AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 23 Agosto  2006

Un proceso fantasmal
Por CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 23 Agosto 2006

A estas alturas está claro que el «proceso de paz» fue concebido por Zapatero con los mismos fines que el Pacto del Tinell: expulsar del juego político al PP. Las diferencias, no obstante, son muy grandes: en Cataluña se trataba del reconocimiento vergonzante de la «nación» catalana y de un Estatuto cripto-estatal mientras en el País Vasco está, en el fondo, la autodeterminación de Euskal Herría. En Cataluña se negoció con partidos legales; en el País Vasco se «dialoga» con un partido terrorista que tiene quinientos miembros en la cárcel por terribles delitos de sangre en muchos casos. Mientras en Cataluña había márgenes para la negociación, en el País Vasco los terroristas hablan con la suficiencia de quienes han «luchado por las libertades» durante cuatro décadas. Batasuna/ETA pone las condiciones a un Estado «deficitario democráticamente» y exige su legalización por el mero hecho de declarar el alto el fuego. No sólo no se arrepiente sino que achaca «el conflicto» al Estado español, verdugo y eterno explotador de las Vascongadas-País Vasco-Euzkadi-Euskal Herría.

A estas alturas, digo, es obvio que el PSOE ha venido manteniendo relaciones con ETA para conocer las condiciones de un alto el fuego, pero, sobre todo, para vender a los españoles la esperanza de paz y vivir electoralmente de ello durante mucho tiempo, ya que el proceso «será muy largo y muy difícil». De ese modo, y durante ese tiempo, el Gobierno tiene la llave de la paz, mientras el PP se descarta a sí mismo y se desautoriza poniéndole bastones entre las piernas.

¿Es humo lo que vende Zapatero? De ahí la desesperación que comienza a cundir en la dirección y en los presos de ETA. De ahí los comunicados en los que ésta conmina al Gobierno a que se salte la legalidad, que deje de perseguir a sus miembros, que controle la Audiencia Nacional, que se hagan públicas las negociaciones en mesas reconocibles, es decir, que se pase por alto la condición ilegal de Batasuna/ETA.

Por supuesto, Zapatero estaría dispuesto a reconocer la «nación» vasca y a buscar un sucedáneo para la autodeterminación como «expresión de la libre voluntad de los vascos» pero la liberación de los presos y la anexión de Navarra, así como la negativa a cambiar el nombre de Batasuna le llevan a la paralización... Hay un problema de ritmos y de lenguaje.
ZP no había calculado que su venta del humo de la paz les iba a poner tan crecidos a los separatistas.

Madre mía, si fuera al revés...
Por ANTONIO BURGOS ABC 23 Agosto 2006

SANTO Cristo, Ave María, madre mía, si fuera al revés, la que estarían liando los mismos que ahora tienen a España así de malvadamente patas arriba y nadie les dice nada.

Volvamos a las ignacianas composiciones de lugar para imaginar la que estarían liando ellos mismos.
Madre mía, si Aznar, para veranear gratis total, se hubiera ido a una residencia de Su Majestad el Rey en Lanzarote, y se hubiera gastado una porrada de millones del presupuesto para ponerla al gusto de aquí-mi-señora, y las Infantas, en visita a la isla, se hubieran tenido que alojar con los niños en un hotel, porque en La Mareta de papá había presidencial ocupa... ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda!

Madre mía, si Aznar, para dejar a la niña del bodón en El Escorial en un colegio de Londres y para aprovechar las rebajas hubiera cogido un avión oficial, y se hubiera alojado con toda la jarca familiar en la embajada de España, todo para comprar unas cositas en Zara, que le hacen precio. ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda!

Madre mía, si precisamente cuando Aznar anduviese de veraneo gratis total en La Mareta estuvieran llegado a la misma isla y a las adyacentes cayucos y más cayucos de inmigrantes ilegales, cayucos de tres en fondo, cayucos en orden de batallón, convocados por la manga ancha del efecto llamada del Pa-peles Para Todos... ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda!

Madre mía, y sin salir de La Mareta, si a Ana Botella le hubiera dado por bucear, y para sus inmersiones distrajera una patrullera de la Guardia Civil para vigilarla a ella solita de los paparazi. ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda!

Madre mía, si para remediar esa oleada de inmigrantes del África Negra (sí, he dicho África Negra y no subsahariana, ¿pasa algo?)... Si para remediar esa invasión de los bárbaros del Sur, Aznar cogiera, y los metiera en un avión alquilado, sin papeles, sin dinero, sin trabajo, y los soltara, como a perros que se abandonan, en regiones y ciudades gobernadas por sus adversarios del PSOE, para que los negritos se buscaran la vida... ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda!

Madre mía, si a Aznar y a Fraga le hubieran ardido 100.000 hectáreas de monte en Galicia, sin coordinación alguna para su extinción, sin que aparecieran por allí más que al humo de las velas y de los pinos, y hubiera habido cuatro muertos en los fuegos... ¡La que estarían liando los mismos del «Nunca Máis» que ahora van de Belinda!

Madre mía, si Aznar hubiera enviado tropas a Afganistán y anunciara ahora que manda más soldados al Líbano y al Congo, y encima se le hubiera estrellado un helicóptero con 17 soldados caídos por España a bordo... ¡La que estarían liando los mismos del «No a la guerra» que ahora van de Belinda!

Madre mía, si Aznar hubiera pactado con la ETA por debajo de la mesa lo que marcaba la Hoja de Ruta de Perpiñán, la lisa y llana destrucción de España y de Navarra, y si hubiera hocicado ante los nacionalistas en Cataluña con un Estatuto separatista que convierte al Estado en residuo, quizá Residuo Sólido Urbano de Madrid... ¡La que estarían liando los mismos que ahora van de Belinda!

Pero como son ellos, y ellos tienen el poder y la gloria y los medios y las subvenciones, pues todo el mundo callado, incluidos los profesionales de la pancarta, de la manifestación, de la pegatina y de poner la mano para trincar la tela.
Santo Cristo, Ave María, madre mía, si fuera al revés, la que estarían liando los mismos que ahora tienen a España así de malvadamente patas arriba.

LA SERPIENTE DE VERANO: ESPAÑA COMO SUJETO HISTÓRICO
Editorial  minutodigital 23 Agosto 2006

Durante estas fechas veraniegas siempre surge la «serpiente de verano», una noticia que ocupa un lugar privilegiado en la prensa y los telediarios. Se trata de una noticia intrascendente a la que se da una relevancia que en otras fechas nunca hubiera tenido, pues su objeto es suplir la falta de contenidos de los medios de comunicación, ya que estas fechas son poco generosas en noticias.

Sin embargo, en esta ocasión parece ser que la serpiente de verano será un tema de trascendencia para nuestro transcurrir como nación: la negociación con la Eta y, por elevación, la propia existencia de España.

Por eso, y porque la serpiente de verano es la negociación con los terroristas, no podemos dejar de comentar las declaraciones de Blanco en las que hace responsable al PP de un posible fracaso de la vía negociadora. En lenguaje forense a esto se le llama «preconstituir prueba», que es, en técnica jurídico procesal, algo así como poner la venda antes de la herida. Sin embargo, la argumentación de Blanco adolece de varios vicios. En primer lugar es tramposa, pues presupone que la negociación es buena en sí misma, y que por tanto cualquier acción que la impida o dificulte será mala. En segundo lugar, es excesivamente simplista, pues está claro que esta negociación no se aparta de las reglas establecidas a cualquier empresa de este tipo, y por ello puede fracasar por multitud de motivos. Uno de ellos, de acuerdo, pudiera ser la acción de un tercer agente no directamente implicado en la negociación, en este caso el PP. Pero también puede fracasar por una pretensión excesiva de cualquiera de las partes negociadora que la otra no pueda o no quiera conceder, o por multitud de mil incidencias más.

En cualquier caso, las declaraciones de Blanco muestran, por una parte, que el Gobierno no las tiene todas consigo, pues teme un previsible fracaso, y, por otra, anticipa la futura defensa del PSOE. Es hora, pues, de que la oposición, en este caso única y exclusivamente el PP, no existe otra, prepare también una defensa acertada si quiere contar con el apoyo de una mayoría suficiente del pueblo español. Si quiere tal apoyo deberá desenmascarar las argucias del PSOE y, lo que es más importante, deberá transmitir a los españoles lo que queremos oír: que al fin uno de los dos grandes partidos de España se atreve, sin avergonzarse, a defender la existencia real y la necesidad vital de la Patria. Los españoles honrados, los que viven de su trabajo, los que madrugan para ganarse el pan, son radicalmente españoles, algo que los hace distintos al resto de los hombres, algo que les marca desde el nacimiento. No son más que los franceses, o los ingleses, o los alemanes, o los de cualquier otra nacionalidad. Pero no son menos. Son patriotas: sí aman lo suyo como un hijo ama a sus padres sin que ello suponga mostrar desprecio a los padres de otros. Los españoles, sean de derechas o de izquierda, sienten el patriotismo más vivo y pujante de lo que los políticos se imaginan. Por eso quieren que alguien se atreva de hablar de la Patria como de un valor a preservar.

El PP es la única fuerza con posibilidades reales de poder decir, con convencimiento personal y político, lo que la gente quiere oír. Por eso, debe decir que la negociación no es un bien en sí misma y que en cualquier caso debe enjuiciarse por su resultado. Si ésto es excluir, como en efecto lo es, a los no vascos de una decisión que afecta a la integridad soberana de España, tiene que decir sin miedo que su intención es hundir el proceso. Si el PP sabe mostrarse firme en la defensa de España, que esté seguro de que no sólo conservará a su electorado, sino que incluso se ganará a lo mejor del electorado socialista: hombres y mujeres que se sienten españoles antes que de izquierdas.

PSOE, racismo y cálculo electoral
EDITORIAL Libertad Digital 23 Agosto 2006

Uno de los grandes proyectos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha sido, no cabe duda, el masivo proceso de regularización de inmigrantes. A la llamada de papeles para todos, un mensaje que retumba en los lugares más desfavorecidos de África, Europa y América, han acudido centenares de miles de inmigrantes, que ven a España como una puerta para Europa. La razón aducida para este macroproceso de regularización era acabar con la bolsa de ilegales en España. Pero habiendo llegado tantos nuevos inmigrantes que se mueven por nuestro país fuera de la ley, la iniciativa de Rodríguez Zapatero y Jesús Caldera puede considerarse un fracaso.

