AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 5 Mayo  2006
Las expectativas de ETA y las trampas del Gobierno
EDITORIAL Libertad Digital 5 Mayo 2006

ETA, Batasuna y la polémica socialista
Lorenzo Contreras Estrella Digital 5 Mayo 2006

¿Qué hacemos con el «caganer»?
CARLOS HERRERA ABC 5 Mayo 2006

Dividir para perpetuar al PSOE
A. Basagoiti Minuto Digital 5 Mayo 2006

Ciutadans de Catalunya
Ramón Farré La Opinión 5 Mayo 2006

La muñeca que no baila sardanas
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 5 Mayo 2006

FLAMENCAS PERSEGUIDAS
Editorial Minuto Digital 5 Mayo 2006

La bola de nieve
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 5 Mayo 2006

Cuando el silencio es un crimen
Antonio Robles Libertad Digital 5 Mayo 2006

La cosa catalana
Pablo Sebastián Estrella Digital 5 Mayo 2006

Estrategias (5)
Pío Moa Libertad Digital 5 Mayo 2006

Contra toda defensa de España
José Javaloyes Estrella Digital  5 Mayo 2006

Estatuto a la fuerza
Antonio Jiménez elsemanaldigital 5 Mayo 2006

¡Viva la Revolución! Zapatero nos conduce a un régimen totalitario en el que le gustaría nacionalizar Endesa
Federico Quevedo El Confidencial 5 Mayo 2006

El reto iraní: ¿y ahora qué?
RAFAEL L. BARDAJÍ ABC 5 Mayo 2006

Mentiras y armas de destrucción masiva
GEES Libertad Digital 5 Mayo 2006

Radicalismo convertido en esperpento
Luis López González. Sevilla ABC 5 Mayo 2006

Comunicado 2º Oposición Antinacionalista
Email www.nucleosoa.org  5 Mayo 2006

ESPAÑA Y LIBERTAD PRESENTA DENUNCIA CONTRA JULEN LARRINAGA  Y AIERT LARRARTE
Minuto Digital 5 Mayo 2006

Múgica avisa de que tiene legitimidad para llevar el texto al TC
MADRID EUROPA PRESS  5 Mayo 2006

Marlaska cierra la «herriko taberna» de Zamudio por la venta de bonos para ayudar a ETA
R. Coarasa La Razón 5 Mayo 2006

Blanco Valdés teme en su último libro que los nuevos estatutos hagan el país ingobernable
a coruña La Voz 5 Mayo 2006

La Policía admite que había una tarjeta en la Kangoo del 11-M aunque oculta sus datos en el informe judicial
Libertad Digital 5 Mayo 2006

Floriano denuncia a la Junta por impedir una campaña del PP contra el «Estatut» en la radio
ABC 5 Mayo 2006

Miedo al auge del español en Estados Unidos
Juan Carlos Rodríguez La Razón 5 Mayo 2006

Los medios hispanos de EE.UU. marcan la pauta del nuevo español del siglo XXI
SONIA BARRADO ABC 5 Mayo 2006

Los adolescentes israelíes hablan español gracias a las telenovelas
EFE - Jerusalén ELPAIS  5 Mayo 2006

Las expectativas de ETA y las trampas del Gobierno
EDITORIAL Libertad Digital 5 Mayo 2006

Lo exigen los comunicados de ETA-Batasuna y los guiños de Zapatero y del PSE a la formación de Otegi. Sin embargo, uno de los riesgos de fijar la atención pública en un eventual cambio político-jurídico en Navarra o un posible gobierno de coalición entre PSE y Batasuna, es que estas expectativas terminen, con el tiempo, por insensibilizar a los ciudadanos ante otros pagos políticos que no deberían dejar de resultar escandalosos por quedar por debajo de las expectativas que el gobierno del 14-M ha creado en ETA.

Si el PSE terminara pactando, no ya con Batasuna, sino con cualquier otra formación separatista del Pacto de Estella un cambio soberanista en el marco jurídico-político, no ya de Navarra, sino "reducido" al País Vasco, no dejaría de ser una traición a los valores constitucionales y al espíritu y a la letra del Pacto por las Libertades. Constituiría asimismo una despreciable moneda de cambio a la organización terrorista, como pago a su contribución a la farsa de este "proceso de paz" con el que el gobierno del 14-M trata, en realidad, de desarmar electoralmente al principal partido de la oposición y de maquillar su decidida pero calculada alianza con los separatistas.

No seremos nosotros, precisamente, quienes dudemos de que el nihilismo de ZP sea capaz de pagar y llegar aun más lejos con ETA; sin embargo, no queremos contribuir con ello a que Zapatero pueda decir, llegado el momento, que "frente al alarmismo inmovilista de la derecha", el nuevo estatuto soberanista, eventualmente consensuado con el PNV, esté "limpio como una patena" y, sobre todo, nada tenga que ver con el pago de intentar contentar a los terroristas. En cualquier caso, ante un escenario electoral que vuelve a dibujarse con los terroristas haciendo de compañeros de viaje del gobierno del 14-M, cualquier precaución es poca. Más aun, con Producciones Rubalcaba al frente del Ministerio del Interior.

ETA, Batasuna y la polémica socialista
Lorenzo Contreras Estrella Digital 5 Mayo 2006

Hay problema en el sector femenino del Partido Socialista de Euskadi (PSE), que se remonta a las disidencias o desencuentros personales de Rosa Díez con la dirección de Patxi López en torno al Plan Ibarretxe, los contactos con el llamado Partido Comunista de las Tierras Vascas y luego la aproximación del propio PSE a la propuesta batasuna sobre la Mesa de Partidos, que sería para el antiguo brazo político de ETA una puerta de reingreso en la legalidad por el patio trasero. Estos disentimientos críticos le han costado a Rosa Díez un cambio de comisión en el Parlamento Europeo. Posteriormente, las posiciones adoptadas por la camarada Gemma Zabaleta, propicia al entendimiento con Batasuna, han enrarecido el clima de convivencia política socialista, siempre con Rosa Díez en un plano de crítica que ha culminado con lo manifestado por ella misma contra Zabaleta, a la que ha acusado, en una pagina web de Basta Ya, de “relativismo moral que no puedo soportar”.

Con anterioridad, Rosa Díez, cercana a Mayte Pagazaurtundua en sentimientos y mentalidad, ya se expresó de manera abundante sobre los giros y la marcha del partido de Euskadi. Gemma Zabaleta ya fue desautorizada por el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y por Patxi López, en términos de amable reconvención. A fin de cuentas, la predisposición a culminar “el proceso” de normalización política vasca ha encontrado en el propio Zapatero un cierto “amparo”, que desde las actuales posiciones como Defensor del Pueblo y antiguo dirigente del PSOE, sin actual militancia, pero con autoridad moral, ha motivado la reacción de Enrique Múgica cuando ha venido a pedir que Zapatero no se dé prisa en defender la legalización de Batasuna mientras ETA no entregue las armas.

Rosa Díez ha publicado cartas abiertas a Zapatero y a Patxi López, nunca carentes de consecuencias para ella.

A raíz del comunicado en el que la banda anunció un alto el fuego de carácter “permanente”, pero hasta ahora no absolutamente comprobado ni garantizado, la eurodiputada socialista rehuyó en declaraciones a una revista de izquierda cualquier referencia a la tregua etarra como fruto de una negociación secreta con el Gobierno, pero dijo algo que no suele reconocerse y seguramente está en el origen del frenazo relativo de ETA a la utilización de la violencia. Porque, aparte de defender la influencia del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, y además del efecto de la Ley de Partidos, Rosa Díez subrayó que los atentados del 11M pusieron difíciles las cosas a ETA “desde su propio entorno social”.

En relación con la aplicación de criterios de “generosidad” con los etarras en términos judiciales y penitenciarios, la eurodiputada sostuvo que cualquier gesto de clemencia “nunca podrá representar ningún tipo de concesiones políticas, ya que eso no sería ser generoso sino imbécil”. Rosa Díez cree que el PSE jamás debería sentarse en una mesa política con Batasuna “al margen del Parlamento”. De lo contrario, la mesa en sí, como elemento de negociación o por el simple hecho de constituirse con la participación socialista, sería “el primer pago político tras la declaración del alto el fuego”.

La eurodiputada insiste que, para Zapatero, lo más urgente debería ser recuperar el espíritu del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. O sea, lo que Mariano Rajoy viene reclamando hasta ahora. De ahí que Rosa Díez considere sumamente importante “un gran acuerdo entre el PP y el PSOE, que a su juicio enviaría a ETA, con toda claridad, el mensaje de que está definitivamente derrotada”.

Habrá quien se pregunte qué papel “moral” se reserva en todo esto un hombre de la auctoritas de Felipe González dentro del PSOE. Según revela el suplemento de aniversario de El País, González mantuvo hace unos días “un largo paseo a solas” con Zapatero y hablaron “casi exclusivamente” sobre el “proceso de paz que se abre”. Sin embargo, preguntado el ex presidente del Gobierno sobre si habla de política con Zapatero, aparte de este episodio, González ha dicho que “de política hablamos escasamente”. Y añadido: “A veces pasan meses y meses sin hablar”. El propio ex presidente se autopregunta si Zapatero podría utilizarle “para hacer las cosas que hace”, y se responde: “La respuesta es sí. Le diría más, también podría haberlo hecho Aznar”.

Lastima, parece decir González. “No cuentan con mi experiencia”, ¿verdad?

¿Qué hacemos con el «caganer»?
Por CARLOS HERRERA ABC 5 Mayo 2006

EL nacionalismo es minucioso, se detiene en cosas en las que la gente normal no repara: díganme si no responde a ese aserto la iniciativa del consejero Huguet de prohibir la venta de muñequitas flamencas y de toritos de fieltro en las tiendas de souvenirs catalanas, al objeto de que los turistas no confundan los escenarios y entiendan que Cataluña es Cataluña y que la flamenca en cuestión es un añadido improcedente y que aquí, el verdadero símbolo de la imaginería popular es el «caganer», que es un tío que está cagando sin piedad cerca del Nacimiento y que prolifera por muchos belenes españoles. El «caganer», efectivamente, humaniza el misterio y personifica el carácter catalán de forma plástica: mientras a su alrededor trasciende la historia de forma sublime, él se ahorra el abono del campo sembrándolo de esencia personal. A los chiquillos les gusta mucho y siempre preguntan por él, y en media España se ha impuesto su presencia, ciertamente. Incluso se actualiza cada año incorporándole el rostro de personajes públicos conocidos, tipo Carod o tipo Ronaldinho.

