AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 6 Julio  2006
Proceso de rendición
Legitimar a los terroristas
Ignacio Villa Libertad Digital 6 Julio 2006

Este jueves en San Sebastián se producirá la reunión entre los socialistas vascos y los proetarras de Batasuna. El juez Baltasar Garzón se niega a prohibir una reunión pública entre un partido democrático y una banda terrorista en un hotel con día y hora anunciados y publicados en la prensa. Los miembros de la banda terrorista no han cedido en nada y en ningún momento se les ha escuchado decir que están dispuestos a abandonar las armas.

¿Qué pueden esperar ahora las víctimas? ¿Qué pueden esperar sus familias? ¿Qué podemos esperar tantos españoles ilusionados con un proyecto de libertad y de democracia en el que pensábamos que todos estábamos embarcados? ¿Qué se puede esperar de un Gobierno entregado a los terroristas y que ha aceptado ya el derecho de los nacionalistas vascos a la autodeterminación? Nada que no sea traición, cobardía y claudicación.

La reunión de este jueves en San Sebastián es una cita que se salta la ley a la torera. Liquida el Pacto Antiterrorista, la Ley de Partidos, la inclusión de Batasuna en las listas internacionales de organizaciones terroristas y cualquier promesa que haya podido hacer este Gobierno de defender la democracia y la libertad. Los socialistas –con un tal López a la cabeza– se van a sentar con unos terroristas para hablar de política, cuando la honradez y la decencia indican que con los terroristas sólo se puede hablar del abandono inmediato y total de las armas.

Con esta reunión los socialistas no caen en ninguna trampa. Saben perfectamente lo que hacen. Saben perfectamente que se están convirtiendo en cómplices de los terroristas. No hay excusa alguna, pues nada puede justificar un encuentro que legitima el papel político de los terroristas. También es cierto que de López y compañía poco se puede esperar. Desde su llegada a la secretaría general del PSE ha trabajado para acercarse a las tesis de nacionalistas y terroristas. Lo que sí descorazona –aunque tampoco sorprende– es la actitud de la justicia. El juez Baltasar Garzón ha dejado hacer, certificando cual va a ser su actitud en este proceso de rendición: una auténtica vergüenza.

De ahora en adelante parece que reunirse con los terroristas no es delito. Hemos perdido ya todos los papeles. Es el entierro de la normalidad democrática. Cuando se legitima a los terroristas desde los poderes ejecutivo, legislativo y judicial sólo se puede hacer una cosa: organizar una movilización social inspirada en el espíritu de Ermua, que protagonicen los españoles que sólo queremos libertad.

Que la justicia deje de ser un “obstáculo”
EDITORIAL Libertad Digital 6 Julio 2006

Tal y como recordó ETA en su último comunicado, se trataba de que el Gobierno del 14M cumpliera sus “compromisos“, forzara un “alto el fuego” por parte del Estado de derecho y “garantizara que ninguna legislación, ordenamiento jurídico ni Constitución fuera obstáculo” en lo que, no sólo la organización terrorista, sino tambien sus gubernamentales compañeros de viaje, denominan “proceso de paz“.

Uno de esos obstáculos lo constituían, evidentemente, la Ley de Partidos y la subsiguiente suspensión judicial de las actividades de Batasuna. El Gobierno del 14M ya había neutralizado considerablemente este ordenamiento jurídico, antes del “alto el fuego” de los terroristas, a través de su dependiente Fiscalía, que no puso pega alguna ni a los suplentes del PCTV, ni a la incesante actividad de ese equipo titular que dirige el delincuente Arnaldo Otegui. Ahora que ETA amenazaba al Gobierno con romper el pacto “y volver a la lucha”, era necesario más que nunca que, no sólo la Fiscalía, sino también los jueces, se sometieran a la lógica y a la despótica paz de ETA. Si un juez independiente como Grande Marlaska permaneció más fiel al imperio de la ley que a los tejemanejes del Gobierno y la organización terrorista, el ex candidato socialista y reintegrado juez de la Audiendia Nacional, Baltasar Garzón, ha demostrado ser tan condescendiente a las directrices del Gobierno como lo ha sido siempre Conde Pumpido. De hecho, Garzón ha seguido dócilmente la pueril y falaz argumentación de la Fiscalía para no prohibir la reunión de hoy entre el PSE y los representantes políticos de ETA, que no es otra que la utilizada por el propio Gobierno de ZP para maquillar su visto bueno: a saber, que el encuentro no tiene por objetivo más que “aproximar” a Batasuna “a la renuncia de la violencia y a la aceptación de las reglas democráticas del Estado de Derecho”.

Así, mentando la soga en casa del ahorcado y haciéndola pasar por una sesión de “catequesis” democrática, Garzón y la Fiscalía pretenden ignorar --y que ignoremos-- la Ley de Partidos y el objetivo de esa ilegal reunión política con los representantes del terror, que no es otro que el de la negociación para acabar con el actual Estatuto de Guernica. De hecho, es público y notorio que la reunión de hoy con los proetarras no hace más que inaugurar la ronda de contactos políticos que, con ese objetivo, el PSE va a mantener con el resto de las formaciones legales que en su día formaron con ETA el llamado Pacto de Estella.

El colmo de la desfachatez, tanto del juez como de la Fiscalía, se produce, sin embargo, con su solicitud a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de que les informen, a posteriori, del encuentro. Vamos, como si en la reunión de marras fuera a estar presente algún agente policial; como si, a priori, Batasuna no hubiera dejado bien claro que lo que piensa transmitir es el precio político de ETA. ¿De qué quiere Garzón que le informe la ausente Policía a toro pasado? ¿De que Batasuna, en la víspera del encuentro público con los socialistas, ha advertido que “sueñan despiertos” quienes creen posible un proceso de paz sin contar con Navarra? ¿Cree Garzón que esa es la actitud correcta de quienes, según él, acuden hoy solícitos a recibir clases de democracia, de Estado de Derecho y de condena de la violencia?

Los socialistas no es que “sueñen despiertos”, es que pretenden que el anestésico de la paz nos mantenga tan dormidos como lo debe estar el Estado de Derecho en este infame proceso de claudicación y alianza temporal con el terror. Reincorporado Garzón, la Fiscalía ya no es la única que ronca.

Reunión con Batasuna
Paga López
Cristina Losada Libertad Digital 6 Julio 2006

Los socialistas han insistido mucho en lo que dirán y en lo que no dirán cuando se reúnan con los cabecillas de Batasuna, es decir, de ETA, este jueves. Pero, verdaderamente, eso no tiene ninguna importancia. El hecho de que carezca de trascendencia lo que digan o dejen de decir es justo el motivo por el que hacen hincapié en ello. Pues el caso es que da exactamente igual que Patxi mire a sus invitados a los ojos o a las orejas, que les hable de los sanfermines o del tiempo. Es irrelevante, incluso, que hagan uso de la palabra, y bien pueden pasar el rato echando una partida de mus o jugando al Duopoly ante el mapa del futuro País Vasco. Lo único capital en este asunto es que la reunión tiene lugar. Que López, como buen sirviente, le abre la puerta de acceso al status de interlocutor del partido en el gobierno a una banda terrorista.

Por supuesto, lo hace por instigación de Zapatero, y amparado por ese anuncio del "inicio del diálogo" que autoriza a los chantres de turno a alegar que si se va a hablar con los del tiro en la nuca, qué cosa más natural, y menos escandalosa que charlar con sus ayudas de cámara. De ellos no se puede decir que son ajenos al negocio del crimen, pero sí que hasta hace poco se presentaban a las elecciones. Hasta que el Supremo, instado por el gobierno, con el apoyo del PSOE que lideraba ZP, sentenció que forman un solo cuerpo con la banda terrorista. Por eso precisamente los recibe López. Porque Arnaldo, Rufi, Pernando y compañía son tipos cuyos derechos civiles nacen de habérselos quitado a cientos de miles de personas. A ochocientas y pico hasta les han quitado la vida. Sin esos méritos, no se reuniría con ellos López.

Iba a decir que cómo corre el tiempo cuando el proceso es largo, duro y difícil. Que quién diría que fue ayer cuando las cabezas parlantes del gobierno nos decían que Batasuna no existía, y la doctrina del cuarto turno rezaba que aquello que es ilegal, no es real. Pero acabo de enterarme de que Patxi, el hombre que no pudo ser lehendakari, pero intenta ser algo con la ayuda de los que asesinaron a tantos de sus amigos, no se va a reunir con nadie en un hotel de San Sebastián. Batasuna no existe, dice López, que no tiene problemas de conciencia porque no hay como no tenerla para no tenerlos. Pero el hecho es que cuando choque esas cinco con sus invitados, Batasuna-ETA habrá pasado en un tiempo récord de la ilegalidad a la inexistencia y de ésta a la antesala del presidente del Gobierno, que eso viene a ser lo de este jueves.

Por si fuera poco pago de precio político la apertura de un diálogo con una banda terrorista que no da señal alguna de que tenga intención de disolverse; por si pareciera escasa la cantidad que libra López antes quienes proclaman que "el proceso de que estamos hablando no es un proceso de pacificación" ni falta que les hace, los dirigentes del PSE, arietes de Zapatero en todo este chanchullo, parlotean sin tapujos de la mesa de partidos. De ese tinglado extraparlamentario que ha de decidir por el nuevo sujeto de soberanía que nació hace siete días –pues el proceso es largo– en el vestíbulo del Congreso. ¿No anunció Zapatero en el lugar del parto que mantiene el principio irrenunciable de que las cuestiones políticas se resuelven con los representantes legítimos de la voluntad popular? Pues eso. Que en otoño se definirá la metodología para cargarse ese principio. Échense las cuentas de lo que tardará el derecho de autodeterminación en pasar del "sencillamente no existe", dicho por ZP, al "simplemente está hecho".

EL HECHO BIOLÓGICO
Editorial minutodigital 6 Julio 2006

Retrasaron la reunión a hoy jueves por supuesto respeto a las víctimas del trágico accidente de metro en Valencia.

Qué paradoja que el PSE se acuerde de quienes sufren por culpa de las desgracias de la vida cuando ellos contribuyen cada día que pasa con mayor ahínco al dolor de otras víctimas: las de ETA. Porque los socialistas vascos escenificarán hoy en un hotel de Bilbao lo que podríamos llamar el "hecho biológico". Es decir, la presentación oficial de algo que era un secreto a voces: el entendimiento de un partido y su Gobierno con una banda terrorista.

Batasuna es ETA. Lo dice claramente una sentencia del Tribunal Supremo. De nada sirve pues el blanqueamiento gubernamental y de sus medios afines de esa rama de la banda asesina. Más cuando nada ha cambiado desde entonces. Remontémonos a julio de 1979 en una España que despertaba ilusionada a la democracia. Un diputado de pelo revuelto, nariz aguileña y mirada inteligente, que un año antes había participado en la redacción de la nueva Constitución, aparcó su mini rojo a las puertas de su casa, cerca del Retiro. Al bajarse del coche, dos individuos con pistolas se abalanzaron sobre él. Gabriel Cisneros echó a correr y de pronto se desplomó. Dice que no sintió dolor. Pero el charco de sangre a su alrededor corría ancho y espeso.

