AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 8 Junio  2006
Proceso de rendición
Incitar al terrorismo
GEES Libertad Digital 8 Junio 2006

El efecto más perverso de la negociación política que Rodríguez Zapatero ha iniciado con ETA es el incentivo que el proceso abierto puede tener para otros grupos terroristas potenciales o ya implantados en nuestro país. Si el presidente del Gobierno cede al chantaje al que ETA le somete, habrá otros grupos, tanto de dentro como de fuera de España, que buscarán obtener ventajas políticas del previo uso de la violencia terrorista.

En la historia reciente de España han existido ya de hecho otros grupos terroristas, además de ETA, que han utilizado la violencia como arma política para conseguir sus fines políticos. Así, el GRAPO reapareció recientemente asesinando en Zaragoza a un empresario. Otras organizaciones terroristas de corte secesionista han existido también en Galicia, Cataluña o Canarias. Rodríguez Zapatero estará así incentivando la reaparición de estos grupos independentistas radicales de carácter violento que verán posible arrancar concesiones políticas al Gobierno a través de tomar nuevamente las armas.

La situación es especialmente preocupante en Cataluña, donde el juego irresponsable de Zapatero ha crispado tanto a la sociedad catalana que ya son habituales las agresiones físicas por parte de grupos de independentistas violentos a los catalanes que no comparten el credo nacionalista. Hasta ahora, los secesionistas catalanes podían presumir de haber conseguido ellos más con la política que los soberanistas vascos con la violencia. Pero si Zapatero cede en cuestiones clave como la autodeterminación, la conclusión que sacarán estos grupos radicales es que al final la violencia es más rentable que la política.

La principal amenaza, sin embargo, es que el terrorismo yihadista que se encuentra firmemente asentado en nuestro país pueda interpretar esta negociación frente a ETA como un gesto de debilidad del Gobierno. En esas circunstancias, los yihadistas podrían pensar que con una nueva campaña de atentados es posible negociar con Zapatero la retirada de las tropas de Afganistán, la impunidad para los terroristas islamistas encarcelados en nuestras prisiones o incluso la instauración de una república islámica en parte del territorio español.      GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Nacionanimalismo
Ciutadans Periodista Digital 8 Junio 2006

A P. Jacas.

Durante dos días, he estado observando cómo la muchachada nacionalista ha pegado un bote de sus mal ventiladas literas para recrearse en los efectos de la agresión y la humillación a la que sometieron a Arcadi Espada y a las personas que le acompañaban el pasado lunes en Gerona.

Mi amiga y compañera Teresa Giménez Barbat escribió una novela estupenda titulada Polvo de Estrellas, con la que a través de sus personajes enfrenta el saber frente al creer. Durante estos dos días he pensado mucho en ella. También, porque Teresa Giménez ya vivió en primera persona el anterior boicot de los mismos maulets en la misma ciudad y con la misma permisividad de los Mossos. Fue hace sólo seis meses y junto a Albert Boadella y Francesc de Carreras presentaba un manifiesto en el que pedían un nuevo partido político para Cataluña. Y qué ritmo lleva Ciutadans, que seis meses después organiza actos de campaña para el referéndum, mal que les pese a los maulets.

Más amigos. Me escribía uno de los de toda la vida esta mañana, preocupado, triste, cariñoso: “No comprendo, ni comprenderé, ni quiero comprender a quien tiene miedo de las palabras de los demás”. Creo que mi querido amigo ha dicho algo muy importante, y lo ha dicho con el buen gusto que le es característico.

Es común escuchar comentarios del tipo "no emplear la violencia para defender las ideas". Yo misma lo habré dicho con alegre comodidad en infinidad de coloquios informales. Tras el acoso que sufrieron mis compañeros en Gerona, pero muy especialmente tras contemplar las reacciones que ha suscitado, he comprendido muy seriamente hasta qué punto la forma de distinguir entre una idea de un sentimiento, de la fe o incluso de un ardor de estómago, es la no necesidad táctica de defenderla mediante la violencia y las mentiras.

Cuidándome del olor a sudor y pipas que dejan en el blog de Arcadi Espada los jóvenes independentistas en extásis patriótico, he tratado de buscar algún argumento que llevarme a la boca. Para triturarlo, claro está. Pero ha sido un fracaso. Nada por aquí, nada por allá. Como aquél que se daba manotazos en la cabeza, con la lengua fuera: “Es mentira que le metieran mano a una, es mentira que le metieran mano a una”. Ni siquiera han hecho uso de las leyendas rurales con las que adornan su vulgar delincuencia. Y confieso que me da demasiada pereza discutir con alguien que miente a sabiendas, y en esos casos despacho la mentira con terceros.

Hablando de reacciones, qué triste es que hayamos tenido que ver cómo han equiparado la actividad de Ciutadans de Catalunya con la actividad de los maulets. Las ideas al mismo nivel que la nada. Y la democracia al mismo nivel que la violencia. Y lo más triste es que no las hemos encontrado en un adolescente borderline o en una pintada en la puerta de un baño público. Sino en algunos medios de comunicación y en las declaraciones de algún político catalán.

Frente a la denigrante comitiva que siguió a Arcadi Espada y a sus acompañantes por el casco antiguo de Gerona, la dignidad de no necesitar comportarse como un animal. Y frente a las mentiras de los Mossos… despachemos con terceros.

Verónica Puertollano

Lo oficial y lo real
MANUEL JIMÉNEZ DE PARGA ABC 8 Junio 2006

... Se hablan lenguajes diferentes. Se plantean por los gobernantes problemas falsos, que no interesan en la calle. Una representación política inadecuada no acorta las distancias entre los que mandan y los ciudadanos...

NO gustó a los gobernantes de la época un comentario mío en el semanario «Destino» de fecha 24 de junio de 1967. La sanción, terminante, severa, no se hizo esperar. Recordaba yo allí la tesis de Ortega sobre el contraste entre la España oficial y la España real. El maestro había escrito en 1914: «Dos Españas que viven juntas y son perfectamente extrañas: una España oficial que se obstina en prolongar los gestos de una edad fenecida, y otra España aspirante, germinal, una España vital, tal vez no muy fuerte, pero vital, sincera, honrada, la cual, estorbada por la otra, no acierta a entrar de lleno en la Historia».

Lo que yo no imaginé, al recibir el castigo gubernamental, es que en 2006, bajo un régimen democrático, la España real continuaría divorciada de la España oficial. Sin embargo, y por distintos motivos, se mantiene la deplorable separación.

Durante el franquismo el divorcio era explicable por la falta en aquel régimen de instrumentos de representación popular. Se hacía y deshacía en las alturas sin tener en cuenta lo que los ciudadanos opinasen. En verdad no éramos ciudadanos, sino súbditos, y esta condición se parecía bastante a la considerada por Ortega en 1914, aunque aparentemente esta última no fuese una dictadura.

Pero en 1978 los españoles nos dimos una Constitución con instituciones representativas y amplias libertades públicas. El lector del gran texto jurídico-político llega a la conclusión de que en nuestra Nación han desaparecido los súbditos y que las autoridades se comportarían en consonancia con lo que piensen y deseen los ciudadanos. ¿A qué se deben, entonces, esas dificultades para la identificación de gobernantes y gobernados que define la auténtica democracia?

La respuesta a la cuestión, muy complicada, tiene que ser compleja y matizada. Me limitaré a apuntar alguno de los componentes de una posible interpretación del hecho que nos preocupa.

Creo, en primer lugar, que la ley electoral no sirve para que la representación en las Cortes sea una imagen fiel de la realidad social. Unas minorías nacionalistas, operantes sólo en unos territorios de extensión relativamente pequeña, imponen sus decisiones a la gran mayoría de españoles que habitan en la mayor parte del país. Con este handicap, que genera la legislación electoral, el bipartidismo no puede funcionar correctamente. El partido de dimensiones nacionales que obtiene una mayoría relativa en las urnas ha de someterse a uno o varios partidos pequeños. Se llega así a la situación disparatada en la que con unos pocos miles de votos se domina la escena.

Esta escena oficial no es reconocida como la adecuada por millones de votantes, sean de uno o sean de otro de los grandes partidos. ¿Es que han de contar menos diez millones de apoyos que los sufragios de trescientos mil? Comienza el divorcio a los pocos días de los comicios, cuando se establecen las alianzas para poder gobernar. Lo oficial no es ya lo real.

Otro factor que contribuye actualmente al contraste entre la España oficial y la España real, a pesar de lo que se prometió en la Constitución de 1978, es el doble lenguaje que utilizan muchos de los políticos profesionales. En privado, o cuando no se trata de decidir, se mantienen unas opiniones que luego son desmentidas, o contradichas, en el momento de pronunciarse públicamente y con efectos trascendentales. El ciudadano libre de compromisos partidistas rechaza esa forma de proceder. La denominada «clase política» pierde día a día prestigio, hasta caer en el descrédito.

La España oficial no es tampoco, por este motivo, la España real. Y así como la reforma de la ley electoral es una operación difícil, pero realizable el día en que se pongan de acuerdo los representantes de la mayoría de los ciudadanos, la eliminación del doble lenguaje, como vicio arraigado, va a ser una tarea ardua que hemos de contemplar sin demasiadas esperanzas de éxito.

Un tercer motivo de distanciamiento entre lo oficial y lo real tiene una explicación en el menosprecio de la fuerza movilizadora de los símbolos. El símbolo es un factor de cohesión interna, que facilita la aproximación de gobernantes y gobernados.

Si la España oficial infravalora los símbolos, el ciudadano medio, el que hace su vida sin apenas inquietudes políticas, no se integra en el conjunto. La identidad nacional sale reforzada con la utilización de los símbolos de la misma. Resulta especialmente preocupante que los gobiernos no insistan en la fuerza movilizadora de los símbolos.

Mal camino se toma cuando no se da importancia a la supresión de la bandera española en ciertos edificios oficiales, o cuando se elimina el himno nacional en ceremonias solemnes. La integración en un grupo requiere una expresión simbólica. Obligada es la cita de Cassirer, con su doctrina acerca del papel importantísimo que los símbolos juegan en la vida social. El hombre, a diferencia del animal, no vive en el mundo de los hechos crudos y solamente al compás de sus necesidades y deseos inmediatos, sino que vive además y principalmente en un mundo de símbolos. «El lenguaje, la religión, el arte, la política, los grupos sociales, constituyen parte de ese mundo simbólico, forman los diversos hilos que tejen la red simbólica. El hombre no se enfrenta con la realidad de un modo inmediato y directo; no suele verla cara a cara. Se ha envuelto a sí mismo en formas lingüísticas, en imágenes artísticas, en símbolos, de tal manera que ve las cosas a través de la interposición de esa urdimbre simbólica».

El comportamiento político de los ciudadanos, en efecto, resulta influido extraordinariamente por los símbolos de la comunidad a que pertenecen. Si los símbolos de la unidad (bandera, himno) son arrinconados, o eliminados incluso, los políticos pueden marchar por una senda distinta de la que cotidianamente recorren los ciudadanos. Las preocupaciones de unos y otros son distintas. La escala del Gobierno (reformas constitucionales y estatutarias, reinvención de la II República) no coincide con la escala de las preocupaciones populares (el paro, el coste de las viviendas, la inmigración).

Se hablan lenguajes diferentes. Se plantean por los gobernantes problemas falsos, que no interesan en la calle. Una representación política inadecuada no acorta las distancias entre los que mandan y los ciudadanos. El doble lenguaje en las alturas produce desencanto, colma el vaso de la desilusión. Lo oficial no es lo real.

MANUEL JIMÉNEZ DE PARGA
de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas

Los coletazos del Estado de Derecho
EDITORIAL Libertad Digital 8 Junio 2006

Crecidos por la determinación del gobierno del 14-M a la hora de seguir comprando a ETA las dosis del anestésico con el que llegar hasta las próximas elecciones, sus representantes batasunos, tras una breve y condescendiente celebración, han vuelto a hacer uso de esa "legalización de facto" para apremiar a Zapatero y recordarle, una vez más, que no les basta el simple "diálogo político" si no se incluye en esa negociación a Navarra.

Sin embargo, y como un coletazo de ese Estado de Derecho al que ETA y el gobierno del 14-M quisieran ver neutralizado, una orden judicial de Grande Marlaska ha interrumpido esta conferencia de los proetarras que suponía la enésima vulneración de la Ley de Partidos y la enésima evidencia de su intacta insaciabilidad política.

Si indignante es la maquillada amenaza y descarada chulería con la que el proetarra Pernando Barrena se ha dirigido a los "esbirros que van a impedir una vez más que la izquierda abertzale haga propuestas de paz a Euskal Herría", no menos vergonzoso ha sido contemplar cómo la Delegación del Gobierno en Navarra, dándose por aludida, ha corrido a dar explicaciones por lo ocurrido y calificar de "acto estrictamente jurídico" la actuación de la Policía Nacional.

Ciertamente lo es. Aunque las decisiones del juez Marlaska no han alterado todavía la impunidad que, a efectos prácticos, siguen disfrutando los proetarras, no hay que olvidar las brutales presiones al que han sometido a este juez para que haga la vista gorda y ceda a las "circunstancias del proceso de paz", tal y como desde Prisa, la fiscalía y el mismísimo ministro de Justicia le instaron a hacer para evitar el encarcelamiento de Otegi y el resto de delincuentes con los que se van a sentar a negociar –ahora públicamente– los socialistas vascos.

