AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 13 Octubre  2006
Proceso de rendición
ZP con freno y marcha atrás
Cristina Losada Libertad Digital 9 Noviembre 2006

Alarmados estábamos y ahora, alarmados están. En las altas instancias, según comunican los autores-intérpretes de sus partituras, se ha encendido la luz roja. Y, naturalmente, no por las consecuencias previsibles de sus anuncios insensatos y sus concesiones a la banda terrorista y afectos. En los predios monclovitas las sirenas saltan por culpa de los procesos judiciales y sentencias que afectan a esos tipos que se está currando Patxi López para una futura y provechosa vida en común. La actuación de la justicia puede dificultar la larga marcha, que si por ZP fuera sería corta, hacia la paz sucia que se gesta a la sombra del prestigio del pobre Henri Dunant. Bueno, hasta ZP lo ha dicho. Luego no sabemos si será verdad. Pero tal es el mensaje a transmitir. La canción dedicada al oyente etarra. A pesar de los oficios de tinieblas de Cándido, Baltasar y otros togados artistas del alambre, el gobierno, ay, no puede controlar del todo el poder judicial. Que no le pidan más.

Pero este gobierno no sería este gobierno, ni se mantendría en las encuestas como se mantiene, si no difundiera a la vez dos mensajes contradictorios. Por lo menos. Y ahí están, transparentes como gotas de agua y diferentes como la luna y el sol. De un lado, la excusatio al entramado terrorista, que de paso es una orden implícita a jueces y fiscales, por si los mandamientos de Conde-Pumpido no estuvieran bien grabados, aunque nunca escritos y firmados por él. Del otro, la asombrosa afirmación que resumía este titular del digital de El País: El gobierno no dará "ningún paso" hasta acreditar la voluntad de ETA de dejar las armas. ¡Qué me dices! Zetapé ha descubierto el teorema de Pitágoras: que "el problema de fondo es la voluntad de ETA de dejar las armas". Lo ha repetido de distintas formas. No hay duda de que quería decirlo, el hombre. Ni de que esas palabras han nacido para convertirse en titular. O viceversa: el titular las requería urgentemente, pues las alarmas no han saltado sólo por lo que indican los arúspices. El robo de armas ha llovido sobre un lodazal de tropelías, las bravuconadas y amenazas de los terroristas no cesan, y el transformista López no ha podido ser más explícito sobre quiénes son los amigos: Batasuna-ETA, y quiénes los enemigos: el PP. Hasta el público entregado se ha debido de remover un poco en los asientos. De ahí ese ademán de tocar el freno y casi, casi, poner la marcha atrás. "No daremos ningún paso".

Sería bonito si fuera medio cierto. Pero lo que puede documentarse es que Zapatero, alas, ha vuelto a engañar. Qué raro. Y es que el gobierno ya ha dado "pasos" antes de acreditar nada de lo que ahora dice que quiere acreditar. Más aún: lo dio por acreditado. Por verificado, decían antaño, que era sólo hace unos meses. El primer peldaño que pisó con luz diurna y pocos taquígrafos fue aquel: "quiero anunciarles que el Gobierno va a iniciar un diálogo con ETA". El 29 de junio, en el vestíbulo del Congreso. Y allí, en declaración pública y solemne, como todas las suyas, ZP no dijo que "estaba en disposición de contrastar si ETA tenía voluntad de dejar las armas". Acaba de decir que lo dijo. Pero allí, sin cautela alguna, inauguró oficialmente la negociación con los terroristas. Lo hizo, como ahora reconoce tácitamente, sin contrastar, acreditar ni verificar. O sea, incumpliendo la resolución pergeñada por su partido, que requería, al menos, ciertas condiciones y seguridades. Pocas, ambiguas y confusas, sí, pero ni eso han respetado.

Así que ZP ha confesado en el Senado que, cuando elevó a ETA al rango de interlocutor del Estado, no tenía ninguna garantía sólida de su voluntad de dejar las armas. Vale. Es lo que decíamos ayer. Es lo que han dicho en la calle las víctimas del terrorismo y centenares de miles de ciudadanos. Y él lo dice hoy, como si nada. Y para nada... bueno.

Proceso de rendición
El palo y la zanahoria
GEES Libertad Digital  9 Noviembre 2006

Zapatero parece no querer enterarse de que la negociación con ETA no va bien. Durante meses el presidente del Gobierno ha estado vendiendo que el proceso iba viento en popa, a pesar del discurso cada vez más amenazante de Batasuna y las acciones cada vez más intimidatorias de la propia ETA. Palabras y hechos ponían claramente de manifiesto una crisis en el proceso, pero ZP prefería no darse por enterado. Ni siquiera el robo de las pistolas en Francia, que Zapatero aún no adjudica a ETA, ni el último boletín interno de la banda han logrado hacer recobrar el sentido de la realidad al presidente del Gobierno.

El último boletín interno hecho público por la banda terrorista contiene de hecho un doble mensaje, en una clara estrategia del palo y la zanahoria aplicada a un Zapatero al que parece que le crecen las orejas. La zanahoria es el anuncio de un nuevo esfuerzo por parte de los terroristas para tratar de llegar a un acuerdo con el Gobierno. El palo es que si el Gobierno no cede a sus demandas antes de que acabe el otoño, ETA volverá a su actividad criminal habitual.

Ante este dilema planteado por los terroristas, Rodríguez Zapatero ha decidido seguir mordiendo la zanahoria y obviar el palo que se cierne sobre su lomo y sobre la espalda del conjunto de los españoles. Por el contrario, Rubalcaba, menos incauto que su jefe, empieza a situarse en el peor escenario. Movido quizá por el instinto de los inquilinos de un barco que se hunde, salió de inmediato a cubierta para responder a los terroristas con un mensaje de firmeza, incumpliendo su propia norma de que a los comunicados de los terroristas no se debe responder.

Cuando se negocia con asesinos es bueno tener la prudencia de ponerse siempre en el peor de los escenarios. Zapatero debería tener presente además que ETA, como organización criminal que es, tiene una cintura política bastante solidificada. Tampoco debería olvidar el presidente que ETA siempre ha guardado históricamente una gran coherencia entre sus palabras y sus asesinatos. Pero Zapatero sigue empecinado en un proceso que en gran medida es obra de su propia imaginación.
En todo caso, no hará falta que termine el otoño para saber el desenlace final de esta fantasía. Zapatero no tendría empacho en ceder políticamente ante los terroristas en todo lo que sea necesario para calmar su instinto asesino, pero tendrá serias dificultades para poder garantizar la impunidad que los asesinos le exigen para sentarse en la mesa de negociaciones. La duda no es ya si Zapatero cederá, sino si los terroristas se sentirán satisfechos con el precio que, en el marco de un Estado de Derecho que está dando muestras de vitalidad, puede pagar el presidente.

