AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 22 Abril  2006
La democracia del ridículo
Enrique de Diego elsemanaldigital 22 Abril 2006

EL PSOE AMENAZA LA IDENTIDAD NAVARRA
Editorial minutodigital 22 Abril 2006

La excusa perfecta
CARMEN MARTINEZ CASTRO ABC 22 Abril 2006

El fracaso de España
Luis Hernández Arroyo Libertad Digital 22 Abril 2006

ETA y Vendrell juegan sus cartas
Fernando Enebral elsemanaldigital 22 Abril 2006

Cuando un gobierno no respeta la libertad
Ignacio Villa Libertad Digital 22 Abril 2006

El esperpento de Cataluña
M. MARTÍN FERRAND ABC 22 Abril 2006

El bienestar español
JUAN MANUEL DE PRADA ABC 22 Abril 2006

Un mazazo de primera
Emilio J. González Libertad Digital 22 Abril 2006

El «caso Vendrell», acto segundo
Editorial ABC 22 Abril 2006

Irak y el terrorismo
GEES Libertad Digital 22 Abril 2006

Cómo eliminar las armas nucleares de Irán
Victor Davis Hanson Libertad Digital 22 Abril 2006

Sanz reitera que se negocia el futuro de Navarra con ETA y es criticado por el resto de fuerzas
E. C./PAMPLONA ABC 22 Abril 2006

Ayer, amenazados por ETA; hoy «una broma»
R. N. La Razón 22 Abril 2006

El último detenido era un «correo» que trasladaba bonos de ETA entre «herriko tabernas»
J. M. Z. / R. L. V. La Razón 22 Abril 2006

El BNG quiere que se hable gallego... en Extremadura
R. A. La Razón 22 Abril 2006

Un incendio provocado destruye la tienda de un concejal navarro y causa cuatro heridos
AGENCIAS - Barañaín  El País 22 Abril 2006

FINALMENTE LOS PATROCINADORES ABANDONAN VIÑAROCK ANTE LA PRESENCIA DE SOZIEDAD ALKOHOLIKA
ESPAÑA Y LIBERTAD 22 Abril 2006

La democracia del ridículo
Enrique de Diego elsemanaldigital 22 Abril 2006

Quiero reivindicar desde aquí la condición de nación de Sepúlveda y su alfoz. La Comunidad y Tierra de Sepúlveda tuvo fuero desde el siglo XI y sus ciudadanos consideración de infanzones, por lo que no pagaban impuestos. Tiene, además, hecho diferencial claro: su mítico cordero, nunca suficientemente encomiado. Donde esté el cordero sepulvedano que se quiten Ferrán Adriá y su cocina pija.

Nuestra democracia no es que esté rompiendo el pacto constitucional –de esos polvos vienen estos lodos-, ni que caminemos hacia una república confederal, es que está cayendo literalmente en el ridículo. Tras la caótica secesión virtual de Cataluña, cuyo Estatut convierte al resto de España en un protectorado, ahora emerge el chavismo reivindicando para Andalucía la consideración de realidad nacional, lo cual es indiscutible, pues Andalucía tiene un hecho diferencia clarísimo: el PER, por el que el PSOE compra votos a costa del dinero de los demás: con el dinero de otros hacen fiesta los devotos. Es el único lugar del mundo en el que el Estado da una subvención por y para no dar un palo al agua. Y a pesar de esquema tan sencillo se mueve en un clima de corrupción y se reparte en los ayuntamientos para que quede bien claro quién es el señorito.

Como aquí el patriotismo es social, la ética, práctica, el presidente un bobo solemne, el torturador y secuestrador Arnaldo Otegi hombre de paz, y un desocupado redentorista trabucaire, mediador internacional, toda estupidez ha tomado carta de naturaleza. Lo de Sepúlveda es mucho más serio que todo lo que se está haciendo y lo que queda por llegar, con Navarra como moneda de cambio, merced al pacto perverso PSOE-ETA.

Estamos inventando la nación de naciones: comunidades, realidades, símbolos nacionales al por mayor. No hay límites en esta comedia bufa, porque un Parlamento no puede declarar el carácter nacional de ninguna parte sin entrar en clara ilegitimidad de ejercicio y verse obligado a cerrar por defunción o por hilaridad.

Toda esta ceremonia de la confusión, tirando a pitorreo, no tiene otra finalidad que dotar a las clases políticas periféricas de mayor capacidad de intervención en la vida de los ciudadanos y aumentar del botín para que los políticos puedan colocar a los militantes. No se toman medidas económicas necesarias, mientras, vía naciones plurales y chorradas varias, se sigue aumentando el gasto público y la expoliación de las clases medias.

A lo mejor, los ciudadanos nos terminamos hartando de la tomadura de pelo. Otrosí: Se da la independencia a Andalucía y nos ahorramos una pasta. Y además el PSOE no vuelve a gobernar por los restos en lo que quede, poco o mucho, de España. Vade retro, Chaves. No nos tientes.

EL PSOE AMENAZA LA IDENTIDAD NAVARRA
Editorial minutodigital 22 Abril 2006

Se preguntaba hace unos días, con ocasión de su visita a Pamplona, Mariano Rajoy sobre la posición del gobierno sobre la pretensión del separatismo vasco de anexionarse Navarra. "Me gustaría más claridad y contundencia en principios y convicciones desde la Presidencia del Gobierno", subrayó.

El PSE ya ha respondido a Rajoy. Si hubiera consenso político" en el País Vasco y Navarra para conformar ese hipotético órgano político, en refrencia a un gobierno consorciado para las dos regiones, no tendría "ninguna dificultad en que se pueda reeditar esa fórmula", afirmó el coordinador y portavoz de la Ejecutiva del PSE, Rodolfo Ares. "En todo caso", dijo el dirigente socialista, "lo que tenga que hacerse de la relación de Euskadi con Navarra será decisión de los políticos y de los ciudadanos y el futuro de Navarra lo decidirán las instituciones y los ciudadanos de Navarra".

Ibarreche, ha aprovechado el cruce de declaraciones sobre el supuesto órgano común entre la comunidad vasca y Navarra para continuar la ofensiva anexionista de los nacionalistas. A su juicio: "no hay que tener miedo a este tipo de cosas y, desde ese punto de vista, igual que las relaciones que tenemos que tener entre los territorios vascos las deben decidir sus ciudadanos, no entiendo qué miedo puede haber a que los navarros decidan".

Bajo la trampa de una fragmentación del pueblo español, con al división del cuerpo electoral a la conveniencia del separatismo, se esta suplantando la soberanía nacional, por la soberanía de las autonomías, de forma que España entera carece de voz para decidir su futuro. De esta forma, los separatistas vascos, ayudados pro el socialismo, pretenden intentar la anexión de Navarra, mientras niegan el derecho a decidir, en las mismas condiciones que reclaman para los navarros, a los alaveses sobre su pertenencia a ese Esuskadi demencial soñado por Sabino Arana.

En todo caso asistimos a un momento en el que el PSOE esta fomentando, en su carrera ciega por el poder y su intención de imponer a despecho de media España su forma de estado federal, el resquebrajamiento, no solo de la unidad nacional, sino de la convivencia nacional. Jamás, desde la guerra civil, la opinión pública estuvo tan polarizada, por mucho que De la Vega se empeñe en vendernos su idílico mundo feliz, en el que España supuestamente estaría más unida que nunca.

La excusa perfecta
Por CARMEN MARTINEZ CASTRO ABC 22 Abril 2006

Ignoro si existe una definición académica del término «sociedad civil» pero me apunto a la propuesta de Gustavo Bueno de triturar un concepto especialmente manoseado desde que la paz de Otegi está con nosotros: «la sociedad civil va a olvidar a los muertos», «la sociedad civil no reacciona», «la sociedad civil va a tragar con todo», «la sociedad civil está anestesiada»... la sociedad civil para arriba, la sociedad civil para abajo, pero siempre culpable de algo.

