AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 8 Septiembre  2006
Izquierda liberal
La escuela de Montilla
Antonio Robles 8 Septiembre 2006

Aún hay muchos profesores sensatos que hacen lo que les da la gana, incluso alguno empieza a revelarse y dar las clases en castellano cuando siempre lo había hecho en catalán. Esa Cataluña también existe. Para el Gobierno socialista de la Generalitat de Cataluña el único problema digno de tener en cuenta en las instrucciones de principio de curso 2006-2007 es que el catalán se consolide como única lengua de la escuela: "Establecer pautas de uso lingüístico favorables a la lengua catalana para todos los miembros de la comunidad educativa y garantizar que todas las actividades administrativas y las comunicaciones entre el centro y el entorno sean en lengua catalana..."

¿Qué quieren decir estos torquemadas? Que los profesores entre sí, los profesores con los alumnos, los alumnos, los profesores y los padres, los padres y el conserje, el cartero que llega a media mañana, el lechero y el traficante de drogas de la esquina, todos, a todas horas, en cualquier momento, han de relacionarse en catalán.

Pero entonces, ¿qué hacer con aquellos alumnos nuevos y sus padres que no sepan catalán? A los primeros se les aparta de las clases normales y se les inmersiona en catalán, incluidos los sudamericanos que podrían seguir perfectamente el curso si tuvieran posibilidad de hacerlo en castellano. Son las clases de acogida, cuyo objetivo es hacer al alumno competente en la lengua propia de Cataluña mientras el resto de contenidos escolares esperan hasta alcanzar ese pasaporte lingüístico. Y a los padres se les pone un traductor para comunicarse con el tutor. Como lo oyen. Ya lo hacían los más radicales pero la estupidez ha llegado a un grado tal que hasta lo dejan por escrito en las instrucciones de principios de curso. La frase entrecomillada anterior seguía así: "...sin perjuicio de que se arbitren medidas de traducción en el periodo de acogida de las familias del alumnado recién llegado". La fuerza legal del Estatuto da alas, como los refrescos en los anuncios.

Las consecuencias ya las hemos denunciado otras veces, ahora se ampliarán. Reparen si no. Traduzco: "Angels Mauné Masoller, directora del centro IES Joseph Pla, hago constar que el 1 de septiembre de 2006, el profesor Francisco Miguel Bravo Bastida se ha presentado al centro IES Joseph Pla para ocupar la plaza vacante de Geografía e Historia de 1 ciclo de la ESO en comisión de servicios, y no he firmado la toma de posesión correspondiente, a la espera de recibir instrucciones del Servicio Territorial de Barcelona, porque el profesor ha manifestado que impartía las clases sólo en castellano.".

Primero: Es legítimo dar las clases sólo en catalán, pero ilegítimo en castellano, a pesar de ser ambas lenguas constitucionales en Cataluña. Ley del embudo, franquismo en estado puro o, si prefieren, racismo cultural sin matices.

Segundo: La directora se toma la licencia de incumplir los preceptos legales en el proceso de incorporación de un profesor con oposición y plaza.

Tercero: Lo de "sólo" en castellano es una disculpa de mal pagador. Importaría poco que hubiera dicho que las da en los dos idiomas. Le seguiría sin cursar el alta, porque el objetivo es la imposición del catalán como único idioma.

Sólo una cosa buena. Aún hay muchos profesores sensatos que hacen lo que les da la gana, incluso alguno empieza a revelarse y dar las clases en castellano cuando siempre lo había hecho en catalán. Esa Cataluña también existe.

De todos los disparates, el mayor no es que se quiera erradicar el castellano de la escuela, algo que en realidad ya han conseguido, sino que problemas profundos del sistema educativo ni importan ni se mencionan. Se olvidan así del fracaso escolar, el nivel infame de contenidos culturales, la falta de respeto, los brotes de violencia y la agresividad ambiental, el desamparo de profesores y el acoso moral a alumnos, el deterioro del capital cívico que anteriores generaciones escolares tenían, el desprecio por el saber...

¿Qué burra nos quiere vender Montilla con estos hechos? Son disposiciones de su partido, de ahora mismo, cuando al mismo tiempo nos dice todo lo contrario en su campaña electoral. ¿Es esta la hora de los catalanes o de sus catalanistas?

Todo tiene un límite. Nuestros hijos y sus profesores no pueden ser ni un minuto más humillados por un sistema educativo que odia la cultura o la desprecia. Habrá que comenzar a movilizarse. La sociedad civil no ha de permitir tanta infamia.

antoniorobles1789@hotmail.com

NUEVO CURSO BAJO TUTELA ESTATAL
Editorial  minutodigital 8 Septiembre 2006

La educación, un bien público básico en cualquier sociedad sana, se afianza como instrumento de poder no sólo del gobierno central socialista, sino también de los nacionalitaristas.

La entrada en vigor de la LOE ya supone, en la práctica, que los alumnos desde sus primeros años en la enseñanza reglada, reciban mensajes previsiblemente contradictorios según estén en clase de religión o de “Educación para la ciudadanía”, si bien la “legitimidad” de esta última vendrá reforzada por su carácter evaluatorio.

A esta manifestación de tutela intelectual perpetrada por el PSOE con el apoyo de la coalición radical IU, y partidos nacionalistas, hay que unir la nueva vuelta de tuerca dada por el bipartito catalán.

La Consejería de Educación Catalana, en manos de Joan Manuel del Pozo (PSC), acaba de imponer el aumento del número de horas en catalán recibidas por los niños de entre seis y ocho años. La enseñanza primaria en Cataluña se imparte ya, en más de un 90 %, en catalán a pesar de que la lengua materna de los niños sea el castellano.

La situación de totalitarismo lingüistico es tan grave, que los españoles que cambian de residencia a Cataluña, se ven avocados a escolarizar a sus hijos en las denominadas “aulas de acogida”, verdaderos “ghetos” educativos en los que se enseña a los niños a aprender catalán apresuradamente, sustituyendo las materias como matemáticas, ciencias sociales o lengua castellana, por horas y horas de catalán.

La situación no es mejor en el País Vasco donde más de dos tercios de los escolares reciben todas sus clases en Euskara salvo la asignatura de Castellano.

La clase política gobernante se ha empecinado en convertir una sociedad bilíngüe como la catalana, en una sociedad recluida “manu militari” en un único idioma. Un empobrecimiento cultural inaceptable en cualquier sociedad desarrollada, de consecuencias gravísimas para la Cataluña y la España del futuro.

A la batalla de miles que padres van a librar contra la tutela ideológica de la LOE, y a la que otros muchos están librando contra el terrorismo educativo separatista, habrá que sumar este curso la revuelta que preparan los profesores universitarios.

Los docentes universitarios se sienten traicionados por Zapatero. Sus promesas de derogar la Ley Orgánica de Universidades (LOU) del PP han derivado en un proyecto de ley de reforma que a nadie convence.

Los ciudadanos nos enfrentamos a un nuevo curso en un país donde la educación de calidad y acorde con el ideario paterno, es sólo un privilegio al alcance de unos pocos. En nuestros votos está conseguir que vuelva a ser un derecho constitucional efectivo.

Un consejero del gobierno que creó el órgano común con el País Vasco, candidato del PSOE en Navarra
MANUEL ERICE / BEGOÑA LÓPEZ ABC 8 Septiembre 2006

MADRID/PAMPLONA. El PSN ha elegido a la persona y Ferraz, la estrategia. Pero, despejada la incógnita, ambas encajan. El secretario general de los socialistas navarros, Carlos Chivite, anunció ayer el nombramiento de su portavoz en el Parlamento, Fernando Puras, como candidato del PSN a la presidencia de Navarra. En medio de la polémica por el acercamiento socialista al nacionalismo, que en Navarra se ha acrecentado por el temor a que el llamado «proceso de paz» acabe colmando la exigencia etarra de la anexión, el PSN anunció ayer la designación como cartel electoral de un ex consejero de la única experiencia de gobierno con el nacionalismo, entre 1995 y 1996: el tripartito PSN-CDN-EA que creó el órgano común permanente con el País Vasco, resucitado ahora por los «abertzales», que posteriormente fue desmontado en el Senado tras recuperar UPN el poder en Navarra.

Las reacciones fueron sintomáticas: máxima inquietud en los regionalistas navarros y satisfacción indisimulada en Eusko Alkartasuna, donde se recordaba también el papel que ya ha jugado el propio Puras en la conformación de los actuales pactos de gobierno entre el PSN y el nacionalismo vasco en municipios como Tafalla o Estella considerados auténticos ensayos de laboratorio del «gran acuerdo para desalojar a UPN», como se define en medios socialistas.

La designación de Puras se produjo tras diversos contactos, todos telefónicos y ninguno en persona, en contra de lo anunciado, lo que ha servido para constatar la falta de sintonía entre Chivite y el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, después de que éste vetara al primero para el cartel pese a contar con el respaldo del partido y, en consonancia, suprimiera el proceso de primarias.