Siempre, claro está, que uno tome como ciertas las intenciones declaradas por el Gobierno. Pero esta camarilla al frente del Ejecutivo parece incapacitada para el error bienintencionado. Nosotros denunciamos desde el principio que detrás de esta jugada se escondía una operación política de gran calado. La verdadera intención de los socialistas, sin consideración alguna hacia los efectos a largo plazo para el conjunto de la sociedad española, consistía en crear bolsas de votantes cautivos que aseguraran la permanencia del partido en el poder. Ya han lanzado el debate previo a la aprobación de una ley que permitirá a los inmigrantes votar en las elecciones regionales y municipales. Poco a poco, vemos cómo se lleva a cabo el plan que advertimos desde el comienzo.

España tendrá problemas para integrar una población extranjera que ha llegado en tan alto número en un espacio de tiempo muy breve. Y el flujo de la inmigración no se detiene. España cambia a pasos agigantados, pero los efectos, positivos y negativos, que ello pueda producir en nuestra ciudadanía ni interesan ni preocupan al PSOE. Sólo el poder, y el voto. Y trata a los inmigrantes como piezas de un cálculo político.

Este martes hemos sabido dónde colocan dichas piezas. Resulta que el Gobierno distribuye a los inmigrantes de modo que se encuentren en su gran mayoría en ciudades y comunidades gobernadas por el Partido Popular. Nuestros socialistas y aquel principio de Kant de tomar a las personas como fines en sí mismos y no como medios son como el agua y el aceite; jamás se mezclan. En su profundo desprecio por quienes vienen a España a escapar de una vida miserable, sólo les toman como un caladero de votos que, repartidos convenientemente, les permitirán conseguir sus objetivos políticos.

Una de las características más notables de la izquierda española, como de la mundial, es el profundo racismo que aqueja sin cura a gran parte de la misma. La izquierda, que presume exactamente de lo contrario, que apela al corazón y hace llamamientos a una justicia universal, llega a la miseria de tratar a los inmigrantes como meros medios para sus objetivos de poder sin límite y sin concesiones.

ETA
Los terroristas toman el espacio público
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 23 Agosto 2006

El uso estratégico que el entramado terrorista vasco está haciendo de las fiestas populares demuestra una gran inteligencia. Para el mal, sí, pero inteligencia que para sí quisiera el gobierno español. Este verano habrá sido el de la toma paulatina del espacio público por parte de Batasuna-ETA y sus derivaciones. Una toma perfectamente planificada y calculada.

Mientras tanto, se hace patente que en el otro lado, en el lado del Estado y de la ley, nadie ha planificado ni calculado nada, nadie ha medido el resultado de sus decisiones. En realidad, nadie decide nada que se salga de la pura reacción precipitada, vacilante y torpe a las iniciativas de los terroristas, que son quienes marcan la velocidad, las pausas, el tono, los tiempos y el rumbo. Para colmo, unos cuantos jueces –y unos muchos fiscales, que se resumen en uno– se distraen con las infinitas posibilidades de su nuevo juego: contextualizar la aplicación de la ley. Se diría que la vocación oculta de la judicatura española es la de legisladores. Eso sí, sin pasar por elecciones y de por vida.

Añádase el ingrediente de la vanidad de los jueces estrella, del uso para fines de promoción personal de un poder que la sociedad les ha confiado para algo muy distinto. Un poder que deberían administrar con la máxima pulcritud, sin ver amanecer y sin agitar al viento la melena. Queda la persistente sensación de que la competencia entre Garzón y Pedraz explica la liberación de los etarras Pla y Lorente en mayor medida que la existencia o no de indicios o pruebas de su colaboración en el asesinato del popular Manuel Giménez Abad.

Todos somos testigos de la paulatina toma del espacio público por parte del terror. Basta echar un vistazo a la prensa de julio y agosto: cada vez se atreven a más, cada vez hacen más ruido, cada vez son más dueños de la situación y tienen más acorralada a una sociedad que hace poco los había acorralado a ellos en un logro sin precedentes. El logro que Rodríguez ha malogrado.

Si los resultados de este desdichado "proceso de paz" pasan por la inversión de las tornas públicas, la definitiva contaminación propagandística del lenguaje, la inaplicación de la ley, la exaltación del verdugo y el oprobio de la víctima, será muy difícil evitarle al gobierno español el calificativo de cómplice.

¿Qué sabemos de la negociación con ETA?
ROBERTO L. BLANCO VALDÉS La Voz 23 Agosto 2006

ACEPTADO que lo que vamos conociendo desde que ETA declaró su autodenominado alto el fuego permanente no es pura simulación por parte de quienes participan en el mal llamado proceso de paz del País Vasco, cabría hoy, cuando acaban de cumplirse cinco meses del anuncio de la tregua, sacar algunas conclusiones provisionales sobre el actual estado de las cosas.

La primera es que aquel alto el fuego, en el que muchos quisieron ver un preanuncio del abandono definitivo de las armas, no es más que otra simple tregua de ETA, sometida, como las anteriores, al cumplimiento por parte del Estado de las condiciones con las que los terroristas se han decidido ahora a negociar. Para quien tuviera alguna duda a ese respecto, el último comunicado de ETA es concluyente. En él, tras denunciar los etarras el mantenimiento de la represión por parte del Estado -es decir, el cumplimiento de las leyes- la banda advierte «que si estos ataques continúan, ETA responderá». ¿Cómo? Sólo cabe pensar que como lo ha hecho desde su infausto nacimiento: cometiendo atentados terroristas.

La segunda conclusión se deriva de la expuesta: por más vueltas que se les dé, los cuatro comunicados de ETA posteriores al de 22 de marzo ponen de relieve que no se ha cumplido la condición que el Congreso estableció en su día para abrir la negociación con la banda terrorista: que ETA diese muestras inequívocas de su voluntad de abandonar definitivamente sus acciones criminales. Porque de eso se trataba: no de negociar con ETA el abandono de las armas, que es lo que a todas luces se está haciendo, sino de hablar con ETA sobre el futuro de sus presos una vez que la banda hubiera dejado claro su abandono de las armas.

La tercera conclusión es también muy desalentadora: el Gobierno apostó con claridad por Batasuna, pensando que sería capaz de independizarse de ETA y convertirse en el puente para que los etarras lo dejaran. Pero nada hace pensar que Batasuna sea hoy más autónoma de ETA que hace un año: su negativa a someterse a la ley de partidos para obtener su legalización -que ha dejado compuestos y sin novia al PSE y a Zapatero- es prueba evidente de que sigue esencialmente en donde estaba, como lo demuestra también su negativa a condenar los recientes actos de kale borroka, que han vuelto a proliferar de forma peligrosa.

La cuarta y última conclusión es el resultado de todas las demás: que lo peor que podría hacer hoy el Gobierno es volver a rebajar sus exigencias, como ha hecho ya en varias ocasiones, para evitar que las negociaciones embarranquen. Porque esa es, sin duda, la estrategia chantajista de ETA y Batasuna.

Alarma social versus aceptación social, Zapatero mide y decide.
Antonio Javier Vicente Gil  Periodista Digital 23 Agosto 2006

Hay que ser memo en grado de sandio ofuscado, o tal vez padecer de alguna alteración genética que haga que el que te timen con las más burdas tretas te impulse de un modo irrefrenable a conceder toda tu confianza al timador para que viendo el montaje que ha organizado Zapatero con ETA, colmado de cortinas de humo, trampas saduceas, ataques a nuestra inteligencia, mentiras, embaucamientos sin cuento, ocultaciones de la realidad y burdas tergiversaciones, millones y millones de españoles den su conformidad al tejemaneje y admitan ser incluidos en la llamada aceptación social del proceso.

Hoy, un periódico de reconocido prestigio y de contrastada influencia, El País, hace una ramplona, por lo grosera, jugada a 3 bandas en la mesa del proceso de paz de pacotilla en curso. El análisis detallado de esta monumental y basta rueda de molino seguro estoy me valdrá para acrecentar mi fama como paisólogo aficionado.

El titular es una preciosa muestra de lo que hablamos, es para partirse de risa si no estuviésemos hablando de asesinos. “El Gobierno condiciona el avance del proceso a que Batasuna cumpla la ley . El Ejecutivo no tomará medidas sobre los presos hasta que la izquierda 'abertzale' sea legal”

Ahora lean lo que dice la Ley de Partidos:

Artículo 12. Efectos de la disolución judicial

1. La disolución judicial de un partido político producirá los efectos previstos en las leyes y, en particular, los siguientes:

a) Tras la notificación de la sentencia en la que se acuerde la disolución, procederá el cese inmediato de toda la actividad del partido político disuelto. El incumplimiento de esta disposición dará lugar a responsabilidad, conforme a lo establecido en el Código Penal.

b) Los actos ejecutados en fraude de ley o con abuso de personalidad jurídica no impedirán la debida aplicación de ésta. Se presumirá fraudulenta y no procederá la creación de un nuevo partido político o la utilización de otro ya inscrito en el Registro que continúe o suceda la actividad de un partido declarado ilegal y disuelto.

Ahora lean lo que le dice el gobierno a ETA Batasuna:

“El Ejecutivo cree también que una nueva marca y nuevos estatutos -unido al rechazo del uso de la violencia como medio para lograr fines políticos- permitirá a la izquierda abertzale ejercer su actividad política con normalidad”

Zapatero lleva meses insistiendo a ETA Batasuna para que se legalice cometiendo una ilegalidad. La Ley de Partidos lo dice bien claro, lo que Zapatero propone es una ilegalidad y yo me pregunto, ¿eso es conspiración para delinquir?, ¿que figura delictiva es aplicable a Zapatero?, seguro estoy de que el fiscal defensor de ETA, Conde Pumpido, no me va a responder y menos va a pedir su encausamiento.

Dado que los del gobierno saben que lo que proponen es la comisión de un delito, intentan ocultarlo insistiendo que quienes se deben legalizar no son los de ETA sino los de la izquierda abertzale. El timador, a pesar de sus éxitos, no deja de ser un trilero al que se le ve el truco. Vean lo que dice El País del gobierno al respecto.

