AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 26 Enero  2007
Justicia, a pesar de algunos
EDITORIAL Libertad Digital 26 Enero 2007

Cuatro jueces: Manuela Fernández-Prado, Ángel Hurtado, Carmen Paloma Pastor y Clara Bayarri se han mostrado favorables en el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional a que el asesino en serie Iñaki de Juana Chaos fuera excarcelado a raíz de la huelga de hambre emprendida por el etarra para forzar a la Justicia española. De estos cuatro que tan convencidos estaban que un criminal con 25 muertos a sus espaldas debía estar en casa, a tres de ellos les hubiera correspondido decidir sobre el futuro de De Juana en el caso de que el asunto no hubiera sido elevado a Pleno. Es decir, que si no hubiese sido por la resolución del magistrado Guevara de elevar al Pleno asunto tan importante, hoy el etarra sería un hombre casi libre y se hubiera consumado una de las mayores burlas a la Justicia de nuestra historia.

Por suerte, al final la cordura se ha impuesto y han sido los propios magistrados de la Audiencia –por clara mayoría– los que se han opuesto a semejante chantaje devolviendo la paz y el alivio a los millones de españoles que contemplaban atónitos y asqueados la solicitud de De Juana. No pueden decir lo mismo, sin embargo, los que desde ciertos partidos políticos, como el comunista o el propio PSOE, y muchos medios de comunicación, como todo el universo que rodea a Prisa, se han mostrado comprensivos con la aberrante idea de ver a un pistolero de la peor calaña fuera de la prisión.

Así, por ejemplo, el partido del Gobierno debería revisar a conciencia cómo entiende la lucha contra la lacra terrorista cuando muestra tanta y tan injustificada clemencia con uno de los terroristas más letales e inmisericordes que hemos padecido. Un asesino que, no contento con segar la vida de 25 inocentes, lejos de arrepentirse ha perseverado en el crimen justificándolo y, en algunos casos, hasta enalteciéndolo.

A pesar de todo, y especialmente de la satisfacción que nos produce saber que Iñaki de Juana seguirá entre rejas, la lección que podemos extraer de todo este asunto es que, desgraciadamente, al terrorismo etarra le sobran los amigos y los hombros donde llorar sus penas. Esta es la cruda realidad con la que, hoy por hoy, hemos de convivir. Un Gobierno débil hasta el extremo, formado por miembros de un partido cuyo primordial objetivo es machacar a la oposición popular al tiempo que tratan con guante de seda a los verdaderos enemigos de la democracia. Ni los dos muertos de hace menos de un mes en Madrid, ni las continuas algaradas violentas en el País Vasco, ni el hecho de que el entorno etarra campe a sus anchas de nuevo en las calles parece preocupar lo más mínimo a un Ejecutivo obcecado en no se sabe bien qué paz a no se sabe bien qué precio.

Y si esto es así, que lo es, era previsible que para De Juana todo fuese comprensión y recordatorios llenos de mala conciencia sobre lo "injusta" que ha sido la Ley con él. Por esta vez los jueces han hecho lo que es presumible en ellos: Justicia. Pero, visto el panorama, nada hace pensar que, en breve, un nuevo disgusto nos aguarde a la vuelta de la esquina.

De Juana Chaos
Perdió la justicia zapateresca
Jorge Vilches Libertad Digital 26 Enero 2007

Es conocida la anécdota de aquel parlamentario sueco que, después de la conferencia de Munich en la que Gran Bretaña reconoció la anexión alemana de los Sudetes y Austria, propuso a Hitler para el premio Nobel de la Paz. Unos años antes, Lenin, convenientemente pagado por el gobierno del kaiser Guillermo, animaba a los soldados a la liquidación de la burguesía rusa para lograr la paz con los alemanes.

Y es que los totalitarismos emprenden tareas en aras de algún fin superior para las que necesitan arrasar las libertades y el Estado de Derecho, el sentido común y la moral social. Son tareas que por su naturaleza perversa precisan de justificación y ejecutores.

Surgen entonces los elementos útiles, los que aceptan, generan o propagan argumentos que pretenden transformar actos viles en útiles y justos. Y rompen con toda norma moral tradicional, retuercen la ley y propagan la "nueva y única verdad". Así, los órganos del Ministerio de la Propaganda trabajan todos a una para respaldar la consigna gubernamental, anatematizando al que se opone, critica o se sorprende. Porque realizar esos actos viles o argumentarlos tiene la recompensa del ascenso político o la palmadita del poder.

En esta labor es preciso convencer a la sociedad de que no sólo el fin supremo es justo, sino también los medios elegidos para alcanzarlo. De esta manera, podemos escuchar, y leer, que lo importante para alcanzar "la paz", ese fin supremo, es salvar la vida del asesino De Juana Chaos, o que hay una "rebelión" de los jueces porque no tienen en cuenta lo que Conde Pumpido definió como "nueva realidad social", o que la justicia tiene por objeto la "acción humanitaria". Y entre medias aparece el líder, un Zapatero que asegura que "quizás" estamos en la "fase final" del terrorismo, y que ningún Gobierno ha tenido más respeto que el suyo hacia el poder judicial; a lo que habría que añadir que tampoco ha habido ningún otro que haya tenido más respeto a los terroristas.

El fin supremo de "la paz", esa paz indefinida e idílica del Gobierno Zapatero, empuja a la comisión de actos y declaraciones que difícilmente encajan en un Estado de Derecho o con la conciencia democrática. Y solamente una sociedad enferma puede aceptar con indiferencia este tipo de política. Poco importa en estos casos las acusaciones de deslealtad o injerencia, y menos las denuncias de soledad.

De Juana Chaos
Entre la satisfacción y el estremecimiento
Agapito Maestre Libertad Digital 26 Enero 2007

Algo hemos ganado. Es para estar contentos. Sí, sí, pero no dejarán de reconocerme que estos triunfos producen cansancios y heridas innecesarias. Así de terrible es la situación en la que está dejando a España un Gobierno sin otro concepto político que "apañarse" con el nacionalismo y el terrorismo. Tres estados de ánimo he experimentado al conocer el veredicto de la Audiencia Nacional sobre el envite de ETA a través de la huelga de hambre De Juana Chaos. Satisfacción, alegría agridulce y estremecimiento.

Satisfacción sentí, cuando me llamaron para comunicarme la noticia. Satisfacción he visto en los tonos de voz, en las caras de mis amigos, en la gente de la calle que un día antes estaba indignada ante la "alternativa" satánica que nos imponía el terrorismo. Moralmente es una situación sin salida. Endiablada. Satisfacción sentí porque el sentido común, o sea político, se impusiera. Los ciudadanos están satisfechos con la resolución de la Audiencia Nacional de mantener a De Juana Chaos en prisión. Satisfacción sentí, cómo no, porque hubiera coincidencia entre los jueces y los ciudadanos a la hora de condenar el chantaje como forma de vida en sociedad. Satisfecho quede al ver garantizado pilares básicos del Estado de Derecho.

La satisfacción pronto se tornó en alegre reflexión. Hoy, sí, hemos ganado, pero mañana qué pasará. Tenemos que reconocer que esto es sólo el comienzo de una larga batalla por el mantenimiento de la democracia. Además, ha habido cuatro magistrados que han votado en contra. ¿Tendrán de verdad razones jurídicas o sólo responderán a intereses de partido? No es, sin embargo, esto lo más grave, sino la obsesión de furioso "pacifismo" de Zapatero. Sí, se mire desde donde se mire, la paz de este hombre con ETA pasa por la liquidación del Estado de Derecho. La última prueba de este afán fue el comportamiento de la Fiscalía, es decir el Ministerio Público, pidiendo a la Audiencia Nacional la excarcelación práctica de De Juana Chaos.

Por fortuna, dirán los más optimistas, es el tiempo de celebrar que el Pleno de la Audiencia Nacional se negó a las presiones del Fiscal, que había claudicado ante la presión de ETA. Ganó el Estado de Derecho, o sea, ganó la democracia... De acuerdo, hasta hoy, Zapatero está perdiendo por dos tantos. El Gobierno y todos sus colaboradores han perdido una batalla importante. Es la segunda gran prueba de resistencia del Estado de Derecho. La otra fue, hace unos días, la condena del Tribunal Supremo contra Jarrai, Haika y Segi por terroristas. Vale. Y, sin embargo, el silencio monclovita da miedo. El silencio de Zapatero es ominoso. Azaroso. Despreciable. ¿Qué nos tendrá preparado el Gobierno para los próximos días, semanas y meses? Quien no sienta un cierto estremecimiento ante esta pregunta, tengo para mí que no sabe a quién nos enfrentamos.

De Juana no somete a los jueces
Editorial ABC 26 Enero 2007

LA decisión mayoritaria de los magistrados de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, por la que mantienen a De Juana Chaos en prisión provisional y en ingreso hospitalario, se ajusta estrictamente a los principios de legalidad y humanitarismo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre esta medida cautelar. La ley procesal sólo permite el arresto domiciliario cuando el preso preventivo esté enfermo y el internamiento carcelario «entrañe grave peligro para su salud». Los magistrados han puesto las cosas en su sitio: ni De Juana Chaos está enfermo, sino en huelga de hambre; ni la prisión provisional tiene que ver con su padecimiento, resultado exclusivo de la voluntad del etarra de presionar con una huelga de hambre al Gobierno y a los jueces para obtener su impunidad. Al fallar el requisito de la enfermedad, era innecesario alegar que la vigilancia policial del arresto domiciliario y el deterioro físico del etarra impedirían su fuga. En todo caso, conviene no olvidar las fugas de Josu Ternera -otro enfermo ilustre- y de Jon Salaberría. Por tanto, el respeto a la legalidad exigía que De Juana Chaos permaneciera en la misma situación, entre otras razones, porque si su vida está en peligro, lo más indicado es que permanezca en un hospital. Los perjuicios para su salud no serán consecuencia de una enfermedad previa o sobrevenida, ni de falta de atención médica, sino del empecinamiento del etarra por echar un pulso que ayer, afortunadamente, perdió.

Aunque la aplicación de la ley no es automática y normalmente permite un cierto margen de discrecionalidad, el caso de De Juana Chaos no ofrecía mejor alternativa legal a la decisión mayoritaria de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Por eso, la Fiscalía ha visto cómo su criterio era rechazado absolutamente por los jueces, al pretender que se concediera al etarra una «prisión atenuada» que, conforme a la ley, no merecía en absoluto, salvo que se aceptara su chantaje. Es la segunda vez que la Fiscalía tropieza con De Juana Chaos -la primera fue el baile de acusaciones por las amenazas vertidas en dos artículos publicados en el diario «Gara», zanjado con una condena a más de doce años-, lo que es motivo suficiente para que Conde-Pumpido asuma definitivamente su deber de garantizar, en todas las causas contra ETA y la izquierda proetarra, el principio de legalidad como criterio de funcionamiento del Ministerio Público, renunciando al principio de oportunidad que tanto ha menoscabado la confianza en la Fiscalía.

Para el Gobierno y los responsables socialistas que durante tanto tiempo han reclamado de los jueces «sensibilidad» con el proceso de diálogo y con la oportunidad para la «paz», representada por el alto el fuego del 22 de marzo pasado, el auto de la Sala de lo Penal es un duro recordatorio de que, contra el Estado de Derecho, no hay proceso viable. Y el Gobierno lo sabe y por eso manifiesta habitualmente que acata las decisiones de los jueces. Sin embargo, sus actos discurren en sentido contrario, porque, por ejemplo, la sentencia del Tribunal Supremo que ilegaliza y disuelve a Batasuna, prohibiendo su actividad política, no ha sido óbice para que el Partido Socialista de Euskadi haya rehabilitado políticamente a la coalición proetarra, convirtiéndola en interlocutor no sólo del proceso de «paz», sino también de los cambios institucionales futuros en el País Vasco y en España. El respeto a los jueces no se predica; se ejerce con hechos. Si el Gobierno fuera realmente respetuoso con la independencia judicial, afirmación con la que anteayer se obsequió a sí mismo Rodríguez Zapatero, no endosaría a los jueces la responsabilidad de facilitar el proceso con decisiones contrarias a las leyes. Debería asumir su propia responsabilidad, abandonar el doble lenguaje al que nos ha habituado y tener el valor de ir al Parlamento a proponer reformas legales que den a los terroristas el trato judicial que considera coherente con un proceso de negociación.
En definitiva, es probable que los dirigentes socialistas que abogaban por la libertad provisional o el arresto domiciliario de De Juana Chaos tuvieran muy presente la exigencia de impunidad que ETA ha reiterado en sus comunicados y que, según las filtraciones al diario «Gara», habría sido convenida con el Gobierno en los contactos previos al alto el fuego del 22 de marzo. Lo que queda claro es que la impunidad de los terroristas es imposible gracias al Estado de Derecho, a la independencia judicial y a las oportunidades que ofrece el sistema procesal penal español para el ejercicio de la acción popular, que se ha convertido en el paliativo de la cada día más incomprensible actuación del fiscal general del Estado.