Una muñeca vestida de gitana es, reconozcámoslo, una seria amenaza para la soberanía nacional catalana: son figuras que se confeccionan en Chiclana, representan algo tan caduco y franquista como el baile flamenco y, por si fuera poco, son compradas como recuerdos o fetiches por miles de extranjeros que visitan la Costa Brava y que se creen, valientes estúpidos, que están visitando España. La izquierda catalana ha reaccionado a ese desafío y en virtud de su cosmopolitismo, su modernidad, ha decidido «sugerir» a los comerciantes de Las Ramblas que se dejen de vender esos anacronismos y que los sustituyan por figuras enraizadas en la mitología de la tribu: así un Tamboriler del Bruch, el muchachito que con su tambor puso en desbandada al mismísimo ejército francés; así el propio Caganer; así el Tió, ese tronco al que los niños catalanes golpean en Navidad al grito de «¡Caga, Tió!» para que les deje muchos regalos -como ven, en Cataluña, la deposición y la entrañable fiesta familiar de la Navidad van íntimamente unidas: florece, de nuevo, la teoría del abono y de la trascendencia antes expuesta-.

En cuanto al toro, ¡qué decir!: la gran afrenta que la sensibilidad social tiene que sufrir en un silencio horadador es la presencia de un astado con banderillas en los comercios de los alrededores de la Sagrada Familia. Eso no hay cultura ni país que lo aguante. Así a ver quién es el guapo que consolida una nación. Percatado de ello, el tal Huguet, ese especialista en provocar odios para así poder lamentarse de lo mucho que le odian y obtener beneficio de ello, está elaborando el baremo de multas con el que obligará a los comerciantes a colaborar con la salvaguarda de la artesanía local. Quien venda el toro en lugar de exhibir el famoso «Ruc» catalán -un simpático borrico que simboliza, por lo visto, no pocas virtudes del pueblo elegido-, deberá atenerse a las mismas consecuencias que los más de mil comerciantes multados por no rotular todo, absolutamente todo, en el idioma de Verdaguer. Si acudir a una plaza de toros en la oficialmente antitaurina ciudad de Barcelona es una heroicidad gracias a las cuadrillas de fascistas de ERC que se agolpan en la puerta de la Monumental insultando al público que libremente acude, no digamos verse sorprendido adquiriendo un torito de felpa.

La inquietud que mostramos algunos, no obstante, no acaba ahí: si, en virtud de la justa reciprocidad, aquellos lugares que se han visto agradablemente invadidos de «caganers» deciden hacer lo mismo, pero al revés, ¿serán acusados de boicot ultraderechista?

En pocas palabras: ¿qué hacemos con los cientos de miles de tíos cagando en nuestros belenes que han salido de Cataluña?

Se me está descomponiendo el cuerpo, por cierto.

Dividir para perpetuar al PSOE
A. Basagoiti Minuto Digital 5 Mayo 2006

La principal estrategia de José Luís Rodríguez Zapatero, o mejor dicho de quien tenga en su ámbito la capacidad para reflexionarla y dirigirla, es impedir que gobierne el Partido Popular para perpetuar en el poder a los socialistas durante los próximos 20 años.

Un sector de la izquierda española jamás acepto ni asumió que la ciudadanía respaldase mayoritariamente las dos legislaturas de José Maria Aznar, a algunos de estos les parecía que solo era democrático que el país estuviese bajo el mando socialista y a otros se les hacia muy duro perder las prebendas del poder. Todo un ejemplo de carácter liberal y democrático de políticos progresistas, actores, exministros, presentadores de television o periodistas afectos. El trauma intelectual y monetario de todos estos y algunos más fue tan duro que han decidido que nunca más vuelva a pasar.

Para ello han establecido un escenario mediático aun más favorable, venden su alma a los nacionalismos, rompen los consensos básicos, acaban con los principios de la sociedad española y hasta son capaces de potenciar y auspiciar el nacimiento de formaciones y plataformas de derecha que sirvan para dividir el voto que va desde el centro a esas posiciones. Los más interesados en que el Partido Popular tenga rivales en alguno de los sectores de su electorado son los que gobiernan ahora y para eso les interesa que se presenten en próximas convocatorias algunos que compitan y critiquen a Rajoy y al Partido Popular.

Los que nos consideramos liberales creemos que cualquiera esta en su derecho de crear o respaldar lo que quiera pero es bueno que se sepan los intereses que hay detrás, las supuestas consecuencias, los beneficiarios de sus actuaciones y sobre todo los posibles perjudicados, que en este caso son mas amplios que las siglas del PP.

Ciutadans de Catalunya
Ramón Farré La Opinión 5 Mayo 2006

Ciutadans de Catalunya es ya un partido político. Promovido por intelectuales que en su mayor parte proceden de diferentes ámbitos de la izquierda española, sin complejos y con vocación laicista, no aspira simplemente a ser una formación no nacionalista o antinacionalista sino "postnacionalista". Porque aspira a superar la actual hipertrofia y a devolver al nacionalismo a las esquinas del espacio público. A su verdadera dimensión. A su vendeja. Porque aspira a quebrar ese debate falaz, totalitario, imperialista, que invade la vida como una marea, pegajosa y blancuzca; esa insana y prehistórica obsesión por la identidad, por lo abstracto, por lo simbólico. Y porque se propone también sanear la práctica política a través de la acción ciudadana, a despecho de los restantes partidos, integrados por políticos profesionalizados, como menestrales, que, en el engranaje bien aceitado de las listas cerradas y bloqueadas, anteponen su ambición a nuestras demandas.
Es decir, en la España de hoy, con la sociedad asfixiada por la murria del victimismo nacionalista y el extravío de tanto malandrín en traje de político, Ciutadans de Catalunya puede desempeñar un papel regeneracionista.

Una España de calvatruenos y trapisondistas que ofrecen a diario un espectáculo "dadá". Con un presidente atrapado en las redes de activas y voraces, aunque exiguas, minorías nacionalistas, y que, ayuno de otra ideología que las ocurrencias del Sr. Blanco, no sólo ha legitimado como progresista aquel discurso reaccionario, sino que lo ha interiorizado, lo ha hecho suyo, para convertirlo -y a veces pareciera más inductor que cómplice- en fabulosa máquina de alienación. Bien para esconder -por consenso, naturalmente- tropelías como la del "tres per cent", bien para soslayar los problemas, reales y concretos, que son incapaces de resolver.

¿Cómo debemos interpretar el gesto de la ministra de vivienda, Sra. Trujillo, cuando regala zapatillas a los jóvenes para que pateen las calles de ciudades y villas en busca de un piso que ni ella ni el gobierno pueden proporcionarles? ¿Y qué decir del partido de la oposición, que consiguió diez millones de votos en las últimas elecciones y que exhibe ahora, apuntalado en patética hibernación senatorial, al patriarca "largando", para regocijo de los suyos, no sé qué de Tejero y de Miláns y de las buenas gentes?

Hay también nacionalistas domésticos. Aquí en nuestra casa común, tan subvencionada por la solidaridad interterritorial española que consagra la Constitución. Pero ellos, sagacísimos, están decididos a asaltarla en apoyo de partidos como el PNV y CiU, que representan intereses plutocráticos y que, con el consentido pretexto de un mendaz déficit fiscal, laboran, indesmayables, por la secesión de la Comunidad Autónoma Vasca y de Cataluña, a cuyo desarrollo, prosperidad y bienestar tanto contribuyeron por cierto varias generaciones de emigrantes gallegos.

¡Ay, estos nacionalistas nuestros siempre navegando entre laberintos de coral! ¡Ellos que exigían la galleguización de la Universidad mientras sus hijos se aplicaban en EEUU -"conozco al monstruo porque he vivido en sus entrañas"- con aspiraciones de clase dirigente! ¡Malpocadiños!

Todos han recibido a Ciutadans de Catalunya con un receloso desdén. Un trasudor, en puridad. Pero son las palabras del secretario general de Esquerra Republicana de Catalunya, quien lo calificó como "el partido del autoodio", las que confirman su urgente necesidad. Y tal vez aseguren su éxito.

De Ciutadans de Catalunya. De la sociedad española. Y mío también, porque amo ya el sol como un anciano.

La muñeca que no baila sardanas
Por CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 5 Mayo 2006

UN tal Huguet ha prohibido la venta de muñecas flamencas en Cataluña. Coherente. ¿Por qué habría de escapar el mercado a la más noble de las tareas políticas cual es la depuración simbólica? El consejero Huguet, como buen totalitario, sabe que la consolidación de la Nación catalana pasa por la limpieza de elementos culturalmente extraños... El flamenco ha sido uno de los costes de la emigración andaluza que ahora hay que saldar.

Parece que Manuela de Madre ha comentado que el consejero Huguet se ha pasado. La medida, ha dicho, será aprovechada por la derecha anticatalana. Ella sabe por experiencia personal que para integrar no hay que recurrir a este tipo de métodos. Ella llegó a Cataluña vestida de niña flamenca por culpa de Franco pero la generosa y abierta sociedad «catalana» le dio la oportunidad de liberarse de los tics andaluces y, de ese modo, instalarse en esa condición superior que representaban Reventós y Serra, Maragall y Ribó... al tiempo que su padre se colocaba en la Seat, ejemplo-de-la-creatividad-catalana-antifranquista.

La meticulosidad del tripartito y del Ajuntament para controlar todas las expresiones de la vida pública es una prueba de que el proceso catalán ha entrado en el fervor totalitario. Quien no lo vea así, debe preocuparse por su salud mental y moral. La incredulidad de muchos se basa en la presencia hegemónica de los socialistas en este proceso. Piensan que el totalitarismo puede ser propio de los nacionalismos pero no del socialismo. Desconocen la Historia, y no quieren entender que la propuesta global de Zapatero supone una identificación con los nacionalismos. ¿No por la ambición de poder? Por supuesto, pero esta necesita una justificación ideológica que pasa por la negación de la idea de España, de su pasado y de todas sus expresiones desde la bandera bicolor a la lengua común y el folklore (fundamentalmente andaluz). Zapatero se ha puesto en línea con Sabino Arana y Heribert Barrera.

