AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 23 Septiembre  2006

Catalán por narices
Por IGNACIO CAMACHO ABC 23 Septiembre 2006

PERO qué pesados son los nacionalistas. Qué cargantes, qué insufribles, qué plastas. Nunca se cansan de dar la matraca, jamás se toman un respiro en su cantinela excluyente ni sienten desmayo en su insistente porfía. No conocen el sentido del ridículo ni del pudor; siempre tienen un demonio que agitar, un fantasma que perseguir, un agravio del que dolerse. Ahí radica su éxito, en esa inagotable constancia para percutir con su sectarismo en cualquier ámbito de la existencia, incluso allá donde los demás, por mucha conciencia política y cívica que poseamos, llega un momento en que sentimos la necesidad imperativa de cultivar una cierta privacidad alejada de dogmatismos y de bronca. Para el nacionalismo no hay espacios de tregua. Los nacionalistas ejercen de la mañana a la noche, veinticuatro horas sobre veinticuatro, dando la tabarra en el trabajo, en la escuela, en la calle, en el amor, en la familia, en los sentimientos, en el cine, en el ocio, en el deporte. Qué pesadilla.

Estos días, en la flamante Cataluña estatutaria, se ha visto cómo las gastan los tíos del ceño fruncido, eternamente cabreados con un mundo hostil que tiene el defecto incorregible de no ser catalán. Reforzados moralmente por la victoria política del Estatuto y su consagración del catalán como «lengua propia», se han lanzado con su habitual contumacia expansiva a la imposición práctica de un monolingüismo inverso. En los detalles, porque en lo esencial ya lo han logrado. Pero no se les escapa ni una brizna, por simbólica que sea. Con esa obstinación suya tan exhaustiva, se han inventado en un anuncio victimista la paranoia de que España coacciona y frustra a sus deportistas al impedirles el supuesto sueño de militar en una selección catalana, y simultáneamente han cargado contra la escritora Elvira Lindo por dar el pregón de la Mercé en castellano, y hasta contra los futbolistas extranjeros del Barça por no expresarse en la nueva lengua obligatoria. A hacer puñetas el cosmopolitismo, el seny, la apertura de miras. Fuera máscaras.

Esta vez ya no se trata de que los catalanes, o los que viven en Cataluña, hablen en catalán; la carga va también contra los que están de paso. El mensaje es nítido: el que vaya por allí tiene que hablar, por narices, como a ellos les dé la gana. Y si no, Puerta, Camino y Viti. Les da igual una escritora gaditana que un futbolista camerunés, un funcionario extremeño que un fontanero polaco, un profesor andaluz que un camarero argentino. Ya se pueden enterar todos de que, en la Barcelona que fuera la avanzadilla europeísta, el melting pot de la sociedad abierta, hay unos tíos muy hoscos que se suben por las paredes si oyen hablar en castellano, y están dispuestos a meter sin descanso toda la presión posible, que es mucha: coacción, boicot, desprestigio, extorsión y, si es menester, violencia escuadrista. Así las gastan, y sin cortarse un pelo.
Esto es lo que hay. Mejor dicho, esto es lo que hemos permitido. Y con rango de ley orgánica, por cierto.

Cataluña
El ofensor del Defensor del Pueblo
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 23 Septiembre 2006

Si el Defensor del Pueblo envía el estatuto catalán al Tribunal Constitucional, habrá que creer que ve razones para hacerlo. Su exposición ante la cámara no deja lugar a la duda: las ve, y muchas. Puede que luego los magistrados no compartan sus criterios y den por buena la pieza. Pero Múgica ve motivos de recurso. ¿Sí? Pues no.

Según Montilla, lo que mueve a su compañero de partido es el asesinato de su hermano a manos de la ETA. El candidato del PSC a la presidencia de la Generalidad y ex ministro de industria apunta a la incapacidad del ex ministro de justicia para desempeñar algunas de las competencias que acarrea su actual cargo, empezando por cualesquiera que atañan a las autonomías. Ese sería el efecto de que la ETA te mate a un hermano.

Sufriría Múgica un sesgo inevitable. La teoría de Montilla descalifica también, en pura lógica, al resto de las víctimas y de sus familiares para cualquier actuación pública o privada que roce cuestiones como el nacionalismo, la descentralización administrativa, la estructura de la justicia, la composición de los órganos del Estado o la representación internacional de España. Es decir, las víctimas mortales de la ETA extenderían su muerte, en forma civil, a sus deudos, inhabilitados de por vida para formarse juicios objetivos sobre casi todos los asuntos de gobierno.

El exigente concepto de legitimación de Montilla puede ser recto o torcido. Si es recto, con más motivo había que denunciar el sesgo de un ministro de Industria al ocuparse de asuntos que conciernen a quien le ha condonado una deuda multimillonaria. O la imposibilidad de sustraerse al resentimiento social e intelectual de un eventual presidente autonómico que carece de estudios y que ignora los mínimos del idioma catalán (en esto es bastante bilingüe).

Pero si su concepto es torcido, entonces comete un segundo atentado. Primero llega el terrorismo y siembra de muerte los círculos donde se mueve su enemigo. Luego llegan los infames a negar validez a los actos políticos de los deudos, presentándolos como contaminados de por vida. Resumo: si es recto, que Montilla retire su candidatura y entone un mea culpa por su actuación en la OPA sobre Endesa; si es torcido, su cultura es mayor que su moral.

ETA Connection: ¡el contexto, estúpidos, el contexto!
Elsemanaldigital 23 Septiembre 2006

Los medios se han dividido durante esta semana en dos grandes bandos: los que ponían el acento en la química (lo importante es el ácido bórico) y los que ponían el acento en la lógica (lo importante es que se haya ocultado al juez la ETA connection del 11-M)

Ejemplos. De la versión química: "Polvo de ácido bórico, que El Haski usaba para matar cucarachas, supuesto nexo entre el 11-M y ETA" (ABC) o más irónico "Un insecticida para relacionar ETA y 11-M" (El País).
De la versión lógica: "Interior califica de simple borrador el informe firmado por los tres peritos" (El Mundo).

Vale. Guerra de medios, cruce de hipótesis, alianza multipartidista en el Congreso contra el PP... pero ¿cuál es la verdad?

La pregunta formulada por Pilatos hace dos mil años sigue resonando en el aire sin que el ciudadano medio sepa a qué atenerse en esta jungla de versiones y contraversiones, en este pulso de intereses políticos.

Recapitulemos:

1. A día de hoy seguimos sin saber nada demasiado definitivo sobre el 11-M.

2. Pero es evidente que hay gato encerrado en la versión oficial. Aún no tenemos la verdad, pero cada vez aparece más en evidencia la mentira.

3. Lo último (la supuesta falsificación de informes) añade nuevas sospechas sobre Interior y el Gobierno. Pero el ácido bórico por sí solo no supone gran cosa: que ETA lo hubiera utilizado antes puede ser mera coincidencia.

4. Lo que convierte todo esto en un relato de Conan Doyle o –más fashion- de James Ellroy es que alguien en la Poli falsificase informes para borrar las huellas que pueden conducir a ETA. Por eso da más juego la lógica que la química, los tejemanejes en el seno de Interior que los insecticidas y raticidas.

5. ¿Demuestra eso que ETA esté detrás de la matanza de Atocha? No. ¿Es muy factible? Sí... pero siguen faltando pruebas. Lo único que sabemos es que alguien de las tripas del aparato policial no quería vincular ante el juez a la banda terrorista con el 11-M.

6. Quedémonos con esa idea (ninguna vinculación con ETA). ¿Y si se tratase de una consigna general? Pero no sólo para el caso del 11-M sino para todo. ETA limpia de polvo y paja. ¡El contexto, estúpidos, el contexto! El islam ha puesto al Papa en el punto de mira por sacar una frase de contexto... ¿por qué no situamos nosotros a ETA en el contexto? ¿No estábamos en un proceso de paz? ¿No era una oportunidad única para que los gángsteres se reciclaran en personas respetables y cambiaran la incomodidad del zulo y la clandestinidad por la suavidad de la moqueta y el coche oficial? ¿No era una ocasión de oro para que el Gobierno Zapatero se llevara la gloria de iniciar la paz? ¿Y creen ustedes que unos y otros van a dejar pasar un tren tan rentable?

7. Eso exige por parte de la jauría terrorista limarse las uñas y dejar de apuntar... y, en reciprocidad, por parte del Gobierno no detener etarras, dejar sin balas a la Guardia Civil y blanquear a ETA en cualquier informe. ¿No se dan cuenta de que está muy feo seguir llamando malos a los señores con los que te has sentado a negociar una paz histórica?

8. ¿Significa eso que ETA no estaba tras la matanza de Atocha? Puede que sí, puede que no. Lo que significa, sobre todo, es que la supuesta falsificación de informes puede ser una manifestación más de la consigna de limpiar a la banda terrorista de cualquier acusación, tanto si es culpable como si no. Ni ETA quema ferreterías en Barañain (son los vecinos), ni ETA extorsiona (eran cartas antiguas), ni mucho menos ETA intervienen en masacres como la de Atocha.

9. Cualquier mancha sobre los corleone vascos, y más si llega a manos del juez, podría arruinar el delicado proceso de paz. Y la paz es el objetivo número uno para quien tiene ansias infinitas... de perpetuarse en el poder.

El mal estilo de Montilla
Por M. MARTÍN FERRAND ABC 23 Septiembre 2006

ENRIQUE Múgica, el Defensor del Pueblo, ha presentado ante el Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad contra el nuevo Estatuto de Autonomía, que, en los hechos, hace de Cataluña algo más que una región con autogobierno y de España, algo menos que una Nación y un Estado. El tiempo y el Tribunal nos dirán cuáles son la dosis de la razón y el excipiente de responsabilidad que asisten al veterano protagonista, siempre instalado en supuestos democráticos, de la vida española. Ocurre que aquí son muchos los que tienen prisa y no resultan capaces de esperar civilizadamente las sentencias de los tribunales, y algunos, como el siempre inquietante José Montilla, han puesto pies en pared ante la iniciativa del Defensor. En un alarde de bajos instintos ha llegado a decir, atreviéndose al juicio de intenciones, que lo que ha hecho Múgica, elegido por consenso en tiempos aznaritas, «está agradeciendo el cargo» a los populares.

Fuera cual fuese la razón, o la sinrazón, de Múgica no resulta de recibo que alguien, casualmente conmilitón del partido en el que Múgica es veterano militante, ponga en solfa la honradez del personaje y, para debilitarla más todavía, añada que actuó condicionado por el asesinato de su hermano, dolorosa circunstancia que poco tiene que ver con el Estatuto y su constitucionalidad. Para Montilla, gran fabricante de embrollos, Múgica es, más que Defensor del Pueblo, «defensor de las ideas más conservadoras, las ideas del PP». ¡Qué obsesión! Con tal de tener razón, algo de lo que no se conoce bien su esencia, el aspirante a la Generalitat es incapaz de guardar las más elementales formas de cortesía -no creo que las almacene en el fondo de su espíritu- y proferir insultos graves contra quien, con razón o sin ella, es un hombre honesto y un ejemplo de servicio limpio y abnegado a los asuntos públicos.

Si, como bien nos enseña Álvaro de Laiglesia en su testamento literario, «En el cielo no hay almejas», Montilla está condenado, si es que le aceptan, al infierno. Su alma es demasiado pequeña, una almeja, para incluirle en la legión de los justos. Pensar y decir que Múgica no tiene otra intención que la del servicio al PP es villano. Denota una miseria moral que el propio PSOE, si continúa teniendo alguna influencia en su franquicia catalana, el PSC, debiera amonestar y condenar por razones de estilo. Bien está, y conveniente resulta, el juicio sobre los hechos que nos ofrecen los hombres públicos; pero atreverse al juicio de sus intenciones, algo que se esconde en los recovecos de su propia conciencia, denota unas carencias éticas equivalentes a las políticas que ya le habíamos detectado en sus días de ministro de Industria, cuando, por ejemplo, metió la mano en la OPA de Gas Natural sobre Endesa y la pata en la de E.ON sobre la misma multinacional española.

El rearme moral de Europa
Ignacio Cosidó Libertad Digital 23 Septiembre 2006

La violenta reacción en varios países musulmanes al discurso del Papa en Alemania, y la cobarde respuesta de buena parte de la progresía europea ante esas expresiones de violencia, han puesto crudamente de manifiesto la necesidad urgente de un rearme intelectual y moral de Occidente, muy especialmente de Europa, para hacer frente al doble desafío que nos plantean nuestros enemigos externos y nuestra propia decadencia interna.

El rotundo fracaso de los regimenes árabes comunistas instaurados en la década de los 70, la opresión en la que siguen viviendo hoy muchas sociedades islámicas y el atraso generalizado que padece el mundo árabe, hace que muchos musulmanes vuelquen buena parte de sus frustraciones contra un Occidente al que acusan de todos sus males. La expresión más radical de esa frustración transformada en odio es la yihad islamista. Este movimiento, que por desgracia cuenta con muchos adeptos en las sociedades islámicas, ha declarado la guerra a un Occidente al que no sólo acusan de oprimir al mundo islámico, sino que consideran la encarnación del mal por su resistencia a someterse a sus creencias fanáticas, por su supuesta depravación moral y por su pecaminoso amor a la libertad. Este movimiento busca, a través de un uso indiscriminado del terrorismo, no sólo el aniquilamiento de nuestras sociedades, sino la destrucción completa de nuestra perversa civilización y el sometimiento de nuestros países a su proyecto totalitario y fanático.

La principal incapacidad para enfrentarnos a este formidable enemigo proviene de la propia debilidad de nuestras convicciones. Para una parte importante de la progresía europea hay una parte de razón en los radicales islamistas cuando nos acusan de ser la causa de todos sus males. Así, existe una perversa coincidencia entre la izquierda radical europea, hoy encarnada por Zapatero mejor que por ningún otro líder, y los radicales islamistas en el mundo árabe en sus críticas hacia el mundo occidental y en el cuestionamiento de algunos de sus principios más básicos.

Junto a esta debilidad intelectual y moral del pensamiento progresista, hoy también predominante en muchas sociedades europeas, existe también una importante dosis de cobardía. Así, para el neo-pacifismo europeo, también liderado por Zapatero, es siempre preferible claudicar de los principios antes que tener que enfrentarse a cualquier enemigo. Esta claudicación se disfraza de un diálogo siempre justificado por el ansía de paz, pero no puede ocultar nuestra predisposición a negociar los términos de una derrota previamente asumida.

La encrucijada entre Islam y modernidad es un dilema que sólo las propias sociedades musulmanas pueden resolver. Sin duda, Occidente debe apoyar a todos aquellos que en el mundo islámico defiendan la democracia, que apuesten por la plena igualdad entre hombres y mujeres, que aboguen por una separación entre religión y Estado y que estén comprometidos con una defensa activa de los derechos humanos en sus sociedades. Pero en definitiva, esa batalla sólo puede ser ganada por los propios demócratas musulmanes, hasta el punto de que cualquier injerencia occidental corre el riesgo de ser incluso contraproducente para la causa de quienes defienden la compatibilidad entre religión y libertad. La mayor ayuda que podemos prestar es derrotar a quienes utilizando su religión han declarado la guerra a nuestras sociedades y los principios que las sustentan.