Las fuentes consultadas por ABC definían al nuevo candidato como «el único posible» para hacer posible lo imposible: controlado por Chivite y el PSN pero dispuesto a dar «un paso más» en su sintonía con el nacionalismo vasco, y, en su caso, con Batasuna, necesidad que Blanco habría transmitido las últimas semanas a Chivite, quien pese a los acuerdos puntuales con el nacionalismo, se ha negado una y otra vez a emular a Patxi López y sentarse con Otegi. Este periódico intentó ayer sin éxito conocer la versión oficial del PSOE.

Entretanto, el candidato ha guardado silencio y no compareció ayer con Chivite en la rueda de prensa que el secretario general del PSN ofreció a los medios para dar a conocer oficialmente la decisión. Previamente, la Ejecutiva del PSN-PSOE se reunió para conocer de forma oficial la designación de Fernando Puras, apoyándola, según Chivite «por unanimidad». El cabeza de lista sabía hace dos meses que su nombre era el propuesto.

El proceso, manifestó el dirigente socialista, ha sido «perfectamente estatutario». Así, relató que fue él quien propuso el nombre de Puras a José Blanco hace varios meses y que éste lo aceptó casi inmediatamente. Acerca de si Puras sería importante en el proceso de paz, dijo que «importantes somos todos, pero el mando y la responsabilidad es de Rodríguez Zapatero».

Tras conocerse la designación de Puras como candidato socialista a la presidencia de Navarra, se produjeron las primeras reacciones. El secretario general de UPN, Alberto Catalán, recordó que Puras formó parte hace 10 años de un Gobierno tripartito junto con los nacionalistas y el presidente navarro, Miguel Sanz, dijo que «al final, la política de pactos se sustanciará en Madrid».

La satisfacción, sin embargo, fue evidente en el flanco nacionalista, Maiorga Ramírez, presidente de EA, indicó que la designación de Puras es «una buena noticia».

El proceso, mañana
Por CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 8 Septiembre 2006

Con el «proceso de paz» puede suceder lo mismo que está ocurriendo con la política de emigración, esto es, que Zapatero termine dándolo por muerto, sin reconocerlo y cuando el mal ya se haya consumado.

Recordemos la política de emigración; José Luis Rodríguez Zapatero se entregó a una crítica durísima de la política que mantenía el PP por reaccionaria, insolidaria y derechista y, ya en el poder, llevó a cabo una regulación suicida como era de suponer y como ahora podemos desgraciadamente comprobar. Y ¿qué dice ahora Zapatero? Exactamente lo contrario. Como si no hubiera roto un plato vuelve a una política de emigración restrictiva en los mismos términos que había hecho el PP tres y cuatro años antes. Sin la más mínima autocrítica. Sin confesar el fracaso. Incluso poniéndose bravo. Una inmigración irregular -ha dicho- es damagogia intolerable.

Así que después de desplazar al PP, contentar a la izquierda y conseguir la agudización del problema hasta los extremos escandalosos de hoy, rectifica y se pone estupendo. Ha pasado a una definición juiciosa y responsable de la política de inmigración, ha pedido ayuda a la UE y a las ONG,s y prepara el derecho al voto de los inmigrantes regularizados.

Con el «proceso de paz» del País Vasco puede ocurrir otro tanto. El Gobierno hizo públicas las conversaciones con los terroristas; calificó a Otegi como el «hombre de paz» y le permitió hablar de «mesas» partidarias para la negociación así como de unas posibles relaciones directas entre ETA y el Gobierno; socialistas y terroristas dieron a entender que Batasuna sería legalizada (con contradicciones entre ellos ciertamente); vendieron la tregua mientras ETA sigue extorsionando a empresarios y reiterando en sus comunicados sus grandes objetivos; ZP llegó a proclamar de forma solemne el derecho de los vascos a decidir su futuro e incluso anunció, en una publicación alemana, que el País Vasco gozará de una mayor autonomía (?) cuando culmine el «proceso de paz»... mientras el PSOE ha permanecido mudo ante esta terrible secuencia de disparates.

¿Cuál habrá sido el resultado de todas estas acciones en el caso de que, al final, fracase el denominado «proceso de paz»?
El Gobierno habrá hecho un reconocimiento real del terrorismo como interlocutor y habrá eliminado en la práctica a la oposición. José Luis Rodríguez Zapatero saldrá ante los españoles como si no hubiera ocurrido nada y muy posiblemente pedirá apoyo al sensato PNV con el que gobernó durante trece años. Por ejemplo. Pero el mal ya estará hecho.

El sentido de la Democracia
Por PEDRO GONZÁLEZ TREVIJANO ABC  8 Septiembre 2006

... Enterremos definitivamente los brotes inquisitoriales y de facción. Recuperemos el sentimiento e impulso común, y abordemos las tareas que, en realidad, a todos importan...

LA democracia, aseveraba Winston Churchill, «es el menos malo de los sistemas, exceptuando todos los demás». Una democracia, la española, que debe ser objeto de algunas reflexiones, aprovechando el sosiego de estos días de asueto veraniego.

En España -esgrimiría el político británico- la democracia, en estos cerca de treinta años de régimen constitucional -podemos fijar su comienzo en junio de 1977, con ocasión de los primeros comicios democráticos, o, mejor, en diciembre de 1978, al hilo de la aprobación de nuestra Carta Magna-, habría demostrado sobradamente que es no sólo la menos mala, sino la mejor de las formas de gobierno. Gracias a ella se reconocían y garantizaban las libertades y los derechos fundamentales; se reintegraba la soberanía al pueblo; se cerraban las heridas fraticidas de una Guerra Civil; y se procedía a igualarnos a todos, a través del establecimiento de un auténtico Estado de Derecho, entendido, según el presidente John Adams siguiendo a la Constitución de Massachusetts de 1790, como «government of law, not of men».

Todo ello fue posible gracias a la generosidad de españoles y partidos políticos que, desde la responsable asunción del pasado, decidieron, con conocimiento y libremente, cerrar las heridas pretéritas, y alumbrar un deseable futuro en el que, esta vez sí, clausurábamos la puerta a los abismos del odio y entrábamos a vivir, esto es, a convivir, en paz y libertad. Este fue el legado de la Transición Política y de su síntesis político-constitucional, es decir, de la Constitución de 1978. Esta, y no otras extrañas reivindicaciones, es la que tendría que centrar nuestra atención, y hasta conmemoración, y no injustificadas búsquedas de una problemática e inoportuna Memoria histórica.

No sabemos, sin embargo, por qué extraño motivo seguimos empecinados en querer descubrir o redescubrir ad infinitum nuestros rasgos identitarios. ¡Como si no fueran ya suficientemente conocidos, correctamente estudiados y debidamente respaldados por el contrastado análisis histórico! Un proceso que, además de reabrir cerradas heridas, despertando discordias ya felizmente enterradas, promueve la desconfianza, favorece las dudas, crea la desavenencia, da alas a la división y dificulta la convivencia.

¡Mucho ojo! En este hacer, la clase política, y de manera especial los que gobiernan -ya sea a nivel nacional, autonómico o municipal-, pero también los que, estando en la oposición hoy, desean hacerlo mañana, tienen una responsabilidad histórica. Lo apuntaba acertadamente Cicerón en sus De Officiis: «Los que aspiren al gobierno del Estado deberán tener presentes siempre dos máximas: la primera, que han de mirar de tal manera por el bien común, que a él se refieran todas sus acciones, olvidándose de sus propias conveniencias; la segunda, que todas sus preocupaciones y toda su vigilancia se extiendan a la totalidad del Estado, no sea que por mostrarse celosos de una parte se desentiendan de las demás». No me negarán ustedes, si proceden a releer con atención tales palabras, su rabiosa actualidad.

Dicho en otros términos, podríamos concretar dos obligaciones principales en todo gobernante que se precie. De una parte, que hay que gobernar para todos, con independencia de filias o fobias, de semejanzas o desencuentros, de apoyaturas o críticas. No caben güelfos ni gibelinos, ni discriminatorias dádivas ni ejemplarizantes castigos. Todos los sectores de la ciudadanía, incluidos los que presumible o contrastadamente no hayan respaldado con su voto a los gobernantes elegidos, gozan en una democracia del status de actores, y además principales. No existen, cual fractura insuperable, de un lado, los activos figurantes, y, de otro, los diletantes espectadores. Y, de otra, que el refrendo popular legitima evidentemente para poner en marcha los correlativos programas de gobierno. ¡Faltaría más en democracia, donde vox populi, vox Dei y Roma locuta, causa finita! Pero tampoco deberíamos echar en saco roto otra obligación frecuentemente pospuesta. Me refiero a la simultánea tutela de los derechos de las minorías -obligadas, claro que sí, a aceptar los resultados electorales adversos-; especialmente, si éstas son muy significativas, cuando no casi equiparables a la mayoría. Este es el significado del decir de otro presidente norteamericano, Abraham Lincoln, para desgranar tan benévola manera de organizarnos participativamente en libertad: «El gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo».