Lo siento, chicos
Por Carlos Herrera ABC 26 Enero 2007

LO siento, sí, pero no podía ser de otra manera. ¿Alguien en su sano juicio podía albergar esperanzas de que a este pájaro se le dejase libre por chantajear al Estado con una huelga de hambre? Tamaña barbaridad sólo cabe en cabezas políticas desestructuradas, en la de Pachi -lo siento, Pachi- o en la de Chaves -lo siento, Chaves- o en la del editorialista del diario gubernamental, ese que ayer tuvo sus santos cojones de titular diciendo que nueve magistrados se «rebelaban» para «impedir» la libertad De Iñaki de Juana -¡qué malvados esos jueces que se conjuran para evitar la liberación de un pobre hombre enfermo!-; lo siento por estas cabezas convertidas en valedoras de la causa de uno de los más grandes asesinos de la historia de España, pero espero que la vergüenza, si les queda, les obligue a taparse durante unos días y a esconder sus pobres argumentos políticos en esas jornadas venideras en las que habría que pedir explicaciones a aquellos que han dado la cara por semejante individuo.

Si la Audiencia Nacional hubiese concedido alguna medida compensatoria al etarra más significativo por el hecho de haberse apuntado voluntariamente a la autodestrucción, hoy estaríamos a las puertas de una auténtica rebelión en las cárceles y fuera de ellas: en las cárceles porque brindaríamos la llave perfecta para que cualquier asalariado del crimen abriese las puertas de su particular enrejado, y fuera de ellas porque millones de personas dignas y cabales entrarían en la más absoluta de las indignaciones a cuenta de una medida injusta y ofensiva. Lo siento por aquellos que han retorcido el argumentario hasta lo imposible, lo siento por los que esperaban la complicidad de los jueces, lo siento por los alborotadores que hoy reventarán cajeros, lo siento por los amigos políticos de ETA, lo siento por los entusiastas del «proceso» y lo siento también por él, porque esta decisión le puede encaminar tercamente hacia su propia destrucción.

Déjenme que me ponga exquisito y formal, tal vez sereno y justo: a nadie hay que desearle la muerte y yo seré el último en deseársela a De Juana, pero la suya es una decadencia física buscada a propósito para lograr por vía indirecta lo que no se merece por vía directa. Es una eutanasia política, y todos aquellos que defienden el derecho a decidir su propia muerte deberían estar hoy con el que tiene este hombre para condenarse a la desaparición. Si la Audiencia, repito, hubiese concedido algún beneficio penitenciario al asesino de hombres, mujeres y niños, hoy estaríamos los ciudadanos mucho más desprotegidos: ¿qué hubiera ocurrido en el caso de que se le hubiera otorgado una prisión atenuada, un tercer grado o una libertad condicional? ¿se lo han preguntado? Me atrevo a aventurar algunos escenarios: De Juana hubiese vencido, hubiese salido del hospital entre muestras de euforia por su victoria, hubiese vuelto a comer chuletones y, una vez recuperado, difícilmente hubiese ingresado de nuevo en prisión. El fiscal a las órdenes del Gobierno no lo hubiese solicitado y el juez no lo hubiese ordenado. Así tendríamos a un hombre «que está en el proceso» campando por las Herriko tabernas y celebrando las muertes que no pudo celebrar en prisión por no habérsele suministrado el champán que solicitó.

En nombre de los tres hijos de Alberto Jiménez Becerril y Ascensión García Ortiz, esos de los que se ha olvidado el presidente Chaves cuando ha solicitado la libertad para De Juana, celebro vivir en un país al que todavía le queda dignidad para impedir un escarnio como ese: cuando murieron asesinados, ahora hace ocho años, el concejal sevillano y su esposa, el hambriento De Juana aseguró estar alimentado durante un mes sólo con ver la cara de dolor de esos tres chiquillos. ¿Se acuerdan? Si ellos no, yo sí, con lo que espero serenamente que aquél alimento que invocó le sirva en este momento a semejante canalla para paliar el hambre que ahora mismo deba sentir, el hambre que él voluntariamente ha elegido, el hambre que intenta paliarle con sueros el Estado que siempre ha querido destruir.
Lo siento chicos, lo siento. Otro día será, pero por esta vez, ha prevalecido el sentido común. Y algo menos común: la dignidad.

Una victoria del Estado de Derecho que empaña la nueva apuesta de ZP: el Pacto de Estella II
Federico Quevedo El Confidencial 26 Enero 2007

Estoy absolutamente convencido de que si de Rodríguez Zapatero hubiera dependido, el asesino De Juana, el criminal De Juana, estaría hoy en su casita, atendido por bellas enfermeras a sueldo de la Seguridad Social y con la ‘vice’ De la Vega acudiendo a ponerle el babero y darle el potito, al tiempo que respondería a la llamada del presidente: “Cómo está el niño, Maritere. ¿Nos come bien?”. Gracias a Dios, y repito, gracias a Dios, queda en este país todavía suficiente gente con cordura y sentido común. El papelito de la Fiscalía, es decir, del Gobierno, presentado hace dos días ante la Audiencia Nacional solicitando la excarcelación del sanguinario De Juana era un escándalo, un ejercicio de bajada de pantalones sin precedentes, un insulto desmedido a la memoria de las víctimas de este despreciable personaje, una afrenta al Estado de Derecho, un escrito antidemocrático y demostrativo de la mayor de las bajezas, es decir, la rendición ruin y cobarde de un Estado al chantaje de un terrorista sin escrúpulos, que había dejado de injerir alimento voluntariamente, sin que nadie le obligara a hacerlo. El sentido común de los magistrados de la Audiencia Nacional hizo que la decisión se adoptara ayer por el Pleno, y doce jueces frente a cuatro optaron por la única salida posible: el Estado de Derecho no se pliega al chantaje. De Juana seguirá en la cárcel, y si se muere, allá él.

La vanguardia mediática del Gobierno, bueno, los ‘talibanes’ de la izquierda radical, nos han bombardeado estos días con argumentos peregrinos sobre las razones humanitarias, pero los que esgrimen semejantes chorradas no dijeron nada de las razones humanitarias que acompañan a las víctimas de este ser infecto y nauseabundo. Como tampoco dijeron nada quienes ahora defienden que la pena impuesta al terrorista por sus amenazas en Gara es excesiva, cuando de los 3.000 años a los que se le condenó por 25 asesinatos -¡nada menos que 25 asesinatos sobre sus espaldas, celebrados todos, y también los que cometieron sus compañeros, con botellas de cava en nombre de la Patria Vasca!- solo cumplió ¡diecinueve! Pero eso era una decisión judicial respetable. La otra no. Y la otra no lo es porque, evidentemente, entorpece las intenciones, los objetivos, de Rodríguez Zapatero y, claro, cuando se trata de Zapatero y de la paz mundial, y del amor libre, y de esa permanente apelación a los buenos sentimientos de las personas para jugárnosla por la espalda, a traición y con alevosía, entonces vale todo, entonces los Luppis de turno permiten hasta que se estrangule el Estado de Derecho y la democracia y se ponga en peligro la libertad porque a ellos les conviene.

Pero menos mal que existen personas con dos dedos de frente, que no se dejan llevar por falsas esperanzas de nada que no sea la rendición del Estado de Derecho a los terroristas, que es lo que pretende Zapatero. La decisión de la Audiencia –la segunda victoria del Estado de Derecho frente a los terroristas tras la sentencia de Jarrai- supone, sin duda, un jarro de agua fría a las pretensiones del presidente. Entre otras cosas porque el ‘caso De Juana’ tenía una especial relevancia en lo que ya se ha convertido en el nuevo proyecto de Zapatero para resucitar el ‘proceso de paz’, es decir, de rendición a ETA, toda vez que tras el atentado de Barajas quedara sepultado bajo los escombros. Pero Zapatero sigue atado de pies y manos por sus compromisos con la pandilla de canallas, esos compromisos que tantas veces le recuerdan, que están escritos en algún documento y que, si lo necesita, ETA hará públicos como siempre ha hecho públicas las actas de sus encuentros con el Gobierno. Y como la primera fase del proceso funcionó mal, porque se empeñó, entre otras cosas, en dejar aislado del mismo al PNV convencido de que él solo se bastaba, ahora ha decidido retomarlo por otro camino que implica sumar a los nacionalistas vascos a sus esfuerzos por la paz, esos esfuerzos que se dirigen a hacer lo posible porque desalmados como De Juana acaben en su casa para escarnio de las víctimas y de una sociedad que no termina de despertar de su letargo.

Me dirán lo que quieran, pero me consta que las reuniones que ya se están produciendo entre dirigentes del PSE, Batasuna y el PNV están encaminadas a resucitar lo que ya supuso, en su momento, una afrenta del nacionalismo vasco radical al Estado de Derecho, es decir, el Pacto de Estella, con todo lo que supone de ejercicio de claudicación del constitucionalismo a las pretensiones soberanistas del nacionalismo vasco. A Estella, en su momento, le faltó para poderse llevar a cabo la anuencia de un partido nacional. Ahora ya la tiene: Estella II cuenta con algo más que el beneplácito, cuenta con el apoyo incuestionable del PSE, o de una parte del PSE, dispuesta a ceder lo haga falta con tal de ofrecer a Zapatero un marco para la paz, un marco que, evidentemente, significa dejar en el camino todo lo que hasta ahora suponía la defensa de los principios éticos y morales que hicieron posible la construcción del moderno Estado de las Autonomías. Estella II está en marcha, miren lo que les digo, y Zapatero solo está a la espera de que se lo pongan sobre la mesa como algo inevitable para bendecir ese acuerdo y dar el siguiente paso, que no es otro que la Mesa de Partidos sin la concurrencia del PP.

En todo este tiempo que ha pasado desde que el 30 de diciembre estallara la furgoneta bomba en el parking de la Terminal 4, Zapatero no ha dejado de mantener, a través de sus enviados, contactos con ETA. Y los ha aliñado con otros contactos de su partido con Batasuna en Euskadi. Y con esas entrevistas fuera de cámaras y del control de la prensa -¡menuda apuesta por la transparencia informativa!- con el lehendakari Ibarretxe. Ya sabemos para qué: para resucitar Estella. Ese fue el contenido de la conversación entre ambos. Desde entonces, el papel del PNV o, mejor dicho, de Ajuria Enea en el proceso ha cobrado un mayor protagonismo, e Ibarretxe ha desafiado a la Justicia con un nuevo encuentro con Otegi y el resto de los secuaces de la pandilla de canallas. Para que todo esto le saliera redondo a Zapatero, era importante que De Juana saliera de la cárcel. Lo ha intentado, es cierto, poniendo al fiscal en una situación que, al menos a mí, me daría vergüenza. Ya lo intentó cuando se revisó la pena impuesta por el delito de amenazas y el fiscal pidió la menor posible. De Juana es un elemento clave para el proceso de paz, es la demostración a ETA de que el Gobierno quiere seguir adelante, pero los jueces no estaban dispuestos a que el Estado se situara al margen de la ley, porque la ley es la única garantía de supervivencia que tenemos. Aun así, vamos a ver hasta donde es capaz de llegar el Gobierno aunque yo, personalmente, soy pesimista y creo que demasiado lejos.

¡Qué alivio!
Por Teresa Jiménez-Becerril ABC 26 Enero 2007

ÚLTIMAMENTE, son pocas las noticias relacionadas con ETA y su entorno que dan satisfacción a sus víctimas. Por eso, cuando se produce una la festejamos como si se tratase de algo extraordinario. A qué nivel de desconfianza, confusión y decepción habremos llegado que nos parece un triunfo el simple hecho de que un terrorista culpable de veinticinco asesinatos y persistente propagador de las ideas que le llevaron a cometerlos cumpla en la cárcel la condena impuesta.
Este individuo ha tenido a la sociedad española en vilo durante unos días, y eso es inadmisible. Los fiscales que propusieron esta medida de gracia, llámenla libertad atenuada o como quieran, deberían avergonzarse de la inquietud innecesaria que nos han provocado, no sólo a mi familia, sino a la mayoría de los españoles. Lo triste de este caso es que si la decisión final no se hubiera tomado en el Pleno, corríamos un riesgo real de que el terrorista en cuestión terminase la condena en su casa.

