AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 13 Mayo  2006
AÚN ES POSIBLE SALVAR ESPAÑA
Editorial minutodigital 13 Mayo 2006

Las víctimas de la paz de Zapatero
GEES Libertad Digital 13 Mayo 2006

Territorio de la Gestapo
Federico Quevedo El Confidencial 13 Mayo 2006

El fracaso de Zapatero
CARMEN MARTÍNEZ CASTRO ABC 13 Mayo 2006

¿Han triunfado con el léxico?
VÍCTOR MANUEL ARBELOA ABC 13 Mayo 2006

El sábado de los cristales rotos
Pablo Molina Libertad Digital 13 Mayo 2006

La banda de la excavadora
FERNANDO SAVATER El Correo 13 Mayo 2006

Maragall también extorsiona por carta
Antonio Robles Libertad Digital 13 Mayo 2006

De la larga lengua de Pujol
José García Domínguez Libertad Digital 13 Mayo 2006

MEMORIA HISTÓRICA del PSC (Cómo conseguir que el PSOE sea Nacional-Socialista en Cataluña y Sucursalista en España)
Juan Pablo Mañueco Periodista Digital 13 Mayo 2006

«El Gobierno quiere desactivar a nuestra asociación porque sabe que no se lo vamos a poner fácil»
E. Fuentes La Razón 13 Mayo 2006

Los trabajadores que recibieron las cartas de ERC denuncian ante el juez despidos y llamadas para obligarles a pagar
Europa Press Libertad Digital 13 Mayo 2006

Vicepresidencia creará 99 'galescolas' para menores de tres años
AGENCIAS SANTIAGO El Ideal Gallego 13 Mayo 2006

Gallegos de tercera
Nota del Editor 13 Mayo 2006

25: Puro teatro
Luis del Pino Libertad Digital 13 Mayo 2006

LUIS DEL PINO: ‘Los enigmas del 11-M. ¿Conspiración o negligencia?’
Minuto Digital 13 Mayo 2006

AÚN ES POSIBLE SALVAR ESPAÑA
Editorial minutodigital 13 Mayo 2006

Muchas veces no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Y seguramente será lo que nos ocurra con España. El separatismo avanza sin que nos preocupemos mucho. La mayoría de la sociedad protesta, pero no actúa. No acabamos de creernos que la unidad de España está de verdad amenazada.

Pero lenta y gradualmente el crimen se va consumando. El primer error que cometimos los españoles como comunidad fue permitir que la Constitución de 1978 consagrase el estado de las autonomías, en una descentralización política que fue mucho más allá de lo previsto por la propia constitución republicana de 1931. Una descentralización más cercana a un estado federal de lo que se informó a los ciudadanos que refrendaron el texto, que aunque unánimemente reclamaban una descentralización administraba, difícilmente se hubieran mostrado conformes con el alcance del diseño territorial del Titulo VIII de la constitución, si hubieran conocido entonces sus verdaderas consecuencias.

Tampoco los sucesivos gobiernos de la democracia supieron introducir mesura en aquel desarrollo autonómico. La UCD comenzó cediendo en el “café para todos” , lo que constituyó el pistoletazo de salida en la desenfrenada carrera en pos de las competencias. Carrera que continuó con el PSOE de Felipe González y que tampoco se refrenó en lo más mínimo con la era Aznar. Pero a la vez que las autonomías iban engordando en burocracia y poder, se descuidó completamente el cultivo de la cohesión nacional. Los dos grandes partidos únicamente se preocuparon de detentar el poder, de crear una clientela política y económica en torno a los gobiernos autonómicos, dejando hacer en sus feudos a los partidos nacionalistas, cuyo apoyo precisaban para gobernar en España. Así se abandonó, no solo por parte de la izquierda, sino también de la derecha, las funciones unitivas y de fomento del patriotismo, imprescindibles para evitar que ese exagerado desarrollo autonómico, empeñado en poner solo el acento en el egoísmo crematístico, repercutiese en el debilitamiento de los lazos comunes y en la disolución de los vínculos de unión entre todas las regiones de España. Este fenómeno adquirió proporciones suicidas en Vascongadas y Cataluña, donde el desentendimiento fue total.

La apoteosis llega de la mano de un PSOE totalmente desbocado, que ya no solo tolera negligentemente cualquier iniciativa que deteriore la unidad nacional, sino que literalmente se ha pasado al bando de los que pretenden la disolución de España como nación.

Hoy cuando el nuevo estatut ha salido de las cortes para afrontar su última etapa, algunos por fin se dan cuenta que la situación ha sobrepasado todos los límites prudencialmente tolerables y de verdad esta amenaza la unidad de España. Es cierto que muchos de esos políticos, intelectuales, catedráticos y comunicadores que hoy se dan golpes de pecho son los mismos que permitieron y contribuyeron en el pasado a que esto acabase sucediendo. Pero aunque tarde reconocen su error. Desde luego no con la gallardía suficiente para hacerlo públicamente y menos de ser capaces de un poco de generosidad con quienes en su día les advirtieron y recriminaron, pero al menos nos abren la esperanza de que aún es posible salvar España.

Rendición ante la ETA
Las víctimas de la paz de Zapatero
GEES Libertad Digital 13 Mayo 2006

Con la solemnidad a la que el gobierno de Zapatero nos tiene acostumbrados, el ministro del Interior ha hecho público el tercer informe sobre el alto el fuego etarra. Como de costumbre, no aporta un solo dato concreto, o una sola muestra objetiva. Llama la atención que tales informes no sólo no informan, sino que repiten una y otra vez las consignas oficiales gubernamentales.

En relación con la negociación con ETA, un aspecto están callando el presidente del Gobierno y su ministro del Interior. Periodistas, policías y políticos del País Vasco están constatando que ETA y sus sucursales se encuentran en un momento de euforia contenida. En primer lugar, porque como consecuencia de la negociación en Cataluña con ERC, dan por conseguido el reconocimiento del derecho de autodeterminación para el País Vasco. Y en segundo lugar, porque la lógica del Pacto del Tinell ha sido ya extendida por Zapatero a Navarra, y ETA acaricia ya el objetivo eterno de la territorialidad. Objetivos que hace apenas dos años veía prácticamente perdidos, y hoy cree al alcance de la mano.

El denominado por el gobierno "proceso de paz" ha dado a ETA el oxígeno necesario para volver a dominar las calles. Tal dominio le es necesario, puesto que perder su reinado en ellas supuso el principio de su declive. El poder callejero es indispensable para ETA y Batasuna, y ambos saben que tienen las manos libres para utilizarlo. La estrategia etarra parece clara; afianzar y reforzar sus mecanismos de control político y social y proporcionar a Zapatero gestos con los que seguir anunciando la paz y presentar informes vacíos de contenido elaborados de espaldas a la realidad.

Frente a ésta, el gobierno de Zapatero está anunciando la paz mediante un mecanismo tan sencillo como falaz; la ha vaciado de contenido. Si hace dos años defendía la paz en Irak –es decir, el derecho de Sadam Husein a masacrar a su propio pueblo–, hoy defiende la existencia de un proceso de paz en España mientras los activistas callejeros de ETA queman y aterrorizan; Mendive o Gotzone Mora son los últimos atacados a los que Rubalcaba, Blanco y Zapatero hacen y exigen callar por el bien de la paz. Con ello, el Gobierno busca esconder la realidad.

Esconder y transformar la realidad sólo es posible tejiendo una tupida red de control informativo que va desde los delegados del Gobierno hasta los medios de comunicación afines. Todos ellos realizan su función en dos direcciones; en primer lugar sembrando dudas de que ETA esté detrás de los atentados, y apuntando a problemas "personales" de los afectados, con lo que, de entrada, los deslegitima. En segundo lugar, por el silenciamiento de los hechos. En este sentido, Zapatero y Rubalcaba parecen haber llegado aún más lejos; declarar "atentado" el ataque contra el concejal navarro de UPN sería difícilmente compatible con su insistencia en que ETA quiere la paz. Por eso se han negado a declarar atentado lo que hace unos años lo hubiese sido. Esta es la puñalada definitiva que el Gobierno asesta a las víctimas. Y es que no declararlo como atentado bloquea cualquier ayuda económica. Así, tras el atentado de Barañáin, las familias que regentaban el comercio no han recibido ninguna ayuda, por lo que a día de hoy están, literalmente, en la calle. Son las víctimas de la paz de Zapatero.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Territorio de la Gestapo
Federico Quevedo El Confidencial 13 Mayo 2006

Permítanme que empiece dándoles a ustedes, queridos lectores, las gracias. El pasado fin de semana escribía un artículo de esos que salen de lo profundo del corazón -¡Quiero saber la verdad!, se llamaba- y ustedes respondieron con cerca de dos centenares de mensajes de correo electrónico. He intentado responder a todos, como hago siempre, pero me he dejado muchos en el tintero, por lo que aprovecho este espacio para agradecer tanto los mensajes de apoyo –la mayoría-, como las críticas. La libertad consiste en eso, en que sea posible la pluralidad de opiniones y la opción de defenderlas. Y de libertad, de lo que implica, de la ausencia de ella, de cómo algunos se empeñan en coartarla desde las esferas del poder, va todo esto que esta ocurriendo desde que Rodríguez accediera al poder tras los atentados del 11-M. Yo no soy amigo de cobas ni lisonjas, pero tengo que reconocerles que algunos de esos mensajes me llegaron al alma, y para quienes nos hemos empeñado en la defensa de la libertad frente al totalitarismo saber que ustedes están ahí detrás es muy importante, vital incluso. Porque es evidente que la amenaza a la libertad es cada día más acuciante, y prueba de que vivimos en un país en el que la libertad empieza a ser un anhelo es la sentencia del ‘caso Bono’ y sus secuelas.

