AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 31 Agosto  2006

Ese mundo que ya viene
Por VALENTÍ PUIG ABC 31 Agosto 2006

LA humanidad ha escrito utopías que describían el mejor de los mundos venideros; otros escritores han optado por revelar el peor de los futuros posibles y eso han sido las distopías. Hoy nos ajustamos más al dictado de las prospecciones tecnológicas y geopolíticas con un resultado que, aunque propenso al desacierto, tiene la ventaja de contar con lo real. Ojalá cunda el realismo para que sepamos con la debida antelación cómo tratar la llegada de los cayucos o prever las consecuencias de la ambición nuclear iraní. Es el caso de Richard Clarke, antiguo gurú del contraterrorismo norteamericano, distanciado de la administración Bush al objetar sobre la ofensiva contra Bin Laden después del 11-S. Acaba de publicar una novela, «La puerta del escorpión», y los críticos han subrayado su visión del mundo, que viene sin alterarse por la poca o mucha entidad literaria del libro. Clarke punza la burbuja del nuevo desorden mundial por la parte de Oriente Medio. La fecha del embrollo es el año 2012. Como en las grandes tragedias, no se salva ni el apuntador. Las nuevas alianzas de poder alcanzan categoría de mutación histórica hasta el punto de que ese mundo que viene tiene visos de desastre inapelable.

En «La puerta del escorpión», los Estados Unidos ya se han ido de Irak, donde se implantó una dictadura chiita. Al mismo tiempo, Irán tiene ya la bomba atómica. El fundamentalismo islamista ha derrocado a la dinastía saudí. El terrorismo yihadista tiene por máximo empeño liquidar el «status quo» del golfo Pérsico, Kuwait y los Emiratos Árabes, todavía aliados de Washington. Estamos hablando, por supuesto, de petróleo. Ahí aparece una oscura alianza entre la nueva China y el hihadismo, con bases de misiles a cambio de oro negro. No hay nada especialmente exótico en los preliminares de la novela de Clarke porque casi todo está en los titulares de la actualidad del año 2006. Las piezas encajan para que el escenario pueda ser considerado -dice «Spiegel online»- como una nueva guerra fría generada por la búsqueda de recursos naturales. Lo que no está escrito es que la humanidad descubra pronto alguna nueva energía, como en el pasado se inventó el estribo y la imprenta, el teléfono y el «chip», la penicilina y el motor de explosión. Desde luego, todo es posible, pero el siglo XX nos enseñó que el determinismo es un notorio error. En realidad, la distopía concebida por Orwell en «1984» al final no se adaptó a la realidad que vivimos a principios del siglo XXI.

En ese mundo futuro, el barril de petróleo está por las nubes. Los líderes chiítas buscan imponer su hegemonía teocrática a las ordenes de Teherán. Es entonces cuando Los Estados Unidos deciden invadir la república islámica instalada en lo que fuera Arabia Saudí. A partir de ahí, la novela. Entonces y ahora, el petróleo es uno de los bienes más preciados. Todo comenzó cuando Churchill decidió que el combustible de la Armada británica no fuese el carbón, sino el petróleo. El mundo de Richard Clarke se asoma a las inminencias de la guerra atómica. Estamos en manos de los espías y de los megahéroes. Al Qaida conoce los métodos del jaque mate. Hay quien piensa que ése no es el mundo que ya viene, sino el mundo que ya vivimos. Hasta hoy se diría que casi todo transcurre ante la inconsciencia de Europa, ayuna de voces que prevean la amenaza, más atenta a las excusas y a los circunloquios que a la feracidad de lo real. China sí está atenta y operativa en ese mundo que viene, mientras en Bruselas se piensa en un plan Marshall para África que iría a parar a manos de la cleptocracia que domina el continente negro desde las descolonizaciones.
vpuig@abc.es

Soldados en el Líbano
Zapatero ilegal
GEES Libertad Digital 31 Agosto 2006

Rodríguez Zapatero no se ha caracterizado precisamente por ser un fiel cumplidor de sus palabras. Ni cuando ejercía en la oposición ni desde que está incrustado en la Moncloa. Ahora, después de caminar rozando la ilegalidad al querer reunirse con los representantes de una organización terrorista ilegal en su propia residencia, quiebra directamente la ley que él mismo se encargó de impulsar, la criticada Ley de Defensa Nacional.

La ley Orgánica de la Defensa Nacional, aprobada parlamentariamente sin el consenso con el PP y en vigor tan solo desde el 17 de noviembre del año pasado, establece en su artículo 17 de manera clara y tajante que:

1. Para ordenar operaciones en el exterior que no estén directamente relacionadas con la defensa de España o del interés nacional, el Gobierno realizará una consulta previa y recabará la autorización del Congreso de los Diputados.

2. En las misiones en el exterior que, de acuerdo con compromisos internacionales, requieran una respuesta rápida o inmediata a determinadas situaciones, los trámites de consulta previa y autorización se realizarán mediante procedimientos de urgencia que permitan cumplir con dichos compromisos.

3. En los supuestos previstos en el apartado anterior, cuando por razones de máxima urgencia no fuera posible realizar la consulta previa, el Gobierno someterá al Congreso de los Diputados lo antes posible la decisión que haya adoptado para la ratificación, en su caso.

Pues bien, para empezar y por primera vez en la historia democrática española, no será el presidente del Gobierno en persona, sino su fiel lacayo, José Antonio Alonso, actual ministro de Defensa, quien solicitará al Congreso la debida autorización para el envío al extranjero de nuestras tropas. Rodríguez Zapatero hubiera preferido que ese trámite tuviera lugar en el estrecho y cerrado marco de la Comisión de Defensa, lo que ya muestra por sí el valor que le otorga al Parlamento. Han sido las deudas contraídas con sus socios las que se lo han impedido, y no su compromiso de transparencia con el pueblo español.

En segundo lugar, el envío de un destacamento de aposentamiento al Líbano antes de contar con la aprobación del Congreso atenta ya no contra las formas sino contra el texto de la Ley. El deseo de dicho despliegue lo hizo público el presidente antes de que se hubiera aprobado la resolución 1701 y no hay nada sobre el terreno que exija el envío urgente de nuestras tropas. Aunque no se define explícitamente en la Ley, parece obvio que, tras semanas de dimes y diretes, no es de "máxima urgencia" la presencia española en la zona, que podría esperar perfectamente una semana hasta haberse cumplido con los mecanismos establecidos por la Ley de Zapatero.

Rodríguez Zapatero puede estar satisfecho con todo eso que se filtra desde Moncloa y Defensa y que asegura que España contará con el mando de una brigada, de acuerdo a su peso y representación. Al menos así intenta contentar a los descontentos mandos militares que nunca han visto esta operación con buenos ojos y que siempre han estado obsesionados con mandar algo en las misiones en el extranjero, desde que el PSOE les negara esa posibilidad en la OTAN a tenor de su mal llamado modelo español de integración. Pero no nos engañemos, quienes de verdad ostentan el mando de la operación no ponen tanto, en términos relativos, como lo hace la España de Zapatero. No olvidemos que nuestras fuerzas armadas son una fracción de los ejércitos italianos y francés, que nuestro gasto en defensa es mucho más bajo que el suyo y que nuestra población nacional también lo es. En suma, a nosotros nos costará más que a ellos y supondrá mayor esfuerzo personal y nacional. ¿Y todo para qué?

Eso es lo que debería aclarar el valiente Zapatero, que en lugar de lidiar con la soberanía española en sede parlamentaria, prefiere acomodarse en sus sofás recién tapizados e invitar a un refresco a su amado Kofi Annan. Sí, el mismo Annan que, cuando las matanzas de los Grandes Lagos, dijo que el contingente de los cascos azules no debía intervenir porque eso no estaba en sus reglas de actuación ni en su mandato. El mismo que, para más inri, está escribiendo las reglas de actuación del contingente que logre juntar en el Líbano. Pero de todo eso, ni una palabra al pueblo español.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Zapatero, el belicista incoherente
EDITORIAL Libertad Digital 31 Agosto 2006

Sobran las razones para oponerse al envío de soldados españoles al Líbano. Todavía no se ha determinado la misión exacta que van a cumplir ni se han calibrado los riesgos de meter a un número tan grande de militares en una olla a presión. Zapatero no ha caído en detalles en los que cualquier Gobierno medianamente responsable ya hubiera pensado. No lo ha hecho porque tras la precipitada decisión de enviar un contingente a Oriente Medio no hay alianzas internacionales de por medio, ni se despachan asuntos de vital importancia para España. La intervención es, por lo tanto, innecesaria y fruto de la obsesión que el presidente tiene por hacer seguidismo de la política exterior francesa.

Nuestro Gobierno, que se ha convertido por méritos propios en un paria internacional, quiere utilizar a los soldados para arrimarse de nuevo a Francia, mostrándose sumiso con los dictados de París. Quiere, además, jugar a la equidistancia postulándose como adalid de la paz en el Líbano. Una paz ficticia que no tardará en romperse en mil añicos si los terroristas de Hezbolá perseveran en su maximalismo e intransigencia. Por último, a Zapatero le viene de perlas una operación de estas características para, dentro de España, poner la máquina de propaganda a funcionar. De este modo, por obra y gracia de sus medios adictos, el presidente pacifista se dispone a vender al crédulo telespectador sus ansias infinitas de paz mediante una brigada de soldados profesionales y armados hasta los dientes. Una paradoja sólo comprensible si se conocen antes las intrincadas maniobras de los estrategas de Moncloa.

Las prisas, sin embargo, son malas compañeras de viaje en política. Se le ha olvidado, por ejemplo, que hace menos de un año dijo solemnemente en el Pleno del Congreso que ningún soldado saldría de España sin la aprobación previa del Congreso de los Diputados. Pues bien, por de pronto, el ministro de Defensa acaba de enviar a 24 militares al Líbano sin que el Parlamento haya tenido siquiera tiempo de considerarlo. Eso por un lado. Por otro, en la Ley de Defensa Nacional aprobada hace sólo unos meses con el rodillo del PSOE y sus socios, se dice textualmente que "para ordenar operaciones en el exterior que no estén directamente relacionadas con la defensa de España o del interés nacional, el Gobierno realizará una consulta previa y recabará la autorización del Congreso de los Diputados."

