AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 31  Julio  2006
El PSOE insiste en que una parte de ETA se legalice con una ilegalidad.
Antonio Javier Vicente Gil  Periodista Digital 31 Julio 2006

La noticia ya no sorprende a nadie, ver al PSE-PSOE insistir a ETA para que se legalice en parte, mientras la otra parte sigue con sus armas, es señal de la degeneración a la que ha llegado Zapatero y su partido y lo malo es que no ha terminado de degenerar.

En el PSOE saben, como sabemos todos, que no estamos hablando solo de un partido declarado ilegal según la Ley de Partidos Políticos y que puede volver a ser legalizados cuando desaparezcan las causas que motivaron su ilegalización, estamos hablando de que además la justicia ha sentenciado que el partido que el PSOE quiere que se legalice cuanto antes es una parte de ETA, luego lo que está exigiendo el PSOE a ETA es que ETA se legalice en parte.

El PSOE siempre ha insistido a ETA que se legalice con una ilegalidad o fraude de ley, simplemente cambiando las siglas, o como dice hoy El País en un editorial, que cambie la marca, sabiendo que la ley de Partidos establece que eso no es admisible.

La sinvergonzonería cargada de vileza del PSOE y de sus dirigentes de El País clama al cielo, aunque por desgracia el cielo no se entera, esto aparece en el mencionado editorial de El País:

“Lejos de ser un obstáculo, la vigencia de la Ley de Partidos supone una garantía para afianzar un proceso en el que, según reafirmó ayer la vicepresidenta del Gobierno, "no habrá atajos" y "no se burlará el Estado de derecho". Agosto también puede ser un mes apropiado para que Otegi convenza a los suyos de que deben pasar por la ventanilla del Ministerio del Interior con una nueva marca y unos estatutos democráticos, si quieren recuperar la legalidad y los derechos perdidos. En cuanto a las garantías de futuro que reclama frente a la Ley de Partidos, está en su mano procurárselas. Bastaría con la desaparición de ETA.”

Ni atajos ni se burlará el Estado de derecho, aquí tienen lo que dice la ley de la que se están burlando con desparpajo y que forma parte del Estado de derecho del que se están burlando.

LEY ORGÁNICA 6/2002, de 27 de junio, de Partidos Políticos lean y decidan si lo que está proponiendo el PSOE es una ilegalidad para favorecer a ETA o no, que se burla de todo lo habido y por haber.

Artículo 12. Efectos de la disolución judicial

1. La disolución judicial de un partido político producirá los efectos previstos en las leyes y, en particular, los siguientes:

a) Tras la notificación de la sentencia en la que se acuerde la disolución, procederá el cese inmediato de toda la actividad del partido político disuelto. El incumplimiento de esta disposición dará lugar a responsabilidad, conforme a lo establecido en el Código Penal.

b) Los actos ejecutados en fraude de ley o con abuso de personalidad jurídica no impedirán la debida aplicación de ésta. Se presumirá fraudulenta y no procederá la creación de un nuevo partido político o la utilización de otro ya inscrito en el Registro que continúe o suceda la actividad de un partido declarado ilegal y disuelto.

Y no hablemos de la monumental tomadura de pelo cuando en la noticia de El País aparece esta perla:

“Sobre los acuerdos que pudieran alcanzarse en la mesa, López opina que serán respetados por todos los agentes. "Si el pacto al que se llegue en el foro multipartito nace dentro de la legalidad y con un consenso superior al actual Estatuto, será respetado por todas las formaciones, incluso en el Congreso", dijo.”

Se les llena la boca diciendo que ha habrán ni atajos ni concesiones a ETA, pero a continuación dicen que las concesiones no se le harán a ETA sino a una mesa, y que lo que salga de esa mesa va a misa. Terrible.

Carta de ETA
Manuel Molares do Val  Periodista Digital 31 Julio 2006

Querido empresario: esperamos que al recibo de la presente se encuentren bien de salud usted y su apreciada familia, y que mantenga la prosperidad comercial que conocemos gracias al análisis de sus cuentas corrientes.

Nosotros sólo estamos pasablemente: nuestra situación no es tan esplendorosa, lo que nos induce a escribirle demandándole apoyo.

Somos ETA, Euskadi Ta Askatasuna, una Organización No Gubernamental (ONG), Fundación sin ánimo de lucro que se esfuerza en lograr el bienestar del Pueblo Vasco.

Le requerimos una contribución para nuestra labor. Hemos estudiado las finanzas de su pequeña empresa y creemos razonable que nos haga llegar por los cauces habituales 100.000 euros.

Como sabe, hemos sufrido enormes gastos, incomprensión, persecución y cárcel, situación que recuerda a la de tantos apóstoles vascos que llevaron una civilización superior a tierras salvajes de América, Asia, África y la vecina España.

El desamor hacia nuestra labor nos ha perjudicado gravemente. Por fortuna nuestros perseguidores han sido iluminados últimamente por el talante pacifista y prometen que nos permitirán regular la vida de todos los vascos y vascas a cambio de que cambiemos los métodos de misión.

Estamos dispuestos a transformar nuestra dialéctica, con la que persuadíamos hasta ahora dañando numerosas vidas. Para ello necesitamos que la gente como usted ayude a nuestro sostenimiento, de manera que no reincidamos en la delicada y ruda forma de vida habitual.

Pero debe saber que nuestro mensaje ha logrado triunfar. Tanto, que la parte contratante de la primera parte está presentando en sociedad a la otra parte contratante de la primera parte, Arnaldo Otegi, como pacifista, porque nadie quiere perder la paz temporal que ofrecemos.

Nunca olvide que le estaremos agradecidos o desagradecidos. Puede hacer pública esta carta, si lo desea, porque el Gobierno negará su existencia o resaltará nuestro amable talante.

Cuando matar es un deber
Doctor Shelanu  Periodista Digital 31 Julio 2006

Para los asesinos de la ETA y de las organizaciones islamistas, matar deviene en un deber, una obligación patriótica y religiosa, respectivamente.

En Madrid se está procesando a los etarras que asesinaron a Miguel Ángel Blanco. El tío de la etarra Irantzu Gallastegui, Iker Gallastegui afirmó en un espacio televisivo que “en ETA no hay gente de ésa a la que le gusta matar; es su deber, matan porque es un deber patriótico”.
Los islamistas dicen lo mismo, que ellos no son asesinos, - a pesar de que los Asesinos fueron una secta del Islam-, sino que para ellos es un deber religioso musulmán matar infieles, sean judíos, cristianos u otras religiones. Para ello aportan una enorme y larga serie de textos del Corán que les incita, apremia, respalda, apoya y obliga a asesinar a los infieles.

Todo terrorista cree que es un deber -sea por motivos patrióticos, religiosos, políticos, etc, - y una obligación el cometer asesinatos. A pesar de que nieguen que les guste matar, matan por deber.

Para los nazis alemanes el matar judíos y gitanos y otras “razas inferiores” era un deber, un deber racial, un deber ario, de limpieza de sangre.

Los comunistas y pseudopacifistas no equiparan el terrorismo nazi con la defensa militar que los comunistas realizaron contra los nazis en Stalingrado, en Moscu, en todo el suelo ruso.

Pero cuando se trata Israel entonces los pseudopacifistas, los nostálgicos del terror del Gulag y herederos de Stalin, equiparan el terrorismo islamista de Hamas, Jizbuláh, con la defensa del ejercito israelí de su propia población contra estos grupos terroristas. Mejor dicho, consideran que Israel es el terrorista y los de Hamas, Jizbulá, Al-Qaeda, Yihad Islámica, los islamistas de Irán son las víctimas, excepto cuando estos grupos de Hamas, Jizbuláh, Hermanos Musulmanes, Al-Qaeda apoyan a los islamistas de Chechenia en contra de Rusia.
Los pseudopacifistas –no confundir con los pacifistas, que son muy pocos, lo que abunda son los falsos pacifistas-, los comunistas hacen el juego a los grupos islamistas porque tienen en común su odio al mundo libre, a las libertades que Occidente ha conseguido, a la modernización y avance científico-tecnológico y social.