Para lograr esta victoria sobre esta nueva forma de totalitarismo lo primero que tenemos que hacer es creer con mayor firmeza en los principios que defendemos y que están en el fundamento de nuestra civilización. La ola de relativismo intelectual y moral que invade Europa nos convierte en totalmente vulnerables ante los envites de esta nueva forma de fanatismo terrorista. Sin un rearme moral corremos el riesgo de que una Europa opulenta y decadente pueda ser derrotada por un yihadismo muy inferior en términos económicos, tecnológicos, políticos y sociales, pero que expande su proyecto totalitario con una convicción de la que nosotros carecemos para defender nuestros propios valores.

La violenta reacción en los países musulmanes a las palabras del Papa resulta sin duda inquietante, porque muestra la pujanza de las ideas más radicales en esas sociedades. Pero desde un punto de vista occidental es aún más preocupante la incapacidad de muchos europeos para defender los principios de la razón y la libertad que el Santo Padre defendió como fundamentos de nuestra propia Fe. Hay que agradecer al Papa su decisiva contribución para lograr un rearme moral e intelectual que Europa, muy en especial España, necesita con urgencia.

Ignacio Cosidó es senador del Partido Popular por Palencia.

Socialista y español
Editorial ABC 23 Septiembre 2006

LA entrevista con Juan Carlos Rodríguez Ibarra que hoy publica ABC refleja fielmente la singular personalidad del presidente extremeño, liberado ya de las servidumbres que conlleva la candidatura electoral. Como es natural, existen luces y sombras durante su prolongado mandato. Sin embargo, a la hora de hacer balance es imprescindible distinguir entre su faceta como «barón» territorial, impregnada por ciertos rasgos inherentes a la permanencia continuada en el poder, y su actitud inequívoca en relación con el modelo territorial del Estado. De cara a la opinión pública, su imagen -a veces abrupta, otras, profundamente humana- está marcada por la defensa sin complejos de la nación española frente a los nacionalismos disgregadores. Ha dicho muchas veces de frente a sus adversarios, incluso a sus compañeros, ciertas verdades que la gente desea escuchar y que otros políticos más prudentes o acomodaticios no se atreven a manifestar. Ibarra defiende sin matices ni dobleces la unidad de España, la igualdad de todos ante la Ley y la solidaridad interterritorial, imprescindible para el progreso de una comunidad situada históricamente en los niveles más bajos de renta. Por tanto, reconoce que la sociedad del bienestar sólo puede funcionar en el marco del estado-nación y no en un conjunto de taifas particularistas.

A lo largo de la entrevista, Ibarra recuerda algunas ideas elementales que el Gobierno que preside Rodríguez Zapatero prefiere no escuchar. Entre ellas, que hace falta una reforma constitucional con el acuerdo del PSOE y del PP para reforzar al Estado, en sintonía política -al margen de los detalles jurídicos- con la propuesta anunciada por Mariano Rajoy. En la misma línea se sitúa la reforma consensuada de la ley Electoral para favorecer mayorías sólidas a nivel nacional, evitando así que los nacionalistas se conviertan en árbitros y beneficiarios permanentes de la situación. Añade el presidente extremeño una importante recomendación a su jefe político respecto de un proceso de paz ante el que se muestra pesimista: a su juicio, el PSOE debe actuar conjuntamente con los populares a la hora de encauzar dicho proceso, que no debería seguir adelante si falta el consenso entre los dos grandes partidos nacionales. Se trata, en suma, de un dirigente formado en una ideología intervencionista, con resabios de liderazgo populista. No obstante, la gran mayoría se queda con la figura de un político capaz de conjugar socialismo y españolismo, una fórmula que la vieja generación del PSOE no ha logrado transmitir -por desgracia- a quienes hoy día ostentan las más altas responsabilidades.

Islamismo, antiamericanismo y vergüenza
POR PABLO S. BLESA ABC 23 Septiembre 2006

EN el año 1947, el presidente Harry Truman intuyó lo que sus sesudos asesores no veían: que Joseph Stalin estaba a la cabeza de un régimen perverso. En esas fechas, muchos de los eruditos europeos bebían vodka con Stalin. George Bernard Shaw, el premio Nobel británico, declaró que aquel era un hombre de ética intachable y un amante de la libertad. Fue gracias a estos sabelotodo que supimos de los gulags y las torturas con varias décadas de retraso.

Pero la historia se repite: en el año 2006, de nuevo un presidente americano volvió a hacer un análisis crudo sobre un mundo anárquico. Bush explicó en la Zona Cero que el nuevo fascismo antilibertario contra el que medirá sus fuerzas el mundo democrático será un islamismo radical y victimizado. Una vez más, la respuesta de la intelectualidad europea fue unánime: aquel presidente era el reinventor de las cruzadas y el gestor de un imperio demoníaco. Otro miembro de la «intelligentsia» europea, escultor alemán, nos regaló una frase bien descriptiva: los autores del 11-S eran «los mayores artistas del siglo XX».

En efecto, tras el islamismo radical, la segunda ideología perversa que amenaza el mundo democrático europeo es la del «antiamericanismo». La primera la padecemos, la segunda la cultivamos. El resultado de su combinación es que Europa, de nuevo, parece más que dispuesta a claudicar de sus principios democráticos y a dar paso alegremente a una nueva tiranía en su territorio. Mientras nos callan la boca a punta de pistola, los valientes intelectuales europeos dirán que se autocensuran por tolerancia; se autoinculparán de todos los males del pasado; mirando hacia el Atlántico, increparán henchidos de valentía ética a los americanos y recordarán a los cristianos la retahíla de siempre: las cruzadas, el caso de Galileo y la Inquisición.
No estoy tan seguro de que los americanos tengan la culpa del odio. No estoy seguro de que los «cristianos fundamentalistas occidentales» sean los precursores del odio. Sí creo que están empezando a ser las víctimas del odio.

Primero llegó la célebre Fatua a Salman Rushdie por sus «Versos Satánicos»; después siguieron los ataques en discotecas y pubs en Bali; más tarde, la cívica Holanda se despertó horrorizada por el asesinato de Theo van Gogh, el cineasta que se atrevió a filmar a una mujer velada con versos del Corán grabados en su cuerpo; meses después, a la coautora del filme, la parlamentaria de origen somalí A. Hirsi, le fue retirada la nacionalidad holandesa por declarar que las mujeres islámicas estaban sojuzgadas; ulteriormente, las caricaturas del Profeta en un diario danés sirvieron de «casus belli» para quemar embajadas e iglesias y, por último, el mismo día en que moría la escritora de «La Rabia y el Orgullo», Oriana Fallaci, el Papa Benedicto XVI entraba en la lista.

Oriana Fallaci era ajena a lo políticamente correcto. Tras el 11-S salió a la palestra avisando a los europeos: «no entendéis o no queréis entender que si no nos oponemos, si no luchamos, la yihad vencerá(...). Y en lugar de campanas, encontraremos muecines, en vez de minifaldas, el chador, en vez de coñac, leche de camello». Su voz se apagaba 24 horas antes de que el líder de Al Qaeda diese un nuevo objetivo a su organización: el de conquistar Roma. El Papa Benedicto XVI, a diferencia de Fallaci, no era ajeno a las buenas formas, su discurso en Ratisbona no versó sobre el islam y nada de lo que allí dijo induce a pensar en una respuesta tan desproporcionada. Parte de la culpa hay que achacársela a cadenas de televisión como Al-Jazira y a predicadores yihaidistas que mueven a la venganza a un pueblo analfabeto. Porque, en efecto, la frase más importante del discurso del Papa no fue aquella en que citó al Emperador Bizantino Juan Manuel II Paleólogo. Para lo que aquí nos toca, la frase más importante de su discurso fue en la que señaló que «los aspectos positivos de la modernidad deben ser conocidos sin reservas». A eso precisamente es a lo que se ha negado el mundo islámico desde el Medioevo. Por eso, la tragedia actual del mundo árabe-musulmán no puede superarse sin tres revoluciones: la revolución de la libertad; el reto de la integración de la mujer; y el reto de la sociedad del conocimiento, ya que sólo 0,6 por ciento de los más de 320 millones de árabes tiene acceso a internet.

A los intelectuales europeos parece importarles más la «convivencia» entre culturas que la libertad de expresión; prefieren lancear a Bush y a su país con críticas acerbas que afrontar el más peligroso desafío de impedir que una mordaza, en vez de un telón de acero, vayan cayendo sobre Europa. El entonces cardenal Ratzinger llevaba razón cuando escribió que «Occidente intenta de manera noble abrirse con gran comprensión a los valores externos, pero no se ama a sí mismo (...). Europa tiene la necesidad de una nueva aceptación de sí misma, si verdaderamente quiere sobrevivir».
(*) Universidad Católica San Antonio de Murcia

Los agujeros negros
GEES Libertad Digital 23 Septiembre 2006

¿Cómo es posible que un reducido grupo de delincuentes de medio pelo, fichados hasta la saciedad por la policía, tuvieran la capacidad técnica y estratégica para montar un atentado de la dimensión y eficacia del 11-M? Es evidente que este grupo debió recibir una dirección externa para la planificación de los atentados y un apoyo logístico para la confección de los artefactos. Quien dio esa dirección y ese apoyo sigue constituyendo casi tres años después el principal agujero negro que sigue existiendo en la investigación de este brutal atentado.

Para colmarlo han surgido las teorías más variopintas. La primera, y más razonable, es una conexión con la yihad internacional aún por descubrir y probar. La segunda apuntaría a una conexión con ETA, sobre la que no existen pruebas concluyentes, pero que en ningún caso puede descartarse totalmente tras la aparición de algunos indicios. La tercera sería un apoyo de algún servicio de inteligencia extranjero interesado en desestabilizar políticamente nuestro país, una hipótesis quizá excesivamente sofisticada. La peor de todas apuntaría a una complicidad de las propias fuerzas de seguridad en conexión con el partido entonces en la oposición para derribar al Gobierno del PP, una tesis que parece demasiado horrible para ser cierta. Podríamos enumerar alguna más, pero estas son las que más se han difundido.

El problema es que nadie sabe cuál es la verdad. Lo único cierto es que ese apoyo externo debió existir y que el Gobierno parece empeñado en no investigarlo. Esa negativa del Gobierno, que cada vez que es preguntado por este atentado arremete con desmesura a quién hace la pregunta, es la que despierta en muchos ciudadanos una sospecha cada vez más generalizada de que en realidad Zapatero tiene algo que esconder sobre estos atentados.

Pero al margen de cualquier teoría conspiratoria, es también una realidad incuestionable que hubo numerosos fallos en la actuación de las fuerzas de seguridad antes y después de los atentados. Varios autores materiales de las explosiones fueron investigados, detenidos en sucesivas ocasiones, fichados, escuchados y seguidos en diversas operaciones de investigación hasta escasos días antes de los atentados, sin que las fuerzas de seguridad fueran capaces de descubrir qué estaban tramando. Las primeras investigaciones policiales concluyeron en una hipótesis, la autoría exclusiva de ETA, que luego se demostró absolutamente falsa. En la investigación judicial posterior se han producido a su vez notables errores policiales e incluso judiciales.

No hay que rasgarse en exceso las vestiduras por esta sucesión de fallos. Como se dice muchas veces, basta que se falle una vez, aunque se acierte cien, para que se produzca una catástrofe de esta magnitud. Lo que ya no tiene ninguna lógica es que los responsables policiales de tales desaguisados sean ascendidos, promocionados y premiados con codiciados destinos en el extranjero. No se trata de desacreditar a las fuerzas de seguridad como instituciones, ni de condenar a los cuerpos como colectivos, simplemente se trata de depurar graves responsabilidades profesionales individuales o al menos no tener la desfachatez de premiar la incompetencia, la deslealtad o las corruptelas de algunos individuos. Por el contrario, la actitud del Gobierno de premiar a los responsables de esos desaguisados, especialmente a aquellos que les filtraban la información antes incluso de facilitársela al Gobierno, hace alimentar las peores sospechas de muchos ciudadanos.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Los progres y el nacionalismo
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 23 Septiembre 2006

Nada como sufrir una pedrada en el ojo como para querer empezar a ver. Durante decenios el nacionalismo ha tenido la bula de la izquierda y mantenido el gran bulo de su progresismo. La ideología más reaccionaria recibió la bendición ecuménica de los santones y pasó a ser considerada parte del sacrosanto tabernáculo de las esencias progres. Ser nacionalista , lejos de todo análisis y rigor ideológico, se convertía en España en sinónimo de formar parte del rebaño de las ovejas buenas, de los majos, de los de buen rollo, de los progres.

La persecución del franquismo-cierta, atroz y veraz persecución que nadie en su juicio puede negar y que abarcó todos los actos cotidianos y por supuesto a la lengua- se convirtió en la gran coartada para esa bula primero y luego la patente de corso para ser ellos quienes entraran en la espiral de perseguir, prohibir y acosar lo que les viniera en gana. Particularmente y con singular inquina a la lengua común de los españoles.

A algunos intelectuales de izquierda la venda ya se les empezó a caer hace tiempo. Antonio Muñoz Molina, Rosa Montero, Antonio Elorza, Fernando Savater son buenos ejemplos que empezaron a deslindar-desde las paginas de El Pais para más INRI-sus diferencias. Elvira Lindo es uno de ellos. De los que se están intentando zafar del corse y de la trinchera. Ha logrado la buena mujer , que los unos de estas trincheras de “pepiños” y “zaplanos” le llamen facha y renegada, porque dice lo que dice y con sentido común- y los otros roja y pesebrera porque escribe en El Pais.

Lo sucedido en Barcelona, con los energúmenos de ERC , quitándose descubriendo su pensamiento carcamal , sectario, irracional ,castrador y paleto ha sido enormemente positivo. Porque la pedrada ha caído directamente en el ojo no de Elvira , que ya veía, sino de los que no querían ver.

Buena parte de la progresia española va a comprobar estupefacta, y cada día más, como esos cachorros desatados e intolerantes del nacionalismo radical, que ya se sienten con la fuerza suficiente y tras haberle sacado todo el jugo a su inocente buenismo, les marcan en sus tiernas carnes su pensamiento y sus dientes. Los chicos de Carod y Cia, lo mas progre de Barcelona según el pensamiento políticamente correcto, les están dejando claro que al nacionalismo tribal, insolidario y excluyente le da igual cuales son los colores del enemigo. Los paraguas de la plaza de San Jaume los pusieron negros y el rojo nunca les ha gustado. Ni siquiera en los niños que juegan al futbol. Que esa es una mas , la del anuncio del niño español represor contra la victima acosada, el niño catalán.