Tan rotundos análisis surgen de quienes obviamente no se consideran parte de esa sociedad civil. Hablan de ella con la distancia del entomólogo que cuenta las patas de un artrópodo. Son las élites que dirigen o creen dirigir al conjunto de la sociedad. Los primeros, por supuesto, son los profesionales de la política pero luego vienen los estrategas demoscópicos, los intelectuales ubicuos y los comentaristas pluriempleados hasta la extenuación. Hablan de la sociedad civil con desapego y en los últimos tiempos con cierto desprecio: es la falta de respuesta de los ciudadanos la que estaría permitiendo a Zapatero dinamitar el régimen político pactado en el 78. La sociedad civil se ha convertido así en la excusa perfecta para sortear sus gravísimas responsabilidades en lo que ya ha ocurrido y en lo que está por venir.

Lo dicen diputados socialistas incapaces de anteponer su condición de ciudadano a su adscripción partidaria; de Guerra para abajo todos aprobaron el Estatuto catalán. Lo dicen los intelectuales de relumbrón después de haber puesto su nombre y su prestigio al servicio de un proceso claramente totalitario. Lo dicen los publicistas del narcotizante «no pasa nada» y se incluyen en este pintoresco coro bastantes dirigentes del PP a quienes la melancolía por la pérdida del poder les lleva a despreciar a su electorado y los impresionantes ejemplos de movilización que ha protagonizado en los últimos meses.

En apenas unas semanas ha quedado demostrado que el gobierno no persigue la paz más que desde el concepto zapateril de la «ética práctica». La supuesta paz - vergonzante para el Estado y desleal con las víctimas- no es un fin en sí misma sino un medio, un instrumento más para avanzar el objetivo perverso de acabar con la alternativa democrática. Se trata de demoler el régimen para evitar que pueda repetirse una mayoría de centro derecha como la del año 2000.

Después de dos años de gobierno, Zapatero puede mentir pero ya no engaña más que a quien quiere ser engañado. Aquellos dirigentes del PP confortablemente criados al calor de los gobiernos de Aznar no deberían jugar al apaciguamiento con quienes pretenden expulsarles del juego democrático. Es una cuestión de supervivencia pero también de estrategia y de moral: alguien debe defender la dignidad de la maltratada sociedad civil española.

Navarra como Anschluss
El fracaso de España
Luis Hernández Arroyo Libertad Digital 22 Abril 2006

La maniobra envolvente sobre Navarra entre ETA, Zapatero y el PNV –con el apoyo de los catalanistas, no lo olvidemos–, es sencillamente escalofriante. Ha cambiado mi consideración hacia ZP. Ya no le veo como un tonto con una tiza, sino como un malvado que ha aprendido a mandar, y mucho. Despide ministros y pone a otros con una agilidad pasmosa. No se le discute en los comités federales del partido, simplemente los discrepantes no asisten. Los diputados con capacidad de raciocinio son fácilmente controlados con la ayuda, por cierto, de la torpeza del PP, que pidió votación nominal en el pase del estatuto catalán.

No se ha reflexionado suficientemente sobre esto, que es un signo de que probablemente sea el secretario general de cualquier partido con más poder desde la transición. No es un desdeñable resultado, dada la tradicional escisión, siempre latente en el PSOE, entre "moderados" y "radicales" (prietistas y caballeristas). Si revisamos la historia electoral desde 1977, veremos que una condición fatal para perder las elecciones es la falta de disciplina de partido, lo cual es un factor añadido, como si pocos hubiera, de viento electoral a su favor. Esto quiere decir que su capacidad de destrucción es ahora ilimitada, que las fuerzas centrífugas que él mismo ha desatado serán cada vez más difíciles de frenar, y que me temo que repetirá victoria electoral, sobre todo si adelanta el calendario. Todos los elementos y dudas que han surgido sobre el 11-M no han mermado, de momento, esa perceptible firmeza de sus actos. Los optimistas dicen que ven cierto nerviosismo y desasosiego en el gobierno. Yo no. Han sabido manipular con gran maestría la angustia social creada por el terrorismo: en un primer paso nos han vendido la retirada de Irak como garantía frente al islamismo, y ahora han rematado la jugada con la paz de ETA. Hay que reconocerles una óptima gestión de los tiempos, a la vez que conocimiento profundo de esta sociedad, que no quiere o no puede ver las oscuras sombras que flotan sobre el 11-M, minimizadas ante la promesa de una ETA aparentemente rendida.

Quizás hemos sido demasiado desdeñosos sobre la capacidad destructiva del sujeto. Hemos confundido incapacidad intelectual manifiesta con torpeza de mando, y estamos descubriendo con cierto pavor que no hemos tenido nunca un presidente de la democracia con tanto poder y tanta maldad.

Ahora, tras el fracaso de España ante el estatuto catalán, nos ponen delante, no ya la posibilidad, sino la probabilidad de que Navarra sea anexionada por el País Vasco. Los cretinos de siempre, que tanto abundan, hacen estúpidas cábalas sobre la mayoría de votos no nacionalistas, y no se han dado cuenta de que el futuro estatuto vasco va ser más inconstitucional que el catalán. No son tiempos de cábalas de escrutinio neutral. No nos están ofreciendo una libre elección de los navarros, sino un trágala en toda regla por el procedimiento, tan conocido, de la Anschluss de Austria en 1938... y al final parece que había unanimidad en aceptar lo inevitable. No estoy sugiriendo que estamos ante un Hitler y la Segunda Guerra Mundial. Los tiempos cambian. Pero los comportamientos de debilidad frente a la audacia siempre han premiado a ésta, y esto lo sabía muy bien aquel zorro cuando ocupó la Renania desmilitarizada y las potencias se lo permitieron. Entonces dijo: "si hubieran querido nos hubieran barrido; no tenemos ejército, pero la próxima vez será distinto". Si cedemos, Navarra será el punto de no retorno para España.

ETA y Vendrell juegan sus cartas
Fernando Enebral elsemanaldigital 22 Abril 2006

Antes, sólo del bacalao se decía que era "a la vizcaína". Hoy, como las ciencias adelantan que es una barbaridad, apelativos de este tipo culinario acabarán aplicándose a otros protagonistas. Por ejemplo, nada nos extrañaría que terminásemos hablando de una "Gestapo a la catalana" si los dientes que ya ha enseñado Vendrell a sus paisanos culminan en afilados colmillos que se hinquen en sus yugulares para sorberles la sangre cual Drácula recidivo. Porque ya es toda una sorpresa -y muy desagradable- ver a Vendrell -que estaba siendo investigado por aparente chantaje a empleados públicos a quienes se les pasaba al cobro un "impuesto revolucionario mensual" sobre su nómina (según el propio investigado reconoció y hasta se jactó públicamente que hacía)- pasar a ser el responsable gubernativo que tendrá que "investigarse" a sí mismo... ¡Menuda tomadura de pelo le gasta Maragall a Cataluña!

Pues no les arriendo las ganancias a los catalanes como el amigo Vendrell extienda la costumbre de enviar cartas a gente reclamándoles "impuesto revolucionario" o sepa usted qué otras cosas, que pueden derivar probablemente en parecidas a las que inspiraban a la Gestapo.

Como los asesinos de ETA ahora canonizados por Zapatero, que también siguen jugando sus cartas -de chantaje, claro- para que los empresarios les repongan los cientos de miles de euros que han dejado de fianza por sacar del trullo a Otegi y otros, y que después sepa usted también a qué nueva "gestapada" mutará.

¿Que las cartas eran anteriores a la supuesta situación actual? Pues me da lo mismo, en tanto quienes las enviaron no se retracten públicamente de haberlas mandado.

