ETA para cobrar el «impuesto revolucionario» habían denunciado hasta en tres ocasiones la extorsión, lo que ha favorecido que entre ellas se extienda una sensación de indefensión. La Ertzaintza admite la imposibilidad de garantizar la seguridad de todos aquellos que plantan cara a las prácticas mafiosas de la banda, dada la especial vulnerabilidad de un colectivo integrado en gran parte por cientos de pequeños negocios familiares, muy arraigados en su entorno.

El directivo de una de estas empresas atacadas por ETA, radicada en Guipúzcoa, y que cuenta con una plantilla de una veintena de trabajadores, recibió una primera carta en la que se le pedía el «impuesto revolucionario», a la que hizo caso omiso. Por ello, la banda le envió otras dos misivas, pero ya con carácter de ultimátum. El gerente, en sucesivas denuncias, puso los hechos en conocimiento de la Ertzaintza, que le animó a seguir denunciando cualquier nuevo caso de chantaje. Cinco meses después de presentar la última denuncia, la empresa sufría importantes daños materiales como consecuencia de la explosión de un potente artefacto. El empresario en cuestión, según fuentes de la lucha antiterrorista, no ha vuelto a presentar denuncia. «A día de hoy no sabemos si es porque no ha recibido nuevas cartas de la banda o, simplemente, porque ha decidido pagar». Desde la Policía se asegura que no es el único caso.

En medios antiterroristas no ocultan su «frustración» ante la «imposibilidad material» de garantizar la seguridad de todos los empresarios que plantan cara a la mafia etarra. «Si después de negarse en tres ocasiones, el hombre es objeto de un atentado y sólo entonces cede a la extorsión, ¿se le puede reprochar que, al final, vaya a Bayona a hacer una entrega de dinero a la banda? ¿Acaso no puede argumentar que cuando se opuso, el Estado de Derecho no supo protegerlo?», comentan los medios policiales consultados, que comprenden la indefensión en la que puede encontrarse este colectivo.

La exigencia del «impuesto revolucionario» a pequeñas y medianas empresas, incluso a profesionales liberales y comerciantes, no es nueva. Sin embargo, sí es cierto que en los últimos dos años y medio la banda ha convertido a este colectivo en su objetivo prioritario y actúa contra sus intereses con una especial saña. «Revienta negocios para escarmiento de propios y aviso a navegantes», reconocen fuentes policiales.

La ausencia de víctimas mortales y de secuestros había provocado cierta relajación entre el empresariado, que a los dirigentes de la banda no agrada, ya que temen que ello vaya en detrimento de sus arcas, en una coyuntura en la que necesita, como nunca, recaudar fondos. De ahí que hayan intensificado su presión contra este colectivo.

En efecto, la Policía cree que la banda intenta acumular fondos económicos para mantener a varios cientos de individuos -entre dirigentes, pistoleros, «políticos», y elementos de la retaguardia- ante un eventual alto el fuego. Las Fuerzas de Seguridad están convencidas de que en una hipotética tregua, ETA seguiría pidiendo el «impuesto revolucionario», pero también se muestran seguras de que, sin la presión inmediata del amosal o la cloratita, el porcentaje de personas dispuestas a pagar sería muy inferior.

La «tesorería» de ETA se ha visto mermada tras la ilegalización de Batasuna, su desalojo de las alcaldías que ostentaba y el desmantelamiento de empresas tapadera que configuraban vías de financiación claves.

FRANCISCO JOSÉ ALCARAZ: Habrá vencedores y vencidos
"Habrá vencedores y vencidos: las víctimas, la sociedad civil, el Estado de Derecho serán los vencedores; los asesinos, sus cómplices y quienes los justifican, serán los vencidos, pese a quien le pese."
Minuto Digital 25 Febrero 2006

Lo de la paz suena muy bonito ¿Cree que ETA y el gobierno están jugando con el hartazgo de la sociedad española para que nos traguemos el anzuelo de la paz?

Ciertamente si. El Gobierno utiliza una estrategia de alargar el proceso de rendición ante ETA, para de esta forma aletargar a la sociedad y dosificar lentamente los pasos que escenifican el pago que exige la banda terrorista.

