AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 15 Noviembre  2006

Otra vez contra las víctimas
EDITORIAL Libertad Digital 15 Noviembre 2006

Si algo tiene bueno el Gobierno de Zapatero es que su quehacer político es perfectamente predecible para casi todo. Como maestros del agit-prop que son, sus estrategas reproducen los mismos patrones hasta hacerlos tan pronosticables como el tiempo atmosférico que hará mañana en el archipiélago balear. Para muestra, las declaraciones que hizo ayer Antonio Hernando, portavoz socialista en el Congreso. El Gobierno, a través de su partido, el socialista, ya ha empezado a calentar motores para afrontar la manifestación de la AVT que el próximo día 25 se les viene encima. Si en otras ocasiones se recurrió al insulto directo o al intento de hacer cambios en la ejecutiva de la asociación, esta vez la ofensiva la ha comenzado Antonio Hernando apelando a la representatividad de la AVT y a lo que, supuestamente, la asociación de Alcaraz dedica su presupuesto.

Ni qué decir tiene que las manifestaciones de Hernando son la primera piedra de la campaña que vendrá en los próximos días. Una campaña que ha de ser, necesariamente y con el concurso de todos los terminales mediáticos que el Gobierno tiene a su servicio, peor y más virulenta. Alcaraz y los suyos pueden ir preparándose, pues esto no ha hecho más que empezar. Que hagan memoria y traigan al presente campañas pasadas, como la de utilizar a Pilar Manjón en su provecho, la de colocar a Peces Barba en un Alto Comisariado fantasma o la de liquidar a Alcaraz en la operación Broseta.

A estas alturas, pasado el ecuador de la legislatura y con la indigna negociación con la ETA en un previsible punto muerto, la manifestación de las víctimas viene a recordar al Ejecutivo que sentarse con los asesinos no fue buena idea, que ceder en los tribunales es un disparate y un insulto a la Justicia, y que dar esperanzas a la banda terrorista es una traición a la memoria y la dignidad de todas y cada una de sus víctimas. Algo tan elemental subleva la conciencia de Zapatero hasta tal punto que no quiere oírlo ni en voz baja. Como en una democracia no se pueden prohibir las manifestaciones pacíficas, al presidente no se le ha ocurrido hasta la fecha mejor manera de acallar la disidencia que manchando el honor de los que osan llevarle la contraria.

Parece obvio que no funciona, que la calle sigue refrendando a la AVT, que unos cuantos millones de españoles –bastantes más de los que Zapatero quisiera– apoyan moralmente a Alcaraz. Al Gobierno, sin embargo, esto, en lugar de llevarle a buscar el consenso replanteándose desde cero su política antiterrorista, le produce urticaria y rebusca en el manual de consignas el modo de aplacar la resistencia que buena parte de la sociedad española ha ofrecido a la innecesaria y aberrante rendición ante la ETA. Ayer le tocó a Hernando, mañana será otro y lanzará su dardo contra la AVT en otra circunstancia y lugar. No hay otra elección, cuando se cede ante los verdugos se está irremediablemente contra las víctimas. Así de sencillo, así de triste.

El PSOE contra la AVT
Todo ruindad y miseria
Ignacio Villa Libertad Digital 15 Noviembre 2006

El desprecio demostrado en el Congreso por el socialista Antonio Hernando hacia la AVT no es el resultado de un "accidente parlamentario", sino una nítida representación del sentir de la mayoría del Partido Socialista hacia las víctimas del terrorismo. Quizá haya muchos, en el PSOE, que no están de acuerdo con la actitud de Zapatero y de su Gobierno hacía las víctimas, pero su silencio cómplice los delata como políticos más preocupados por el sillón que por unos estándares mínimos de decencia. Hay, eso sí, dos excepciones muy gráficas, Rosa Díez y Gotzone Mora, que precisamente por su claridad, su contundencia y su apoyo inequívoco a las víctimas del terrorismo dejan en evidencia a todos esos militantes socialistas que se esconden detrás de esa actitud incolora y silenciosa para medrar a la sombra del presidente del Gobierno.

Con Rodríguez Zapatero lo que no hay son dudas. Ha dado ya demasiadas muestras de su desprecio por las víctimas del terrorismo. La habitual ausencia de miembros del Ejecutivo y del PSOE en sus manifestaciones, la drástica reducción de ayudas a la AVT, el nombramiento del rector Peces Barba como comisario político con la misión de dividir a las víctimas, la espantada de Zapatero del Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo en Valencia, el falso consuelo a la madre de Irene Villa recordando el fusilamiento de su propio abuelo y el intento de liquidar a Alcaraz al frente de la AVT en la última asamblea son algunos de esos botones de muestra que el presidente Zapatero ha ido dejando en el camino de la presente legislatura.

