AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 29 Junio  2006

Concentración contra Zapatero traidor
SMS  29 Junio 2006

En La Coruña, hoy jueves a las 20:30 frente a la Delegación del Gobierno.
Con los terroristas y asesinos sólo se puede hablar en una celda de Instituciones Penitenciarias.

ANUNCIO OFICIAL DE ZAPATERO SOBRE SU NEGOCIACIÓN CON ETA
"El Gobierno respetará las decisiones que tomen los ciudadanos vascos"
Delante de un texto de la Constitución de 1812, el presidente del Gobierno ha comparecido para hacer oficial sus conversaciones con ETA. Con la comparecencia de este jueves, Zapatero ha incurrido en tres falsedades. No ha convocado la Comisión de secretos oficiales, no ha convocado el Pacto Antiterrorista y su comparecencia no ha sido ante los diputados, sino frente a los periodistas. Sí que ha cumplido los plazos que le marcó ETA de comparecer en junio. "El Gobierno respetará las decisiones que tomen los ciudadanos vascos libremente en ausencia de todo tipo de violencia", ha anunciado el presidente. Esta es una de las exigencias históricas de ETA, que la banda recordaba al gobierno en su último comunicado.
Libertad Digital 29 Junio 2006

El presidente del Gobierno está convencido de que ETA va a dejar de matar y por ese motivo, explicaban poco antes de su comparecencia fuentes gubernamentales, ha decidido anunciar el inicio de las conversaciones. Cumple, además, los plazos que había marcado la banda terrorista en Gara.

El presidente ha comenzado su intervención señalando que lo importante "no es tanto lo que ETA ha dejado de hacer sino lo que los demócratas hemos hecho estos años, defendiendo los valores democráticos y constitucionales y, de manera muy singular, todos los ciudadnos de nuestro país". Tras una breve mención a los defensores del Estado de Derecho, ha apuntado que "todos los gobiernos han intentado alcanzar la paz desde un compromiso amplio de convivencia, manteniendo un principio esencial: la democracia no va a pagar ningún precio político por alcanzar la paz y defendiendo que el proceso de pacificación y normalización del País Vasco es una tarea de todas las fuerzas políticas".

Tras hacer un "reconocimiento a todos los servidores del Estado de Derecho", Zapatero dijo que el Gobierno va a iniciar la negociación con ETA "manteniendo el principio irrenunciable de que las cuestiones políticas sólo se resuelven con representantes legítimos de la voluntad popular". Después de este anuncio, ha manifestado su agradecimiento a los partidos políticos y ha subrayado que "la forma", en referencia a la declaración ante los periodistas en lugar de ante los diputados, "es responsabilidad exclusiva del Gobierno. "He reiterado que el proceso será largo, duro y difícil. Lo abordaremos con decisión y prudencia, con unidad y lealtad y siempre, siempre respetando la memoria de las víctimas", ha puntualizado.

A continuación, el presidente del Gobierno se ha referido a los "principios básicos del futuro de Euskadi". Después de recordar que el Estatuto de Guernica dotó a los vascos "del mayor autogobierno de su Historia" pero que "desgraciadamente, ha persistido la violencia y el terror", ha avanzado que "desde los principios democráticos", "el Gobierno respetará las decisiones de los ciudadanos vascos que adopten libremente, respetando los métodos democráticos, los derechos y libertades de los ciudadanos y en ausencia de violencia y coacción". "El futuro de Euskadi exige un gran acuerdo de convivencia política", según Zapatero.

El jefe del Ejecutivo se ha referido a continuación a la Ley de Partidos, de la que dijo que mantiene su vigencia. "El Gobierno entiende que los acuerdos han de alcanzarse con el máximo consenso posible" y "en igualdad de condiciones para todas las formaciones". Las "reglas", ha dicho, son la "voluntad democrática", la "sujeción a la legalidad" y un "amplio acuerdo que recoja el pluralismo" de la sociedad. Normas "que valen también para la participación en la vida política", en clara alusión a Batasuna-ETA.

Zapatero hizo un llamamiento a la sociedad vasca. Dijo que "la paz es una tarea de todos" y que "será fuerte si tiene profundas raíces". El presidente también hizo una mención a su "expresó su compromiso con los valores y reglas de la Constitución de 1978" y dijo que es "consciente de que los ciudadanos tienen un gran anhelo de paz y una exigencia de máximo respecto a las víctimas del terrorismo". "Asumo la responsabilidad de colmar anhelo de paz y esa exigencia de máximo respeto a la memoria, dignidad y honor de las víctimas del terrorismo".

El jefe del Ejecutivo explicó que iba a actuar con "prudencia y discreción" y pidió la colaboración expresa "de todos los medios de comunicación". Zapatero adelantó que a "finales de septiembre" el ministro del Interior llevará a cabo una "nueva ronda de información" con todos los portavoces parlamentarios.

DIÁLOGO CON ETA
Zapatero empieza a negociar, con ambigüedad sobre la autodeterminación
Editorial Elsemanaldigital  29 Junio 2006

El presidente del Gobierno ha anunciado oficialmente este jueves el inicio de conversaciones con la banda terrorista y lo ha hecho ante los medios de comunicación en el Congreso.

29 de junio de 2006. En una declaración institucional ante los medios de comunicación en el Congreso de los Diputados a las 13,51 horas, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado oficialmente su intención de abrir conversaciones con la banda terrorista ETA.

Tal como se esperaba, Zapatero ha confirmado la apertura de este diálogo con los terroristas, un anuncio que se produce después de que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se haya reunido este jueves con los portavoces de los grupos parlamentarios para confirmar la verificación del alto el fuego.

El presidente del Gobierno ha recordado que se han cumplido tres años sin atentados mortales y se ha comprometido a respetar la Constitución de 1978, aunque a la vez ha sido ambiguo sobre la autodeterminación. El jefe del Ejecutivo ha añadido que piensa mantener vigente la Ley de Partidos y ha pedido la colaboración de todos los partidos políticos para llevar a buen puerto la negociación.

Zapatero ha dicho que respetará lo que decida el pueblo vasco: el gobierno se comprometer a respetar la decisión que los ciudadanos vascos decidan libremente, ha dicho el presidente del Gobierno. Éste puede ser el gran titular, la gran noticia de esta comparecencia leída y aprendida por el presidente de todos los españoles.

Zapatero ha dicho que actuará con discreción y ha pedido lo mismo a los medios de comunicación y ha dicho que el ministro del Interior hará una nueva ronda con los partidos políticos a finales de septiembre, ronda en la que Alfredo Pérez Rubalcaba informará a los partidos de la evolución del proceso.

El presidente del gobierno ha hecho un reconocimiento de los intentos de los gobiernos anteriores para acabar con la banda terrorista y ha recalcado que en el proceso que comienza ahora se tendrá en cuenta la memoria de las víctimas.

"La democracia -ha dicho- no va a pagar ningún precio político por la paz". En este sentido, Zapatero ha asegurado que "reconociendo que la paz es una tarea de todas las fuerzas políticas" el Gobierno ha decidido emprender conversaciones con los terroristas, siempre "al amparo de la Constitución" y "con el principio de que las cuestiones políticas se resuelven con los representantes de la soberanía popular".

Tras la comparecencia, Zapatero, en respuesta a una pregunta sobre si cuenta con el PP, ha afirmado con rotundidad: "Ahora no, pero espero poder hacerlo".

ESPAÑA SIN RUMBO
Editorial minutodigital 29 Junio 2006

“El primer deber patriótico de cada generación que adviene a la vida nacional consiste pues, ante todo, en ser fiel a la esencia de la patria. Y se es fiel a la esencia de la patria cuando a un mismo tiempo se la conserva y se la empuja hacía nuevas formas futuras”. Y es que hoy de nuevo la brecha de la discordia se abre paso en la sociedad, precisamente porque no hemos sabido conservar las virtudes de la unidad nacional, virtudes olvidadas que sin duda deben volver a marcar el rumbo de la sociedad española.

Sin embargo nos encontramos en una tesitura político social en la que no solo no se conserva la esencia nacional, sino en la que ni siquiera sabemos hacía qué futuro nos encaminamos. Y es que difícilmente podemos confiar en ese futuro cuando se va negociar el mismo con terroristas y se gobierna con el apoyo, y por supuesto influencia, de separatistas.

Lo único que sabemos a ciencia cierta es que se ha creado una coalición entre separatismos e izquierda que desea romper con el pasado. Al menos con cierto pasado. Una ruptura con el régimen constitucional que nació del franquismo. Porque si en algo están de acuerdo los miembros de esta coalición es, paradójicamente, en mirar hacia atrás, en devolvernos a la II Republica, contrariamente a la propia realidad histórica que como realidad temporal es irreversible. Conformes en vencer hoy a la media España que les venció ayer, nos han embarcado en una serie de reformas sobre las que ni ellos mismos están de acuerdo ni saben hacía donde nos van a llevar. La alianza del PSOE con el separatismo parece que quiere desterrar del poder para siempre a la derecha española, pero es que junto a esa derecha, el proceso que han puesto en marcha estos juramentados amenaza con llevarse por delante a España misma.

Pero tampoco desde la derecha se fija un norte para trazar rumbo a esta España desorientada. Los caminos de los españoles parecen que discurren por lugares diferentes a los que transita su clase política. La alta abstención en la consulta del estatuto catalán demuestra ese divorcio entre política y ciudadanía. Pero es que tampoco los ciudadanos tienen claro rumbo nacional alguno. Disfrutan del bienestar económico que tanto esfuerzo costó lograr, pero olvidan el sacrificio de las generaciones pasadas por legarnos las bases de ese bienestar, que se podría perder si no aprendemos las lecciones del pasado.

