AGLI

Recortes de Prensa     Martes 2 Mayo  2006
La paz como violencia
GEES Libertad Digital 2 Mayo 2006

Al son de la Internacional
Cristina Losada Libertad Digital  2 Mayo 2006

La surrealista celebración del Primero de Mayo
EDITORIAL Libertad Digital 2 Mayo 2006

Batasuna podría "colar" EHTA como marca blanca para 2007
Miguel Ángel Orellana elsemanaldigital 2 Mayo 2006

El frente de Madrid
IGNACIO CAMACHO ABC 2 Mayo 2006

Mirari y el lehendakari
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 2 Mayo 2006

El victimismo de ETA y su gran olvido
Lorenzo Contreras Estrella Digital 2 Mayo 2006

LA TRANSICIÓN PENDIENTE EN LA IZQUIERDA ESPAÑOLA
Editorial minutodigital 2 Mayo 2006

SOBRE UN COMENTARIO DE JAVIER DORADO
Santiago Fontenla minutodigital 2 Mayo 2006

Por la igualdad de oportunidades, sin discriminación
Ciutadans Periodista Digital 2 Mayo 2006

El País está nervioso, miente y manipula cada vez peor
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 2 Mayo 2006

Un ruego lingüístico a la Consellería de Educación
Adolfo Gil Gómez La Opinión 2 Mayo 2006

Las «realidades nacionales» proliferan en toda España al abrigo del Estatuto catalán
Blanca Torquemada ABC 2 Mayo 2006

Radicales rocían con aceite el coche de Gotzone Mora en Guecho
Libertad Digital 2 Mayo 2006

El Foro Ermua reclama al Ejecutivo que no se «precipite» al acercar a presos
R. N. La Razón 2 Mayo 2006

Minuto Digital participó en las Primeras jornadas liberales en la red
Minuto Digital 2 Mayo 2006

Agustín Ibarrola recibe el premio José Luis López de Lacalle
E. C./BILBAO El Correo 2 Mayo 2006

Estrategias (2)
Pío Moa Libertad Digital 2 Mayo 2006

Marea negra
Luis del Pino Libertad Digital 2 Mayo 2006

Tregua de la ETA
La paz como violencia
GEES Libertad Digital 2 Mayo 2006

El proceso de paz sigue cobrándose víctimas; eso sí, las de siempre. Una semana después del atentado que llevó al hospital a un niño de diez meses, el Gobierno olvida los hechos materiales; los autores del atentado entraron en el comercio rompiendo los cristales, rociaron los muebles y las mercancías con gasolina, depositaron una garrafa de líquido acelerante y le pegaron fuego. Después se marcharon. Acción preparada, premeditada y medida en sus consecuencias, tanto materiales como políticas; desde entonces, la pregunta en toda España es si Navarra deberá ser sacrificada en nombre de la paz.

El Gobierno ha restado importancia a los hechos, y ha sembrado dudas sobre su autoría. Empeñado en copiar el modelo irlandés, ha olvidado como funcionan las cosas en el País Vasco; desde hace más de treinta años nada se mueve en el mundo abertzale si no es con el visto bueno de ETA. Sus informadores y captadores se mueven por todas las esquinas de todas las herriko tabernas, y Zutabe marca la línea a seguir de todos ellos. Las bases y los militantes etarras muestran una obediencia ciega; nada que pueda incomodar a "la empresa" pasa por sus cabezas.

Ante las excusas y balbuceos del ministro del Interior, el presidente de Navarra ha recordado que hace unos años esto hubiese sido considerado un atentado en toda regla. Pero sus palabras han sido recibidas por el PSOE con una agresividad y dureza que contrasta con los elogios que dedica al entramado etarra. Le acusan de entorpecer la "paz". Éste es el nuevo delito que el Gobierno de Zapatero denuncia en quienes sufren las iras abertzales y se atreven a denunciarlo.

Hoy se chantajea a los empresarios, los concejales constitucionalistas denuncian que han vuelto las amenazas, los insultos y las pintadas. Atentan contra sus negocios ¿Qué ha cambiado? Esta vez el Gobierno de la nación no ha salido defendiendo a los empresarios y concejales, sino que se está dedicando a excusar a los autores de los delitos. Afirma que no es para tanto cuando el humo aún ennegrece los edificios de Barañain. Balbucea excusas cuando el empresario se despierta de noche pensando en si debe o no pagar al extorsionador. Guarda su seguridad para cuando habla de "paz"

En nombre de la paz, el Gobierno está tejiendo una peligrosa pinza alrededor de todos aquellos que desconfían del terrorismo de ETA. Si ETA ha apostado por la paz, todos los que se le oponen se oponen a la paz. Así, la galaxia mediática progresista ordena cada mañana callar y tragar a todos aquellos que hoy sufren la violencia etarra; concejales y empresarios deben sacrificar sus propiedades y recibir amenazas y chantajes sin protestar para no perturbar el "ansia infinita" de paz de Zapatero

Nos encontramos ante una lógica perversa; quien denuncia que ETA sigue actuando a sangre y fuego se convierte automáticamente en enemigo de la paz. Cuando el PSOE y los medios afines afirman que Batasuna está saltando al campo de la paz, están diciendo que quienes se oponen a Otegi y ETA se colocan fuera de ella. Así, los enemigos de la paz no son los violentos, sino quienes se oponen a ellos. Quedan por ver las consecuencias de todo ello.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Primero de Mayo
Al son de la Internacional
Cristina Losada Libertad Digital  2 Mayo 2006

Mientras se ha condenado al nazismo por sus intenciones y sus hechos, se persiste en juzgar al comunismo sólo por sus intenciones. Sus horrores desaparecen filtrados por ese tamiz. También esto lo observó el maestro que acaba de morir. Cuando terminaba un artículo sobre el exterminio del campesinado soviético, entró por la ventana abierta el sonido de la Internacional. No sé cuál de las manifestaciones convocadas en Vigo concluyó con el himno que hicieron suyo los comunistas, pero lo interesante del caso es que pudo haber puesto el colofón musical a cualquiera de ellas. No importa cuánto sepamos de la barbarie comunista, de los sufrimientos que en nombre de esa utopía se infligieron a millones de personas, de cómo convirtió a los trabajadores en siervos, cuando no esclavos. Sus símbolos se siguen respetando y utilizando para representar la causa de los trabajadores. Una prueba más, un Primero de Mayo cualquiera, de la agudeza de Jean-François Revel cuando escribió El conocimiento inútil.

Tal vez los que participamos de la creencia comunista y luego descubrimos la auténtica faz de las realidades que ha destilado, seamos más sensibles que otros al uso continuado de su simbología. Las banderas rojas, las hoces y martillos, los puños levantados que se han paseado por las calles españolas en un día como hoy, no nos dejan indiferentes. No las podemos dar de lado como a un carnaval político más. Sabemos lo que late tras esos signos, y en ello no somos los únicos. Pero tenemos experiencia de la fascinación que ejercen, que es la que emana del mesianismo que representan. Del sueño de una sociedad perfecta a construir sobre las cenizas de la existente, por obra y gracia de un grupo de iluminados, los ungidos, los que saben lo que conviene a la Humanidad. El sueño de la Razón que engendra monstruos.

Nadie aceptaría hoy que en un acto, siquiera uno, se enarbolaran las cruces gamadas y el resto de la teatral parafernalia nazi. Ni que se pusieran altavoces a su cancionero. Pero mientras se ha condenado al nazismo por sus intenciones y sus hechos, se persiste en juzgar al comunismo sólo por sus intenciones. Sus horrores desaparecen filtrados por ese tamiz. También esto lo observó el maestro que acaba de morir. Cuando el parlamento de la República Checa propuso declarar delictiva la negación de las atrocidades comunistas, el historiador Robert Conquest se preguntó qué distinción podía hacerse entre el revisionista del Holocausto nazi y el negador del soviético. A lo que Stephen Schwartz apostilló: la diferencia es que el segundo puede dar clases en la Universidad sin tener que ocultar sus opiniones. Exactamente.