De hecho, el proetarra Barrena ha protestado por la intervención del juez prácticamente con los mismos argumentos con los que el gobierno de Zapatero y su fiscal general presionaron al propio Grande Marlaska para que no encarcelara a Otegi: "No se corresponde en absoluto con los tiempos políticos que está viviendo este país".

Ciertamente, qué tiempos estamos viviendo por no haber podido evitar que tanto los galgos como los podencos del 11-M saquen tajada del gobierno del 14-M.

Negociación con ETA
Los nombres que no son
Cristina Losada Libertad Digital 8 Junio 2006

En los lugares comunes acaban encerrándose comunes engaños. Suele decirse que España y los españoles saben mucho de terrorismo porque llevan padeciéndolo durante cuatro décadas. Sin embargo, es más correcta la proposición contraria: el terrorismo ha sobrevivido durante tanto tiempo porque no se ha sabido combatirlo. Y no en el terreno técnico y policial, sino en el político. Me dirán, y con razón, que la pervivencia de ETA en democracia, no como banda marginal, al estilo del GRAPO, sino como amenaza omnipresente y condicionadora, se explica por los refugios y los colchones de que ha disfrutado: el safe haven de Francia, en otro tiempo; la complicidad de los nacionalistas, siempre; la comprensión de la izquierda, fluctuante. Pero los errores políticos han contribuido de forma decisiva.

La disponibilidad de sucesivos gobiernos a negociar con la banda terrorista, sólo ha podido animar a ésta a continuar su actividad criminal. Es indiferente, para el caso, que a negociar se le llame dialogar, tomar la temperatura o, en el cursi lenguaje zapaterita, mirarles a los ojos. Todos ellos son nombres que no son, como decía en su carta a Patxi López-–uno que no es– la madre de Joseba Pagazaurtundua, Pilar Ruiz Albisu. Los terroristas entienden el verdadero significado de esos eufemismos a la perfección.

No hay precedentes para lo que se trae entre manos ZP. No los hay, porque nunca se había llegado tan lejos en las concesiones políticas que encierra la voladura del marco constitucional, ni en las presiones al poder judicial, ni en el cese de actuaciones policiales, ni en los lametazos cariñosos al entramado terrorista. Ni tampoco en el enmascaramiento de todo ello y en la ocultación de lo que se ha tejido en la oscuridad. Pero el hecho es que un pasado de negociaciones con ETA explica que ahora muchos ciudadanos no rechacen a priori que el gobierno decida sentarse con un grupo terrorista. Y que, a la vez, paradójicamente, no quieran saber nada de satisfacerlo con concesiones.

Pero ha habido otro error político de gran calado en todo esto: la idea de que bastaría unirse todos para que el terrorismo se fuera al rincón del que no habría de salir jamás. El cuento de la unidad. Porque una cosa es declamar a coro condenas al terrorismo y otra querer derrotarlo. Y eso no lo han querido nunca los que desean recoger las nueces del árbol. La "unidad de los demócratas" ha creado otra ilusión. Ha sido otro nombre que no es. Pues no fue la unidad, sino la claridad, la firmeza y la decisión de no darle ni agua al enemigo, lo que puso a ETA contra las cuerdas. Hoy, embisten ZP y los suyos con la unidad, sabedores de que ese mantra tiene su público. Es cierto, quieren la unidad sinceramente. Pero la unidad para que todos juntos, de la mano, y en alegre compañía, vayan por la senda del desistimiento y de la cesión. Si la dirección del PSOE no tuviera en mente, o ya pactadas, contrapartidas inadmisibles, a buenas horas iba a suplicar la complicidad del PP.

Reloj, no marques las horas
Luis del Pino Libertad Digital 8 Junio 2006

24 días le da ETA de plazo a Zapatero para legitimar a Batasuna mediante una mesa de diálogo. Así lo afirma la edición de hoy de Gara. Para entender la gravedad de lo que hablamos, conviene explicar muy claramente por qué esa reunión es un auténtico suicidio del Estado. El problema no es que el PSE se reúna con Batasuna; lo llevan haciendo de manera discreta desde el año 2000, según el propio Otegui (a espaldas, por cierto, del entonces Gobierno). Y nada les impide seguir haciéndolo de esa manera.

Lo que ahora se propone no es una reunión cualquiera, sino una reunión oficial y formal, una reunión con luz y taquígrafos. ¿Y qué problema hay, se preguntará algún lector? Pues que una reunión formal PSE-Batasuna situaría a Batasuna, inmediatamente, ante la opinión pública nacional e internacional, como interlocutor al mismo nivel que el Partido Socialista. Y eso, de rechazo, equivale a reconocer, ante todas las instancias nacionales e internacionales, que en el País Vasco no hay un problema de terrorismo, sino un conflicto político que una negociación política podría resolver. El problema no es la reunión, sino su escenificación. Y lo que se pretende con ella.

A España le ha costado muchos años conseguir que Batasuna fuera incluida en la lista de organizaciones terroristas de los Estados Unidos y de la Unión Europea. Pues bien: un solo gesto de Zapatero va a destrozar de un plumazo todo ese trabajo arduamente conseguido a lo largo de años. Por eso quieren la reunión ETA y Batasuna. Al día siguiente de la reunión, ETA podría decidir, perfectamente, romper la baraja y ya tendría conseguido su primer objetivo político: ¿cuántos años necesitaría España para volver a reconstituir en todo el mundo el consenso sobre el carácter terrorista de Batasuna, después de que el propio gobierno de la Nación haya legitimado a Batasuna como interlocutor de un inexistente conflicto político?

Para entenderlo mejor, pensemos en las reuniones directas con ETA. ¿Acaso es lo mismo celebrar con ETA reuniones secretas en lugares ignotos que sentarse con la banda asesina en una mesa pública? Por supuesto que no es lo mismo: en un caso no se legitima al interlocutor ante la opinión pública y en el otro sí.

Pero ETA tiene prisa, ¿verdad Zapatero? Y tú estás obligado a entregarle lo que pide, aunque eso signifique la rendición del estado de derecho ante una banda terrorista. Ante eso, ante tu claudicación y tu irresponsabilidad, que amenaza con echar por tierra muchos decenios de lucha antiterrorista, lo único que nos queda a los ciudadanos es recurrir al último dique de contención, demostrando pacíficamente en la calle, con nuestra presencia el 10 de junio, que estás actuando de espaldas a los españoles, Zapatero, de espaldas a tu programa electoral del 14-M y de espaldas incluso a la propia ideología del Partido Socialista.

Te quedan 24 días para ceder al chantaje, Zapatero. El sábado, en la manifestación, te preguntaremos por qué existe ese chantaje, por qué la edición del Gara de hoy muestra a la rosa socialista en fraternal abrazo con la serpiente asesina.

¿La gota que colma el vaso?
Pío Moa Libertad Digital 8 Junio 2006

Buen resumen ( Lois):

“Precisamente por donde puede caerse todo ese montaje es por la decisión de la ETA de dejar claro quién es el que gana y quién dicta las condiciones, en lugar de disimular un poco, como le implora encarecidamente la banda de Zapo. Es curioso.

Fijaos que el plan estaba muy bien concertado: llevan cinco años de chanchullos con la ETA, al mismo tiempo que firmaban el Pacto Antiterrorista. Poco a poco van descubriendo sus cartas ("El iluminado de la Moncloa y otras plagas” sigue el proceso paso a paso). Llega el extrañísimo, cada vez más oscuro atentado del 11-M. Inmediatamente ponen en marcha el mecanismo de control del Tribunal Constitucional (esto es un paso absolutamente necesario) y va acelerándose el punto clave: unos estatutos secesionistas de hecho.

El Plan Ibarreche-Ternera. La ETA lo apoya, claro, pero aparentemente es rechazado en las Cortes. En las conversaciones clandestinas se aplaca a los etarras: hay un "plan B", promovido por los Carod, amigo de la ETA, y Maragall, que va por el mismo rumbo. Un estatuto que va a romper la Constitución.

Mientras tanto, la ETA advierte constantemente a Zapo, poniendo bombas cuando le da la gana y donde le da la gana, causando grandes daños materiales y ayudando a que las Olimpíadas no vayan a Madrid. Cada bomba es una advertencia a Zapo: ¡Ojo, que en cualquier momento te hundimos, como no cumplas!

Finalmente el estatuto catalán, abiertamente anticonstitucional, es aprobado por unos parlamentos embellacados por políticos corruptos y trapaceros, y por un partido-GAL, un partido-Filesa que nunca se ha regenerado.

La ETA, satisfecha, declara la "tregua". Pero, ojo, no está satisfecha. Percibe claramente la debilidad de Zapo y la de Rajoy, y da más pasos al frente: negociación de tú a tú, y ya no a escondidas, entre los asesinos y los corruptos. Reconocimiento de Batasuna, que lo del PCPV no dejaba de ser un subterfugio. Poner sobre la mesa a Navarra, el reagrupamiento de los presos como paso previo a su puesta en libertad...

A lo mejor son estas propinillas y estas prisas de la ETA lo que resulta definitivamente intragable para el PP, y lo que hace despertar a una población anestesiada por la mafia de Polanco. Así están las cosas ahora mismo".

¿Un logo que se adelanta a su tiempo?
EDITORIAL Libertad Digital 8 Junio 2006

Zapatero habló, no hace ni dos meses, de una foto que emparejaba a Jone Goirizelaia, miembro de la organización terrorista Batasuna y abogada de terroristas de ETA, con la dirigente socialista Gemma Zabaleta. Se trataba, dijo, de "una foto que se adelantaba a su tiempo".

Pero el tiempo vuela, especialmente en períodos de demoliciones, impunidades y descaros ("Sólo el PP y la derecha francesa tienen en cuenta ahora la legalidad española", ha proclamado ufana, esta misma semana, la batasuna Goirizelaia). Y a las fotos del futuro les han sucedido las rosas blancas de la infamia, las befas de Otegi a la Justicia, las puñaladas traperas a Rajoy en sede parlamentaria... y los logos; o el logo, que publicaba este miércoles el altavoz de la organización terrorista vasca.

¿Se trata de la marca de un hipotético PSOETA? ¿Qué reflexiones suscitará en el presidente del Gobierno? ¿Se trata, quizá, de un logo que se adelanta a su tiempo, ahora que el tiempo vuela?

(En el logo de marras, la serpiente etarra se enrosca en la rosa socialista. Como una boa sobre el cuerpo de sus presas, hasta que las mata por asfixia. Y todavía hay quien carga, desde el PSOE, contra la rebelde Rosa Díez por catastrofista).

Sobre el precio o la gratuidad de la paz
Santi Lucas elsemanaldigital 8 Junio 2006

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Diego López Garrido, se mostraba aparentemente escandalizado el otro día en una entrevista radiofónica por el hecho de que algún mortal pudiera poner en duda que el Gobierno vaya a pagar un precio político por la paz. El presidente Rodríguez Zapatero adopta en sus palabras la misma extrañeza. La hipótesis debe ser inconcebible y descabellada porque así lo decretan López Garrido y el Gobierno, es decir, por un acto puro y simple de fe, pero no porque no sea un hecho manifiesto y al alcance del discernimiento común. Desmentir una y otra vez que no habrá un costo político derivado del cese del terrorismo en España, incluso de forma airada, no resuelve, por sí mismo, la impresión que día a día alimenta y engorda la tesis contraria. Pero la presunción crítica y contundente se ha denunciado desde muchos sitios. "Si se convocan dos mesas políticas, Zapatero ya habrá pagado un precio político", lo piensa así, con una ponderada sencillez, el filósofo Fernando Savater.

Los representantes socialistas se enardecen y revuelven mucho cuando se les plantea el afeamiento de una negociación política con ETA, mil veces negada, pero no pueden evitar que la próxima cita PSE-Batasuna sea la más palmaria constatación de ese estadio indeseable. Lo que menos interesa al PSOE y al Gobierno es que las cosas sean lo que parecen ser, que sean lo que son, que sean lo que van a ser. Como en tantos otros campos, la realidad sobre el fin del terrorismo se construye a voluntad del intérprete oficial. Ya lo he dicho otras veces: o conmigo, o contra la paz. Si no coincides, estorbas. Si no aplaudes, sobras. Si no te sumas, entorpeces.

El precio o la gratuidad de alcanzar la paz definitiva, que anhela/ansia/ambiciona todo el mundo, y sólo un canalla puede suponer a otros lo contrario, es la almendra de la cuestión. Ventilar la conjetura de una negociación con ETA con el histerismo y alharacas de una forzosa, ciega y unívoca confianza en las iniciativas del Gobierno no es lo más conveniente. Los terroristas ya han decidido las tres condiciones principales para continuar la tregua: reconocimiento político a la interlocución de la paz, integración de Navarra en el País Vasco y derecho de autodeterminación. La primera la han logrado. De balde, nada.