A lo mejor con estas cosas, algunos , hasta leen algo ademas de corear pareados y convertir en filosofia las leyendas de las pegatinas, y la izquierda vuelve a sus principios y éticas. Que no han sido las tribus ni los territorios su inspiración, ni las lenguas y la historia la excusa de la confrontación, sino que son los ciudadanos, iguales todos en derechos y deberes, los únicos que cuentan

CASTILLA, VÍCTIMA DEL NACIONALISMO
Pedro de Hoyos Periodista Digital 23 Septiembre 2006

Sobre Castilla, antaño nación poderosa y hoy región casi inexistente y dividida en cinco autonomías, sobre su obra y sus ciudadanos ha debido caer una maldición que la hizo víctima de cuantas circunstancias políticas han ocurrido en España desde hace muchos siglos. Que esté tranquilo el lector que no me voy a remontar al manido episodio de los Comuneros ni a calentar sus neuronas con citas de la Histeria de España. Pretendo sólo hacer ver cómo nuestra resignación y mansedumbre forman parte de la decadencia política, económica y cultural que están acabando con una tierra que ya no tiene capacidad para exportar ni ideas ni productos ni los cientos de miles de hombres que han enriquecido otras tierras, desertizando nuestros campos y envejeciendo nuestros pueblos hasta la desaparición.

Castilla ha sido, gracias a nuestro silencio culpable, víctima del nacionalismo español de siglo XX que la tiranizaba e identificaba torticeramente su idioma y su cultura con España, con “su” España, haciendo de nuestra manera de ser castellanos la única manera políticamente correcta de ser español. Mientras se ensalzaba nuestra cultura y se imponía nuestra lengua, anulando nuestra personalidad y manipulándola, se nos esquilmaban nuestros ahorros encauzándolos por ejemplo a financiar el metro de Barcelona, al tiempo que se cerraban nuestra industria textil y alimentaria, trasladándolas a otros lugares, a los que, oh, maravilla, habían de emigrar forzadamente los mismos hombres que habían sido privadas de ellas, abandonando nuestros campos y ciudades. Castilla pasó de ser dominadora a ser abandonada, la región en cuya halda había enraizado España se vio rechazada por aquellos cuyo nacimiento había procurado.

Durante la Transición política de finales del pasado siglo Castilla apareció siempre como la fuente de todos los males, reo de todos los delitos, acusada de todas las infamias de la dictadura. De la opresión, pobreza, atraso, falta de libertad, oscurantismo, centralismo, sobre todo del centralismo, la culpable era Castilla. Como si en Cataluña, País Vasco, Andalucía, Galicia o en cualquiera otra región no hubiera encontrado el Franquismo apoyos humanos, políticos y económicos con sesudos nombres y apellidos para mantenerse firmemente anclado en el poder durante 40 años. En la formación de las Comunidades autónomas los castellanos éramos los grandes apestados. La frase más repetida era la “No, con Castilla, no. Todo antes que formar parte de Castilla”.

La Rioja, Cantabria y León pretendieron salir de la región geográfica, humana e histórica a la que siempre habían pertenecido (y en algún caso cuyo idioma habían prohijado, hasta el punto de que ahí están las dos primeras discutiendo cuál fue la verdadera cuna del idioma... ¡¡castellano!!) y a la que ahora negaban cual Judas traidor. Sólo León, cuna de Martín Villa, (“León debe formar una Comunidad con Castilla por razones de Estado”) quedó integrada con una parte de Castilla.
¿El resto de Castilla? Víctima del nacionalismo, claro. La partición de Castilla fue cuestión impuesta por los nacionalismos periféricos, aterrados de lo que una Castilla fuerte y unida podría intervenir en la política nacio..., “estatal”. Ah, no, Castilla no podía tener influencia en el nuevo Estado que se estaba preparando dijeron los nacionalistas que esperaban medrar como lobos hambrientos. Más centralismo no. Más atraso no. Más incultura no, dijeron aquellos mismos que habían sido mimados en inversiones e infraestructuras por el reiteradamente rechazado centralismo. Y el nacionalismo español bajó la cabeza y se subió los calzoncillos hasta las axilas, protegiéndose la “hombría” con las dos manos por si acaso, pensando estúpidamente que con ello aquellos nacionalistas, primeros beneficiados económicos de la dictadura, se conformarían ahorrando muchos años problemáticos a España.

Y el nacionalismo español “tragó”. Y por ello se inventaron autonomías falsas, postizas, de cartón piedra, como Castilla-La Mancha (Siempre pregunto por qué no se hizo una Castilla-La Alcarria o Castilla-La Tierra de Campos). A la voz de “Todo por España, todo contra Castilla” El nacionalismo español se acongojó, condenando así a Castilla a representar el papel secundario que ahora desempeña, el que quisieron aquellos que pretendían seguir beneficiándose de la democracia como se beneficiaron del franquismo.          http://pedrodeh.blogspot.com

Se avecinan cambios políticos importantes
Francisco Rubiales Periodista Digital 23 Septiembre 2006

En los principales think tanks de Estados Unidos están convencidos de que la actual división política del mundo en "derechas" e "izquierdas" está agonizando y que pronto, no después de una década, la verdadera división será la que separe a los países, partidos políticos, sociedades y gobiernos "demócratas" de los "autoritarios".

El cambio será el resultado de tres factores concretos: el recrudecimiento de la lucha entre Occidente y la hostil cultura islamista, que ha convertido a la democracia en el princiapl signo de identidad de Occidente, así como el princiapl elemento aglotinador de Occidente en esa guerra de civilizaciones.

La dificultad, cada día mayor, de diferenciar los programas de la derecha y de la izquierda, muy parecidos en realidad, sobre todo después de que la caída del Muro de Berlín y la desaparición de la alternativa comunista soviética eliminara las ideologías y redujera la pugna entre partidos a procurar la felicidad a sus ciudadanos y a realizar una gestión más eficiente y acertada de los recursos.

El tercer factor, quizás el más importante, es la clarificación en la izquierda mundial y el descarado auge de la parte de la izquierda que no cree en la democracia y que ya aspira, abiertamente, a transformar el mundo desde el poder. Tradicionalmente dividida en dos bandos, el revolucionario (autoritario) y el democrático (reformista), la izquierda actual está viviendo un claro proceso de diferenciación entre las dos ramas tradicionales. Por una parte está la izquierda que quiere vivir dentro de la democracia, adaptándose a las reglas parlamentarias y a las elecciones libres, mientras que otra parte de la izquierda acentúa cad día su desprecio a la democracia y se alia con las fuerzas autoritarias del planeta, aquellas que creen que el mundo sólo puede transformarse desde el poder del Estado, que debe ser controlado de manera férrea por un gobierno de partido único con gran capacidad de poder y de dominio.

Ese enfrentamiento entre las dos izquierdas propiciará que unos permanezcan en la democracia y la abracen como su princiapal signo ideológico, mientras que otros estrechaán sus alianzas con los restos del totalitarismo y el autoritarismo, representado hoy por países como China, Viétnam, Cuba, Venezuela, Irán, Siria y otros.

La mayoría de los grandes pensadores políticos de Estados Unidos opinan que la actual división del mundo entre derecha e izquierda cerece de sentido porque es artificial e irreal, y que la verdadera gran frontera del futuro será la que separará a los demócratas de los autoritarios y déspotas.

Algunos se atrven, incluso a poner fecha al nuevo diseño de la política mundial y aseguran que el cambio se consolidará, probablemente, en la segunda década del presente siglo.       www.votoenblanco.com

Venga, ahora a hacer la paz
EDITORIAL Libertad Digital 23 Septiembre 2006

Nasralá, el líder de la organización terrorista Hezbolá, ha declarado su sana intención de no rendirse ni entregar las armas, explicando que ningún ejército del mundo sería capaz de desarmar a su banda. El caso es que entre los ejércitos del mundo con ese mandato está el español. Tal y como desveló Gustavo de Arístegui, las fuerzas de la ONU tendrán la misión de llevar a cabo un embargo total de armas, capacitación y adiestramiento de Hezbolá. Su líder, delante de miles de seguidores, ya ha expresado que no se va a dejar. ¿Qué harán las fuerzas allí destacadas y, en concreto, las españolas?

La historia reciente de las actuaciones de las fuerzas de la ONU en la zona no es precisamente esperanzadora. Hace pocos años un grupo de terroristas llevó a cabo una acción similar a la que desató las represalias de Israel. Disfrazados con uniformes de observadores de Naciones Unidas, atacaron a una patrulla y secuestraron a tres de sus integrantes, malheridos. Observadores de la ONU grabaron todo en vídeo pero sus jefes se negaron primero a reconocer la existencia de la cinta y sólo un año después aceptaron mostrársela a los israelíes, eso sí, con la cara de los terroristas oculta porque había que preservar la "neutralidad", impidiendo así que pudiera recogerse cualquier pista. Un par de años después, Hezbolá devolvió los cadáveres a cambio de unos presos. Y después se supo que cuatro miembros del contingente de la ONU habían colaborado con los terroristas informando de la localización de la patrulla israelí.

No nos cabe ninguna duda de que las tropas españolas no llegarán nunca a verse envueltas en actos tan despreciables. Pero tendrán que trabajar en una zona donde Hezbolá se rearmará abiertamente, como hizo en los años anteriores al reciente conflicto. Y deberá elegir entre cerrar los ojos, como hizo la anterior fuerza de la ONU durante años, o evitarlo. Si se escoge la primera opción, su presencia tan sólo servirá para retrasar y hacer más sangriento el próximo e inevitable enfrentamiento con Israel, el país que han jurado destruir. Si los líderes políticos de las tropas allí destacadas optan, en cambio, por la segunda, muchos soldados españoles morirán en enfrentamientos con los terroristas de Hezbolá. Y es dudoso que el gobierno de la "paz" pueda soportar políticamente la recepción de esos ataúdes. O, mejor dicho, sería difícil si no fuera de izquierdas y no fuera a recibir las bendiciones de los mismos que hervían de indignación porque acudiéramos a la reconstrucción de Irak, que no a la guerra.

Debería estar claro que deben hacer allí nuestras tropas: responder al desafío de Nasralá. Sólo la lucha contra el terrorismo islamista, y la ayuda a que el Líbano pueda volver a ser una país libre y democrático, puede justificar la presencia de nuestros militares. Pero no está demasiado claro que soldados que reciben órdenes de Chirac o Zapatero vayan a jugarse el tipo para defender el derecho de Israel a existir sin ser atacado por un grupo terrorista situado en un país vecino. Mientras no tengamos noticias de operaciones destinadas a destruir esos 20.000 cohetes que Hezbolá asegura tener en su poder, habremos de temer que hemos ido para que en el futuro la guerra sea aún peor que la de este verano. Y para poder volver a echarle la culpa a Israel de la misma, claro.

El pregón en español de la fiesta de la Mercé acaba en enfrentamientos
Elvira Lindo fue ovacionada por un discurso sencillo y sincero
M. Espanyol / C. Sala La Razón 23 Septiembre 2006

Barcelona- Nunca un pregonero de las fiestas de la Mercè había generado tanta pasión como recelos en los ciudadanos de Barcelona. La escritora Elvira Lindo, en un discurso íntegramente en castellano, ha desatado una tormenta política en el Ayuntamiento de Barcelona porque no empleó el catalán en su lectura. La jornada empezó muy crispada, con enfrentamientos verbales a las puertas del Ayuntamiento. Un grupo de simpatizantes de Elvira Lindo, la mayoría pertenecientes a Ciutadans-Partido de la Ciudadanía, fueron increpados por un grupo de ERC, y viceversa. Por un lado, una enorme pancarta en la que se leía «Yo también soy Elvira Lindo». Por otro, otra con el adjetivo «Botiflers» (traidores). No fueron más que malas palabras, pero la tensión incomodó a los ciudadanos que se habían acercado a la Plaça Sant Jaume y que querían oír el pregón de su ciudad. En total, se calcula que fueron alrededor de 500 personas las que se enfrentaron con insultos y cánticos, aunque se disolvieron antes de que comenzara el pregón de la escritora. Eran las 18.30 horas. Todavía quedaba media hora para la aparición de Lindo, que vivía ajena a la polémica una jornada que para ella tenía que ser muy especial.

La división de opiniones continuó durante el parlamento de la escritora. Era imposible oírla en medio del ambiente nervioso que se respiraba en la plaza, a pesar de los altavoces y las pantallas gigantes. Unos aplaudían a rabiar y otros pitaban indiscriminadamente. En definitiva, al principio parecía que Lindo jugaba en campo contrario, pero al final se hizo valer y la mayoría de barceloneses se la hicieron como propia, pese a quien pese.

El acto de protesta se celebró después de que cerca de un centenar de entidades hayan suscrito un manifiesto, impulsado por la Coordinadora de Asociaciones para la Lengua Catalana, Ciemen o la Plataforma por la Lengua, en contra del uso del castellano en este pregón. Posteriormente, el segundo teniente de alcalde y presidente del grupo municipal del ERC, Jordi Portabella, se encargó de calentar el ambiente al anunciar que no asistiría al pregón. Por educación envió a un concejal de ERC, Pilar Vallugera, que, valga la ironía, demostró tener muy poca educación al no levantarse, como hicieron todos los asistentes, para aplaudir a la pregonera al cierre de su discurso. En el interior del Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, la victoria de Lindo fue por goleada. Arropada por su marido, Antonio Muñoz Molina, y personalidades del mundo cultural catalán como Pere Gimferrer, Adolfo García Ortega, Jorge Herralde, etc. Lindo abrió el pregón agradeciendo la «muestra de hospitalidad» de los barceloneses por dejarle «sentirse como en casa». Luego emprendió un viaje literario a su relación con su Barcelona. Desde su niñez, cuando avistó por primera vez la capital catalana desde el mar, hasta su madurez, cuando Barcelona se convertiría en «la ciudad donde la libertad parece ir unos pasos por delante» y en la que «ya nada, ni la distancia, ni la política, ni las fronteras pueden borrar esta percepción». Su discurso acabó en catalán. Dijo: «Yo también soy barcelonesa». Al acabar, con todo el salón en pie y con una rugiente ovación, Lindo no pudo evitar emocionarse y soltó una gran sonrisa de complicidad, gracia y ternura que conmovió a más de uno.

Elvira Lindo reivindica la Barcelona de la libertad entre protestas por su pregón
ÀLEX GUBERN. BARCELONA. ABC 23 Septiembre 2006

La lectura del pregón de las fiestas de la Mercè de Barcelona fue un exacto reflejo del momento, político y social, que se vive en Cataluña. Mientras una mayoría, tanto dentro del Ayuntamiento como en la plaza Sant Jaume, valoraron el pregón de la escritora Elvira Lindo como lo que fue, una emocionada invitación a la amistad, otra minoría gritó, insultó y, de manera inevitable, acaparó la atención. Una anécdota lamentablemente significativa alentada desde la política, en este caso por parte del grupo municipal de ERC. Mientras Lindo evocaba sus recuerdos de Barcelona -«la ciudad donde la libertad parecía ir unos pasos por delante»-, la intransigencia se personificaba en la figura de la única concejal republicana que asistió al acto, la única que no se levantó a aplaudir las palabras de la pregonera.