Me hubiera gustado saber qué habrían dicho los mismos que ahora tratan de restar importancia a las detenciones ilegales de dos militantes del PP bajo la premisa de que la policía practica centenares, por no decir miles o millones, de detenciones ilegales todos los días sin que pase nada –se ha dicho, sin sonrojarse, en estas páginas-, si después de haber sido increpados como “¡asesinos!”, objeto de lanzamientos de piedras y huevos e, incluso, de aceite sobre sus cabezas, de intentonas de linchamiento, de insultos de toda índole, de ataques a sus sedes, de golpizas, etcétera, etcétera, el Gobierno del PP hubiera detenido a uno solo de los miles de militantes socialistas que participaron activamente en esas salvajadas. No hace falta que lo reproduzca, porque ustedes son lo suficientemente inteligentes para saber cómo funciona la vara de medir y hacia donde se inclina la balanza de la injusticia: siempre a favor de la izquierda. El problema es que el PP no actuó así porque, aun formando parte muchos de esos ataques de lo que podríamos considerar hechos delictivos, su fundamento liberal le impide actuar contra la libertad de expresión. No le ocurre lo mismo a la izquierda, que predica libertad y trabaja activamente contra ella, hasta el punto de actuar con falsedad y alevosía en la detención ilegal de dos militantes del Partido Popular. Como en Venezuela. Como en Cuba. Pero el caso es que, gracias a una sentencia valiente, la izquierda ha quedado al descubierto, ha desnudado sus verdaderas intenciones, y por eso se irrita.

El pasado martes, en la hora de los oyentes del programa de Carlos Herrera en Onda Cero, alguien llamó para contar cómo la policía de la Brigada de Información había acudido a detenerle en Sevilla, durante una cena pública en la que había unos cuarenta testigos, por unas supuestas agresiones a Santiago Carrillo en abril de 2005 en el transcurso de un acto-homenaje al político comunista. Obviamente se trataba de un error, y así se aclaró, pero el hecho es que la policía andaba buscando responsables de aquella agresión rechazable y que, por lo que yo sé, hay un especial empeño en conseguir algún nombre que esté relacionado, de alguna manera, con el PP, para tapar las repercusiones del ‘caso Bono’. ¿A qué juega la policía de Rodríguez? ¿A la Gestapo al mando de Rubalcaba y Telesforo Rubio? La acción de las Fuerzas de Seguridad integrantes de la Brigada de Información pone de manifiesto las verdaderas intenciones del Gobierno y, sobre todo, los pilares antidemocráticos sobre los que se sostiene este edificio a modo de Nuevo Régimen por el que aboga Rodríguez. La detención ilegal de dos militantes del PP, retenidos por espacio de tres horas en una Comisaría de la que se les saca privándoles del derecho a declarar ante la prensa, después de que el comisario cesara a un policía que se negó a detenerles por no haber pruebas y de haber ‘rehecho’ la declaración de los escoltas de Bono y ‘retocar’ los atestados, evidencia que nos encontramos ante un Gobierno que no solo no respeta el Estado de Derecho, sino que además lo pisotea en detrimento de la libertad y los derechos individuales de las personas. Como cualquier dictadura. Como en tiempos de Franco.

Obviamente, los voceros mediáticos de la izquierda radical no se han leído la sentencia. Yo sí. En la misma queda perfectamente demostrado que se trató de una “detención”, y no de una visita amistosa a la comisaría como pretenden hacernos creer los adalides de la democracia según la entiende la izquierda, es decir, solo para ellos. Fue una detención en toda regla, llevada a cabo, qué curioso, por el comisario que ostentaba el mismo cargo en la Comisaría de Vallecas en la que apareció misteriosamente la famosa mochila del 11-M que nunca estalló en los trenes porque nunca estuvo en ellos, y no es fruto de la casualidad. Fue una detención llevada a cabo por razones políticas, que es el peor de los cánceres que puede sufrir una democracia. Fue una detención producto de una determinada manera de entender el poder, una manera al estilo de las dictaduras bananeras del Caribe, de los regímenes personalistas y populistas latinoamericanos. Rodríguez quiere anular la libertad, el derecho a discrepar. Por eso, la sentencia pone de manifiesto el hecho más grave ocurrido en nuestra democracia, la detención ilegal de dos personas por sus ideas, algo que solo ocurre hoy en día en la Cuba de Castro, la Venezuela de Chávez y en la China comunista, o en las dictaduras islamistas como la de Irán. La libertad está en riesgo, corre peligro, porque el Gobierno de Rodríguez está dispuesto a llevar a la cárcel a aquellos que disienten. Sí, señor, les hablo de un Estado policial, y lo escribo sabiendo lo que digo.

¿Debe dimitir Alonso? Es del todo necesario, porque fue el brazo ejecutor de uno de los mayores ataques al Estado de Derecho y la libertad individual. Y debería, como pide el PP, investigarse en el Parlamento, porque corresponde al templo de la Soberanía Nacional delimitar las responsabilidades políticas de este caso. Pero no ocurrirá. A la izquierda se le ha visto el plumero. Rodríguez camina irremediablemente hacia la instauración de un régimen personalista y eso implica, inevitablemente, ir reduciendo de manera paulatina los espacios de libertad y meter miedo a quienes discrepan con acciones como la de la detención de los dos militantes del PP. Desde el primer momento, Rodríguez ha pretendido arrinconar a la derecha liberal y democrática, ha buscado su marginación y su expulsión del statu quo que pretende como marco de referencia para su política totalitaria. El PP le incomoda porque le recuerda que existe la capacidad de discrepar. A Rodríguez le molesta la libertad para sus planes. Hoy estamos dando los primeros pasos en la dirección del totalitarismo, pero todavía estamos a tiempo de reclamar libertad. La sentencia del ‘caso Bono’ es una luz en las tinieblas que se han instalado en este país desde que gobierna Rodríguez fruto de los atentados del 11-M. Existe esperanza, y la esperanza está, como les decía al principio, en que cada vez seamos más los que nos empeñemos en esta particular batalla en defensa de la libertad y de la democracia: ¡bienvenidos a ella!. Eso sí, mientras nos deje la Gestapo.

fquevedo@elconfidencial.com

El fracaso de Zapatero
Por CARMEN MARTÍNEZ CASTRO ABC 13 Mayo 2006

En un último acto de deslealtad para con la criatura los padres del Estatuto catalán le han dejado aparcado en vísperas del referéndum y se han puesto a hablar de lo que realmente les interesa: las próximas elecciones y las cábalas sobre el futuro gobierno. Sólo Maragall parece empeñado en defender el bodrio porque es el respirador artificial que mantiene con vida su agónica figura política.

El tripartito ha tenido un final digno de su malhadado comienzo. Nació mirando a Madrid, con el pacto del Tinell y el proyecto de Estatuto como elementos de desgaste del gobierno del PP, y ha muerto por la mano del gobierno de Madrid; bien es verdad que el arma homicida la empuñó un chico de León al que Maragall, contra todo pronóstico, llevó a la secretaría general del PSOE.

De tan azarosa peripecia y antes de que los catalanes nos digan qué les parece esa joya de Estatuto conviene extraer alguna reflexión porque el tripartito de Maragall ha sido el mascarón de proa de la España plural e integradora que anunciaba Zapatero. Fue el líder socialista quien bendijo el proyecto con su presencia en el balcón de Sant Jaume y es el mismo Zapatero quien ahora ampara con su silencio o medias palabras la versión más inmoral del mismo como es el entendimiento con Batasuna en Euskadi y en Navarra.

Resulta patético el esfuerzo de un sector nada desdeñable de la izquierda por esconder la cabeza ante esa realidad hiriente. Los hay que culpan a los nacionalistas por ser lo que siempre han sido, otros culpan al PP por sus excesos o sus defectos y los demás critican a Maragall como si lo ocurrido fuera obra exclusivamente suya. Vueltas, contorsiones y malabarismos para esconder la mirada de una certeza inapelable y evidente: el gran responsable de este fracaso es el presidente del gobierno. Él amparó el pacto del Tinell, lo reeditó en el Congreso, trajo al Congreso un Estatuto infumable e inútil y finalmente ha dejado a los pies de los caballos a su antiguo mentor. Después del desaguisado catalán ahora ejerce de domador de tigres en la delicada cacharrería del País Vasco y Navarra.

Sus publicistas pueden repetir cuantas veces quieran que estamos ante un genio pero Zapatero sólo tiene de Maquiavelo la falta de escrúpulos y de Suárez la audacia suicida. Carece de la brillantez intelectual del primero y de la nobleza democrática del segundo; Suárez puso España patas arriba para que cupiéramos todos y Zapatero lo está haciendo para expulsar a la mitad. Es inmoral pero -como él dijo- además está condenado al fracaso.

