AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 11 Diciembre  2006
Proceso de rendición
Campaña terrorista
Agapito Maestre Libertad Digital 11 Diciembre 2006

¿Proceso de paz o campaña terrorista? El último Zutabe de ETA responde con contundencia. Estamos asistiendo a una de las campañas terroristas más crueles de la historia de ETA, pero el Gobierno se empeña en hablar de proceso de paz para eludir sus responsabilidades políticas y, seguramente, penales. El terrorista consigue sus objetivos matando o preparándose para matar. Desde que declaró su tregua para negociar con el Gobierno no ha hecho otra cosa que prepararse para seguir matando. Por lo tanto, resulta difícil llamarle al proceso de negociación del Gobierno con ETA de otro modo que no sea campaña terrorista. El desconcierto intelectual y moral producido por el terrorismo nos hace olvidar con facilidad que su lógica es matar y no matar. No hay otra. Las dos vías conducen a los mismos objetivos.

El último Zutabe de ETA demuestra que los criminales no sólo no renuncian a esos objetivos, sino que son las condiciones mínimas para negociar con el Gobierno la legalización de su brazo político. Si alguien no tenía claro que el alto fuego declarado por ETA era el inicio de una terrible campaña terrorista, lea este Zutabe y comprobará que los criminales de ETA sacan el máximo partido a su macabra estrategia criminal: matar y no matar, asesinar y no asesinar, atentar y no atentar. Quien no comprenda este juego entre la muerte y la vida, olvídese de combatir el terror. El Gobierno y sus corifeos intelectuales lejos de tomarse en serio esa "lógica" criminal, implacable y constante a lo largo de la historia de ETA, la han puesto entre paréntesis otorgándole capacidad política a quien sólo obedece a esa terrible lógica.

Por desgracia, esa concesión política del Gobierno a los criminales no sólo no ha servido para atemperar sus exigencias, según nos habían advertido hace ya tiempo las víctimas de ETA, sino que los ha envalentonado hasta exigirle al Gobierno que cumpla lo pactado: mesa de partidos políticos, legalización de Batasuna, fin de las detenciones, acercamiento de los presos al País Vasco, etcétera. Por aquí, otra vez, será necesario reconocer que el Gobierno, indirectamente, está colaborando a la mayor campaña terrorista de la democracia. Pocas veces en la historia reciente de España han tenido los terroristas de ETA tantas oportunidades como ahora, desde que declararon un alto el fuego, de presentarnos públicamente sus exigencias terroristas. Nunca como ahora habían tenido tantas ocasiones de ratificarse en público por los crímenes cometidos. Nunca, en fin, como ahora ETA había tenido tanto protagonismo público.

Así las cosas, sólo un imbécil negará que la actual campaña terrorista de ETA no está teniendo éxito. Tanto ha sido el triunfo de ETA sobre el Gobierno que éste ha convertido una campaña de propaganda terrorista, quizá la más agresiva de su historia, en un proceso de paz con contrapartidas políticas, entre las que muy pronto veremos la legalización de Batasuna. Lejos está ya el Gobierno de exigir una negociación para que ETA abandone las armas y se arrepienta de sus crímenes. Sólo pide hablar con los terroristas para que sepan valorar los pasos dados por el Gobierno. El alto el fuego declarado por ETA, sin duda alguna, ha permitido a los terroristas justificar públicamente sus crímenes pasados, que serán el principal argumento de sus crímenes futuros. Por supuesto, no se plantean ni de lejos pedir perdón a las víctimas, ni renuncian a las armas y, sobre todo, toman la calle para extorsionar, amenazar y reprimir a los ciudadanos para demostrar a los ciudadanos que el Gobierno no controla nada.

Sin embargo, el Gobierno persiste en engañar a los ciudadanos utilizando la ingenuidad del hombre medio, que consiste en hacer creer que el terrorista es un ser normal, alguien con capacidad de argumentación política, cuando no mata. Es un error propio de quien necesita una explicación rápida para superar el desconcierto moral e intelectual que nos produce el terror. El problema es que el terror, y esta campaña de alto el fuego de ETA figurará en su historia como una de las más terroríficas, carece de sentido al igual que todo aquello que nos repugna, confunde y asusta. Buscar explicación al terrorismo sin comprender su "lógica" criminal es condenarse a repetir lo obvio, o peor, sus mentiras medidas. El terrorista es siempre un criminal, independientemente de que atente o no. La lógica terrorista es implacable: todo puede conseguirse matando o "explicando" el asesinato. El terrorista atenta o justifica el atentado. El terrorista mata o hace campañas terroristas para explicar sus asesinatos.

El terrorista es siempre un criminal. Matando y sin matar sólo tiene una obsesión: eliminar al otro para conquistar el poder.

El olvido de esa verdad por parte del Gobierno está poniendo al sistema democrático al borde de su desaparición. Es, por lo tanto, urgente que el Gobierno reconozca haber sido engañado por ETA o, por el contrario, tendremos que pregonar que está colaborando con la banda criminal para sacar rédito político en las próximas campañas electorales.

Nuestros nuevos amos
Arturo Pérez Reverte XLSemanal 11 Diciembre 2006

A los españoles nos destrozaron la vida reyes, aristócratas, curas y generales. Bajo su dominio discurrimos dando bandazos, de miseria en miseria y de navajazo en navajazo, a causa de la incultura y la brutalidad que impusieron unos y otros. Para ellos sólo fuimos carne de cañón, rebaño listo para el matadero o el paredón según las necesidades de cada momento. Situación a la que en absoluto fuimos ajenos, pues aquí nunca hubo inocentes. Nuestros reyes, nuestros curas y nuestros generales eran de la misma madre que nos parió. Españoles, a fin de cuentas, con corona, sotana o espada. Y todos, incluso los peores, murieron en la cama. Cada pueblo merece la historia y los gobernantes que tiene.

Ciertas cosas no han cambiado. Pasó el tiempo en que los reyes nos esquilmaban, los curas regían la vida familiar y social, y los generales nos hacían marcar el paso. Ahora vivimos en democracia. Pero sigue siendo el nuestro un esperpento fiel a las tradiciones. Contaminada de nosotros mismos, la democracia española es incompleta y sectaria. Ignora el respeto por el adversario; y la incultura, la ruindad insolidaria, la demagogia y la estupidez envenenan cuanto de noble hay en la vieja palabra. Seguimos siendo tan fieles a lo que somos, que a falta de reyes que nos desgobiernen, de curas que nos quemen o rijan nuestra vida, de generales que prohíban libros y nos fusilen al amanecer, hemos sabido dotarnos de una nueva casta que, acomodándola al tiempo en que vivimos, mantiene viva la vieja costumbre de chuparnos la sangre. Nos muerden los mismos perros infames, aunque con distintos nombres y collares. Si antes eran otros quienes fabricaban a su medida una España donde medrar y gobernar, hoy es la clase política la que ha ido organizándose el cortijo, transformándolo a su imagen y semejanza, según sus necesidades, sus ambiciones, sus bellacos pasteleos. Ésa es la nueva aristocracia española, encantada, además, de haberse conocido. No hay más que verlos con sus corbatas fosforito y su sonriente desvergüenza a mano derecha, con su inane gravedad de tontos solemnes a mano izquierda, con su ruin y bajuno descaro los nacionalistas, con su alelado vaivén mercenario los demás, siempre a ver cómo ponen la mano y lo que cae. Sin rubor y sin tasa.

En España, la de político debe de ser una de las escasas profesiones para la que no hace falta tener el bachillerato. Se pone de manifiesto en el continuo rizar el rizo, legislatura tras legislatura, de la mala educación, la ausencia de maneras y el desconocimiento de los principios elementales de la gramática, la sintaxis, los ciudadanos y ciudadanas, el lenguaje sexista o no sexista, la memoria histórica, la economía, el derecho, la ciencia, la diplomacia. Y encima de cantamañas, chulos. Osan pedir cuentas a la Justicia, a la Real Academia Española o a la de la Historia, a cualquier institución sabia, respetable y necesaria, por no plegarse a sus oportunismos, enjuagues y demagogias. Vivimos en pleno disparate. Cualquier paleto mierdecilla, cualquier leguleyo marrullero, son capaces de llevárselo todo por delante por un voto o una legislatura. Saben que nadie pide cuentas. Se atreven a todo porque todo lo ignoran, y porque le han cogido el tranquillo a la impunidad en este país miserable, cobarde, que nada exige a sus políticos pues nada se exige a sí mismo.

Nos han tomado perfectas las medidas, porque la incultura, la cobardía y la estupidez no están reñidas con la astucia. Hay imbéciles analfabetos con disposición natural a medrar y a sobrevivir, para quienes esta torpe y acomplejada España es el paraíso. Y así, tras la añada de políticos admirables que tanta esperanza nos dieron, ha tomado el relevo esta generación de trileros profesionales que no vivieron el franquismo, la clandestinidad ni la Transición, mediocres funcionarios de partido que tampoco han trabajado en su vida, ni tienen intención de hacerlo. Gente sin el menor vínculo con el mundo real que hay más allá de las siglas que los cobijan, autistas profesionales que sólo frecuentan a compadres y cómplices, nutriéndose de ellos y entre ellos. Salvo algunas escasas y dignísimas excepciones, la democracia española está infestada de una gentuza que en otros países o circunstancias jamás habría puesto sus sucias manos en el manejo de presupuestos o en la redacción de un estatuto. Pero ahí están ellos: oportunistas aupados por el negocio del pelotazo autonómico, poceros de la política. Los nuevos amos de España.

Proceso de rendición
Calabazas con pistolas
Isabel Durán Libertad Digital 11 Diciembre 2006

Compartí tertulia la pasada semana en la televisión autonómica catalana con tres periodistas y un terrorista condenado a diez años de cárcel por atentar en la calle en lo que El Pais llama "coacción callejera", es decir, por incendiar cajeros automáticos, contenedores o lo que se tercie para sembrar el terror. El programa Agora versaba sobre "el proceso de paz". Al ex reo por terrorismo le pregunté si volvería a cometer los mismos delitos por los que fue condenado. Su respuesta resultó reveladora: sí, si el Estado (opresor, por supuesto) y el Gobierno (ídem) no les conceden lo que piden. Y aún añadió más. ETA no está en ningún proceso de paz, algo que Zapatero y los suyos pretenden desconocer. La banda de asesinos pregona que si el Gobierno no se pliega a sus exigencias continuará el terror. Pero a eso ZP lo llama oportunidad histórica y proceso de paz.