Ya antes de que Elvira Lindo, en castellano, leyese su pregón, el ambiente a pie de calle estaba más que cargado. Por un lado, el centenar de entidades que reclamaban un pregón en catalán apenas congregaron a medio centenar de personas que, con paraguas negros, querían simbolizar el luto por lo que uno de sus representantes llegó a definir como «un intento de genocidio» de esta lengua. Al otro lado, un centenar de personas, en este caso convocadas por el partido Ciutadans-Partit de la Ciutadania -con su candidato Albert Rivera al frente-, que acudieron para dar su apoyo a la pregonera con una pancarta con el lema «Todos somos Elvira Lindo». Los Mossos evitaron el enfrentamiento y, aunque no se llegó a los forcejeos, sí hubo insultos. «Bilingüismo es fascismo», gritaban unos. «Libertad, somos catalanes», contestaban los otros. A su lado, turistas, curiosos y los habituales «okupas».

Dentro del edificio consistorial, en el gótico Saló de Cent, donde habitualmente se lee el pregón, la protesta apenas se percibió como un lejano murmullo. Arropada por su marido, Antonio Muñoz Molina, también por Pere Gimferrer, el editor Jorge Herralde o la cantante Marina Rossell, la creadora de Manolito Gafotas leyó lo que en verdad fue una declaración de amor, no sólo a Barcelona, sino a todas las ciudades que acaban dibujando un «mapa íntimo que nada, ni la distancia, ni la política, ni las fronteras pueden ya borrar».

Aplauso reconfortante
Fue un pregón evocador, de formato clásico, pero que las circunstancias dotaron de una segunda lectura que acabó estallando como una severa amonestación a quienes quisieron vetar su presencia. Elvira Lindo los desarmó al reivindicar una fiesta, y también una ciudad, que debe ser para el «paisano y el forastero... un equilibrio que los humanos han acabado siempre encontrando». «El que llega ha de valerse de las armas del camaleón y ser respetuoso con el ambiente, y el que tiene sus raíces aquí hará bien en dejar que se sacudan los cimientos de sus costumbres diarias», insistió Lindo, que acabó en catalán en lo que sonó a reivindicación: «Yo también soy barcelonesa».

Toda la polémica que precedió a su lectura hizo que el aplauso con el que se reconoció el pregón tuviese una sonoridad reconfortante. Después de su lectura, el alcalde, Jordi Hereu, apuntó que del mismo modo que en la fiesta mayor conviven la tradición catalana con representaciones artísticas de todo el mundo, «Barcelona es también así», «construida por gente de aquí, del resto de España y del mundo».

'Todos somos Elvira Lindo'
Agencias Periodista Digital 23 Septiembre 2006

La que le montaron los facinerosos catalanistas a Elvira Lindo ha sido de aupa y la escritora, cuyo único pecado fue leer en castellano el pregón de las fiestas barcelonesas, todavía no sale de su asombro.

[Los de Ciutadans apoyan a Elvira.] Su condición de castellanoparlante, el consiguiente boicot de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) al acto y el posicionamiento de Convergència i Unió en contra de una pregonera no catalana, que intentaba atenuar la críticas diciendo que se sentía "barcelonesa", convirtieron en un tumulto el inicio de las fiestas de la Mercè.

Medio millar de vociferantes nacionalistas hizo acto de presencia para protestar contra la lectura del discurso en castellano. Llegaron en representación del centenar de entidades de la sociedad civil catalana que se adhirieron a la protesta de la Coordinadora de Asociaciones por la Lengua Catalana (CAL) contra la lectura del discurso en castellano.

Sobre las 18.40 horas, cerca de un centenar de miembros de Ciutadans-Partit de la Ciutadania entró en la plaza y desplegó una pancarta en catalán donde se podía leer Elvira Lindo somos todos. Este hecho provocó una lluvia de improperios, insultos y forcejeos por tratar de ocultar la pancarta, por lo que los Mossos d'Esquadra tuvieron que separar a unos y otros.

Tras el tumulto, los manifestantes se dedicaron a acompañar la lectura del pregón con consignas enfrentadas como «No tenemos servicio de traducción», por un lado, y «Libertad» por el otro.

Frente a la algarabía de fuera, dentro, en el Saló de Cent del Ayuntamiento, hubo nervios y emoción contenida de Lindo cuando todo el público -excepto la única regidora de ERC- se puso en pie y le dedicó un largo y cálido aplauso cuando entró y, sobre todo, cuando acabó el pregón. Un sentido pregón cargado de reconocimiento hacia Barcelona -su niñez, la adolescencia marcada por escritores catalanes- en el que Lindo reivindicó que no sólo se es por nacer sino por estar: "A las miradas propias hay que sumar las ajenas".

Ya fuera del Saló de Cent, la escritora reconoció que se había sentido "dolida" por la polémica que su elección ha desatado en Barcelona: "Me han situado en el centro de algo en lo que yo no tengo nada que ver". En parecidos términos se expresó su marido, Antonio Muñoz Molina, que se quedó en Barcelona y canceló un compromiso precisamente para arroparla: "Ella no tiene nada que ver con la utilización política que se ha hecho".

Pepe Rubianes, pregonero en la Barceloneta

Una pena que el verano, con su larga sucesión de fiestas mayores, haya pasado, porque Cataluña parece que ya no está dispuesta a renunciar a la salsa del pregón polémico.

El siguiente en proclamar aquello de «¡viva las fiestas de...!» será el actor Pepe Rubianes, que el martes será el pregonero de las fiestas de la Barceloneta, acompañado en este caso de la actriz Loles León.

A diferencia de Elvira Lindo, la decisión de invitar a Rubianes -previa a la polémica en Madrid- no ha correspondido al Ayuntamiento, sino a la comisión de fiestas.

Rubianes tendrá que sentarse en el banquillo por sus insultos a España
Está pendiente de juicio oral y deberá hacer frente a dos acusaciones, una de ellas de la Fiscalía
C. Morodo La Razón 23 Septiembre 2006

Madrid- El director y actor José Rubianes tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados por culpa de su desahogo en insultos a España durante un programa emitido en la cadena pública de televisión catalana TV3.

Según informaron fuentes jurídicas a este periódico, la evolución del proceso iniciado a raíz de una querella de la Fundación para la Defensa de la Nación Española ha llegado ya al punto en el que se está solamente pendiente de que el juez fije fecha para el juicio oral, en el que Rubianes, por cierto, tendrá que hacer frente no sólo a la acusación particular por parte de la citada asociación, sino también de la Fiscalía.

Sus declaraciones -literalmente, «que se vaya a la mierda la puta España», mandó a los españoles «a tomar por el culo», y dijo que se metieran a «España por el culo para ver si les explotaban los huevos»- llevaron al juez de instrucción de Sant Feliu de Llobregat a atribuirle la condición de imputado por el delito de «incitación al odio» y de «ultrajes a España» -la ley establece una pena de hasta tres años de cárcel-.

La Fiscalía, según las fuentes consultadas, se opuso también al archivo de la causa por entender que había delito, de modo que formulará acusación.

Escrito de acusación
Una vez cerrada la instrucción y abierta la fase de juicio oral, la Fundación para la Defensa de la Nación Española, que preside el parlamentario vasco del PP Santiago Abascal, ya ha registrado su escrito de acusación, en el que reclama una pena de un año de prisión y multa de doce meses por el delito de incitación al odio, sin oponerse a la sustitución de la pena de prisión por «la de trabajos en beneficio de la comunidad orientados a la reparación de la dignidad menoscabada de la Nación española y a combatir públicamente comportamientos de xenofobia o violencia por la pertenencia de la población a la nación llamada España».

Por el delito de ultrajes a España, se solicita la pena de multa de doce meses y, como medida accesoria, la prohibición de acudir a programas de televisión para ser entrevistado en directo.

Los desmedidos insultos de Rubianes contra España saltaron de nuevo al escaparate a raíz de la noticia de que había sido contratado por el Teatro Español, dependiente del Ayuntamiento de Madrid, para representar la obra «Lorca eran todos».
El ruido que acompañó la retirada de la función, subvencionada por el Ayuntamiento de Madrid, se amplificó con la salida a escena de los socialistas catalanes para apoyar al actor frente a una supuesta agresión a la libertad de expresión. Gesto que no tuvieron, con la excepción de Pasqual Maragall, con motivo de los boicots radicales a actos del Partido Popular durante la campaña del referéndum del Estatut.

El líder de Hizbulá amenaza a la misión en Líbano y afirma tener 20.000 misiles
R. N. La Razón 23 Septiembre 2006

Madrid- Mientras que el acoso a las fuerzas españolas desplegadas en Afganistán se recrudece, la situación de la misión en Líbano, la más numerosa en la actualidad, también sufre amenazas.

Concretamente, el líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasán Nasrala, afirmó ayer que ningún ejército del mundo será capaz de desarmar a este grupo. Añadió que sus armas «no son chiíes; son armas libanesas para todos los libaneses: los cristianos, los musulmanes, los drusos, y nunca serán usadas dentro del país».

Nasrala afirmó que la milicia de Hizbulá dispone actualmente de más de 20.000 misiles y «es más fuerte de lo que lo era antes de la guerra contra Israel». También advirtió a Israel de que la paciencia de la resistencia podría acabarse si continúa «violando la frágil tregua». Además, el clérigo adelantó que la milicia no pondrá en libertad a dos soldados israelíes secuestrados si no hay un intercambio con presos libaneses en manos de Israel.

Por otro lado, la bandera de España ondea ya en el cuartel general de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para el Líbano (Finul), situado en la ciudad de Nagoura, según informa Efe.

Durante una ceremonia, que consistió en una sencilla parada militar en el patio de armas de la base, fue izada la enseña nacional, junto a las banderas de los países que componen la misión de Naciones Unidas. Un pelotón de Infantes de Marina se unió a las representaciones militares de todas las naciones con fuerzas destacadas en Líbano para rendir honores a cada una de las banderas desplegadas.

Tras un homenaje a los fallecidos en operaciones de mantenimiento de la paz, el general Pelligrini, jefe del cuartel general de Finul, intervino brevemente para destacar la importancia de la participación militar en las misiones de paz.
Durante el acto fueron soltados globos blancos y azules, y dos palomas blancas como símbolo del= Día Internacional de la Paz.

REPRESALIAS POR LA DIFUSIÓN DEL CAMBIAZO EN EL MUNDO
Interior expedienta a los expertos que apuntaron un vínculo de ETA y el 11-M y cuyo informe fue mutilado
La purga de los expertos policiales que constataron uno de los hipotéticos lazos de ETA y la trama del 11-M ha comenzado, y nadie mejor que ABC para anunciarlo. El diario ofuscado con el éxito de las investigaciones periodísticas ajenas pregona este sábado la represalia de la cúpula policial de confianza del PSOE contra los tres expertos que firmaron el informe que fue manipulado por sus superiores. La cúpula policial del PSOE está decidida a manchar todo lo que pueda la hoja de servicios de estos tres funcionarios, evaluando su reputación científica y su lealtad al cuerpo policial, pero no la falsificación de la que fueron objeto sus conclusiones. El PP ha sostenido este sábado que la manipulación de informes persigue impedir que la investigación judicial avance hacia la verdad. LEA AQUÍ el análisis de Luis del Pino.
Libertad Digital 23 Septiembre 2006

La caza de brujas contra todo vestigio de racionalidad y ética profesional en el interior de la Policía ha dado comienzo. ABC pregona este sábado que "el comisario general de Policía Científica, Miguel Ángel Santano, ha ordenado la apertura de un informe reservado, paso previo a un expediente disciplinario, sobre el caso de tres peritos que en un borrador recogieron la posibilidad de que hubiera vínculos entre dos etarras y un detenido por el 11-M –Hassan el Haski–". Según se desprende de la información facilitada a uno de los diarios de confianza del ministro Pérez Rubalcaba, Interior ha decidido investigar a los profesionales que firmaron el informe, pero no la manipulación de la que fue objeto con el fin de entregárselo al juez debidamente afeitado de las conclusiones que anotaban la evidencia de un posible nexo entre ETA y el 11-M.

Los tres expertos policiales serán investigados no sólo por el acceso de El Mundo al informe falsificado, sino por su competencia científica. La estrategia de Interior va claramente dirigida a minar su reputación a pesar de que, como informó este viernes El Mundo, uno de los tres autores del informe está considerado como "el mejor especialista" en análisis químicos criminalísticos.

"Un comisario principal ha sido designado para instruir esta investigación, que tiene un doble objetivo: determinar la actuación profesional de los tres peritos durante la elaboración del análisis y averiguar quién filtró el borrador, archivado desde marzo de 2005", según adelanta ABC, un diario que se ha significado por defender a ultranza la versión oficial del 11-M, en contra de toda evidencia sobre sus irregularidades.

Santano vuelve a defender, como ya hiciera este jueves ante Iñaki Gabilondo en el canal Cuatro, los "controles de calidad" que, según este comisario, justificaron la mutilación del informe, que él llama "borrador". "Ese borrador se modificó como seguro que en estos momentos se está modificando otro", reveló el jefe policial nombrado por el Gobierno socialista y que preparó en la sede del PSOE, junto a Telesforo Rubio, su comparecencia ante la Comisión parlamentaria del 11-M.

El comisario de Policía Científica llegó a desacreditar las conclusiones de los tres expertos ahora purgados, con el argumento de que no existe "ninguna referencia en la literatura científica universal" sobre el uso del ácido bórico para la fabricación de explosivos. Lo cierto, sin embargo, es que sí hay referencias, como lo demuestran las conclusiones de un estudio elaborado a principios de los años 80 por la universidad californiana de El Álamo.

«Eu quero ser espanhol»
El 28% de los portugueses aceptaría unirse a España en un Estado Ibérico, según un sondeo - Las relaciones son ahora mejores que nunca
Cristina Garrido La Razón 23 Septiembre 2006

Madrid- La eterna utopía sobre una posible «unión ibérica» vuelve a ser actualidad. Esta vez ha sido un medio de comunicación luso el que ha resucitado la controvertida idea. El diario «O Sol» publicará hoy en sus páginas una encuesta que revela que el 28% de los portugueses aceptaría que la Península fuera un sólo país. La polémica está servida. Esta cifra se queda pequeña cuando nos referimos al 97% de encuestados que consideró que Portugal se desarrollaría más si se une a España.

«España ya no asusta, en cierta forma es cada vez más tentadora». De este modo Carlos Reis, catedrático de la Universidad de Coimbra y reconocido hispanista, explicaba en declaraciones a LA RAZÓN cómo desde el país vecino se ve a España como un ejemplo de desarrollo económico y político. «La imagen que de España se tiene en Portugal es ahora diferente: menos agresiva, menos ‘invasora’ y ciertamente más moderna», aclaró.

«Tras siglos en los que la percepción negativa era recíproca, españoles y portugueses hemos llegado a conocernos y a aceptarnos». Así lo creen en la Fundación Rei Afonso Henrique, cuyo cometido es mantener activas las relaciones económicas, sociales y culturales entre España y Portugal. Lo que sí es cierto que los lusos «tienen una visión más positiva y muestran un mayor interés por nosotros», aclara José Luis González Prada, secretario general de la Fundación. En este sentido, un 68% de los portugueses encuestados opina que, en el supuesto de unidad de ambas naciones, recibiría un trato de igualdad, frente a un 24% que cree que serían discriminados por la población española.