¿Cuál es el misterio del persistente atractivo del comunismo? ¿Qué explica que a pesar de que pocos se atreven ya a reclamarse de él (no tan pocos, por ejemplo, en Italia), continúen tantos prendidos en su telaraña? Revel dedicó buena parte de su vida a investigarlo. La cuestión es compleja, pero el sonido de la Internacional me traía una de las claves: la fascinación del poder ilimitado. La tentación totalitaria. Ese poder ejercido sin restricción alguna que los comunistas se arrogaban, embriagados de superioridad moral. Ellos se extinguieron (no del todo), pero su escuela permanece.

Entre los aprendices del poder sin límites cabe de todo. Hasta personajes como Pepiño Blanco, cuya condición de trabajador desconocíamos, pero que estaba en la manifa de Madrid, corporeizando el nexo entre el gobierno y los sindicatos. Una fusión digna de los Primeros de Mayo institucionales del extinto imperio soviético. O del franquismo. Los sindicatos con el gobierno y el gobierno con los sindicatos. Tú por mí, y yo por ti. Son los gestos del nuevo régimen, de la democracia social a lo Girón. Aunque ninguno tan comprometido como el respaldo que han dado CC.OO. y UGT al proceso de negociación con la ETA. Sí, las marchas de este Primero de Mayo fueron al paso alegre de la paz.

La surrealista celebración del Primero de Mayo
EDITORIAL Libertad Digital 2 Mayo 2006

Dirigentes de organizaciones sindicales que tienen disputas patrimoniales entre sí, que no llegan a representar al 10% de los trabajadores, que no han hecho nada durante estos años para llegar a un acuerdo con la patronal en pro del empleo, han celebrado, junto a algún representante del Gobierno con el que tampoco han consensuado todavía reforma laboral alguna, una manifestación que apenas ha reunido a cinco mil personas, muchas de las cuales se han dedicado a abuchearlos y a ondear banderas republicanas.

Parece surrealista pero en esto ha consistido, básicamente, la celebración sindical del Primero de Mayo, supuestamente "Día del trabajo", en la que los dirigentes de UGT y CCOO han dado, para colmo del espectáculo, un especial protagonismo a esa "paz" con la que el Gobierno pretende camuflar sus trapicheos políticos y electorales con el terror.

Poco importa que el Ejecutivo se haya limitado a vivir de rentas de las arcas llenas y de las reformas de anteriores legislaturas. Poco importa que la tasa de paro ya haya subido durante el primer trimestre del 2006 o que la inflación esté en el entorno del 4% o el monumental déficit por cuenta corriente que deja en evidencia nuestra escasa competitividad. Pocas veces los sindicatos han dejado tan en evidencia su carácter de teloneros y de correas de transmisión de la izquierda que en este circense Primero de Mayo. Los sindicatos en España serán una rémora para la mejora de nuestra economía y de la creación de empleo, pero no tienen precio como propagandistas del Gobierno, siempre –eso sí– que el precio lo paguen los contribuyentes y que el Ejecutivo lo ocupe el PSOE.

El Gobierno, por su parte, ha dado repentinas muestras de querer una reforma "a lo Zapatero" –ya se sabe: "como sea", "cuanto antes" y "tenga el alcance que tenga"– con tal de acabar de una vez con la imagen de pasividad en el terreno laboral. Por lo anunciado por el ministro Caldera, lejos de profundizar en la necesaria liberalización de los mercados, la propuesta del Gobierno parece más bien encaminada a ahondar en la ya de por sí preocupante rigidez de nuestro mercado laboral.

Poco importa que la patronal quede fuera del acuerdo o que la demagogia no sea, precisamente, el sustento de nuestra economía. Lo importante es la foto, y ya ni siquiera es necesario que los empresarios salgan en ella. De hecho, el Gobierno y, a la vista está, los propios sindicatos están más esperanzados con el "diálogo con ETA" que con el también mal llamado "dialogo social". Esa falsa y propagandística "paz", que se nos va a presentar como el bálsamo de fierabrás para cualquier tipo de mal, incluido el laboral.

EL ANÁLISIS
Batasuna podría "colar" EHTA como marca blanca para 2007
Miguel Ángel Orellana elsemanaldigital 2 Mayo 2006

El ilegalizado brazo político de ETA quiere presentarse a las elecciones municipales y prepara una nueva candidatura con tal de no salirse del camino hacia las urnas.

2 de mayo de 2006. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiere vender durante su mandato un hipotético fin de la sanguinaria historia de ETA, y está convencido de poder hacerlo mediante el diálogo. El jefe del Ejecutivo no quiere derrotar a la banda asesina o no lo considera posible, por lo que pretende llegar con ella a un acuerdo de disolución voluntaria, con las correspondientes contrapartidas. Y de nuevo aflora la duda de si una negociación con ETA obliga a perder la dignidad.

La duda asalta ante la repetida imagen de unos cargos institucionales departiendo como si tal cosa de portavoces batasunos con las manos manchadas de sangre como si de una especie protegida se tratara, al comprobar la falta de respuesta oficial a la frescura con la que los proetarras cuelgan de la misma percha las barbaridades de unos terroristas y las acciones del Estado de Derecho, con la que reclaman la incorporación de Navarra en una Gran Euskadi, o con la que, desde posiciones próximas a Rodríguez Zapatero, se predispone a la Justicia para remar en la misma dirección hacia un común objetivo de la "paz".

Batasuna, menos risueña
Mientras el Gobierno acude encantado a proclamar en la plaza pública que ETA se está portando muy bien, un Arnaldo Otegi menos risueño insiste en que lo suyo no va bien. Así habló el portavoz del ilegal brazo político de ETA -según el Tribunal Supremo- y grupo considerado terrorista por la Audiencia Nacional y por la Unión Europea, después de su encuentro de casi tres horas con el lendakari Juan José Ibarretxe en el Palacio de Ajuria Enea. Otegi vino a decir que mientras ETA hace los deberes, el Ejecutivo no cumple. Lamentó, en fin, la falta de avances en la disposición de Rodríguez Zapatero a reconocer la independencia de Euskal Herria si así lo desean los vascos. Tal cual. De nuevo, el insulto a la inteligencia de una ciudadanía que desea el fin del terrorismo en España sin dejar de apoyarse en la doble barandilla de la legalidad y la moralidad.

Pero hay más. El tiempo corre en contra de Batasuna, que tiene la necesidad urgente de ser legalizada para presentarse a las municipales del próximo 2007 y defender desde los Consistorios vascos su estrategia. La agenda de ruta proetarra, a la que ha tenido acceso Elsemanaldigital.com, reconoce la primordial recuperación de capacidad de decisión desde los Ayuntamientos y apunta a los cercanos comicios como una de sus apuestas ineludibles. Precisamente la posibilidad de perder ese reducto de poder institucional en el País Vasco ha llevado a la coalición a plantear además la necesidad de presentar una nueva candidatura propia y "legal", con personas a las que sería difícil vincular con ETA o con la propia Batasuna, también en los comicios autonómicos navarros e, incluso, participar políticamente de forma más activa en el País Vasco francés.

La configuración de EHTA
Atar cabos obliga a señalar el riesgo de aceptar la petición de registro como partido político de una organización abertzale que responde a las siglas de Euskal Herria Ta Askatasuna, es decir, EHTA, que se pronuncia como se pronuncia, y que difícilmente podría considerarse una casualidad, y que podría suponer un nuevo acto de humillación de una sociedad española adormecida ante la cuadrilla de asesinos. Fuentes de la lucha antiterrorista reconocen haber puesto al Gobierno sobre aviso de la que podía ser una opción real de Batasuna ante una truncada legalización de cara a 2007. Y es interesante, porque en la página web de EHTA de lo que más hablan es, esencialmente, de Navarra como parte del Estado independiente de Euskal Herria.

La página pone el énfasis en que "el quid de la cuestión está en los términos Navarra y Euskal Herria, ya que son dos denominaciones de la misma realidad social. La misma realidad ciudadana, el mismo pueblo, la misma gente, la misma sociedad que vive en el mismo territorio y en el mismo país. Navarra y Euskal Herria son la misma realidad, no es que sean dos términos contrapuestos. Esto tiene enormes repercusiones, es lo que se ha estado tratando de vender y además ha tenido éxito el oponer lo vasco y lo navarro, cuando en realidad, Navarra y Euskal Herria son como dos caras de la misma moneda. Navarra es la concepción jurídico-política y estatal y Euskal Herria es la comunidad cultural y lingüística".