Justo modo, según estos regidores sospechosos, de cumplir una pena. Estaríamos ante una meteórica disminución de condena; de los noventa y seis años que le impusieron al principio, a los doce que se decidieron finalmente, para terminar con una especie de arresto domiciliario. Si este personaje ya bebía champán y comía langostinos en la cárcel cuando se le antojaba, antes de decidir pasar al ayuno voluntario, no veo razón alguna para que se marchase a casa. Y es posible que después de pagar todas las indemnizaciones que debía a sus víctimas, no le quedase ni para un cartucho de camarones. Seguramente, apenas recuperado, cogería papel y lápiz y se dedicaría al oficio de escritor, ya que el de asesino etarra requiere, además de muy mala sangre, cosa de la que anda sobrado, juventud y fuerza... Y esas las ha dejado en el camino que eligió libremente recorrer.

Su nueva profesión le reportaría buenos ingresos porque siempre habría editores a los que no importaría deshonrarse publicando las palabras hirientes de este hombre, y lo que es aún peor: siempre habría quien quisiera leerlas. Imagino que existe una ley moral para impedir que un terrorista se enriquezca vendiendo sus memorias, pero esa leyes las conoce cada vez menos gente. Por el momento, De Chaos deberá esperar unos años antes de ir a firmar libros en ningún sitio, aunque imagino que la valentía se le acabaría en cuanto no estuviera rodeado de sus amigos matones. Porque todos estos etarras tienen el valor justo para poner una bomba y salir corriendo.

Ayer, cuando la espada de Damocles de la puesta en libertad de De Chaos pendía aún sobre nuestras cabezas, enumeraba interiormente un gran número de razones para impedir su excarcelación. Cuando supe que la decisión la tomarían dieciséis jueces, me imaginé en medio de una escena de película americana donde el abogado intenta convencer al jurado con su arenga final. Mi misión era convencer a los jueces de la injusticia que se cometería si este asesino burlaba la ley. Me veía allí, en medio de ellos, con una carta en la mano, la leía en voz alta sin que me temblara la voz a pesar de su dureza: «La acción de Sevilla ha sido perfecta, me encanta ver las caras desencajadas de las víctimas. Sus llantos son nuestras risas y acabaremos a carcajada limpia. Con este doble asesinato yo ya he comido para un mes». Los muertos eran mi hermano y su mujer, los llantos eran de mi madre, mi hermano, mis sobrinos, mi familia y de todos aquellos que los querían. Al final, quienes tenían que decidir pronunciaban «El acusado seguirá en prisión». !Qué alivio! !Culpable y mil veces culpable!

Culpable de haber quitado la vida a veinticinco personas, culpable de haber destrozado la de otros muchos, culpable de haber gozado del sufrimiento ajeno hasta límites inhumanos y culpable de la condición en la que se encuentra. Él será el único culpable de su muerte si tiene... no digo el valor, porque ya sabemos que no lo tiene, sino el cinismo de seguir representando el papel de víctima. !Qué paradoja! Iñaki de Juana Chaos, miembro del comando Madrid, uno de los más sanguinarios miembros de ETA, ha decidido pasar al otro bando, al nuestro, al de los que sufren. Pero existe una pequeña diferencia: los que él mató querían seguir viviendo, mientras que él ha decidido dejar de hacerlo. !Quién sabe! Quizás ha comprendido que vivo su valor es nulo, mientras que muerto su cotización se alza, aunque sólo sea en los círculos etarras.

Fuera de ellos, vivo o muerto sigue sin valer nada. Es por ello por lo que algunos, entre los que se encuentra el presidente de la Junta de Andalucía, se apresuró a decir, apenas sabida la petición de los magistrados que deseaban su libertad, que era «razonable» que se le concediera tal medida provisional para que no se convirtiera en un mártir. No se preocupe señor Chaves: este cuarto de hombre no será jamás un héroe ni en su casa, ni en la calle, ni en la cárcel, ni en el mismísimo infierno. Para aquellos que llevan cuarenta años matando, amenazando, secuestrando y chantajeando lo será esté donde esté, porque para ellos matar dignifica. Y como De Chaos es un matón de los pies a la cabeza, pues tiene las mejores credenciales para convertirse en referencia de esa banda de criminales en potencia que se pasean con la cabeza alta, asustando y señalando a la gente en el País Vasco.

No es pues mandándolo a su casa como conseguiremos privarlo de la aureola que se ha ganado a pulso con sus asesinatos y sus amenazas desde prisión. Para los malnacidos como él, será siempre «Iñaki el héroe», pero para las gentes de bien no es más que alguien que tiene que pagar sus culpas. No es ni sensato ni justo contentar a los que lo esperan desde hace meses con los brazos abiertos, por miedo a las represalias.Después del último atentado de ETA, deberíamos tener todos claro que la bestia es insaciable y que aunque parezca que está domesticada, puede arrancarle la mano incluso a quien le da de comer. No olvidemos que la única contraseña que ETA conoce es la que incluye las palabras «independencia», «excarcelación» y «anexión». Y si no las pronunciamos nos puede pasar cualquier cosa. O las pronunciamos o nos defendemos con los medios que conocemos: la acción de la justicia y la acción policial.Pero seguir fingiendo que son interlocutores válidos cuando sus ladridos nos hielan la sangre es no sólo ingenuo, sino muy imprudente.
Hermana de Alberto Jiménez-Becerril, asesinado por ETA

Mártir o héroe
f.dominguez@diario-elcorreo.com FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 26 Enero 2007

Los magistrados de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se enfrentaban ayer, al deliberar sobre el caso del miembro de ETA Ignacio de Juana Chaos, a un doble conflicto. Uno era el estrictamente jurídico: tenían que resolver a la luz del Derecho qué hacer con un recluso que voluntariamente pone su vida en peligro con el propósito de forzar su salida de prisión. El otro era de carácter político: sin pretenderlo, al resolver el problema jurídico, los jueces decidían si el miembro de ETA, ante los ojos de su parroquia, quedaba convertido en un mártir, suponiendo que mantenga su pulso hasta el final, o un héroe, que salía de la cárcel por la puerta grande del desafío y el chantaje.

Los jueces han decidido que De Juana siga en prisión, de acuerdo con la interpretación que han considerado más correcta de la norma jurídica. Además, lo han hecho con una mayoría cualificada que ha de ser tenida en cuenta a la hora de valorar la resolución adoptada.

El auto no entra a examinar las valoraciones políticas que están en el debate público suscitado en los últimos días: no juzga si la actitud del miembro de ETA constituye o no un pulso político al Estado, ni si su excarcelación crearía un precedente peligroso. Sólo han decidido que no resulta procedente modificar la situación penitenciaria del recluso porque no se dan las circunstancias establecidas por la ley. Esa actitud no va a librar a los magistrados de la descalificación política de aquellos que sólo estaban dispuestos a aceptar una resolución que supusiera sacar a De Juana de la cárcel. El Derecho últimamente es como el fútbol: cualquiera sabe más que el seleccionador nacional y un bachiller le puede dar lecciones al magistrado más versado.

El caso de este miembro de ETA es un disparate desde hace mucho tiempo: desde que se le aplicaron redenciones de condena a pesar del mal comportamiento penitenciario o a pesar de había realizado intentos de fuga de la cárcel que le excluían de ese derecho, desde que se dejaron sin efecto penal las amenazas expresas formuladas por escrito contra un juez de Cádiz o desde que se le aplicó el procedimiento de cómputo de penas que por rutina se hacía desde siempre sin tener en cuenta una mínima proporcionalidad entre los delitos cometidos, la condena cumplida y la falta de rehabilitación.

La decisión de la Audiencia Nacional deja la suerte de Ignacio de Juana donde siembre ha estado: en su propia voluntad. No serán los jueces ni el sistema político los responsables de lo que le ocurra y la persistencia en la huelga de hambre ni quita ni añade razones a la sentencia que le condenó por amenazas a doce años de cárcel. Sólo coloca al miembro de ETA en un problema de difícil solución si él no quiere solucionar.

Por amplia mayoría
TONIA ETXARRI El Correo 26 Enero 2007

Resulta especialmente revelador que, en plena campaña de presión sobre los jueces ante casos tan endiablados como los relacionados con delitos de terrorismo, la Audiencia Nacional haya decidido, por amplia mayoría, dejar a De Juana Chaos, tal como está y con alimentación forzosa. Parece difícil, por inexacto y exagerado, hablar de 'rebelión' de aquellos jueces que querían impedir la excarcelación o prisión atenuada del preso de ETA. Pero los datos cantan. Los presuntos 'rebeldes' ( y llamarlos así es una forma poco sutil de presionarlos) han resultado ser la mayoría del plenario de la Audiencia: doce a cuatro. Ni empate, ni ajuste fino, ni 'por los pelos', como ha sido el caso de otras deliberaciones de la judicatura. Esta vez no ha habido duda. Ni siquiera dilación.

Los magistrados tuvieron en cuenta el argumento de peso más requerido en las últimas horas : De Juana Chaos no es un preso enfermo sino un preso chantajista que ha pretendido librar su pulso particular con el Estado. Ha enfermado por su propia voluntad. Y los jueces, a los que en no pocas ocasiones se les ha acusado de ser títeres de los partidos ( los nacionalistas han vuelto a hacerlo al decir que la Audiencia, como no ha resuelto como ellos esperan, se ha plegado «a los dictados del PP») han aguantado la presión como buenamente han podido. A pesar de que el fiscal general se había pronunciado a favor de la prisión atenuada.Y, como todo el mundo sabe, la actitud de Conde-Pumpido no sólo influye sino que impone.

Al portavoz socialista López Garrido solo le viene a la mente citar al PP cuando habla de «presiones a los jueces». Pero nada dice del Gobierno vasco y sus socios (la decisión de la Audiencia les ha parecido un «despropósito»), del entorno de ETA en general (ya han empezado a calentar los motores de la movilización callejera) y de la gran preocupación mostrada por sus compañeros, y sin embargo dirigentes, Chaves y López, sobre el lado humanitario del caso de este etarra sin intención alguna de rectificación sobre su trayectoria. Al contrario; una vez cumplida su condena reducida por los 25 asesinatos, se dedicó a la literatura de la amenaza.

No ocurrió lo mismo con sus compañeros de comando. Soares Gamboa se arrepintió. A Esteban Esteban Nieto se le permitió salir a morir a su casa porque padecía de un cáncer terminal. Nada que ver con su caso. De ahí la delicada cuestión que se le planteaba al Estado, que ha decidido no dejarle morir sin ceder, de paso, a su chantaje. Al nacionalista Erkoreka le parece que «le van a convertir en un mártir». Quizás no recuerde cómo ha resuelto el entorno de ETA este tipo de situaciones. Sus militantes muertos, por accidente, por manipulación de explosivos o por muerte natural, todos sin excepción, son considerados mártires. O héroes.     t.etxarri@diario-elcorreo.com

Sentirse a gusto
Germán Yanke Estrella Digital 26 Enero 2007

Iba ayer por la Gran Vía de Bilbao, pasando un frío propio de otros lugares y disfrutando del sirimiri (porque en Bilbao no soportamos el sirimiri, lo disfrutamos desde antaño), y me encuentro con un conocido, nacionalista más allá del PNV. Uno, a estas alturas, no desea discutir con todo el mundo, pero le sigue pareciendo de mal tono escabullirse sin más cuando alguien se empeña en decir algo. Incluso a pesar del frío.

El interfecto, como todos, quiere comentar la decisión de la Audiencia Nacional sobre la prisión del terrorista De Juana Chaos y, de paso, para seguir con asuntos judiciales, el auto del juez Garzón prohibiendo la “jornada de lucha” para protestar por la sentencia del Supremo sobre Jarrai-Haika-Segi, cabezas de la hidra etarra. Además, para que el paseante tuviera más tema de conversación, se acababa de conocer la detención de un terrorista de Cataluña. Pero, la verdad, no parecía muy interesado por exponerme argumentos jurídicos, consideraciones legales o reproches técnicos ni a las citadas resoluciones ni a la detención en Port Bou de Iker Agirre. Su enfado era global y todo lo reseñado síntomas de una actitud “española” contra el Pueblo Vasco. “Así —me dice— no se va a lograr que Euskal Herria se sienta a gusto en España”.

“Estar a gusto”. Es, desde luego, una vieja reivindicación nacionalista que, antes de en el discurso del paseante, ha aparecido en documentos más sesudos, como, por ejemplo, el Plan Ibarretxe. Y recordemos que precisamente “estar a gusto” en España era una idea que aparecía en la famosa conferencia del presidente del Gobierno en Galicia, poco antes de iniciarse la campaña para las últimas elecciones autonómicas, cuando sugería, con optimismo antropológico seguramente, que las comunidades autónomas debían sugerir, reivindicar, sostener y acrecentar su identidad hasta que todas se sintieran a gusto en la España plural que Rodríguez Zapatero defiende.

