AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 30 Agosto  2006
La oportunidad de Rajoy
Editorial ABC 30 Agosto 2006

EL mandato de Rodríguez Zapatero está viviendo un momento crítico, quizás el más negativo desde que accedió al poder. El mes de agosto que mañana termina ha sido un escaparate de todos los fracasos cosechados por el Gobierno, cultivados tras dos años de una intensa actividad de agitación y propaganda y nula gestión de los intereses generales. Las causas de este balance no pueden asociarse a factores externos, sino a los procesos de decisión que ha protagonizado, con singular exclusividad, el presidente, cuyo principal afán desde que llegó a La Moncloa fue dejar la impronta de su izquierdismo rupturista. Los prejuicios ideológicos del PSOE y la escasa calidad de los equipos formados en la mayoría de los ministerios han hecho imposible una gestión de los intereses generales acorde con las aspiraciones de una sociedad que estaba bien orientada hacia su definitiva modernización económica, internacional y estructural. Por el contrario, el ajuste de cuentas con el pasado, la negación de vigencia al pacto constitucional y la satisfacción de intereses minoritarios (o anticonstitucionales) se han articulado para dar a España un escenario pesimista y crispado. El Gobierno ha antepuesto la supervivencia de sus pactos a la administración sensata de los recursos del Estado. La complacencia con que desdeñan a España y a sus instituciones sujetos, grupos y gobiernos (como Batasuna, Evo Morales, los nacionalismos más radicales o el Reino de Marruecos) contrasta con el deleite con que el Ejecutivo recibe los desplantes de todos ellos.

Si es cierto que la oposición gana más por errores del Gobierno que por aciertos propios, el momento es idóneo para que el PP reivindique ante los ciudadanos su expediente de gestor, avalado por los ochos años de mejor gobierno de la democracia. Ayer, Mariano Rajoy se refería a la incompetencia del Ejecutivo socialista, abundando en una calificación que, para beneficio del discurso de los populares, salta a la vista de la mayoría de los ciudadanos españoles. A estas alturas, el Gobierno ya no puede apelar a las promesas o a que «lo mejor está por venir», como decía Zapatero, pues los síntomas de agotamiento político, confusión de ideas y ausencia de proyectos se acumulan en cada episodio de crisis migratoria, fracaso diplomático, chulería nacionalista o amenaza batasuna. El Gobierno se enfrenta a sí mismo, a su gestión y a sus resultados, no a las profecías postelectorales de un PP aturdido tras el 14-M o de sectores sociales desorientados por una derrota inesperada. Ya todo el mundo está en su sitio y las cosas se ven con claridad.

En general, las peores predicciones se han cumplido, por desgracia, y si antes había que esperar a ver qué pasaba con el Estatuto catalán, la alineación con Marruecos, la peligrosa diplomacia secreta con ETA o la demagogia con la inmigración, hoy ya se sabe qué está pasando. Y lo que está pasando retrata al Gobierno más incompetente que ha tenido la democracia española.

Por eso, éste es el momento de que el PP ofrezca sus alternativas a ciudadanos que ya sienten las consecuencias del mal gobierno socialista. No lo tiene fácil, pero lo tiene mucho mejor que hace unos meses, con unos ciudadanos escaldados de promesas incumplidas y de problemas innecesarios que han complicado su vida y que tienen su origen en la impericia de un socialismo desarraigado. Rajoy ha defendido en numerosas ocasiones una política de sentido común, que facilite las cosas a los ciudadanos. No encontrará mejor coyuntura que la actual para explicar con éxito esa forma de hacer política a una opinión pública más permeable a la alternancia cuanto más se disipan los ecos del 14-M. El PP ya ha anunciado que defenderá una reforma de la Constitución para proteger las competencias del Estado. Está bien, pero hace falta que los ciudadanos entiendan que, en esa empresa que les propone el PP, está en juego la calidad del sistema político, de los servicios públicos y de los principios de la convivencia nacional. Es decir, están en juego los fundamentos del bienestar alcanzado por los españoles. La complicidad de los ciudadanos es crucial para el PP, y para conseguirla habrá de lanzar mensajes de empatía con sus problemas, seguidos de soluciones realistas, en el contexto de un partido unido -lo que no significa necesariamente uniformado-, liberado de luchas intestinas, azuzadas muchas de ellas por intereses exteriores, y volcado en el objetivo de lograr un cambio político cada día más necesario.

El método de ZP
Por CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 30 Agosto 2006

He escrito en esta columna, más de una vez, que los éxitos políticos están reñidos con Zapatero, que este va de fracaso en fracaso y que si esto no es visto así por las gentes es, en buena medida, por el arrastre de opinión que viene de la victoria del 14 M, por la estructura informativa de nuestro sistema y porque las fórmulas de «Gobierno» de Zapatero son muy subyugadoras, en la medida que no exigen compromisos morales sino que, por el contrario, descargan la realidad de dramatismo y rehuyen sistemáticamente las soluciones traumáticas. Eso sí, las situaciones terminan por empeorar y los dramas acaban por convertirse en tragedias.

He aquí un listado de ejemplos:
-Ante los problemas territoriales, Zapatero ha optado por convertir las regiones en naciones.
-Frente al terrorismo local ha decidido aceptar sus exigencias y, de este modo, le está convirtiendo en el vencedor.
-Achaca la existencia del terrorismo internacional a una neurosis de la derecha española y del imperialismo americano.
-En relación con la crisis del agua, descarta la solución del reparto y la busca en el reciclaje costosísimo y peligroso del agua cuya vuelta al mar ha permitido previamente.
-Tapa la crisis de las instituciones tradicionales invalidándolas cultural y moralmente por obsoletas.
-Y, por poner un último ejemplo, afronta el problema social más grave de nuestro tiempo, como es la emigración, por el suicida procedimiento de abrir las fronteras.

Como se ve, la técnica de Zapatero es la de ponerse de perfil como gobernante, desdramatizando las situaciones, lo que siempre agradece una sociedad con muy escasas reservas morales. Pero, lógicamente, el tiempo corre, las situaciones se enrarecen y termina por aparecer la tragedia. Así, en el caso de la emigración. En su día, Zapatero se enfrentó a la política «inhumana» de la derecha, hizo una regularización irresponsable y proclamó a los cuatro vientos la ejemplar e izquierdista solución española. El «efecto llamada» que produjo Caldera, hoy está matando a miles de senegales, mauritanos, marroquíes..., mientras la inmensa muchachada progre busca los responsables en el injusto reparto de la riqueza mundial, el capitalismo y la globalización...

El método de Zapatero es claro. Queda por ver cuál es su fecha de caducidad. Esto es: cuándo un par de millones de sus votantes dan la espalda a un gobernante que busca la solución de los problemas en su pudrimiento.

Crisis de Gobierno y en el PSC
Editorial ABC 30 Agosto 2006

EL nombramiento del actual alcalde de Barcelona como ministro de Industria en sustitución de José Montilla es fiel reflejo de la compleja situación que vive el socialismo catalán en vísperas electorales. Joan Clos tomó el relevo en su día de Pasqual Maragall, más afortunado sin duda en su etapa municipal que en su condición de presidente de la Generalitat. De hecho, las últimas maniobras de Maragall ponen en serias dificultades la estrategia electoral del candidato del PSC, especialmente interesado en incentivar la participación de los sectores menos catalanistas del partido y evitar su habitual desinterés por las elecciones autonómicas. Montilla ha sido un ministro más preocupado por los avatares internos de Cataluña que por las múltiples y relevantes competencias atribuidas a su departamento. Su intervención en la opa de Gas Natural sobre Endesa refleja viejas querencias intervencionistas que no han conseguido el resultado apetecido para reforzar su prestigio ante la clase empresarial catalana. En todo caso, las elecciones determinarán el futuro de un político que aspira a romper tópicos arraigados sobre el origen territorial de la más alta autoridad autonómica.

El socialismo catalán cambia cromos: la designación de otro candidato abre un nuevo frente en la lucha por conservar el Ayuntamiento de Barcelona y refleja, sobre todo, el fracaso de una gestión municipal criticada incluso por los más entusiastas. El famoso Fórum de las Culturas resultó ser un fiasco, tan caro como inútil para promocionar la imagen internacional de la ciudad después del éxito olímpico. Resulta patente el deterioro del centro urbano y la degradación de las infraestructuras, así como las dificultades de convivencia en algunos barrios. El caso del Carmelo es la mejor prueba de la incapacidad de una clase política que se interesa más por el reparto de cuotas de poder que por las necesidades de los ciudadanos. Ninguna autoridad de suficiente nivel ha asumido responsabilidades, y entre todos han contribuido a tapar un asunto que debería ser objeto de una investigación a fondo.

En líneas generales, Barcelona ha cedido posiciones durante estos últimos años ante la pujanza de Madrid, tal vez porque la capital está mucho mejor gestionada y permanece al margen de inútiles debates identitarios. En tiempos del Estatuto (y a juzgar por la confesión de Maragall) ya no sirve la fórmula anticuada de culpar al centralismo de todos los males. A pocos meses de las elecciones municipales, el movimiento de rescate de Clos (para rescatar a su vez a un Montilla tocado) supone una renuncia implícita al Ayuntamiento de Barcelona. En el socialismo de hoy todo son urgencias, pues la ausencia de una musculación política le hace improvisar parche sobre parche. Caro ha pagado el PSC el invento del tripartito. Sólo mantiene su preemienencia sobre Ferraz, donde Zapatero transige y acata la exigencia de que Industria siga en manos del socialismo catalán, como desde Barcelona se le indicó.

Un mal alcalde ascendido a ministro
EDITORIAL Libertad Digital  30 Agosto 2006

La incógnita se ha despejado, y el resultado de la ecuación política sobre el Ministerio de Industria se ha revelado de lo más decepcionante. El elegido es el todavía alcalde de Barcelona, Joan Clos. En este gobierno de cuotas, ocupa el lugar pactado con el PSC, lo que no deja de ser significativo. Recordemos que José Montilla ha puesto al Estado al servicio de los intereses políticos, que en su caso son también empresariales, favoreciendo hasta despreciar un mínimo sentido de la vergüenza la OPA lanzada por La Caixa, vía Gas Natural, sobre Endesa. Un movimiento que se entiende perfectamente dentro de la estrategia marcada por el Pacto del Tinell, que marca el programa del tripartito para la Generalidad, y que apunta a la creación de empresas catalanas en mercados estratégicos, como el energético. Y que se entiende aún mejor al saberse que la entidad financiera condonó una deuda al PSC de más de 6 millones de euros.