Zapatero continúa empecinado en maquillar el terrorismo y asegura que el proceso "sigue su curso". En estas llega el PSE, cuyos prohombres tienen encomendada la labor de sentarse día sí y otro también con los etarras de guante no tan blanco, y le saca los colores. Su portavoz en el Parlamento vasco y secretario general del partido en Vizcaya ha contado en Radio Euskadi que el Ejecutivo de Zapatero intentó reunirse con los pistoleros en agosto pero que ETA le dio calabazas. En este proceso de desinformación absoluta y de mentiras al por mayor, ha salido Pepiño Blanco al quite a desautorizar a José Antonio Pastor.

"Hay mucha gente que no sabe de lo que habla; los que sabemos, no hablamos", ha sentenciado el prócer Blanco. Que se lo diga Pepiño a los terroristas, que lo dejan todo por escrito (Zutabe 111) y participan en programas de televisión y tertulias radiofónicas, o a quienes departen políticamente con los "hombres de paz" por orden del mismísimo ZP. Lo peor no es que los terroristas den o no calabazas con pistolas al Gobierno, lo grave es que el Gobierno se niegue a dar información como es su obligación.

A este paso a La Moncloa se le van a atragantar las uvas de fin de año, pero no por los pistoleros sino por el destape precipitado del aparatchik de su partido en el País Vasco y Navarra, que ya hasta confiesa querer la autodeterminación y lo que se tercie con tal de repartirse las nueces.

La revisión del franquismo
Manuel Martín Ferrand Estrella Digital 11 Diciembre 2006

Esta pasada semana —tan fría, tan hueca, tan inmaculada y tan constitucional— ha marcado el límite del despropósito por el que discurre, con perdón, la política de José Luis Rodríguez Zapatero. Uno de los líderes del socialismo vasco, José Antonio Pastor, declaró que, en agosto, el Gobierno intentó reunirse con ETA y no obtuvo respuesta. Apresuradamente, el secretario de Organización del PSOE, el inefable José Blanco, descalificó a su conmilitón y dijo de él que “hay gente que no sabe de lo que habla”. Si tratan así a los amigos, ¿cómo se comportarán con los enemigos?

Zapatero está nervioso y su entorno, revuelto. No podría ser de otro modo. El “proceso de paz” con el que, desde su inesperada llegada a la Moncloa, trata de encubrir su falta de programa político ya no da más de sí y, de aquí a mayo, volverán a abrirse las urnas. No ha sido capaz de sacar un buitre de su chistera, como anunció en los carteles de su espectáculo, y tendrá que recurrir al conejito de los magos aficionados.

El líder leonés, como sus predecesores en el escondido socialismo de los años siguientes a la Guerra Civil y anteriores a la Transición, tendrá que limitarse a hablar mal de Francisco Franco. Algo tan ridículo y anacrónico como hacerlo de Recaredo o Witiza. Afortunadamente, este es un país joven, renovado, y casi la mitad de la población española —más de la mitad si se cuentan los inmigrantes— ha nacido después de la muerte del general a quien los suyos trataban en superlativo.

Preparémonos porque el próximo jueves, el día 14, comenzará a debatirse en el Congreso de los Diputados la Ley de la Memoria Histórica. Se trata de la rehabilitación oficial de las víctimas de la Guerra y de la posterior y brutal represión que padecieron los perdedores; pero, ¿a quién beneficia, dejando aparte a Zapatero y sus complejos de abuelo fusilado, un proceso revisionista de esa naturaleza?

Si nuestro presidente de Gobierno se hubiera tomado el gozoso trabajo de leer a don Miguel de Unamuno quizás tuviera presente lo que nos decía en Adentro: “Que nunca tu pasado sea tirano de tu porvenir porque no son esperanzas ajenas las que tienes que colmar”. Sólo quien no tiene futuro, y el mañana político de Zapatero enflaquece cada día, puede ensañarse tanto con el pasado.

No cabe en esto que se nos avecina el “allá él” del más tradicional desdén hispano porque nosotros, sin comerlo ni beberlo y setenta años después de la Guerra, podemos ser víctimas —lo seremos en cualquier caso— de los nuevos bombardeos literarios y sañudos con que reviviremos la (mala) memoria de algo que estaba olvidado, superado y que, de hecho, había servido de cimiento para una nueva convivencia constitucional que ahora, muy inoportunamente, se pone en peligro.

Zapatero, incapaz de hacer una política de prosperidad y entendimiento entre los vivos, quiere optar por la dedicación de desenterrar los muertos de la Historia. Eso, supongo, debe tener tratamiento psiquiátrico. Especialmente si se considera, insisto, en que el pasado fantasmal de Rodríguez Zapatero puede arruinar el futuro esperanzado de cuarenta y tantos millones de españoles. Lo más pasmoso e inquietante es que no se escuchen voces en el PSOE que, aunque con el riesgo de que les descalifique José Blanco, traten de reconducir la pasión retrospectiva del líder a niveles menos dañinos y amenazadores.

Como ha dicho al respecto Gaspar Llamazares, que tampoco es un entusiasta del mañana, “para no cambiar nada es mejor no empezar”. Y aquí no cambia nada. En todo caso, paz por odio. Y todos perdemos algo con ese trueque.

¿SE ACERCA LA HORA DE LA VERDAD?
Editorial minutodigital  11 Diciembre 2006

Y quizás por ello los gallegos, que nunca sabremos si suben o bajan la escalera, piden como reivindicación identitaria un cambio en el huso horario para diferenciarse del resto de España o de lo que pretenden que quede de ella. Pero no debe ser solo por eso. La hora que parece que se acerca es la del conocimiento de lo que pasó realmente el 11-M aunque, en buena lógica, cada día que pase quedará uno menos hasta el desenlace final.

No es buena señal que hayan comenzado detenciones de miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado por razones que pudieran guardar una colateralidad con los atentados. Y tampoco es buena señal que un imam islamista, miembro del CNI y de los servicios secretos marroquíes (ya no nos sorprende nada) presente un escrito ante la Audiencia Nacional dentro de lo que parece un claro intento de protegerse ante lo que pueda caer. Y, tampoco es una excelente noticia que a la hora de cerrar esta editorial uno de los policías detenidos haya intentado suicidarse ingiriendo barbitúricos. Las dudas, ante el hermetismo de un Gobierno que se ahorca con su propio proceso de paz, llevan hasta a sospechar sobre quién asesinó hace días a un detective en Madrid o por qué murió el GEO Torronteras.

Con el sumario cerrado aún no se ha determinado cuál fue el explosivo utilizado en las voladuras de los trenes. La goma 2 eco de la mochila encontrada en Vallecas, la que no explotó, parece ser el principal material de tráfico ilegal por el que se detiene a los cuatro policías, casualmente dos de esa comisaría de Vallecas y, uno de ellos, quien desactivó la mochila. Dicen que la verdad nos hará libres pero hay veces que da pánico la posibilidad de conocerla.

Dicen las lenguas viperinas que cuando ZP accedió al Palacio del Presidente de Senegal se apresuró a pedir asilo político. El motivo fue el “canguelo” que cogió cuando vio ondear, junto a la bandera anfitriona, una enorme bandera española con el águila de San Juan. La intérprete le tranquilizó aclarándole que se debía a un error de un país más preocupado por los goles de Raúl que de los cambios en los escudos de otros países. Zapatero se sentó y, mientras se secaba el sudor con un pañuelo heredado de su abuelo, comentaba con voz cansada: ¡por un momento pensé que ya se había producido el contragolpe!.

A vueltas con ETA: Zapatero apurará hasta el final el cáliz de la negociación
Jesús Cacho El Confidencial 11 Diciembre 2006

A falta de otros guisos más ricos en proteína vital, la dieta política de los españoles continúa aferrada al plato único de la negociación con ETA, entre el creciente hastío de una gran parte de la población española que, de espaldas a la política y los políticos, sigue a lo suyo: el temporal que ha estropeado el puente, la cena de Navidad de la empresa, la pasta que habrá que gastar en regalos para toda la parentela, la subida de la hipoteca y por ahí.

Con los ciudadanos entregados al hedonismo consumista, la clase política sigue empeñada en feroz tira y afloja en torno a una negociación con ETA de la que debe salir, si unos y otros no yerran las cuentas, el ganador de las próximas elecciones generales, que de eso va la cosa. En pleno macropuente, al portavoz del PSE en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor, no se le ocurrió nada mejor que contar que el pasado agosto ETA dio calabazas al Gobierno Zapatero cuando éste quiso sentarse con la banda después de que el Congreso le diese carta blanca, con la oposición del PP, para sentarse a negociar.

Lo cual sentó muy mal a José Pepiño Blanco, secretario de Organización del PSOE, quién le ha visto y quién le ve, tan directo, tan contundente, tan dominador de la escena, que en respuesta a Pastor le obsequió una de esas frases para hacer amigos o para abrir un telediario: “Hay mucha gente que no sabe de lo que habla y los que sabemos, no hablamos”, inmediatamente después de lo cual le atizó al PP, que había aprovechado la ocasión para acusar al Gobierno de “mendigar” un acuerdo con ETA, varios sartenazos marca de la casa, especialidad en la que el gallego ha alcanzado un cierto grado de excelencia.

Lo curioso del caso es que Pastor no dijo nada que no se supiera. Óscar López Fonseca, que para disfrute de los lectores de El Confidencial viene dando sopas con honda a los grandes medios de comunicación en lo que a la marcha del ‘proceso’ de refiere, lo había contado hace ya tiempo en estas páginas y en primicia, esparcida después por toda la geografía periodística patria. Hoy mismo vuelve Fonseca a regalarnos otra importante novedad, cual es que en el verano de 2004 la banda se comprometió por carta con Zapatero a no cometer más asesinatos.

De modo que gota a gota, a base de pildorazos logrados casi a hurtadillas, los españoles vamos sabiendo algo de lo que el señor Zapatero ha urdido con los embajadores del separatismo vasco en la trastienda del Poder, todo de espaldas a un pueblo dizque soberano aunque en realidad más pastueño rebaño que nunca. No deja de tener su punto de trágica ironía el hecho de que quien llegó al Poder como abanderado de la democratización del mismo, del cambio de usos y costumbres, del acercamiento de las instituciones al pueblo, esté protagonizando un absolutamente hermético ejercicio de poder en asunto tan trascendental para el futuro colectivo como el final del terrorismo vasco.

Semejante hermetismo explica la falta de comunicación que los informadores que siguen el proceso, y naturalmente nuestro Oscar L. Fonseca, advierten entre el PSE y Moncloa, y las constantes admoniciones que desde la calle Feraz, la finca do mora Pepiño Blanco, se dirigen contra los dirigentes socialistas vascos para que guarden absoluto silencio sobre la marcha de las negociaciones.