El Gobierno debe informar
Levantada acta sobre su existencia, el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero debe agotar hoy las vías para impedir que Batasuna burle la ley y convocar una reunión del Pacto Antiterrorista para entregar a los partidos firmantes todos los datos acerca de EHTA. Porque lo que no puede quedar en el aire es ni la mínima sospecha de que el Gabinete mantiene la ilegalización de Batasuna, pero tolera un sucedáneo que puede ser lo mismo con distinto collar. Sería imperdonable y contraproducente.

Se entiende la ansiedad del Gobierno por apuntarse el tanto. Pero todo tiene un límite, y debería parar los pies a esa pandilla de canallas. Una mente sana nunca entendería que quienes han machacado los derechos civiles y políticos de sus adversarios, empezando por el derecho a la vida, disfruten de la salvaguardia de la legalidad. Los atajos no traen más que desgracias.

El frente de Madrid
Por IGNACIO CAMACHO ABC 2 Mayo 2006

MIENTRAS Cataluña menguaba en su bienestar por una patente crisis industrial que es imposible no relacionar con la epidemia de nacionalismo, Madrid se ha transformado en el verdadero rompeolas de la pujanza económica: más crecimiento, más PIB, más riqueza, más empleo. La autonomía madrileña, que parecía un despropósito conceptual, ha devenido un «distrito federal» en el que la prosperidad cabalga a lomos de una frenética alegría de vivir. Abierta, cosmopolita -más de un millón de inmigrantes- y dinámica, Madrid no tiene ya nada que ver con aquel poblachón parásito de las Españas que descubrió Pla en contraste con una Barcelona pujante y moderna. De hecho, quizás el fenómeno más difícil de comprender para el nacionalismo catalán sea precisamente el desmoronamiento de ese simplista discurso dual; el centralismo ha desaparecido en un furor de periferias rampantes y levantiscas, pero Madrid ha ganado la batalla del desarrollo. A ver cómo atan esa mosca por el rabo.

Del mismo modo que no se puede entender el retroceso de Cataluña sin el ensimismamiento nacionalista, el éxito de Madrid está indisociablemente asimilado a las políticas liberales que la han gobernado durante diez años en la Comunidad y quince en la capital. El centro-derecha no sólo ha propiciado un floreciente clima de inversiones privadas, sino que ha roto los tópicos antiliberales con un esfuerzo inversor sin precedentes que ha equilibrado el territorio, ha multiplicado los servicios y las infraestructuras y ha construido la mejor red de transportes públicos de Europa. Para colmo, con menos impuestos; he ahí un escaparate que el Partido Popular puede lucir con el máximo orgullo.

De ahí que la batalla política del año inmediato vaya a ser el asedio de Madrid por la izquierda. Simancas tiene poco tirón y en la capital ha habido tortas para no ser candidato, pero el verdadero «challenger» será el presidente Zapatero, que va a volcarse en el asalto al bastión más simbólico del PP. La derecha entona el «no pasarán», una resistencia que exige que Esperanza Aguirre y Gallardón disfracen sus evidentes desencuentros para componer un ticket que mantenga sus inocultables aspiraciones de futuro. Se necesitan, aunque no se traguen.

Ahora mismo tienen ventaja, respaldada por una gestión excelente y el cabreo contra el Estatuto catalán, pero el estado nacional de opinión pública está virando a favor de Zapatero y puede cargar de hándicap al PP. Aguirre dispone de un margen estrecho de mayoría, y ni siquiera el alcalde, al que el electorado percibe por encima de sus siglas -lo que molesta a una caverna radicalizada y miope-, podría levantar más de cinco o seis puntos de desventaja global.

También para Rajoy, Madrid es el ser o la nada: si lo pierde, las generales serán un paseo socialista. Por eso los mamelucos del Gobierno preparan una nueva carga de mayo contra una derecha nada castiza, eficiente y moderna, que los espera con la navaja en los dientes. La batalla es a muerte y no habrá prisioneros.

Mirari y el lehendakari
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 2 Mayo 2006

Al presentar su plan de paz la semana pasada, el lehendakari Ibarretxe puso un ejemplo a la peña. Flanqueado por su consejo político, un Joseba Azkarraga con cara de circunstancias y un Javi Madrazo tan campante, mostró un cuaderno escolar con el dibujo de una niña, Mirari, que resumía de modo perfecto su propuesta: con la palabra pakea (paz) escrita en el azul del cielo, el centro del dibujo lo ocupa un corazón. A la izquierda, un ratón mira un árbol en cuyo tronco puede verse la representación de un queso. Detrás, un gato y la leyenda: «el gato respeta al ratón». A la derecha del corazón, una niña pide 'parkatu' (perdón) a su madre, que se muestra enojada, con la boca curvada hacia abajo.

El problema es que el lehendakari no se haya hecho en cincuenta años una representación algo más compleja del asunto, con conceptos un poco más abstractos y palabras más precisas. Habrían podido valer, si no fuera español su autor, las tres pés de Azaña en su famoso discurso del Ayuntamiento de Barcelona en 1938: «Paz, piedad, perdón», pero su identificación con el dibujo de Mirari da qué pensar: El lehendakari debería saber que el queso no crece en los árboles (su aitite le habría dicho que no se le pueden pedir peras al olmo) y que no está en la naturaleza del gato respetar al ratón. Por otra parte, ¿el gato es ETA? Esta versión euskaldun de Tom y Jerry, ¿representa quizá a Patxi López y Arnaldo Otegi con la vista puesta en Ajuria Enea? ¿A Jone y Gemma en una lectura paritaria del tema? ¿El árbol es el famoso nogal y el ratón va a sacudirlo para repartirse las nueces con el gato? ¿Tiene fuerzas para ello? Quizá Ibarretxe debería pensar en que nunca se ha visto a un gato comer nueces. En fin, el dibujo es una muestra encantadora de los hermosos sentimientos de una niña, pero elevado a discurso político por el lehendakari se transforma en una representación inadecuada de la realidad.

Ahora están muy de moda los niños. El presidente Zapatero, que escribió una carta muy severa a la revista 'Diez Minutos' por haber fotografiado a sus hijas en portada, apoyó públicamente su concepción dual del mundo en las preguntas (retóricas, porque llevaban implícita la respuesta) de las niñas: «¿Verdad, papá, que los de izquierdas somos los que nos preocupamos por los demás y los de derechas sólo se preocupan por ellos mismos?». Es una costumbre que se extiende. Uno mismo tiene amigos que a la menor le colocan las reflexiones de sus hijos adolescentes como argumento de autoridad política. Esta utilización de los niños está a medio camino entre la regresión intelectual y una variante platónica de la pedofilia.

Padres y madres, progenitores de tipo A y B: mucho ojo con los políticos; no dejéis que los niños se acerquen a ellos.(Marcos 10-14, aproximadamente).       s.gonzalez@diario-elcorreo.com

El victimismo de ETA y su gran olvido
Lorenzo Contreras Estrella Digital 2 Mayo 2006

En coincidencia con el anuncio etarra del alto el fuego “permanente”, el mundo abertzale ha intensificado su campaña contra la tortura que algunos de sus militantes detenidos, imputados o encarcelados dicen recibir por parte de la Guardia Civil y otros componentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado. La relación de estos episodios ya venía prodigándose de antaño, seguramente como ingrediente de la propaganda martirológica desarrollada en el marco del victimismo que les ha servido para el intento de desacreditar al Estado “opresor”. Desde que llegó la democracia, la campaña sobre la crueldad y la tortura supuestamente recibidas no ha cesado. Se sabía que una de las consignas de ETA a sus miembros para el caso de ser detenidos e interrogados era hablar y luego acusar de haber tenido que hacerlo como consecuencia de malos tratos. Solía argumentarse entonces por parte de los declarantes que existían técnicas para que los malos tratos físicos no dejaran huella, pero ésa era una verdad sospechosa basada en la lógica de todas las situaciones de tortura existentes en los miles de estados policiacos que existen en el mundo. Una verdad tan sospechosa como la leyenda del valor y la capacidad de sacrificio de los gudaris, precisamente exaltados ahora que se cumplía un aniversario de las muerte por huelga de hambre de algún militante del IRA encarcelado en prisiones británicas y sometido a la fría inclemencia de la señora Thatcher, que no se dejaba impresionar por esas actitudes ciertamente sacrificadas.