El muro de Berlín cayó, pero no cayó ni cesó el odio contra las libertades.

Este punto de intersección común a todos los totalitarismos, al fascismo-nazismo, al comunista y al islamista es el antisemitismo, la judeofóbia.

Unilateralidad
f.dominguez@diario-elcorreo.com FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 31 Julio 2006

En el debate político vasco no pasa un día sin que aparezca alguien defendiendo que las instituciones del Estado, el Gobierno y las Cortes, tienen que aceptar aquello que se apruebe en Euskadi, sin introducir modificación alguna. Esas voces presentan como un veto inaceptable la posibilidad de que el Congreso o el Senado introduzcan cambios en lo que se acuerde en el País Vasco.

El reciente proceso de aprobación del nuevo Estatuto catalán ha puesto de manifiesto que los órganos del Estado no son convidados de piedra que tengan que plegarse a las propuestas de cambio político procedentes de las comunidades autónomas. Y eso que el texto que llegó a las Cortes venía con el respaldo incondicional de los socialistas catalanes y con la promesa del presidente del Gobierno de avalar aquello que se aprobara en el Parlamento de Barcelona.

La realidad política ha puesto de manifiesto que una promesa de ese tipo es incumplible porque el Congreso y el Senado siempre tendrán algo que decir ante cualquier iniciativa que modifique el marco jurídico común, que afecte a la Constitución o a las competencias del Estado.

El voluntarismo político no puede pasar por alto la lógica constitucional. De esa lógica se deriva la intervención estatal, que no es una cuestión que tenga que ver con el deseo de poner límites al nacionalismo, porque lo mismo ha ocurrido con otros proyectos estatutarios debatidos o en fase de tramitación en los que el nacionalismo está ausente, aunque no los conflictos con el marco constitucional.

Sin embargo, no parece que una parte de la clase política vasca haya sacado lecciones de lo ocurrido en el debate catalán y sigue pensando que en Euskadi las cosas son distintas y los experimentos estatutarios pueden hacerse en el vacío, como si se pudiera prescindir del marco constitucional existente. Reclaman, como si existiera derecho a ello, que Madrid tiene que quedarse de brazos cruzados y consideran un atropello que el plan Ibarretxe fuera rechazado por el Congreso de los Diputados.

Curiosamente, el PNV sí parece haber sacado alguna lección de ese episodio cuando ha pasado a defender el criterio de que el nuevo marco político no debe tener menos apoyo que el actual -cuestión que no se daba en el plan Ibarretxe-, al tiempo que reclama que no se impida llevar a cabo el cambio.

Hay quienes sostienen que el problema del País Vasco es su encaje con el resto de España y abogan al mismo tiempo por actuaciones unilaterales para determinar cómo debe ser ese encaje o, incluso, su ausencia. Pensar que una parte puede decidir por sí sola sobre derechos y obligaciones de terceros plantea un conflicto no ya con la lógica constitucional, sino con el sentido común.

Surfistas desconcertados
Por GERMÁN YANKE ABC 31 Julio 2006

QUIZÁ con las vacaciones de agosto se serenen, pero tengo la impresión de que muchos portavoces del PSOE, aparentemente autorizados, no han podido disimular su desconcierto en estos últimos meses. Si no justificación completa, sí tiene explicación ese estado de atolondramiento intelectual porque la referencia de los voceros no es ya un programa, ni un documento doctrinal, ni incluso una tradición atesorada a lo largo del tiempo, sino la improvisación política del presidente, que es, en esta hora del socialismo español, el único punto de apoyo para cambiar el mundo. El señor Rodríguez Zapatero, más que intuición, tiene instinto de supervivencia; pero no es ésta una característica automáticamente contagiosa y no sirve para dar brillo a los desconcertados obedientes que quieren jalear, interpretar con luces propias o incluso dar un paso al frente más largo y más contundente que el del jefe visionario.

Se anima el presidente a iniciar el diálogo con ETA, dice aquello de los hombres de paz, se habla del aterrizaje de Batasuna y, cuando se ve obligado a poner sordina porque a pesar de todo hay que cumplir la ley, le sale una voluntaria organizando plataformas con Batasuna y un voluntario diciendo que el cumplimiento de la legalidad causa inquietud en la ciudadanía vasca. Esto de interpretar al líder con entusiasmo desconcertado es como el surf. A lo mejor alguno logra mantenerse en la cresta de la ola, pero los más se ven zarandeados, arrumbados a la orilla y con el trasero lleno de arena.

Se inventa el presidente lo de la nueva patria, suma de naciones y realidades nacionales, cesto de las emociones de todos los particularismos, fruto del recuerdo mistificado de la República, y aparece en escena, cual surfista zarandeada por el olvido, una espontánea que asegura que debe reformarse el Estatuto de Cataluña con urgencia para que no se repita su propia infancia, ya que, al parecer, fue el franquismo el que hizo huir a su familia de Andalucía para recalar en Cataluña. En la confusión de la orilla, la surfista parece no saber bien si el franquismo no llegó a su tierra de adopción o allí se tomaban la dictadura con próspera tranquilidad.

Se apunta el señor Rodríguez Zapatero al pacifismo, que es una inveterada costumbre por la que se juzga de modo distinto la violencia de unos y otros, y, como lo adorna con el pañuelo palestino, asoma por la escotilla un diligente colaborador diciendo que Israel busca premeditadamente la muerte de civiles.

Quizás el presidente navegue sobre su tabla con la suerte de los árabes, pero, si se me permite parafrasear, o reescribir a mi modo, el famoso epigrama de Ambrose Bierce, se podría decir que si aparecen juntos, con arrebato renovado, todos estos sumisos desconcertados, aumentarán exponencialmente las posibilidades de que ganen las elecciones los populares, que, como todo el mundo sabe, tienen acreditada fama de desconcertados obedientes.

¿Qué hacer en Navarra?
POR VÍCTOR MANUEL ARBELOA (*) ABC 31 Julio 2006

SEGÚN la reciente encuesta encargada por el Parlamento de Navarra, un 75 por ciento de los navarros se muestran contrarios a la unión con el País Vasco, mientras que un 15 por ciento se declaran partidarios de la misma y un 10 por ciento no opina u oculta su opinión. Por otra parte, el grado de satisfacción de los navarros con la autonomía de nuestra comunidad foral es altísimo, excepto entre los votantes de Batasuna y Eusko Alkartasuna. Aunque, eso sí, un alto número de encuestados (62 por ciento) crea necesario que Navarra tenga más competencias.

Si hemos de creer otra reciente encuesta llevada a cabo por la revista «Época», el 92 por ciento de los que votan al PSN/PSOE se sienten orgullosos de ser españoles, dentro de una media navarra del 73,2 por ciento; muy cerca del 94,9 por ciento de los votantes de UPN y no lejos de los del CDN (100 por cien). En cuanto a la unión de Navarra al País Vasco, los mismos votantes socialistas se oponen en su inmensa mayoría (77 por ciento), y sólo les superan en esa oposición los seguidores de UPN (94,1 por ciento) y los de CDN (100 por cien).

Éste me parece el fondo ideológico-político de los dos sondeos, aunque en otras cuestiones más laterales y coyunturales las respuestas aparezcan más diferenciadas.

Lo decisivo, y eso vienen diciéndonos todas las elecciones desde 1977, es que a los navarros nos gusta el nombre de nuestra comunidad -«Navarra constituye una comunidad foral»-, nos gustan nuestro autogobierno, nuestras instituciones, nuestros derechos y deberes garantizados, nuestra integración solidaria en España y en la Unión Europea.

Nadie de nosotros imaginaba que la Transición democrática, tan celebrada por todos dentro y fuera, y los veinticinco años floridos de nuestra Constitución de la concordia, que veníamos de festejar, iban a derivar en una desaforada, cuando no disparatada, carrera de proyectos estatutarios o «constitutarios», sin un criterio claro y riguroso propuesto por las Cortes o por el Gobierno de la Nación, sin consenso a veces entre los dos grandes partidos, pensando unos en cambiar soterradamente el ordenamiento jurídico español y algunos otros, en no ser menos que el vecino, dejar alta la sigla mayoritaria en la región o asegurarse unos cuantos años más la cabina de mando de la nave comunitaria. ¡Y a esto se llama «política territorial»!