Porque si ni ETA ni Vendrell se retractan de cómo han venido jugando esas sus cartas, ¿dónde va a quedar en España la seguridad jurídica que es puntal irrenunciable de los derechos humanos fundamentales?

A lo peor, claro, termina como la que había en esa República que Zapatero ensalza, y en la que las propias Fuerzas y Cuerpos de Seguridad te soltaban el tiro en la nuca -como le sucedió al pobre Calvo Sotelo- en cuanto el republicano de turno te tenía envidia o ambicionaba lo tuyo.

Y algo de esto parece que ya se hubiese sometido a "ensayo general" cuando en Madrid fue la propia policía quien detuvo ilegalmente a dos personas por el mero hecho de ser afiliados a un partido que no gustaba a algún estalinista oscuro. El asunto se está ventilando en los tribunales estos días, pero ya veremos si al final pagan el pato los "mandaos" en vez de los mandantes.

En fin: ¡que Dios nos pille confesados!

Detenciones ilegales
Cuando un gobierno no respeta la libertad
Ignacio Villa Libertad Digital 22 Abril 2006

Esta primera semana del juicio celebrado por la detención ilegal de dos militantes del Partido Popular ha sido demoledora para los intereses del gobierno. No han tenido que pasar muchos días para que no exista ninguna duda sobre las burdas mentiras de un gobierno que intentó situar al Partido Popular en la radicalidad y en el extremismo y que, al final, se ha visto directamente involucrado en detenciones políticas que en una democracia homologada no tienen lugar bajo ningún concepto.

Una semana de juicio ha sido más que suficiente para tomar nota de lo que es capaz de hacer este gobierno para salirse con la suya. No entienden de libertad. Sólo aceptan la militancia única y el enfrentamiento por el enfrentamiento. En esa prepotencia que sólo se encuentra en el poder, pensaron que podían desmontar a las víctimas del terrorismo con provocación y con insidias y se han encontrado con que su mangoneo ha saltado por los aires.

Cuando un gobierno ha sido capaz de hacer lo que ha hecho con las víctimas del terrorismo, ¿qué cabe esperar? Desde el gobierno se han hecho cambiar declaraciones, se han inventado pruebas, se han manipulado fotografías para inculpar a dos ciudadanos de a pie, se ha mentido descaradamente y se ha utilizado al grupo Prisa para cambiar la realidad de lo ocurrido. Si hacen esto con una manifestación, ¿qué no serán capaces de hacer con el 11 de marzo? Experiencia en el ramo es indudable que tenían.

Una semana de juicio ha dejado claro que las detenciones de dos militantes del Partido Popular han sido ilegales y políticas; la sentencia judicial así lo recogerá. Rodríguez Zapatero y su gobierno se han creído los dueños de lo que han dejado de España. Y piensan que con cuatro gritos, dos golpes en la mesa y una voz nos ponemos todos en tiempo de saludo. Pero no es así; por eso se deberán aclarar las responsabilidades políticas. El delegado del Gobierno en Madrid, el ministro Alonso, el ex-ministro Bono, el Fiscal General del Estado y el presidente del Gobierno deberían, primero, explicar lo qué pasó en el Congreso. Y luego, algunos tendrán que abandonar sus cargos, por no entender los principios básicos de la democracia.

El juicio que se está celebrando sobre las mentiras del gobierno no ha terminado en lo judicial, pero tampoco en lo político. El ejecutivo de Zapatero lo deberá pagar si todavía mantiene algún respeto, siquiera residual, por la democracia. Un recorte de las libertades de los ciudadanos no puede quedar fuera de las responsabilidades políticas.

El esperpento de Cataluña
Por M. MARTÍN FERRAND ABC 22 Abril 2006

DOS personajes políticos tan distantes como Artur Mas y Josep Piqué han coincidido sin previo acuerdo en calificar la situación que se vive en Cataluña como «esperpéntica». Quizás se queden cortos. Según el inventor del género, mi muy admirado paisano Ramón del Valle-Inclán, «los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el esperpento». Si buscamos la precisión, ese espejo, para bien reflejar el disparate que lidera Pasqual Maragall, es un decir, habrá de estar azogado con una espesa capa de corrupción. En caso contrario no devolverá la imagen de los vampiros que sobrevuelan los escenarios del Govern y sus alrededores. Tragar un sapo de vez en cuando es uno de los impuestos que la política les cobra a sus grandes protagonistas; pero, en función de las circunstancias, lo que ahora tiene que tragarse Maragall es toda una familia de hipopótamos. Aun habiendo demostrado ya grandes tragaderas, no creo que dé para tanto.

Coinciden también los líderes de CiU y el PP en que el reparto gubernamental que, a la desesperada, Maragall se ha sacado de la manga constituye una «agresión a la dignidad democrática e institucional». No es que, por ejemplo, el nuevo titular de la Consellería de Governació i Administracions Públiques, Xavier Vendrell, esté «bajo sospecha», como dice el líder de Convergencia, sino que es una certidumbre plena de la peor estirpe en la práctica partidista. El hombre que, secretario de Organización de ERC por más señas, exigía el pago de cuotas a los cargos y funcionarios designados por sus partidos con la amenaza de perder el empleo es, independientemente de la tipificación que merezca el caso en la sede judicial en que se sigue, un caradura y un extorsionador. Cabe pedir una cierta ejemplaridad en los hombres públicos y no es asumible su envilecimiento.

Desgraciadamente los supuestos éticos no son necesariamente respetados en el juego político; pero en este caso, con la única justificación de agotar la legislatura a cualquier precio -dicho sea como agravante-, Maragall se ha pasado de la raya y ha entrado de lleno en los territorios que sólo merecen el desprecio. Para cumplir su ambición personal de llegar a president, abdicó de supuestos que pueden suponerse básicos para el PSC y se cogió del brazo con Josep Lluís Carod-Rovira. El republicano, que nunca da puntada sin hilo, le hace ahora pagar caro el precio de aquel pacto y, de hecho, le ha dejado al líder socialista inservible para cualquier nuevo uso electoral. Ya puede ir pensando José Montilla, guardián del socialismo catalán, en un nuevo hombre con el que encabezar las próximas listas electorales. Cuando toque o, posiblemente, un poco antes, porque un Gobierno como el que ya rodea al president tiene menos fuste que un castillo de naipes y puede venirse abajo sin necesidad de que el soplido final sea muy fuerte.

El bienestar español
Por JUAN MANUEL DE PRADA ABC 22 Abril 2006

HACE unos días, en un artículo transido de doliente sarcasmo, Antonio Burgos trazaba un diagnóstico tan acertado como amedrentador de la sociedad española, inmersa en una suerte de marasmo de complacencia suicida, absorta en su bienestar material y ajena a los ejercicios de ingeniería social y aventurerismo político que se urden a su costa: «La enajenación colectiva de un pueblo dormido, al que parece que han anestesiado, con la epidural en su capacidad de protesta, resignado, que todo se lo traga, preocupadísimo por el buen vivir y el buen beber, con todo su interés puesto en la realidad... de que la cerveza esté fresquita, que las gambas sean blancas, frescas y como saxofones, y que haya muchos puentes de Primero de Mayo para irnos todos a la playa o a matarnos por las carreteras colapsadas». Gibbon no lo hubiera expresado mejor; incluso a uno le acomete la duda de si Burgos no habrá expoliado las páginas de Decline and Fall para trazar tan feroz diagnóstico. Porque de lo que nos habla Gibbon en su obra inmortal es precisamente de un pueblo henchido, apopléjico de bienestar, ensimismado en sus pasatiempos y placeres, que permite las maniobras irresponsables, claudicantes o dimisionarias de sus gobernantes, con tal de seguir disfrutando sus privilegios. Cuando tanta permisividad lánguida convierte al Imperio Romano en un gigante fofo e invertebrado, inerme ante el zarpazo del invasor, ya resulta demasiado tarde para reaccionar. Llegados a este punto, ya sólo resta esperar a los bárbaros, como en el poema de Kavafis.