Ahora, para forzar el pago rápido de uno de los precios que ETA exige a cambio de cesar en la extorsión y en la práctica de la tortura y de la muerte directa o a lo largo de un secuestro, se ha intensificado, como queda dicho, la campaña de imagen contra el Estado español, como ellos denominan a España y a sus instituciones. Con este obejetivo propangandístico y victimista se han organizado y siguen organizándose movilizaciones que los propios pro etarras magnifican aritméticamente.

Las familias de los presos, no todas ellas pero sí las más aptas para hacer de sus actitudes públicas parte de la política que ETA ordena, se han integrado en “Exerat” y no cesan de repercutir en los medios de comunicación propicios a esa estratregia el ejemplo de su “heroica resistencia”. En una de sus últimas movilizaciones han hablado de miles de personas que recorren calles y, por supuesto, también de miles de kilómetros de carreteras para visitar a sus presos dispersos en cárceles del Estado. Cuando ese sufrimiento es real merece todo respeto, pero no admite muchas dudas el hecho de que ETA “vende” muy bien su “abnegación” como tal organización que decide no seguir matando a cambio del desarme policial y judicial que mide la capacidad de resistencia o de debilidad de las instituciones en aras de una “normalización absoluta” sin contrapartidas garantizadas desde los frentes etarras que ya no asesinan, pero sí extorsionan y exaltan a sus supuestos héroes. En este contexto hay que inscribir el hecho de que el juez Grande-Marlaska haya decidido negar a los dirigentes batasunos Otegi y Barrena, actualmente en libertad bajo fianza, permiso para viajar a la Irlanda del IRA y contribuir a la internacionalización de la causa independentista vasca.

Las descripciones constantes de escenas de tortura en cuartelillos y comisarías pueblan las páginas panfletarias de las publicaciones abertzales. Sandra Barrenetxea, en prisión incondicional por orden del juez Ismael Moreno, ha relatado que la Guardia Civil la hizo “la bolsa” (cubrirle la cabeza con una bolsa para producirle síntomas de asfixia), la desnudó y la golpeó. Ese testimonio ha sido transmitido por su abogado después de que ella, hoy encarcelada, se negara a declarar ante el juez. Nada digamos de su camarada Ibon Meñika, también en prisión por repartir bonos de financiación para ETA, siempre, naturalmente, en busca de “aportaciones voluntarias” de cuya responsabilidad no se responde a preguntas del fiscal o del juez.

Naturalmente, impresiona comprobar el sistemático relato de las torturas y el detallismo de las acusaciones contra los supuestos torturadores cuando se efectúan tales descripciones desde medios y órganos de propaganda que nada dijeron en su día de las inmensas torturas infligidas a Ortega Lara, metido en un zulo con propósito de dejarle morir allí, o al ingeniero Ryan, de Lemóniz, hallado muerto al igual que luego sucediera con el concejal de Ermua y con tantos otros sometidos a vejaciones cuyo final solía ser el propio asesinato en las peores circunstancias. ¿Cómo se puede hacer de la desmemoria tan cínica práctica al tiempo que se intensifica, sin garantías de veracidad ni constancia de testimonios ante el juez, la dramatización de todo tipo de crueldades en las personas de militantes de un terrorismo hasta ayer activo y ahora de vacaciones relativas mientras el “Estado español” piensa cuáles van a ser los términos del precio que se le exige por la nueva tregua?

LA TRANSICIÓN PENDIENTE EN LA IZQUIERDA ESPAÑOLA
Editorial minutodigital 2 Mayo 2006

Hace años, durante una entrevista televisiva, el conspicuo profesor Aranguren, decía, con el ese totalitarismo sobrado de soberbia que le caracterizaba, que los intelectuales tan solo podían ser de izquierdas.

El sesudo profesor argumentaba que para ser intelectual, uno de los requisitos sine quanom era el profesar ideas izquierditas. Si eras de derechas, por muchos conocimientos que tuvieses y muy brillantes que fuesen tus argumentaciones o obra, no podías ser intelectual, todo lo más erudito. Y es que para Aranguren todo el concepto definidor de intelectual gravitaba sobre su adjetivo “comprometido”, sinónimo de servidor del marxismo, o lo que es lo mismo sobre el carnet político del sujeto. Este fin de semana murió un intelectual, al que sin duda Aranguren negaría tal condición: Jean François Revel. Revel luchó toda su vida contra los totalitarismos y en especial denunció a toda esa caterva de intelectuales “comprometidos”, empeñados en camuflar el fracaso del socialismo y en calumniar “a aquellos que intentaron utilizar su inteligencia para respetar la verdad y levantar con exactitud el acta de la impostura comunista”.

Hoy cuando asistimos a un intento descarado de rehabilitar el marxismo en Hispanoamérica, en España observamos como la soberbia totalitaria de la izquierda sigue atribuyéndose la superioridad moral sobre la derecha, igual que hacía y predicaba Aranguren durante la transición. Y es que precisamente el principal déficit democrático que hoy en día presenta nuestra sociedad reside en esta actitud de la izquierda. La misma actitud que le llevó a dar el golpe de estado de 1934 o a preferir proclamar la II república por la vía y de hecho y no de derecho. Una actitud intolerante, de insultante superioridad, de continua manipulación, que niega al contrario su legitimidad por el mero hecho de no plegarse a sus dictados. La izquierda española definitivamente no ha aprendido la lección que el siglo XX nos dio sobre los totalitarismos y sigue añorando y mirando con nostalgia y simpatía las sanguinarias revoluciones marxistas que asolaron el mundo. La exaltación e idealización de la II República, durante la cual el PSOE abrazó los métodos soviéticos de actuación más torvos, nos indican bien a las claras que en la izquierda española la completa transición a la democracia aún no ha acabado de producirse. Se trata de una asignatura pendiente, a través de la cual esa izquierda debe aprender a tolerar la alternancia en el gobierno, a no despreciar las ideas contrarias y sobre todo a respetar la voluntad manifiesta de la mitad de la población que no piensa como ellos.

SOBRE UN COMENTARIO DE JAVIER DORADO
Santiago Fontenla minutodigital 2 Mayo 2006

Me cita Javier Dorado -buen e interesante bloggero gallego- en su blog de Periodista Digital a raíz de aquella cena homenaje a Rosa Díez en Bilbao que conté en este mismo espacio, y de la que apunté algunas frases.

Y resalta Javier Dorado una de esas afirmaciones que se repiten mucho ultimamente entre miembros disidentes del PSOE, que obedecen más al maltrato de su partido, el socialista, que a la sensación de pertenencia o simple acercamiento al PP: “Tal como están las cosas Nicolás y yo somos del PP”

Rosa Díez es una maltratada política, al igual que Redondo o Mora, pero eso no quiere decir que acaben pisando moqueta en Génova, al contrario. Quizá Gotzone sea la más próxima al Partido Popular -todo el mundo tiene derecho a la evolución ideológica-, pero es seguro que ni Díez, ni Redondo ni la “progre” Pagazaurtundua piensan ni por un momento acercarse al “centro reformista”. Y lo digo porque los tres, de diferente manera, han creado líneas críticas dentro del propio partido socialista.

Redondo “atiza” desde la Fundación para la Libertad abogando por el entendimiento de los dos grandes partidos políticos españoles; Rosa Díez ha creado una corriente interna dentro del PSE desde la que la veremos dar batalla a Patxi López y Pagazaurtundua se queda en el limbo de lo soso y lo memo, afirmando cosas como las que dijo en la presentación de “Olvidados” de Iñaki Arteta en Madrid: “El PSE está más cohesionado que nunca”.

¿Dónde se sienten más queridos Díez, Pagazartundua, Redondo o Mora? Esta pregunta que se hace Javier Dorado en su blog tiene una respuesta clara en los tres primeros casos: en el PSOE. Y es en el PSOE porque, pese a todo, allí están los amigos que les quedan -pocos seguramente-. En relación a Gotzone apostaría dos horas de sueño a que en el PP o en la “derecha” la queremos bastante más que en el PSOE, votara o no al PP de San Gil.