Algunos sectores de la sociedad empiezan a considerar razonable que se excarcele a los presos de ETA sin delitos de sangre y se legalice a Batasuna como precio a pagar a ETA para que abandone la violencia. ¿Qué le diría a los que así piensan? ¿Qué implica el pago de ese precio para las víctimas y para España?

Quienes argumentan estos motivos para acabar con ETA evidencian dos cosas. En primer lugar, que tienen un total desconocimiento de la trayectoria de ETA y de las distintas treguas y negociaciones llevadas a cabo hasta la fecha, las cuales únicamente han servido para fortalecer al terror generando más muertes. En segundo lugar, conociendo los datos objetivos que evidencian que el camino emprendido por el actual Gobierno de la Nación es en toda regla una rendición, éste procura mantener este mensaje engañoso porque antepone las siglas políticas por encima de valores tan importantes como Memoria, Dignidad y Justicia.

El realizar un pago a ETA o cualquiera de las concesiones que exige, que han supuesto el asesinato, la extorsión, el secuestro, las amenazas, etc., sería dejar sin sentido todo este dolor sufrido, traicionar la memoria de quienes dieron la vida por la defensa de la paz y la libertad, y ser parte de un proyecto de los terroristas.

Además, para toda persona de bien, no hay diferencia del terrorista que pone la bomba o dispara la pistola, con el que les da cobertura para huir, pasa la información para cometer el atentado, financia, apoya políticamente o contribuye a legitimarles. Todos ellos son los asesinos.

Otros además creemos que el precio incluye también la liberación de los presos más sanguinarios, a través de la trampa de los beneficios penitenciarios. Y también creemos que, vista la postura de Conde Pumpido respecto al caso Parot, el gobierno esta dispuesto a pagar ese precio. ¿es también ese el sentir de las víctimas?

Es algo más que un sentir. Cuando el Ministerio Público inclina la balanza de la justicia a favor de un asesino, cuando la propia Batasuna-ETA señala que en el 2010 no habrá presos en las cárceles, cuando el Gobierno actual, en contra de lo que piensan la mayoría de sus votantes del PSOE, se niega a aprobar una propuesta del cumplimiento íntegro de las penas junto a IU, PNV, ERC, etc., todo indica que el proyecto que comparten con ETA está por encima de todos.

Pero además de la mesa donde se discutirá el desarme de la banda y el futuro de sus presos, se habla de otra mesa política donde los asesinos tendrán el derecho de decidir sobre el destino de España. ¿creen las víctimas que los que han apoyado y usado la violencia tienen algún derecho a participar en la vida pública?

Es una vergüenza y demuestran una total falta de respeto. Quienes pretenden que además que suframos la muerte física, intentan que suframos la muerte civil despojándonos de todos los derechos que como tenemos como ciudadanos, y vulnerando los principios constitucionales de igualdad, que dicho sea de paso, a la vez que a nosotros nos lo niegan, lo reclaman para que los asesinos y sus cómplices puedan tener presencia en la mesa de negociación, en el Parlamento Vaso, Ayuntamientos, etc.

Parece que para algunos es mucho pedir que se acabe con una banda de asesinos a base de policía, ley y justicia, ¿carece el estado español y nuestra sociedad de fuerza suficiente para enfrentase a ETA?

Es muy preocupante que España, con las leyes y al aplicación del Estado de Derecho, los jueces y los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, tenga que negociar con una banda de delincuentes asesinos y no agote la vía del Pacto Antiterrorista que tan buen resultados estaba dando en materia antiterrorista.

Usted en la manifestación del 4-J recordó los años de plomo en los que las víctimas eran condenadas al silencio y a la marginación por toda la clase política y una sociedad cobarde e insolidaria. Hoy cuentan con el apoyo de una importante base popular, pero salvo algunos medios como COPE, Libertad Digital, Grupo Intereconomía, City FM, Prensa Quatro y Minuto Digital, no vemos más apoyos mediáticos incondicionales. ¿Tienen miedo a que la manipulación desde el gobierno y sus medios de comunicación acaben venciendo la resistencia civil de la ciudadanía y acabemos cobardemente rendidos ante el separatismo y ETA?