Todo esto tiene su historia: Barral y Castellet, Montalbán y Rubert de Ventós comenzaron denunciando símbolos como El Escorial, por considerarlos representativos de lo español, o hechos como «la conquista de América» (no el origen caribeño de las fortunas que financiaron el modernismo). El PSUC y los mounieristas, arrepentidos de haber ganado la guerra, propusieron el monolingüismo como arma de combate... En realidad, los de Carod Rovira no han tenido más que montarse en el carro con los socialistas...

Nada, sin embargo, tan vergonzoso como lo de Manuel Chaves. Mientras Huguet prohíbe la muñeca flamenca, él hace de celestina de Maragall al convertirla en «realidad nacional».

FLAMENCAS PERSEGUIDAS
Editorial Minuto Digital 5 Mayo 2006

La última estupidez que ha salido de ese tripartito socio-separatista, más que catalán, que se ha alojado en el gobierno de Cataluña, es pretender prohibir los recuerdos taurinos y las muñequitas flamencas en las Ramblas.

Solo desde un antiespañolismo fanático y ridículo como el que inspira a ERC podría esperarse semejante mamarrachada. Sin embargo la iniciativa simboliza todo el proceso demencial que estamos viviendo en el que la izquierda en unión del separatismo quiere convertir a Cataluña en una sociedad cerrada de la que se quiere expulsar todo lo español, a la vez que reducir el ámbito de libertades ciudadanas.

El uso político de la lengua ha sido el principal elemento de agresión del catalanismo excluyente contra la libertad y contra la idea de unidad, pero el resto de coartadas inventadas por el separatismo para justificar su conflicto con el Estado y el resto de España, está produciendo una sociedad catalana dominada por fantasías nacionales, mentiras históricas y agravios inventados.

Evidentemente los fuertes lazos culturales, históricos, económicos y convivenciales que siempre han unido a Cataluña con el resto de España, no van a desaparecer de la noche a la mañana a consecuencia de esta filosofía del odio hacia lo español que inspira a todo el aparato del poder que se ha instalado en Cataluña, pero sin duda el daño que está causando a la convivencia nacional y a la propia imagen de los catalanes en el resto de España, ya esta pasando factura. El boicot al cava ha sido una de esas consecuencias y la creciente animadversión hacía lo catalán en Valencia y Baleares no es más que una reacción al expansionismo de los Paisos Catalans.

Pero esta situación no sería concebible, si desde el poder estatal, hoy ejercido por el PSOE, no se alentase este tipo de actitudes totalitarias. Zapatero y los suyos trivializan cuestiones tan transcendentales como la unidad nacional, el concepto de nación o la igualdad y la solidaridad, hasta reducirlas al arbitrio del más puro de los relativismos.

El estatuto catalán consagra normativamente este modelo. Sus consecuencias por tanto estarán a la altura, o mejor dicho bajeza, de quienes desean terminar en Cataluña con una sociedad abierta y libre que forma parte de España.

Estatuto
La bola de nieve
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 5 Mayo 2006

Siendo los prolegómenos del referéndum estatutario de lo más desconcertante, no lo son menos que el proceso todo, la etapa completa de aceleración histórica que puso en marcha el establishment catalán cuando CiU perdió el cap, es decir, perdió "la cabeza" y perdió "el jefe", Pujol, por jubilación. Y cuando el PSC perdió los papeles y la identidad, con separatistas y eco-comunistas apuntándose a un bombardeo, a ver que caía.

A poder ser, que cayera el PP, por lo pronto. Y con ese único objetivo, que jamás nadie pudo soñar tan cercano (salvo los terroristas del 11-M y sus sembradores de pistas falsas, que vienen a ser lo mismo), se inventó la necesidad perentoria, insoportablemente urgente, del nuevo estatuto, ese clamor popular que sólo percibían los futuros alfrombrables o moquetables y sus muchos y ávidos hermanos. Y, por no ser menos, la destetada CiU. O sea, que el tetrapartito advirtió el clamor popular porque tiene el oído muy fino para el tintineo de las monedas. Y nadie más. Bueno, sí, La Caixa, como curioso efecto secundario de una picazón de la cosa venal.

Como los disparates, cuando se les deja rodar, crecen como bola de nieve, de momento nos enfrentamos a una consulta en que los separatistas quieren meter en la urna sólo la puntita de la papeleta. La única manera que tenía el no nacionalismo catalán de evitar que esos malabaristas hambrientos, con catorce siglas intercambiables, se colgaran de la solapa los síes, los noes, los votos nulos y blancos y, si me apuran, la abstención (culpa, ya verán, de no haber alargado dos horas la jornada) era presentarse en una plataforma única por el "no". Populares y Ciutadans de la mano.

Habría tenido todo el sentido, pues sus razones para rechazar el bodrio estatutario son prácticamente las mismas, y no prejuzgan tomas de posición ideológicas posteriores. Pero no ha podido ser. Quizá cuando la muy esforzada y loable gente de Ciutadans de Catalunya consiga decir "España" sin ponerle un artículo delante y un adjetivo calificativo detrás. Por cierto, si es así, que le enseñen el método a la plana mayor del PPC, que viene rilada.

La bola de nieve engorda y acelera, amenazando con una avalancha –esta sí– nacional. En Andalucía ya rugen los montes. Y en la Diagonal los bolsillos.

Izquierda liberal
Cuando el silencio es un crimen
Antonio Robles Libertad Digital 5 Mayo 2006

Barcelona, hora del desayuno de un diciembre de 1999. Llego unos minutos más tarde que mis compañeros al descanso del café.

– ¿Os habéis enterado de las agresiones "fachas" en la universidad? –He forzado cierto dramatismo. Me miran desconcertados, se miran entre sí– ¿No me digáis que no sabéis nada..? –Espero unos instantes.
– No, no, cuenta –se miran perplejos.

Busco y pongo sobre la mesa los tres periódicos del bar. Muestro sus portadas. Nada. Me hago el extrañado

– ¡Joder!, no sale nada…
– Bueno, no importa, cuéntalo –me piden.
– Parece ser que ayer entraron más de trescientos fachas en el salón de grados de la Facultad de Filosofía y agredieron a varios profesores y alumnos, los tuvieron durante más de dos horas arrinconados en la sala y les lanzaron huevos, pinturas y piedras hasta echarlos sin poder dar la conferencia. Y lo peor, la policía no hizo nada.

– ¡Què fils de puta!, quina gens més barroera.
– Mira –aprovechó uno para reprocharme–, ve quejándote de la prensa catalanista. ¿No decías que sólo resalta lo que puede desacreditar a España y oculta todo lo que hacen mal los nacionalistas...?
– Es inadmisible, ¿qué podemos esperar de gente que agrede a profesores en la universidad...?

La indignación acaparó la media hora del café y con ella se volvieron al curro. Yo no les dije nada. Me recreé en su indignación, camuflado en media sonrisa burlona. Hasta aquí la historia.

¡Qué valientes y qué dignos! Las batallitas de antaño contra los grises reverdecidas instantáneamente al estímulo de "fachas". Lástima que hayan tenido que venir de nuevo a la universidad para que despierten. Llevan dos décadas dormidos. Efectivamente, ¿cómo podríamos consentir que varias docenas de jóvenes tomen la Universidad, agredan a alumnos y a profesores e impidan dar una conferencia sin que los mozos de escuadra hagan nada ni detengan a nadie? ¿Cómo es posible que el rector no hubiese tomado medidas una semana antes cuando los carteles y pintadas amenazantes contra los conferenciantes eran evidentes? ¿Y cómo ahora que se han producido no los condena?

Tenían razón mis compañeros de trabajo, el caso era tan grave que hasta el presidente de la Generalitat debería haber condenado la agresión. Pero no lo hizo. Ni siquiera el resto de profesores de la Universidad se quejó. Aunque lo que nos extrañó más a todos fue que la prensa no se hiciera eco en grandes titulares.

Había razones más que sobradas; no eran los fachas, sino sus fachas. Acababa de hacerles una broma a mis compañeros. Les mentí. No en los acontecimientos sino en los protagonistas. Quienes en realidad habían entrado y profanado la Universidad eran 300 nacionalistas y quienes habían sido humillados fueron Jon Juaristi, Francesc de Carreras, Gabriel Jackson, José Antonio Mengíbar, Paco Caja y un sinfín de personas asistentes al acto. Mi pretensión era poner un espejo y reflejarlos en él. Callados, mudos como los medios de comunicación, se tornan dignos y beligerantes si el espantajo de los fachas de calcamonía aparece de nuevo en sus vidas. Mientras tanto, a mirar para otro lado y colaborar con su silencio al despliegue de las nuevas formas totalitarias.

Viene a cuento esta historia porque en la fiesta más hermosa de Cataluña, el día de la rosa y el libro del pasado 23 de abril, varios nacionalistas derribaron el puesto de libros del PPC de Lérida y agredieron a la concejala Dolors López. No hubo portadas, ni condenas rotundas. Son sus fachas. Esa actitud democrática sólo la reservan en Cataluña para los fachas de calcamonía. ¿Y saben como acabó aquella historia de 1999? Una vez descubierta la verdad, se les pasó la indignación y nadie volvió a hacer referencia alguna. Volvíamos al oasis. Moraleja: El problema no es que en Cataluña abunden fachas nacionalistas, sino que escasean los demócratas.

Mientras escribo estas reflexiones, me llega el eco del último acoso terrorista a Gotzone Mora. Su coche apareció rociado de aceite la mañana del 2 de mayo de 2006. "No sé si a esto se le llama, como dice el presidente, 'accidentes' o cómo se le llama, pero esto también mata. Esto es inhumano", se lamentó. Valga este recuerdo y quienes lo lean para hacerte la vida un poco más hermosa, Gotzone.        antoniorobles1789@hotmail.com

La cosa catalana
Pablo Sebastián Estrella Digital 5 Mayo 2006

Lo del Gobierno tripartito de Pasqual Maragall en Cataluña no tiene nombre. Se le puede llamar “la cosa” porque es un ejemplo flagrante y diario de cómo no debe de ejercerse la política, la democracia y la libertad, porque todo ello ha sido objeto de las más pintorescas vicisitudes que bien merecerían un libreto de Albert Boadella que, a buen seguro, acabaría superando su obra magistral sobre Jordi Puyol, aquel Ubu President. ¿Conocen la última de Maragall y Carod?, se podría decir como en aquellos chistes del desaparecido humorista catalán Eugenio. Pues es muy divertida y a la vez muy fácil de explicar y de entender: casi la mitad del Gobierno catalán, es decir, todos los consejeros de ERC, empezando por el cap Bargalló, van a votar “no” al Estatuto que lidera el presidente Maragall y cuya campaña a favor debe hacer el citado Govern.