Pero aún sabiendo cómo piensan en el PSOE y como actúan habitualmente cuando desde arriba se les ordena atacar, a toda persona de bien le recorre un escalofrío en el cuerpo cuando los ve en acción, por ejemplo, al escuchar las burlas de Hernando hacia la labor y el trabajo social que realiza la AVT, poniendo incluso en duda la utilización correcta de los fondos recibidos desde los Presupuestos Generales del Estado para el apoyo de las víctimas. Cada vez que aprietan la tuerca, cada vez que aumentan la dosis de críticas a las víctimas, cada vez que las acusan de partidismo vuelven a mostrar de qué madera están hechos.

De quien ha sido capaz de calificar de "personas de paz" a los terroristas, de quien ha exigido a las víctimas que se suban al tren de la rendición y de la claudicación, de quien no tiene inconveniente en ningunearlas como estrategia para "ganarse" a los etarras se puede esperar cualquier cosa. Cuando este martes en el Congreso resonaban las palabras miserables del socialista Hernando estábamos escuchando la voz de Zapatero. Todo forma parte del mismo paquete de ruindad y de entreguismo. Esta es la rendición de Zapatero, una rendición que empieza por el arrinconamiento público de las víctimas del terrorismo.

Zapatero
El discurso del mal
Agapito Maestre Libertad Digital 15 Noviembre 2006

Zapatero dice que peligra la negociación con ETA. Es lo mismo que dijo Otegi la semana pasada. Eso se llama seguimiento del mal. Por lo tanto, no se fíen de sus palabras, no crean que el PSOE volverá fácilmente a la política, a la genuina política democrática, de perseguir al terrorismo por las vías marcadas por el Estado de Derecho, por lo que es común a los españoles. Ojalá me equivoque, pero tiendo a pensar que esta declaración de Zapatero es sólo una parada táctica para seguir con su entrega a los postulados de ETA: aceptar lo que pide la banda criminal que deje de matar a los españoles. Rendición. Punto.

Tan grave es la situación, en mi opinión, que tiendo a pensar que Zapatero esta seducido por el mal. Ya no lo oculta sino que, incluso, lo alaba. Nunca podré olvidar la alta valoración que realizó del asesino De Juana Chaos como un hombre de paz. Terrible. La seducción que el mal, el mal radical, ejerce en el presidente de Gobierno está llevando a la nación española al suicidio político, sí, a la negación de la política, de lo que es común, entre los españoles. Eso común que lo penetra todo y, en definitiva, lo decide todo, es lo que está fracturando Zapatero sólo y sencillamente por su incapacidad para superar su instinto, su pasión, para pactar con el mal.

En los más treinta meses de gobierno que lleva en el poder, dos han sido los ámbitos principales en que puede estudiarse la proclividad de este hombre hacia el mal; el primero está contenido en la palabra "paz", según la entienden los criminales de ETA; el segundo, en la expresión Alianza de Civilizaciones, según la viene desarrollando él mismo desde su discurso en la ONU en el 2004 hasta su discurso de Turquía, a saber, todas las "culturas" son iguales, por lo tanto, incluso los que proponen el asesinato o la violencia como vías de "liberación", tienen que ser abrazados por nosotros. En verdad, las dos intervenciones de Zapatero tienen un denominado común: la rendición del hombre libre ante el mal terrorista.

En fin, si el genuino político es, en verdad, alguien que es capaz de comunicar de modo sencillo y contundente lo que es común en un grupo social, entonces Rodríguez Zapatero representa al antipolítico, al nefasto político, que destaca todo aquello que nos enfrenta y encrespa. Si los occidentales, por ejemplo, defienden y muestran que su modo de civilización "soporta" y tolera al otro, al diferente, o sea, que la tolerancia es uno de sus valores comunes, vendrá Zapatero y dirá que eso no es común, o peor, que eso no es suficiente... Tenemos que abrazarnos, diluirnos, en fin, rendirnos ante quienes cuestionan la tolerancia como valor superior a la paz de cementerio.