Si es cierto que el Gobierno cuenta con un aparato mediático muy poderoso, que ejerce una presión enorme para desactivar y desprestigiar el mensaje de las víctimas y de la sociedad española.

Peces Barba se empeña en seguir diciendo que representa los intereses de las víctimas, pese a que la mayoría de ellas le han mostrado su rechazo. ¿Este señor es autista a la realidad o tiene la cara de cemento armado?

Creo que a estas alturas a pocas personas les queda algún tipo de duda sobre el citado personaje. A pesar de presumir del currículo que tiene, resulta imposible tapar la indecencia que rodea a su gestión.

Ha mentido y sigue haciéndolo sin rubor alguno. En el tiempo que lleva como Alto Comisario Político ha atacado en más ocasiones a las víctimas que a los terroristas. Hace escasas fechas, en una intervención en el Senado atacó a mi persona como presidente de la AVT, mientras pasaba de largo al denunciar que los terroristas de Batasuna-ETA se manifiestan con total impunidad en la Comunidad Autónoma Vasca.

Siempre dirige el ataque a mi persona como Presidente, y elude pronunciarse respecto a los comunicados de denuncia al sectarismo que practica que ha realizado tanto la Junta Directiva de la AVT como todas las delegaciones de España, apoyado por mas de un 99% de la encuesta realizada entre nuestros socios en referencia a su gestión.

Creía que su etapa en defensa de los asesinos de ETA, fue algo pasajero, hoy veo que su misión si cabe es mas indigna en tanto centra sus ataques a víctimas del terrorismo. Afortunadamente no ha podido comprar nuestro silencio ni con subvenciones, medallas, y ayudas económicas, que dicho sea de paso, tenemos que agradecer a los ciudadanos que con sus impuestos son los que contribuyen a ello.

Tras la manifestación de los separatistas catalanes el pasado fin de semana Zapatero rápidamente se puso en contacto con ellos para conciliar posturas. ¿Espera la misma reacción tras la manifestación del 25-F?

Es obvio que no. Si el Presidente del Gobierno se dirige a nosotros para solicitar una reunión, me temo que sería únicamente para desactivar en cierta medida la manifestación, y de esa forma vender el talante del que tanto presume y del que carece.

Dada la absoluta insensibilidad por parte del gobierno hacía las reivindicaciones de las víctimas ¿no cree que es hora de ir pensando en otras movilizaciones ciudadanas más contundentes contra el gobierno Zapatero en caso de que consume su rendición ante ETA y el separatismo?

Esta manifestación no es el final. Seguiremos luchando por la defensa de valores tan importantes como “Memoria, Dignidad y Justicia”, los cuales todos defendemos indistintamente de a quién se vote. En este sentido, tengo la seguridad que la mayoría de los votantes del actual Gobierno no coinciden con la política antiterrorista llevada a cabo por el Ejecutivo presidido por José Luis Rodriguez Zapatero. Estoy convencido que todos los votantes del actual Gobierno estarían de acuerdo en que el Presidente volviese al consenso del Pacto Antiterrorista, lo que evidencia que hay quienes anteponen las siglas de un partido a la defensa de los valores mas elementales en un Estado de Derecho.

Habrá vencedores y vencidos, las víctimas, la sociedad civil, el Estado de Derecho serán los vencedores, los asesinos, sus cómplices y quienes los justifican, serán los vencidos, pese a quien le pese.