Y con ellos va a votar “no” al Estatut toda la Esquerra, porque en contra de lo que había decidido la dirección de este partido pidiendo votos nulos, los jóvenes y las bases, que son las que mandan en ERC, han decidido que hay que votar “no” como el PP. Y Maragall se ríe de que su Gobierno se le subleve, se mofe de él y se oponga al que ha sido su empeño estatutario porque a los de ERC les parece poco nacionalista y sobre todo porque el PSC lo ha pactado con CiU, y esa deslealtad amorosa y política ellos no la pueden soportar. Y en el fondo también porque les ha engañado Zapatero, que le dijo una cosa y luego les cepilló el Estatut —como dice Guerra—, aunque no de una manera suficiente como para que sea constitucional.

Es decir, ERC se subleva contra su propio Gobierno y a Maragall no se le ocurre otra cosa, a la vista de los problemas que va a tener el referéndum catalán, que anunciar la ampliación de las horas de votación del referéndum porque ha visto que Berlusconi —su ídolo, de ser— hizo lo mismo en Italia, aunque don Pasqual olvidó un pequeño detalle: que en Italia esa posibilidad es legal y en España no. Y otra vez a rectificar, de igual manera que Carod ha de pasar del voto nulo al no. Y todo ello tras la reciente, y a no olvidar, crisis de Gobierno —un Gobierno que ya está roto— en la que Carod colocó de consejero de Gobernación al que hacía chantaje y cobraba una especie de impuesto revolucionario por haberles colocado en la Generalitat.

Y esto ha ocurrido en sólo un par de semanas, porque si nos remontamos a meses o a los pasados años de este Gobierno el inventario de disparates sería inagotable —la caída de Carod del Gobierno por su entrevista con ETA, el 3 por ciento de CiU, el hundimiento del Carmel, la selección de patines en Macao, la corona de espinas, el boicot a la Olimpiada de Madrid rebotado en cava, las broncas de Maragall y Bono delante del Rey, el lío del Estatut de nunca acabar, lo del castillo de Montjuich, la censura oficialista a los medios audiovisuales, los informes multimillonarios de la Generalitat, etc., etc.—, y no metemos en todo ello al ministro Montilla, líder del PSC y ministro de Industria.

Porque si introducimos el factor Montilla —y no digamos el de Carod— entonces nos íbamos a topar con la OPA de Gas Natural y la oposición del Tribunal Supremo, de un juzgado de primera instancia, del Tribunal de la Competencia y de la Comisión Europea de Bruselas, además de saberse lo de la cancelación de los altos créditos del PSC por La Caixa, en pago por los favores prestados, y como guinda el lío de Evo Morales contra Repsol, donde Montilla —un rojo neonacionalista, de origen andaluz y que trabaja para la burguesía y aristocracia financiera catalana— también tiene su cuota parte, al igual que ocurre en la censura de los consejos audiovisuales contra la libertad de expresión o en el reparto sectario de nuevas concesiones audiovisuales.

Y esta tropa ha puesto España patas arriba gracias a la sonrisa y el talante de Zapatero, al que apoyó Maragall en el congreso del PSOE y en justa correspondencia recibió del luego presidente del Gobierno la promesa de que apoyaría en Madrid el Estatuto que aprobara el Parlamento catalán, cosa que tampoco cumplió. Un Estatuto, por lo demás, que no contenta a nadie y que sirve de acicate para el nuevo lío andaluz y a esperar a ver qué sale del País Vasco. Aunque de momento bastante tenemos con la nueva crisis del Gobierno catalán. La última, o mejor dicho, la penúltima de Maragall y Carod, de Abbot y Costello, de Ponpom y Teddy, o de Tip y Coll.

Estrategias (5)
Pío Moa Libertad Digital 5 Mayo 2006

La alianza de hecho del gobierno con la ETA y con Ibarreche, y de derecho con separatistas abiertos como Carod y apenas encubiertos como Maravall o Quintana, más su consiguiente labor destructora de la Constitución, son tan evidentes, tan flagrantes, que colocan fuera de la ley, insistamos en ello, a los políticos y partidos señalados.

Ello plantea la lucha política en un plano radical: frente al plan de convertir España en un amasijo de “naciones” inventadas, mal avenidas, con las libertades en retroceso o anuladas, internacionalmente irrelevantes y convertidas en peones de maniobras de otras potencias, mientras avanza la presión islámica; frente a ese proceso ya en marcha debe alzarse de modo inequívoco y firme la alternativa de una España unida, democrática y estable. No existe la menor duda de que la gran mayoría de la población está por ésta y contra el plan nefasto.

De contar el PP con políticos de talla, a la altura del desafío, su defensa de la democracia y la unidad nacional le permitiría congregar a esa gran mayoría y derrotar la amenaza. Sin embargo esos políticos no parecen existir, un fenómeno muy tradicional en la derecha española, comprobado en la crisis de los primeros años 20, o en la de 1930-31, como ahora mismo. La convulsión política característica de la España del siglo XX nace de la combinación de los mesianismos de izquierda y separatistas con la extremada flojera de los políticos de derecha.

Así las cosas, sólo queda la salida de un movimiento ciudadano que levante la bandera al margen de los partidos. Ante la quiebra de la ley, cualquier ciudadano está autorizado para hacerlo y para predicar la desobediencia cívica contra los liberticidas. Esta es una cuestión de principio. Pero transformarla en una práctica con visos de triunfar exige tener en cuenta otras circunstancias.

Contra toda defensa de España
José Javaloyes Estrella Digital  5 Mayo 2006

Ni a la nación española ni a los intereses nacionales. El discurso del “buenismo” por el exterior completa el desencuadernamiento estatutario de la unidad nacional. El atraco estatalizador de Evo Morales a Repsol sólo es para el presidente Rodríguez un “problema puntual” que no habrá de obstar a la ayuda española a Bolivia, lo cual es cosa de la que tomarán cumplida nota todos nuestros interlocutores por el ancho mundo: en primer lugar, y para los mismos efectos del petróleo, el actual Gobierno de la entrañable Argentina.

En la Casa Rosada de ahora saben que en la Moncloa actual tienen un valedor, siempre dispuesto a mediar frente al egoísmo neoimperialista y neoliberal de nuestras multinacionales. Es una confianza documentada por el reciente pasado, ilustrada por la experiencia. Si algo faltara al simpático Kirchner para saber con quién no se juega los cuartos, al aplicarle otra vuelta de tuerca a las inversiones españolas en su país, ahí está la condonación política del puntapié que Morales le ha dado en nuestro culo al futuro de Bolivia.

El concesionismo “buenista” —ahora con La Paz como antes con Buenos Aires, durante la primera visita presidencial— no se expresa con hechos “puntuales”; es de naturaleza estructural y de condición sistémica. Desde el presente de nuestra política exterior se lo quiere proyectar a la que sirvan las futuras generaciones de diplomáticos. Así se ha suprimido el estudio del Tratado de Utrecht del temario para las oposiciones de ingreso en la Carrera. Total, como Rodríguez ya renunció a recuperar la soberanía de Gibraltar, cuando abrió la puerta a la doble representación colonial en el proceso negociador, ¿qué interés podrá tener que nuestros diplomáticos de mañana conozcan los fundamentos jurídicos y las condiciones todas a que debe constreñirse de la amputación territorial que padecemos los españoles en la provincia de Cádiz?

La renuncia a la imprescindible y auténtica memoria histórica comparece como corolario y desembocadura del deshuesamiento constitucional de España, por vía estatutaria. Y a ello se añade ahora, por vía diplomática, la parálisis funcional de los mecanismos de defensa, en el exterior, de los intereses nacionales. La metafísica nacional tiene así, para que nada falte, su correlato material en los problemas del siempre sucio dinero, pues todo socialista que se precie debe defender la causa de los desheredados, sobre todo si son los indígenas bolivianos a los que, como a todos los demás, expropió la Historia por mano española, como dijo el Comandante cuando Juan Pablo II visitó La Habana.

A una diplomacia de rendición preventiva, como la de Rodríguez, se corresponde una política de defensa que tiene su paradigma en las humanitarias “misiones oenegés” más o menos ligeramente acorazadas. Son la variante militar del bonismo diplomático. Muy preocupante, en fin, es que en la rearticulación de la política exterior y en la modernización de los conceptos de defensa no se haya integrado la noción de que España, o lo que reste de ella a la vuelta de la esquina, es, cada vez más, cabecera o metrópoli de multinacionales. Pero ¿qué importan los predicados si el sujeto (España) parece ya no importar nada?

Así ya no habrá quien nos defienda, a las multinacionales y a los nacionales, desde la actual tesitura.

jose@javaloyes.net

Estatuto a la fuerza
Antonio Jiménez elsemanaldigital 5 Mayo 2006

El presidente de la Junta de Andalucía y del PSOE se empeñó en impulsar una reforma del Estatuto que no estuvo nunca entre las preocupaciones cotidianas de los andaluces y ha fracasado en sacarla adelante "como sea", siguiendo el modelo político del jefe Zapatero.

Chaves ha enviado a Madrid un texto rechazado por el 40% del Parlamento andaluz. El dato revela la nula capacidad de consenso que ha exhibido en el envite y da la razón a quienes le critican por haber utilizado el Estatuto de Andalucía, desde el primer momento, como coartada y justificación del proceso reformista emprendido por Zapatero ante los riesgos y excesos inconstitucionales del Estatuto de Cataluña.

Zapatero se ha empeñado en resucitar las dos Españas y enfrentar a unas comunidades con otras y Chaves en dividir a los andaluces. Hasta en eso hay un mimetismo inoportuno y sectario del presidente de Andalucía con el inquilino de La Moncloa. Tampoco es casual la clara influencia catalana que se advierte en el texto andaluz, que ha copiado con descaro despropósitos notables como el blindaje de competencias, algo de intervencionismo, una relación de igual a igual de la Junta con el Estado, una presencia en política exterior que incluye las cumbres de la Unión Europea o la "melonada" de la definición de Andalucía como "realidad nacional".

No imita al catalán en el modelo de financiación por que sencillamente no puede, ya que Andalucía está "cortita con sifón" en PIB (Producto Interior Bruto), o sea, está en el furgón de cola de las regiones europeas, como en tantos otros indicadores económicos y sociales, y se ha optado por un modelo basado en su población.