Ojalá a estas alturas el presidente haya reparado —de lo que no tengo constancia— en que el nacionalismo vasco (y otras ideologías que lo imitan) nace por una sensación de “disgusto” que no tiene como referente España, sino la España constitucional. El disgusto de los nacionalistas, y el de mi interlocutor callejero, es, como resultaba evidente en sus quejas, con el sistema constitucional, con el imperio de la Ley, con el Estado de Derecho. Antes de que esas manifestaciones políticas y jurídicas de la modernidad fuesen una realidad en España, los prenacionalistas, los antecesores de los nacionalistas de hoy, los carlistas y los reaccionarios identitarios se sentían más que a gusto, aquí y allá donde hubiera un territorio que conquistar. Cuando España llegó a ser una España constitucional comenzaron los desajustes de estos sujetos paradigmáticamente premodernos y predemocráticos.

Más allá de los sustos que al presidente le vienen dando algunos de los acontecimientos recientes, que convierten en reiteradamente absurdo dar vueltas y revueltas (no sólo semánticas) para reiniciar cuando se pueda el “proceso”, debería darse cuenta de los riesgos de pactar el presente y el futuro, la paz y la felicidad política, con quienes sólo se sienten a gusto allí donde no impera el sistema constitucional.

El espejismo de la recta final
Lorenzo Contreras Estrella Digital 26 Enero 2007

Vivimos un tiempo político de espectaculares anomalías. Espectacularmente anómalo es, en efecto, que un terrorista, mediante una huelga de hambre, haya podido plantear, aunque sin éxito, el chantaje de su excarcelación y haya generado una discusión harto dividida en el seno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Espectacularmente anómalo ha sido también que el presidente del Gobierno haya sido entrevistado en un foro público por un juez, en este caso el célebre Baltasar Garzón. No menos espectacularidad reviste que el señor Zapatero haya sostenido en esa entrevista que el problema de ETA puede encontrarse en su fase final. Y probablemente es esa optimista apreciación la que proporciona la mejor clave sobre la actual línea política de quien la ha formulado. Porque así se comprende con mayor certidumbre que el jefe del Ejecutivo es capaz de las mayores concesiones a la banda terrorista con tal de asegurarse una imagen electoralista que le ayude a vencer en las urnas del 2008, cuando los españoles seamos llamados a ventilar la opción de poder en favor del personaje para cuatro años más.

Normalmente se comenta que una de las principales características de ZP, si no la principal, es la sistemática confianza que deposita en su buena suerte. No parece dudar de ella. No le acomete, en apariencia, la más mínima vacilación. De ahí que crea en esa “fase final” del problema etarra. Claro que, al menos, ha tenido la precaución de admitir que tal fase puede llevar años. Así cualquiera se hace profeta. No obstante, la sensación que da el presidente del Gobierno es que su cautela es sólo retórica y que en el fondo cree que la etapa de espera será razonablemente corta. No más de cuatro años cuando haya revalidado su actual mandato presidencial. Sería una tácita invitación a que se le renueve electoralmente en el cargo y lo conservemos en el palacio de la Moncloa como garantía de la mejor conducción de nuestros destinos ciudadanos.

Casi todas las rutas que llevan a una meta presentan una recta final. Pero la recta final no tiene por qué significar el final de la recta. Hay finales de recta francamente interminables. Quien haya conducido un automóvil, que somos casi todos, podrá recordar esas rectas monótonas de carretera en las grandes llanuras, que acaban por volverse peligrosas y adormecedoras a poco cansados que nos lleguemos a sentir de tanto viaje.

A Zapatero quizá no le pase por la mente tanta desventura en su papel de conductor de masas. Como profeta de su propia suerte no tiene precio. Los que tenemos derecho a desconfiar somos los que viajamos con él sin controlar el volante. Ya hemos visto en qué acabó su vaticinio sobre la futura España mejor tras la tregua con ETA, dándola por consolidada un par de días antes de que se produjera el atentado de Barajas.

La verdad es que estremece la idea de que Zapatero mantenga la dirección del viaje nacional no sólo cuatro años —los de la próxima legislatura— sino otros cuatro más, que por tanto serían ocho. Bueno, doce en total si contamos los que va a consumir en su actual mandato “por accidente”. No debería extrañar que Baltasar Garzón haya apostado por continuar su andadura de hombre público a la vera de ZP. El “juez estrella” da la impresión de estar intentando la sucesión de López Aguilar en el Ministerio de Justicia, con lo cual se desquitaría de aquellas amarguras que le deparó su anterior y desgraciada apuesta por los favores políticos de Felipe González. Fue una aventura desgraciada porque le tocó rivalizar con alguien dispuesto a no dejarse hacer sombra, hasta el punto de que el señor Belloch, que así se llamaba, acaparó Justicia e Interior. ¿Será Garzón quien ría el último?

Mientras tanto, ya que hablamos de jueves, quien no conservará por un tiempo las ganas de reír, o de sonreír según su conocido estilo, será el mismísimo Zapatero por culpa de los jueces de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que por doce votos contra cuatro han acordado mantener el encarcelamiento del etarra Ignacio de Juana Chaos. En este aspecto, ya que sus preferencias iban por la excarcelación del asesino huelguista de hambre, Zapatero habrá notado que el volante de su vehículo político ha experimentado un giro extraño. Le ha salido mal la maniobra contemporizadora. Esos jueces que tanto dice respetar en las declaraciones a Garzón se le han insubordinado. Y ETA, a la vista de lo ocurrido, le perderá todavía más el respeto al presidente. Hay pagos que, en función de la anhelada paz a toda costa, no se pueden demorar. Para ZP, la recta final continúa sin que se atisbe con claridad el final de la recta.

ALGUNOS HOMBRES BUENOS
Editorial minutodigital 26 Enero 2007

La voluntad del etarra José Ignacio De Juana Chaos no es, resulta evidente, llevar la huelga de hambre hasta el extremo sino convertirse en mártir de la banda asesina ETA. Más allá de que el pulso que este autor de más de 25 asesinatos ya ha ganado a la Fiscalía del Estado, es un ejemplo para los que han defendido el uso del terror frente a la parte de ETA-Batasuna partidaria de abandonar el crimen.

Todo movimiento mesiánico necesita sus mitos. Si sus referentes son discutibles los refuerza hasta imponerlos como verdades indiscutidas y, si no los tiene, simplemente se los inventa. La mitología de los iluminados tiene mucho más de locura que de rigor.

Llegados a la locura, la cuestión que debe resolver la sociedad a través de sus instituciones, es si el Estado de Derecho debe proteger al asesino de su propia locura. Probablemente sí. Sin embargo y hasta el momento, nadie ha probado que De Juana esté loco.

Su voluntad de convertirse en mito con el que humillar a España una vez doblegadas sus instituciones judiciales, es el resultado de una elección libre y lúcida. No cabe pues el atenuante de la locura para quien está en sus cabales.

Conviene además subrayar que este mito se está construyendo, lamentablemente, gracias al atajo de la compasión de parte de la sociedad española. La repugnancia que el ajusticiamiento provoca en quienes no han sufrido de cerca el crimen etarra es el atajo por el que la huelga de hambre, sirve de coartada para la salida de prisión y, con esta, la victoria del asesino lúcido frente a la doblez institucional.

Sin embargo, si junto a las repicadas imágenes de este asesino, las televisiones volcasen las de sus crímenes y víctimas, estamos seguros que esta compasión mal entendida estaría más con los muertos que con el criminal.

Este es el pago que se cobra la cortedad de memoria del ser humano pero es también el reto que MinutoDigital asumió, con la misma libertad que De Juana se puso el huelga de hambre, de luchar por la libertad en esta España maltrecha donde se navajea a los muertos de ETA día sí, día también.

Ayer, un puñado de hombres buenos, consiguieron primero que la petición del criminal se ventilase en el Pleno de la Audiencia Nacional en lugar de en su Sala Tercera, sospechosamente interesada y, segundo, transmitir a la sociedad la certeza de que aún existen instituciones sólidas, garantes eficaces de la Justicia y de la Libertad de las mujeres y hombres que sostienen el pulso de la Patria.

Aquella risa macabra
Por Ignacio Camacho ABC 26 Enero 2007

LLORABA el cielo gotas grises como lágrimas de plomo aquella mañana de enero en Sevilla. La semana que viene hará ocho años. Llegaron los dos ataúdes a una plaza abarrotada de gente con el corazón atravesado por el dolor y por la rabia. No había lluvia capaz de arrastrar el llanto de aquella congoja. No muy lejos, apenas a unos cientos de metros, un matrimonio muy querido se había llevado a los tres hijos de Alberto y Ascensión a su casa; nunca me atreví a preguntarles qué les dijeron a los huérfanos, con qué dulces mentiras preservaron su inocencia ni de dónde sacaron la entereza para sobreponerse a sus propias lágrimas.

A Ignacio de Juana Chaos, asesino convicto de dos docenas de personas, toda esta zozobra le provocaba en la cárcel un generoso impulso solidario: «Me encanta ver las caras desencajadas de los familiares en los funerales. Aquí, sus lloros son nuestras sonrisas y acabaremos a carcajada limpia... Ya he comido para todo el mes». Tanta excelencia moral ha debido de pesar hondamente, sin duda, en el criterio del fiscal que pedía que se le sacase de prisión para reponerse en su casa de una huelga de hambre.

Ese fiscal, y su jefe el fiscal del Estado, y el presidente Rodríguez Zapatero, representan a aquellos ciudadanos transidos de indignación y espanto que esperaban bajo la lluvia el paso de los féretros mientras De Juana se burlaba de su dolor y de su amargura. Y representan a los hijos del matrimonio Jiménez Becerril, que han crecido sin padres desde aquella maldita mañana fúnebre de enero que el terrorista celebraba con hiriente, provocadora crueldad. Y representan a las decenas de víctimas que cayeron bajo su mano criminal, y a los deudos de aquel concejal navarro tras cuyo asesinato pedía champán para un brindis siniestro. Y representan al Estado desafiado por un abierto chantaje político disfrazado de burdos ropajes humanitarios, retado por un victimismo artificial, engañoso y torticero. Y deberían por tanto sentirse concernidos por el sentido claro y primordial de una justicia que emana de la soberanía del pueblo y de la razón de la ley, más allá de casuismos, de tácticas... y de procesos.

Pero no se han sentido. Han cedido a un mezquino situacionismo de conveniencia política, y los ha tenido que poner en su sitio una docena de jueces inmunes a la presión de las circunstancias y leales a su encarnadura moral, recordando algo tan elemental como que es el recluso el responsable de su situación crítica, al tomar por sí mismo, en pleno dominio de su albedrío y voluntad, la decisión de renunciar a alimentarse. Podrían haber dicho que De Juana ha actuado con la misma plena conciencia con que celebraba los atentados y se reía de las víctimas, o con la misma determinación con que colocaba bombas y disparaba a matar, o con idéntico arbitrio que cuando se consideraba bien nutrido con la aflicción ajena. Pero aunque sea imposible olvidar la infamia, aunque no haya llovido bastante para borrar todas las lágrimas, no es menester encono cuando basta la lógica, ni vísceras cuando es suficiente la razón, ni resentimiento cuando sobra con el consuelo de la justicia. Eso nos diferencia.

Y, al menos, aquel macabro champán no se lo sirvieron.

El triunfo de las minorías
Por M. Martín Ferrand ABC 26 Enero 2007

UNA democracia acomplejada y medrosa, como la nuestra, tiende a confundir el orden de prioridades ante los problemas vigentes y, peor aún, suele tomarles mal la medida y dificulta con ello su hipotética solución. Ahí tenemos el caso del acreditado asesino etarra José Ignacio de Juana Chaos. El pleno de la Audiencia Nacional -¡el pleno!- decidió ayer, por doce votos a cuatro, mantenerle en prisión o, con más precisión, sometido a cuidados médicos en uno de los magníficos hospitales en los que se atiende a los ciudadanos que nunca han matado a nadie.

No pretendo entrar en el debate que hoy concentra el caldo de cerebro que destilamos los opinadores mediáticos -antes, periodistas- porque, lejos del rigor y la exigencia, todos los posicionamientos ante el caso son válidos y no está mal, por piadoso, que todas las almas bienpensantes se compadezcan ante el dolor de una situación buscada por el interesado para seguir ejerciendo, desde la cárcel, el trabajo destructor del Estado que alimenta su biografía. Lo que pretendo es hacer notar la fuerza añadida que le aporta a ETA y a sus sicarios la desmedida atención que prestamos, en los medios y fuera de ellos, a la banda terrorista y a sus patrocinadores, dependientes y beneficiarios.