Las concesiones a ETA ahora se llaman pasos adelante.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 15 Noviembre 2006

El zapaterés es una jerga que no llega a idioma pero se aproxima a jerigonza y que cada día está más boyante, tanto que es imprescindible para entender la política española. Quien no sabe zapaterés no sabrá jamás lo que pasa. Hoy nuestro presidente ha incluido un nuevo término en su jerigonza, las concesiones a ETA se dice en zapaterés “paso adelante”.

Ya sabíamos que los actos de violencia que ETA cometiese estando en vigor la tregua definitiva temporal se denominan en zapaterés como “accidentes”. La teoría de Zapatero queda pues resumida en que no darán un paso adelante mientras ocurran accidentes.

Como viene siendo ya habitual, El País hoy nos comenta unas declaraciones de Zapatero a un periódico francés. Lo que no comenta es que Zapatero les dijo a los del periódico que el no había dicho que había cumplido su parte del contrato con ETA. De lo que si nos informa es de que Zapatero por enésima vez declaró que mintió y que volverá a mentir.

He repetido tantas veces esta frase que parece que tengo fijación, pero la repetiré tantas veces cuantas la diga el propio Zapatero de sí mismo. Digo que Zapatero dice que mentirá porque siempre nos dijo que no haría concesiones a ETA, sin embargo en la entrevista en Le Fígaro dice

"si la banda terrorista da un paso adelante, el Gobierno dará un paso adelante".

Zapatero el verificador declara que nos mintió varias decenas de veces cuando nos dijo que comenzaba el dialogo con ETA porque había verificado que era firme su decisión de abandonar la violencia durante un cierto período. Lo dice así:

Señala que el Parlamento español ha autorizado un proceso de diálogo con ETA cuando se compruebe que tiene voluntad de dejar las armas y esa circunstancia "debe ser verificada".

¡Que tío más caradura!, con el nunca sabemos si ya ha verificado, si está verificando, si verifica que es conveniente verificar o si la verificación ha sido verificada.

Repito, la técnica de Zapatero es la siguiente:

1.- Verifica que ETA no comete actos de violencia.
2.- Anuncia que ETA ha dejado la violencia
3.- Comienza el diálogo con ETA, bueno miento, continua el dialogo que viene teniendo hace ya muchos años.
4.- ETA quema cajeros, intenta hacer arder a dos guardias, roba 400 pistolas, cobra extorsiones.
5.- Zapatero sale declarando que no acepta presiones de ETA y que mientras no cese la violencia el proceso no puede continuar, o en Zapaterés, hasta que ETA no de un paso adelante el gobierno no dará un paso adelante.
6.- El CNI le vuelve a decir a Zapatero que han verificado que ETA ha dado un paso adelante, pues hace dos días que no queman nada, ni roban nada.
7.- Zapatero informa al país que ha verificado nítidamente con una constatación irrefutable que ETA ha abandonado la violencia definitivamente de momento.
 

Vuelve el proceso al punto 3. En lo que va de proceso le ha dado más de 4 veces la vuelta a esta noria. Nos toma por tontos, aunque reconozco que hay muchos millones en que la tomadura tiene éxito de momento.

No me resisto a finalizar sin comentar una gilipollez a las que tan dado es nuestro presidente.

“Zapatero, en una entrevista que publicará hoy el diario francés y que adelanta su página web, considera que "sería inútil" que ETA aprovechase la tregua para intentar recuperarse”

Vean el infantilismo agudo de este hombre que le dice a una banda de asesinos súper experta en su oficio que será inútil que ETA se recupere, se rehaga y se ponga a punto.

¿Cómo va a ser inútil para ETA hacer algo útil para ETA?

La hoja de ruta de Zapatero al infierno tiene la estructura de una gran tomadura de pelo, de momento les funciona con muchos millones de compatriotas.

Controlar la Justicia es la mayor tentación totalitaria
Francisco Rubiales Periodista Digital 15 Noviembre 2006

La historia demuestra con creces que controlar la justicia es el sueño y la mayor tentación de los totalitarios, quizás porque la Administración de la Justicia es el único obstáculo serio que se alza entre ellos y el poder absoluto. Dominar la Justicia y convertirla en un poder más al servicio del Ejecutivo fue la más perversa obra de dictadores como Nerón, Calígula, Napoleón Lenín, Stalin, Mao y Adolf Hitler, entre otros muchos.

Hoy, en España, el gobierno de Zapatero, presionado por sus peligrosos y poco demócratas socios nacionalistas, está presionando a los jueces para que adapten las sentencias a lo que llaman "el proceso de paz", una aberración antidemocrática que los españoles ni siquiera se atrevían a imaginar hace un par de años.