De una sola tacada Zapatero se contradice a sí mismo y vulnera sin arrugarse una ley que su Gobierno sacó adelante sin consenso alguno con la oposición. Incoherente a fuer de ilegal. Antes de que el resto del contingente español salga para el Líbano, el Gobierno tiene previsto pedir autorización al Congreso, pero hasta en esto Zapatero está siendo desvergonzado. Por primera vez en casi treinta años de democracia no será el presidente quien solicite al Parlamento el plácet para la operación, sino un ministro, Alonso en este caso. Quizá no lo haga porque no quiere que le afeen la conducta de haberse saltado su propia ley. O quizá su ausencia se deba a que sus socios –que son, en buena parte, comunistas pro Hezbolá–, se lo han pedido para salvar la cara.

De este modo empieza una misión militar de altísimo riesgo. Entre improvisaciones, precipitación y chulería gubernamental. Sólo nos queda esperar que la urgencia y el mal agüero se queden aquí y nuestros soldados, llegado el momento, vuelvan sanos y salvos a casa.

Guerra Civil
El elemento emocional
Pío Moa Libertad Digital 31 Agosto 2006

"Stalin defendía la democracia, la libertad, y lo mismo hacía su protegido español, el bando del Frente Popular, compuesto de estalinistas, marxistas radicalizados, anarquistas, racistas del PNV y golpistas republicanos y catalanistas". Visto con frialdad, el aserto revela de inmediato su grotesca falsedad, su sandez sin fisuras. Sin embargo ha servido de piedra angular –a partir de la cual puede imaginarse fácilmente el resto del edificio– a una extensísima historiografía y propaganda, durante más de medio siglo.

Hoy, tan inmensa y manifiesta patraña resulta muy difícil de sostener, por lo que asombra la persistencia de numerosos intelectuales y políticos en repetirla, matizándola aquí y allá, pero sin cambiar su esencia. Es obvio que ellos mismos no pueden creer racionalmente tal cosa, y me he preguntado muchas veces de donde proceden tal empecinamiento y el odio que rezuman contra quienes nos empeñamos en poner de relieve la evidencia.

Están, por supuesto, los intereses creados. Ya desde antes de la Transición se fue construyendo sobre esa tesis una verdadera industria ideológica que, llegado un momento, disfrutó de dinero público a mansalva y de acceso privilegiado, cuando no exclusivo, a los medios de masas. No sería humano esperar que los cientos o miles de beneficiarios de tal situación fuesen a reconocer de la noche a la mañana que habían sido embaucados y habían embaucado, a su vez, a millones de personas más. Tanto su prestigio como su interés material están en juego con demasiada crudeza como para que no intenten defenderlos a toda costa. A costa de la verdad, en fin. Por ello miran la discrepancia como algo más que una posición intelectual distinta y discutible: la miran como una amenaza directa a un estatus ya alcanzado.

Pero en bastantes casos hay algo más que interés práctico, hay también un elemento emocional, de identificación con el propio pasado. Ciertamente algunos de los patrañófilos lucharon contra el franquismo asumiendo riesgos personales; y muchos más se opusieron a él, aunque su oposición no pasara de la lectura de Triunfo o Cuadernos para el diálogo, de frecuentar espectáculos "progresistas" y pagar generosamente algún Mundo obrero, o incluso de viajar a Perpiñán o a Biarritz para ver películas pornográficas. La mayoría tal vez ni eso: proceden directamente del franquismo y se han inventado una historia personal de disidencia en la que han llegado a creer más o menos.

Pero las invenciones biográficas no vienen aquí al caso. Lo importante es que no pocas de esas personas identifican la Gran Patraña con su juventud, con la época dorada de las ilusiones, del empuje vital, cuando se sentían capaces de rebelarse, movidos por algún ideal elevado, antes de naufragar en "las convenciones y trivialidades". Renunciar al embuste les parece renunciar también a la mejor parte de su vida, o la más idealizada, lo cual refuerza su apasionamiento y su argucia: "¿Cómo va a ser falso algo que se ha repetido tantas veces en todos los medios, que lo han sostenido y sostienen tantos historiadores 'de prestigio'? Sólo unos fascistas, unos franquistas despreciables pueden pretender tal cosa, y a esa gentuza hay que aplastarla sin miramientos". Rejuvenecen, vuelven a sentirse luchadores. Es bien sabido que el factor emocional influye a menudo mucho más que el racional en la actitud y la conducta humanas.

De quienes no llegaron a conocer el franquismo no hace falta hablar. Su credulidad interesada resulta mucho menos defendible.

Apaciguamiento
¿Se defenderá Occidente?
Walter Williams Libertad Digital 31 Agosto 2006

¿Tiene Estados Unidos el poder de eliminar a los terroristas y a los estados que les apoyan? En términos de capacidad, que no de voluntad, la respuesta es un claro sí.

Piense en ello. Actualmente, Estados Unidos dispone de un arsenal de 18 submarinos de clase Ohio. Un sólo submarino está equipado con 24 misiles nucleares Trident. Cada misil Trident tiene ocho cabezas nucleares capaces de ser lanzadas independientemente. Eso significa que Estados Unidos tiene por sí solo la capacidad de barrer Irán, Siria o cualquier otro estado que apoye a grupos terroristas o que esté involucrado en terrorismo sin arriesgar la vida de un solo soldado.

Los patrocinadores de los terroristas saben que tenemos esta capacidad, pero a causa de la opinión pública mundial, que a menudo parece estar de su parte, junto con nuestra débil voluntad, nunca la utilizaremos. Los norteamericanos de hoy son enormemente distintos a aquellos de mi generación que libraron a vida o muerte la Segunda Guerra Mundial. Cualquier tentativa de aniquilar a nuestros enemigos de Oriente Medio crearía toda suerte de quejas acerca de las vidas inocentes perdidas, el denominado daño colateral.

Tal argumento habría caído en oídos sordos durante la Segunda Guerra Mundial, cuando bombardeamos ciudades en Alemania y Japón. La pérdida de vidas a través del bombardeo por saturación superó con creces las vidas perdidas en el lanzamiento de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

Tras la batalla de Midway y la larga cadena de derrotas japonesas en el Pacífico, incluyendo Guam, Okinawa y las Filipinas, de haber estado los norteamericanos de hoy se habrían mostrado dispuestos a negociar la paz con Japón, señalando la pérdida adicional de vidas si continuábamos la guerra. Más que probablemente habría hecho el mismo argumento en 1945, cuando la derrota alemana era inminente. Por supuesto, de haber firmado un acuerdo de paz con Japón y Alemania, todo lo que se habría logrado es darles tiempo para recuperar sus pérdidas y reanudar su agresión en un momento posterior, equipados probablemente con armamento nuclear.

También debemos observar que la ocupación de Alemania o Japón no supuso los problemas que afrontamos en Irak. El motivo es que desmoralizamos por completo a nuestros enemigos, dejándoles sin la voluntad ni los medios de resistir.

Nuestros adversarios en Oriente Medio cuentan con ventajas que las potencias del eje no tenían: la opinión pública y la prensa occidental. Hemos visto amplia condena a presuntas atrocidades y maltratos a presos por parte de Estados Unidos pero, ¿cuánta condena mediática se ha visto contra las decapitaciones y otras grotescas atrocidades de los islamistas?

Los terroristas tienen que estar complacidos por las declaraciones de algunos miembros del Congreso, como las del representante demócrata por Michigan John Dingell, que decía recientemente: "No me posicionaré a favor o en contra de Hezbolá". Hezbolá, respaldado por Irán, es responsable del atentado de los barracones de Beirut en 1983 que mató a 241 estadounidenses de servicio.

No estoy sugiriendo que corramos a utilizar nuestra capacidad nuclear para aplastar a los estados que apoyan el terrorismo. Estoy seguro de que existen otras opciones militares menos drásticas. Lo que estoy sugiriendo es que no conozco de ningún ejemplo en el que un apaciguamiento como el actual modus operandi occidental haya dado frutos.

Lo que digan los europeos acerca de lo que debería hacerse con los estados terroristas debería caer en saco roto. Su historial de debilidad y cobardía durante los años 30 explica en gran medida las 60 millones de vidas perdidas durante la Segunda Guerra Mundial. Durante mediados de los años 30, cuando Hitler empezaba a violar las limitaciones armamentísticas del Tratado de Versalles, Francia y Gran Bretaña podrían haberlo derrotado por sí solas holgadamente, pero siguieron la ruta del apaciguamiento.

Cualquiera que piense que los actuales esfuerzos occidentales de apaciguamiento harán que Irán ponga fin a su programa de armas nucleares y a su deseo de eliminar a Israel es completamente idiota. El apaciguamiento reforzará el juego que se trae Irán entre manos. Parece como si Occidente, Estados Unidos incluido, estuviera dispuesto a ser cómplice de ese reforzamiento.

Propiamente como un cayuco
José Javaloyes  Estrella Digital 31 Agosto 2006

Propiamente como un cayuco de los que dejan muertos de ébano en las costas continentales africanas y en las playas de Canarias, así la diplomacia moratina que se inventó el arquitecto de la novísima hechura de lo internacional, hace agua por doquier en cualquiera de sus flancos. La UE —que recaba soldados españoles para la tregua crítica que comparten con Israel árabes y persas, por donde fue Fenicia y ahora se mercadea con una paz al tanto por ciento—, apenas mueve un dedo y lo deja todo en excusas y promesas cuando el anterior goteo de los emigrantes subsaharianos se ha convertido en una riada. Acaso ocurre todo esto porque el Gobierno de Rodríguez pasó de Bruselas, haciendo caso omiso del sentir europeo general con la decisión insólita del “papeles para todos”.

Si el europeísmo de la Moncloa tiene vías agua, como el resto de los compartimentos de la actual política exterior, destaca en la escena el cachondeo del aymara Morales a propósito de Repsol, cuando amenaza con denunciar a la petrolera por “saqueo”, y resalta también que Rabat le mueva la fecha para la visita del presidente del Gobierno español a Rabat (este Miramamolín, como el otro, su señor padre, ningunea institucionalmente al Ejecutivo de Madrid, lo que llevó a sabidos y respectivos episodios con Adolfo Suárez y José María Aznar), a favor del viento del general descrédito en que flota más que propiamente navega la actual diplomacia.