Había recibido un tiro frío y seco por la espalda, que le atravesó el abdomen y le dejó dolorosas secuelas durante años. Y que continúan hasta el día de hoy. El juicio tuvo lugar en 1990. El testimonio inculpatorio de la etarra francesa Françoise Marhuenda no bastó para que el tribunal los condenara. Y sin embargo nadie, tampoco Cisneros, duda de que fueran culpables. Uno de ellos era Luis María Alkorta. El otro, Arnaldo Otegi, alias "El Gordo", el monstruo al que Zapatero ha llamado un «hombre de paz» y con el que hoy escenificará el hecho biológico junto a su enviado Patxi López.

La Justicia no va a impedir un encuentro a todas luces ilegal. El recién aterrizado Baltasar Garzón ha escurrido el bulto dejando primero en manos de la Policía la decisión de actuar para luego autorizar el encuentro escudándose en la opinión de una Fiscalía que si entiende las circunstancias "especiales" del momento que vivimos. Un estreno decepcionante para una reentré que se nos antoja oportunista. Rodríguez ha cumplido otra de las exigencias de ETA: la desactivación de la Justicia.

La tercera de Garzón
Pablo Sebastián Estrella Digital 6 Julio 2006

Si alguien esperaba que el juez Baltasar Garzón iba a prohibir o a actuar en contra de la reunión de Batasuna y el PSE-PSOE que hoy se va a celebrar en San Sebastián no sólo se ha equivocado, sino que desconoce a tan notorio personaje y no ha entendido todavía que el presidente Zapatero ha pasado el Rubicón de la negociación con ETA al precio que sea y que nadie, ni jueces, ni fiscales, ni las instituciones democráticas lo pueden o lo van a parar. La suerte está echada y el Partido Popular no parece darse cuenta y aún duda sobre qué y como hacer, si personarse o no en los tribunales, si salir a la calle o si subirse al carro negociador que imparable avanza sin certezas pero con firme decisión adornada de una calculada y a veces desvergonzada ambigüedad.

No pasa nada y los posibilistas y publicistas del Gobierno y su entorno saben que estas cosas son así que hablar con ETA, para lo que sea – para lo que pide el PP o para lo que pretende el PSOE – es ilegal de por sí, sea para pedir que deje las armas o para hablar de sus reivindicaciones políticas, el precio de la paz o lo que sea. Así ocurrió con intentos anteriores de González y Aznar y así va a ocurrir ahora con Zapatero, a pesar de que en esta ocasión existe la Ley de Partidos que impide el diálogo político y además no cuenta con un gran consenso social y político que permita esbozar esa realidad social que en otras ocasiones justificó la sentada de los representantes del Gobierno, o del Estado, con la banda terrorista.

Por todo ello tenemos que decir que los ciudadanos españoles están sumidos en una más que clara disyuntiva y confusión, un dilema crucial sobre si vale la pena intentar ahora el pacto para el final de la violencia, aprovechando el alto el fuego y los tres años sin los crímenes de la banda, o por el contrario buscar antes el gran consenso nacional entre el PSOE y el PP, exigiendo a ETA su desarme antes de hablar de todo e imponiendo sin el menor resquicio el Estado de Derecho por delante de todo lo demás.

Pero, roto el consenso, y decidido Zapatero como está la realidad de su impulso a toda costa se impone sobre la legalidad y la democracia, y al Gobierno sólo le falta vestir su avance con la mayor ambigüedad posible, y ampararlo con decisiones y actitudes de los jueces y fiscales a sus órdenes buscándole los resquicios posibles a una ley, que en este caso es bien clara, como se ve en la Ley de Partidos, pero que ahora se sortea con alusión al derecho de reunión del que están excluidos los criminales y los terroristas. Pero eso no importa al Gobierno, da igual y todo avanza tal y como estaba previsto y pactado con ETA en las negociaciones secretas y previas de hace y más de un año, y por si algo nos faltaba a la desidia calculada – o prevaricación, según se mire – se añade ahora la acción del juez Garzón quien muy probablemente no ha vuelto por su cuenta a la Audiencia Nacional, sino que o ha sido llamado o se ha presentado para cazar su cuota parte de fama o de protagonismo, y no es la primera vez.

En otras ocasiones ya hizo lo mismo. Tras colocar la “X” de los GAL en la espalda de Felipe González, luego no tuvo empacho en figurar como número dos de González en la lista de Diputados por Madrid, y como no consiguió ser ministro de Justicia e Interior, cargo que le quitó Juan Alberto Belloch, volvió a la Audiencia y reabrió el caso GAL. Su segundo servicio – siempre a los mismos del felipismo y su entorno – fue su ataque al juez Gómez de Liaño, que le hacía la competencia de protagonismo en la Audiencia, y tras pretender el Premio Nobel de la Paz y el Tribunal Internacional, hizo méritos en la caza de Pinochet y en la lucha contra ETA cuando estaba en vigor el pacto contra el terrorismo y por las libertades. Pero ahora se ha vuelto a pasar al Gobierno socialista de turno, tal y como se desprende de su última actuación en relación con el encuentro del PSE con Batasuna, similar o peor que el de Ibarretxe con Otegui que ya provocó en su día acciones judiciales.

Naturalmente Garzón dejará de ser un héroe para las víctimas de ETA pero a partir de ahora, como Conde Pumpido, lo será para el Gobierno y para el proceso de paz, que si sale bien, permitirá un reparto de méritos y medallas de los que no quiere ser excluido por nada del mundo, siguiendo su trayectoria habitual.

En todo caso, con Garzón o sin él, el encuentro se iba a celebrar igual, salvo que la policía o un juez lo prohibiera. Pero desaparecido el juez Marlaska en el momento propicio y al llegar Garzón, todo avanza sobre ruedas, según lo previsto por el Gobierno y la banda, y cualquier otra pretensión o interpretación al respecto son ganas de divagar.

Camino de perdición
Luis del Pino Libertad Digital 6 Julio 2006

Paso a paso se van cumpliendo las previsiones. Además del visto bueno judicial para la reunión PSE-Batasuna que hoy se celebrará en San Sebastián, nos despachábamos ayer con las advertencias batasunas sobre Navarra y con los primeros movimientos relativos al traslado de presos al Pais Vasco. ¿Acaso alguien dudaba de que Zapatero iba también a sacar a los asesinos a la calle? El etarra pisará nuevamente lo que fue Donostia ensangrentada y en una triste plaza sojuzgada se detendrá a humillar a los ausentes, etcétera. ¿Verdad que es imposible imaginar un final más glorioso? Euskal asesinoak, euskal herrirá.

Y Zapatero movilizará sus huestes para eliminar cualquier obstáculo que se presente en esa marcha acelerada hacia el envilecimiento final. Desvela hoy El Mundo que fueron dos policías los que avisaron a la red de extorsión etarra de que sus teléfonos estaban intervenidos. Ese dinero que ETA recauda para rentabilizar sus asesinatos pasados y financiar los futuros habrá contado con la inestimable ayuda de dos compañeros policías. Seguro que las futuras viudas agradecerán el detalle. ¿Serán los mismos policías que ayudaron en el 11-M a crear pruebas falsas y a tapar a los verdaderos autores del golpe de estado? Posiblemente no; pero, aunque no sean los mismos, sí que desde luego son iguales. O al menos colaboran igual con asesinos.

Con asesinos como los que han intentado acabar con la vida del confidente Lavandera. De Euskadi a Palermo pasando por Moncloa. ¿Se refería a eso Zapatero cuando hablaba de que en el proceso se pueden producir accidentes? "Mandadle un recado a Lavandera, pero que parezca una accidente". Bueno, pues recado enviado.

Ante este acelerado camino de perdición, algunos continuarán haciendo lo que pueden porque se haga justicia. La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M ha decidido lanzar una ofensiva judicial para pedir que se aclare la autoría de la masacre; si alguien pensaba que las víctimas se conformarían con unas chapuceras cabezas de turco, se equivocó de medio a medio. El juez tendrá que pronunciarse sobre las diligencias que las víctimas le pidan. Y no van a parar hasta que se averigüe la verdad.

Y la AVT, por su parte, ha convocado una concentración para el próximo miércoles 12 de julio(aniversario del asesinato de Miguel Angel Blanco) en contra de la rendición ante los asesinos. En Madrid, la concentración se celebrará delante del monumento a la Constitución a las 20:30 y en fechas próximas se convocarán los actos similares que tendrán lugar simultáneamente en otras ciudades españolas. Ellos pensaban desactivar los movimientos de víctimas, igual que pensaban tener judicialmente controlado el 11-M, pero la movilización social les ha impedido tanto una cosa como la otra. El próximo miércoles, volveremos a salir a la calle. Seguiremos informando.

Por lo demás, esta simple enumeración de noticias demuestra hasta qué punto Zapatero tiene prisa. La aceleración de los acontecimientos es brutal, y hoy el Partido Soialista, en su reunión con los terroristas, ligará definitivamente su suerte a la de los asesinos. La frontera de la irreversibilidad.

¿Podrán Zapatero y ETA salirse con la suya? Pues dependerá, básicamente, de que cada uno cumpla con su deber. Tú decides: si tienes algún dato que aportar para ayudar a detener esta galopada hacia el abismo, ya sabes dónde encontrarnos.

redactorjefe@libertaddigital.com

Garzón
No hay quien lo entienda
Ramón Villota Coullaut Libertad Digital 6 Julio 2006

Es algo que inconcebible que la primera actuación de Garzón como titular del Juzgado Central de Instrucción nº. 5 haya sido la de oficiar a la Policía para que le informe sobre la legalidad o no del encuentro del PSE con Batasuna. Siendo esta última un partido político ilegal y suspendido por ese mismo juzgado en sus actividades por colaborar con ETA, es como poco sorprendente que solicite un informe policial para saber si hay algún tipo de delito en esta reunión. Es decir, que un juez solicita a la Policía que interprete si se está cometiendo un delito o no. Olvida Garzón que esa es justamente su labor.

A la Policía no se le paga para interpretar la ley; esa es una función judicial. Es algo tan evidente que no puede ni tan siquiera ser objeto de discusión. Y más en un caso en donde se está haciendo caso omiso a la sentencia que ilegalizó a Batasuna, lo que nos lleva a un probable delito de quebrantamiento de condena –la ilegalización de Batasuna– y a otro de colaboración con banda armada, organización o grupo terrorista. Pero lo que está claro, a día de hoy, es que la Policía no puede ni debe informar sobre si le parece delictiva o no esta entrevista. A lo sumo, deberá informar al juzgado sobre quienes van a ser –y quienes fueron, una vez haya tenido lugar– los participantes en la reunión de este jueves, para que así Garzón decida sobre si ha de impedirse la reunión o iniciar acciones judiciales contra los interlocutores después de que haya tenido lugar.