Pero las "diferencias" entre Zapatero y la Justicia no son recientes y vienen de lejos. Poco después de su llegada al poder, en 2004, el gobierno de Zapateo emprendió una macroreforma de la Justicia Española destinada a crear jueces de proximidad y a potenciar la justicia autonómica, pero, sin el menor pudor, optando por contaminar la justicia al permitir que sean los partidos políticos los que elijan a la mayoría de los jueces en los Consejos Autonómicos.

La reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial acentúa la politización de la Justicia en España porque incrementa la participación de los políticos en la designación de cargos judiciales, todo un movimiento político escasamente democrático del actual gobierno.

Los partidos políticos, que, en su obsesión por el poder, se sienten legitimados por el voto ciudadano para cualquier cosa, incluídas algunas terribles vejaciones a la auténtica democracia, siguen disparando sin escrúpulos contra Montequieu y nombrando jueces y representantes en los Tribunales, politizando así una justicia que tiene que ser independiente para que la democracia exista.

Lo grave de las reformas de la justicia puestas en marcha por Zapateo no es sólo que entregue una alta dosis de la administración de la justicia a las autonomías, algo comprensible (aunque injustificable) desde una democracia degenerada y un diseño descentralizado del Estado, sino que no abandona su obsesión por mediatizar y politizar todavía más una justicia, que ya está contaminada por el nombramiento de jueces y representantes por parte de unos partidos políticos que, inexplicablemente, se sienten legitimados para invadir esos territorios sagrados, a pesar de que la auténtica democracia veta esa intromisión y exige un poder judicial independiente y a salvo de los partidos políticos y del poder ejecutivo.

www.VotoenBlanco.com

Ciutadans o la regeneración del PPC
EDITORIAL Libertad Digital 15 Noviembre 2006

Lo malo del supuesto de que el Partido Popular no deba ver a Ciutadans como una amenaza, con el argumento de que este último partido se puede nutrir exclusivamente de la izquierda no nacionalista, es que toma a la derecha liberal y no nacionalista como un mercado cautivo de la formación que dirige Josep Piqué. Y nada desincentiva tanto los cambios como los monopolios.

Ya han sido muchos los catalanes, sin embargo, que en estas elecciones autonómicas han huido de ese cautiverio y han votado a la formación que lidera Albert Rivera. En el futuro, sin embargo, deberán serlo muchos más si de verdad queremos que el Partido Popular en Cataluña deje de ser esa permanente y gratuita oferta de apoyo a un nacionalismo que, encima, lo desprecia ante notario.

Tal y como señalamos tras las últimas elecciones, "no debía ser necesario" un mayor deterioro electoral en el PP en Cataluña para la regeneración de un partido que tan buenos resultados y mejores expectativas tenía cuando hacía un verdadero y desacomplejado discurso contra el nacionalismo. Sin embargo, sí parece que lo sea, vista la escasa sensibilidad de unos dirigentes que, como los del PP, se niegan a admitir y a aprender del fracaso electoral, por muy similar que haya sido, proporcionalmente y en número de votos, al cosechado por los socialistas.

Prueba de esa insensibilidad es que no sólo sigue Piqué, sino que un posible giro en su discurso le sigue resultando a este dirigente tan "provocador" como sería hablar en castellano en el Parlamento catalán. O como sería atreverse a desmentir de inmediato a quienes, como Montilla, decían eso de que "hasta Piqué considera que Cataluña es una nación". La funesta proximidad de Piqué al nacionalismo catalán sigue siendo tan estrecha que, no contento con ofrecer su apoyo a CiU, no contento con fichar entre las filas nacionalistas a supuestos conversos que sólo lo son cuando se les garantiza una privilegiada candidatura en el PP, los eleva ahora a responsabilidades como las de hacerse cargo de la política económica del grupo parlamentario.

Tal es el caso de Enric Millo, miembro de UDC hasta el mismo momento en que obtuvo el liderazgo del PP en Gerona para ser, posteriormente, su cabeza de lista. Nada tenemos que objetar a la sincera evolución y cambio ideológico de las personas. Pero todo, a las supuestas "conversiones" que consisten en el abrazo de un oportunismo, nada hostil, dicho sea de paso, con el nacionalismo. Más aun si van lastradas, como es el caso, de imputaciones de financiación irregular en beneficio de su anterior partido.

