AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 25 Octubre  2006

Aunque algunos no quieran verlo, la ETA se rearma
EDITORIAL Libertad Digital 25 Octubre 2006

Ni siquiera ha comenzado el mal llamado "proceso de paz" y la ETA ya ha roto la tregua y hasta los compromisos que contrajo con el Gobierno antes de anunciarla. Este martes, la víspera del debate en el Parlamento Europeo, un comando etarra irrumpió en un almacén cercano a la ciudad francesa de Nimes y se apropió de 300 revólveres, 50 pistolas y munición variada. Sólo esto es motivo suficiente para cortar cualquier contacto con la banda, y para dudar de las intenciones que pudieran tener los que el Gobierno vende como interlocutores legítimos para conseguir el fin del terrorismo.

Es la última entrega de un serial de despropósitos que dio comienzo en el mismo momento en que la banda terrorista hizo público el "alto el fuego permanente". Desde entonces las noticias del rearme etarra son continuas y sólo han pasado desapercibidas ante quienes no han querido verlas. En marzo de este año la policía francesa atribuyó a la ETA el robo de una furgoneta en una gasolinera del departamento de Cantal. Meses después, en agosto, la gendarmería informó de que la banda había hecho explotar un coche bomba de modo experimental.

Los hallazgos de la primavera y el verano sólo fueron el aperitivo. Hace menos de un mes la policía del país vecino dio con un zulo para armas y explosivos cerca de la frontera española. Eso sucedió el día 2 de octubre; el día 8, los gendarmes hallaron una troqueladora y placas de matrícula en un merendero cercano a Bayona. Cuatro días más tarde un coche quemado y abandonado en el departamento fronterizo de Tarn y Garona volvió a poner de relieve que, en el santuario francés, la ETA sigue plenamente operativa, y de qué manera, como en sus mejores tiempos.

La actividad frenética de los que dicen estar en tregua buscando desesperadamente la paz choca con la inactividad del Gobierno español que, creyéndose las mentiras de su propia propaganda, actúa al dictado de los gerifaltes de la banda. El vergonzoso debate en el Parlamento de Estrasburgo es la penúltima línea que este Gobierno de alfeñiques escribe por orden de los que, con la otra mano, se dedican a aprovisionarse de armas y pertrechos por si todavía tienen que dar algún tiro de aviso. Zapatero debería saberlo, y si no él, que vive en una nube totalmente desconectado del mundo real, sí su ministro de Interior, a quien se le va el sueldo y el cargo en esto.

Al Gobierno, sin embargo, que la ETA se rearme en Francia no le preocupa demasiado; es más, procura ocultárselo a los españoles a través de sus omnipresentes y omnipotentes terminales mediáticos. En esto Zapatero, como en casi todo, no tolera que la realidad le estropee el vacuo eslogan de la paz que sus ideólogos miman y sus propagandistas distribuyen al por mayor en la prensa adicta. Esta es la cruda verdad de un "proceso de paz" que sólo lo es en las fantasías del inquilino de la Moncloa. El espectáculo indecente de Estrasburgo es su fastuosa puesta en escena. A nuestra cuenta, claro.

ETA SE CARGA DE ARGUMENTOS
Editorial minutodigital 25 Octubre 2006

Más o menos entre ciento cincuenta o doscientas razones con las que exponer, en caso de que no le interese lo que hoy apruebe / desapruebe el Parlamento europeo, los motivos que le llevan a continuar con su lucha hasta conseguir el fin deseado.

Ciento cincuenta o doscientos argumentos con los que aumentar esa larga lista de víctimas “necesarias” para que el Gobierno cobarde y traidor de ZP y los sumisos clientes del Gobierno vasco acaben concediéndoles lo que llevan pidiendo desde hace más de treinta años.

Lo que hoy se plantea en Estrasburgo no es sino la legitimación de la violencia como medio para conseguir un fin. ETA no es sino una banda terrorista que, moviendo mediante la extorsión millones de euros anuales, contrata unos pistoleros o paga a los “chicos de la gasolina” para que muevan el árbol que permita a otros recoger las nueces. Y, ojito, que las nueces que el PNV quiere recoger no son precisamente las que les proporcione la independencia. El PNV sabe que la continuidad de su “status” depende de que las cosas sigan tal y como llevan siéndolo hace treinta años. Pedir más y más, amagar pero no dar, y mantener ese servil clientelismo electoral que le garantiza su perpetuidad en la poltrona.

Porque si de Juana Chaos o Ignacio Bilbao pudieran pasearse algún día por un Santurce independiente, el PNV debe ser consciente que aún no sería socialista, si ellos siguieran en su deseado poder y, eso, les pondría en el punto de mira de quienes no utilizan más argumentos que las balas y las bombas para sostener aquel viejo mito de Aitor que hizo enloquecer a los hermanos Arana. Y esa puerta a Europa que buscan ahora atravesar entre las medias mentiras y las sonrisas cómplices que el miedo les dibuja, se les puede cerrar asfixiándoles en el propio “GULAG” que están creando.

En los antiguos vagones de tren existían unos rancios carteles donde se avisaba que “es peligroso asomarse al exterior”. Lástima que ZP o Ibarretxe parezcan haberse olvidado de su existencia.

El PP andaluz, en arenas movedizas
EDITORIAL Libertad Digital 25 Octubre 2006

Las modificaciones consensuadas este martes entre el PSOE y PP en la Comisión Constitucional del Congreso tal vez hayan "mejorado" el lamentable texto del proyecto estatutario aprobado en el Parlamento andaluz con la otrora oposición del partido de Javier Arenas. El resultado, sin embargo, sigue siendo un autentico bodrio jurídico que, al margen de su dudosa constitucionalidad, sigue sin obedecer ni concitar el menor interés de la inmensa mayoría de la sociedad civil andaluza.

Qué duda cabe que añadir, por ejemplo, "el derecho de los padres a elegir la educación para sus hijos" mejora un texto que, como el inicial, se limitaba a definir como "laica" la enseñanza pública de los andaluces. Pero, si ya es lamentable confundir la "laicidad" que sigue proclamando el texto consensuado con la aconfesionalidad del Estado que propugna nuestra Carta Magna, mucho más confuso es preservar dicha "laicidad", tal y como hicieron PP y PSOE la semana pasada, yuxtapuesta a la añadida referencia al derecho electivo de los padres en materia educativa. Otro tanto se podría decir, por ejemplo, de la "muerte digna" y del añadido de que todos los andaluces tendrán "derecho a recibir un adecuado tratamiento del dolor y cuidados paliativos". Con este añadido, el PP cree ahuyentadas posibles concesiones a los partidarios de la eutanasia, apreciación que estos últimos no comparten en absoluto.

Si, en general, ya es lamentable todo el titulo de derechos "sociales" –cuya salvaguarda debe corresponder a la Constitución de la nación, y no a los Estatutos de las autonomías–, más patética ha sido la concesión del PP de este martes para que Andalucía pueda ser definida como "realidad nacional". Por mucho que el PP haya logrado que ese disparate se enmarque en una referencia a la "unidad indisoluble de la nación española", semejante definición sigue mereciendo más el alegre desprecio de una chirigota que la acogida de un Estatuto consensuado con el Partido Popular.

Referirse para esa definición de Andalucía a la Constitución, cuando esta, efectivamente, habla de "regiones y nacionalidades", no es más que referirse a una errada concesión, jurídica y lingüística, a los nacionalistas vascos y catalanes en un estéril intento de contentar en 1978 a quienes ya han dejado en evidencia su deslealtad con nuestra Carta Magna. Si algo habría que superar son aquellas estériles, disgregadoras y reaccionarias concesiones al nacionalismo y no actualizarlas en un Estatuto andaluz que, con ese mismo objetivo, se ve forzado a desempolvar, nada más y nada menos, que el Manifiesto andalucista de Córdoba "que describió a Andalucía como realidad nacional en 1919".