Pero -¡no olvidemos!- a los gobernados también se les ha de exigir. De un lado, a ejercer responsablemente su derecho de sufragio, y a reclamar de sus gobernantes la satisfacción de sus promesas electorales y, sobre todo, el buen gobierno del Estado, que es afirmar el gobierno de todos, pues a todos afecta y a todos compete. Nadie queda al margen, porque la marginalidad no es postulable en democracia, toda vez que en ella no caben exclusiones no deseadas. Y, de otro, que no podemos estar sólo satisfechos, en cuanto que ciudadanos o integrantes de un grupo social, cuando se nos satisfacen todas y cada una de nuestras pretensiones, aunque puedan ser razonables, e incluso justas.

Desde tales consideraciones debemos poner término al sectarismo y la estigmatización de los que no piensan y actúan como uno. La democracia, como queríamos destacar con el título que abre las presentes reflexiones, es de todos y para todos. Esta es su estructura más consustancial, y la que ha hecho posible, entre todos nosotros, un desarrollo social, político y económico que nadie hubiera augurado no hace demasiados años. En la democracia se han de satisfacer, pues, colegiadamente dos premisas. Primera, que la democracia es coparticipada y coparticipativa, ya que en ella el hombre, en tanto que zoon politikon, encuentra y define su vida social. Y segunda, que hay que saber preservarla y encauzarla. El mal gobierno de los asuntos públicos arrastra, a la postre, ¡no seamos ingenuos!, el bienestar de la Nación, que asimismo integramos todos, afectando inexorablemente también a los propósitos más privados. De aquí que Aristóteles afirmara, con razón, que de la democracia sólo se desinteresan los necios.

Quizá muchos de ustedes piensen que estas consideraciones son excesivamente genéricas, pero creo que llevan implícitas las explícitas causas del diagnóstico de las diatribas que zarandean nuestra convivencia. ¡Unas cuestiones tan significativas como lo eran ya en la época de la Atenas de Aristóteles y Pericles, en los tiempos de los presidentes John Adams y Abraham Lincoln y del reverenciado Winston Churchill! Un concierto de voluntades que debemos seguir codecidiendo entre todos, ciudadanos y partidos de toda clase y factura. Enterremos definitivamente los brotes inquisitoriales y de facción.

Recuperemos el sentimiento e impulso común, y abordemos las tareas que, en realidad, a todos importan. El objetivo, reforzar nuestra encomiable forma de gobierno, la manera de ser y de comportarnos en sociedad, y que merece mucho la pena. ¡Se llama democracia, y hablamos de España, de la España democrática y constitucional!
Rector de la Universidad Rey Juan Carlos

La pistolita
Por IGNACIO CAMACHO 8 Septiembre 2006
EL pulgar levantado como un percutor y el índice apuntando al presidente de la Sala. Lenguaje chulesco de matasietes colegas del capitán Alatriste. «Te voy a meter siete tiros, cabrón, te voy a arrancar la piel a tiras». Cuando un etarra como Iñaki Bilbao apunta a alguien, aunque sea con los dedos, conviene no tomarlo demasiado a broma; el día que encañonó al concejal socialista Juan Priede, de Orio, la pistola era de verdad y el crimen no fue un simulacro. Por eso el juez Garzón, que recibió, como sus colegas Fernando Andréu y Teresa Palacios, la misma amenaza, decía sentirse «objetivamente intimidado». Por si acaso, Bilbao se lo repitió en la Audiencia: «Pienso cumplir lo que te dije, te voy a dar en la cabeza». Menos mal que, según el presidente Zapatero, el proceso de paz está en vísperas de un «momento trascendente». Se conoce que los presos de ETA leen poco los periódicos.

La trascendencia del momento no trasciende como debería. Los presuntos beneficiarios del proceso andan crecidos y se atreven a amenazar a grito pelado a sus presuntos benefactores -¿seguirá sosteniendo Garzón, después de la escenita de ayer, la teoría del relativismo judicial?-, mientras las víctimas preparan una nueva concentración para octubre. La kale borroka se reorganiza por si es menester hacer presión, Otegi mete bulla y pone condiciones, y el Gobierno hace oídos sordos a los síntomas de incumplimiento de la letra pequeña de la tregua, agarrado a la esperanza de que cada día sin violencia aleje más la posibilidad de su retorno. Tendrá sus razones, y no hay que pedirle que las retransmita en directo. Pero en esta calma chicha, en esta especie de «paz armada», hay algo que no cuadra.

Y no cuadra porque no se atisba un horizonte de encuentro en el que no nos tengamos que avergonzar. Porque la ciudadanía española no va a permitir un acuerdo sin arrepentimiento y sin concesiones, y el Gobierno lo sabe. Quizá el poder esté esperando a que el paso del tiempo estreche los plazos de urgencia del mundo etarra, o acaso confía en un reblandecimiento de la opinión pública. Pero episodios como el de Iñaki Bilbao no contribuyen precisamente a esta expectativa. Ni tampoco lo que ocurrió inmediatamente después de sus explícitas amenazas a los propios magistrados: que el fiscal rebajó la petición de pena. De doce años a dos.

Esa decisión tendrá lógica jurídica: la proporcionalidad, el criterio anterior de la sala, todo lo que se quiera. Pero emite un mensaje. El mensaje de que unos se envalentonan y otros ceden. De que la amenaza puede salir gratis. Bajo ese principio, los «momentos trascendentes» se antojan más bien preocupantes. Porque el Gobierno está a punto -si no lo ha hecho ya- de enviar emisarios oficiales a reunirse con tipos dispuestos a repetir el gesto de la pistolita. Y eso va a ocurrir, está ocurriendo, mientras las pistolas de verdad siguen guardadas, con su frío brillo de metal, al alcance de la mano de los verdugos. ¿Trascendencia? Uf. Yo lo llamaría zozobra.

INTERLOCUTORES
POR RAMÓN PI El Ideal Gallego 8 Septiembre 2006

Te voy a arrancar la piel a tiras, cabrón. Ven acá, cabrón, si eres hombre, que te voy a pegar siete tiros. Cabrón, fascista de mierda. Te voy a arrancar la piel a tiras .

El pensador que ha aportado estos elevados conceptos a la cultura occidental, acompañados de fuertes patadas al cristal blindado de la jaula en que se hallaba, no es otro que Iñaki Bilbao, miembro de la organización terrorista ETA, la misma con la que el presidente del Gobierno del Reino de España entablará contactos dentro de pocas semanas, según él mismo ha anunciado al semanario alemán Die Zeit . Bilbao dirigió estas consideraciones al magistrado Alfonso Guevara, que presidía el juicio contra él, precisamente por un delito de amenazas.

Al mismo tiempo, la organización ETA ha dado orden de crear nuevos grupos de terrorismo callejero para presionar al Gobierno y forzarlo a aceptar las exigencias de la banda en las negociaciones que, repitámoslo, el Gobierno del Reino de España emprenderá dentro de pocas semanas, según ha anunciado el propio presidente Rodríguez.

En una sesión parlamentaria que ya entonces se calificó de indigna, el Congreso dio permiso al Gobierno para entablar negociaciones con la ETA, si la banda daba señales inequívocas de abandonar su actividad terrorista. Desde entonces, la ETA ha dado abundantes muestras justo de lo contrario, y la reacción del Gobierno, después de cada episodio de extorsión, de terrorismo callejero o de amenazas de los terroristas en los juicios contra ellos, ha sido asegurar que se verificaba una vez más la voluntad de la ETA de abandonar la violencia. Parece una tomadura de pelo, y, en efecto, es una tomadura de pelo.

Pero, ¿y lo serio que se pone el presidente Rodríguez cuando dice estas descomunales majaderías? ¿No debería ser suficiente para que abandonemos la realidad y lo sigamos a él? Ironías aparte, uno de los riesgos que esta actitud de Rodríguez lleva consigo, y no el menor, es que muchos atribuirán a la democracia lo que está pasando, cuando lo que pasa es el escarnio de la democracia. Rodríguez y sus amigos se están convirtiendo en una fábrica de fascistas.

ramon.pi@sistelcom.com

Zapatero ya tiene quien le escriba: Trashorras
Federico Quevedo El Confidencial 8 Septiembre 2006

Dice María Teresa Fernández de la Vega que el Gobierno es el primer interesado en investigar la trama de los atentados del 11-M, y a mí, perdónenme, me entró un ataque de risa al escucharlo. El mismo que le entró a la empleada de hogar rumana sin papeles de un vecino mío cuando la misma De la Vega vino a decir que el Gobierno perseguiría hasta los confines de la Tierra, si fuera menester, a los inmigrantes ilegales con el fin de expulsarlos de nuevo a su país de origen, y luego después vino Rodríguez a abundar en el mensaje atemorizante. Saben que no es verdad, que los que han venido se quedan, porque este es un Gobierno incapaz de hacer frente a sus responsabilidades y absolutamente inoperante y carente de toda idea buena y efectiva para resolver la grave crisis de la inmigración. Entre otras cosas porque le conviene.