José Francisco Alcaraz, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo

«Hemos sufrido la muerte física de nuestros familiares y ahora pretenden nuestra muerte civil»
José Francisco Alcaraz. Jaén, 1968. Pierde un hermano de 17 años y dos sobrinas de tres años y medio en un atentado de ETA (11 de diciembre de 1987). Ingresa en la Asociación de Víctimas del Terrorismo Verde Esperanza
Presidente de la AVT desde junio de 2004
Por Israel Cuchillo Periodista Digital 25 Febrero 2006

No quiere que el Gobierno negocie con los asesinos de su hermano y de sus dos sobrinas. Y como él, la viuda del Guardia Civil, el padre del militar o la novia del concejal asesinados por la banda terrorista ETA. Tan sencillo como eso. Y tan legítimo. Pero a Zapatero, parece, le importa más apartar cualquier obstáculo que pueda dificultar su 'proceso de paz' que otra cosa. Hay que acallar a las víctimas de ETA, que sus sentimientos no calen en la sociedad: hay que silenciarlos. José Francisco Alcaraz, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, desvela un dato muy significativo: sólo dos televisiones, Intereconomía y Telemadrid, le han solicitado una entrevista con motivo de la manifestación del sábado 25 en Madrid. Vista la poca atención de gran parte de los medios de comunicación, las inclemencias del tiempo y la coincidencia con las celebraciones de carnaval, se daría "por satisfecho con que acudieran unas cincuenta mil personas". Pero son muchos más los que le dicen al Gobierno "En mi nombre ¡No!". Aunque desde Moncloa los intenten silenciar.

Pregunta: ¿Cree que el Gobierno va a tener en cuenta la manifestación del sábado, o la decisión de negociar con ETA es ya imparable?
Respuesta: Zapatero va a tomar nota de la manifestación, dado que está traicionando a las víctimas del terrorismo y a su propio proyecto electoral. Además, cuando estaba en la oposición, proclamaba que no se podía gobernar de espaldas a los ciudadanos.

P: ¿Se sienten las víctimas del terrorismo más desamparadas que nunca?
R: Nos sentimos desamparados en el sentido de que están intentando silenciar nuestra voz en el proceso de negociación con la banda terrorista. Nos sentimos atacados porque pretenden privarnos de nuestros derechos como víctimas y como ciudadanos. Hemos sufrido la muerte física de nuestros familiares y ahora pretenden nuestra muerte civil.

P: ¿Y con respecto a los medios de comunicación?
R: Está muy claro que hacen una política de información en virtud de cómo le puede afectar al gobierno, aunque no todos. Con motivo de la mafestación de mañana sólo dos televisiones han venido a entrevistarnos: Telemadrid e Intereconomía.

P: ¿Hay más 'Rosas Díez' en el Partido Socialista, aunque no lo hagan público?
R: En la base del partido sí que hay socialistas que me han mostrado su disconformidad con la negociación. Lo que ocurre es que si no tienen en cuenta a una eurodiputada, imagínese la opinión de un concejal.

P: ¿Y son muchos?
R: Militantes con cargo, pocos; votantes del PSOE, muchos.

P: ¿Se sienten respaldados por el electorado socialista, entonces?
R: La encuesta realizada por Francisco LLera demostró que alrededor del 70 por ciento de los votantes del PSOE estaban a favor de la manifestación del sábado, y más de un 50 por ciento del electorado de Izquierda Unida también.

P: De todos los gestos que los socialistas han hecho en las últimas semanas -la no presencia de Zapatero en el congreso de Víctimas en Valencia, movimientos en la cúpula judicial, la no condena de los últimos atentados, etc-, ¿Cuál le ha dolido más?
R: El posicionamiento que tuvieron en el Parlamento Vasco cuando se votó la propuesta de una paz sin vencedores ni vencidos.

P: ¿La dimisión de Peces Barba va a favorecer a las víctimas del terrorismo?
R: No. En realidad la dimisión de Peces Barba no es tal dimisión. Desde el momento en que fue nombrado Alto Comisionado para la Atención a las Víctimas entró a formar parte del engranaje de la negociación con ETA y ya entonces sabía cuándo se tenía que ir.

P: Si prosperan las conversaciones con la banda terrorista y los asesinos salen en libertad, ¿Cómo va a afectar esto al día a día de una víctima del terrorismo?
R: Los que se queden en España irán con la cabeza muy alta, sabiendo que hicieron todo lo que pudieron para no llegar a tal situación. Otros, quizá yo mismo, se plantearían marcharse del país.