Una situación que no puede ser vista por el Partido Popular -con quien el PSOE en la oposición suscribió un Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo- más que como una afrenta. El asunto, con todo, no traspasaría la frontera del normal rifirrafe partidario si no fuera porque detrás del PP y de su posición en este asunto camina la mitad, como poco, de los ciudadanos españoles, y ya dijo Maite Pagazaurtundúa, voz autorizada donde las haya para entender del caso, que “no puede haber proceso sin el apoyo de la mitad de los españoles”.

Una verdad como un templo, convertida hoy en la mayor objeción de quienes, convencidos de la necesidad de acabar con el terrorismo vasco y reconociendo la plena capacidad del presidente del Gobierno de tomar las medidas necesarias para lograrlo, más aún, deseándole éxito a Zapatero en el intento dentro del pleno respeto a las normas del Estado de Derecho, no podemos entender esta negociación a media noche y de espaldas a la inmensa mayoría de los ciudadanos, muy por encima, desde luego, de la elemental prudencia que ejercicio tan complicado requiere.

Todo parece indicar que el ‘proceso’ ha superado su última y grave crisis, y que la situación ha quedado reconducida para un encuentro en la cumbre a celebrar tras la Navidad. Todo pendiente, en suma, de la llamada ‘mesa de partidos’ o, lo que es lo mismo, de la posibilidad de que, contra la vigente Ley de Partidos, las tropas de Batasuna puedan volver a presentarse, con ese u otro nombre, a las municipales del mayo de 2007. Si la respuesta es sí, habrá ‘proceso’; si fuera que no, la banda volverá a apretar el gatillo, a pesar de todos los pesares y en contra de esa idea que administra Rubalcaba, según la cual cuanto más dure la tregua mayores serán las dificultades de ETA para volver a empuñar las pistolas.

De modo que tendremos a Batasuna, o su alias correspondiente, en las municipales del marras. Quienes por activa y pasiva vienen reclamando del presidente del Gobierno que de carpetazo al llamado ‘proceso’, se equivocan de medio a medio. Zapatero ha ido ya demasiado lejos y la cosa no tiene para él vuelta atrás, obligado como está, tras el brutal desgaste a que está siendo sometido, a apurar un cáliz en cuya base se encuentra seguramente su única oportunidad para seguir en política. Perdón, para seguir en el Poder.

La "memoria histórica" de ZP deja a Rajoy con la España del siglo XXI
Antonio Martín Beaumont elsemanaldigital 11 Diciembre 2006

Si el líder del PSOE quiere retratarse con Largo Caballero y Pasionaria está en su derecho: pero el número 1 del PP tiene la ocasión de demostrar que camina con los españoles de hoy.

11 de diciembre de 2006. El proyecto de Ley de Memoria Histórica que el jueves 14 se comienza a debatir en el Congreso de los Diputados es, más que simbólicamente, un hito en la legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. En círculos más o menos afines al PP se pueden seguir haciendo bromas con el "presidente por accidente", pero lo cierto es que el PSOE está aplicando su programa en los aspectos esenciales y más polémicos colocando a populares, a menudo, exactamente donde quiere el socialismo.

Para empezar, el debate en torno al 11-M ha fijado en un debate policial y judicial energías que el entorno popular podría haber empleado en otras batallas. Para continuar, el PSOE no ha cometido errores graves en política económica y Mariano Rajoy no va a poder contar con una ciudadanía enojada con los bolsillos vacíos. Pero sobre todo Zapatero más de una vez ha conseguido aislar a la alternativa con debates en los que logra el aval de toda la izquierda, de los republicanos, de los diferentes nacionalismos y regionalismos; y el PP se queda a solas con sus casi diez millones de votos.

La cuestión de los Estatutos ha servido para eso, salvo alguna excepción, y para lo mismo que sirve el "proceso de paz" con la ETA. Desde el Frente Popular de 1936 la derecha y la izquierda no estaban tan incomunicadas; no es casualidad que la recta final de la legislatura vaya a arrancar con la Memoria Histórica que volverá, ya se verá, a unir al PSOE con sus socios parlamentarios.

Hay una diferencia a este respecto esencial entre populares y socialistas que los de Génova no deberían cansarse de recordar: el PSOE de Zapatero mira al pasado, a la guerra civil, a la intolerancia, a la división entre españoles en suma, mientras que el centroderecha habla de unidad, de concordia, de convivencia y del consenso en el que se basa la Transición. La Memoria Histórica, elevada a Ley, supone división y olor a naftalina; y la gente normal, sea de izquierdas o de derechas, quiere oír hablar de cohesión, de ilusión y de futuro.

Así que el PP tiene en este debate parlamentario la oportunidad de devolver la pelota al campo contrario y de dejar solo, al menos en las calles, a un presidente que aparece cada día más como un político radical que un hombre de la izquierda moderna: no es preciso entrar en el debate lapidario de esta Ley, basta reivindicar la reconciliación que la sociedad ya vive hace muchos años, el reencuentro, la vida y los proyectos de todos en común. Ponerse a debatir con el Gobierno y sus socios del pasado, de maquis, de franquismo, de Guerra Civil sería hacer el juego al PSOE de Zapatero cara a las próximas elecciones.

Si Zapatero quiere retratarse para el cartel electoral con Largo Caballero y Pasionaria está en su derecho: pero Rajoy tiene ahí una ocasión más de demostrar que está por encima de esas maniobras porque marcha de la mano de los españoles del siglo XXI.

Aquel día en el que ETA atacó, Zapatero calló y "Gara" mintió
Pascual Tamburri elsemanaldigital 11 Diciembre 2006

Para la banda terrorista, "únicamente la lucha guiará el proceso". Rubalcaba "tapó la verdad porque no interesaba". Pero Navarra resiste tras una verificación que sólo el PP critica.

11 de diciembre de 2006. Desde marzo de 2006 ETA practica un "alto el fuego" condicional y limitado a las acciones con armas de guerra. Este proceso no puede terminar con su autodisolución gratuita, sino sólo con su victoria o con su retorno al asesinato. Poco después de empezar el espectáculo tuvimos una prueba de cómo están las cosas, para quien aún dudase. La ferretería de mi amigo José Antonio Mendive fue incendiada y destruida en Barañain. Me preguntaba yo aquí, el 23 de abril, si los autores del atentado eran desconocidos. Todo hacía pensar que no lo eran, y que el llamado Movimiento de Liberación Nacional Vasco tenía y mantenía su capacidad de acción juvenil, como parte de una estrategia totalitaria de control social. Nada nuevo: directa o indirectamente ETA seguía actuando.

Así era y es la "paz de Zapatero", aunque para el PSOE sea incómodo reconocerlo. No se pueden ustedes imaginar lo mal que se lo tomaron. ¿No se acuerdan? José Luis Rodríguez Zapatero desde La Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba desde su portavocía itinerante, Vicente Ripa desde la Delegación del Gobierno y Carlos Chivite desde ese premio de consolación llamado Senado se limitaron a callar, a ahuecar la voz, a dudar, a decir que no se sabía quién había sido y que no era un acto de terrorismo. Porque reconocer que ETA-Batasuna estaba haciendo esas cosas era un "obstáculo para el proceso".

Lo curioso es que el periódico independentista, Gara, se lo tomó casi igual de mal, y eso que procede de una tradición periodística que nunca ha tenido muchos problemas en aplaudir las acciones de ETA, Batasuna y Jarrai, aunque fuesen animaladas de grueso calibre. Parece que les ofendió la idea de que "sería la primera vez que un concejal de UPN es atacado sin que se sepa de dónde viene el golpe". Hombre, si eso es "alarmismo", seremos alarmistas; pero a mí me dió la impresión de que unos y otros estaban nerviosos porque la gente empezaba a enfadarse. Y eligieron ocultar la verdad, o sea mentir.

Y ahora resulta que ETA les quita la razón y que en el Zutabe 111, el boletín interno de la banda que el mismo Gara había adelantado hace unos días, justifica los actos de violencia callejera de los últimos tiempos; así que lo de Barañain sí fue un sabotaje, nacido de la "respuesta popular". O sea, como parecía evidente a pesar del miedo de unos, la violencia de otros y las mentiras de todos: el nacionalismo armado se despliega para dominar la calle. "Ahora más que nunca, es únicamente la lucha la clave que guiará el proceso donde pretendemos". Este "proceso" contra la Navarra foral y española de momento les va muy bien, si no fuese porque los ciudadanos se van dando cuenta.

Sin reuniones
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 11 Diciembre 2006

No hace falta ser miembro del club de los enterados, como el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, para darse cuenta de que el portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor, tenía toda la razón el sábado cuando mencionó que el Gobierno no había conseguido reunirse con ETA en agosto porque la banda terrorista se negó a ello. Incluso, el dirigente socialista vasco se quedó corto: el Gobierno tampoco ha logrado reunirse con ETA en septiembre, en octubre, en noviembre ni en lo que llevamos de diciembre.

El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo oficial su disposición a celebrar reuniones con ETA el 29 de junio, en la declaración realizada en las instalaciones del Congreso, al amparo del acuerdo adoptado por esta Cámara el 17 de mayo de 2005. Siete meses después, aquellos propósitos no se han hecho realidad, pero no por falta de voluntad del Gobierno ni por problemas de agenda de 'Josu Ternera'.

ETA ha rechazado deliberadamente celebrar una reunión cara a cara con la delegación gubernamental para dejar claras cuáles son sus prioridades en el proceso abierto tras la tregua de marzo. Según la interpretación que hace la banda, una reunión bilateral daría la impresión ante la opinión pública de que ha comenzado la negociación sobre el desarme y los presos, sobre los aspectos que algunos, eufemísticamente, llaman 'técnicos'. A fin de cuentas, en el reparto de papeles establecido en el año 2004 entre ETA y Batasuna, a la banda terrorista le correspondía negociar la 'desmilitarización' y a su partido los aspectos políticos.

Pues bien, ETA no está dispuesta a empezar a hablar del abandono de las armas sin haber alcanzado acuerdos políticos sobre la autodeterminación y Navarra. Ese es el mensaje que se encierra en la negativa de los terroristas a reunirse con el Gobierno. Por ello, cada vez que se plantea la cuestión, la banda remite a los socialistas a la mesa de negociación con Batasuna a discutir sobre los dos asuntos mencionados.