La situación de De Juana, hábilmente manejada por el asesino, que ya satisfizo con 18 años de prisión efectiva los 3.000 de reclusión teórica que le correspondieron, viene hinchando titulares, rellenando crónicas y alimentando torrentes audiovisuales con caudales que sólo merecería el hallazgo de la fuente de la eterna juventud. De hecho, desde que José Luis Rodríguez Zapatero ocupó La Moncloa y pretendió pasar a la Historia como el hombre que volvió corderos a los lobos etarras, la organización terrorista y sus tentáculos políticos han engordado su presencia ante la opinión pública. Nunca habíamos hablado tanto de un asunto que es importante, pero no el mayor ni el más grave de los del catálogo que apena a la Nación y amenaza al Estado. Un suspiro de ETA tiene más repercusión que un grito del PP o un rugido del PSOE.

Sabemos, por las enseñanzas de los maestros de la discordia, que ETA mueve el árbol para que los nacionalistas recojan las nueces. No es cuestión de amplificar tan desmedidamente el ruido que hacen al cascarlas. Ese es el concierto que cierra el ciclo y anima a los separatistas a utilizar la Constitución vigente como una herramienta, un ariete, con la que abrirle paso a una rara confederación que difumine la idea de España en un tenue recuerdo deformado y la reconstruya como un Estado multinacional y quebrado. Una mayoría cercana al 90 por ciento de la población está cediendo el paso a unas minorías que, sumadas, no alcanzan el 10, pero que son capaces de arrebatarnos la decisión y la voz.

El poder... de los jueces
Por César Alonso de los Ríos ABC 26 Enero 2007

Antes de ayer afirmaba en esta columna que estamos instalados en un terrible y ya perentorio dilema: la salvación del Estado de Derecho o la rendición ante ETA, y decía que la salida va a depender de la batalla entre el Gobierno de Zapatero y el Poder Judicial. Pues bien, el primer pulso iba a llegar a las pocas horas en forma de chantaje: el Fiscal General del Estado asumía las pretensiones de salida de la cárcel del etarra De Juana Chaos, personaje más sanguinario y feroz que el representado por Hopkins en «El silencio de los corderos». La huelga de hambre como presión para la excarcelación no tendría que haber tenido la más mínima consideración desde el punto de vista jurídico de no haber sido por el papel que se ha empeñado en representar el señor Conde Pumpido. En definitiva, las razones «humanitarias» esgrimidas en defensa de la vida del inhumano personaje no deberían haber desbordado nunca el ámbito penitenciario si no fuera porque el Fiscal General del Estado está en la misma estrategia del Gobierno.

El resultado de la votación que se ha llevado en una sesión ad hoc de la Audiencia Nacional ha sido muy esperanzador. Una enorme mayoría de magistrados ha castigado al señor Conde Pumpido. Ha quedado como meramente significativa la posición de aquellos jueces que comparten las tesis del jefe de Gobierno según las cuales la consecución de la paz en el País Vasco es un bien superior difícilmente alcanzable si se cumple de forma rigurosa el statu quo institucional. El Estado de Derecho debería, según los partidarios del derecho alternativo, ser interpretado en términos «históricos», es decir, como un hecho coyuntural y finalista.

La decisión de la Audiencia Nacional viene a tranquilizarnos en el sentido de que una gran parte del Poder Judicial tiene aquel tipo de conciencia ética que pedía Hans Reiner en «Vieja y nueva ética», y que en definitiva supone la defensa del deber moral aun cuando la opción por lo justo conlleve hechos desagradables o situaciones conflictivas.
La votación de la Audiencia viene a sumarse así a la sentencia del TS según la cual Jarrai es una organización terrorista porque es parte de ETA.

...Si se me permite, el Poder Judicial va ganando por dos a cero al Gobierno.

Analogías bobas
s.gonzalez@diario-elcorreo.com SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 26 Enero 2007

El caso de Iñaki de Juana experimentó un giro espectacular al pasar del tribunal que lo tenía a su cargo al pleno de la Sala de lo Penal. Al parecer, lo que tres jueces habrían fallado a favor de la excarcelación del imputado, se convierte en una resolución opuesta, adoptada, además, por una rotunda mayoría de 12 a 4. Si es cierto que cuatro ojos ven más que dos, es de suponer que 32 han sabido ver más que una docena.

No es la única paradoja. Los médicos del Hospital 12 de octubre parecen tener una mejorable opinión sobre la sanidad española y sobre el establecimiento en que trabajan, al recomendar que De Juana salga del hospital precisamente por motivos de salud.

En contra de la interpretación que la Fiscalía y la defensa de De Juana sostenían, la Audiencia Nacional interpreta razonablemente que la prisión atenuada prevista en el artículo 508 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal es para casos de enfermedad sobrevenida, pero que los problemas para la vida del imputado De Juana vienen de su decisión de continuar la huelga de hambre. El peligro no es el internamiento, «sino su voluntad de no comer».

Si De Juana Chaos hubiera elevado una petición por conducto reglamentario, expresando sus motivos, la Justicia o el Gobierno podrían haber acordado medidas o no, pero el chantaje sólo podía tener una respuesta del Estado. Si te roban la cartera a punta de navaja, es inútil disfrazarlo de generosidad, es que te han atracado. La administración de la violencia física legítima de la que hablaba Max Weber como característica del Estado, pasaría a administrarse en régimen de oligopolio. No sería lo mismo.

La decisión de la Audiencia Nacional ha dado lugar al afloramiento de lo mejor que da de sí el genio de la raza. Un suponer, Anasagasti y su incompetencia para el manejo de las metáforas: «Si De Juana Chaos muere se habrá aplicado la pena de muerte en España por parte de una judicatura dependiente del PP, de la extrema derecha mas rancia del país». ¿Cómo se puede confundir la pena de muerte con el suicidio?, se preguntarán ustedes. Pues poniendo empeño en la tarea. 'Que no vayas al garrote, tío', le pedirían mientras está en capilla los guardias, el director del centro, el cura y el mismísimo verdugo y el condenado, erre que erre hasta salirse con la suya.

El Gobierno vasco piensa que «es una desproporción la pena impuesta a De Juana de doce años por escribir dos artículos de opinión». Otro abuso de la metonimia. Es por amenazas terroristas proferidas por un sujeto competente en la materia y con una experiencia demostrada en 25 ocasiones. ¿Pueden detener a alguien por haber dicho cuatro palabritas? Depende. Si las palabras son: «Esto es un atraco», seguramente sí. Escribir dos artículos de opinión no ha llevado nunca a nadie a la cárcel, aunque escriba tan mal como Anasagasti.

Al Gobierno y a sus aliados les salió todo mal con De Juana Chaos
Editorial Elsemanaldigital 26 Enero 2007

El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional tenía ayer en sus manos un caso espinoso y destinado a marcar nuestra vida pública. Si el asesino etarra José Ignacio de Juana Chaos hubiese visto "atenuada" su estancia en prisión como consecuencia del deterioro físico que le está causando su cíclica huelga de hambre, los jueces habrían dado a todos los delincuentes y en particular a los terroristas una señal de debilidad. Se trataba de una decisión judicial, pero en un contexto de evidentes consecuencias políticas.

Nadie dudaba ayer de la importancia política de la decisión, que el nacionalismo vasco más radical, a través del diario Gara y de sus manifestaciones callejeras, había vinculado al futuro de "diálogo" entre el Gobierno y ETA y al porvenir del "proceso de paz". Los etarras esperaban una señal de José Luis Rodríguez Zapatero a través del caso De Juana; y la tuvieron, porque la Fiscalía de la Audiencia Nacional, instruida por el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, se había manifestado ya a favor de excarcelar al etarra y de trasladarlo a su domicilio para impedir que sufriese ulteriores daños por su situación. Los fiscales, jerárquicamente, dependen del poder Ejecutivo, es decir de La Moncloa. Los deseos de Zapatero eran conocidos y sus razones políticas evidentes para todos.

Sin embargo, el tribunal de Justicia que actuó ayer demostró su independencia del resto de poderes rechazando las peticiones del preso y de la Fiscalía y acogiendo en todo las medidas solicitadas por la Asociación de Víctimas del Terrorismo: De Juana será mantenido en prisión, y seguirá ingresado como recluso en el Hospital Doce de Octubre en Madrid, donde se le alimentará forzosamente para mantenerlo en vida. Lleva ochenta días en huelga de hambre con algunas interrupciones, y la finalidad tanto personal como política de su actitud ha sido siempre, de manera declarada, forzar un cambio en la política penitenciaria y salir en libertad.

La decisión de la Audiencia Nacional no ha recibido críticas jurídicas de fondo, e incluso los juristas que discrepan de la medida aceptan su legalidad y su legitimidad. Las reacciones de los políticos, sin embargo, permiten hacer un retrato de la España de 2007. No sorprende que el Partido Popular, por boca de Mariano Rajoy, haya considerado la noticia "una de las alegrías más grandes" que ha recibido en su vida. Pero sí llama la atención la unanimidad entre los partidos que sostienen el Gobierno. Sólo el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Diego López Garrido, ha afirmado que "respetan y acatan" la decisión. El resto de aliados de Zapatero ha expresado su disgusto.

ERC, a través de su portavoz Agustí Cerdá, lamentó ayer que el Tribunal no haya tenido un "gesto humanitario". El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, piensa que se habría debido actuar de otra manera para evitar la muerte de un recluso que está en prisión "por un delito de opinión". Para el secretario general de Eusko Alkartasuna, Unai Ziarreta, fue "una decisión política para así condicionar el proceso de normalización". Después de que el secretario general del PSE, Patxi López, considerase que lo más importante en este momento es "la vida" del etarra, el alcalde también socialista de San Sebastián, Odón Elorza, lamentó "profundamente" la decisión de la Audiencia Nacional.

España, hoy, es gobernada por Zapatero, cuyo Fiscal General pidió la "prisión atenuada" para el asesino y cuyos socios políticos querían ver salir de la cárcel a De Juana. Tras la decisión, es hora de que los ciudadanos saquen las oportunas conclusiones políticas.

La memoria y la concordia
Pío Moa Libertad Digital 26 Enero 2007

Dice Zapo que la transición se hizo a base de mucha concordia y poca memoria. Y no deja de tener algo de razón el grotesco sujeto. Se borró casi por completo, durante muchos años, la memoria de cómo el PSOE había cooperado con la dictadura de Primo de Rivera y en cambio había saboteado la república. De cómo había practicado abundantemente el terrorismo desde 1933 o asaltado sangrientamente la legalidad democrática en octubre de 1934, con propósito, parcialmente fallido por el momento, de desatar la guerra civil. Se borró la memoria de la campaña, increíblemente falsaria, sobre la represión derechista en Asturias, que envenenó, por expresarlo como Besteiro, a millones de personas y creó el ambiente guerracivilista del 36; se borró el desplazamiento del poder, dentro del partido, de Besteiro y los suyos, el único sector moderado en el partido; se borró el proceso revolucionario desatado por los socialistas tras las anómalas elecciones del Frente Popular; o la participación socialista en el asesinato de Calvo Sotelo; se borró el recuerdo de las checas socialistas, de los García Atadell, de la gigantesca corrupción de sus dirigentes con los suministros de armas, corrupción que pagaban con su sangre sus propios soldados. Se borraron los gigantescos expolios y las sanguinarias luchas por el poder dentro del Frente Popular. Se borró la prácticamente nula oposición del PSOE al franquismo, o la reorganización del partido, ya muy al final de la dictadura y con permiso de la Guardia Civil. Y tantas cosas más.

Todo eso no solo fue borrado por la izquierda, también la derecha contribuyó, en pro de la concordia, a aislar y desacreditar a quienes se obstinaban en recordar o investigar el pasado. Esa actitud de la derecha ha permitido al PSOE presentarse como el partido de los "cien años de honradez", cuando ha sido, sin discusión, el más corrompido del siglo XX español; le ha permitido engañar a muchos con un historial democrático inexistente, pues su ideología oficial fue, hasta hace poco, la más liberticida de ese siglo; o aparecer como partido de la paz, cuando sus violencias en la república jugaron el papel principal en el desencadenamiento de la guerra. ¡Cuánto ha hecho la concordia derechista por asentar este peligroso fraude!

Tan excesiva concordia se habría justificado si, a su vez, las izquierdas y los separatistas hubieran adoptado el mismo talante. Pero fue totalmente al revés: estos no han cesado de producir multitud de libros, artículos, películas y panfletos acusatorios contra la derecha, en los que las verdades y las mentiras se mezclaban de forma inextricable. Ese talante resentido y retorcido, con fines políticos ajenos a la democracia, ha culminado ahora con la pretensión de oficializar por ley su versión de la historia, como en los países totalitarios.