Dicho esto, aclaro que no seré yo quien cuestione o critique que Andalucía tenga los mismos derechos y privilegios que otras comunidades, pero no a costa, como hace el Estatuto de Cataluña e imita el texto andaluz, de poner en riesgo un modelo de cohesión y solidaridad que precisamente ha beneficiado y ayudado al desarrollo de las regiones o nacionalidades, históricas o "mediopensionistas", menos favorecidas, como la propia Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, casualmente todas ellas en manos socialistas.

¡Viva la Revolución! Zapatero nos conduce a un régimen totalitario en el que le gustaría nacionalizar Endesa
Federico Quevedo El Confidencial 5 Mayo 2006

¿Por qué en este país nadie dice las cosas como son? Que si Rodríguez ha actuado con tibieza, que si no puede quejarse porque él no permite la OPA de E.ON, que si va a seguir ayudando a Bolivia a pesar de la afrenta de su Gobierno... ¡Pues claro! Lo que no se atreve a decir nadie es la verdad, lo que esconde esa tibieza, esa voluntad de seguir colaborando con el Ejecutivo que preside Evo Morales: Rodríguez comparte y defiende ese fundamento populista-marxista que ha llevado a Morales a nacionalizar los yacimientos de Repsol y Petrobras, y a él le hubiera gustado poder hacer lo mismo en España y nacionalizar Endesa en lugar de tener que utilizar el subterfugio de una OPA que le ha causado más quebraderos de cabeza que otra cosa, pero que en el fondo buscaba lo mismo por la vía del control a través de una entidad financiera dependiente del poder político. Rodríguez, Morales, Chávez y Castro son almas gemelas, políticos que entienden el poder como una prolongación de sí mismos, y que por supuesto convierten la democracia y el Estado de Derecho en regímenes personalistas y totalitarios.

La única diferencia entre Rodríguez y sus compañeros populistas-marxistas latinoamericanos es que el primero se ve obligado a actuar en el marco de la Unión Europea, y eso le exige un cierto respeto a las reglas del juego, porque en cuanto se salta a la torera el marco legal, la UE actúa, como ya lo ha hecho, contra nuestro Gobierno que ahora corre el riesgo de que se le abra un expediente por haber vulnerado la legislación vigente, el Estado de Derecho y la propia Democracia alterando las competencias de la Comisión Nacional de la Energía con el fin de torpedear la OPA de E.ON. Pero, como he dicho en alguna ocasión anterior y no me importa hacerlo de nuevo, en el fondo eso no es más que la chavización del poder, el modo dictatorial en que un Gobierno actúa sin ninguna clase de respeto a las reglas del juego democráticas. ¿Sorprendidos? No, es Rodríguez en estado puro, un revolucionario marxista cuya fe en la democracia es más o menos igual a la de Castro, Franco o Pinochet.

Lo digo y lo repito: Rodríguez no es un demócrata, y este es el quid de la cuestión. Aunque, si les soy sincero, nunca he entendido muy bien qué poder de atracción tiene esa ideología destructiva que es el marxismo, y que en todas sus expresiones se ha quedado obsoleta y ha demostrado un permanente fracaso, para que, sin embargo, siga habiendo quienes estén dispuestos a someterse a los dictados de un pensamiento anulador de la voluntad y coartador de los derechos y de las libertades individuales. Rodríguez es el exponente, el estandarte, de un modelo que creíamos fracasado tras la caída del Muro, pero que ha renacido de sus cenizas y amenaza, de nuevo, la libertad. Por eso Rodríguez no puede responder a la afrenta boliviana como se merece, con la retirada de nuestra representación diplomática de aquel país. Imagínense, por un momento, lo que ocurriría si el Gobierno español decidiera nacionalizar, vía decreto-ley, la producción energética –que ya fue de titularidad estatal hasta hace bien poco-, después de que triunfara la OPA de E.ON sobre Endesa. Lo mínimo que haría Berlín sería llamar a consultas a su embajador en España tras considerarlo como una afrenta.

Pero, insisto, Rodríguez no puede responder como debiera a la decisión del Gobierno de Evo Morales porque, en el fondo, comparte las motivaciones del dirigente bolivariano y, si por él fuera, suscribiría junto a Castro y Chávez el apoyo a Morales y contra el imperialismo capitalista. ¡Pues ya está bien de esta mitificación de la izquierda, de esta exaltación a los altares de la libertad de una ideología intimidatoria que, en el mejor de los casos, ha acabado siempre por llevar a sus más fieles seguidores a las orillas del fascismo y a la violencia! La Historia del Siglo XX nos ha demostrado que si bien el capitalismo tiene el defecto inherente del reparto desigual de la riqueza, el beneficio inherente al socialismo es el reparto equitativo de la miseria, como le gustaba expresar a Winston Churchill. Y sobre la base de esa igualación, no solo en la miseria, sino también en la idiotez producto de una educación fundada en el facilismo y en la nivelación por la parte baja de la tabla del conocimiento, esta nueva izquierda revolucionaria, populista y marxista pretende alcanzar el estado puro de la utopía, que no es otro que el mismo de siempre: su permanencia en el poder a costa de la libertad.

Tiene mucho que ver lo que les digo con lo que ha hecho Morales en Bolivia, nacionalizando la producción de petróleo, y con el modo en que han reaccionado Rodríguez y su Gobierno. Mucho porque ambas actuaciones son la expresión de un socialismo, opio de los intelectuales, cuya demagogia ha situado al capitalismo y a su máximo exponente –Estados Unidos- en el mismo lugar que Hitler situó a los judíos. Esta izquierda que ha renacido con renovados afanes revolucionarios busca el máximo control de la sociedad y de los sistemas de producción. Lo hacen, a su manera, los caudillos latinoamericanos, y lo hace, a la suya, Rodríguez en España, y en la medida que más grandes sean los ámbitos de la sociedad ocupados y controlados por el Estado, las probabilidades de que éste sea auténticamente democrático y de que los ciudadanos puedan organizarse en grupos políticos y expresarse con verdadera libertad disminuyen de manera inversamente proporcional. El líder del PP catalán ponía el dedo en la llaga el pasado miércoles, cuando en el Senado denunció la ambición totalitaria del tripartito catalán a cuenta de un Estatuto que es la máxima expresión de la tiranía. ¡Qué pena que algunos inviertan tanto tiempo en criticar a Piqué, en lugar de escucharle! Ese es el lenguaje que debería utilizar el PP para desarmar la mentira del socialismo.

Son tantas las veces que el despotismo se ha instalado en nombre de la libertad que, como escribía Raymond Aron, “la experiencia nos advierte que debemos juzgar a los partidos más por lo que practican que por lo que predican”. Y lo que de verdad practica la izquierda en España es el intervencionismo, la degradación moral -¿cómo quieren que le llame a la posibilidad de que un hombre se registre como mujer sin ni siquiera haberse cambiado de sexo?-, el control de los medios de producción, la censura, la traición al ideal de libertad de la Constitución, el historicismo, la capitulación, el igualitarismo... Todo ello bajo el paraguas de un mito revolucionario –“yo soy un rojo”, “los ideales de la República permanecen vivos”- que no es más que la receta primaria para hacernos llegar a una tiranía totalitaria, a un despotismo disfrazado de buenismo y de supuesto talante. Esta izquierda es capaz de todo para llegar al poder, y es capaz de todo para mantenerse en él una vez logrado. Lo ha demostrado el populismo-marxista de América Latina, y lo está demostrando la izquierda radical de Rodríguez en España. Y no me cansaré de denunciarlo.

El reto iraní: ¿y ahora qué?
Por RAFAEL L. BARDAJÍ ABC 5 Mayo 2006

Los dirigentes iraníes son sofisticados, pero tienden a equivocarse. Creen que en el tema de su programa nuclear tienen todas las cartas en sus manos. Creen que Irán podría ser como Corea del Norte, un país al que se le permitió, por dejación, convertirse en potencia nuclear. Al mismo tiempo, que puede ser también como el Irak de Sadam, que jugó a la mentira y al desafío durante años con la ONU sin sufrir consecuencia alguna. Por último, creen que Irán es un pez demasiado grande para ser tragado con una intervención militar. Si el Irak post-Sadam es una pesadilla, atacar a Irán sería mucho peor. Pero deberían pensárselo dos veces porque podrían estar equivocándose.

Al Baradei, acaba de presentar al Consejo de Seguridad de la ONU su informe en el que se concluye que Irán no está cumpliendo con sus obligaciones y que muy bien podría estar preparándose para desarrollar un programa de carácter militar. El Consejo ahora debe tomar nota de este informe, discutirlo y acordar las medidas oportunas. Es verdad que las posturas de los miembros permanentes no son idénticas a pesar de que ni a los occidentales, ni a rusos ni a chinos les interese un Irán atómico.

Por eso Irán piensa que el Consejo de Seguridad se enzarzará en largas discusiones y que sus miembros sólo serán capaces de ponerse de acuerdo en unas resoluciones retóricamente condenatorias del régimen de los ayatolás, pero poco más. Sin embargo, el ejemplo de la ONU con Sadam, 17 resoluciones para nada, puede que no se repita. Por un lado los americanos no están dispuestos a que ese sea de nuevo el juego; por otro, el frente Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania se mantiene firme y convencido de que hay que presionar a Teherán, incluyendo sanciones que castiguen principalmente a los miembros del régimen.

Las bravuconadas de Ahmadinejad, amenazando con el petróleo, puede que estén ya descontadas en los cálculos occidentales. Por un lado, Irán vende crudo pero importa refino porque carece de las instalaciones suficientes para garantizar sus necesidades de consumo. Cualquier manipulación del mercado sería un auténtico bumerán que acabaría por golpearles también. Por otro, los 12-15 dólares de alza del precio que conllevaría el corte del suministro de crudo iraní ya han sido aplicados por las compañías previsoramente.

Irán es demasiado importante como para jugar a ser Corea y existe la determinación internacional para que no siga el mal ejemplo de Irak. Está por ver que una acción capaz de eliminar su programa nuclear sea tan complicada como reconstruir todo un país. Seguramente no. Los iraníes son los más interesados en no equivocarse en esta ocasión.

Falacias sobre la guerra (2)
Mentiras y armas de destrucción masiva

GEES Libertad Digital 5 Mayo 2006

Sadam es el gran mentiroso de esta historia. Hoy son otros, como el gobierno de Rodríguez Zapatero, los herederos de su tradición. ¿Tenía Sadam Husein armas de destrucción masiva? No se han encontrado a pesar de la intensa búsqueda llevada a cabo tras la ocupación del país. Hay quien todavía piensa que pudo haberlas y fueron llevadas a otros lugares o que han quedado sepultadas para suerte de los arqueólogos del futuro. Con todo, lo más razonable es contentarse con que Saddam no las tenía en el momento de producirse la intervención militar que acabó derrocándole.