Las veces en que se ha hablado de mesas paralelas -la de negociación política con Batasuna y la 'técnica' con ETA-, la izquierda abertzale ha advertido que la segunda quedaba condicionada a los acuerdos en la primera. Esa estrategia está clara desde que la banda complementó la interpretación del documento de Anoeta de noviembre de 2004, mediante unas declaraciones publicadas en el diario 'Berria' el 2 de abril de 2005. En el último zutabe, conocido en noviembre, ETA recordaba la existencia de dos mesas, pero un solo proceso o, lo que es lo mismo, que su objetivo no es el abandono de las armas, sino acercarse a sus reclamaciones políticas. Lo de siempre.

f.dominguez@diario-elcorreo.com

Palabros vascos
POR EDURNE URIARTE ABC 11 Diciembre 2006

Entre los palabros que los vascos hemos aportado a la lengua española debería figurar en un lugar de honor «normalización política». Y si no hemos sido nosotros, da igual. Porque lo que sí es indiscutible es que nos corresponde el mérito de haberlo popularizado; o, dícese también, normalizado, convertido en común y corriente, en lo habitual, en lo que dice, y piensa, todo el mundo. Normalización política es aquello que sobreviene una vez que se ha aceptado la existencia del conflicto y se otorga el adecuado respeto a la otra parte. Y con la inestimable ayuda de Zapatero, estamos a un paso de lograrla. Los terroristas peroran por los medios de comunicación, exponen sus consideraciones sobre la paz y aportan grandes soluciones estratégicas para el futuro del País Vasco mientras el Gobierno escucha respetuoso y se esfuerza por fortalecer el diálogo.

Como si de una respetable asociación ciudadana se tratara. Completamente normal. El viejo ideal nacionalista del conflicto se ha realizado y ETA es, por fin, parte del conflicto y de la solución, que diría un experto en procesos de paz. Con la gran novedad de que es el gobierno socialista quien ahora lidera el programa de normalización nacionalista y no los nacionalistas. Es la consecuencia más relevante por el momento de los ochos meses de negociación de Zapatero: la relegitimación de ETA y la aceptación de la terminología y la estrategia nacionalistas del conflicto y la normalización.

Hace todavía unos meses, unas categorías como las utilizadas en la última encuesta del Gobierno Vasco que conocimos ayer serían ampliamente rechazadas por su reproducción de los conceptos etarras. Hoy, forman parte de la normalidad. El Gobierno Vasco ha pedido la opinión sobre medidas que ayuden al «proceso de paz» y a la «normalización». Sugiere múltiples ideas al encuestado: acercamiento de presos, condena de la violencia por parte de Batasuna, cese de la kale borroka, legalización de Batasuna, mesa de partidos, derecho de autodeterminación... Ninguna relativa a que los terroristas entreguen las armas y cumplan sus condenas. Se trata de no obstaculizar la normalización. Hasta en las encuestas.

Criminal negacionismo
Editorial ABC 11 Diciembre 2006

HOY comienza en Teherán un aparente congreso de investigadores que, bajo el expresivo epígrafe de «Revisión del Holocausto: una visión global», va a tratar de difundir la felonía criminal de que el genocidio judío perpetrado por el régimen nazi fue «una herramienta de propaganda para apoyar al pueblo judío en el siglo XX», según la convocatoria del Gobierno integrista islámico de Ahmadineyad. Estamos ante un propósito perseverante de negar el Holocausto, atribuyéndolo a una suerte de propaganda que ya venía advertida en la mendaz obra «Protocolos de los sabios de Sión» y en la subsiguiente literatura judefóbica a la que se han abrazado todos los totalitarismos -de izquierda y derecha- del pasado siglo.

Ahora los negacionistas islámicos simultanean, con la ayuda de presuntos investigadores occidentales, la impugnación del Holocausto como hecho histórico con la pretensión de la desaparición del Estado de Israel. Esta afrenta contra la dignidad de la Humanidad que hoy se inicia en Teherán coincide con el centenario del nacimiento de Hannah Arendt, judía alemana, seguramente la filósofa moral más lúcida del pasado siglo. Ya en 1951, en su obra «Los orígenes del totalitarismo», la insigne autora situó el antisemitismo como uno de ellos, junto con el imperialismo y el estalinismo. Más tarde, en 1961, Arendt advertía de la posibilidad, muy frecuente, de que la maldad intrínseca de las acciones morales más reprobables fuese relativizada en una rutinaria ética de lo cotidiano. Y eso es lo que está pasando: sin que la comunidad internacional alce su voz, los negacionistas volverán a negar hoy a las víctimas del genocidio judío su condición de tales y así reiterarán su sufrimiento, el de sus familiares y allegados, el de la comunidad judía, el de la sociedad israelí y el de todos aquellos ciudadanos -la inmensa mayoría-que abjuran del episodio más indigno de la historia occidental.

En muchos países el negacionismo -su propalación seudocientífica- es un delito. Pero hay comportamientos peores que los delictivos cuando los despliegan aquéllos que, como los dirigentes iraníes y quienes los secundan en esta nauseabunda iniciativa, asumen una responsabilidad política, académica o, simplemente, pública. El congreso (?) de Teherán es un suma y sigue de insulto y escarnio a las víctimas del Holocausto y al pueblo judío, después del atroz concurso de caricaturas sobre la masacre y las reiteradas afirmaciones que, con un sentido instrumental de la tragedia histórica, niegan el exterminio cometido por los nazis para así negar también el derecho de Israel a existir. Es un negacionismo criminal, sin paliativos. Y convendría que la comunidad internacional no banalizase la carga maligna que conlleva su celebración. Las víctimas del Holocausto seguirán exigiendo justicia en tanto existan desalmados que les nieguen su condición de tales.

Evitar que Educación sea un territorio comanche
La Razón  11 Diciembre 2006

Una de las batallas de muchos padres de alumnos en los últimos años ha sido que sus hijos pudieran ejercer su derecho de recibir la educación en español. Según datos de Convivencia Cívica Catalana, el fracaso escolar de los alumnos castellanohablantes que reciben la enseñanza en catalán es del 42,6 por ciento, frente al 27,3 por ciento de los que reciben las clases en español. Habida cuenta que ahora es el socialista Ernest Maragall quien encabeza la consejería y el nuevo decreto del Gobierno que obliga a impartir tres horas a la semana de clase en lengua española (una más que ahora), las cosas podrían llegar a cambiar. La educación puede dejar de ser territorio comanche aunque no está claro que las medidas adoptadas vayan a ser suficientes ni que el decreto no sea recurrido por la Generalitat por el hecho de invadir competencias del gobierno catalán que le otorga el Estatut.

El diputado popular Daniel Sirera considera que «puede que las cosas mejoren» teniendo en cuenta que el consejero que gestiona Educación no es de ERC pero «las decisiones que tomaba la anterior consejera de ERC, pese a ser polémicas eran compartidas por todo el Gobierno». Sirera quiso recordar que nunca Maragall se mostró contrario a ellas. Y ahora «al fin y al cabo, la composición del nuevo gobierno es la misma», añadió. El dirigente popular cree que sería bueno un «cambio de actitud» aunque «no somos demasiado optimistas».

El PP quiere que «los padres puedan escolarizar a sus hijos en el idioma que quieran», tal y como establece la ley.
El decreto del Gobierno obliga a la Generalitat a impartir tres horas a la semana de clase en lengua española. Podría ser recurrido si así lo aconseja el gabinete jurídico de la Generalitat.

Carta abierta a Monseñor Uriarte
Vicente A. Carrión Martínez Periodista Digital 11 Diciembre 2006

Tras la atenta lectura de su Zutabe particular la revista Arantzazu del mes de octubre pasado y su artículo del Secretariado Social Diocesano titulado "Normalización en libertad", solo quiero recordarle aquellas palabras de Jesús: "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios". Lo que usted afirma en cuanto a el "llamado conflicto vasco no puede reducirse, sin más, al conflicto generado por la violencia armada de ETA" es poner las cosas fuera de su realidad. Lo que usted llama "conflicto por la violencia generada por ETA, es simplemente terrorismo, asesinatos, chantaje y coacción. Curiosa forma de minusvalorar y dejar en nimio, algo tan inhumano, cruel y desproporcionado como las bombas lapa, los tiros en la nuca, los coches bomba en supermercados, los atentados en los cuarteles de la Benemérita, llamándole "violencia armada".

El que en una revista de esos frailes y padres franciscanos Arantzazu se haga un seguimiento político y no ecuménico, deja mucho que desear del papel que la Iglesia debe tener en la Sociedad española, y sobre todo en la vasca, donde siempre debe estar al allado de las víctimas y no del lado de los verdugos. Criticar a quien quiere, por derecho de representatividad, oponerse al chantaje, a la rendición cobarde del Estado de Derecho, es miserable y mezquino. La paz no puede ser la excusa para aceptar cualquier tipo de camino para conseguirla. Diálogo sí, pero con reflexión y sobre todo con la legalidad y firmeza del Estado de Derecho. Perdón sí, pero al menos debe haber un acto inequívoco de abandono de cualquier tipo de violencia y sentimiento de culpa, cosa hasta ahora inexistente, más bien al contrario.

Dejen que la política la hagan quien debe hacerla y conforten espiritualmente a quienes aún sufren este inacabable suplicio de ver a sus verdugos mofarse publícamente de sus muertos y de su dolor. No es asumible moralmente su postura en cuanto a que "hay interés visible de colocarse en posiciones de ventaja cara a las conversaciones que se están produciendo o se vayan a producir" y que "para obtener esa ventaja se puede uno valer de la violencia o de las víctimas o de lo que dicen que 'el pueblo' exige, del peligro de la vuelta atrás o de decir no a todo" .

Su artículo y posicionamiento no son compartidas por sus fieles que ven con estupor como se parecen más a la de las tesís independentistas y abertzales, que a las de un pastor de almas, que visiblemente se aprata de su misión pastoral para imbuirse plemnamente en corriente política crítica.

El PSOE asume todo lo que pide ETA incluida la independencia.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 11 Diciembre 2006

El trágala de la paz de pacotilla y de las concesiones que ya están pactadas entre Zapatero y ETA requiere que nos vayan dando carrete poco a poco y con ello que nos hagan partícipes del futuro que nos espera pero en pequeñas dosis. Dicen que Zapatero a pedido a sus cuates que estén callados hasta después de Reyes, por ellos las manifestaciones de Miguel Buen secretario del PSE-PSOE de Guipúzcoa asumiendo la independencia del País Vasco son más significativas.

Por un lado Zapatero pide silencio absoluto sobre el proceso hasta Reyes.

Encaja, tal y como le consta a este diario, con el hecho de que desde La Moncloa se haya estado mandando el recado interno al Partido Socialista de que el jefe del Ejecutivo "necesita el mes de diciembre y parte de enero" para disipar las negras sombras que se ciernen sobre las negociaciones y que mientras tanto "todos a callar".