Y es que la miserable situación a que llegó España en 1936 no se puede entender sin las constantes discordias civiles que durante todo el siglo XIX y primer tercio del XX impidieron el trabajo armónico de todos los españoles en pos del progreso.

Y es que hoy de nuevo la brecha de la discordia se abre paso en la sociedad, precisamente porque no hemos sabido conservar las virtudes de la unidad nacional, virtudes olvidadas que sin duda deben volver a marcar el rumbo de la sociedad española.

Los Terroristas han Vencido
Miguel Barrachina  Periodista Digital 29 Junio 2006

Lo acabo de ver en el canal interno del Congreso de los Diputados, ETA ha ganado. [Este logotipo lo pone el batasuno Gara para identificar el nuevo matrimonio.]

Zapatero, que ya había asumido el leguaje de ETA, llama proceso de paz al cese de la delincuencia, acepta ahora el calendario impuesto por los terroristas, recogido puntualmente por el diario batasuno Gara, y sentará nuestro Estado de Derecho en plano de igualdad con los secuestradores de Ortega Lara.

Ya hemos perdido los demócratas. Esta legitimación de los asesinos es parte del precio político que ZP empezó a pagar cuando dejó que los criminales volvieran a las instituciones, defendió su derecho de reunión, se alió con los nacionalistas para forzar al parlamento a un acuerdo mendicante con el terror, hizo la vida imposible a Fungairiño como fiscal de la Audiencia Nacional y abiertamente, presiona a la judicatura para que no persiga el delito –ahora le llaman “adaptarse al nuevo escenario político” como si el cumplimiento de la ley fuera un capricho político-. [Otegui es hoy un hombre feliz. Ha ganado. El gobierno se sienta.]

Sin mostrar el menor arrepentimiento, ni el asesino de Miguel Angel Blanco –Chapote- ni ninguno de los cientos de criminales, y con más de 40 actos delictivos desde que se declaró el cese delictivo, ZP anuncia la claudicación del Estado de Derecho ante ellos.

El PSOE traiciona su historia y a su electorado, no hace tanto que Pachi López afirmaba en El Diario Vasco, el 9 de septiembre de 2005, que no compartiría foro con Batasuna como partido ilegalizado mientras no condene el terrorismo o ETA desaparezca.

El secretario general del PSE-EE de Guipúzcoa,Miguel Buen, aseguró que ellos "no se sentaban en una mesa a dialogar con alguien que no condena el terrorismo´ (...) `Es obvio que no le vamos a decir al lehendakari con quién se tiene que reunir, pero nosotros no nos vamos a sentar a una mesa mientras persista la acción terrorista y si Batasuna no la condena, no nos vamos a sentarmesa a dialogar con alguien que no condena el terrorismo´,

Hasta José Blanco, 19 de abril de 2006:"El lehendakari Ibarretxe se ha reunido con Arnaldo Otegui, que no es representante de nada, es portavoz de sí mismo, porque esa formación está ilegalizada, y mientras no se legalice no existe".(...)
"Esa a formación ha sido ilegalizada como consecuencia de la aplicación de la Ley de Partidos... No existe. Si Ibarretxe ha considerado importante reunirse con una persona que en su día fue dirigente de un partido que hoy no existe, no tengo más criterio que decir si me parece bien o si me parece mal". ¿Pensará Pepiño ahora lo mismo de ZP?

Hay que reconocer la habilidad socialista para cambiar el discurso sobre la marcha engañar al electorado y que buena parte de los medios de comunicación ni se lo reprochen. Vivir para ver.

ZP anuncia la negociación con ETA en un “acto parlamentario” devaluado por la realidad social, con el que trata de salvar las formas
Fernando Gallego  Periodista Digital 29 Junio 2006

Se puede establecer con precisión que es lo prioritario en la escala de valores de ZP, la dignidad basada en los principios, o la que se basa en salvar las formas, o sea, los muebles. Sin dudarlo un solo segundo, me inclino por la segunda, ya que si fuera la dignidad auténtica, la que se basa en los más elementales principios, habría renunciado a tan gran ignominia, o en el caso que ésta entre dentro de sus tragaderas en forma de principios inamovibles, la hubiera anunciado ante un pleno del Congreso, ante los representantes de la soberanía popular, y no ante los periodistas. Fuentes del Ejecutivo han dicho, en uno de esos malabarismos conceptuales con los que parchean cualquier descosido, que hay que interpretar el Parlamento "en sentido amplio".

Con las amplias interpretaciones “zapateriles” han tratado en multitud de ocasiones que asimilemos una cosa y su contraria en el mismo concepto. El precedente es bien favorable para ellos, ya que la sociedad española ha manducado sin pestañear todo tipo de albóndigas conceptuales, con el inestimable cucharón de los medios de comunicación cómplices. Con este precedente, digo, no será difícil para ZP, hacer creer que se ha expresado ante el Congreso, que ha anunciado ante la representación de nuestra soberanía, el inicio formal del proceso de negociación claudicante.

Las formas de este anuncio no son nada baladíes. Vetar que la mitad de la ciudadanía tenga la posibilidad de oponerse, al menos formalmente, al proceso de rendición comenzado hace tiempo sin luz ni taquígrafos, es una usurpación de soberanía de grandes proporciones. Zapatero no se ha atrevido a mirar a la cara a millones de ciudadanos con sentido de la decencia, de la ética y de la dignidad, y que además comprenden lo que significa un estado de derecho.

Con esta comunicación, se da otro paso conducente a la pérdida de nuestra condición de ciudadanos, para la consecución de una sociedad dividida en su concepción de la ética política, territorialmente, y con grandes desequilibrios en lo económico y lo social. Sin garantías de una justicia independiente igual para todos, y lo que es peor, todo cimentado por un handicap: El triunfo del terrorismo sobre el Estado Español.

Sr. Presidente, habla Ud. como un terrorista.
Javier García-Plata  Periodista Digital 29 Junio 2006

Esta tarde hemos vuelto a escuchar de boca del Presidente del Gobierno del Reino de España las mismas expresiones y campos semánticos que utilizan quienes han estado más de treinta años asesinando españoles: “ETA” en lugar de “organización terrorista ETA”, “normalización”, “pacificación”, “paz”, “acciones [de ETA]”, “violencia”, “decisión libre”, etc.

“La política no está al servicio de las palabras, sino las palabras al servicio de la política”. Ese fue el galimatías que utilizó para escabullir la pregunta de si considera Ud., Sr. Presidente, que Cataluña es una Nación, o lo es España. ¡Qué buen reflejo de sí mismo son ahora estas palabras!

Sr. Presidente, basta con escuchar estas palabras para darse cuenta de Ud. quiere rendir todo un Estado de Derecho, que dejaría impunes cerca de mil asesinatos, que está comprometido en un mortal contubernio, y que defrauda a quienes hemos confiado en la Justicia. Habla Ud como un terrorista y nos está traicionando como lo que es: un oportunista amoral y traidor.

Proceso de rendición
El anuncio
GEES Libertad Digital 29 Junio 2006

Rodríguez Zapatero se comprometió a comunicar al Congreso, con carácter previo, la apertura formal de negociaciones con ETA. Para ello, según las propias condiciones fijadas por el Parlamento, los terroristas deberían haber dado muestras inequívocas de su voluntad de abandonar su actividad criminal. El plazo que se había fijado el propio presidente, finales del presente mes, se acaba, y parece que este jueves es su última oportunidad para cumplir su palabra. El hecho de que los terroristas no cumplan las condiciones impuestas no tiene para el Gobierno la menor importancia.

En realidad el anuncio de la apertura formal de las negociaciones es bastante irrelevante. Se trata de una mera comunicación sin posibilidad de debate y menos aún de una votación que permita calibrar el apoyo parlamentario con el que el Gobierno emprende esta arriesgada aventura. Por otro lado, la voluntad de negociar con el terror la ha expresado en numerosas ocasiones destacados miembros del gobierno e incluso el propio presidente. Nada de lo que ha ocurrido en los últimos días, ni el plante del PP al proceso, ni los comunicados desafiantes de ETA, ni la continuidad de la extorsión y el terrorismo callejero parece que vaya a modificar esta voluntad de Zapatero de ceder cuanto antes al chantaje de los terroristas.

El anuncio es además irrelevante porque el Gobierno lleva en realidad muchos meses negociando con ETA. El propio Gobierno ha reconocido de forma implícita que el alto el fuego indefinido declarado por la banda es el resultado de una negociación previa con los terroristas. Si fuera honesto, Zapatero debería limitarse a anunciar que la negociación continúa, no que van a iniciarse los contactos. La diferencia es que, con su declaración a la Cámara, Zapatero se quitará definitivamente la careta para reconocer abiertamente que está en tratos con el terror.

En todo caso, el jueves será un día triste para nuestra aún joven democracia. El Congreso de los Diputados, sede de la soberanía nacional, será testigo mudo del inicio de un proceso de claudicación que conducirá inevitablemente a la rendición del Estado frente a los terroristas. Las cientos de victimas que ETA ha causado a lo largo de sus largas décadas de actividad asesina, asistirán aún más mudas y aún más atónitas que los señores diputados a la apertura formal del proceso. Su sacrificio será oficialmente declarado inútil. Sus asesinos podrán al fin elevar el canto de la victoria sobre sus tumbas.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.