La guía en la tormenta, 4: combatir por los principios
José Javier Esparza elsemanaldigital 8 Junio 2006

En esta tormenta que nos envuelve retumban mucho los truenos de ETA y el Estatut, pero hay también un sonido de fondo, un rumor pertinaz: es la música de una sociedad que baila mientras el barco zozobra. Nada de lo que nos está ocurriendo puede entenderse sin esa melodía de nuestra degeneración: una sociedad laxa hasta el sopor, sin principios, desgajada de su tradición y su cultura, indiferente y medrosa, abotargada por el señuelo de la prosperidad, campo abonado para el nihilismo. Aquel "último hombre" del que hablaba Nietzsche podríamos ser nosotros. Si queremos salir de la tormenta, esto también hay que ponerlo en el mapa.

Estamos al borde del abismo porque tenemos una sociedad anestesiada. Y tenemos una sociedad anestesiada porque nadie está dispuesto a poner los principios por delante de los intereses ni el sacrificio por delante del beneficio. Esta anestesia no nos la ha inyectado ZP: ya venía de antes. Es un problema que padece toda Europa y que afecta a derecha e izquierda por igual. Lo que ZP ha hecho es sintonizar con este nihilismo social, con esta sociedad sin valores.

A la izquierda le gusta mucho pontificar sobre la "pérdida de los valores", pero ¿quién sino la izquierda lleva treinta años disfrutando de total hegemonía en la producción de valores, en los lobbies de la cultura y la comunicación? Esto también arranca del sistema del 78: a la derecha se le dejó el dinero y la cultura se le dio a la izquierda. Desde entonces la izquierda ha venido transformando los valores sociales sin apenas oposición. Claro que, por el camino, la izquierda entró en crisis, perdió sus referencias y, tras la caída del Muro, todo su universo cultural derivó hacia un nihilismo primario. De aquellos polvos vienen estos lodos.

Sin embargo, el nihilismo general que envuelve al "fenómeno ZP" ha despertado muchas conciencias. El lobo ha asomado las orejas y ha despertado el celo de quienes aún creen en principios hondos y poderosos. Ya se trate del "matrimonio" homosexual, de la educación o de las biotecnologías, el Gobierno ha emprendido un camino que ataca las posiciones éticas y religiosas de un ancho sector social. Posiciones que nunca habían reclamado sus derechos, pero que ahora elevan la voz. Eso es lo que hay tras el resurgimiento de la "derecha social" en este bienio necio.

Estas olas también hay que navegarlas para salir de la tormenta. Alguien tiene que levantar la bandera de los principios fuertes. La defensa de la familia, el derecho a la vida, la educación en la excelencia, el sentido del deber o la idea de servicio, por ejemplo, son valores que por sí mismos sostienen un modelo social. Es un mensaje que muchos millones de españoles están deseando oír.

(Por supuesto, habrá quien considere que el nihilismo no es mala cosa y que la "pérdida de los valores" no entra en sus prioridades. Bien: que lo diga).

Su paz es la guerra
Luis Miguez Macho elsemanaldigital 8 Junio 2006

La táctica para conseguir que el PP y la mitad de la sociedad española a la que representa acepte la negociación política con ETA consiste en presentarla como un "proceso de paz", de manera que, como nadie en su sano juicio desea la guerra, ni ningún político querría aparecer como enemigo de la paz, el Gobierno obtendría automáticamente un cheque en blanco para la negociación.

Desde las movilizaciones contra la guerra de Irak que prepararon el terreno para los atentados del 11 de marzo de 2004, estamos asistiendo en España a la utilización política de un concepto tergiversado de la paz que, en realidad, encuentra sus raíces intelectuales mucho antes. George Orwell, en su novela 1984, diagnosticó a la perfección esa tergiversación llevada a cabo por una corriente ideológica de la que nuestros actuales gobernantes y los etarras son los legítimos herederos.

Sin embargo, hay otra tradición, brillante y gloriosa, la del Derecho público europeo, la de los principios de Occidente que estos pacifistas quieren destruir, que dice que una banda terrorista no es el enemigo legítimo que se enfrenta al Estado en una guerra regida por el Derecho de Gentes y con el que se puede negociar para hacer la paz.

Esa tradición dice también que, aunque sea cierto que la legitimidad de un Gobierno democrático nace de los votos, hay otra legitimidad previa y superior que se aplica a cualquier régimen político y que es la que deriva del respeto al Derecho justo. Sin Justicia, los Estados no serían otra cosa que grandes bandas de ladrones. Sin el respeto al Derecho, no habría diferencia alguna entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la banda terrorista ETA.

Por eso no es admisible que el partido del Gobierno se siente a hablar con una organización ilegal, ni que el propio Gobierno negocie políticamente con los terroristas.

Ha escandalizado que Ángel Acebes dijese que el Gobierno y ETA comparten proyecto político. No se entiende por qué. Es evidente que si ETA fuese una organización terrorista de ultraderecha que persiguiese objetivos políticos de ultraderecha el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no negociaría con ella. Si está dispuesto a negociar es porque se trata de una banda nacionalista y de izquierdas, como de izquierdas y nacionalista es la ideología del Gobierno y de quienes lo apoyan.

Hace meses, esto se podía pensar, pero no decir. Ahora que las cartas están boca arriba, no hay problema para decirlo: existe un hilo conductor que une la reunión de Perpiñán, la manipulación política de los atentados del 11 de marzo, el nuevo Estatuto catalán y la negociación política con ETA. Ese hilo es el ansia infinita de una paz que supone la exclusión de media España.

CUANDO ZAPATERO ELIGIÓ A ETA
Editorial Minuto Digital 8 Junio 2006

El PSOE y el propio Zapatero suponemos que serian conscientes que en un momento u otro deberían elegir. O bien mantener relaciones con ETA-Batasuna o bien mantener relaciones con el PP.

Las exigencias para avanzar en el “proceso de paz” de los violentos son completamente incompatibles con la postura del PP de mantenerse firme en las permisas y postúlalos del Pacto Antiterrorista , que llevo a la promulgación de la Ley de Partidos, la ilegalización del entorno etarra y el endurecimiento del trato penal a los terroristas.

Se trataba de elegir entre dos maneras de poner fin a ETA. A la manera de los aberzales, negociando con ellos el futuro político del País Vasco y la misma unidad de España, olvidando además todos los crímenes cometidos y el castigo de los mismos, o a la manera del PP, aplicando la ley y no cediendo a ninguna de las exigencias políticas de los violentos. Y Zapatero ha preferido elegir a ETA como compañera de viaje que al Partido Popular.

Y por si no era evidente para todos, hasta el propio Otegui ha dejado en evidencia a un mentiroso Zapatero. «Resulta obvio que el PSE y Batasuna hablarán de política en su reunión», pese a lo que públicamente diga ahora el PSOE, ha declarado el jefe aberzale. Es falsa la justificación que un patético Pachi López ha querido dar a su reunión con los terroristas. El líder de los socialistas vascos ha invocado el Pacto de Ajuria Enea para justificar sus contactos en aras de lograr la renuncia a la violencia de Batasuna, cuando el propio Otegui desvela que el contenido de las mismas será político. Pero es que además el propio Pacto de Ajuria Enea afirma que cualquier modificación del ordenamiento jurídico se debería defender «en el marco parlamentario», lo que impide cualquier paralelismo con la situación actual en la que lo que pretenden socialistas y separatistas es establecer una mesa extraparlamentaria para negociar un nuevo marco jurídico para el País Vasco.

En estas circunstancias, no es que el PP haya roto con el PSOE, sino que la elección efectuada por Zapatero, aceptando hablar en términos políticos con los terroristas, no dejaba otra salida al líder del PP a riesgo de dar por buena una salida inaceptable éticamente y además rechazada por todo el electorado de la derecha y buena parte del de la izquierda.

La epidemia fascista
Por M. MARTÍN FERRAND ABC 8 Junio 2006

AFORTUNADAMENTE, no se dan hoy entre nosotros las condiciones de inestabilidad económica, social y política que, en los años veinte, atribulaban Italia y dieron paso a la toma del poder por Benito Mussolini. Aún así, en un marco de difícil definición, asistimos hoy en España a un inquietante brote de fascismo que, calentado en los invernaderos nacionalistas, crece en toda la periferia nacional, islas incluidas. Es un fascismo atemperado por la renta nacional y atomizado en las diferentes expresiones que ofrece el catálogo nacionalista; pero, como suele ocurrir con las enfermedades invasivas, es sólo cuestión de tiempo que se haga más grande y preciso.

La saña retrospectiva con la que José Luis Rodríguez Zapatero administra el poder, en alianza con todas las formaciones políticas presentes excepto el PP, ha ido debilitando las instituciones liberales que, sin mucho cimiento tradicional, habían crecido en nuestro tiempo democrático. A partir de ahí, confinado el partido que lidera Mariano Rajoy al monopolio de la oposición, el resto de la representación política existente, imperfecta en función de la norma electoral vigente, opera como si de un único partido se tratara. Si se aplica la lupa a la contemplación del fenómeno en las piezas del puzle regional, veremos una versión superlativa de lo mismo, especialmente en Cataluña, donde sólo un diez por ciento de los diputados autonómicos -el grupo que lidera Josep Piqué en el Parlament- escapa a esa alarmante «unificación».

Lo que, como catalizador del fascismo, fue en Italia la arrogancia burguesa es aquí y ahora la de los notables de los partidos nacionalistas, más o menos independentistas; pero -no nos confundamos-, todos con voluntad centrífuga. Como ayer decía Miquel Porta Perales en estas páginas, el ideal del nacionalismo catalán es «la independencia subvencionada por el resto de España» y así, paso a paso, renuncia a renuncia, zapaterada a zapaterada, el Estado se enflaquece para compensar la creciente pujanza de sus metástasis regionales. En el País Vasco la tensión que alivia la composición del Parlamento de Vitoria queda compensada por la saña armada de la banda terrorista que, con sólo su presencia, refuerza la «ideología» de los partidos locales de corte nacionalista, legales o ilegales.
Ese disimulado totalitarismo fáctico, maquillado con protestas pluralistas y vacíos ritos parlamentarios, se complementa en el muestrario político del momento con los brotes de los mínimos, pero ruidosos, grupúsculos de la extrema derecha. El germen está sembrado y tiene contenido suficiente para provocar la alarma de los ciudadanos que todavía no hayan perdido el sentido común. Solo cabe esperar que vuelvan a él los grandes partidos de ámbito nacional y, superada la tentación electorera, piensen que España es su única razón de ser. Toda España.

La zorra no puede cuidar el gallinero
Por LUIS IGNACIO PARADA ABC 8 Junio 2006

NO está justificada la polémica surgida por la decisión del Tribunal Supremo de denegar a la Generalitat de Cataluña la posibilidad de incentivar la participación en el referéndum del Estatuto. Eso es lo que ha hecho al no aceptar la suspensión de la decisión de la Junta Electoral Central de no admitir esa incentivación, medida recurrida por el Gobierno de Maragall. El razonamiento del auto es impecable. Pero lo es mucho más la simple comprobación de lo que dice el artículo 50 de la ley orgánica de Régimen Electoral general.

«Los poderes públicos que en virtud de su competencia legal hayan convocado un proceso electoral pueden realizar durante el período electoral una campaña de carácter institucional destinada a informar a los ciudadanos sobre la fecha de la votación, el procedimiento para votar y los requisitos y trámite del voto por correo, sin influir, en ningún caso, en la orientación del voto de los electores». Está claro que la Generalidad sólo puede informar de la fecha, procedimiento y trámite. Y si no puede influir en la orientación del voto, mucho menos podrá pedir que se vote, que es una decisión anterior a la de elegir una opción. Es verdad que el Estatuto de Autonomía de Cataluña reconoce a la Generalidad competencia exclusiva en materia de publicidad. Pero lo hace «sin perjuicio de las normas dictadas por el Estado para sectores y medios específicos». Y, además, la ley de la Comunidad Autónoma de Cataluña 18/2000, de 29 de diciembre, por la que se regula la publicidad institucional, dice en su artículo 4: «Ninguna comunicación publicitaria institucional debe ser partidista, ni tener puntos de similitud con la publicidad que lleve a cabo ningún partido político para su propia imagen o la captación de afiliados». Así que la llamada a la participación y la solicitud del voto para una opción es un derecho de los partidos, no de los Gobiernos. Como es lógico, porque sería una aberración poner a la zorra a cuidar de las gallinas.

PP
Nuevos usos, nueva mayoría
José María Marco Libertad Digital 8 Junio 2006

En las dos sesiones del debate sobre el estado de la Nación los dos líderes, el del gobierno y el de la oposición, perdieron los papeles en algún momento. No es un caso frecuente. Significa que hemos entrado en una etapa nueva de la democracia, donde las costumbres y las actitudes hasta ahora vigentes no sirven ya.

En cuanto a ZP, la verdad es que perdió los papeles en dos ocasiones.

La primera, cuando dijo que su anuncio de iniciar conversaciones con los etarras no estaba violando ninguna norma. La mentira era demasiado enorme, tanto que le borró la mirada, se columpió en la tribuna, vaciló y quedó mudo ante los gritos de los diputados del Partido Popular. Ni uno solo de los desarrapados, los frikis y los mafiosos de sacristía que componen su pintoresca coalición, esa misma que aspira a llamarse mayoría, pudo decir nada a su favor. ZP, mentiroso de profesión, no fue capaz de sostener con tranquilidad la barbaridad que acababa de soltar.