Por otro lado el secretario del PSE-PSOE habla diciendo que el PSOE dará a ETA todo lo que pide. Respecto a la legalización sin más de ETA-Batasuna dice:

"Yo no tengo que condenar la violencia porque doy por supuesto que juego en democracia. Si acepta todas las reglas del juego de la democracia, renuncia a la violencia para hacer política. A la izquierda abertzale no se le va a exigir más que a los demás"

En relación con la independencia del País Vasco suelta esta perla:

"Si a mí me dicen que un 75% de los ciudadanos vascos quiere la independencia, mucho me temo que por mucho que yo me oponga el País Vasco conseguirá la independencia".

Sobre los presos dice que serán lo más generosos posible:

Buen es partidario de ser "lo más generoso posible" con los presos, "si ETA decide por fin abandonar el terrorismo".

No podía dejar el PSOE sin mandar también el mensajito de que Navarra no la olvidan y que harán lo que se tercie para que la controle ETA.

Otro de los requisitos fijados por los terroristas es la anexión de Navarra al País Vasco. En este punto, la última oferta del PSE es el ideal de una "eurorregión". "Las eurorregiones", dice, "son potentes instrumentos jurídicos y políticos en defensa de los intereses regionales. Nosotros las defendemos".

Los responsables socialistas mienten, Zapatero miente, sabemos que no negocian la paz de ETA con dosis de violencia, la necesaria, sin concesiones, sino que juegan a ver como les dan lo que piden sin que se note, hoy el PSOE deja bien claro que se pasa por el forro la legalidad, que para ellos lo primero es satisfacer a ETA y lo segundo estigmatizar como malvados antipacíficos a los miembros de la AVT y del PP.

Las enseñanzas islamistas en Eurabia
Doctor Shelanu Periodista Digital 11 Diciembre 2006

Dinamarca, el pequeño país escandinavo que opuso resistencia pasiva a los nazis y que protegió a sus judíos, consiguiendo salvarlos a casi todos, está ahora subvencionando con dinero público una escuela islamista de la que se sospecha de dar lecciones de antisemitismo.

En dicha escuela coránica danesa se enseña a sus alumnos que el único medio de conseguir la paz en Oriente Medio es exterminar a todos los judíos.
La escuela, situada en Odense, en la periferia de Vollsmose, en el centro de Dinamarca, enseña también a sus alumnos en las clases de primaria que los judíos son los nazis y que el presidente norteamericano George W. Bush debería ser electrocutado.

En Eurabia están aumentando las escuelas coránicas y las mezquitas que son subvencionadas por sunnitas wahabitas de Arabia Saudita y por los países islamistas, como Irán –chiítas-, que también reciben subvenciones de los gobiernos europeos.

En un futuro no lejano en España, con dinero público español, estas escuelas coránicas enseñarán lo mismo que en Dinamarca además de que el Al-Andalus tendrá que ser reislamizado y los “cruzados” eliminados o expulsados.

Maragall gastó 212.000 euros en informes sobre el uso del catalán entre enero y julio
La Generalitat hace pública la relación de estudios que encarga, los adjudicatarios y el importe
T. Santaeulària La Razón 11 Diciembre 2006

Barcelona- El hecho de que la Generalitat se llegase a gastar la friolera de 22.871. 981 euros en concepto de informes durante los años 2004 y 2005 y algunos de sus adjudicatarios se convirtieron en un escándalo de primera magnitud en Cataluña durante la pasada legislatura. Tanto fue así que el entonces titular de la Generalitat, Pasqual Maragall. se comprometió ante el Parlament, en aras de transparencia, a hacer públicos todos los estudios que encargase la administración con sus adjudicatarios y el importe del mismo.

Finalmente, la palabra del Molt Honorable se ha cumplido y desde el pasado mes de septiembre ya se puede consultar esta información en la web de la Generalitat (www.gencat.net) donde aparece la relación de informes que se hicieron en el primer semestre del 2006, en la última etapa del Ejecutivo de Pasqual Maragall. Según este compromiso, la Generalitat colgará en su página de Internet los listados cada semestre.

554 nuevos estudios
En la nueva relación de informes (unos 554 estudios nuevos) destacan los que la Generalitat encargó sobre el uso del catalán, la política lingüística y los símbolos nacionales. Estos estudios, en total siete, los reclamó el departamento de Presidencia, y por ellos pagó unos 212.000 euros. En el listado aparecen tres análisis sobre el doblaje de películas en catalán, otro sobre la estructuración del servicio de atención para consultas lingüísticas, dos para promocionar la lengua en las islas baleares y la Franja de Ponente y uno sobre los símbolos de la identidad nacional.

Sin duda, las cuestiones lingüísticas y de perfil identitario fueron objeto de preocupación del anterior gobierno, hasta sus últimos días. Aunque quizás no tanto como el nuevo Estatut y la evolución del estado autonómico que fue objeto de análisis de unos 20 informes durante el último semestre del anterior Ejecutivo. Presidencia hizo uno sobre la percepción del nuevo Estatut en la Prensa española y reclamó la redacción de un documento informativo sobre el texto, por ambos pagó unos 11.235 euros.

No obstante, el departamento que más se preocupó por la evolución del estado autonómico fue el que dirige Joan Saura. La consejería de Relaciones Institucionales solicitó informes por doquier que ascienden a más de 85.000 euros. Esta cartera también cargó dos estudios sobre la memoria histórica por valor de casi 37.000 euros.

Por otra parte, uno de los trabajos más caros que encargó el Ejecutivo de Maragall, en sus últimos meses, fue la redacción del proyecto de renovación de las fachadas del Carmel que solicitó Presidencia a la Agencia de Promoción del Carmel por la cantidad de 253.000 euros.

Además, curiosamente, este departamento continuó contratando al ex asesor de Borrell, Antoni Gutiérrez Rubí en concepto de asistencia técnica en el diseño, coordinación y puesta en escena de actividades públicas institucionales de presidencia por la que se pagó 115.815 euros a través de la empresa Ideograma SA. Huelga recordar que el PP llevó el caso de los informes a Fiscalía al comprobar que Gutiérrez Rubí había plagiado en su integridad un informe de Internet.

Finalmente, entre el listado de informes aparecen dos querellas que lleva el bufete de abogados Jufresa i Associats, Advocats Penalistes, SCP. Se trata de la que interpuso el Fórum contra una productora americana y la que el presidente de la Generalitat presentó contra el polémico columnista Salvador Sostres. Los servicios de este letrado ascienden a 9.090 euros por cada caso. En total la Generalitat se ha gastado más de 9 millones de euros en estudios el último semestre.

Carod-Rovira ultima una ofensiva lingüística
El líder de ERC controlará desde su Vicepresidencia las subvenciones del doblaje de las películas - Los republicanos asumen la gestión de los organismos que promoverán el catalán en la Eurocámara y en ferias como la de Fráncfort
S. D./T. S. La Razón 11 Diciembre 2006

Barcelona- 212.450 euros. Es el dinero que recaudó la Generalitat el anterior mandato en concepto de sanciones por la aplicación de la Ley de Política Lingüística. Es, en realidad, una cantidad irrisoria si se compara con lo que gastó el Ejecutivo de Maragall en promocionar la lengua catalana. Sólo el pasado octubre y cuando la legislatura tocaba a su fin otorgó un millón de euros a 59 entidades con este objetivo, pero no por eso es menor el comprensible enfado de los establecimientos que han sido sancionados con multas de 1.800 euros por ofrecer la factura sólo en castellano.
Con Maragall, era Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) quien tenía la sartén por el mango en este asunto. En la octava legislatura, sin embargo, los republicanos pierden este privilegio pero están al frente de otras áreas en las que la lengua también tiene mucho que decir, como son la promoción del catalán en el exterior a través del Institut Ramon Llull y el Patronat Català Pro Europa, y los medios de comunicación.

Consumo vs Industria
En la pasada legislatura, el departamento más controvertido en materia de política lingüística fue el de Comercio, Consumo y Turismo dirigido por el republicano Josep Huguet. Éste mantiene su cartera en el nuevo gabinete de la Entesa, pero con una diferencia sustancialmente importante. Y es que pierde Consumo a cambio de Industria. El cambio no es nada baladí puesto que la Agencia Catalana de Consumo (ACC) en particular y el área de Consumo en general se encargan de la aplicación de la ley de política lingüística aprobada en 1998 bajo el mandato de Jordi Pujol, es decir, la normativa mediante la cual el republicano Josep Huguet sancionó a varios establecimientos por no rotular en catalán la pasada legislatura.

Con el nuevo organigrama, las competencias de Consumo han pasado a depender del titular de Economía y Finanzas, el socialista Antoni Castells, quien, según han explicado a LA RAZÓN fuentes de Presidencia, cambiará el modo de proceder de los últimos años y no sancionará de manera indiscriminada. Se optará por llevar a cabo una política de incentivos para incentivar el uso del catalán. En cualquier caso, todavía falta conocer el nombre de la persona que dirigirá la Agencia Catalana de Consumo, que podría hacerse público mañana martes con motivo de la reunión del consejo de Gobierno que deben aprobar varios nombramientos. La persona encargada de la ACC recibirá la consigna inmediata del propio presidente en contra de la aplicación con sanciones de la política lingüística. Vuelve el talante de Jordi Pujol quien elaboró la ley, pero nunca la llegó a aplicar las multas que establece la misma.

El presidente Montilla ya dejó bien claro durante la negociación del nuevo gobierno que la política identitaria quedaría en un segundo plano durante los próximos cuatro años. Su mensaje al respecto y sobre todo en materia de política lingüística fue: «Ni un paso adelante, ni uno atrás». Sin poder sancionar, a ERC le quedan áreas donde la promoción del catalán se realiza de una forma más sutil y, en ocasiones, a golpe de talonario.

Por una parte, Vicepresidencia, es decir, el área que encabeza el presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, pasa a controlar la política lingüística, cuyo director general no ha sido nombrado y, entre otros, otorga las subvenciones de los doblajes al catalán de las películas. Durante las negociaciones para consensuar el nombramiento de un responsable de política lingüística se buscaba un perfil académico.

Aunque Esquerra no controla las delegaciones del gobierno catalán en Bruselas y Madrid (en manos del PSC), los republicanos desde Vicepresidencia también dirigen el Patronat Català Pro Europa, con el que intentarán promover el uso del catalán en la Eurocámara. También dirigen instituciones menores como la Casa de Perpiñán, donde, entre otros, se imparten cursos de catalán, o la oficina del gobierno de la Generalitat en París.

El caramelo más goloso
Sin embargo, el caramelo más goloso de Vicepresidencia es el Institut Ramon Llull, organismo encargado de promocionar la lengua catalana en el extranjero y cuyo objetivo más inmediato es la preparación la Feria de Fráncfort 2007, en la que la cultura catalana es la invitada de honor. El impacto mediático de la feria de libros más importante del mundo es mucho y Carod-Rovira se podrá hacer la foto en Fráncfort porque el Ejecutivo catalán cambiará la normativa para que el presidente del Ramon Llull sea el consejero del que depende la institución y no el titular de la Generalitat como hasta ahora. El Patronato del Llull se reunirá en los próximos días para adaptar los estatutos a su nueva situación, ya que dependía de Cultura.