Los progres de siempre, la izquierda que enarbola la bandera de la ética cuando le interesa, se echa las manos a la cabeza por que un medio de comunicación haya publicado una entrevista con el minero asturiano Emilio Suárez Trashorras, principal imputado en el auto del juez Del Olmo por los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, en vista de que la investigación ha sido incapaz de hallar a los verdaderos culpables y a los autores intelectuales de la masacre. Quienes hacen ese juicio moral, empezando por el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, son los mismos que hace unos meses acudían ansiosos a las librerías a comprar el último libro de José Amedo y no tenían inconveniente en alabar las virtudes de quien fue condenado por graves delitos de terrorismo de Estado. Ya saben, la vara de medir.

Amedo fue condenado. Trashorras está pendiente de juicio. Y no seré yo quien defienda a un tipo que merece todo mi desprecio por su papel en una trama que acabó con la vida de casi 200 personas, pero por encima de cualquier otra consideración, lo que sí que defiendo es el derecho de la opinión pública, de la ciudadanía, a estar informada, a conocer la verdad. Era Orwell, creo, quien afirmaba que en estos tiempos de mentira universal, la verdad es un acto revolucionario. Y el Gobierno de Rodríguez no está dispuesto, ni mucho menos, a llevarnos por el camino de la verdad, sino que desde el primer momento ha trabajado, haciendo un uso fraudulento de los Servicios de Información del Estado, a la contra, como bien han puesto de manifiesto las investigaciones periodísticas llevadas a cabo por algunos medios de comunicación, en medio de la apatía, la indolencia y el abandono general.

No sería sincero si no les reconociera que, en algún momento, he llegado a dudar de que lo que llamamos enigmas sobre el 11-M fueran algo más que meras coincidencias, pero también les he recomendado alguna vez que se liberen de los tópicos habituales, que dejen a un lado la natural desconfianza hacia lo que parece desconocido y, sinceramente, aterrador, y dejen volar, no la imaginación, sino esa parte de nuestro cerebro dispuesta a dudar, y acudan a las fuentes, sigan el relato de los hechos, pregúntense porqué la Cadena SER, por ejemplo, se emperró hasta la extenuación en que había un terrorista suicida en uno de los trenes –y es que, a lo mejor, debía de haber estado allí ese terrorista suicida del que, incluso, tenía información Rodríguez Zapatero, según parece-. Todo, en lo que respecta a esos atentados, parece fluir sobre las aguas turbulentas y sucias de las cloacas del Estado.

¿No se han cuestionado, una y mil veces, cómo es posible que la mayoría de los encausados sean confidentes policiales, empezando por el propio Trashorras? Bien, es cierto que en la inmensa mayoría de las ocasiones, estos confidentes suelen ser gente de la peor calaña, capaces de cualquier cosa. Pero, ¿por qué un personaje como Trashorras, dedicado a trapicheos con droga, aparece implicado en una operación de estas características? ¿Quién es Lavandera? ¿Qué pinta en todo esto el tal Manolón? ¿Qué sabían los servicios de información del Estado? O mejor, ¿qué sabían esos integrantes de los servicios de Información que todavía conservaban –y conservan- una estrecha relación con el antiguo equipo de Interior bajo Gobierno de Felipe González?

Y ya puestos a hacer preguntas sobre el ex presidente, ¿tiene algo que ver el empresario iraní que le ha llevado a Teherán a alabar la gestión de Ahmadineyad con una mujer de origen francoárabe y pasaporte español, contratada por los Servicios de Información españoles, y cuyo nombre aparece en algunos informes sobre los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid? ¿Por qué González ha realizado ese viaje a la peor de las dictaduras islamistas, al país donde se mata de un tiro en la nuca a los homosexuales y se escriben fatwas de condena de muerte contra los disidentes, para estrechar lazos con ese régimen violador de los derechos humanos, en nombre del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero?

Ustedes podrán creer, y lo acepto, que todo es casual. Yo no. El Gobierno de Rodríguez participa, desde que llegara al poder tras los atentados del 11-M, de una alianza internacional de regímenes antisistema contra la democracia y la libertad.

Por eso a Rodríguez no le importa lo más mínimo pactar con ETA. Por eso le desea una pronta recuperación a Castro. Por eso le vende armas a Chávez, él mismo Chávez que une sus fuerzas a las del régimen iraní contra la mayor democracia del mundo: Estados Unidos. Y por eso permite que nuestro país se convierta en un paraíso para la inmigración subsahariana. Los radicales del mundo se unen contra los demócratas, y Rodríguez, dentro del margen de actuación que le permite la pertenencia de España al mundo occidental y sus instituciones, participa entusiasta de esos objetivos. Por suerte, ya tiene quien le escriba para recordarle –y recordarnos- como y por qué está donde está.

Insultante idiotez
Reproducimos el artículo publicado el pasado domingo 3 de septiembre
Alfonso USSÍA  La Razón 8 Septiembre 2006

El noventa por ciento de las tonterías protagonizadas por el Alcalde de Madrid, se las debe a su concejala de las Artes, Alicia Moreno. Todavía se comenta la iluminación «progre-laica» de Navidad, carísima por cierto, encomendada a una amiga de la concejala, con mensajes luminosos colgados de acera a acera de la Castellana. «Duda, Vagina, Debate, Salchichón», o «Invierno, Judías, Pene, Praxis». Estulticia cimera, gilipollez máxima. El Alcalde de Madrid, inteligente y osado político del Partido Popular, nos conmueve en ocasiones con sus originalidades. Una de ellas, la de tener una concejala que no sólo no pertenece al partido político que la presentó, sino que abomina de ese partido político. Viene de los últimos eructos de la «Gauche Divine» barcelonesa, y nos regala los desperdicios de la subcultura nacionalista y aldeana que por allí abunda, y que por allí fracasa. Alicia Moreno es de las que oyen hablar de Mayo del 68 y todavía es capaz de cerrar los ojos con «intelectual» delicia. No he estado nunca en su casa, y menos aún en sus privados aposentos, pero conocida su originalidad, es muy probable que en la cabecera de su lecho tenga un póster del «Che» Guevara, el mito desenmascarado de la majadería nacional.

El Alcalde, como máxima autoridad de la Villa y Corte, manda en el Teatro Español, propiedad del Ayuntamiento. Tardó unos minutos en despedir a su anterior director, Gustavo Pérez-Puig, que rentabilizó el Español hasta el máximo posible, y lo mantuvo lleno de público durante más de un decenio. El Español no es un teatro experimental, sino clásico. Pérez-Puig estrenó a Pedro Salinas, a Alejandro Casona, a Buero Vallejo, y recuperó el gran teatro de humor de las llamadas por José López-Rubio, «generaciones simpáticas del 98 y 27», con Muñoz-Seca, Mihura, Tono y Jardiel Poncela. Tuvo el Teatro lleno y el Ayuntamiento, por primera vez en su historia, recibía un cheque del Español con sus beneficios. Beneficios de taquilla, es decir, de la libertad de todos los aficionados al teatro de pagar por asistir.

Su sustituto, Mario Gas, hijo de un buen cantante y hombre de teatro, también amigo de la concejala, ha hecho hasta el momento -y van tres años-, bastante poco. Se puede entender que un Alcalde considere que el director de un teatro de propiedad municipal necesite ser sustituido. Pero al sustituto, hay que exigirle al menos, lo mismo que al cesante. Y a Mario Gas, gran amigo de la concejala, no se le exije nada. Su mayor éxito fue la reposición de la ópera azarzuelada «Adiós a la Bohemia» de don Pío Baroja y el maestro Sorozábal, conocida entre los empleados del Español como «Adiós a la Taquilla», porque los espectadores se contaron con los dedos de una mano, y hasta sobraba el meñique.

Ahora nos sorprende el Teatro Español con un proyecto insultante. Y escribo que insultante porque su director nos insultó a todos los españoles en un programa de TV3 -«in video veritas»-, de forma precisa y clara. El director de lo que se pretende representar en el Español es un actor bastante malo llamado Rubianes, autor de las frases que se han tragado al unísono -o quizás por ellas ha sido premiado-, el Alcalde de Madrid, la concejala de las Artes y el director del Teatro Español. «Ojalá se vaya a la mierda la puta España», y «hay que meterse a la puta España por el culo para ver si a los españoles les explotan los huevos». Y este individuo va a ser recompensado con ayudas y subvenciones por el Teatro Español.

Y claro, hora es decirle al señor Alcalde que basta ya de estupideces. El Teatro Español no puede convertirse en el aula experimental de un mamaracho que ha insultado gravemente a España y a todos los españoles. El Teatro Español, aunque ello moleste a la concejala pija-progre de las Artes y al director que trabaja poco del Español, no puede albergar nada que pueda premiar económicamente a un grosero incoherente como es el actor gallego afincado en Cataluña. Si hay que mandar a la mierda a la puta España, y hay que meterse a la puta España por el culo para que les exploten los huevos a los españoles, ese tipo no tiene nada que hacer en el Teatro Español.