Pero no, ha elegido la vía más fácil, la de que sea la Dirección General de la Policía la que resuelva sobre este problema jurídico que es la interpretación de la Ley Orgánica de Partidos Políticos y el Código Penal. Pero esa interpretación corresponde en exclusiva a los jueces y tribunales, ya que el artículo 122 de la Constitución –artículo que quizá también nos quieran reformar– dice en su punto tercero que "el ejercicio de la potestad jurisdiccional en todo tipo de procesos, juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado, corresponde exclusivamente a los juzgados y tribunales determinados por las leyes". De esta forma, nuestro juez más conocido internacionalmente se está escabullendo en la toma de una decisión que le compete a él exclusivamente, haciendo un uso torticero de las peticiones de informes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que evidentemente no están para dar su opinión al juez de si hay o no un hecho delictivo cuando éste se lo pregunte.

Finalmente, Garzón tuvo que tomar él la decisión, con un auto en el que ha autorizado la reunión. En principio, el argumento esgrimido es que a priori no puede prohibirse exponer ideas que no se sabe si tendrán contenido delictivo o no. Para este viaje no hacían falta tantas alforjas. Si ya tenía tomada la decisión, ¿para qué preguntar a la Policía? Si quería ahorrarse el estigma que puede suponer a su imagen no prohibir esta reunión, bien podría haberse quedado en Nueva York.

Ramón de Villota Coullaut es abogado, puede contactar con él aquí. rdevillota@telefonica.net

Caín, ¿cuántas divisiones..?
POR JUAN PEDRO QUIÑONERO ABC 6 Julio 2006

¿Cuántas lenguas para gestionar los recursos de cuántos ríos en una geografía de cuántas naciones españolas?
Frankfurter Allgemeine Zeitung publica un severo análisis de Hans-Martin Gauger, poniendo en guardia a los legisladores alemanes que tienen la tentación de introducir la lengua alemana en la Constitución. A su modo de ver, en Alemania no hay problemas lingüísticos particulares, pero cita el caso de España, donde se ha impuesto -afirma- «una situación dramática». Situación «dramática», insiste, consecuencia de la politización administrativa del euskera, el catalán y el gallego, sin olvidar, subraya, el «andaluz», el «valenciano», entrecomillados por el ensayista, que concluye aconsejando a los poderes públicos no caer en la peligrosa tentación de convertir la lengua en problema constitucional.

En París, Courrier International publica una información simple y brutal: «España: guerra del agua entre las regiones». A su modo de ver, los proyectos autonómicos de intentar controlar políticamente el curso de los ríos españoles pueden acentuar graves problemas de fondo.

En el terreno menos catastrófico de los mercados de la energía eléctrica, Financial Times afirma en Londres que el mercado español es un «híbrido» entre los proyectos de liberalización y las acendradas tentaciones «reguladoras». El resultado, a juicio de Financial Times, es, sencillamente, «una confusión».

Desde el punto de vista económico, los análisis son muy contradictorios. En París, el internacional Herald Tribune retoma una crónica de Bloomberg, insistiendo en unas perspectivas de crecimiento muy llamativas. Sin embargo, Les Echos y Le Figaro publican un estudio comparado sobre las distintas fiscalidades europeas, llegando a esta misma conclusión: las empresas españolas tienen la fiscalidad más gravosa de Europa, cuando los vecinos más influyentes, comenzando por Alemania, se disponen a reducir la carga fiscal que pesa sobre la competitividad nacional.

Intentando explicar la España de hoy, Frankfurter Allgemeine Zeitung también publica un prolijo análisis de Walter Haubrich, recordando las sombras de la guerra civil que todavía pesan sobre nosotros, mientras que Ricardo Bavaj comenta el libro de Anthony Beevor sobre la misma guerra cainita.

En Burdeos, Sud Ouest da una nota de color politizado, anunciando la hora anual de San Fermín y el chupinazo pamplonica. En Londres, el Times da una nota ecológica negra: el tapeo y los sushi japoneses están acabando con los atunes mediterráneos.

Carta al Sr. Rodríguez Zapatero:
Cartas al Director Libertad Digital 6 Julio 2006

Quiero dirigirme a ustedes, ya que siento la necesidad de contar y transmitir a aquellas personas de bien, que puedan o quieran leer este artículo, como me siento en estos tristes momentos que estamos viviendo en nuestro país.

Soy Toñi Santiago, madre de Silvia, asesinada en Santa Pola (Alicante) el día 4 de agosto de 2002 por la banda terrorista ETA.

Sr. Zapatero, quiero que sepa que con su cobardía, con su desvergüenza, con su indignidad, con su maldito talante, con su pacto con los etarras, con su declaración del día 29 de junio para iniciar el proceso de dialogo, usted, transcurridos casi cuatro años, ha vuelto a asesinar a Silvia.

Usted sólo ha conseguido que los sentimientos que tuve que vivir aquella tarde del atentado, vuelvan a resurgir hoy en mí. Sentimientos que todavía trato de canalizar, después de casi tres años de ayuda psicológica y de un tratamiento médico contra la ansiedad.

Con su gestión en la política antiterrorista, ha conseguido que tenga el mismo desprecio por usted que siento por los asesinos de mi hija, de sus colaboradores y de quienes aplauden y festejan los atentados y que, para mí, son tan asesinos como aquellos que colocaron el coche bomba, cargado con 50 kgs. de explosivo, debajo del balcón de mi casa.

Usted se ha puesto de rodillas ante esos asesinos, usted y su gobierno han claudicado ante esos canallas, pero por favor no nos pida a las víctimas comprensión. Sr. Zapatero, usted no cuenta con mi autorización para negociar con la sangre de mi hija.

Usted que fue tan cobarde el pasado día 28 de junio de no querer mirarme a los ojos en el Congreso de los Diputados, usted que dio las ordenes oportunas para impedir que accediéramos a las proximidades del recinto con una corona de flores, humillándonos y tratándonos como si fuésemos delincuentes, usted no conseguirá silenciar mi voz.

En su anuncio de negociación, tan esperado por la banda terrorista ETA, usted nombra a las víctimas del terrorismo, a su memoria, a su dignidad y a su honor. Casualmente siempre olvida usted mencionar la palabra “justicia”. En los dos años y medio que lleva en el poder, nunca le he escuchado mencionar esta palabra cuando se refiere a las víctimas. Justicia es lo que espero conseguir contra los miserables que asesinaron a mi hija, aunque pacte usted con ellos o con el mismísimo demonio …

Por último le rogaría que no hable usted tan alegremente del dolor de las personas que hemos sufrido un atentado terrorista. A mí, como madre de Silvia, me ha demostrado que no le importa lo más mínimo el asesinato de una niña inocente. Sr. Zapatero, desgraciadamente para mí, todos los días 4 de agosto que me queden por vivir tengo que recordar que, ese fatídico día mi hija fue brutalmente asesinada.

En mi memoria quedará, que mientras usted celebra alegremente su cumpleaños ese día, en unión de sus dos hijas y de su esposa; a mi hija, con seis añitos no le permitieron cumplir ninguno más esos individuos con lo que usted ahora negocia. A Ella y a todas las personas que fueron asesinadas les va a tener que agradecer su continuidad en el gobierno. No me queda la menor duda de que esas ansías de poder es lo que le lleva a usted a traicionar la memoria de las víctimas inocentes.

Señor Zapatero, “NEGOCIACION EN MI NOMBRE NO”.
Toñy Santiago - Alicante

AUTÉNTICOS ASESINOS
ESTHER ESTEBAN El Ideal Gallego 6 Julio 2006

Hace días, en una tertulia política en televisión, una colega se refirió como presos políticos a los asesinos de ETA. Su tesis, favorable a los pasos que está dando el Gobierno en el mal llamado proceso de paz era que la justicia debe adaptarse a los tiempos, y a medio plazo deberá abordarse el asunto de los presos. Es verdad que la periodista, de larga trayectoria y a la que respeto, rectificó, llamando por su nombre, asesinos, a los Txapote y compañía, pero el lapsus ­y así se lo hicieron ver sus colegas de tertulia­ fue de tal calibre que merece una reflexión en torno a cómo el lenguaje puede pervertir el mensaje y, sin duda, enturbiar y emponzoñar la realidad.

Dice la popular María San Gil, y no le falta razón, que Zapatero y el PSE se están dejando abducir por el lenguaje batasuno, y eso da lugar a equívocos tremendos que el propio presidente se ve obligado a aclarar, dando una inquietante sensación de improvisación. Ya nunca se refieren a Batasuna como tal, ni hablan del brazo político de ETA. Ahora la denominación políticamente correcta es izquierda abertzale, a la que también han eliminado el calificativo de radical. Esta definición hace más digerible la idea de que su partido se va a reunir con un partido ilegal, a cuya ilegalización él colaboró activamente. Ahora lo que conviene es hacer la vista gorda, aunque para ello haya que ignorar y erosionar al Estado de Derecho.

También resultó perversa la forma en que Zapatero se refirió al respeto a la voluntad del pueblo vasco y que ha sido entendida por Batasuna como la puerta al reconocimiento del derecho de autodeterminación, algo que no se puede poner encima de la mesa porque no existe , ha tenido que aclarar Zapatero. Es verdad que esa perversión del lenguaje ­en la que los nacionalistas son catedráticos­ es algo contagioso. Se le contagió a Aznar con aquella famosa denominación del MLNV y también se nos contagia a los periodistas a menudo, lo cual es una irresponsabilidad.

Por una vez y sin que sirva de precedente, me referiré al nombre que da título a esta sección. El arma que utilizamos los periodistas son las palabras, pero nuestro deber es siempre decir más que palabras y, por supuesto, llamar a las cosas por su nombre. Los asesinos de 1.000 víctimas inocentes son eso, asesinos, y deben pudrirse en la cárcel. Darles la consideración de presos políticos es una humillación para las víctimas, una vergüenza para los demócratas y una burla para el Estado de Derecho.

Patxi López y Arnaldo Otegi lanzan su "chupinazo"
Editorial Elsemanaldigital 6 Julio 2006

Mientras un cohete anuncia el inicio de las fiestas de San Fermín en Pamplona, el PSE y Batasuna empiezan a negociar en Bilbao, ya veremos si contra la democracia española.

6 de julio de 2006. Hoy empiezan en Pamplona las fiestas de San Fermín, con un cohete que será lanzado ante las cámaras de televisión del mundo entero por un concejal nacionalista en quien la alcaldesa Yolanda Barcina ha delegado. Pero las noticias desde el norte de España no son, desgraciadamente, todas festivas ni alegres.

Hoy el Partido Socialista de Euskadi se reúne con Batasuna, el brazo político de la banda terrorista ETA. Las conversaciones se inician en San Sebastián, a las 11 de la mañana. Es un paso sin precedentes en nuestra democracia y de una gravedad jurídica y política que hoy resulta difícil de valorar. Es un verdadero chupinazo, pero lo que va a empezar dista mucho de ser una fiesta y es, para muchos vascos, una afrenta.