¿Han triunfado con el léxico?
POR VÍCTOR MANUEL ARBELOA.Ex senador y ex presidente del Parlamento Foral de Navarra ABC 13 Mayo 2006

FERNANDO García de Cortázar durante su estancia en Pamplona para intervenir en el homenaje a Tomás Caballero, tras aceptar que el lenguaje es un terreno en el que los nacionalistas «son maestros», dijo al periodista que le entrevistaba: «Los no nacionalistas hemos aceptado el léxico nacionalista aceptando la palabra conflicto para referirse al hecho de la existencia de una organización terrorista que mata y atenta contra la libertad». Y más adelante: «Han triunfado con el léxico y quien tiene el léxico tiene el poder». Permítame el amigo Fernando que le corrija esa expresión de «no nacionalistas», porque una buena definición no se escribe negativamente, y que tampoco me quede con la de «nacionalistas» sin más, porque una cosa son los «nacionalistas», otra los «independentistas» y muy otra los «independentistas terroristas».

Tan de acuerdo estoy en que el independentismo vasco, y especialmente el independentismo terrorista, ha ido forjando todo un vocabulario político pro domo sua y ha ido difundiéndolo con un celo digno de mejor causa, que durante años he intentado salirle al encuentro y desenmascararlo en lo posible. Pero mi libro Perversiones políticas del lenguaje se ha quedado, tras unos meses, corto y nuevas voces y expresiones, pervertidas, vueltas al revés, tergiversadas, desnaturalizadas, se han sumado a las anteriores o adquirido unas tensiones que antes o no tenían o no supe verlas del todo.

Es el caso de la palabra clave «paz», reforzada ahora por su solemne cortejo semántico de proceso de paz, copia literal del caso norirlandés, que tiene poco que ver histórica, social y políticamente con lo que aquí se compara, pero que sirve para justificar, legitimar y hasta ennoblecer la lucha armada y sus inherentes fines políticos. Cumple así su vieja obsesión por internacionalizar el conflicto y su presunta solución, con mediadores, verificaciones, mesas (y no Parlamentos) y negociaciones sobre el ejercicio del derecho a decidir.

Pero no es que la palabra paz, ese valor primero y aspiración universal, en su sentido hebraico-bíblico, griego o latino, nos moleste tanto en boca de ciertos políticos, porque aquí no ha habido una guerra, ni dos países, ni dos ejércitos, ni dos bandos. La cosa tiene mucha más miga. La paz es el momento final de una lucha que, por lo visto y oído, dura dos siglos entre España y Euskal Herria, que sólo terminará cuando el Pueblo Vasco, siempre enigmático, siempre uno, siempre el mismo, siempre euskaldún de por sí, sea por fin, para unos, soberano, o, para otros, independiente. El bersolari, que en el salón de plenos del ayuntamiento navarro de Etxarri Aranatz -bizarro pueblo carlista en julio de 1936- cantó sus versos en medio de la fiesta municipal organizada por el PNV, el 27 de enero de 1977, lo dijo mejor que nadie: «Tendremos paz cuando nos dejen en paz». Desde entonces el grito se ha repetido de continuo por Euskadi y Navarra: «Utzi pakean»: Que nos dejen en paz. O en los balcones de las casas consistoriales con alcalde nacionalista: «Pakea behar dugu»: «Necesitamos la paz». Para ETA, una autodeterminación continua hasta alcanzar el poder.

A conseguir esa paz va dirigido todo: estatutos y planes, pactos y acuerdos, una u otra coalición de gobierno. El independentismo terrorista ha hecho suyos aquellos tradicionales planteamientos, que tuvieron un modelo en el conflicto entre Gran Bretaña-Irlanda de los años veinte, y los han extendido hasta aquí, no sólo «socializando» la muerte, el dolor y el luto, sino apretando todas las tuercas lingüísticas y políticas en todo momento y lugar.

Así, tregua y alto el fuego son lexemas admitidos en el vocabulario militar universal. Pero la tregua de 1998 fue tregua-trampa, y el alto el fuego de ahora -«interrupción duradera de las acciones armadas», según la versión euskérica del comunicado etarra- es un nuevo chantaje. Con el lenguaje experimentamos nuestro propio ser. Somos en buena medida lenguaje. Con tanta razón como la filosofía, la ciencia política y la filosofía política son, como quería Witgenstein, «una lucha contra el embrujamiento de la inteligencia por medio del lenguaje».

Tan lejos hemos ido en ese dejarnos embrujar por el independentismo vasco, mayormente por el independentismo terrorista, que presidentes de gobiernos, ministros, obispos, escritores, comentaristas, periodistas y gentes del común repiten de continuo y de corrido, solos o a coro, el lenguaje falaz y tramposo, preparado para vencer en el conflicto. Además de todas las palabras apuntadas, citemos otras: pacificación, normalización, izquierda abertzale, organización armada, presos vascos, refugiados vascos, entorno de ETA, acciones armadas, comandos, zulo, cárcel del pueblo, accidentes... En el mejor de los casos, se escriben cosas como éstas: el llamado «impuesto revolucionario» o la llamada «kale borroka», sintagmas que obedecen al mismo canon legitimador y justificador. Añadamos las nuevas acuñaciones, algo más sofisticadas y peligrosas: nuevo marco jurídico, devolver la palabra al pueblo, proceso democrático, territorialidad, pluralidad, mínimas condiciones democráticas, así como las referidas específicamente a Navarra.

Si algunos o muchos de nosotros no hemos caído en esas trampas, es señal de que el triunfo de los trampeadores no es, al menos, general. Pero ahora que estamos celebrando a Freud, podríamos tomar en serio, adaptándola a nuestra porción de realidad, su propuesta de curación por la palabra; o, si lo preferimos, quedarnos con la «logoterapia» de Víctor Frankl.

Víctimas del terrorismo
El sábado de los cristales rotos
Pablo Molina Libertad Digital 13 Mayo 2006

Nada es casual. Al contrario, desde el 11-M (si no antes), las piezas van cayendo una tras otra en su sitio correcto hasta formar una imagen completamente nítida. Sorprende en un gobierno caracterizado por la insolvencia atropellada de sus miembros, pero en el guión elaborado para conservar el poder, todos los pasos se van cumpliendo con precisión quirúrgica, sin lugar a la menor improvisación.

La mayor parte de la operación ya ha sido realizada con éxito. Se ha envilecido a un país entero, que ha aceptado la rendición ante una banda terrorista con el expediente del famoso proceso de paz. El único escollo que aún queda para finalizar esta singladura de la vileza es la Asociación de Víctimas del Terrorismo, para la que el gobierno está preparando, en el momento de escribir estas líneas, un golpecito de estado. El segundo en el global de la eliminatoria.

Nada es casual. Ni siquiera la afición al insulto caricaturizado del hermano cortito del ministro, estrambote adecuado a la campaña iniciada por el Comisario Peces y nuestra Hebe de Bonafini. Las presiones hacia la junta directiva de la AVT han sido constantes desde que ZP decidió que nos rendíamos a los terroristas, incluida la denegación de las subvenciones que con tanta alegría se conceden a los más diversos kolectivos de la secta progre, a pesar de que si preguntaran a quienes pagamos impuestos, la mayoría preferiría que el dinero fuera a la asociación que preside don Francisco José Alcaraz antes que a los bolsillos de los hermanos Almodóvar, aceptando el sacrificio de renunciar durante unos años a financiar mancomunadamente el excelso cine español.

Pilar Manjón preside una asociación de afectados por el 11-M cuyo objetivo, según declaró en una entrevista al órgano de su partido, "Mundo Obrero", no es la defensa de los afiliados y la búsqueda de los culpables, sino conseguir que "los cuatro de las Islas Azores (Bush, Blair, Aznar y el presidente de Portugal) sean declarados criminales de guerra". Sin embargo, aquí quien politiza a las víctimas no es la señora Manjón, sino Alcaraz, por su manía de oponerse a la rendición ante el terrorismo.

Pero ni siquiera la figura del actual presidente de la AVT es lo sustantivo en este momento. Lo es el respeto debido a todas y cada una de las víctimas del terrorismo. Mientras haya una sola de ellas opuesta a la negociación con la ETA ningún gobierno tiene autoridad moral para rendirse. Ni siquiera aunque otro presidente de la asociación, más próximo a ese nuevo criterio, gane la votación con el cien por cien de los votos. Hablamos de respeto a la memoria de los asesinados. No es cuestión de mayorías, sino de dignidad nacional.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana

La banda de la excavadora
FERNANDO SAVATER El Correo 13 Mayo 2006

Desde hace bastantes meses viene operando un hábil grupo de atracadores en diversas localidades del Levante español. Centran sus asaltos en localidades pequeñas: con una excavadora amontonan troncos y cascotes en las principales vías de acceso, de tal modo que la guardia civil no pueda llegar a tiempo cuando sea llamada. Después, una vez aislada la población, saquean cajas de ahorros, establecimientos bancarios y cuanto de rentable se les pone por delante. ¿Y a por la próxima!