Otro tanto se podría decir de la falta de aclaración en el texto resultante de las competencias exclusivas y blindadas que pretendía arrogarse el texto inicial, entre las que se encontraba, en medio del surrealismo, la del cante y el baile "flamenco"...

Y es que, por mucho valor positivo que le queramos dar a las modificaciones introducidas gracias al PP, este proyecto estatutario sigue siendo del exclusivo interés de una clase política autonómica que, a su vez, se nutre del deseo del Gobierno de ZP de camuflar las cesiones mucho más graves al nacionalismo vasco y catalán. Así, el PP va a perder fuerza y credibilidad en la necesaria resistencia a unos deplorables cambios a favor del nacionalismo que cuentan además a su favor con el previsto y anestesiante efecto de la mal llamada "paz".

Claro que, poca solidez en los principios –y en la estrategia– cabe esperar de un partido que, como le ha pasado al PP no sólo en Andalucía, los sustenta en arenas movedizas...

Debate europeo y pistolas robadas
Pablo Sebastián Estrella Digital 25 Octubre 2006

No es la primera vez que la Unión Europea participa en el fragor de la política española, aunque esta vez lo hace a petición y por iniciativa del Gobierno de España y a favor de la puesta en marcha oficial —oficiosamente ya funciona— del proceso de la negociación con ETA para el final del terrorismo, que el Ejecutivo de Madrid califica de proceso de paz y que la oposición mayoritaria, representada por el PP y apoyada por el grupo más conservador de la Cámara europea, considera inaceptable por cuanto internacionaliza lo que ETA llama “conflicto político”. Algo parecido y en otras circunstancias ya ocurrió con motivo de la guerra de Iraq, pero esta vez ocurre en torno a lo que los portavoces del PP califican de un “asunto interno”, que es lo que siempre decía Francia a la hora de referirse al terrorismo etarra, lo que tampoco es verdad, y buena prueba de ello está en el robo, ocurrido ayer en el sur del país galo, de trescientas cincuenta pistolas a manos de un comando de ETA, lo que certifica que la banda está operativa y se prepara para seguir su mortífera marcha si el llamado proceso fracasa en su actual intento de negociación.

Una noticia ésta, la del robo de armas por un comando etarra, que ha sorprendido y que ha dejado desconcertados a los negociadores españoles, sobre todo porque acaba de ocurrir en un momento en el que el Parlamento Europeo está a punto de abordar este debate, en el que se aprobará una resolución favorable a la negociación, y que camina en contra de los llamados objetivos de paz, porque en el campo terrorista no vale la máxima de si vis pacem para bellum, más bien indica que al menos un sector de la banda no está muy a favor de la negociación ni plenamente decididos al abandono de las armas, sino a pertrecharse de más artillería (ligera en este caso).

Por qué ETA robó las pistolas francesas en las circunstancias actuales? He aquí una pregunta de difícil respuesta que revela la complejidad del mundo etarra. Por una parte se dirá que el alto el fuego de la banda no afecta a Francia porque el Gobierno de París no aceptó negociaciones con ETA, precisamente porque considera la cuestión asunto interno de España; por otro lado se puede pensar que el sector duro de ETA que lidera ‘Txeroki’ hace así acto de presencia frente a los negociadores de ‘Ternera’; y finalmente cabe imaginar que estamos ante un nuevo acto de presión al Gobierno de Zapatero para obligarle a dar pasos políticos —en el caso de la legalización de Batasuna y de la puesta en marcha de la llamada mesa de partidos—, a sabiendas de que ETA siempre utilizó la fuerza y el “cuanto peor mejor” para ellos en las más contradictorias circunstancias.

Por ello el asalto del comando etarra a una empresa que disponía de un gran depósito de pistolas en las proximidades de Niza no puede ser interpretado como un hecho casual o inoportuno por un sector de ETA, sino como algo calculado con lo que ETA quiere dar pruebas de su fortaleza y capacidad de acción, como diciendo que la negociación y la búsqueda de un acuerdo final y pacífico debe llevarse a cabo o volverán los tiros. Lo que para el Gobierno de Zapatero constituye un duro y nuevo revés, por más que ya se sabe que tanto el presidente como su entorno parecen preparados para soportar estos y otros desafíos de mayor alcance, como son el regreso de la violencia callejera, puede que nuevas extorsiones a empresarios y alguna acción de más importancia —los que se dicen atentados de baja intensidad—, siempre que no se incluya el asesinato, que sería el punto de ruptura del proceso negociador.

En esta situación, sin duda complicada y difícil, el Gobierno de Zapatero juega a la total resistencia de las invectivas etarras y de su entorno y precisamente busca el apoyo de la Unión Europea para blindar, en lo posible, su posición ante la opinión pública. A la vez que transmite al entorno etarra, en justa correspondencia, que el Estado de Derecho no se puede cruzar de brazos con la facilidad que lo hacen el fiscal general y algunos de los jueces afectados por este debate, de ahí el inventario de la herriko tabernas que el Tribunal Supremo hace en estos días, o el procesamiento de Otegi y de otros dirigentes de Batasuna por parte de la Audiencia Nacional.

El presidente del Gobierno sigue, pues, con el pie en el acelerador, considera que por el momento la opinión pública apoya el proceso mientras ETA no mate, celebrará el apoyo de la Unión Europea, donde cuenta con el respaldo inicial de la Comisión y de los grupos socialistas, liberal, de la izquierda y los verdes, para sacar adelante una resolución de corte similar a la aprobada por el Congreso de los Diputados. Mientras que el PP sigue con el pie puesto en el freno de la negociación y mantiene el apoyo de los conservadores de la UE, así como de la Asociación de las Víctimas del Terrorismo y de la Conferencia Episcopal, que ayer hizo pública una declaración de su portavoz, Martínez Camino, en la que se afirma que no puede haber negociación política con los terroristas, lo que va en contra de la posición de los obispos del País Vasco, especialmente del de San Sebastián, monseñor Uriarte, y en cierta manera de la declaración del Papa, que abogó por apoyar el “proceso de paz”.

El trámite del Parlamento Europeo tendrá luego su repercusión en el español y sobre todo en la opinión pública, y llegará a tan sólo una semana del resultado electoral de los comicios catalanes, donde el PP, si pierde en Europa y no queda bien en Cataluña, va a sufrir un segundo revolcón. De la misma manera que falta por ver qué impacto tiene en el seno de ETA y Batasuna la apuesta mayoritaria de la Asamblea de la UE, y el uso que de esta decisión y su resolución acaban haciendo los propios etarras. Por una parte con el disfrute de la “internacionalización del conflicto” que denuncia el PP, pero por otra con una lectura, que defiende el Gobierno de Zapatero, según la cual ésta puede ser la última oportunidad de ETA para dejar la violencia de una manera ordenada, porque si tras este revuelo y esfuerzo político fracasa el proceso, a ETA no le quedará más salida que su rendición sin contrapartida alguna. Y por supuesto que se olvide, ante la Unión Europea, de volver a matar. E incluso a actuar como lo hizo ayer en Francia en un alarde de fuerza que ya veremos cómo va a acabar.