A medida que se desarrollan los acontecimientos, el empeño de Montilla se revela cada vez más inútil, pero no ha cejado en su favoritismo a costa de desprestigiar al Ministerio y a las instituciones reguladoras españolas, enfrentarse con la Unión Europea, e intentar conspirar, en fin, contra el libre desarrollo del mercado en el que está el mejor interés de los ciudadanos españoles. Además del bajo politiqueo, su mera gestión ha sido francamente mala. No sólo no ha levantado los grilletes con que malfunciona el mercado eléctrico y energético español, sino que ha introducido alguno otro que ha creado enfrentamiento y división entre las eléctricas. De la liberalización de las telecomunicaciones, nada se sabe. Y el modelo turístico español, pese a las circunstancias favorables, se agota.

Su sucesor inspira los peores augurios. Se ha hundido en sus narices el barrio del Carmelo, y su respuesta desde el primer momento ha sido nefasta, siempre atendiendo a los intereses políticos más que a los de sus ciudadanos. Ha pasado más de un año desde el hundimiento el túnel de Metro que pasaba bajo las calles de Barcelona, que ha privado a más de mil vecinos de su vivienda, y los afectados siguen sin merecer la atención que merecen por parte del Consistorio.

Quizá por ser la única que desde el primero y hasta el último día se ha acordado de los vecinos del Carmelo, Clos ha desarrollado toda su iniciativa política en contra de la Cadena COPE desde el Ayuntamiento de Barcelona. En un acto de sinceridad nacionalista y socialista, su grupo en el Consistorio, más el de ERC e ICV, votó en contra de una propuesta del PP a favor de la libertad de expresión. Ha apoyado a la Generalidad en su proyecto de dejar sin licencias a la emisora, y ahora pasa a ocupar el Ministerio en el que tendrá que encargarse de la revisión de las licencias de radio. El espacio de libertad en Cataluña que representa la Cadena COPE está en serio peligro.

Clos es también el alcalde del Fórum de las Culturas, un evento cultural absolutamente espectacular en su fracaso, y tremendo en su derroche. Su última medida ha consistido en convertir a los "Latin Kings" en una asociación cultural, después de haber firmado varias ordenanzas que criminalizaban a los mendigos, a los niños con patinete o a las prostitutas. Galardonado con una medalla de la SGAE por su labor al frente del Consistorio, es de temer que en su futura gestión al frente del sector de las Telecomunicaciones decida primar los intereses privados de esta organización frente a los de los internautas.

Con una inclinación morbosa por la propaganda municipal y un fiel partidismo demostrado en su actitud silente ante el caos creado por el Gobierno en el aeropuerto del Prat, Joan Clos encarna lo peor de José Montilla, corregido y aumentado.

Joan Clos
Previsible y desastroso
Agapito Maestre Libertad Digital 30 Agosto 2006

Quizá sea verdad que la debilidad del gobierno de Zapatero es su fortaleza, sobre todo cuando tiene enfrente una oposición que es incapaz de decir nada relevante sobre el modo de resolverse esta crisis de Gobierno. Ojalá me equivoque. Ojalá salga Rajoy y, por lo menos, proteste porque Montilla ya anunció que sería un catalán su sucesor. Proteste, señor Rajoy, y denuncie que la crisis de Gobierno no la ha hecho Zapatero sino sus socios catalanes, que odian todo lo que venga de la nación democrática, o sea, de España. Por mi parte, no me cansaré de criticar que es absolutamente impresentable que la crisis de Gobierno se la haga Montilla a Zapatero. Que todos supiéramos que un catalán sucedería a otro catalán en el Gobierno de Zapatero, es algo inaudito, o peor, irracional, porque es absolutamente irracional que haya cuotas de ministros de una determinada comunidad autónoma, en una democracia avanzada, para ocupar una cartera en el Consejo. ¿Qué criterios tan cutres son los que mueven a estos políticos de pacotilla? ¿Por qué tiene que detentar la cartera de Industria uno de Cataluña y no otro procedente de Castilla-La Mancha?

Pero, aún más cutre que el criterio de elección, es que el presidente de Gobierno sólo aparece como un convidado de piedra, alguien que sólo está para firmar una decisión de quien, en verdad, ha seleccionado al nuevo ministro de Industria, que no es otro que el ministro saliente, José Montilla, de acuerdo con los socios nacionalistas. Los muertos nombran a sus sucesores y el presidente de Gobierno no es nada más que un espantapájaros. Nada. Y a eso algunos le llaman mesianismo, cuando no pasa de ser una vulgar trampilla de politiquillos pueblerinos.

Si el proceso de selección es tan perverso, ya me contarán cómo será el seleccionado. Sus antecedentes no pueden ser más desastrosos. Sectario hasta el punto de ser uno de los artífices más destacados de la política del apagón informativo sobre la tragedia del Carmelo, obcecado hasta negarse a reconocer lo evidente, por ejemplo, que aún no ha conseguido solucionar los problemas de todos los vecinos del Carmelo, y prepotente, pues que nunca aceptó someterse a una moción de confianza para seguir en su cargo después de su torticera gestión al frente del ayuntamiento de Barcelona en la crisis del Carmelo. He ahí el "tipo ideal" weberiano de político segundón y ejecutor de todas las inmundicias que le encarguen sus benefactores. En el ayuntamiento de Barcelona, siguió a pies juntillas lo marcado por Maragall; y ahora "ejecutará", seguro, los deberes y los oficios más sucios que le ponga su jefe Montilla. Un desastre.

Puesto ahí para que finalice las decisiones totalitarias adoptadas por Montilla en su nefasta etapa, los españoles tendremos que soportar la inconsciencia, la ignorancia, la obcecación y el sectarismo de su antecesor. Tres serán los temas fundamentales en los que se afanará Clos. Primero, todo para Cataluña, y al resto de España que le vayan dando; segundo, seguir poniéndole todas las trabas posibles a la OPA de la compañía alemana E.On sobre Endesa; y tercero, fundamental para el conglomerado de empresas que pululan en torno al poder socialista, restringir al máximo las licencias de radio y televisión a quienes se consideren, si quiera sea remota o potencialmente, adversarios del socialismo nacionalista.

La visión abertzale de la Memoria Histórica
Lorenzo Contreras  Estrella Digital 30 Agosto 2006

A juzgar por lo que refleja la prensa abertzale, la izquierda vasca relacionada con ETA repudia la Ley de la Memoria Histórica, hoy en estado de anteproyecto, pero suscitadora ya de antemano de toda clase de consideraciones negativas. Esto significa que la famosa Ley desagrada a tirios y troyanos. Porque tampoco la derecha nacional ni parte de la izquierda se sienten en condiciones de aceptar sus contenidos. Los veinticinco artículos, cuatro disposiciones adicionales y tres finales están por completo sumidos en la polémica desatada. A un historiador abertzale le repugna que se equipare a muertos de ambos bandos y que se sacralice el “espíritu de reconciliación y concordia de 1978”. A la derecha y a la opinión ajena a partidos y banderías ideológicas les parece inoportuna y perturbadora la reconciliación, más o menos exacta, de un pasado de guerra civil y franquismo que aleja la posibilidad de poner un punto final a viejos odios y rencores. El zapaterismo, por su parte, se ha refocilado pseudocientíficamente en una normativa que pretende interpretar lo que pasó desde posiciones que algunos entienden, desde otros ángulos, como revanchista. El historiador antes aludido dedica a la cuestión este párrafo vitriólico: “La experiencia europea es rica en reivindicar la memoria de las víctimas y combatientes, en castigar la apología del nazismo, en censurar a quienes niegan el genocidio, en combatir la idea de supremacía ideológica y racial. Pero Franco es tratado como una isla. Por el miedo cerval a la derecha, a la iglesia, a los centros económicos de poder y su influencia en una sociedad española que, dicen, es fácilmente manipulable”.

Algo habría que objetar a estas consideraciones. Por ejemplo, también los que hacen desde el País Vasco apología del terrorismo, ya que no del nazismo, merecen algún reproche; y quienes niegan o ignoran la crueldad de atentados “fecundos” en víctimas inocentes —recuérdese Hipercor, entre otros episodios—; y quienes desde el nacionalismo rabioso exaltan la supremacía racial de un pueblo, como por ejemplo, el vasco; y quienes ponen en un altar a un personaje tan “discutible” como Sabino Arana y otros acompañantes; y quienes blindan su independentismo en los muros de las iglesias, santuarios y seminarios vascos; etcétera, etcétera.

Lamentan también los glosadores del anteproyecto de Ley de la Memoria Histórica, siempre en este caso desde posiciones abertzales, que no se contemplen responsabilidades por crímenes del franquismo, incluso los perpetrados desde 1968. Es cierto, pero tampoco es previsible que algún día, cuando les toque a los independentistas escribir su propia historia, se produzcan ejemplos de sinceridad y exactitud histórica, sobre todo si se piensa en los antiguos maestros de la historiografía vasca, creadores de mitos y silenciadores de realidades cuando han sido españoles puros los autores de determinadas gestas. Lamentan o critican igualmente que no se inste a los organismos privados a retirar las referencias al franquismo. De acuerdo. Pero quedamos a la espera de la glorificación de tantos y tantos crueles asesinos y pistoleros que probablemente —ya está ocurriendo— figurarán en el callejero de las ciudades vascas o en su paisaje monumental.

No dejan de reclamar esos críticos vascos más justicia en las compensaciones económicas a los perjudicados del franquismo. A ver si la futura Administración independentista vasca o su equivalente mientras el proceso se consuma, se acuerdan de compensar los daños causados por tanta crueldad, por tanto cautiverio en zulos —¿se acuerdan de Ortega Lara?—, por tanto estrago moral en tantas y tantas familias que no pudieron en su día visitar a sus parientes cautivos y en poder de gente sin entrañas. Si, como los abertzales entienden, ha quedado en manos de los herederos del franquismo la interpretación de 1936, ¿qué ocurrirá el día en que los intérpretes de las atrocidades etarras sean los herederos del hacha y la serpiente?

Carrillo en El País
Islamocomunismo
GEES Libertad Digital 30 Agosto 2006

Cuando en un Estado ya no se sabe qué Derecho es el vigente y se ha entregado su tutela a un grupo terrorista a cambio de una supuesta paz, ya no queda sino someterse a lo que decida esa banda terrorista. En España y en el Líbano ése es el problema. Pretender contentar a los que no se van a contentar tiene dos resultados: la pérdida de tiempo y la rendición de la voluntad de las mayorías en manos de los que tienen el Mal por programa.