Así que, queramos o no, henos a todos, aquí y ahora, metidos en la vorágine de la reforma. Pero, aunque así no hubiera sido, y todo hubiérase hecho con orden y concierto, seguro que, más pronto o más tarde, habríamos acordado las reformas necesarias «recomendadas» por la existencia de la Unión Europea, la globalización económico-cultural, la inmigración y los serios cambios habidos en España y en cada comunidad. Suelen ser éstos los principales lugares comunes motivantes que aparecen en los preámbulos de los nuevos proyectos. También en el del informe presentado por la ponencia constituida en el Parlamento de Navarra, que ha querido, sin prisas ni plazos fijos, potenciar nuestro autogobierno, completando y actualizando la ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra (1982), nuestro popular «Amejoramiento».

Y así la ponencia ha propuesto incluir la iniciativa parlamentaria para la reforma de la ley (hoy sólo en manos del Gobierno); la participación popular mediante referéndum del texto aprobado por los parlamentarios forales; la capacidad plena del presidente del Gobierno foral para disolver el Parlamento y la de éste para regular su régimen de sesiones..., amén de otras facultades menores y competencias pendientes de traspaso. Puntos todos de debate para que, si un día son ampliamente aprobados, el Gobierno de Navarra los negocie con el Gobierno de la Nación y del Estado, en la más pura tradición foral. De todos modos, esa reforma y ese posible referéndum serán fruto del consenso y no del disenso entre los partidos denominados constitucionalistas, y ojalá que entre todos.

Y lo mismo habrá de hacerse con la reforma de la «dichosa» Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución, verdadera «crux» jurídico-política entre los políticos navarros y no navarros. Un mapa autonómico, aunque estable, no es nunca eterno. No lo ha sido ni en Suiza, que hace años vio el Cantón de Berna dividido en dos. La reforma de la Constitución española, cuando sea posible y necesaria, deberá contemplar la posible modificación, por más o por menos, de ese mapa. Como mínimo, lo mismo que entonces se dejó escrito, hipotética y excepcionalmente, para Navarra habrá que escribirlo para cualquier comunidad que modifique su estatus. Y la consensuada Disposición, que un día hubo de cumplir su papel, dejará de tener sentido, si es que alguno todavía tiene.

Mejor aún, si los nombres de las comunidades autónomas -que no «autonomías» y mucho más que «territorios»- se incluyeran, como recomendó el Consejo de Estado, en el Título Preliminar antes que en el Título VIII de la Carta Magna. En el primer caso, como se sabe, cualquier cambio del mapa autonómico requeriría el procedimiento agravado de reforma, mientras, en el segundo, bastaría una mayoría de tres quintos.

Tal y como está el patio en la «España centrífuga», más que «plural», mucho me temo que lo mejor no sea por ahora posible. Razones de sobra hay por tanto para que también en Navarra vayamos preparando nuestra aportación a la reforma constitucional en lo que singularmente nos atañe, con la mayor diligencia y consenso posibles entre los partidos defensores de la Constitución y del Amejoramiento.

Con ese consenso, a punto de celebrar las bodas de plata de nuestro autogobierno, hemos fortalecido, ampliado y democratizado nuestro viejo régimen foral; hemos alcanzado altas cotas de progreso y bienestar colectivos; hecho posible la alternancia pacífica; superado obstáculos de varios géneros, y el peor de todos: el terrorismo etarra.
Esta es nuestra fuerza segura y serena. No tenemos otra mejor.
(*) Ex presidente del Parlamento navarro

Gotzone Mora no existe
EDITORIAL Libertad Digital 31 Julio 2006

La concejal del PSE en Guecho, Gotzone Mora, ha tenido que ser protegida este domingo por su escolta de los insultos y el intento de agresión de un grupo de nacionalistas radicales, mientras visitaba la plaza dañada por una batalla campal durante las fiestas locales. Se trata de un nuevo acto de intimidación política y de violencia callejera, de esos que, según decía Zapatero un día después del reciente ataque de la sede en el PP en Guecho, habían "desaparecido completamente".

No hay que extrañarse, pues, de que los cámaras de ETB, que han presenciado los hechos, no hayan querido grabarlos. Eso sería tanto como grabar una realidad que tanto el gobierno del 14-M como los partidos separatistas vascos quieren ocultar, y que abarca también a las permanentes cartas de extorsión de ETA a los empresarios, como a la propia naturaleza chantajista del "alto el fuego" consensuado y admitido como válido por el presidente del Gobierno.

Si se silencia la amenaza de ETA de volver a "la lucha armada" en el caso de que su "alto el fuego" no se traduzca en los "compromisos adquiridos" por el gobierno; si se silencia la exigencia etarra de que "ninguna Constitución, Ley u ordenamiento jurídico" sean un obstáculo para sus totalitarios objetivos de siempre; si se ningunea y se traiciona la ley de partidos para autorizar públicamente contactos políticos del PSE con Batasuna después de haberlos mantenido clandestinamente, si se silencia que el gobierno del 14-M ya ha dado pasos para sumarse a los partidos separatistas vascos para acabar con el actual estatuto de autonomía, si no se quiere ver que eso ya supone un pago político que, tenga o no el alcance de satisfacer definitivamente a los terroristas, vulneraría el pacto por las Libertades y la Constitución española; si se olvida que el pacto antiterrorista proscribía, no ya legalmente a Batasuna, sino de cualquier acuerdo político al PNV mientras no renunciara a los objetivos soberanistas de Estella; si se ocultan o se les quita importancia a tantas y tantas cosas, no hay que extrañarse de que hoy apenas nadie le dedique ni unas líneas a la inadmisible intimidación que ha padecido y seguirá padeciendo gente como Goztone Mora.

Un gobierno como el de ZP no se dispone a maquillar el soberanista plan Ibarretxe, utilizando de anestésico el imprescindible alto el fuego de ETA, para darle ahora publicidad a las víctimas de un pasado que se quiere traicionar y, menos aún, a las víctimas de un presente que se puede ocultar.

ATROCIDAD EN LA GUERRA
José Javaloyes Estrella Digital  31 Julio 2006

La magnitud de la matanza de civiles habida ayer en la sureña población libanesa de Quana, tras de la destrucción por un misil israelí de un edificio utilizado como refugio por la población huida de otras ciudades, especialmente de Tiro– de ahí el elevadísimo número de niños que se encontraban allí -, redimensiona los términos de la situación y, en principio, ocasiona daños irreparables a la polémica y dañada imagen de Israel, y a la comprensión equilibrada y objetiva de los componentes del problema militar y político que allí se ventila. Hezbolá ha ganado una importante batalla, no sólo entre la población libanesa sino también en todo el mundo árabe y en el que no lo es.

La multitud que ayer recorría las calles libanesas y que asaltaba dependencias de Naciones Unidas puede preverse ya como chispa que hará prender las llamas de la protesta y de la condena más allá de las ciudades árabes y del orbe islámico. Difícilmente se podían aunar más ingredientes para la protesta contra las atrocidades de la guerra, y menos dificultades de discurso para atribuir a una de las partes, el Estado judío, la responsabilidad de tanta inocente sangre derramada. Las lágrimas, la rabia y el dolor de la población libanesa lanzada a las calles para manifestarlo, tienen, oculta, la íntima y objetiva satisfacción de Hezbolá por como quedan ahora las cosas. El balance que arroja el suceso para las milicias chiiés, movidas a control remoto desde Teherán, resulta muy positivo a todas luces.