¿Cómo va a denunciar ahora el PP catalán, no ya los delirios ideológicos, sino los corruptos desmanes del nacionalismo, si ficha a uno de sus presuntos protagonistas? Pues eso, como hasta ahora.

Garzón
Segunda o tercera muerte de Montesquieu
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 15 Noviembre 2006

Es sabido que existen varios jueces Garzón, o un solo juez Garzón plural, vario, poliédrico, alguna de cuyas caras recuerda a Pink Floyd: Dark Side of the Moon. A saber: el no-juez que escolta o acolcha a Felipe González en las listas electorales, el mejorable instructor de sonados casos de narcotráfico, el valiente y contundente martillo de etarras, el creador del sobrenombre "X" para designar al mismo político que un día acolchó.

Hay más: el ministrable frustrado, el agitador de masas que llama asesino al sucesor del acolchado Mister X en la presidencia, el protagonista de giras internacionales con la agenda más llena que David Bisbal, el espontáneo de Atocha en la mañana sangrienta del 11-M, el hostigador de peritos que inadecuada y sospechosamente se arroga competencias, el fiel amigo de Liaño que estira el concepto de fidelidad hasta hacerlo irreconocible, el autopostulado candidato al Nobel de la Paz. Ah, vanidad de vanidades. ¿Por qué no el Nobel de Física, dadas sus innovaciones en materia de transformaciones? ¿Por qué no el de Química, en reconocimiento a los nuevos usos que acredita del ácido bórico a granel?

Habría resultado del máximo interés comprobar la reacción del plural Garzón, cuando encarnaba el avatar anti-GAL, si González le hubiera reprochado lo que él ahora proclama: "Los poderes forman parte de un Estado y no puede ir cada uno por su lado". Sin duda aquel Garzón habría respondido, escandalizado, que por donde tiene que ir el poder judicial es por donde marca la ley, y que debe hacerlo con independencia. Y que "independencia judicial" significa, entre otras cosas, que los jueces no deben actuar sometidos a presiones.

La zarandaja de la adaptación de los jueces al contexto, al momento, a lo que hay, sólo puede entenderse desde la perspectiva más amplia de la limitación a la independencia judicial. En realidad, nos traslada a una pesadilla que la doctrina ha querido conjurar desde el fin de la Segunda Guerra Mundial: la de un poder judicial cuyos miembros se suman alegremente a procesos de degeneración de los mecanismos democráticos y a la imposición de sistemas totalitarios donde la división de poderes es puro disfraz, particularidad funcional, especialidad profesional sin valor garantista. Aquella conversación final entre dos jueces, en una celda de Nuremberg, que aparece en Vencedores y vencidos ilustra esta cuestión mejor que cualquier manual.

Lo peor es que esta degeneración democrática, esta pérdida de sentido de la estructura y equilibrios institucionales la promueva un juez estrella, alguien a quien muchos ciudadanos relacionan directa e irreflexivamente con "la justicia". De seguir por esta senda, lo que le espera a España es una variante –formalmente amable pero materialmente monstruosa– de régimen de partido único, pues el impulso exclusivo de los tres poderes, el que marcará la dirección a todos los órganos e instituciones del Estado para que deformen las leyes a su conveniencia no será ni siquiera el poder ejecutivo; será directamente el Partido Socialista. Qué negras reminiscencias.

PRONÓSTICO
POR RAMÓN PI El Ideal Gallego 15 Noviembre 2006

Los atentados contra cajeros bancarios, sedes de partidos y mobiliario urbano han seguido desde la pomposa declaración de "alto el fuego permanente" de la banda de asesinos ETA. A cada uno de estos actos de terrorismo callejero, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha venido contestando con declaraciones surrealistas de su portavoz Fernando Moraleda, según las cuales estas acciones delictivas eran otras tantas confirmaciones de la voluntad de la banda de disolverse.

A medida que este discurso esperpéntico iba produciendo su efecto corrosivo en la confianza de la gente hacia el presidente de Gobierno tan singular, las autoridades y los portavoces socialistas iban desplazando el listón de lo intolerable cada vez más abajo, hasta llegar donde estamos ahora: todo lo que no sea matar a alguien debe ser considerado irrelevante, cuando no una muestra del humanitarismo de los terroristas, que, pudiendo producir un baño de sangre, sólo chantajean a empresarios, destrozan autobuses y cajeros automáticos y se enfrentan ilegalmente a las fuerzas del orden público. Pero como no matan a nadie, el Gobierno trata de convencer a la gente de que está legitimado para negociar con la banda.