Silencio ante ETA
Germán Yanke Estrella Digital 25 Octubre 2006

El presidente del Gobierno pedía hace tiempo, e insiste en cuanto tiene oportunidad, que hubiera silencio y tranquilidad para llevar adelante su plan de “diálogo” con ETA. El PP tendría que dejar de ser un obstáculo, los movimientos cívicos del País Vasco deberían callar, las víctimas del terrorismo cesar en sus quejas y los medios de comunicación moverse por el escenario con una entregada prudencia, todo ello dicho, por cierto, con sordina y moderación. El pago a esa generosidad y la causa de la misma no sería, por otra parte, sino la confianza (la fe más bien) en el presidente que sabe más que todos los demás, que cuenta con las claves que a los otros faltan y que, naturalmente, quiere el bien y la felicidad de todos y cada uno de ellos.

A Batasuna y ETA, que son la misma cosa según la Justicia española y la evidencia pública, les debería exigir el cumplimiento de la ley, pero en el país en que cada vez hay más cosas que son discutidas y discutibles tampoco vamos a pedir peras al olmo. No extraña, por ello, que el fiscal general y otras autoridades dependientes del Ejecutivo de un modo u otro traten de hacer una y otra vez interpretaciones de lo que en realidad es el ordenamiento jurídico según las conveniencias políticas, los estados de opinión y las necesidades estratégicas del Gobierno. Pero dejando a un lado el cumplimiento de los pactos que se dicen vigentes y de la legislación, el presidente no parece pedir —al menos no se le nota— a los dirigentes de la banda y sus colaboradores el silencio y la prudencia que solicita a otros.

Para colmo (es decir, después de negarse a condenar la violencia, a disolver la banda, a seguir amenazando y extorsionando y a desplegar con el beneplácito de tanto bienpensante una de las más estrafalarias doctrinas totalitarias que puedan defenderse en el comienzo de este siglo), la banda terrorista se sigue haciendo con explosivos, las Fuerzas de Seguridad sospechan de pruebas y ensayos de nuevos métodos con ellos y ahora, para remachar los procedimientos habituales, roba armas en Francia. Para ruido, hay que reconocer que el de estos dialogantes reconocidos es más que llamativo.

Éste es el ambiente en el que se va a discutir este miércoles el “proceso” en el Parlamento Europeo. Y es el escenario en el que el Gobierno ensaya fórmulas para la legalización de Batasuna, sistemas leguleyos para reconocer el derecho de autodeterminación de tal modo que se pueda admitir y negar al mismo tiempo (según el destinatario de las explicaciones) y otras ventajas comerciales para quienes sigan sin matar aunque sigan vigilantes y preparados para hacerlo.

No se pide, por tanto, silencio para conseguir la paz, sino complicidad para consumar una vergüenza. Y cuando se apuran dicen eso de que ETA lleva más de tres años sin matar. ¿Qué argumento es ése? Lo único que revela ciertamente es que dejó de matar cuando gobernaba el PP, así que alguna eficacia debía tener aquella política.

Siempre nos quedará Estrasburgo
TONIA ETXARRI EL Correo 25 Octubre 2006

El registro de las herriko tabernas, por orden judicial para liquidar los bienes de Batasuna, y la confirmación del procesamiento de Otegi y otros cuarenta imputados por pertenencia a ETA, en vísperas del debate en Estrasburgo, ha caído como un mazazo en el entorno de la banda terrorista, que viene exigiendo que las leyes deben adaptarse a la voluntad del pueblo vasco, y no al revés. Estas circunstancias, añadidas al dato intranquilizador del robo de trescientas cincuenta pistolas y revólveres en Francia, aportarán elementos de crispación a la polémica sesión parlamentaria.

El debate de esta mañana en la Eurocámara, dejémoslo en que se trata de un traslado, aunque desde el entorno de ETA se ha venido en denominar la «internacionalización del conflicto». Y es, en efecto, un traslado de la división que subyace en el panorama político español desde que, en esta legislatura, el Pacto Antiterrorista, aunque no se ha derogado, descansa en el baúl de los recuerdos. No nos vamos a Europa, en efecto, porque seguimos en Europa, como gusta puntualizar al entorno del presidente Zapatero, pero, como dirían nuestras clásicas, hoy lavamos nuestros trapos sucios en el escaparate de Estrasburgo.

Ya fue bastante sucio, de entrada, que el presidente Zapatero anunciara el comienzo de negociación con ETA sin contar, previamente, con el apoyo del principal partido de la oposición. Y bastante sucio es que los dos principales partidos de España no hayan logrado acordar haber ido juntos a explicar qué está ocurriendo aquí desde que ETA anunció su alto el fuego. Así es que se traslada la división a un Parlamento, que por cierto no tiene otra competencia en este asunto que la de asistir al espectáculo, aunque no es un secreto a voces reconocer que el presidente confía en que, si el Parlamento Europeo da un «espaldarazo» a su proceso de paz, los inmovilistas del entorno de ETA se ablanden.

Desde las bases socialistas (las que no tienen que votar en los parlamentos hablan, ¿vaya que si hablan!) temen que la obsesión de dirigentes como José Blanco por evidenciar «la soledad del PP» puede jugarle una mala pasada al Gobierno. Sea como fuere, el hecho de que Batasuna insista en que el debate ya está en la agenda europea (en la misma agenda en la que sigue sin constar el desmarque del grupo de Otegi de la violencia terrorista) debería dar qué pensar en torno a dos reflexiones. Una, que Batasuna sostiene que, con el gesto de hoy, Europa acepta la idea de la existencia de un «conflicto político» en Euskal Herria ergo ETA tenía sus razones para matar. Dos, que Batasuna ha conseguido, sin condenar la violencia, pisar moqueta en las instituciones europeas.

Que después de haber sido incluida en las listas internacionales como organización terrorista, no me negarán que el cambio, para la consideración del entorno de ETA, ha ido a mejor.      t.etxarri@diario-elcorreo.com

Consenso para un nuevo Estatuto andaluz difícil de explicar para el PP
Editorial Elsemanaldigital 25 Octubre 2006

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, presidida por el socialista Alfonso Guerra, concluyó ayer sus trabajos sobre el proyecto de nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía, que el Parlamento Andaluz aprobó a propuesta del presidente autonómico Manuel Chaves, con los votos favorables del PSOE e IU y el rechazo del PP, y remitió sucesivamente a las Cortes Generales.

En Madrid, sin embargo, el Partido Popular ha considerado posible votar un texto parcialmente modificado del mismo documento legislativo. Largas negociaciones del presidente del PP andaluz, Javier Arenas, han hecho posible el cambio de sentido del voto del centroderecha. PP y PSOE han negociado en Comisión, en el Congreso, artículo por artículo, y se han modificado 150 artículos de los 213 iniciales, con 87 enmiendas presentadas por el mismo PSOE y otras 80 presentadas por el PP y aceptadas por los socialistas. Para Arenas, "el PSOE rectifica, Andalucía gana", y los hechos parecen darle la razón.

La llegada al poder de José Luis Rodríguez Zapatero en 2004 supuso una novedad en nuestra democracia reciente, ya que se inició un proceso de reforma constitucional y estatutaria excluyendo de hecho del mismo a los diez millones de españoles representados por el PP, con concesiones insólitas a los nacionalismos periféricos y sin definir ante la opinión pública cuáles eran los objetivos que se perseguían.

El PP andaluz ha recordado muy oportunamente los dos problemas esenciales que tenía el camino iniciado por Zapatero desde La Moncloa y seguido por Pasqual Maragall en Barcelona y después por Chaves en Sevilla: "Nunca existió una demanda real de reformas estatutarias", porque de hecho la mayor parte de las reformas que se han hecho son ajenas a los intereses de la gente, como demuestra que sólo el 36% de los catalanes respaldase el nuevo Estatut nacionalista; y por otra parte algunos de los proyectos de nuevos Estatutos implantaban de alguna manera la existencia de naciones diversas dentro de nuestro Estado.