La tribu frente a la Justicia
Editorial ABC 29 Junio 2006

LA reacción del Partido Nacionalista Vasco a la investigación judicial sobre la intervención de su dirigente Gorka Aguirre en el cobro de la extorsión etarra ha puesto otra vez de manifiesto la repelencia del nacionalismo hacia el Estado de Derecho. Los nacionalistas vascos se han creído siempre ungidos por una patente de impunidad frente a los tribunales de Justicia, propiciada en buena medida por los errores históricos de la clase política española, que aceptó la hegemonía del PNV en el País Vasco como un mal necesario para frenar la ofensiva terrorista de ETA.

Desde esa posición altanera del poder discrecional que han ejercido en las instituciones vascas, el PNV ha mantenido una actitud de hostilidad constante hacia el poder judicial, sin dudar en calificar a los jueces destinados en el País Vasco como «sucursalistas» de una justicia extraña. Por eso es un acto de cinismo que Xavier Arzalluz, después de declarar ante el juez Grande-Marlaska sólo como testigo en el sumario por la extorsión de ETA, amenazara con «impugnar la Constitución» si seguían las acciones judiciales contra miembros de su partido, como si en algún momento el PNV hubiera acatado o hecho valer el texto constitucional con un mínimo de rectitud.

Su pacto secreto con ETA en 1998 demostró hasta qué punto el nacionalismo vasco interiorizó la deslealtad con el sistema constitucional como una constante política vital. La llegada de Josu Jon Imaz a la presidencia del PNV no ha supuesto mejora democrática alguna al respecto, llegando él mismo a desafiar a la Audiencia Nacional al anunciar que se iba a reunir con Batasuna, como así hizo, buscando para sí el «martirio» judicial que se había cometido con el lendakari Ibarretxe, querellado ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco por el mismo motivo.

Esta reacción visceral del PNV carece incluso del más mínimo escrúpulo estético, como se vio ayer cuando su portavoz parlamentario, Joseba Egibar, se sumó a la protesta de los acusados en el macrojuicio contra Ekin y pidió al Gobierno que detuviese los procesos contra la izquierda proetarra y las iniciativas de Grande-Marlaska. Es realmente preocupante que este nacionalismo, que jamás mostró similar sensibilidad con las víctima de ETA, sea el que pueda hacerse con el control del gobierno judicial en el País Vasco a través de los Consejos Autonómicos con los que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero va a quebrar el principio de unidad del poder judicial.

La solidaridad del PNV con Gorka Aguirre -«Todos somos Gorka», decía ayer la pancarta que agrupaba a los peneuvistas que apoyaban al imputado durante su declaración ante el juez Grande-Marlaska- no es un ejercicio de buena fe colectiva, sino de tribalismo reaccionario, de coerción explícita al poder judicial y, en definitiva, de incompatibilidad con las reglas del juego democrático. Algo que ha tenido consecuencias muy graves en el País Vasco, donde la función jurisdiccional ha sido deslegitimada desde el propio poder autonómico y rodeada de un ambiente, agresivo, en el que ETA, siempre que lo ha necesitado, ha encontrado escritas por mano ajena buena parte de sus coartadas criminales contra los jueces.

Ante esta actitud sistemática del nacionalismo vasco contra la justicia, que no cesó siquiera cuando ETA asesinaba y los tribunales acorralaban a los responsables del entramado político, financiero, mediático y social de los terroristas, el Gobierno no puede refugiarse en tópicos de manual. Si el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero se siente identificado con un Estado comprometido con la derrota de ETA, tiene que apoyar explícitamente las decisiones judiciales que aplican la ley a los terroristas y a sus cooperadores y cómplices. En este asunto, capital de la democracia, no hay neutralidad que valga ni es admisible que el Gobierno asista indiferente a la cacería verbal desplegada contra el juez Grande-Marlaska o los magistrados del Tribunal Superior vasco que han imputado a Ibarretxe. Estos jueces son los que representan los intereses del Estado -apliquen la ley con más o menos acierto- y no aquellos políticos nacionalistas o portavoces etarras que han dedicado todo su empeño a entorpecer la acción de la Justicia contra ETA, por mucho que ahora sean éstos los que se complazcan con la posición del Gobierno en el sedicente «proceso de paz».

El PSE y la veraniega "conversión" de Batasuna
EDITORIAL Libertad Digital 29 Junio 2006

Mientras Zapatero trata de ganar tiempo al plazo que el diario proetarra Gara fijó para que el presidente hiciera públicos los contactos con ETA, los dirigentes del PSE se han adelantado a dar nuevas muestras de esa voluntad de pasar de "las palabras a los hechos" y de cumplir con los "compromisos", tal y como exigía la organización terrorista en su último comunicado.

Así, tanto Ramón Jáuregui como José Antonio Pastor, han fijado ya para "después del verano", que Batasuna "pase por la ventanilla del Ministerio del Interior" y "aflore a la legalidad". Todo para justificar que "tengamos a un partido político con el que evidentemente, tras ese afloramiento legal, quepan diálogos políticos".

La desfachatez con la que Jáuregui pretende convencernos del sincero e inminente acatamiento de Batasuna de la Ley de Partidos es mucho más descarada si tenemos en cuenta que se produce el mismo día que el dirigente batasuno, Pernando Barrena, ha recordado ante la Audiencia Nacional que su organización, textualmente, "ni condena, ni repudia" la violencia de ETA.

No sabemos lo que pasará ni en las ventanillas ni en las cloacas del Ministerio del Interior como para que esté próximo el día en que Zapatero nos diga que Batasuna, legalmente, está "limpia como una patena". Lo que sabemos es que Zapatero hace ya meses que encuentra en Otegi a un "hombre con voluntad de paz", y que el sin par Rubalcaba bien puede estar orgulloso de cómo Ramón Jáuregui ha disfrazado de loable esperanza propia la apremiante exigencia que les ha impuesto ETA para volver a tener representación política y financiación pública.

Tampoco se puede quejar el gobierno del 14-M del silenciamiento mediático que está teniendo el macrojuicio contra el entorno de ETA, en el que las declaraciones de Parrena –o Kantauri– podrían haber sido casi tan antianestesiantes como lo fueron los recientes insultos y coces de los etarras en la Audiencia Nacional.

Rubalcaba, mientras tanto, se dispone hoy a "informar" a los partidos políticos –naturalmente, por separado– de este farsante "proceso de paz": La mentira ya es de por sí lo suficientemente contradictoria como para que Rubalcaba se arriesgue a que un dirigente del PP presencie lo que este gobierno tiene que decir a sus futuros socios de Estella.

Empresarios acusados por Marlaska
¿Miedo o cobardía insuperable?
Aurelio Alonso Cortés Libertad Digital 29 Junio 2006

El juez Grande-Marlaska tiene el coraje y valentía de aplicar la ley antiterrorista, día a día, con la oposición de un gobierno que no respeta la independencia judicial pese a la facundia de su vicepresidenta. A los doce detenidos del pasado martes día 20 –integrados en la red recaudadora del llamado "impuesto revolucionario"– siguieron tres días después otros dos empresarios navarros sospechosos de colaborar con ella.

Sin embargo, el lunes tuvo que dejar en libertad a estos dos empresarios porque la Fiscalía no pidió –pudiendo hacerlo– su prisión provisional. Y es que la ultima reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, de octubre de 2003, parece hecha a propósito aunque la promoviera el PP. Para que el juez decrete prisión es necesario que lo solicite quien ejerce la acusación, en este caso el Fiscal. Ajenos a su oficio de perseguir el delito algunos fiscales, por no oponerse a los dictados de arriba, interpretan flexiblemente las normas más allá del principio del "Dura ley pero ley", base del Estado de Derecho.

No obstante, el juez Grande dejó claro que el pago fue "voluntario" y posterior a la declaración de "alto el fuego". Lo acredita un recibo de 54.000 euros fechado en junio de 2006 cuando el proceso de supuesta paz se inició el 26 de abril anterior. Y, de confirmarse en el juicio oral la voluntariedad del pago, será difícil que el tribunal sentenciador conceda la eximente o atenuante de "miedo insuperable" que les libre de ir a prisión por el grave delito de colaboración con banda armada.

Al antiguo presidente del PNV Xavier Arzallus le ha sentado muy mal ser llamado por el juez Grande a testimoniar en el caso de Gorka Aguirre, sobrino-nieto del primer lendakari, ahora involucrado en estos pagos delictivos según las grabaciones policiales. Le habrá descargado de responsabilidad, pero en su irresistible orgullo de exclaustrado confundió el simple trámite de testimoniar con una conspiración judicial contra el partido del inefable Sabino Arana. Y flanqueado por la directiva en bloque del PNV, a la puerta del Juzgado, ha amenazado al Estado con "no acatar la Constitución". ¡Ojo! Aznar no se atrevió a aplicar el artículo 155 de la Constitución que faculta en tal caso a suspender una Autonomía, pero Zapatero no lo dudaría si los peneuvistas le quiebran el proceso de paz, es decir, su sueño de renovación electoral.

Hay mucha gente –próxima al gobierno o con pesebre en él– empeñada en desprestigiar al juez Grande-Marlaska porque su defensa de la legalidad dificulta la paz del "como sea". Unos le achacan buscar el "estrellato". Otros, hasta connivencia con el PP. Todos cuentan las horas hasta que el 1 de julio regrese el juez Garzón al Juzgado nº 5 de la Audiencia Nacional, donde Grande le sustituye por ausencia. Olvidan que don Baltasar, al igual que todo juez, se debe tan sólo a la ley y a su conciencia. Y que no fue nada "comprensivo" cuando mandó a destacados gobernantes socialistas a los calabozos de Alcalá Meco, Guadalajara o similares. ¿Qué hará ahora?