El «proceso»y el acoso a la justicia
Editorial ABC 9 Noviembre 2006

EL presidente del Gobierno manifestó ayer en el Senado, durante la sesión de control al Ejecutivo, que no va a repetir los errores de Aznar en la tregua de 1998-1999. A tenor de los acontecimientos de los últimos meses, Rodríguez Zapatero parece dispuesto a cometer sus propios errores, aún más graves que los del pasado. Su incursión retrospectiva reprochaba a Aznar los acercamientos de presos que se produjeron en aquella tregua, pese a que no era un «alto el fuego permanente», olvidando así el presidente del Gobierno que los cambios en la política penitenciaria de aquel momento contaron con el respaldo unánime del Congreso y, por tanto, con su apoyo personal y el de su partido. No hace bien el presidente en reinterpretar la historia, menos aún en mutilarla, porque debería preocuparle no tanto lo que hizo Aznar hasta 1999, sino lo que se consiguió desde entonces en la lucha contra ETA (y cómo se aprendió de esos «errores») y qué es lo que ha hecho él por mantener la integridad del Pacto Antiterrorista, de la ley de Partidos Políticos, de la confianza de las víctimas y de la sociedad, de las sentencias judiciales sobre Batasuna y, sobre todo, de la política de derrota incondicional de ETA, elementos del consenso democrático que se fraguó entre PP y PSOE precisamente para no cometer más errores de cálculo con las treguas de los etarras.

El acercamiento de presos siempre es, en última instancia, reversible, porque no es lo mismo salir de la cárcel que cambiar de cárcel. Sin embargo, sí hay otras políticas que producen daños irreversibles o de muy difícil reparación, como se está viendo en el estado actual del proceso de paz, para cuyas dificultades el Gobierno y el PSOE empiezan a buscar culpables.

Y éstos ya no son únicamente el Partido Popular y las víctimas que se oponen a la negociación política. El Gobierno socialista ha dado el salto a la acusación directa a los jueces, cuyas sentencias, según el mismísimo jefe del Ejecutivo, son factores que «dificultan» el proceso de «paz» con ETA. Lo dijo ayer Rodríguez Zapatero en el Senado a los periodistas que le preguntaron por la condena a De Juana Chaos, rematando así el presidente del Gobierno su cadena de injerencias en el juicio contra este terrorista, que comenzaron cuando, el mismo día en que quedó visto para sentencia, dijo del acusado que «estaba a favor del proceso de paz». Mejor habría hecho el presidente en expresar su respaldo a los jueces, teniendo en cuenta, además, que la sentencia que ayer se hizo pública incluso resulta benévola en sus consecuencias, pues reconoce, como mantuvo en su momento el fiscal Jesús Alonso, que De Juana Chaos sigue perteneciendo a ETA. Sin embargo, la Audiencia Nacional no lo condena por este motivo para evitar la duplicidad de sanciones por un mismo hecho, explicación que, como mínimo, es discutible porque, en la práctica, supone la impunidad del terrorista contumaz, es decir, del peor terrorista. Hace bien Rajoy en pedir que no se ceda al chantaje de la nueva huelga de hambre de De Juana, pues, aunque ya ha sido condenado judicialmente, las facultades de la administración penitenciaria, en manos del Ejecutivo, pueden vaciar de contenido la condena.

El socialismo tiene que corregir de una vez por todas los problemas que siempre se le plantean con la Justicia en cuanto llega al poder y decide abordar, en un sentido u otro, el fin del terrorismo. Las palabras de Zapatero, precedidas por otras similares de dirigentes socialistas como Patxi López o del fiscal general del Estado (con su visión oportunista de la aplicación de la legalidad penal) no son admisibles en un Estado de Derecho: no son los jueces, sino el Gobierno y el Parlamento, los que en el sistema democrático tienen la carga política del Estado. Si Zapatero quiere que los etarras reciban un trato favorable de la Justicia, que asuma su responsabilidad y lleve al Congreso las reformas que lo hagan posible, como se ha hecho en Colombia o en Gran Bretaña. Esconderse tras los jueces y utilizarlos de excusa frente a ETA sólo demuestra la precariedad del Gobierno en el proceso de diálogo con los terroristas. Y más aún después de haberse ufanado de estar en condiciones de garantizar cierta inmunidad al mundo de ETA y comprobar, a renglón seguido, que la realidad judicial -y legal- supera a su ficción político-negociadora.

Letanía del incomprendido
POR IGNACIO CAMACHO ABC 9 Noviembre 2006

ASÍ no hay manera, vaya por Dios. Con una justicia empeñada en aplicar las leyes no se puede llevar adelante el ansia infinita de paz de este Gobierno. No hay sintonía; estos jueces son unos reaccionarios que no comprenden el esfuerzo que supone dialogar con los terroristas. En cuanto les ponen delante un asesino, zas, le meten un paquete de años de cárcel sin sensibilidad ninguna con los nuevos tiempos. Unos corporativistas, es lo que son. Con el trabajo que cuesta contener a la Policía y a la Guardia Civil para que se atengan al clima de distensión, vienen los tribunales a estropearlo todo. A ver cómo se le explica a la ETA que las condenas no son cosa de la voluntad gubernamental, sino que hay unos tíos que porque llevan toga se consideran con el derecho de ir por libre y se creen la zarandaja ésa de la independencia y la división de poderes. También quieren ser independientes los etarras, y no los dejamos.

Ahí anda el pobre De Juana Chaos, por ejemplo, que está por la labor del proceso de paz y quiere que lo suelten para ser escritor, y nada, que no se lo permiten. Doce añitos por unas amenazas de pacotilla; esto es un boicot en toda regla. ¿Pues no hay libertad de expresión en España? Cómo va a ser escritor, el hombre, si a la primera que escribe unos articulillos se los miran con lupa y lo mandan otra vez a chirona. Así no se puede reinsertar a nadie, qué cruz. Y mucho menos, dialogar con los jefes, que están muy cabreados y no entienden nada. Para colmo, Francia venga a mandar extraditados para que los juzguen aquí: que si Bienzobas, que si Kantauri, no tenían mejor momento por lo visto. Ya podían los franchutes poner algún pretexto y quedárselos un ratito más, a ver si mejora el nublado. Debe ser cosa del Sarkozy, que es amigo de Aznar y no para de joder la marrana con los inmigrantes y los etarras. Pero no encuentra el tío las pistolas robadas, igual está esperando que las encuentre la Guardia Civil.