Y de ahí le llegó el segundo traspié, convertido en naufragio cuando los representantes de las asociaciones de víctimas del terrorismo le reprocharon su desfachatez. La realidad, que ZP aspira a negar en su carrera de mentiras de cortísimo alcance, se le sublevó. En contra de lo que había afirmado sin tregua a lo largo del debate, quedaba claro que el PP no está solo. Y fue ZP el que se quedó solo otra vez, ante la evidencia de una realidad que le empieza a desbordar por todos lados.

Los dos momentos encierran otras tantas lecciones.

La primera se refiere al propio ZP y señala la debilidad de su posición. Los aliados parlamentarios del PSOE no forman una auténtica coalición. Quienes de verdad sostienen a ZP están fuera del Parlamento. Son los mismos con los que se dispone a negociar el futuro de España, una banda de terroristas.

La otra lección se refiere al PP, y más en particular a las nuevas actitudes que conviene adoptar en esta etapa de nuestra democracia. Ya no vale las actitudes funcionariales de unos políticos que se creen por encima de la sociedad. Sin ésta, los partidos son poca cosa y valen para menos. Por eso, la nueva posición del PP ante la acción del PSOE debería llevar también a nuevas formas de hacer política, más transparentes, más abiertas a lo que la gente tiene que decir.

Si el PSOE quiere ser el partido de las minorías de frikis mafiosos y matones nacionalistas, con los terroristas como socios privilegiados, el PP debe ser el partido de las grandes mayorías sociales, movilizadas en el debate moral y el compromiso cívico. Si Rajoy se toma en serio este proyecto, no volverá a tropezar como hizo el primer día.

A vueltas con Pizarro
Pablo Sebastián Estrella Digital 8 Junio 2006

Este Gobierno gana batallas pero pierde las guerras, amén de la razón. En los dos años que llevamos de legislatura nunca se había producido un deterioro democrático y un nivel de enfrentamiento social y territorial más grave que el que estamos viviendo bajo la égida del presidente Zapatero. Sólo el paréntesis del golpe de Estado del 23F supera la crisis nacional en la que cabalga eufórico el primer habitante de la Moncloa, el que todavía no ha empezado a darse cuenta de la magnitud del desastre que emana de su gestión. Cree, el iluso, que porque gana batallas mediáticas puntuales con ayuda de su inmenso poder audiovisual va a ganar la guerra, y no es verdad. Entre otras cosas porque las guerras las pierden todos los contendientes, y en el caso español de manera especial.

Se lanzó sin necesidad y sin el paracaídas del consenso en pos de la inconstitucional y a la vez caótica reforma del Estatuto catalán, y a la vista están los destrozos en España, en Cataluña, en el PSE y en el referéndum, donde la clase política catalana anda a palos de todos contra todos. En la negociación con ETA, más de lo mismo, se entregó en manos de Batasuna, como antes en las de ERC, y la indignación nacional crece como una ola gigante de esas que arrasan las playas del océano Índico, sin que nadie sepa hoy hasta dónde puede llegar. En la política exterior, lo mismo, y otro tanto en la de inmigración —los negreros envían sus barcos a España ante la llamada de Zapatero—, y en la economía, cosas similares, como la OPA famosa de Gas Natural sobre Endesa con la que Gabarró nos anunció que había puesto el semen, y nueve meses después el niño no llega y más bien da la impresión de que quien está en situación embarazosa es la gasista y su hermana mayor La Caixa, mientras Endesa va ganando la guerra ilegal, con visos de corrupción, que organizaron Zapatero y Montilla al alimón.

Lo dijo el presidente del Gobierno el día siguiente de que Ibarretxe presentara su plan en el Congreso de los Diputados: “Pizarro es el jefe”. Y desde entonces lanzó contra el patrón de Endesa la maquinaria del poder, para pagarle las deudas al PSC de Montilla y engrasar con regalos energéticos el insaciable apetito del nacionalismo catalán. Pero el mercado es tozudo y las cosas, a pesar de las trampas de los reguladores y del propio Gobierno, les salieron mal. Llegó la UE, y el Tribunal de la Competencia y la otra OPA de E.ON, y la acción de Endesa se fue hacia las nubes para el contento de sus accionistas, y la eléctrica batió récord en sus resultados y en dividendos, y los tribunales le dieron la razón. Y ¿ahora qué?

Pues que Montilla le quiere quitar a Maragall el sillón de la Generalitat que se quedará Mas, si es que el referéndum no descarrila ante tan grotesco espectáculo político y la onda expansiva de los amores de Zapatero con Otegi, que Gara ha dibujado con mucho acierto pintando el abrazo de la serpiente a la rosa del PSOE. Montilla se va, pero se queda el tal Miguel Sebastián, el asesor monclovita, que sigue empeñado en la caza de Manuel Pizarro y al que no se le ha ocurrido otra cosa que lanzar otra campaña contra el aragonés, esta vez para intentar echarlo de la vicepresidencia de Bolsas y Mercados Españoles (BME), con el argumento del código del buen gobierno —aún en cuarentena— del inefable presidente de la CNMV, Manuel Conthe, que si fuera coherente con su código ya estaría en su casa y fuera de esa competencia que ha manipulado al servicio del poder, como se ha visto en la OPA de Gas Natural.

Donde debería haber personas independientes y de reconocido prestigio es precisamente al frente de la CNMV, porque Conthe y Arenilla (otro que vendía endesas a granel) son agentes partidistas del Gobierno y de su entorno financiero y empresarial, como se ve y se desprende de su comportamiento en la caza fallida de Endesa y en otras andanzas. Y lo que deberían defender este par de agentes del poder político es la independencia y la libertad de las empresas frente al intervencionismo oficial disfrazado de lagarterana sentimental y feminista que a nadie engaña con los códigos que no cumplen sus propios promotores. Pero ¿no les da un poco de vergüenza?

Pues no, Zapatero ha dicho que Pizarro es el jefe y ¡a por él! o ¡a por ellos! Como dice el himno de los no menos ilusos de la selección nacional de fútbol camino del Mundial. La guerra de Endesa, empantanada en tribunales y en la UE, va para largo y La Caixa está pagando un precio muy alto por semejante atropello político, en el que nunca se debió subir, como ahora reconocen en privado sus más sensatos directivos. Y Pizarro, al margen del desenlace final en el que ha garantizado el beneficio y la victoria de los accionistas, ya ha ganado su pulso inicial, porque como bien dijo Cela: en España, el que resiste gana. Pero Zapatero sigue empeñado en que “Pizarro es el jefe” y algo le quiere quitar, aunque sea lo de la BME, porque además en Moncloa piensan que el presidente de Endesa, además de buen gestor, puede llegar a ser buen político y no quieren que la cosa vaya a más. Por eso están a vueltas con Pizarro, con el Estatuto, con Batasuna, con los cayucos, las bandas rumanas y la diplomacia de baja intensidad. Y menos mal que la economía aguanta, porque de lo contrario —ayer le daba Zapatero lecciones sociales a los gobernadores del BCE— la pesadilla de esta legislatura estaría a punto de terminar.

Maulets
El huevo de la serpiente
José García Domínguez Libertad Digital 8 Junio 2006

Seis de junio de 2006. José Quiroga, militante de "Ciutadans de Catalunya" y organizador de la conferencia de Gerona: "No estaba ningún periodista de aquí, no había nadie de la Prensa. Y después tampoco me han llamado de ningún medio. Tú eres el primero".

Siete de junio de 2006. La Vanguardia: "Y entonces entró Arcadi Espada en el auditorio, aplaudiendo también, presentado como un valiente tras la supuesta agresión de que fue objeto el día anterior en Girona".

Seis de junio de 2006. José Quiroga: "En la cuarta planta estaban dos mossos de paisano. Me dirigí a ellos y les dije que en la calle había un grupo de unos cuarenta maulets en actitud amenazante, que iba a pasar algo. Entonces, me dijeron que sí, que ya estaban enterados. Pero continuaron igual, sin mover un dedo".

Siete de junio de 2006. La Vanguardia: "En su comunicado, Los Mossos d’Escuadra aseguraban que no se había producido ninguna agresión física en el acto que la plataforma organizó en Girona".

Seis de junio de 2006. José Quiroga: "Al cabo de un rato, uno de los policías bajó, contempló el panorama y se marchó rápidamente; volvió al cuarto piso, que estaba vacío porque nadie podía entrar. (…) Entonces, los independentistas formaron un pasillo y toda la gente que pretendiera acceder al edificio tenía que pasar por allí. (…) Cuando hice la primera foto, uno rubio, muy alto, de unos dos metros, me dio un puñetazo en la cabeza y la cámara se fue al suelo. (…) Llevo los brazos llenos de moratones. Todos recibimos golpes, patadas, insultos, escupitajos. (…) Cuando llegó Arcadi, se lanzaron como fieras a por él.

Siete de junio de 2006. La Vanguardia: "La comparecencia de Arcadi Espada, Maria Teresa Jiménez y Francesc de Carreras versó sobre la supuesta agresión sufrida el día anterior".

Seis de junio de 2006. José Quiroga: "Cuando empezaron los parlamentos, vi que los policías se reían. No sé qué les debió hacer gracia. (…) Poco antes, uno de los dos le había preguntado a Teresa por qué no habíamos escrito la convocatoria en catalán".

Siete de junio de 2006. La Vanguardia: "Espada se refirió en todo momento a las personas que los insultaron y, según sus palabras, les pegaron".

Seis de junio de 2006. Juan A., ex­-dirigente del PP en Gerona, tres años con escolta por ser objetivo del comando Barcelona de ETA: "La alcaldesa socialista de Girona y la Diputación les financian los actos y les subvencionan muchas campañas. Cuando quieras, te puedo enseñar montones de pasquines convocando a acciones de Maulets en los que aparece el logotipo del Ayuntamiento de Girona como entidad colaboradora".

Siete de junio de 2006. La Vanguardia: "Minutos después, en un comunicado público, los Mossos negaban que nadie hubiera agredido a nadie en Girona".

26 de enero de 1939. La Vanguardia: "El Llobregat puede ser el Manzanares de Barcelona. Las tropas españolas contienen con heroísmo los intensísimos ataques de las divisiones italofacciosas".

27 de enero de 1939. La Vanguardia Española, "diario al servicio de España y del Generalísimo Franco": "Barcelona para la España invicta de Franco".

La judicatura mantiene el pulso
José Javaloyes Estrella Digital 8 Junio 2006

A Otegi le dejó marchar el magistrado Grande-Marlaska, en la última comparecencia judicial, por presión de la Fiscalía General del Estado. Pero a Barrena no le ha permitido hacer la rueda de prensa en Pamplona, ateniéndose a la Resolución de la Audiencia Nacional prohibiendo las actividades de Batasuna, dictada el pasado mes de enero. La conveniencia política (del Gobierno) pudo prevalecer en el primer escenario, aunque no en el segundo.

La judicatura mantiene el pulso frente al poder Ejecutivo y ante la presión del poder Legislativo que sostiene a éste. Es cuestión mayor, asunto de armas tomar. Son las togas judiciales lo que mantiene en pie el Estado de Derecho. La conveniencia política del Gobierno encuentra el único freno en concretos ámbitos de la magistratura, enrocados y atenidos a la observancia del principio de legalidad.

No ocurre lo propio, sin embargo, en lo que concierne a la observancia y a la defensa de la específica legalidad constitucional. La desaparición, por iniciativa socialista, del recurso previo de inconstitucionalidad, con el que se bloqueaban iniciativas potencialmente anticonstitucionales, hará que en el caso de que el próximo día 18 prevaleciera el “sí” en el referéndum sobre el Estatuto de Cataluña, y de inmediato apareciese su inserción en el Boletín Oficial del Estado, la Constitución —dados los contenidos anticonstitucionales que arrastra ese Estatuto— habría sido tan dinamitada como lo fueron los trenes de Atocha el 11M.

No cabe presumir que el Tribunal Constitucional, con su presente escora política —propicia a la deriva nacionalista—, resolviera entender contra un asunto que ya hizo todo su viaje, desde la iniciativa de la clase política catalana y el impulso de la Moncloa, hasta las páginas del BOE. La suerte ya estaría echada. Y es a lo que se camina a marchas forzadas.

Y resuelto así lo del Estatuto catalán, rota la vasija constitucional por la vía de hecho, ¿qué obstáculo habría de encontrar el proyecto del nacionalismo vasco, allanado como está el camino para las pretensiones soberanistas de todos los demandantes, al norte, al sur y al oeste del Ebro?

Parece que es el tema de Batasuna y ETA para el que ahora pide sopitas al PP el presidente Rodríguez, el único obstáculo que resta en el asunto estatutario vasco. La exclusión de los etarras del marco de la negociación por efecto de la acción judicial supondría para los nacionalistas y para el Gobierno socialista un problema de mucho bulto, y no sólo por tensar (la resistencia judicial en la línea de Grande-Marlaska) la sostenibilidad del “alto el fuego” desplegado por el terrorismo desde los pactos de Perpiñán —entre los etarras y el comisionado Carod-Rovira— hasta la fecha.