Al mismo síndrome pertenece por entero el requiebro a ETA de ese comunista descafeinado que dirige la política exterior de Italia, Máximo d’Alema, al postular el terrorismo emboinado ante Hamas como modelo de “movimiento político” que debían imitar los comandos suníes. No habría que descartar, en todo caso, que a este mochuelo del olivo de Prodi le haya podido confundir la niebla conceptual y las brumas políticas que envuelven el sedicente “proceso de paz” compartido entre el Gobierno y los portavoces etarras.

Quien seguramente no caerá en cosas así, cuando próximamente venga a Madrid, es el primer ministro del Gobierno de Su Graciosa Majestad. Pondrá Blair necesariamente de manifiesto que el arreglo con el IRA —que dio a los nacionalistas irlandeses poco más que un autonomismo aguachinado— tuvo como primera condición la entrega de las armas por parte de los terroristas.

Pero éste del terrorismo elevado a la condición de interlocutor del Estado es asunto sobre el que hay prometidas novedades para septiembre, y muchos son los que apuestan doble contra sencillo a que lo que se venga a decir tendrá poco de nuevo y nada de aceptable para quienes no estén en las diversas cofradías de los nacionalistas.

Cuando la política interior se desenvuelve en marasmos como éste, en el que se eclipsa la dignidad del Estado, la política exterior no puede deparar otra cosa que lo que se ve. Su arboladura resulta propiamente, como digo al comienzo de esta nota, como la de un cayuco africano.         jose@javaloyes.net

.............. Irán con K
José Luis Palomera Ruiz  Periodista Digital 31 Agosto 2006

No me queda duda que más me embargue, los iluminados islamistas acabarán extinguiendo a su pueblo además de enfrentarle con toda la humanidad.

Mañana Irán será Irak y luego posiblemente sea Siria. El iluminado Mahmud Ahmadineyad, no sólo no reconoce el estado Israelí, sino que pretende exterminarle, luego qué razón puede esgrimir para decir que la comunidad internacional les intimida.

Será ignorante el Mahmud... Es imposible ser más ignorante y fanático en este Edén de religiones y muertes.
Solicitar que la comunidad internacional le permita, ni tan siquiera pensar, en obtener fusión nuclear alguna, es tan aberrante que por obvio no es posible analizarlo. Si Irán se hace con arsenales atómicos la posibilidad de que Oriente Medio se convierta en mil Hiroshima es una realidad latente, además de la destrucción de la Tierra en sus efectos.
Este tal Mahmud es un auténtico disparate mental vestido de persona.

Argumentar que Israel posee arsenales atómicos vuelve a ser una pedrada a la lógica, ya que éste reconoce el estado de Irán al igual que toda la comunidad internacional, luego la comparativa es odiosa, fanáticamente odiosa.

Israel lleva años deseando un lugar donde vivir en paz, mientras Irán y otros muchos países árabes llevan años intentando aniquilar al estado hebreo, la comparativa vuelve a ser odiosa, fanáticamente odiosa.

Si Irán desea poseer energía nuclear propia, lo primero que debe hacer es reconocer y respetar a todos los estados, Israel entre ellos.

Lo demás es volver a las andadas y lo que es peor, un inocente pueblo Iraní como antes lo fue Irak, Afganistán, o Palestina padecerá las diarreas mentales de sus líderes espirituales basadas en fanáticas políticas y religiones que predican eliminar al ateo.

El fanatismo llega a tal punto que el presidente de Irán se atreve en un comunicado a llamar países opresores a la comunidad internacional.
“Las potencias de la opresión no quieren el progreso de Irán, pero yo les digo que el pueblo iraní, cuyos jóvenes científicos han logrado, sin su ayuda y con las manos vacías, dominar la tecnología nuclear, podrá desarrollar Irán". Por si esto no fuera bastante alienta a los jóvenes, los que morirán si hay confrontación -él estará a salvo- a continuar ciegos sus tareas sin abrir los ojos a la realidad... Irán jamás será nada sin los demás países del mundo, jamás, Irán o cualquier otro país. Enfrentarse a todos como única verdad propia, es padecer entre ignorancias, embargos y guerras.

Que no dude jamás el pueblo Iraní, diga lo que diga su presidente, si intenta desarrollar energía nuclear la comunidad internacional se lo impedirá, de una forma u otra. No hay que volver la vista atrás para ver cómo otros han pagado y pagan cruelmente, la insolencia de su fanatismo.

No lo olviden jamás estimado pueblo de Irán, quien se enfrenta a todos acaba pereciendo en la nada.

No olviden que mi corazón desea, a igual que el de muchos millones, la mayor paz y amor para el pueblo Iraní.

Delirios islamistas iraníes: “la República Islámica de Irán es el único estado legitimo del mundo”.
Doctor Shelanu  Periodista Digital 31 Agosto 2006

El día 30 de agosto de 2006 la Agencia oficial iraní IRNA ha publicado:
El ayatolá Ali Meshkini, presidente de la Asamblea de Expertos (AE), ha declarado:

“ENTRE LOS ESTADOS DEL MUNDO, EL ÚNICO LEGÍTIMO APROBADO POR DIOS ES LA REPÚBLICA DE IRÁN”

El ayatolá Meshkini, que ha dado hoy martes un discurso en la apertura de la décimo sexta sesión de la AE, donde ha hecho estas declaraciones, ha añadido:

“TODAS LAS INSTITUCIONES DEL ESTADO DE LA REPÚBLICA ISLÁMICA, O SEA, EL PARLAMENTO, EL GOBIERNO, EL PODER JUDICIAL, LAS FUERZAS DEL ORDEN PÚBLICO Y LOS IMAMES DE LOS VIERNES, TODAS ESTÁN BAJO EL CONTROL Y LAS ÓRDENES DEL LÍDER SUPREMO DESIGNADO POR DIOS, ALGO QUE LES HA REVESTIDO DE LEGITIMIDAD”

“Todas las instituciones del estado de la república islámica, o sea, el Parlamento, el Gobierno, el Poder Judicial, las Fuerzas del Orden Público y los imames de los viernes, todas están bajo el control y las órdenes del Líder Supremo designado por Dios, algo que les ha revestido de legitimidad.”

En otra parte de su discurso, Meshkini se refirió a la victoria de Hezbolá del Líbano como “un fenómeno divino” y un “milagro de la historia”, agregando: “Este magno acontecimiento ha sido un milagro de Dios para los jóvenes del Hezbolá libanés y ha provocado la deshonra y la humillación histórica amén de la contundente derrota de la gloria de Israel.”

La Asamblea de Expertos es la institución que tiene como cometido designar al líder y controlar las acciones de éste. Cada año tienen dos reuniones ordinarias aparte de las extraordinarias. Todos son ayatolás y son elegidos por el pueblo cada seis años.."

Los dirigentes islamistas iraníes creen tener la exclusiva de la aprobación divina, el resto de creyentes, tal como musulmanes sunnitas, cristianos - ortodoxos, católicos, protestantes, etc.-, judíos, no tienen el privilegio de de estar legitimados por Dios, el Vaticano tampoco goza de esta privilegio.

Para ateos, agnósticos, laicos esto roza en el mayor de los absurdos, como para los politeístas, hindúes, taoístas, budistas, etc.

Los dirigentes islamistas iraníes están tan convencidos de que gobiernan el único estado legítimo por Dios, que no “pierden2 el tiempo intentando argumentar a favor de ese “axioma”.

Los jerarcas nazis también estaban convencidos que el III Reich era el estado perfecto, el estado superior por el mero hecho de ser ario y liderado por los nazis, que dominaría la humanidad y duraría más de mil años. La 2ª Guerra Mundial, ((que ellos desencadenaron, con tanta mortandad y sufrimiento para la humanidad, y en especial para el pueblo judío, los nazis alemanes y austriacos exterminaron a seis millones de seres humanos que fueron asesinados en los hornos crematorios, tiros en la nuca, por el mero hecho de ser judíos)).les demostró que el III Reich fue un desastre para la humanidad.

El nuevo Führer iraní, Mahmmud Ahmadineyad corre por la misma senda, orienta toda su actividad política y económica en el odio contra los judíos y el judío de los países, Israel, y vilipendia, difama a las víctimas judías masacradas, al intentar negar el mismo Holocausto.

Chamberlian fue un “dhimmi” de los nazis, como Solana, Zapatero y otros líderes europeos, especialmente los actuales dirigentes españoles.

Chamberlain se sometió al Diktat nazi inicialmente, los británicos eligieron después a W. Churchill, hubo sangre, sudor y lágrimas pero el nazismo fue derrotado.

Ahora se alza un nuevo nazismo y los chamberlianos de Zapatero, Solana, Moratinos creen que los nuevos nazis de Irán –la tierra de los arios- creen en el Dialogo de Civilizaciones, ¿Cómo puede dialogar el que cree que su estado es el único legitimo del mundo, y que los “otros” son infieles a los que hay que convertir o eliminar?

¿Cómo puede haber dialogo con quien se cree ser el brazo armado de Alláh en el Yihad, en el combate, para que el Islam cubra su manto verde y negro sobre toda la tierra?

Los occidentales en general, y la izquierda en particular desprecia las sandeces alucinatorias de tipo religioso-mística que tienen los islamistas, y ese desprecio es una debilidad para el mismo occidente, pues el islamismo juega a su favor con la incredulidad del mundo occidental, particularmente de los izquierdistas.

Muchos europeos no quieren admitir que es imposible dialogar con esos fanatizados islamistas, creen que esas declaraciones son banales, inofensivas, pendencieras y se despreocupan de las dramáticas consecuencias que se están creando y de la cada vez mayor extensión de esa ideología en suelo europeo. Los europeos se aferran al dogma de la multiculturalidad y de la integración, y no quieren ver que el islamismo ni se integra ni respeta la alteridad y que el islamismo está en auge en el mundo del Islam, y también en Occidente, particularmente en Europa.

Contrariamente a la opinión de los islamófilos , el Islam no es solamente una fe universal, sino una comunidad de civilización (Umma) que tiende a la expansión.

El proyecto implícito del Islam en Europa, América, Oceanía, Asia es simplemente la conquista de estos continentes, como así lo estipula el Corán.