Con todo, la inexistencia de dichas armas no conlleva automáticamente que los gobiernos occidentales mintiesen. Como mucho que estaban tan equivocados como cualquiera. ¿Quién sabía a comienzos del 2003 que Sadam no tenía esos mortíferos sistemas? Por lo que hoy se conoce, sólo el propio Sadam Husein. Sus militares estaban convencidos de que aunque su unidad no dispusiera de ellas, las que se desplegaban en sus flancos sí que las tenían; y los científicos que aunque en su laboratorio no se produjera apenas nada, que en otras instalaciones estaban a todo gas. Saldan se gastaba una enorme cantidad de su presupuesto en mantener entretenidos a sus científicos y laboratorios, a fin de garantizarse la capacidad de reconstituir sus programas cuando le fuera posible, es decir, cuando se librase de las sanciones y el embargo internacional. Pero se negó a reconocer públicamente que ya no contaba ni con armas químicas ni biológicas ni nucleares operativas, posiblemente porque temiese verse desnudo ante sus muchos adversarios dentro y fuera de Irak.

Su capacidad de engaño unida a una grave incompetencia por parte de todos los servicios de inteligencia, llevó a que todos los líderes creyeran en la existencia del arsenal de Saddam y que sólo se pudiera demostrar su inexistencia después de haber invadido el país. Y cuando decimos todos queremos decir todos, no sólo Bush, Blair y Aznar. Zapatero nunca dijo que las armas no existieran, sino que pidió en el Congreso que se lograra desarmar a Sadam por otros medios que no fueran la invasión; Solana llegó más lejos, y dijo ante los periodistas que no necesitaba escuchar a Blair para saber que Sadam tenía armamento de destrucción masiva; la Internacional Socialista, reunida poco antes de la acción militar, se manifestó en los mismos términos. Si alguien mintió sobre este asunto fue Sadam Husein.

¿Ahora bien, deslegitima la guerra que no se hayan encontrado las armas de Sadam? Bajo ningún concepto. Lo que sí se ha podido demostrar es que la ambición de Sadam era poder llegar a tenerlas en cuanto pudiera. Un dato incontrovertible. Por no hablar de la obligación moral de poner fin a sus maldades y atrocidades.

Por otro lado, a todos los que siguen recurriendo a la idea del engaño y la mentira, conviene recordarles que ha habido numerosas investigaciones independientes, tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido, donde no se han encontrado evidencias de que se manipularan los informes de inteligencia para ajustarlos a una decisión política. Y a quien exige que la decisión política se rija por lo que se dice desde la inteligencia, refrescarle que eso es una perfecta memez. Que lo que los servicios de inteligencia hacen es apoyar con sus elementos informativos la decisión política, no sustituirla. Y además, que no se olvide que el campo de actuación de los agentes y analistas de inteligencia es truculento y lleno de sinsentidos. Quien oculta siempre juega con ventaja.

Las armas se han buscado y no se han encontrado. Pero el único que hubiera podido detener una intervención militar a comienzos del 2003 era Sadam Husein. Le hubiera bastado ir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y tal como le volvió a exigir la resolución 1441 de finales de 2002, haber reconocido que ya no tenía arsenales de destrucción masiva, haber explicado cuándo y cómo los perdió y haber autorizado a los inspectores de la ONU a ratificar in situ su testimonio. Pero no lo hizo. Él, Sadam, es el gran mentiroso de esta historia. Hoy son otros, como el gobierno de Rodríguez Zapatero, los herederos de su tradición.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Radicalismo convertido en esperpento
Luis López González. Sevilla ABC 5 Mayo 2006

La Generalitat de Cataluña pretende prohibir la venta de todos aquellos souvenirs que no sean puramente catalanes. A saber, se prohibiría la venta de productos tan típicos como las muñecas flamencas o los carteles de toros, que suelen ser los preferidos de los llamados «guiris» cuando pasan por España.

El responsable de esta «genialidad» es el consejero de Comercio, Turismo y Consumo de la Generalitat, Josep Huguet, de ERC. La excusa oficial, «potenciar» la artesanía local. Los comerciantes de souvenirs están que echan humo y algunos incluso hablan de «medidas dictatoriales». Parece que este señor está empeñado en hundir a las empresas catalanas. Hay que recordar que con asuntos similares, de exclusión y de falta de libertad, comenzó el boicot a los productos catalanes hace meses.

Huguet, que ha dado muestras repetidas de una forma totalitaria de entender la vida y la política, se ha convertido en «el brazo armado del nacionalismo» y de un Gobierno que vive de su ataque sistemático a España. Dice la oposición que «no contento con la persecución lingüística, ahora está impulsando una persecución contra los propios objetos que los comerciantes venden».

Hay que recordar que en su día (septiembre de 2005) fue precisamente el consejero Huguet quien advirtió de que si fallaba el Estatut habría «crisis social» y «guerra civil».

Comunicado 2º Oposición Antinacionalista
Email www.nucleosoa.org  5 Mayo 2006

Volvemos a ponernos en contacto con vosotros. Ya nos conocéis por el correo de presentación que os enviamos el pasado mes de enero, como grupo afín que os consideramos y que ocupáis una área del movimiento de modo insustituible hoy.

Conocéis por tanto nuestra posición: consideramos urgente aglutinar a todas las fuerzas que se oponen a la dictadura de los nacionalismos disgregadores, identificados como el problema principal e histórico de nuestro Pueblo y nuestra Nación.

Y en este punto debemos interrogarnos todos:
¿Estamos preparados políticamente para asumir una alternativa real que nos lleve a la solución definitiva del problema?

¿Identifican todas las fuerzas al enemigo del mismo modo y bajo el mismo análisis?

¿Somos conscientes de que la alianza (pasajera o no) de los partidos con los nacionalismos (que están destruyendo la democracia) implica, y exige, una contestación a todo el sistema autonómico y de partidos, en nuestra lucha?

¿Está dispuesto el movimiento a asumir su diversidad interna unificándose al mismo tiempo en un único programa y objetivo último, obviando problemáticas locales y peculiaridades?

¿"España= Unidad y Libertad" es un grito suficiente como programa?

¿Un programa más elaborado requiere sustraerse de las problemáticas clásicas de la izquierda/derecha y los "nuevos movimientos sociales" para tener una actitud a la contra, o no?

¿Cabemos todos y todas las tácticas en el movimiento o debemos supeditarnos a la pura y larga (¿hay tiempo aún?) labor parlamentaria?

A estas, y seguramente a otras cuestiones deberíamos contestar todos. Por nuestra parte, propugnamos la unidad y la lucha clara contra el enemigo que nos oprime y explota, y contra la población que les apoya.
Propaganda, movilización, acción. Ahora. Todos.

Saludos fraternales: O.A. Oposición Antinacionalista.
www.nucleosoa.org

Noticia
ESPAÑA Y LIBERTAD PRESENTA DENUNCIA CONTRA JULEN LARRINAGA (ASKATASUNA) Y AIERT LARRARTE (TORTURAREN AURKAKO TALDEA)
Minuto Digital 5 Mayo 2006

España y Libertad ha presentado denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Bilbao contra el portavoz de Askatasuna, Julen Larrinaga, y el portavoz de “Torturaren Aurkako Taldea”, Aiert Larrarte por injurias contra las Fuerzas de Seguridad.

Los dos denunciados hicieron públicas las supuestas torturas que sufrió Ibon Meñika durante sus estancia en los calabozos de la Guardia Civil. Las declaraciones fueron acompañadas de una petición al presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento, Iñigo Urkullu, para que se interese por la situación de Ibon Meñika y estudie el caso además de otras de las detenidas, Sandra Barrenetxea. Larrinaga reclamó “un mínimo de condiciones democráticas” para que se ponga en marcha el proceso de paz en el País Vasco, lo que a su juicio incluye “el fin de las torturas, de las leyes de excepción y de las detenciones y juicios por impulsos políticos”.

España y Libertad emprende estas acciones judiciales al entender que nos encontramos con una estrategia planificada por el mundo etarra, que se sirve de las falsas denuncias para después postularse como víctimas ante medios de prensa extranjeros. Resulta intolerable que los asesinos y torturadores realicen dichas difamaciones sin que el estado ni la fiscalía actúen con al debida contundencia.

Múgica avisa de que tiene legitimidad para llevar el texto al TC
MADRID EUROPA PRESS  5 Mayo 2006

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, advierte de que tiene "legitimidad" para recurrir el Estatut ante el Tribunal Constitucional si supone un menoscabo a la libertad y, sobre todo, a la igualdad entre españoles. En una entrevista con Europa Press, avanza que la institución que dirige cuenta con un grupo que está estudiando "a fondo" el proyecto de carta autonómica de Catalunya, con el que están cooperando catedráticos de derechos constitucional y administrativo.
Múgica alerta de que "a lo mejor" artículos del Estatut a los que el Consell Consultiu de la Generalitat atribuyó indicios de inconstitucionalidad pueden ser aprobados por las Cortes. Tras asegurar que no le parece "serio" dar su opinión sobre el Estatut, destaca que el texto plantea "problemas muy importantes", que elude concretar.

Explica que, ante un eventual recurso de inconstitucionalidad, esperará a tener el texto aprobado y que deberán tenerse en cuenta varios elementos. Entre ellos, el artículo 3 de la Carta Magna, que "proclama que todos los españoles tienen el deber de aprender el español y el derecho de usarlo", y las leyes de normalización lingüística. "Tendremos que estudiar si la normativa sobre el catalán supera y llega más allá de las dos leyes de inmersión lingüística", avisa.
Múgica también critica en la entrevista a Pasqual Maragall por la alusión que hizo el día de Sant Jordi a que el Estatut es fruto de un pacto entre la soberanía española y la catalana. "A veces se pasa de la socialdemocracia al socialiberalismo y otras veces, al socialnacionalismo".

Marlaska cierra la «herriko taberna» de Zamudio por la venta de bonos para ayudar a ETA
R. Coarasa La Razón 5 Mayo 2006

Madrid- La declaración de Ibon Meñika a la Guardia Civil sobre la distribución de bonos para financiar a ETA no fue considerada el pasado miércoles por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz un indicio suficiente para mantener en prisión a Sandra Barrenetxea (a quien Meñika señaló como la encargada de vender los bonos en Bilbao).