Y a propósito, visto cómo han transcurrido desde entonces los acontecimientos, incluido el cruce de las líneas rojas con ETA por parte del presidente del Gobierno, ¿no se han establecido las bases para entender que el engaño y las mentiras de Rodríguez han ido bastante más allá, como propósito, que torear la buena fe de Mariano de Rajoy, teniendo como destinatario final al entero pueblo español. Una nación que en una de las noches más cortas del año puede quedarse sin Constitución en las rotativas del Boletín Oficial del Estado?

Cada día que pasa parece quedar más claro que el pulso que mantiene la judicatura con el Gobierno es lo único que puede frenar —que no detener— el cambio del presente régimen constitucional, de cuasi federalismo autonómico, a otro de confederalismo coronado sometido a los vientos del neorrepublicanismo.
jose@javaloyes.net

Asimetrías del proceso. La serpiente enroscada
Román Cendoya Periodista Digital 8 Junio 2006

El gobierno y sus satélites mediáticos están empeñados en asegurar que el mal llamado “proceso de paz” de Rodríguez es equivalente a lo que sucedió en la mesa de Argel con Felipe González y a la tregua trampa del 98 con José María Aznar. Nada más lejos de la realidad. Nadie cuestiona la mesa de Argel. Nadie cuestionó la tregua trampa del 98. Sin embargo, desde el inicio de este mal llamado proceso, las víctimas del terrorismo y diferentes fundaciones y asociaciones han criticado los movimientos del Presidente. El principal partido de la oposición ha retirado totalmente su apoyo, que lo ha tenido, al Presidente del gobierno. Y también, Maite Pagazaurtundua que se ha unido a Rosa Díez, Gotzone Mora, Nicolás Redondo, la familia Múgica, etc. ¿Por qué? Porque lo que vende Rodríguez no tiene nada que ver con ninguno de los escenarios anteriores.

El mal llamado “proceso de paz” de Rodríguez se inicia con la misma oferta que el gobierno anterior rechazó en varias ocasiones. Durante toda la tregua trampa jamás se escuchó a un líder de ETA-Batasuna decir que “el PP iba por buen camino”, como el sábado dijo Otegui del PSOE. En toda la tregua trampa jamás se escuchó decir a ningún líder de ETA-Batasuna que con los pasos que daba el gobierno se había conseguido “derrotar todas y cada una de las estrategias políticas y represivas”

En menos de tres meses, ETA-Batasuna hace estas afirmaciones gracias a las cesiones del gobierno por medio de la fiscalía y a sus gestos políticos. Aznar se equivocó gravemente denominando varias veces MLNV a ETA. El PSOE, de forma cotidiana, llama “izquierda abertzale” a la organización terrorista ETA-Batasuna, que es como ETA se llama así misma.

Hay que recordar que el origen de todo este montaje está en las conversaciones que Eguiguren, el violento de género, mantenía con ETA, salvando su vida, mientras eran asesinados compañeros suyos como Joseba Pagazaurtundua. Quizás esos asesinatos tuvieran como motivación pulsar, como suele acostumbrar a hacer ETA, el grado de empeño de los rendidos dirigentes del PSOE en la negociación con los terroristas.

Otra diferencia es el cambio de actitud del gobierno respecto de ETA. Para empezar, las premisas sobre las que iba a construirse el “proceso” todavía no se han dado. Ni ETA ha abandonado de forma irreversible el terrorismo, ni ha emitido el comunicado a cuya llegada el PSOE anunció que haría un comentario. En dos meses hemos pasado del

“primero la paz y después la política”, a primero la política y después ya veremos. No hace falta recordar que la resolución del Congreso de los Diputados de 2005 ni se cumple, ni se ha cumplido.

Es una falsedad asegurar, como hacen los forofos de Rodríguez, que los que no desean el proceso de paz son gentes del PP que no quieren que el PSOE consiga ese éxito político. Lo que la sociedad no quiere es que los terroristas obtengan réditos políticos por dejar de matar, que es lo que está favoreciendo Rodríguez. ¿Desde cuándo se acaba con el terrorismo mirándoles a los ojos?. Cuentan los indios del Amazonas que las serpientes hipnotizan a sus víctimas con la mirada y luego se enroscan en ellas hasta asfixiarlas. El Gara no ha podido ser más claro. ¿Durante la tregua del 98 publicaron algo parecido con la gaviota del PP en el 98? Pues, eso. Por mucho que se empeñen en equiparar la tregua-trampa del 98 con el proceso de rendición de Rodríguez son más que patentes las asimetrías.

Talante y tatrás de ZP en su danza con la metrallETA (¿Hacia dónde vas, inmaduro Muchacho?)
Juan Pablo Mañueco Periodista Digital 8 Junio 2006

Tras la voluntad de rendirse que manifestó ZP en la segunda jornada del Restado de la Nación, más las prisas de Pachi López por saltar públicamente a la ilegalidad, después de varios años manteniendo reuniones secretas con Batasuna, el lunes una de sus portavoces describió así la situación en la que nos encontrábamos:

“La legalidad española sólo la tiene en cuenta ahora el PP y la derecha navarra y francesa”.

Si de algo no puede acusarse a ETA/Batasuna en los últimos meses es de falta de claridad en sus declaraciones públicas. Dicen lo que dicen en todos sus actos y por todos sus medios impresos y orales de difusión... Hasta tal punto ven entregado al Gobierno de enfrente.

Pero, en realidad, se quedan cortos: la legalidad española no la tiene en cuenta nadie. Ni los jueces. Ni los fiscales. Ni los políticos de ningún signo.

De otra forma, ZP, Pachi López, y tantos otros... estarían ya respondiendo de sus actos ante los tribunales. Lo cual sería posible incluso en el caso de ZP, por varias vías constitucionales, si la justicia y la oposición quisiera.

Claro que no debemos seguir por esta vía, porque entonces llegaríamos a la convicción de que todos tienen cosas que taparse, con lo cual concluiríamos que la politilegalidad española no la ha tenido en cuenta nunca nadie que merodease por las esferas del poder... Dejémoslo en como estábamos el lunes.

El martes, sin embargo, los dirigentes del PSOE retrocedían ante la presión que les llegaba por todas partes. La autodeterminación y Navarra, que les exige ETA antes de 2008 (no creen que un chollo como el marasmo mental que presenta ZP les vaya a durar mucho más), pero que éste prefiere darles sólo a partir de esa fecha (para garantizarse previamente la reelección), a través de algún “como sea” legal cualquiera. Y la presión de la opinión pública mayoritaria, de las víctimas, de las noticias desde Francia que indican que ETA sigue activa y de un Mariano Rajón que por fin se ha atrevido a algo, aparte de rajarse continuamente.

Y el miércoles, Pepe Blanco que aseguraba que no iban a dialogar de política con Batasuna, sino sólo a "mirarles a los ojos" (cosa tan increíble que pronto fue desmentida por Otegui), pidió disculpas por no haber advertido a la oposición de sus propósitos oculares, no por sus mentiras (¿qué importa una más, verdad don Pepe, si gobernar es eso?: aunque debiera reconocer que ustedes se están pasando).

Un caos. El caos cantado de ZP desde siempre, cuando quiere seguir tratando con quienes sólo deberían rechazar la violencia en adelante (ni siquiera arrepentirse), para que todo pudiera ser posible. Pero que tienen tantas ganas de "paz" que ni tan sólo la declaran (!). (Hasta cuándo seguirá la mentira aceptada por todos los medios de desinformación que siguen usando el término "proceso de paz", aunque ETA jamás lo ha llamado así?)

O sea, que estamos asistiendo a dos cosas, bien claras:

El talante de quien sólo lo ha tenido con los fanáticos (por algo será).

Y el tatrás de quien nunca ha tenido el timón de nada, y ni siquiera un ideario propio: sólo los retales de fanatismo que ha ido tomando de aquí y allá.

El desastre, en varios campos (Cataluña, ETA...), no ha hecho sino empezar... Pero ahora cabe preguntarse, ¿hacia dónde irá ZP? ¿Hacia adelante, hasta convertirse en la metralla de la metrallETA que acabará con la Constitución y con la Transición, en compañia de un Gobierno que ya da continuos golpes internos contra ella? ¿O hacia atrás, acompañado por los palmeros de su partido, que no le advierten del peligro, mientras cobren por sus palmas, que luego ya veremos la yugular que le aplauden?

¿Y hacia qué, si dentro de este Muchacho inmaduro no hay nada, salvo su mueca riente y una buena capa de variado sectarismo, propia de lo que es: un caudillo vacío que nunca debió pasar de líder universitario, conocido por su gracejo y vacuo radicalismo?

Posdata:
La firma de ejemplares, ayer, en la Feria del Libro, bastante bien: incluso algún lector de esta bitácora estaba ya aguardando, libro en mano, antes de que la Caseta abriera. Gracias por ello, señor Sernu.

Y en cuanto a los demás lectores que se acercaron, ya comprobarían las capacidades lógicas que demostró Pero Grullo para ayudar a los desventurados Soberanos don Nadie, que somos todos los ciudadanos bajo este sistema de ficciones, corrupciones, ilegalidades (todos los gobernantes y la oposición -y desde luego los jueces que la aplican- están por encima de la ley, señor Rajoy, al contrario de lo que dijo usted el martes, ¿se lo explico?) y de mentiras no-democráticas...

¡Si es que maese Pero Grullo es mucho maese...! ¡Se lo aseguro yo, que gozo de su amistad y enseñanzas!

www.democracia-real.org

ETA y el párvulo Presidente.
José Luis Palomera Ruiz Periodista Digital 8 Junio 2006

Decir que Eta ha dejado de asesinar, es justificar el asesinato.
Eta, continúa asesinando cada segundo, el futuro que con maldad sesgaron de sus víctimas, además del presente de sus familiares.

Si usted párvulo presidente de algunos españoles, es capaz de asimilar lo que resumo en lógica le prometo el cargo de "presi" de la comunidad de vecinos, más cercana a su instructor pasiego..

Eta y sus valedores políticos, sus votantes, simpatizantes y protectores, continúan asesinando, y así continuarán hasta que todos desaparezcan de la faz de la Tierra, por lógica de Tiempo. Una vez esto sea un Hecho, dejarán de ser asesinos Terrenos para pagar sus osadías, al todo Cosmos.
Ha de saberse que la vida es un suceso y la muerte un Hecho, el hecho es imperecedero, el suceso el apéndice del Hecho

Decir que Eta ha dejado de asesinar, es justificar el asesinato.
Eta, continúa asesinando cada día, cada segundo, el futuro que con maldad sesgaron de sus víctimas, además del presente de sus familiares.
Cuando un ser vivo asesina a otro en realidad detiene el tiempo de su víctima, el asesinato es un acto sin más, la muerte física en el tiempo, "el verdadero Hecho”.
Es decir, al ser que intencionadamente se la priva de su futuro se la está asesinando cada milésima de segundo, por parte de quien ejecutó, preparó, procuró, o colaboró, en el mismo. Actualmente, todos aquellos que de alguna forma colaboraron en mantener a la banda y su grupo político, ya que Eta jamás ha dejado de matar, ni dejarán aunque no asesinen, hasta que sus muertes Terrena no se produzcan.

Acreditados, periodistas no se cansan de decir, “que el Cese de la violencia por parte de Eta, es una buena noticia, un Hecho verificable, cuyo vencedor es la Democracia”.

Verdaderamente, ya no me sorprende nada de este mundo, ya que, yo soy la sorpresa. Sin embargo mi sorpresa la deduzco con lógica que luego nadie me aporta en contra.

La Democracia, no es un guerrero, la Democracia es un concepto sensitivo del pensamiento inteligente. Nadie puede vencerla ya que es etérea, al igual que a nadie puede derrotar, ya que se recluye en el pensamiento propio.
El terrorismo, es la contra democracia pensativa y no un Hecho, luego si no es un Hecho no hala Cese. Nadie asesina por el hecho de asesinar, asesina por el hecho de pensar..
El terrorista, síntesis entre fanático y nacionalista, es un ser vivo, cuya capacidad sensitiva hacia los que no son como ellos, es nula. Su inteligencia se asemeja a los animales, cuyos principios básicos, se sustentan en defenderse de todo aquello que no conocen. El terrorismo es la razón del paludismo mental que se produce por interferencias históricas narradas por ellos mismos.

El “Hecho” es la realidad de lo comprobado Cósmico, a diferencia del suceso que no es más que el transcurrir de lo acontecido.

La diferencia entre el Hecho y el suceso es abismal. La Vida es un suceso la muerte un Hecho, es por eso que el terrorismo es la mayor lacra del todo Cosmos, ya que a través de un suceso, “quitar la vida de sus víctimas”, acarrean un Hecho, “acontecer de la muerte”.

Si damos por Hecho el terrorismo, cometemos el error de emparejar la existencia de éste.
He aquí la cuestión básica; Yo no doy por Hecho el terrorismo, ya que mi pensamiento no acepta asimilarlo, luego lo único que mi conciencia acepta es la realidad del suceso y ante las realidades del suceso, los demás seres vivos hemos de procurar" su no suceder" en defensa de nuestro futuro.