Los islamistas emplean e interpretan el Corán, como los nazis el Mein Kampf.

Los dirigentes occidentales y en particular los europeos tendrían que recordar que al enemigos ni se le desprecia, ni se le minimiza, ni se le ignora, ni se le convence, se le combate y se le vence.

EE UU no cree que Irán cumpla con el ultimátum de la ONU para el cese de su programa nuclear y defiende la imposición de sanciones
Ep/Ap - Washington.  La Razón 31 Agosto 2006

La Administración Bush indicó ayer miércoles que no ve ninguna señal de que Irán cumplirá con el ultimátum dado por la ONU para que cese su programa nuclear, por lo que considera que este organismo debería responder con rapidez imponiendo sanciones internacionales.

«Si no cumplen con los requisitos de la resolución del Consejo de Seguridad, entonces esperamos que las partes comiencen inmediatamente discusiones formales sobre una resolución que llamaría a la imposición de sanciones», afirmó el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack.

«Han dicho que no pretenden cumplir (con el ultimátum dado hasta hoy para interrumpir el enriquecimiento de uranio), y veremos si sacan el conejo del sombrero», señaló. «No creo que nadie se espere eso en estos momentos», añadió.
Según McCormack, diplomáticos de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y Alemania se reunirán la próxima semana en Europa para comenzar a trabajar de cara al establecimiento de sanciones. El portavoz explicó que se tratará de un enfoque gradual que podría llevar semanas o meses y en virtud del cual se impondrían castigos más leves a Irán en un primer momento.

«Nosotros pensamos que esta primera resolución debería enviar una señal sustancial al régimen iraní de que es algo serio y de que la comunidad internacional hace lo que dice», agregó McCormack.

El fiscal general podrá proponer y destituir directamente al jefe del Servicio de la Inspección
F. Velasco  La Razón 31 Agosto 2006

MADRID- El Anteproyecto de Ley del nuevo Estatuto del Ministerio Fiscal, cuyas líneas generales fueron avanzadas por el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, en uno de los últimos consejos de ministros, establece aspectos relevantes que incidirán en la estructura, organización y diseño del Ministerio Público, al margen de las importantes modificaciones que afectan a la figura del fiscal general del Estado -nombramiento por cuatro años, pasar un «examen» ante la Comisión de Justicia del Congreso y causas tasadas de cese.

Así, uno de los aspectos relevantes es que se fija como «mérito determinante» el conocimiento de la lengua cooficial para obtener destino en las fiscalías de la comunidad autónoma que tengan ese idioma, lo mismo que se establece en el proyecto de reforma judicial para los jueces.

Además, se valorará igualmente como «mérito determinante», con arreglo a los criterios que reglamentariamente se establezcan, el conocimiento del Derecho propio de la Comunidad.

Uno de los cambios sustanciales afectará, de salir adelante la actual redacción, al Servicio de Inspección, que pasará a configurarse como un órgano de estricta confianza del fiscal general, al igual que ocurre con la Secretaría Técnica. Hasta estos momentos, el fiscal jefe de la Inspección es propuesto por el fiscal general previo informe del Consejo Fiscal y su designación, al igual que en cualquier otra jefatura, es por un periodo de cinco años.

A voluntad del fiscal general
Sin embargo, en el anteproyecto se prevé que ese cargo sea designado por el Gobierno a propuesta del fiscal general, pero sin contar con la opinión del Consejo Fiscal -órgano representativo de la Carrera-, quien, a su vez, podrá solicitar su remoción -previa audición del interesado y del Consejo Fiscal.

Junto a ello, se mantiene al fiscal jefe de la Inspección como miembro no nato del Consejo Fiscal, pero, y es otra importante novedad, a los fiscales de la misma no se les permite presentarse para optar a una plaza del órgano representativo de la Carrera.

De hecho, ésta es una pretensión del Ejecutivo, aunque más específicamente del actual fiscal general, Cándido Conde-Pumpido, que no es nueva, pues justo antes de las últimas elecciones al Consejo Fiscal tuvo que ser, ni más ni menos, que el Tribunal Supremo el que, admitiendo un recurso de la Asociación de Fiscales, anulase el decreto que hubiese impedido a uno de los actuales integrantes del Consejo, Fernando Cotta, concurrir a los comicios por el mero hecho de ser fiscal del Servicio de Inspección. Con la redacción del anteproyecto se consolidaría reglamentariamente esa limitación.

El portavoz de la Asociación de Fiscales, Guillermo García-Panasco, considera, a título personal, esta regulación de la Inspección como «inaceptable y peligroso que se consagre como un órgano de estricta confianza -del fiscal general-, al tratarse de una materia tan sensible como es la relativa a la responsabilidad disciplinaria de los fiscales». Además, tildó de «contradictorio y paradójico» el que el fiscal jefe pertenezca al Consejo Fiscal y sus subordinados no puedan siquiera optar a ser elegidos por sus compañeros de carrera.

Los fiscales de la Inspección no podrán permanecer en ese servicio, cuando en la actualidad se considera un destino más de una fiscalía, es decir, inamovible hasta que pida y obtenga un traslado o sea removido del cargo. La justificación para esa limitación está, según se recoge en el texto del anteproyecto, en «la exigencia de garantizar cierta capacidad de renovación en un órgano que controla la gestión y asume funciones esenciales en materia disciplinaria, dado que su destino vitalicio pugna directamente con su eficacia y eficiencia como órgano».

Secciones especializadas
Otra de las novedades importantes del anteproyecto del Estatuto del Ministerio Fiscal es la creación en las fiscalías de las Comunidades Autónomas -al frente de las cuales habrá un Fiscal Superior, que sustituirá a los actuales fiscales jefes de los tribunales superiores de Justicia- y en las provinciales de sendas secciones de Violencia contra la Mujer y de Medio Ambiente.

La primera de ellas coordinará o asumirá «la intervención del Ministerio Fiscal en los procedimientos penales y civiles cuya competencia esté atribuida a los Juzgados de Violencia sobre al Mujer; mientras que la sección de Medio Ambiente estará especializada en delitos como ordenación del territorio, protección del patrimonio histórico, recursos naturales y el medio ambiente, protección de la flora, fauna y los incendios forestales».

Objetivos
Entre los objetivos principales de la reforma están, según se señala en la exposición de motivos del anteproyecto, «reforzar la autonomía del Ministerio Fiscal y la mejora de su capacidad funcional», actualizar la estructura de la Fiscalía General, «buscando una mayor eficacia conforme a un criterio de especialización y de reordenación de su modelo de implantación geográfica». Y, junto a ello, «dotar al Ministerio Fiscal de una mayor autonomía en el desempeño de sus funciones, que contribuya a reforzar de cara a la sociedad el principio de imparcialidad que preside su actuación», tal como establece la Constitución, motivo por el que se modifica el régimen de nombramiento y cese del fiscal general del Estado.

La salida de 62 jueces del País Vasco en 2005 acentúa el éxodo de magistrados
R. T.  La Razón 31 Agosto 2006

Madrid- El número de jueces que abandonan el País Vasco en busca de un destino menos problemático continuó aumentando el pasado año, cuando 57 magistrados y cinco jueces dejaron la Comunidad autónoma vasca para incorporarse a otros destinos en el resto de España.

Así consta en la memoria del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco correspondiente a 2005, donde también se señala que setenta y dos jueces fueron destinados a esta comunidad en el pasado ejercicio. El vocal delegado del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para el País Vasco Juan Pablo González aseguró ayer que desde el año 2001 «el Consejo ha hecho un gran esfuerzo para promover la permanencia de los jueces en el País Vasco mediante medidas económicas y cursos de formación, con el objetivo de incentivar su presencia». Como consecuencia de estas iniciativas, asegura González, «algunos jueces que se marcharon han regresado». No obstante, añade, «por la situación de falta de libertad no se dan las condiciones para ejercer con normalidad la función jurisdiccional». Incluso después del alto el fuego de ETA, recuerda, muchos magistrados «y sus familias se ven sometidos a medidas de presión».

Igualmente, el vocal del CGPJ para el País Vasco asegura que «no todo se explica en términos de violencia», porque según él determinadas medidas recogidas en el Estatut de Cataluña, como el reconocimiento de la lengua autonómica como mérito determinante, la justicia de proximidad por razones ideológicas y la constitución de consejos autonómicos «no ayudan a favorecer la permanencia y estabilidad de los jueces en el País Vasco».

Dignidad y Justicia se querellará contra Pedraz
R. N.  La Razón 31 Agosto 2006

Madrid- La asociación Dignidad y Justicia, que ejerce la acusación popular en la causa abierta en la Audiencia Nacional contra Batasuna, se querellará contra el juez Santiago Pedraz por no haber prohibido la manifestación del pasado viernes en Bilbao a favor de la autodeterminación del País Vasco. El presidente de esta asociación, Daniel Portero -hijo del fiscal jefe de Andalucía Luis Portero, asesinado por ETA en 2000- ya anunció en una rueda de prensa en la capital vizcaína que se querellaría contra Pedraz si éste no estimaba el recurso interpuesto contra su decisión de no impedir la marcha, informa Efe.

Según Portero, los abogados de Dignidad y Justicia estudian denunciar al magistrado, previsiblemente mañana, por estimar que ha incurrido en prevaricación por negligencia o bien por omisión del deber de perseguir delitos. «Ya son muchas las actuaciones de Pedraz controvertidas y contrarias a las adoptadas por sus compañeros», dijo el presidente de Dignidad y Justicia, que se refirió expresamente a la decisión del juez de dejar en libertad a los etarras David Pla y Aitor Lorente, a los que Baltasar Garzón había encarcelado en relación con el asesinato en 2001 del senador del PP Manuel Giménez Abad.
Portero también recordó que, hace unas semanas el juez Juan del Olmo ordenó impedir una manifestación convocada por Askatasuna en homenaje a tres etarras muertos en un enfrentamiento con la Guardia Civil hace 15 años, mientras que Pedraz no intervino para prohibir otra marcha celebrada el pasado sábado para reclamar la libertad del etarra José Ignacio de Juana Chaos.