Por estas dos buenas razones el PP se opuso tanto en Cataluña como en las Cortes Generales al Estatut de Maragall, de Josep Lluís Carod-Rovira y de Artur Mas. Y por esas mismas razones el PP votó contra el Estatuto de Chaves en Sevilla. El Estatut catalán decía y sigue diciendo, aunque suavizando las formas, que Cataluña es una nación, y eso no sólo motivó el voto contrario del PP, tras un brillante discurso de su presidente Mariano Rajoy, sino que la cuestión ha sido llevada al Tribunal Constitucional como una violación de la soberanía nacional definida en el artículo 2 de la Constitución de 1978.

Ahora el PP ha llegado a un acuerdo con el PSOE que lima las aristas del texto andaluz y hace posible que los dos grandes partidos voten en consenso. Sin embargo, la lectura de lo acordado deja lugar a algunas dudas que tendrán que ser aclaradas antes de la votación final. El texto catalán, recurrido por el PP, afirma que "el Parlamento de Cataluña… ha definido de forma ampliamente mayoritaria a Cataluña como Nación"; el texto andaluz original, rechazado por el PP, decía algo literalmente falso, que "la Constitución Española, en su Artículo 2, reconoce la realidad nacional de Andalucía como una nacionalidad", cosa que cualquiera que lea la Constitución puede comprobar que no es cierta. Ahora el PP ha pactado con Alfonso Guerra que "el Manifiesto andalucista de Córdoba describió a Andalucía como realidad nacional en 1919, cuyo espíritu los andaluces encauzaron plenamente a través del proceso de autogobierno recogido en nuestra Carta Magna", y que "la Constitución, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como una nacionalidad en el marco de la unidad indisoluble de la Nación española".

Es más que probable que la letra de lo que han pactado PP y PSOE esté dentro de la legalidad y de la Constitución. Sin embargo se presta a confusión, va a inducir a confusión a los mismos votantes del PP y se podrá convertir en un instrumento propagandístico de los nacionalistas de otras regiones. El texto de consenso, como el Estatut, se remite a una autoridad ajena y relega el asunto al Preámbulo, pero habla de Andalucía como nación, cosa que no es. Y además hace decir a la Constitución algo que no dice, porque el artículo 2 habla de "nacionalidades y regiones" pero no se dijo que Andalucía perteneciese a uno u otro grupo, y ni siquiera si existen tales grupos.

El consenso es una buena cosa en democracia, pero no debe recurrirse a él indiscriminadamente. Si el PSOE tenía necesidad de los votos del PP era posible obtener un texto final más claro, como lo es por ejemplo en nuevo Estatut valenciano, que para nada habla de naciones. Y si el PP andaluz se siente más cómodo votando a favor de Chaves por raros prejuicios electorales podría haber encontrado otro modo de hacerlo, pues la fórmula escogida, además de dejarle inerme -al menos- en su oposición al término "nación" en el preámbulo del Estatuto catalán, divide profundamente a su propio partido. Y es que si este consenso se confirma el Gobierno de Zapatero lo podrá poner por modelo a quienes dentro del PP se nieguen a aceptar una España plurinacional. Y eso no es un logro para quien es alternativa política en 2008.

El Senado de Chile, a las órdenes del PNV
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 25 Octubre 2006

La verdad, es que la perseverancia de los nacionalistas es admirable. Montan una especie de mafia o masonería que no para de dar la tabarra a quienes han escogido como objetivos hasta que éstos hacen lo que quieren. Eso sí, disponen de fondos públicos, que siempre ayudan a sobrellevar los sacrificios por la causa.

La última victoria abertzale ha sido implicar al Senado de Chile en las negociaciones del Bobo Solemne con la ETA y apoyar la autodeterminación vasca. El PNV, a través del lobby democristiano, trabajó durante meses para que se presentase una resolución en el Senado y se aprobase por unanimidad. La amistad de los peneuvistas no se reduce a sus correligionarios democristianos, sino que se extiende a senadores pinochetistas, como un tal Sergio Romero, admirador de Juan José Ibarretxe y de Pinochet.

¿Sabéis en cuántos periódicos de papel, de pago o gratuitos, se ha publicado esta injerencia en los asuntos internos de España? Que yo sepa, en ninguno salvo los más interesados: el Gara y el Deia. ¿Para eso pagan corresponsales por todo el mundo El País, El Mundo, La Vanguardia, Vocento y Efe? Yo me enteré gracias a Minuto Digital.

Y después de conocerse en España semejante insulto a la soberanía nacional y al pueblo, sólo una asociación ha protestado: la Plataforma España y Libertad, muy activa contra los separatistas, contra los socialistas y contra Baltasar Garzón. La Plataforma ha pedido que se declare personas non gratas a los senadores que promovieron la resolución, incluyendo al presidente de la Cámara, Eduardo Frei, que acaba de estar en España de visita oficial. Nuestros senadores, también en la inopia. ¡Está tan lejos Chile!

Mientras el embajador del Reino de España, José Martínez de Villarreal y Baena, cuyo sueldo pagamos todos los contribuyentes españoles, prefería no darse por enterado del acuerdo senatorial, el único español que trató de impedir esta afrenta fue José María Aznar.

Casi cuatrocientas “razones” para la paz
Carmelo Jordá Periodista Digital 25 Octubre 2006

Mientras hoy en Bruselas se santifica el diálogo con esa presunta ONG que responde por ETA, los “activistas” más activos de esa banda presuntamente inactiva han robado casi 400 pistolas en Francia. Ojo, que no son ni cinco ni una docena ni siquiera cincuenta: más de tres centenares de pistolas y revólveres que son, suponemos, contundentes argumentos para la paz o, al menos, para lo que por ella entienden los batasunarras y, al parecer y por desgracia, la mayor parte del PSOE.

Lo que más me llama la atención del hecho no es que ETA siga delinquiendo, al fin y al cabo es una organización criminal que ha advertido por activa y por pasiva que no piensa renunciar al crimen, sino que lo haga con tanto descaro y eligiendo para ello días especialmente significativos como el de ayer, justo antes de que se escenifique la famosa “internacionalización del conflicto”.

Es un descaro sólo comparable al del propio gobierno, que ha ido traicionando uno a uno los requisitos que él mismo se marcó para el diálogo: la voluntad inequívoca de dejar las armas (dejarlas, no robarlas), la ausencia total de violencia, que la paz antecediese a la política… Mientras ETA va haciendo lo que le da la real gana Zapatero, Rubalcaba y sus secuaces se empeñan en mirar a otro lado y en que no decaiga el sacrosanto “proceso de paz”.

Ahora tienen casi cuatrocientas razones más para seguir sin afrontar la realidad, para seguir sorteando con palabras y declaraciones cada vez más absurdas el hecho de que la voluntad de ETA por dejar de matar, robar y extorsionar es tan clara que les hacen falta unos centenares de pistolas y, sobre todo, que les hace falta robarlas ayer, justo a tiempo de dejar en ridículo a medio Parlamento Europeo.

Claro, que a lo mejor es que yo soy muy mal pensado y el gobierno ha entendido que en el fondo de todo esto lo que ocurre es que los pequeños “sabinarris” tienen una amplia cultura latina y están en el viejo dicho romano: “si vis pacem, para bellum”. Sí, concretamente 9 milímetros Parabellum.

Europarlamento: ETA gana, todos pierden
Francisco Rubiales Periodista Digital 25 Octubre 2006

Olvidando que, en democracia, las grandes leyes y las grandes decisiones deben aprobarse por mayoría cualificada, algunos energúmenos, obviamente poco demócratas, han considerado hoy como una “victoria” lo ocurrido en el Europarlamento de Estrasburgo, donde el apoyo al "proceso de paz" de Zapatero obtuvo 321 votos a favor, 311 en contra y 24 abstenciones, ganando por sólo diez votos de diferencia.