Hay que saber diferencia los conceptos para hallar soluciones, un Hecho no cesa, un suceso sí. Los Hechos son indisolubles del Cosmos, es decir el Sol, el Mar, mientras su suceso sería la lluvia, o las nubes. El suceso proviene del Hecho, este no se puede controlar a diferencia del suceso que se puede controlar, si aplicamos la inteligencia necesaria.

Resumiendo: Todo terrorista se ubica un paso atrás, paso que voluntariamente decidieron dar, al no sentirse “reconocidos” entre los demás. Sus objetivos..., que los demás retrocedamos mentalmente asumiendo sus conceptos. Ya que sus “armas”, no pueden conquistar nuestra mente, conscientemente, cercenar nuestro futuro.

Sí la vida, es el suceso de la muerte, el ser vivo que interfiere en la misma a conciencia de que sabe que interfiere, contradice el principio del Cosmos.

Mientras los asesino vivan seguirán "asesinando". La ignominia de cercenar el suceso antes que el Hecho jamás hallará reparo universal alguno.

José Luis Palomera

Al-Zarqaui: simbología y praxis
GEES Libertad Digital 8 Junio 2006

"Una buena noticia, aunque más simbólica que práctica", ha declarado Rafael Estrella, portavoz del PSOE en el Congreso, al conocer la noticia de la muerte del terrorista más buscado de Irak. Se nota que ni él ni los suyos están en Irak, ni ha formado parte del staff de las Naciones Unidas que cuando estuvo por allí, salió volando por lo aires gracias a los secuaces y la mente de Abú Musad al-Zarqaui. Zarqaui tenía un elemento simbólico, sin duda, pero muy a su pesar, porque él en realidad era un hombre de acción. No sólo ha dejado un sangriento reguero de destrucción y muerte con sus atentados, sino que éstos no estaban ejecutados al azar de la oportunidad, sino que seguían y respondían a una clara estrategia.

Estrella se estrella porque la desaparición de Al-Zarqaui es muy importante. En primer lugar, él era el exponente de la jihad que había tomado Irak como su frente central para llevar adelante la guerra santa contra América y los occidentales. Sólo con su impulso y esfuerzo Al-Qaeda ha logrado estar presente en esa zona. Nadie del círculo cercano de Ben laden está hoy en Irak que se sepa, pues Zarqaui centralizaba toda la acción jihadista en suelo iraquí. Su desaparición deja sin cuadros relevantes sobre el terreno a la organización de Ben laden.

En segundo lugar, no se puede olvidar que Zarqaui era el inspirador y ejecutor de una estrategia más amplia. A su grupo se le atribuyen los atentados de Amman, de finales de año pasado, así como la reciente fijación del jihadismo en desestabilizar la monarquía hachemita. Jordania era para él un objetivo estratégico y su desaparición alivia muchas de las amenazas que se ciernen sobre ese reino.

En tercer lugar, a Al Zarqaui también se le atribuyen algunos de los intentos de atentados en suelo europeo. No en balde, por ejemplo, las fuerzas que investigaban los ataques en Londres del 7 de julio del año pasado, pusieron sus ojos de forma inmediata en un colaborador de Al-Zarqaui como primer sospechoso. Del 11-M también se dijo que podían estar los terroristas vinculados en alguna medida con la red de Zarqaui. Sea como fuere, lo cierto es que para el propio Zarqaui Europa y Norteamérica eran objetivos legítimos que batir con sus fuerzas, aunque de momento se concentrara en intentar crear el caos y la guerra civil en Irak.

¿Es, por tanto, su eliminación algo simbólico? Sólo con una mira más que estrecha que, dicho sea de paso, es la que caracteriza al socialismo español con todo lo referente a Irak. Obviamente esto no representa el final de la violencia para los iraquíes, pero se les ha quitado a uno de los elementos más peligrosos y desestabilizadores de la misma. Simbólico, sí, desde luego, No hay más que ver cómo se le llora en las webs islamistas. Práctico, sin lugar a duda. Hoy Irak y el mundo vive con una amenaza menos.     GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

LLAMA "COBARDE" A MIGUEL BUEN
Gotzone Mora estudia irse del PSE y avisa que se llevará el escaño al Grupo Mixto
La concejal y militante del PSE, Gotzone Mora, está barajando la posibilidad de irse del PSE y avisa que, si lo hace, se llevaría el escaño al Grupo Mixto en el ayuntamiento de Getxo. Mora se mostró, en declaraciones a Europa Press, molesta por las declaraciones realizadas por su compañero del PSE de Guipúzcoa, Miguel Buen, invitándola a dejar el partido. Le tachó de "cobarde" y agradeció al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, el "respeto" que manifestó por las declaraciones de la concejala en el Parlamento, el pasado martes y le pidió que diga a los compañeros de Euskadi que el PSOE siempre integró la discrepancia.
Europa Press Libertad Digital 8 Junio 2006

Gotzone Mora agradeció al José Blanco el "respeto que ha manifestado en las declaraciones que ha realizado hace 24 horas", sobre las afirmaciones que hizo el pasado martes la concejal del PSE de Getxo en el Parlamento, cuando intervenía el presidente del Gobierno. La citada concejal pidió a Blanco, aprovechando sus reflexiones en público sobre el "apoyo" a Gotzone Mora aunque manifestando también su discrepancia con ella, que "dada la relevancia que tiene dentro del partido, llame a los compañeros de Euskadi y les dijera que si por algo se ha caracterizado un partido como el nuestro es por integrar las discrepancias, porque hemos entendido que de la discrepancia sale la luz".

Mora también quiso concretar su posición en relación a las declaraciones del Miguel Buen, secretario general del PSE de Guipúzcoa, y señaló respecto de él y para el "resto de los dirigentes del PSE, que son unos cobardes, ya que siempre han aprovechado los medios de comunicación para decirme que me vaya del PSOE hacia otras formaciones políticas". "Tengo que recordar --prosiguió Mora-- que cuando en la Ejecutiva de Nicolás Redondo Terreros, Odón Elorza manifestaba un pensamiento 180 grados opuesto al que mantenía el núcleo duro de aquella Ejecutiva, nunca ni en público, ni en privado, se le planteó que se fuera del partido. Consideramos que esa es una opción personal y tampoco a ninguno de ellos se me ha ocurrido pedirle, ni en público, ni en privado, que se vaya a otro partido, desde el PNV hasta Batasuna".

De cualquier forma, advirtió Gotzone Mora, "quiero dejarles claro que si me fuera del partido me llevaría mi escaño, porque es personal y crearía en el ayuntamiento de Getxo un espacio que se integraría dentro del Grupo Mixto". Esta es una opción que la concejala del PSE está barajando en estos momentos. En este sentido, explicó que la gente le para por las calles en Getxo para, dijo, "decirme que me votaron a mi, muchos de ellos, que nunca habían votado al PSOE y que ellos saben que curiosamente, la primera vez que me presenté en Getxo prácticamente duplicamos los votos".

Otra prohibición del juez Marlaska sorprende a HB cuando ya daba por neutralizada la Audiencia
El magistrado ordenó la suspensión de una rueda de prensa que los proetarras convocaron ayer en un céntrico hotel de Pamplona
Los líderes «batasunos» se habían dado por «legalizados» tras la decisión del PSE de reunirse con ellos
R. N. / J. M. Zuloaga La Razon 8 Junio 2006

Pamplona/Madrid.- La primera reacción fue de estupor. Las caras de los dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Juan Cruz Aldasoro cambiaron por completo cuando vieron entrar en la sala del hotel de Pamplona en el que celebraban una rueda de prensa a tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía, dos de ellos uniformados. No hacía muchos días, tras el alegato que el fiscal Jesús Santos hizo a favor de Batasuna en la Audiencia Nacional y el anuncio por parte del PSOE y el Gobierno de iniciar conversaciones políticas con la organización proetarra, dirigentes de esta formación habían dado por amortizada a la citada instancia judicial y, de paso, se habían concedido un estatus de partido legalizado por la fuerza de los hechos. Estaban equivocados, y el juez Grande-Marlaska se ocupó ayer de recordárselo.
Reacción «batasuna». La reacción de los dirigentes «batasunos» a esta primera prohibición de una rueda de prensa desde que el juez decretó la suspensión de actividades de esta formación -hasta ahora se había producido una cierta tolerancia- estuvo en la línea que ha sido habitual en las últimas semanas. Cuando algo les conviene, el que lo hace está a favor del «proceso»; y si les perjudica, está en contra. «Esta actuación no se corresponde en absoluto con los tiempos políticos», lamentó Pernando Barrena.
Batasuna había convocado a los medios a las 11.00 horas en el hotel Tres Reyes de Pamplona. El motivo de este acto era presentar una campaña de apoyos a un documento dado a conocer el pasado mes de mayo para «afianzar el proceso democrático en Navarra». La sala del hotel en la que se iba a celebrar el acto había sido alquilada a nombre del mismo Pernando Barrena.
El dirigente abertzale Juan Cruz Aldasoro tomó la palabra y sólo pudo hablar durante cinco minutos. Fue entonces cuando entraron en la sala los tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Uno de ellos entregó a Barrena una providencia del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional que ordenaba que se impidiera ese acto. Según fuentes jurídicas, esto podría repetirse cada vez que Batasuna realice convocatorias similares.
El juez Fernando Grande-Marlaska adoptó esa decisión en cumplimiento del auto dictado en enero que prolongaba la suspensión de actividades de Batasuna, en el que afirmaba que esta organización «sigue actuando en la vida pública y sus dirigentes lo hacen en su calidad de “mahikides” de la Mesa Nacional». En cuanto tuvo conocimiento de la convocatoria a través de la Unidad Central de Inteligencia (UCI) de la Comisaría General de Información, el magistrado pidió a la Policía que impidiera el acto o, «en caso de haberse iniciado, tomar las medidas para su suspensión».
Y así fue. Barrena tuvo un breve intercambio de palabras con los agentes, momento que aprovechó Aldasoro para hablar de la «represión» que desde su punto de vista sufre la izquierda abertzale. No sólo eso, sino que acusó a los «esbirros» del delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa, que impiden «el derecho a la libertad de expresión y su derecho de lanzar propuestas de paz para Navarra y Euskal Herria». Aldasoro finalizó su intervención con el grito de «Gora Euskal Herria askatuta» («Viva Euskal Herria libre»), que secundó una decena de miembros de Batasuna que se encontraban presentes y que procedían de varias localidades navarras.
Lamento de Barrena. Tras el abrupto fin de la rueda de prensa, Barrena realizó inmediatamente unas declaraciones a los medios de comunicación para valorar que esta actuación «no se corresponde en absoluto con los tiempos políticos que se están viviendo en este país». «Nadie en su sano juicio», según Barrena, puede entender que «un juez se dedique a este tipo de labor de sabotaje de las condiciones que se están creando para afianzar» el proceso de paz.
«Por parte de algunos aparatos del Estado, la receta de la represión, de la prohibición, de la conculcación de derechos civiles y políticos sigue siendo algo que está en vigor», lamentó el dirigente abertzale, quien pidió «condiciones democráticas para que el proceso de resolución pueda avanzar y llegar a su objetivo con éxito».
La sorpresa en los dirigentes de Batasuna fue mayor si se tiene en cuenta que se las prometían muy felices la pasada semana cuando hablaban de «un nuevo tiempo político», tras el anuncio de Patxi López, secretario general del PSE, de reunirse con ellos, y tras la decisión del propio Grande-Marlaska de no encarcelar a la cúpula del partido que lidera Arnaldo Otegi. Sin embargo, y después de la suspensión judicial de esta rueda de prensa, Barrena volvió a decir que «los riesgos son más que evidentes».

BARRENA: "NAVARRA ES PARTE DEL PROBLEMA"
La Policía Nacional interrumpe un acto de Batasuna en Navarra por orden del juez Marlaska
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, acompañados de un secretario judicial, han interrumpido en Pamplona una rueda de prensa de Batasuna-ETA, atendiendo una orden del juzgado de Instrucción Número Cinco de la Audiencia Nacional, cuyo responsable es el juez Fernando Grande Marlaska. La orden tiene como objeto el cumplimiento del auto dictado el pasado mes de enero en el que se suspendían las actividades de la organización terrorista. Tras la actuación policial, el dirigente batasuno Pernando Barrena ha dicho que en el acto querían afirmar que "Navarra es parte del problema".
Agencias Libertad Digital 8 Junio 2006

El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, ha ordenado este miércoles a la Policía impedir la rueda de prensa convocada por Batasuna-ETA en Pamplona en cumplimiento del auto dictado el pasado 17 de enero en el que se suspendían las actividades de la organización terrorista y basándose también en la resolución dictada el pasado 1 de junio tras tomarle declaración al portavoz proetarra Arnaldo Otegi y otros 7 batasunos.

En una resolución dictada esta mañana señala que tras tener conocimiento de la convocatoria de la rueda de prensa a través de la Unidad Central de Inteligencia (UCI) de la Policía, ha acordado librar oficio a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para que tomara las medidas necesarias al objeto de impedir el acto y "en caso de haberse iniciado se tomen las medidas para su suspensión, levantando la oportuna acta".