Esta ingeniosa táctica parece estar creando escuela entre los depredadores políticos que operan en el País Vasco. También aquí se pretende por todos los medios aislar la CAV de los instrumentos policiales y legales que tienen jurisdicción en el resto del Estado, a fin de que nos quedemos en manos de forajidos o ex forajidos (aún no está del todo clara la cosa) que ayer nos amenazaban de muerte para que cediésemos a sus deseos políticos y hoy, tras un 'generoso' alto el fuego con el que nos regalan nuestra propia vida, nos acusan de no querer la paz porque seguimos sin ceder a sus deseos políticos, naturalmente. La banda de la excavadora exige en nombre de la paz -que por cierto solamente ellos han alterado- que se bloquee el camino a la Ertzantza, a la Guardia Civil, a la Audiencia Nacional y en general a todos los que han protegido a la ciudadanía contra sus asaltos e intimidaciones durante los últimos años. Nuestro resignado papel ha de ser doble y paradójico: primero, olvidarnos del pasado en el plano penal y policial, porque corren tiempos nuevos según han decretado alegremente los mismos que enturbiaban los viejos; segundo, recordar el pasado en el plano político lo suficiente para ceder ante los causantes de las tormentas pretéritas, con el fin de evitar en el futuro nuevas borrascas. ¿Y el atraco de la excavadora sigue adelante!

De vez en cuando, cada vez con más frecuencia y mayor arrogancia, los representantes de la banda regañan al resto de la ciudadanía, por no mover ficha. «¿Esto no puede ser cosa sólo de nosotros! Ustedes también tienen que poner algo de su parte ». Les cuesta comprender -quizá porque nadie se molesta en explicárselo con la suficiente claridad- que en Euskadi los únicos que tienen que cambiar de actitud y de disposición son ellos: son los únicos que tienen que renunciar inequívocamente a la violencia, porque son los únicos que la practican o legitiman; son ellos quienes tienen que integrarse en la legalidad constitucional, porque son los únicos que la violan; son los únicos que tienen que cambiar de rostro político y de actitud pública porque son los únicos que hasta ahora representan la intimidación, la extorsión y el asesinato en la vida de los ciudadanos. ¿Que entre los suyos hay encarcelados? Es algo que suele pasar cuando se cometen delitos o se ensalzan los cometidos por otros. Es comprensible que los familiares se preocupen de que los presos estén bien; pero también comprenderán que los demás, por el momento, nos preocupemos de que ante todo estén bien presos. ¿Se desea que vuelvan los exilados al País Vasco? Nada más justo. Pero hay que distinguir entre los que tuvieron que exilarse por la presión contra ellos de la violencia y los que llaman exilio a su prudente huida ante las consecuencias judiciales de sus actos. Ojalá mañana mismo puedan volver todos los que no tengan nada que temer: unos, porque ya no haya terrorismo que les amenace; otros, porque no tengan causas pendientes con la justicia cuyas responsabilidades intenten evitar. ¿Dicen ahora haber descubierto que no debieron dar a entender que no les importaba el dolor ajeno? Pues que hagan un esfuerzo más cuanto antes, hasta reconocer que nunca debieron dar a entender que el terrorismo causante de ese dolor no les merecía repudio sino entusiasmo.

Por eso confieso no entender del todo bien el plan de paz que Ibarretxe -con el inapreciable apoyo de Azkarraga y Madrazo- nos propone para acabar con la banda de la excavadora. Uno de sus puntos más estimables hace hincapié en la solidaridad con las víctimas, basado en prestaciones materiales, campañas, exposiciones itinerantes, etcétera y en general en una plasmación institucional del reconocimiento que les es debido. Memoria y reconocimiento, estupendo, faltaría más. Ahora bien ¿habrá también memoria y reconocimiento de los crímenes que las convirtieron en víctimas? Es decir: me parece muy bien que consideremos víctimas a las víctimas pero ¿vamos a reconocer también a los crímenes como crímenes? ¿O acaso las víctimas estarán en el presente como lo que son, víctimas, mientras que considerar criminales a los criminales -y objetivos criminales sus proyectos- será ya una deformación malsana del pasado que debe ser superada cuanto antes? A lo mejor el lehendakari tiene claro el asunto, en cuyo caso le pido perdón, pero yo sigo viéndolo todo más bien oscuro y un poquito como manipulado.

Por lo demás, la parte dedicada en el plan a la «recuperación de los derechos civiles y políticos» me parece la menos convincente de todas. Por lo visto, los derechos conculcados (cuando se habla de los civiles y políticos, insisto, no de los genéricamente humanos) son -¿qué casualidad!- los de la izquierda abertzale. En una palabra, lo primordial sigue siendo abolir la Ley de Partidos que impide a ninguno apoyar el terrorismo (por cierto: ¿hay alguien ahora que niegue el apoyo de Batasuna a ETA?), pero no recuperar la libertad de expresión y de convocatoria de los constitucionalistas, hasta ahora bloqueados por la coacción de los violentos. Y es que unos derechos son incompatibles con los otros: si hay grupos que tienen derecho civil y político a apoyar la violencia, saltarse la Constitución y formar instituciones paralelas a ésta para sustiturla, seguirán sin ver respetados sus derechos civiles y políticos los que han sufrido coacción por defenderla y ahora quieren que por fin se respeten las reglas de juego. O tienen razón los unos o los otros, pero todos a la vez imposible. No se puede a la vez contentar a la banda de la excavadora y a los clientes del banco que, con mejores o peores maneras, sigue empeñada en asaltar.

Izquierda liberal
Maragall también extorsiona por carta
Antonio Robles Libertad Digital 13 Mayo 2006

Acabo de recibir una carta de Presidencia de la Generalitat en la que el "Honorable" Pascual Maragall me invita a votar sí al Estatut como aquel que no quiere la cosa. Es martes, 9 de mayo de 2006. Primera sorpresa, en esa fecha aún no se habían pasado todos los trámites parlamentarios (le quedaba el Senado) para saber si se podía o no hacer el referendo. Segunda, que yo sepa, los poderes públicos pueden y deben alentar a los ciudadanos a la participación democrática, pero no a utilizar los bienes públicos para influir interesadamente a favor de alguna de las opciones en liza. Y Maragall lo hace con total desvergüenza. Me siento extorsionado; el mangoneo de este desgobierno raya con el delito.

Me cuenta en la misiva: "Los estatutos de 1932 y 1979 marcaron el inicio de períodos creativos en nuestro país. El Estatut de 2006 también lo va a suponer. Más aún, si cabe. Y va a representar el mayor reconocimiento jamás obtenido de nuestra personalidad y de nuestra identidad. El nuevo Estatut proclama y garantiza los derechos y deberes de la ciudadanía catalana; asegura competencias más amplias para la Generalitat y establece las bases para que Catalunya disponga de más recursos para su crecimiento y progreso. Es un Estatut para el futuro. De ahora en adelante se convertirá en la herramienta básica para nuestro autogobierno."

Veamos, ¿me equivoco si deduzco que debo estar exultante de alegría? Como en las herencias, en los éxitos deportivos, en el cierre de un contrato favorable, en el nacimiento de un hijo o en el cambio de coche, el honorable me está diciendo que los catalanes somos muy afortunados por tener la oportunidad de contar con una herramienta fantástica para autogobernarnos más y mejor. ¿Quién sería tan gili de rechazar tanta fortuna? ¿Qué ser abominable sería ese que votara en contra? ¿Qué habríamos de hacer con él?

Es una desvergüenza. Hay muchas maneras de extorsionar a la gente. ETA lo hace con la pistola, ERC con el impuesto por cuota de poder, un padre separado con el chantaje del regalo, el presidente de la Generalitat de Catalunya con la manipulación de los sentimientos. Valiente moralista que se atreve a criticar a Carod Rovira por vender fantasías al abogar por el no, mientras que él usa el dinero público para utilizar las ilusiones, los sentimientos, la codicia y el afán por vivir mejor, más libres y mejor gobernados con técnicas propias de un tirano bananero. No, señor presidente, si quiere defender el sí hágalo, pero con su dinero, no con el mío ni con el de 6 millones de catalanes. Y si lo hace, ha de saber que nos está timando.

Promete enviarnos el Estatut por fascículos. Es la traducción de anunciarnos que nos volverá a escribir para mandarnos su articulado. Podría ahorrarse envíos, pero prefiere "rayarnos" hasta convencernos de que no tenemos otra cosa más importante en esta vida que degustar las irresistibles virtudes del Estatut. Miedo me da tener que hacer un análisis de toda su campaña institucional. ¿2.400 millones? Estos gastos no los resiste ni la cesión de toda la Agencia Tributaria.

Hace dos años vendió su alma al diablo. Viejo y derrotado se vio fuera de la política. Desde entonces hace cualquier cosa por mantener la poltrona. Debería saber que cuando se pacta con el nacionalismo, tarde o temprano se ha de pagar con la maldición eterna la ambición por querer seguir siendo joven. Ni siquiera se quiere dar cuenta que Lucifer se pasea entre sus consellers con la guadaña dispuesta a escribir los editoriales de su propia prensa.

Un día Carod Rovira lo catalogó de perdonavidas. El poder que le resta ya sólo le da para devolverle el insulto. "Ya no te ajunto". The End.