Batasuna es ETA. Reunirse con Batasuna es, pues, hacerlo con ETA, y de la misma manera dialogar, negociar o pactar con Batasuna es hacerlo con ETA. Esto implica, a día de hoy, violar una Ley en vigor y probablemente el Código Penal. Pero, consideraciones jurídicas aparte, ese paso que el PSOE ha decidido dar hacia Arnaldo Otegi a través de su filial del País Vasco supone una amenaza para la convivencia democrática.

Cuando se inició la transición a la democracia se diseñó un régimen amplio en el que tuviesen cabida las opciones políticas más diferentes, aceptando todos un marco común que se cimentaba en la soberanía del pueblo español y en las reglas democráticas dentro de ese ámbito. El nacionalismo vasco más radical quedó fuera del proceso constituyente porque ni aceptó la unidad nacional como fundamento previo de la Constitución ni renunció al terrorismo como método antidemocrático de acción.

El "proceso de paz" del presidente del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha venido a alterar lo acordado en la Transición. El consenso constituyente no pudo integrar a ETA porque los terroristas no aceptaron y siguen sin aceptar las reglas del juego. Hoy el PSOE por una parte y el Gobierno por otra parecen decididos a cambiar las reglas del juego para sumar haber acabado con el terrorismo de ETA.

ETA y Batasuna no han cambiado. No han renunciado a sus objetivos, y éstos siguen siendo incompatibles con la Constitución que todos los españoles nos hemos dado. La única cuestión que Patxi López puede proponer hoy legítimamente a los portavoces ilegales de la banda armada es que ésta se disuelva y sus componentes se entreguen a la Justicia. Todo lo que rebase esa posición será un insulto a las víctimas vivas y muertas del terror y una amenaza contra la libertad. Deseamos que el "chupinazo" de Bilbao no anuncie un atentado contra la democracia en el País Vasco.

La última ocurrencia estatutaria de los nacionalistas gallegos
Luis Miguez Macho elsemanaldigital 6 Julio 2006

Todas las presiones para forzar al PP de Galicia a sumarse a una reforma estatutaria a la catalana se han disipado tras el discurso pronunciado por Alberto Núñez Feijoo en el Parlamento gallego el jueves pasado. El discurso ha tenido poca repercusión en el ámbito nacional, pero no se ha librado de una última tentativa de manipulación: en dos diarios madrileños de centroderecha lo único que se recogió respecto del mismo fue que una fuente no identificada de la dirección del PP gallego habría declarado que éste estaría dispuesto a aceptar el reconocimiento del "carácter nacional" de Galicia en el Estatuto.

No fue eso lo que dijo el presidente del partido. Bien al contrario, Núñez Feijoo demostró (por si alguien lo dudaba todavía) que, como líder del PP de Galicia, él es la voz de los principios y valores que comparten los votantes, simpatizantes y militantes del partido.

Visto que el PP gallego no es fácilmente doblegable -y hay que recordar que sin su concurso no habrá reforma estatuaria, que requiere en Galicia mayoría de dos tercios-, la última ocurrencia que andan maquinando los nacionalistas y sus compañeros de viaje es pactar una reforma de compromiso y luego "corregirla" en las Cortes. Alcanzamos así la cumbre del disparate: ¡el "carácter nacional" y el deber de conocer el gallego se nos impondrían desde Madrid!

Lo malo es que pueden hacerlo. Y si luego el pueblo gallego les castiga con su desprecio y su indiferencia en el referéndum en el que habrá que ratificar la reforma estatutaria, en nada les importará. Quien es capaz de pensar en semejante fraude a la voluntad popular está por encima de tales menudencias.

Está claro que podríamos pasar perfectamente sin reforma estatutaria, y también que no tiene nada de malo adaptar el Estatuto a la evolución de la Comunidad autónoma durante estos veinticinco años. Lo intolerable es que Galicia sirva de coartada a la pretensión de una minoría de romper España como espacio abierto de libertad y solidaridad, y de quebrar con ello la continuidad histórica de una de las naciones más antiguas de Europa.

Los nacionalistas tienen un concepto de nación (aquí en Galicia, el de Stalin, por grotesco que resulte) y no dudan de cuál debería ser su nación. Son los actuales dirigentes del PSOE los que dicen no saber qué es una nación y, al parecer, ni siquiera están seguros de a qué nación pertenecen.

Los demás, que no somos nacionalistas ni dirigentes socialistas y constituimos la mayoría de la población española y gallega, no sufrimos esos problemas existenciales. No necesitamos que nos inventen naciones, porque ya tenemos una: la nación española, de la que es parte integrante Galicia, con su personalidad propia.

La reunión de las tres íes
Carmelo Jordá  Periodista Digital 6 Julio 2006

Durante las protestas contra la II Guerra de Irak alcanzó particular éxito una frase que bautizaba dicho conflicto como “la guerra de las tres íes”, pues se suponía que era ilegal, inmoral e injusta. Patxi López y demás compaña se han reunido con los terroristas de Batasuna (terrorista = aquel que pertenece a una organización terrorista) en lo que podríamos denominar “la reunión de las tres íes”, a ver si el progrerío se anima también a usar la fórmula.

La reunión es ilegal, diga lo que diga el juez Garzón, porque no puede ser legal que un partido político se reúna con los miembros de una organización terrorista para hablar de política, porque me dirán ustedes si no de qué habrá hablado Patxi cuando mire a los ojos de Arnaldo cual si estuviesen en un claro de luna y se respirase mejor.

La reunión es inmoral porque no hay nada moral en reunirse con los asesinos o sus representantes, sin que ellos hayan mostrado en ningún momento ningún tipo de arrepentimiento, sin que hayan perdido perdón, sin que ni tan siquiera hayan mostrado de forma inequívoca su decisión de dejar de matar sino que se han reafirmado en ella “hasta que no consigan la liberación de Euskalherría, dale duro”, como dijo Txapote.

Y la reunión es injusta desde varios puntos de vista: con el conjunto de la sociedad que ve como sus representantes democráticos tratan de tú a tú a los representantes de unos asesinos; con las víctimas, que ven como los que les han amenazado, extorsionado o asesinado son tratados como representantes políticos; y, por último, si me permiten la ironía, es injusta con las pobres “Nekanes” del PCTV que después de sacar nueve representantes en el parlamento de Vitori son despreciadas sistemáticamente por el resto de partidos políticos del País Vasco.

Además de eso, y una vez que la reunión se ha celebrado, es el momento de preguntarse para qué ha servido. Según nos contaba hace unos minutos el propio López en la rueda de prensa (sin preguntas, claro) que ha dado al abandonar tan grata compañía mientras los etarras trataban de avanzar en propuestas políticas ellos les explicaban que tienen que “volverse legales”. No puedo imaginar un diálogo de besugos más aburrido, la verdad, ni con menos sentido: Otegui y camaradas no son nada tontos y saben ya de sobras lo que deberían hacer, lo que quieren hacer y lo que quieren que los demás hagan.

Una reunión, una fotografía y la presentación de una banda terrorista (Tribunal Supremo dixit, Unión Europe dixit) como representantes de un sector de la sociedad vasca (y encima olvidando a las pobres “Nekanes”, repito) sin que las pistolas hayan dejado de ser empuñadas.

Patxi y José Luis, sois unos cracks. Pobre sociedad vasca y pobre España en vuestras manos

La nación no merece un Gobierno que le mienta
Sancho Michell de Diego  Periodista Digital 6 Julio 2006

Las revelaciones periodísticas de los últimos días sobre los contactos entre el Partido Socialista y la cúpula de ETA exigen una aclaración satisfactoria por parte del Gobierno. Nos hallamos ante un posible caso de traición a la nación, nada menos. No es de recibo que el partido de Zapatero estuviera, con una mano, defendiendo el pacto por las libertades y contra el terrorismo y, con la otra, buscando una interlocución directa con los propios terroristas. El hecho de que el PSOE se hallara en aquel momento en la oposición no atenúa las cosas, sino que las agrava: significaría que el partido de la oposición estaba conspirando con el principal enemigo de España y contra un ejecutivo, el de Aznar, que era el Gobierno legítimo de la nación. El actual ejecutivo de Zapatero, no menos legítimo que el anterior, queda gravemente lastrado. La estrategia de silencio o desdén con la que el PSOE ha respondido a las denuncias periodísticas es un tremendo error: las pruebas son tan contundentes que no admiten el menosprecio. Los españoles, como bien sabemos, no merecemos un Gobierno que nos mienta.        FUNDACIÓN DENAES, PARA LA DEFENSA DE LA NACIÓN ESPAÑOLA

El Día de la Derrota.
Miguel Barrachina  Periodista Digital 6 Julio 2006

Mañana es el día. Batasuna y ETA -lo mismo según el Tribunal Supremo- están de celebración.

El secretario general de los socialistas vascos Patxi López va a iniciar mañana jueves la negociación, en la que se cederá parte de nuestros derechos, con los terroristas. Acudirá seguramente acompañado del presidente del PSE Jesús Eguiguren.

[El criminal Otegui se rie de ti. Ha ganado.] Este último, al parecer, dada su amistad con el terrorista Otegui, ha mantenido conversaciones con los delincuentes etarras durante los dos últimos años, y lo más singular de su currículo es haber sido condenado por malos tratos a su mujer, al quedar acreditado durante el juicio que la agredió con la mano, un zapato y un paraguas.

Resultaría original lo del paraguas sino se tratase de un acto repugnante, propio de alguien que nunca más debería ocupar cargo público y, sin embargo, está encumbrado por los mismos socialistas que han hecho bandera de la violencia de género con tanta publicidad como pobreza de resultados -151 muertes desde que Rodríguez Zapatero se hizo cargo del gobierno y con una tendencia creciente-.

Los distintos gobiernos españoles han mantenido encuentros o contactos, para conocer la situación interna de ETA, pero nunca ni con Suárez, Calvo-Sotelo, González, ni Aznar, se ha negociado ni celebrado reuniones oficiales. Todavía tiene hoy menos sentido cuando merced a la Ley de Partidos Batasuna fue declarada ilegal, por formar parte del entramado terrorista, con el apoyo socialista.

[Nuevo logotipo usado por el diario abertzale Gara. Con él espera Patxi ser Lehendakari. ] Patxi López tendrá ese honor, el de rebajar lo que era un Estado de Derecho al nivel de los terroristas, de tú a tú, y debe saber que sus interlocutores le seguirán llamando “marrano” –como les llamaban cuando en febrero de 2004 accedieron los asesinos a tener conversaciones con el PSOE a espaldas del gobierno popular- cuando se levante de la reunión.

El Prozeso de ZaPka: ¿Va a ser OTEGUI PRONTO MINISTRO?
(Por mucho menos se consiguió la dimisión de Carod)
Juan Pablo Mañueco  Periodista Digital 6 Julio 2006

YO NO SÉ si estamos en la época en que mudan de piel los lobos y ni siquiera sé si los lobos tienen muda... pero yo, a Otegui, cada día le veo más pinta de ministro.