Lo primero seguir aportando pruebas para que la Audiencia pueda dictar sentencia sobre los pagos por extorsión. Para ello se ajustará a la jurisprudencia del Supremo sobre la eximente de miedo insuperable regulada en el artículo 20.6 del Código Penal. Ello supone indagar si quienes han pagado a la banda tuvieron –en su concreta situación anímica y social– posibilidad de actuar de forma distinta para evitar infringir la ley. Y la vulnera quien paga voluntariamente; ya lo haga "porque sí" o porque aspira a llevarse bien con la eventual dictadura abertzale que ninguno parece rechazar.

No hay eximente de miedo insuperable sino cobardía, cuando falta una amenaza real, seria e inminente, valorada conforme al promedio del "común de las personas". Es el que un tribunal utilizaría de baremo para comprobar si el miedo es superable. Eleva tal promedio el alto porcentaje de empresarios que no han cedido al chantaje etarra; como era de esperar en un estamento que, salvo excepciones, lidera con determinación la sociedad civil.

La valentía del juez Grande ha tenido frutos colaterales. Algunos empresarios han roto el silencio tradicional en este sector tan "audible" en Cataluña. El primero en romperlo ha sido el presidente de los empresarios de Navarra José Manuel Ayesa. Como era de esperar ha merecido la inmediata reprimenda de la patronal vasca por "poner piedras en el camino de la paz". Y es que alguna de las redes de extorsión alcanza a dos mil empresarios vascos que, desde posiciones próximas al nacionalismo, no dudaron en asegurar su vida y hacienda sin tener en cuenta las de otros.

Siguiendo su ejemplo, una treintena de empresarios vascos y navarros a la vista, apoyados en otros ocultos, han creado una plataforma cívica que presentarán en público el próximo 3 de julio. Uno de sus fines es combatir el proceso de paz al que tachan de "inmoral".

No extrañen los criterios erróneos que exoneran del pago a la banda para evitar daños al chantajeado, cuando los tienen muchas personas sencillas de buenos principios. ¿Por qué no reparan en las muertes, lesiones y daños que el "dinero del miedo" ha causado a tantas víctimas inocentes tales como policías y guardias civiles, militares, funcionarios, periodistas, políticos e incluso niños que pasaban por la calle?

El PSOE aconseja a ETA cómo legalizarse con una ilegalidad.
Antonio Javier Vicente Gil  Periodista Digital 29 Junio 2006

El comentario va a ser breve, solo pondré juntitas las declaraciones de las gentes del PSOE respecto a lo que debe hacer ETA para legalizarse que es justo lo que la Ley de Partidos políticos actualmente en vigor dice que no se consentirá y se considerará fraudulenta.

Los últimos consejos a ETA por parte del PSOE para legalizarse:

Batasuna-ETA se convertirá en una formación legal al final del verano. Así lo dijo el viernes José Antonio Pastor, portavoz del PSE. El también socialista Ramón Jáuregui se ha unido a esta hipótesis, al manifestar su esperanza de que "después de este verano" la formación que lidera Otegi "aflore a la legalidad" y "pase por la ventanilla del Ministerio de Interior". "Evidentemente", dijo Jáuregui, tras la legalización "caben diálogos políticos" con ellos. Fuentes gubernamentales también apuntaban que Batasuna-ETA resurgiría con otro nombre en otoño.

Lean por ustedes mismos la LEY ORGÁNICA 6/2002, de 27 de junio, de
Partidos Políticos y decidan si lo que está proponiendo el PSOE es una ilegalidad para favorecer a ETA o no.

Artículo 12. Efectos de la disolución judicial

1. La disolución judicial de un partido político producirá los efectos previstos en las leyes y, en particular,
los siguientes:

a) Tras la notificación de la sentencia en la que se acuerde la disolución, procederá el cese inmediato de toda la actividad del partido político disuelto. El incumplimiento de esta disposición dará lugar a responsabilidad, conforme a lo establecido en el
b) Los actos ejecutados en fraude de ley o con abuso de personalidad jurídica no impedirán la debida aplicación de ésta. Se presumirá fraudulenta y no procederá la creación de un nuevo partido político o la utilización de otro ya inscrito en el Registro que continúe o suceda la actividad de un partido declarado ilegal y disuelto.

Ahí los tienen, a los chicos de Zapatero trabajando para ETA y aconsejándole lo que tiene que hacer para saltarse la ley cometiendo una ilegalidad. No quiero pasarme, igual es que no han leído este artículo de la ley o si lo han leído es que nos quieren tanto que solo intentan tomarnos el pelo de gratis.

Algo más que una apuesta política arriesgada
Luis Miguez Macho elsemanaldigital 29 Junio 2006

Cuando el lector tenga delante estas líneas, es posible que el presidente del Gobierno haya anunciado oficialmente el inicio de las negociaciones "de paz" con ETA. Ya me he extendido en artículos anteriores sobre las inaceptables implicaciones políticas y éticas que tiene el reconocer a una banda terrorista la condición de interlocutor válido del Gobierno legítimo de un país; ahora me referiré a las consecuencias legales del paso que se está dando.

Con "alto el fuego permanente" o sin él, ETA es una banda terrorista en activo, que sigue desarrollando actividades criminales de extorsión e intimidación, como sabemos con absoluta certeza, y probablemente también de armamento. No hablamos de un grupo de criminales arrepentidos, ansiosos por volver a la vida honrada, que intentan pactar con las autoridades una salida personal lo menos costosa posible, sino de una organización que no se ha arrepentido de nada ni ha renunciado a nada, y que quiere comprobar cuánto puede sacar de un Gobierno entregado por motivos que se intuyen cada vez más claramente.

En estas circunstancias, negociar con ETA implica de manera inevitable vulnerar la ley: por la violación de los deberes de los funcionarios públicos que deberían estar persiguiendo a sus miembros en vez de conversando con ellos, y por todas y cada una de las concesiones que se les ofrezcan, susceptibles de ser calificadas, como mínimo, de colaboración con banda armada. En cuanto a esto último, es inútil negar que vayan a existir tales contrapartidas. ¿En qué consiste una negociación, sino en que cada una de las partes ceda en algo? Y ¿en qué puede ceder el Gobierno ante una banda de criminales en activo que no constituya delito?

El que estos delitos de momento no se persigan, porque el Gobierno se cuide de ello dando las órdenes pertinentes a la policía y a la fiscalía, y maniobrando dentro del Poder Judicial, además de añadir nuevos elementos para una futura acción penal, no significa que no puedan ser perseguidos cuando la situación política cambie. Los mismos medios que hoy se están utilizando desde el poder político para evitar su persecución, podrían emplearse mañana para excitar el celo de la justicia contra sus responsables.

Se comprende así el interés del Gobierno por desactivar el movimiento de las víctimas del terrorismo y por uncir al PP al yugo del "proceso de paz". Únicamente si todos nos hacemos cómplices nadie les podrá pedir cuentas. Y si esto no se logra, la única salida que quedará es impedir como sea que el PP, al menos este PP, vuelva al poder.

No es que sea una apuesta política arriesgada; es que necesariamente va a acabar mal, y sólo la necesidad más imperiosa puede explicarla.

El buen nombre de ETA en entredicho
Santi Lucas elsemanaldigital 29 Junio 2006

Cuando el PNV manda a uno de sus miembros a Madrid la regla de oro es que se lo quita del medio. Por un particular principio de estrategia, los nacionalistas vascos influyentes permanecen y hacen política en el ámbito de la Comunidad Autónoma. Gobierno vasco, Diputaciones Forales, Ayuntamientos, empresas públicas e incluso el poderoso aparato del partido absorben y emplean lo más granado y valioso de esta formación. Como todo el mundo sabe, Iñaki Anasagasti está en Madrid. Lleva muchos años, algo así como veinte, poniendo el rostro y la voz al PNV en el Congreso de los Diputados primero y, ahora como secretario de la Mesa del Senado desde el 2004. Su única misión en todas las circunstancias es repicar la disciplina nacionalista desde la "expatriada" representación madrileña.

En estos tiempos, hay un intento embaucador de ablandar y pulir las auténticas y únicas intenciones de la banda terrorista ETA y de hacernos tragar unas ruedazas de molino, a costa de la declaración de la tregua, que son incomibles. Pero el Gobierno tiene sus tragaderas y el PNV también. Sin ir más lejos, el senador Anasagasti ha consumido una iniciativa parlamentaria de control al Ejecutivo para intentar ayudar al comistrajo. Pide Anasagasti, con esa alopecia ideológica que le caracteriza, que el Gobierno tome alguna iniciativa para que a ETA no se le relacione con los atentados del 11-M y "restituir la verdad sobre un hecho tan grave". Recuerda que una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó la autoría de ETA en aquella matanza (como hizo, por cierto, en las primeras horas el propio lendakari Ibarretxe) y eso es "absolutamente grave". Su interés, prisa y empeño en fregar el rastro de ETA son tan notables que dice: "Consideramos buena cualquier iniciativa que pueda borrar esta cuestión, no por defensa de ETA, sino fundamentalmente por prestigio del Estado". Y el Senado tembló estremecido.

Es conmovedor comprobar la preocupación de Anasagasti por el buen nombre de ETA y del Estado, puestos en entredicho por dudar de la autoría del más terrible atentado que sufrimos los españoles, perfectamente homologado a los cientos de atentados que individual o colectivamente han segado la vida de un millar de ciudadanos en los últimos treinta años. No soporta Anasagasti ni un minuto más que ETA y el 11-M se pongan en contacto, porque eso provoca una "situación lamentable". Y lo del vicario Anasagasti ¿cómo se califica?