El ex «conseller primer», Josep Bargalló, será el director del Llull y tomará posesión en «dos o tres semanas», según dijo ayer a LA RAZÓN. Bargalló ha decidido no cambiar a la comisaria del programa catalán de la Feria de Fráncfort, Anna Soler-Pont, y dejó en el aire si se producirán cambios en el resto del organigrama. El nuevo director no se aventuró a dar una respuesta rápida a si el Gobierno catalán invitará a autores en lengua castellana al certamen ya que este tema «lo deciden las comisiones, no es un asunto estrictamente mío».

En breve sabremos si comparte las tesis de los editores, partidarios de invitar a los autores que han optado por el español como lengua literaria a ser partícipes del abultado presupuesto (10 millones de euros) destinado a los festejos.

Por el momento, la formación republicana no ha escondido que son los autores que usan el catalán como lengua para la cultura los que deben ir invitados por la administración pública a la feria de libros. Cabe recordar que ERC y CiU habían intentado aprobar en el Parlament una moción para que solamente éstos acudieran al certamen, pero el elevado absentismo en la cámara provocó que no prosperara. También por ese motivo, Carod-Rovira pidió en campaña, como una condición para poder pactar, controlar la consejería de Cultura, otra de las áreas que ha quedado en sus manos. Ahora bien, el presidente de la Generalitat, José Montilla, cuando estaba al frente del Ministerio de Fomento habilitó una partida de seis millones de euros para Fráncfort y es partidario de apostar por el pluralismo.

El verano, Bargalló tildó de «provisional» la propuesta presentada por el anterior consejero, el socialista Ferran Mascarell. «Se trata de una propuesta provisional hecha por un gobierno provisional», dijo entonces. Por eso, no tardará en dar a conocer los avances sobre el programa en el Parlament. También matendrá reuniones con «representantes institucionales de los territorios de habla catalana» para que se puedan sumar al Llull.

Otra área con muchos cambios donde ERC tiene la voz cantante es Cultura, de la que ahora depende también un apartado tan importante como es la regulación de los medios de comunicación públicos, que serán sometidos a una nueva ley. Por eso se ha puesto al frente de esta cartera a un especialista en el campo, Joan Manuel Tresserras, cuyo primer objetivo es la nueva ley de los medios catalanes.

Educación para la Ciudadanía: de la formación a la doctrina
Padres, profesores, colegios y alumnos debaten sobre la asignatura más polémica, que será obligatoria en un curso de Primaria y dos de ESO
Celia Maza La Razón 11 Diciembre 2006

Madrid- No hay acuerdos. Ni en la temática ni en la objeción de conciencia que muchos demandan ni en la reducción de la carga lectiva de otras materias ni en plantearla como alternativa a Religión.

Desde luego, la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía no se caracteriza por la palabra «consenso». La separación de posturas es clara y muchos no creen al Ministerio de Educación cuando asegura que «no traspasará» el ámbito familiar. La división es clara. Para unos, la materia es un «desatino», «pantomima» y «elemento adoctrinador». Para otros, «formativa» y «de ámbito público». Padres, estudiantes, profesores, sindicatos y familias opinan en LA RAZÓN sobre la materia y el supuesto laicismo que quiere propagar el Gobierno del PSOE.

-CECE. La presidenta de esta patronal de la concertada, Isabel Bazo, asegura que aunque se han suprimido algunas palabras que causan «desasosiego», la asignatura sigue como la «obsesión de un Gobierno demasiado implicado en la idea de laicismo». «Me sorprende que fuera rechazada en el Consejo Escolar del Estado y que aún siga adelante». Bazo apunta que en vez de garantizar el derecho a una educación moral y religiosa, se quiere imponer la moral del Estado. «Aunque el Gobierno diga que se limitará a describir cuestiones de la sociedad actual, no todo lo legal es moral, por ejemplo, el aborto». Para CECE es ridículo que se quiera hacer buenos ciudadanos con una asignatura así. Y considera que no se podría plantear como alternativa a Religión, ya que una es optativa y la otra la han «impuesto como obligatoria».

-FERE-CECA y Educación y Gestión. Manuel de Castro, secretario general de la asociación de titulares de Centros Educativos Católicos, considera que a la asignatura no se la puede acusar de «adoctrinamiento».

-USO. José Luis Fernández Santillana afirma que la ven como una materia innecesaria, ya que «está muy bien eso de ser buen ciudadano, pero a nuestros chicos para competir en la Unión Europea les van a pedir matemáticas y lengua». Para USO la materia debería ser transversal y enseñarse estas virtudes en todas las asignaturas. «Pero como esto no va a pasar, en el peor de los casos, ya que se nos ha impuesto que por lo menos se plantee como alternativa a Religión, pero repito, que eso sería en el peor de los casos», apunta.

-Profesionales por la Ética. Jaime Urcelay está convencido de que esta asignatura denota el intento de adoctrinamiento por parte del Gobierno y que no va a solucionar los problemas con los que se pretende justificar. «Dada la situación de nuestro sistema educativo y el problema del fracaso escolar, no es sensato restar carga lectiva a otras asignaturas básicas para dárselas a una materia que no tiene una estructura científica específica», aclara. Para Urcelay, una salida al conflicto es que se plantee como alternativa voluntaria a Religión.

-Foro de la Familia. Benigno Blanco ve claro que la asignatura es el instrumento ideológico del Estado para convencer a la sociedad de que el laicismo es el gran avance. Desde el Foro de la Familia consideran un «insensatez» y una «falta total de prudencia» que la Educación para la Ciudadanía quite horas lectivas a otras materias. «Máxime cuando los contenidos que se pretenden dar son anticonstitucionales porque lo que no nos pueden vender es que es la misma materia que se imparte en otros países europeos. Eso es incierto», dice.

-Concapa. Para Luis Carbonel, la asignatura es innecesaria en un contexto donde «los alumnos se encuentran a la cola de Europa». Afirma que los valores que se imparten deberían de estar consensuados con los padres, pues «ni éste ni cualquier otro Gobierno que le suceda puede decidir en algo que compete sólo a los padres». «El panorama actual es propio de la secta pedagógica de quien nos gobierna, ya que quieren llevar el laicismo a un extremo absurdo», apunta. Carbonel asegura que Concapa ya propuso que la materia se presentara como alternativa a Religión, pues le parece una «osadía» que a ésta última se la considere como una materia de segunda categoría. «Lo que no se puede hacer es calificar a los que nos oponemos como personas incívicas y mal educados», recalca.

-Ceapa. A pesar de que Lola Abelló no aprobó en un primer momento la asignatura en el Consejo Escolar, ahora considera que «es una buena área para mejorar la convivencia en los centros». «Rectificar es de sabios y consideramos que la asignatura trabaja cuestiones que ayudan a que el alumno tenga un criterio sobre las realidades del mundo», asegura. Para Abelló, los que dicen que la asignatura tiene una línea adoctrinadora se equivocan porque «tan sólo se limita a describir la realidad, y si vivimos en una sociedad donde dos personas del mismo sexo se pueden casar, hay que hablar de ello, pero eso no es dar una educación moral», apunta. La presidenta de Ceapa, tampoco considera que la materia vaya a constituir un problema en las horas lectivas. «Creo que es un nueva organización del espacio escolar», puntualiza. Por otra parte, no ve pertinente que se plantee como alternativa a Religión porque, mientras que una pertenece al ámbito público, otra es del espacio privado de cada uno.

-APS. Blanca García opina que la asignatura es un «desatino» para un país democrático. «La función de los profesores no es lavar el cerebro a los alumnos. Una cosa es hablar de la realidad y otra inculcar una opinión. Cada uno tiene que sacar sus conclusiones de acuerdo a los valores que recibe en casa», apunta. La presidenta de APS ve un disparate implantar una nueva asignatura y reducir horarios cuando «los chicos no saben leer ni escribir». García no ve viable que se pueda plantear como alternativa a Religión, pues «son dos materias distintas». «Debería de haber una asignatura aconfesional de la cultura de religiones porque un alumno no puede tener estas carencias al estudiar escultura o arquitectura y ver a Adán y Eva, por ejemplo, sin saber quiénes son», especifica. Blanca considera una «vergüenza» que el Gobierno decida qué es lo que deben pensar los ciudadanos.

-ANPE. A Nicolás Fernández le preocupa la figura del profesor que va a impartir la materia. «Yo hasta el momento conozco licenciados en Matemáticas o Historia, pero ninguno en Educación para la Ciudadanía», dice. Fernández indica que la educación en valores debería tener una carácter transversal y que debería valorarse como formación de alumnos, pero nunca como materia evaluable. Por este motivo, no la valora como una posible a la asignatura de Religión. «No tienen nada que ver. Religión puede tener una materia alternativa, pero no será ésta», apunta.

-UDE. Álvaro Vermoet asegura que es una expresión más de «vulgarización de la escuela». «Cuando más evidente se hace la necesidad de que la escuela forme más y mejor, se le atribuyen unas funciones que nada tienen que ver con la instrucción», indica. Cree que esta asignatura no es necesaria, ya que «la prioridad es que los alumnos aprendan inglés y matemáticas, filosofía y economía, que tan sólo se dan en el Bachillerato». «Si lo que se quería era enseñar derechos constitucionales del Estado, bastaba una introducción al Derecho en Secundaria o una asignatura sobre la Constitución en Primaria», indica. Para Vermoet, la asignatura tiene fuertes tintes totalitarios y antiliberales. «Se tienen que dar los valores de toda la sociedad, los de la Constitución, no las ideas “progres” del gobierno de turno», puntualiza.

El PSE maniobra entre las víctimas para articular una alternativa que reste fuerza a la AVT
BLANCA TORQUEMADA. MADRID. ABC 11 Diciembre 2006

Vuelven a estar en marcha los movimientos para cohesionar y dar más fuerza a las víctimas del terrorismo consideradas como «no afines» a la AVT con el fin de contrarrestar el enorme peso de ese colectivo ante la opinión pública. Ésa es la baza que ahora maneja el PSE para «tratar de maquillar la amenaza de naufragio ético del «proceso»», según han manifestado a ABC algunos de los «tocados».