Hubo mucha, excesiva concordia, en efecto, por parte de la derecha. Y mucha memoria, aunque falseada, por parte de la izquierda. Pero sospecho que eso se acabó. En los últimos años la verdad histórica ha vuelto por sus fueros, y no puede extrañar la furia inquisitorial, con propuestas abiertas de censura y de cárcel para los disidentes, con que ha sido recibida por la izquierda y los separatistas. Y no es de extrañar su ira: ¡ya daban por ganada la partida!

Al día siguiente del asesinato de Calvo Sotelo, un órgano socialista decía que era preferible la guerra civil y, como observa Payne, iban a tener más guerra civil de la que pensaban. Ahora Zapo está por la memoria. Me parece que va a tener más memoria de la que imagina su malévola ignorancia.

En fin, dice también Zapo que su abuelo pidió no quedar como traidor a la patria. A nadie se le ocurriría hoy acusarle de tal cosa. Pero a su nieto sí. Traidor a la patria y a la democracia, colaborador de una ETA que nunca había conseguido tales posiciones políticas como con él y gracias a él.

Nazis no
Luis del Pino Libertad Digital 26 Enero 2007

El ayuntamiento de Ciempozuelos, socialista, ha sustituido este año las conmemoraciones del Día Mundial del Holocausto (que coinciden con el aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz) por una serie de actos de conmemoración de lo que ellos denominan "Genocidio Palestino". El camino de la izquierda española hacia el revisionismo y el antisemitismo continúa imparable.

En el fondo, este repugnante detalle no difiere mucho de lo que comentábamos ayer. La izquierda española ha hecho una apuesta por la alianza no con los países musulmanes, sino con aquellos países y grupos musulmanes que tengan un carácter antiamericano, antioccidental y, por supuesto, antijudío. Y si eso requiere tapar la memoria histórica de los campos de concentración, pues se tapa. Igual que se intenta tapar a las víctimas del terrorismo de ETA en España en vista de que el acuerdo ETA-PSOE es irrenunciable.

¿Éstos son los que se permiten acusar al PP de ser la "extrema derecha"? ¿Éstos, que están dispuestos a insultar a los judíos el dia en que se conmemora su Holocausto a manos del Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores, el partido nazi? ¿Éstos, que mantienen alianzas con grupos de ideología claramente xenófoba en Cataluña? ¿Éstos, que defienden a asesinos múltiples que matan en nombre de un nacionalismo fundado por un sujeto racista, xenófobo, machista y paranoico llamado Sabino Arana?

La alianza en España entre nacionalistas y socialistas, es decir, la alianza nacional-socialista, avanza a paso de carga. ¿Cómo era aquello, José Luis? ¡Ah, sí! Ein Volk! Ein Reich! Ein Führer! Heil, Zapatero!

¡Vaya estado al que ha quedado reducido la izquierda española! ¡Vivir para ver! Aunque cada cual tiene los líderes que se merece, claro.

Rio Cabe
Bailando con bobos
Serafín Fanjul Libertad Digital 26 Enero 2007

Releo mi artículo "Fomentando el racismo" publicado en Libertad Digital y escrito con motivo de la muerte a puñaladas de un joven en Villaverde a manos de un dominicano y compruebo que sigue vigente en su totalidad. Se pueden agregar otras consideraciones, más datos sobre inmigración, nuevas muestras de la inepcia del Gobierno o de la amoralidad absoluta de quienes lo apoyan haga lo que haga, porque, en definitiva, Rodríguez les representa muy dignamente. Pero, por lamentable que resulte, aquel texto de hace año y medio continúa reflejando cuanto sucedía y sucede en las ciudades españolas y que –como era previsible– no ha hecho sino agravarse.

Entra en lo esperable y normal que la incompetente Mestre, el desdichado Simancas o el sociolistísimo alcalde de Alcorcón culpen a Esperanza Aguirre de lo ocurrido, según la consigna habitual: de todo tiene la culpa el PP, especialmente de los fallos de seguridad o lucha antiterrorista, en los cuales ni pincha ni corta. Pero eso a ellos no los detiene ni modera su verborragia. Primero niegan la mayor (¡No hay bandas latinas!) y de seguida arremeten contra Esperanza, por si hizo o por si no hizo. Es difícil que convenzan a nadie sino a sus convencidos, pero con eso ya cuentan: el caso es no quedarse callados, modelo Pepiño. Nada podemos esperar por ese lado. El candidato socialista a la alcaldía de Madrid –cuyo nombre no recuerdo– se ha descolgado pidiendo deportación para los inmigrantes a quienes se pille delinquiendo: emocionante, merece tanta credibilidad como Rubalcaba cuando asegura, conteniendo con eficacia la risa, que "tiene la convicción" de que los 19 borrokos fugados (¿por chivatazo de quién?) terminarán detenidos, o la de Rodríguez al afirmar que "tendrá consecuencias, si se demuestra [se demostró]" que las famosas pistolas las robaron los etarras. Y también hubo consecuencias: dos asesinados y media Terminal 4 de Barajas destruida. Por consiguiente, la manifestación organizada por Rodríguez iba dirigida contra el PP y no contra la ETA, que es la que pone las bombas. Nada nuevo, ya los conocemos.

Sin embargo, el problema de fondo no reside en los políticos de uno u otro signo, sino en una sociedad reblandecida, ignorante y cobarde, capaz tan sólo de producir estallidos como fuegos de artificio o de botella de gaseosa abierta abruptamente, pero sin fuelle ni ganas de mantener principios ni actitudes firmes, de ser consecuente y no olvidarse de lo que le han hecho ni de quién se lo ha hecho. Dispuestos amplios sectores de la población a que se la vuelvan a dar con queso con una verbena o unos bonos gratuitos para entrar al zoo. Y no me estoy refiriendo a los involucrados directamente en el negocio, como los andaluces o extremeños que trincan el PER, o al estilo de los titiriteros que afanan las subvenciones. Me refiero a masas numerosas y anodinas maestras en "pasar de política", o en exhibir su divisa en letras de oro ("Yo aquí, con mi cervecita y no me vengan con rollos"), dispuestas a disfrazar de socarrón escepticismo su indiferencia y ceguera ("Total, ni unos ni otros me van a regalar nada"). Pues claro que no: no se trata de regalos sino de exigir a los políticos que cumplan sus obligaciones, pues para eso les pagamos. Pero es incómodo.

El deterioro avanza y nadie se da por enterado hasta que ocurre algo. Entonces salen los asalariados de Polanco denunciando el racismo para desviar la atención, dejar que continúe el hundimiento general y –a ser posible- que Rodríguez vuelva a ganar las elecciones. No hay otro objetivo. Por consecuencia, con pancartas, con pintadas, con los dientes, mandando cartas o correos electrónicos, o dándole la lata en todo lugar en que se le vea, hay que emplazar a Mariano Rajoy a que en su programa electoral proponga –y esté dispuesto a cumplir, ojo– medidas muy concretas y muy duras –atrévase, don Mariano, como se atreve a denunciar la connivencia de Rodríguez con los terroristas–: reforma a fondo de la Ley del Menor, en el sentido que muchos españoles queremos, quizá la gran mayoría; endurecimiento verdadero del Código Penal, de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y de las normativas de vigilancia penitenciaria; control efectivo de la entrada de inmigrantes y expulsión sin complejos de cuantos no estén trabajando ni tengan visos de hacerlo; refuerzo del papel y autoridad de la Policía; abolición de todas las Logses y derivados obra del PSOE, con reforzamiento de la autoridad de maestros y profesores mediante medidas disciplinarias serias en escuelas e institutos; sanciones claras e inmediatas a los pequeños o grandes infractores, ya se trate de alcaldes que se pasan de listos o de choricetes que usurpan viviendas ajenas; presencia de la Policía donde quiera que se la necesite (¿Cuántas veces hemos oído hablar de "policía de proximidad, de barrio" y otras zarandajas y con qué resultados?). No es una carta a los Reyes Magos sino algunas de las verbigracias que los ciudadanos tenemos in mente de manera continua. Mientras no se adopten medidas de tal jaez, la sensación que nos queda a no pocos españoles es de estar danzando sin música ni pareja o, lo que es peor, de estar bailando con bobos.

Posdata: Acabo de oír en la radio que el asqueroso asesino De Juana Chaos no se ha salido con la suya, pese al cándido empeño rodriguil por que lo lograra. Hay esperanza: no toda la Justicia está podrida. Y el resultado de la votación ha sido sustancial: 12 a 4. Esto sí es ganar un partido.

Aunque la decisión del Pleno de la Audiencia Nacional haya negado la petición del Fiscal, no se detendrán el Gobierno ni sus propagandistas. El planteamiento de la excarcelación del terrorista define la política gubernamental y las próximas actuaciones y declaraciones de sus corifeos. Ha sido un gesto, una prueba de lo que nos espera del resucitado "proceso de paz".

¿Qué hacen ellos?
ROGELIO ALONSO /PROFESOR DE CIENCIA POLÍTICA EN LA UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS El Correo 26 Enero 2007

Qué han hecho para que De Juana no muera?' Ésta era la pregunta que la semana pasada dirigía a todos los partidos políticos una 'allegada de Iñaki de Juana' y representante de Etxerat, el colectivo de apoyo a los presos etarras. La lógica que subyace bajo ese interrogante es idéntica a la que emana de los comunicados etarras: los responsables de los asesinatos no son quienes los cometen, sino los propios asesinados y el Estado, actores ambos que impelen a los terroristas a una respuesta carente de alternativas. Este mismo mecanismo de difusión de responsabilidad y transferencia de culpa al que constantemente recurren las organizaciones terroristas en su afán por legitimar y justificar acciones criminales que lógicamente no son inevitables se aprecia en torno a la huelga de hambre de De Juana. Esta táctica puede resultar fructífera si, como ha ocurrido, numerosos observadores ajenos al entorno etarra llegan a trasladar la carga de la responsabilidad sobre el destino del preso al Estado. Sin embargo, no es éste al que debe dirigirse la pregunta arriba formulada, sino al propio De Juana y a sus familiares, así como a ETA y a sus representantes políticos que, sin duda, también pueden ejercer una influencia sobre el activista: ¿Qué están haciendo ellos para que no muera?

Las huelgas de hambre que en 1981 concluyeron con la vida de diez presos republicanos en la cárcel de Maze (Belfast) ofrecen lecciones a quienes todavía pueden salvar la vida de De Juana, o sea, él mismo, así como sus familiares y compañeros de militancia. El comunicado con el que el IRA puso fin a dicha protesta culpaba del «asesinato» de sus diez camaradas al Gobierno británico, acusando a las autoridades y a la clase política de la República de Irlanda de «cómplices» del mismo. Asimismo se culpabilizaba al nacionalismo no violento y a la Iglesia católica, criticándola duramente por haber «presionado» a las familias de los presos para que interrumpieran su ayuno, presión que finalmente puso término a la huelga. Hoy, muchos de los activistas que participaron en dicha protesta interpretan de manera diferente tan crucial acontecimiento, reconociendo la responsabilidad de quienes decidieron voluntariamente utilizar su cuerpo como arma y la de la organización terrorista que alentó ese recurso ante los beneficios propagandísticos que le reportaba un instrumento de acción con semejante fuerza emocional. Con el paso del tiempo admiten que existía «otra vía» y que, sencillamente, «el Estado no podía permitirse el lujo de ceder ante la presión de la opinión pública y la amenaza de la violencia» ('Matar por Irlanda', Alianza).

Por ello, frente al criterio de aquéllos que han propugnado la atenuación de la pena de De Juana como una cuestión de pragmatismo, el análisis del referente norirlandés demuestra que es precisamente el pragmatismo el que obliga a evitar la modificación de las condiciones de un preso que ha sido condenado por un delito de amenazas tras un juicio justo. La alteración de la situación penitenciaria de De Juana como resultado de su chantaje contribuiría a ensalzar la imagen de héroe modélico que incentive a otros simpatizantes a emular su determinación, erigiéndose también en atractivo aliciente para candidatos a unirse a la banda. Al mismo tiempo desmotivaría a tantos ciudadanos que continúan resistiendo estoicamente frente a las amenazas de la organización terrorista y que recurren al Estado para proteger sus derechos ante la evidente privación de libertades que padecen.