A este Gobierno nadie lo comprende. Las víctimas se cabrean, los jueces se ponen tiquismiquis y el PP no hace más que pedir más caña y fruncir el ceño. Con el trabajo que está costando mantener la tregua, a base de hacer la vista gorda a la kale borroka, marearle la perdiz a los batasunos y ablandar a los fiscales, y la gente es que no se da cuenta. Menos mal que, por ahora, Josu Ternera se está portando como una persona razonable. Un hombre de paz, como De Juana, pero sin obra literaria. Si este camino llega a alguna parte, habrá que proponerle para compartir el Nobel con Zapatero. Sería otro gesto de generosidad, si no hay ningún magistrado que se empeñe en meterlo también entre rejas en cuanto que asome la jeta.
En fin, que con estas trabas se va a ir al garete el proceso que con tanto cuidado y paciencia conduce nuestro presidente. Si al menos los tribunales fuesen conscientes de lo que hay en juego... como decía Felipe González: «¿Pero es que no hay nadie que les diga a los jueces lo que tienen que hacer?».

Alfonso Guerra y los nacionalismos
Lorenzo Contreras Estrella Digital 9 Noviembre 2006

En un programa nocturno de RNE, madrugada del martes al miércoles, el ex vicepresidente del Gobierno y actual presidente de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, Alfonso Guerra, se ha referido a los nacionalismos como barcos que naufragan y donde el capitán, o quien mande, grita: “Los niños y mujeres, primero”. El señor Guerra, evidentemente, viene a decir que en los nacionalismos, cuando funcionan y se imponen, los minoritarios no nacionalistas no cuentan para el salvamento y sólo pueden, en el mejor de los casos, flotar o nadar. Es una metáfora que sirve para indicar hasta qué punto en estas situaciones hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda, si es que llegan a serlo.

Esta idea de los nacionalismos como fenómenos políticos excluyentes no es nueva en el citado dirigente socialista. Precisamente en sus Memorias de 1940 a 1982, escribe: “Las ideas nacionalistas nunca me parecieron fruto de la racionalidad. El discurso étnico, como el religioso, es separador, divisionista, planta fronteras, establece diferencias insalvables, limita, coarta, empobrece. Los que se sitúan en la creencia de estirpe, clan, tribu o nación deben contar con la libertad de explicitar y difundir sus ideas, pero algo muy diferente es compartirlas o entender que se trata de un derecho natural que los demás deben aceptar”.

No consta con claridad que, en cuanto presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Alfonso Guerra se haya distinguido por asumir posiciones tajantes en la lucha dialéctica contra los Estatutos excesivos, empezando por el catalán, y hasta cierto punto, terminando por el andaluz. Guerra, sin embargo, en sus citadas Memorias y también en la emisión radiofónica de referencia, atribuye a Voltaire una frase que él hace también suya, sobre la disposición personal a entregar la vida para que sus enemigos puedan defender las ideas contrarias, si bien, en sus recuerdos escritos, el ex vicepresidente del Gobierno reduce a la mitad su buena disposición. Dice, en efecto, que ofrecería la mitad de su vida para que los nacionalistas —se supone que catalanes y vascos en especial— puedan defender sus postulados; y añade: “La otra mitad la necesito para impedir que esos postulados, en los que no creo, sean una realidad”.

Para Guerra, los grandes problemas de la convivencia dentro de España empezaron cuando, al debatirse el título VIII de la Constitución, el entonces ministro Manuel Clavero, catedrático ilustre de la Universidad de Sevilla, propuso su teoría del “café para todos”, no sólo para granjearse un apoyo político en Andalucía, sino también como proyecto para reducir la tensión vascocatalana, extendiendo a todos el mapa —según palabras de Guerra— lo que distinguía a aquellos dos territorios. La conclusión del dirigente socialista es la siguiente: “El resultado fue una carrera ‘a pelo’ para situarse como más regionalista que nadie”.

Cuenta Guerra que el 4 de diciembre de 1977, durante una manifestación en Sevilla para reclamar la autonomía andaluza, le correspondió a él hablar desde el balcón principal del ayuntamiento, y entonces, pequeños grupos de militantes del partido andalucista, que Guerra llama regionalista, comenzaron a gritar: “¡Que hable en andaluz!”. La reflexión que entonces se hizo Alfonso Guerra fue ésta, según su propia confesión en las Memorias: “Tuve en ese momento una visión clara de la dificultad que inaugurábamos en España en cuanto a los ‘tirones’ territoriales que nos esperaban”.

Guerra dice también que aquella sensación suya “fue una presciencia de lo que vendría después en cuanto a inmersión lingüística y exigencias localistas fuera de la realidad, pero impuestas por las élites políticas”. La verdad es que se quedó corto.

Sentido común
FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS  El Mundo 9 Noviembre 2006

A diferencia de Piqué y de Nebrera, que han estado y están lamentables, sin saber ganar un escaño ni perder con elegancia, Alberto Fernández Díaz hizo en La Mañana de la Cope un análisis lleno de sentido común, pero no en eslogan, sino real, sobre la nueva situación en Cataluña y la irrupción de Ciudadanos en el supuesto oasis y auténtico charco pestilente de la política en esa comunidad.

Sin citar al perdedor Piqué, Alberto Fernández ha recordado que se puede mejorar en votos incluso en las más adversas condiciones. Por ejemplo, en el Ayuntamiento de Barcelona, en medio de las movilizaciones totalitarias de la izquierda y el nacionalismo contra el PP cuando el Prestige y la Guerra de Irak: «Los concejales nos crecimos ante la adversidad y, pese al silencio y el acoso, incluso, de los medios, incrementamos un 20% los votos y nos quedamos a dos escaños de CiU».

Alberto es el único que ha mejorado una representació n del PP -la municipal- desde la estúpida defenestració n de Vidal Quadras, y volvió loco a Pujol, que daba puñetazos en su escaño, cuando hablaba indistintamente en castellano y catalán en el Parlamento, algo que sigue haciendo el grupo municipal del PP en la muy bilingüe ciudad de Barcelona: «Los principios de defensa de la pluralidad lingüística figuran en el programa y es la base del PP en Cataluña. (...) No vamos a caer en la trampa de renunciar al español para ser más catalanes».

Pero lo más llamativo ha sido la defensa del nuevo partido Ciudadanos de Cataluña, que tan mal ha sentado a Piqué y tan poco ha entendido Rajoy: «No creo que el hecho de que haya aparecido otro partido sea una mala noticia sino todo lo contrario. (...) Compartimos los principios de defensa de la libertad y ese compromiso de defensa de España». Y aunque se puedan «escorar a la izquierda», el tiempo irá «modulando las propuestas de unos y otros».