Por ello, agentes del Cuerpo Nacional de Policía, acompañados de un secretario judicial, han interrumpido la rueda de prensa de Batasuna-ETA. Así, la organización ilegalizada había convocado a los medios de comunicación, a las 11 de la mañana, en el Hotel Tres Reyes de la capital navarra a fin de presentar una campaña de apoyos a su propuesta de bases para "afianzar el proceso democrático en Navarra". Según explicó el dirigente de Batasuna Pernando Barrena a la prensa, la sala del citado hotel había sido alquilada a su nombre.

A la hora prevista, tomó la palabra Juan Cruz Aldasoro, que habló en vasco y, cinco minutos después, irrumpieron en la sala del hotel dos agentes de Policía Nacional y un inspector judicial, que entregaron a Barrena una providencia del Juzgado de Instrucción Número Cinco de la Audiencia Nacional que ordenaba que se impidiera este acto, en virtud del auto de suspensión de actividades de Batasuna-ETA. En ese momento, Aldasoro se dirigió a los presentes y denunció la "represión" a la que, en su opinión, están siendo sometidos los proetarras pese, dice el batasuno, a que están haciendo "una aportación al proceso democrático". Con esos argumentos, reprochó a los "esbirros de (Vicente) Ripa", aludiendo al Delegado del Gobierno en Navarra, que hayan impedido la rueda de prensa.

"¡Gora Euskal Herria Askatuta!" (viva Euskal Herria libre) gritó justo antes de dar por finalizada la comparecencia. A continuación, los agentes de policía levantaron acta de todo lo acontecido y Barrena decidió hacer unas declaraciones en el exterior del hotel, donde aguardaban varios furgones del Cuerpo Nacional de Policía. "Esta actuación no se corresponde en absoluto con los tiempos políticos", advirtió Barrena.

Podría repetirse
En su auto, el Juez Marlaska ha hecho constar que la organización terrorista continúa “actuando en la vida pública, y sus dirigentes lo hacen en calidad de ‘mahikides’ de la Mesa Nacional” y no “en el ejercicio de derechos civiles y políticos individuales” más allá de las resoluciones, algo que el propio Joseba Permach reconoció en una entrevista en Radio Euskadi

Fuentes jurídicas señalaron hoy que podrían repetirse actuaciones policiales como la que ha tenido lugar en el Hotel Tres Reyes de Pamplona. En cumplimiento de las decisiones de Marlaska, enmarcadas en la causa que investiga la financiación de ETA a través de la red de herriko tabernas, esto se repetirá cada vez que ETA – Batasuna intente desarrollar un acto público.

En el acto, Barrena quería decir que "Navarra es parte del problema"

Pernando Barrena ha dicho después que "es una actuación que no se corresponde en absoluto con los tiempos políticos que está viviendo este país". Tras serles comunicada por orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska la prohibición del acto, que se estaba desarrollando ante decenas de periodistas, Barrena y el resto de los batasunos emplazaron a la prensa a las afueras del hotel donde entró la Policía Nacional.

Barrena ha dicho entonces que se había convocado la rueda de prensa para explicar un documento ya presentado hace un mes y que pretende subrayar que "en estos momentos en que se abre un tiempo de soluciones, un nuevo tiempo político para el país, la participación de los navarros es fundamental desde su mismo comienzo porque Navarra es parte del problema y los navarros debemos ser también parte de la solución".

El dirigente batasuno ha denunciado la prohibición y ha considerado que "nadie en su sano juicio puede comprender que a estas alturas, cuando todos los agentes políticos del país han mostrado disposición para hablar con todos los agentes políticos del país, incluida Batasuna, un juez se dedique a este tipo de labor de sabotaje de las condiciones que se están creando". Asimismo, ha subrayado que "hoy hemos podido comprobar que por parte de algunos aparatos del Estado la receta de la represión, de la prohibición, de la conculcación de los derechos civiles y políticos es algo que está en vigor y no se corresponde con los tiempos políticos que está viviendo el país".

El PSE inicia una «caza de brujas» contra Rosa Díez y Gotzone Mora por sus críticas
M. LUISA G. FRANCO. BILBAO ABC 8 Junio 2006

El PSE que dirige Patxi López no admite disidentes y quienes no están de acuerdo con la estrategia de la actual dirección del partido han sido invitados en más de una ocasión a abandonarlo. Ayer fue el secretario general del PSE de Guipúzcoa, Miguel Buen, quien instó a la europarlamentaria Rosa Díez y a la concejal Gotzone Mora a renunciar a los escaños que ostentan en representación del PSE. La invitación tiene precedentes, ya que hace un año, en mayo de 2005, Patxi López ya había instado a Rosa Díez a abandonar el partido.

Diez meses después de aquella invitación, el pasado mes de marzo, la europarlamentaria socialista fue sustituida en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento de Europa, ya que su posición firme contra el terrorismo resultaba un obstáculo para la actual estrategia de diálogo con ETA que ha emprendido el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Después de que Rosa Díez, Gotzone Mora y Maite Pagazaurtundua criticaran la decisión de Patxi López de reunirse con Batasuna, el secretario general del PSE ironizó el pasado miércoles con la posición de esos cargos públicos de su partido. Así, dijo que le sorprendía que alguien «muy digno» como la europarlamentaria represente en «algunas instituciones muy importantes» a «personajes tan indignos», en alusión irónica a los dirigentes socialistas. López no citó a Maite Pagazaurtundua, por su condición de hermana de una víctima de ETA.

En parecidos términos se expresó ayer el secretario general del PSE de Guipúzcoa, Miguel Buen, quien dijo que la dignidad que Rosa Díez y Gotzone Mora «parece que se arrogan debería de llevarles a abandonar los escaños que ostentan en representación del PSE».

Buen acusó además a ambas de estar afiliadas al PSE sin estar en el partido y las retó a presentarse a las elecciones sin sus siglas. «Verán entonces cómo no tienen ni acta de concejal la una, ni mucho menos de eurodiputada la otra», añadió. Por su parte, el secretario de organización del PSOE, José Blanco, dijo que no será él quien «firme la expulsión de una persona que ha sido víctima del terrorismo». En su opinión, si Gotzone Mora «no comparte la política» del PSE y «se encuentra más cómoda» con la del PP, es ella la que debe «reflexionar y tomar una decisión».

Sanz reta a Zapatero a derogar la ley de Partidos y «asumir el coste político»
DANIEL G. LÓPEZ ABC 8 Junio 2006

Sanz, en un momento de su intervención en la madrileña Casa de AméricaMANUEL ERICE
MADRID. El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, refrendó ayer la decisión de Rajoy y del PP (aliado permanente de Unión del Pueblo Navarro) de romper con Zapatero en su política con la banda terrorista con una frase que resume toda su argumentación: «El PP no ha roto nada, sino que ha sido Zapatero el que ha empezado a pagar un precio político a ETA, en contra de lo que había prometido». En una intensa jornada ayer en la capital de España, donde hizo «doblete» -desayuno informativo por la mañana y conferencia en la Casa de América por la tarde, con el título de «Navarra, en el punto de mira»-, el jefe del Gobierno foral hizo hincapié en la exigencia a Zapatero de que «se cumpla la ley», y en especial la de Partidos. Si no se quiere -avisó- que «acaben venciendo los terroristas». En este punto lanzó un reto al presidente del Gobierno: «Si no va a asegurar el cumplimiento de la ley de Partidos, que tenga valentía para derogarla y asuma el coste político».

En su demostración de que Zapatero había cedido con la anunciada reunión del PSE con Batasuna, que acaparó buena parte de sus mensajes, Sanz echó mano del titular de «un periódico» (en alusión a ABC, el pasado domingo) que informaba de la amenaza de ETA de «romper» el «alto el fuego permanente» si no había algún gesto del Ejecutivo socialista. A su juicio, éste es «el ejemplo de que se empieza a pagar un precio político por la paz», y advirtió que a partir de ahora «vendrán más: la autodeterminación y la territorialidad, que incluyen a Navarra». Y enfatizó: ¿O es que alguien se piensa que ETA y Batasuna no van a poner sobre la mesa a Navarra?».

Además, reprochó a Zapatero haber «hecho añicos su frase de «primero la paz y luego la política»», con la que el presidente del Gobierno marcó los límites desde el principio de la llamada «verificación del alto el fuego».

La viuda de Múgica irá al acto de la AVT, que coincidirá con un mitin del ministro Alonso
M.G. ABC 8 Junio 2006

MADRID / NUEVA YORK. Mapi de las Heras, viuda del dirigente socialista asesinado por ETA Fernando Múgica, adelantó ayer que sí tomará parte en la concentración convocada por la AVT este sábado. Tras la presentación de la cátedra «Antonio Beristain» de Estudios sobre el Terrorismo y sus Víctimas de la Universidad Carlos III de Madrid, De las Heras dijo que se siente «indignada por cómo se están llevando las cosas» y que «la mayoría de las víctimas queremos justicia, dignidad y memoria. De pactar, nada».

Mientras, el doble lema «Queremos saber la verdad», sobre el 11-M, y «En mi nombre, no», referido a la negociación con ETA, ha dado argumentos a los colectivos de víctimas distanciados de la actual dirección de la AVT para rechazar una convocatoria que sin la «interferencia» de esa proclama (que no se ha utilizado en las anteriores movilizaciones) dejaría ver con nitidez la unanimidad de las víctimas en contra de la anunciada reunión del PSE con Batasuna.

En una rueda de prensa, representantes de estas entidades (la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas, la Asociación Andaluza de Víctimas del Terrorismo, la Asociación de Víctimas del Terrorismo de la Comunidad Valenciana, la Asociación 11-M Afectados de Terrorismo de Pilar Manjón y el Grupo Vasco de Víctimas del Terrorismo, en cuyo nombre intervino Gorka Landáburu) criticaron lo que consideran una «mezcla interesada» de los dos conceptos, porque la cuestión de ETA «es un tema político» y la de los atentados del 11-M está en el ámbito «policial y judicial». Los firmantes subrayan su confianza en la Justicia y, en lo que atañe a la negociación con la banda etarra, aseguran que la «entrega de las armas» y el cumplimiento de la ley son premisas imprescindibles para que el Gobierno pueda hablar con los terroristas.

A la vez que la manifestación de la AVT provocaba reacciones diversas, se supo ayer que la convocatoria coincidirá con un mitin del ministro de Defensa, José Antonio Alonso, en el madrileño distrito de Latina, donde explicará los planes de su Departamento para esa zona.

Rosa Díez y Baltasar Garzón
El juez Baltasar Garzón cerró ayer su estancia en Nueva York con un acto sobre las víctimas del terrorismo en el que participó la eurodiputada del PSOE Rosa Díez y el cineasta Iñaki Arteta. Díez dijo sentirse alejada de la «clerecía» de su partido y alertó de que no se puede dejar a las víctimas fuera del proceso. Garzón sugirió que está en contra de que se las utilice políticamente.

BUESA RESPALDA LA RUPTURA DEL PP CON EL GOBIERNO
Del Burgo aplaude la decisión de Marlaska porque demuestra que "por lo menos hay alguien que no mira para otro lado
El diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN) y miembro de la dirección de Grupo Popular en el Congreso, Jaime Ignacio Del Burgo, aplaudió y la decisión del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, de impedir una rueda de prensa de Batasuna en Pamplona. A su juicio, "por lo menos hay alguien que no mira para otro lado, como el fiscal general del Estado", Cándido Conde Pumpido.El presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, consideró "lógica" la decisión de Grande Marlaska. "El juez Grande Marlaska, que lleva la suspensión de esas actividades, hace muy bien ordenando que todo tipo de manifestaciones públicas de ese partido político ilegalizado cesen inmediatamente", agregó.
Europa Press Libertad Digital 8 Junio 2006

En declaraciones a Europa Press, Del Burgo explicó que "hay una sentencia que afecta a Batasuna en la que se declara que forma parte de la banda terrorista ETA" y, por lo tanto, su actividad debe quedar prohibida y disuelta. En este sentido, el diputado 'popular' señaló que el propósito de la formación ilegalizada de convocar una rueda de prensa en Pamplona supondría una "flagrante violación de la ley". Por eso, se felicitó de que la Policía haya impedido su celebración siguiendo las órdenes del juez Grande-Marlaska. "Hay por lo menos un juez que tiene claro el asunto e intenta impedir que se consuma ese acto. Aplaudo su decisión porque por lo menos hay alguien que no mira para otro lado como el fiscal general del Estado", concluyó.

Respecto al papel de Batasuna como interlocutor político, Buesa señaló que "si le preguntan a cualquier gobernante alemán si está conforme con que los partidos nazis desarrollen actos y manifestaciones públicos, nos diría que en absoluto". Y añadió: "Con Batasuna es exactamente lo mismo". Asimismo, el presidente del Foro de Ermua afirmó que el proyecto político del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha fracasado" al emprender desde su partido una política "contraria al sistema democrático" desde que se anunció la tregua de ETA, por lo que pidió una renovación al frente del PSOE en la que "indudablemente" se incluye también a Zapatero.

En esta línea, destacó que las voces contrarias a la política antiterrorista del Gobierno se escuchan dentro del propio PSOE y "son frecuentes desde hace ya bastante tiempo", en clara alusión a militantes como Gotzone Mora y Rosa Díez, de quienes dijo se han opuesto a esta política con "una solidez muy grande". "En este momento hay bastantes más personas dentro del propio Partido (Socialista) que efectivamente ven cómo esta política está llevando a unos resultados que no son adecuados y que pueden acabar reforzando la actividad terrorista", recordó.