Unión utópica
Por su parte, José Antonio Silva e Sousa, vicepresidente de la Fundación Luso Española en Portugal, declaró a LA RAZÓN que los resultados de este sondeo se diluyen en la práctica, puesto que «ambos Estados pertenecen a un ente mayor que es la Unión Europea». «Lo que sí es cierto es que Portugal ve España como el mercado más fácil para su internacionalización», apuntó. En este sentido, Sousa quiso recalcar el potencial que supone el conjunto hispano- luso «a la hora de penetrar en mercados de lengua portuguesa y española, en países sudamericanos y africanos».

La mayor traba, en su opinión, en la integración hispano-portuguesa es que el avance económico no es parejo con el esfuerzo cultural. «Las relaciones entre ambos países deberían ser más activas en ámbitos como la lengua. En Portugal existe mayor interés por aprender el castellano que en España el portugués», subraya.

González Prada también ve utópica una posible fusión entre Estados. «Sobre todo porque el sentimiento nacionalista en Portugal es muy acusado, me atrevería a decir que mucho más que el que tenemos los españoles. No creo que las pretensiones económicas pudieran diluir ese sentimiento nacionalista portugués», concluyó.

Tanto Reis como Sousa coinciden en que los desplazamientos de compatriotas entre ambos Estados ha favorecido un mejor conocimiento de nuestras culturas. Reis, además, opina que la eliminación de fronteras y la utilización de una misma moneda ha favorecido la conjunción ibérica. «Este es un ejemplo de cómo se ha materializado el discurso de integración europea», explica el experto hispanista.

El director de «O Sol», José Antonio Saraiva, explicó a Efe que el sondeo se realizó entre mil personas una base que consideran representativa para la población portuguesa de 10 millones de habitantes. Otro dato curioso que se desprende del estudio es que, en caso de fusión entre estados, la capitalidad estaría muy reñida. El 41% de los encuestados votaría Lisboa frente a un 42% que escoge Madrid. Ante la misma circunstancia, el 64% optaría por la República como sistema político del nuevo «macro estado ibérico», pero si valorar monarcas se trata, el 53% de los encuestados diría sí al rey Juan Carlos.

La conclusión a la que llegan los expertos consultados por este periódico es que España se ha convertido en muchos aspectos en un modelo a seguir para Portugal. No es de extrañar por tanto que nuestros vecinos vean España como el mejor aliado para potenciar el desarrollo económico del país, así como su proyección internacional. La pregunta es ¿lo vemos igual los españoles?

Martin Amis cree que «somos testigos de la agonía del imperio del islam»
ISABEL JIMENO. SEGOVIA. ABC 23 Septiembre 2006

Íntima. De tú a tú, informal, pero con mucho fondo y bajo la atenta mirada de un público que llenó el teatro Juan Bravo. Así fue la conversación entre el escritor británico Martin Amis y Carmen Posadas, con quien repasó el proceso creativo de su último libro y los motivos de inspiración de su próxima obra, que, confesó, «he robado de un filósofo ruso». Amis disertó, sobre todo, acerca del islam y del trabajo literario que finalmente descartó publicar «no por miedo», sino porque «me he sentido muy crítico» con una religión que «condiciona todos los aspectos de la vida, los pretende modelar». «Somos testigos de una agonía del imperio del islam -apuntó el escritor británico-. Es inconcebible que podamos perder esta guerra al final. Esa idea de que nos vamos a convertir todos al islam o nos van a ejecutar es una locura», añadió Martin Amis, quien insistió en su fracaso y el «aburrimiento» que puede provocar el terror.

Aun así reconoció que «cualquier esperanza de que el islam pueda modernizarse es muy lejana», pese a que se encuentra en «una encrucijada: a la izquierda, la modernización, y a la derecha, el pasado, más islam». Un futuro que, para Martín Amis, pasa por dejar un hueco y protagonismo a las mujeres. «Durante mucho tiempo se ha pensado que las mujeres son muy buenas, y esta es la clave para la modernización del islam». Carmen Posadas aprovechó la aparición de la mujer en la conversación para saber si Amis considera que existe una literatura femenina y otra masculina. Lejos de caer en tópicos, el escritor no dudó en señalar que «sí hay una diferencia», basada sobre todo en los sentimientos, más cercanos en el proceso creativo de la mujer, mientras que «al hombre le horripilan. No es de machos hablar de sentimientos».

«La poesía se está muriendo»
Tampoco dudó Martin Amis al aseverar que la poesía «se está muriendo porque la historia se ha acelerado, no sólo después del 11-S, sino después de la Segunda Guerra Mundial. Queremos el instante, pero un poema no avanza en el tiempo, sino lo que hace es detener el reloj, el tiempo se para».

Temeroso no de repetir los mismos temas en sus novelas, pero sí de «volver a escribir las mismas palabras», desveló que en el proceso creativo de un escritor, una labor «mucho más física de lo que imagina la gente, dependemos muchísimo de que nuestro subconsciente haga todo el trabajo».

Del cuento a la novela, pasando por las nuevas experimentaciones creativas del blog, las historias de un corresponsal en el extranjero o la situación actual de la literatura en Latinoamérica. Hay Festival Segovia ofrecerá hoy la posibilidad de acercarse un poco más a conocer estas realidades, sin olvidarse de otras citas ineludibles como la del historiador británico Eric Hobsbawn, y su visión de la Guerra Civil española, y la de Doris Lessing.

LAS INSTALACIONES SUFREN DAÑOS MATERIALES
Atacan un juzgado de paz en Vizcaya y una sede de Onda Cero en Pamplona en actos de 'kale borroka'
Lanzaron contra las instalaciones, en Vizcaya y Pamplona respectivamente, artefactos incendiarios
También ha quedado destruido un cajero de Caja Navarra
El PSE advierte que esta violencia 'hace incompatible' poner en marcha una de mesa de partidos
El PP dice que ETA está 'indicando al PSOE cuál es la única dirección'
EFE elmundo.es  23 Septiembre 2006

BILBAO.- El País Vasco ha registrado durante esta noche nuevos episodios de violencia callejera. Dos de los últimos blancos de la 'kale borroka' han sido la sede de Onda Cero en Pamplona y un juzgado de Vizcaya, que fueron atacadas con cócteles molotov. No hubo víctimas pero sí daños materiales. También ha quedado destruido un cajero de Caja Navarra (CAN).

Según informa la Delegación del Gobierno en Navarra, la sede de la emisora Onda Cero, situada en la calle de Cortes de Navarra, la cual se encontraba cerrada, fue atacada sobre las 23.30 horas de ayer por un grupo de jóvenes procedentes del Casco Viejo de Pamplona.

Al parecer, los jóvenes rompieron con piedras los cristales de la oficina, lo que provocó desperfectos en el interior de la misma así como en un coche aparcado, que resultó con daños superficiales.

Por otra parte, sobre las 02.00 horas, un cajero automático de Caja Navarra, situado en la calle de Monasterio de la Oliva número 62, fue atacado con dos artefactos, uno de los cuales llegó a explosionar causando daños "relevantes".No obstante, según las mismas fuentes, pese a los daños ocasionados, el cajero podrá ser rehabilitado.

Según las primeras impresiones de la Policía Nacional, encargada de realizar la investigación de los hechos, los artefactos incendiarios utilizados en los dos ataques podrían tratarse de los denominados cócteles molotov.

Ataque a un juzgado en Vizcaya
Sobre la misma hora, otro grupo de radicales atacó el juzgado de paz de la localidad vizcaína de Markina, en cuyo interior causó diversos daños, según informaron fuentes del Departamento vasco de Interior.

Los hechos ocurrieron sobre las 2.05 horas, cuando los violentos lanzaron tres artefactos incendiarios contra el juzgado, ubicado en la calle Zear Kalea del municipio.

El ataque no causó daños personales, pero sí materiales en el interior del inmueble, concretamente en la entrada del juzgado, así como en puertas y cristales.

El fuego, que tuvo que ser sofocado por efectivos del cuerpo de Bomberos, también provocó el ennegrecimiento del conjunto de plantas del edificio.

Horas antes, varios encapuchados cruzaron varios contenedores en la calle de Ribera de Bilbao para posteriormente prenderles fuego, según informaron fuentes de la Ertzaintza.

Los hechos ocurrieron a las 21.50 horas de la noche cuando un grupo de encapuchados incendió varios contenedores, tras lo cual se dio a la fuga.

Una "mala noticia"
El portavoz del grupo parlamentario socialista, Diego López Garrido, ha señalado que en Euskadi "sobra la 'kale borroka' y falta que Batasuna la condene", al tiempo que ha condenado los últimos casos de violencia callejera registrados en el País Vasco y Navarra.

López Garrido ha lamentado que mientras la izquierda abertzale denuncia que no se avanza en el proceso de paz, sus líderes no condenan estos actos y todo tipo de violencia. En su opinión, los que realizan estos actos "no colaboran en el proceso de paz, sino todo lo contrario, ya que lo dificultan y lo impiden", agregó.

Estos nuevos incidentes se producen en medio de una cadena de ataques de violencia callejera en el País Vasco. Precisamente ayer, ante estos episodios de 'kale borroka', el secretario general del PSE-EE, Patxi López, advirtió que no habrá "avances ni acuerdos" en el proceso de paz mientras aquellos persistan.

El portavoz parlamentario de este partido, José Antonio Pastor, ha insistido hoy en que la violencia callejera o cualquier expresión de violencia "hace incompatible" que se pueda poner en marcha en Euskadi una mesa de partidos políticos.

Por su parte, el PP del País Vasco ha advertido que los ataques irán en aumento "en la medida que ETA-Batasuna perciba que han sido aceptados por el Gobierno Zapatero como elemento de presión política".

El secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, opinó que ETA está utilizando la violencia callejera para "indicarle al PSOE cuál es la única dirección que cabe en el proceso de negociación abierto".

A su juicio, "no es aventurado pensar que estos ataques se incrementarán cuando ETA-Batasuna considere que la actuación del Ejecutivo no es la correcta para sus propios intereses políticos".

Para Barrio, "la única opción" que tiene el Gobierno para frenar el rebrote de la violencia callejera es "romper de forma definitiva el proceso de rendición ante ETA en el que solito nos ha metido y recuperar la senda del consenso político en la lucha antiterrorista".

MAÑANA ESPAÑA Y LIBERTAD DENUNCIARA A LOS PRESUNTOS RESPONSABLES DE LA FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTOS SOBRE 11M
Nota de prensa España y Libertad 23 Septiembre 2006

presentara denuncia penal contra D. Francisco Ramírez, jefe del Servicio Central de Análisis Científico de la Policía Científica D. Ángel Santano, comisario jefe de la Policía Científica, D. José Andradas Heranz, jefe de la Unidad Central de Analítica de la Policía Científica y D. Telesforo Rubio, comisario jefe de la Comisaría General de Información, y cualesquiera otros funcionarios o autoridades responsables de los hechos denunciados, por un presunto delito de falsedad en documento oficial, infidelidad en la custodia de documentos y falso testimonio.

Bilbao, 21 de septiembre de 2006.- En el marco del sumario en el que la Audiencia Nacional investiga los atentados del día 11 de marzo de 2004 que costaron la vida a 192 personas, según informa el diario El Mundo, por parte de la policía se remitió el 29 de marzo de 2005 un informe con numero de referencia 48-Q3-05– en el que se hacía constar una serie de datos relativos al sospechoso Hasan Haski. Dicho informe entregado a la autoridad judicial competente, sin embargo no coincidiría con el original, ya que habría sido manipulado con el objeto de omitir determinados datos relevantes para la investigación, sustrayéndolos a la valoración judicial del instructor.

Según España y Libertad, los hechos denunciados podrían ser constitutivos de un delito de falsedad en documento oficial previsto y penado en el artículo 390 del Código Penal: “Será castigado con las penas de prisión de tres a seis años, multa de seis a veinticuatro meses e inhabilitación especial por tiempo de dos a seis años, la autoridad o funcionario público que, en el ejercicio de sus funciones, cometa falsedad: Alterando un documento en alguno de sus elementos o requisitos de carácter esencial”.

Evidentemente al documento entregado al Juez Instructor difiere sustancialmente del original, al haberse omitido datos que pudieran ser relevantes para la investigación, incluidas las conclusiones de los peritos intervinieres. La valoración de dicha relevancia corresponde legalmente al Juez Instructor y en modo alguno a los agentes policiales ni a sus superiores, que no pueden a su antojo eliminar elementos probatorios o indiciarios de los atestados e informes oficiales que elaboran.

Igualmente los hechos denunciados pudieran ser constitutivos subsidiariamente de un delito de infidelidad en la custodia de documentos, previsto y penado en el art. 413 del C.P. “La autoridad o funcionario público que, a sabiendas, sustrajere, destruyere que los denunciados habrían ocultado a sabiendas al Juez Instructor parcialmente el contenido del informe original que nunca llego a sus manos.

Por último, teniendo en cuenta que los atestados policiales tienen el valor de testimonio y el informe manipulado constituye un dictamen pericial, D. Francisco Ramírez, habría cometido en todo caso un delito de falso testimonio previsto y penado en el art. 460 del C.P.con la pena de multa de seis a doce meses y, en su caso, de suspensión de empleo o cargo público, profesión u oficio, de seis meses a tres años.

Por último, España y Libertad pide que tras practicar las investigaciones precisas se proceda a instar la incoación de las correspondientes Diligencias Previas

Más información: Yolanda Morín, Coordinadora General, 902.445.450,  GSM: 678 61 61 77
info@e-libertad.es, http://www.e-libertad.es

Comunicado nº 5
Oposición Antinacionalista  23 Septiembre 2006

-A las organizaciones y componentes del movimiento antinacionalista- -Por la libertad-

Vemos con satisfacción que siguen surgiendo artículos y opiniones que avalan las que nosotros sostenemos desde hace tiempo.

Ya se dice públicamente en los medios del movimiento antinacionalista (y en los otros) que los nacionalismos disolventes que padecemos se basan en el simple antiespañolismo.

Hace apenas dos años ni se habría admitido decir “disolventes” o “padecemos”. Y pronto se aceptará que la imparable expansión de nuestros medios de expresión y organización, si bien aún dispersos, constituyen y deben constituir un movimiento, más allá de la diversidad de los puntos de partida de cada cual.

También ahora ya puede decirse que los nacionalismos no pretenden “extender” la democracia sino políticas de privilegios y dominio totalitario.

Incluso se empieza a criticar abiertamente el Estado de las Autonomías como caldo de cultivo del saqueo nacionalista y localista y como aberración económica.

Ha sido una travesía del desierto para quienes llevamos efectuando estas críticas en solitario desde hace años. Por ello, queremos instar a todos a abandonar los prejuicios y suspicacias y avanzar hacia la necesaria unidad, unidad, unidad.

O.A. www.nucleosoa.org, oa@nucleosoa.org

Cuando los niños españoles son 'malos' y 'represores'
Agencias Periodista Digital 23 Septiembre 2006

El anuncio, destinado a promocionar en televisión la selección catalana de fútbol, presenta a un niño vestido con la camiseta de la selección española como malvado y represor. Es tan burdo que hasta Josep María Carbonell, presidente del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), opina que ofrece "serias dudas" sobre su legalidad y no debería emitirse.

[Fotogramas del vídeo.] En cualquier caso, se emitirá, aplaudido por CíU, PSC, ERC y IU.