«La ley es una y los jueces deben interpretarla en el mismo sentido», concluyó Portero, que también dijo que los informes policiales en los que se basaron Pedraz y la Fiscalía para no prohibir la marcha del viernes eran «deficientes». Esos informes aseguraban que los dos carteles con el logotipo de Batasuna en los que se anunciaba la manifestación, aparecidos en Baracaldo, obedecían presumiblemente a una iniciativa individual. Sin embargo, Portero considera que la gran calidad de los carteles es una prueba de que habían sido confeccionados en una imprenta «y de que había muchos más carteles preparados».

Dignidad y Justicia recurrirá de nuevo la decisión de Pedraz, que calificó de «conjeturas» sus argumentos. Portero le replicó ayer: «Conjeturas son las suyas».

Dignidad y Justicia se querellará contra Pedraz por prevaricación
ABC 31 Agosto 2006

MADRID. La plataforma Dignidad y Justicia se querellará mañana contra el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por un delito de prevaricación negligente, tal y como advirtió el portavoz de dicha asociación, Daniel Portero, la pasada semana. El propio Portero -hijo del fiscal Luis Portero, asesinado por ETA en 2000- lo confirmó ayer, y recordó que lo que ha impulsado la iniciativa ha sido la decisión del juez de no prohibir la manifestación celebrada el pasado viernes en Bilbao a favor de la autodeterminación. Dignidad y Justicia cree que hay pruebas suficientes de que la ilegal Batasuna está detrás de la convocatoria de dicha marcha.

Pese a que los abogados de Dignidad y Justicia aún están estudiando «el marco jurídico» en el que se basarán para argumentar su escrito, Portero aseguró que la querella se va a presentar y adelantó que, con toda probabilidad, imputará a Pedraz un delito de prevaricación por negligencia, aunque también podría atribuirle otro de omisión del deber de perseguir delitos, informa Otr.

Promovida por Batasuna
Dignidad y Justicia solicitó la pasada semana a Pedraz -que se encarga del sumario de Batasuna durante las vacaciones de Baltasar Garzón- que impidiera la manifestación de Bilbao a favor de la autodeterminación por haber sido promovida por la formación ilegal, cuyas actividades están suspendidas desde enero. La asociación de Portero denunció la aparición en Baracaldo de unos carteles con el símbolo de Batasuna que invitaban a participar en la marcha. El juez desestimó la petición basándose en un informe de la Policía en el que se aseguraba que habían sido colocados por particulares. Dignidad y Justicia recurrió la decisión y Pedraz desestimó el recurso.

Por su parte, el colectivo Manos Limpias denunció ayer ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco al consejero de Interior del Ejecutivo autonómico, Javier Balza. Le imputa un «delito continuado de prevaricación» por haber permitido la manifestación celebrada el pasado sábado en San Sebastián en apoyo del preso de ETA Ignacio de Juana Chaos. Manos Limpias se querella también contra los dirigentes batasunos Juan José Petrikorena, Angel María Elkano, Rufi Etxeberria y contra el secretario general de LAB, Rafael Díez Usabiaga, por su asistencia a la marcha.

SEGÚN EL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE PETICIONES QUE LO ADMITIÓ
Borrell se expone a una "denuncia de acción ilegal" por suspender la tramitación del Manifiesto COPE en Estrasburgo
La tramitación del Manifiesto COPE en el Parlamento europeo, que pedía la investigación del acoso que sufre la emisora por parte de la Generalidad, está paralizada por una decisión de Josep Borrell "sin base legal". Así lo ha denunciado el presidente de la comisión de Peticiones, Marcin Libicki, que en junio decidió admitir a trámite el texto. Borrell dejó en suspenso la admisión de la demanda atendiendo a la petición de doce europarlamentarios que cuestionaban la legalidad de la decisión de Libicki. El polaco considera que la admisión de la petición es "obvia" y advierte que Borrell se expone "a denuncias de acción ilegal" por la violación del reglamento.
EFE Libertad Digital 31 Agosto 2006

En una carta del presidente de la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo a Josep Borrell, Marcin Libicki acusa al español de haber actuado "sin base legal" y defiende que la petición es "obviamente" admisible, porque "acusa a las autoridades españolas de haber vulnerado derechos fundamentales, relativos en concreto a la libertad de expresión" y recuerda que la demanda iba respaldada por 700.000 firmas de ciudadanos.

Libicki no cuestiona que Borrell haya pedido la opinión de la comisión de Asuntos Constitucionales, pero sí la decisión del presidente de suspender la admisión a trámite y le reprocha que no le haya comunicado la base legal para hacerlo. "No me dio la base legal de su decisión porque no existe", afirma Libicki, que considera que la decisión de Borrell viola el reglamento del Parlamento Europeo y expone a la institución a "una denuncia de acción ilegal frente al Defensor del Pueblo Europeo y el Tribunal de Justicia de la UE" y a una "deshonra sin precedentes".

El manifiesto COPE fue presentado el pasado 24 de enero por el eurodiputado del PP Luis Herrero, quien reclamó que la Eurocámara investigara los motivos por los que la Generalidad no renovó licencias de radio a la emisora y el acoso que sufre la cadena por parte del Gobierno catalán. Le acompañaron los periodistas Pedro J. Ramírez y Cayetana Álvarez de Toledo.

Libicki, eurodiputado polaco del grupo euroscéptico "Unión por la Europa de las Naciones", admitió a trámite la demanda mediante su decisión individual, ateniéndose a las competencias que le atribuye el reglamento como presidente de la comisión de Peticiones. Representantes socialistas y nacionalistas habían presionado para la no admisión de la demanda.

Además, algunos eurodiputados, como el vicepresidente de la Comisión, el laborista británico Michael Cashman, consideraron que se había extralimitado en sus funciones por entender que la decisión de admitir o no a trámite una petición corresponde al conjunto de la comisión de Peticiones en pleno y no a su presidente.

Las quejas se materializaron finalmente en un escrito remitido a Borrell en el que doce eurodiputados de grupos parlamentarios de izquierda y CiU, nueve de ellos españoles, denunciaban la "actitud partidista y antirreglamentaria" del conservador polaco Marcin Libicki y pidieron a Borrell que dejara en suspenso la decisión de admitir a trámite el Manifiesto.

Jiménez Becerril cree que el Gobierno ha propiciado las palabras de D´Alema
ABC 31 Agosto 2006

Teresa Jiménez Becerril, hermana del concejal del PP Alberto Jiménez Becerril, asesinado por ETA en 1998 junto a su esposa, culpó ayer al Gobierno de que el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Massimo D´Alema, crea que la banda etarra se ha convertido en un «movimiento político». En declaraciones a Servimedia, Jiménez Becerril, que vive desde hace años en Italia, aseguró que la afirmación de D´Alema es «inadmisible», pero tiene que ver con la estrategia del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de negociar con ETA. Teresa Jiménez Becerril se refirió también al acercamiento de presos de ETA al País Vasco para asegurar que está «descompuesta» ante la posibilidad de que esto se haga con internos como Ignacio de Juana Chaos, quien llegó a asegurar que le encantaba ver el dolor de los familiares de las víctimas al enterrar a los asesinados por la banda terrorista y que «sus lloros son nuestras sonrisas».

BUSH PIDE 'CONSECUENCIAS'
El OIEA confirma que Irán incumple el ultimátum de la ONU sobre el uranio
REUTERS El Mundo  31 Agosto 2006

VIENA.- El organismo de control nuclear de la ONU, el OIEA, ha confirmado que Irán sigue adelante con su programa de enriquecimiento de uranio, ignorando el ultimátum de suspensión establecido por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Los descubrimientos realizados por el OIEA podrían abrir el camino para que la ONU imponga sanciones contra Irán. Los hallazgos fueron dados a conocer en un informe confidencial al Consejo de Seguridad al que la agencia Reuters tuvo acceso a través de diplomáticos.

Naciones Unidas deberá ahora deliberar si dicta sanciones comerciales y diplomáticas contra la República Islámica de Irán. La resolución 1.696 del Consejo de Seguridad estipula que el pleno volverá a reunirse para decidir su nueva postura.

Poco antes de expirar el ultimátum dado por la ONU a Irán, el presidente de la República Islámica, Mahmud Ahmadineyad, declaró que su país "no cederá a la intimidación". En un mensaje pronunciado en la ciudad de Oroumiyeh, insistió en su retórica desafiante al asegurar que "los poderes opresores no desean el progreso de Irán".

"El pueblo iraní, sin la ayuda de Occidente y gracias a sus jóvenes científicos, conseguirá alcanzar las cimas de la tecnología nuclear", subrayó el líder ultraortodoxo en un mensaje televisado. "La nación iraní nunca abandonará su derecho obvio a la tecnología nuclear pacífica", aseguró Ahmadineyad.

Sin embargo, mientras que el proyecto nuclear tiene un fin civil para Irán, EEUU considera que se trata de un programa militar encubierto. El presidente estadounidense, George W. Bush, afirmó durante un discurso en Utah que debe haber "consecuencias" por el desafío de Irán a la comunidad internacional al desarrollar un programa nuclear que, en su opinión, tiene como objetivo obtener armas nucleares.

EEUU ha anunciado que la semana próxima se celebrará una reunión con representantes de EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania y que será el primer encuentro para definir el texto "específico" de una resolución contra Irán, según adelantó el miércoles Sean McCormack, portavoz del departamento de Estado estadounidense.

Francia comunica a la Policía española que investiga la participación de ETA en recientes robos de explosivos
Óscar López-Fonseca El Confidencial 31 Agosto 2006

La Policía francesa ha remitido recientemente a sus colegas españoles un nuevo informe en el que le comunica que está investigando la supuesta participación de ETA en varios robos de explosivos registrados en las últimas semanas en canteras del país vecino. Así lo ha podido confirmar El Confidencial en varias fuentes policiales, que añaden que dicho documento fue remitido a finales de julio. Portavoces oficiales de Ministerio del Interior niegan, sin embargo, tener conocimiento de la existencia de dicho informe.

Siempre según estas fuentes, dicho informe recoge todas las actividades delictivas registradas al otro lado de la frontera a lo largo del pasado mes y sobre las que los agentes franceses tienen sospechas o, en algún caso, certeza de que hayan podido contar con la participación de miembros de la organización terrorista. De hecho, en el mencionado documento, junto al robo de explosivos, aparece recogido la sustracción de varios vehículos.