Pero apenas unas horas después de la decisión de Pedraz, otro magistrado de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, sí ha tenido en cuenta esas manifestaciones, «aun cuando no fueran ratificadas judicialmente», para clausurar por dos años la «herriko taberna» de Zamudio, el paradero de los 90 bonos de 60 euros que la Guardia Civil interceptó a Meñika cuando éste se dirigía, el pasado 18 de abril, a esa localidad vizcaína. El juez constata en primer lugar que las «herriko tabernas se encuentran gestionadas directamente por la ilegalizada Batasuna, cumpliendo diversas funciones, principalmente de financiación, logística y propaganda del entorno ETA-KAS-Ekin». Y a continuación, Grande-Marlaska justifica la clausura -que no solicitó la Fiscalía- en que «una vez intervenida su actividad económica, se ha podido comprobar que continúa dando cobertura e infraestructura a los fines criminales imputados». Así, «y no de otra forma» -continúa el magistrado- «debe entenderse de las manifestaciones prestadas por Ibon Meñika», de las que se retractó en sede judicial.

Financiación de Batasuna.
Grande-Marlaska (que instruye el sumario que investiga la supuesta financiación de ETA a través de las «herriko tabernas») también pide a Pedraz (que ordenó el ingreso en prisión de Meñika) que le informe «de cualesquiera otras “herriko tabernas” que puedan ser utilizadas por el entramado terrorista ETA-KAS-Ekin-Batasuna».

El magistrado recuerda que en el año 2004 se vendieron en esta «herriko taberna» bonos de la ilegalizada Batasuna para financiar la campaña electoral de las elecciones generales y al Parlamento Europeo. Además, señala que aprovechando las fiestas del pueblo «montaron una carpa cuyos ingresos fueron puestos a disposición de la ilegalizada Gestoras Pro-Amnistía».

Blanco Valdés teme en su último libro que los nuevos estatutos hagan el país ingobernable
(Lugar: la voz | a coruña La Voz 5 Mayo 2006

El catedrático de Derecho Constitucional y articulista de La Voz, Roberto Blanco Valdés, da por hecho que los estatutos de autonomía que se aprobarán a partir de ahora, «como se pudo comprobar con el de Andalucía», serán «clónicos» del catalán. Ésta es una de las reflexiones que el escritor y ensayista político pronunció ayer en la presentación de su libro Nacionalidades históricas y regiones sin historia. Ese mimetismo del que habla Blanco Valdés podrá provocar, vaticinó, «un serio problema de futuro en cuanto a la gobernabilidad del Estado».

El acto en la Fundación Caixa Galicia de A Coruña fue presentado por el director general de la entidad, José Luis Méndez, que se refirió a Blanco como ese pensador que «nos alegra todas las mañanas con sus artículos escritos con carácter, valentía y una literatura extraordinaria». En la misma línea se refirió el director de La Voz, Xosé Luís Vilela, a la figura de Blanco Valdés, un articulista que «escribe con argumentación, templanza y conocimiento».

«Fruto de la perplejidad»
El autor de Nacionalidades históricas y regiones sin historia quiso dejar claro que su libro, editado por Alianza, «es fruto de una perplejidad», la que le produce el hecho de que 25 años después de que se aprobaran los estatutos «se siga discutiendo como un problema básico la descentralización del Estado». Sobre este punto, se mostró sorprendido ante «el amplio espacio informativo que ocupó durante tantos años el debate de las nacionalidades».

Blanco Valdés destacó el hecho de que en España se haya hecho «un enorme esfuerzo al trasformar con amplio consenso un país centralista en uno federalista, algo único en el mundo». Pasó luego a comparar el modelo español con otros de su entorno, también federalistas, como el de Alemania, con la salvedad de que en España «se da una circunstancia que la diferencia del resto, y es que aquí existe el nacionalismo».

Sobre los nacionalistas, Blanco Valdés dijo que tienen un componente que los diferencia del resto de pensadores, y es que «nunca se sentirán satisfechos del todo».

Otro de los asuntos que el articulista de La Voz toca en su libro es el que se refiere a la necesidad o no de la reforma de los estatutos. Blanco Valdés cree que en estos momentos no había necesidad de cambios, salvo para satisfacer a los partidos nacionalistas».

Para el catedrático, la posibilidad de que las reformas salgan mal «son grandes». «Tengo el deseo de que todo vaya bien, pero también tengo el temor de que estemos ante un monstruo», concluyó Blanco.

INTENTA SALIR AL PASO DE LAS REVELACIONES DE EL MUNDO
La Policía admite que había una tarjeta en la Kangoo del 11-M aunque oculta sus datos en el informe judicial
La Policía ha tratado de desmontar la información de El Mundo sobre la tarjeta del Grupo Mondragón hallada en la furgoneta de Alcalá. Para ello ha emitido una nota, que incluye la dirección de correo electrónico del gabinete de prensa de la Policía y también la de Presidencia del Gobierno, que abre más interrogantes. El comunicado admite ahora que se encontró una tarjeta en el salpicadero de la Kangoo pero que era de "Gráficas Bilbaínas". Este dato, explica más adelante, se omitió al juez en el informe de evidencias. En ese listado aparecen puntos suspensivos en vez de "Bilbaínas".
Libertad Digital 5 Mayo 2006

La Dirección General de la Policía difundió este jueves una nota con la que trata de salir al paso de las revelaciones de Fernando Múgica en El Mundo en las que se afirmaba que los primeros policías que llegaron a la furgoneta Kangoo de Alcalá la mañana del 11-M vieron una tarjeta de visita del Grupo Mondragón. Según el diario de Unedisa, estos agentes, que no han sido llamados a declarar por el juez Del Olmo, aportaron más datos a sus superiores y transmitieron por su emisor portátil a la centralita de la comisaría de Alcalá el número de teléfono que figuraba en esa tarjeta. Ese número, según Múgica, correspondía a un teléfono fijo y comenzaba con el prefijo 94. Los policías transimitieron rápidamente la información y antes siquiera de que les confirmaran que la furgoneta era robada.

La Dirección General de la Policía ha negado en parte esa información. Admite, en un comunicado, que se encontró una tarjeta pero que no era del Grupo Mondragón sino de "Gráficas Bilbaínas". Añade el comunicado que es uno de los 61 efectos encontrados en el vehículo. Sin embargo, cuando se le remitió al juez ese listado, se sustituyó la palabra "Bilbaínas" por puntos suspensivos, los únicos que aparecen en todo el documento. Como ya había filtrado a El País, la nota de la Policía matiza que en el interior de la furgoneta se encontraron (en la inspección realizada en Canillas) distintas cintas de audio entre las que estaba una de la Orquesta Mondragón y asegura que la palabra Mondragón sólo se encuentra en esa casete.

Múgica se reafirma en lo publicado
Durante la noche del miércoles y la mañana de este jueves, distintos medios de información que citaban fuentes policiales aseguraron que El Mundo había confundido la tarjeta de visita del Grupo Mondragón con la casete del grupo musicial que lidera Javier Gurruchaga. Según Fernando Múgica, que firmaba la noticia de El Mundo, "resulta insultante para los magníficos profesionales de la Comisaría de Alcalá que pudieran confundir una tarjeta de visita con una casete de audio". Además, se pregunta: "¿Y el teléfono cuyas cifras pasaron por el transmisor también estaba en la casete? ¿Alguien se imagina a un policía transmitiendo como primer dato esencial, sin que sepan siquiera que el coche está robado, que en el interior del vehículo hay una casete de música de la Orquesta Mondragón?".

El diario El País, en otro intento de contraprogramar, apuntaba este jueves, además, que los policías consultados admitían haber transmitido, en aquella mañana del 11-M, los datos de los títulos de las casetes de música. "¿Cómo pudieron hacerlo si éstas sólo se descubrieron después de que el vehículo llegara a las instalaciones policiales de Canillas?", se vuelve a preguntar el periodista.

Múgica afirma que "lo más absurdo, lo más desconcertante, es el punto dos de la nota de la Dirección General": "Cambia la versión difundida por fuentes policiales de que habíamos confundido la tarjeta de visita por una casete para afirmar que en el salpicadero del vehículo había una tarjeta ¿tarjetón? en el que figuraban impresas las palabras Gráficas Bilbaínas y una anotación manuscrita en la que se decía Estoy en la calle Aranjuez 15 y Estoy en Litera y D'Estilo".

La nota también concluye que, tras la investigación pertinente, los agentes no consideraron que "la tarjeta tuviera ningún interés para la investigación ya que era la que usaba habitualmente el dueño de la Kangoo", dice el periodista.

Una palabra omitida "que dirigía al norte"
Hay varias cosas que "llaman poderosamente la atención" según Múgica. "La primera: aceptan por primera vez que en el salpicadero hubiera una tarjeta. Además, esa tarjeta a la que ahora aluden no figura entre las pertenencias que le enseñan al propietario de la Kangoo en la mañana del día 12 de marzo de 2004. ¿Cuándo le preguntaron por ella? ¿Más tarde? ¿No se la enseñaron porque lo estaban investigando?", dice. Pero lo más relevante es que en "el listado que entregan al juez Del Olmo en el informe técnico-policial firmado a las 10 de la mañana del día 24 de marzo de 2004 por los funcionarios 17.597 y 19.245 figura el tarjetón al que ahora aluden pero con una salvedad: han suprimido la palabra Bilbaínas y la han sustituido por unos puntos suspensivos", señala Múgica. Desvela que es la única vez en todo el listado que suprimen el nombre de una empresa.

Múgica alerta sobre el dato ocultado al juez: "La única palabra que podía dirigir la atención hacia el norte". Y explica que "como en el caso de la tarjeta del Grupo Mondragón, lo relevante no era el contenido de la tarjeta sino la ocultación al juez de cualquier signo que pudiera, siquiera remotamente, desviar la atención de la pista islámica. Es evidente que Gráficas Bilbaínas no tiene ninguna relación con ETA. Pero, entonces, ¿por qué borran la palabra Bilbaínas?".

En declaraciones a La Mañana de la COPE, Fernando Múgica se ha referido al lugar en que quieren dejar a los policías de Alcalá con la versión de la última nota de la Dirección General de la Policía: "La Comisaría de Alcalá está enfadada. Los han vilipendiado, hay un ambiente muy duro".