Viene esto a cuento de un reciente artículo en El País del señor Carrillo, comentarista político, antes secretario general del partido comunista, y todavía antes otra cosa peor, titulado "Un rumbo equivocado". Hay que confesarlo: nos ha aclarado bien un tema complejo. ¡Por fin lo hemos entendido!

Ya Revel nos había puesto sobre la pista en "La gran mascarada" hablando del intento del comunismo por renacer de sus cenizas –y de sus montañas de cadáveres– a base de disfrazarse con otros nombres y abrirle un proceso a la democracia liberal. Pero esto es ya una prueba definitiva.

El señor Carrillo, al defender con tanto entusiasmo que se haga "diplomacia" con los grupos terroristas Hamas y Hezbolá, basándose en la idea de que proporcionan ayuda social a grupos desfavorecidos, y no sólo se dedican a matar judíos y demás occidentales por deporte, disipa muchas confusiones. En otros tiempos, los más perspicaces no se sorprendieron del Pacto Germano-Soviético que marcó el principio de la II Guerra Mundial. Al fin y al cabo, los dos totalitarismos estaban juntos, que era lo normal. Se dice hoy que no hay que ser "simplistas", y que hay que acercarse a los "parias de la tierra" y no al "bárbaro" Bush. ¿Y no será más bien que el comunismo y los demás restos del "progresismo" que nunca tragó la caída del Muro, se han convertido en los primeros defensores de sus herederos, los nuevos totalitarios? Si así fuera, habríamos encontrado un nuevo nombre para el terrorismo radical islámico: "Islamocomunismo".

Se hace eco además el ex secretario comunista de un artículo –la verdad es que no sabemos si llegan a tanto sus lecturas o sólo ha oído las campanas– de Seymour Hersh, premio Pulitzer en su día, izquierdista reconocido, que dejó caer que los Estados Unidos habían fomentado y planeado el "ataque" israelí. Coincide así con las declaraciones de Nasralá diciendo que no se esperaba que secuestrar a dos soldados fuera para tanto. Para don Santiago, esto es "banal". Claro, por qué habría de suscitar animosidad un acto tan "pacífico".

La afinidad de los totalitarios y de los totalitarismos entre sí resulta muy esclarecedora. A ella ha contribuido la labor de los medios de comunicación dominantes generando confusión moral e intelectual. El resultado de la equiparación entre el bien y el mal, el democrático y el totalitario, el terrorista y su víctima es, además de una foto de Reuters, la infinita comprensión por el crimen y el asesinato.

Pronto, bien pronto, la necesidad de la realidad hará inútiles hasta las más elocuentes explicaciones. La necesidad crea virtud, se dice en español. Estamos acercándonos peligrosamente a la comprensión vital de este refrán. Ningún cinismo, ningún rencor, ningún odio, ninguna cobardía cambiarán esta realidad. Y cuando llegue, sólo los principios del Estado de Derecho, asentados durante generaciones, nos servirán de algo. Sólo entonces se verá hasta qué punto era vano prestar atención a las palabras de El País o a las sesudas cogitaciones (?) de Le Monde diplomatique. Y entonces, el que siga con vida podrá darse cuenta del tiempo que perdió escuchando los cantos de sirena de los que, con tal de comprender al Mal, se convirtieron en él.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Conflicto de competencias
Juan Francisco Martín Seco  Estrella Digital 30 Agosto 2006

Habrá que pensar que el palacio de la Moncloa constituye una caja negra en cuyo interior se pierde el sentido de la realidad. Todos los presidentes de Gobierno, cuando se empecinan en determinadas posturas y llevan adelante proyectos en contra de la opinión de la mayoría de los ciudadanos, confían en que transcurrido el tiempo la sociedad olvidará el contratiempo. Puede ser que en muchos casos así sea, ya que el poder posee una enorme capacidad de intoxicar y de descubrir u ocultar las cosas a su conveniencia.

De todas formas, puede haber sorpresas y a veces la realidad se impone tenazmente descubriendo la farsa. Aznar confió en que los ciudadanos no le pasarían cuentas por la guerra de Iraq, pero el atentado del 11 de marzo hizo que la contienda y sus consecuencias estuviesen muy presentes en la jornada electoral. Zapatero ha tranquilizado a los suyos prometiéndoles que la sociedad y los votantes olvidarían el Estatuto de Cataluña a medida que el momento de su aprobación se fuese alejando en el tiempo. Con lo que no cuenta, sin embargo, es que la Generalitat y los partidos nacionalistas, incluido el PSC, lo van a recordar a diario, descubriendo así sus efectos perversos.

No han tardado mucho tiempo. El portavoz del Gobierno de la Generalitat, a pesar de pertenecer al PSC, ha anunciado que plantearán conflicto de competencias por la aprobación del Reglamento de subvenciones, recurriendo si fuese preciso al Tribunal Constitucional. Se basan para ello en el nuevo Estatuto. Y es posible que tengan razón, pero con ello lo único que se demuestra es el sinsentido del Estatuto, que impide cualquier coordinación a nivel estatal.

El hecho es que la Generalitat se niega a facilitar datos a la base nacional de subvenciones. Con este instrumento se pretende sólo tener disponible, para todo aquel que lo desee, información sobre las subvenciones concedidas por todas las administraciones públicas y de las recibidas por empresas y particulares. Se intenta impedir de esta forma que un mismo beneficiario termine recibiendo, por superposición de las distintas administraciones públicas, cantidades superiores al coste de la actividad subvencionada, o que unas mismas facturas sirvan para justificar subvenciones de varias administraciones públicas. ¿Atenta esto contra la autonomía del Gobierno de Cataluña?

El Gobierno catalán tampoco está de acuerdo en tener que justificar las subvenciones que recibe del Estado por las competencias que comparte con él o que son exclusivas de la Generalitat, es decir, todas, y en ese todas se incluyen las que se obtienen de la Unión Europea. Según parece, con el Estatuto se llega al absurdo de que la Hacienda Pública estatal conceda dinero para determinadas finalidades y no pueda comprobar después si efectivamente se han llevado a cabo.

La contradicción se incrementa tratándose de los fondos de la Unión Europea, ya que Europa, aun cuando no es nación ni Estado ni constituye una verdadera unidad política, sí practica, como es lógico, un enérgico control sobre las subvenciones que concede, sean competencia de quien sean, y exige que los gobiernos estatales —no sabe ni entiende de Autonomías— hagan lo propio. La Administración española, por tanto, estará obligada a rendir cuentas a la Unión Europea de algo que no controla.

Bajo estos supuestos, que sin duda alguna se irán generalizando a todas las Autonomías, será imposible practicar una sola política pública en el plano nacional. Ya se está viendo lo que ocurre con la emigración y el espectáculo un tanto bochornoso de todas las Autonomías peleándose por el número de emigrantes que reciben. Ahí están también los problemas que han tenido que sufrir en el Congo varias familias españolas inmersas en procesos de adopción por el prurito de la Generalitat de actuar por su cuenta al grito de que las adopciones son de su exclusiva competencia. Claro que después es la Embajada española la que tiene que intervenir.

Por cierto, lo que parece bastante contradictorio es que el Gobierno, al mismo tiempo que promociona este proceso, cree una agencia para evaluar las políticas públicas. ¿Qué políticas públicas se van evaluar? Ganas de rizar el rizo y de crear organismos inútiles.       www.telefonica.net/web2/martin-seco

Y el PNV volvió a ponerse el pasamontañas
José A. Zarzalejos Buesa  Periodista Digital 30 Agosto 2006

Desde que ETA declaró el alto el fuego, el PNV se ha mantenido como agazapado, en silencio, esperando a ver qué pasa y de dónde se puede sacar tajada. Ahora, después de las vacaciones, toca intentar convertirse en otro protagonista del proceso de negociación con la banda terrorista.

Josu Jon Imaz ya ha dicho que el Gobierno tiene que mover la ficha de los presos, ya que este gesto ayudaría a bajar la presión de Batasuna sobre el Ejecutivo. El bueno para nada de Imaz apeló a razones humanitarias, ya que los familiares de los presos no han cometido ningún delito. En fin, nada nuevo bajo el sol. La misma defensa de los asesinos de siempre, el mismo insulto a las víctimas de ETA, y las arcas de la hacienda vasca, financiando los desplazamientos de los familiares de los etarras a las cárceles de España. Y digo yo, ¿por qué no se pagan esos viajes los familiares con el dinero procedente del impuesto revolucionario?. Pues porque a ETA, sus presos le importan tanto como a mí. Pero el recurso a esos asesinos encarcelados suele ser un argumento más a la hora de sentarse a negociar.

Como la cabra tira al monte, el PNV se vuelve a poner el pasamontañas, ese que algunos de sus dirigentes se pusieron de verdad en sus años mozos. Hay que hacer buena la teoría de Xavier Arzalluz; ETA sacude el árbol y los nazionalistas demócratas y moderados recogen las nueces. Lo que ahora no sé es si lo que cae del árbol son nueces o bellotas, esas que acostumbran a comer los buenos cerdos... Sí, definitivamente son bellotas, pero en el PNV, como en ETA, de buenos tienen poco.

Lengua de vaca
Manuel Molares do Val  Periodista Digital 30 Agosto 2006
Los nacionalistas más entusiastas de las tres comunidades históricas españolas están de enhorabuena: sus vacas hablan una lengua autóctona tan distinta a la del resto del vacuno español como sus idiomas regionales lo son del castellano.

El descubrimiento viene de una asociación británica de fabricantes de queso, la West Country Farmhouse Cheesemakers, que logró que John Wells, catedrático de Fonética del College universitario de Londres, comprobara el fenómeno.

El mismo Wells había descubierto ya que los gorjeos de los pájaros de Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte eran diferentes entre sí. Son aves cuyos trinos manifiestan su nacionalismo; debemos deducir, pues, que tal ideología es congénita como instinto en las especies animales.

Traslademos el caso a las comunidades históricas españolas: sus superpatriotas deberán exigir que las vacas de su región no se mezclen con las castellanas, en cuyo mugido oirán ambiciones imperialistas y españolistas.

La demanda será tan seria como con los humanos. En Cataluña, por ejemplo, se impone el catalán en escuelas y organismos públicos, pero también en el lenguaje de los sordomudos, lo que los separa de los discapacitados similares de otras regiones.

Si por patriotismo se aísla a quien necesita más comunicación con el exterior, hay que ser igualmente estrictos con unas vacas cuyos mugidos indican rotundamente que desean mantener incorruptible su lenguaje materno.

Pues, sí: vacas gallegas, mugiendo en gallego. Vascas, en euskera. Las valencianas resonarán distinto que las catalanas.