¿Que hay candidatura municipal de Ciudadanos? «Debe perjudicar al PSC, que ha renunciado a la defensa del pluralismo lingüístico y a la vocación española de Cataluña». Para la heroica tarea política de los catalanes que se sienten, son y ejercen de españoles, «todos somos pocos». ¿Mendigar a Convergència i Unió? No. Más bien voluntad de ganarles en concejales y aviso: «En CiU tendrán que decidir si siguen yendo al notario, porque en realidad se han ido al carajo. (...) El menosprecio a los militantes del PP le ha pasado factura a Artur Mas».

No es obligatorio que esa factura la pague Piqué. Ni echarle la culpa a la Cope, la única compañía que tuvo Fernández Díaz cuando se hundió el Carmelo. Por eso, porque hay tan pocos catalanes defendiendo España y la libertad, Alberto da la bienvenida en Cataluña a Ciudadanos. Sentido común.

Ciudadanos
Boadella, y marketing electoral
Aurelio Alonso Cortés Libertad Digital 9 Noviembre 2006

Los resultados de los Ciudadanos o Ciutadans de Boadella en las elecciones catalanas pasarán a los manuales de marketing político. Son tres los diputados obtenidos pese al apagón informativo de prensa y televisión, a la hostilidad generalizada –un tácito Tinell– y a estar en "cueros económicos". Carentes además de militantes, organización y tiempo para prepararse.

Su éxito no fue, sin embargo, casual. Han aprovechado un vacío o "hueco de mercado" dejado por los partidos dominantes en algo tan esencial como la defensa de la nación única española, y su modo de expresión oficial y común, el castellano. Lo han defendido valientemente y no de modo vergonzante, lo que les ha costado ser calificados como "traidores a la nación catalana" y otros ataques e improperios.

Sorprende que sea el PP su principal crítico, y no el PSOE que ha sido y será la víctima propiciatoria de Ciutadans en las elecciones de mayo. O de marzo si es que Zapatero las anticipa visto lo mucho que le llueve por la deserción de Montilla y el fallido proceso de paz. Mejor les iría a los de Arriola aprender del marketing electoral del emergente partido. Venden más las realidades racionales que las "realidades nacionales" andaluzas y similares. Y por encima de todo lo que vende es España.

Imputan a Ciutadans "falta de ideología" en incoherencia con aquellos colegas que les clasifican de "izquierda moderada". Como si desconocieran la caída del muro de Berlín y el reinado del "cosismo". Aquí, lo que importa, es poseer cosas. Una mitad de electores vota socialismo ignorando peso y contenido; sólo porque lo votaron padres y abuelos. Si acaso la corta ideología de sus dirigentes es el "buenismo"; ese catálogo de tolerancias sin contenido con el que despachan cualquier grave asunto. Como la alianza de civilizaciones. O la fruslería de Zapatero en la cumbre de Montevideo en la que minusvaloraba a los muertos del terrorismo comparándolos con los causados por catástrofes naturales como si estuviera en su mano evitar estos últimos.

Descontando a los republicanos de ERC en el Llobregat y a la más raquítica izquierda –unida o verde– lo que resta es la llamada derecha. También con escasa ideología, tanto que los comentaristas les agrupan electoralmente como "no izquierdistas" a los que hasta ahora ha sido capaz de atraer el PP.

Se achaca a los Ciutadans "estar sin programa", siendo así que se rebelan contra la principal penuria de España que es su despiece y la reivindican como nación única con idioma común. Precisamente en Cataluña, ese "oasis en el que no pasa nada", pero donde zumban por sostenerlo.

Se les imputa "laicismo" desde un PP que nos defraudó al eliminar el humanismo cristiano de su ideario. Sólo porque no condenan el "gaymonio" olvidando el que el Alcalde de Madrid ofició este verano con la horterada del "permaneceréis unidos en la memoria silenciosa de Dios". Y se les critica, en fin, por utilizar como reclamo los "cueros vivos" de su presidente Alberto Rovira. Un método publicitario arriesgado pero "de libro" cuando hay musculatura pero faltan finanzas para ganar rápidamente imagen –o perderla– sin mayores dispendios.

Resulta simbólico, aunque sea fortuito, que el 2 de noviembre –al día siguiente de conseguir los tres diputados– el prestigioso Club Financiero de Madrid entregara a Boadella el V Premio de Protagonista de la Fiesta Nacional por su apoyo a tan hispánico arte, otorgado meses antes cuando "casi nadie" daba dos duros electorales por el maestro de la ironía. Cabe ampliar el simbolismo hacia una "fiesta nacional bis" pero real en la que el cornúpeta –lidiado a traición por el actual gobierno y sus cómplices– es el pueblo español.

Me incluyo entre esos escasos del "casi nadie" que apostábamos por Boadella, un sedicente anticlerical en tiempo ya prescrito. El pasado marzo comenté en Expansión y en Libertad Digital sus posibilidades electorales. Y, sobre todos, premonitoria de su éxito fue Esperanza Aguirre al imponer en junio a Boadella, en la Casa de Correos, la Medalla de Oro a las Artes de la Comunidad.

La misma Esperanza que vaticina que Ciutadans "no tiene que nada que hacer en la capital y mucho menos frente a su partido". Y vuelve a acertar pues a quien dañará será al PSOE, arrebatándole votos de su área más moderada o felipista. Ya algunos socialistas de buena fe como Rosa Díez en las Vascongadas piensan en crear un partido a semejanza de Ciutadans.

La prensa acredita, con nombre y apellidos, su extensión a toda España. En Madrid un tal Enrique Calvet, con más de 300 afiliados; casi una legión cuando se empieza. En Salamanca aparece Francisco García Salinero que coordina Castilla y León y la zona noroeste. En su lista de candidatos para las autonómicas y municipales la sola condición es no ser profesionales de la política ni haber pertenecido a partidos. Otro ejemplo de buen marketing porque coincide con el hartazgo político de su españolista publico objetivo.

Dejen de maldecirlos ya que malamente son competencia y comparten un Tinell. El PP sufriendo un pacto escrito y ellos tácito. Sin arrogancias peperas coordinen estrategias. En fin, amigos del PP, hagan un poco de autocrítica, no como en los últimos maitines de la unidad inquebrantable. No continúen bendiciendo estatutos como el de Andalucía. ¿Recuerdan que hace tiempo renunciaron a las modificaciones estatutarias? ¿Porqué no siguen el ejemplo de Esperanza Aguirre que se niega a reformar el de Madrid?