Hoy, por ejemplo, le han echado un cordero (observen que no he dicho un "gorrino": me inspira piedad) llamado Pachi López al nuevo ministrable, para que lo prestigie (ese es el chantaje al que cede ZP) y el futuro ministrable vasco... ¡ni siquiera se lo ha comido!

Cierto que Pachi es un político incoloro, inodoro e insípido, pero para prestigiar a Otegui en todos los telediarios y portadas, vale. Claro que también Ibarreche puede hacer crisis de gobierno en cualquier momento e incorporar al nuevo referente de los Derechos Humanos, que ya dice que hay que derribar toda la arquitectura legal española. Con eso, los de la piqueta de ZP quedarían corridos, pero ¡qué más da con tal de prestigiar al que anuncia los nuevos tiempos!...

Por eso, mientras la legalidad de Estepaís aún sirva para algo, yo me sigo preguntando lo de abajo:

El Proceso de ZP (por la Justicia, a través del Tribunal Supremo) a raíz de una tregua-farsa en la que está implicado desde antes de su llegada al Gobierno, mientras ya mentía firmando el Pacto Antiterrorista. La Alta Traición de ZP le lleva incluso a traicionarse a sí mismo: hoy dice y hace lo contrario de lo que prometió ayer. Menos con ETA, los amos de Zeta, con los que cumple corriendito.

Por mucho menos de lo ya probado a Botonero -sus amos de ETA le llaman jefe "de gorrinos"-, se pidió y se consiguió la dimisión de Carod:

EL PROCESO DE ZP, porque de esto se trata ahora, del “proceso de Zapatero”, como suyo fue el ZapaTuto, sigue por sus pasos ya a la vista de todos, igual que antes llevaba años negociando con ETA, mientras nos mentía desde el Parlamento.

El proceso de ZP, en su parte visible, lleva recorridas todas estas leguas fuera de la bota de la Constitución:

1. El Régimen del 18 de junio, en una Cataluña ya contraconstitucional.

2. Mas. Artur Mas. Que ZP ha designado como nuevo socio, desde la presidencia de la Generalidad, que le entrega en bandeja. Lo cual no es inconstitucional, pero sí raro... Y, desde luego, es una nueva traición al socialismo (o lo que vaya quedando) y a sus votantes, quienes probablemente deberían votar a Mas directamente... O, -más que a Mas- mejor, ingresar su voto en la ventanilla de la Caixa, que les financia "generosamente" a ambos, y luego se lo cobra en especie, a través de los BOPES (Boletines Oficiales de Pagos Especiales Socializados).

3. Las declaraciones de la banda asesina ETA, que han revelado que ZP y ellos tienen “compromisos previos al alto el fuego”, puesto que se llevan reuniendo clandestinamente muchos años con sus emisarios.

De hecho, en el acta del Comité Ejecutivo de ETA de febrero de 2004, incautada al etarra Esparza Luri y publicada este domingo por “El Mundo”, se denomina “los gorrinos” a los interlocutores del PSOE, lo que da idea del papel que les reservan en el proceso o de la consideración que tienen a la limpieza de su juego: habría que ver cómo justifican este apelativo todos los restantes componentes de la piara de palmeros de los gorrinos.

Lógicamente, ahora les han conminado a que cumplan con sus compromisos. Para ello le dieron a su subordinado un plazo de finalización de esta fase inicial: hasta el 30 de junio.

4. Y el botones Zapatero, el emPlaZado, efectivamente la víspera de que se cumpliera el plazo y para evitarles una rabiETA a sus amos, se sale del hemiciclo del Congreso y en una salETA aparte, nos cuenta el cuento de que “ya se dan las condiciones para el comienzo del diálogo”... A pesar de que todos vemos que se dan, exactamente, las condiciones contrarias a las que el propio ZP había jurado a los españoles que verificaría: según vemos todos los días en las declaraciones etarras, en sus actos y en las broncas que montan sus procesados en los tribunales.

El botones Zapatero, el emPlaZado, el de la salETA (pese a que también había jurado que pediría autorización al Congreso, que tenía al otro lado del pasillo, funcionando) no admitió preguntas de la prensa... Para que nadie comprobara que no tenía ninguna nueva mentira urdida con la que encubrir la falta de esas condiciones que él mismo se había impuesto, como coartada de “inicio” de lo que ya viene de lejos... Y que lo que le hayan ordenado sus amos que diga, aún no puede decirlo... Habrá que escenificarlo.

Bueno, pues ya lo han dicho y lo siguen diciendo los de ETA, los amos de Zeta. Bien claro todo.

Por tanto, aunque el botones Botonero no admita preguntas, yo me pregunto:

¿Cuándo va a procesar el Tribunal Supremo a Zapatero, imputándole el delito de Alta Traición... o debe continuar aportando él mismo y sus socios pruebas al y del proceso?

POSDATA PARA CUALQUIER LECTOR:
Bastaría con contestar a estas sencillas preguntas, para no enredarse mucho:

-1. ¿Creen que ZP es el jefe de "los gorrinos"?
-2. Y, en caso negativo: ¿Por qué creen que ETA escribe en sus actas que sí?
-3. Y, finalmente, ¿es esto suficiente para que ZP siga el mismo camino de dimisión que, en circunstancias parejas, siguió Carod, o no?

Esto tan sencillo de delimitar con síes o noes, algo argumentados... es lo que sirve para clarificar "el Proceso".
Así no nos iremos por otras Úbedas.       www.democracia-real.org

La policía protege a ETA para que extorsione a placer.
Antonio Javier Vicente Gil  Periodista Digital 6 Julio 2006

Vemos a la policía de Rubalcaba protegiendo a ETA a la que avisa de las detenciones en marcha y todo para que no se fastidie el proceso, vemos a la fiscalía haciendo de abogados defensores de ETA para que no se cabree y que eche a perder la paz, vemos al PSOE buscando la manera de legalizar a ETA para pagar el precio político que dice que no va a pagar, vemos a los medios santificando a ETA para que quienes no comulgamos con esto podamos ser demonizados como antipacifistas, vemos al juez Grazón autorizando reuniones políticas del PSE-PSOE con ETA y mientras vemos a este país preocupado por el reparto de la herencia de Rocío Jurado.

¿Qué nos queda ya por ver?.
Ya solo nos queda por ver a Pocholo en Ibiza, a Zapatero abrazando a Josu Ternera.

No sé si ustedes se habrán preguntado el porqué si Zapatero está poniendo todos sus poderes para conceder a ETA todo lo que ha pedido no ha anulado la Ley de Partidos Políticos.

Siguiendo la política de expresar convicciones que me ha enseñado el PSOE, yo manifiesto que tengo la convicción de que no ha anulado esa ley porque la mantiene para aplicarla. Estoy convencido de que veremos como Zapatero intenta ilegalizar al PP y para ello necesita que esa ley siga en vigor.

Ministerio Catalán
La sucesión de Montilla, ¿una oportunidad perdida?
Emilio J. González Libertad Digital 6 Julio 2006

La salida de José Montilla del Ministerio de Industria, prevista por Zapatero para finales del próximo mes de agosto debería constituir una oportunidad para volver a dotar a este Departamento del carácter nacional que debería haber tenido en todo momento en esta legislatura, en lugar de ser algo así como un Ministerio encubierto para Cataluña. La cuestión es sí Zapatero está por la labor.

Montilla abandonará su asiento en el Consejo de Ministros por razones políticas de sobra conocidas por todos –será el candidato de los socialistas catalanes a la Presidencia de la Generalitat en las elecciones catalanas anticipadas que tendrán lugar el próximo otoño–, no por los motivos por los que debería haber sido sustituido en la remodelación del Gobierno que llevó a cabo Zapatero la pasada primavera. La labor de Montilla no es que haya dejado mucho que desear; es que se ha dedicado a trabajar para satisfacer los intereses políticos de los socialistas catalanes y a poner patas arriba y en peligro un sector tan importante como el energético sólo por esas mismas razones. Con Montilla no ha habido ministro de Industria; más bien, lo que hemos tenido es un representante del Gobierno de la Generalitat en el Consejo de Ministros con poder para hacer y deshacer a su antojo en favor de los intereses catalanes. Ahí está, por ejemplo, su actuación en la OPA de Gas Natural sobre Endesa, en la que no se inhibió a la hora de votar la autorización a la misma en el Consejo de Ministros pese a que La Caixa, principal accionista de la empresa gasista, había condonado un importante crédito al partido socialista catalán, del que Montilla es, ni más ni menos, que secretario general. Y eso por no hablar de la forma en que ha favorecido a Repsol, otra compañía controlada por La Caixa. Véase, si no, como a pesar de que el Tribunal de Defensa de la Competencia ha fallado en contra de la petrolera presidida por Antoni Brufau por su política de obligar a las gasolineras que abandera la compañía a establecer los precios que la empresa decida, Repsol sigue sin cumplir la sentencia e Industria no hace nada para obligarla a ello.

La cuestión, ahora, es si con la salida de Montilla y la llegada de su sucesor, vamos a tener más de lo mismo. En el propio PSOE hay grupos que así lo temen, razón por la cual tratan de promover al ex ministro de Industria en el último Gobierno de Felipe González, Juan Manuel Eguiagaray, como sucesor de Montilla. Zapatero, sin embargo, no está por la labor, al menos por ahora, y ya ha anunciado que el sucesor del ministro saliente será también un catalán, aunque sin avanzar el nombre. No hay nada de malo en que el ministro de Industria, o cualquier otro ministro, sea catalán, sino todo lo contrario: Cataluña también es España, por mucho que algunos pretendan lo contrario y, por tanto, los políticos afincados allí pueden y deben participar en el Gobierno de la Nación pero, eso sí, con una visión nacional de los asuntos y las políticas, no con la visión sesgada y parcial de que ha hecho gala Montilla en los casi dos años y medio que lleva en el Ministerio. Esa es la verdadera cuestión, no que el ministro sea catalán o de cualquier otro sitio. Por tanto, la pregunta es si en esta ocasión Zapatero elegirá a una persona con la visión adecuada o si, por el contrario, volverá a ser alguien al servicio de los intereses catalanes. Que destacados políticos socialistas avalen todavía la candidatura de Eguiagaray es un síntoma claro de que, por desgracia, el Ministerio de Industria va a seguir siendo en realidad un ministerio para Cataluña.

Terrorismo
UNA TREGUA INDEFINIDA SOLO PARA EL GOBIERNO
Minuto Digital 6 Julio 2006

Medio centenar de empresarios del País Vasco y Navarra y unos 52 actos de 'kale borroka' son los principales datos que se desprenden del informe que el Foro de Ermua ha realizado para dejar constancia de que, desde que ETA anunciara el pasado 22 de marzo el alto el fuego permanente y hasta el pasado 29 de junio, "el terrorismo continúa".

'ETA en alto el fuego: el terrorismo continúa', elaborado por el presidente de la citada asociación, Mikel Buesa, se da a conocer tan sólo cinco días después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciara el inicio del diálogo con la organización terrorista.