Se quiera o no reconocer, todo es el fruto de una sola estrategia. Emplazar un ejército de 5.000 combatientes en medio de un espacio civil, y a partir de ello comenzar, contra un Estado vecino, acciones de guerra que traerán necesariamente la respuesta armada, es condenar a la población de ese espacio civil a las atrocidades de la guerra. Espacio y población componen el escudo tras el que se protegen quienes han tomado esa iniciativa. Los llamados de siempre “escudos humanos” constituyen recurso habitual en combatientes de causas revolucionarias, que no tienen de ninguna manera el lastre de las responsabilidades del Estado. Así, éste incurrirá en “terrorismo” cuando deja sentir el peso de su mano. Y no es terrorismo, sin embargo, el miliciano parapetarse de Hezbolá en la condición civil de lo que se elige como campo de batalla, ni tampoco terrorismo de Estado la manipulación del conflicto, a control remoto, por parte de terceros poderes que son Gobiernos.

Ya no es cuestión de debate la zafiedad de decir que las víctimas civiles, en el caso de las causadas por Israel, no son daños colaterales sino objetivos buscados por el Ejército israelí. Lo que ahora se plantea, contradictoriamente, es la necesidad de poner fin a la carnicería de los bombardeos de las retaguardias – la árabe y la hebrea - y la imposibilidad práctica de considerarlo y abordarlo políticamente en el corto plazo. Difícilmente se avendrá Israel a que se pare ahora la guerra, como pide urgentemente Kofi Annan, si ello, como no puede ser de otra manera, beneficia a la estrategia de Hezbolá. Ésta gana de todas maneras, con la guerra o con el alto el fuego, porque en cualquier caso se cubre con la sangre de las víctimas civiles: con el martirio de la población libanesa. Cosa que daña la causa de Israel, en su autodefensa, de forma difícilmente reparable.      jose@javaloyes.net

El tiempo contra Israel

GEES Libertad Digital 31 Julio 2006

Israel tuvo su guerra de los seis días, y aún las tuvo más cortas. Por sus estándares históricos ésta empieza a resultar interminable y el tiempo se le está volviendo en contra. Ha podido vencer ejércitos nacionales enteros, más de uno de cada vez, en menos de una semana, pero una fuerza irregular que ha tenido todo el tiempo y la ayuda que necesitaba para prepararse es harina de otro costal. Ha sabido enterrarse y se oculta entre la población civil, cuyos muertos se los anota en su tanteo. Por más que viole flagrantemente todas las leyes de la guerra al utilizar a los civiles de forma masiva y sistemática como escudos humanos, Hezbolá sabe que los que se rasgan las vestiduras por Guantánamo no van a tener una mala palabrita para ella, a no ser que se trate de izquierdistas americanos, muy duchos en dobles raseros.

Una tragedia como la que ha ocurrido en el pueblecito de Qana antes o después era inevitable que ocurriera y puede haber otras peores. Los israelíes han avisado por activa y por pasiva a los habitantes de la región que se extiende entre la frontera y el rio Litani de que evacuen la zona. Ello es ya en sí una tragedia, pero si viene un tsunami hay que hacerlo y si hay una guerra también. Han abierto pasillos de seguridad para facilitar la huida pero los milicianos de la organización chií los bloquean. Acuden a los pueblos para disparar sus Katyusha y Fajr entre las casas. Todas las entidades de ayuda internacional debieran estar organizando la evacuación y enviando sus fuerzas para proteger a los que prestan asistencia. ¿Y qué hace el ejército libanés?

Pero el raciocinio no se lleva bien con las emociones intensas ni con los prejuicios arraigados. No es el primero el que alimentan los medios de comunicación, especialmente el rey de los mismos, el medio visual, sino las segundas. Imágenes cuanto más atroces mejor. Las crónicas de periodistas responsables y documentados que explican lo que está sucediendo interesan a pocos. Algo tan importante como una guerra se convierte en la página de sucesos.

En esa orgía de irracionalismo resulta que Israel mata niños no sólo criminal sino neciamente por darse un gusto sádico aunque esas muertes dañen sus objetivos estratégicos mucho más que mil cohetes de los fanáticos islamistas lanzados con toda intención contra su gente, no contra blancos militares. Las incontables veces que ha renunciado a golpear al enemigo para evitar daños colaterales no aparecen en la foto y no le van a ser tenidas en cuenta. La obviedad de que Hezbolá busca, y consigue en cantidad, muertos inocentes, tampoco queda registrada en la película. Como si no fuera un hecho manifiesto. Olvidados quedan también sus antecedentes, los de sus correligionarios yihadistas y el inmenso daño que la organización le ha causado al Líbano.

Para las buenas gentes la revulsión que experimentan lo borra todo, les tranquiliza la conciencia y culpan a quien asume la carga de cortarle las cabezas al dragón. En otro paroxismo de irracionalidad, Israel deja de ser democrático por hacer la guerra. Estados Unidos también por ayudarles. E Irak y Vietman. Y la Segunda Guerra Mundial. Y la Primera. Y Francia por Argelia e Indochina. El Reino Unido, por supuesto. Y para qué seguir. Menos mal que Zapatero elige bien y tenemos a Chávez, Ahmadineyad y el jeque Nasrala, que se sintió muy satisfecho de que su hijo muriera a los dieciocho años en un choque con los israelíes. Y así lo dijo impávido en televisión a las pocas horas del suceso. Por eso sus seguidores lo admiran sin reservas. Todo un ejemplo a seguir.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Colegios islámicos en España
Editorial ABC 31 Julio 2006

MERECE una seria reflexión la información que ayer publicó ABC sobre del interés de Arabia Saudí por buscar colegios privados en España para convertirlos en escuelas islámicas. El objetivo inmediato es acoger a los 350 alumnos que ahora reciben clases en la llamada «mezquita de la M-30», pero todo apunta a que están previstas nuevas operaciones. En llamativo contraste con los problemas económicos que atraviesan muchos colegios católicos, las autoridades saudíes ofrecen cantidades importantes de dinero y pretenden adquirir inmuebles en barrios selectos de Madrid. Nadie pone en cuestión el principio de libertad religiosa que reconoce el artículo 16 de la Constitución. Sin embargo, la propia Norma Fundamental establece que los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española a la hora de establecer prioridades para mantener relaciones de cooperación, distinguiendo expresamente entre la Iglesia católica y las demás confesiones. Exige, en particular, el respeto por unos valores políticos y sociales que no siempre están presentes en las enseñanzas inspiradas por el Corán. Arabia Saudí está alineada con los países moderados, pero es bien conocida la financiación que los estados árabes ricos prestan a muchos centros de enseñanza que transmiten las ideas más radicales. Los especialistas en terrorismo admiten de forma unánime que las «madrasas», o escuelas coránicas, son el caldo de cultivo en muchos países para doctrinas integristas y violentas.

Parece claro que los colegios a los que alude la información no van a predicar la yihad o guerra santa, ni a reclamar Al Andalus como parte de una supuesta comunidad histórica, de acuerdo con las reivindicaciones reiteradas por los extremistas.

Pero no cabe ignorar que el islam tiene dificultades muy serias para asumir principios elementales en un estado constitucional, como la estricta igualdad jurídica entre hombres y mujeres, y que es probable que este tipo de escuelas se muestre más proclive a la singularidad de la comunidad de creyentes que a la integración plena de sus estudiantes en la sociedad democrática y pluralista. Sin que exista ningún indicio que apunte en esa dirección, conviene tener presente la experiencia británica en materia de yuxtaposición multicultural, seriamente revisada después del 7-J, y el fracaso de la política de integración en Francia, que ha culminado con revueltas urbanas en los barrios periféricos. Por supuesto, no hay que desdeñar la condición de España como objetivo del fundamentalismo, más allá del 11-M y sus secuelas. Debe prestarse una seria atención al cálculo según el cual cerca de 100.000 alumnos querrían recibir clases de islam en nuestro país, que cuenta con una población de musulmanes que oscila entre 800.000 y un millón de personas. Nunca es buena solución cerrar los ojos ante un problema y tener después que lamentar las consecuencias.