Las palabras de Antonio Burgos me han recordado otras, menos engalanadas de ironía, de Solzhenitsyn, en las que el hombre que nos desveló el infierno del gulag trata de dilucidar cuál fue el factor determinante que desencadenó los mayores crímenes del siglo XX. Solzhenitsyn considera que tal acumulación de calamidades se produjo «cuando Europa, que por entonces gozaba de una salud excelente y nadaba en la abundancia, cayó en un arrebato de automutilación». Gibbon y Solzhenitsyn coinciden en enfatizar la opulencia que anegaba, que embriagaba casi, esas sociedades a punto de desmoronarse. Y es que el bienestar y la prosperidad engendran, no nos engañemos, molicie, desistimiento y blandenguería; también un apetito desmedido por el disfrute de los placeres temporales que eclipsa la conciencia del hombre y le hace perder la noción de cualquier mandato de índole divina o exigencia moral. Las sociedades anestesiadas por el bienestar no tardan en adoptar la estrategia del avestruz: creen que basta con ignorar los problemas -terrorismo, inmigración, separatismo, etcétera- para que desaparezcan; creen que basta envolverlos en el papel de celofán del buenismo para que la zozobra que antes nos causaban se convierta en una plácida y voluptuosa condescendencia. Naturalmente, estas sociedades anestesiadas por el bienestar son extraordinariamente débiles, capaces de entregar la primogenitura a cambio de un mísero plato de lentejas; sociedades dispuestas a la dimisión de sus principios, a los más sórdidos cambalaches, dispuestas incluso a sobrellevar una existencia genuflexa con tal de evitarse problemas engorrosos, sean éstos de índole moral o política. Y, en fin, son sociedades que se rinden ante cualquier enemigo, antes incluso de librar batalla (como se rendían los países más opulentos y civilizados de Europa a las divisiones Panzer); enemigo que no hace falta que venga de fuera, pues con frecuencia el elemento que acaba de descomponer estas sociedades hediondas es la gangrena que las corroe, ese «arrebato de automutilación» del que nos hablaba Solzhenitsyn. Son sociedades entrópicas, condenadas a inocularse a sí mismas los gérmenes de su propia destrucción. España es hoy, querido Antonio, el epítome lastimoso de una sociedad anestesiada por el bienestar.

OPA contra Endesa
Un mazazo de primera
Emilio J. González Libertad Digital 22 Abril 2006

La decisión del Tribunal Supremo de suspender de forma cautelar la decisión del Consejo de Ministros de autorizar la OPA de Gas Natural sobre Endesa, supone un duro mazazo para el Gobierno, con consecuencias económicas y políticas de largo alcance. Por supuesto, todavía no se trata de una sentencia definitiva que dé la razón a Endesa en su demanda contra el acuerdo del Ejecutivo de autorizar la OPA, pese a la cantidad de principios de defensa de la competencia que vulnera dicho acuerdo, pero se trata de un primer reconocimiento por parte del Supremo de que la eléctrica que preside Manuel Pizarro tiene razón en su denuncia y de que el Gabinete ha actuado de forma arbitraria para favorecer los intereses de Gas Natural a cualquier precio, en contra de Endesa, en vez de hacerlo con la imparcialidad que cabría esperar de las máximas autoridades económicas y políticas de este país.

Desde esta perspectiva, el fallo del Supremo supone un principio de desautorización al ministro de Industria, José Montilla, principal valedor de los intereses catalanes de todo tipo en el Gobierno nacional, y al propio presidente José Luis Rodríguez Zapatero, quienes apoyaron la OPA de Gas Natural contra viento y marea aún a sabiendas de que su posición era tan injusta como contraria al dictamen del Tribunal de Defensa de la Competencia sobre este caso, que recomendó la prohibición de la operación por sus consecuencias graves y permanentes para el sector eléctrico español. ¿Cómo se explica ahora la autorización del Consejo de Ministros en contra de lo dicho por las autoridades de defensa de la competencia? ¿Qué tienen que decir Zapatero y Montilla al respecto?

Con el acuerdo del Consejo de Ministros en suspenso, se puede decir que Gas Natural ha quedado, práctica y definitivamente, fuera de la pugna por hacerse con Endesa, algo que, en cierto modo, ya ha empezado a admitir Zapatero cuando le dijo el pasado jueves a la canciller alemana Angela Merkel que el Gobierno no pondría trabas a la OPA de E.On sobre Endesa. Y es que, al final, y pese a todas las presiones ejercidas por el Ejecutivo sobre La Caixa, principal accionista de Gas Natural, para que la gasista mejorase su oferta por Endesa, ésta ni tiene capacidad financiera suficiente para hacerlo ni, por lo visto, sus directivos y accionistas acaban de estar por la labor teniendo en cuenta el cariz político tomado por los acontecimientos desde el primer momento.

Pero la resolución del Supremo tiene una segunda consecuencia en este sentido. Zapatero estaba empeñado en dar una eléctrica a Gas Natural a cualquier precio, por lo que había cambiado su estrategia, a la luz del cariz que estaban tomando las cosas, para permitir que E.On se hiciera con Endesa, después de trocear previamente la eléctrica española para darle su parte de la tarta a Gas Natural, en cumplimiento de uno de los puntos del pacto de Tinell. Sin embargo, con la OPA de E.On de lo único que se trata es de que el capital de Endesa pase a manos de un tercero que carece de presencia en el mercado eléctrico español y, por tanto, se trata de una operación que no restringe la competencia. Como no hay justificación alguna para proceder a tal partición, ahora le va a resultar más difícil al Ejecutivo salirse con la suya, puesto que el fallo del Supremo abre un precedente que puede bloquear judicialmente cualquier opción que barajen Zapatero y los suyos para satisfacer los intereses de sus socios en el Gobierno de la Generalitat. Por consiguiente, es posible que el tripartito haya tenido que decir adiós definitivamente a sus pretensiones de que Cataluña cuente con una eléctrica catalana, que es una condición indispensable para hacer viable cualquier proyecto independentista desde el punto de vista económico.

Asimismo, el fallo del Supremo puede haber bloqueado los intentos del Gobierno para sortear los problemas con las autoridades de defensa de la competencia en las maniobras que pretende llevar a cabo en el sector energético español. El Ejecutivo había planteado la posibilidad de traspasar las funciones con que cuenta el Tribunal de Defensa de la Competencia en esta materia y sobre el sector energético a la Comisión Nacional de la Energía, el organismo regulador presidido por la ex diputada socialista catalana Maite Costa que, desde el primer momento, se ha plegado a los intereses del Gabinete. Era la manera de poder maniobrar a su libre albedrío en el asunto de Endesa, o en los que puedan venir en el futuro, sin que nadie le saque los colores a Zapatero y Montilla como lo hizo el Tribunal de Defensa de la Competencia. Pues bien, ese traspaso de funciones, ilógico pero posible, puede no servir para las intenciones del Gobierno si cualquier resolución que la CNE adopte en este sentido luego los tribunales la echan por tierra. El fallo del Supremo representa, en este sentido, un primer precedente significativo; los excesos que puedan cometer Zapatero y los suyos pueden encontrarse enfrente de una Justicia que, en el caso de Endesa, está dando muchas muestras de que actúa como cabe esperar de ella. Por todo esto, la resolución del Supremo supone un mazazo, muy duro, para el Gobierno y sus intereses partidistas.