El popular Josep Piqué ha tildado el hecho de "disparate" y ha subrayado que -para colmo- el anunciante, "ha recibido subvenciones de la Generalitat":

"Hay gente que constantemente está dedicada a aumentar el grado de alejamiento entre los ciudadanos de Cataluña y los de España. El anuncio un efecto muy pernicioso, ya que crea una confrontación interna entre ciudadanos de Cataluña, porque un gran número de ellos siente las selecciones españolas como propias".

El responsable del tinglado y presidente de la Plataforma Pro Selecciones Deportivas Catalanas, Xavier Vinyals, se declara "molesto" por las manifestaciones del portavoz de Deportes del PP en el Congreso, Francisco Antonio González, quien calificó la publicidad del encuentro de fútbol del próximo 8 de octubre de "xenófoba" y "repugnante":

"Este anuncio no está hecho con voluntad de ofender a nadie ni de generar confrontaciones; se trata de transmitir una realidad como es la de que las federaciones catalanas no pueden avanzar en el ámbito internacional porque otras, las españolas, se lo impiden".

El anuncio televisivo muestra un partido de fútbol entre niños y niñas vestidos con camisetas de diferentes selecciones. Un niño que lleva la camiseta oficial de la selección catalana se acerca al grupo y pide participar en el juego, pero otro que lleva una camiseta roja, como la selección española aunque sin escudo, se lo prohíbe.

El niño protagonista se quita la camiseta y entra en el terreno de juego y, en ese momento, otros niños que también están jugando se quitan sus camisetas como muestra de solidaridad. El anuncio ofrece después la imagen del pecho del niño junto al lema 'Una nació', para reflejar que "la nación se lleva en el corazón", explicó Vinyals.

La imagen final muestra al niño vestido con la camiseta de la selección catalana. El lema de la campaña es que 'Juntos la podremos acabar llevando' y trata de difundir el mensaje de que con la colaboración "de todos, los deportistas catalanes, tarde o temprano", podrán llevarla y representar a Catalunya en torneos oficiales.

Xavier Vinyals justifica la aparición de niños en un mero recurso habitual en la publicidad y alega en que es "únicamente una ficción".

El presidente del CAC, Josep Maria Carbonell, ha opinado que el anuncio publicitario ofrece "serias dudas" sobre su legalidad porque su contenido es "esencialmente" político, "y la normativa vigente prohíbe la publicidad con contenido esencialmente político". Ello no obstante, y según han precisado fuentes del CAC -el organismo que vela por la ética en los contenidos de los medios audiovisuales catalanes-, el Consejo "nunca actúa con carácter previo a la emisión de un contenido, porque podría entenderse como censura previa, a excepción de la publicidad institucional".

Una vez emitido, el CAC actuará con este anuncio como lo hace con todos, han añadido, si bien el hecho de que ya hayan recibido dos denuncias contra él provocará que sea analizado de inmediato y se adopten las medidas que colegiadamente decida.

LA INTERPRETACIÓN DE CIU
De aurora boreal es la interpretación que realiza CiU, cuyo secretario general, Josep Antoni Duran Lleida, ha indicado que "lo único que puede ser cuestionable" del anuncio "es quizá la utilización de niños en las imágenes, aunque "y hay una autoridad, el CAC, que es la que en todo caso debe pronunciarse".

"A veces desde aquí no acabamos de hacer suficientemente bien las cosas", ha añadido, pero "con el fondo político" del anuncio "se puede estar o no de acuerdo, pero no es cuestionable".

En el mismo sentido, el portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, ha pedido a los nacionalistas catalanes que "no caigan en las provocaciones de los defensores de la españolización" y ha dicho que las reacciones suscitadas por el anuncio se deben a que "aprovechan cualquier excusa para crear polémica".

LOS ENIGMAS DEL 11-M. CAPÍTULO 28
Los listados telefónicos muestran la relación de Rafá Zouhier con la mochila de Vallecas
Hasta ahora, ninguna de las numerosas declaraciones de Rafá Zouhier ha contribuido a esclarecer la autoría del 11-M. Siempre se ha exhibido como un atareado confidente de la Guardia Civil que no hizo sino alertar a sus controladores de lo que se avecinaba. Pero lo cierto es que gran parte de la versión oficial sobre la masacre está escrita gracias a sus aportaciones. Ahora sabemos, por los listados telefónicos que figuran en el sumario, que uno de los teléfonos con los que Rafá se comunicaba salió del mismo lote del que apareció conectado a una bomba en la famosa mochila de Vallecas. También sabemos, por esos listados, que Zouhier no dijo la verdad sobre sus contactos con El Chino.
Luis del Pino Libertad Digital 23 Septiembre 2006

Rafá Zouhier es un personaje enormemente peculiar dentro del 11-M. En teoría, Zouhier es el nexo de unión entre la trama asturiana y el grupo de Jamal Ahmidan, pero todo lo que rodea a la figura de Zouhier ha estado desde el principio envuelto en la polémica.

Para empezar, su aparición en escena: este marroquí entra en la instrucción del 11-M como consecuencia de un hecho inexplicable, de una más de esas "casualidades" que trufan toda la investigación. Como recordarán los lectores de "Los enigmas del 11-M", los teléfonos de dos de los implicados en el 11-M (El Chino y Otman El Gnaoui) estaban intervenidos antes del 11-M pero, casualmente, al día siguiente de los atentados la Policía solicita que se cancelen las intervenciones de esos dos personajes y que se intervenga, en su lugar, el teléfono de Rafá Zouhier.

Gracias a esa intervención telefónica, se capta una conversación el día 16 de marzo entre Rafá Zouhier y el agente "Víctor" de la Unidad Central Operativa(UCO) de la Guardia Civil. Esa conversación, que fue publicada en los medios de comunicación y que, releída hoy, apesta a conversación preparada, nos permitió enterarnos de muchas cosas:
de que Rafá Zouhier era confidente de la UCO
de que había un narcotraficante que vivía por Vallecas (El Chino) y que se dedicaba a algún tipo de negocios por el País Vasco
de que ese misterioso narcotraficante podía tener algo que ver con la masacre del 11-M
y de que había unos asturianos mezclados en todo el tema y que algo tenían que ver con Jamal Ahmidan.
Rafá Zouhier juega un papel fundamental en todo el montaje de la versión oficial. Son sus declaraciones las que hacen que se atribuya (falsamente) el apodo de El Chino a Jamal Ahmidan. Es su aparición en escena (junto con la de Trashorras) la que presta credibilidad a toda la trama asturiana, haciendo que los ojos de la opinión pública se volvieran hacia Avilés y se alejaran así de Madrid. Son sus relaciones con la UCO las que hicieron que la atención se centrara en la Guardia Civil, dejando así de lado el comportamiento de la Policía.

Después, la figura de Zouhier fue clave para entretener a los medios y al juez con historias donde las mentiras se mezclaban con las medias verdades y el resultado era únicamente ruido. El sumario del 11-M contiene docenas de cartas enviadas al juez por Zouhier, en las que éste repite siempre las mismas ideas: "yo avisé", "no me hicieron caso", "soy un leal colaborador de la Guardia Civil". Pero lo cierto es que Zouhier ha ido cambiando sus declaraciones con el tiempo, sin jamás llegar a explicar claramente de qué, cómo y cuándo avisó, y sin llegar jamás a arrojar luz sobre nada.

Si a esto le sumamos los episodios teatrales, la confusión es absoluta: las teatrales denuncias de Zouhier sobre presiones en la cárcel por parte de la UCO; las no menos teatrales declaraciones de los mandos de la UCO en la Comisión 11-M, con aparentes amenazas a Zouhier; la denuncia de un preso de que Zouhier va por la cárcel presumiendo de que le han prometido cobrar 60.000 euros por comerse el marrón; la denuncia de Zouhier sobre las presiones policiales a algunos imputados para que le impliquen en la trama... Analizando el papel de Zouhier, uno no puede evitar acordarse de la canción de Joaquín Sabina: ruido mentiroso, ruido entrometido, ruido escandaloso, silencioso ruido, ...

El silencioso ruido
Porque lo gracioso de todo ese ruido es el silencio que queda al final. Nada emerge de toda esa confusión: ni las declaraciones de Zouhier han servido para aclarar la trama del 11-M, ni nos hemos podido hacer una idea de cuál es el papel en la trama del propio Zouhier.

Zouhier ha mantenido siempre en sus declaraciones que su relación con Jamal Ahmidan y su grupo de islamistas era escasa, que él sólo tenía relación con los asturianos (concretamente con Antonio Toro) y que él avisó de todo lo que estaba sucediendo. Y lo curioso es que las investigaciones de la Policía (a pesar de todo ese teatro sobre el pobre confidente a quien machacan por denunciar que él había avisado de lo que se estaba preparando) han ido dirigidas a corroborar la versión de Zouhier. Hasta tal punto, que dos años y medio después de los atentados el juez sigue sin saber qué papel jugó este marroquí. Basta con leer las imputaciones contra Zouhier que se detallan en el Auto de Conclusión del sumario: mientras que a otros imputados se les achacan conductas concretas y se especifica su posible participación en la trama, de Zouhier apenas se esbozan unos raquíticos párrafos que, si uno los analiza, lo único que dicen es que no se sabe qué es lo que ha hecho Zouhier, pero que su conducta resulta sospechosa. Nada, en definitiva, por lo que este confidente pudiera llegar a ser condenado en un juicio. La Policía llega incluso a decir en el Auto de Procesamiento (folio 901), que al analizar los listados de llamadas telefónicas de Zouhier no constan contactos telefónicos entre él y Jamal Ahmidan. Y, sin embargo, ...

Los contactos con Jamal
La realidad es bien distinta a como la pinta la Policía en los estudios sobre contactos telefónicos enviados al juez. Los listados originales de llamadas aportados por las operadoras revelan que Zouhier contactó en determinadas fechas clave con tres de los teléfonos usados por Jamal Ahmidan: el 656619534, el 666877592 y el 656722489. Quédese el lector con el último de estos tres teléfonos, porque tiene una importancia fundamental, como luego explicaremos.

Desde diciembre de 2003 a marzo de 2004, hay un total de 25 contactos entre el teléfono de Rafá Zouhier y esos tres teléfonos que la propia Policía atribuye a Jamal Ahmidan. ¿Cómo es posible, entonces, que la Policía le diga al juez que no le consta ningún contacto?

Como parece que viene siendo costumbre, fue la Guardia Civil quien llamó la atención del juez sobre la existencia de esos contactos y sobre la importancia de algunos de los mismos (dadas las fechas en que se producen). En concreto, la Guardia Civil envió un informe al juez Del Olmo el 14 de febrero de 2006 en que se analizan exhaustivamente los listados de llamadas de Rafá Zouhier y se detallan las comunicaciones mantenidas con el agente "Víctor" y con diversos implicados en el 11-M, incluido Jamal Ahmidan.

El informe de la Guardia Civil pone de manifiesto no sólo la existencia de contactos directos con esos tres teléfonos de Jamal Ahmidan, sino también que existen 13 teléfonos que figuran como contactos comunes de Jamal Ahmidan y Zouhier, es decir, 13 teléfonos con los que Jamal Ahmidan mantuvo contactos y con los que contactó también Zouhier.

La existencia de esos contactos no sólo demuestra, una vez más, que la Policía no ha dicho la verdad al juez Del Olmo, sino también que Zouhier ha podido mentir al presentar su relación con Jamal Ahmidan como algo tangencial o poco importante.

Las fechas de contacto
Pero lo verdaderamente importante de los contactos de Zouhier y Jamal Ahmidan son, como vamos a ver, otras dos cosas. En primer lugar, las fechas de esos contactos, especialmente las relativas al tercero de los teléfonos que hemos mencionado anteriormente.

Con el teléfono 656619534 se producen un total de tres contactos, todos ellos durante el mes de diciembre de 2003. Con el teléfono 666877592 se realizan cinco contactos, todos ellos entre los días 15 y 16 de enero de 2004. Y con el teléfono 656722489 (que es el verdaderamente crucial), se producen las llamadas siguientes:
tres llamadas el 27 de febrero de 2004
una llamada el 28 de febrero, de madrugada
cuatro llamadas el 6 de marzo
una llamada el 7 de marzo
una llamada el 8 de marzo
dos llamadas el 9 de marzo
tres llamadas el 10 de marzo, la última a las 20:50
dos llamadas el 11 de marzo, ambas a última hora de la tarde
Todas ellas son llamadas de Jamal Ahmidan a Zouhier. Es decir, Jamal Ahmidan contacta con Rafá Zouhier en cuatro ocasiones justo antes del episodio de transporte de los explosivos, vuelve a contactar con él en 11 ocasiones más en los cinco días inmediatamente anteriores a la masacre y contacta, de nuevo, por dos veces la misma tarde de los atentados. ¿De qué hablaron en esas conversaciones?

Posteriormente, los días 17 y 18 de marzo de 2004 (¿probablemente por indicación de la Policía o de sus controladores de la UCO?), Zouhier llama en dos ocasiones a ese teléfono de Jamal Ahmidan, sin conseguir comunicar.

¿De verdad que Zouhier no tenía ninguna relación con Jamal Ahmidan? Si hemos de creer a la Policía, que es quien atribuye ese teléfono a Jamal Ahmidan, parece estar claro que Rafá Zouhier está mintiendo, puesto que los contactos son numerosos, especialmente antes del atentado.

Pero no es esto, tampoco, lo más importante.

La mochila de Vallecas
Lo más importante de estos contactos, lo que verdaderamente muestra que el papel de Rafá Zouhier puede ser mucho más complejo de lo que nos creíamos, es que ese teléfono 656722489 resulta ser uno de los teléfonos del lote de 200 que, comercializado a través de las empresas Interdist Móvil y Sindhu Enterprise, terminó llegando (supuestamente) al locutorio de Lavapiés donde (supuestamente) se compraron también los teléfonos de la mochila de Vallecas.

Ese teléfono es atribuido por la Policía a Jamal Ahmidan, pero lo cierto es que ese teléfono tan sólo se utilizó para efectuar llamadas a Rafá Zouhier. En otros casos, la Policía ha podido atribuir un determinado teléfono a un cierto imputado analizando el conjunto de las llamadas: si se detecta, por ejemplo, un gran número de llamadas a la mujer, a la madre y a los hermanos de Fulanito Pérez, pero no hay ninguna llamada al propio Fulanito Pérez, se puede deducir que es Fulanito Pérez el que ha estado usando ese teléfono. Pero en este caso, donde el teléfono sólo se utilizó para comunicarse con Rafá Zouhier, ¿cómo supo la Policía que pertenecía a Jamal Ahmidan?

La única forma en que pueden haberlo sabido es porque así lo confesara a la Policía el propio Zouhier ("El que me llamaba a través de ese teléfono era Jamal Ahmidan"). Pero, si Zouhier declaró eso, ¿por qué la Policía le dice al juez que no le constaban contactos entre Ahmidan y Zouhier? ¿Mentían de manera consciente?