Así, el citado informe desvela que medio centenar de empresarios del País Vasco y Navarra han sido objeto de la extorsión terrorista mediante el envío de cartas en las que se les exige pagos de entre 18.000 y 60.000 euros.

Frente al desconocimiento del número de empresarios que "han cedido" a la extorsión, el Foro de Ermua señala que, aplicando las pautas que se han observado en ocasiones precedentes a partir de la documentación incautada a ETA, la recaudación obtenida por la banda podría ascender a unos 250.000 euros.

Estos datos, según la organización que regenta Mikel Buesa, dejan al descubierto que "el fenómeno de la extorsión ha tenido continuidad durante el alto el fuego "alcanzando una dimensión apreciable", como así ha quedado demostrado en el pasado mes de junio, cuando, según el informe, se han producido acontecimientos que ponen de relieve "la inexistencia de cualquier voluntad en ETA para hacer desaparecer esta forma de violencia".

Entre éstos cita la detención de dos empresarios acusados de haber efectuado pagos a ETA --"al parecer voluntariamente"-- en los días previos a su detención, y el desmantelamiento de una red de extorsión con 14 detenciones y el descubrimiento de documentación acreditativa de que sus actividades habían continuado hasta el momento de producirse la actuación policial.

364.000 EUROS DE DAÑOS MATERIALES
Además, el informe del Foro de Ermua contabiliza en 52 el número de acciones de 'kale borroka' o terrorismo callejero "de diferente significación y consecuencias destructivas", actos que han dejado daños materiales que ascienden a 364.00 euros.

Según detalla el documento, del total de actos registrados, cuatro se han efectuado contra cargos públicos; 19, contra sedes y locales de partidos políticos; 12, contra instalaciones empresariales; cinco, contra medios de comunicación; cuatro, contra reuniones en ayuntamientos, y ocho contra otros objetivos.

El informe concluye que, de acuerdo con los datos que maneja la asociación, en estos tres meses desde el anuncio del alto el fuego de la banda armada "sigue sin verificarse la condición de cese completo de la violencia", requisito que estableció el Congreso para dar inicio al diálogo con ETA. Por tanto, acusa al presidente del Gobierno de haber "incumplido sus compromisos" ha haber adoptado una decisión "prematura y rechazable".

La AVT protestará en el lugar del encuentro y anuncia movilizaciones
B. T. / C. H. ABC 6 Julio 2006

MADRID. El PP tiene el convencimiento de que reunirse con el brazo político de los terroristas, «viola la legislación vigente y los principios básicos del Estado de Derecho y de la Democracia». En consecuencia, los populares dicen esperar que, aunque un Juzgado haya renunciado a hacerlo con carácter previo a la anunciada reunión, «se deje firmemente establecida la ilegalidad de esta reunión por los Tribunales competentes», según un comunicado hecho público en la noche de ayer.

Por otro lado, Otegi y López no estarán solos. Miembros de la AVT anunciaron ayer que hoy se concentrarán frente al hotel mientras en su interior se celebre la reunión PSE-Batasuna, en una demostración de rechazo a esa cita en la que, según la entidad, no tomará parte su presidente, Francisco José Alcaraz. Además, la AVT ha anunciado que se querellará contra López en cuanto termine la reunión, una medida legal que también adoptará el Foro de Ermua.

Manifestaciones el día 12
Este acto de repulsa que se celebrará hoy preludiará nuevas movilizaciones. La celebración del noveno aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco el día 12 se convertirá en una nueva «rebelión» ciudadana contra la negociación del Gobierno con ETA, sólo un mes después de la concentración multitudinaria que tuvo lugar en la plaza de Colón de Madrid. En esta ocasión el punto de reunión escogido será el Monumento a la Constitución junto al paseo de la Castellana, en un llamamiento que tendrá eco, a la misma hora (las ocho y media de la tarde) en otras ciudades españolas, como Vigo, Murcia y Sevilla.

Esta protesta ha sido convocada por la AVT, el Foro de Ermua (entidad presidida por Mikel Buesa), la Fundación para la Defensa de la Nación Española, encabezada por el parlamentario vasco del PP Santiago Abascal, y la Plataforma Rosas Blancas por la Dignidad, creada por Alejandro Campoy, el profesor de secundaria que a primeros de junio vertió mercromina en el escaño del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Con este llamamiento se pretende, según fuentes de las entidades organizadoras, que el aniversario del asesinato del concejal del PP del que nació el «espíritu de Ermua» recobre toda su fuerza aglutinadora.

El PP avisa de que otros jueces pueden declarar ilegal la reunión entre el PSE y HB
C. Morodo ABC 6 Julio 2006

Madrid- La primera decisión del juez Baltasar Garzón sobre el «proceso», en la misma línea que la Fiscalía, ha sido recibida con elogios en las filas socialistas, en las nacionalistas y en las de Batasuna. El PSOE, de inmediato, la utilizó contra el PP para acusarle de «imprudente» y «temerario» por cuestionar la reunión del PSE con el partido de Otegi. Unos y otros pregonaron su satisfacción con una resolución que entienden como un aval a la negociación en sí y a la polémica exigencia de que la ley debe aplicarse de acuerdo con el «contexto».

Génova, sin embargo, tiene redactada una posible querella contra la reunión sobre la base de un delito de desobediencia a la autoridad judicial, y, lógicamente, la resolución del juez pervierte y contamina cualquier iniciativa en esa línea. En ella olvida el citado delito, que se deriva de la sentencia del Supremo, del artículo 12 de la Ley de Partidos y de las decisiones de Grande-Marlaska, e implícitamente ofrece un colchón a socialistas y batasunos.

Contundente comunicado. El Partido Popular emitió anoche un contundente comunicado, que redactó Ignacio Astarloa tras analizarlo con la dirección, en el que reafirma su acusación de que la entrevista es ilegal y cuestiona, además, los ejes del auto. Así, subraya que no es cierto que el diálogo sea inocuo, ya que consolida la creación de una mesa de partidos para la negociación política que pretende ETA-Batasuna; y echa en cara al magistrado que legalice de facto lo que él mismo ilegalizó en el pasado.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ya investiga el fraude de ley de conceder condición de interlocutor político a la disuelta organización «abertzale», a raíz de la admisión a trámite de una querella del Foro Ermua contra la entrevista de Ibarretxe con Otegi. Y el PP advierte a Garzón de que otros tribunales competentes pueden declarar a posteriori, como él mismo reconoce, la ilegalidad de la entrevista. Anoche se barajaba que fuera Rajoy quien fijara hoy posición, una vez decidido si el partido recurre también al TSJPV, y se llamaba la atención sobre contradicciones como que Garzón se desentienda del asunto al tiempo que pide a la Policía que controle un acto del partido del Gobierno.

JOSEBA ELOSUA MOSTRÓ SU ESTUPOR POR EL AVISO DE DOS POLICÍAS
El jefe de la red de extorsión de ETA reconoce en una grabación el chivatazo policial "para no fastidiar el proceso"
En una de las grabaciones realizadas bajo autorización judicial a Joseba Elosua, el considerado jefe de la red de extorsión de ETA recientemente desarticulada detalla que fueron "un madero y su compañero" los que le avisaron de que le iban a detener cuando se desplazara a Francia con el dinero procedente del chantaje terrorista a empresarios. Según desvela El Mundo, el arrestado explica que justificaron el chivatazo "para no fastidiar todo el proceso" y que le pidieron que no dijera que habían llamado.
Libertad Digital 6 Julio 2006

Joseba Elosua habla con su cuñado cuando reconoce que fueron "un madero y su compañero" los que le dieron el chivatazo de que iban a detener a los integrantes de la red de extorsión de ETA cuando pasaran a Francia con dinero procedente del chantaje. En esa conversación grabada por la Policía, y que detalla este jueves El Mundo, el considerado jefe de la red etarra explica que le alertaron de que no hablara por el teléfono del bar Faisán, donde se llevaba a cabo el cobro de la extorsión, porque lo tenía pinchado. Él emplea el término "machacado".

El chivatazo se produjo el 4 e mayo y desde entonces supo que la Policía le estaba controlando. La información que firma Fernando Lázaro explica que Elosua muestra a su interlocutor "la estupefacción por los datos que los chivatos le transmiten y por el hecho de que sean policías los que le alerten". Habla de ellos con el lenguaje despectivo que emplea habitualmente todo etarra y su entorno: "Pero la txacurrada... avisarme de la forma que me ha avisado... Y encima diciendo que no diga que me han llamado", le cuenta a su cuñado.

Añade el diario que de la conversación se desprende que "fueron dos las personas que participaron en el chivatazo a ETA para evitar la actuación policial y que Elosua mantiene que los que le informaron de la vigilancia son agentes de policía. Una primera le dio la voz de alarma y le proporcionó un teléfono al etarra. El segundo se puso en contacto con Elosua a través de ese móvil".

Fue entonces cuando recibió una llamada en la que le dieron datos que sólo podían saberse si su teléfono y el del peneuvista Gorka Aguirre, en libertad bajo fianza, estaban intervenidos. De ahí concluyó que los que le dieron el chivatazo "estaban perfectamente enterados de las investigaciones policiales y judiciales sobre la trama de extorsión".

Elosua se sorprende que sean policías los que le hayan avisado. Descarta que si la vigilancia fuera de la Ertzaintza le hubiera llegado alguna información a través de Gorka Aguirre.

EL PP ESPERA QUE OTRO JUZGADO ACTÚE EN CONTRA
Garzón y Conde Pumpido convierten en legal la reunión del PSE con una formación declarada terrorista
Patxi López se reunirá este jueves con Arnaldo Otegi en San Sebastián después de que Baltasar Garzón haya decidido no prohibir el encuentro "en las actuales circunstancias", una postura que Del Burgo ha calificado de "bendición" a la rendición ante ETA. El PP ha denunciado que el auto supone "que se quiebre impune y gravemente la ley", que se legalice "de hecho" Batasuna-ETA y que "se consagre" su participación en la política. Por todo ello, espera que "aunque un Juzgado haya renunciado" a declarar ilegal el encuentro "con carácter previo", otro tribunal "deje firmemente establecida la ilegalidad" de la reunión.
Libertad Digital 6 Julio 2006

En una nota de prensa, el Partido Popular recuerda que "la reunión viene originada por la exigencia formulada desde Eta-Batasuna para poner en marcha cuanto antes una mesa de diálogo" para el proceso. También señalan cómo los dirigentes del partido ilegalizado destacan la importancia de esta reunión oficial porque supone que supera la ilegalización y consolida la creación de una mesa de partidos para “la normalización política”.

Pese a que Baltasar Garzón ha decidido no prohibir la reunión, pues considera que su objetivo es "aproximar" a Batasuna-ETA a la "renuncia a la violencia y a la aceptación de las reglas democráticas del Estado de Derecho", el PP subraya un aspecto del auto: que "el quebranto y el fraude de la ley que esta reunión significa 'se podrá establecer, en todo caso, a posteriori y no preventivamente'".