Con la inteligencia puesta en las reglas de la democracia, hoy en Europa han perdido todos, menos ETA, que ha conseguido, de la mano del gobierno español, una festiva y solemne “puesta de largo” en el gran templo de la democracia comunitaria, sin más mérito que el de exhibir sus manos y su alma manchadas de sangre.

Enrique Barón Crespo, presidente del Grupo Parlamentario Socialista Europeo y miembro del Parlamento Europeo desde enero de 1986, al definir lo ocurrido hoy en Estrasburgo como “una gran victoria de la democracia”, sólo demuestra que está divorciado del pueblo y de la auténtica democracia, quizás porque lleva demasiados años subido al coche oficial, rodeado de guardaespaldas y alienado como “político profesional”.

Quien hoy se considere vencedor es porque no es demócrata, ni entiende las reglas de la democracia. Sólo ETA tiene derecho a sentirse victoriosa. Su causa, una causa mafiosa y asesina, ha sido objeto de un debate y de una votación nada menos que en el corazón de la democracia europea. Sin duda, ETA debe agradecer a José Luis Rodríguez Zapatero esa "puesta de largo" europea, la primera que consigue un grupo terrorista, un privilegio que envidiarán hoy las mafias siciliana, napolitana, calabresa y rusa, y que para sí hubieran querido las Brigadas Rojas, el IRA y la banda Bader-Meinhoff.

Si Zapatero fuera sincero, digno y auténticamente republicano, como dice ser, reconocería que el republicanismo exige que las grandes leyes y las grandes decisiones sean adoptadas por mayorías muy cualificadas. Si interpreta lo ocurrido hoy en Estrasburgo como una victoria, demostraría ser tan republicano y demócrata como un tanque chino aplastando estudiantes en la plaza de Tien An Mien.    www.VotoenBlanco.com

ETA mata y los nacionalistas no dejan vivir
José A. Zarzalejos Buesa Periodista Digital 25 Octubre 2006

Ayer en Telemadrid se dijo algo durante el debate nocturno que refleja lo que está pasando en el País Vasco desde hace mucho años, desde siempre diría yo. ETA mata y el nacionalismo no deja vivir. Y así es...

Ahora, con el tema del proceso de negociación sobre la mesa, muchos se frotan las manos en Euskadi; saben que llega el momento de recoger las nueces que están cayendo, ahora que los que han sacudido el árbol durante años a golpe de tiro en la nuca y de coche bomba, se sientan a negociar con el Gobierno de España. Durante tanto tiempo el silencio de los cobardes, sabiéndose beneficiados por los asesinatos etarras, ha presidido el día a día de la vida política y social cuando los asesinos de ETA entraban en acción. Ahora empiezan a ver que el horizonte se despeja, después de tantos años de asquerosa complicidad política, ven un poco más cerca algunas de sus reivindicaciones.

Ya se internacionaliza el asunto, y las “esperanzas de paz” que el buenismo zapateril trata de exportar a la Unión Europea, no son más que las esperanzas de triunfo de los etarras, y por ende, de los nacionalistas vascos, que están ahí, calladitos, agazapados, esperando a que ETA les siga haciendo el trabajo sucio. Y por desgracia, ya tienen mucho trabajo avanzado.

Y mientras tanto, Diego López Garrido, en otra de sus brillantes intervenciones, dice que la propuesta de los socialistas en el Parlamento Europeo en relación con lo que han decidido denominar “iniciativa para la paz”, es una propuesta, y cito textualmente “plenamente razonable, plenamente adecuada”. Lo razonable y lo adecuado sería que no dijera usted tantas estupideces, Sr. López Garrido.

Nota: Desde este blog, por pequeño que sea el altavoz, denunciaré siempre el colaboracionismo infame del nacionalismo vasco "moderado" con la banda terrorista ETA. Su complicidad asquerosa con los asesinos les ha mantenido en el poder todos estos años, su complicidad y los votos de muchos electores que bien haría en reflexionar un poco, ya que con su apoyo mantienen en la política vasca a personajes que están encantados de tomarse unos pintxos y unos potes con Otegui & friends.

Cataluña, la llave y la cerradura. Paradoja democrática.
Raúl Tristán Periodista Digital 25 Octubre 2006

Una vez más, los ciudadanos de todas las Comunidades Autónomas, hemos de vivir en tensión las jornadas electorales de Cataluña.

Una vez más, la cerradura del Gobierno, no del catalán, sino del de la Nación, está en manos de unos pocos, aquellos que componen la llave pactista que ha de chantajear, sin recato moral alguno, al partido de turno que rige los destinos de todos.

La leyes electorales que nuestra democracia sustentan son, en algunos de sus presupuestos básicos, endebles armazones incapaces de soportar el peso de la lógica más elemental.

Resulta bochornoso que mediante una política de pactos se pueda, contra natura, tergiversar la decisión popular, manipular el voto hasta darle la vuelta a los resultados.

Y aún nos parece más patético y delirante que en una democracia, que se supone es un sistema político en el que la voz de la mayoría manda, sean siempre los estridentes griteríos de unos grupúsculos de bocazas, voceros del independentismo más recalcitrántemente insolidario y egoísta, los que tengan en sus manos la manivela que atenaza con pulso firme el garrote vil que amenaza el delicado y fino cuello del Presidente del país.

La democracia española debería preocuparse en avanzar sin tapujos en la dirección de modificar su imperfecto sistema, imponiendo, por una parte, un sistema directo para la elección de sus representantes y, por otra, impidiendo la política de pactos (similar a la de los tránsfugas) y las tiranías de las minorías, pero también el bipartidsmo.

Políticos elegidos directamente por los ciudadanos, escogidos con conocimiento de causa de entre los que concurran libremente a unas listas abiertas.

Modificación de los cálculos de escaños en función del número de votos, corrección de los errores de la Ley D´Hondt que favorecen mayorías con escasa diferencia de votos.

Pero tampoco podemos permitir que TODA la política española dependa, en última instancia, de dos comunidades, la catalana y la vasca, cuyo peso en el estado debería ser el mismo que el del resto.

Los españoles estamos cansados de que el debate político, y las decisiones y leyes que de él se derivan, acaben siendo fruto de la esclavitud a la que un Gobierno se somete para comprar la estabilidad, para pagar a sus socios al igual que en la Edad Media pagaba el rey a sus vasallos, los señores feudales, con tierras y títulos.

ETA en Europa, un Nuevo Pago
Miguel Barrachina Periodista Digital 25 Octubre 2006

[Batasuna celebra su éxito internacional] La fecha del bochornoso debate de hoy en el Parlamento Europeo fue anunciada, ya hace meses, por la terrorista Batasuna, lo que implica que el nivel de coordinación entre estos y el PSOE es todavía superior a lo que intuíamos.

El debate que hoy tiene lugar en Estrasburgo supone el cumplimiento de una vieja reivindicación de los terroristas, que han tenido un costoso aparato internacional mucho menos eficaz que Rodríguez Zapatero a la hora de dar publicidad y legitimar sus reclamaciones.

Con todo, la “internacionalización” del “problema vasco”, que pretende buscar árbitros extranjeros en el pretendido conflicto entre Euskadi y el resto de España, es sólo parte del rédito que los criminales han obtenido ya.

Antes han conseguido iniciar el regreso a las instituciones, sin condenar el terrorismo, con la presencia de una franquicia suya en el Parlamento Vasco, y Rodríguez Zapatero personalmente ha dado ya orientaciones sobre cómo deben legalizarse para estar en las elecciones municipales del próximo año. Este hecho es fundamental ya que el 55% de la financiación de ETA-Batasuna proviene de sus cargos públicos.