El «caso Vendrell», acto segundo
Editorial ABC 22 Abril 2006

EL culebrón del tripartito catalán se extiende a medida que los protagonistas de la serie entran o salen de escena, ofreciendo un lamentable espectáculo, puro vodevil, que pone de manifiesto dos cosas: que Pasqual Maragall está dispuesto a morir matando y que el Estatuto catalán no es más que una inmensa cortina de humo, tan debilitada como el propio tripartito, que la clase política catalana ha utilizado a conveniencia de parte y al servicio de sus intereses. Mientras que la Fiscalía pedía procesar al saliente consejero de Gobernación y Administraciones Públicas, Joan Carretero, «por la concesión arbitraria de licencias ambientales y de obras a las entidades Bonpreu y Supeco», el nuevo consejero de Gobernación, Xavier Vendrell -polémico secretario de Organización y Finanzas de ERC-, se estrenaba en el cargo arremetiendo con dureza contra el PSOE por su posición en relación con el Estatut, «que -dijo-ha sido una tomadura de pelo». En el escenario político catalán, unos vienen y otros van defendiendo lo suyo y olvidando los intereses de la Comunidad. Patético protagonismo de una clase política enfrascacada en una batalla en la que cada cual pretende marcar su territorio a costa del territorio del vecino. «Modelo» territorial para el análisis de los actores de un folletín tragicómico.

Falacias sobre la guerra (1)
Irak y el terrorismo
GEES Libertad Digital 22 Abril 2006

Casi nada de lo que se argumenta en contra de la guerra de Irak por quienes se opusieron a ella y siguen explotándola en su beneficio político es verdad. Aupados por un campo defensor de la intervención militar cada día más retraído, particularmente en España, se lanzan mentiras constantemente que se quieren hacer verdades. Pero no lo son. Una de ellas es la idea de que la guerra para derrocar a Sadam Husein ha causado un aumento del terrorismo internacional.

En primer lugar se dice que hoy Irak es el campo de batalla del terrorismo, a tenor de la violencia y los atentados que en ese país se comenten casi a diario. Y se pone como contraste la ausencia de atentados terroristas bajo el régimen despótico de Sadam. Ya de por sí la comparación del antes con el ahora revela un grave problema de equiparamiento del régimen totalitario y represor de Sadam con el gobierno actual, pero es que, además, entra en contradicción con el siguiente postulado que se suele emplear en este terreno, que la intervención ha aumentado la violencia terrorista a nivel global.

Nada que objetar a que el Irak de hoy concentra un nivel de violencia terrorista muy superior a todo lo conocido antes en el país (aunque la violencia del régimen fuera aún todavía más letal). Irak antes albergaba a terroristas y exportaba, bajo su control, la violencia. Ahora la sufre, venida de fuera, en sus propias carnes. Lo que no tiene lógica es afirmar contundentemente que Irak es fuente de más terrorismo internacional. Lo es de su concentración en el país, puesto que la yihad islámica ha tomado Irak como su frente central sobre el que hacer bascular el camino hacia su victoria; o nuestra derrota. Sin embargo, Irak no ha sido fuente de ningún atentado importante fuera de sus propias fronteras. Es una violencia autocontenida geográficamente.

Al contrario, lo que está suponiendo Irak para la yihad global es una permanente sangría de sus recursos humanos. Según fuentes de inteligencia, cerca de medio centenar de árabes franceses han dejado Francia para irse a inmolar en suelo iraquí. De la misma forma, más de cuarenta musulmanes españoles han seguido igual suerte. Algunos lo han conseguido, otros han sido detenidos o eliminados por las tropas de la coalición y de unos pocos se desconoce su paradero. Pero la verdad es que todos aquellos que quieren morir por la causa islámica se sienten llamados a hacerlo en suelo de Irak, no en sus lugares de residencia.

Al final, y en contra de socialistas, izquierdistas, pacifistas, antiglobalización y demás radicales, Irak nos estaría haciendo un gran favor: quitarnos de en medio a potenciales suicidas, que dejan nuestro suelo para ir a matar y morir lejos de aquí. ¿No es de agradecer?

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Papeles privados
Cómo eliminar las armas nucleares de Irán
Victor Davis Hanson Libertad Digital 22 Abril 2006

"Mal y peor" es lo que la opinión ortodoxa dice ahora respecto a nuestras opciones para luchar contra los esfuerzos del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad por obtener la bomba. Nos dicen que los ataques aéreos occidentales provocarán violentas reacciones en el mundo islámico, el terrorismo aumentará, dará poder a los obstruccionistas chiítas iraquíes, destrozará a la muy publicitada –pero de la que se oye muy poco— oposición iraní y que incluso después de días de bombardeo, no seremos capaces de demoler todas las instalaciones nucleares de Irán. Ésta es la opción "mala" a la que nos enfrentamos.

Aparentemente no hay nadie que crea que detener la bomba iraní humillaría a los mulás y enseñaría a otros en la región que no deben intentar algo similar, a pesar de que Libia abandonó su arsenal de armas de destrucción masiva sólo porque Muamar Gadafi temía correr la suerte de Sadam Husein, según admite él mismo.

"Peor" sería que consiguieran la bomba, lo que produciría un Irán nuclear amenazando a Israel, a las tropas americanas en Oriente Medio, a los árabes exportadores de petróleo de la zona y a capitales europeas, mientras que los progres occidentales discrepan acerca de si Ahmadineyad sólo busca prestigio, precios del crudo más altos, mayor poder sobre una población inquieta o el paraíso como la recompensa por destruir el estado judío. El iraní es un líder que escucha voces en una fuente, sueña con el desaparecido duodécimo imán, afirma que su público ni pestañea cuando se dirige a él y puede haber sido uno de los terroristas que asaltó la embajada de Estados Unidos en 1979, añadiendo el nihilismo mesiánico al polvorín de petrodólares, bombas atómicas y terrorismo.

Como respuesta al estilo Zen, Estados Unidos se mantiene en silencio en un segundo plano. El diálogo multicultural del que se jactan los europeos sólo sirve para que se ganen el desprecio iraní en lugar de su gratitud. La ONU, bueno... es la ONU y es más probable que se obsesionen por el arsenal que tiene Israel desde hace medio siglo en lugar de preocuparse por la nueva teocracia nuclear. Las autocracias árabes, mientras tanto, no parecen muy preocupadas ante una conflagración persa-israelí que podría baldar a ambos enemigos tradicionales, si lograra transcurrir sin demasiada lluvia radioactiva sobre Cisjordania.

China y Rusia quieren o bien petróleo iraní o petrodólares, y parecen disfrutar con la ansiedad occidental, confiados en que, en el peor de los casos, un Irán nuclear probablemente apuntará sus misiles y sus terroristas hacia otro objetivo. Rusia promete supervisar el enriquecimiento de uranio iraní, lo que sería como poner a la zorra a cuidar de las gallinas pues fueron ellos, en primer lugar, los que vendieron a los mulás la mayor parte de la tecnología nuclear necesaria. Los israelíes están en un callejón sin salida, por lo menos temporalmente. El miedo a un segundo Holocausto los hará actuar en el último minuto y a pesar de que la mayor parte del mundo respirará aliviado, saben que serán vilipendiados en los periódicos matutinos.

Heridos por la percepción de que no se puede confiar la seguridad nacional a los demócratas de más rancio abolengo, los senadores John Kerry y Hillary Clinton deploran la "deslocalización" de la responsabilidad americana para enfrentarse con Irán, aunque sin duda serían los primeros en condenar al vaquero Bush en cuanto la CNN empezara a emitir en directo hablando de los daños colaterales, digamos, el tercer día de cualquier campaña aérea.