Las fuentes antiterroristas consultadas por este diario destacan, no obstante, que sus colegas galos les han dejado claro que en el caso de los asaltos a las canteras, además de la autoría de ETA, también trabajan con la hipótesis de que puedan haber sido obra de delincuentes comunes. El informe, de hecho, se limita a hacer una relación de todos los sucesos sospechosos y en ningún momento hace una valoración de los mismos.

El coche explosionado
A pesar de ello, el informe ha provocado, según ha podido constatar este diario, preocupación en los servicios de información españoles, que temen que ETA esté rearmándose. Una situación que no es nueva, ya que a finales del pasado mes de junio otro informe de las autoridades francesas encendió las alarmas de los expertos antiterroristas. En aquel, éstas comunicaban al Ministerio del Interior español el hallazgo en el sur del país vecino de un coche que había sido explosionado por la organización terrorista con una bomba lapa (ver El Confidencial del pasado martes).

El documento de junio -cuya existencia el departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba sólo hizo público cuando un medio de comunicación desveló el hallazgo del automóvil- causó alarma entre los expertos antiterroristas españoles, que temieron en un primer momento que la banda armada estuviera probando en plena tregua nuevos sistemas de iniciación para sus artefactos explosivos.

Sin embargo, Interior ha insistido desde entonces que el objetivo de los terroristas no era ni el adiestramiento ni la experimentación. La hipótesis que aseguran barajar es que los etarras sólo pretendían borrar huellas en un coche robado que pensaban abandonar y que para ello decidieron utilizar ese expeditivo método.

A pesar de la versión oficial, altos cargos de Interior han reconocido en las últimas horas en privado que la utilización de un artefacto explosivo no deja de ser “extraña” y “preocupante” sobre todo cuando, desde el inicio del “alto el fuego permanente”, ETA se había limitado a quemar los automóviles de los que se quería desprender.

LOS ENIGMAS DEL 11-M. CAPÍTULO 29
Los datos del sumario confirman que el Skoda de Alcalá era una prueba falsa
La importancia del Skoda Fabia en la investigación del 11-M llegó tras la exclusiva de Fernando Múgica en El Mundo. Si la noticia de que el coche había sido localizado por la Policía mucho antes de la masacre ya era importante, los movimientos que desencadenó lo fueron aún más. Por ejemplo, que el providencial Skoda repleto de pruebas tenía una amplia ficha policial –multas, atracos, huidas– que difícilmente lo hacía atractivo para unos terroristas. Y sin cambiar de matrícula. La marejada judicial que provocó aquel trabajo periodístico dejó huella en el sumario. Al seguirla queda claro que estamos ante otra prueba falsa. Pero la historia completa no se comprendería sin la aparición de dos personajes: un enigmático chileno y el argelino Allekema Lamari.
Luis del Pino Libertad Digital 31 Agosto 2006

En marzo de este año, a punto de cumplirse el segundo aniversario de la masacre de los trenes, Fernando Múgica desvelaba en El Mundo que el coche Skoda Fabia milagrosamente aparecido en Alcalá tres meses después del atentado había sido en realidad localizado por la Policía mucho antes del 11-M. El coche había estado tranquilamente aparcado en la Avda. de Bruselas en noviembre de 2003 y, en ese lugar, se le impusieron diversas multas por estacionamiento indebido.

Un portero de la zona le hizo un comentario sobre el coche a un policía conocido suyo, que trabajaba en labores de escolta de un juez que vive en las proximidades. Juntos, el portero y el policía examinaron el coche por fuera y miraron por las ventanillas, a ver si veían algo raro. Después, el policía le dijo al portero que, en efecto, aquel Skoda Fabia figuraba como robado. Nadie dio aviso a la empresa Hertz (la propietaria del Skoda) de que el coche había aparecido. Poco después, el coche desaparecía de allí, para aparecer el 13 de junio de 2004 en Alcalá de Henares, cargado de pistas que apuntaban a terroristas islámicos.

Las conclusiones del artículo de Múgica resultan obvias para cualquiera: ese Skoda Fabia fue retirado de la Avda. de Bruselas por alguien vinculado a los servicios del Estado. Y fue alguien vinculado a los servicios del Estado quien lo depositó en Alcalá.

EL DESMENTIDO
Ante las revelaciones de El Mundo, la Dirección General de la Policía emitió una nota en la que afirmaba que el Cuerpo Nacional de Policía no tuvo conocimiento alguno de la existencia del coche Skoda Fabia hasta el 13 de junio de 2004 y que en el sumario constaba la identidad completa del autor del robo del Skoda, así como la posterior venta del coche que realizó a Serhane Ben Abdelmajid El Tunecino, a finales de noviembre.

Básicamente, lo que la Policía hacía en esa nota era salir al paso de las revelaciones remitiendo a la historia que le habían contado al juez Del Olmo: que ese coche de alquiler había sido robado en septiembre de 2003 por un chileno, el cual lo había vendido en noviembre a El Tunecino, uno de los suicidas de Leganés.

La historia del Skoda es todo un ejemplo de cómo las revelaciones periodísticas sí tienen influencia sobre el desarrollo del sumario del 11-M, porque, como vamos a ver, las consecuencias judiciales de las revelaciones de Fernando Múgica fueron enormes. Pero antes de entrar a narrar esas consecuencias, conviene detallar qué es lo que la Policía le había contado al juez hasta el momento.

LA VERSIÓN OFICIAL
El Skoda Fabia era un coche de alquiler que le fue robado a un ciudadano francés en Benidorm el día 7 de septiembre de 2003, seis meses antes del 11-M. Durante un año, nadie fue capaz de proporcionar al juez ninguna explicación sobre cómo había aparecido en Alcalá tres meses después de los atentados, cargado de pistas sobre los presuntos autores de la matanza. Sin embargo, el 30 de junio de 2005 (un año después de la aparición del Skoda), el misterio quedaría aclarado y nacería la versión oficial sobre la aparición de ese coche.

Ese día, la Policía le envió al juez un informe en el que le contaba:

que el 15 de julio de 2004 alguien atracó un banco en Alcalá, dejando después abandonado el Audi en el que se dio a la fuga.

que en ese Audi había rastros de ADN que coincidían con uno de los perfiles anónimos encontrados en el Skoda Fabia.
que en el Audi de los atracadores había aparecido también una huella dactilar de un chileno llamado Mauricio Andrés Soto Gómez, nacido en 1980.

que, afortunadamente, el tal chileno se encontraba en prisión desde enero de 2005, por lo que solicitaban permiso para tomarle declaración en relación con el Skoda y para obtener una muestra de su ADN.

El juez concedió, como es natural, dicho permiso. El chileno prestó declaración ante la Policía el 11 de julio de 2005, asistido por su abogado (que curiosamente es el mismo que defendió al presunto líder de la célula española de Al Qaeda, Abu Dahdah). En esa declaración ante la Policía, el chileno reconoció haber robado un Skoda Fabia de color azul celeste (quédese el lector con el dato del color, porque es importante) en Benidorm a principios de septiembre de 2003 y que lo había estado usando por la zona durante unas dos semanas, después de lo cual se desplazó a Madrid, donde estuvo hasta principios de noviembre. Entonces, como tenía previsto marcharse a Chile, contactó con un yonqui marroquí llamado Mustafá (del que no supo dar datos que condujeran a su identificación), el cual le proporcionó el teléfono de un posible comprador. Se citó con ese comprador, que resultó ser El Tunecino, al día siguiente y le vendió el coche por 600 euros. Posteriormente, salió de España ese mismo mes de noviembre de 2003 por el aeropuerto de Barajas y no volvió hasta mayo de 2004.

La primera versión oficial sobre el Skoda Fabia acababa de nacer, aunque diez días después cambiaría ligeramente, ya que el chileno, ante el juez Del Olmo, se ratificó en todos los aspectos de su declaración policial salvo en uno: al juez le dijo que le vendió el coche a El Tunecino antes de octubre de 2003, no en noviembre.

LAS ANDANZAS DEL SKODA
Al día siguiente de la publicación del artículo de Fernando Múgica, la Policía enviaba un informe al juez en el que le comunicaba que se iban a realizar una serie de averiguaciones. Y las averiguaciones resultaron demoledoras para la versión oficial. Entre otras cosas, porque permitieron conocer muchos más datos sobre las andanzas del Skoda Fabia después de su robo en Benidorm

Para empezar, resultó que aquel Skoda Fabia se había visto implicado en un robo con intimidación en Alcorcón tan sólo cuatro días después de haber sido robado en Benidorm. El 11 de septiembre de 2003, Ana María C. A. denunciaba en la comisaría de Alcorcón que dos individuos le habían arrebatado el bolso por el procedimiento del tirón, dándose a la fuga en un vehículo Skoda Fabia matrícula 3093-CKF. Uno de los individuos tenía aspecto sudamericano y unos 28 años de edad, mientras que el otro, que llevaba gafas negras, podría tener unos 35 años. Los agentes de la comisaría de Alcorcón comprobaron la matrícula del vehículo ese mismo día y vieron que constaba como robado cuatro días antes.

Este hecho ponía de manifiesto que el chileno había mentido en sus declaraciones, ya que dijo ante la Policía que después del robo había permanecido con el Skoda por la zona de Benidorm unas dos semanas, cuando el episodio de Alcorcón sitúa al Skoda en Madrid inmediatamente después del robo.

No fue el único episodio delictivo en que el Skoda se vio involucrado. El 22 de octubre de 2003, Carlos S. D., encargado de una gasolinera, denunció, también en la comisaría de Alcorcón, que un Skoda matrícula 3093-CKF se había marchado sin pagar después de repostar gasolina. No pudo aportar ningún dato sobre los ocupantes del vehículo.

Segunda mentira del chileno: en su declaración ante el juez, dijo haber vendido el coche a El Tunecino antes de octubre de 2003. Sin embargo, el segundo de los delitos cometidos en Alcorcón (probablemente por las mismas personas que el primero) permite constatar que ese vehículo no pudo ser transferido antes de finales de octubre.