Si no me equivoco, la decisión del Alcalde sobrevuela a las bobadas de la concejala de las Artes y del director del Teatro Español. Rubianes no puede cobrar del Ayuntamiento de Madrid ningún tipo de subvención y ayuda. Y el Ayuntamiento de Madrid no puede apoyar a un individuo, culturalmente desprovisto de prestigio y seriedad, que ha ofendido con tanta gravedad a España y a los españoles. El dinero para las artes y la cultura del Ayuntamiento de Madrid no está en buenas manos. Ni los proyectos. Ni las provocaciones. El Alcalde tiene que reaccionar, o se bañará entre las heces de sus agradecidos colaboradores.

Lo que Irán necesita
Por RAFAEL L. BARDAJÍ ABC 8 Septiembre 2006

¿Se puede «entender» y «justificar» el programa nuclear iraní? Así lo hacen algunas voces españolas como las del ex presidente Felipe González, que creen que la Republica Islámica de Irán está en su derecho. La verdad es que resulta difícilmente comprensible que un país que cuenta con una de las mayores reservas de petróleo se embarque en un costosísimo desarrollo nuclear cuyo resultado sería un kilowatio bastante más caro que el producido por otros medios a su alcance, y hay fundadas razones para sospechar de las intenciones de los ayatolás.

Para empezar, Irán no tiene ahora mismo ninguna planta nuclear que necesite uranio enriquecido como fuente de alimentación. Cuando acabe la que está en construcción, presumiblemente a mediados del año que viene, tendrá ya asegurado el material para sus primeros diez años de funcionamiento. Y Rusia le ha prometido suficiente uranio para que siga funcionando hasta el 2044. En segundo lugar, Irán, por lo que ha declarado a la Agencia de la Energía Atómica, tampoco tiene necesidad alguna de plutonio, pues no sólo no dispone de ninguna central que funcione con agua pesada que lo requiera, sino que no tiene planes para construir una.

Además, la talla de los programas en curso supera con creces los propósitos científicos de llegar a controlar la tecnología nuclear y, de hecho, la única explicación plausible para las actividades iraníes es su finalidad militar: hacerse con la bomba atómica. Si todo se debiera a fines pacíficos como ahora se nos quiere hacer creer, ¿porqué los clérigos iraníes han mantenido tantos años en secreto sus programas? ¿Por qué tendrían que haber engañado a la OIEA al respecto? ¿Por qué han negado lo que sabemos gracias a opositores y disidentes? Los hechos no mienten, pero lo que está claro es que las autoridades islámicas iraníes sí.

Irán se ha obligado al firmar el Tratado de No Proliferación a no fabricar ni poseer armas atómicas. Desde luego, podría retirarse del mismo y fabricarse un arsenal nuclear, pero eso traería consecuencias muy negativas para toda la zona, empezando por Arabia Saudí y siguiendo por Egipto e Israel, entre otros. Y cualquiera en su sano juicio se estremecía ante la posibilidad de que Teherán cediera sus capacidades nucleares a alguno de sus títeres terroristas. Irán no necesita una bomba atómica bajo ningún cálculo racional. Y aún la necesita menos bajo la mentalidad apocalíptica que inspira a su actual presidente Mahmud Ahmadineyad. Durante décadas, las armas nucleares han sido sistemas de disuasión. Para Ahmadineyad son instrumentos de aniquilación. De nuestra aniquilación. Lo que de verdad necesita Irán es un cambio político que le devuelva la democracia. Eso es lo que habría que apoyar, no las peligrosas ambiciones de los ayatolás.

UNIFIL 2: Misión imposible
GEES Libertad Digital 8 Septiembre 2006

El debate en el Congreso de los Diputados sobre el envío de un contingente de soldados españoles al Líbano ha sido el prólogo de un estrepitoso fracaso. Porque en los términos en los que debería desarrollarse cualquier misión no caben ambigüedades, ni conceptos vagos respecto al "uso de la fuerza" y las "áreas seguras", ni fluctuaciones según la conveniencia política; en este caso sí los hay. Porque en cualquier misión debe existir un fuerte vínculo entre el mandato, la misión, las capacidades y los recursos; en este caso no lo hay. Porque en cualquier misión el resultado que se quiere obtener debe ser claro; en esta UNIFIL 2, tampoco lo es.

Lo poco que se sabe es que el gobierno de Rodríguez Zapatero envía ahora a unos pocos infantes de marina, que serán sustituidos en breve por legionarios. ¿Por cuánto tiempo? Ni se atreven a contestar. En principio, tanto cuanto sea necesario para vigilar que Hezbolá no reine en el sur del Líbano. Es decir, una historia interminable que sólo puede acabar de manera sangrienta: cuando Hezbolá ataque e Israel responda a la agresión. Si las tropas internacionales se van, su vacío lo volverá a ocupar la organización terrorista.

Este hubiera sido un buen momento para debatir bajo qué condiciones es aceptable el uso de la fuerza en el sur del Líbano y para qué debiera servir el despliegue internacional. No ha sido así, y la única novedad tampoco se ha dicho en el Congreso. Que nuestros socios, que aportan menos que nosotros en términos relativos, se quedan con los mejores sectores para patrullar. Los soldados españoles, gracias a la autoridad que inspira nuestro presidente de gobierno en el corazón de Europa, tendrán que vérselas con los sirios. El mando de la brigada que le regalan está a su vez envenenado, pues ¿sobre quién vamos a comandar? Ni Francia ni Italia ni ningún otro país importante nos deja a sus tropas.

Se supone que, tras la votación en el Congreso, habría llegado el momento de estar orgullosos de esta misión, aunque esté llena de interrogantes, riesgos e incertidumbres. ¡Es una misión de la ONU y de sus cascos azules! Se había rumoreado que Rodríguez Zapatero se presentaría en el hemiciclo del brazo de Kofi Annan. O al final no se ha atrevido o Annan no se ha prestado a su juego. Ahora que es el momento, según el gobierno, de la memoria histórica, hubiera sido la ocasión ideal para que Annan nos explicara los dos estrepitosos fracasos de Naciones Unidas: Ruanda y Bosnia.

Con unos socios del gobierno siempre al borde del delirio, como un Llamazares diciendo que no estaba de acuerdo en que las tropas de la UNIFIL impermeabilizaran la frontera de Líbano con Israel, de lo que cabe deducir que está a favor de que los terroristas la crucen a sus anchas para matar y secuestrar, dejar que el propio gobierno cargara con la responsabilidad que le compete hubiera sido una opción lógica y deseable. Ahora ya solo cabe esperar que nuestros soldados hagan cuanto puedan y regresen a casa cuanto antes.      GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Misión al Líbano
Vamos a la guerra
Jorge Vilches Libertad Digital 8 Septiembre 2006

Las misiones de paz sin la derrota efectiva de uno de los beligerantes se acaban convirtiendo en misiones de guerra. Ya pasó en Irak, donde las tropas españolas pasaron de construir hospitales y alcantarillas, a repeler ataques continuos. Y está ocurriendo en Afganistán, donde se producen situaciones de "guerra irregular" contra nuestros soldados.

El problema no es que el Ejército español acuda a la guerra para defender la idea de una paz sujeta al respeto de los derechos humanos, la libertad y la democracia, sino el gobierno que está detrás. Porque la política exterior española no tiene mucho margen de discrecionalidad desde la entrada de España en la OTAN y en la Comunidad Europea. Pensemos que ni siquiera el asalto al islote de Perejil, que concernía a nuestra soberanía y al restablecimiento de un acuerdo internacional, se hizo sin consultar a EEUU y a los aliados europeos.

La extraña circunstancia por la que pasamos es que Zapatero y Moratinos han tenido la idea de crear un nuevo paradigma, una novísima doctrina sobre el orden internacional. Había que alejarse de los neoconservadores, del choque de civilizaciones, de Bush y la foto de las Azores. Parecía que daba rédito electoral el adoptar un discurso de paz, de "paz infinita", y se dictó el eslogan: Alianza de Civilizaciones. Pero a la vuelta de la esquina monclovita el gobierno se encontró con que el margen de la política exterior española era escasísimo. Sólo había un camino que le podía distinguir de la política del PP y contentar esa idea progre del orden internacional: los malos gestos y las descalificaciones innecesarias a EEUU, y hacerse amigos poco aconsejables.

A pesar de esa doctrina de paz infinita, España sigue interviniendo, y cada vez más, en operaciones militares internacionales. El esfuerzo español es considerable, perfectamente comparable, en proporción, con el de potencias europeas de larga tradición. Y a pesar de esto, no se reconoce públicamente que además de las labores humanitarias se está haciendo la guerra. Es decir; si un helicóptero es derribado en acto bélico, o un convoy es atacado, o muere un soldado en una explosión trampa, dígase. Si las tropas ya están comprometidas con la ONU, la UE y los ejércitos de Francia, Italia y otros países europeos, ¿a qué viene la pantomima del "acuerdo previo" del Congreso? ¿Es que los cuatro buques que salen el viernes para el Líbano se han preparado después de la votación parlamentaria del jueves?