El partido que lidera Rajoy espera que, efectivamente, "se deje firmemente establecida la ilegalidad de esta reunión por los Tribunales competentes" después de que el encuentro se celebre. Si así sucede, se evitaría, según explica la nota de prensa, que "se quiebre impune y gravemente la ley", que "se legalice de hecho lo que ha sido declarado ilegal por terrorista" y que "se consagre la participación ilegal de Batasuna-ETA en plano de igualdad con los partidos democráticos en las rondas y mesas de negociación que se anuncian para el inmediato futuro".

LA GUARDIA CIVIL ADVIRTIÓ DE QUE SU VIDA CORRÍA PELIGRO
Lavandera, testigo de la trama del 11-M, sale ileso tras ser tiroteado en un pueblo de Gijón
Las continuas amenazas recibidas por Javier Lavandera, testigo de la trama del 11-M, se han confirmado. Este miércoles, estando en su coche, fue víctima de un tiroteo del que, según las primeras informaciones, habría salido ileso aunque otras fuentes apuntaban a heridas leves. El ataque sucedió en Deva, una zona rural de Gijón. Según ha sabido Libertad Digital de fuentes policiales su vehículo recibió hasta cinco impactos de bala. Lavandera fue trasladado a una comisaría y de allí al hospital donde recibió el alta. En 2001avisó de que Toro y Trashorras buscaban personas capaces de montar bombas con teléfonos móviles. Convertido en testigo destapado de la trama, Lavandera ha recibido innumerables amenazas de muerte.
Libertad Digital 6 Julio 2006

Los primeros datos apuntaban a que Francisco Javier Lavandera habría sido herido leve mientras viajaba en su coche. Sin embargo, fuentes policiales confirmaron este miércoles por la noche que consiguió salir ileso. Los atacantes habrían disparado hastra cinco veces contra su vehículo, hecho constatado por los impactos de bala que pudieron apreciar en la carrocería.

Los hechos sucedieron entre 17.15 y 17.30 del miércoles mientras Javier Lavandera iba conduciendo. Un primer disparo impactó en el retrovisor que salió despedido y le dio en la cara aunque sin provocarle heridas. Según las fuentes consultadas por Libertad Digital, después recibió otros cuatro disparos, uno de los cuales impactó en el volante quedando incrustada la bala. En total recibió pues, cinco disparos, dos por detrás y tres por delante.

Lavandera fue trasladado a una comísaría de la Policía Nacional y de allí al hospital donde no encontraron heridas. Algunas fuentes indican que si presentaba heridas eran pequeños cortes fruto de la rotura de los cristales.

Pese a que no hay informaciones que apunten a la autoría de este atentado, las amenazas que había recibido desde que se supieron sus confidencias sobre la trama del 11-M han sido continuas. Su compañera sentimental, Elisángela Barbosa, murió ahogada en una playa y días después, Javier recibió en su casa un sobre con las fotos de la autopsia. En una misiva, el remitente decía: "Un recuerdo de tu mujer, para que no la olvides". Aquellas fotos no podían estar en poder de alguien que no tuviera relación con el entorno del forense, del juzgado o de la Policía. Poco después de conocerse los datos que aportó al agente Campillo, le colocaron en la puerta de su casa una serpiente decapitada similar a las que acostumbraba a exhibir en sus números en el club Horóscopo.

Sus conversaciones con el agente Campillo levantaron ampollas. En ellas, Lavandera reveló que Antonio Toro y Suárez Trashorras buscaban ya en 2001a alguien que supiera montar bombas con teléfonos móviles, tal y como reveló el diario El Mundo.

En febrero de 2005, el ex agente de las fuerzas especiales Francisco Javier Lavandera Villazón, fue entrevistado en La Mañana de COPE de Federico Jiménez Losantos. Lavandera dijo que "en un principio" lo que creía es que la dinamita "era para ETA" que en "aquella época ETA estaba intentando montar bombas con teléfonos móviles pero les fallaron". "Entonces digo, más claro imposible. Y lo de bajarse para Marruecos pensé que era por tráfico de drogas", añadió.

Respecto al hecho de que el juez Juan del Olmo ordenara que se le retirara la protección policial, Lavandera reconoció que ahora está "con la espalda abierta", aunque afirmó que no quiere "seguir siendo testigo protegido" porque ha sido "una chapuza desde el principio".

Relató cómo le cambiaron de identidad pero "en las fotos del DNI" ni siquiera le tiñeron el pelo. "Es mi cara pero con barba", explicó el ex testigo protegido, que también denunció la falta de protección que le otorgaron a su hijo. "Si un terrorista quiere hacerme daño lo que hace es matar a mi hijo y veo ridículo estar por toda España de hotel en hotel y mi hijo sólo por la calle con mi madre yendo a comprar el pan", afirmó. Cuando advertía a los policías el peligro que corría su hijo de ser secuestrado los agentes le contestaban: ¡Que los terroristas no hacen eso, hombre! "Unos tíos que ponen bombas no se van a cortar en secuestrar a mi hijo", respondió Lavandera.

Admitió cierto arrepentimiento por haberse atrevido a denunciar a Toro y Trashorras: "Me ha salido mal. Se descubre mi dirección, mi nombre, mi foto ..., hasta a los etarras les tapan la cara. No se me ha ofrecido nada. No se me reinserta en nada". Lavandera sigue creyendo en la Guardia Civil y la Policía Nacional: "No todos son unos mafiosos, pero estos señores estaban protegidos por alguien. No se pueden imaginar con qué tranquilidad andaban estos tíos", dijo y recordó que el día que Toro le enseñó la dinamita "lo hizo con mala leche, como diciendo: 'Mira, ríete ahora'".

Como parte del sistema de protección de testigos, le ofrecieron un puesto de vigilante uniformado en el aeropuerto de Bilbao. "Me podían haber puesto una diana", ha dicho Lavandero, que sobre su petición de que trasladaran a su familia desveló que le dijeron: 'Ahorre usted dinero, se paga un piso en Bilbao y se los lleva'. Además, sólo le dieron "cinco minutos para decidirlo". Cuando él dijo que no podía aceptar el separarse de su familia, un inspector jefe le comentó: 'A ver si cumples tu palabra porque me ha dicho mi superior que no le toques los cojones'. "No cabe en cabeza humana. Yo voy a Bilbao y me matan al día siguiente", apuntó Lavandera que concluyó recordando la "coincidencia" del coche robado por la ETA en la puerta del garaje de Trashorras: "Estoy seguro que estos señores estaban dando dinamita a la ETA".

Rajoy: "Estamos ante el inicio de la legalización de la organización terrorista"
El Confidencial 6 Julio 2006

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró que José Luis Rodríguez Zapatero "no está representando al Estado" ni "al conjunto de los españoles" en la "negociación política" iniciada con ETA, por lo que su partido está "libre de los compromisos" que puedan alcanzarse en este proceso. En rueda de prensa en la sede del PP de la calle Génova, Rajoy fijó la posición de su partido después de la reunión que mantuvieron esta mañana en San Sebastián el PSE y Batasuna, un encuentro que el líder de los populares calificó de "inmoral".

Dijo que esta reunión significa "pagar un precio político" y convertir a la formación ilegalizada Batasuna "en interlocutor político", así como el "inicio formal" por parte del Gobierno socialista de una "negociación política". Advirtió de que se está "ante el inicio del proceso de legalización de esta organización terrorista y, de hecho, la propia reunión de hoy no deja de ser una legalización de hecho".

Por todo ello señaló que el PP "no se siente representado ni concernido en este proceso" y "se declara libre de los compromisos que el señor Rodríguez Zapatero pueda alcanzar con ETA". "Los compromisos que alcance Zapatero con ETA al PP no le vinculan", alertó Rajoy, quien dijo que su partido "no se siente representado" por el jefe del Gobierno en este proceso y que éste "no está representando al Estado ni al conjunto de los españoles".

"Se estará representando a si mismo, al PSOE o al Gobierno de España, pero en ningún caso está representando al Estado", apostilló el presidente de los populares. Afirmó que la reunión entre el PSE y Batasuna "está avalada por Zapatero, que es quien dirige la lucha contra el terrorismo", y explicó que se trata de un encuentro entre "representantes del Gobierno de España con una organización terrorista".

Rajoy recordó que "Batasuna es ETA" y que, por tanto, esta reunión, que responde a una "exigencia" de la banda terrorista, se ha celebrado con una "organización terrorista que ni ha condenado ni ha renunciado a la actividad criminal". Señaló que produce una "profunda tristeza" ver a "máximos responsables socialistas vascos hablar de la mesa de partidos, que es la propuesta que en su día hizo ETA-Batasuna en Anoeta".

Explicó que el anuncio de esta reunión entre el PSE y Batasuna fue lo que motivó que el pasado 6 de junio el PP retirara el apoyo que le venía prestando en este asunto al Gobierno. "Esta reunión impide la posibilidad de que la libertad o de que la paz se produzca sin pagarle nada a ETA", apostilló Rajoy.

"Es evidente que la aproximación a ETA ensucia. Siento que el Gobierno haya decidido hacer las cosas así", añadió. Señaló que si el jefe del Gobierno "hubiera pactado con la oposición, si se le hubieran dicho las cosas claras a los españoles y fijado las reglas de juego, no hubiéramos visto estas cosas".

Por otra parte, el PP quiere que el presidente del Gobierno explique en el Congreso el alcance de esta reunión y para ello ha solicitado una convocatoria de la Diputación Permanente para que este órgano decida la comparecencia de Zapatero. Así lo explicó el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, quien también anunció que su partido requiere además que acudan este mes de julio al Congreso los ministros del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y Justicia, Juan Fernando López Aguilar, por asuntos relacionados con la lucha antiterrorista.

Zaplana justificó la necesidad de la comparecencia de Rubalcaba por la decisión del juez Fernando Grande Marlaska de apartar de la investigación de la red de extorsión de ETA al comisario general de Información, Telesforo Rubio, y por la noticia publicada hoy por "El Mundo", según la cual dos policías avisaron a un presunto responsable de esa red de extorsión, Joseba Elosua, de que estaba siendo controlado por la Policía.

Igualmente pretende el PP que Rubalcaba informe al Parlamento de las reuniones que el PSOE "haya tenido con ETA" especialmente en febrero de 2004, cuando aún gobernaba el Partido Popular y los socialistas mantenían el Pacto Antiterrorista con el Gobierno. Por último, Rajoy confirmó que ha autorizado a la presidenta del PP en el País Vasco, María San Gil, a presentar una denuncia en el juzgado por la celebración de la reunión del PSE con Batasuna.

San Gil afirmó que en esta reunión se ha visto "la foto de la rendición del Estado de Derecho", y denunció que la imagen del encuentro entre Patxi López y Arnaldo Otegi le ha recordado a "la foto entre Hitler y Franco".

Rajoy clausurará esta tarde en Las Rozas (Madrid) el acto de presentación de candidatos del PP a la alcaldía de diez municipios de la Comunidad de Madrid.