El ex presidente Clinton pidió perdón el año pasado a la mulacracia iraní por el apoyo americano al Shá de Irán hace 30 años y por el espionaje de la CIA hace medio siglo, pero no se lo ha pedido al pueblo americano por permitir que, bajo su mando, Pakistán, Irán y Corea del Norte empezaran en serio sus programas de adquisición nuclear. Seguro que Jimmy Carter se nos aparecerá pronto exhortando a tener exquisita comprensión con las necesidades especiales de seguridad de Irán; en realidad, cuanto más cerca esté Irán de conseguir la bomba, más dirá la izquierda que es algo con lo podemos vivir.

De modo que, por ahora, la política americana parece haber abierto un periodo de inacción que durará más o menos un año, hasta que los servicios secretos confirmen que a los iraníes les restan unos meses para montar sus ojivas. Luego habrá, probablemente, una campaña aérea caótica, incompleta, que retrasará el programa nuclear iraní por quizá unos 5 años y disparará el precio de la gasolina por las nubes. Esperaremos entonces que no esté ya en manos de Hezbolá algo del material fisible y confiaremos en que las protestas mundiales antiamericanas no sean peores que la locura contra los daneses. Israel se tendrá que preparar para una campaña terrorista más horrenda aún y nosotros rezaremos para que los chiítas iraquíes sean más iraquíes que chiítas.

Lo único que ha cambiado en los últimos seis meses es la creciente toma de conciencia occidental de que el apaciguamiento da alas a un islam radical que va muy en serio con lo que dice. Hamás, una vez elegido, a pesar del dinero y apoyo occidental, no ha cambiado de opinión sobre el compromiso escrito en sus estatutos de destruir a Israel. Lejos de renunciar a su promesa de borrar a Israel del mapa, Ahmadineyad se la jugó a doble o nada en su alarde organizando conferencias oficiales que negasen el Holocausto, prerrequisito de cualquier judeófobo que desea pasar de la retórica a la acción. Sin embargo, a diferencia de Hitler, Ahmadineyad perfiló por adelantado, no sólo la intención, sino el método para llevar a cabo su deseada segunda parte del Holocausto.

Las quemas y matanzas por las viñetas danesas, pisándole los talones a los disturbios franceses, los atentados de Madrid y Londres y el asesinato de Theo van Gogh en Holanda, han removido a Europa hasta sus cimientos. Quizá la Unión Europea se dé cuenta de que sus 450 millones de ciudadanos no pueden tolerar el vivir al alcance de los misiles del islam radical, con el dedo de Ahmadineyad en el gatillo. Por eso Holanda aumentó su contingente de tropas en Afganistán. Muchos periódicos europeos publicaron las viñetas como muestra de solidaridad. La alemana Angela Merkel ha comparado al presidente iraní con Hitler. E incluso anteriormente, Jacques Chirac hablaba de usar las bombas atómicas de su país contra los estados patrocinadores de terrorismo. Nos vamos acercando al momento decisivo en el que sacudir la cabeza diciendo "mal o peor" ya no es excusa para la pasividad sino la trágica aceptación de que, después de todo, todavía queda una elección mala.

©2006 Victor Davis Hanson
*Traducido por Miryam Lindberg

Victor Davis Hanson es un prestigioso historiador militar, escritor y columnista sindicado de Estados Unidos. Actualmente es especialista investigador del Hoover Institution

Libertad Digital agradece a Victor Davis Hanson el permiso para publicar este artículo

Sanz reitera que se negocia el futuro de Navarra con ETA y es criticado por el resto de fuerzas
La vicepresidenta De la Vega sostiene que la comunidad foral «no ha estado en cuestión ni lo estará»
E. C./PAMPLONA ABC 22 Abril 2006

El presidente navarro, Miguel Sanz, volvió a expresar ayer en público sus sospechas acerca de que la comunidad foral sea «moneda de cambio» dentro del proceso abierto tras el alto el fuego de ETA y rechazó de nuevo la creación de un órgano común para Navarra y Euskadi. Unas declaraciones que contaron con el rechazo frontal de la mayoría de partidos y el Gobierno central.

El jefe del Ejecutivo navarro y presidente de UPN repitió el mismo argumento sostenido 24 horas antes durante su encuentro con Mariano Rajoy: la comunidad foral no puede entrar en una hipotética negociación con ETA, unas conversaciones en las que, en su opinión, para satisfacer a la banda terrorista se quiere poner en marcha un foro permanente de relación entre los parlamentos vasco y navarro.

Durante una rueda de prensa celebrada en Pamplona junto con Juan Cruz Alli -líder de CDN, socio de UPN en el Gobierno autonómico-, Miguel Sanz reiteró poseer informaciones «muy solventes» sobre los supuestos compromisos que ha suscrito en relación a Navarra José Luis Rodríguez Zapatero, al que exigió «transparencia y claridad» para que la comunidad foral «no pueda convertirse en una moneda de cambio, como parece ser que está ocurriendo».

Sanz, quien aseguró mostrar «lealtad y respeto» hacia el Ejecutivo central, censuró las «ambigüedades» de altos responsables de la Administración estatal, las «contradicciones» de dirigentes socialistas y la falta de respuestas «contundentes» ante informaciones «que ponen en duda» el estatus de Navarra.

Las interrogantes abiertas por el máximo dirigente de UPN fueron rechazadas de forma inmediata por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero. La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó, «con toda claridad», que Navarra «no ha estado en cuestión ni lo estará», que en el proceso de paz «no caben atajos, ni hipotecas, ni monedas de cambio» y que la comunidad foral «no es una excepción».

De la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, reiteró que «no tenía inconveniente en repetir» que «no hay precio político para la paz» y calificó de irresponsable que «algunos dirigentes políticos intenten sembrar con insidias alarmas donde no las hay». «Navarra es y será lo que los navarros quieran», vaticinó la vicepresidenta primera.

Consenso político
Desde la filas de los socialistas vascos, el coordinador de la ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, calificó de «infamia» las palabras de Miguel Sanz, al que acusó de «utilizar la mentira para la confrontación política y para atacar al Partido Socialista. No obstante, puntualizó que, «si hubiera consenso político» en Euskadi y Navarra para conformar un órgano de colaboración, no habría «ninguna dificultad en que se pueda reeditar esa fórmula».

Por su parte, Josu Jon Imaz, presidente del PNV, negó que Navarra se haya convertido en un caballo de batalla en la negociación con ETA, y sostuvo que el PP «sólo intenta confundir a la opinión pública». También Aralar y EA censuraron las palabras de Miguel Sanz.

Ayer, amenazados por ETA; hoy «una broma»
- Dos ediles del PSE intimidados por carta declaran ante el tribunal que no se sintieron objetivo de la banda - Aunque acudieron a la Ertzaintza, ahora mantienen que no creían «que fuera de verdad»
R. N. La Razón 22 Abril 2006

Madrid- «Tú eres miembro del PSOE-PSE, del partido que hace esta apuesta por alargar el conflicto y por lo tanto eres directamente responsable de esta situación. Debes asumir esa responsabilidad con todas las consecuencias que pueda acarrear para ti y tu entorno, pues así lo has decidido». Tras recibir en junio de 2004 esta intimidatoria carta, dos concejales del PSOE-PSE de las localidades guipuzcoanas de Zumárraga y Villareal de Urrechua se preocuparon lo suficiente como para acudir, misivas en mano, a una comisaría de la Policía Autonómica vasca, aunque no interpusieron denuncia.

Casi dos años después, los dos ediles -Félix Toral y Ricardo Lozano- aseguraron al tribunal que juzga a la mujer que presuntamente las envió que no se sintieron amenazados por su contenido y que no las relacionaron con ETA, sino con «un grupo de gente joven que anda por ahí». Ante la sorpresa del fiscal Ignacio Gordillo -que pide para la acusada, María Plazaola, una pena de cinco años y tres meses de cárcel por tres delitos de amenazas (presuntamente envió una tercera carta a la sede del PSE en Zumárraga)-, Toral declaró que, «aunque algo de preocupación tienes siempre», no se sintió amenazado «porque no creía que fuera de verdad. Podría haber sido una broma». El concejal socialista en Villareal de Urrechua añadió que no recordaba el contenido de la carta que le remitieron a su domicilio particular y que recogió su mujer.