¡Ah, se me olvidaba! La carta está en bilingüe. Lo celebro, ahora sólo ha de extender el derecho a la escuela, a los ayuntamientos, a la Generalitat, a los hospitales, al callejero, a la rotulación de comercios, cerrar la oficina de delación lingüística, etcétera. Aunque ahora que caigo, en esos lugares no se vota.

antoniorobles1789@hotmail.com

Cataluña
De la larga lengua de Pujol
José García Domínguez Libertad Digital 13 Mayo 2006

Descontando que los patriotas de la Esquerra iban abstenerse de salir mojados en la eterna dialéctica hegeliana entre los principios y las piscinas, di en seguir el Debate del Estatut más pendiente de la forma que del fondo. De ahí que reparara en lo pobre, rudimentario y tosco del castellano que, en general, manejan los representantes de nuestra región en el Senado. Así, el rubor que, poco a poco, comenzó a invadirme se convertiría en yaga lacerante, al comparar su verbo abrupto con la prosa florida de sus gemelos, los nacionalistas vascos. Pues, digan lo que digan del peluquero de Anasagasti, al menos ese señor demostraba ser capaz de saber construir una frase en español tal como Dios manda, algo para lo que parecían incapacitados casi todos mis tribunos.

Por lo demás, celebro no ser el único alarmado por esa triste limitación cultural que padece la elite política catalana. Así, Jordi Pujol, con la intención inequívoca de ejercer el título de "Español del año" con el que en su día lo homenajeara el ABC, abundó en la misma lacra, sólo cinco minutos después de que en la Cámara Alta concluyese aquel bochorno gramático. Como es sabido –y si no que se lo pregunten a Manuela de Madre– Pujol considera inmigrante a cualquiera cuya hélice del ADN no coincida al milímetro con la de Vifredo el Velloso. Razón de que su primera reflexión tras concluir el pleno sólo pueda ser interpretada como otra muestra más del oprobio que tantos telespectadores domésticos sentimos ante tan triste espectáculo.

"Los inmigrantes tienen el deber de adaptarse a Cataluña y de aprender la lengua del país", sentenció con voz grave y gesto firme el patriarca al saber aprobado el Estatut. Qué propósito tan noble y qué gran verdad encierran esas lacónicas declaraciones, que por el bien de todos no deberían caer en saco roto. Y es que, sin duda, lo que late bajo la renovada advertencia, lo que en verdad escandaliza al gran estadista, es la endogamia sintáctica y el autismo léxico de nuestra casta dirigente. Ahí, Pujol lleva más razón que un santo.

Tanta que los habitantes de Cataluña, igual la mayoría castellanoparlante que quienes disponemos de otras lenguas maternas, albergamos el deber cívico de emprender un gran esfuerzo pedagógico en esa causa benemérita. Por ejemplo, deberemos ayudar a que el senador Bonet, de ERC, se integre en la realidad lingüística de su ciudad, Barcelona, para que no siga avergonzándonos, al expresarse en castellano como los apaches en las películas de John Ford. Y ya que el muy ocupado Piqué no está por la labor, habrán de ser los diputados de Ciutadans de Catalunya quienes ejecuten la orden del Muy Honorable Pujol, introduciendo, por fin, el español en el Parlament. Es de justicia.

MEMORIA HISTÓRICA del PSC (Cómo conseguir que el PSOE sea Nacional-Socialista en Cataluña y Sucursalista en España)
Juan Pablo Mañueco Periodista Digital 13 Mayo 2006

El PSC hizo pujolismo desde la oposición durante 23 años ("pujolismo": nacionalismo sectario contra la realidad plural de Cataluña, sectarismo contra el otro sector de los catalanes). El PSC ha seguido haciendo pujolismo durante su primera etapa de gobierno en la Generalidad catalanófoba ("catalanofobia": odio contra cualquiera de las partes que componen la realidad plural de Cataluña). Ahora, el PSC ha escenificado mediante su nuevo acuerdo con Convergencia su vuelta directa al redil nacionalista, de donde nunca ha salido.

El “partido” de unos chicos finos de la oligarquía nacionalista catalana (Reventós, Pallach, Maragall...), que consiguieron que los socialistas “españoles” les entregaran a sus votantes en Cataluña para hacer “nacionalismo catalán” con ellos, cumple así otro de sus objetivos: la traición continua a la lengua de sus electores y la consolidación en España de una “asimetría en favor de Cataluña” a través del Partido Sucursalista Obediente del Estatut (PSOE).

Desde que la burguesía catalana mandó a algunos de sus hijos a comprarse para su traición las siglas del PSOE (inexistente en España y, por supuesto, en Cataluña, en el momento de la Transición), prometiéndoles dinero, condonaciones y medios periodísticos... todo ha funcionado espléndidamente para la clase política catalaúnica: el 3% o el 20% de satisfacción es poco para quienes han sabido construir un 100% de engaño democrático.

En eso consiste el "oasis catalán" en el que todos los comensales de la única "classe" con poder participan del cazo. Porque luego, cuando los "dineros públicos" vinieron a bendecir las balanzas fiscales de los políticos catalaúnicos, no faltaron "charnegos" desclasados dispuestos a saciarse en el convite: pongan ustedes los "bachilleres" que quieran o las "madres" que gusten (elevados a grandes personajes, cuando por méritos propios a duras penas sabrían ganarse la vida), y ya tienen la explicación de la "realidad corrupcial catalana" mucho mejor expresada que en esa mentira continua del ´Estatut´.

El sucursalismo del PSOE respecto del PSC (Partido Socialista Central) está tan claro que la misma INADMISIBLE Y VERGONZOSA relación que ha existido siempre entre ellos es la que se quiere extrapolar ahora a las relaciones Cataluña/España: el PSC influye en el PSOE, pero no a la inversa, porque entonces aquél le recuerda que está inscrito como un partido distinto. Cataluña podrá influir en España, pero blindándose tras su "realidad" distinta.

Esto, que se llama vasallaje, colonización o sucursalismo... allá con los socialistas "españoles" que quieran seguirles el juego en su partido (donde el PSC tiene órganos "nacionales" propios, mientras que los del PSOE son "federales" y los de los territorios de segunda "regionales", si bien deberían llamarse "coloniales")... Pero un mínimo de dignidad impide que ningún votante socialista honesto pueda seguir refrendando dicha farsa: o federalismo para todos o nacionalismo para todos, pero en ningún caso ASIMÉTRICO...

La "asimetría" es la palabra mágica que siempre exige la burguesía catalana a través de sus partidos serviles: CiU y PSC, y acepta el servilista PSOE. Se trata de que ellos son y han de ser siempre "más que los demás"... o no les interesa el negocio. La falta de vergüenza y escrúpulos del ¿socialismo? "español" ha hecho suyo este ideario de la ultraderecha catalana más casposa, bancaria y reaccionaria (la misma que sostuvo y medró a los pechos nutritivos para ella de Franco, por otra parte).

Si el PS quiere ser Nacional-Socialista en Cataluña (lo que siempre ha sido)... que se cambie las siglas en toda España. Pero que no aspire a consolidarse por aquí como Partido Colonial... porque antes o después los votantes le quitarán la máscara, hasta observar su verdadero rostro.

Para un modelo de sometimiento como el que propugna la oligarquía catalana... a los demás nos viene bastante mejor el modelo de ERC: independencia... sólo que nosotros de ellos.

Mientras tanto, el PP, que no ha querido sacar a la calle a muchos millones de demócratas e igualitarios que le habrían seguido en toda España, en contra del “Estatut” discriminador que blinda al rico y perjudica al pobre, continúa con sus inoperantes payasadas: firmas inútiles, difíciles de conseguir y escasas con respecto a lo que podría haberse obtenido manifestándose en la calle... payasadas de Martínez Pujalte, payasadas con esposas de juguete en la Asamblea de Madrid...

El Partido de las Payasadas (PP) lo ha tenido tan fácil ante los despropósitos continuos del Gobierno Nacional-Socialista y Sucursalista (le bastaba con convocar a la calle o con llamar Perjuro Anticonstitucional al ZPerjuro) que ya puede asegurarse algo de esta otra tropa de nenes: jamás le meterán un gol al Arco Iris ni aunque dispongan de veinte penaltis por jornada.

Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT:
«El Gobierno quiere desactivar a nuestra asociación porque sabe que no se lo vamos a poner fácil»

«Broseta utiliza el mismo discurso que las asociaciones que apoyan al Ejecutivo y a Peces-Barba»
E. Fuentes La Razón 13 Mayo 2006

Madrid- Tras dos años al frente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Francisco José Alcaraz opta a la reelección en la asamblea que se celebra hoy en Madrid. Para ello tendrá que derrotar al hijo de Manuel Broseta, asesinado por ETA en 1992.

-¿Le ha sorprendido la candidatura de Pablo Broseta?
-Sí. Hablé varias veces con él y hasta el martes me garantizaba que no tenía pensado presentarse y que era una maniobra. Incluso se indignó cuando le dijimos que había gente recogiendo votos para él. Nos dijo que era mentira.