Floriano denuncia a la Junta por impedir una campaña del PP contra el «Estatut» en la radio
ABC 5 Mayo 2006

MÉRIDA. El presidente del PP en Extremadura, Carlos Floriano, aseguró ayer que la Junta de Extremadura ha impedido una campaña de publicidad que el PP tenía previsto emitir en todas las radios extremeñas, y que finalmente, «debido a que estos medios han recibido amenazas», sólo se ha podido emitir en una emisora. Floriano acusó a la Junta de «intervencionismo» en los medios de comunicación, «para intentar condicionar la opinión de los ciudadanos y limitar la libertad de expresión».

Durante su intervención explicó que en esta campaña de publicidad el PP tenía previsto insertar cuñas en las emisoras de radio para poner de manifiesto «algo que es cierto, que el Estatuto de Cataluña está saliendo gracias al PSOE, con el apoyo de todo el partido incluido Rodríguez Ibarra».

Para compensar esta actitud, «el mayor veto que se ha producido en los años de democracia», Floriano instó a la Junta de Extremadura o al PSOE a que realicen una contracampaña, «pero que dejen a los demás decir sencillamente lo que piensan, y que no amenacen a los medios de comunicación «con dinero público».

En este contexto, el líder de los populares extremeños recordó que «es de todos conocido» que la Junta ha retirado las suscripciones a un periódico «por no consultarle -resaltó- quién iba a ser el director», y posteriormente retiró además la publicidad institucional de este mismo diario «vulnerando la ley de publicidad institucional», manifestó.

Miedo al auge del español en Estados Unidos
Un encuentro de periodistas y medios hispanos augura que el futuro de los EE UU pasa por la coexistencia del castellano y el inglés ? Tres millones de personas exigen ser americanos «sin renunciar a su origen» en el «Día del inmigrante»
Juan Carlos Rodríguez La Razón 5 Mayo 2006

San Millán de la Cogolla (La Rioja)-
Los hispanos no se resignan. Los 44 millones que habitan en los Estados Unidos quieren ser americanos de pleno derecho sin tener que renunciar a sus orígenes ni a su forma de ser, vivir o hablar. «La diferencia con otras minorías es que los hispanos hemos conservados el idioma, las costumbres, los valores como ningún otro grupo étnico o cultural lo había hecho. No nos hemos convertidos en gringos. Y eso no lo ha digerido la sociedad norteamericana», explicó Humberto Castelló, director de «El Nuevo Herald», el diario en español de mayor circulación en EE UU, en el seminario «El español en los medios de comunicación de los Estados Unidos», convocado por el BBVA, la Fundación San Millán de la Cogolla y Fundación de Español Urgente, que se inauguró ayer en el Monasterio de Yuso.

Esa sería la explicación del protagonismo que los hispanos han reivindicado con la huelga del «Día sin inmigrantes», que sacó a más de tres millones de personas en todo el país. Esa indigestión a la que aludía Castelló ha derivado en temor hacia una minoría que ya no lo es tanto. «Sobre todo -según afirmó Francisco González, presidente del BBVA-porque su tasa de natalidad es más elevada que la media y porque los flujos migratorios de otros países sudamericanos van a continuar».

Frenar la inmigración.
Desde 1980, la población hispana se ha multiplicado por tres. Y para 2050 la población hispana de EE UU superará los 100 millones de personas, el 25 por ciento de la población». La respuesta no es otra que un intento por frenar la inmigración creciente a través de la reforma de la legislación que pretende dejar fuera de las estadísticas a los 12 millones de inmigrantes hispanoamericanos indocumentados.

Verónica Villafañe, presidenta de la National Associacion of Hispanic Journalist de EE UU, tiene su personal visión: «Ver cómo medios de comunicación hispanos están convirtiéndose en los más vistos y leídos en EE UU da miedo. Por esos hay grupos radicales que están combatiendo la inmigración. Hay, indudablemente, un crecimiento del español y de lo hispano. Está de moda. Es innegable que en Miami, por ejemplo, la cadena de televisión más vista no es la NBC o la CBS, sino Univisión, una canal que emite en español». El avance asusta, sin duda. «Nunca vamos a ver cómo el español hace desaparecer el inglés, pero tampoco creo que suceda lo contrario, sin embargo recientemente algunos estados han aprobado un reconocimiento al inglés como idioma oficial, lo que se ha llamado el “english only”, cosa que no existía con anterioridad. ¿Y por qué se hace eso? Porque hay temor a que el español crezca por encima del inglés. Pero no creo que vaya a suceder».

Villafañe explica qué lo que ha cambiado no es sólo cuestión numérica. «No todos los hispanos hablan español. Hay muchos que han renunciado a él por vergüenza, por presión, por no ser discriminados. Pero ahora hay un gran flujo migratorio que reivindica su derecho a entenderse en español. Pero si hablamos que el idioma español tiene una gran fuerza significa que los hispanos estamos asimilando el inglés, pero que ya no renunciamos a hablar en español. Hay quien se resiste al cambio, pero sin duda hay cambio». Y añade: «Muchos latinos no tienen voto, por lo tanto no tienen voz. Son casi doce millones de indocumentados. Pero yo pienso que, pese a todo, ya somos una fuerza política».

Ese es el camino al que también apunta Enrique Durand, de la CNN es español, con sede sede en la ciudad norteamericana de Atlanta. «Todo dependerá del inmigrante, si él cree o no en que la asimilación deba significar la pérdida de su propia cultura.Yo pienso, y así he educado a mis hijos, que el camino de la integración pasa por hablar perfectamente inglés, pero sin tener que renunciar al español. El futuro es perfectamente bilingüe».

Los medios hispanos de EE.UU. marcan la pauta del nuevo español del siglo XXI
La Fundación del Español Urgente, coorganizadora del Seminario, asegura a ABC que en EE.UU. surge un español internacional fruto de la mezcla de procedencias
SONIA BARRADO ABC 5 Mayo 2006

LOGROÑO. Estudiar el estado del español en los medios de comunicación hispanos de los EE.UU. y la calidad del idioma. Es el objetivo primordial que desde ayer y hasta el sábado reúne por primera vez en España a expertos y representantes de los principales medios informativos estadounidenses en habla hispana, entre ellos los diarios La Opinión de Los Ángeles y el Nuevo Herald de Miami, Univisión o la CNN.

Organizado por la Fundación del Español Urgente (Fundéu) y la Fundación San Millán, el Seminario Internacional de Español en los medios de comunicación de los EE.UU. devuelve el idioma al lugar donde se hallaron sus primeros escritos hace más de diez siglos: los monasterios riojanos de San Millán de la Cogolla. Se trata de un evento de suma importancia, ya que en él se pulsará la utilización del idioma en los EE.UU. y se sentarán las bases de un libro de estilo que pueda servir a todos los hispanohablantes.

Unión de instituciones
La relevancia del encuentro viene también avalada por haber logrado implicar conjuntamente a la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos en EE.UU., a la Real Academia de la Lengua Española, al Instituto Cervantes, las reseñables Fundaciones que lo han organizado y que velan por el buen uso de la lengua castellana y otros destacados representantes que a diario trabajan con el idioma.

Pero no sólo por eso, sino también porque es en EE.UU., donde los expertos consideran que se está gestando el español moderno, el del siglo XXI, por lo que merece especial atención.

El coordinador general de la Fundéu, Alberto Gómez Font, señaló ayer a ABC que éste «es un español que no es de ningún sitio en concreto. Cada día los periodistas de habla hispana en EE.UU. tienen que ponerse de acuerdo en el lenguaje que utilizan, de forma que todos los receptores, independientemente del país que procedan, se enteren». Esta labor diaria por hacer comprender a cualquier hispanohablante el idioma sin los vocablos o expresiones particulares de una zona concreta ha hecho que surja un español «común, global, internacional», un español neutro, aunque influido por el inglés, que está naciendo en los EE.UU. «porque allí hay una nueva realidad».

Extensión a otros países
Gómez Font considera que el uso de este español moderno se extenderá con el tiempo a otros países de habla hispana, como España, aunque afirma que en principio su uso se verá reflejado en los medios de comunicación, ya que su penetración en el habla cotidiana «es menos probable», un proceso que podría tardar muchos años en producirse. El coordinador de la Fundéu destaca que los periodistas tienen una importante responsabilidad en la difusión y el buen uso del idioma, por lo que «deben formarse no sólo como buenos periodistas, sino como usuarios de la lengua».

Además, el Seminario preparará la segunda edición del Manual de Estilo de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos. La primera tuvo un gran éxito. Esta segunda pretende ir más allá y conseguir que el libro de estilo que surja no sólo sea de esta asociación, sino que trascienda y se convierta en un proyecto panhispánico que pueda utilizarse en cualquier país.

Los adolescentes israelíes hablan español gracias a las telenovelas
La directora de castellano del Ministerio de Educación israelí asegura que la cifra de estudiantes de español han pasado de 200 a 3.000, en dos años, debido a la influencia de este formativo televisivo
EFE - Jerusalén ELPAIS  5 Mayo 2006

El español está de moda en los institutos de Israel y no porque sea la segunda lengua más hablada del mundo, con 333 millones de hablantes. La cifra de estudiantes de español durante el bachillerato ha pasado de 200 a 3.000 en dos años y, según la directora de castellano del Ministerio de Educación israelí, Beatriz Katz, la causa no es otra que las telenovelas latinoamericanas.

Los jóvenes "se enamoran" inicialmente del español por los culebrones latinoamericanos pero, después, se dedican a estudiar a fondo el idioma, independientemente de las telenovelas, comentó la funcionaria al diario Yediot Aharonot.

Para hacerse a la idea del impacto del género entre la población, basta saber que uno de los canales de la televisión privada israelí, Viva, difunde diariamente cuarenta capítulos de telenovelas en español y portugués. Además, edita una revista en hebreo con noticias y entrevistas a las estrellas latinas, que tiene una tirada de 100.000 ejemplares.

Incluso, la funcionaria del Ministerio de Educación informó de que la enseñanza del castellano también está penetrando en las escuelas públicas de la corriente religiosa, en algunos seminarios rabínicos para varones (yeshivas), y en su versión para mujeres, las úlpenot.

El rotativo Yediot Aharonot explica que el impacto de las telenovelas hispanas entre la población israelí se debe en buena medida a que es un género de entretenimiento que presenta a adultos y adolescentes con problemas similares a los que experimentan los espectadores locales, aunque más enrevesados.
Recortes de Prensa   Página Inicial