La última exhibición de democracia de la ETA ha sido rociar con gasolina a dos policías municipales, que si no ardieron vivos fue porque "in extremis" fueron salvados de la vesania de los "chicos de la gasolina", por usar la expresión de ese prócer llamado Xavier Arzalluz, hoy más adecuada que nunca. A la vista de todo esto, lo más probable es que, si llega el funesto día en que un atentado se resuelve con muertos, José Luis Rodríguez Zapatero pretenderá seguir negociando con los asesinos de todos modos. Ojalá ese día no llegue, y, si llega, ojalá me equivoque. De hecho, escribo esto con la secreta esperanza de que, si ocurre lo que todos tememos, Rodríguez Zapatero se comporte como un hombre de honor, aunque sólo sea por llevarnos la contraria a unos cuantos de la "canallesca".       ramon.pi@sistelcom.com

Dudas justificadas
TONIA ETXARRI t.etxarri@diario-elcorreo.com El Correo 15 Noviembre 2006

Con el aumento de la presión del entorno de ETA, el recrudecimiento del terrorismo callejero planificado, las cartas de extorsión y el regreso de los escoltas, quedan al desnudo las razones de peso para que la ciudadanía, como ya ha empezado a reconocer el socialista Blanco, tenga 'dudas justificadas' sobre lo que llamó el presidente Zapatero 'el proceso de paz'. Si el desmarque de la violencia 'no figura en la agenda' de la ilegalizada Batasuna, si Otegi se vuelve a guardar la baza de la desactivación del terrorismo callejero 'pueblo a pueblo' y el desarme no entra en los planes inmediatos de ETA, parece razonable que el Gobierno tenga que volver a rebobinar sobre lo que se ha conseguido hasta ahora.

Porque la presión del entorno de la banda va por otros derroteros: Otegi dice que él ya tiene dos raíles para avanzar en el conflicto. Pero no parece que el presidente tenga el tren que debería discurrir por las vías aludidas. Así las cosas, ya no tiene sentido preguntar, a estas alturas, al ministro del Interior cómo va 'la verificación' de las intenciones de ETA de abandonar el terrorismo (una de las condiciones expresas de la resolución del Congreso de los Diputados) cuando el propio Rubalcaba va expresando su pesimismo después de los últimos acontecimientos. Habrá que rebobinar.

Si, en estos meses, Otegi sigue diciendo que el fin de la represión, la autodeterminación y la territorialidad son las claves de la solución, mientras su socio Barrena anima al presidente a librarse 'de la Constitución y esas zarandajas' y, por el contrario, el Gobierno mantiene la idea de que no habrá 'cesión política alguna' aquí alguien ha pretendido engañar a la opinión pública o se ha querido pasar de 'listillo'. El caso es que, mientras algunos dirigentes socialistas se encelaban durante todo este tiempo con el PP, la banda (que tiene tanto oficio que 'el frente de la negociación' siempre lo ha considerado como 'uno más' de sus actividades) ha ido tejiendo su telaraña de presión.

Después de las movilizaciones en torno a la huelga de hambre del preso De Juana Chaos, la atención se centra en el Tribunal Supremo. Mañana jueves. Si hay condenas para Segi (la fiscalía pide aumento de penas) las bases de Batasuna han amenazado con aumentar la violencia. Y es que ETA sigue aspirando a tutelar el proceso de negociación; una circunstancia que ningún Estado democrático se puede permitir. Malos tiempos para la esperanza. Ayer el socialista Eduardo Madina explicó, en el juicio en el que comparecían los que quisieron matarle, que el atentado le causó profundas heridas en las piernas, las manos y el corazón. Afortunadamente su sensibilidad para reconocer la labor de las instituciones judiciales permanece intacta.