Lo que ha dicho Villarejo: malos tiempos para la ley
José Javier Esparza elsemanaldigital 29 Junio 2006

Carlos Jiménez Villarejo, ex fiscal anticorrupción, es una de las "bocas calientes" del momento: alineado con Zapatero, ha redactado las propuestas comunistas sobre revancha de la guerra civil, le agasaja el PNV y echa pestes de Grande-Marlaska. Ahora Villarejo ha dicho en la televisión catalana algo singular: "La aplicación estricta de la ley puede conducir a una auténtica ofensa del principio de Justicia, a una auténtica ilegalidad". ¡Glubs!

Uno puede comprender, desde luego, que la Justicia sea generosa en ciertos casos, que contemple situaciones de necesidad o de arrepentimiento; pero todas esas cosas caben dentro de "la aplicación estricta de la ley". También sabemos que la ley y la justicia, a veces, no coinciden, porque la justicia es un principio ideal y la ley sólo es una obra humana, pero la ley es la obra que más se acerca a aquel principio. Lo que bajo ningún concepto podemos entender es que la aplicación de la ley conduzca a una ilegalidad, como dice Villarejo: eso es tanto como pretender que la ley no siempre es legal, lo cual no deja de ser una justificación del delito. Y el retortijón dialéctico es aún menos comprensible si hablamos de terrorismo. Porque, de hecho, ETA sólo ha sido completamente acorralada cuando se le ha aplicado estrictamente la ley.

¿Por qué dice esas cosas Jiménez Villarejo? Porque él es de esos juristas que consideran el Derecho bajo un concepto elástico, o sea que la ley es justa si obedece a sus criterios ideológicos, y si no, no. Así nuestro héroe piensa que vetar una conferencia del batasuno Otegi es algo muy malo, y el hecho de que Batasuna sea ilegal se le da una higa; porque lo importante no es la legalidad, sino las convicciones ideológicas de un señor que decide qué es lo justo en función de la situación política.

Vamos a asistir a cosas aún más asombrosas y los villarejos –que son muchos- están marcando el camino. Lo que se va poniendo de manifiesto es que, en nuestro sistema, la voluntad del poder importa más que la ley. Eso es tremendo, pero no es algo inédito en nuestra democracia. La otra tarde Arzallus dijo una cosa interesante: hemos (el PNV) acatado la Constitución porque la ley nos dejaba hacer lo que nos viniera en gana, pero si ahora los jueces nos tocan las narices, igual hasta impugnamos la Constitución. O sea ¿que todo consistía en esto? Tolerar zonas de no-ley, de no-derecho, como las gobernadas por los nacionalistas, para mantener la ficción de una Ley de leyes que, a fin de cuentas, tampoco importa gran cosa. Y la cara de imbécil que se le está quedando al ciudadano, oiga.

¿A usted le da igual? Mal hecho. Cuando la ley desaparece, siempre salen perdiendo los mismos: los más débiles, que no tienen poder. O sea, usted. Esta es la letra pequeña de la doctrina Villarejo.

Carrillo y la caja de Pandora
Por IGNACIO CAMACHO ABC 29 Junio 2006

SANTIAGO Carrillo es una de las pocas personas a las que la Historia ha otorgado la oportunidad de retratarse ante ella más de una vez. Perseguido por la sombra infamante del crimen masivo de Paracuellos y de la sombría gestión posestalinista del PCE, la Transición pilotada por Adolfo Suárez le colocó en una tesitura esencial ante la que acertó a elegir el camino correcto. Su conferencia en el Club Siglo XXI, presentada por Fraga, simbolizó la reconciliación de las dos Españas en torno a un proyecto de futuro basado en la generosidad del olvido. Cuando Franco murió, el Partido Comunista disponía de una potente organización clandestina que habría podido sabotear la paz del proceso democrático; Carrillo supo alinearla del lado del pragmatismo, mandó arriar las viejas banderas, abrazó la monarquía constitucional y firmó los pactos de La Moncloa. Cuando los españoles arrumbaron con sus votos el pasado que representaban él y la Pasionaria, en beneficio del joven socialismo de González y Guerra, se retiró sin demasiado ruido y de algún modo aceptó la derrota de una causa que acabaría desplomándose después en toda Europa.

Estaba bien ahí, en la sombra de una Historia que le premió con cierta clemencia desmemoriada sobre su papel en la tragedia de la Guerra Civil, como parte del acuerdo que él mismo ayudó a suscribir para no desenterrar demonios que no conducían más que a la resurrección del odio. Pero a la vejez, ay, de sus noventa y tantos se le ha despertado en el alma algún rencor mal curado, seducido por la música retroactiva de la flauta con que Zapatero invoca, sabe Dios por qué razones, los fantasmas del cainismo. Y se está haciendo un flaco favor al tratar de salir de su discreto rincón creyendo que va a ganar a destiempo una guerra que parecía haber aprendido a perder con cierta dignidad en el fracaso.

Si hay alguien que no puede apuntarse al carro de la falaz «memoria histórica» que el zapaterismo pretende reescribir a conveniencia, ése es Carrillo. Si hay alguien a quien conviene la generosidad del olvido de nuestro drama histórico, ése es Carrillo. Si hay alguien que no debe traicionar su propia apuesta, ése es Carrillo. Si hay alguien en peligro de acabar atropellado por los diablos encerrados en la caja de Pandora del pasado, ése es Carrillo.

Porque él, precisamente él, que estuvo en los dos lados del espejo moral que separa la grandeza de la infamia, es el que más cuidado debería poner en no atravesar de nuevo el umbral hacia la parte oscura. Y él es el que mejor debería saber, por viejo y por diablo, que cuando hay tanto que callar conviene estar callado. Él, que gozó del raro privilegio de acertar tras haberse equivocado, tendría que saber hacerse justicia a sí mismo. Aunque sólo fuera para que no se la hagan los demás, después de todo lo que afortunadamente ha llovido sobre la sangre y las lágrimas de este país en el que, como él supo entender, cabemos todos con todas nuestras debilidades. Siempre que aprendamos a no echárnoslas en cara.

Arzalluz y los esquimales
ROBERTO L BLANCO VALDÉS La Voz 29 Junio 2006

AMENAZÁNDONOS: así se despidió Arzalluz de la política española y así ha vuelto, tal que resucitado de la noche de los tiempos. Salió de la Audiencia Nacional, después de testificar en una causa por presuntos delitos de extorsión, y, ni corto ni perezoso, blandió su flamígera homilía: «Hasta ahora hemos acatado la Constitución, pero podríamos optar por no acatarla».

¿Que habría dicho Arzalluz si en lugar de haber sido citado como testigo en un proceso legal, instruido por el poder judicial de un Estado de derecho en aplicación de las leyes aprobadas por un parlamento democrático, un pistolero se hubiera presentado en el portal de su vivienda y le hubiera pegado un tiro en la nuca a uno de los suyos? ¿Cuál no hubiera sido entonces, proporcionalmente, su bramido?

Porque ésta es, sin duda, la cuestión: que el encanallamiento que ha producido en el País Vasco la abyecta convivencia con el crimen ha llevado a quienes no lo han padecido a olvidarse de todos cuantos han acatado siempre la Constitución y las leyes sin chistar, pese a haber sufrido un inconmensurable dolor por defenderlas.

Miembros de las fuerzas armadas y de las fuerzas y cuerpos de seguridad, líderes políticos, representantes populares, periodistas, profesores, aquí no ha habido más detente bala que las sotanas y (salvo para ertzainas y empresarios) la filiación nacionalista.

ETA ha hecho sufrir todo lo que cabe imaginar y un poco más a docenas de miles de españoles -vecinos del País Vasco la inmensa mayoría- y todos, sin excepción, se han limitado a exigir el estricto cumplimiento de la ley para que venga ahora a Arzalluz a amenazarnos porque un juez ha tenido ¡la osadía! de ponerse a investigar cómo han circulado los miles de millones de pesetas que servían para comprar la dinamita que hacía saltar los coches bomba y la munición con la que el Txapote de turno disparaba por la espalda.

Sí, el juez Grande-Marlaska ha tenido la osadía de meter las narices donde apesta, como, salvadas todas las distancias, la tuvieron los jueces que en el proceso de Núremberg decidieron levantar la tapadera de la cloaca del nazismo. El personaje que hace de fiscal en la película más impresionante que se ha hecho jamás sobre esos juicios ( Vencedores y vencidos ) dice algo que bien podría aplicarse a lo que, al parecer, algunos quieren cocinar a cuenta de la mal llamada paz: «Por lo que se ve en Alemania no hubo nazis: todo fue obra de los esquimales, que invadieron el país». También, claro está, en el País Vasco: fueron allí los esquimales quienes organizaron desde el principio la extorsión. Por eso, pobriño, se ofende tanto Arzalluz.

Desmemoria histórica
Y otra del 36 en Galicia
Cristina Losada Libertad Digital 29 Junio 2006

La creencia en el comunismo, o algo parecido, no puede sostenerse sin el espejismo de la ilusión, que es la falsedad proyectada hacia el futuro, pero tampoco sobrevive sin una buena ración de mentiras sobre el pasado. En ese negociado sólo le hacen la competencia los nacionalistas, que han de someter a un eterno y tedioso retorno a su revoltijo de mitos, leyendas y tergiversaciones de la historia. Siempre sirven el mismo rancho, y la única sorpresa que suscita su aparición en la sala es que aún haya quienes estén dispuestos a tragarlo. Y quienes, sin asomo de curiosidad ni adarme de crítica, den por buenas las versiones de los hechos que propalan.