El PP abre su ofensiva jurídica contra un Estatuto que «deja tocado el cuerpo legislativo nacional»
CRISTINA DE LA HOZ. MADRID. ABC 31 Julio 2006

El «código genético» del nuevo Estatuto de Cataluña obliga a modificar una treintena de Leyes Generales del Estado, paso previo para garantizar la plena efectividad del texto catalán. Ésta es la conclusión a la que han llegado los servicios jurídicos del PP después de pasar meses inmersos en el estudio de sus 223 artículos y quince disposiciones adicionales. Las leyes afectadas, bien a consecuencia de la bilateralidad encumbrada en el texto, de la participación de la Generalitat en una serie de órganos estatales, de la reconocida capacidad de codecisión o del nuevo reparto competencial, deja «tocado», en definitiva, a todo el cuerpo legislativo español, según denuncian en el partido de la calle Génova.

No son los únicos argumentos pero sí una parte importante del recurso que presentarán hoy ante el Tribunal Constitucional en nombre de su partido los populares Soraya Sáenz de Santamaría y Federico Trillo, como arranque de la ofensiva jurídica del PP para frenar la «deriva» de un Estatuto que a su juicio choca con el tronco legislativo del Estado.
Aunque de manera formal el Estatuto catalán entrará en vigor el 9 de agosto, -transcurridos los veinte días preceptivos desde su publicación en el BOE-, su plena efectividad no llegará hasta que la legislación básica y muchos organismos estatales se adapten a los nuevos tiempos.

En el capítulo de la Justicia, habría de modificarse la Ley Orgánica del Poder Judicial «para dar efectividad a la regulación del Consejo de Justicia, así como las relativas a la planta y demarcación judiciales», según indica un documento que maneja el PP. Además, la configuración del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña como última instancia, salvo la unificación de doctrina, implicará cambios en las leyes procesales, de forma especial en la ley de Enjuiciamiento Civil y, en su caso, Criminal. También habría de modificarse, en este capítulo, el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, a fin de dar cobertura a la figura y funciones del Fiscal Superior de Cataluña.

Mayoría absoluta
La modificación de las Leyes Orgánicas exige, según marca la Constitución en su artículo 81.2, la mayoría absoluta del Congreso en una votación final sobre el conjunto del proyecto, esto es, 176 diputados. No hay, pues, dificultades aritméticas para que el Gobierno las sacase adelante con el apoyo de algún otro grupo parlamentario.

La lista de posibles cambios, que es prolija, se extiende a la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, así como las leyes reguladoras de los órganos de dirección del Banco de España, Tribunal de Cuentas, Consejo Económico y Social, Agencia Tributaria. Comisión Nacional de la Energía, Agencia de Protección de Datos, Consejo de RTVE, CNMV y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, además del resto de organismos económicos y energéticos y empresas públicas del Estado «cuya competencia se extienda al territorio de Cataluña y que no sean objeto de traspaso». Todo ello, agrega el informe del PP, a fin de dar cumplimiento, por una parte, a la participación de la Generalitat catalana en organismos estatales, así como para dar cuenta del principio de bilateralidad.

En lo que afecta al nuevo reparto competencial, el Estatuto -sometido a referéndum de los ciudadanos catalanes el pasado 18 de junio- incide en un buen número de leyes del Estado «que o bien no prevén los procedimientos de codecisión con la Generalitat o contemplan una regulación diferente a la impuesta por la reforma estatutaria». Aquí la enumeración del informe realizado por el PP también es bastante exhaustivo.

Órganos rectores
Las leyes que deberían ser modificadas en este apartado son: la de Organización y Funcionamiento de la Administración Básica del Estado; la Ley Básica de Función Pública; la General de Subvenciones además de la Ley Reguladora de los Órganos Rectores de las Cajas de Ahorro; la de Disciplina e Intervención bancaria; la normativa reguladora de los distintos sectores energéticos y de telecomunicaciones; la Ley de Ordenación del transporte terrestre; la de Puertos además de otras leyes reguladoras de infraestructuras de competencia estatal; Ley y Reglamento de Extranjería; Ley ordenadora de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social; el procedimiento de concesión de indultos; la Ley de Montes; la de ordenación del Comercio Minorista, y hasta la normativa de protección de Consumidores y Usuarios.

Asimismo, en materia económica y financiera, están en el listado de normas susceptibles de modificación para que el nuevo Estatuto catalán sea plenamente efectivo: la LOFCA, la Ley de Cesión de Tributos y la de desarrollo del modelo de financiación, la General Tributaria, la de Haciendas locales y la Ley reguladora del catastro.

Entrevista con Albert Rivera
Presidente de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía
"Vamos a intentar cambiar ese Estatuto, porque es perjudicial para los catalanes"
Carmen Leal - Libertad Digital 31 Julio 2006

Presidente del nuevo partido politico Ciudadanos- Partido de la ciudadanía, Albert Rivera concurre a las elecciones autonómicas catalanas del 1 de noviembre de 2006 porque ha sido elegido presidente de la nueva organización política que propusieron quince intelectuales catalanes hace algo mas de un año.

Propusieron a la sociedad catalana la posibilidad de un nuevo partido político ya que los existentes no respondían a muchas demandas de los ciudadanos porque se limitaban a desarrollar el “esencialismo nacionalista”.

Albert Rivera es un joven alto, bien parecido, muy educado y cortés. Muy maduro para su edad. Su aplomo y seguridad sorprende gratamente, porque parece producto de una profunda reflexión y de una modestia natural. Nacido en Barcelona en 1979 reside en La Garriga, población cercana a Barcelona. Es abogado, licenciado en Derecho Máster en Derecho. En la actualidad prepara su tesis doctoral en Derecho Constitucional.

¿Cuál fue le motivo de dedicarse a la política?
- Vocación, o necesidad coyuntural. Yo creo que fueron ambas cosas. Desde bien pequeño me gusto dedicarme al servicio de los demás, que eso es o debería ser la política. Así que es vocacional, pero también nace como una necesidad coyuntural. La política catalana de los últimos tiempos ha colocado a muchos catalanes en una situación complicada, hay una falta de representación parlamentaria. Los partidos catalanes, en especial el PSC ha seguido unas políticas nacionalistas como si fuesen unas políticas socialistas Y muchos ciudadanos preocupados por esta situación hemos creado este partido precisamente para paliar esta situación. Así que contestando a su pregunta también mi dedicación política ha sido coyuntural

¿Porqué han preferido la fundación de un partido político nuevo y no entrar en otro ya formado e intentar modificarlo desde dentro?
- Si algo nos une en Ciudadanos es que somos muy críticos con la situación de estos partidos políticos ya creados, con la falta de democracia interna que tienen. Y el partidismo en el electoralismo que tienen. Hay partidos en los que puedes estar de acuerdo con su ideario, pero que después hacen una política que en nada se parecen a lo que dicen, esto implica un desencanto general. Creo que la mejor forma de romper esta dinámica es crear un partido que tenga los principios y las ideas muy claras y que respete el ideario por encima de los pactos electorales y los partidismos internos.

¿Se da cuenta del desprestigio de la clase política en general y de la catalana en particular?¿ Cómo en estas circunstancias se mete en política? ¿Su partido va a ser especial?
- Precisamente una de las características para haber decidido mi compromiso político es constatar ese nivel tan bajo de la clase política catalana más preocupada y ocupada de “sus” problemas que de los problemas del ciudadanos. El ciudadano tiene el derecho de exigir de los políticos que trabajen para la solución de sus problemas y no los políticos han de exigir de los ciudadanos que solucionen los problemas de partido o personales. Para nosotros es importante entrar en la política para romper esa dinámica. Para mí la política es un honor que confíen en may y mi partido, un orgullo poder solucionar los problemas de los ciudadanos. En cambio ahora, y según los estudios realizados, la clase política es la peor valorada entre los ciudadanos. Hay un desprestigio claro del político como “profesión”

¿Con qué “armas” cuenta para esa regeneración política? ¿Va a haber una limitación de mandato o se van a perpetuar en el poder político si lo alcanzan?
- Ha adoptado en el congreso que los mandatos estén limitados. Esa es una forma de regeneración. No la única. Otra es respetar los principios y los idearios de los programas, cosa que no hacen los partidos actualmente precisamente para llevar estas ideas al parlamento nunca debe olvidar de dónde viene, por qué ha nacido y el hecho de respetar estos ideales que es lo que nos va a general el respeto de nuestros votantes cosa que muchos partidos no lo pueden decir.