«Un grupo de gente joven». Lozano, vecino de la acusada, reconoció entonces ante la Ertzaintza sentirse coaccionado, pero ayer manifestó que la misiva no le produjo ninguna preocupación y que no la relacionó con la banda terrorista, informa Ep, sino con «un grupo de gente joven que anda por ahí suelto».

El representante legal del PSE en Guipúzcoa, Miguel Ángel Morales, explicó al tribunal que «los compañeros» le entregaron la carta remitida a la sede socialista de Zumárraga, una misiva que, reconoció, «siempre crea preocupación» porque su envío «es habitual en ETA».

El ertzaina al que se dirigieron los concejales tras recibir las supuestas amenazas aseguró al tribunal que los ediles acudieron a primera hora a la comisaría para informar de lo ocurrido y pedir asesoramiento. El agente recordó que estaban «preocupados» porque creían que procedían del entorno de ETA.

Para el fiscal, las cartas «no eran una broma» y formaban parte de la estrategia de intimidación del entorno de ETA. Los concejales que las recibieron, añadió, tenían escolta y sabían que la banda había matado a ediles de su partido. El abogado defensor de Plazaola negó que existiera un delito de amenazas porque los envíos «no anuncian ningún mal» y recalcó que «los receptores no se sintieron amenazados». Además, insistió en que su defendida «no tiene ninguna relación con ETA y tampoco capacidad para indicarle lo que debe hacer». Plazaola negó haber enviado las cartas y rechazó cualquier relación con la banda armada, pese a admitir su participación en algún acto callejero.

La pista que condujo a su detención fueron los restos de ADN de una mujer que los agentes encontraron en los sellos, que se correspondían con los que se obtuvieron de una colilla de un cigarrillo rubio que Plazaola, una vez sometida a vigilancia, arrojó por la ventanilla de su coche en un paso de peatones. Ella niega este extremo, ya que aseguró ante el tribunal que fuma tabaco negro, pero la prueba fue entregada a la Policía Científica y cotejada con el perfil genético de las cartas con resultado coincidente.

El último detenido era un «correo» que trasladaba bonos de ETA entre «herriko tabernas»
J. M. Z. / R. L. V. La Razón 22 Abril 2006

Madrid- El dirigente de Jarrai Ibon Meñika, detenido el pasado martes por agentes de la Guardia Civil en la localidad vizcaína de Abadiño, se dedicaba, entre otros menesteres dentro del entramado proetarra, a hacer de correo y trasladar los «bonos» de financiación de la banda terrorista ETA de unas «herriko tabernas» -sedes de Batasuna- a otras. En concreto, según informaron fuentes antiterroristas consultadas por este periódico, en el momento de ser arrestado, Meñika transportaba 90 de estas papeletas, por valor de 60 euros cada una, de una de las «herriko tabernas» de Bilbao a la de la población de Zamudio. Horas después de la detención del proetarra, la Guardia Civil procedió al registro tanto de su domicilio como de la sede de Batasuna en Zamudio, que procedió a precintar tras incautarse de diversa documentación.

En principio, a Meñika no se le han encontrado otro tipo de imputaciones, aunque se ha investigado el origen de dichos «bonos» y su relación con la financiación general de ETA y su entramado.

Desde el año 2002, la Audiencia Nacional mantiene abierta una investigación, que puso en marcha el magistrado Baltasar Garzón y de la que en este momento está al cargo Fernando Grande-Marlaska, para determinar si las sedes sociales de Batasuna son usadas por la banda terrorista para financiarse. De hecho, Garzón ordenó en mayo de 2003 intervenir las sedes sociales batasunas por «formar parte del entramado que dirige la organización terrorista ETA-KAS-EKIN y constituir, directa o indirectamente, una fuente de financiación de la estructura criminal a la que aquellos dan forma».

En el marco de esta investigación, hay procesados 41 responsables actuales y anteriores de Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna, incluyendo a su máximo dirigente, Arnaldo Otegi, y el huido de la Justicia Jon Salaberria. También están los compañeros de partido de Otegi Joseba Álvarez y Joseba Permach, y el dirigente etarra y ex parlamentario vasco «Josu Ternera».

Meñika, dirigente de Jarrai condenado el pasado verano a tres años y medio de prisión, será interrogado hoy por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. Aunque su comparecencia estaba prevista para el día de ayer, la vista fue aplazada porque, según explicaron fuentes judiciales, la Guardia Civil solicitó ayer al magistrado continuar con la toma de declaración.

Los «bonos» incautados a Meñika están destinados a simpatizantes de la izquierda abertzale y varían en la cantidad en la que son canjeados. Este tipo de papeletas fueron ya entregadas, previo abono de su importe, entre las decenas de miles de personas que acudieron el pasado 1 de abril a la primera manifestación de los independentistas radicales tras el anuncio de alto el fuego permanente de la banda terrorista. En esa ocasión, los bonos tenían un valor de diez euros. También se suelen encontrar en las casetas que la izquierda abertzale coloca en las fiestas populares, «txoznas». Las ayudas conseguidas a través de estas papeletas se completan, además, con la venta de colgantes con el hacha y la serpiente, anagrama de ETA; o estatuas de madera con los mismos elementos decorativos, como la que su hijo le entregó a «Josu Ternera» en un homenaje celebrado en la localidad vizcaína de Miravalles.

Además de para conseguir dinero, la banda terrorista también las utiliza para captar posibles militantes para su entramado entre los que las compran, que, con posterioridad, son sondeados para saber su predisposición a integrarse en alguna de las estructuras proetarras.

El BNG quiere que se hable gallego... en Extremadura
Exigen que, como en Cataluña, se rotule en esta lengua y que se defienda y promocione en tres pueblos extremeños
R. A. La Razón 22 Abril 2006

Madrid- Los nacionalistas gallegos volvieron ayer a la carga con la inmersión lingüística de la mano del diputado del BNG en el Parlamento gallego, Bieito Lobeira, que reclamó a la Xunta de Galicia la puesta en marcha de «medidas y políticas concretas» para defender el gallego que, según dicen, se habla en los tres pueblos extremeños que conforman el valle del Xálima-San Martín de Trevellu, Las Ellas y Valverdi du Fresnu-, tal y como los definen los nacionalistas gallegos.

En una rueda de prensa recogida por Ep, Lobeira destacó la necesidad de defender a una potencial comunidad de hablantes de 80.000 personas «que se encuentran en una situación de impedimento» para utilizar el gallego. «Si la situación de la lengua aquí es frágil, imaginad cómo puede ser en estas comarcas», advirtió.

Por ello, el nacionalista reclamó una actitud «decidida» por parte de la Xunta para intentar «defender, restaurar y recuperar» el uso del gallego en estas zonas. De esta forma, reclamó la firma de convenios de la Xunta con la Junta de Castilla y León y el Principado de Asturias para instaurar medidas de «defensa legal» del empleo de la lengua gallega en estas comarcas, algo que ya venían reclamando desde hace tiempo, ya que estas pretensiones de que se hable gallego se extienden también a Asturias, León y Zamora.

Así, Lobeira apostó por incluir la enseñanza de este idioma en las zonas gallego-hablantes, así como su uso en las entidades locales e, incluso, en el Consejo Comarcal berciano. También reclamó la restauración de la toponimia gallega de los tres pueblos extremeños, la creación de una sección de lengua gallega en el Centro de Innovación de Ponferrada, en León, y la rotulación en gallego de carteles, como se ha implantado ya de hecho en Cataluña.