Tripartito
Robinson Carod va a civilizarnos
José García Domínguez Libertad Digital 9 Noviembre 2006

Dejó escrito su admirado Joan Fuster que las lecciones más útiles son precisamente aquellas que decidimos no aprovechar. Lástima que el vicepresidente de mi realidad nacional ornamental desconozca la obra del misántropo de Sueca. Qué le vamos a hacer, ya lo confesaron en el eslogan de la campaña: son como son. Y como son como son, Carod, con ese aire tan inconfundiblemente suyo, ese híbrido entre la chulería cuartelera y el tono sobrado de algunos maestrillos de catalán incubados en Rosa Sensat, acaba de anunciar la buena nueva: va a civilizarnos. Por las buenas o por las malas, supongo. Aunque, eso sí, en cualquiera de los dos casos, por nuestro propio bien. Pues, en ese su afán evangelizador "no hay margen para el resentimiento, ni la venganza ni el rencor".

O sea, que ni tan siquiera nos tendrán ya por unos hijos de puta, tal como prescribiera su doña con precipitada benevolencia . Nada, ni eso. De hecho, ni la genuina escolástica marxista –la fetén, la de Groucho– servirá para categorizar el nuevo lumpen incivil que habremos de engrosar a partir de hoy. Porque tan poco rencoroso ha resucitado nuestro Garibaldi del Todo a cien que ni piensa otorgarnos el pío consuelo del Virgencita que me quede como estaba. Quia, que exclamarían Camba, Arcadi y Cristina Losada. No, no. No es que nos pretenda facturar desde la nada a la más absoluta de las miserias, sino viceversa. "Todavía hay demasiados millones de ciudadanos jacobinos por civilizar. Esta será nuestra contribución", prometió la segunda autoridad del Estado Residual en Cataluña. Más clarito, agua.

Aunque no habría de ser ése el único mensaje cifrado para los salvajes de la reserva en la solemne declaración de intenciones de Carod. Aún hubo otro aviso a navegantes igual de perentorio. Uno sobre por dónde van a seguir yendo los tiros del CAC, las Oficinas de Delación Lingüística y los informes de los espías de conversaciones infantiles en los patios de los colegios. "Hoy más que nunca queremos construir una sociedad (...) que no mire la lengua familiar que cada uno privadamente hable en su casa", murmuró. Dicho en román paladido: "Leedme los labios, bárbaros, salvajes, primitivos, ciudadanos y demás ralea: Hoy más que nunca queremos construir una sociedad que mire, controle, mida, puntúe, audite, evalúe, homologue, filtre y, por supuesto, sancione y castigue el uso que hagáis de la única lengua pública que procede utilizar fuera del ámbito estrictamente íntimo de las cuatro paredes de vuestras casas. Advertidos quedáis".

"Eee... amén", cuentan que se le oyó susurrar al Muy Honorable Pepe Montilla, al concluir Carod la lectura de la sentencia. Motivos para lucir feliz no le faltaban al iznajarí. A fin de cuentas, al otro no le dio por rebautizarlo Jueves allí mismo. Aunque no se confíe, president, todo llegará.

Justicia nacionalista
Alejo Vidal-Quadras Periodista Digital 9 Noviembre 2006

[La Justicia.] En el nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña se introducen peligrosos elementos de fragmentación de la unidad de la Administración de Justicia, que en el redactado original aprobado por el Parlamento de aquella Comunidad eran aún más agresivos.

Entre ellos, destaca la pretensión de los nacionalistas de transformar al Tribunal Superior de su Autonomía en última instancia jurisdiccional en su territorio para todo tipo de asuntos, reservando al Tribunal Supremo español la mera función de unificación de doctrina. Un suceso reciente ilustra a la perfección las consecuencias que tendría semejante atentado contra nuestro ordenamiento constitucional.

Me refiero a la sentencia del Supremo anulando la del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que absolvió a Juan María Atutxa del delito de desobediencia alegando su inviolabilidad como Diputado y renunciando a entrar en el fondo de la cuestión.

Ahora los magistrados vascos están obligados a reabrir el sumario y a emitir un veredicto sobre bases distintas sin poder escapar con un argumento formal.

Si el Tribunal Supremo careciese de las competencias que hoy ostenta de acuerdo con la Constitución y con la Ley del Poder Judicial, Atutxa se habría escapado de rositas de su intento de burlar la Ley de Partidos.

Por tanto, están claras las razones por las que los separatistas catalanes y vascos desean desposeer al Supremo de su capacidad de enmendar los posibles entuertos cometidos en niveles jurisdiccionales inferiores.

El día que los jueces sean nombrados por Consejos de Justicia autonómicos y todo se cueza sin salir de las fronteras de las pseudo-naciones, cualquier tropelía cometida por los dirigentes nacionalistas contra normas del Estado podrá quedar impune.

El desmantelamiento de la Nación para dividirla en nacioncillas imaginarias dejará inermes ante la coacción y los abusos de los adoradores de la identidad tribal a muchos buenos y honrados ciudadanos a los que no les quedará otra salida que el exilio o el sometimiento.

El hecho de que estas barbaridades contrarias a la más elemental lógica constitucional sean perpetradas por un Presidente del Gobierno que encabeza un gran partido supuestamente nacional nos da una idea de la situación de emergencia que estamos atravesando y que requiere la movilización masiva de los españoles para defender sus derechos y su capacidad de convivir democráticamente bajo los principios que definen la sociedad abierta.

Para alarma, la de las víctimas
Antonio Jiménez Periodista Digital  9 Noviembre 2006

No puedo creerme que el Gobierno democrático de España pueda estar alarmado porque la justicia siga cumpliendo con precisión e independencia contra el entramado terrorista de ETA. No comparto la idea de que el presidente Zapatero, como se ha dicho, esté inquieto por una serie de resoluciones judiciales contra miembros de ETA y su brazo político, la ilegalizada Batasuna.

Podría entender esa desazón en un Ejecutivo poco escrupuloso e irrespetuoso con el fondo y las formas de la democracia, incapaz de entender la división de poderes y ajeno a Montesquieu, pero no en el Gobierno de España que, por el contrario, debe sentirse orgulloso. Bueno, también pudiera estar yo equivocado.

El caso es que asistimos, en efecto, a un proceso de negociación con ETA, asimismo llamado de paz por el Gobierno y calificado de rendición por las víctimas, que ha posibilitado un alto el fuego, una tregua, que los partidarios y detractores del mismo aplauden por encima de cualquier otra consideración.

A partir de ahí, la tregua, como bien ha recordado en más de una ocasión el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando, no afecta al Estado de Derecho.

Las últimas decisiones judiciales han puesto de manifiesto que la Justicia sigue a salvo, por ahora, de los envites teóricos e interesados de la Fiscalía General del Estado y de algún significado juez "estrella", partidario de adecuar el "tempo" judicial al político, o dicho de otra forma, complacido de que el poder judicial se levantara la venda que oculta sus ojos y dispusiera sentencias y decisiones acordes con la estrategia política seguida por el Ejecutivo.