Y tras rechazar la invasión de la lengua vacuna castellanomugiente deberá hacerse igual con otros animales, como los cerdos y las gallinas. Y las mascotas domésticas, ¿deben jugar con animales que ladren o maúllen en castellano para corromperles su lenguaje natural?.

Nos encontramos ante un inesperado debate ideológico, ante diferencias que apoyan las demandas de autodeterminación, ante nuevas razones para el discurso nacionalista.

La alianza antisistema
Gustavo de Arístegui  Periodista Digital 30 Agosto 2006

El derribo del muro de Berlín y la disolución del Bloque Soviético, dejaron huérfanos a muchos radicales de izquierdas del mundo que durante años no han encontrado apoyo en nada ni nadie, que ellos creyeran capaz de oponerse a sus odiados enemigos de Occidente, del que una gran mayoría de ellos forman parte. El Bloque Soviético era una dictadura feroz pero justamente esa parte de la progresía occidental la justificaba por ser, a su juicio el único medio de derrotar al capitalismo y a las democracias “liberales y decadentes”.

El doble rasero de algunos al juzgar dictaduras de un signo y otro resulta verdaderamente sorprendente. Pinochet o la dictadura militar argentina de Videla y sus cómplices, son criticadas muy duramente, y con toda la razón, por derechas e izquierdas. Sin embargo muchos dirigentes, militantes y simpatizantes de ciertas izquierdas son mucho más comedidos en sus críticas a Fidel Castro que lleva 47 años al frente de una brutal dictadura, otros se sienten fascinados, atraídos y son incondicionales defensores del dictador cubano y su régimen. Las contradicciones se suceden, pues resulta del todo inexplicable la fascinación que algunas izquierdas sienten por la más extrema de las derechas, ultrarreligiosa y fanática como es el islamismo radical, cuya primera víctima por cierto es, justamente el Islam moderado, y obviamente Occidente y nuestras democracias a las que desearía aniquilar sin contemplaciones. Resulta chocante, por estúpida e ignorante, la declaración del alcalde de Londres Ken Livingston tras los atentados del 7-J del año pasado en su ciudad: “dejadlos en paz”. ¿A quién hay que dejar en paz Sr. Alcalde, es que acaso nos lo estábamos buscando, como dicen algunos, o que la “barbarie y opresión” de Occidente nos hace merecedores de toda respuesta terrorista y de miles de muertos inocentes? Hay quienes justifican y legitiman “la guerra asimétrica” que es justamente como los terroristas llaman a su “lucha” contra un enemigo más poderoso y mejor armado. Otros creen que nos merecemos su ira y que no les hemos dejado otra salida que atacarnos. Todo esto es simplemente un disparate. Por otra parte no hay que olvidar la miopía e ignorancia de muchos dirigentes políticos occidentales que entre ofensas y complejos, errores estratégicos y, no pocas veces, altas dosis de cobardía, han propiciado el crecimiento del radicalismo.

Pero habrá que preguntarse por qué se produce esta aparente coalición heterogénea y dispar, que cuenta por lo menos con los siguientes elementos, los antisistema, los antiglobalización más exacerbados, las izquierdas radicales, los regímenes populistas y el quinto elemento es el islamismo radical, al que muchos de estos movimientos ven como el verdadero libertador y el “único capaz de hacer frente a Estados Unidos y sus aliados”. Para los primeros cuatro esta alianza, que empezó surgiendo más por coincidencia de enemigos que por otra cosa, tiene un creciente carácter estratégico, pues necesitan desesperadamente reemplazar el difunto bloque ideológico por otro. Este nuevo bloque ideológico tiene su fundamento en una verdadera coalición de los anti y de los contra, y entre ellos cabe destacar los siguientes puntos de coincidencia: antioccidental, antiamericano, antiliberal, anticnservador, antidemocracia formal, anticapitalista y mercadofóbico, se dice anticolonial, anticonvencional, y es crecientemente antisemita, se sienten atraídos por la contracultura de lo radical y de la violencia, y son mesiánicos, revisionistas y claramente rupturistas. Para la última parte, para el “quinto elemento”, el islamismo radical, es una alianza meramente táctica, para los islamistas las izquierdas, ya sean comunistas o socialistas, son “enemigas del Islam, los más ajeno y distinto a la esencia y tradiciones islámicas” como me recalcó de manera insistente uno de los principales dirigentes islamistas jordanos el Dr. Arabiyat en su casa de Ammán el pasado mes de enero. El resto de la conversación, de la que tomé 12 páginas de notas, me puso lo pelos de punta, pero esa es otra historia. Hay igualmente notables coincidencias entre esta alianza antisistema y los postulados violentos y bestiales de la extrema derecha, pues también odian, en gran medida, las mismas cosas.

La alianza antisistema cree haber encontrado su adalid y defensor en el islamismo radical, cree que es un hermoso y salvaje corcel que ellos han domado y que podrán dirigir y utilizar a su atojo. Pues no, es un violento dragón que cuando les haya sacado todo el jugo a sus accidentales compañeros de viaje, los devorará sin pestañear y con honda satisfacción por haber destruido otro de sus principales enemigos. El islamismo radical no solo no admite legitimidad alguna fuera del Islam, considera que cualquier musulmán que no se pliegue a sus opresivos y violentos dictados, es un “repugnante apóstata” que debe ser destruido, para que no contamine lo que ellos denominan el “Islam puro”.

En una pocas líneas es imposible explicar la complejidad de la alianza antisistema, de sus mecanismos y de la emergente ideología que trata de alumbrar todos los días, que, además, ha encontrado en la corrección política un aliado impagable, que le crea espacios inmensos y margen de maniobra, desde los complejos, los miedos, y el apaciguamiento de la sociedad occidental. Ya no es sólo el creciente poder e influencia del islamismo radical como ideología, que no pocos intelectuales y analistas europeos se dedican a justificar como una consecuencia de los imperdonables pecados de las sociedades en las que viven, sino que lamentablemente hemos elegido mirar a otro lado e ignorar una vez más, un grave problema, que crece imparable y que puede llegar a ser uno de los mayores lastres y lacras para a democracia y la libertad en el presente siglo.

La extrema izquierda occidental y su atracción por los nazis del Islam
Doctor Shelanu  Periodista Digital 30 Agosto 2006

Algunos occidentales, particularmente europeos, creen que los islamistas son pendencieros e imbéciles y realmente los imbéciles son estos occidentales que así piensan.

Para ver video sobre el nazismo de Jisbulá, sus desfiles, marcha y saludos nazis, pulsar http://www.iran-resist.org/IMG/wmv/almawtleisrael.wmv

Los europeos viven de espaldas a la realidad, discutiendo sobre el sexo de los ángeles.
Mientras en las Naciones Unidas, Sudán salió elegido para la para la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en un momento en el que las ramas asesinas del gobierno estaban ocupadas abriéndose camino por Darfur masacrando y violando en masa a los negros, musulmanes también, pero más “light”. Lo último que uno necesita cuando tiene un intenso calendario de asesinato masivo delante de las narices es un montón de reuniones de comité tediosas y evasivas en New York.
Mientras los islamistas del Norte del Sudán llevan masacrados más de un cuarto de millón de negros y contabilizan más de dos millones de cristianos del Sur del Sudán asesinados, y practican la esclavitud, todavía legal en el musulmán Sudán. Su embajador, Elfatih Mohammed Ahmed Erwa, se puso juguetón para la ocasión anunciando, al ingresar en la Comisión de Derechos Humanos, que estaba muy preocupado acerca de los abusos de los derechos humanos en Guantánamo y Abú Ghraib. Lo de matar negros y cristianos era una nimiedad.

Para el emisario de un estado psicópata genocida bañado en sangre, eso es muy divertido. Pero cuando enrolas a naciones libres y estados criminales en el mismo club, La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el peligro no es que no se comprometan, sino que el mundo libre retroceda casi todo el camino recorrido.

Diariamente se están asesinando musulmanes entre si, en nombre de la pureza de la religión de la Espada del Islam. Musulmanes que mueren degollados, otros explotando en mercados, en autobuses, en mezquitas, asesinados por sus hermanos de religión, que los combaten en nombre del Islam. En Argelia, en Irak, en Darfur, Chechenia, y mientras se produce esta orgía de sangre, los 60 países de la Organización Conferencia Islámica, conjuntamente con Venezuela, Cuba y otros países tan antidemocráticos como estos, de los 192 países que constituyen las Naciones Unidas discuten sobre la “maldad” de Israel, de la perversión americana en Guantánamo.

En la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU, mientras Sudán se dedica a eliminar cristianos en el Sur y negros en Darfur, los delegados sudaneses se escandalizan porque Israel se ha defendido de las agresiones de los nazi-islamistas de Jisbulá, los esclavistas musulmanes de Sudán piensan: ¡¡ que atrevimiento e inmoralidad que tienen los judíos por defenderse!!


Aún no ha concluido la larga y sangrienta guerra civil de Argelia que se inició en 1992, los gobernantes socialistas-militaristas, que han matado a decenas de miles de islamistas, en respuesta a los desmanes asesinos de estos, se escandalizan porque los israelíes han respondido a las agresiones de Jisbulá. Ambos bandos de la guerra civil argelina piensan: ¡¡ que desfachatez tienen los judíos en no dejarse aniquilar!!

En Irak los islamistas chiítas asesinan a los sunnitas, y viceversa, en nombre del Islam, del Corán y de Alláh, también las diferentes facciones terroristas y los dirigentes iraquíes se escandalizan de que los israelíes combatan por su derecho a existir. Todos los islamistas, que son enemigos entre si y que se asesinan mutuamente, ven intolerable que los israelíes quieran defender sus vidas.
Ahmadineyad y Ali Jamenei amenazan con destruir a Israel. Igual que los nazis pensaban en lo profundo de su ser que el judío no tenía derecho a existir, y por eso mataron, asesinaron, aniquilaron a más de seis millones de judíos por ese motivo, el de eliminar y hacer desaparecer de la faz de la tierra a los judíos. Los dirigentes de Irán piensan en lo profundo de su ser que Israel no tiene derecho a existir, que los judíos han de ser aniquilados.