Estos datos no sólo arrojan sombras de sospecha sobre la declaración del chileno, sino también sobre la propia actuación de la Policía. ¿Por qué se habían ocultado todos esos episodios al juez durante dos años? ¿Por qué no se había molestado nadie en informarle de que ese vehículo supuestamente usado por los islamistas estaba implicado en dos episodios delictivos que constaban en las bases de datos policiales?

Pero también contribuyen estos episodios a ratificar lo absurdo de todo lo relacionado con el Skoda Fabia: si hubiéramos de creer la versión oficial, resulta que unos islamistas que van a cometer una masacre se desplazan hasta Alcalá utilizando, entre otros vehículos, un Skoda Fabia que no sólo es robado, sino que está implicado a su vez en dos delitos más, ambos denunciados ante la Policía. Y los islamistas utilizan ese vehículo sin doblar las matrículas del coche. Ese comportamiento es imposible: ningún terrorista usaría, para cometer un atentado, un coche que pudiera ser detectado por casualidad en cualquier control rutinario.

ALCALÁ
La Policía también recabó datos, a petición del juez Del Olmo sobre las consultas de matrículas realizadas en Alcalá durante el 11-M y el 12-M, para verificar quién y cuándo había comprobado los datos de la furgoneta Kangoo y del Skoda Fabia.

Según las bases de datos de la Policía, en esos dos días, y sólo desde la Comisaría de Alcalá, se realizaron más de 400 consultas a la base de datos de matrículas, relativas a docenas de vehículos distintos. Entre esas consultas se encontraba, por supuesto, la matrícula de la furgoneta Kangoo, pero la del Skoda Fabia no aparece. Lo cual remacha aún más algo que ya necesita pocas demostraciones: el Skoda Fabia no estaba en Alcalá aquella mañana del 11-M; nadie consultó su matrícula dentro del proceso de "peinado" que se realizó en las inmediaciones de la estación.

LA DECLARACIÓN DEL PORTERO
La Policía y el juez también tomaron declaración al portero de la Avenida de Bruselas que Fernando Múgica citaba en su artículo. Y ese portero confirmó, punto por punto, excepto en un aspecto (luego veremos cuál) las informaciones publicadas en el diario El Mundo: recordaba perfectamente ese coche que estuvo aparcado en una zona de carga y descarga durante unas tres semanas antes de las Navidades de 2003; dijo que no sabía cómo era el coche por dentro, pero sin embargo pudo describir el color de la tapicería, lo que indica que estuvo mirando el interior del coche por las ventanillas; le habló del coche tanto a los policías municipales que estuvieron multándolo, como a un policía nacional que ejerce labores de escolta de un magistrado que vive en las inmediaciones; posteriormente, el vehículo desapareció una noche y ya no lo volvió a ver.

¿Y cuál es ese aspecto en el que no corroboró las informaciones de El Mundo? Pues justamente el único en el que es imposible que Fernando Múgica se equivoque. El portero le había declarado al periodista que el policía nacional al que le habló del Skoda consultó las bases de datos policiales y le dijo que el coche figuraba como robado. Sin embargo, ante el juez Del Olmo, el portero declaró que ese policía le dijo que el coche NO figuraba como robado. Evidentemente, esa segunda versión del portero es imposible: si el policía consultó las bases de datos, el vehículo constaba como robado (recuérdese la consulta efectuada desde la comisaría de Alcorcón). En cualquier caso, más que el resultado de la consulta, lo importante es que esa consulta se hizo por parte de ese policía.

Por tanto, tenemos que ese Skoda estuvo allí aparcado durante varias semanas, en la segunda quincena de noviembre y primera de diciembre (la primera multa tiene fecha de 26 de noviembre y la última, de 11de diciembre; que el portero lo vio y lo recuerda; que se lo comentó a ese escolta de un magistrado; que el escolta lo consultó en las bases de datos policiales; y que poco después el coche desapareció de allí.

En la declaración del portero ante el juez se produjo un hecho curioso: el juez Del Olmo le mostró una fotografía del Skoda Fabia al portero para que ratificase que ése era el coche y el portero le dijo que no, que ése no era. El coche que él había visto era de color gris plata, mientras que la fotografía que le enseñaban correspondía a un coche de color azul celeste (¿se acuerdan de que el chileno declaró haber robado un coche de color azul celeste?). Consultada la documentación de las denuncias, se confirmó que el Skoda Fabia era de color gris plata, así que Del Olmo hizo que la Policía Científica le trajera todas las fotografías realizadas al coche, para enseñárselas al portero. Al ver el juego de fotografías, pudieron comprobar que en algunas el coche aparecía gris y en otras azul claro, dependiendo de la luz. Pero el coche era, indudablemente, de color gris plata, tal como lo recordaba el portero.

Esto confirma, por un lado, la veracidad del testimonio del portero. Pero, por otro, nos permite detectar una tercera mentira en la declaración del chileno: cuando él describe como de color azul celeste el Skoda Fabia que robó, sólo puede deberse a que, en realidad, ese chileno no llegó nunca a ver el Skoda. Tan sólo vio alguna foto que le enseñara la propia Policía, una foto donde, por cuestiones de la luz, el coche aparecía de color más azulado. Resulta más que dudoso que ese chileno robara aquel Skoda.

--------------------------------------------------------------------------------
Cronología
Para no perdernos, recordemos brevemente la cronología constatada del vehículo:
7 de septiembre de 2003: Robado en Benidorm (Alicante).
11 de septiembre de 2003: Participa en un robo con intimidación en Alcorcón (Madrid).
22 de octubre de 2003: Se va sin pagar de una gasolinera de Alcorcón.
Mediados de noviembre a mediados de diciembre de 2003: Permanece aparcado en una zona de carga y descarga de la Avenida de Bruselas, donde es multado varias veces.
Mediados de diciembre de 2003: Desaparece de la Avenida de Bruselas.
13 de junio de 2004: Aparece en Alcalá de Henares (Madrid).
Y, con esta cronología en mente, sigamos con los datos.

--------------------------------------------------------------------------------
LAS CONSULTAS DEL SKODA
Puesto que el portero había ratificado que le habló a un policía sobre el Skoda y que ése policía consultó si era robado, Del Olmo solicitó que se le informara de TODAS las consultas realizadas sobre el Skoda en las bases de datos de la Policía. Y los datos recabados permiten ir cerrando el círculo y acotando los tiempos.

En total, entre el 7/9/2003 y el 13/6/2004, se realizaron 26 consultas sobre el Skoda Fabia matrícula 3093-CKF. Varias de ellas tienen una explicación perfectamente lógica, teniendo en cuenta los datos que conocemos hasta el momento:
15 consultas, efectuadas por diversos funcionarios, desde las comisarías de Benidorm y Alicante. Esas consultas están asociadas con las diligencias abiertas por el robo del vehículo.
3 consultas efectuadas el 11/9/2003 desde la comisaría de Alcorcón. Están relacionadas con el episodio del robo con intimidación.

2 consultas efectuadas entre el 22 y el 23/10/2003 desde la comisaría de Alcorcón. Están relacionadas con la denuncia por marcharse sin pagar de una gasolinera.
2 consultas efectuadas desde la sección de informática de la Policía los días 10 y 11 de mayo de 2005, como resultado de un requerimiento que el Ayuntamiento de Madrid realizar para obtener información sobre ese vehículo que tenía multas pendientes.

1 consulta en Alcalá el 13/6/2004, cuando aparece oficialmente el vehículo, tres meses después de los atentados.
¿Y qué pasa con las otras tres consultas? Pues que ya no tienen una explicación tan lógica. Una de ellas, efectuada el 25/5/2004 desde la comisaría de Alcalá fue efectuada por el funcionario policial 82930 que, en su declaración, dijo que se había limitado a hacer una consulta genérica sobre los vehículos sospechosos cuya matrícula tuviera las letras CKF, y que entre ellos supone que saldría listado el Skoda. Curiosamente, nadie preguntó a este funcionario, en su declaración, cuál era el motivo por el que realizó esa consulta genérica sobre vehículos con las letras CKF. ¿Podría indicar esta consulta que el Skoda Fabia ya estaba aparcado en la C/ Infantado de Alcalá el 25 de mayo? Si se detectó ya entonces, y dado que constaba como robado, ¿por qué no se informó inmediatamente a la empresa propietaria del vehículo?

Las otras dos consultas son todavía más peculiares. Se trata de consultas específicas (es decir, en las que se preguntó por esa matrícula en concreto) y las dos fueron realizadas por un mismo funcionario policial, el 80953, de la comisaría del distrito de Usera. Una de esas consultas es del 23/12/2003 (que cuadraría con la consulta que, según el portero, realizó el escolta), pero la otra es del 12/9/2003 (al día siguiente del robo con intimidación en Alcorcón). Preguntado por la propia Policía, este funcionario declaró que trabajaba en la comisaría de Usera y solía consultar las matrículas de vehículos sospechosos, y que no recordaba por qué había consultado precisamente ése.

Y no hay más consultas entre esas fechas. Lo cual nos deja dos alternativas que suscitan, las dos, numerosos interrogantes. Si el policía 80953 es el que habló con el portero de la Avenida de Bruselas (o hizo la consulta por encargo del que habló con el portero), las dos preguntas que surgen inmediatamente son:
¿Qué pinta esa otra consulta efectuada el 12 de septiembre? ¿Existe alguna relación entre las dos?
¿Por qué no informó inmediatamente este policía a la empresa Hertz de que había localizado su vehículo robado?
Y, si el policía no es el que habló con el portero (ni hizo la consulta por encargo de quien hablara con el portero), a esas dos preguntas anteriores se le une una tercera: ¿por qué no aparece en las bases de datos policiales la consulta efectuada por el escolta que trabajaba cerca de la Avenida de Bruselas? ¿Ha borrado alguien el rastro?

¿Qué explicación podemos encontrar para toda esta serie de acontecimientos?

UNA EXPLICACIÓN POSIBLE
Alguien de origen sudamericano robó el coche en Benidorm, lo trajo a Madrid inmediatamente y cometió un robo en Alcorcón. Ese vehículo se movía por la zona de Usera, donde lo ve el policía 80953. Posteriormente, el ladrón del coche lo deja aparcado en la Avenida de Bruselas durante unas semanas, lo vuelve a coger a mediados de diciembre y vuelve a aparecer con él por su zona habitual de Usera (donde lo vuelve a ver el policía 80953).