P: ¿Y qué imagen de España cree que daríamos en el extranjero?

R: Imagínenes cómo quedaría el país si un gobierno democrático con todas las armas del estado de derecho no es capaz de derrotar a una banda de asesinos. Además, dejaríamos la puerta abierta a que cualquier terrorismo internacional (o nacional) consiguiera sus objetivos.

ADHESION A MANIFESTACIÓN AVT
www.convive.net  25 Febrero 2006

La Iniciativa Ciudadana CONVIVE manifiesta su adhesión a la manifestación que el próximo sabado día 25 de febrero, la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha convocado a partir de las 17:30 horas en Madrid bajo el lema, “Por ellos”, por todos. En mi nombre ¡NO!, que recorrerá las calles de Madrid.

La Iniciativa ciudadana CONVIVE nos adherimos a dicha manifestacion y animamos a todos a participar en ella.

Consideramos que en un estado democratico los violentos no pueden convertirse en los que tomen las decisiones políticas.

Cualquier final de ETA debe pasar por la existencia de Justicia para las Victimas y la no concesión de prebendas de carácter político.

Tan solo la entrega incondicional de las armas, es el tema del que los delincuentes deben de hablar con el Ministerio de Interior.

Consideramos que la actual situación en el que continua la extorsión del impuesto revolucionario, los atentados a empresarios son cotidianos, y que en nuestra ciudad de Zaragoza asistimos a un problable resurgimiento mortal de los GRAPO hacen muy difícil el pensar que ETA quiera abandonar la lucha armada.

Consideramos que la actual situación en la que ETA no ha cometido atentados mortales se debe a diversos factores:

· La eficacia en las detenciones dela Policia.
· La Ley de partidos que ha dejado a ETA sin parte de su financiacion economica.
· El pacto por las libertades y contra el terrorismo.
· La movilización social que cada dia mas en Euskadi repudia los atentados terroristas.

Y aunque estos factores han contribuido en numerosas ocasiones tan solo la casualidad o la suerte han hecho que ETA no haya causado muertes y los ultimos atentados de esta semana asi nos lo demuestran.

Los lamentables atentados del 11 de Marzo han contribuido tambien ha demostrar que los ciudadanos mas que nunca estan unidos frente a los terroristas.

ETA sabe que cada dia esta mas arrinconada en sus postulados de asesinos y ese es uno de los mensajes que cientos de miles de ciudadanos (entre ellos varios cientos de aragoneses) le trasmitiremos este sabado en Madrid acompañando a gran parte de las victimas.

Zaragoza 22 Febrero 2006, Iniciativa Ciudadana CONVIVE
Apartado de Correos 411, 50080 Zaragoza
Telf: 976 33 10 44  convive@convive.net    www.convive.net

Claudio Magris: «El peligro de Europa está en la fiebre de los nacionalismos»
El escritor italiano fue investido ayer Doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense
Goyo García Maestro La Razón 25 Febrero 2006

Madrid- Ellos se hubieran quitado el sombrero, o el birrete, si el rígido protocolo no lo hubiera impedido. Profesores y catedráticos universitarios embelesados mientras escuchan la lección del Doctor Claudio Magris (Trieste, 1939) durante su intervención en el Paraninfo de la Universidad Complutense. Con su rostro pétreo y seductor -y hablando un italiano apasionado-, el autor de obras emblemáticas como «El Danubio» y «Microcosmos» fue desgranando en el discurso su admiración por las literaturas española y alemana a partir de una idea: la creación literaria frente a las férreas normas de la ley. La literatura, y en especial la poesía, también tiene sus reglas -sostiene Magris-, está gobernada, como el Derecho, por unas normas que ningún escritor puede esquivar.

El lado oscuro del corazón. A su juicio, «la razón y la ley tienen más fantasía que el corazón, que es sólo capaz de sentir sus propias e intransferibles complicaciones. El corazón, decía Manzoni, sabe realmente poco, apenas un poco de lo que le ha sido narrado». Magris defendió el lado oscuro de la condición humana porque conlleva en sí «la pasión, el amor o la creatividad, que son en definitiva, la literatura».