La asunción de la desproporción de la pena que incluso observadores ajenos al ámbito etarra han aceptado para defender la atenuación de la misma, cuestionando así con atrevimiento y escaso rigor el criterio profesional de la judicatura, representa un valioso refuerzo para el pulso planteado por De Juana. El hecho objetivo que representa una sentencia por un delito de amenazas ha sido transformado en un mero e inofensivo ejercicio de libertad de expresión, ignorando el brutal contenido de las amenazas y la credibilidad de las mismas que la trayectoria del autor les confiere. Esta engañosa tergiversación evoca la retórica que la propaganda radical reproduce con objeto de invertir las atribuciones de culpa por la huelga de hambre. Con el fin de continuar trasladando la responsabilidad al Estado, los familiares y allegados de De Juana pueden verse seducidos por este cuestionamiento de la decisión judicial planteado incluso por personas ajenas a su entorno. En el caso de insistirse en esta falaz interpretación, De Juana podría morir facilitando un triunfo propagandístico considerable a ETA al presentar el desafío del recluso como la consecuencia ineludible de la intransigencia del Estado que 'forzaría' a la banda a asesinar ante la ausencia de alternativas. La neutralización de este escenario no obliga a la modificación de la pena o de la situación del preso por parte de las autoridades, sino a la correcta definición de los responsables de las consecuencias derivadas del recurso por el que voluntariamente ha optado De Juana.

La errónea identificación de las capacidades y responsabilidades de cada uno de los actores involucrados fue también evidente en el trágico desenlace de las huelgas del IRA, como se desprende del testimonio del hermano de uno de los participantes: «La actitud en la cárcel era: '¿Los británicos son unos bastardos. No hay otra manera de resolver esto!' Recuerdo que cuando yo me opuse a que hubiera una huelga de hambre un camarada me dijo que estaba 'traicionando a mi hermano'. Ha sido el momento en el que más cerca he estado de matar a otro republicano. Y le dije: '¿Lo que tú no entiendes es que quiero que mi hermano viva, no quiero que vaya a su jodida muerte, si va a la huelga de hambre va a morir, y cualquiera que vaya a la huelga de hambre va a morir porque Maggie Thatcher no va a ceder en esto!'».

Debe insistirse en que De Juana tiene a su disposición otros métodos alternativos, por ejemplo, aceptar la legalidad y aguardar el recurso interpuesto por su defensa, así como exigir a ETA su desaparición con la esperanza de ver anticipada su excarcelación. Sin embargo, el Estado no dispone de alternativas, como sugiere el testimonio de uno de los participantes en la huelga de 1981, que recordaba cómo durante una visita de su padre éste le planteó la imposibilidad de que el Gobierno británico cediese ante una presión inaceptable: «Me dijo: 'No tenéis la más mínima posibilidad'. Era un realismo que él veía pero que yo no apreciaba porque había estado desnudo en una celda y ahora el campo de batalla en el conflicto era la prisión». La huelga de hambre de De Juana constituye una batalla de opinión y de voluntades a la que la lucha antiterrorista no puede ni debe renunciar por los negativos efectos que generaría.

Los dirigentes del IRA fueron conscientes del peligro que representaba la presión de los familiares de los presos, como mostraba una comunicación intervenida en la que un responsable del grupo indicaba, «necesitamos meter a esas familias en la línea de pensamiento adecuada». El IRA intentó contrarrestar esas críticas de las familias que desplazaban la responsabilidad por las acciones de los activistas hacia los verdaderos responsables. La eficacia de dicha presión interna llegó tarde para diez de los activistas muertos, de ahí la conveniencia de insistir en identificar adecuadamente a los responsables del destino de De Juana.

En uno de los libros publicados tras la huelga de hambre, la esposa de Micky Devine, uno de los miembros del IRA fallecidos como consecuencia de su ayuno, respondía del siguiente modo al ser preguntada si sus hijos recordaban a su padre como a un soldado que murió por su país: «Se lo intenté meter en la cabeza pero a medida que se hicieron mayores Michael cree que su padre no era ningún héroe. Todavía le intento meter en la cabeza que 'tu padre murió por Irlanda, estaba dedicado a la causa. Deberías estar muy orgulloso de tu padre'. Michael está intentando bloquear a su padre. Michael tiene el pelo rizado, como Micky, y se lo ha cambiado, así que le dije: '¿Por qué te rapas el pelo así? Tienes un pelo rojo precioso, como tu padre.' Y dice él: 'Precisamente por eso'».

Jueces valientes
Antonio Pérez Henares  Periodista Digital 26 Enero 2007

La sociedad española en su conjunto respira aliviada. Dieciséis jueces han devuelto la confianza a muchos ciudadanos en el Estado de Derecho. Fuera de políticas, conveniencias, disquisiciones de posibles reacciones o de consecuencias en este u otro sentido, los jueces han hecho lo que tienen la obligación de hacer: juzgar hechos y aplicar leyes . El Poder Judicial, una de los tres muros maestros de un estado junto al Legislativo y al Ejecutivo , ha demostrado su independencia y en este caso ha salvaguardado la dignidad del propio Estado.

Lo ha hecho contra el Fiscal General, como todos los fiscales generales de estado que no son tales pues lo son del Gobierno, nombrados por él, carentes por tanto de independencia y a sus órdenes directas . El fiscal general aplicaba conveniencias políticas del Gobierno en su petición. Los jueces de la Audiencia, en pleno de su sala penal al tratarse de un asunto de enorme trascendencia y que podía crear precedentes gravísimos, han juzgado hechos.

Y los hechos eran que un asesino , condenado por 25 asesinatos, que purgó cumpliendo tan solo 18 años de prisión y que en la cárcel siguió cometiendo delitos de amenazas , amen de apologías sanguinarias terribles enalteciendo los asesinatos de su compinches como aquella estremecedora carta tras la muerte de Jiménez Becerril y su esposa en Sevilla, fue condenado por ello, en esta ocasión a doce años. La sentencia está recurrida ante el Tribunal Supremo.

Pues bien, el personaje decidió que no la aceptaba y se puso en huelga de hambre. Fue su decisión. Una decisión que le ha llevado a una delicadísima situación de salud. Un chantaje en toda regla poniendo como precio su propia vida que el mismo y por voluntad propia pone en riesgo.

No es, en absoluto equiparable, esa voluntad propia, a una enfermedad adquirida, por ejemplo un cáncer. Para nada. Así , sin necesidad de honduras jurídicas, lo dicta el sentido común. Así lo han dictaminado 12 a 4 los jueces de la Audiencia Nacional.

¿Pero que pasaba para que tal obviedad estuviera sometida a tal debate y presiones?. Pues tan simple que hay quienes lo que parecen estimar más que nada es la reacción de Batasuna, lo que pueda o no pueda hacer ETA. Y no. Lo que importa, lo que hay que preservar es el Estado y sus leyes. Y si Batasuna se enfada quizás es que algo bueno estamos haciendo. Y si se enfada como se ha enfadado muchisimo Carod Rovira y el BNG tampoco es algo que al conjunto de la población haya de producirle enorme preocupación. Mas bien sería al contrario. Su alegría si que sería en verdad preocupante.

Pero es que, de fondo, aquí se estaba poniendo la segunda piedra del II Proceso de Paz de Zapatero. Y los jueces no están para "procesos políticos" sino para hacer en los suyos cumplir las leyes. Y tampoco, me parece, que esté la ciudadanía muy por volver a esa senda y a los guiños a los terroristas. Los ciudadanos , cada vez más, quieren cumplimiento de la ley, confianza en sus instituciones y liderazgo en la lucha antiterrorista. Si Zapatero no está dispuesto a asumir ese reto y ese combate y sigue a vueltas con la milonga puede que el pueblo español le diga lo que piensa en las próximas elecciones. Que en democracia es como se le dicen al fin y a la postre las cosas a los gobernantes.

Ah! Y algo muy importante. Esos jueces saben muy bien que con su actitud se han ganado ser colocados bajo el punto de mira de las pistolas terroristas. Además de justos , que se sepa, han sido unos verdaderos valientes.

P.D. Dos taxis fueron robados en Madrid (es noticia que tengo por mis fuentes) y ayer aún no habían sido encontrados. La Guardia Civil peinaba Barajas. Puede ser obra de delincuentes habituales pero existe tambien la posibilidad de que el terrorismo ande detras. La alerta se extrema y tras lo sucedido ayer en Generona con la detención de un etrra que se dirigía a Valencia toda precaución es poca.

ZP, charlatán y... ¿traidor?
Pedro Fernández Barbadillo  Periodista Digital 26 Enero 2007

A medida que pasa el tiempo, los etarras se toman su venganza con quienes les engañan. Después del fracaso del Pacto de Estella, sacaron las actas de las reuniones con los peneuvistas y demás primos. Ahora, empiezan a difundir las actas con los socialistas.

El Gara publica que en las diversas reuniones mantenidas entre ETA y el Gobierno español desde la declaración de alto el fuego permanente, la organización armada puso sobre la mesa de forma directa y reiterada el INCUMPLIMIENTO DE LOS COMPROMISOS y garantías ASUMIDOS POR EL EJECUTIVO de José Luis Rodríguez Zapatero en los acuerdos alcanzados con anterioridad a la declaración del 22 de marzo de 2006. (...) Como consecuencia, el proceso entró en una situación de bloqueo, para cuya superación, según se puso de manifiesto en el último encuentro entre ambas partes, celebrado en la primera quincena de diciembre, era clave avanzar hacia un acuerdo entre las formaciones políticas vascas.

Unos días después, dos muertos más y disgustazo para ZP.

Si ZP no iba a ceder ante los etarras, ¿por qué les dio esperanzas? El Gara escribe: la sospecha de que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero ha querido utilizar la mesa de negociación y los tiempos del proceso EN FUNCIÓN DE SUS PROPIOS INTERESES Y CÁLCULOS ELECTORALES se ha extendido en el seno de la izquierda abertzale.

En el caso de que ZP se haya reunido con los etarras sólo para ganar tiempo y elecciones cabe preguntarse si su comportamiento entra en la categoría de traición. Ha jugado con la ley, con la unidad de España (ya rota con el nuevo Estatuto catalán) y con la vida de los españoles.

Como en España los tontos si volasen taparían el cielo, tengo que hacer sitio a los últimos comentarios de ese txoriburu que es el senador Anasagasti, amiguete de senadores chilenos admiradores de Pinochet. Según este cráeno privilegiado, si De Juana muere, será como si le hubiesen aplicado la pena de muerte. ¡En todo caso sería la eutanasia, merluzo del Cantábrico, que no distingues entre muerte por mano propia o por tercero!

Y la culpa de todo, ¿sabéis de quién es? ¡Exacto: de Aznar! Las tonterías que hay que decir y escribir para que el partido no le quite el escaño y haya que ponerse a trabajar de verdad. Bueno, lo anterior es una canallada. Tontería es la queja que presentó en el Senado por que los locutores de RTVE llamaban al Athlétic "el Bilbao".

¡Se permite dar lecciones de moral un político que no ha asistido a funerales de guardias civiles asesinados por la ETA y que equipara a los terroristas y los dirigentes del PP!

Pero hasta de las maldades y las tonterías pueden sacarse lecciones. Si queremos acabar con la ETA y con sus primos del PNV, tiene que regresar el PP. Lo dice pelopintxo.

Legisladores y demás magistrados en prisión. De Juana en libertad...
José Luis Palomera Ruiz  Periodista Digital 26 Enero 2007

Solicito responsabilidades...

Bien digo en el título, bien digo, no me he confundido. El terrorista José Ignacio de Juana Chaos debería, en virtud de la nefasta legislación española, disfrutar de libertad... eso sí, en su lugar, cumpliendo prisión deberían de estar los culpables directos, ya sean legisladores, fiscales, magistrados etc, responsables de velar para que las normas no se tornen lesivas contra la sociedad y favorables a los asesinos.

Sus señorías deberían haber previsto que con las absurdas redenciones automáticas del Código Penal de 1973, bien podía salir en libertad, entre otros, el terrorista de Juana Chaos condenado a casi tres mil años, amén de no arrepentirse jamás de sus asesinatos, se supone en todo caso que las redenciones han de ser para los que den muestras de arrepentimiento.

Este fanático bufón de mentalidad enferma no sólo no se arrepiente además se burla de los asesinados y de sus familias disfrutando como un majadero con lombrices los atentados de sus colegas.
Incluso llegó a decir después del asesinato del matrimonio Becerril en Sevilla, “ya he comido para todo el mes."

Juan Fernando López Aguilar, dijo hace tiempo que la excarcelación de De Juana no debería suceder, así como que en 2003 se pusieron en marcha nuevas legislaciones, penal y penitenciaria y un nuevo Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria "precisamente para evitar esta clase de injusticias".

¡Treinta años después!..............