RIVERA DENUNCIA LA "POLÍTICA SANCIONADORA" DEL TRIPARTITO
Montilla dice que hay algunos que "quieren hacer un problema de la lengua" para sacar "rédito electoral"
El futuro presidente de la Generalidad cree que los castellanohablantes "no tienen problemas" en Cataluña excepto en casos "singulares". Por ello, ve como una "gravísima irresponsabilidad" que se intente "dividir a la sociedad catalana por razones de lengua". A su juicio, "algunos medios de comunicación lo atizan" y hay "una minoría que piensa que esto es un filón electoral". Montilla aludía así a Ciudadanos, que ya han anunciado que emplearán el castellano en el Parlamento catalán, algo que, según el líder del PSC, "no es un hecho inusual". Albert Rivera, mientras, ha denunciado la política lingüística "sancionadora" del tripartito.
Europa Press Libertad Digital 15 Noviembre 2006

En declaraciones a la Cadena Ser, José Montilla restó importancia a que los tres diputados de Ciutadans usen el castellano en el Parlamento catalán al afirmar que "no es un hecho inusual", ya que "se había hecho" incluso por parte de diputados del PSC en las primeras legislaturas. Para Montilla, "no es una provocación" y consideró normal que "si alguien no quiere hacerlo en catalán porque no lo domina está en su derecho de hacerlo en castellano". El caso, señaló, "no tiene más relevancia".

Según Montilla, la política lingüística de su gobierno "no es la de ERC, ni del PSC, ni de ICV", aunque ya se sabe que Esquerra asumirá las competencias sobre la lengua. También dijo que los castellanohablantes "no tienen problemas" en Cataluña y limitó los supuestos conflictos a casos "singulares" como "funcionarios en tránsito y que tampoco tienen voluntad de permanencia" en Cataluña. Para ejemplificarlo citó su propio caso como "alcalde de una ciudad durante casi 20 años de mayoría castellanohablante".

Un "filón electoral"
"El tema de la lengua no es un problema. En todo caso, algunos quieren hacer un problema de la lengua, seguramente porque piensan que puede dar un cierto dividendo electoral", sentenció. Para Montilla, "si la confrontación social por la lengua no se dio en los años 80 cuando se inició el proceso de inmersión en educación primaria y no se dio en ciudades mayoritarias castellanohablantes, hoy no se dará. Por mucho que haya algunos medios de comunicación que lo aticen, desde el desconocimiento absoluto, y que haya una minoría que piense que esto es un filón electoral".

A juicio del futuro presidente de la Generalidad, esta actitud es "una gravísima irresponsabilidad porque ni en el pasado determinadas formaciones que con discursos parecidos se presentaron a las elecciones consiguieron dividir a la sociedad catalana por razones de lengua, ni ahora lo conseguirán".

La opinión de Ciudadanos
Uno de los aludidos, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, también se ha referido al asunto de la lengua en Cataluña. El diputado electo del Parlamento catalán criticó la "política sancionadora" de la Generalidad sobre el uso de la lengua catalana, y apostó por limitarse a incentivar el uso de esta lengua. En una entrevista de Catalunya Ràdio, afirmó que "para que el catalán se vea como algo positivo para aquél que no lo conoce, es mejor la vía del incentivo y del aprendizaje que la de la imposición".

Albert Rivera dijo que "una cosa es incentivar y otra es sancionar", ya que "la política sancionadora que ha llevado a cabo el tripartito no es conveniente para el propio catalán". Rivera añadió que uno de los grandes objetivos de su grupo en el Parlamento catalán será eliminar la inmersión lingüística en los colegios catalanes.

EL MAGISTRADO ALABÓ LA "GRAN VALENTÍA" DE ZAPATERO
Irene Villa responde al juez Garzón: "¿Qué tiene de valiente escuchar las pretensiones de los terroristas?"
La delegada de la AVT en Madrid ya ha contestado a los elogios que dedicó el juez Garzón a Zapatero. El magistrado se refirió a la "gran valentía", en su opinión, del presidente. También dijo que "está haciendo lo que debe" en relación al proceso abierto con los terroristas. Sus palabras han provocado la indignación de Irene Villa, que se ha preguntado, en alusión a las afirmaciones de Garzón, "qué tiene de valiente escuchar las pretensiones de los terroristas". El presidente se refirió al proceso como un "contrato" con ETA en una entrevista a Le Figaro, una referencia que Moncloa ha obligado a retirar.
Libertad Digital 15 Noviembre 2006

Según declaraciones recogidas por la Cadena COPE, Irene Villa se ha preguntado, refiriéndose a la intervención de Garzón, "qué tiene de valiente escuchar a los terroristas, escuchar sus pretensiones cada vez más irrevocables". La delegada de la AVT en Madrid se refería a la intervención de Baltasar Garzón este martes en un coloquio del Club Siglo XXI de Madrid, en el que respaldó, de nuevo, al presidente del Gobierno y su negociación con ETA.