El Ejecutivo considera que el proceso sólo puede avanzar una vez que la izquierda abertzale sea legal. “La legalización de la izquierda abertzale es fundamental para que participe en el proceso político del País Vasco, pero es también la llave del proceso"

Sirve el artículo comentado para lanzar una idea marco para el proceso, en si misma es de una simplicidad genial, ya que se basa en la muy trillada, por su uso, técnica de valoración de opiniones según la cual la opinión de un progre concienciado y solidario de izquierdas tiene el mismo o más valor que la de diez mil revanchistas crispadores inconformistas de la derecha carca. Disponiendo de esa magnífica herramienta, se atreven a incluir en el proceso la aceptación social.

“El Gobierno ha preparado en los cinco meses de alto el fuego de ETA varios planes en política penitenciaria sobre los presos de la banda. "Pero para adoptar medidas penitenciarias, como el acercamiento de presos de ETA a las cárceles del País Vasco, o decisiones más de fondo, como libertades provisionales o excarcelaciones de miembros de ETA, el Gobierno necesita una aceptación social y para ello el proceso de fin de la violencia debe tener un carácter irreversible", señalan las mismas fuentes”.

¿Quién mide la aceptación social de los actos del gobierno a favor de ETA?, evidentemente Zapatero y sus sondeadores de aceptaciones sociales. ¿Quién mide la alarma y rechazo social de los actos del gobierno a favor de ETA?, por supuestísimo que eso sería un derroche de recursos para saber lo ya sabido, que lo que la derecha represora y revanchistas opine no vale un adarme, la derecha solo busca que ETA siga matando y que fracase el proceso. El hecho de que salgan a la calle a manifestarse millones de gentes vociferantes no obvia el hecho de que el grado de aceptación social es muy superior.

Zapatero insiste en que ETA legalice, con un cambio de nombre, su departamento de Acción Política, antigua Batasuna, y es de risa leer lo que le responde ETA.

“La cuestión de fondo es que, ante la expectativa del inicio de las conversaciones formales entre el Gobierno y ETA, Batasuna ha exigido su legalización y el Ejecutivo ha advertido que, para ser legal, debe cumplir la Ley de Partidos. La cúpula abertzale había aceptado inicialmente esta posibilidad -ya que Batasuna ha cambiado varias veces de nombre y estatutos a lo largo de su historia- pero, ante la resistencia de sus bases, se ha echado atrás. En conversaciones privadas, los líderes de Batasuna alegan que acatar la Ley de Partidos no garantiza su legalización, ya que está abierta otra vía, la penal, por la que se suspendió su actividad como partido en agosto de 2002”

Recuerden que ya está establecido que en zapaterés, la lengua franca del proceso de paz de pega, una palabra significa justo lo contrario de lo que en principio parece decir, hoy donde dicen “debe cumplir la Ley de Partidos” realmente están diciendo que ETA debe incumplir la ley de partidos para ser legal ilegalmente.

La hoja de ruta de Zapatero al infierno esta cimentada en mentiras. Y la cimentación sigue a toda marcha.

Izquierda liberal
Boadella y la Creu de Sant Jordi
Antonio Robles Libertad Digital 23 Agosto 2006

Debe tener muchos años o ser muy ilustre nuestro bufón, Albert Boadella. O las dos cosas a la vez. Todo el mundo le premia últimamente, hasta los nacionalistas.

Lo contaba Arcadi Espada en su columna de El Mundo (22/08/2006). El alcalde de Bellpuig (Lérida) y diputado en el Parlamento de Cataluña, Joseph Pont y Sans, le comunicaba por carta la concesión del premio Boira (niebla) por su aportación continuada al descrédito del nacionalismo y la identidad catalana. En contraposición conceden otro de carácter positivo, Estel (estrella) destinado a aquel o aquellos que se hayan destacado en la defensa de la identidad milenaria de Cataluña.

Desviste Arcadi "la cínica y afectada naturalidad protocolaria con que envuelve su salivazo" el alcalde en el redactado con el que anuncia al dramaturgo su elección. No le faltan razones, pero barrunto que el bufón no perderá ocasión de hacer honor a dicho premio.

Y es que es un honor ser premiado con desprecios por teólogos milenarios en pleno siglo XXI. Ya declinó Boadella recoger la Creu de Sant Jordi, el galardón más preciado en Cataluña por los especialistas en identidades. Tenía su razón de ser. Debió pensar que era un deshonor recibir premio tan manoseado por nacionalistas. Así que habrá saltado de alegría al comprobar que los especimenes más ilustres de la patria catalana le han descartado como compañero de viaje. Gran honor, diría yo, que en plena época nazi te hubieran concedido un premio por haber destacado en el desprecio al nacionalsocialismo. (Que nadie se ponga nervioso por la metáfora. Es de sobra conocida la eficacia que tiene para nuestros ciegos ojos, el apoyo de un microscopio. Lo que es, sólo es visible a condición de aumentarlo cien, mil, un millón de veces. Es el caso.)

Por todo ello, Arcadi, habremos de estar en hora buena y no enrabietarnos por el agravio. No hay tal. Pero sí es pertinente tu escrupulosa puntuación en el asunto de los dineros públicos. Que un particular o una asociación de particulares se dedique a premiar o a ofender a terceros por estar cerca o lejos de sus cosmovisiones es cuestión que atañe únicamente a sí mismos, a sus dineros y a los límites de la ley. Pero que sean los dineros públicos los que se utilicen para intentar denigrar, expulsar de la comunidad, afear o criminalizar, es materia reservada a juzgados de guardia. Pero como en Cataluña hoy día todo el mundo anda en parihuelas llevando mitos y dioses laicos a las catedrales democráticas como si fueran iglesias y aquelarres, tal apreciación se tiene por mosca cojonera.

Me imagino a Boadella con un traje de lino blanco, sombrero haciendo juego, puro habano y zapatos de charol abrirse camino entre huestes esteladas hasta el estrado. A quién le guste el teatro que se lleve la cámara, ese día el bufón no cobra entrada.

Si sigue la política catalana a este ritmo, los vodeviles dejarán en paro a más de un guionista teatral.

La sátira
Caraduras nunca máis
Fray Josepho Libertad Digital 23 Agosto 2006

Aunque menos numerosos que antaño y con mucho menor acompañamiento de titiriteros, intelectuales y fauna canora subvencionada, aparecieron los de la plataforma Nunca Máis para manifestarse contra los incendios en Galicia. A diferencia del caso del Prestige, en que estaba clarísimo que Aznar, Fraga, Rajoy y Álvarez Cascos habían hundido con sus propias manos el petrolero y habían desparramado a caso hecho el chapapote por las costas gallegas, en esta ocasión los nuncamaises no atribuyen la responsabilidad de los incendios a los gobiernos central y autonómico, más allá de algunas generalidades formularias y benignas. Asumen la teoría narbónica de la trama organizada y culpan de las llamas al mal perder del PP, a la deficiente política forestal de los anteriores gobiernos de derechas, al capitalismo internacional y, si se les aprieta un poco, al mismísimo George Bush.

Tantos Bardemes y Bottos,
Truebas y Manolos Rivas,
y tantos pibes y pibas
que montabais alborotos,
con fotos
y guirigáis...
¿a quién decís nunca máis?

Tantos Víctores y Anas,
Susos de Toro, Echanoves,
cursilirojos esnobes,
zocatos cantamañanas,
semilesbianas
y gays...
¿a quién decís nunca máis?

Tantos Javieres Marías,
Wyóminges y Tosares;
tantos antimilitares,
ecologistas sandías,
jeremías
y juláis...
¿a quién decís nunca máis?

Tantos cuotiprogres ricos
que brotabais como setas
y tantos ecolojetas
agitando en los hocicos
abanicos
y paipáis...
¿a quién decís nunca máis?

¿Contra quién las algaradas
a cuenta de los incendios?
¿Contra quiénes vilipendios,
reprensiones exaltadas,
y pintadas
con espráis?

¿A quién decís nunca máis?
¿A cómo están las tarifas
por las manifestaciones?
¿A cuánto están las ficciones
subterfugios y engañifas
en las manifas
bonsáis?

¡Caraduras, nunca máis!



Islamofascismo
El converso
Cal Thomas Libertad Digital 23 Agosto 2006

Durante la Guerra Fría, a la Inteligencia norteamericana le encantaba poner sus manos en los desertores del comunismo. El motivo era que estas personas tenían la mejor información posible acerca de los planes del otro lado, información que ayudaría a Estados Unidos a derrotarlo. En la presente guerra contra lo que el Presidente Bush ha llamado apropiadamente "islamofascismo" los desertores son exactamente igual de valiosos.

The Israel Project, una organización internacional sin ánimo de lucro dedicada a la formación de la prensa y del público acerca de Israel, facilitaba recientemente a los medios entrevistas con un importante ex imán y experto en el Islam radical, con el que tuve oportunidad de hablar. Utiliza el alias de Sam Soloman a causa de las amenazas de muerte de aquellos a los que no hace feliz la información de la que él dispone acerca de sus planes para dominar el mundo.

Soloman fue educado en la tradición islámica y se convirtió en un "reclutador", que él dice que es una especie de profesor asistente. Una de sus responsabilidades era "lavar el cerebro a la gente con el Corán". Me contó que "los terroristas suicidas atraviesan etapas, y la etapa más importante no es cuando se inmolan. La etapa más importante es formarlos en la ideología musulmana. Una vez que están formados en la ideología, el resto es fácil. Ése es el papel que yo tenía."

Soloman está en problemas por partida doble. No solamente renegó del Islam y de los objetivos de los terroristas; también se ha convertido al cristianismo, lo que le marca para morir. Nacido en Oriente Medio, visitó Washington desde su país de adopción, el cual rehúsa nombrar con el fin de proteger a su familia.

Soloman habla con conocimiento de causa, credibilidad y convicción. Ha memorizado grandes porciones del Corán y me dijo que "no hay un sólo verso en el Corán que hable de paz con los no musulmanes, con los judíos o con los cristianos. Islam significa sumisión. Islam significa rendición. Significa que te rindes y aceptas la hegemonía islámica sobre ti mismo..."

Le pregunto acerca de la mejor estrategia para combatirlo: "No se puede combatir simplemente por la fuerza. Es necesario que se combata ideológica y espiritualmente, así como a través de las armas".