La madre del policía asesinado Pagazaurtundua llama `traidor´ a Zapatero
EFE Periodista Digital  6 Julio 2006

Pilar Ruiz, la madre del jefe de la Policía Local de Andoain (Guipúzcoa) Joseba Pagazaurtundua asesinado por ETA, ha participado junto a miembros de la Plataforma España y Libertad en una protesta ante el hotel donde se celebró la reunión entre el Partido Socialista de Euskadi y Batasuna.

En el encuentro participaron, por parte de los socialistas vascos, su secretario general, Patxi López, y su portavoz parlamentario, Rodolfo Ares. Mientras, por parte de Batasuna, intervinieron Arnaldo Otegi, Rufi Etxebarria y Olatz Dañobeitia.

Poco después de comenzar la reunión, acudieron a la entrada del hotel donde tuvo lugar el encuentro cuatro personas ataviadas con capuchas blancas y la cara cubierta por caretas del mismo color con una lágrima roja en las que se leía 'Algunos no olvidamos a las víctimas', firmadas por la plataforma España y Libertad.

Los concentrados, entre los que se encontraba Pilar Ruiz, cuya hija Maite es la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, profirieron gritos como 'No a la negociación', 'Libertad, libertad' y 'Con las víctimas no se negocia'.

"Traidores y sinvergüenzas"
Pilar Ruiz, en declaraciones a los periodistas, calificó de "traidores" y "sinvergüenzas" a los miembros de la delegación socialista y se preguntó "dónde están las víctimas" en esta reunión.

También se dirigió expresamente a Patxi López y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para advertirles de que con su hijo "no se juega" y añadió que a Joseba "le han traicionado". "A mí no se me dice que no hay negociaciones", afirmó Pilar Ruiz, quien pidió que no usen a las víctimas como "moneda de cambio".

Consideró que a ella no la usa el PP "pero sí el PSOE", al que dijo votó pero lo no volverá a hacer porque considera que les han "vendido". También se preguntó "dónde estaban" los socialistas y Jesús Eguiguren cuando mataron a su hijo. "Según Otegi, reuniéndose con Batasuna. Ahora ya se sabe", concluyó.

"Por un puñado de votos"
Los integrantes de la plataforma España y Libertad distribuyeron posteriormente un comunicado que tratarán de hacer llegar en persona o por correo a Patxi López, en el que acusan al dirigente socialista de traicionar a España, a Euskadi y a las víctimas por "un puñado de votos" y de arruinar los logros del Pacto Antiterrorista.

Por otra parte, Teresa Jiménez Becerril, hermana del concejal del PP Alberto Jiménez Becerril, asesinado por ETA en 1998, sugirió que quienes se oponen a la negociación con la banda terrorista quizás debieran apelar al Rey Juan Carlos para que pare este proceso.

Jiménez-Becerril hizo estas consideraciones al valorar la entrevista mantenida por Patxi López con Arnaldo Otegui.

PROTESTA DE ESPAÑA Y LIBERTAD CONTRA REUNIÓN LOPEZ-BATASUNA
Nota de prensa Plataforma España y Libertad 6 Julio 2006

Plataforma España  se concentró durante esta mañana en San Sebastián, frente al Hotel Amara, para mostrar su protesta contra la reunuón ilegal del PSE con Batasuna.

Juanto a la Coordinadora General de Plataforma España y Libertad, destacar la presencia de Pilar Ruiz, madre de Joseba Pagazaurtundua, y Fina Saavedra, viuda de un Guardia Civil asesinado por ETA.

Plataforma España y Libertad intentó hacer entrega de una carta abierta a Patxi López pero no se permitió la entrada de la Coordinadora General al hotel para hacerle entrega personal de la misiva, y ningún representante del PSE se dignó a recoger la misma.

A/A Sr. Patxi López
Secretario General PSE

Plataforma España y Libertad, como movimiento cívico que engloba a más de 50 asociaciones de la más variada ideología de toda España quiere trasladar al Sr. López, su más profundo malestar y vergüenza ante la reunión que ha mantenido con Batasuna.

Una organización terrorista y sus miembros, que, a título colectivo y particular, han hecho de la violencia su argumento, incorporando el terror como instrumento político a su proyecto social, nunca deberían tener derecho a participar en la vida pública de una autentica sociedad democrática. Quien ha arrebatado la vida, quien ha privado de su libertad, quien ha sembrado el odio en más de una generación de vascos y españoles, dejando tras de sí una estela de dolor y sangre, ningún derecho tiene a participar, decidir o influir, en el futuro de la sociedad vasca y española.

La única postura decente y eficaz con esas alimañas es aislarlas y eliminarlas de la sociedad. Algo que el llamado Pacto Antiterrorista entre las principales fuerzas democráticas españolas acertó a articular con los buenos resultados que todos conocemos.

Sin embargo la postura de su partido y de usted mismo ha llevado a la ruina todo lo que se avanzó con aquel pacto. De una ETA-Batasuna cercada, hemos pasado a una ETABatasuna triunfalista, que está más cerca que nunca de lograr sus objetivos.
Porque, no lo olvide Sr. López, los deseos de Batasuna, como la organización terrorista ha reconocido en innumerables ocasiones, en ningún caso implican un autentico acto de arrepentimiento, ni de reconocimiento de una trayectoria violenta tan trágica como injustificada.

Los deseos de Batasuna siguen obedeciendo a su estrategia de usar la violencia, o en este caso la amenaza de no abandonar esa violencia, para avanzar en la consecución de la independencia. Algo que nada tiene que ver con el deseo de todos los demócratas de ver por fin que la convivencia en el País Vasco discurre por los cauces normales de libertad. La paz no significa lo mismo para nosotros los demócratas que para una organización terrorista.

Aun así ha elegido rebajar a todos sus votantes y a los españoles en conjunto, reuniéndose con una banda de malhechores, que solo se van a aprovechar de su intención de lograr una paz pactado un precio, para legitimarse y sacar provecho político de su debilidad.


Usted hoy ha traicionado a España, el País vasco y a las víctimas de ETA por la esperanza de un puñado de votos. No dude que la historia juzgará este acto como lo que es y no como lo que pretenden usted y su partido vender a la ciudadanía.

Sin otro particular el saluda atentamente:
Yolanda Morín
Coordinadora General de Plataforma España y Libertad

Mas información
Yolanda Morín
GSM 678.61.61.77
info@e-libertad.es
http://www.e-libertad.es

Entrevista con Jaime Larrinaga, sacerdote vasco amenazado por ETA:
“A mí, que tengo los veinte primeros apellidos vascos, me acusan de antivasco”
Pilar Estopiñá Heraldo de Aragón  6 Julio 2006

Jaime Larrínaga (1940) tuvo que dejar su tierra, el País Vasco, después de que su nombre apareciera en papeles de ETA. Sin miedo, pide justicia para las víctimas. Su pecado, dice, es no ser “imparcial”, porque afirma que ante las víctimas y los terroristas no puede serlo. Su penitencia, tener que dejar su tierra, el País Vasco. Primero, su nombre apareció en algunos medios de comunicación; después, en papeles de ETA. Entonces, llegó la escolta y, finalmente, el exilio.

Pero el precio ha sido mucho más alto...
Fui el párroco de Maruri durante 35 años y, desde que empezó a pasar todo esto, el cincuenta por ciento de la población me dio la espalda. Incluso amigos míos... Hubo gente que me vino llorando y pidiéndome perdón porque no podía venir a la misa, puesto que, en caso contrario, podrían tener problemas.

Vaya decepción.
Sufrí mucho. Podría haber aguantado allí con escolta, pero en agosto de 2003 decidí dejar la parroquia porque los feligreses que venían eran casi héroes o mártires. A las personas que venían a mi parroquia se les consideraba antivascos.

Toda una lección de cómo somos los humanos ante determinadas situaciones, ¿no?
Bueno, vi la miseria humana a la que conduce el nacionalismo, que entiendo que es algo irracional. Y en esa irracionalidad están los motivos por los que ha matado ETA.

En Zaragoza, precisamente, ha presentado un libro -del que es coautor- sobre “mentiras, tópicos, esperanzas y propuestas” ante la “tregua” de ETA. Cuénteme cómo ve este alto el fuego.
En el libro escribimos varias personas con la intención de que se abra un debate en la sociedad sobre la actual situación política. Entiendo que el pueblo no sólo debe ser soberano cada cuatro años. Cuando se toma una decisión importante, como es negociar con los terroristas, el pueblo también debe tener derecho a decidir.

Pero se intenta lograr el fin de la violencia.
Entiendo que a esta situación se le ha mal llamado “proceso de paz”, porque aquí no ha habido dos bandos. Sólo ha habido uno que mataba y, el otro, sólo ponía los muertos.

Y ¿qué propone?
Que se escuche a la ciudadanía. Ha habido manifestaciones multitudinarias para pedir que no se negocie con ETA y el Gobierno está obligado a escuchar ese clamor... No sólo se tiene que pactar con los nacionalistas porque ellos se benefician de los logros que a través de la violencia consigue ETA. Si se va a hablar con los terroristas, que se disuelvan las Cortes, se convoquen elecciones y se lleve esa opción en un programa electoral. No se puede negociar con los terroristas en un país donde hay democracia.

Ningún Gobierno, con sus respectivas medidas, ha tenido éxito en su intento de acabar con ETA. Si la vía actual tampoco vale, según su criterio, ¿que solución vería adecuada?
Aplicar la ley. En los dos últimos años, la banda terrorista estaba ya en las últimas. Con Batasuna ilegalizada, sin representantes en las instituciones... Porque para que haya una auténtica paz tiene que haber justicia. Si no, ¿qué se tendrá, la paz de Azcoitia, donde un asesino tiene una tienda junto a la viuda del hombre al que mató? No. Tiene que haber verdadera justicia.

Usted cuenta siempre que su “pecado” ha sido ser parcial...
Sí, digo que mi pecado es no ser imparcial porque ante la víctima y el terrorista no puedo serlo, estoy de parte de las víctimas porque Dios, en el que creo, toma partido por los pobres y los indefensos. Yo entiendo que en el País Vasco no hay más pobre y más indefenso que las víctimas del terrorismo.

En el País Vasco, desde el púlpito también se ha influido en esta cuestión.
Nosotros, en 1999, fundamos el Foro El Salvador que, entre otras cosas, denuncia la hegemonía del nacionalismo vasco en la Iglesia vasca y nosotros creíamos que debía vaciarse de ese virus.

¿Virus?
Sí, el virus del nacionalismo, que es una cosa irracional. De hecho, todo mi problema empezó porque yo critiqué a ETA y al nacionalismo excluyente y a mí, que tengo los 20 primeros apellidos vascos y hablo el vascuence, si voy allí, me dicen que soy antivasco. Y todo porque no coincides con su mismo nacionalismo. Y repito lo del virus, porque los terroristas se hacen, no nacen. Allí todo se juzga bajo el mismo prisma: el del nacionalismo.

http://foroelsalvador.blogia.com/2006/070704-entrevista-con-jaime-larrinaga-sacerdote-vasco-amenazado-por-eta-a-mi-que-tengo-.php

Recortes de Prensa   Página Inicial