Pongamos el Estatuto de Autonomía de Galicia de 1936, cuyo aniversario acaban de celebrar socialistas y nacionalistas galaicos con el ritual sentimentaloide y de exaltación "nacional" que impregna de pegajosas lágrimas de cocodrilo estas efemérides. "Nacional" he dicho, porque de hacer caso de sus proclamas, aquel texto, que no llegó a aplicarse por el estallido de la guerra, también fundamenta su pretensión actual de definir a Galicia como nación. Pero todavía no se ha sometido el Estatuto del 36 a la reescritura orwelliana, de modo que sigue atreviéndose a decir con descaro, y en su artículo primero, lo siguiente: "Galicia se organiza como región autónoma en el Estado español, con arreglo a la Constitución de la República y al presente Estatuto".

Región, dice, y no nación, ni carácter nacional, ni mucho menos aparece, pues aquella gente, con todo, era más seria, el disparate de la nación de Breogán. Pero la duplicidad de estos políticos les permite rendir homenaje a aquel Estatuto, y ocultar al tiempo su contenido. Y para esa estratagema, como para otras, cuentan con una oposición que no tiene los reflejos de airearlo y de pedir, ya puestos, que en efecto sirva de base para esa reforma que a nadie interesa, salvo a los partidos en el gobierno. A fin de cuentas, es un texto corto, bien escrito y comprensible, cosa que no puede decirse del actual ni, por lo que promete, del venidero.

El único borrón del Estatuto gallego del 36 es el "santo pucherazo". Se requería una participación de dos tercios del electorado, y los padres del invento no dudaron: votaron hasta los muertos. Algunos de los vivos fueron a las urnas dos veces. Y hasta las fotos de los periódicos se prepararon para que no deslucieran la ocasión unas imágenes desoladas de los colegios electorales. Los galleguistas hicieron así por el pueblo lo que el pueblo no quería hacer. Y gracias a esa usurpación, que todavía se justifica las pocas veces que se habla de ella, hoy puede felicitarse el antiguo alcalde de Allariz, no sospechoso de excederse en el respeto a los procedimientos democráticos, de la gran "participación" en aquel referéndum.

Aún lo hizo ayer el hoy vicepresidente, mientras inauguraba en Compostela una exposición institucional bajo el título "Nazón de Breogán". Porque esa chifladura no ha sido un ramalazo pasajero. Y mientras muchos se carcajean en privado, en público, nadie rechista. Los libros de historia no lo dirán, pero es así: al alborear el siglo XXI, Galicia soltó las fastidiosas amarras con el mundo real y entró en el reino de la mitología.

Nota de prensa
ESPAÑA Y LIBERTAD DENUNCIA A SANTIAGO CARRILLO ANTE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE SEVILLA POR CALUMNIAS
La Plataforma hace ofrecimiento de las oportunas acciones penales y civiles al Partido Popular, directamente afectado por las imputaciones vertidas por el denunciado.
ESPAÑA Y LIBERTAD minutodigital 29 Junio 2006

Plataforma España y Libertad ha interpuesto, ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Sevilla, denuncia penal contra el ex-dirigente comunista Santiago Carrillo por injurias con publicidad.

Según se recoge en la denuncia, "El pasado día 27 de junio de 2006 se celebro un acto en la Universidad de Sevilla al que asistió el denunciado, en el curso de las misma Santiago Carrillo Solares realizó las siguientes imputaciones: "la derecha incita al asesinato de Zapatero". "El PP no quiere la paz", “Cualquier loco que escuche de boca de representantes políticos frases como que Zapatero traiciona la ley o que está al servicio de ETA, puede sentirse abocado a eliminar a Zapatero”.

Estas declaraciones, realizadas en público y ante medios de comunicación que han difundido las mismas, no pueden desconectarse de las previamente realizadas en la cadena SER por el mismo denunciado: “esos dirigentes del Partido Popular que quieren que a toda costa que en España siga asesinándose, matándose y que no haya paz".

España y Libertad cree que los hechos denunciados son constitutivos de un delito de calumnias previsto y penado en el artículo 205 del C.P. “Es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.”

España y Libertad entiende que los hechos denunciados serian perseguibles de oficio dado que hacen referencia a personas, que por su condición de miembros del Poder Legislativo, ya sea en su condición de diputados o senadores por el Grupo Popular, tienen el carácter de autoridades y han sido acusados falsamente por Santiago Carrillo de provocar la comisión de un delito con ocasión de las opiniones vertidas en su condición de representantes del pueblo.

Así mismo, España y Libertad hace ofrecimiento de las oportunas acciones penales y civiles al Partido Popular, directamente afectado por las imputaciones vertidas por el denunciado.

España y Libertad cree que declaraciones como las del Sr. Carrillo ayudan bien poco, por decir nada, a la convivencia nacional y al cierre de pasadas heridas. Los pilares fundamentales en los que se basa nuestro Estado de Derecho, la democracia y la Constitución, no pueden verse agredidos de forma cotidiana por argumentos guerracivilistas como los utilizados por el Sr. Carrillo.

Mas información
Yolanda Morín
GSM 678.61.61.77
info@e-libertad.es
http://www.e-libertad.es

Chema Morales, delegado de la Asociación de las Víctimas del Terrorismo en Levante
«A ver si delante de nosotros tiene narices este señor de decir que va a pactar con ETA»  Periodista Digital
* Chema Morales sufrió un terrible atentado un día de finales de julio de 1991. Su mujer, su hijo y él mismo resultaron gravemente heridos.
* Trabajó como guardia civil 17 años en el cuartel de Intxaurrondo, en San Sebastián.
* Es hijo y nieto de guardia civil.
* Ahora es el delegado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en Levante.
Mi hijo me preguntaba que cuántos vascos había matado
Por Miguel Pato y Juan C. Osta 29 Junio 2006

Hace quince años su vida dio un vuelco terrible. Chema Morales era un guardia civil en el País Vasco en los llamados años de plomo. Vivía en Intxaurrondo con su familia cuando desde el Gobierno se mandaba practicar el terrorismo de estado. Eran los tiempos de Rodríguez Galindo.

Esta noche ha venido a Madrid a pasarla en vela porque no está dispuesto a que "este Gobierno se rinda ante estos criminales que han mandado para el otro barrio a más de cien compañeros míos". Un grupo de imbatibles se han plantado en el Paseo del Padro de Madrid, a escasos cien metros del Congreso, a recordar a los suyos y a ejercer de "conciencia de Zapatero cuando anuncie que va a negociar con ETA". Chema es un hombre grande y fuerte y de una vitalidad contagiosa. No obstante, nos pide que nos sentemos porque las secuelas que el atentado ha dejado para siempre en su cuerpo le siguen pasando factura." Vamos por favor a sentarnos, si estoy mucho rato de pie la espalda me duele." Vamos los tres a un banco del paseo que, casualidad, está plagado de hormigas. Parece que a Chema estos bichejos le repugnan e impetuosamente se quita la camisa para sacudirla. Deja ver en su cuerpo varias hendiduras. "Sí, son disparos. Uno me atravesó el pie. Otro llevo en la espalda y otro en el vientre. Tuvieron que extirparme un testículo".

Pregunta: ¿Qué te pasó?
Respuesta: Tuve varios atentados. Para mí el más grave fue el que sufrí la noche de Santiago del 91 en el Cuartel de la Guardia Civil de Irún, que lo volaron con toda mi familia dentro, con un coche bomba de 68 kilos de explosivo que dejaron caer por una cuesta. Hubo muchos heridos que eran críos, cosa que me traumatizó grandemente. En ese momento uno no se da cuenta de cómo está y se dedica a ayudar a los chavales; a sacar a tu hijo de los escombros de donde salió pues no muy bien.

P: ¿Cómo están ahora tu mujer y tu hijos?
R: Pues mi mujer está sorda perdida, operada de la espalda, operada del corazón debido al shock que recibió tan fuerte y mi hijo tres cuartos de lo mismo.

P: ¿Cuál es tu situación laboral ahora?
R: Soy guardia civil retirado. Yo me pegué diecisiete años en Intxaurrondo, en la lucha antiterrorista. Con lo cual, yo los conozco bastante mejor que Zapatero, aunque ahora se tome copas con ellos y les haga el besamanos. Conozco perfectamente la política que hace ETA. ETA no va a dejar de matar ni va a dejar de hacer nada. Esto sólo es un impass para rearmarse y, por si acaso, ver si consigue la autodeterminación y posterior anexión de Navarra e Iparralde a su Euskal Herria. Pero bueno, está demostrado que los franceses no van a tragar y se vio después del comunicado que se dirigían al Gobierno francés y su contestación fueron siete detenciones.

P: ¿Tú te imaginabas aquel 14 de marzo de hace dos años que se iba a dar este giro en la lucha antiterrorista?
R: No. Pero ni loco. O sea, nunca puedes imaginar tanta necedad ni tanta locura de un presidente que se endiosa así.

P: ¿Crees que lo que hace Zapatero es para alimentar su ego?
R: Por supuesto. Quiere quedar ante la historia como “El Pacifiador” o como “El ángel de la paz”. Y luego, para rematar, sólo haría falta que le den el Premio Novel de la Paz a Otegui.

Los muertos de la Guardia Civil han molestado siempre
P: ¿Además de la AVT colaboras con otros movimientos?
R: En Rosas Blancas no estoy pero apoyo absolutamente todas las iniciativas ciudadanas que vayan en contra de esta locura.