-¿Había mostrado alguna vez su descontento con las actuaciones de la actual Junta?
-En ningún momento. De hecho, la de hoy será la primera asamblea a la que asista. No ha participado nunca en nada de lo que hemos organizado salvo una cena celebrada la pasada semana. No era conocido dentro ni había mostrado descontento. Por eso nos sorprende, sobre todo porque lo ha llevado oculto.

-Quizá también ha tenido algo que ver la posición de la AVT contra la negociación con ETA, el cierre de la investigación del 11-M o las críticas a Peces-Barba...
-Por lo que dice Broseta, parece que representa a un grupo respaldado por el propio Peces-Barba. Aunque él lo niegue, con el tiempo se sabrá toda la verdad.

-Broseta argumenta que quiere despolitizar la AVT y adecuar las actuaciones de la asociación al proceso de paz para convertir a las víctimas en interlocutores válidos. ¿A qué le suena?
-Es el mismo discurso que han utilizado las asociaciones que han apoyado al Gobierno y al Alto Comisionado durante este tiempo.

-¿Ve alguna mano negra oculta en esta candidatura con el objetivo de desactivar las críticas de la AVT a los movimientos del Gobierno?
-Totalmente. Se pretende desactivar el obstáculo que tiene el Gobierno en la AVT, la única organización que ha movilizado a millones de personas en la calle en contra del proceso de rendición con la banda terrorista ETA. Además, saben que no se lo vamos a poner fácil en los próximos meses. Vamos a seguir denunciando, y eso no les gusta.

-¿Está politizada la actual AVT?
-Hemos demostrado sobradamente que no somos partidistas, pero decir que lo somos es la estrategia que utilizan los que pretenden estrechar la mano de los terroristas para deslegitimarnos.

-¿Cómo afectaría a este «proceso de paz» un cambio de rumbo radical en la estrategia de la AVT?
-Sería tremendo. Antes de que los nuevos responsables se diesen cuenta de lo que tienen entre manos, el Gobierno aprovecharía la situación para dar pasos agigantados hacia la legalización de Batasuna y la impunidad de la banda terrorista.

-¿Qué puede ocurrir en la asamblea?-La clave es que asistan muchos socios a la asamblea así se podrá ver que la mayoría respalda nuestra actuación. Si van pocos, es muy probable que esté en juego la continuidad de esta junta directiva.

En primera persona
El 11 de diciembre de 1987, ETA colocó un coche bomba en el cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza que mató, entre otros, a su hermano Ángel y a sus dos sobrinas, Esther y Miriam, de tres años. Aquel acto brutal le cambió la vida. Vive en Jaén, donde nació y donde tiene una clínica de implante de cabello, pero desde hace dos años, se pasa media vida en Madrid. De todo este tiempo, se siente especialmente orgulloso del apoyo de las víctimas y del respaldo de la sociedad.

VENDRELL PODRÍA SER ACUSADO DE COACCIONES Y EXTORSIÓN
Los trabajadores que recibieron las cartas de ERC denuncian ante el juez despidos y llamadas para obligarles a pagar
El proceso abierto por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para investigar el asunto de las cartas de ERC continúa con la citación de nuevos trabajadores que recibieron las misivas para obligarles a ceder parte de su sueldo a los republicanos. Todos ellos son empleados temporales de consejerías gobernadas por los republicanos y que, en ningún caso, militaban en el partido. Los trabajadores están denunciando cartas intimidatorias, numerosas llamadas telefónicas y despidos improcedentes por cederse a pagar la cuota. Xavier Vendrell, el responsable de los envíos, podría ser acusado de delitos de coacción y extorsión.
Europa Press Libertad Digital 13 Mayo 2006

Las nuevas citaciones se producen después de que los Mossos d'Esquadra hayan interrogado a lo largo de esta semana a varios trabajadores. Uno de los perjudicados, David Brunet, que ocupa un cargo en la empresa Turismo Juvenil de Cataluña, fue despedido en marzo por no pagar, según explicó el miércoles durante su declaración en la Fiscalía. Oficialmente, el motivo del despido fue la finalización del servicio que prestaba, aunque, tras conocerse dicha decisión, unos 60 trabajadores temporales y funcionarios de la empresa y de la Secretaría General de Juventud, adscrita a la consejería de Bargalló. Durante el encuentro, Anguera reconoció que el despido de Bruguet se llevó a cabo porque no había pagado las cuotas a ERC.

Los afectados decidieron escribir una carta en la que explicaban lo que acababan de oír y criticaban el despido. Brunet entregó una copia de dicho escrito a los Mossos el pasado miércoles, que puede constituir una prueba de cargo. Por ello, es posible que la Fiscalía cite a declarar a algunos de los firmantes de la carta. El trabajador, por su parte, fue readmitido unas semanas después con las mismas funciones y sueldo.

La Fiscalía abrió diligencias el pasado 29 de marzo, días después de que salieran a la luz algunas cartas en las que Vendrell insinuaba que el impago de esta cuota de partido podía comportar la rescisión de puestos de trabajo. En el transcurso de la investigación se decidió llamar como testigos a unos cien funcionarios que recibieron la carta financiera, los cuales empezaron a declarar el lunes.

Si de estas declaraciones se desprende que ERC exigió una parte del sueldo a estos trabajadores para su financiación, sin que fueran militantes ni cargos designados por el partido, la Fiscalía podría citar a declarar a Xavier Vendrell, ya que estos hechos podrían constituir un delito de coacciones o extorsión y él fue quien firmó las cartas en condición de secretario de Organización y Finanzas de ERC.

Vicepresidencia creará 99 'galescolas' para menores de tres años
La creación de 99 nuevas escuelas infantiles públicas en Galicia elevará al 23,4 por ciento la tasa de cobertura en niños de 0 a 3 años a finales del próximo año. Este porcentaje supera en casi 10 puntos el actual, ya que, a finales de 2005, sólo el 14,3 por ciento, de los 60.146 niños menores de 3 años que había en la comunidad, tenían plaza en un centro infantil público. Este anuncio fue hecho ayer por el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, durante la presentación en Santiago de la red gallega de escuelas infantiles Galescola . Quintana también explicó que estos nuevos centros se construirán en lo que queda de 2006 y a lo largo de 2007 y la inversión final ascenderá a 29 millones de euros.
AGENCIAS SANTIAGO El Ideal Gallego 13 Mayo 2006

Anxo Quintana anunció que la comunidad aumentará en un 63,8% las plazas en escuelas infantiles, en el período 2006-2007, con la apertura de 99 centros en las cuatro provincias gallegas y 5.490 plazas para niños de cero a tres años.

Durante la presentación del proyecto Galescola , Quintana subrayó que su departamento destinará más de 29 millones de euros para poner en marcha este plan que tiene como objetivo imprimir calidad al sistema de escuelas infantiles de Galicia. Hoy enterramos el concepto de guardería y punto de atención para poner en marcha un sistema homologado en todas las escuelas infantiles del país , indicó.

Provincias > Para ello, la Xunta pondrá en marcha 32 escuelas en la provincia de A Coruña, a las que destinará 10 millones y creará 1.917 plazas; 32 en Pontevedra, con 10 millones y 1.872 plazas; 18 en Ourense, con 4,5 millones y 949 plazas y 17 en Lugo, con 4,4 millones y 772 plazas. En total, los casi 100 centros crearán un empleo directo a no menos de 990 personas .
En este sentido, Quintana destacó que aunque los estudios realizados apostaban por construir las nuevas escuelas infantiles, principalmente, en Pontevedra y A Coruña; la Vicepresidencia hizo un esfuerzo para equiparar las provincias del interior con las atlánticas e impulsar el reequilibrio territorial .

De esta forma, y en el plazo de año y medio, destacó que Galicia se situará en el 23% de la cobertura de escuelas infantiles, tras experimentar un incremento del 63,8% en sus plazas. No obstante, este proyecto no será suficiente para alcanzar el 33% de media que marcan los parámetros de la UE, aunque en algunos puntos superaremos esta media , apuntó.

Ayuntamientos > Quintana reclamó la participación de los ayuntamientos en un consorcio en el que ya está integrada la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp). Por ello, y ante numerosos alcaldes gallegos, entre los que se encontraban el de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores y el de Allariz, Francisco García, realizó un llamamiento a la cooperación entre la Administración autonómica y la local.

Asimismo, reclamó socios entre el mundo empresarial para poner en marcha escuelas infantiles en aquellas factorías y empresas con más de 400 personas. Para ello necesitamos su disposición y apoyo , indicó.

También precisó que Vicepresidencia colaborará con el Sergas para abrir escuelas infantiles en todos los centros hospitalarios dependientes de la red sanitaria gallega.

El vicepresidente destacó que Galescola se convertirá en un marco de garantía y educará siguiendo los parámetros del Plano Xeral de Normalización da Lingua Galega(Pxnlg). Serán escuelas gallegas y en gallego que educarán en tolerancia, respeto e imaginación y con un claro compromiso con la gente del país , apuntó.

Además, indicó que el nuevo sistema servirá para acabar con una situación en la que había una división de gallegos de primera y de segunda , apuntó. Por ello, destacó que Galescola será un proyecto de equilibrio . En el acto, que comenzó con retraso y con cambios para ubicar a los invitados, también participó la secretaria xeral de Igualdade, Carmen Adán, quien abogó por un espacio integrador y multicultural .