Por la igualdad de oportunidades, sin discriminación
Ciutadans Periodista Digital 2 Mayo 2006

Con motivo de la Fiesta de los Trabajadores, Ciutadans de Catalunya quiere hacer llegar a los ciudadanos su decidida apuesta por una sociedad libre de discriminaciones.

En el Manifiesto presentado en el Teatro Tivolí el pasado 4 de marzo, se esbozaban los rudimentos de nuestra acción política: la defensa del principio de “igualdad ante la ley, los derechos que caracterizan a las sociedades realmente democráticas” y la intervención de los poderes públicos para que promuevan “la igualdad de oportunidades de forma que ni el origen, ni el idioma, ni el sexo, ni la posición económica de la familia, determinen privilegios”.

La situación de debilidad política de los partidos que forman el gobierno de Cataluña, el protagonismo desmedido, en proporción a su cuota electoral, de partidos cuyos intereses no son los de todos los españoles y la asunción por parte del partido socialista catalán de los principios del ideario nacionalista, han marcado negativamente, a nuestro juicio, de tal modo el curso de la vida nacional que, en la actualidad, se ciernen sobre los trabajadores un desarrollo legislativo de los nuevos textos estatutarios que pone en serio peligro la pervivencia de la igualdad entre ciudadanos.

El nuevo Estatuto de Cataluña, en particular, al definir un espacio catalán de relaciones laborales con el propósito de desarrollar una práctica propia de diálogo social, de concertación, de negociación colectiva, de resolución extrajudicial de conflictos laborales, amenaza la estabilidad del marco unitario de principios básicos que regula la actividad y los beneficios sociales de todos los trabajadores y trabajadoras españoles y que garantiza bajo el paraguas constitucional el principio de igualdad y la justicia en la redistribución de la riqueza. Sabemos de la falta de inocencia del adjetivo propio, cuya inclusión anuncia como ocurriera con la lengua una nueva frontera de separación entre los españoles disfrazada bajo el eufemismo del autogobierno.

Por otra parte, no podemos sino manifestar nuestro asombro ante la colaboración de los líderes de las organizaciones sindicales asentadas en Cataluña ante la imposición del deber de conocer el catalán que, con carácter genérico, prescribe el futuro Estatuto y que se concreta en el ámbito laboral en el deber de disponibilidad lingüística. Este principio está destinado a constituirse en un factor de discriminación laboral, en un freno a la libre movilidad en el territorio español (precisamente ahora que se abre el espacio laboral europeo) y, lo que es peor, va a suponer la pérdida de su empleo o de su puesto de trabajo a un buen número de trabajadores y trabajadoras. ¿Qué clase de sindicatos son esos que promueven la política gubernamental como si el Estatuto que se nos avecina fuera avanzado socialmente o fuera a mejorar la vida de los trabajadores cuando contiene elementos de claro contenido discriminatorio para una parte significativa de la población?

No es esta la línea en que deseamos que avance nuestro país. Bien al contrario, aspiramos a la implementación de políticas que supongan la garantía de las prestaciones sociales básicas para la totalidad de los ciudadanos. En este sentido, aplaudimos los objetivos de la futura Ley de Dependencia por cuanto vienen a cubrir un déficit de servicios sociales crónico en España. Ese es el camino. Por el contrario, denunciamos la incompetencia del Gobierno autonómico que no ha sabido aplicar las medidas adecuadas para evitar el incremento de la siniestralidad laboral y reclamamos un mayor esfuerzo en esta materia.

El Gobierno catalán, centrado en su obsesión nacionalista de la que es expresión máxima el nuevo Estatuto, ha dejado de lado la política social. Frente a ello, nosotros consideramos que ninguna reivindicación identitaria merece el sacrificio del principio de igualdad y la defensa de los derechos de los trabajadores.

El País está nervioso, miente y manipula cada vez peor
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 2 Mayo 2006

Algo va mal en la Hoja de Ruta de Zapatero al Infierno cuando El País, escaparate universal de la misma, mete la pata de mala manera y ya no se le ve el clásico estilo que siempre tuvo de mentir y manipular. Los hechos figuran en el propio texto del artículo de El País que estoy comentando y son:

1.- Alguien de ETA redacta una cantidad indeterminada de las típicas cartas de extorsión antes de la fecha del alto el fuego de pacotilla el 22 de marzo pero “a sabiendas de que iban a llegar a su destinatario después de esa fecha.”

2.- Las cartas son enviadas el 7 de abril, fecha del matasellos.

3.- Como saben que llegarán después del 22, “ el lenguaje es cordial y no contiene amenazas, sí, pero la exigencia es la misma”

4.- La policía ha constatado, con una detención incluida, que “la banda ha puesto en marcha sistemas alternativos para lograr fondos movilizando a su entorno para que contribuyan a evitar su asfixia económica”. El País nos dice que la policía afirma que ese es “uno de los sistemas de presión que utiliza ETA para cobrar el impuesto revolucionario”

5.- Resumiendo, ETA sigue cobrando el impuesto revolucionario por los dos sistemas utilizados toda la vida, las cartas de extorsión y las visitas de los cachorros de la kale borroka a establecimientos de todo tipo para cobrar “bonos”.

Queda claro también que esos hechos hay que ocultarlos, minimizarlos e intentar atenuar o hacer desparecer sus consecuencias, para eso hay que actuar en dos frentes, primero el de la famosa verificación policial de la realidad del alto el fuego y segundo ocultar a la opinión pública el hecho de que ETA sigue actuando y que de alto el fuego nada de nada.

En el primer frente ya nos anticipa El País, que como ven es informado por la policía encargada de la verificación de lo que va a informar a Zapatero, de que el próximo informe dirá la policía a Zapatero que “la sensación de los investigadores es la de "tranquilidad absoluta" en relación con la actividad de ETA”.

Vean que España verifica que ETA no nos está engañando utilizando las sensaciones de nuestros policías de investigación. No dicen algo tan simple como “hemos comprobado que ETA no está cobrando en estos momentos a nadie el impuesto revolucionario”, eso no interesa porque saben que ETA sigue cobrando el impuesto revolucionario como demuestra El País.

En lugar de algo tan simple, para encubrir la realidad juegan a detectives, analizando códigos de ETA incluidos en las cartas de extorsión, y todo para decirnos que las cartas “fueron elaboradas antes del alto el fuego”. Dicho de otro modo, si un día de estos un asesino de ETA le pega un tiro en la nuca a alguien, podremos quedarnos tranquilos siempre que nos diga la policía que la pistola empleada fue comprada por ETA antes del alto el fuego. Este Zapatero nos toma por retrasados mentales.

En el segundo frente, El País se encarga de titular en la primera página de su edición digital la noticia de apertura de esta guisa manipuladora: “La Policía analiza 10 nuevas cartas de ETA enviadas “antes del alto el fuego””

Unas cartas que según ellos mismos llevan matasellos del día 7 de abril nos dicen que fueron enviadas antes del alto el fuego del 22 de marzo. Como mentira no está mal.

En el interior del artículo destaca el esfuerzo que hace El País para convencernos, contradiciéndose y llamándose a si mismos mentirosos, de que son cartas de después del alto el fuego pero que son cariñosas, comienzan con un “Saludos cordiales” y que terminan con un “Saludos y te damos las gracias por anticipado”.

El mensaje de El País viene a decir que estemos tranquilos porque las cartas fueron enviadas antes del alto el fuego después del alto el fuego, y que llevan matasellos de 16 días después informándonos que el escribano de ETA que las escribió mucho antes del alto el fuego se esforzó en evitar amenazas porque sabía que llegarían después del alto el fuego. El galimatías está servido.

Todo es una tomadura de pelo, intentan embolicarnos con juegos de palabras, subterfugios y gilipolleces. La realidad es más cruda, ETA sigue y seguirá siendo ETA, pero a Zapatero le interesa que nos creamos que ETA se ha convertido en una ONG de pacíficos recolectores de fondos, y por ello decretan, a pesar de las pruebas en contrario, que todos en ETA ya son buenos chicos porque Zapatero así lo dice y punto.

Si la realidad de los hechos dice que eso es mentira, y que ETA sigue siendo lo que siempre fue, ya se encarga El País de darle la vuelta a la realidad, haciendo que el día sea noche o que el impuesto revolucionario que ETA está cobrando no se esté cobrando.