Soloman afirma que los destacamentos de la ideología islámica son religiosos: seminarios, las madrassas (escuelas coránicas) y especialmente las mezquitas. "Desde el comienzo, Mahoma utilizó la mezquita para propagar esta ideología. La mezquita era donde se declaraba la jihad y desde donde se enviaba a las tropas a conquistar el resto del mundo. La mezquita era el lugar del gobierno y los norteamericanos hacen bien en preocuparse por su crecimiento".

Pide a los norteamericanos que se informen acerca de las verdaderas enseñanzas del Islam y que no caigan en lo que los distintos grupos islámicos afirman que enseña. Soloman dice que "el libro islámico más sencillo que usted abra" enseña que todos los infieles son blasfemos. "A causa del texto coránico y de lo que dice, incita a la violencia". Empieza citando versos de memoria, con demasiada rapidez para escribirlo todo. Uno es: "Masacra a los idólatras dondequiera que te los encuentres y hazlos cautivos y acósalos, y prepara emboscadas para todos ellos". (Surah 9:5)

"Este tipo de táctica de sacar versos de contexto puede ser utilizada contra cualquier fe religiosa", afirma Ibrahim Hooper, portavoz del Council on American-Islamic Relations radicado en Washington, un grupo islámico de derechos civiles y defensa pública de su fe. "Puede y ha sido utilizada contra la Biblia y ha sido utilizada contra el Corán".

"Estos versos tratan de la verdadera experiencia de la comunidad musulmana en un momento en que estaban bajo ataque. No es una orden genérica que mande salir a hacer daño a la gente. Las únicas personas que lo toman de ese modo son los que desean promover hostilidad hacia el Islam y los musulmanes. Tendrían objeciones si se dijera lo mismo de su fe."

Sí, pero virtualmente todos los cristianos y todos los judíos denuncian al insignificante puñado que afirma ser judío o cristiano y utiliza sus "libros sagrados" para justificar la violencia contra otros como orden directa de Dios

Preguntado si el Corán ordena el asesinato o la violencia contra todos los infieles, Alí Jan, director nacional del Consejo Musulmán Americano radicado en Chicago, respondía: "No. Eso está lejos de la verdad. No hay nada en el Corán, no hay ningún verso que yo conozca que defienda el asesinato de los infieles". Los terroristas y aquellos que predican desde las mezquitas de todo Oriente Medio deben estar leyendo una versión distinta del Corán, pues, porque virtualmente todos sus sermones que yo haya leído afirman que Alá quiere que maten a todos "los infieles".

Soloman afirma que los americanos tienen que exigir a la jerarquía islámica relevante, como la Liga Musulmana Mundial o la Unión de Imanes, una fatwa que deje claro "que esto no es a lo que se refiere el texto y que estos textos ya no están en vigor. Están caducados. Pero si continúan en vigor y son válidos eternamente, entonces tenemos un problema serio en Estados Unidos".

¿Cuán serio? Él dice que "se están infiltrando y minando todas las partes de esta sociedad. Estamos promoviendo hipotecas islámicas y compañías de seguros islámicas. Hay 29 bancos en Estados Unidos que promueven la banca islámica. Desde 1999, el Dow Jones ha lanzado el Dow Jones Islamic Index y se ha sometido al gobierno de una junta internacional de Sharia". (La Sharia es la ley religiosa del Islam esbozada en el Corán.)

Soloman añade que "las organizaciones islámicas tienen sus misioneros y hay células activas y durmientes por todo el país". Menciona una, la Tablighi Jamaat, "una organización paquistaní que ha hecho muy buenas migas con los wahabíes, una secta musulmana cerrada conocida por su estricta obediencia al Corán, y un rápido catalizador de al-Qaida y de otras formaciones del terrorismo. Solamente ellos tienen 1.000 misioneros en Nueva York; 50.000 por todo Estados Unidos. Esto es solamente una organización. En 1994, cogí un mapa y empecé a clavar chinchetas. Descubrí que no hay ni un solo estado que no tenga mezquita. Desde entonces la cifra se ha incrementado".

Los norteamericanos tienen que superar su resistencia natural a pintar todos los miembros de un grupo con una misma brocha y darse cuenta de nuestro fallo a la hora de actuar contra este peligro claro y presente en los modos en que Sam Soloman recomienda, o nos llevará a un desastre para nosotros que es mucho peor de lo que hubieran imaginado nuestros enemigos de la Guerra Fría.

Cal Thomas es periodista y analista político de la cadena de televisión Fox News.

Siria e Iran contra la democracia occidental
Francisco Rubiales  Periodista Digital 23 Agosto 2006

La actual tregua entre Israel y Hezbollá es tan frágil que más bien parece una pausa necesaria para que Tel Aviv comprenda por qué sus poderosas y bien entrenadas fuerzas no han sido capaces de pulverizar a las milicias de Hezbollá, una organización que ha demostrado sobre el terreno una fortaleza sorprendente e inesperada.

La guerra es probable que cuntinúe cuando Israel y sus principales aliados (Estados Unidos y Gran Bretaña) descifren la incógnita y comprueben que Hezbollá es múcho más que una banda guerrillera. Es un ejército de élite que ha logrado una simbiosis casi perfecta con la población libanesa, entrenado y armado hasta los dientes por Siria e Iran, dos estados musulmanes que, tras la caída de Irak y Afganistán, son los únicos supervivientes del radicalismo islamista y que se juegan la supervivencia en su enfrentamiento con los paises que defienden el sistema de vida occidental.

Es probable que la guerra continúe cuando Israel y sus aliados terminen de convencerse de que nunca será posible establecer una tregua estable en Oriente Próximo sin que desaparezcan antes el régimen iraní de los ayatolas y la dictadura baasista siria, los dos más genuinos representantes de los que muchos intelectuales occidentales llaman ya, sin complejos, el “fascismo islamista”.

No es viable una paz tranquila para Israel y Occidente mientras que Teherán siga en manos de ayatolas iluminados y obsesionados por exportar militarmente el islamismo radical e, incluso, de dotarse de armamento nuclear para conseguir esa expansión forzosa de su concepción medieval de la vida y de la religión.

El frente de combate occidental se está debilitando dia a día porque los líderes de los dos gobiernos más conscientes del peligro que afronta la cultura occidental, Bush en Estados Unidos y Blair en Gran Bretaña, están a punto de terminar sus respectivos mandatos. Esa circunstancia concreta, la del ocaso de esos dos dirigentes políticos, ha hecho posible que la lucha contra Siria e Iran se suavice y pierda fuelle.

Siria estaba aterrorizada tras la caída de Sadam Husseim y la anacrónica dictadura de Assad hasta hizo propósitos de enmienda ante la comunidad internacional cuando la coalición occidental invadió Irak, su gran aliado. Pero ahora está envalentonada y hasta se atreve a amenazar con lanzar una guerra contra Israel para recuperar los altos del Golán, territorio estratégico que perdió en la guerra del Yön Kippur (1973).

Siria e Iran son hoy los principales enemigos no sólo de Occidente, sino también de esa parte del mundo árabe que ha guardado un prudente silencio durante todo el conflicto reciente entre Israel y Hezbolá: Egipto, Jordania, Irak y hasta Arabia Saudita, beligerantes en las anteriores guerras árabe-israelies. Y han guardado silencio porque esos países también se sienten amenazados por la furia jihadista extrema que se teledirige desde Teherán y Damasco, el cual no sólo ha golpeado en Nueva York, Madrid y Londres, sino también en ciudades árabes como Estambul, Sharm el Sheikh, Riad, Bali y, diariamente, en Afganistán e Irak.

Tras la reciente guerra entre Israel y Hezbolá se ve más claro que el enfrentamiento vigente no es entre la cultura occidental y la musulmana, como los extremistas pretender hacer ver, sino entre una concepción liberal y democrática de la vida y un fanatismo medieval impulsado no desde “todo” el mundo árabe, ni desde “toda” la cultura islámica, sino, exclusivamente, desde el “fascismo” islamista de Teherán y Damasco.

La estrategia de Iran y de Siria ha quedado desvelada: convertir el Líbano en un nuevo Irak, logrando así el tiempo necesario para dotarse de armas nucleares, el aditivo imprescindible para que el terrorismo que patrocinan sea realmente aterrorizante.La situación en el Líbano es hoy parecida a la existente en Irak. En ambos paises existen gobiernos democráticos débiles, incapaces de resistir al terrorismo y al activismo enloquecido de sus vecinos, según acaba de escribir Mohammed Fadhil en The Wall Street Journal.

Los errores son antiguos, pero el error más grave, el que prendió la mecha de la actual guerra, ocurrió el pasado año, cuando el Libano experimentaba la libertad y la ilusión, después de que la ONU acusara a régimen sirio del asesinato del ex primer ministro libanés Rafiq Hariri. Entonces, las potencias occidentales, encabezadas por Estados Unidos y Francia, se contentaron con la retirada del ejército de ocupación sirio del Líbano, sin advertir que las milicias armadas de Hezbolá iban a ser utilizadas por Teherán y Damasco como punta de lanza y quinta columna del terror.

El momento elegido era óptimo para el fascismo islamista, con Bush y Blair bajos en popularidad y en retirada, mientras Ariel Sharon agonizaba en el hospital.

La prospectiva es negra y el futuro emerge más amenazante que nunca. El grueso de los analistas norteamericanos sostienen que Occidente tendrá que hacer frente, tarde o temprano, al binomio del terror que representan Iran y Siria, y es mejor hacerlo con armas convencionales, ahora que es posible, que con armas atómicas.
www.votoenblanco.com

¿La hora de la ONU?
Por RAMÓN PÉREZ-MAURA ABC 23 Agosto 2006

Quienes llevan años refiriéndose al Consejo de Seguridad de la ONU como la panacea de todos nuestros males, han tenido en este mes de agosto buena ocasión de ver cómo le surgen a ese organismo dos retos de muy grave trascendencia. Primero fue la resolución 1701, que logró el alto el fuego en el Líbano. Y en la estela de la 1559 exigía el desarme de Hizbolá, el ejército terrorista que persigue la destrucción del Estado de Israel. Después, ayer mismo, el padrino de Hizbolá, Irán, anunciaba su intención de no cumplir con la resolución 1696 del pasado 31 de julio por la que el Consejo daba a Teherán hasta el 31 de agosto para congelar su programa de enriquecimiento de uranio.