Si algo nos enseñó la Guerra Fría es que la paz, siendo realista, no es más que la ausencia de conflicto generalizado. La provocación de Hezbolá e Irán puede tener el efecto de una extensión de la guerra a todo el Oriente Próximo. La detención de la presumible victoria de Israel sobre el Líbano no tiene otro sentido que evitar esto. Y es precisa la intervención militar de una tercera fuerza, con la legitimidad moral que le otorga la búsqueda de esa paz mínima. Todo lo demás, las componendas y los discursos de paz infinita, es querer convertir el encuentro de Teherán de Ahmadinejad y González en la conferencia de Munich de Hitler y Chamberlain.

Nazicomunismo
Manuel Molares do Val  Periodista Digital 8 Septiembre 2006

La pertenencia a la Unión Europea de países oprimidos durante décadas por el comunismo tiene desorientados a quienes lo creían liberador e ignoraban que era una de las caras, con el nazismo, de la misma moneda totalitaria del siglo XX.

Ahora tienen que convivir en la UE comunistas que se enfrentaron a las dictaduras fascistas española, portuguesa y griega, con anticomunistas polacos, checos, húngaros y de otros países oprimidos por la URSS, para los que el comunismo es más asesino que el nazismo.

Por eso Vaclav Havel, escritor, expresidente checo, intelectual centroeuropeo admirado por incorruptible, es tan hostil a los escarceos de Rodríguez Zapatero con el fidelismo, de incierto futuro, y con los sanguinarios totalitarismos islamistas.

Havel, que encabezó la “Carta 77” en 1968 que ayudó a la caída del comunismo, recordaba en un artículo reciente que desde su nacimiento con Lenin el comunismo había producido muchos más millones de muertos que el nazismo y el fascismo.

Y advertía del peligro del nuevo nazicomunismo: el nazislamismo, que une numerosas características de ambas ideologías.

Sin embargo, en la España que con razón trata de poner fuera de la ley todos los símbolos nazis, se ven libre y crecientemente en manifestaciones convocadas por el PSOE de Rodríguez Zapatero, símbolos comunistas, incluidos los fidelistas, unidos a jihadistas que mezclan nazismo antisemita con lo peor del islam.

Políticos e intelectuales europeos como Vaclav Havel se manifiestan desconcertados con la deriva del antes socialdemócrata PSOE, que está transformándose en una anárquica amalgama que acoge todo tipo de grupos antisistema, antidemocráticos y de la extrema derecha teocrática.

Y que mientras predica paz, ampara ideologías sanguinarias: la neocomunista y, cada vez más, la jihadista, que atenta contra todos los ciudadanos y contra la civilización occidental, el gran producto del racionalismo.

Con estos se va a negociar
José A. Zarzalejos Buesa  Periodista Digital 8 Septiembre 2006

Leo en distintos periódicos las amenazas dirigidas a Alfonso Guevara por un miembro de esa organización terrorista llamada ETA y que recientemente ha sido calificada como un interlocutor válido en el proceso de negociación del Sr. Zapatero.

El etarra Ignacio Javier Bilbao Goikoetxea amenazó hoy violentamente con "pegar siete tiros" y "arrancar la piel a tiras" al presidente del tribunal, Alfonso Guevara, que lo juzgó por amenazas terroristas al juez Baltasar Garzón e insistió en que continuará en la lucha armada hasta que muera o le maten.

Parece que Txapote crea escuela dentro de este grupo de jóvenes nacionalistas confundidos.

"Fascista", "enano mental", "cabrón", "borracho", "parásito" y "cerdo" fueron algunos de los insultos que el etarra dirigió continuamente contra el presidente del tribunal, que ordenó a los policías que le esposaran y redujeran por las violentas patadas que daba contra el cristal blindado.
Entre tres y cuatro agentes mantuvieron sujeto al etarra y de cara a la pared durante las intervenciones del fiscal, Jesús Santos, y la declaración de Garzón como testigo, durante las que no cejó en su actitud.

Tuve la suerte de contar con Jesús Santos como profesor de Derecho Procesal Penal durante mi último año de la licenciatura de derecho. El que entonces era Teniente Fiscal de la Audiencia Nacional acudía a clase escoltado, hasta la puerta del aula. Me pregunto qué debe pensar él ahora cuando escucha a Zapatero hablar del proceso de paz con ese buenismo que caracteriza al actual Gobierno... Qué farsa!

Pero bueno, a estas alturas ya sabemos qué tipo de gente se sentará a negociar con los enviados especiales de Zapatero; asesinos como Txapote y Bilbao Goikoetxea, políticos como Otegui, y negociadores como Josu Ternera. Estos son los interlocutores válidos para el Gobierno; estos son los angelitos que querrán decidir el futuro del País Vasco.

Un PP desfigurado y Rajoy otra vez engañado.
Vicente A. Carrión Martínez  Periodista Digital 8 Septiembre 2006

Bochornoso espectáculo de ayer en el Congreso. 306 votos a favor del envío de tropas al Líbano. Un consenso que manda a nuestros soldados a un escenario de altísimo riesgo, a un polvorín que puede encenderse en cualquier momento.No debemos olvidar que este conflicto solo tiene una justificación y es que Israel quiere acabar de una vez con Hezbolá y su impunidad en el Líbano. Israel no ha querido seguir en su avance, no por la oposición de los terroristas de Hezbolá, sino por no dar excusas a los países árabes de acusarles de invasión. Siria e Irán son dos naciones que quieren ver a Israel borrada del mapa, los judíos en la diáspora y el territorio convertido en Palestina , otro país musulmán radical.

Pues el PP, en mi opinión, se ha equivocado gravemente ayer, otra vez, votando que sí aunque diciendo que con condiciones. Mire usted Sr. rajoy, lo que cuenta son los votos y lo que queda es que casi por unanimidad, se aprobó ayer nuestra participación voluntaria en esa guerra. Además. volvió usted a caer en la trampa saducea del Sr. Zapatero. Usted hipotecó su voto y él se lo devolvió con burla y escarnio, recriminándole su postura en el pasado. No sé si creen que con esa estrategia conseguirán mas votos, pero creo que, muy al contrario, están logrando un desaliento de una importante base electoral que ya no ve al PP como el garante de sus principios.

Sr. Rajoy, no es la primera vez, y lo sabe. Debería haber escarmentado y haber sido mas cauto y esperar que el Sr. Zapatero saliera al estrado y confesara y justificara su petición de apoyo, y luego salir usted a responder y, por supuesto, negar el apoyo hasta que las condiciones en la zona de despliegue fueran lo mas seguras posible y exigir una mayor responsabilidad en el mando.

Así , con estas actuaciones, no espere ganar las próximas elecciones.

Los canallas a los que nos entrega Rodríguez
Pedro Fernández Barbadillo  Periodista Digital 8 Septiembre 2006

Después de Txapote, otro etarra ha tomado la Audiencia Nacional por una taberna... o por una calle vasca. Se saben tan impunes que ni sienten vergüenza de sus crímenes.

Ignacio Bilbao ha rebuznado en la sala en la que se le juzga por amenazas a Baltasar Garzón que está dispuesto a pegar "siete tiros" al juez y arrancarle "la piel a tiras". Otros de sus pensamientos escogidos, dedicados a Garzón, fueron:

Fascista, tienes los días contados
Vas a acabar como Carrero Blanco

La víspera del 11-M, los etarras se sabían derrotados, pero cuando llegó al poder el Bobo Solemne, con cuyos representantes llevaban años viéndose, recuperaron la seguridad en la victoria. A sus manifestaciones no asistían más que unas docenas de personas, como a las de Falange. Ahora, en cambio, están hinchados como globos.

Está bien que todos los españoles vean cómo se comportan estos asesinos para que así sepan cuál es el ambiente que padecen los vascos no separatistas. Gracias a Rodríguez, toda España puede acabar como Azcoitia, donde los nacionalistas se manifiestan a favor de un asesino y en contra de la viuda del asesinado... o Cataluña. ¡Cómo se está encogiendo la libertad!

No quiero dejar de recodar que de estos asesinos se sienten hermanos todos los nacionalistas. Muchos dirigentes del PNV están convencidos de que sin ETA su tinglado se cae.

Días después del asesinato de Miguel Ángel Blanco, centenares de militantes del PNV nos reunimos en asamblea para ver cómo afrontábamos la brutal campaña político-mediática que se había desatado contra nosotros. En las asambleas se produjeron momentos muy tensos HABÍA QUIEN PENSABA QUE, EFECTIVAMENTE, SIN ETA, NOS CONVERTIRÍAMOS EN UNA FUERZA VULGAR. Para quien conozca un poco la historia del PNV, se vivieron los momentos más críticos desde 1936 (incluso más críticos que los de la última escisión).