Sigue confirmándose que la hoja de ruta de Zapatero al infierno se sustenta en la mentira, en la negación de la realidad y en la propalación del mensaje “Aquí no pasa nada, salvo la crispación del PP que aún no acepta el haber perdido las elecciones y solo desea que ETA vuelva a matar”

NOTA DE INTERES: Aunque el titular de El País en su portada digital dice que las cartas fueron enviadas antes del alto el fuego, el titular del artículo en su interior ya no dice eso, solo dice que “Interior analiza 10 cartas de ETA en las que pide hasta 24.000 euros a empresarios “ y en el subtitulo tampoco dice que fuesen envidadas antes del alto el fuego, sino que dice “La investigación del código de cada misiva descarta que sean posteriores al alto el fuego“ Esto es debido a que el titular de portada desaparece en cuanto cambie la portada mientras que el titular del articulo permanece y quieren borrar las huellas de la gran mentira del día.

Un ruego lingüístico a la Consellería de Educación
Adolfo Gil Gómez La Opinión 2 Mayo 2006

Cuando trato este tema, siempre acuden a contestar lectores que dedican su tiempo a tratar de indagar en mis intimidades hasta tal punto que las posibles varicosidades se vuelven amigablemente amenazadas, pero qué le vamos a hacer.
El folio en el que hoy me esfuerzo es duro y los emolumentos del mismo serán destinados a la causa más saludable que imagine.

Yendo al grano, estas letras han su origen en las últimas decisiones que afectan a la política lingüística de la responsable de la educación del gobierno de la autonomía.

Acudo, corro, vuelo, traspaso la alta sierra de las normativas y me encuentro con que la antedicha responsable educativa ha sucumbido, no se ha resistido a la llamada de las sirenas tentadoras, a las demandas de las gargantas irritadas de los sociolingüistas, que le vienen exigiendo desde su llegada, la puesta en práctica de la inmersión lingüística. Los apasionados normalizadores alcanzaron la victoria y su botín: ofrecer la íntegra educación infantil en gallego en diez colegios de toda la comunidad autónoma, si aún se puede seguir llamando así.

La verdad es que no hay que alarmarse, sólo son diez; pero es que hay muchos más, muchísimos que son monolingües en la Educación Infantil, sin la menor consulta a los padres, sin la menor cobertura legal, que ya lo hacen sin permiso de la Señora Conselleira ni del anterior Señor Conselleiro, sin encomendarse a dioses ni a demonios.

Pero no sé cómo, me da en la nariz, me parece de mal agüero que la señora Conselleira empiece por las criaturas de tres añitos, y por los bienintencionados y progresistas padres, a instaurar líneas de inmersión lingüística en la tierna infancia; por lo tanto, me pregunto y, con el debido respeto, le pregunto, no me resisto, quiero saber la razón por la cual no se empieza esa supuestamente imprescindible inmersión por el mismísimo Bachillerato.

A lo mejor, habría que hacer públicas las estadísticas de los mismísimos preuniversitarios, sería conveniente saber en qué lengua quieren aprender filosofía o química esos aspirantes a forenses, a terapeutas, a comunicadores...

Por favor, se lo suplico, haga lo posible para que los futuros investigadores, los médicos que habrán de operarme, los lexicógrafos que redactarán mis diccionarios, tengan la oportunidad de cursar sus estudios en la lengua que quieran.

Señora Conselleira, por favor, pregunte usted a los usuarios de la formación profesional, mayoritariamente adultos y mayores de edad, cómo quieren aprender a reparar motores o a instalar placas solares.

Pero los normalizadores seguirán diciendo que los alumnos están mal informados, que son pasto de algún mal que aún no cura la Seguridad Social. Ya se están intentando censurar revistas escolares, páginas web y demás utensilios de comunicación no normalizados en las que los alumnos se expresan en la lengua en la que se les antoja y con total libertad.

adogil@terra.es

Las «realidades nacionales» proliferan en toda España al abrigo del Estatuto catalán
Los futuros textos estatutarios han desatado expectativas en los nacionalismos de comunidades no catalogadas como «históricas» por la Constitución
Blanca Torquemada ABC 2 Mayo 2006

MADRID. La «realidad nacional» de Andalucía recogida en el preámbulo del borrador del futuro Estatuto de esa comunidad ha desatado la incertidumbre sobre un «efecto contagio» disgregador propiciado por el texto catalán, actualmente en trámite en el Senado. Las reformas estatutarias que se avecinan (muchas de ellas condicionadas por un apremio oportunista derivado de la proximidad de los comicios autonómicos) pueden llegar aliñadas por nacionalismos «de cachirulo» (en Aragón o Canarias) tan inconsistentes como capaces de sacar partido de un victimismo comparativo de consecuencias impredecibles.

El episodio andaluz es revelador, en la medida en que ya ha cosechado los recelos del Gobierno catalán, sometido a las pautas del «federalismo asimétrico» de Maragall y decidido a no volver a tragar con el «café para todos», a pesar de que Andalucía es una de las cuatro comunidades reconocidas como «históricas» por la Constitución. En las otras tres (Cataluña, Galicia y el País Vasco), además de las demandas estatutarias, están brotando reclamaciones añadidas, desquiciadas y expansionistas, como la del BNG para que la Xunta fomente la «fala» de raíz galaico-portuguesa que sobrevive en tres pueblos de Extremadura. Las circunstancias no les pasan inadvertidas a facciones y grupúsculos nacionalistas de otras autonomías, dispuestos a sacar tajada y a engordar al abrigo del dominó estatutario en regiones donde hasta ahora han carecido de una significativa implantación.

Aragón, del agua a la «fabla»
En Aragón, a la izquierda del regionalismo del PAR (con 8 diputados en las Cortes regionales) se sitúa el nacionalismo de la Chunta Aragonesista (que tiene 9 representantes en la Cámara autonómica, de un total de 67), un compartimento político minoritario realzado por la popularidad de su único diputado en Madrid, José Antonio Labordeta, quien mantuvo una peculiar interpretación del «repunte» de estas ideas, ya desde mucho antes del «Estatut»: «El PP —dijo— ha avivado el instinto territorial que estaba dormido».

Un aserto que después no ha casado con el ombliguismo desmelenado tras dos años de Gobierno del Partido Socialista. Si el «agravio» del trasvase del Ebro proyectado por el PP provocó una sed localista fundada en el tótem del agua, el Estatuto catalán ha abierto otros frentes. Ya lo dijo hace unos meses Bizén Fuster, el presidente de CHA: «Nadie nos puede discutir la singularidad histórica de Aragón, sus peculiaridades lingüísticas o el derecho foral porque, salvo la insularidad, no existe ningún hecho diferencial que no podamos invocar».

Al margen de lo que pueda traer la prevista reforma del Estatuto aragonés, se reavivan las cuitas lingüísticas, referidas a las «fablas» y al conflicto del catalán que se habla en las zonas limítrofes. El pasado mes de febrero, algunas asociaciones culturales, bajo el lema «Chuntos por l'aragonés» anunciaron que este mismo año se creará la Academia de la Lengua Aragonesa, que se enfrascará en «la elaboración de una gramática y un diccionario únicos y oficiales, tal y como hizo la RAE con el español». Ese «imaginario» aragonés de nuevo cuño también cuenta ya con sus figuras de culto: el escritor Ignacio Almudévar, autor de la obra fundacional «Beyendo chirar o sol».

El «aragonesismo», en todo caso, crece: el regionalista PAR sólo perdió dos escaños en 2003, en tanto que la Chunta casi dobló su representación y pasó de cinco diputados a los nueve con que cuenta ahora.

Canarias, archipiélago atlántico
En las islas ya está en marcha la reforma del Estatuto y se pretende que el nuevo texto quede aprobado antes de los comicios autonómicos de 2007. Se ha evitado entrar en las consideraciones sobre si la comunidad es o no una «nación», por lo que el Parlamento canario se ha conformado con la definición geográfica, acomodable a cualquier circunstancia: Canarias es un «archipiélago atlántico».