En este sentido, abogó por la puesta en marcha de campañas de «popularización» del uso y lectura del gallego, así como subvenciones de la Xunta destinadas a los medios de estas comarcas que utilicen el gallego. Por otra parte reclamó que se mejore la recepción de la señal de la Radio Gallega y la Televisión de Galicia y la inclusión de información de estas zonas en los programas de estos medios de comunicación.

Preguntado sobre la posibilidad de que Extremadura sienta «invadidas» sus competencias, Lobeira quiso lanzar un mensaje de «tranquilidad»: «No se trata de terminar con otras culturas, sino evitar que otras desaparezcan». Por ello, dijo que su grupo está dispuesto a hablar «con calma» con estos gobiernos, pero puntualizó que es una «realidad» que hay gallego-hablantes en estas zonas.

Aunque desde Extremadura aún guardan silencio, desde Asturias ya han saltado a la palestra. El presidente del PP asturiano, Ovidio Sánchez, se mostró indignado, en declaraciones a este periódico, por las «ansias anexionistas» de los nacionalistas gallegos. «Ya está bien de que nos tomen el pelo», dijo, «que un día quieren anexionarse municipios y al siguiente imponer su lengua». Así, Sánchez recalcó que «Asturias tiene una definición perfecta en sí misma y dentro marco de España».

«Estamos muy orgullosos de lo que somos y en nuestros límites del territorio nadie se va a prestar al juego de los separatistas», dijo tajante. Según el presidente del PP asturiano «lo único que pretenden es socavar la idea de España» y el PSOE a nivel nacional «está teniendo una tremenda debilidad con los nacionalismos». «El PSOE está propiciando todas las ambiciones de los separatistas. Ahí está el caso reciente de Navarra, el catalán... es evidente que el PSOE alimenta los nacionalismos».

Un incendio provocado destruye la tienda de un concejal navarro y causa cuatro heridos
El consejero navarro de Interior habla de "terrorismo"
AGENCIAS - Barañaín  El País 22 Abril 2006
 
Un incendio en la ferretería de un concejal de UPN en la localidad navarra de Barañaín ha obligado esta madrugada a desalojar las 56 viviendas del inmueble y ha causado la intoxicación de 11 personas, entre ellas un bebé. El delegado del Gobierno en Navarra ha confirmado que el incendio ha sido provocado por alguien que rompió el escaparate y vertió líquido inflamable en la tienda, que ha quedado destruida. El consejero de Interior del Gobierno de Navarra, Javier Caballero, ha asegurado que se trata de un caso de “terrorismo”.

Según ha informado Vicente Ripa, delegado del Gobierno en la comunidad foral, pasadas las cuatro de la madrugada, unos desconocidos han roto el cristal del escaparate de la ferretería de José Antonio Mendive, concejal de UPN en el Ayuntamiento de Barañaín, y han vertido un líquido inflamable al que han prendido fuego, provocando un incendio de grandes dimensiones, que ha destruido por completo el local, ha causado daños también en el primer piso del inmueble donde se ubica, en la calle de San Esteban, y ha obligado a desalojar las 56 casas del mismo. Tres policías y un bebé de 10 meses han tenido que ser hospitalizadas por inhalación de humo, aunque los policías ya han sido dados de alta y el estado del bebé no es grave. También se han visto afectados tres vehículos y una lencería contigua a la ferretería. La policía investiga los restos en el interior de la ferretería para determinar la autoría y móvil de los hechos.

El propio delegado del Gobierno, tras mostrar su solidaridad con los afectados, se ha referido a la posibilidad de que se trate de un acto de kale borroka y a las implicaciones que ello podría tener en el recién estrenado proceso de verificación del alto el fuego de ETA, que debe incluir el fin de toda clase de violencia. "Si el incendio provocado es a consecuencia de la militancia política del propietario de la ferretería, esto sería un escollo muy importante para el proceso que se está desarrollando". "Como ha dicho el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, para que este proceso vaya adelante se tiene que verificar claramente que la banda terrorista y su entorno deja de actuar".

Por su parte, el consejero de Interior del Gobierno de Navarra, Javier Caballero, ha asegurado que, aunque no quiere adelantar "acontecimientos", considera que las “conclusiones son evidentes. Durante 40 años hemos llamado a esto terrorismo". Subraya que hay que ser “prudentes”, pero que la situación es "preocupante" y merece “un análisis, después de lo que se viene hablando en los últimos días".

El papel de Navarra ante el proceso abierto tras el alto el fuego de ETA está siendo objeto de comentario en los últimos días. Es sabido que la izquierda abertzale considera navarra como parte integrante de su idea del País Vasco, junto con las tres provincias vascas y el país vasco-francés. El líder del PP, Mariano Rajoy, pidió hace unos días al presidente del Gobierno que no convierta a la comunidad en moneda de cambio en una hipotética negociación de paz por territorios con la banda terrorista.

El concejal propietario de la ferretería, José Antonio Mendive, ha asegurado que este "es un momento muy duro", porque "aquí está el trabajo de una familia durante 23 años". Al conocer que el incendio ha sido provocado, ha dique que "se nos queda un cuerpo muy malo. Esto no son maneras ni de hacer política, ni de defender las ideas, esto es un ataque a una familia trabajadora, a la que han dejado en la completa indigencia". Además, ha manifestado que, pese a lo ocurrido, en su grupo municipal "nosotros vamos a seguir manteniendo nuestras posturas políticas y luchando por Navarra".

Nota de prensa
FINALMENTE LOS PATROCINADORES ABANDONAN VIÑAROCK ANTE LA PRESENCIA DE SOZIEDAD ALKOHOLIKA
La próxima semana comenzará la campaña de protesta cívica para que el Ayuntamiento gobernado por el PSOE impida el concierto
ESPAÑA Y LIBERTAD 22 Abril 2006

La campaña de respuesta cívica emprendida por Plataforma España y Libertad contra la participación del grupo procesado por la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo cierra los primeros cinco días de movilización con resultados importantes.

Tras la entrega de un dossier de prensa en el sede central de Coca Cola España en Madrid, la compañía se desvinculaba del patrocinio al festival ViñaRock el martes.

El miércoles era la Caja Castilla-La Mancha quien cerraba su colaboración con el evento, y ayer mismo hicieron lo mismo el resto de marcas: Ron Barceló, Cutty Sark y Jack Daniels.

Por lo tanto, Plataforma España y Libertad ha logrado en menos de cinco días que todos los patrocinadores se desvinculen del festival.

Según la coordinadora general de España y Libertad, "el próximo lunes comenzaremos la campaña de protesta contra el ayuntamiento de Villarobledo. Sabemos que los ciudadanos están cansados, pero les pedimos un último esfuerzo para intentar que el Ayuntamiento entre en razón. "

Según Yolanda Morín la campaña está siendo un éxito, "destacando que según datos que manejamos gracias a las cifras facilitadas por las propias empresas a las que se ha pedido que no patrocinen el evento, la protesta cívica ha alcanzado los 17.000 correos de protesta el mismo martes de esta semana, lo que significaría que durante estos primeros 5 días se podrían haber enviado cerca de 90.000 correos electrónicos por parte de la resistencia civil".

Yolanda Morín nos comenta que "la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha estado informada en todo momento del estado de la protesta, ya que he tenido un contacto continuo con José Alcaraz. También sabemos que la AVT se ha dirigido al alcalde de Villarobledo pero no han tenido respuesta de ningún tipo, lo que ya indica lo difícil que va a ser que el ayuntamiento haga algo para evitar que toque Soziedad Alkoholika"

En Bilbao a 22 de abril de 2006.

Contacto: Yolanda Morín
GSM: 600.437.500
e-libertad.es

Recortes de Prensa   Página Inicial