Varias de las víctimas sondeadas han explicado que la «palanca» de esta iniciativa está siendo la Fundación Fernando Buesa, entidad presidida por Natividad Rodríguez, la viuda del dirigente socialista asesinado por ETA, quien siempre ha otorgado su confianza a José Luis Rodríguez Zapatero en la gestión del actual intento de interlocución con los terroristas. El vicepresidente de esa Fundación, Jesús Loza (quien es también diputado en el Parlamento vasco por el PSE) está teniendo un papel muy activo en la estrategia de tender puentes a esas «otras» víctimas en las que, a priori, ve factible una posibilidad de «entente». En ese empeño, según distintas fuentes consultadas, le secunda el diputado nacional del PSOE y víctima de ETA Eduardo Madina.

Loza viajó en noviembre a Valencia, donde se reunió con la directiva de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de la Comunidad Valenciana. Según relata el presidente de esta entidad, Juan Domínguez, lo que pretendía el representante socialista era «ver si estábamos dispuestos a ser más conciliadores y, obviamente, se tropezó con que no íbamos en esa línea en absoluto. Fuimos muy firmes en la exigencia de una estricta justicia y en la demanda de que no haya ni una sola concesión política».

Domínguez no oculta que en la denominada Federación de Asociaciones de Víctimas de Organizaciones Terroristas, en la que están agrupadas varias entidades periféricas distanciadas de la AVT, existen distintas sensibilidades ante el «proceso» y eso pudo confundir al «enviado» de la Fundación Fernando Buesa, quien podría haber estimado erróneamente que todos esos colectivos serían receptivos a unos postulados más cómodos para el Gobierno. La realidad es que sí es ése el caso de la asociación andaluza (también, en menor medida, de la catalana) mientras que ni la de la Comunidad Valenciana ni la gallega asumen postulados «transigentes».

El «asunto Ibarretxe»
En paralelo, el PNV (el Gobierno vasco es también «entidad colaboradora» con la Fundación Fernando Buesa) se ha desplegado en varios frentes para «redimirse» ante las víctimas, después de décadas de vacío y silencio. Tanto una comisión del Parlamento de Vitoria, como el «ararteko» (Defensor del Pueblo autonómico) y la directora de Atención a las Víctimas del Ejecutivo autonómico, Marixabel Lasa (viuda de Juan María Jáuregui) están asumiendo iniciativas de «reparación moral» en toda España sin precedentes antes del «alto el fuego» de ETA.

Lo más llamativo hasta ahora ha sido la entrada en escena del lendakari Juan José Ibarretxe, quien viajó hace dos semanas a Córdoba y entonó un tardío «mea culpa» ante varias decenas de víctimas de ETA, justo el mismo día en el que la AVT convocaba su última gran manifestación en Madrid.

Fue la Asociación Andaluza de Víctimas del Terrorismo integrada en la Federación Estatal la que proporcionó al jefe del Ejecutivo vasco la «plataforma» desde la que «pedir perdón». «No le resultó fácil para Ibarretxe lo de Córdoba», dice Roberto Manrique, vicepresidente de la Asociación Catalana, también perteneciente a la citada federación. Argumenta, en favor de esa invitación, que« si llevamos toda la vida esperando a que los del PNV nos pidan perdón, ahora que lo hacen deberíamos verlo como un aspecto positivo».

Síntoma esperanzador
El «asunto Ibarretxe», recibido como síntoma esperanzador por las asociaciones autonómicas de Cataluña y Andalucía, no ha agradado a sus colegas de federación de la Comunidad Valenciana y de Galicia. Y, por supuesto, ha irritado profundamente a la AVT y también a Covite, el colectivo de víctimas del terrorismo del País Vasco, donde todavía se están preguntando qué sentido tiene ese propósito de enmienda «de boquilla» cuando «a la vez el propio Gobierno vasco está denegando a las víctimas ayudas para desplazamientos a los juicios mientras concede otras mucho más cuantiosas a los familiares de los presos etarras para que los puedan visitar en las cárceles».

Diversas fuentes consultadas explican que las asociaciones integradas en la federación estatal no se las «inventó» Peces-Barba para desactivar a Francisco José Alcaraz, como se ha llegado a decir. Sí es verdad que quien fue Alto Comisionado las amparó y alentó, pero nacieron durante la etapa de Gobierno del Partido Popular por agrios conflictos internos y escisiones en el seno de la AVT. Por ello, no todos esos colectivos son «blandos» y proclives a respaldar el «proceso». Su único denominador común es que no suscriben los postulados de Alcaraz.

Proetarras queman nueve cajeros en una sola noche
Atacan también con cócteles molotov la antigua oficina de Correos de Durango
I. Moneo La Razón 11 Diciembre 2006

VITORIA- Varios grupos de desconocidos atacaron durante la noche del sábado y la madrugada del domingo nueve cajeros automáticos y una antigua oficina de Correos. En Durango (Vizcaya) incendiaron cinco cajeros además de arrojar cócteles molotov contra la fachada de la oficina de postal. Otros tres cajeros de una misma entidad ardieron en Rentería (Guipúzcoa) así como un cajero en Bilbao, según informó la Ertzaintza. Los partidos condenaron los ataques, que no facilitan el proceso de paz, y que, según el PP, «ponen en evidencia a un Gobierno que está suplicando reuniones con ETA».

El municipio más afectado por la violencia callejera en las últimas horas fue Durango, donde, poco después de las once de la noche fueron atacados, por alrededor de una veintena de encapuchados, cinco cajeros automáticos y la antigua oficina de Correos situada en la Plaza Txiki Otaegi, todos ellos con cócteles molotov.

Los cajeros más afectados fueron dos de la entidad BBK, en la calle Goenkale, ya que incluso fue necesario proceder al desalojo del piso situado encima de la entidad bancaria, a causa de las llamas y el humo. La fachada resultó ennegrecida. El resto de los cajeros atacados fueron el de Bankoa, situado en la calle Sanagustinalde, el de BSCH, en la calle Andramari, y el de Baskonia, en la calle Ezkurdi.

Casi dos horas antes, a las nueve y media de la noche, fueron atacados otros tres cajeros de una misma entidad en la calle Sempelar de Rentería. Estos fueron rociados con líquido inflamable y se les prendió fuego, lo que ocasionó daños materiales.

El último ataque ocurrió a las tres y diez de la madrugada en la calle Cataluña de la capital vizcaína. De nuevo, un cajero automático del Banco Popular fue rociado con líquido inflamable y se le prendió fuego.

Las reacciones de condena a estos actos de terrorismo callejero no se hicieron esperar. Así, el portavoz del PP en el Parlamento vasco, Leopoldo Barreda, aseguró ayer que esos ataques «ponen en evidencia a un Gobierno que está suplicando reuniones con ETA» y demuestran «la nula voluntad de ETA de poner fin a su actividad terrorista».

Labor de la Ertzaintza
Las críticas del portavoz parlamentario popular también se dirigieron hacia el Gobierno vasco, al que pidió que «de una vez por todas ponga las medidas necesarias» para que la kale borroka no se repita.

Sobre esta cuestión, informa Ep, enfatizó que los ataques contra cinco cajeros automáticos en Durango se produjeron tras una manifestación en favor de los presos, en la que el portavoz de Askatasuna, Juan María Olano, pidió que se ayudara al etarra Iñaki de Juana Chaos, actualmente en huelga de hambre: «Los incidentes de Durango, al cabo de una manifestación, tenían que haber sido objeto de prevención y de una capacidad de actuación de la Ertzaintza» mayores de la que tuvo.

Por su parte, el secretario general de Eusko Alkartasuna, Unai Ziarreta, destacó que «el goteo» de actos de violencia callejera «ponen en peligro» la apuesta que está haciendo la sociedad vasca.

El coordinador general de IU, Gaspar LLamazares, reconoció que esas acciones dificultan «y obstaculizan de manera objetiva» el denominado «proceso de paz».

El portavoz de la Presidencia de EB-Berdeak, Mikel Arana, aseguró que esos ataques «no ayudan a sacar del bloqueo y de la crisis» el « proceso».

SU FUENTE TRAS EL 11-M ERA LA JUEZ LEVERT, SEGÚN RECONOCIÓ
Vera adelantó al PSOE las detenciones de islamistas desde un despacho que le proporcionó Rodríguez Ibarra
La última revelación de El Mundo sobre el 11-M pone nombre a la persona que fue adelantando al PSOE los pasos que daba la Policía en las horas inmediatamente posteriores al 11-M. Casimiro García Abadillo desvela que fue Rafael Vera, ex secretario de Estado para la Seguridad, el que informaba telefónicamente a la dirección socialista. Lo hacía, apunta, desde un despacho que puso a su disposición el presidente de la Junta de Extremadura. Desde ahí, el 12 de marzo ya trasladó al PSOE que al día siguiente habría detenciones de islamistas. Su fuente, según el propio ex secretario de Estado, era la juez antiterrorista francesa Laurence Levert.
Libertad Digital 11 Diciembre 2006

El ex secretario de Estado para la Seguridad en los Gobiernos de Felipe González, condenado por el secuestro de Segundo Marey y por robar los fondos reservados, fue quien transmitió al PSOE, con antelación, que se iban a producir las primeras detenciones de islamistas. Se le anticipó a la dirección socialista la noche del 12 de marzo tras la manifestación que recorrió bajo un aguacero el centro de Madrid.

Cuando terminó la marcha, según desvela El Mundo, varios dirigentes del PSOE se reunieron en la sede socialista de la calle Gobelas y pasadas las nueve de la noche de ese 12-M acudieron a cenar al restaurante La Hacienda, muy cerca "del cuartel general socialista".

Una sucesión de llamadas al PSOE
Cenaban Alfredo Pérez Rubalcaba, José Blanco, Miguel Ángel Sacaluga, consejero de RTVE, y los miembros del comité electoral Oscar López, Nacho Varela y César Mongo. A lo largo de la cena fueron muchas las llamadas que recibieron con noticias sobre la masacre, ente ellas, matiza Casimiro García Abadillo, la de Margarita Robles. La que fuera secretaria de Estado de Interior con Juan Alberto Belloch, ahora magistrada de la Audiencia Nacional, transmitió a José Blanco que "sus fuentes en el entorno abertzale le aseguraban que ETA no había tenido nada que ver en el atentado". Entre las llamadas que recibió Rubalcaba estaba la de la ex ministra portavoz Rosa Conde.

Pero, concreta la información del diario que dirige Pedro J. Ramírez, "la llamada que más congratuló a los comensales fue la de Rafael Vera. De hecho, estaban seguros de que, de ser cierto lo que decía el ex responsable de Seguridad, el PSOE ganaría las elecciones que habían de celebrarse el 14 de marzo, apenas 36 horas después de la premonitoria confidencia". Vera acababa de transmitirles desde Mérida que se iban a producir las primeras detenciones de islamistas, algo que ocurrió al día siguiente.