Otros logros destacables del grupo criminal, conseguidos, como el Cid Campeador, cuando ya estaba muerto, son la Mesa de Partidos y las reuniones con Ibarreche y Pachi López que legitiman y prestigian el uso de la violencia para la conquista de sus objetivos políticos.

Más llamativo fue el aviso de la policía, supuestamente por orden del jefe de seguridad del PSOE, a extorsionadores que iban a ser detenidos con dinero para financiar a ETA, y posiblemente lo más grave sea el intento de instrumentalización de la justicia.

Así la rebaja de la petición de pena para De Juana Chaos de 96 a 6 años, la salida del fiscal Jefe de la Audiencia Nacional Fungairiño, la reducción de la fianza de Otegui de 650.000 euros a 50.000 o las afirmaciones del Fiscal General del Estado de que la justicia debe adaptarse a la “realidad social” o que “no eludirá el contacto con el polvo del camino”, indican que el gobierno se se piensa manchar todavía más.

Y todas estas cesiones, que han recuperado el terrorismo callejero con más de 200 atentados en los últimos meses, ¿para qué?, ¿para que ya no atenten quienes en el último año de Aznar ya no consiguieron hacerlo? ¿para que se escenifique una entrega de armas semanas antes de las elecciones generales de 2008?

Sólo el tiempo lo dirá, mientras tanto disfrutemos del espectáculo internacional, en el que España exhibirá ante el Parlamento Europeo su incapacidad para acabar con el terrorismo y la necesidad de que nos ayuden a negociar con los que han matado a 817 inocentes y ayer robaban 200 pistolas, pistolas pacíficas se supone, en Francia.

«El debate da oxígeno a la banda»
S. Abascal / Fundación en defensa de la Nación española
C. Morodo La Razón 25 Octubre 2006

Madrid- Parlamentario vasco, estará hoy en Estrasburgo en representación de la Fundación en Defensa de la Nación española.

-¿Por qué les preocupa tanto el debate del Parlamento Europeo?
-Su mera celebración es un hecho pernicioso para la democracia española y para la lucha contra el terrorismo. Da oxígeno a ETA. Tarde o temprano, ETA volverá a las andadas y entonces tendremos que explicar de nuevo en la UE que es una organización terrorista y no una guerrilla, y que en el País Vasco no hay dos bandos contendientes sino una organización criminal que asesina a la sociedad civil y que trata de destruir a la Nación española.

-¿Por qué han decidido desplazarse a Estrasburgo?
-Vamos acompañando a otros colectivos cívicos. El objetivo es demostrar, en la medida de nuestras posibilidades, que en España las decisiones de Zapatero no son un paseo militar, sino que hay una gigantesca oposición civil que rechaza su política.

-Por cierto, como vasco amenazado, la tregua al menos le está permitiendo vivir más tranquilo, ¿no?
-Aunque nosotros pudiéramos vivir más cómodos, aunque fruto de este proceso nos pudieran llegar a retirar la protección policial, aunque dejáramos de estar amenazados, eso no es suficiente, ya que lo que está en juego es la defensa de las libertades y la idea de una España unida. Si eso es lo que está encima de la mesa de la negociación con los terroristas, nunca será un premio que nos quiten la escolta o que nos liberen de nuestros sacrificios.

-¿Cree que se va camino de un País Vasco independiente?
-Es lo que busca ETA y los nacionalistas y también parece el camino al que está abocado el Gobierno, puesto que ha dado muestras de que está dispuesto a hacer concesiones gravísimas de carácter político.

-Ni el PP habla ya de que España se rompe. Su partido está participando en el proceso de reformas estatutarias... ¿Cuál es el sentido de un proyecto como el de su fundación?
-El fin principal es recuperar el valor del patriotrismo en un marco en el que el Gobierno está en manos de unas minorías que tienen como última meta destruir la Nación española. No vale con que un partido defienda con contundencia su unidad, sino que también es necesario que la sociedad civil se organice y ahí es donde entra en juego la fundación.

-Desde la izquierda se les acusa de extremistas.
-Ésa es la salida fácil de quien busca desacreditar cualquier defensa de la Nación española. Hay que combatir todos los extremismos, el de la izquierda antinacional, que siempre ha visto la Nación española como un gravísimo error histórico, y también el de quienes han jugado a envolverse en la bandera y en la patria desde posiciones ultras que rechazan muchos españoles.

CONCENTRACIÓN EN BRUSELAS
Plataforma España y Libertad 25 Octubre 2006

Un numeroso grupo de personas convocadas por la plataforma 'España y Libertad' se manifestaron en el centro del barrio europeo de Bruselas para rechazar el diálogo del Gobierno con ETA y el debate que sobre esta cuestión celebrará la Eurocámara.

La convocatoria contaba con la adhesión de la Asociación de Víctimas del Terrorismo que envió a Irene Villa y su madre, María Jesús González, como representantes.

La concentración contaba también con la adhesión de:

Plataforma Cívica Peones Negros
Rosas Blancas por la Dignidad
Unión Democrática de Estudiantes
Foro Arbil Barcelona
Vecinos de Paz de Berriozar
Extremeños por el Cambio
Oposición Antinacionalista

A la concentración acudieron la delegada de la AVT, Irene Villa, la coordinadora general de 'España y Libertad', Yolanda Couceiro Morín y la delegada de España y Libertad en Madrid Sandra Gutiérrez. Morín dijo estar "completamente en contra" de la celebración del debate en la Eurocámara porque "muchos parlamentarios seguro que no conocen ETA ni lo que hace".

"Lo que va a pasar el miércoles es que van a contar una historia que parece la historia de Blancanieves y en realidad son el lobo feroz. Nosotros lo que queremos es que el Gobierno no negocie con terroristas porque con asesinos no se negocia", insistió la coordinadora de 'España y libertad'.

"Tienen que ir a la cárcel, cumplir sus penas y si es posible que se pudran en la cárcel, porque a las víctimas al único sitio donde podemos ir a verlas es al cementerio", añadió.

La plataforma entregó un escrito al presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, en la que le exigen que impida la entrada en la Eurocámara a miembros de Batasuna y al representante del PNV Gorka Aguirre, imputado por colaborar con ETA.

Los manifestantes portaban pancartas en varios idiomas con lemas como 'España no se rinde, Zapatero sí', 'Me opongo a la legalización del terrorismo', 'Asesinos a la cárcel y no al Parlamento' o 'Son asesinos, no negociadores'. Corearon gritos como 'en mi nombre no', y encendieron velas en nombre de las víctimas.

Terrorismo
MADRID OTRA VEZ CON LAS VÍCTIMAS
El próximo acto que llevará a cabo la AVT será el viernes, día en que la Audiencia Nacional comenzará a juzgar al etarra Juan Ignacio de Juana Chaos.
Redacción minutodigital 25 Octubre 2006

Los asistentes a la concentración, que comenzó a las seis de la tarde, guardaron un minuto de silencio, tras el cual corearon numerosas consignas, muchas de ellas contrarias a la política del Gobierno, entre ellas 'Zapatero traidor' o 'Zapatero dimisión'.

Se portaron pancartas, en varios idiomas, entre ellos el euskera, en las que se podía leer, entre otras frases, 'Europa no te rindas', 'Rendición, en mi nombre ¡No!', 'Son asesinos, no negociadores' o 'De Juana no te mueras, cumple tus penas'.

A la concentración, que no fue secundada en esta ocasión por partidos políticos, asistieron numerosas víctimas del terrorismo, entre ellas Irene Villa y su madre, María Jesús González.

El presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, fue el encargado de leer un manifiesto, titulado 'España no se rinde, el Gobierno sí', en el que expresaron su rechazo al denominado 'proceso de paz', por entender que supone la 'derrota definitiva, no sólo de las víctimas, sino de toda la sociedad española ante sus asesinos'.

'Señores eurodiputados, sus interlocutores no son los representantes socialistas en la Unión Europea. Ellos son marionetas del proyecto de Josu Ternera, De Juana o Arnaldo Otegi', rezaba el escrito, en el que se advertía de que dando voz a los asesinos quedan manchadas las instituciones de la Unión'.

Tras el discurso de Alcaraz, que fue interrumpido continuamente con aplausos, se levantó el telón del escenario preparado para la ocasión y aparecieron sentados en una mesa tres encapuchados que inmediatamente dejaron ver su rostro para, a continuación, decir en alto: '¡Yo sí doy la cara!'.

Con esta actuación, representada por Pilar, Remigio y Carmen, los tres -víctimas del terrorismo-, pretendían escenificar el mensaje de los tres terroristas que, encapuchados, anunciaron el alto el fuego permanente, hace hoy siete meses.

Las tres víctimas coincidieron en pedir al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que fue repetidamente abucheado, que 'pare el proceso de rendición ante los asesinos' y en advertirle de que no están dispuestos a que 'los muertos sean moneda de cambio'.

Los asistentes, que también portaban innumerables banderas españolas y algunas del País Vasco, encendieron también unas velas, con las que quisieron rendir un homenaje a las víctimas y recordar en este acto a los casi mil asesinados y heridos por la organización terrorista.

El próximo acto que llevará a cabo la AVT será el viernes, día en que la Audiencia Nacional comenzará a juzgar al etarra Juan Ignacio de Juana Chaos.

REMITE AL EMBAJADOR CHILENO UNA DURA CARTA DE PROTESTA
Nota de prensa Plataforma España y Libertad  25 Octubre 2006

Plataforma España y Libertad informa que procederá a instar ante las administraciones españolas que sean declaradas personas non gratas en España los senadores chilenos que redactaron la propuesta del acuerdo, Aldolfo Zaldívar, Eduardo Frei Ruiz- Tagle, Roberto Muñoz Barra, Jaime Naranjo, Pedro Muñoz Aburto, Guido Girardi, Nelson Avila, Alejandro Navarro, José Antonio Gómez, Antonio Horvath, Guillermo Vásquez y Jaime Gazmuri.

Bilbao, 24 de octubre de 2006.- La Plataforma ciudadana España y Libertad, que agrupa a casi 50 asociaciones cívicas español ha reaccionado con dureza ante el acuerdo del Senado chileno reconociendo “la soberana voluntad democrática del pueblo vasco”.

La Plataforma considera que el apoyo del senado chileno a las aspiraciones independentistas de los separatistas vascos implica una injerencia en los asuntos internos de España y un atentado contra la unidad de España.

La Plataforma considera que el senado chileno ignora la realidad del problema del separatismo vasco y olvida insensiblemente que ETA ha asesinado a 817 personas, incluidas mujeres y niños, precisamente para imponer sus condiciones de autodeterminación al gobierno español.

Igualmente Plataforma España y Libertad informa que procederá a instar ante las administraciones españolas que sean declaradas personas non gratas en España los senadores chilenos que redactaron la propuesta del acuerdo, Aldolfo Zaldívar, Eduardo Frei Ruiz- Tagle, Roberto Muñoz Barra, Jaime Naranjo, Pedro Muñoz Aburto, Guido Girardi, Nelson Avila, Alejandro Navarro, José Antonio Gómez, Antonio Horvath, Guillermo Vásquez y Jaime Gazmuri.

Se acompaña copia de la carta dirigida al embajador chileno en España.

Al Ilmo Sr. embajador de Chile en España.

Ante el acuerdo adoptado por unanimidad por su Senado que “reconoce y felicita el proceso tendiente a terminar con el flagelo de la violencia y de la división en el País Vasco, con el fin de instalar un nuevo escenario de paz que permita el libre ejercicio de todas las libertades políticas, respetando plenamente la soberana voluntad democrática del pueblo vasco”, España y Libertad, plataforma cívica que agrupa a 47 asociaciones con más de 5.000 ciudadanos, quiere expresar que:

1º) Consideramos la resolución del senado chileno una intolerable intromisión en los asuntos internos de España, que reconoce y legitima las aspiraciones independentistas del terrorismo vasco, una intromisión equivalente, por ejemplo a apoyar la soberana voluntad democrática del pueblo argentino sobre las porciones de territorio chileno que reivindica su país vecino.

2º) Su senado demuestra una absoluta ignorancia sobre el problema del terrorismo separatista en España y una abominable insensibilidad respecto a las victimas de ETA a las que no menciona en su resolución, así como un desprecio manifiesto por la unidad de España.

Por ello le rogamos encarecidamente que haga llegar nuestro malestar al Senado chileno, a la vez que trasmita nuestro más profundo desprecio para con los autores del proyecto de acuerdo, los senadores Aldolfo Zaldívar, Eduardo Frei Ruiz- Tagle, Roberto Muñoz Barra, Jaime Naranjo, Pedro Muñoz Aburto, Guido Girardi, Nelson Avila, Alejandro Navarro, José Antonio Gómez, Antonio Horvath, Guillermo Vásquez y Jaime Gazmuri, sujetos para los que nuestra Plataforma procurara ante todas las instancias públicas posibles la declaración de personas “non gratas” en España.

Igualmente nuestra plataforma pondrá buen cuidado en hacer llegar a todos los españoles que le sea posible, a través de las 47 asociaciones ciudadanas que la integran, el incalificable comportamiento de su senado, más propio de regimenes como el taliban de Afganistán, que brindan su apoyo a causas terroristas, que de países civilizados.

Sintiendo mucho tener que referirnos a la actitud del senado de un país hermano como más propia de Caín, que de un leal amigo, le saluda atentamente:

Yolanda Couceriro Morin.
Coordinadora general de España y Libertad.

Más información: Yolanda Morín, Coordinadora General
902.445.450 GSM: 678 61 61 77
info@e-libertad.es, http://www.e-libertad.es

ETA se rearma en vísperas del debate sobre el «proceso» en el Parlamento Europeo
La banda coloca al Gobierno en una delicada situación al robar 350 pistolas y revólveres en una localidad próxima a Nimes
J. M. Zuloaga / R. L. Vargas La Razón 25 Octubre 2006

Madrid- ETA quería que se supiera pronto y sin ningún género de dudas que era la autora del robo de 350 pistolas y revólveres perpetrado en la noche del lunes en Francia y por eso dejó su «tarjeta de visita»: esposó a una persona en la empresa en la que se sustrajeron las armas con unos grilletes que habían sido arrebatados a dos agentes de la Gendarmería el pasado 5 de marzo.

La acción criminal, auténtico «mazazo» para el llamado «proceso de paz», se produce en vísperas del debate que tendrá lugar hoy en el Parlamento Europeo. Fuentes antiterroristas consultadas por LA RAZÓN consideran que el robo es un «toque de atención» de los terroristas al Gobierno por lo que consideran incumplimiento de unos supuestos acuerdos que se habrían alcanzado antes del alto el fuego. El pasado 10 de julio, «Gara» publicó el contenido de dichos compromisos. ETA habría aceptado no «realizar acciones de abastecimiento de armas y explosivos». El robo del lunes supone, por lo tanto, la ruptura por parte de los terroristas de los compromisos , cuyo cumplimiento habían reclamado al Ejecutivo hasta en tres ocasiones.
«Es un toque de atención muy serio y la prueba de que las cosas ni están tan claras ni son tan bonitas como se nos está queriendo hacer ver», agregaron. «El mensaje, en vísperas del debate en el Parlamento Europeo, está claro: tengo armas, explosivos y gente dispuesta a cometer atentados».