Como explica Alan M. Dershowitz, el líder oficial de los musulmanes palestinos, Haj Amin al-Husseini, gran muftí de Jerusalem, ya planeaba la Solución Final. Este líder religioso musulmán colaboró en el genocidio Nazi, declarando buscar "solucionar los problemas de los elementos judíos de Palestina y de los demás países árabes" empleando "los mismos métodos" en uso "en los países del Eje". Husseini, que pasó los años de la guerra en Berlín y que fue declarado criminal de guerra Nazi en Nüremberg, escribía esto en sus memorias:

Nuestra condición fundamental para cooperar con Alemania fue tener las manos libres para erradicar hasta el último judío de Palestina y del mundo árabe. Solicité a Hitler un logro explícito que nos permitiera solucionar el problema judío de modo adaptado a nuestras aspiraciones nacionales y raciales y según los métodos científicos aportados por Alemania en la gestión de sus judíos. La respuesta que obtuve fue: "Los judíos son tuyos".

Husseini planeaba un campamento de la muerte para judíos modelado a imagen de Auschwitz, a ubicarse en Nablús. Hablaba en Radio Nazi, haciendo llamamientos al genocidio de todos los judíos del mundo: "Matad a los judíos donde quiera que los encontréis -- esto complace a Alá, a la historia y a la religión". El profesor Edward Said reconocía que este colaborador Nazi y antisemita genocida "representa el consenso árabe palestino" y que era "la voz del pueblo palestino". Yasser Arafat se refería a Husseini como "nuestro héroe".


Haj Amin al-Husseini es el padre espiritual de Hamas, la rama de los Hermanos Musulmanes de Egipto.

Nunca antes o después en la historia del mundo, un régimen tiránico ha intentado asesinar a todos los miembros de un grupo racial, religioso, étnico o cultural concreto, sin importar donde vivan -- hasta ahora. El objetivo de Jisbulá no es "poner fin a la ocupación de Palestina", ni siquiera "liberar todo Palestina". Su objetivo es matar a los judíos del mundo. Escuche las palabras de su líder, el jeque Hassán Nasralá: "Si todos los judíos se concentran en Israel, nos ahorrarán el problema de tener que perseguirlos por el mundo" (NY Times, 23 de mayo del 2004, pág. 15, sección 2, columna 1). Nasralá es uno de los hombres más admirados del mundo árabe y musulmán hoy. Hitler hizo amenazas similares en el Mein Kampf, pero en gran medida fueron ignoradas. Nasralá tiene fama de mantener sus problemas.

Sus objetivos genocidas -- matar a todos los judíos -- quedan plasmados en dos declaraciones recientes. Ha advertido a los árabes y musulmanes que abandonen Haifa de modo que sus misiles maten exclusivamente a judíos. Y se disculpó de provocar las muertes de tres árabes israelíes en Nazaret cuando un katuysha alcanzó esa ciudad israelí religiosamente mixta .Jisbulá también trabajó de la mano con neonazis argentinos para volar por los aires un edificio comunitario judío, asesinando a decenas de judíos.

Nasralá es un Hitler moderno, que actualmente carece de la capacidad para perpetrar su genocidio. Pero es aliado de Irán, que pronto tendrá la capacidad de matar a los 5 millones de judíos de Israel. Escuche lo que el ex presidente de Irán ha dicho acerca de cómo utilizará Irán sus armas nucleares:

Hashemi Rafsanjani, el expresidente de Irán, ha amenazado a Israel con la destrucción nuclear, jactándose de que un ataque mataría hasta 5 millones de judíos. Rafsanjani estima que incluso si Israel responde lanzando sus propias armas nucleares, Irán apenas perdería probablemente 15 millones de personas, lo que dijo es "un pequeño sacrificio" de entre los mil millones de musulmanes del mundo.

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, que niega el Holocausto Nazi, pide un Holocausto moderno que "borre del mapa a Israel".

Mientras todo esto acontece, los occidentales en general y la izquierda en particular guarda silencio, nadie amonesta a los dirigentes islamistas de Irán, nadie se atreve a pedir respeto por las víctimas del Holocausto que los dirigentes islamistas de Irán vilipendian. Los dirigentes occidentales chamberlianos, y en su grado más exagerado de dhimmitud el trío Zapatero-Moratinos- Blanco, sólo saben pedir que Israel se modere en su defensa, que esté tranquilo y se deje violar. Ni una sola critica a Jisbulá por la utilización de la propia población civil libanesa como escudos humanos y del terror, asesinato y destrucción que Jisbulá lanzó contra los israelíes.

A pesar de las amenazas antisemitas y genocidas, la extrema izquierda admira y está fascinada por Nasralá y su organización racialmente racista, así como a Irán y su presidente antisemita. Otros occidentales no parecen tomarse en serio sus amenazas.
La extrema izquierda es blanda y ciega con el totalitarismo y extraordinariamente dura y tergiversadora con los israelíes

El eje Irán-Jisbulá es la mayor amenaza a la paz mundial, a la supervivencia judía, a los valores occidentales y a la civilización. Aquellos que apoyan a Jisbulá, e incluso aquellos que rechazan luchar contra ella, están en el lado equivocado de la historia. Son colaboradores con los nazi-islamistas-- la versión del Nazismo de hoy en día.

La extrema izquierda está verdaderamente fascinada por la extrema derecha religiosa musulmana, para ver video sobre LOS NAZIS DEL ISLAM, Pulsar http://www.iran-resist.org/IMG/wmv/almawtleisrael.wmv

Separatismo
LOS EFECTOS DE TREINTA AÑOS DE PODER SEPARATISTA
Son muchos años dejando actuar a unas minorías que se declaran abiertamente antiespañolas como árbitros de la gobernabilidad de España. ¿Hasta cuando va a durar este desatino?
Minuto Digital 30 Agosto 2006

El 38 por ciento de los vascos votaría a favor de la independencia del País Vasco en un eventual referéndum, mientras que el 31 por ciento se pronunciaría en contra, según el sociómetro de mayo, difundido el lunes por el Gobierno vasco. Estas posturas apenas han cambiado respecto a 2003, siendo el voto mayoritario a favor del sí el de los simpatizantes de EHAK, Aralar, EA y PNV. El voto contrario sería mayoría entre los simpatizantes de PP y PSE. A la pregunta "Si el Gobierno español permitiese decidir libremente sobre la independencia y se realizara un referéndum ¿usted qué votaría?", un 38 por ciento dijo que a favor, un 31 en contra, un 13 se abstendría, y un 19 dijo que no sabía.

Una opinión cimentada sobre la sangre de inocentes, la falta de libertad y el uso corrupto del poder por la pinza del separatismo legalizado y el separatismo terrorista, que ha intentado moldear a la sociedad vasca ejerciendo la coacción económica y violenta, junto a la manipulación de masas. Tras la amnistía general de 1977, el brazo político de ETA, Herri Batasuna se presentó como un partido más a las elecciones generales de 1979. No es casualidad que en 1978 los pistoleros asesinaran a 66 personas, 56 más que el año anterior; uno de los años más sangrientos de la banda tras 1980, cuando llegaron a segar la vida de 92 personas. Acciones todas jaleadas por los batasunos con el consentimiento de las autoridades de aquel entonces, una UCD tan inmoral y traidora como el PSOE de Zapatero. Y todo por el sueño de la imposición de una Euskadi independiente, al que el PNV ha contribuido en igual medida que ETA, pero con los instrumentos de poder que un régimen atolondrado puso en sus manos. Si ha existido ambigüedad por parte del PNV en su posición respecto a ETA, hora condenando atentados, hora homenajeando a terroristas, ninguna existe en cuanto a la coincidencia de fines.

Al principio de nuestra democracia, en las primeras elecciones del 15 de junio de 1977, los partidos separatistas obtenían 23 escaños en el Congreso de los Diputados, tras las últimas elecciones generales alcanzaban 33. Son muchos años dejando actuar a unas minorías que se declaran abiertamente antiespañolas como árbitros de la gobernabilidad de España. ¿Hasta cuando va a durar este desatino?

Mesquida ocultó la explosión de Francia por «intrascendente»
Redacción/ J. M. Z.  La Razón 30 Agosto 2006

Madrid- El curso político se inicia con la sombra más que fundada de que la organización terrorista ETA continúa operativa y con la polémica de por qué el Ejecutivo ocultó dos meses la explosión por la banda de un coche en Francia. De momento, el director general de la Guardia Civil justificó la ocultación de este suceso por carecer de trascendencia para la opinión pública. En declaraciones a la Cadena Ser, Joan Mesquida se refirió así a la información confirmada anteayer por el Ministerio del Interior sobre que la Gendarmería francesa le había comunicado el pasado 30 de junio de la localización de un vehículo calcinado por la banda terrorista en el sur de Francia.

Después de negar que Interior pretendiera ocultar este hecho, restó importancia al suceso al precisar que se trata de «informaciones que se van produciendo» y que, bajo su punto de vista, carecen de especial «trascendencia» para la opinión pública. El máximo responsable de la Guardia Civil restó importancia a la explosión del coche. A su juicio, es «una práctica relativamente habitual» dentro de ETA quemar los vehículos que usan con el fin de eliminar huellas y cualquier pista que pueda identificar a sus usuarios.

Fuentes antiterrorista informaron a LA RAZÓN que el artefacto no es una bomba lapa de las que tradicionalmente ha utilizado ETA, ya que entre los restos no se han hallado los elementos de activación de este tipo de artefactos, que se accionan con el movimiento, ni los imanes con los que se adosan a los bajos de los automóviles.

Pese a todo, la Guardia Civil trabaja con la hipótesis de que la organización terrorista vuelva a actuar porque las fuerzas de seguridad deben ponerse en la peor situación con el fin de «poner los medios» y evitar que esa posibilidad se produzca. «Unicamente así se puede ser eficaces», apuntó.

Joan Mesquida confirmó, además, que la Benemérita no dispone de «ningún dato» que permita «apreciar» que ETA esté ensayando mecanismos de explosión y aseguró que el Cuerpo «no ha bajado un milímetro» su lucha contra el terrorismo y, en particular, contra el de la organización terrorista ETA.

Contra Zapatero
El Partido Popular afirmó ayer que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, debería haber informado al resto de las formaciones políticas cuando tuvo conocimiento del hallazgo en el sur de Francia del vehículo. En declaraciones a Servimedia, el secretario general del PP el País Vasco, Carmelo Barrio, criticó que el Ejecutivo haya tardado dos meses en desvelar este dato, dada su trascendencia en medio del alto el fuego el inicio de conversaciones con los terroristas.
Barrio denunció que el Gobierno «incumple sus funciones» porque ni convoca el Pacto antiterrorista ni informa de la lucha contra la banda terrorista a la oposición ni cuenta al Parlamento el desarrollo de sus negociaciones con los terroristas «cuando se comprometió a todo ello». «El Gobierno sigue ocultando información, sobre todo al principal partido de la oposición. La prioridad de Zapatero no es acabar con la banda terrorista ETA, sino arrinconar al Partido Popular», sentenció.