Pero también es consciente de que son necesarios los «valores fríos», las leyes, «para establecer las reglas y las garantías de tutela del ciudadano, sin las cuales los individuos no serían libres y no podrían vivir su “cálida vida”». Pero la ley también «es trágica porque pone en marcha mecanismos necesarios que representan un correctivo al mal, pero son siempre un mal menor y nunca un bien».

El autor de «Utopía y desencanto», que salpicó su intervención de referencias literarias como Shakespeare, Cervantes, Lope de Vega, Heine, Kafka, Dostoievski y Canetti, no dejó pasar uno de los temas centrales de su discurso como es el rechazo a las ideologías basadas en la exclusión. «Hoy en Europa el peligro está representado por la fiebre identitaria y centrífuga de los micronacionalismos regionalistas y particularistas», advirtió.

Una idea en la que hizo hincapié el rector de la Universidad Complutense, Carlos Berzosa, quien retomando el discurso de Magris afirmó que «el nacionalismo envenena la flor de la cultura europea».

A su lado, Fernando Savater, azote del nacionalismo vasco y uno de los pensadores que más tinta ha empleado en desenmascarar la debilidad intelectual de quienes defienden el nacionalismo desde posiciones democráticas, escuchaba con atención. Minutos antes había leído la «laudatio», en la que trazó un perfil exacto del autor italiano. De él alabó su figura «abierta y poliédrica», su desafiante espíritu de escritor que no teme enfrentarse a nuevas empresas y, en especial, la huella dejada por «El Danubio», «uno de los libros que más han contribuido a descubrir Europa a los europeos». También es Magris «el viajero excepcional» que «sabe trasladarse con atención, humildad y perspicacia», además de un ensayista que «ha sabido circular sin desmayo entre la utopía y el desencanto, ayundándonos a combatir con lúcidas lecciones los peligros de una y otro».

Para el pensador italiano, la meta del viaje «son los hombres. No se va a España o a Alemania, sino entre españoles o entre alemanes». A su juicio, «el viajero está obligado a descubrir la fraternidad y el común destino del mundo, está obligado a sentir que el mundo entero es su casa y que sólo este sentimiento hace verdadero su amor por la casa que ha dejado en su país».

El PNV y EA reparten libros a favor del PCTV y contra el PP en nueve escuelas de Álava
J. Arias Borque La Razón 25 Febrero 2006

Vitoria- Los nacionalistas vascos han vuelto a llevar la política a las aulas, esta vez a través de un libro de versos en euskera que se ha repartido gratuitamente en nueve escuelas alavesas. Este hecho fue denunciado por los populares alaveses, quienes hicieron público que el mencionado libro contiene mensajes en contra de la formación popular, a favor de los herederos de Batasuna en el Parlamento vasco, el PCTV, y criticando a los que no saben euskera.

Según explicó el secretario general del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, se incluyen versos que dicen, en euskera: «En seguida vienen las elecciones y todos a las urnas; al PP le vamos a dar una patada en el culo. Irán al ayuntamiento a votar, nos van a dar una paga si sale EHAK. Si sale el PP, qué miedo para nosotros»; o «Lo principal es el euskera; a los que no hablan euskera, dadles vosotros una patada de parte de los vascos».

El libro es fruto de un curso de «bertsolarismo» financiado por varios ayuntamientos alaveses. Una vez dadas las clases, los alumnos, de entre once y trece años, escriben sus versos, que, compilados en un volumen, son repartidos por varios centros escolares. La edición de este libro está pagada con dinero de los consistorios de Llodio, Asparrena, Aramaiona, y las cuadrillas de Zuya y Campezo, instituciones públicas controladas por la coalición nacionalista PNV-EA, y está editado por la por la Agrupación de Bertsolaris de Álava. Los centros que han participado en la elaboración del libro y en los que se han repartido son las ikastolas de Abendaño, Abechuko y Lanzazuri de Vitoria; los institutos Aniturri de Salvatierra y Canciller Ayala de Llodio; las ikastolas Garazi de Legutiano; Lateorro y Lamuza de Llodio, y la escuela Dulantzi, de Alegría.