Con esta gentuza han tratado TODOS los Gobiernos españoles desde Adolfo Suárez. ¿Cómo negociaron De Gaulle con la OAS y Margaret Thatcher con el IRA? No me sorprende que seamos el pitorreo de Occidente... y de Senegal.

SE HAN UTILIZADO HISTORIAS CLÍNICAS "SIN ANONIMIZAR"
Abren procedimiento sancionador contra el hospital que cedió historiales para un estudio sobre el uso del catalán
La Agencia Catalana de Protección de Datos ha iniciado un Procedimiento Sancionador de Infracción por la utilización de historias clínicas de pacientes del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo (de Barcelona) para un estudio encargado por la Generalidad de Cataluña sobre cumplimiento de la normalización lingüística en la sanidad. Se ha comprobado que, incluso, se habían utilizado historias clínicas “sin anonimizar”.
Libertad Digital 8 Septiembre 2006

La Asociación Nacional de Consumidores y Usuarios de Servicios de Salud (ASUSALUD), después de que se hubiera conocido la utilización de las historias clínicas, presentó la correspondiente denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos que los investigó y pudo comprobar que, incluso, se habían utilizado historias clínicas “sin anonimizar”.

Asimismo determinó que el hospital había facilitado tales historias por considerar que estaba sujeto a la potestad inspectora de la Generalidad, así como por la facultad de acceso a las historias clínicas recogido en el artículo 11 de la Ley 21/2002, de 29 de diciembre, sobre los derechos de información que conciernen a la salud y autonomía del paciente y a la documentación clínicas, concede a la Administración cuando ésta actúa en desarrollo de sus funciones de inspección que tiene atribuidas.

Una vez comprobados estos hechos, la Agencia Española de Protección de Datos acordó el archivo de las actuaciones de investigación realizadas y dar traslado de las mismas a la Agencia Catalana de Protección de Datos, por entender que los hechos caían dentro de su competencia. Ahora, ésta ha comunicado a ASUSALUD el inicio del Procedimiento Sancionador de Infracción de Administraciones Públicas.

Movimiento cívico
SE PRESENTÓ DENAES EN BILBAO
Participaron en la presentación del acto Iñaki Ezquerra de Foro Ermua, Jaime Larrinaga de Foro El Salvador y Santiago Abascal, diputado del PP y presidente de la organización.
Minuto Digital 8 Septiembre 2006

Con el apoyo de la Fundación para la Libertad, se presentó ayer en Bilbao la Fundación para la Defensa de la Nación Española, una iniciativa encomiable que hace de la defensa de España su bandera.

Participaron en la presentación del acto Iñaki Ezquerra de Foro Ermua, Jaime Larrinaga de Foro El Salvador y Santiago Abascal, diputado del PP y presidente de la organización.

La brillantez del acto, que comenzó con un estupendo documental realizado al efecto por el prestigioso director cinematográfico Iñaki Arteta, no fue acompañada por la asistencia de público, unas 45 personas únicamente. Entre los asistentes, numerosos compañeros de Abascal en el PP, destacando la asistencia de Antonio Basagoiti, presidente del PP vizcaíno. Un buen número de asistentes llegaron desde Álava y Santander.

Parece que DENAES no ha calado en su presentación en Bilbao, cuestión ésta que de ninguna forma puede achacarse a los fines de la Fundación. Más bien habría que buscar las razones allá donde el ciudadano es más sensible, encontrándonos sin duda con una desconfianza manifiesta en los políticos profesionales que dirigen asociaciones cívicas.

Las suspicacias que la presidencia de Abascal crea entre ciudadanos de izquierda, apolíticos o de partidos de derecha, vienen de su profesionalidad como político de un partido concreto, lo que para muchos ciudadanos que no son del PP genera unas enormes reticencias.

El valor de Abascal como diputado del PP es indiscutible, ya que su labor en el Parlamento vasco está siendo magnífica; pero ésto no va a lograr que personas vinculadas a otros grupos políticos se sitúen tras la bandera de la organización cívica si existe la más mínima sospecha de utilización partidista de la Fundación para la Defensa de la Nación Española. Y esta sospecha, infundada con toda seguridad, parte de la profesionalidad de Abascal como político.

Por ello no creemos que ayude a esa movilización ciudadana, que tanto necesita de personas de toda condición e ideología, en torno a la defensa de la idea de España, una vinculación tan aparente con el PP, derivada de la presidencia de Santiago Abascal. Mal se puede romper con ese tópico de que el patriotismo es cosa de la derecha cuando es un político de la derecha quien sirve de imagen a la Fundación.

Su presencia servirá de disculpa a los enemigos para hacer creer a la opinión pública que la Fundación está controlada y sirve a los intereses del PP. Sobran nombres de prestigio en la Fundación para corregir este error y lograr una imagen más neutral y sabemos también que a Santiago Abascal no le mueve ningún afán de protagonismo personal, por lo que este error podrá ser fácilmente corregido.

Movimiento cívico
LA SOCIEDAD CIVIL DETIENE A RUBIANES
Desde Génova se ha tolerado otra vez más la postura “progre” de Gallardón. Parece, que al igual que sucedió con los incendios en Galicia, algunos dirigentes del PP están más interesados en movilizar a sus bases para defender la piscina de Pedro J. que en defender el honor de España.
Minuto Digital 8 Septiembre 2006

Ha sido el propio Rubianes quien no ha querido seguir adelante con la representación de "Lorca eran todos" debido, según él, al "agresivo y desmesurado ambiente" generado en torno a la programación del montaje. Ambiente que se había traducido en la convocatoria a la protesta popular por parte de AES y Club Minuto Digital. La Concejalía de las Artes del Ayuntamiento explicó que el montaje no se representará porque el propio Rubianes ha decidido cancelar todas las funciones de este espectáculo por "la crispación generada" por sus polémicas declaraciones.

Pero si hubiera dependido de Gallardón la obra se habría representado. El director del Teatro Español afirmó que no ha recibido "ninguna indicación" de la Alcaldía ni, en general, del Ayuntamiento de Madrid, para retirar el espectáculo "Lorca eran todos" de la programación. Queda pendiente aún otro fleco ¿cobrará Rubianes pese a la retirada de la obra?

Es intolerable que el alcalde la capital de España este dispuesto a prestar un especio público y subvencionar con dinero de todos los españoles a un individuo que ha proclamado pendencieramente “que la unidad de la puta España se la suda” y ha insultado a todo un sector de la población que no piensa como él. Y encima hay que aguantar que se tilde de intolerantes a los que legítimamente pretendían ejercer el derecho de reunión para protestar contra semejantes bravuconadas. Y que no nos vengan contando el cuento de la libertad de expresión, pues dudamos mucho que Gallardón prestase el Teatro Español para representar una obra de claro signo contrario , aunque la misma no viniera acompañada de cometarios ofensivos de sus autores contra nadie. Y si no que lo demuestre.

Lo más grave es que las bases sociales de la derecha han podido comprobar la incoherencia entre lo que dice defender el PP y sus verdaderos actos. Desde Génova se ha tolerado otra vez más la postura “progre” de Gallardón. Parece, que al igual que sucedió con los incendios en Galicia, algunos dirigentes del PP están más interesados en movilizar a sus bases para defender la piscina de Pedro J. que en defender el honor de España. La realidad es que solo una formación política ha reaccionado ante la afrenta de la presencia de Rubianes en el Teatro Español, y esta ha sido el partido de inspiración católica Alternativa Española (AES), que además ha pedido la dimisión del “brillante” responsable de incluir en la programación teatral a Rubianes, Mario Gas, que, no lo olviden, justificó su presencia en los escenarios de Madrid y ha reiterado que “ tal vez sea verdad que siguen existiendo dos Españas y que aquella que acabó con Lorca sigue agazapada".

Como en otras numerosas ocasiones la COPE ha dado la voz de alarma, arremetiendo contra el alcalde. Pero ha sido la amenaza de encontrase con un nutrido descontento popular a las puertas del Teatro Español, lo que al final ha conseguido que Rubianes dé marcha atrás.

Minuto Digital por su parte ha seguido siempre la línea de defender valores y principios por encima de cualquiera que sea la sensibilidad política de aquel que los defienda, ya se trate de la derecha liberal, conservadora, católica, social o incluso la mismísima izquierda. Por ello no dudamos en unir la iniciativa de Club Minuto Digital a la convocatoria de Alternativa Española para protestar contra quienes ofenden a España desde el sectarismo. Una movilización que, pese al incomprensible silencio de otros medios, -que como Libertad Digital, presumen de defender los mismos valores y principios, pero parece que priman más el quienes los defienden que su misma defensa- ha conseguido despertar una expectación que sin duda ha hecho reflexionar al mismísimo Rubianes.