Los mensajes y las pancartas del cerco espontáneo
Ese 13 de marzo por la mañana miles de mensajes convocaban al cerco de las sedes del PP. Manifestaciones espontáneas, se encargó de difundir el PSOE, en las que se repetía siempre la misma pancarta elaborada. Apunta García Abadillo que "la movilización de los dirigentes socialistas para recabar datos sobre la autoría del atentado, sobre todo los que habían tenido responsabilidades en Interior, había sido inmediata".

Vera estaba en Mérida porque en la misma mañana del 11-M, cuando ya se había puesto a disposición del partido, había pedido a su amigo y presidente de la Junta de Extremadura que le facilitara los medios para poder realizar todas las gestiones. Sostiene El Mundo que "no se fiaba de su teléfono porque sospechaba que podía estar controlado por la Policía". Rodríguez Ibarra puso a disposición del ex número dos de Interior un despacho y un teléfono seguros para que instalara allí su "improvisado centro de operaciones".

Vera en Mérida, Barrionuevo y Corcuera con Galindo
Mientras el ex secretario de Estado se trasladaba a Mérida, dos ex ministros del Interior, José Barrionuevo y José Luis Corcuera, acudían a la cárcel toledana de Ocaña II para visitar durante tres horas al general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo. Esa el mismo 11-M se sumaba a las que se venían sucediendo desde que Galindo fue condenado a 75 años de cárcel por los asesinatos de Lasa y Zabala. Esta vez faltaba Vera, habitual en esos encuentros.

Recuerda el diario que pese a su ingreso en prisión, Rodríguez Galindo "seguía teniendo buenos contactos" en la Guardia Civil. El responsable de la Unidad Central Operativa, Félix Hernando, está encausado por haber llevado dinero en maletines a Suiza, por orden de Rafael Vera, para pagar el silencio de las esposas de José Amedo y Michel Domínguez. Y apunta que "uno de los confidentes de la UCO era Rafá Zouhier, quien había advertido a sus controladores sobre la llamada trama asturiana de la dinamita y quien, tras los atentados del 11 de marzo, dio la pista clave sobre el domicilio de El Chino".

La convocatoria de Peones Negros para el 11 de diciembre alcanza ya 43 ciudades.
NOTA DE PRENSA 11 Diciembre 2006

Son ya 43 las ciudades en las que la La Plataforma Cívica Peones Negros convoca el día 11 de diciembre concentraciones simultáneas con el objetivo de rendir un homenaje a las víctimas del atentado de Madrid del 11 de marzo de 2004 y exigir a los poderes públicos una investigación que resuelva todas las dudas planteadas acerca de la autoría de este atentado.

La Plataforma Cívica Peones Negros ha realizado un llamamiento a los ciudadanos para asistir a alguna de las 43 concentraciones que tendrán lugar el lunes 11 de diciembre a las 20 horas (19 horas en Canarias) para rendir homenaje a las víctimas y exigir el esclarecimiento del atentado de Madrid del 11 de marzo de 2004. Las concentraciones están apoyadas por la Asociación Victimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M, entre otras.

En el transcurso del acto, que se repite el 11 de cada mes, se explicará a los asistentes los motivos por los que Peones Negros continúa su lucha en pos de la verdad en el 11M y, en una solemne ceremonia de homenaje a las víctimas, se encenderá una vela por cada uno de los que dieron su vida en el brutal atentado. Finaliza la concentración con la lectura del manifiesto “11 de cada mes” de forma simultánea en todas las ciudades. En muchos de estos actos participarán víctimas del terrorismo y personajes públicos significados por su defensa de la libertad y de la democracia. Así, mientras que en el acto de Valencia intervendrá Consuelo Ordóñez, hermana del concejal asesinado Gregorio Ordóñez, y en Alcalá las víctimas del terrorismo Gabriel Moris, Angeles Domínguez y Javier Gismero, en Madrid lo hará el periodista Federico Quevedo y en Almería la locutora de radio María Nieves Artero. Por su parte, en Zaragoza se conmemorará también el 19º aniversario del atentado a la casa cuartel de la Guardia Civil que costó la vida a 11 personas, entre ellas varios niños.

Peones Negros es una Plataforma Cívica, surgida en Internet, que se dedica a investigar la autoría del atentado de Madrid del 11 de marzo de 2004, a difundir las razonables dudas que la versión oficial genera y a exigir a los poderes públicos la búsqueda de la verdad como única vía para preservar la libertad y dignidad de los ciudadanos y la memoria de las víctimas.

Las ciudades incluidas en esta convocatoria de diciembre son: Albacete, Alcalá de Henares, Alicante, Almería, Almuñecar, Badajoz, Barcelona, Bilbao, Bruselas, Burgos, Cádiz, Caracas, Cartagena, Ceuta, Córdoba, Fresnedoso de Ibor, Gerona, Granada, Huesca, Jaen, La Coruña, Las Palmas, León, Madrid, Málaga, Melilla, Motril, Murcia, Navalmoral de la Mata, Oviedo, Palma de Mallorca, Salamanca, Santander, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Toledo, Valencia, Valladolid, Vigo, Vitoria, Viveiro y Zaragoza.

Para mayor información pueden consultarse las páginas siguientes:

www.peonesnegros.es
11m.fondodocumental.com
www.luisdelpino.com


José Moreno
Oficina de Prensa
Peones Negros
illopepe@peonesnegros.es

Todas las concentraciones silenciosas se realizarán de 20 a 21h. excepto en Canarias que por diferencia horaria y para que coincidan con las demás se realizan a 19h. o 19.30h

(Ultima actualización 01/12 a 09.56h son 43 ciudades)
_________________________________________________
Albacete. En el Altozano.
Alcalá de Henares. Plaza de Cervantes, junto al kiosko de música.
Alicante Plaza de la Montañeta, frente a la Subdelegación del Gobierno.
Almería. Rambla. Plaza de las velas. Junto a Plaza Circular
Almuñécar Plaza de la Constitución frente el Ayuntamiento
Badajoz Avenida de Huelva, frente a la Delegación del Gobierno
Barcelona Plaza de San Jaime
Bilbao Subdelegación del Gobierno - Plaza de Moyua
Burgos Plaza Mayor (frente al Ayuntamiento)
Cádiz Plaza de la Constitución, bajo la torre de las Puertas de Tierra
Cartagena Puertas de Murcia (Plaza del ICUE)
Ceuta Plaza del Tte. Ruiz
Córdoba Bulevar del Gran Capitán
Fresnedoso de Ibor En la Cruz, junto a la Iglesia.
Girona Plaça de la Constitució, delante de la Subdelegación del gobierno
Granada. Fuente de las Batallas
Huesca. Plaza de Navarra
Jaén Plaza de la Constitución.
La Coruña. Frente a la Delegación del Gobierno.
Las Palmas de G.C. C/ Mayor de Triana, a la altura de la C/ Arena a 19:00 h.
León Plaza de la Catedral
Lugo Plaza Mayor, frente al Ayuntamiento
Madrid. Estación Atocha-Renfe. Torre de cercanías.
Málaga. Plaza de la Constitución.
Melilla Plaza Menéndez Pelayo (frente a la Iglesia del Sagrado Corazón)
Motril Plza. De las Palmeras
Murcia. Plaza de Santo Domingo
Navalmoral de la Mata Plaza del Jardincillo
Oviedo Plaza de la Escandalera
Palma de Mallorca Plaza de Cort
Salamanca Plaza de la Constitución, en torno al monumento a la Constitución
Santander Plaza del Ayuntamiento.
Santa Cruz de Tenerife Plaza del Patriotismo frente a la Sede Principal de CajaCanarias a 19.30h
Sevilla Fachada Principal del Ayuntamiento (Plaza Nueva)
Toledo Zocodover, frente a la Delegación del Gobierno
Valencia. Plaza del Ayuntamiento.
Valladolid. Plaza Fuente Dorada
Vigo Calle del Principe (frente al Museo de Arte Contemporaneo)
Vitoria Plaza de Correos
Viveiro Plaza de la Fontenova (Calle Pastor Diaz)
Zaragoza. Monumento a la Constitución en Paseo de la Constitución.

Internacionales:
Bruselas en Schuman a las 19h de la tarde
Caracas Colegio de Ingenieros Paseo Colón a las 11 de la mañana (Hora oficial)

Atentado
La plataforma cívica Peones Negros pide hoy en 43 ciudades que se aclaren las "dudas" sobre los autores del 11-M
La plataforma cívica Peones Negros ha convocado para hoy concentraciones simultáneas en 43 ciudades españolas y extranjeras para homenajear a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004 y exigir a los poderes públicos una investigación que resuelva todas las dudas planteadas acerca de la autoría de este ataque.
AGENCIAS La Opinión 11 Diciembre 2006

Estos actos, que tendrán lugar a las 20 horas (una antes en Canarias), cuentan con el respaldo de, entre otras, la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M.

Durante el acto, que se repite el 11 de cada mes, la plataforma explicará a los asistentes los motivos por los que continúa su lucha para conocer la verdad del 11-M y, en una solemne ceremonia de homenaje a las víctimas, encenderá una vela por cada uno de los que dieron su vida en el brutal atentado.

Cada concentración terminará con la lectura del manifiesto ´11 de cada mes´. En muchos de estos actos participarán víctimas del terrorismo y personajes públicos significados por su defensa de la libertad y de la democracia.

Así, mientras que en el acto de Valencia intervendrá Consuelo Ordóñez, hermana del concejal asesinado Gregorio Ordóñez, y en Alcalá de Henares (Madrid) las víctimas del terrorismo Gabriel Moris, Angeles Domínguez y Javier Gismero, en Madrid lo hará el periodista Federico Quevedo, en Almería la locutora de radio María Nieves Artero, en Toledo la escritora Carmen Vaquero y en Murcia el delegado de la AVT Chema Morales y el periodista Jose Antonio Martines-Abarca.

Por su parte, en Zaragoza se conmemorará también el 19 aniversario del atentado a la casa cuartel de la Guardia Civil que costó la vida a 11 personas, entre ellas varios niños.

Las ciudades incluidas en esta convocatoria de diciembre son: Albacete, Alcalá de Henares, Alicante, Almería, Almuñecar (Granada), Badajoz, Barcelona, Bilbao, Bruselas, Burgos, Cádiz, Caracas, Cartagena (Murcia), Ceuta, Córdoba, Fresnedoso de Ibor (Cáceres), Gerona, Granada, Huesca, Jaén, La Coruña, Las Palmas, León, Madrid, Málaga, Melilla, Motril (Granada), Murcia, Navalmoral de la Mata (Cáceres), Oviedo, Palma de Mallorca, Salamanca, Santander, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Toledo, Valencia, Valladolid, Vigo, Vitoria, Viveiro (Lugo) y Zaragoza.

Recortes de Prensa   Página Inicial