Tras la denuncia de estos hechos, los populares alaveses adelantaron ayer la presentación de una batería de iniciativas en la Cámara vasca para que el consejero de Educación, Tontxu Campos, aclare y explique por qué con dinero público se edita un libro que «trata de ideologizar a través de la escuela, tratando de poner a los alumnos en contra del PP».

"AL PP LE VAMOS A DAR UNA PATADA EN EL CULO"
Denuncian el reparto de libros en colegios con versos en los que se ataca al PP y a los que no hablan euskera
El PP denunció el reparto de un libro de versos en nueve centros escolares de Álava con mensajes en su contra, a favor de los comunistas de las Tierras Vascas y criticando a los que no saben euskera. En una de estos versos se puede leer: "En seguida vienen las elecciones y todos a las urnas; al PP le vamos a dar una patada en el culo. Irán al ayuntamiento a votar, nos van a dar una paga si sale EHAK. Si sale el PP, qué miedo para nosotros".
Agencias Libertad Digital 25 Febrero 2006

El secretario general del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, junto a varios concejales de los municipios afectados, criticó hoy en una rueda de prensa el reparto de este libros, informa Efe.

Según explicaron los populares, varios ayuntamientos alaveses financian cursos de bertsolarismo (declamación de versos en euskera) en centros escolares alaveses. Una vez dadas las clases, los alumnos, de entre once y trece años, escriben sus versos, que, compilados en un volumen, son repartidos por varios centros escolares.

En este libro se incluyen versos que dicen, en euskera: "En seguida vienen las elecciones y todos a las urnas; al PP le vamos a dar una patada en el culo. Irán al ayuntamiento a votar, nos van a dar una paga si sale EHAK. Si sale el PP, qué miedo para nosotros". También hay otro verso que dice: "Lo principal es el euskera; a los que no hablan euskera, dadles vosotros una patada de parte de los vascos".

Los centros que han participado en la elaboración del libro y en los que se ha repartido son las ikastolas (escuela en euskera) de Abendaño, Abetxuko y Lanzazuri de Vitoria; los institutos Aniturri de Salvatierra y Canciller Ayala de Llodio; las ikastolas Garazi de Legutiano; Lateorro y Lamuza de Llodio, y la escuela Dulantzi, de Alegría.

El libro está pagado con dinero de los ayuntamientos de Llodio, Asparrena, Aramaiona, y las cuadrillas de Zuya y Campezo, y editado por la agrupación de bertsolaris de Alava. Oyarzabal explicó que el PP respeta la libertad de expresión de los alumnos, pero otra cosa "es que alguien decida que esos versos merece ser publicados en un libro escolar y ser pagados con dinero público".

Por ello, van a presentar varias iniciativas en el Parlamento Vasco para que el Departamento de Educación dé explicaciones, ponga más controles y vigile que no se pague con dinero público un libro "que trata de ideologizar a través de la escuela, tratando de poner a los alumnos en contra del PP, el partido que representa a los alaveses, que gobierna en Alava", concluyó Oyarzabal.

Castellano y japonés

María Torrijos Hernández/Barcelona Cartas al Director El Correo 25 Febrero 2006

La ley catalana de política lingüística establece que todos los niños de Cataluña tienen derecho a recibir enseñanza en su lengua habitual, ya sea el español o el catalán. Sin embargo, para Artur Mas la ley no está para cumplirse y ha hecho unas declaraciones en que recomienda a aquellos padres de Cataluña que quieran que sus hijos reciban educación en español «que monten un colegio privado en castellano para el que lo pague, igual que montaron uno en japonés». Hay que agradecer a los nacionalistas que de vez en cuando se quiten la careta y digan lo que realmente piensan: para Artur Mas, el español en Cataluña merece el mismo trato que el japonés. Algo no funciona cuando en una parte de España, el español es tratado como si fuera una lengua extranjera.

Recortes de Prensa   Página Inicial