Pero el Gobierno nacionalista de Coalición Canaria sí se fija en Cataluña. El presidente de CC, Paulino Rivero, ha sido elocuente: «Canarias no admitirá tener ni una competencia menos que ellos», afirmación que ha adquirido naturaleza de cláusula recogida en el borrador estatutario. Ha estimado Rivero, además, que «no solamente vamos a exigir lo mismo, sino que habrá más cuestiones derivadas de nuestra condición de insularidad alejada, que será discutible que puedan tener otros». Es el terreno de las «competencias delegadas» por el que esta autonomía se atreve a reclamar algunas que la Constitución atribuye en exclusiva al Estado, especialmente en materias vinculadas al control de la inmigración.

El nacionalismo «amable» de Coalición Canaria, con tres diputados en Madrid y actualmente titular del Gobierno del archipiélago, no ha sido ajeno a fisuras, sombras y disidencias. Nacida de una amalgama ideológica, CC se resume hoy, prácticamente, en un complicado equilibrio entre la Agrupación Tinerfeña Independiente (ATI), dominante, e ICAN (la «pata» de la coalición en la otra isla capitalina, Gran Canaria). Históricamente, CC ha supuesto el encauzamiento de un sentimiento «diferencial» que llegó a tener manifestaciones minoritarias y desquiciadas como la del independentista MPAIAC de Antonio Cubillo, reconvertido después en el Congreso Nacional Canario (CNC) y hoy prácticamente inoperante. También existe un pequeño Partido Nacionalista Canario (PNC), de corte peneuvista. En su hornacina simbólica tienen especial relieve los homenajes ante la estatua erigida en Tenerife a Secundino Delgado, padre de este movimiento.
Asturias y su «partiu»

El hecho de que en Asturias no haya ningún partido nacionalista con representación parlamentaria (sólo la obtuvieron el PP, el PSOE e IU) no anula las prisas por dar empuje a la reforma del Estatuto. El futuro texto, aún en estado embrionario, ya plantea problemas «fronterizos», pues se temen los «efectos colaterales» de otro Estatuto en vías de reforma, el de Galicia, ya que el BNG ha incluido entre sus propuestas la incorporación de municipios limítrofes y propugna la «normalización» del gallego en las zonas que lo hablan y que no forman parte de su territorio.

Entretanto, la bandera nacionalista la sigue enarbolando el Partiu Asturianista (PAS), «descafeinado» tras formar la llamada «Unión Asturianista» con la Unión Renovadora Asturiana (URAS) encabezada por Sergio Marqués, escindido del PP. El líder asturianista, Xuan Xosé Sánchez Vicente, llegó a ser diputado autonómico, pero ahora está fuera del Parlamento.
Los postulados del Partiu Asturianista están colgados en el ciberespacio con el dominio «.as». Cuando Cataluña, la Comunidad Valenciana y Baleares hierven por los problemas que plantea la utilización o el rechazo del «.cat», reservado para los sitios culturales «oficiales», en Asturias es uso común y frecuente el «.as». ¿Cómo es posible, dadas las limitaciones que impone el SCIC, organismo internacional que administra los dominios de internet? Con astucia, se «apuntan» a la «matrícula» de «American Samoa», un diminuto país del Pacífico, y dan el pego de singularidad.

Otros localismos
Unos por pretender diluir los «máximos» obtenidos por Cataluña y otros por ambicionarlos, todos terminan contaminados por «gestos» nacionalistas. Hasta el Partido Popular se ha sumado (por primera vez en treinta años) al manifiesto del Día de Castilla y León que cada año se lee en Villalar de los Comuneros. Mientras, en esta comunidad UPL (Unión del Pueblo Leonés) reclama la secesión de la provincia.

No es nacionalista, pero sí supone un desafío al Estado autonómico. Igualmente, un histórico de la izquierda, Tierra Comunera, continúa vivo en la región.

"LA PRESIÓN Y EL ODIO NO HAN DESAPARECIDO"
Radicales rocían con aceite el coche de Gotzone Mora en Guecho
Mientras que compañeros del PSE abogan claramente por un gobierno de coalición con Batasuna-ETA, la concejal socialista en el Ayuntamiento de Guecho ha denunciado un nuevo episodio de presión y amenaza de los radicales. Este martes se ha encontrado con su coche, aparcado en el aparcamiento privado del inmueble en el que reside, rociado de aceite. En Libertad Digital, Gotzone Mora ha lamentado que, pese a lo que "nos quieren hacer ver", sigue presente la extorsión y los intentos de amedrentar.
Libertad Digital 2 Mayo 2006

La profesora de Sociología en la Universidad del País Vasco y concejal del PSE ha vuelto a ser objetivo de los radicales. Este martes por la mañana se ha encontrado el vehículo de la familia rociado de aceite. Gotzone Mora sospecha que el agresor ha tenido que ser algún vecino porque el coche está aparcado en el aparcamiento particular del inmueble en el que reside. Es, ha declarado a Libertad Digital, un gesto más del odio que envuelve a la sociedad vasca frente a "lo que nos quieren hacer ver".

La pasada semana, Mora ya advirtió que el tiempo actual es "el de los asesinos y los nacionalismos" y recalcó que "este Gobierno está haciendo que no sea el tiempo de los demócratas". Además, y tras los últimos atentados en Barañáin y Guecho, ha insistido en que el Gobierno "debe paralizar el proceso iniciado", que "en ningún caso es de paz, ya que nunca estuvimos en guerra".

Entonces, señaló que en esta situación que le ha tocado vivir, "sólo hay un bando, el de los asesinos y el nacionalismo obligatorio", mientras que al otro lado están "los que han sufrido la extorsión y los asesinatos y que creen en la democracia". Este martes ha vuelto a ser ella objetivo de esa extorsión y amenazas de los que siguen amedrentando. "No tengo ningún dato que me acerque mínimamente a ese proceso iniciado por José Luis Rodríguez Zapatero", afirmó la edil socialista, quien aseguró que su diferencia con el presidente del Gobierno radica en que ella ha visto "a muchos compañeros con los trozos esparcidos por el suelo después de una bomba".

El Foro Ermua reclama al Ejecutivo que no se «precipite» al acercar a presos
R. N. La Razón 2 Mayo 2006

Madrid- El presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, considera «precipitado» que el Gobierno se plantee la posibilidad de iniciar el acercamiento de presos etarras a las cárceles del País Vasco en otoño, pues aún sigue la violencia, y que se establezca ya una «planificación» sobre ese tipo de cuestiones, porque «todavía no ha acabado la violencia, ni se ha verificado que ETA haya dejado de utilizar todas las actividades violentas». En declaraciones a Servimedia, apuntó que la violencia ha disminuido «notablemente, pero que no ha cesado», y que tampoco se muestra que haya una «voluntad inequívoca de que ETA pretende acabar con esto».

A su juicio, el Ejecutivo debe exigir un «pronunciamiento explícito» por parte de ETA de su intención o decisión de abandonar el terrorismo antes de iniciar la negociación, a pesar de que se haya verificado «el alto el fuego permanente». En este sentido, sostuvo que la violencia de ETA sigue, en alusión a los últimos actos en el País Vasco y Navarra, aunque el «Gobierno lo haya querido minimizar». Sin embargo, mantiene que «no es radicalmente contrario» a una modificación de la política penitenciaria, pero que debía producirse cuando se dé «el final del terrorismo», el cual «no lo vemos por el momento por ninguna parte».

Buesa invitó al Gobierno a pactar sólo con el PP los pasos a dar para iniciar el diálogo con ETA, ya que a IU y nacionalistas «hay que dejarles fuera» porque son «más partidarios de los terroristas» que del Estado.

Hasta el «desmantelamiento».
Sobre esta cuestión, la revista «Temas», cuyo Consejo de Redacción preside Alfonso Guerra, incluye en su último número un artículo en el que se afirma que no se debe empezar a hablar de los presos de ETA hasta el «desmantelamiento final y total de la organización terrorista». El artículo lleva la firma de Roberto Dorado, ex director de Gabinete de Felipe González en su etapa de presidente del Gobierno, y en él se asegura que con la declaración de alto al fuego permanente por parte de ETA «se ha abierto una rendija para transitar por un estrecho pasaje lleno de obstáculos», en el que hay que ir «con pies de plomo y manejar los tiempos con maestría, con discreción».