En su opinión, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, debería comparecer en el Congreso de los Diputados para aportar todos los datos sobre el vehículo encontrado en el sur de Francia, si bien vaticinó que «tratará de minimizar, distorsionar y restar importancia» a lo ocurrido.

Para el presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, este suceso confirma que la banda «ha concebido la tregua como una pausa para fortalecerse» y criticó que el Gobierno «haya ocultado la información más de dos meses».

Mientras el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, consideró el hallazgo del coche de ETA una «excepción que no niega el proceso de paz» y que no «enturbia» las medidas a adoptar en los próximos meses. Por eso apostó por que el contacto con ETA se produzca y que de él salga una decisión de la banda de cese «definitivo» de la actividad armada.

Después se podría arbitrar, a su juicio, la medida correspondiente de acercamiento de presos, siempre que exista ese cese definitivo de violencia. El coordinador general de IU apuntó, además, que otra medida importante a desarrollar en los próximos meses es la incorporación definitiva del mundo abertzale a las vías democráticas.

El porqué de una ofensa
ABC 30 Agosto 2006

GRAVES, y casi sin precedentes a ese nivel, resultan las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Massimo D´Alema, que ha afirmado que ETA es «un movimiento político», a su juicio tan estimable y digno de elogio que lo cree un ejemplo de lo que deben llegar a ser, en Oriente Próximo, Hamás y Hizbolá. Lo cierto es que la mediocridad que ha demostrado en su gestión política -ha sido dos veces primer ministro de su país (la última apenas duró cuatro meses) con un resultado ciertamente calamitoso- tenía que responder a alguna razón que ayer, por fin, quedó clara: una ausencia de escrúpulos morales y políticos de tal envergadura que le permite obviar el sufrimiento que ese «movimiento político» ha provocado a España. La aclaración posterior emitida por el Ministerio de Exteriores italiano es un apresurado y poco creíble intento de reparar el desaguisado. Más le valdría pedir perdón a las víctimas y reconocer su error. Y eso no lo hizo.

Pero quizá no haya que centrar toda la crítica en la enquencle catadura moral de D´Alema -a quien con el muro de Berlín se le cayó el comunismo encima y ahora se aferra a todo fetiche de la progresía que halla-, sino en el nuevo estatus que, sin que los etarras hayan hecho ademán alguno de renunciar de manera definitiva a la violencia, el Gobierno del PSOE ha conferido a la banda en aras de que el «proceso» llegue a buen puerto. Las palabras del ministro italiano -al que el Ejecutivo español debe exigir una rectificación oficial- son producto de la extrema confusión introducida por Rodríguez Zapatero, que ha hecho que dé la impresión, dentro y fuera de España, de que el Estado de Derecho ha bajado los brazos. Sobran los ejemplos:

Batasuna -parte de una banda terrorista- se manifesta siempre que quiere, ante la apatía del fiscal general y el aplauso de buena parte del PSE; el Pacto por las Libertades es papel mojado y la Ley de Partidos lleva el mismo camino; ETA exhibe el terror callejero cuando más le conviene para dar credibilidad a sus amenazas; los empresarios siguen denunciando que son objeto de extorsión y en las calles, (en Llodio, por ejemplo) aparecen amenazas contra ediles del PP.

Lo peor de todo es que es probable que la vileza de D´Alema no sea una anécdota. Da escalofríos pensar en cuántas cancillerías estarán manejando la sandez hiriente del «movimiento político», en consonancia con el fracaso exterior del Gobierno para explicar un «proceso» que, en las actuales circunstancias, no tiene explicación.

LA XUNTA DESARROLLA UNA INICIATIVA PARA FOMENTAR EL USO DEL IDIOMA ENTRE NIÑOS DE 3 A 5 AÑOS
Dos colegios públicos impartirán este curso todas las asignaturas en gallego
Los CEIP Emilio Pardo Bazán y María Barbeito e Cerviño habilitan aulas de Infantil con enseñanza integral en gallego. Los padres decidirán el idioma de estudio de sus hijos.
REDACCIÓN La Opinión  30 Agosto 2006

Redacción.A coruña
Un total de seis colegios públicos de la provincia de A Coruña comenzarán este curso 2006-2007 a impartir una línea educativa en lengua gallega que abarcará a alumnos de Infantil de tres a cinco años con el fin de fomentar la enseñanza en gallego en el marco de una iniciativa pionera desarrollada por la Consellería de Educación e ordenación Universitara, en colaboración con la Secretaría Xeral de Política Lingüística.

El Colegio Público Emilio Pardo Bazán y el CEIP María Barbeito e Cerviño son los dos centros de los 16 colegios de toda Galicia que se acogieron al plan, además de otros cuatro centros de la provincia: el CRA Os Remuiños (Cabana de Bergantiños), Cruceiro de Canide (Ferrol), Nuestra Señora do Faro (Ponteceso) y el CEIP de Traba (Laxe). En estos centros, los padres con alumnos de Educación Infantil podrán decidir sobre una educación en castellano o íntegra en gallego. "Antes era una cuestión de voluntad, ahora va a existir un compromiso por las dos partes, por los padres que lo solicitan y por los centros", según explicó la conselleira de Educación, Laura Sánchez Piñón, quien informó que la iniciativa va dirigida a zonas urbanas y periurbanas, "porque en el ámbito rural la mayor parte de la Educación Infantil se imparte en gallego". En esta línea, la titular de Educación recordó que el plan es el seguimiento de las galescolas promovidas por Vicepresidencia de la Xunta para niños de 0 a 3 años. "Son etapas sucesivas -dijo-por lo que el departamento de Educación y Vicepresidencia trabajan de forma conjunta en los dos proyectos". Además, afirmó que el proyecto continuará los próximos cursos y se ampliará a nuevos centros.

Los colegios que han adoptado la iniciativa de la Xunta cuentan con la autorización de padres, con el acuerdo del claustro de profesores y con la aprobación del consejo escolar. "Nos parece una decisión educativa muy interesante, porque no es una imposición, sino una opción parpa aquellos padres que confíen en una educación en gallego. Vivimos en una comunidad con una lengua propia y hay que potenciarla", según la presidenta de la asociación de padres del colegio público Emilia Pardo Bazán, Teresa Orduña. Esta línea educativa sólo se implantará cuando exista un suficiente número de demandantes que permita habilitar un aula para desarrollar el proyecto. "Es necesario que al menos 25 padres demanden esta propuesta, pero el año pasado se hizo un sondeo y los interesados en el proyecto sobrepasaban la treintena", concluye Teresa Orduña.

La secretaria general de Política Lingüística, Marisol López, concretó que los profesores que impartirán estudios en lengua gallega recibirán una formación específica que garantice a los alumnos una enseñanza de calidad en gallego, y para ello la Consellería de Educación y Política Lingüística proporcionará a los centros acogidos a este programa el material y los recursos necesarios para poder impartir la docencia totalmente en gallego. En concreto, en la provincia de A Coruña se impartirán nueve cursos de iniciación y perfeccionamiento para profesores de carácter gratuito.

Por otra parte, aunque también con el fin de fomentar el gallego en la enseñanza y en colaboración con la Secretaría Xeral de Política Lingüistica, se convocarán diez proyectos de innovación en lengua gallega. La iniciativa va dirigida a centros de Secundaria con el fin de implicar a toda la comunidad educativa, para promover el empleo del gallego fuera del ámbito estrictamente académico, fomentar la enseñanza de la lengua gallega entre el alumnado participante y actualizar la pedagogía en material de enseñanza.

Fomentar el gallego
Nota del Editor 30 Agosto 2006

Está claro que esto de las gallego-escuelas es otro paso más en la nazionalización, en la consecución de clones nazionalistas para llegar a la dulce nación de Breogán, donde todos los súbditos hablarán gallego (normativo, eso raro que las gentes de los pueblos no entienden, y que cada año aborta (con perdón) palabras para no parecerse a la lengua del imperio donde no se ponía el sol (aquí zona de nubes y lluvia, poco importa)), y los políticos serán los señores, cada vez un poco más,  del feudo galaico.

El personal que no sufre la imposición lingüística pensará que Galicia es un oasis de paz donde los castellanohablantes son ciudadanos normales, de primera, con todo tipo de derechos políticos y ciudadanos: pues no, los castellanohablantes no pueden elegir la lengua materna castellana para la educación de sus hijos, les imponen el y en gallego en todas las etapas educativas (en algún caso excepcional, permiten que la gimnasia sea impartida en castellano), son ciudadanos de segunda, pero con papeles, sin papeles tendrían más derechos y menos obligaciones.

El derecho constitucional de deber de conocer el idioma español, les importa a los nazionalistas un pimiento (de Padrón), y todo el tinglado del mundo virtual en gallego, se viene abajo en cuanto salen de la gallego-escuela y se encuentran en una región donde se habla castellano y mucho y otros gallegos que no se parecen en nada al del aula. Me imagino que durante los recreos, separarán también a los puros de los impuros.

Los ciudadanos de segunda, si quieren que sus hijos reciban toda la educación en castellano, como establece la constitución española, tendrían que iniciar toda una serie de trámites de duración indefinida, incluyendo alguna huelga de hambre, y al final del camino, es muy probable que siguieran las cosas como al principio. Eso es el fomento del gallego. Debe ser que el gallego lo impone el ministerio de fomento y está envuelto en un muro de hormigón infranqueable a los derechos humanos y constitucionales.

La AVT se querella contra los convocantes de la manifestación de apoyo a De Juana
NIEVES COLLI ABC 30 Agosto 2006

MADRID. La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) presentó ayer ante la Audiencia Nacional una querella contra los organizadores de la manifestación celebrada el sábado en San Sebastián para pedir la excarcelación del miembro de ETA Ignacio de Juana Chaos, condenado por la comisión de 25 asesinatos, pendiente de juicio por nuevos delitos de terrorismo y que se encuentra en huelga de hambre desde hace veinte días. La AVT asegura que se ha cometido un delito de «apología del terrorismo con menosprecio y humillación a las víctimas» y tiene la certeza de que detrás de la convocatoria, realizada oficialmente por un grupo de ciudadanos, están las organizaciones ilegalizadas Askatasuna y Batasuna.

La AVT lamenta que la marcha fuera autorizada -«como es habitual», señala en el texto de la querella- por el Gobierno vasco, así como que tampoco interviniera ninguna institución del Estado, «ya sea Fiscalía, Policía etcétera» para evitar su celebración.