Que los terroristas y sus secuaces se disgusten y alarmen porque la maquinaria del Estado de Derecho no se detenga y actúe al margen de coyunturas políticas es reconfortante, esperanzador y tiene sentido, pero que sea Zapatero no es creíble, a no ser que el presidente pretenda que asumamos una suerte de borrón del pasado y cuenta nueva.

Las víctimas sí tienen motivos para alarmarse cuando el presidente del Gobierno, en otro de sus habituales alardes de torpeza, se refiere a De Juana Chaos, uno de los mayores asesinos de ETA con 25 crímenes a sus espaldas, como alguien que está a favor del proceso de paz.

Asociar el nombre del pistolero De Juana con paz es una pura contradicción además de una provocación, y si el convicto está por ella habrá que exigirle que lo demuestre con arrepentimiento y perdón en vez de acometer otra dieta severa o ayuno voluntario a base de leche, miel, pan y jamón, bajo el aspecto de una supuesta huelga de hambre.

Por cierto, qué enternecedor y humanitario resulta que el ministro de Justicia advierta que si no come se le forzará para que lo haga.

La mafia nacionalista vasca actúa contra los jueces
Raúl González Zorrilla Periodista Digital 9 Noviembre 2006

El lehendakari Ibarretxe es el primer presidente vasco implicado en un proceso penal por, presuntamente, haber cometido un delito cuando el pasado 19 de abril se entrevistó con la ilegalizada Batasuna. De esta forma, Ibarretxe acompañará a otros destacados miembros del Partido Nacionalista Vasco (PNV), como Juan María Atutxa, en sus paseos por los tribunales de Justicia, en general, todos encausados por el mismo motivo: por intentar legitimar, de un modo u otro, a los terroristas. Tras conocer el procesamiento del Lehendakari, desde el Ejecutivo vasco se acusó a la judicatura de “actuar políticamente” y se advirtió a los jueces de que sus decisiones “tendrían consecuencias”. Pues bien, hoy hemos conocido cómo se las gasta la Administración nacionalista vasca cuando alguien se atreve a tocar las esencias de la patria, es decir, cuando alguien se aventura a hacer valer que por encima del clan patriota se encuentran, siempre, las leyes democráticas: la cúpula judicial se quedará sin lugar donde vivir, ya que el Consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, ha anunciado que quitará las viviendas que la Administración vasca había cedido al presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, a la fiscal jefe y a otros tres miembros de la Judicatura.

De esta forma majadera, rastrera, vulgar, indigna y caprichosa es como actúan los nacionalistas vascos cuando las leyes democráticas no son acordes con sus demandas y sus exigencias. Más de treinta décadas en el Gobierno de Vitoria han convertido el mundo nacionalista vasco en una máquina de poder perfectamente engrasada que pretende actuar por encima de cualquier tipo de control, y muy especialmente por encima de la intervención de todos aquellos ciudadanos que pretenden convertir Euskadi en un territorio de libertad donde los derechos cívicos más elementales se extiendan también a los ciudadanos nacionalistas.

El nacionalismo vasco, cuando actúa a través de personajes como el consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, anteayer celebrado abogado defensor de etarras y hoy gran comunicador de eslóganes del tipo “queremos estar fuera de España”, actúa como una auténtica mafia. Si eres un juez y te atreves a aplicar las leyes al nacionalista relevante, te quedas sin casa; si eres funcionario de la Administración vasca, y decides apoyar públicamente a las víctimas del terrorismo, te quedas sin trabajo; si eres un ertzaina y comentas que las leyes también han de ser cumplidas por los terroristas callejeros, te morirás de asco en las situaciones más indeseables; si eres alguien del mundo de las letras o de la cultura, pero decides apostar por temas universales expresados en castellano, te puedes morir de hambre en el desierto de la gran Euskalherria; si eres periodista de un medio de comunicación público y muestras la menor crítica hacia el euskalGobierno de turno, vas directamente a la cola del paro; y, en fin, si eres, simplemente, un ciudadano vasco, y no un militante nacionalista vasco, puedes pudrirte en la más absoluta de las inexistencias.

Esto es lo que ocurre cuando algo o alguien intenta revisar el pesebre de los nacionalistas vascos pretendidamente “moderados”. La respuesta de los otros, de los totalitarios, de los que agazapados bajo las siglas del dúo ETA-Batasuna mezclan a partes iguales comportamientos de carácter fascista y ultranacionalista, es, simplemente, disparar un tiro en la nuca o colocar un coche bomba.       http://gonzalez-zorrilla.blogspot.com/

Entrevista FRANCISCO CAJA
"El hecho de la adjudicación de las carteras de Cultura y Educación a ERC en la segunda edición del tripartito habla por sí solo."
"La política del gobierno catalán seguirá excluyendo el castellano, si cabe aún más, de la vida pública"

Redaccion minutodigital 9 Noviembre 2006

Si existe alguna organización en Cataluña que destaque por la defensa de la Libertad, es Convivencia Cívica Catalana, representada por su presidente Francisco Caja.

Agresiones, amenazas, insultos...nada ha detenido a estos hombres y mujeres. Hemos querido tomar el pulso al resultado electoral en Cataluña y también conocer las últimas actividades de Convivencia Cívica Catalana.

- Convivencia Cívica está desarrollando una incansable labor en cataluña. ültimamente hemos conocido sus iniciativas judiciales contra losucedido en el campo del Barcelona entre las selecciones vasca y catalana¿Nos podría comentar algo sobre este asunto?
- Convivencia Cívica Catalana juzga inaceptable que en una democracia se tolere y se procure la impunidad de cuantos exaltan el terrorismo. Por esa razón viene presentando denuncias ante la Fiscalía para que se persigan y depure la responsabilidad cualquier acto de exaltación del terrorismo. Lo lamentable es que esa iniciativa no se produzca ex officio por parte de quienes tiene encomendad la defensa de la ley. En Cataluña se ha hecho habitual que se ampare y justifique la acción de los criminales de ETA y que sus cómplices sean paseados bajo palio por el gobierno catalán.

- También han enviado un escrito de apoyo al Defensor del Pueblo
- Quienes atacan al defensor del Pueblo atacan a la ciudadanía y a la democracia. Defender al Defensor del Pueblo es defendernos a nosotros mismos frente a un poder político que pretende destituirnos de nuestra condición de ciudadanos. Por esa razón estamos promoviendo una campaña de apoyo al defensor del Pueblo.

- Usted fue agredido no hace mucho en la Universidad ¿cuál es su situación personal actual? ¿se han repetido las agresiones o las amenazas?
- Sí. Mi situación personal es ahora mejor en la Universidad. Pero las amenazas sigue presente. Ocasionalmente ha aparecido pintadas contra mí y lo que represento. El propósito de aquella agresión fue coaccionarme para que Convivencia Cívica no siguiera con su defensa de la libertad. No han conseguido sino todo o contrario.