Y esto nos lleva a otra pregunta aún más importante: si fue Zouhier quien declaró que ese teléfono pertenecía a Jamal Ahmidan, ¿cómo podemos estar seguros de que en efecto sea así? ¿Cómo podemos estar seguros de que está diciendo la verdad, teniendo en cuenta la cantidad de ruido que ha introducido en el sumario? Podría ser que, en realidad, ese teléfono perteneciera a cualquier otra persona implicada en la trama. Y que Zouhier (por voluntad propia o ajena) declarara que el usuario era Jamal Ahmidan para tapar a esa otra persona.

Porque lo fundamental no es si el usuario era Jamal Ahmidan o no, sino que ese teléfono está directamente conectado con el de la mochila de Vallecas. Lo que implica que existe alguna relación anterior al 11-M entre Zouhier y quienes fabricaron esa mochila número 13. Lo que a su vez implica que Zouhier podría decirnos mucho de los preparativos que condujeron, si no a la masacre, sí por lo menos a las cortinas de humo posteriores.

Colofón
A lo largo de estos dos años y medio, Zouhier ha estado repitiendo una y otra vez, para todo aquél que le quisiera escuchar, que él no es un terrorista, sino un confidente de nuestras fuerzas policiales. Y que él no tiene nada que ver con el atentado. Y que él, como buen confidente, avisaba de todo a sus controladores.

Con los últimos informes de la Guardia Civil, está claro que su nivel de implicación en la trama del 11-M sube de grado, complicando su horizonte judicial. Los listados de llamadas prueban una relación directa de Zouhier con el lote de teléfonos de la mochila de Vallecas, así que quizá Zouhier no vaya a tener muchas más oportunidades de demostrar cuánto había de verdad en sus proclamas de inocencia. La cuestión es muy sencilla y Zouhier debería poder aclararla en un minuto: ¿quién llamaba a Zouhier desde ese teléfono relacionado con el de la mochila de Vallecas? Si verdaderamente era Jamal Ahmidan, como dice la Policía, Zouhier tiene un problema.

LOS ENIGMAS DEL 11-M. CAPÍTULO 29
Los datos del sumario confirman que el Skoda de Alcalá era una prueba falsa
La importancia del Skoda Fabia en la investigación del 11-M llegó tras la exclusiva de Fernando Múgica en El Mundo. Si la noticia de que el coche había sido localizado por la Policía mucho antes de la masacre ya era importante, los movimientos que desencadenó lo fueron aún más. Por ejemplo, que el providencial Skoda repleto de pruebas tenía una amplia ficha policial –multas, atracos, huidas– que difícilmente lo hacía atractivo para unos terroristas. Y sin cambiar de matrícula. La marejada judicial que provocó aquel trabajo periodístico dejó huella en el sumario. Al seguirla queda claro que estamos ante otra prueba falsa. Pero la historia completa no se comprendería sin la aparición de dos personajes: un enigmático chileno y el argelino Allekema Lamari.
Luis del Pino Libertad Digital 23 Septiembre 2006

En marzo de este año, a punto de cumplirse el segundo aniversario de la masacre de los trenes, Fernando Múgica desvelaba en El Mundo que el coche Skoda Fabia milagrosamente aparecido en Alcalá tres meses después del atentado había sido en realidad localizado por la Policía mucho antes del 11-M. El coche había estado tranquilamente aparcado en la Avda. de Bruselas en noviembre de 2003 y, en ese lugar, se le impusieron diversas multas por estacionamiento indebido.

Un portero de la zona le hizo un comentario sobre el coche a un policía conocido suyo, que trabajaba en labores de escolta de un juez que vive en las proximidades. Juntos, el portero y el policía examinaron el coche por fuera y miraron por las ventanillas, a ver si veían algo raro. Después, el policía le dijo al portero que, en efecto, aquel Skoda Fabia figuraba como robado. Nadie dio aviso a la empresa Hertz (la propietaria del Skoda) de que el coche había aparecido. Poco después, el coche desaparecía de allí, para aparecer el 13 de junio de 2004 en Alcalá de Henares, cargado de pistas que apuntaban a terroristas islámicos.

Las conclusiones del artículo de Múgica resultan obvias para cualquiera: ese Skoda Fabia fue retirado de la Avda. de Bruselas por alguien vinculado a los servicios del Estado. Y fue alguien vinculado a los servicios del Estado quien lo depositó en Alcalá.

EL DESMENTIDO
Ante las revelaciones de El Mundo, la Dirección General de la Policía emitió una nota en la que afirmaba que el Cuerpo Nacional de Policía no tuvo conocimiento alguno de la existencia del coche Skoda Fabia hasta el 13 de junio de 2004 y que en el sumario constaba la identidad completa del autor del robo del Skoda, así como la posterior venta del coche que realizó a Serhane Ben Abdelmajid El Tunecino, a finales de noviembre.

Básicamente, lo que la Policía hacía en esa nota era salir al paso de las revelaciones remitiendo a la historia que le habían contado al juez Del Olmo: que ese coche de alquiler había sido robado en septiembre de 2003 por un chileno, el cual lo había vendido en noviembre a El Tunecino, uno de los suicidas de Leganés.

La historia del Skoda es todo un ejemplo de cómo las revelaciones periodísticas sí tienen influencia sobre el desarrollo del sumario del 11-M, porque, como vamos a ver, las consecuencias judiciales de las revelaciones de Fernando Múgica fueron enormes. Pero antes de entrar a narrar esas consecuencias, conviene detallar qué es lo que la Policía le había contado al juez hasta el momento.

LA VERSIÓN OFICIAL
El Skoda Fabia era un coche de alquiler que le fue robado a un ciudadano francés en Benidorm el día 7 de septiembre de 2003, seis meses antes del 11-M. Durante un año, nadie fue capaz de proporcionar al juez ninguna explicación sobre cómo había aparecido en Alcalá tres meses después de los atentados, cargado de pistas sobre los presuntos autores de la matanza. Sin embargo, el 30 de junio de 2005 (un año después de la aparición del Skoda), el misterio quedaría aclarado y nacería la versión oficial sobre la aparición de ese coche.

Ese día, la Policía le envió al juez un informe en el que le contaba:
que el 15 de julio de 2004 alguien atracó un banco en Alcalá, dejando después abandonado el Audi en el que se dio a la fuga.

que en ese Audi había rastros de ADN que coincidían con uno de los perfiles anónimos encontrados en el Skoda Fabia.
que en el Audi de los atracadores había aparecido también una huella dactilar de un chileno llamado Mauricio Andrés Soto Gómez, nacido en 1980. que, afortunadamente, el tal chileno se encontraba en prisión desde enero de 2005, por lo que solicitaban permiso para tomarle declaración en relación con el Skoda y para obtener una muestra de su ADN.

El juez concedió, como es natural, dicho permiso. El chileno prestó declaración ante la Policía el 11 de julio de 2005, asistido por su abogado (que curiosamente es el mismo que defendió al presunto líder de la célula española de Al Qaeda, Abu Dahdah). En esa declaración ante la Policía, el chileno reconoció haber robado un Skoda Fabia de color azul celeste (quédese el lector con el dato del color, porque es importante) en Benidorm a principios de septiembre de 2003 y que lo había estado usando por la zona durante unas dos semanas, después de lo cual se desplazó a Madrid, donde estuvo hasta principios de noviembre. Entonces, como tenía previsto marcharse a Chile, contactó con un yonqui marroquí llamado Mustafá (del que no supo dar datos que condujeran a su identificación), el cual le proporcionó el teléfono de un posible comprador. Se citó con ese comprador, que resultó ser El Tunecino, al día siguiente y le vendió el coche por 600 euros. Posteriormente, salió de España ese mismo mes de noviembre de 2003 por el aeropuerto de Barajas y no volvió hasta mayo de 2004.

La primera versión oficial sobre el Skoda Fabia acababa de nacer, aunque diez días después cambiaría ligeramente, ya que el chileno, ante el juez Del Olmo, se ratificó en todos los aspectos de su declaración policial salvo en uno: al juez le dijo que le vendió el coche a El Tunecino antes de octubre de 2003, no en noviembre.

LAS ANDANZAS DEL SKODA
Al día siguiente de la publicación del artículo de Fernando Múgica, la Policía enviaba un informe al juez en el que le comunicaba que se iban a realizar una serie de averiguaciones. Y las averiguaciones resultaron demoledoras para la versión oficial. Entre otras cosas, porque permitieron conocer muchos más datos sobre las andanzas del Skoda Fabia después de su robo en Benidorm

Para empezar, resultó que aquel Skoda Fabia se había visto implicado en un robo con intimidación en Alcorcón tan sólo cuatro días después de haber sido robado en Benidorm. El 11 de septiembre de 2003, Ana María C. A. denunciaba en la comisaría de Alcorcón que dos individuos le habían arrebatado el bolso por el procedimiento del tirón, dándose a la fuga en un vehículo Skoda Fabia matrícula 3093-CKF. Uno de los individuos tenía aspecto sudamericano y unos 28 años de edad, mientras que el otro, que llevaba gafas negras, podría tener unos 35 años. Los agentes de la comisaría de Alcorcón comprobaron la matrícula del vehículo ese mismo día y vieron que constaba como robado cuatro días antes.

Este hecho ponía de manifiesto que el chileno había mentido en sus declaraciones, ya que dijo ante la Policía que después del robo había permanecido con el Skoda por la zona de Benidorm unas dos semanas, cuando el episodio de Alcorcón sitúa al Skoda en Madrid inmediatamente después del robo.

No fue el único episodio delictivo en que el Skoda se vio involucrado. El 22 de octubre de 2003, Carlos S. D., encargado de una gasolinera, denunció, también en la comisaría de Alcorcón, que un Skoda matrícula 3093-CKF se había marchado sin pagar después de repostar gasolina. No pudo aportar ningún dato sobre los ocupantes del vehículo.

Segunda mentira del chileno: en su declaración ante el juez, dijo haber vendido el coche a El Tunecino antes de octubre de 2003. Sin embargo, el segundo de los delitos cometidos en Alcorcón (probablemente por las mismas personas que el primero) permite constatar que ese vehículo no pudo ser transferido antes de finales de octubre.

Estos datos no sólo arrojan sombras de sospecha sobre la declaración del chileno, sino también sobre la propia actuación de la Policía. ¿Por qué se habían ocultado todos esos episodios al juez durante dos años? ¿Por qué no se había molestado nadie en informarle de que ese vehículo supuestamente usado por los islamistas estaba implicado en dos episodios delictivos que constaban en las bases de datos policiales?

Pero también contribuyen estos episodios a ratificar lo absurdo de todo lo relacionado con el Skoda Fabia: si hubiéramos de creer la versión oficial, resulta que unos islamistas que van a cometer una masacre se desplazan hasta Alcalá utilizando, entre otros vehículos, un Skoda Fabia que no sólo es robado, sino que está implicado a su vez en dos delitos más, ambos denunciados ante la Policía. Y los islamistas utilizan ese vehículo sin doblar las matrículas del coche. Ese comportamiento es imposible: ningún terrorista usaría, para cometer un atentado, un coche que pudiera ser detectado por casualidad en cualquier control rutinario.

ALCALÁ
La Policía también recabó datos, a petición del juez Del Olmo sobre las consultas de matrículas realizadas en Alcalá durante el 11-M y el 12-M, para verificar quién y cuándo había comprobado los datos de la furgoneta Kangoo y del Skoda Fabia.

Según las bases de datos de la Policía, en esos dos días, y sólo desde la Comisaría de Alcalá, se realizaron más de 400 consultas a la base de datos de matrículas, relativas a docenas de vehículos distintos. Entre esas consultas se encontraba, por supuesto, la matrícula de la furgoneta Kangoo, pero la del Skoda Fabia no aparece. Lo cual remacha aún más algo que ya necesita pocas demostraciones: el Skoda Fabia no estaba en Alcalá aquella mañana del 11-M; nadie consultó su matrícula dentro del proceso de "peinado" que se realizó en las inmediaciones de la estación.

LA DECLARACIÓN DEL PORTERO
La Policía y el juez también tomaron declaración al portero de la Avenida de Bruselas que Fernando Múgica citaba en su artículo. Y ese portero confirmó, punto por punto, excepto en un aspecto (luego veremos cuál) las informaciones publicadas en el diario El Mundo: recordaba perfectamente ese coche que estuvo aparcado en una zona de carga y descarga durante unas tres semanas antes de las Navidades de 2003; dijo que no sabía cómo era el coche por dentro, pero sin embargo pudo describir el color de la tapicería, lo que indica que estuvo mirando el interior del coche por las ventanillas; le habló del coche tanto a los policías municipales que estuvieron multándolo, como a un policía nacional que ejerce labores de escolta de un magistrado que vive en las inmediaciones; posteriormente, el vehículo desapareció una noche y ya no lo volvió a ver.

¿Y cuál es ese aspecto en el que no corroboró las informaciones de El Mundo? Pues justamente el único en el que es imposible que Fernando Múgica se equivoque. El portero le había declarado al periodista que el policía nacional al que le habló del Skoda consultó las bases de datos policiales y le dijo que el coche figuraba como robado. Sin embargo, ante el juez Del Olmo, el portero declaró que ese policía le dijo que el coche NO figuraba como robado. Evidentemente, esa segunda versión del portero es imposible: si el policía consultó las bases de datos, el vehículo constaba como robado (recuérdese la consulta efectuada desde la comisaría de Alcorcón). En cualquier caso, más que el resultado de la consulta, lo importante es que esa consulta se hizo por parte de ese policía.

Por tanto, tenemos que ese Skoda estuvo allí aparcado durante varias semanas, en la segunda quincena de noviembre y primera de diciembre (la primera multa tiene fecha de 26 de noviembre y la última, de 11de diciembre; que el portero lo vio y lo recuerda; que se lo comentó a ese escolta de un magistrado; que el escolta lo consultó en las bases de datos policiales; y que poco después el coche desapareció de allí.

En la declaración del portero ante el juez se produjo un hecho curioso: el juez Del Olmo le mostró una fotografía del Skoda Fabia al portero para que ratificase que ése era el coche y el portero le dijo que no, que ése no era. El coche que él había visto era de color gris plata, mientras que la fotografía que le enseñaban correspondía a un coche de color azul celeste (¿se acuerdan de que el chileno declaró haber robado un coche de color azul celeste?). Consultada la documentación de las denuncias, se confirmó que el Skoda Fabia era de color gris plata, así que Del Olmo hizo que la Policía Científica le trajera todas las fotografías realizadas al coche, para enseñárselas al portero. Al ver el juego de fotografías, pudieron comprobar que en algunas el coche aparecía gris y en otras azul claro, dependiendo de la luz. Pero el coche era, indudablemente, de color gris plata, tal como lo recordaba el portero.

Esto confirma, por un lado, la veracidad del testimonio del portero. Pero, por otro, nos permite detectar una tercera mentira en la declaración del chileno: cuando él describe como de color azul celeste el Skoda Fabia que robó, sólo puede deberse a que, en realidad, ese chileno no llegó nunca a ver el Skoda. Tan sólo vio alguna foto que le enseñara la propia Policía, una foto donde, por cuestiones de la luz, el coche aparecía de color más azulado. Resulta más que dudoso que ese chileno robara aquel Skoda.