El magistrado consideró que con su actuación el presidente demuestra una "gran valentía desde el principio de su mandato". También dijo que Zapatero "está haciendo lo que debe". Manifestó su "respeto" por él y recordó que "está ahí, mal que le pese a algunos". Además, en alusión a las actuaciones judiciales, dijo que el Ejecutivo no está presionando a los jueces. Tampoco, afirmó, hay un acuerdo entre el Gobierno y ETA.

«Si el artefacto explosivo hubiera estado bien colocado ahora estaría muerto»
Eduardo Madina relata con gran entereza en la Audiencia cómo fue el atentado de ETA que sufrió en 2002
Redacción La Razón 15 Noviembre 2006

Madrid- «Si la bomba hubiera estado bien colocada, hoy estaría muerto». Así de rotundo fue el ex dirigente de las Juventudes Socialistas y actual diputado por Vizcaya, Eduardo Madina, que ayer compareció en calidad de testigo en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional contra los etarras presuntamente responsables del atentado que sufrió en febrero de 2002, y en el que perdió una pierna. Para los dos principales imputados, Iker Olabarrieta Colorado y Asier Arzalluz Goñi, la Fiscalía pide 20 años de cárcel por asesinato terrorista en grado de tentativa, informa Ep.

Madina revivió con entereza y detalles el drama de aquella mañana del 19 de febrero. «Fue una mañana normal», comenzó a relatar para después recordar que si bien estaba «acostumbrado» a mirar todos los días bajo su coche antes de ir al trabajo, aquel día iba con prisa y no lo hizo. «Sufrí graves heridas en ambas piernas, en las manos y en el corazón. Salí como pude del coche, había mucha sangre. Alguien se acercó y llamó a una ambulancia».

Pese al tiempo transcurrido desde el atentado, Madina dice que las secuelas aún perduran. Todavía, dijo, le quedan «frentes por superar. El proceso de recuperación aún no ha terminado, y tardará años». Pero no sólo para él sino para todos los que le rodean, ya que a partir de ese día en su casa «se hizo de noche» y «una sombra de pena y tristeza» envolvió a su familia. «Cuando ETA visita a alguien, genera un fuerte impacto en tu familia que no se puede explicar con palabras. Eso se vive», dijo.
Madina, que estuvo entre 6 y 7 meses en rehabilitación, explicó que tras la explosión su padre sufrió una depresión, de la que se recuperó después. Sin embargo, su madre, de 49 años, no logró salir del «túnel por el que pasan otros» y murió diez meses más tarde de un infarto.

El diputado, sin embargo, es consciente de que pudo ser mucho peor. «Si ese artefacto está bien colocado yo estoy muerto», dijo. «O si en vez de medir 1,80 mido 1,60», apuntó, ya que «cuando ETA coloca una bomba intenta o busca matar. Eso es lo que hace ETA».

Pero a pesar de las dificultades, cinco años después del atentado, Madina, que sigue con su actividad política ahora como diputado, aseguró que sus «compromisos individuales y políticos siguen intactos». «Ni ETA va a cambiarlos ni lo va a conseguir nunca», sentenció.

El impactante testimonio de Madina tuvo como antesala otra de las actuaciones que algunos presos etarras protagonizan en sus comparecencias ante la Justicia. Nada más comenzar el juicio, el presidente de la Sala, Javier Gómez Bermúdez, expulsó a Goñi después de que éste asegurase que no iba a declarar ante «un tribunal fascista».

La cooficialidad del español, uno de los grandes escollos de la negociación
ABC 15 Noviembre 2006

A través de un comunicado, el Gobierno autonómico trasladó los cuatro asuntos que Touriño pondrá encima de la mesa a Núñez Feijóo: preámbulo, competencias, financiación y lengua. En la nota oficial, se informó que el presidente trasladará al líder popular la necesidad de alcanzar un Estatuto «de consenso». Touriño reiteró la necesidad de que el Estatuto «sirva mejor a los intereses de los gallegos del siglo XXI». Intenta de este modo desviar la atención de las polémicas identitarias, llevando el debate a cuestiones sociales y tangibles para la ciudadanía. Otro gran escollo será la intención del bipartito de convertir al gallego en la lengua oficial de Galicia, y que el castellano pase a ser cooficial. No quedaría ahí el asunto, ya que también demandan la inclusión en el nuevo Estatuto del deber de conocimiento del gallego para todos los ciudadanos, tal y como hace la Constitución con la lengua de Cervantes.


Recortes de Prensa   Página Inicial