P: Por cierto, ¿qué es lo que vais a hacer hoy aquí?
R: Vamos a hacer una vigilia hasta las ocho de la mañana y luego iremos al Congreso a entregar esas flores, esas fotografías, esas velas y las firmas al señor Zapatero. Y luego iremos al Congreso, a ver si delante de nosotros tiene narices este señor de decir que va a pactar con ETA. Una de dos: o salgo detenido o esto se para. No lo voy a aguantar. No voy a dejar que la sangre de más de cien compañeros que tengo enterrados, que los he llorado, que los he llevado encima de mis hombros, y con mi propia sangre y la de mis seres queridos jueguen.

P: ¿Cómo era vuestra vida en Intxaurrondo?
R: Horroroso. Eso era estar metido en un gueto. Yo dentro de lo malo tenía suerte porque iba camuflado, con mis greñas, mis pendientes, mis pintas, y yo trabajaba más por libre. Pero te puedo decir cosas, como por ejemplo que tu hijo que iba al colegio y tenía cuatro o cinco añitos, poco antes de que nos pasara el atentado, te pregunte en el pasillo que cuántos vascos he matado. Con lo cual decidí, con el sueldo de mierda que ganaba, cambiarlo de esa ikastola.

P: ¿Cuánto ganabas?
R: Pues ganaba 105.000 pesetas y pagaba de colegio 82.000. Y eso es lo que había. Les enseñan odio. Les enseñan que odien todo por lo que tu padre está peleando: por una unidad de España, por una bandera a la que quieres con toda tu alma y por una sociedad española a la que amas, porque si no no estarías allí.
¡Qué casualidad que sea el mismo partido que está haciendo esto que el de los GAL!

P: ¿Qué relación tienes ahora con el Cuerpo de la Guardia Civil?
R: La Guardia Civil nos tiene totalmente abandonados. Desde siempre. Los muertos de la Guardia Civil han molestado siempre.

P: ¿Cómo?
R: Han molestado siempre. A mí, te puedo decir, que ni para la Patrona me avisan. Entras en un cuartel y lo único que te dicen es “joder, vaya paga que te ha quedado”.

P: ¿Pero eso no había cambiado?
R: Nada, eso son utopías. ¿Tú sabes que de mi atentado yo no tengo “la roja” (la medalla al mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo) porque es subvencionada? Entonces se lo han dado a unos y a otros no. A la Guardia Civil le molestamos. ¿Tú sabes los pasos que tiene que seguir un Guardia Civil para que se le considere víctima del terrorismo?

P: No
R: Pues en primer lugar te ponen de loco para arriba. En segundo lugar, como tienes que salir del País Vasco y bajar a zonas menos problemáticas eres el pirado que viene de allí y ha sufrido un atentado. Y luego esperar que pase el tiempo. En mi caso fueron siete años. Siete años en los que no te dejan entrar en una dependencia policial, si tu vas a cualquier sitio te siguen como si te fueras a llevar los secretos de la corona, si te tienen que dar una información te la van a dar al revés…Y a los policías, igual.
Por eso te entra el ataque de cuernos. Tú, que lo que más has querido en la vida es la Guardia Civil te encuentras que es la que más te chulea. Yo a la institución de la Guardia Civil la quiero con toda mi alma, pero a sus integrantes en absoluto.
Yo sólo confío en España y en los españoles

P: ¿Qué te mueve a estar aquí y seguir luchando?
R: El amor a mi patria.

P: Supongo que mantienes la relación con muchos compañeros tuyos que siguen haciendo su labor allí….
R: ¿A los que no les dejan hacer controles?¿Te refieres a éstos?

P: ¿Cómo ha cambiado el día a día de la labor de estos guardias civiles en estos dos años?
R: Yo me voy a remitir a una denuncia que hizo la Asociación Independiente de guardias civiles, por medio de su presidente, Vicente Parra, en la que dijo que en el País Vasco estaba totalmente prohibido hacer controles rutinarios. Es más, se van a hacer controles de alcoholemia en toda España menos en el País Vasco, por si acaso cae algún terrorista.

P: Entonces, ¿cuál es su función ahora en ese territorio?
R: Lo único que están haciendo es hacer seguridad en los acuartelamientos.

P: ¿A cuánta parte de la Guardia Civil representa la Asociación Independiente?
R: Entre ésta y la Confederación cubren a toda la Guardia Civil de base y las dos dicen lo mismo. Pero claro, toda la Guardia Civil de base. No los mandos. Y ya sabes que un Guardia Civil no puede levantar la voz porque por decir lo que piensa le pueden privar de libertad, tiene cárcel por decirle a un teniente que no va a hacer algo que considera que no tiene que hacer.

P: Pero hasta cierto punto, supongo.
R: ¿Pero es que no tienes memoria histórica? ¿Qué ocurrió con el GAL? Y qué casualidad que sean el mismo partido. ¡Qué casualidad! Y eso yo sí que lo he vivido en mis carnes. Luego pío pío que yo no soy el señor X. ¡Son tan valientes!

P: ¿Trataste al general Rodríguez Galindo?
R: Lo conocí de comandante. El primer día que llegó a Intxaurrundo lo conocí. Vamos a tener que hacerle caso al señor Zapatero y empezar a sacar cosas también nosotros de la memoria histórica. Esto es algo tramado de tan antiguo que lo que está pasando ahora no es más que la guinda.

P: ¿Encaja la pieza de Rubalcaba en todo este puzle?
R: Madre mía, poner a la zorra a guardar el gallinero. O sea, un tío que era el portavoz del Gobierno del GAL, y que incluso está admitido judicialmente que pagaba las comisiones del TALGO y todos estos temas en la Embajada de Alemania, y ahí lo tenemos.

P: ¿Qué esperanza te queda?
R: Yo sólo confío ya en España y en los españoles.

P: ¿Pero las encuestas parece que van por otra forma de pensar que lo que tú explicas?
R: ¿Qué encuestas?

P: Las de los medios, la del CIS,…
R: Yo te puedo decir una de El Mundo. Un 85% decía que no había que pactar con ETA.

P: ¿Entonces confías en que la gente está entendiendo vuestras posiciones?
R: Lo que no entiendo es que se hayan cargado un Gobierno por una famosa frase que dijo el señor Rubalcaba, que los españoles no se merecen que les mientan, y que nos estén mintiendo constantemente el Gobierno que hay ahora mismo.

P: La sociedad, pues, crees que no está con el Gobierno en esto.
R: Pues a ver si se da cuenta esta sociedad. Yo cada vez lo veo más tangible. Yo no sé aquí, porque yo no vivo aquí, pero en Levante Zapatero no tiene nada que hacer.

P: Yo soy navarro…
R: ¿Te vas a poner a bailar aurreskus ahora? Vamos hombre, por Dios. Lo que no saben ellos es que la mayoría de los navarros tienen una boina roja en el ropero. Si se piensa este señor que nos vamos a dejar, lo lleva claro.

De Juana captaba etarras desde la cárcel y garantizaba la «obediencia» de los presos
F. Velasco La Razón 29 Junio 2006

Madrid- El etarra José Ignacio de Juana Chaos no sólo no ha dado muestra del más mínimo arrepentimiento de su actividad terrorista en los más de 18 años que lleva en prisión, sino que, además, ha utilizado su estancia en las distintas cárceles para captar a nuevos militantes para la banda. «Decidió que la prisión era un marco nuevo en el que poder ejercer su militancia». Así lo pone de manifiesto el fiscal de la Audiencia Nacional en el escrito donde pide una condena de 96 años de cárcel, por un nuevo delito de integración en organización terrorista y las amenazas contra el presidente de la Sala Penal de la Audiencia, Javier Gómez Bermúdez y cinco directores de prisiones en dos artículos que publicó en «Gara».

De Juana Chaos tenía un papel predominante en el colectivo de presos etarras, para lograr que el mismo fuese «un grupo compacto y obediente a la disciplina terrorista» y que sus miembros no aceptasen las propuestas de tratamiento. En este sentido, y para lograr esos objetivo, De Juana Chaos, según el fiscal, y dentro de su papel de protagonista entre los presos etarras, ha realizado en las distintas prisiones donde ha estado recluido «labores propagandísticas y publicitarias a favor de ETA», así como «el desprestigio continuado del Estado español, de sus dirigentes e instituciones».

Pero De Juana no se limitó a ejercer su liderazgo dentro de los presos etarras, sino que, además, se dedicó también a «funciones de captación de nuevos militantes, para que desde fuera de la prisión llevasen a cabo las directrices de la banda terrorista ETA».

Así, añade al respecto el fiscal, en 1998 captó a José Luis Muñoz Rodríguez (quien fue condenado en 1996 a seis años de cárcel por el Tribunal Supremo), a quien propuso que «se informase sobre el manejo de helicópteros con el fin de utilizar este medio de transporte como medio de articular su fuga del Centro Penitenciario de Herrera de la Mancha, junto con otros cuatro etarras internos en el mismo centro». En 1990 fue detenido.

Amenazar y amedrentar. Todo ello, asegura el representante del Ministerio Público, pone de manifiesto cómo De Juana Chaos ha seguido en prisión «la política diseñada y dirigida por la banda terrorista y criminal ETA».

En cuanto a las amenazas, el fiscal alude a dos artículos en el diario «Gara», los titulados «El Escudo» y «Gallizo». El objetivo que pretendía era «amenazar y amedrentar a diversas personas pertenecientes al colectivo de funcionarios de prisiones» y citaba de forma expresa a determinados directores. Por ello, el fiscal le imputa seis delitos de amenazas.

Los ataques al PP continúan
email 29 Junio 2006

Sigue el via crucis de los populares en Cataluña. El pasado fin de semana hizo explosión un artefacto en la sede del PP en la localidad de Sant Boi que causó importantes daños materiales. Desde el ataque, los populares de este municipio aseguran sentir «miedo» e «inseguridad» a la hora de hacer su trabajo.