Internet
Minuto Digital participó en las Primeras jornadas liberales en la red

Minuto Digital 2 Mayo 2006

El pasado fin de semana se celebró en Santiago de Compostela, con la asistencia de la eurodiputada Loyola del Palacio, la primera jornada liberal en la red. A dicho encuentro asistieron un nutrido grupo de blogeros, que reivindicaron el espacio de libertad y pluralidad que supone Internet y concluyeron en la necesidad de contar con una fuerte y dinámica presencia en la red de opiniones alternativas al pensamiento único dominante.

Como ponentes del acto asistieron Don José Vilas Nogueira, Catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Santiago de Compostela, que analizó la situación política española en la actualidad y la influencia de los medios de comunicación en la sociedad. Por su parte el profesor Miguel Cancio de la Facultad de Ciencias Economicas y Empresariales de Santiago de Compostela, centró su intervención en la critica a las tendencias totalitarias que cada día se detectan con más descaro en el gobierno de Rodríguez Zapatero. Por su parte nuestro colaborador, Mateo Requesens, que en representación de Minuto Digital acudía al evento, subrayó el potencial de los diarios digitales e Internet en el mundo de la comunicación y la necesidad de no dispersar los esfuerzos de las diversas sensibilidades de la derecha para evitar que en Internet se produzca el mismo monopolio que en los medios tradicionales y la cultura tiene la izquierda. Por su parte Luís Balcarce, pionero en el mundo de las bitácoras expuso su experiencia y destacó la capacidad de influencia de los blogs en el mundo de la política actual.

Loyola del Palacio cerró el turno de intervenciones resaltando la situación por la que atraviesa España, en la que el gobierno socialista mira al pasado, añorando una fracasada II República y olvidando que con la Constitución de 1978 todos partimos desde cero hacía un futuro en común que quería olvidar rencillas pasadas. Igualmente denunció la pretensión totalitaria de la izquierda de atribuirse el derecho exclusivo de decidir quien defiende y quien no, la libertad, la democracia y la paz, comportamiento que erróneamente se toleró por parte de la UCD durante la transición. Por último Loyola del Palacio brindó su apoyo personal a las nuevas tecnologías y a la red.

Agustín Ibarrola recibe el premio José Luis López de Lacalle
E. C./BILBAO El Correo 2 Mayo 2006

El premio José Luis López de Lacalle 2006 ha recaído en el artista vasco Agustín Ibarrola. El escultor y pintor de Basauri coincidió en numerosas ocasiones a lo largo de los años con López de Lacalle en la militancia política y sindical, y después en grupos cívicos como el Foro Ermua.

El objetivo de este premio es reconocer públicamente la labor de aquellas personas, preferentemente ciudadanos vascos, que se han destacado por su apoyo a las víctimas de ETA y su lucha cívica contra el nacionalismo excluyente y a favor de la democracia. En palabras de la Fundación, «a la persona que mejor representa y contribuye a extender los valores de libertad, democracia y tolerancia a los que José Luis se entregó con afán a lo largo de su vida».

En ediciones anteriores recibieron este galardón Mario Onaindia (2003), Joseba Arregi (2002), el historiador Antonio Elorza (2001) y, el año pasado, el criminólogo y jesuita Antonio Beristain.

Estrategias (2)
Pío Moa Libertad Digital 2 Mayo 2006

El PSOE y compañía tienen un objetivo claro: echar abajo la Constitución y sustituir la nación española por un conglomerado de seudonaciones. El PP, en cambio, carece de un objetivo preciso. No sabe si defender la Constitución o darla por perdida y adaptarse. Mejor dicho: un sector piensa, débilmente, en defenderla, sin saber muy bien cómo; y otro, al parecer creciente, piensa en adaptarse a la ilegalidad.

Sin objetivo claro es imposible una estrategia para alcanzarlo, por eso, a las alianzas y medidas precisas de los partidos anti Constitución, reacciona el PP con vacilación y se ve sorprendido continuamente. Acusado de "extrema derecha" por un partido tan extremista como el PSOE, no sabe dónde meterse y da explicaciones para demostrar lo contrario. Una peculiar estupidez le llevó a entregar a la izquierda y a los separatistas el control de los aparatos ideológicos, desde la enseñanza a los medios de masas, y ahora apenas dispone de instrumentos para llegar con efectividad a la población. Ni siquiera sabe defender con un mínimo de habilidad y energía al único medio realmente de masas que defiende la democracia y la unidad de España, la COPE, frente al furioso ataque de los liberticidas.

Tan solo sostiene al decepcionante PP el impulso social de no aceptar la situación, y lo sostiene sólo, a su vez, como un mal menor comparado con la Alianza liberticida.

Ahora está en juego la Constitución, la ley más democrática y consensuada de nuestra historia. Las opciones son, o su defensa inteligente y resuelta, o un nuevo proceso constituyente, o la claudicación ante su ilegal destrucción por un gobierno ilegítimo. Vale la pena reflexionar sobre cada salida.

Marea negra
Luis del Pino Libertad Digital 2 Mayo 2006

Cuenta hoy El Mundo la curiosa peripecia de la cinta coránica de Alcalá, que habría sido entregada por la Policía al dueño de la furgoneta Kangoo, rompiendo así la cadena custodia de una de las pruebas del caso. Lo importante del artículo de Isabel Velloso es la enumeración de despropósitos referidos a las pruebas del 11-M. Cita, en concreto, seis casos que bastan para certificar las sospechas sobre las pruebas utilizadas para construir la versión oficial:

La propia cinta coránica, entregada "por error" al propietario de la furgoneta.
La manipulación de los informes de la Policía Científica, para ocultar que el explosivo de Vallecas no coincidía con el de la furgoneta de Alcalá.

La entrega al juez de una réplica de la mochila de Vallecas, como si fuera la auténtica.
La ocultación al juez durante cuatro meses de la readiografía que demostraba que la mochila de Vallecas estaba preparada para no explotar.

La pérdida temporal de la tarjeta de la mochila de Vallecas, tras su entrega a Amena para que realizara una prueba pericial.
La aparición del Skoda Fabia en Alcalá varios meses después del 11-M,
A estos seis puntos cabría añadir otros varios que se han ido publicando a lo largo de los últimos meses:

La ocultación al juez de que la furgoneta de Alcalá estaba vacía en el momento de ser encontrada.
La entrega al juez de informes donde se achacaba a Jamal Zougham la comercialización de una tarjeta telefónica que, en realidad, había sido comercializada por personas próximas a los hermanos Almallah.

La realización de ruedas de reconocimiento donde el único "moro" era Jamal Zougham.
La destrucción de las cintas del centro de control de la Policía donde se recogían las conversaciones relativas a la intervención en Leganés.

La desaparición ¿por ingestión? del papel donde Abdelkrim Benesmail tenía apuntados los teléfonos de los etarras Parot e Iragui.

La aparición de la cinta de reivindicación del 13-M en las manos de un policía nacional retirado.
¿Hay alguna prueba del caso sobre la que no pese una sospecha de manipulación? ¿Hay algo en el 11-M sobre lo que tengamos una certeza indubitada, aparte de la existencia de 192 víctimas mortales y centenares de heridos? ¿Hay algo que escape a esa marea negra de podredumbre que parece anegar todos los aspectos de la versión oficial?

El otro día comentaba que había algo extraño en la fotografía de la mochila de Vallecas entregada al juez y, efectivamente, varios de vosotros lo habeis detectado: la existencia en la bolsa de pliegues propios de un objeto que acaba de salir de su embalaje. Eso confirmaría lo que ya Fernando Múgica publicó hace mucho tiempo: que esa fotografía no corresponde a la bolsa original. Pero entonces, ¿cómo se entrega al juez esa foto como si fuera la de la original?

Teniendo en cuenta que el duplicado de la mochila de Vallecas fue adquirido en la tienda Rebiz Moda en la tarde del 17 de marzo de 2004, eso explica por qué en el sumario no aparece ninguna foto de la mochila (ni de su contenido) antes del 17 de marzo.

Pero entonces, ¿dónde están las fotografías que forzosamente hubieron de hacerse a la mochila de Vallecas antes del 17 de marzo? ¿Por qué se le han ocultado al juez?

¿Por qué no existe ningún testimonio gráfico de esa inscripción "EFsMg" que nos dicen que había en la mochila de Vallecas?

Seguiremos informando sobre éstas y otras cuestiones.
Recortes de Prensa   Página Inicial