Gallegos de tercera
Nota del Editor 13 Mayo 2006

"Serán escuelas gallegas y en gallego que educarán en tolerancia, respeto e imaginación y con un claro compromiso con la gente del país, apuntó." y los castellano-hablantes, de carnaza para los leones, ciudadanos de tercera. Eso que España ha firmado el tratado de derechos humanos donde se reconoce el derecho a la lengua materna.

LOS ENIGMAS DEL 11-M
25: Puro teatro
Por Luis del Pino Libertad Digital 13 Mayo 2006

En torno a las seis de la tarde del sábado 3 de abril, los GEO recibían la orden de acudir a su base para equiparse y dirigirse a Leganés, donde los presuntos terroristas del 11-M estaban rodeados por la Policía desde hacía unas horas. Entre aquellos presuntos terroristas se encontraba Serhane Farket, El Tunecino.

Es precisamente a esa hora, concretamente a las 18:05, cuando en el periódico ABC se recibía un fax manuscrito en idioma árabe, cuyo texto traducido decía:
--------------------------------------------------------------------------------
En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso
COMUNICADO
Dios, el Altísimo, dijo: "Pero si rompen algún juramento después de haberse comprometido e injurian vuestra práctica de Adoración...Entonces combatid a los dirigentes de la incredulidad. Realmente para ellos no existen juramentos. Tal vez desistan. ¿No lucharéis contra una gente que rompe sus juramentos y que se ha propuesto expulsar al Mensajero, y fueron ellos los primeros en empezar? ¿Vais a temerlos? Dios es más digno de ser temido, si sois creyentes. Combatidlos, Dios los castigará por medio de vuestras manos y los humillará, os dará la victoria sobre ellos, y curará los corazones de la gente creyente. Y apartará la ira de sus corazones. Dios se vuelve sobre quien El quiere. Dios es Conocedor y Sabio".
Versículos 13-15 de la Surah (Azora) Al Tawba.

Toda alabanza y las gracias a Dios que fue fiel a su compromiso cuando apoyó a sus soldados y venció a los coaligados. Después de que el gobierno español siga con sus injusticias contra los musulmanes, enviando nuevas tropas a Irak y a Afganistán. Tras haberos demostrado que somos capaces de golpearos de nuevo después de los benditos golpes del 11 de marzo, puesto que pusimos explosivos en las vías del tren de alta velocidad cerca de Toledo, y que pudimos hacer explotar los trenes que pasaban por allí durante la tarde del jueves pasado y por la mañana del viernes, pero no lo hicimos. Porque nuestra intención sólo era avisaros e informaros de que somos capaces, con el permiso de Dios, de golpearos cuando y donde queramos.
Informamos -Brigada de la muerte- del cese de la tregua anterior, y damos al pueblo y al gobierno españoles el plazo hasta el medio día del domingo 04-04-2004 para que se acepten nuestras peticiones legitimas, que son las siguientes:
La retirada inmediata y completa de vuestras tropas de Afganistán y de Irak y el compromiso de no volver allí. El cese del apoyo a los enemigos de la nación musulmana -Estados Unidos y sus aliados- contra el Islam y los musulmanes. Y si no lo hacéis, será la guerra entre vosotros y nosotros, y lo juramos por Dios el Poderoso que convertiremos vuestro país en un infierno y que vuestra sangre fluirá como ríos. Esto se considera como el último aviso de nuestra parte al pueblo español y a su gobierno.
Que Dios apoye a los que le apoyan y les de la victoria, Allah es Fuerte y Poderoso.
Y que la paz esté con los que sigan el buen camino.

ABU DUJANA EL AFGANI
GRUPO ÁNSAR EL QAEDA EN EUROPA.
BRIGADA DE LA MUERTE.
Sábado 03-04-2004
--------------------------------------------------------------------------------

Tras una primera lectura del comunicado, uno no puede evitar la sensación de que nos enfrentábamos a unos fanáticos islámicos dispuestos a todo con tal de conseguir sus objetivos, por lo que no resulta de extrañar que tres horas después de enviar este fax se hicieran explotar en aquel piso, llevándose por delante la vida de uno de esos GEO que se dirigían hacia su base a la misma hora en que el fax salía hacia el periódico ABC.

Sin embargo, al poner ese comunicado en el contexto de los acontecimientos, se ve en seguida que hay algo que no cuadra en la escena. Repasemos los hechos:
Antes del 30 de marzo, las investigaciones policiales se habían llevado con relativa discreción, sin hacer pública, hasta después de producirse su detención, ni la identidad ni la fotografía de ninguna de las personas investigadas. Sin embargo, el 30 de marzo se dicta una orden de busca y captura de varios de los presuntos terroristas, entre ellos El Tunecino y otros cuatro de los suicidas de Leganés, difundiendo a través de los medios de comunicación sus fotografías.
El 2 de abril, esos terroristas que están en busca y captura ponen en las vías del AVE un artefacto simulado, que estaba preparado para no estallar y llamaba lo suficiente la atención como para ser detectado fácilmente.
El 3 de abril, a eso de las dos de la tarde, se presentan las primeras unidades policiales en el piso y los terroristas quedan sometidos a un cerco que se prolongaría hasta la explosión del inmueble, ocurrida a las 9 de la noche.
Y es en esas circunstancias, a las seis de la tarde, cuando los terroristas deciden mandar al ABC un fax donde dicen que lo del AVE era un aviso y exigen al gobierno español que se retire de Afganistán antes de las 12 de la mañana del día siguiente.
No me digan que no es maravillosa la sangre fría de estos individuos ¡Esos terroristas en busca y captura, que están encerrados en un inmueble rodeado por la Policía, se permiten el lujo de amenazar al gobierno con tomar represalias si no se accede a sus exigencias en menos de 24 horas! En términos del mus, eso es lanzar un órdago a la grande con cuatro pitos y siendo postre.

La primera pregunta que a uno se le ocurre es ¿quién envió ese comunicado y desde dónde? Los análisis grafológicos incluidos en el sumario revelan que ese fax manuscrito fue redactado por El Tunecino: es su letra la que allí aparece. Por tanto, si El Tunecino redactó ese fax, si el fax se envió a las seis de la tarde y si a esa hora El Tunecino estaba rodeado en el piso de Leganés por la Policía, la opción más lógica es que el fax se enviara desde ese propio piso rodeado. Sólo hay un problema a este respecto: en el piso de Leganés no había ninguna máquina de fax.




No estamos hablando de un texto de fax cualquiera, sino de un manuscrito, por lo que sólo existen dos opciones para enviarlo: o se manda con una máquina de fax, o se digitaliza el documento, se introduce en un ordenador y se envía desde ahí. El problema es que en Leganés tampoco se encontró ningún aparato digitalizador que hubiera permitido enviar el fax desde un ordenador. Por tanto, parece imposible que El Tunecino enviara ese fax desde Leganés.

Pero entonces, ¿quién lo envió? ¿Cómo y cuándo hizo llegar El Tunecino ese texto manuscrito (redactado ese mismo sábado) a una persona para que lo enviara desde el exterior? ¿Preparó ese fax por la mañana y le encargó a otra persona que lo enviara? ¿Para qué? ¿Es que esperaba no poderlo enviar él mismo?

Esas exhaustivas investigaciones

No hace falta ser Perry Mason ni Hercules Poirot para deducir cuál hubiera sido el siguiente paso lógico en las investigaciones: averiguar desde qué teléfono se había enviado el fax al ABC. Para ello, no había más que pedir a la compañía telefónica el listado de llamadas entrantes al ABC a lo largo de aquel 3 de abril y ver desde qué número se hizo una llamada a la línea de fax a las 18:05. Sin embargo, lo sorprendente es que la Policía no solicitó a la compañía telefónica el listado de llamadas entrantes a la línea de fax del periódico ABC ¡hasta el 9 de marzo de 2005!, casi un año después de los atentados, y sólo hizo esa petición después de que el juez Del Olmo preguntara desde dónde se había enviado ese extraño fax.

Personalmente, es uno de los aspectos que más me desconciertan. Unos terroristas matan a un compañero policía al hacer explotar aquel piso, y la Policía ni siquiera se molesta, hasta un año después, en tratar de averiguar desde dónde enviaron ese fax los terroristas. ¿Ustedes lo entienden?

Teniendo en cuenta que es imposible que se enviara desde dentro del piso, ese fax sólo podría indicar (aceptando la versión oficial de los hechos) que algún otro terrorista, quizá el cerebro del grupo, estaba fuera del piso y en libertad. ¿No tenía interés la Policía en averiguar desde dónde se había realizado esa comunicación?

Pero lo más peregrino es que, dos años después de los hechos, el auto del juez Del Olmo sigue sin decirnos desde qué número se envió el fax al ABC. Por lo menos, el reciente auto de procesamiento no recoge esa información. Lo cual, supongo, significa que la Policía sigue sin comunicar al juez cuál es ese número misterioso.

El segundo fax
Sin embargo, existen otros datos que hacen surgir todavía más dudas. Porque lo cierto es que aquella tarde del 3 de abril los presuntos terroristas no enviaron un solo fax, sino dos.