A la resolución libanesa le han surgido en escasas horas luengas barbas: ningún país ofrece las tropas que se comprometan a ejecutar ese desarme. Y en cuanto a la resolución nuclear iraní, el respeto que demuestra el Gobierno de Teherán a la ONU quizá sirva para hacer reflexionar a quienes sostienen que en la política internacional todo debe resolverse por la vía del Consejo de Seguridad. Los ayatolás, crecidos por su victoria en el Líbano hace poco más de una semana, nos han demostrado el uso que le dan al papel en el que están impresas las resoluciones de la ONU que les afectan.

La cuestión ahora será si quienes en otras ocasiones han exigido el estricto cumplimiento de esas resoluciones van a estar dispuestos a proveer los medios para hacer cumplir estas dos disposiciones de las últimas semanas o, una vez más, vamos a consentir que Irán se convenza de que es superior a nosotros. Teherán lleva años intentando capitalizar el «yihad» por la destrucción de Occidente -es decir, por la destrucción de usted y los suyos, querido lector. En esta hora Irán ha desafiado una resolución respaldada por los cinco grandes. La victoria moral de Hizbolá frente a Israel este mes ha sido un logro que los islamistas catalogan en un contexto histórico. Si el Consejo de Seguridad, con el respaldo de todo Occidente, no reacciona de manera unánime y muy contundente a la proclamada intención de Irán de seguir enriqueciendo un uranio que puede tener un uso militar, estaremos perdidos. Nuestra impasibilidad será interpretada, una vez más, como una manifestación de nuestra debilidad.

Otrosí: resulta que la política exterior de Gerhard Schröder, el amigo de Zapatero que hoy funge como empleado de Vladímir Putin, no sirvió para impedir que los islamistas planearan el pasado 31 de julio un atentado multitudinario en los trenes alemanes. Como en Madrid. Como en Londres. Como en Bombay... Es igual. Niéguese la evidencia. Pregunte el lector a su alrededor y a ver cuántas personas creen que el 11-M no fue una consecuencia directísima de la (no) presencia de España en la guerra de Irak.

Desafío nuclear iraní
Editorial El Correo 23 Agosto 2006

El secretario general del Consejo Supremo de la Seguridad Nacional de Irán, Alí Lariyani, respondió ayer pidiendo más tiempo y negociación sin condiciones previas a la oferta final de la comunidad internacional de cambiar incentivos económicos y energéticos por una cancelación de los proyectos de enriquecimiento de uranio que mantiene el régimen de los ayatolás. En última instancia, la respuesta es negativa y se mantiene el pulso. Se trata de saber ahora si la nueva operación de compra de tiempo, una táctica que a los iraníes les ha dado buen resultado hasta ahora, volverá a tener éxito otra vez, aunque hay indicios de que Washington, que ha trabajado en esta ocasión muy de la mano de sus aliados y buscando un cierto acompañamiento de Rusia y China, propondrá cancelar el interminable procedimiento y pedirá que el Consejo de Seguridad pase a considerar una resolución con las anunciadas sanciones.

El convencimiento de que Irán pretende emplear su programa de enriquecimiento para el desarrollo de armas de destrucción masiva es generalizado en la comunidad internacional y más aún después de la demostración de fuerza llevada a cabo el pasado fin de semana con las pruebas del nuevo misil tierra-aire 'Saeghe'. Además, la reciente guerra en Líbano y el papel de su aliado local, Hezbolá, parece haber contribuido a endurecer su posición. Teherán se aferra, como firmante del Tratado de No Proliferación, a su derecho a enriquecer uranio, lo que podría enfrentar al país a sanciones políticas y diplomáticas, las únicas que le serían impuestas en primera instancia.

Pero es posible que el régimen cometa un serio error de cálculo. El presidente Bush, en la recta final de sus ocho años de gobierno, podría considerar su deber y hasta parte de su legado acabar militarmente con la amenaza iraní, posibilidad abiertamente evocada. En este contexto sobra la autoafirmación y es recomendable el realismo. En Teherán lo saben pero no parecen calibrar el peligro ni el efecto contagio que tendría la carrera armamentística en Oriente Próximo, donde países como Egipto, Arabia Saudí y Turquía serían los próximos en querer dotarse de armamento nuclear.

La trampa de Kosovo
Carlos Juan Gómez Martín  Periodista Digital 23 Agosto 2006

[Kosovo]
Uno de los aspectos mas preocupantes de la política europea, sea individual o colectiva, es la incapacidad para fijar criterios claros de actuación para una vez decididos ejercer toda la presión necesaria, sea política o militar, para alcanzarlos.

Viene esto a colación por la contradictorias actuaciones de la Unión Europea en los Balcanes desde el inicio de la crisis yugoslava. Para empezar la posición de Alemania y en cierto modo de Italia, fue de apoyo a la independencia de Croacia y Eslovenia, contradiciendo la de otros países como Francia o Gran Bretaña más partidarios de una Yugoslavia unificada.
Tras la desintegración yugoslava y quizás por viejos tics procedentes de los tiempos de la S.G.M., Francia y Gran Bretaña apoyaron a Serbia y Alemania a Croacia. La crisis de Bosnia paralizó totalmente la acción europea, permitiendo matanzas de toda índole que culminaron en Srebrenica. Sola la implicación estadounidense acabó con aquella locura, llegándose a un acuerdo con Milosevic con quién TODOS los líderes europeos y Clinton pactaron, pese a que ya era culpable de crímenes tremendos.

Sin embargo, el panorama se complicó, pues en Kosovo una mayoría albanesa o de origen musulmán proveniente de los tiempos de la ocupación turca, viendo el éxito obtenido por sus correligionarios en Bosnia se lanzaron a una agitación, incluso armada no se olvide, para obtener la independencia. Entonces, la OTAN para evitar otra supuesta Sarajevo o Srebrenica machacó a los serbios, no tanto en Kosovo como en la propia Serbia, produciendo bastantes bajas civiles, mas que en el Líbano por ejemplo y destrucciones sin par. A una Serbia ya sin aliados, salvo los rusos, se la aplastaba, supongo que por aquello de que “a moro muerto, gran lanzada” y como ejemplo de “firme” actuación. Esa actitud animó a los más radicales albanokosovares agrupados en la UÇK y usando como mascarón a un debilitado, física y políticamente, Rugova, detrás del cual estaban los radicales d la UÇK que se nutrían de apoyos islamistas, como en Bosnia, especialmente de Irán, para pedir la independencia, mientras se lanzaban a la persecución de serbios y otras minorías.

La muerte de Rugova eliminó el último obstáculo para la llegada al poder de radicales albaneses, como el actual Primer Ministro Çeku, cuyo único objetivo es la independencia y expulsión de los serbios, como primer paso para una Gran Albania. Para ello presionan tanto en el campo político como mediante la violencia antiserbia, para poner a ante el hecho consumado a unas inoperantes ONU y UE que acomplejadas dejan hacer y presionan a Serbia para que renuncie a Kosovo, hasta el extremo que el actual administrador les ha dicho en las reuniones que tienen lugar en Viena, que la pérdida de Kosovo es el pago por las guerras de Serbia. Eso lo dice un alemán, ¿Qué tendrían que haber perdido ellos según ese criterio?, desde luego algunos han perdido la vergüenza y la dignidad porque arrebatar Kosovo a los Serbios, sobre todo Metohija al norte de la provincia, es como entregar Covadonga a los musulmanes, exactamente lo mismo, porque aparte de tratarse de una zona llena de monasterios ortodoxos es la cuna de los serbios y además la zona donde estos perdieron su independencia el 28 de junio de 1389 cuando el Príncipe Lazar fue derrotado por los otomanos cerca de la actual Pristina. A partir de esos momentos los serbios huyeron hacia Croacia, entonces húngara y durante siglos fueron el puntal de la defensa fronteriza de occidente frente a los turcos otomanos, hasta que pudieron recuperar su independencia en el siglo XIX.

Esta pequeña génesis histórica viene a cuento de que el enfrentamiento con el Islam es multicentenario y en estos tiempos de recrudecimiento del mismo, no solo no lo combatimos sino que en plena Europa han conseguido tener tres estados: Albania, Bosnia y pronto Kosovo, ¡magnífico!. La estupidez occidental es supina, no solo no frenamos al Islam sino que destruimos el dique y humillamos a un valiente y viejo pueblo arrebatándole el corazón de su patria.

No se trata de ignorar los crímenes de algunos serbios, Mladic o Karadzic, pero no deja de ser curioso que en el llamado Tribunal de Crímenes de Guerra de la Antigua Yugoslavia solo se sienten serbios o croatas y, prácticamente, ningún musulmán, y digo que no deja de ser curioso, pues en una guerra de odios ancestrales parece difícil que haya buenos y estos sean los musulmanes, sobre todo si recordamos sus actuaciones contra los serbios en la S.G.M. bajo la bandera nazi. Es de suponer que esta benevolencia y entrega de territorios tendrá que ver con ese mensaje de apaciguamiento a los islamistas tan de boga en occidente o con la Alianza de Civilizaciones de Zapatero, el turco Erdogan, el iraní Jamenei y el mafioso Annan. En cualquier caso, si se consuma el atropello, Europa pierde, el Islam gana y seguirá abierta una herida que tarde o temprano hará estallar una nueva guerra en la zona, ¡felicidades, políticos cretinos!

Pagaza dice que no hay «proceso de paz» porque Batasuna «estafa» a la sociedad
LAREDO (CANTABRIA) ABC 23 Agosto 2006

«Aún no hay ningún proceso de paz porque el mundo de Batasuna continúa con su intento de estafar a la sociedad». Así de contundente se mostró ayer la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo y concejal socialista en el Ayuntamiento vasco de Urnieta, Maite Pagazaurtundua, en los XXII Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria, que se celebran en Laredo.

Maite Pagaza, que participó en un curso sobre terrorismo para hablar de «los tabúes en las sociedades en relación con las víctimas del terrorismo», alertó sobre la actitud de la sociedad española ante el llamado «proceso de paz» porque «está bastante despistada y tendría que actuar con más contundencia». De lo contrario, opinó, los terroristas se crecerán psicológicamente y volverán a «aplicar la fuerza». «La sociedad debe ser, por una vez, más valiente en lo cotidiano porque nunca lo ha sido. La gente debe decir «no». Pueden defender sus ideas independentistas, pero no defender la violencia, el terrorismo o la impunidad», indicó.