- En las últimas elecciones catalanas ha irrumpido Ciutadans con 3 escaños ¿Cuál es su lectura sobre el éxito de este partido?

- El triunfo de Ciutadans es la irrupción de lo político en la política. La aparición en la política catalana de la diferencia que constituye lo político en una sociedad en la que lo político hace años que ha desaparecido atenazada por el discurso único del nacionalismo y en la que el PP mantiene de forma insensata desde años la estrategia de hacerse perdonar su condición de partido no nacionalista.

- A pesar de todo se ha reeditado el tripartito ¿Ha triunfado el personalismo de Montilla?
- Lo que ha triunfado es la necedad política de Montilla y de Zapatero convirtiéndose en el salvavidas del independentismo catalán. Las instituciones políticas están cada día más alejadas de los intereses reales de los ciudadanos que contemplan la política como una farsa en la que sus actores adoran el becerro de oro de una fantasmal nación, Cataluña, pero que al final funden para acuñar monedas.

- ¿Qué espera usted de Ciutadans? ¿Podrá ser un altavoz de los descontentos en el Parlament o la fuerza del tripartito acallará sus demandas?
- Si la actividad política de Ciutadans se reduce a la actividad parlamentaria, entonces la maquinaria de la política engullirá el germen de lo político que ha determinado su éxito. Dicho de otro modo, su futura fuerza consistirá en su capacidad para conectar con la sociedad civil y movilizarla. De otro modo pasarán a formar parte de los políticos-todos-iguales. Unos más en la larga noche de la democracia en el balneario catalán.

- Algunos acusan a Ciutadans de utilizar un mensaje electoral exclusivamente centrado en el antinacionalismo, dejando otros temas aparcados ¿Qué opina usted?
- La derrota del nacionalismo es el principal objetivo de todo verdadero demócrata y la condición de posibilidad para una política que sirva a los intereses de los ciudadanos. O los “intereses de Cataluña” o los intereses de los ciudadanos. Esa es la diferencia política. Lo demás es pura administración, no política.

- Nos gustaría que nos comentase brevemente la actual situación del castellano en Cataluña y si espera cambios a peor con el nuevo -igual- mapa político.
- El hecho de la adjudicación de las carteras de Cultura y Educación a ERC en la segunda edición del tripartito habla por sí solo. La política del gobierno catalán seguirá excluyendo el castellano, si cabe aún más, de la vida pública. Las escuelas seguirán siendo correccionales lingüísticos y centros de adoctrinamiento político. Se seguirá multando por rotular los establecimientos en castellano. Se seguirá fomentando la delación lingüística. Y Zapatero seguirá afirmando con la sonrisa en la boca que en Cataluña no hay problemas lingüísticos. Es lo que CONVIVENCIA CÍVICA CATALANA tratará de impedir.

Justicia
JUSTICIA: UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA
El Consejo General del Poder Judicial, ha archivado el expediente iniciado contra Garzón por las irregularidades en el llamado caso del ácido bórico
Redaccion minutodigital 9 Noviembre 2006

El Supremo ha anulado una sentencia previa del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, TSJPV, que había absuelto a Atutxa y a los integrantes de la Mesa parlamentaria Gorka Knorr y Kontxi Bilbao, de un delito de desobediencia por no disolver al partido heredero de Batasuna, Sozialista Abertzaleak. En el mes de noviembre, el alto tribunal vasco dictó una sentencia absolutoria al apreciar 'la concurrencia de inviolabilidad parlamentaria' del delito de 'desobediencia' del que habían sido acusados y, por tanto, de 'falta de jurisdicción para el enjuiciamiento de su conducta'. Hoy el Supremo ha anulado esta sentencia y afirma que el TSJPV sí es competente para resolver al respecto.

Una noticia que al menos pone coto al “choteo” constante que por parte de PNV y EA se viene realizando del ordenamiento jurídico. Recordemos que la “contumaz y criminal” actitud de los separatistas, negándose a cumplir la resolución del Tribunal Supremo que ordenaba la disolución del grupo parlamentario terrorista batasuno, fue el inicio de los muchos comportamiento ilegales a los que posteriormente hemos asistido, en los que constantemente se ha violado la Ley de Partidos y se ha permitido contra derecho a ETA-Batasuna actuar políticamente.

Sin embargo la “chulería” despectiva hacía la justicia del Gobierno Vasco continua, ya que desde sus instancias han llegado a afirmar que, esta vez, 'se han pasado de la raya', refiriéndose al Tribunal Supremo. Juristas consultados por MD han afirmado que el comportamiento del Parlamento Vasco negándose a cumplir la resoluciones judiciales, unido a varias conductas del gobierno vasco, que en caso de investigarse podrían calificarse de presunta connivencia con un partido ilegalizado por pertenecer a una banda terrorista secesionista, serian al menos motivo suficiente para iniciar el trámite previsto en el art. 150 de la Constitución en orden a suspender la autonomía del País Vasco.

Mientras, hemos conocido esta buena noticia, que sin duda refuerza el Estado de Derecho, el Consejo General del Poder Judicial, archivaba el expediente iniciado contra Garzón por las irregularidades en el llamado caso del ácido bórico, pero decidía abrir expediente disciplinario por la posible comisión de una falta grave y otra leve a la juez de Denia, Laura Alabau, quien se había negado, desde el punto de vista jurisdiccional y cuando era encargada del Registro Civil, a celebrar bodas de homosexuales de extranjeros porque en sus países no están reconocidos los matrimonios entre personas del mismo sexo. El expediente se abre en relación con un escrito que envió al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, en el que se vertían críticas jurídicas contra la fiscalía y el gobierno. Recordemos que recientemente la Fiscal Olga Sánchez incluía en su escrito de calificación sobre los atentados del 11-M valoraciones políticas sobre las causas del atentado.

ENTREVISTA con Yolanda Morín
Alameda Digital Portugal 9 Noviembre 2006

1. Está Ud. amenazada por ETA y su entorno desde el 2003 y es conocido que documentación sobre su persona ha sido recientemente descubierta en una operación contra el ‘Comando Vizcaya’. Como ha empezado todo esto?
En las cosas referidas al terrorismo no se sabe muy bien como comienzan las cosas, pero seguramente información sobre mi persona comienza a ser tomada a raíz de mi participación en protestas contra la organización terrorista.

2. Como es el dia a dia de alguién que es perseguido por ETA?
Pretendemos que sea igual que antes, pero hay que moverse continuamente con escolta y cambiando itinerarios

3. Ha considerado ya la hipotesis de abandonar el País Basco?
Dejar el País Vasco es prácticamente imposible, entre otras cosas porque tenemos nuestra vida hecha aquí, tenemos nuestros amigos y familia; por otra parte, a estas alturas no voy a ceder a las pretensiones de la banda y su entorno violento.