Memoria histórica
EL USO GUERRACIVILISTA DE LORCA
El recientemente fallecido Serrano Suñer dijo: “Su muerte fue para la Falange doblemente trágica: porque venía a convertir a Lorca en bandera del enemigo, ¡y con qué impiedad lo usó éste!, y porque ella misma perdía un cantor, el mejor dotado seguramente, para cantar la regeneración revolucionaria que la Falange soñaba”.
Minuto Digital 8 Septiembre 2006

Ese nuevo ejemplo de los intelectuales comprometidos que es Rubianes, ha pretendido usar la figura de Lorca para sus intereses partidistas. Porque lo que dijo el camarada Rubianes en TV3 faltando a España fue precisamente para explicar, a lo burro, el mensaje, que a lo sibilino, pretende transmitir la obra que va representando donde la subvención se lo permite. Porque el mensaje de la obrita no es otro que el mismo argumento usado por los hooligans de la izquierda en las recientes campañas electorales con llamamientos al “no pasarán” y a no votar “a los asesinos de García Lorca”.

Y al intentar llegar a Madrid nuevamente ha pretendido usar a Lorca para sus manejos guerracivilistas:"Quiero hacer constar que la España democrática, constitucional y de progreso a la que yo pertenezco, me merece todo el respeto y orgullo. Yo me refería a la España que mató a Lorca, permitió que Machado muriera de pena en Colliure y dejó morir a Miguel Hernández en la cárcel. La España que 'paseó' a miles de demócratas y llenó el país de fosas comunes y nos sumió en el silencio más largo, cruel y sanguinario de la historia", ha insistido Rubianes.

No podemos dejar de denunciar la manipulación y utilización partidista que de la figura y memoria de García Lorca esta realizando la izquierda española, cuando son abrumadores los testimonios de quienes le conocieron que han dejado muy claro que Lorca era ajeno a la política de partidos; que incluso había hecho constar más de una vez su irritación por ser usado con fines propagandísticos y partidistas (como cuando Izquierda Republicana le organizó un homenaje).

Manuel Fernández-Montesinos García-Lorca, sobrino de Federico y secretario de la Fundación que lleva su nombre, se ha declarado en numerosas ocasiones en contra del uso político de un personaje que fue siempre un literato y no un activista izquierdista. “Hay quien parece empeñado en empequeñecer la figura de Federico García Lorca”. Y se refería a falsos tópicos de percibirlo desde la visión folclórica, gay y de izquierdas. Incluso la familia del poeta se ha mostrado contraria a la fiebre histérica por desenterrar sus huesos. Ya en 2003, en un programa televisivo de Canal 2 Andalucía, su sobrino protestaba por el empeño politizado en servirse de la búsqueda de su tumba con fines propagandísticos. Algo que ha irritado sumamente a los que, como Rubianes, han hecho de Lorca una bandera sectaria, y no de reconciliación como a él le hubiera gustado. Hasta tales extremos que incluso llegando a propagar el rumor de que los propios familiares de Lorca estaban implicados en su asesinato.

No sabemos quienes fueron los execrables asesinos de Lorca, algunos investigadores apuntan a miembros de la hoy muy liberal y democrática CEDA, responsables de muchos “paseos” de retaguardia mientras otros hacían la guerra. Lo que si sabemos es que fueron falangistas quienes pusieron todo su empeño en proteger a García Lorca, y que mientras los comunistas despreciaron al poeta hasta su redescubrimiento para la causa publicitaria durante la transición, tras la instauración del régimen franquista su legado literario nunca se ocultó a los españoles. Muy al contrario, tras las primeras ediciones de su obra en la postguerra, auspiciadas por publicaciones falangistas, la poesía y el teatro de Federico García Lorca fue entrando a paso acelerado desde finales de los años 40 en libros, libros de texto, escenarios, revistas, colegios y universidades. El recientemente fallecido Serrano Suñer dijo: “Su muerte fue para la Falange doblemente trágica: porque venía a convertir a Lorca en bandera del enemigo, ¡y con qué impiedad lo usó éste!, y porque ella misma perdía un cantor, el mejor dotado seguramente, para cantar la regeneración revolucionaria que la Falange soñaba”.

El país de ZP
LA AVT CONVOCA PARA EL PROXIMO DIA 1 DE OCTUBRE UNA MANIFESTACIÓN EN SEVILLA BAJO EL LEMA “RENDICION EN MI NOMBRE NO”
Animamos a todos los ciudadanos de bien a que se sumen a la convocatoria y marchen junto a las víctimas del terrorismo por las calles de Sevilla tras el lema “RENDICIÓN EN MI NOMBRE NO”.
COMUNICADO DE LA AVT Minuto Digital 8 Septiembre 2006

La AVT, al objeto de expresar su rotunda oposición al proceso de cesión-negociación entre Batasuna-ETA y el Gobierno del Sr. Rodríguez Zapatero, ha procedido a convocar una manifestación bajo el lema “RENDICIÓN EN MI NOMBRE NO”, que recorrerá las calles de Sevilla el próximo domingo 1 de octubre.

La presente movilización desea poner de manifiesto la voluntad mayoritaria de la sociedad española, contraria sin paliativos a que se realicen concesiones a los asesinos, y, en definitiva, a que el Gobierno de la Nación pague un precio político a los terroristas. Permitir impunemente lo anterior supondría la mayor afrenta posible a la memoria de las víctimas del terrorismo, y, por lo tanto, doblegar nuestro Estado de Derecho a los designios de un grupo de criminales. Los recientes acontecimientos en el País Vasco y en la propia Audiencia Nacional demuestran que la actitud del Gobierno de la Nación conduce a trasmitir una imagen de debilidad frente a los terroristas, quienes además de continuar desarrollando periódicamente actividades de terrorismo callejero o “kale borroka”, así como extorsionando sistemáticamente a empresarios y profesionales, se permiten desafiar la legalidad vigente y lanzar amenazas a los jueces y tribunales, así como a los gobiernos de España y Francia.

Desde la AVT consideramos que la actual situación refleja de manera nítida el proceso de rendición del Estado de Derecho frente a los asesinos de Batasuna-ETA, y queremos animar a la ciudadanía a que lleve a cabo una verdadera rebelión cívica frente al despropósito encabezado por el Sr. Rodríguez Zapatero.

En este sentido, la AVT desea mostrar su solidaridad con el magistrado de la Audiencia Nacional Don Alfonso Guevara, quién ha sido gravemente amenazado en la jornada de hoy por el terrorista Ignacio Bilbao. Desde la AVT nos preguntamos si este miembro de ETA, que ha dejado a las claras su voluntad de continuar asesinando, forma parte del grupo de presos de la banda terrorista, a los cuales califica el Gobierno presidido por Jose Luís Rodriguez Zapatero como “hombres de paz” y “dialogantes”. Como ha quedado demostrado una vez más, estos asesinos tan sólo entienden el lenguaje del terror, del asesinato, de la amenaza y de la extorsión.

Por ello, animamos a todos los ciudadanos de bien a que se sumen a nuestra convocatoria y marchen junto a las víctimas del terrorismo por las calles de Sevilla tras el lema “RENDICIÓN EN MI NOMBRE NO”.

El país de ZP
IU PRETENDE LA COOFICIALIDAD DEL ÁRABE EN CEUTA Y MELILLA
El presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas (PP), manifestó ayer que "el hecho de que IU lleve al Parlamento nacional una iniciativa para reconocer la cooficilidad del árabe en Ceuta y Melilla es una pretensión alejada de la realidad de ambas ciudades e incluso de la Constitución Española".
Minuto Digital 8 Septiembre 2006

El pasado mes de julio, el Coordinador General de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, suscribió un acuerdo en Ceuta entre su formación y la formación que preside Mohamed Alí, presidente de la Unión Demócrata Ceutí (UDCE), con el fin de presentar al Parlamento nacional una iniciativa para reconocer la cooficilidad del árabe en Ceuta y Melilla.

Desde entonces, la escalada de radicalidad de la Unión Demócrata Ceutí (UDCE) se ha visto agravada con el rechazo en la actualidad de la reforma del Estatuto para ser una nueva Comunidad Autónoma.

La actitud de IU y UDCE llevará al PP, PSOE y Partido Democrático y Social- a aprobar solos el texto del nuevo Estatuto de Autonomía.

Este tipo de gestos político demuestran la inclinación de Izquierda Unida y de la UDCE a la marroquinización de la ciudad.

Actitudes como la de Izquierda Unida, desde el sur hasta el norte, y como eje las políticas separatistas constatadas en la Comunidad Autónoma del País Vasco, demuestran las extrañas maniobras de ingeniería social contrarias al interés general de todos los españoles.

El presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas (PP), manifestó ayer que "el hecho de que IU lleve al Parlamento nacional una iniciativa para reconocer la cooficilidad del árabe en Ceuta y Melilla es una pretensión alejada de la realidad de ambas ciudades e incluso de la Constitución Española".

En declaraciones a los periodistas, Vivas dijo que 'hay que contribuir a que la unanimidad -con respecto al estatuto- se pueda producir a pesar de que la UDCE no participa en la comisión informativa de reforma', que abandonó en marzo.
Recortes de Prensa   Página Inicial