«Defender la democracia»
Para la edil de Urnieta, «se debe hablar sobre el fin del terrorismo, pero nunca ceder y si lo hacemos estamos llamando a la actuación violenta. Y si primamos a los bárbaros, ¿cómo vamos a pedir que la gente respete las leyes?», se preguntó. «Hay que defender la democracia», remachó.

Pagaza también relacionó la actitude de la sociedad vasca hacia las víctimas del terrorismo con las actitudes de esa misma sociedad hacia el mundo de ETA, que están basadas, a su juicio, en el miedo. «Durante muchos años, la banda terrorista ha implantado el miedo. Hay miedo a hablar, a comprometerse políticamente cuando es contra ETA», lamentó.

Según la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, ese miedo ha generado tabúes y por eso durante mucho tiempo «se hizo el vacío a las víctimas, aunque después, afortunadamente, llegaron a tener voz». «Ahora intentan de nuevo quitarnos la voz diciendo que las víctimas están politizadas, pero esto es una contradicción porque son víctimas de terrorismo político», explicó.

Durante su intervención en el curso de verano, Pagazaurtundua matizó que el terrorismo es «una técnica de guerra política que ejecutan fanáticos, pero que piensan políticos. Y todo lo que estamos viendo en estos meses de tregua no es sino una actividad política del mundo de Batasuna y de ETA para intentar conseguir objetivos políticos y quitar a la democracia sus reglas y leyes».

LOS ENIGMAS DEL 11-M. CAPÍTULO 28
Los listados telefónicos muestran la relación de Rafá Zouhier con la mochila de Vallecas
Hasta ahora, ninguna de las numerosas declaraciones de Rafá Zouhier ha contribuido a esclarecer la autoría del 11-M. Siempre se ha exhibido como un atareado confidente de la Guardia Civil que no hizo sino alertar a sus controladores de lo que se avecinaba. Pero lo cierto es que gran parte de la versión oficial sobre la masacre está escrita gracias a sus aportaciones. Ahora sabemos, por los listados telefónicos que figuran en el sumario, que uno de los teléfonos con los que Rafá se comunicaba salió del mismo lote del que apareció conectado a una bomba en la famosa mochila de Vallecas. También sabemos, por esos listados, que Zouhier no dijo la verdad sobre sus contactos con El Chino.
Luis del Pino Libertad Digital 23 Agosto 2006

Rafá Zouhier es un personaje enormemente peculiar dentro del 11-M. En teoría, Zouhier es el nexo de unión entre la trama asturiana y el grupo de Jamal Ahmidan, pero todo lo que rodea a la figura de Zouhier ha estado desde el principio envuelto en la polémica.

Para empezar, su aparición en escena: este marroquí entra en la instrucción del 11-M como consecuencia de un hecho inexplicable, de una más de esas "casualidades" que trufan toda la investigación. Como recordarán los lectores de "Los enigmas del 11-M", los teléfonos de dos de los implicados en el 11-M (El Chino y Otman El Gnaoui) estaban intervenidos antes del 11-M pero, casualmente, al día siguiente de los atentados la Policía solicita que se cancelen las intervenciones de esos dos personajes y que se intervenga, en su lugar, el teléfono de Rafá Zouhier.

Gracias a esa intervención telefónica, se capta una conversación el día 16 de marzo entre Rafá Zouhier y el agente "Víctor" de la Unidad de Crimen Organizado (UCO) de la Guardia Civil. Esa conversación, que fue publicada en los medios de comunicación y que, releída hoy, apesta a conversación preparada, nos permitió enterarnos de muchas cosas:
de que Rafá Zouhier era confidente de la UCO
de que había un narcotraficante que vivía por Vallecas (El Chino) y que se dedicaba a algún tipo de negocios por el País Vasco de que ese misterioso narcotraficante podía tener algo que ver con la masacre del 11-M y de que había unos asturianos mezclados en todo el tema y que algo tenían que ver con Jamal Ahmidan.

Rafá Zouhier juega un papel fundamental en todo el montaje de la versión oficial. Son sus declaraciones las que hacen que se atribuya (falsamente) el apodo de El Chino a Jamal Ahmidan. Es su aparición en escena (junto con la de Trashorras) la que presta credibilidad a toda la trama asturiana, haciendo que los ojos de la opinión pública se volvieran hacia Avilés y se alejaran así de Madrid. Son sus relaciones con la UCO las que hicieron que la atención se centrara en la Guardia Civil, dejando así de lado el comportamiento de la Policía.

Después, la figura de Zouhier fue clave para entretener a los medios y al juez con historias donde las mentiras se mezclaban con las medias verdades y el resultado era únicamente ruido. El sumario del 11-M contiene docenas de cartas enviadas al juez por Zouhier, en las que éste repite siempre las mismas ideas: "yo avisé", "no me hicieron caso", "soy un leal colaborador de la Guardia Civil". Pero lo cierto es que Zouhier ha ido cambiando sus declaraciones con el tiempo, sin jamás llegar a explicar claramente de qué, cómo y cuándo avisó, y sin llegar jamás a arrojar luz sobre nada.

Si a esto le sumamos los episodios teatrales, la confusión es absoluta: las teatrales denuncias de Zouhier sobre presiones en la cárcel por parte de la UCO; las no menos teatrales declaraciones de los mandos de la UCO en la Comisión 11-M, con aparentes amenazas a Zouhier; la denuncia de un preso de que Zouhier va por la cárcel presumiendo de que le han prometido cobrar 60.000 euros por comerse el marrón; la denuncia de Zouhier sobre las presiones policiales a algunos imputados para que le impliquen en la trama... Analizando el papel de Zouhier, uno no puede evitar acordarse de la canción de Joaquín Sabina: ruido mentiroso, ruido entrometido, ruido escandaloso, silencioso ruido, ...

El silencioso ruido
Porque lo gracioso de todo ese ruido es el silencio que queda al final. Nada emerge de toda esa confusión: ni las declaraciones de Zouhier han servido para aclarar la trama del 11-M, ni nos hemos podido hacer una idea de cuál es el papel en la trama del propio Zouhier.

Zouhier ha mantenido siempre en sus declaraciones que su relación con Jamal Ahmidan y su grupo de islamistas era escasa, que él sólo tenía relación con los asturianos (concretamente con Antonio Toro) y que él avisó de todo lo que estaba sucediendo. Y lo curioso es que las investigaciones de la Policía (a pesar de todo ese teatro sobre el pobre confidente a quien machacan por denunciar que él había avisado de lo que se estaba preparando) han ido dirigidas a corroborar la versión de Zouhier. Hasta tal punto, que dos años y medio después de los atentados el juez sigue sin saber qué papel jugó este marroquí. Basta con leer las imputaciones contra Zouhier que se detallan en el Auto de Conclusión del sumario: mientras que a otros imputados se les achacan conductas concretas y se especifica su posible participación en la trama, de Zouhier apenas se esbozan unos raquíticos párrafos que, si uno los analiza, lo único que dicen es que no se sabe qué es lo que ha hecho Zouhier, pero que su conducta resulta sospechosa. Nada, en definitiva, por lo que este confidente pudiera llegar a ser condenado en un juicio. La Policía llega incluso a decir en el Auto de Procesamiento (folio 901), que al analizar los listados de llamadas telefónicas de Zouhier no constan contactos telefónicos entre él y Jamal Ahmidan. Y, sin embargo, ...

Los contactos con Jamal
La realidad es bien distinta a como la pinta la Policía en los estudios sobre contactos telefónicos enviados al juez. Los listados originales de llamadas aportados por las operadoras revelan que Zouhier contactó en determinadas fechas clave con tres de los teléfonos usados por Jamal Ahmidan: el 656619534, el 666877592 y el 656722489. Quédese el lector con el último de estos tres teléfonos, porque tiene una importancia fundamental, como luego explicaremos.

Desde diciembre de 2003 a marzo de 2004, hay un total de 25 contactos entre el teléfono de Rafá Zouhier y esos tres teléfonos que la propia Policía atribuye a Jamal Ahmidan. ¿Cómo es posible, entonces, que la Policía le diga al juez que no le consta ningún contacto?

Como parece que viene siendo costumbre, fue la Guardia Civil quien llamó la atención del juez sobre la existencia de esos contactos y sobre la importancia de algunos de los mismos (dadas las fechas en que se producen). En concreto, la Guardia Civil envió un informe al juez Del Olmo el 14 de febrero de 2006 en que se analizan exhaustivamente los listados de llamadas de Rafá Zouhier y se detallan las comunicaciones mantenidas con el agente "Víctor" y con diversos implicados en el 11-M, incluido Jamal Ahmidan.

El informe de la Guardia Civil pone de manifiesto no sólo la existencia de contactos directos con esos tres teléfonos de Jamal Ahmidan, sino también que existen 13 teléfonos que figuran como contactos comunes de Jamal Ahmidan y Zouhier, es decir, 13 teléfonos con los que Jamal Ahmidan mantuvo contactos y con los que contactó también Zouhier.

La existencia de esos contactos no sólo demuestra, una vez más, que la Policía no ha dicho la verdad al juez Del Olmo, sino también que Zouhier ha podido mentir al presentar su relación con Jamal Ahmidan como algo tangencial o poco importante.

Las fechas de contacto
Pero lo verdaderamente importante de los contactos de Zouhier y Jamal Ahmidan son, como vamos a ver, otras dos cosas. En primer lugar, las fechas de esos contactos, especialmente las relativas al tercero de los teléfonos que hemos mencionado anteriormente.

Con el teléfono 656619534 se producen un total de tres contactos, todos ellos durante el mes de diciembre de 2003. Con el teléfono 666877592 se realizan cinco contactos, todos ellos entre los días 15 y 16 de enero de 2004. Y con el teléfono 656722489 (que es el verdaderamente crucial), se producen las llamadas siguientes:
tres llamadas el 27 de febrero de 2004
una llamada el 28 de febrero, de madrugada
cuatro llamadas el 6 de marzo
una llamada el 7 de marzo
una llamada el 8 de marzo
dos llamadas el 9 de marzo
tres llamadas el 10 de marzo, la última a las 20:50
dos llamadas el 11 de marzo, ambas a última hora de la tarde
Todas ellas son llamadas de Jamal Ahmidan a Zouhier. Es decir, Jamal Ahmidan contacta con Rafá Zouhier en cuatro ocasiones justo antes del episodio de transporte de los explosivos, vuelve a contactar con él en 11 ocasiones más en los cinco días inmediatamente anteriores a la masacre y contacta, de nuevo, por dos veces la misma tarde de los atentados. ¿De qué hablaron en esas conversaciones?