Esto implica que esa persona que robó el coche no pudo transferir el vehículo hasta pasado el 25/diciembre/2003 (que es la fecha en que el policía 80953 efectúa su segunda consulta). Por tanto, toda la declaración del chileno es mentira de principio a fin. Sigue siendo posible que el sudamericano que robó el coche transfiriera luego el vehículo a alguien vinculado a los terroristas del 11-M, pero esta hipótesis benévola sigue sin aclarar:

a quiénes se transfirió el vehículo
por qué nadie avisó a Hertz de que su vehículo había sido avistado
por qué los terroristas iban a usar un coche tan marcado
por qué el vehículo no estaba en Alcalá el 11-M

Y, sobre todo, deja sin aclarar una pregunta importante y otra fundamental. La importante: ¿dónde está la consulta que realizó en las bases de datos el escolta que trabajaba en la Avenida de Bruselas? Y la fundamental: ¿por qué alguien monta una declaración falsa de un chileno para dar al juez una explicación falsa sobre las andanzas del Skoda?

En otras palabras: en esta hipótesis (la más benévola de todas) se habría cometido, como mínimo, un delito de falso testimonio, que casi con toda seguridad habría sido propiciado por alguien que trabaja en los servicios del Estado.

La otra alternativa a esta hipótesis es mucho peor: quien retiró el Skoda de la Avenida de Bruselas no fue el que lo había robado en Benidorm, sino los propios servicios del Estado, que serían quienes luego depositan el coche en Alcalá como forma de orientar las investigaciones judiciales y policiales. Esta hipótesis explicaría perfectamente por qué el Skoda no estaba en Alcalá el 11-M (porque se "plantó" después), por qué nadie avisó a Hertz de que su vehículo había sido avistado (el vehículo pasó a engrosar la lista de los que se tienen en reserva por si hay que utilizarlos) y por qué se monta una declaración falsa con el chileno. Sin embargo, sigue quedando un interrogante: ¿qué pinta esa consulta efectuada el 12 de septiembre por el policía 80953? ¿Acaso no indican las dos consultas que efectuó ese policía que el vehículo estaba en unas mismas manos el 12 de septiembre y el 23 de diciembre? ¿O es que el vehículo estaba controlado desde el principio?

ALLEKEMA LAMARI
Lo que más alienta las sospechas acerca del papel de los servicios del Estado en este tema son dos cosas. Por un lado, que se recurriera al testimonio falso del chileno para tratar de apuntalar la versión oficial sobre las andanzas del coche. Por otro lado, el uso que se dio al Skoda Fabia, porque ese Skoda sirvió, fundamentalmente, para introducir en las investigaciones del 11-M al argelino Allekema Lamari, que hasta ese momento no había aparecido y que, a raíz de que el Skoda fuera encontrado, fue identificado como el séptimo suicida de Leganés.

Las personas que asistieron a las reuniones de coordinación que los distintos servicios del Estado efectuaron desde poco después de los atentados del 11-M recuerdan con sorpresa un aspecto. Si entre el 11 y el 14 de marzo el CNI había estado insistiendo, en todos sus informes, en que la autoría del atentado correspondía a ETA, a partir del 15 de marzo (celebradas ya las elecciones) se produce un cambio radical, y los representantes del CNI en esas reuniones de coordinación no sólo comienzan a defender la tesis islamista, sino que además señalan con insistencia un nombre, Allekema Lamari, como el del presunto cerebro de los atentados.

Aquella insistencia en apuntar a Allekema Lamari resultó muy llamativa para los asistentes a aquellas reuniones, porque nadie veía cuál era motivo por el que el CNI insistía en esa persona, ya que hasta el momento no había aparecido nada que vinculara a Lamari con los atentados. De hecho, durante los meses siguientes tampoco apareció nada... hasta que se encuentra el Skoda Fabia en Alcalá con rastros del ADN de Allekema Lamari. Las investigaciones posteriores no han permitido corroborar la participación de Lamari por otras vías (por ejemplo, cruces telefónicos con otros presuntos responsables), pero ahí queda el Skoda para probar la vinculación.

¿Fue el CNI quien aprovechó el Skoda para imponer la tesis que querían imponer desde el principio? Pues tiene todo el aspecto, la verdad. ¿Con qué objeto? Pues eso nos gustaría saber a todos.

Y una última pregunta: ¿cómo es posible que el CNI hiciera semejante chapuza en el tema del Skoda? Esta pregunta tiene más fácil respuesta. Situémonos en la fecha en que fue "plantado" aquel Skoda en Alcalá: mayo-junio de 2004. Por aquel entonces, ni por asomo podía nadie imaginarse que el sumario y las investigaciones del 11-M fueran a ser sometidos a un escrutinio tan brutal como el que se ha realizado en estos dos años. Quienes plantaron el Skoda en esa fecha lo único que sabían era que la opinión pública había tragado sin inmutarse con todo: con la cinta coránica y los restos de explosivo de la Kangoo, con la mochila de Vallecas llena de Goma-2 ECO, con la detención de dos indios de religión hindú como posibles implicados en una supuesta trama islamista, con la voladura controlada del piso de Leganés... ¿Por qué no iba a tragar también con el Skoda?

De hecho, todas las chapuzas relativas al Skoda estuvieron ocultas durante dos años, y seguirían estándolo de no ser porque una persona llamada Fernando Múgica tuvo las santas narices de irse a la Avenida de Bruselas a hablar con los porteros de la zona.

LA EXPULSIÓN
En cualquier caso, lo que sí queda claro es que el testimonio del chileno que supuestamente había vendido el Skoda a El Tunecino es falso, y que ese chileno probablemente no había visto el Skoda Fabia en su vida, ya que son demostrables, con los datos disponibles, diversas mentiras y varias contradicciones temporales. Pero eso indica que alguien, probablemente desde los propios servicios del Estado, recurrió al falso testimonio del chileno para tratar de apuntalar la mentira oficial.

No resultó extraño, por tanto, que tras saltar el escándalo del Skoda nos desayunáramos unos meses después con la noticia de que la Policía había expulsado de España al chileno en aplicación de la Ley de Extranjería sin comunicárselo previamente a Del Olmo. Eliminación de testigos incómodos, se llama eso. Descubiertas las mentiras, el chileno estorbaba, no fuera a cantar quién le ordenó mentir. Teniendo en cuenta que el Cuerpo Nacional de Policía es el único facultado para poder realizar las expulsiones, ¿cómo se explica que se expulsara a un imputado en el 11-M sin informar al juez del caso? La actuación de este Gobierno en relación a las investigaciones del 11-M hace mucho tiempo que traspasó la frontera de lo delictivo.

LAS CONSECUENCIAS JUDICIALES
Como hemos visto, las investigaciones de Fernando Múgica sobre el Skoda Fabia tuvieron una importante influencia en la marcha de las investigaciones. De hecho, todavía no se han llevado hasta sus últimas consecuencias las deducciones que han podido realizarse a partir de los datos aportados.

Dejando aparte el hundimiento del testimonio del chileno, el propio Skoda Fabia quedó desacreditado como prueba. El mismo juez Del Olmo reconoce amargamente que no es posible establecer que el Skoda estuviera en Alcalá en la mañana del 11 de marzo.

Sin embargo, el juez no se ha atrevido (que nosotros sepamos) a hacer dos cosas que antes o después habrá que hacer: anular las pruebas que se encontraban dentro del Skoda (si el Skoda no estaba en Alcalá el 11-M, las ropas que aparecieron en su interior, por ejemplo, no pudieron ser depositadas por los terroristas, sino por quien plantó el coche) y tomar medidas judiciales contra los responsables (aún por determinar) de la falsificación de una de las pruebas fundamentales del caso.

Con respecto a las pruebas halladas dentro del Skoda, se van al garete la alfombrilla del vehículo con restos de nitroglicol, los restos de ADN de Mohamed Afalah y de Allekema Lamari encontrados en varias prendas de ropa, el papelito con el teléfono de Safwan Sabagh...

Pero lo más importante es que se abre la puerta a que se pidan responsabilidades a las personas responsables de "plantar" una prueba falsa en el sumario y concertar un falso testimonio con un falso testigo. En relación con esto, la pregunta crucial es la siguiente: ¿de dónde sacaron las pruebas falsas quienes "plantaron" el Skoda? ¿De dónde sacaron, por ejemplo, una prenda de ropa con el ADN de Allekema Lamari o de Mohamed Afalah?

¿QUÉ HACER?
Los abogados personados en la causa tienen la posibilidad de extraer las consecuencias de lo que hemos ido conociendo acerca del Skoda. Para empezar, la identificación del policía que ejercía labores de escolta en las proximidades de la Avenida de Bruselas resultaría sencilla: bastaría con que el juez solicitara que el Ministerio de Interior le identifique y que el portero ratificara, en un careo, que ése es el policía que le dijo que había consultado las bases de datos para ver si el vehículo era robado.

A continuación, sería necesario que ese policía dijera cuándo hizo la consulta para, con ello, averiguar si es una de las que aparecen en el listado entregado al juez. Si no aparece, alguien tendrá que explicar por qué ese rastro no aparece. Convendría, asimismo, que el Policía nos contara qué gestiones posteriores realizó.

Finalmente, no estaría de más que declararan en sede judicial los policías que realizaron las tres consultas peculiares acerca del Skoda, con el fin de clarificar las circunstancias y los motivos de esas consultas.

Que quede claro que todos esos policías (el escolta y los dos funcionarios policiales que consultaron sobre el Skoda en fechas poco lógicas) son funcionarios que se limitan a cumplir con su trabajo de manera honesta y eficaz, y que no pretendo lanzar sobre ellos la más mínima sombra de sospecha. Simplemente, los tres tienen un papel en los hechos, y creo que pueden aportar mucho para esclarecer las circunstancias que rodean a la aparición del Skoda. Los tres deben declarar aquello que sepan. Se lo deben (se lo debemos todos) a las 192 personas que murieron el 11 de marzo en un atentado en el que está claro, desde hace mucho tiempo, que ha existido la intención consciente, deliberada, dolosa, de usar pruebas falsas con el fin de tapar la verdad de los hechos.

Recortes de Prensa   Página Inicial