Les llaman “los beybis” por la media de edad de sus componentes. ¿La juventud es un defecto en política o una virtud?
- Creo que nuestra juventud que es muy clara porque muchos de la Ejecutiva y d el Consejo general no llega a los treinta, como en mi caso, en nuestro partido se combina muy bien con la madurez y experiencia de otros Asociaciones como La Tolerancia” “ Asociación de Profesores por el Bilingüismo”, Catedráticos, Asociaciones profesionales. Iniciativas ciudadanas de varios tipos. Hay en nuestras filas una pluralidad importante de la ciudadanía catalana. La juventud en el siglo XXI es un activo y no un pasivo, sobre todo sí esta bien preparada, bien formada intelectualmente y humanamente, con sólidos valores éticos. Si los jóvenes que encabezan este proyecto cumplen con los ideales que los ciudadanos exigen de sus representantes la juventud va a ser entendida no como un defecto sino como una virtud.

Si le llaman el Lerroux del siglo XXI , ¿qué les responde?
- Les diría que nuestro proyecto no se esconde, tenemos un proyecto común con el resto de España, no somos nacionalistas catalanes, ni nacionalistas españoles. Creemos que en España existen unos lazos no solo históricos sino afectivos indiscutibles entre todas las comunidades autónomas que la integran, por ejemplo en Cataluña 3,5 millones de ciudadanos tienen algún lazo de parentesco, de amistad, de trabajo conjunto con el resto de España que queremos que se mantenga y se potencie. Y creemos que la ciudadanía catalana así lo demanda.

¿Cuáles van a ser las líneas generales de su actuación política?
- Yo creo que la línea general y prioritaria va a ser acabar con las políticas “identitarias”, el nacionalismo coacciona las libertades individuales, incluso la igualdad, porque hay personas de primera y de segunda en función de la lengua que hablan, del origen que tienen y para nosotros es fundamental que en una sociedad moderna, del siglo XXI el concepto de libertad y de igualdad esta por encima de cualquier otra cosa. Vamos a luchar por esa dirección. Y vamos a dedicar todo el dinero y todas las políticas dedicadas, hasta ahora a conceptos identitarios y de confrontación, todos esos esfuerzos burocráticos a solucionar problemas sociales, problemas de las personas. En definitiva Cataluña no es mas que sus ciudadanos y estos tienen otros problemas, el llegar a fin de mes, una vivienda accesible económicamente, la seguridad ciudadana, la escuela de sus hijos etc. y es al lo único que vamos a responder. No vamos a entrar en ninguna confrontación identitaria porque creemos que pertenece al ámbito privado.

Según eso algunas de sus políticas sociales van a coincidir, al menos en teoría con el PSC , y otras como el “no nacionalismo “ en el que pone tanto énfasis son coincidentes con el PP , ¿no van a crear un PP de segunda categoría?
- Hay muchas diferencias con el PP. Somos un partido progresista, que no es inmovilista, que cree en la modernidad y nuestro concepto moral no tiene nada que ver con el suyo. También es cierto que el PP habla de que “no son nacionalistas”,pero lo cierto es que hay declaraciones de miembros importantes del PP , el Sr. Piqué, que le pone en bandeja sus votos a un posible gobierno nacionalista del Sr. Mas, que va a desarrollar un Estatuto nacionalistas como el de CiU. Esto es un ejemplo de lo que le decía antes. Cómo un partido político no cumple con sus idearios, y lo mismo ocurre con el PSC. Así que nuestro partido va a ser el único que se oponga realmente a esta política identitaria.

¿Por que no han querido encabezar las listas electorales de los próximos comicios los que impulsaron la creación de un partido político F. de Carreras, Arcadi Espada, Boadella...?
- Ha sido por coherencia admirable .Desde el primer día hicieron un llamamiento a la sociedad para la creación de un nuevo partido político. Está en su primer manifiesto y lo han reiterado continuamente. Que nos han llevado de la mano, que van a estar presentes en nuestra campaña electoral, que van a figurar en nuestras listas de manera simbólica, que van a figurar en una futura Fundación que se piensa crear. No abandonan el proyecto, van a estar en un segundo plano, pero de suma importancia por sus aportaciones ideológicas e incluso técnicas. Van a ir a las campañas, a los medios de comunicación. etc. Creo que es el papel que ellos han querido ejercer, son personas que se han enfrentado con gran valentía a toda la clase política catalana con sus denuncias, provocando incluso reacciones sociales en su contra. Se han visto obligadas moralmente y hay que darles las gracias

Sobre los candidatos a diputados en los próximos comicios ¿puede decirme algo?
- Le puedo decir que por Barcelona iré yo mismo como cabeza de lista.

Hace poco se presentó un partido Iniciativa No Nacionalista registrado hace un año semejante a sus posturas políticas, que lo avaló Gotxone Mora y tuvo una gran afluencia de público y levantó gran expectación. ¿Van a ser rivales, o se van a unir?
- Podemos hablar de presente, no de futuro. No solo no vamos a ser rivales sino que se han unido. De hecho en todos los órganos de Ciudadanos. Muchas de esas personas ya eran miembros de la Plataforma “Ciudadanos de Cataluña” antes de que se constituyese en Partido a titulo individual, habiendo renunciado antes a su militancia en INN. Para nosotros es un honor contar con todas esas personas que han luchado tanto y hace tanto tiempo porque de alguna manera han sido la semilla que ahora ha dado sus frutos. Ahora todos somos del mismo equipo.

¿ Qué es eso de “la identidad catalana” para Usted y los de su partido? ¿ O no tienen ustedes la “identidad” de la que habla el Estatuto?
- La verdad es que no me ha quedado claro el asunto. En estos últimos años hemos caído en demasiadas confrontaciones territoriales. Siempre escondidas bajo “identidades” que nunca debían haber salido del ámbito privado. A mi entender la identidad es de ámbito privado. Las personas tienen derecho a tener su propia identidad pero nunca los poderes públicos tienen derecho a imponer un tipo de identidad, porque la libertad de las personal y la igualdad debe estar siempre por encima de las imposiciones. En Cataluña parte de los impuestos que pagan los ciudadanos se utilizan para intentar imponer una identidad única. Cataluña es muy plural y cada uno se siente de un sitio mas que de otro, y todos de “su padre y de su madre". Y esa pluralidad de identidades es lo que forma parte de esta Cataluña rica y plural que hay que respetar. Utilizar la palabra “identidad” desde los poderes públicos me da miedo. La utilizo el franquismo y ahora lo quieren utilizar otros nacionalismos en plena democracia para lo mismo. Nosotros respetamos la identidad individual en el ámbito privado, pero nunca intentar imponerla a los demás.

Para su partido ¿España es una Nación o solamente el Estado? porque eso es lo que se trasmite en los libros de texto escolares de Cataluña: Cataluña es una Nación y España solo un Estado.
- Los nacionalistas han sometido a palabras como España, Nación o Estado a un cambio de significación que ha creado tal confusión en el ciudadano no experto, que hasta el propio gobierno ha pedido auxilio a la Real Academia “ para que los textos jurídicos y administrativos sean inteligibles”. Siendo coherente con los dos manifiestos de “Ciudadanos de Cataluña, nosotros tenemos una palabra clave para responder a todas estas preguntas: Constitución. Es el marco legal q UE nos hemos dado todos los españoles por lo tanto nos incluimos los catalanes, y ahí nos viene dada una formula político-jurídica. La Nación española, que es un ente político y jurídico. Y ante esa pregunta que usted me hace la respuesta es SI, España es una Nación, precisamente porque es un Estado. Y no lo digo yo, lo dice nuestra ley fundamental, La Constitución, un marco de convivencia, un contrato del que todos formamos parte. Y es importante delimitar el contenidote la palabra Nación hacia el campo de la razón y de la ley y no limitarlo al de los sentimientos. Porque en los sentimientos entramos de lleno en el ámbito subjetivo que es lo que intentan algunos.