4. Creo que ha dicho hace no mucho en una entrevista a un periodico español que en Euskady hay “un regimen de dictadura sin libertad”.Hay efectiva libertad de expresión en Vascongadas o quien manda es el clima de miedo?
No hay libertad, no se puede opinar libremente. Las personas que ejercen libremente su derecho a la libertad de expresión, como en nuestro caso desde Minuto Digital, se encuentran con el terrorismo y su entorno. Existe una autocensura que el ciudadano se impone por miedo, así que la realidad sobre todo lo que sucede aquí está deformada por falta de altavoces que transmitan la situación real del País Vasco.

5. Reporteros sin Fronteras siguen llamando la atencion para problemas con la libertad de expresión y la libertad de informar en Cataluña y en Euskady. Que consequencias cree Ud. que tendremos en el futuro en esas autonomias?
Vamos a ver que sucede en el proceso de “rendición” del Gobierno con ETA, pero mucho me temo que nuestras libertades saldrán perjudicadas. Si efectivamente el proceso avanza, no dudo que sobre la mesa estará, entre otras cosas, la limitación de la libertad de determinados medios de comunicación. Parece evidente que al nacionalismo vasco esto de la libertad de expresión no le gusta nada.

6. Siente que en estos tiempos, en la prensa europea, hay temas-tabú o que hay presiones para no hablar de algunas cosas? Se sí, cuales són?
Claro que existen temas tabú. Creo que los temas de los que prácticamente no se habla son los que podríamos denominar como “políticamente incorrectos”, a saber: la inmigración o la expansión del Islam

7. Tenemos noticia de que en los últimos tiempos ha desarrolado Ud. algunas acciones en nombre de muchas personas que quieren saber lo que de verdad ha ocurrido en aquel 11-M. Que cree Ud. que no está bien contado en la história oficial?
Soy la Coordinadora general de Plataforma España y Libertad, una organización cívica compuesta por 45 asociaciones que ha tomado diversas iniciativas judiciales en los últimos meses. Entre ellas hemos denunciado varios asuntos relacionados con el 11 M, como el caso de la falsificación de determinados documentos relacionados con los atentados. En relación al 11M, consideramos que en aquellos días se consumó un golpe de estado encubierto que cambió el gobierno de España.
Son muchos los que están investigando para que se sepa la verdad y nosotros somos uno más de los que intentan desenmascarar a quienes están detrás del atentado más grave producido en Europa.

8. Que opina sobre las polémicas en torno a la “memória histórica” que en estos últimos meses están llenando la prensa y la opinión publica de España?
La memoria histórica es utilizada en España como una cortina de humo por parte del socialismo gobernante. No es nada normal que se subvencione a organizaciones de marcado carácter totalitario y marxista por desenterrar cadáveres a lo largo y ancho de España. Se está desarrollando una memoria histórica mediatizada y parcial, que olvida a la mitad de los
españoles que se vieron inmersos en aquella guerra. La reconciliación solo puede conseguirse desde la igualdad a la hora de
valorar lo que sucedió, no desde la parcialidad que vende a un bando por bueno y a otro por malo.

9. Una última pregunta, de órgano digital para órgano digital: ahora mismo que Minuto Digital ya está en los 10 digitales más leídos, que balance puede ser hecho ?  Cuales són vuestros objectivos y que expectativa tiene para este tipo de prensa de
cara al futuro?
Minuto Digital es un ejercicio cívico-periodístico con antecedentes desconocidos en España. Solo dependemos de nuestros socios, lo que nos da una capacidad de maniobra inusual en un medio de comunicación tradicional. Esa capacidad de maniobra se traduce en independencia, y esa independencia se traduce en libertad. La libertad no es cosa que agrade a todo el mundo. Resultado de esto es que somos un medio criticado desde la izquierda y la derecha; incluso los movimientos más importantes para intentar cercenar nuestra libertad o la de la Plataforma España y Libertad – de la cual solo somos un miembro más-, vienen desde posiciones de derecha, encontrándonos con una fuerte corriente de opinión entre determinados estamentos vinculados al entorno cívico que vive de las subvenciones muy proclives a boicotear a nuestro periódico.

Todo esto nos da mas lectores y vamos creciendo. Nuestro objetivo es asentar definitivamente el proyecto periodístico.
Creo que en España ya no hay mucho mas espacio para prensa digital, y los nuevos proyectos tendrán problemas para crecer.
Por último me gustaría enviar un fuerte abrazo a nuestros hermanos portugueses, y felicitaros y daros ánimos en vuestro proyecto Alameda Digital, cercano al nuestro, para el que deseo un crecimiento rápido y firme.

ESPAÑA Y LIBERTAD SE SUMA A LAS CONCENTRACIONES QUE PEDIRÁN LA VERDAD SOBRE EL 11 M EL PROXIMO SABADO
Plataforma España y Libertad hace un llamamiento a todos los españoles para que acudan a las concentraciones que se realizaran en sus ciudades este sábado día 11 de Noviembre
Plataforma España y Libertad Nota de prensa 9 Noviembre 2006

Bilbao, 8 de Noviembre de 2006.- Como cada mes, los movimientos cívicos se concentrarán en diversas ciudades españolas para pedir que se investigue hasta las últimas consecuencias todo lo relacionado con los brutales atentados del 11 M en Madrid.

España y Libertad, y las 45 asociaciones que la componen y que agrupan a mas de 5.000 miembros en toda España, estarán presentes en las concentraciones convocadas por la movimiento cívico Peones Negros.

España y Libertad entiende que existen innumerables interrogantes sobre estos hechos y pide que se atienda a la ciudadanía que simplemente quiere saber la verdad.

Con ese motivo, y no otro, Plataforma España y Libertad hace un llamamiento a todos los españoles para que acudan a las concentraciones que se realizaran en sus ciudades este sábado día 11 de Noviembre.

DECLARACIONES DE YOLANDA MORÍN
Por otro lado, la Coordinadora general de España y Libertad, ha declarado al periódico portugués Alameda Digital, tras ser preguntada sobre el brutal atentado de Madrid, que "consideramos que el 11 de Marzo se produjo un golpe de estado encubierto que alteró el Gobierno de España".

La coordinadora también ha recordado que España y Libertad ha denunciado a los presuntos responsables de la falsificación de documentos relacionados con el 11M, asunto éste que se está investigando ahora mismo en los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid.

Más información: Pelayo Uría, Prensa, 902.445.450, GSM: 678 61 61 77
info@e-libertad.es, http://www.e-libertad.es

Recortes de Prensa   Página Inicial