La preocupación va en aumento, puesto que en los últimos meses «se ha pasado de las habituales pintadas y amenazas de muerte a ataques y sabotajes», aseguran en un comunicado. De hecho, este es el segundo ataque que recibe la sede del PP en Sant Boi. El primero fue el pasado mes de mayo cuando rompieron la cerradura antes de un acto.

audiencia nacional
Marlaska acusa a Agirre de colaborar con ETA y le impone 30.000 euros de fianza
Después de interrogar al burukide en Bilbao, el juez asume la petición del fiscal y le da 72 horas para efectuar el pago si quiere eludir la prisión
El PNV avala su inocencia y advierte al Gobierno de que «toma nota»
LOURDES PÉREZ l.perez@diario-elcorreo.com/BILBAO El Correo 29 Junio 2006

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaka acusó anoche al dirigente del PNV Gorka Agirre de un delito de colaboración con ETA y le impuso una fianza de 30.000 euros, pagaderos en 72 horas, para poder eludir la prisión. El burukide, al que el magistrado tomó declaración durante más de cuatro horas como imputado dentro de la operación desplegada en la última semana por el cobro del 'impuesto revolucionario', se convierte en el primer responsable en la historia de la formación jeltzale en ser acusado formalmente de cooperación con la organización terrorista. Grande-Marlaska, que asumió la petición realizada por el fiscal, obliga a Agirre a comparecer cada lunes en los juzgados de Bilbao y le prohíbe expresamente abandonar España, aunque podrá solicitar permisos mensuales como responsable de Relaciones Internacionales de los peneuvistas.

El partido de Imaz afronta desde las diez de la noche de ayer el inédito trance de tener que eludir la amenaza de encarcelamiento por presunta vinculación a ETA de uno de sus dirigentes, miembro en este caso, además, de una de las más destacadas sagas del nacionalismo democrático y puntal durante años de la ejecutiva liderada por Xabier Arzalluz. El ex presidente del PNV había manifestado al inicio de la declaración en el juzgado decano de Bilbao -a donde se desplazó Grande-Marlaska inusualmente al encontrarse el imputado de baja médica- su confianza en que su compañero quedaría exculpado, después del testimonio que él mismo prestó la víspera ante el juez.

Lejos de eso, Agirre abandonó pasadas las diez de la noche la sede judicial, «descontento y cabreado», con la obligación de pagar 30.000 euros, de los que se hará cargo su partido, para eludir la prisión. Lo hizo entre gritos de ánimo de los centenares de militantes que le arropaban en la calle, capitaneados por buena parte del EBB, el diputado general de Vizcaya o Juan María Atutxa, y en medio de una sonora pitada contra el magistrado cuando éste abandonó, en coche y a toda velocidad, las dependencias judiciales bilbaínas. Los congregados corearon consignas como 'Jo ta ke' y 'Gorka kalera' y entonaron a voz en cuello el 'Euzko Gudariak' y el 'Gora ta gora' -el segundo de ellos, el himno del partido y de Euskadi-, mientras Agirre se fundía en un abrazo con sus familiares.

Grande-Marlaska adoptó la medida cautelar contra el burukide después de escuchar la petición del representante del Ministerio Público en la causa, Juan Antonio García Jabaloy, quien, a diferencia de lo ocurrido el lunes con los dos empresarios navarros imputados por el supuesto pago del 'impuesto revolucionario', esta vez sí solicitó pena de prisión eludible bajo fianza para Agirre. La gravedad de las pruebas recopiladas por la Policía, que dispone de grabaciones de Agirre contactando con uno de los principales implicados en la red histórica de extorsión de ETA, ha pesado en la determinación del fiscal, cuya actuación no pasó por alto el PNV en su primera valoración de urgencia de lo ocurrido, a las puertas de Sabin Etxea y con la militancia aún clamando contra las decisiones judiciales.

«Plena confianza»
Fue el portavoz del partido, Íñigo Urkullu, el encargado de hacerlo, al haberse desplazado Josu Jon Imaz finalmente a un acto de Galeuscat en Santiago después de haber vuelto a reivindicar la «trayectoria intachable» de Agirre a la entrada del juzgado. Urkullu arrancó denunciando el secreto sumarial decretado por Grande-Marlaska -lo que impidió a los abogados del imputado disponer del auto, según fuentes peneuvistas- y anticipó que su formación esperará a conocer los detalles para pronunciarse con mayor amplitud. Pero sí incidió en la «plena confianza» del PNV en la actuación de su compañero en favor «de la paz», denunció que la investigación «raya la esquizofrenia» y efectuó «una lectura política»: «no olvidamos y tomamos nota».

El portavoz jeltzale recordó que la Fiscalía depende «jerárquicamente» del Gobierno y, aunque no cuestionó el aval de su partido al Ejecutivo en el proceso de paz, constató que el fiscal no ha solicitado medidas cautelares con otros imputados y evocó, sin citarlas, las declaraciones de responsables socialistas defendiendo la trayectoria democrática del PNV. Urkullu, que exigió «coherencia y responsabilidad», dio por dañada la «confianza» de su grupo en «determinados» dirigentes políticos y subrayó que la ciudadanía no entiende «hacia donde se dirige la Justicia», sobre la que dejó caer la sospecha de conducirse por «impulsos políticos». «Todo se está poniendo patas arriba», zanjó. La dirección jeltzale analizará presumiblemente hoy mismo una situación desconocida para sus integrantes.

Impiden a una víctima depositar una corona de flores enfrente del Congreso

B.T. ABC 29 Junio 2006

MADRID. Un férreo e inusual blindaje policial (mayor incluso que el que se reserva para los plenos más importantes del año) impidió ayer a Toñi Santiago, madre de la niña de seis años asesinada por ETA en Santa Pola en 2002, acceder a la placeta situada frente a la puerta principal del Congreso de los Diputados, donde tenía intención de depositar una corona de flores (las metafóricas «rosas blancas por la dignidad», manchadas de «sangre»), como recordatorio de la oposición de un amplio sector social a la apertura de negociaciones con los etarras.

Esta corona (al igual que otra que se llevó a primera hora de la mañana a la Audiencia Nacional) había sido confeccionada en el curso de la vigilia celebrada por miembros de la AVT la noche anterior. Acompañaba a Toñi Santiago María del Carmen Álvarez, portavoz de la Asociación Verde Esperanza, quien expresó su malestar «por los impedimentos que han puesto a dos mujeres solas. cuando no pretendíamos acceder a la Cámara con la corona, sino sólo llevar a cabo este gesto».

Instituto Cervantes, Santander y Universia fomentan la enseñanza del español
La Razón 29 Junio 2006

Madrid- El Instituto Cervantes, el Santander y Universia se unen para fomentar la enseñanza del español. César Antonio Molina, director del Instituto Cervantes, y Emilio Botín, presidente de Santander y de Universia, firmaron ayer un convenio cuyo objetivo principal es la difusión universal de las culturas hispánicas. Las tres instituciones firmantes desarrollarán actividades conjuntas dirigidas, en especial, a fomentar la enseñanza del español. Como primera acción se facilitará la difusión, en los países no hispanohablantes en los que Santander está presente, de los cursos en línea de lengua española creados por el Instituto Cervantes y que esta institución ofrece a través del Aula Virtual de Español (http://ave.cervantes.es).

El primer país en el que comenzarán estas acciones será Brasil, donde recientemente se ha aprobado la ley por la cual los institutos de enseñanza media están obligados a enseñar el español. La población brasileña, además, muestra un gran interés por conocer el idioma que se habla en todo el resto de Suramérica. Las iniciativas en Brasil estarán encaminadas principalmente a la formación de profesores de español, con la ayuda de las universidades de aquel país.

Se promoverá también el aprendizaje de la lengua mediante estos cursos en Reino Unido, Estados Unidos y Marruecos, entre otros países. El Instituto Cervantes, organismo creado en 1991 para fomentar en el mundo el español y la cultura de los países hispanohablantes, es, actualmente, la mayor organización mundial dedicada a la enseñanza del español. Está presente en 57 ciudades de 37 países, y va a contar con un centro más, en Pekín, que será inaugurado por los Príncipes de Asturias el próximo 14 de julio.

En Brasil, el Cervantes tiene dos centros -en Sao Paulo y Río de Janeiro-, abrirá tres a finales del presente año y otros cuatro a lo largo del próximo año 2007. Santander creó en 1996 Santander Universidades, un programa con el que vertebra su Plan de Responsabilidad Social Corporativa, que le permite mantener una alianza estable con el mundo universitario, y con el que promueve iniciativas -como las que se desarrollarán gracias a este convenio- para fomentar el estudio y conocimiento mutuo de las diferentes lenguas y culturas de los países en los que el banco opera. La entidad bancaria destinó en 2005 el 1,6 por ciento de su beneficio neto atribuido (66 millones de euros) al patrocinio de proyectos académicos, de investigación y tecnológicos en apoyo de la educación superior en España, Portugal e Iberoamérica.

Entre las actividades de Santander Universidades destaca el mecenazgo de Universia, la mayor red de universidades del mundo, que agrupa en la actualidad a 985 instituciones académicas de once países -Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México, Perú, Portugal, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela-. Universia colaborará en los proyectos derivados del acuerdo que hoy se firma y contribuirá a la difusión del idioma español mediante las metodologías desarrolladas por el Instituto Cervantes, fundamentalmente entre las universidades iberoamericanas.

Recortes de Prensa   Página Inicial