Posteriormente, los días 17 y 18 de marzo de 2004 (¿probablemente por indicación de la Policía o de sus controladores de la UCO?), Zouhier llama en dos ocasiones a ese teléfono de Jamal Ahmidan, sin conseguir comunicar.

¿De verdad que Zouhier no tenía ninguna relación con Jamal Ahmidan? Si hemos de creer a la Policía, que es quien atribuye ese teléfono a Jamal Ahmidan, parece estar claro que Rafá Zouhier está mintiendo, puesto que los contactos son numerosos, especialmente antes del atentado.

Pero no es esto, tampoco, lo más importante.

La mochila de Vallecas
Lo más importante de estos contactos, lo que verdaderamente muestra que el papel de Rafá Zouhier puede ser mucho más complejo de lo que nos creíamos, es que ese teléfono 656722489 resulta ser uno de los teléfonos del lote de 200 que, comercializado a través de las empresas Interdist Móvil y Sindhu Enterprise, terminó llegando (supuestamente) al locutorio de Lavapiés donde (supuestamente) se compraron también los teléfonos de la mochila de Vallecas.

Ese teléfono es atribuido por la Policía a Jamal Ahmidan, pero lo cierto es que ese teléfono tan sólo se utilizó para efectuar llamadas a Rafá Zouhier. En otros casos, la Policía ha podido atribuir un determinado teléfono a un cierto imputado analizando el conjunto de las llamadas: si se detecta, por ejemplo, un gran número de llamadas a la mujer, a la madre y a los hermanos de Fulanito Pérez, pero no hay ninguna llamada al propio Fulanito Pérez, se puede deducir que es Fulanito Pérez el que ha estado usando ese teléfono. Pero en este caso, donde el teléfono sólo se utilizó para comunicarse con Rafá Zouhier, ¿cómo supo la Policía que pertenecía a Jamal Ahmidan?

La única forma en que pueden haberlo sabido es porque así lo confesara a la Policía el propio Zouhier ("El que me llamaba a través de ese teléfono era Jamal Ahmidan"). Pero, si Zouhier declaró eso, ¿por qué la Policía le dice al juez que no le constaban contactos entre Ahmidan y Zouhier? ¿Mentían de manera consciente?

Y esto nos lleva a otra pregunta aún más importante: si fue Zouhier quien declaró que ese teléfono pertenecía a Jamal Ahmidan, ¿cómo podemos estar seguros de que en efecto sea así? ¿Cómo podemos estar seguros de que está diciendo la verdad, teniendo en cuenta la cantidad de ruido que ha introducido en el sumario? Podría ser que, en realidad, ese teléfono perteneciera a cualquier otra persona implicada en la trama. Y que Zouhier (por voluntad propia o ajena) declarara que el usuario era Jamal Ahmidan para tapar a esa otra persona.

Porque lo fundamental no es si el usuario era Jamal Ahmidan o no, sino que ese teléfono está directamente conectado con el de la mochila de Vallecas. Lo que implica que existe alguna relación anterior al 11-M entre Zouhier y quienes fabricaron esa mochila número 13. Lo que a su vez implica que Zouhier podría decirnos mucho de los preparativos que condujeron, si no a la masacre, sí por lo menos a las cortinas de humo posteriores.

Colofón
A lo largo de estos dos años y medio, Zouhier ha estado repitiendo una y otra vez, para todo aquél que le quisiera escuchar, que él no es un terrorista, sino un confidente de nuestras fuerzas policiales. Y que él no tiene nada que ver con el atentado. Y que él, como buen confidente, avisaba de todo a sus controladores.

Con los últimos informes de la Guardia Civil, está claro que su nivel de implicación en la trama del 11-M sube de grado, complicando su horizonte judicial. Los listados de llamadas prueban una relación directa de Zouhier con el lote de teléfonos de la mochila de Vallecas, así que quizá Zouhier no vaya a tener muchas más oportunidades de demostrar cuánto había de verdad en sus proclamas de inocencia. La cuestión es muy sencilla y Zouhier debería poder aclararla en un minuto: ¿quién llamaba a Zouhier desde ese teléfono relacionado con el de la mochila de Vallecas? Si verdaderamente era Jamal Ahmidan, como dice la Policía, Zouhier tiene un problema.

INSISTE EN QUE HAY MOTIVOS PARA PROHIBIR LA MARCHA BATASUNA
Basagoiti: "No saben qué inventarse para dejar a ETA-Batasuna hacer lo que le dé la gana"
El presidente del PP de Vizcaya está convencido de que si el Gobierno quiere encuentra motivos más que suficientes para prohibir la manifestación proetarra del viernes en Bilbao. Sin embargo, Antonio Basagoiti cree que no actuará porque "todo es una mentira y una patraña" de un guión pactado entre la banda terrorista y el Ejecutivo. Él no tiene dudas sobre los convocantes de la concentración: "Son los mismos perros con distinto collar", ha apuntado en la Cope. También ha denunciado que los etarras siguen ganando la calle y que al final "pedirán cosas imposibles y volverán a matar".
Libertad Digital 23 Agosto 2006

El dirigente popular del País Vasco cree que estamos ante otro episodio de un guión pactado entre ETA y el Gobierno. El Ejecutivo dice ahora que no hay lazos entre los convocantes de la manifestación del viernes y Batasuna-ETA pero los populares, en "media mañana viendo el periódico", han constatado que cinco de esos convocantes figuraron en las "listas blancas" batasunas. "Ya no saben qué inventarse para dejar a ETA-Batasuna hacer lo que le dé la gana", ha denunciado Antonio Basagoiti en La Mañana de la COPE. También ha explicado que el PP se ha limitado a desvelar "que las intenciones son las de engañarnos a todos el mundo".

Tal y como ha relatado, en el País Vasco "todo el mundo sabe que los convocantes de la manifestación del viernes en Bilbao "son los mismos perros con distinto collar". Matiza que los convocantes actúan como el brazo político de ETA y que de eso también es conciente la Fiscalía y el ministro del Interior. Sin embargo, denuncia Basagoiti, "no actúan porque no les da la gana". De esta forma cree que vuelven a quedar en entredicho las palabras del presidente del Gobierno cuando repite que la paz no tiene precio político y que se cumpliría la legalidad.

"Vamos a sufrir todos las consecuencias"
El presidente de los populares vascos sostiene que eso no se está cumpliendo y que estamos asistiendo a "un juego de mentirosos entre ETA y el Gobierno y al final vamos a terminar pagando toda la ciudadanía". Según ha recordado, las mentiras no son nuevas. De hecho, ha citado a Carod Rovira para apuntar que el Gobierno pudo engañar al líder de ERC comprometiendo unos términos del Estatuto de Cataluña que luego no se han cumplido. Ahora la situación es muy diferente porque el otro "jugador" es una banda terrorista y es a ETA a la que se pretende engañar, por lo que vaticina que "vamos a sufrir todos sus consecuencias".

La manifestación del viernes será un acto más de exaltación a los etarras en una semana en la que Bilbao celebra sus fiestas. Este martes, la organización ilegal Seguí, las juventudes etarras, celebraron un homenaje a los terroristas de ETA que están encarcelados. El acto tuvo lugar en un recinto festivo y nadie lo impidió. "Hicieron una verdadera aberración", ha denunciado Basagoiti, que se ha preguntado qué le parecería a la gente que en Madrid "hicieran homenajes a los asesinos de Atocha o a los asesinos de mujeres". Eso ocurre en la capital vizcaína "y la gente mira para otro lado". Con este tipo de cosas, el PP vasco cree que "es imposible que vivamos en paz y haya libertad si aquellos que están matando tienen las calles". Su pronóstico no puede ser más pesimista: "Al final los etarras pedirán cosas imposibles y volverán a matar. No sé cómo no se dan cuenta en la calle Ferraz", apunta en referencia a la sede del PSOE.

Con una frase resume todo lo que está sucediendo desde que Zapatero decidió negociar con unos terroristas: "El precio de la paz sube más que la gasolina". En ese escenario desvela que "hay una competencia anormal entre el PSOE y el PNV para ver quién es más simpático con Batasuna y quién consigue agradar más a ETA.

EEUU está preparado para imponer sanciones a Irán ante su negativa a suspender su programa de enriquecimiento
El Gobierno iraní busca ganar tiempo y propone a las grandes potencias negociar a partir de hoy
EFE Estrella Digital 23 Agosto 2006

Teherán/Bruselas/Naciones Unidas

EEUU asegura que está preparado para imponer sanciones a Irán si la respuesta de Teherán a la propuesta de incentivos no les satisface, aunque ayer rechazaron evaluarla, alegando que los diplomáticos deben analizarla antes detalladamente. El Gobierno de Irán informó ayer de que no va a suspender su programa de enriquecimiento de uranio, pero ofreció una nueva fórmula para resolver el contencioso mediante el diálogo. Por su parte, el Alto representante para la política exterior de la UE, Javier Solana, afirma que la respuesta de Irán merece un análisis detallado y que mantendrá contactos con todas las partes implicadas.

Estados Unidos manifestó ayer que está preparado para actuar con rapidez en el Consejo de Seguridad de la ONU e imponer sanciones a Irán en caso de que la respuesta de Teherán a la propuesta de incentivos no satisfaga.

Así lo declaró el embajador estadounidense ante la ONU, John Bolton, quien señaló que Irán ha tenido dos meses y medio para considerar la oferta de la comunidad internacional, presentada por los cinco miembros permanentes del Consejo -EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia y China- y Alemania.

"La respuesta de hoy debería constituir una respuesta definitiva de Irán, vamos a ver si ahora están preparados para acatar sus obligaciones bajo el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP) y convencer al mundo que sus intenciones son pacíficas", declaró Bolton.

Teherán responderá oficialmente esta tarde al plan internacional de incentivos presentado el pasado 6 de junio, que incluye tecnología nuclear avanzada para uso civil, así como ventajas económicas y garantías de seguridad regional, a cambio de que suspenda sus actividades de enriquecimiento de uranio.

Sin embargo, el Gobierno de Irán anunció ayer a varios embajadores acreditados en Teherán que no suspenderá dicho programa de enriquecimiento y les planteó nuevos medios de continuar el diálogo.