A las seis de la tarde, una telefonista de Telemadrid que responde a las iniciales M.C.C.P. recibió una llamada de un hombre "con acento árabe afrancesado" que preguntó literalmente "Si han recibido un fax", por lo que la telefonista pasó la comunicación a la redacción de informativos. La llamada provenía, como luego se vio, del número 915606753.

A las 19:30, la misma telefonista volvió a recibir una llamada de la misma persona y desde el mismo número. Esa vez, su comunicante le dijo: "Llamo en nombre de Al-Qaeda y en el número 915128300 he enviado un fax escrito en árabe y que por qué no lo leen".

El número 915128300 es una línea de fax de Telemadrid. La telefonista acudió a la redacción de informativos a buscar el fax, pero no lo encontró allí, así que junto con el encargado de informática revisaron el ordenador donde se reciben los faxes, viendo que, efectivamente, se había recibido un fax en blanco. El sistema informático tenía también registrado el número de serie del fax de origen, que era el REC406F05B52D73.

Curiosamente, la telefonista que recibió estas dos llamadas es la misma que recibió la famosa llamada el 13 de marzo en la que se anunciaba la colocación de una cinta de vídeo en una papelera cercana a la mezquita de la M-30. Curiosamente también, esta telefonista había nacido en Tánger, por lo que pudo reconocer fácilmente el "acento árabe afrancesado".

Esas exhaustivas investigaciones (segunda parte)
En este caso de Telemadrid, la Policía sí determinó cuál era el número desde el que se había llamado a la centralita: el 915606753. Y también determinó que ese número se corresponde con una cabina telefónica situada en Antonio López 33, piso bajo. Se trataba de una cabina dotada, precisamente, de funcionalidad de envío de fax. Así que la Policía concluyó que era desde allí desde donde se había enviado aquel fax en blanco.

Recapitulemos un poco. Tenemos, entonces, que a las seis de la tarde de aquel 3 de abril alguien envió dos faxes: uno al periódico ABC y un segundo a Telemadrid, aunque éste se recibió en blanco. En el ABC, nadie recogió ese fax de la máquina hasta el día siguiente, según consta en la declaración ante el juez del jefe de la sección nacional del periódico. En Telemadrid, el misterioso comunicante con acento árabe afrancesado volvió a llamar a las 7:30 para preguntar que por qué no leían el fax. Imagínense ustedes la escena: ¡todo un portavoz de Al-Qaeda completamente frustrado porque nadie le hace caso!

Sin embargo, de nuevo quedan flecos que la investigación policial parece haber obviado. En primer lugar, de estos datos se desprende que quien envió los faxes estaba fuera del piso de Leganés, así que la pregunta vuelve a ser la misma: ¿cómo se pudo enviar al ABC un manuscrito de El Tunecino, que estaba rodeado en aquel piso de la C/ Carmen Martín Gaite?

En segundo lugar, todos los presuntos terroristas del 11-M, y en particular los suicidas de Leganés, eran marroquíes, argelinos o sirios. Se supone que tendrían acento de sus respectivos lugares de origen. ¿De dónde sale entonces eso del acento árabe "afrancesado"? ¿Es que no era un verdadero árabe el que llamó? ¿O es que alguno de esos acentos suena “afrancesado”?

En tercer lugar, existe en los informes policiales una ambigüedad que parece no resuelta. Una cosa es el teléfono desde el que se hizo la llamada a la centralita de Telemadrid (el 915606753) y otra cosa es el teléfono desde el que se enviara el fax. Ambos teléfonos no tienen por qué coincidir. ¿Qué averiguaciones se hicieron para ver que, en efecto, la llamada y el fax se habían hecho desde el mismo número?
 




Porque lo cierto es que resulta imposible que aquel fax se enviara desde esa cabina telefónica de la C/ Antonio López. Esas cabinas permiten enviar faxes, sí, pero el texto del fax debe introducirse mediante un teclado, escribiendo letra a letra, como los mensajes SMS. ¿Me puede alguien explicar cómo puede enviarse un texto en árabe (que es lo que el comunicante dijo que envió) utilizando las teclas del alfabeto latino? Siento verdadera curiosidad. En Libertad Digital hemos hecho la prueba en la misma cabina, la que aparece en la foto. No hay forma de introducir un folio manuscrito, ni hay una boca para insertar un disco, ni un puerto USB desde el que descargar un fichero. Lo que le llega al destinatario es esto:


La cinta

Pero el remate de la jugada es un informe pericial del que el juez Del Olmo no hace ni mención en su último auto. El 6 de abril, funcionarios de la Brigada Provincial de Información de Madrid se personaron en las dependencias de Telemadrid y recogieron la cinta donde estaban grabadas las conversaciones de la centralita, entregándosela a la Policía Científica para que realizara el correspondiente análisis de la voz de aquel comunicante que dijo hablar en nombre de Al-Qaeda. El objetivo era, por supuesto, identificar a ese hombre que habló "con acento árabe afrancesado".

Lo más sorprendente de todo es el resultado de aquel análisis: al examinar la grabación, la Policía Científica no encontró ni una sola voz de hombre en ninguna de las dos caras de la cinta. Decididamente, la realidad supera a la ficción en todo lo que respecta a la investigación del 11-M.

Conclusiones en forma de preguntas

¿Qué significa todo este cúmulo de despropósitos? Evidentemente, ninguno de los suicidas de Leganés envió aquellos faxes ni efectuó esas llamadas a Telemadrid. Por tanto, ¿quién lo hizo? Sabemos desde qué número se realizaron las llamadas a Telemadrid, pero no sabemos desde cuál se enviaron los faxes. ¿Por qué la Policía le dice al juez que esos faxes se enviaron desde una cabina donde es imposible mandar un texto en árabe ni un manuscrito? ¿Cómo es posible que en la cinta grabada en la centralita de Telemadrid no aparezca la voz de ese supuesto portavoz de Al Qaeda? ¿Qué hay en el lugar donde esa voz debería aparecer? ¿Hay algo grabado en la cinta de Telemadrid en el lugar donde debería estar la comunicación de ese hombre "con acento árabe afrancesado"? ¿Se ha borrado esa voz o no se llegó a grabar?

Y, ya puestos, otra pregunta más, que surge al calor de ese análisis de la cinta. Si las comunicaciones del 3 de abril quedaron registradas en una cinta, ¿quiere eso decir que la llamada a Telemadrid del 13-M en la que se anunciaba la existencia de un vídeo de reivindicación también quedó grabada? ¿Dónde está entonces la cinta correspondiente, que no aparece en el sumario?

¿Estamos, simplemente, ante otro episodio más de ese inmenso teatro llamado Leganés?

En el siguiente capítulo: Las llamadas

LUIS DEL PINO: ‘Los enigmas del 11-M. ¿Conspiración o negligencia?’
Minuto Digital 13 Mayo 2006

Libros Libres, Madrid, 2006, 193 págs. 15 €.

Luis del Pino, ingeniero de telecomunicaciones, es uno de los principales investigadores de los atentados del 11-M, que cuenta con los datos oficiales pero libre de las consignas y de los intereses que constriñen a los funcionarios policiales y judiciales. Sus descubrimientos, que a fin de cuentas consisten en exponer las contradicciones del sumario, aparecen en las radios CityFM y COPE y en LibertadDigital. La editorial Libros Libres ha publicado sus principales descubrimientos en un libro capital para tratar de entender el atentado más importante de la convulsa vida política española desde el asesinato del general Prim.

Aunque el juez Del Olmo acaba de comunicar el auto de procesamiento de sólo 29 de los 116 detenidos por el 11-M, de los que nueve son españoles y once delincuentes habituales, y lo están analizando cientos de personas, el libro mantiene interés, porque las principales preguntas siguen sin responderse.

¿Qué es la mochila de Vallecas, que permite localizar a los cinco detenidos el sábado 13 de marzo de 2004?, ¿cuándo aparece entre los bultos recogidos de uno de los trenes destrozados? Los principales detenidos por la Policía española, ¿son peligrosos terroristas islámicos o rateros y confidentes policiales? ¿Había relaciones entre ETA y los presuntos autores de los 192 asesinatos? Los policías que investigaron los atentados los primeros días, ¿dieron al Gobierno del PP una información profesional y veraz? ¿Hay declaraciones contradictorias de los policías ante el juez?

Cualquier español atento a las informaciones que publican los escasos medios independientes y atrevidos que quedan en España ha llegado ya a la misma conclusión que Luis del Pino: “casi todo lo que nos contaron sobre el 11-M desde un principio es, lisa y llanamente, mentira. Es mentira que la mochila de Vallecas proviniera de los trenes; es mentira que los principales sospechosos de la autoría material de los atentados fueran islamistas; es mentira que el 11-M fuera una represalia de Al Qaeda por nuestra participación en la guerra de Irak”. La investigación del 11-M, afirma rotundo uno de los españoles que más están haciendo por darnos la verdad, “acaba de empezar”.

Este libro es una magnífica vía para andar los primeros pasos en el bosque del 11-M y seguir siendo ciudadanos libres.

Pedro Fernández Barbadillo Profesor del Instituto de Humanidades Ángel Ayala-CEU, de la Universidad San Pablo-CEU
Recortes de Prensa   Página Inicial