--------------------------------------------------------------------------------
Cronología

Para no perdernos, recordemos brevemente la cronología constatada del vehículo:
7 de septiembre de 2003: Robado en Benidorm (Alicante).
11 de septiembre de 2003: Participa en un robo con intimidación en Alcorcón (Madrid).
22 de octubre de 2003: Se va sin pagar de una gasolinera de Alcorcón.
Mediados de noviembre a mediados de diciembre de 2003: Permanece aparcado en una zona de carga y descarga de la Avenida de Bruselas, donde es multado varias veces.
Mediados de diciembre de 2003: Desaparece de la Avenida de Bruselas.
13 de junio de 2004: Aparece en Alcalá de Henares (Madrid).
Y, con esta cronología en mente, sigamos con los datos.
--------------------------------------------------------------------------------

LAS CONSULTAS DEL SKODA
Puesto que el portero había ratificado que le habló a un policía sobre el Skoda y que ése policía consultó si era robado, Del Olmo solicitó que se le informara de TODAS las consultas realizadas sobre el Skoda en las bases de datos de la Policía. Y los datos recabados permiten ir cerrando el círculo y acotando los tiempos.

En total, entre el 7/9/2003 y el 13/6/2004, se realizaron 26 consultas sobre el Skoda Fabia matrícula 3093-CKF. Varias de ellas tienen una explicación perfectamente lógica, teniendo en cuenta los datos que conocemos hasta el momento:
15 consultas, efectuadas por diversos funcionarios, desde las comisarías de Benidorm y Alicante. Esas consultas están asociadas con las diligencias abiertas por el robo del vehículo.

3 consultas efectuadas el 11/9/2003 desde la comisaría de Alcorcón. Están relacionadas con el episodio del robo con intimidación.
2 consultas efectuadas entre el 22 y el 23/10/2003 desde la comisaría de Alcorcón. Están relacionadas con la denuncia por marcharse sin pagar de una gasolinera.
2 consultas efectuadas desde la sección de informática de la Policía los días 10 y 11 de mayo de 2005, como resultado de un requerimiento que el Ayuntamiento de Madrid realizar para obtener información sobre ese vehículo que tenía multas pendientes.

1 consulta en Alcalá el 13/6/2004, cuando aparece oficialmente el vehículo, tres meses después de los atentados.
¿Y qué pasa con las otras tres consultas? Pues que ya no tienen una explicación tan lógica. Una de ellas, efectuada el 25/5/2004 desde la comisaría de Alcalá fue efectuada por el funcionario policial 82930 que, en su declaración, dijo que se había limitado a hacer una consulta genérica sobre los vehículos sospechosos cuya matrícula tuviera las letras CKF, y que entre ellos supone que saldría listado el Skoda. Curiosamente, nadie preguntó a este funcionario, en su declaración, cuál era el motivo por el que realizó esa consulta genérica sobre vehículos con las letras CKF. ¿Podría indicar esta consulta que el Skoda Fabia ya estaba aparcado en la C/ Infantado de Alcalá el 25 de mayo? Si se detectó ya entonces, y dado que constaba como robado, ¿por qué no se informó inmediatamente a la empresa propietaria del vehículo?

Las otras dos consultas son todavía más peculiares. Se trata de consultas específicas (es decir, en las que se preguntó por esa matrícula en concreto) y las dos fueron realizadas por un mismo funcionario policial, el 80953, de la comisaría del distrito de Usera. Una de esas consultas es del 23/12/2003 (que cuadraría con la consulta que, según el portero, realizó el escolta), pero la otra es del 12/9/2003 (al día siguiente del robo con intimidación en Alcorcón). Preguntado por la propia Policía, este funcionario declaró que trabajaba en la comisaría de Usera y solía consultar las matrículas de vehículos sospechosos, y que no recordaba por qué había consultado precisamente ése.

Y no hay más consultas entre esas fechas. Lo cual nos deja dos alternativas que suscitan, las dos, numerosos interrogantes. Si el policía 80953 es el que habló con el portero de la Avenida de Bruselas (o hizo la consulta por encargo del que habló con el portero), las dos preguntas que surgen inmediatamente son:
¿Qué pinta esa otra consulta efectuada el 12 de septiembre? ¿Existe alguna relación entre las dos?
¿Por qué no informó inmediatamente este policía a la empresa Hertz de que había localizado su vehículo robado?
Y, si el policía no es el que habló con el portero (ni hizo la consulta por encargo de quien hablara con el portero), a esas dos preguntas anteriores se le une una tercera: ¿por qué no aparece en las bases de datos policiales la consulta efectuada por el escolta que trabajaba cerca de la Avenida de Bruselas? ¿Ha borrado alguien el rastro?

¿Qué explicación podemos encontrar para toda esta serie de acontecimientos?

UNA EXPLICACIÓN POSIBLE
Alguien de origen sudamericano robó el coche en Benidorm, lo trajo a Madrid inmediatamente y cometió un robo en Alcorcón. Ese vehículo se movía por la zona de Usera, donde lo ve el policía 80953. Posteriormente, el ladrón del coche lo deja aparcado en la Avenida de Bruselas durante unas semanas, lo vuelve a coger a mediados de diciembre y vuelve a aparecer con él por su zona habitual de Usera (donde lo vuelve a ver el policía 80953).

Esto implica que esa persona que robó el coche no pudo transferir el vehículo hasta pasado el 25/diciembre/2003 (que es la fecha en que el policía 80953 efectúa su segunda consulta). Por tanto, toda la declaración del chileno es mentira de principio a fin. Sigue siendo posible que el sudamericano que robó el coche transfiriera luego el vehículo a alguien vinculado a los terroristas del 11-M, pero esta hipótesis benévola sigue sin aclarar:

a quiénes se transfirió el vehículo
por qué nadie avisó a Hertz de que su vehículo había sido avistado
por qué los terroristas iban a usar un coche tan marcado
por qué el vehículo no estaba en Alcalá el 11-M

Y, sobre todo, deja sin aclarar una pregunta importante y otra fundamental. La importante: ¿dónde está la consulta que realizó en las bases de datos el escolta que trabajaba en la Avenida de Bruselas? Y la fundamental: ¿por qué alguien monta una declaración falsa de un chileno para dar al juez una explicación falsa sobre las andanzas del Skoda?

En otras palabras: en esta hipótesis (la más benévola de todas) se habría cometido, como mínimo, un delito de falso testimonio, que casi con toda seguridad habría sido propiciado por alguien que trabaja en los servicios del Estado.

La otra alternativa a esta hipótesis es mucho peor: quien retiró el Skoda de la Avenida de Bruselas no fue el que lo había robado en Benidorm, sino los propios servicios del Estado, que serían quienes luego depositan el coche en Alcalá como forma de orientar las investigaciones judiciales y policiales. Esta hipótesis explicaría perfectamente por qué el Skoda no estaba en Alcalá el 11-M (porque se "plantó" después), por qué nadie avisó a Hertz de que su vehículo había sido avistado (el vehículo pasó a engrosar la lista de los que se tienen en reserva por si hay que utilizarlos) y por qué se monta una declaración falsa con el chileno. Sin embargo, sigue quedando un interrogante: ¿qué pinta esa consulta efectuada el 12 de septiembre por el policía 80953? ¿Acaso no indican las dos consultas que efectuó ese policía que el vehículo estaba en unas mismas manos el 12 de septiembre y el 23 de diciembre? ¿O es que el vehículo estaba controlado desde el principio?

ALLEKEMA LAMARI
Lo que más alienta las sospechas acerca del papel de los servicios del Estado en este tema son dos cosas. Por un lado, que se recurriera al testimonio falso del chileno para tratar de apuntalar la versión oficial sobre las andanzas del coche. Por otro lado, el uso que se dio al Skoda Fabia, porque ese Skoda sirvió, fundamentalmente, para introducir en las investigaciones del 11-M al argelino Allekema Lamari, que hasta ese momento no había aparecido y que, a raíz de que el Skoda fuera encontrado, fue identificado como el séptimo suicida de Leganés.

Las personas que asistieron a las reuniones de coordinación que los distintos servicios del Estado efectuaron desde poco después de los atentados del 11-M recuerdan con sorpresa un aspecto. Si entre el 11 y el 14 de marzo el CNI había estado insistiendo, en todos sus informes, en que la autoría del atentado correspondía a ETA, a partir del 15 de marzo (celebradas ya las elecciones) se produce un cambio radical, y los representantes del CNI en esas reuniones de coordinación no sólo comienzan a defender la tesis islamista, sino que además señalan con insistencia un nombre, Allekema Lamari, como el del presunto cerebro de los atentados.

Aquella insistencia en apuntar a Allekema Lamari resultó muy llamativa para los asistentes a aquellas reuniones, porque nadie veía cuál era motivo por el que el CNI insistía en esa persona, ya que hasta el momento no había aparecido nada que vinculara a Lamari con los atentados. De hecho, durante los meses siguientes tampoco apareció nada... hasta que se encuentra el Skoda Fabia en Alcalá con rastros del ADN de Allekema Lamari. Las investigaciones posteriores no han permitido corroborar la participación de Lamari por otras vías (por ejemplo, cruces telefónicos con otros presuntos responsables), pero ahí queda el Skoda para probar la vinculación.

¿Fue el CNI quien aprovechó el Skoda para imponer la tesis que querían imponer desde el principio? Pues tiene todo el aspecto, la verdad. ¿Con qué objeto? Pues eso nos gustaría saber a todos.

Y una última pregunta: ¿cómo es posible que el CNI hiciera semejante chapuza en el tema del Skoda? Esta pregunta tiene más fácil respuesta. Situémonos en la fecha en que fue "plantado" aquel Skoda en Alcalá: mayo-junio de 2004. Por aquel entonces, ni por asomo podía nadie imaginarse que el sumario y las investigaciones del 11-M fueran a ser sometidos a un escrutinio tan brutal como el que se ha realizado en estos dos años. Quienes plantaron el Skoda en esa fecha lo único que sabían era que la opinión pública había tragado sin inmutarse con todo: con la cinta coránica y los restos de explosivo de la Kangoo, con la mochila de Vallecas llena de Goma-2 ECO, con la detención de dos indios de religión hindú como posibles implicados en una supuesta trama islamista, con la voladura controlada del piso de Leganés... ¿Por qué no iba a tragar también con el Skoda?

De hecho, todas las chapuzas relativas al Skoda estuvieron ocultas durante dos años, y seguirían estándolo de no ser porque una persona llamada Fernando Múgica tuvo las santas narices de irse a la Avenida de Bruselas a hablar con los porteros de la zona.

LA EXPULSIÓN
En cualquier caso, lo que sí queda claro es que el testimonio del chileno que supuestamente había vendido el Skoda a El Tunecino es falso, y que ese chileno probablemente no había visto el Skoda Fabia en su vida, ya que son demostrables, con los datos disponibles, diversas mentiras y varias contradicciones temporales. Pero eso indica que alguien, probablemente desde los propios servicios del Estado, recurrió al falso testimonio del chileno para tratar de apuntalar la mentira oficial.

No resultó extraño, por tanto, que tras saltar el escándalo del Skoda nos desayunáramos unos meses después con la noticia de que la Policía había expulsado de España al chileno en aplicación de la Ley de Extranjería sin comunicárselo previamente a Del Olmo. Eliminación de testigos incómodos, se llama eso. Descubiertas las mentiras, el chileno estorbaba, no fuera a cantar quién le ordenó mentir. Teniendo en cuenta que el Cuerpo Nacional de Policía es el único facultado para poder realizar las expulsiones, ¿cómo se explica que se expulsara a un imputado en el 11-M sin informar al juez del caso? La actuación de este Gobierno en relación a las investigaciones del 11-M hace mucho tiempo que traspasó la frontera de lo delictivo.

LAS CONSECUENCIAS JUDICIALES
Como hemos visto, las investigaciones de Fernando Múgica sobre el Skoda Fabia tuvieron una importante influencia en la marcha de las investigaciones. De hecho, todavía no se han llevado hasta sus últimas consecuencias las deducciones que han podido realizarse a partir de los datos aportados.

Dejando aparte el hundimiento del testimonio del chileno, el propio Skoda Fabia quedó desacreditado como prueba. El mismo juez Del Olmo reconoce amargamente que no es posible establecer que el Skoda estuviera en Alcalá en la mañana del 11 de marzo.

Sin embargo, el juez no se ha atrevido (que nosotros sepamos) a hacer dos cosas que antes o después habrá que hacer: anular las pruebas que se encontraban dentro del Skoda (si el Skoda no estaba en Alcalá el 11-M, las ropas que aparecieron en su interior, por ejemplo, no pudieron ser depositadas por los terroristas, sino por quien plantó el coche) y tomar medidas judiciales contra los responsables (aún por determinar) de la falsificación de una de las pruebas fundamentales del caso.

Con respecto a las pruebas halladas dentro del Skoda, se van al garete la alfombrilla del vehículo con restos de nitroglicol, los restos de ADN de Mohamed Afalah y de Allekema Lamari encontrados en varias prendas de ropa, el papelito con el teléfono de Safwan Sabagh...

Pero lo más importante es que se abre la puerta a que se pidan responsabilidades a las personas responsables de "plantar" una prueba falsa en el sumario y concertar un falso testimonio con un falso testigo. En relación con esto, la pregunta crucial es la siguiente: ¿de dónde sacaron las pruebas falsas quienes "plantaron" el Skoda? ¿De dónde sacaron, por ejemplo, una prenda de ropa con el ADN de Allekema Lamari o de Mohamed Afalah?

¿QUÉ HACER?
Los abogados personados en la causa tienen la posibilidad de extraer las consecuencias de lo que hemos ido conociendo acerca del Skoda. Para empezar, la identificación del policía que ejercía labores de escolta en las proximidades de la Avenida de Bruselas resultaría sencilla: bastaría con que el juez solicitara que el Ministerio de Interior le identifique y que el portero ratificara, en un careo, que ése es el policía que le dijo que había consultado las bases de datos para ver si el vehículo era robado.

A continuación, sería necesario que ese policía dijera cuándo hizo la consulta para, con ello, averiguar si es una de las que aparecen en el listado entregado al juez. Si no aparece, alguien tendrá que explicar por qué ese rastro no aparece. Convendría, asimismo, que el Policía nos contara qué gestiones posteriores realizó.

Finalmente, no estaría de más que declararan en sede judicial los policías que realizaron las tres consultas peculiares acerca del Skoda, con el fin de clarificar las circunstancias y los motivos de esas consultas.

Que quede claro que todos esos policías (el escolta y los dos funcionarios policiales que consultaron sobre el Skoda en fechas poco lógicas) son funcionarios que se limitan a cumplir con su trabajo de manera honesta y eficaz, y que no pretendo lanzar sobre ellos la más mínima sombra de sospecha. Simplemente, los tres tienen un papel en los hechos, y creo que pueden aportar mucho para esclarecer las circunstancias que rodean a la aparición del Skoda. Los tres deben declarar aquello que sepan. Se lo deben (se lo debemos todos) a las 192 personas que murieron el 11 de marzo en un atentado en el que está claro, desde hace mucho tiempo, que ha existido la intención consciente, deliberada, dolosa, de usar pruebas falsas con el fin de tapar la verdad de los hechos.

Recortes de Prensa   Página Inicial