"Estudiaremos la respuesta iraní detenidamente, pero también estamos preparados para imponer sanciones económicas en el Consejo de Seguridad, si no cumple con los términos establecidos por los países que negocian en la crisis", dijo Bolton.

El diplomático estadounidense anotó que la retórica en los últimos días por parte de las autoridades de Irán sugiere que no están dispuestos a suspender sus actividades nucleares, pero señaló que aún así se debe esperar a que Teherán ofrezca en las próximas horas una respuesta definitiva.

"Estamos preparados para actuar rápido y someter elementos para una resolución en el Consejo. Es una prueba para el Consejo de Seguridad, y vamos a ver cómo responde", indicó.

Irán ofrece más diálogo
El Gobierno de Irán informó ayer a los representantes en Teherán de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania de que no va a suspender su programa de enriquecimiento de uranio, pero ofreció una "nueva fórmula" para resolver el contencioso mediante el diálogo.

El anuncio de la respuesta al plan internacional, presentado a Irán por EEUU, Rusia, Reino Unido, China y Francia (del Consejo de Seguridad) y Alemania, que ofrece a los iraníes tecnología nuclear avanzada para uso civil y ventajas económicas para que abandone el enriquecimiento de uranio, no fue hecho público de forma oficial.

Sin embargo, la mayoría de los medios locales publicaron que la respuesta iraní fue negativa en el aspecto de suspender el enriquecimiento y que, a cambio, Teherán ha ofrecido más diálogo.

La respuesta iraní fue entregada por el secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Lariyani, a los embajadores de Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Suiza (que representa a EEUU) en Teherán, informó la agencia "Fars".

En la reunión, celebrada en Teherán, Lariyani pidió ayer a los representantes del denominado grupo 5+1 que el contencioso por el programa nuclear iraní vuelva cuanto antes a la mesa de negociaciones.

"Lariyani, pese a las acusaciones contra Irán que dicen que intenta ganar tiempo en su caso nuclear, aconsejó a los representantes de Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia y China que vuelvan cuanto antes a la mesa de negociaciones", añadió la fuente.

Lariyani explicó a los embajadores que "aunque el comportamiento de la otra parte de llevar el caso (nuclear) ante el Consejo de Seguridad no tenía justificación jurídica, nosotros, por consejo de Kofi Anan (secretario general de la ONU), hemos preparado la respuesta al plan con una mirada positiva", añadió la agencia.

Añadió que aunque el plan de incentivos "tenía muchas ambigüedades, Irán ha intentado abrir el camino de un diálogo justo a través de una interpretación lógica".

El máximo negociador iraní aseguró que la comunidad internacional, al llevar el caso nuclear de su país ante la ONU, "incumplió lo pactado".

Pese a ello, el Gobierno de Teherán, en su respuesta, ha abierto un nuevo un camino constructivo y "está dispuesto a iniciar las negociaciones con seriedad a partir del 23 de agosto", dijo Lariyani.

Antes de la reunión, el consejero para Asuntos Internacionales del Organismo de Energía Atómica de Irán (OEAI), Mohamad Saidi, afirmó que en su respuesta Irán pide que la comunidad internacional renuncie a la "condición previa" de que Teherán suspenda el enriquecimiento de uranio, pero reitera su deseo de "continuar el diálogo", lo que corrobora lo publicado por los medios locales.

"La respuesta de Irán al plan (internacional) es completa y será un principio para reanudar las negociaciones y conseguir un acuerdo final", declaró Saidi.

El responsable iraní insistió en que la respuesta de su país "es una oportunidad única para que Europa elija la vía del diálogo y vuelva a la mesa de negociaciones".

Los dirigentes iraníes reiteran que sus actividades nucleares tienen fines pacíficos y no militares como sospechan algunos países, como Estados Unidos e Israel, y han dejado claro repetidamente que no piensan abandonar el enriquecimiento de uranio.

"En la respuesta, hemos intentado poner de relieve las inquietudes de ambas partes y abrir un camino en el que este asunto de suma importancia sea resuelto a través del diálogo y conseguir un acuerdo que favorezca a todas las partes", reiteró Saidi.

Recalcó que su país "toma en consideración varias soluciones para entrar en las negociaciones y resolver el caso a través del dialogo".

Solana sugiere un análisis detallado de la respuesta iraní
El Alto representante para la política exterior de la UE, Javier Solana, dijo ayer que la respuesta de Irán a la oferta internacional para que suspenda el enriquecimiento de uranio requiere un análisis detallado y señaló que, durante ese proceso, mantendrá contactos con todos las partes implicadas.

En un comunicado, Solana confirmó la recepción de la respuesta de las autoridades iraníes a la propuesta de EEUU, Rusia, Reino Unido, China, Francia y Alemania, que ofrece a los iraníes tecnología nuclear avanzada para uso civil y ventajas económicas para que abandone el enriquecimiento de uranio.

Según el jefe de la diplomacia europea, el documento remitido por Irán es amplio y, por eso, requiere un análisis "detallado y cuidadoso".

Solana explicó que, durante ese proceso de análisis, estará en contacto con los diferentes interlocutores implicados en el caso, así como con el principal negociador iraní, Ali Lariyani, tal y como acordó con éste en la conversación telefónica que mantuvieron el pasado domingo.

El PP pide la suspensión de la manifestación y la Fiscalía no ve motivos
Periodista Digital 23 Agosto 2006

(Periodista Digital/Agencias).- El secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, ha denunciado el "giro que están tomando" las manifestaciones "en fraude de ley" que se convocan "desde el entorno de ETA", ante la "impasibilidad" del Gobierno vasco y del Gobierno de la nación. En declaraciones a los periodistas, Arias Cañete aludió así a las manifestaciones proetarras convocadas por colectivos pertenecientes a la izquierda abertzale el pasado 13 de agosto en San Sebastián y el próximo viernes en Bilbao.

El PP de Vizcaya denunció que al menos tres de los convocantes de la manifestación del próximo viernes en Bilbao en favor de la autodeterminación han sido candidatos por partidos ilegalizados y proetarras como Herria Aurrera (Pueblo Adelante)o Euskal Herritarrok (Ciudadanos Vascos)en comicios municipales y autonómicos.

Los tres convocantes de la manifestación identificados por el PP son Mikel Urigüen, representante de la ilegalizada Herria Aurrera en Deusto; Zuriñe Zorrozua, candidata por la misma formación en elecciones municipales al Ayuntamiento de Bilbao; y Luis Muñoz.

Zorrozua fue, además, convocante de la manifestación similar celebrada el año pasado en Bilbao que terminó con un discurso del dirigente de la ilegalizada Batasuna Pernando Barrena.

"Estamos viendo cómo esos movimientos se están concretando, cómo surgen plataformas de la nada ante la impasibilidad, tanto del Gobierno vasco como del Gobierno de la nación", criticó Arias Cañete.

Afirmó que tanto la Ertzaintza como las Fuerzas de Seguridad del Estado "tienen elementos suficientes de investigación para ver quién está detrás de estas manifestaciones, para desmontar este fraude de ley y para impedir que se vulnere la legalidad".

Explicó que, en estas circunstancias, Rodríguez Zapatero "tenía que dar marcha atrás, rectificar", y le instó a que "asuma la realidad" y que "vea lo que está ocurriendo en España y no ese mundo utópico en el que está instalado".

"El Gobierno tiene que ser consciente, no puede seguir viviendo de espaldas a la realidad, no puede seguir veraneando de espaldas a la realidad", sentenció Arias Cañete.

Recordó que Rodríguez Zapatero "dijo muy claramente que si no había señales muy claras de abandono de la violencia no se seguiría en ese proceso de contactos y de diálogos" y añadió que "todas las señales que estamos viendo son señales de que sigue habiendo violencia".

Sigue habiendo kale borroka, que es un delito de terrorismo tipificado en el Código Penal, sigue habiendo quemas de cajeros, sigue habiendo manifestaciones clandestinas y sigue habiendo apoyos desde el entorno de ETA, y manifestaciones que se hacen en fraude de ley.

El secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP concluyó que, "en este momento", no hay "ninguna señal en el entorno de ETA de que haya una decisión de abandonar la violencia", sino que, por el contrario, "se quiere conseguir, con una negociación política, los mismos objetivos por los cuales estuvo matando durante más de cuarenta años".

La respuesta de la Fiscalía
Sin embargo, la Fiscalía de la Audiencia Nacional no ve motivos para impedir la celebración de la manifestación convocada en Bilbao el próximo viernes, Día Grande de las fiestas de la capital vizcaína, a favor de la autodeterminación del País Vasco, según fuentes del Ministerio Público.

La autorización para celebrar la manifestación, presentada ayer en rueda de prensa por un grupo de ciudadanos que no se identificaron, fue solicitada al Gobierno vasco por José Ignacio Ladislao Egiarte, quien según las fuentes consultadas no tiene vinculación alguna con la ilegalizada Batasuna.

La marcha fue autorizada con las limitaciones habituales, es decir, la prohibición de proferir expresiones de apoyo a asociaciones prohibidas o exhibir símbolos de respaldo a éstas.

Además, la Consejería de Interior del Gobierno vasco y la Ertzaintza han emitido sendos informes en los que aseguran que no tienen datos que permitan suponer que durante la marcha fueran a producirse incidentes de ningún tipo.

Por todo ello, el fiscal Fernando Burgos redactó hoy un informe en el que, teniendo en cuenta el artículo 21 de la Constitución -que reconoce el derecho de manifestación y dice que éstas sólo podrán impedirse "cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes"-, entiende que no debe prohibirse ni restringirse la marcha convocada.

No obstante, el fiscal señala que si antes de que se celebre ésta se dan indicios de que ha sido convocada por asociaciones prohibidas -en referencia a Batasuna-, se ponga este hecho en conocimiento del Juzgado.

También en el caso de que durante la celebración del acto se exhiban símbolos propios de organizaciones ilegalizadas o se expresaran consignas de apoyo a éstas, el fiscal pide que se ordene a la Ertzaintza que proceda a su "disolución inmediata".

Burgos remitió este informe al juez Juan del Olmo, que se lo reclamó ayer en el marco de unas diligencias previas abiertas el pasado día 16, cuando la Consejería vasca de Interior le comunicó cuando estaba de guardia que existía el anuncio de una convocatoria de manifestación para el próximo viernes.

Recortes de Prensa   Página Inicial