¿Qué van a hacer con el Nuevo Estatuto?
- Es una norma jurídica,, ley orgánica española, que ha entrado en vigor. Nosotros acatamos la ley, no puede ser de otra manera, somos respetuosos con el Estado de derecho, Pero vamos a Intentar cambiar ese Estatuto, porque es perjudicial para los ciudadanos de Cataluña en primer lugar, y también perjudica al resto de los españoles. Una de las propuestas es cambiar el monolingüismo que consagra el Estatuto cuya única lengua de la función pública, medios de comunicación publica, escuelas, judicatura etc es solo catalán por un bilingüismo institucional real ( enmienda 6.1. las dos lenguas oficiales, catalán y castellano, porque las dos son lenguas de los catalanes, las dos deben estar presentes en las instituciones públicas, que deben estár al servicio de los ciudadanos. Es un ejemplo. Vamos a intentar que todas las “políticas identitarias” que supongan un perjuicio para parte de los catalanes desaparezcan de este Estatuto. Sabemos que se necesitaran mayorías pero lo vamos a hacer sin complejos y con determinación.

¿Qué le diría a mi carnicero del mercado del Ninot , en el ensanche de Barcelona, al que le han puesto una multa por no tener los letreros en catalán?
- Le diría que esta es política es la que ha seguido el tripartito, que siendo de izquierdas y liderado por el PSC no tiene por qué representar al nacionalismo en su ideario y que se ha dedicado a hacer políticas gravosas para muchos ciudadanos y sancionar a las personas en función de la lengua que utilicen en sus comercios. Esto es intolerable y no tiene precedente en Europa. No hay ningún país que se sancione al ciudadanos por rotular en una lengua oficial en todo el Estado. Le diría a su carnicero que no se vuelva a dejar engañar, porque el único Partido que va a defender la supresión de esas normas es Ciudadanos. El Sr. Maragall y Montilla ya han dicho que no van a cambiar nada de lo conseguido, por tanto se entiende que esas leyes van a seguir vigentes en los futuros gobiernos socialistas o convergentes. Así que su única solución es que nos vote en las elecciones.

¿Y qué diría a los padres catalanohablantes que quieren que sus hijos aprendan un buen español en la escuela? ¿Y a los padres castellanohablantes que no quieren que les enseñen todo en catalán, que quieren que aprendan un español culto, y a los que “inmersionan” en catalán desde los 3 años, aberración pedagógica, que no se practica en ningún lugar del mundo?
- Les diría que con el Estatuto nuevo se consolida esa política escolar y que no van a poder elegir los padres la lengua de escolarización de sus hijos. Mi contestación es muy pesimista. El único partido que va a llevar en su programa la defensa de un bilingüismo real en Cataluña, haciendo caso de la realidad sociolingüística de la calle, es el nuestro. Hasta ahora ningún partido político se ha atrevido a llevar en su programa estas reivindicaciones lingüísticas, ni el PP. La única opción que le queda es votar a Ciudadanos. Cuantos más votos tengamos, mas posibilidades de hacer realidad nuestro programa.

¿Y para todo eso con qué ayudas cuenta?
- Como ayuda material para llevar a cabo estas propuestas las vamos a sacar de esas políticas identitarias que han supuesto millones y millones de Euros en crear problemas en vez de solucionarlos. Nuestra propuesta es que todo aquel dinero destinado a subvencionar determinadas asociaciones nacionalistas, las plataformas, los dineros que se gasta Maragall en enviar el Himno “Els segadors” a los contribuyentes, sin haberlo solicitado ( nada menos que 50 millones de las antiguas pesetas), toda esta lista de subvenciones la vamos a destinar a políticas sociales: A comprar ordenadores para las escuelas, a problemas de viviendas, a carreteras, a políticas sociales en general.

Suponga que soy una votante indecisa, que no sé a quién votar, ni si me acercaré a las urnas ¿con qué argumentos me convencería?
- Le diría que si cree en la igualdad de las personas por encima de razas, lenguas y lugar de nacimiento, si cree en la libertad por encima de imposiciones identitarias, si cree y desea una escuela publica de calidad, si cree en una aceptación de la pluralidad dentro de la sociedad catalana, si cree que el bilingüismo es un activo y 6 no un problema, si cree que se deben destinar el dinero de nuestros impuestos a solucionar problemas y no a crearlos, si cree que deben realizarse políticas sociales para hacer realidad la utopía de la igualdad de oportunidades. Si cree en un futuro en común con el resto de los españoles. Si cree en todo eso, y constata que lo partidos actuales se están dedicando a repartirse los sillones o a pelearse de forma partidista sólo por obtener el poder, violando hasta sus propios principios, ...., el único partido que va a defender todo esto sin complejos y con total rotundidad en el Parlamento de Cataluña va a ser Ciudadanos. La salida política a sus inquietudes, ahora, en estos momentos de nuestra historia va a ser votar a Ciudadanos.

EL ESCOLTA TUVO QUE INTERVENIR PARA SACAR A LA CONCEJAL DE ALLÍ
Un grupo de radicales intenta agredir a Gotzone Mora cuando visitaba la plaza de Guecho para evaluar la batalla campal
El amedrentamiento y la violencia contra personas y asociaciones críticas con la negociación con ETA no cesa, pese a la apariencia de paz y diálogo que el Gobierno y el PSOE pregonan. La concejal del PSE en Guecho, Gotzone Mora, ha tenido que ser protegida este domingo por su escolta de los insultos y el intento de agresión de un grupo de radicales, mientras visitaba la plaza dañada por una batalla campal durante las fiestas locales. "Me han llamado de todo y ha tenido que interponerse mi escolta, ante el cariz que tomaban las amenazas", ha explicado a Libertad Digital la profesora de la Universidad del País Vasco. Un equipo de ETB presenció los hechos, pero no hizo nada por grabarlos.
Libertad Digital 31 Julio 2006

La concejal socialista Gotzone Mora ha sufrido este domingo el amedrentamiento, las amenazas y el intento de agresión de un grupo de radicales en la plaza de Guecho. La edil se acercó a comprobar el estado de la plaza tras la batalla campal registrada durante la madrugada de este domingo entre más de cien jóvenes y agentes de la Ertzaintza. Según el departamento vasco de Interior y el Ayuntamiento –gobernado por PNV, EA y EB–, la violencia comenzó como la pelea de dos jóvenes durante las fiestas, para degenerar en violentos enfrentamientos entre dos pandillas, y entre éstas y la policía autonómica.

La profesora Mora ha descrito a Libertad Digital que se vio hostigada, desde el primer momento, por un grupo "en principio pequeño, pero al que se fueron sumando personas y que acabo siendo de unos treinta o cuarenta". El acoso empezó con insultos y exclusiones: "Carroñera", "Vete de Euskal Herria", "Aquí sobras", tuvo que escuchar Gotzone Mora, "entre otras descalificaciones más fuertes", contó la concejal a este diario.

De los insultos se pasó a las amenazas, a medida que el grupo crecía y se envalentonaba. La concejal recuerda que intentó hacerles ver que "estaba en mi ciudad y en mi derecho de pasear por ella y de comprobar el estado de la plaza tras los altercados de anoche, como vecina y concejal que soy", pero el amedrentamiento fue a más y tuvo que interponerse el escolta de Mora para calmar a los radicales y sacarla de allí lo antes posible.

"No sé qué habría pasado si mi escolta no llega a intervenir, probablemente habrían acabado agrediéndome", reconoce Gotzone Mora, que lamenta que "nadie de las 500 personas que, aproximadamente, había en la plaza aquella hora, incluido un equipo de la ETB, hizo nada por parale los pies a los radicales o, siquiera, por documentar aquella barbarie y difundirla, para que se vea lo que está pasando aquí a diario, bajo la apariencia de paz y de diálogo que nos quieren vender".