Advierte que la presencia de destacados dirigentes proetarras como los batasunos Juan José Petrikorena, Angel María Elkano, Rufino Etxebarria o el dirigente del sindicato LAB Rafael Díez Usabiaga es un indicio claro de que detrás de la manifestación está la ilegalizada Batasuna. En este sentido, asegura que la «representatividad» de estos individuos en el entorno proetarra confiere a su presencia en la marcha un «carácter excepcional».

Los límites del derecho de expresión
Otros indicios, junto al de los asistentes, son, según la AVT, «los lemas coreados [«Estado español, estado terrorista», «Los presos en lucha, nosotros también...»] y el objeto» mismo de la manifestación, que no era otro que «el apoyo expreso» a «un asesino convicto por multitud de crímenes salvajes de carácter terrorista por los que cumple la condena impuesta según las leyes de un Estado de Derecho».

La asociación sostiene que el de expresión y manifestación no es un derecho absoluto y que, en este caso, su ejercicio por los manifestantes excedió los límites «necesarios en orden a una adecuada convivencia». Quienes participaron en la marcha utilizaron esos derechos para expresar ideas de «apoyo al asesinato y a sus asesinos», para lanzar «acusaciones de terrorismo a un Estado», para proferir «burlas» a las víctimas «solicitando o exigiendo la amnistía de los asesinos que no han pagado ni una mínima parte de su deuda con la sociedad», actuaciones todas ellas que «reflejan claramente el menosprecio a la víctima y la humillación de ésta». «¡Cómo no se va a humillar a las víctimas con expresiones como las que se han vertido! ¡Cómo no se va a humillar a las víctimas autorizando, convocando y celebrando manifestaciones de apoyo a un asesino convicto y confeso!», advierte la querella.

La AVT denuncia la soledad de las víctimas ante la celebración de una manifestación de estas características. Lo único que les queda, asegura, es «confiar en los poderes públicos», a los que sin embargo acusa de haber hecho «dejación de su defensa permitiendo estos actos por activa y por pasiva».

Evitar una iniciativa en apoyo de un terrorista no habría supuesto límite alguno a la libertad de expresión, sino un acto dirigido a «proteger a la víctima y a la sociedad de situaciones que se producen precisamente por el clima que Batasuna-ETA está creando con el llamado periodo de negociación». «Un entramado que estaba prácticamente derrotado por la acción judicial y policial -concluye el texto de la querella- vuelve a ocupar la calle con la violencia verbal y física, socavando la libertad de los ciudadanos».

Pedraz mantiene su criterio
Por otra parte, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha desestimado el recurso de reforma que la asociación Dignidad y Justicia presentó contra su decisión de no prohibir la manifestación celebrada en Bilbao el pasado viernes a favor de la autodeterminación. El magistrado reitera en un auto dictado ayer que, según los informes policiales, no existen indicios de que la ilegalizada Batasuna promoviera la celebración de la marcha.

CRITICA EN BRUSELAS LAS CESIONES DE ZAPATERO A LOS ETARRAS
Marimar Blanco denuncia que la "claudicación" del Gobierno deja a ETA "más fortalecida que nunca"
La Fundación Miguel Ángel Blanco acaba de presentar en Bruselas la exposición "En pie de foto, cien miradas contra el dolor". En la Cope, Marimar Blanco ha explicado que el objetivo es mostrar la realidad que ha dejado el terrorismo en España y denunciar a todos sus verdugos. Choca esta actitud, ha lamentado, con la que mantiene el Gobierno, al que responsabiliza de abrir un proceso "de cesión y claudicación" en el que "estamos dando unos pasos de gigante que nos vuelven a llevar a la ETA de los años 80, crecida y fortalecida".
Libertad Digital 30 Agosto 2006

La exposición que acaban de presentar la Fundación Miguel Ángel Blanco en Bruselas comenzó su andadura hace dos años en París. Ahora, a la sede del Parlamento Europeo han llegado las fotos que reflejan el horror que ha provocado ETA en sus casi cuarenta años de terrorismo. En La Mañana de la COPE, Marimar Blanco ha explicado que la muestra pretende "demostrar la realidad, el terrible dolor y sufrimiento que hemos padecimos muchas familias por el terror y que tenemos que seguir recordando que sufrimos el azote del terrorismo". Es, matiza, una denuncia contra "esta terrible situación y contra los verdugos" que la han propiciado.

Con esta iniciativa, la fundación que preside la hermana del concejal del PP de Ermua asesinado en 1997 pretende contrarrestar los intentos del Gobierno por "internacionalizar el problema terrorista". Este objetivo que siempre ha buscado ETA, ha denunciado Mariamar, lo persigue también ahora el Ejecutivo socialista de Zapatero. "El PP está denunciado está terrible situación pero ahora parece que el PSOE se rinde a los pies de ETA y sigue los mismos pasos", ha apuntado. Además, insiste en que "esto no es un problema internacional sino un problema planteado por el PSOE al abrir un proceso de cesión y claudicación ante un grupo terrorista".

Marimar Blanco ha recordado que antes de llegar el PSOE al poder ETA estaba más acorralada que nunca gracias al pacto antiterrorista. "Habíamos conseguido que ni se escuchara ni se viera hablar de ETA mientras que ahora el PSOE pretende del Parlamento Europeo el amparo para este mal llamado proceso de paz". Frente a esto, expone Marimar, "nosotros queremos denunciar la situación y decir que no se puede claudicar sino perseguir a los terroristas y derrotarlos".

También ha reiterado que "estamos dando unos pasos de gigante que nos vuelven a llevar a la ETA de los años 80, crecida y fortalecida" porque, pese a lo que mantiene el Gobierno, siguen sin darse las bases para una negociación: "continua la amenaza, la extorsión a empresarios, el terrorismo callejero, sigue siendo necesaria la escolta en el País Vasco y palpa la falta de libertad. No se dan las bases y me parece tremendo que el partido socialista y el presidente del Gobierno intenten taparlo".

QUINTANA APUNTABA A UN "ATAQUE MASIVO Y TERRORISTA"
ARDE GALICIA denuncia las responsabilidades del BNG en la ola de incendios gallegos
Tras la catástrofe que ha asolado Galicia, las acusaciones lanzadas por los principales líderes socialistas y nacionalistas no han parado de sucederse. La ministra Narbona habló de "terrorismo forestal". El líder del BNG no sólo no hizo autocrítica, sino que Anxo Quintana culpó del desastre ecológico a los alcaldes del PP, al gobierno central del PSOE, a la Policía, e incluso a una trama terrorista, de la que no ha aportado pruebas pero que, según él, tendría como fin hacer un “ataque masivo y terrorista” contra el "cambio que lidera" su partido. Las responsabilidades también han querido desviarse a través de las manifestaciones convocadas por Nunca Mais. Pero lo cierto es que con los votos del BNG los fondos destinados a la lucha contra el fuego han disminuido.
Libertad Digital 30 Agosto 2006

En los primeros momentos de la catástrofe que ha asolado Galicia se llegaron a realizar acusaciones sin presentar prueba alguna. La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, llegó a denunciar lo que llamó “terrorismo forestal”, que ella achacó a "personas con actitudes despechadas por no haber sido contratados en los retenes de este año". Sin embargo, tras las críticas que recibió de distintos sectores, rectificó y aseguraba que ella "no había hablado de tramas, sino de intencionalidad". El mismo presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, desautorizó la teoría de las tramas lanzada, en un principio por la ministra y secundada por integrantes de Nunca Mais.

Esta misma plataforma realizó acusaciones directas, no contra el Gobierno central como en el caso del Prestige, sino contra el Partido Popular. Durante las dos manifestaciones que realizaron en Santiago de Compostela lanzaron consignas y portaron pancartas contra el PP. Llegaron a leerse carteles con la leyenda "Rajoy debe morir", o "Partido Popular, terrorismo ambiental".

Pero esto no fue todo. Cuando la teoría de las tramas parecía no tener más apoyos, los socialistas gallegos volvieron a apuntar hacia una posible conspiración. Éstos aseguraron el pasado lunes que los incendios forestales obedecen a "una estrategia premeditada y novedosa". Además acusaron al PP de "intentar sacar réditos políticos a esta catástrofe".

Arde Galicia aporta datos sobre la responsabilidad del BNG

Pero las críticas y las acusaciones no han venido solamente de parte de los socialistas. Desde Arde Galicia se ha puesto de manifiesto que los nacionalistas del BNG también han hablado de "terrorismo". Su líder, Anxo Quintana subrayó que el "objetivo claro" de los incendiarios fue "frenar el cambio" que "lidera el BNG". "Ha sido un ataque indiscriminado, masivo y terrorista contra el cambio para el medio rural que protagoniza" su partido. Incluso Quintana aseguraba que esta crisis ha evidenciado que fue el nacionalismo "quien tomó las decisiones" durante los momentos de emergencia.

Pero distintos datos evidencian lo contrario. Algunos de ellos demuestran que el Gobierno de la Xunta, presidido por Touriño con el apoyo del BNG, paralizó la ejecución del Plan Gallego de Parques Contraincendios y de Salvamento, iniciado por el anterior Gobierno que encabezaba Manuel Fraga, en el año 2002. Este plan aspiraba a la creación de 22 parques profesionales de bomberos, con el objetivo de extender ese servicio a toda la comunidad.

Pero no sólo esto. Fue la Consejería del Medio Rural, controlada por el BNG, la responsable de reducir un 34% el número de cuadrillas de la lucha contra el fuego. El resultado fue que Galicia hizo frente este año a los incendios con un centenar de retenes menos que el año pasado. La Xunta también suprimió un convenio con más de diez años de vigencia que incorporaba al Ejército a las tareas de prevención y ayuda contra incendios, alegando “falta de presupuesto”. Al cancelar el convenio, la Xunta dejó a Galicia sin patrullas y sin imágenes de satélites, que proporcionaba el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, dependiente del Ministerio de Defensa.

Asimismo, de 69 millones de euros destinados a la lucha contra el fuego, la Consejería controlada por el BNG sólo destinó 32 millones a extinción de incendios. También han disminuido los convenios con los consejos gobernados por el PP, de un 76 a un 67,3%. En los único en los que se aumentó el porcentaje de los convenios fue precisamente con los gobernados por los nacionalistas gallegos.

LUIS MIGUEL URRECHU
"Ellos no son los inventores de estas técnicas, y deberían pagar royalties a sus mentores, que al tratarse de supuestos comunistas, serían Stalin y Beria"
Minuto Digital 30 Agosto 2006

Urrechu es un concejal incómodo para ETA-Batasuna ya que ha demostrado en numerosas actuaciones su actitud crítica y sus denuncias de la participación de Batasuna en los plenos municipales, la impunidad con la que se colocan carteles amenazantes en el pueblo o esas 'txosnas' como fuente de financiación opaca de ETA.