La sustracción de las pistolas fue llevada a cabo por el «comando» que ETA ha especializado en este tipo de delitos y que el lunes estaba integrado por tres hombres y una mujer. Actuaron por indicación de la «dirección» de la banda por lo que, aseguran las fuentes consultadas, no se puede hablar de que sea obra de una facción disidente o que se hayan apoderado de las armas para venderlas en el mercado negro. «Si las han robado es porque creen que, tal y como va el proceso, pueden tener que utilizarlas», añadieron.

A este respecto, las mismas fuentes recuerdan que durante la anterior tregua, entre septiembre de 1998 y diciembre de 1999, ETA cometió un importante robo de explosivos, en la localidad francesa de Plevin, el 29 de septiembre de 1999, tres meses antes de romper el alto el fuego de manera oficial. Un mes después, en noviembre, sustrajo máquinas troqueladoras de matrículas en Francia y España. Eran los primeros indicios de que los pistoleros se preparaban para volver a atentar aunque entonces muy pocos quisieron darse cuenta de ello.

Ocho horas de robo
La acción de los terroristas se prolongó durante ocho horas. El asalto se inició a las siete de la tarde en la localidad de Vestric et Candiac, en el Departamento de Gard, a unos veinte kilómetros al sur de la ciudad de Nimes, y que está situada a corta distancia de Vauvert, el municipio en el que la empresa Sidam tiene sus locales comerciales. Sidam es una compañía dedicada a la importación de armas y a su comercialización posterior entre mayoristas. Esta sociedad tiene la representación en Francia de la firma norteamericana Smith and Wesson.

Los miembros del «comando» acudieron a la vivienda del hijo y la nuera de los propietarios del negocio y sorprendieron a la mujer y a un bebé que, según las fuentes consultadas, tiene nueve meses. Los dos fueron secuestrados e introducidos en el coche de la rehén con el que se trasladaron hasta el domicilio particular de los propietarios del almacén de armas, donde se encontraba sola la esposa del dueño del negocio, suegra y abuela de los dos primeros rehenes. Los etarras advirtieron a la mujer de que tenían en su poder a los dos familiares y le exigieron bajo amenazas que colaborara con ellos.

La propietaria fue obligada a llamar por teléfono a la sede de la empresa para indicar a los empleados de seguridad que se podían marchar y pedirles que no conectaran las alarmas ya que, según les dijo, ella misma tenía que acercarse poco después para realizar gestiones.

En fuentes policiales francesas se destaca que los terroristas tenían un exhaustivo conocimiento de los movimientos de la familia ya que, además de haber localizado los respectivos domicilios, sabían las costumbres de sus moradores. En la conversación mantenida con la dueña de la empresa, los miembros de ETA aportaron datos que revelaban que conocían lo que hacía su marido. De hecho, habían elegido un día en que se encontraba ausente para llevar a cabo el asalto.

Cuando los cuatro etarras comprobaron que los vigilantes de seguridad se habían marchado, los miembros del «comando» trasladaron a los tres rehenes hasta la empresa, donde penetraron a eso de las ocho de la tarde sin ningún problema. La propietaria del establecimiento fue inmovilizada mediante el empleo de cinta de embalar, mientras que la madre del bebé fue atada con los grilletes arrebatados a la Gendarmería.

Con los tres rehenes neutralizados, los miembros del «comando» etarra se dedicaron a sacar del almacén 300 revólveres, 50 pistolas, cargadores y munición para estas armas de los calibres 38 y 9 milímetros y 3,57 «Magnum». Las armas robadas son de diversas marcas y calibres, aunque predominan las correspondientes a la firma Smith and Wesson. A las tres de la madrugada, los tres hombres y la mujer que integraban la célula de ETA terminaron de sacar las armas y se marcharon, dejando a sus rehenes en el interior. Varias horas más tarde, la propietaria logró romper las ligaduras de la cinta de embalar con la que había sido amarrada y dio la voz de alerta a la Policía.

Durante todo el día de ayer, agentes de las unidades antiterroristas de la Policía Nacional francesa han estado trabajando en el almacén para buscar pistas que permitan la identificación de los asaltantes.

El Parlamento Europeo bloquea el reparto de una carta de la AVT a los diputados
El resultado de la votación de hoy sobre ETA será muy ajustado y dividirá a la Cámara en dos
C. Morodo / J. Aguilar La Razón 25 Octubre 2006

Madrid/estrasburgo-La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) se dirigió el lunes a la delegación del Parlamento Europeo en Madrid para solicitarle que trasladara a todos los parlamentarios una carta relacionada con el debate sobre el «proceso» que tendrá lugar esta mañana. Veinticuatro horas después esa misiva no había sido repartida, responsabilidad que recae sobre el secretario general de la Eurocámara, el británico Prietley, quien depende directamente, por cierto, del presidente de la institución, el socialista Josep Borrell. Quienes conocen el funcionamiento del Parlamento Europeo aseguran que sería muy extraño que su jefe administrativo no hubiera sometido a consulta del propio Borrell qué hacer ante la iniciativa de las víctimas.

A media tarde de ayer, y ante la situación de bloqueo, fue el europarlamentario «popular» Aleix Vidal-Quadras quien se encargó personalmente de hacer un envío masivo a todos los miembros de la Eurocámara.

La carta recuerda que el brazo político de ETA-Batasuna, partido ilegalizado, acaba de declarar que no está dispuestos a condenar el terrorismo, que ningún miembro de ETA-Batasuna ha pedido perdón por los crímenes cometidos, que los terroristas mantienen la extorsión a los empresarios y que el terrorismo callejero ha aumentado «mucho en las últimas semanas». También subraya que el «proceso» supone la claudicación del Estado de Derecho ante el terror de ETA.

Votación ajustada
La votación que se celebrará hoy será muy ajustada y dejará dividido el Parlamento Europeo en dos mitades tras un debate que durará apenas 30 minutos. Tras las argumentaciones se votarán las dos resoluciones presentadas, una por el PPE y otra por socialistas, liberales, verdes, e Izquierda Unitaria. El primer texto a votación será el de los populares que, de aprobarse, anularía la votación de la resolución socialista.El documento del PPE reconoce la «profunda división» que existe en la sociedad española en la manera de luchar contra el terrorismo de ETA. Por su parte, los socialistas europeos, a propuesta de los liberales, modificaron ayer su resolución y ya no hacen una mención expresa al documento aprobado por el Congreso de los Diputados el 20 de mayo de 2005, donde se fija el marco de desarrollo del «proceso de paz en el País Vasco». En su lugar, la resolución socialista «apoya la lucha contra el terrorismo, así como la iniciativa de Paz en el País Vasco emprendida por las instituciones democráticas españolas».

Los contactos en búsqueda de nuevos apoyos continuarán hasta el momento de emitir el veredicto. La resolución socialista podría lograr, a priori, hasta 371 votos y la popular, en torno a 294, con el apoyo del Grupo de la Unión por la Europa de las Naciones. Pero en juego estará el apoyo de los 28 diputados del grupo euroescéptico ID y los 37 no inscritos. En los cálculos de resultados se baraja la posibilidad de que algunos parlamentarios franceses, irlandeses y británicos respalden una resolución distinta a la presentada por su grupo. Lo único garantizado es el estrecho margen por el que ganará una de las dos resoluciones. El presidente del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara, Hans-Gert Poettering, manifestó ayer que el gobierno español «tiene buena voluntad», aunque no comparte «su planteamiento».
Recortes de Prensa   Página Inicial