Sólo una señora, señala Gotzone Mora, "se acercó para decirme, en voz baja: no les haga usted caso". La profesora de la UPV indica que este intento de agresión "ilustra sobre la vida cotidiana de miles de personas en el País Vasco, que viven amedrentadas y sometidas a la opresión totalitaria" de ETA-Batasuna con la comprensión del nacionalismo llamado "democrático" y a la "indiferencia del PSOE y del Gobierno, que es lo que más duele, porque nos recuerda cada día que las víctimas están completamente solas y quienes defienden la libertad también".

El pasado 23 de julio, la sede del PP en Guecho amaneció con una amenaza pintada en su fachada: "Un pepero muerto, un euskaldun contento". En Navarra, los empresarios han denunciado una nueva remesa de cartas de extorsión, que el Gobierno ha ordenado no investigar, según Epoca, siguiendo la doctrina de que la violencia terrorista ha cesado y la tregua de ETA es sincera.

AMENAZA E INSULTADA EN LA PLAZA DE GUECHO
Gotzone Mora denuncia el "proceso de estigmatización" de Batasuna-ETA con "los que alzan la voz"
Como concejal y miembro de la comisión de Cultura del Ayuntamiento de Guecho, la socialista Gotzne Mora acudió este domingo a la plaza de este municipio vizcaíno para conocer de primera mano los desperfectos que la noche anterior habían provocado un centenar de radicales. Allí fue recibida con insultos y amenazas que enmarca en el proceso de "estigmatización" que están sufriendo quienes, como ella, se atreven a alzar la voz contra el nacionalismo excluyente. En la COPE, Mora ha reprochado la connivencia del PNV, que está permitiendo el rebrote de Batasuna-ETA y que "nos haga la vida imposible".
Libertad Digital 31 Julio 2006

Los desperfectos que provocaron los radicales en la madrugada del domingo son "impresionantes", ha detallado en La Mañana de la COPE la concejal socialista. Gotzone Mora ha explicado que acudió a la plaza de Guecho como concejal del Ayuntamiento y como representante del PSOE en la comisión de Cultura. Cuando llegó allí, como siempre acompañada por su escolta, un grupo de personas se le acercó y comenzó a increparla con insultos y descalificaciones. Le exigían que se "marchara y desapareciera de Euskadi". Entre los ataques que recibió, le acusaron de no actuar con lo que los proetarras consideran "buenas intenciones". También le tacharon de "desagradable", "carroñera", "indeseable" y "rapiña". Insultos, ha matizado Gotzone Mora, que no recibió de jóvenes radiales sino de personas que en muchos casos le superaban en edad. "Lo que me ocurrió no es la primera vez aunque ya no sabes si quejarte o no de esto que es un proceso de estigmatización igual que los nazis con los judíos", ha denunciado.

"No hubo nadie en toda la plaza que interviniera, todos miraban y la escolta se tuvo que poner entre ellos y yo", ha relatado. Sólo en un momento una mujer se acercó a la concejal socialista para mostrarla su dolor por la situación que estaba viviendo. "Me dijo que no les hiciera caso y no sufriera más. Me recordó a los años 80 porque la kale borroka está viva en Guecho".

No sólo fueron los insultos, Mora ha denunciado que la plaza del municipio estaba llena de pancartas a favor de la independencia. Algunas tenía lemas como "dale duro y hasta el final" o "amnistía para los presos". Como ha recordado Mora, en el programa de las fiestas había una comida para pedir el acercamiento de los presos etarras al País Vasco y un vino por la independencia.

Gotzone Mora no cree que los destrozos en la plaza los provocara una pelea entre "dos chavales" sino que fue algo premeditado para que más de cien jóvenes se movilizaran y provocaran "gravísimos destrozos". Unos incidentes con los que ya había amenazado el Partido Comunista de las Tierras Vascas días antes, ha recordado la dirigente socialista vasca. "La connivencia del PNV está permitiendo que ETA-Batasuna rebrote y nos haga la vida imposible a quienes elevamos la voz, porque es lo que les molesta", ha sentenciado.

"DEJEMOS A LOS MUERTOS DONDE ESTÁN"
Múgica cree arriesgado aprobar una Ley de la Memoria que pueda usarse para "imponer conductas guerreras entre españoles"
El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, ha alertado este domingo sobre los riesgos de aprobar una Ley vinculada a la "memoria histórica" que pueda ser utilizada por "manipuladores de la discordia" para tratar de "imponer conductas guerreras entre españoles". "Yo he estado contra el franquismo desde que tenía uso de razón política. He sido uno de los principales organizadores del primer movimiento contra la dictadura en la universidad. Y he estado en la cárcel. ¿Cómo no lo voy a recordar? Pero recordar para superar", enfatizó. Múgica sentenció: "Manuel Azaña ya dijo que el desenterrar los muertos es la pasión nacional. Pues dejemos a los muertos donde estén".
Europa Press Libertad Digital 31 Julio 2006

El pasado viernes, el Gobierno de Zapatero aprobó en Consejo de Ministros el Proyecto de Ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. Este domingo, el Defensor del Pueblo recordó que su familia paterna desapareció en la Guerra Civil y su propio padre murió en el exilio.

"Yo he estado contra el franquismo desde que tenía uso de razón política. En el año 54, me incorporé a la lucha contra el franquismo. He sido uno de los principales organizadores del primer movimiento contra la dictadura en la universidad. Y he estado en la cárcel. ¿Cómo no lo voy a recordar? Pero recordar para superar", enfatizó

"Recordar para decir que hace falta la España de todos, de unos y de otros. Y me parece muy mal que se recuerde para una venganza que no tiene razón de existir. Manuel Azaña ya dijo que el desenterrar los muertos es la pasión nacional. Pues dejemos a los muertos donde estén", aseguró.

En este contexto, agregó que hubo un momento de la historia de España, "un momento feliz", en que todos, "los unos y los otros", se reconciliaron tras la Guerra y la dictadura. "Nos reconciliamos en torno a la libertad para todos. Y eso es lo que debe imponerse", señaló.

Aunque no quiso pronunciarse sobre si considera o no conveniente aprobar una nueva Ley en esta materia, resaltó que el Ejecutivo puede poner proyectos legislativos sobre la mesa, aunque lanzó una advertencia: "Que se hagan leyes pero, oigan, tengan ciudadano; no una Ley que sea utilizada por los manipuladores de la discordia para imponer de nuevo comportamientos y conductas guerreras y luchadoras entre españoles", concluyó.

ZAPATERO CENSURA LA CRÍTICA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NO AFINES AL PSOE.
Gustavo de Arístegui  Periodista Digital 31 Julio 2006

El pasado 27 de julio intervine por última vez en "Herrera en la Onda", programa plural, moderado y crítico con los disparates y excesos ultra-radicales del presidente del Gobierno socialista de España. No se comporta como el presidente de todos los españoles, solo de los que le votaron y de sus apoyos parlamentarios. Carlos Herrera es el más importante y brillante comunicador de España y quizás de Europa, y eso da mucho miedo a la Moncloa radical y censora.

Yo llevaba dos años en el programa, y es eviedente que la presidencia del Gobiero, representada por el secretario de Estado de Comunicación Sr. Moraleda, hizo todas las gestiones necesarias para que se presciendiera de una voz crítica de la oposición del PP. Ése es el talante y el respeto a la libertad de expresión de estos "demócratas". El Sr. Moraleda y el presidente del Gobierno tienen unos tics totalitarios propios de la más terrible censura de dictadura bananera y totalitaia por haber exigido mi salida de un programa de radio (junto a la de otros críticos del disparate zapateril, como Román Cendoya, César Alonso de los Ríos o incluso el moderado y sensato Bieto Rubido). ¡Menudo talante de censura totalitaria!

Carlos Herrera y Javier González-Ferrari nos defendió. En consecuencia cabe preguntarse ¿quién desde una empresa privada se pliega a las presiones de un Gobierno que no respeta ni un segundo la libertad de expresión? No es español y manda mucho en el grupo en cuestión, y tendrá que vivir con esa decisión en su conciencia, la vergüenza acaba alcanzando a casi todo el mundo. Tiempo al tiempo, se demostrará la falta de respeto que el Gobierno y sus aliados tienen a la crítica democrática, y la falta de valor y principios de otros....

Recortes de Prensa   Página Inicial