PARECE QUE BATASUNA- ETA LE HA COLOCADO COMO OBJETIVO PRIORITARIO TRAS OBSERVAR LOS CARTELES QUE HAN EDITADO CONTRA USTED ¿NOS PODRÍA RESUMIR LO OCURRIDO?
Siempre me he sentido un objetivo potencial de ETA, como todos mis compañeros. Esto lo conocía y lo asumí desde que entré a formar parte del PP. Quiero recordarle que pedí el ingreso el día siguiente de que asesinaran al concejal Pedrosa. Aquél fue un acto de honor, de orgullo y de responsabilidad con mi conciencia y deber como ciudadano; como demócrata y como español que debe mucho en términos de dignidad a las víctimas de la banda nacionalista asesina.

SÍ PERO LA SITUACIÓN NO ES LA MISMA, AHORA ETA-BATASUNA SE HA FIJADO EN USTED
Si. Es evidente que ETA-Batasuna de Llodio me ha colocado como objetivo preferente. Si las cosas son como parece, es de presumir que también sus jefes me habrán honrado con este dudoso honor. Pero todas estas cosas no llegan por generación espontánea, sino que son la consecuencia de una labor política muy ingrata de denuncia y acoso constante al mundo terrorista. Esta posición no podía salirme gratis, y siempre lo he sabido, pero no estoy en política para hacer amigos ni para estar cómodo y pasar desapercibido camuflado en el paisaje, sino para defender unos principios en los que creo profundamente y por los que merece la pena, si no es evitable, entregar la vida.

Respecto a la segunda pregunta que me formulaba, los hechos han sido divulgados ampliamente por la prensa, pero los podría resumir en que el pasado jueves 17 de agosto se produjo un incendio -al parecer intencionado- en las choznas de Llodio, que causaron unos daños valorados en 280 €.

Estos hechos no hubieran tenido la menor relevancia si no se hubieran relacionado conmigo, y con lo que represento.

TODO ESTE PLAN DE ACOSO CONTRA USTED HA INCLUIDO UN JUICIO DE FALTAS TRAS UNA DENUNCIA DE LOS BATASUNOS ¿EN QUE SITUACIÓN SE ENCUENTRA ESE JUICIO?
En espera de sentencia. El miércoles se celebró la vista rápida en el Juzgado de Amurrio, donde pudimos asistir al desalojo de la peña batasuna por sus reiteradas faltas de respeto. El mismo día de la vista se habría emitido sentencia absolutoria de no haber contado los batasunos con acusación particular, pues la petición de mi abogado y del ministerio fiscal fue de sentencia absolutoria a la vista de las contradicciones de los supuestos testigos, y de una acusación basada en conjeturas malintencionadas.

TRAS EL ACOSO PERSONAL Y LAS AMENAZAS USTEDES PREPARAN UNA QUERELLA ¿CONTRA QUIÉN?
Yo no soy jurista, pero me parece que querella no es el término adecuado. Nosotros vamos a poner los hechos y las pruebas documentales en manos de la Fiscalía de la Audiencia Nacional por considerar que constituyen un delito de señalamiento de objetivos a ETA, como indicara el juez Garzón en 2001.

Como es Batasuna la que firma los carteles, la hacemos a ella responsable. En este confuso momento político en que vivimos, se da la circunstancia kafkiana y zapatera (valga la redundancia) de que aunque esta organización terrorista no exista para el Gobierno de D. José Luis, cuenta con una Mesa Nacional que ha hecho pública su presentación y composición, y cuyos miembros son personas perfectamente identificables, localizables y -esperamos- también responsables ante la Ley.

¿QUÉ BUSCAN LOS TERRORISTAS CON CAMPAÑAS DE ESTE TIPO?
Yo creo que persiguen un doble objetivo: por un lado despojar a una persona –a mí en este caso- de su carácter humano y reducirla al estado de "cosa", para que posteriormente, cuando ellos lo consideren oportuno, justificar cualquier acción contra mí. Ellos no son los inventores de estas técnicas, y deberían pagar royalties a sus mentores, que al tratarse de supuestos comunistas, serían Stalin y Beria.

¿CÓMO LE HA AFECTADO TODO ESTO A NIVEL PERSONAL Y FAMILIAR?
Es lo más difícil de soportar. Cuando se introducen en la sociedad estos elementos de desprestigio y de duda, la limpieza nunca resulta del todo satisfactoria, y comporta efectos colaterales de muy difícil reparación entre los amigos, la familia… entre la gente que me quiere y que se ve envuelta en estos hechos muy a su pesar.

De cualquier manera, he recibido los apoyos y la solidaridad de mi partido y de la gente que me importa, a los que agradezco en el alma su respaldo y apoyo. Entre ellos, estoy seguro, el de la mayoría de sus lectores.

Mikel Buesa: “Estamos en una etapa que preludia la vuelta a la actividad terrorista de ETA”
Yahoo Noticias  30 Agosto 2006

Mikel Buesa, Presidente del Foro Ermua, apunta a que la ruptura en las negociaciones entre el Gobierno central y ETA está "más próxima de lo que se dice", y que hay que prepararse para ella.

- ¿Qué hechos han llevado al Foro de Ermua a la conclusión de que el Gobierno ha adquirido compromisos políticos con ETA para llegar la fin de la banda terrorista?
Yo creo que los acontecimientos y noticias que se van produciendo en los últimos meses llevan a esa conclusión porque lo que vemos son actos del Gobierno que han establecido una creciente permisividad con respecto a las actividades políticas de ETA; por otra parte, hemos asistido a una reclamación continua de cumplimiento de compromisos políticos por parte de la propia ETA o Batasuna, y esto último se ha centrado últimamente en la cuestión de la legalización de Batasuna; en esta dialéctica
el gobierno ha alimentado unas expectativas en ETA y en Batasuna que ahora le reclaman. Nosotros creemos que, efectivamente, existe algún tipo de acuerdo que puede tener una concreción u otra pero que en todo caso ha levantado esas expectativas en el mundo del nacionalismo etarra.

- ¿Qué pide el Foro de Ermua al Ejecutivo?
Exigimos al Gobierno que rectifique la política que ha emprendido, que retome los objetivos del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y, esencialmente, el objetivo de derrotar a la banda terrorista; y en función de ese objetivo que vuelva a una actividad normal en materia de detención de comandos terroristas, que vuelva a la normalidad en relación al tratamiento de Batasuna y que deje la permisividad para evitar que esta organización realice una política más o menos normalizada. Al mismo tiempo pedimos que se mantenga una política penitenciaria que debilite a ETA y refuerce a la propia sociedad civil frente al terrorismo.

- ¿Qué opina de las últimas declaraciones de Josu Jon Imaz, presidente del PNV, sobre que el acercamiento de presos al País Vasco es una "cuestión de derechos humanos"?
Ésta no es una cuestión de derechos humanos. Los presos de ETA tienen un tratamiento absolutamente respetuoso con sus derechos, y entre estos no está precisamente el derecho a pernoctar en su casa o a estar en un prisión al lado de su casa. Esto forma parte de los elementos de política penitenciaria que ha de aplicar el gobierno con los distintos tipos de preso según su peligrosidad y circunstancias. En segundo lugar, el presidente del PNV está pagando a ETA el alquiler de sus votos en el Parlamento Vasco a través del Partido Comunista de las Tierras Vascas, de manera que el Gobierno vasco depende de esos votos porque no olvidemos que es un gobierno minoritario que necesita de los votos de ese partido de ETA para su sostenimiento, por lo que de vez en cuando se efectúan pagos de tipo político y uno de ellos son esas declaraciones.

- ¿Y de la presencia de dirigentes de Batasuna en la manifestación de Bilbao convocada por ciudadanos de la "izquierda abertzale", transcurrida sin indidentes?
El hecho de que haya una manifestación que no registre incidentes no quiere decir que sea aceptable. En este caso no lo era porque se trataba de una manifestación de Batasuna, una entidad terrorista, como tal reconocida e inscrita en la lista europea de organizaciones terroristas a propuesta del Gobierno español. No debe permitirse que una organización terrorista se exprese políticamente en la calle; además esta organización está ilegalizada, por tanto esa manifestación tendría que haber sido prohibida. El juez no ha podido hacerlo porque no ha encontrado el nexo entre los organizadores y Batasuna porque, aunque lo conocemos gracias a la prensa, los informes policiales han sido incapaces de establecerlo, por lo que hemos tenido un funcionamiento deficiente de las instituciones del Estado, y entre ellas también las del Gobierno vasco, sobre todo los servicios de información de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

- ¿Cómo ve el futuro del proceso de paz en el País Vasco?
En primer lugar no creo que estemos en un proceso de paz, sino de independencia, como ha destacado Batasuna en algunas declaraciones. Es un proceso donde ETA reclama sus objetivos políticos, entre ellos la independencia, porque cree que a través de ella logrará el poder. El Gobierno ha hecho muchas concesiones en el terreno político pero está encontrando límites que establece el marco constitucional: el derecho a la autodeterminación no cabe en la Constitución Española, por lo que es imposible satisfacer completamente las exigencias de los terroristas. Además hay límites estrechos con respecto a la política penitenciaria, porque las víctimas del terrorismo nos hemos manifestado claramente al respecto con un apoyo notable de la sociedad española. Lo mismo pasa con la posible legalización de Batasuna que es, desde el punto de vista jurídico, extremadamente complicada. En consecuencia, se están acumulando tensiones entre el Gobierno y ETA y me parece que el proceso tiene poco futuro, tengo la sensación de que la ruptura está más próxima de lo que se dice y, en consecuencia, debemos prepararnos para esta ruptura.

- ¿Qué supondría esta ruptura?
La ruptura supondría que ETA reemprenda la actividad terrorista. Lo que no sabemos es con qué intensidad y límites, porque también hay límites de tipo político a la activida de ETA. Estamos en una etapa que preludia la vuelta a la actividad terrorista de ETA.

Si queremos vencer al terrorismo necesitamos que actúe también el conjunto de la sociedad. El Foro de Ermua intenta canalizar esas aspiraciones y resistencia de la sociedad civil con respecto al terrorismo. Animo a todos a que reflexionen sobre este asunto y que cooperen con los movimientos de la sociedad civil que se oponen a la activida terrorista.

Recortes de Prensa   Página Inicial