Por ello, Buesa insistió en que el PSOE debería buscar una solución de "recambio" dentro del propio partido hasta el momento en que se celebren las elecciones, dado que "el proyecto político de Zapatero ha fracasado", en su opinión, porque en los dos últimos años se ha afianzado "el papel de los nacionalistas en la conducción del Gobierno".

Preguntado por la ruptura del PP con el Gobierno tras el anuncio del PSE de reunirse con Batasuna, respaldó el hecho de que las relaciones estén "absolutamente rotas" entre PP y PSOE, ya que, en su opinión, el argumento es "muy razonable". Por ello, señaló que aunque no cree que haya margen para llegar a alguna solución de compromiso, "dentro de los propios parámetros establecidos por Zapatero", la reconciliación entre ambas formaciones debería pasar por que el Gobierno anuncie "la ruptura radical de sus conversaciones con ETA y con Batasuna".

Asimismo, destacó que para poder de nuevo restablecer el diálogo entre PP y PSOE tendría que producirse "la desacreditación de todas esas personas que han llevado a cabo este proyecto", en el que, insistió, está "implicado" el propio Zapatero. No obstante, aventuró que "no sería sorprendente" que Zapatero convocara el aval del Congreso de los Diputados sin el apoyo del PP y "tratara de volver al argumento de que el PP está solo" para defender sus planteamientos.

EN CINCO MESES MÁS AFILIADOS QUE ICV "EN TREINTA AÑOS"
Ciudadanos de Cataluña convoca una concentración en Gerona como "repulsa a los boicots sufridos"
Ciudadanos de Cataluña ha convocado una concentración en Gerona el próximo domingo en defensa de la libertad de expresión y como "acto de repulsa a los boicots sufridos" en el transcurso de dos actos organizados por la plataforma en la ciudad. A la concentración, que tendrá lugar a las 12.00 en la Plaza de la Constitución, acudirán Albert Boadella, Francesc de Carreras y Arcadi Espada, que fue agredido el lunes pasado durante una conferencia sobre el Estatuto en el Auditorio Narcís de Carreras. Ciudadanos espera obtener entre "dos o tres escaños" en las próximas elecciones autónomicas. En sólo cinco meses ya superan en afiliados a ICV "en 30 años".
Europa Press Libertad Digital 8 Junio 2006

En el comunicado que incluye la convocatoria para la concentración, Ciudadanos de Cataluña lamenta que Espada fuera agredido "verbal y físicamente" por "independentistas catalanes" cuando se disponía a pronunciar una conferencia sobre el Estatuto catalán. Además, indicaron que "los Mossos d'Esquadra" "no estuvieron presentes a la entrada del auditorio, donde se apostaba una treintena de maulets, a pesar de que habían sido alertados de que se esperaba un boicot independentista".
No es esta la primera vez que un acto de Ciudadanos de Cataluña es boicoteado en Gerona, ya que en diciembre de 2005, durante la presentación del manifiesto "Por un nuevo partido político en Cataluña" en el Hotel Meliá de Gerona, "unos 25 independentistas (maulets) impidieron durante media hora que los conferenciantes pudieran hacer uso de la palabra".

"Los boicoteadores", explicó Ciudadanos de Cataluña, "profirieron toda clase de insultos e intimidaron a los presentes en la sala, rociándoles con 'sprays' fétidos y portando pancartas, ante la permisividad de los Mossos d'Esquadra, que pactaron con los agresores no abandonar la sala hasta que éstos cantaran Els Segadors" (himno de Cataluña).

APARECEN PINTADAS CONTRA EL MAGISTRADO EN EL PAÍS VASCO
Batasuna-ETA confirma tras el auto de Marlaska que "viene hablando con el Partido Socialista todos estos años"
Pese al empeño de Patxi López en convencer de que el objetivo de la reunión con los batasunos es llevarles a la legalidad, el portavoz de Batasuna-ETA ha dicho que la "creación de" este "espacio de diálogo" no puede depender de la legalización. "Batasuna es un interlocutor que viene hablando con todos, incluso con el Partido Socialista, todos estos meses y estos años", dijo. Batasuna-ETA también ha acusado al juez Marlaska de prevaricación y de poner "escollos" por impedirles este miércoles celebrar una rueda de prensa. El País Vasco ha amanecido con pintadas amenazantes contra el magistrado.
Europa Press Libertad Digital 8 Junio 2006

El portavoz batasuno Joseba Álvarez dijo que "la creación de ese espacio de diálogo de las fuerzas políticas, del encuentro anunciado entre Patxi López y Arnaldo Otegi no depende y no debe depender de que Batasuna sea legal o no". "Batasuna es un interlocutor que viene hablando con todos, incluso con el Partido Socialista todos estos meses y estos años, otra cosa es que, al final, habrá que resolver también ese tema, pero no podemos esperar a la legalización de Batasuna o no se debe utilizar eso como un pretexto para que no se produzcan esas reuniones", apuntó.

Tras dejar claro que la legalización no pude ser condición del proceso ni para la interlocución política, Álvarez arremetió contra el juez Fernando Grande Marlaska, quien ordenó este miércoles que la Policía impidiera la celebración de una rueda de prensa de los batasunos. "Desde un punto de vista puramente legal, si Grande Marlaska prolongó la suspensión de actos de Batasuna desde enero de este año, es el mismo juez, es la misma sala, es el mismo hecho", por lo que hay que pensar que el magistrado, "o ha cometido prevaricación en todas las ruedas de prensa que Batasuna ha venido haciendo desde enero hasta el día de ayer o, si no, es una nueva medida" que supone "un escollo" al avance del proceso de paz.
Además, considera que medidas como ésa provocan alarma social: "Nos parece un contrasentido y eso que los jueces suelen llamar alarma social, es lo que crea este tipo de actitudes por parte del juez". Y añadió que "el responsable definitivo es el Partido Socialista, que es un poco el que tiene que resolver estos problemas". A su juicio, "que se produzcan estos actos después del alto el fuego, después de la verificación del alto el fuego, cuando todo el mundo anuncia ya que se va a poner en marcha al proceso, y que haya una intervención de la Policía es incomprensible y deberían acabar".

"Nosotros queremos volver a ser legales, pero no es una problema sólo nuestro, sino que es un problema del conjunto de la clase política y será uno de los aspectos que habrá que solucionar", insistió. Y continuó refiriéndose a la decisión de Marlaska, calificándola de "capricho de un juez". Batasuna, señaló, "no puede depender de una actuación judicial o del capricho de un juez que considera que ese acto no era delito durante los cinco primeros meses de este años y ahora que se ha verificado todo y todo parece ponerse en marcha, ahora se ponga en activo una medida como la suspensión de ruedas de prensa".

El primer ministro iraquí anuncia la muerte de Al Zarqaui, líder de Al Qaeda en Irak
Ep/Ap - Bagdad.- La Razon 8 Junio 2006

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, anunció hoy que el terrorista jordano Abu Musabd al Zarqaui, representante de Al Qaeda en Irak, murió anoche en un ataque aéreo estadounidense al norte de Bagdad, en el que también perecieron siete de sus ayudantes. «Al Zaraqui ha sido eliminado», afirmó Al Maliki en la rueda de prensa, en medio de aplausos.

Al Maliki estuvo flanqueado por el jefe del mando militar estadounidense en Irak, el general George Casey, y por el embajador estadounidense en Irak, Zalmay Khalilzad. El primer ministro precisó que el jordano murió en una casa situada a 50 kilómetros al noreste de Bagdad, en la provincia de Diyala, justo al este de su capital, Baaquba.

Asimismo, indicó que su muerte ha sido posible gracias a los informes de inteligencia aportados a las fuerzas de seguridad iraquíes por los habitantes de la zona, y que los estadounidenses actuaron de acuerdo con esta información.

«Este es un mensaje para todos aquellos que abracen la violencia para que pongan fin a los asesinatos y destrucciones y se retiren antes de que sea demasiado tarde», advirtió el primer ministro. «Aquellos que enturbien el curso de la vida, como Al Zarqaui, tendrán un final trágico», añadió Al Maliki. «Donde quiera que haya un nuevo Al Zarqaui, lo eliminaremos», prosiguió. «Esta es una guerra abierta con todos los que inciten al sectarismo», aseveró.

En todo caso, advirtió que el éxito final «requiere de más esfuerzos, confrontaciones y desafíos, pero hoy podemos decir que hemos tenido una buena estrella». El anuncio de la muerte del jordano llega seis días después de la difusión por Internet de un vídeo en el que Al Zarqaui instaba a los suníes a enfrentarse a los chiíes y a ignorar los llamamientos a la reconciliación nacional y aseguraba que las milicias chiíes estaban matando y violando a la minoría suní.

En la rueda de prensa, el general George Casey aseguró que el cadáver de Al Zarqaui ha sido identificado gracias a las huellas dactilares y a un reconocimiento facial. Asimismo, precisó que la búsqueda de Al Zarqaui por la zona comenzó hace dos semanas. Por su parte, el embajador estadounidense en Irak, Zalmay Khalilzad, declaró que la muerte del jordano, al que acusó de miles de asesinatos, es una victoria en la guerra contra el terrorismo y un buen día para Estados Unidos, además de un buen presagio para Irak y para su nuevo Gobierno, al tiempo que animó a las comunidades iraquíes a poner fin a la violencia sectaria.

Al Zarqaui está acusado de secuestros, atentados suicidas y asesinatos y se había convertido en el miembro de Al Qaeda más buscado, junto al líder supremo de esta red, Usama bin Laden, a quien juró lealtad en 2004. Estados Unidos había ofrecido 25 millones de dólares (20 millones de euros) pro su captura, la misma cantidad que por Bin Laden.

El año pasado, Al Zarqaui —a quien se acusa de haber decapitado personalmente a dos rehenes estadounidenses— inició una campaña de atentados fuera de las fronteras iraquíes. El pasado 9 de noviembre, su grupo reivindicó el triple atentado suicida contra varios hoteles de Amán en el que murieron 60 personas, así como otros atentados en Jordania e incluso un ataque con cohetes desde Líbano hacia el norte de Israel.

La búsqueda de Al Zarqaui comenzó a mediados de 2003. En octubre de 2004, Estados Unidos llevó a cabo una ofensiva contra Faluya, al oeste de Bagdad, supuestamente para capturar a Al Zarqaui, pero el jordano pudo huir en la ciudad, si es que realmente estaba en ella, lo cual aún no ha podido comprobarse. El cerco se estrechó especialmente a finales de 2004, cuando el entonces viceministro del Interior, general Hussein Kamal, aseguró que las fuerzas de seguridad iraquías habían logrado capturarlo cerca de Faluya pero pudo escapar porque no se habían percatado de que se trataba de él.

Asimismo, el 20 de febrero de 2005 las tropas estadounidenses llegaron a creer que habían logrado capturar a Al Zarqaui después de interceptar su vehículo cerca del río ufrates. Su conductor y otro colaborador fueron capturados y fueron confiscados un ordenador personal de Al Zarqaui y varias pistolas y municiones.
En mayo de 2005, un comunicado por Internet de su grupo informó de que Al Zarqaui había resultado herido en un enfrentamiento con los estadounidenses y había sido trasladado a un hospital fuera de Irak. Días más tarde, otro comunicado indicó que el jordano se encontraba bien y había regresado a Irak. Estas noticias nunca fueron confirmadas por fuentes independientes.

Separatismo
DIGNIDAD Y JUSTICIA PIDE A GRANDE MARLASCA QUE IMPIDA LA REUNIÓN PSE- BATASUNA
Redacción Minuto Digital 8 Junio 2006

La asociación Dignidad y Justicia presidida por Daniel Portero presentó durante el día de ayer un escrito ante la Audiencia Nacional para solicitar al juez la toma de declaración a Otegi por los actos políticos en los que participó el pasado fin de semana. Arnaldo otegui,"intervino en un acto público en la localidad de Mondragón en homenaje al fallecido Jon Idígoras" actuando durante el mismo "como representante de Batasuna, profirió expresiones que pudieran ser constitutivas de enaltecimiento del terrorismo, por lo que esta parte interesa que se emitan a la mayor urgencia informes por las fuerzas y cuerpos de seguridad sobre el contenido de las manifestaciones que fueron vertidas en dicho acto por el procesado."

En el escrito, Dignidad y Justicia destaca también que "se ha previsto una manifestación para el próximo 17 de junio en Pamplona, siendo una de las convocantes la ilegalizada Batasuna por lo que igualmente se interesa que con carácter de urgencia se emitan informes por las fuerza y cuerpos de seguridad sobre dicha convocatoria, y se comunique al Gobierno foral de Navarra el auto de 17 de enero a fin de que se prohíba la celebración de dicho acto público en cuanto que materializaría uno de los expresamente prohibidos por aquella resolución judicial.

En el escrito se añade una advertencia "al PSE en el caso de que se reuna con Batasuna para que el acto sea impedido por el juez Grande Marlasa
Recortes de Prensa   Página Inicial