¡Treinta años!..., para que los veladores de hacer justicia se dieran cuanta de la monstruosidad legislativa que aún sostenía el código penal del 1973.

¿Dónde están los culpables?

Solicito responsabilidades...

Unos viviendo como maharajaes y los activos en aquellos momentos intentando trasquilar leyes y buscar archivos, sacar papeles, y revolver dios con el diablo, para que de Juana Chaos, no fuera puesto en libertad, es decir, intentaron solucionar en unas semanas lo que llevaba 30 años dejado de la mano de dios. Después de rebuscar lograron encontrar retazos, para condenarle, ya que los “Asesinatos ciertos” se les habían ido por descuido.

En Agosto del 2006 la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenaba al etarra Juan Ignacio de Juana Chaos a 12 años y medio de cárcel como autor de un delito de amenazas terroristas, con la agravante de reincidencia, dirigidas contra cinco responsables de prisiones en dos artículos publicados en Gara en 2004.

Resumiendo, de Juana Chaos esta en prisión hoy, no por asesinar a 25 personas, está por proferir amenazas...

Por haber asesinado a 25 personas pagó más o menos nueve meses víctima y por amenazar a los responsables de prisiones doce años por dos artículos, según el propio terrorista, de "pura" crítica política ante la campaña mediática que dijo estar sufriendo para evitar su excarcelación.

Lógicamente estimando que otros de su misma ideología por el mismo o parecidos conceptos gozan del tercer grado, el terrorista reclama la libertad ya que entiende que se le ha juzgado, no por sus delitos que ya tiene pagados, sino por no haber previsto “el regalo por asesinato” por parte de quien correspondía velar.

Personalmente he denunciado a TPI al poder legislativo español, pero me temo que ellos son el poder y el poder siempre hace y deshace a su antojo.
Pero lo intento.

Dicho lo dicho, siendo justos con la lógica, el más sanguinario terrorista etarra por lo que hoy está condenado debería tener al menos el tercer grado, repito, por lo que está condenado, y por los asesinatos cometidos, al menos, jamás debería haber salido de prisión hasta su muerte...

De esta sangrienta y patética paradoja tiene la culpa los responsables de legislar, magistrados y fiscales e incluso políticos que deberían haber previsto, treinta años tuvieron, que de seguir con el Código Penal de 1973 ( los más crueles asesinatos se pagarían ) a nueve meses por víctima.

Estos, quienes correspondan, son los que beberían estar en prisión y desgraciadamente el terrorista, por lo juzgado, en libertad condicional.

A nadie le puede quedar duda que, de no ser por la enorme y lógica alarma social, y otros intereses políticos, que produjo en su día el caso en cuestión, hoy el asesino etarra no estaría en prisión, al menos como está actualmente.

Y sin embargo está en un estado lamentable, motivo por el cual la audiencia nacional este estudiando la posibilidad de algo parecido al tercer grado ante el estado de salud del preso.

Lo dicho, una vez más el poder justifica el poder sin asumir más responsabilidades que ordenar y condenar, eso sí, siempre al prójimo

Ivanla

Los hechos demuestran que no hay ruptura con ETA.
Antonio Javier Vicente Gil  Periodista Digital 26 Enero 2007

Zapatero tras muchos bandazos entre la suspensión y la ruptura declaró por fin la ruptura del proceso de negociación con ETA. Los hechos demuestran que no existe tal ruptura, sino que para congraciarse con ETA por haber pensado mal de ella a razón del atentado bomba de Barajas ahora están de rodillas pidiendo a ETA que siga sin matar un tiempo que sea suficiente para ganar las elecciones y a cambio Zapatero les va a demostrar que aun esta dispuesto a compartir mesa, mantel y cama con la ETA. Los hechos que recopilo demuestran la realidad de la iniquidad de Zapatero.

24-1-07. Pumpido, fiscal general del Estado y defensor de ETA dice

1.- La reunión de Ibarreche y Otegi no es delictiva.

2.- No hay pruebas contra Egunkaria.

3.- No considera al PCTV como envoltura de Batasuna.

24-1-07 La fiscalía apoya la liberación del asesino por 25 veces de Juana Chaos.

La Fiscalía ha solicitado al Tribunal que De Juana Chaos cumpla el resto de su condena en su domicilio bajo vigilancia policial al entender que se cumplen las condiciones fijadas por la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

24-01-07 Manuel Chaves declara que vería "razonable" que se le concediera la "prisión atenuada o la libertad provisional" al etarra de Juana Chaos en huelga de hambre

24-01-07 Patxi López declara que ve "razonable" la excarcelación. "Lo más importante", según el líder del PSE, "es salvar la vida" del etarra de Juana Chaos.

25-01-07 ETA reitera en Gara que cerró "acuerdos políticos" con el Gobierno en encuentros previos al anuncio de tregua

25-01-07 Zapatero ha dicho respecto a ETA "quizás estemos en la fase final; pueden ser años, no sabemos cuántos"

25-01-07 El entorno de ETA marcha por las calles vascas a pesar de la prohibición tardía del juez Garzón. La Ertzaintza en lugar de impedirlo les custodió.

¿Tomará medidas Garzón contra los jefes de la policía vasca?

26-01-07 La Cuatro TV, Iñaki Gabilondo titula la decisión de la audiencia “Doce hombres sin piedad”

26-1-07 El País titula que “Todo es defendible en derecho” y que la Audiencia impidió la excarcelación del asesino de Juana Chaos.

Da a entender que todo es defendible en derecho, ¿los asesinatos de ETA también?

26-1-07 El País editorializa defendiendo a ETA y a su asesino estrella.” podría considerarse factible conceder la situación de prisión atenuada en el domicilio, como vía para que desista de prolongar el ayuno”

26-1-07 El ministro de Justicia sale también en defensa de ETA. A su juicio, además de la medida por la que se han inclinado los jueces "había otras soluciones", también "con fundamento"

26-1-07 El ministro de justicia en lugar de acusar a ETA de intentar condicionar a la Justicia acusa al PP de “condicionar desde la política la actuación judicial”

La hoja de ruta de Zapatero al infierno sigue cumpliéndose a machamartillo.
Continuará..........

Censurados los del NO al Estatuto
Rafael M. Martos  Periodista Digital 26 Enero 2007

Hasta que el 18 de febrero los andaluces acudamos a las urnas para decidir si queremos ... o no... el nuevo Estatuto de Autonomía, estamos viendo proliferar charlas y coloquios sobre el mismo, pero es muy curioso que no se cuente con quienes defienden la opción del NO.

Será quizá que quienes organizan algunas de estas charlas cuentan con subvención de la Junta de Andalucía, cuya actividad por el Sí es tan evidente como antidemocrática. O será quizá porque quienes las organizan están vinculados a los partidos que defienden el nuevo Estatuto, y al ser mayoría entienden que el referendum es un mero trámite (la democracia es tan “coñazo”, deben pensar).

Pues algunos, lo que defendemos el No, los que no queremos este Estatuto por ser una traición al espíritu del 4 de Diciembre y una traición a la letra del 28 de Febrero, los que decimos No porque es infumable desde el Preámbulo hasta el punto final, observamos que no hay espacio para expresar esta opinión.

Este es el Estatuto de la cohartada para todos los partidos políticos. Para los socialistas, porque les permite exhibirlo como contrapeso al catalán, para el PP porque les limpia la cara frente a las acusaciones históricas e histéricas hechas desde la izquierda, y para IU porque están fritos a deudas y necesitan el calorcito que les están dando. Incluso es una cohartada para el PA que pide el No, porque busca reconciliarse con sus bases, críticas con el pactismo del poder por el poder que ha sido tradicional en la formación hasta ahora. Y hasta para el PSA es una cohartada, porque con su Sí reclama un hueco diferenciador respecto al PA, de quienes en realidad sólo les diferencia quién manda.

Este Estatuto no es bueno para Andalucía ni para los andaluces. Nuestros políticos siguen pensando que los andaluces somos menores de edad, y por tanto incapaces de asumir el autogobierno al mismo nivel que los catalanes. Si el Estatuto catalán dice lo que dice y es constitucional, ¿porqué el nuestro nos coloca en la cola del Estado?.

Izquierda liberal
Certificado de arraigo
Antonio Robles Libertad Digital 26 Enero 2007

Ahora que los libros me esquivan, la realidad extraña de la política me ha traído a la memoria la Fenomenología del Espíritu, de Hegel. Un libro fascinante y extrañamente perturbador que constituye, probablemente, una de las cimas de la metafísica occidental. Y andaba dándole vueltas a una de las claves de bóveda del sistema hegeliano, la inmanencia del Absoluto: Dios no es, de ninguna manera, trascendente o ajeno a la naturaleza, sino que en su desplegarse se aliena en forma de naturaleza y humanidad. De esta manera, contra la tradición judeo-cristiana, Hegel defiende que el mundo no ha sido creado por Dios, sino que el mundo es el mismo Dios que, en su existir dinámico, se transforma en todas las cosas. El Absoluto no es un ser acabado, sino un éxtasis, El Absoluto no es todavía, será solamente al término de su evolución. Antes de alcanzar la plenitud de ser él mismo como resultado, es el proceso de generación del universo. Es decir, es estrictamente inmanente a la naturaleza y al espíritu, constituyendo por su desarrollo todo objeto y todo pensamiento.

Y andaba dándole vueltas al asunto: cualquier ser particular no es, pues, más que un momento, una fase de este movimiento auto creador. La individualidad, por eso, es pura ficción, la única realidad es la totalidad. Lo concreto es abstracto: considerar cualquier individualidad, en sí misma, separándola artificialmente del movimiento que la constituye, es abstraerla. Es real únicamente en tanto que instante, que escalón en el desarrollo dialéctico del Absoluto.

La individualidad, en sí misma, no tiene ningún sentido. De hecho, La individualidad no es real, lo único real es la idea, el Espíritu, el Todo que avanza desde las tinieblas hacia el autoconocimiento pleno.

Andaba, digo, disfrutando de la oscura complejidad y la fuerza de la Fenomenología cuando caí en la cuenta. La tremenda fuerza de una totalidad que, en su abrirse paso, arrasa con cualquier vestigio de particularidad, borrando de la faz de la tierra cualquier indicio de singularidad. ¡Demonios! ¡Demonios! ¡Son hegelianos! Lo que tomaba por indiferencia, insensibilidad humana, ceguera respecto a los auténticos problemas del ciudadano de a pie, lo que tomaba por crueldad nacionalista no es más que conciencia hegeliana: el Absoluto –es decir, el Absoluto Nacional Catalán– es tan bello, tan sublime que debe construirse aun a costa de suprimir cualquier carácter diferencial, de anular cualquier vestigio de pensamiento crítico, debe construirse aun a costa de la manipulación, la imposición interesada, la tergiversación de la historia y de la geografía, la negación de la evidencia.

Al fin y al cabo, aquel niño boliviano de ojos tristes a quien condenamos a permanecer encerrado en una aula de acollida en la que nadie se dirigirá ni una sola vez a él en su idioma no es más que una abstracción. Lo real es el Absoluto. Esta incapacidad perceptiva hacia lo singular quizás esté en la base de declaraciones tan absolutamente increíbles como las que acaba de realizar el presidente Montilla: las autoridades catalanas negarán el certificado de arraigo –documento imprescindible para regularizar la situación de un inmigrante– a todos aquellos nouvinguts que no consigan acreditar un nivel suficiente de dominio de la lengua catalana. Pero que no se preocupen, los cursos de catalán serán gratuitos.

Es la belleza de un ideal imponiéndose e invisibilizando el sufrimiento, la tragedia, la desesperación singular de personas, muchas de las cuales apenas saben escribir en su propio idioma, a quienes se le exige un sacrificio desmesurado para poder quedarse entre nosotros. Aún recuerdo a un peón de albañil, analfabeto y diáfano, batirse contra el código de circulación, eso que decíamos teórica cuando nos sacábamos el carné de conducir. La ínfima circunstancia de su analfabetismo le había desentrenado para esos simples menesteres intelectuales.

Es lo que tiene el Absoluto, que te sirve para abrazarlo todo y, en el abrazo, ahogar las partes.

antoniorobles1789@hotmail.com

¡La educación, estúpidos!

Alfonso Basallo  Periodista Digital 26 Enero 2007

Es imposible ser libre sin saber, es indisociable la libertad de la verdad. La democracia conseguida hace 30 años en la Transición se basó en un esfuerzo de generosidad de los españoles, pero también en la verdad: el conocimiento de la Historia, el aprendizaje de los trágicos errores del pasado, la necesidad de apostar por la unidad y el consenso para sacar a España de la vía muerta del enfrentamiento. Puede que cometieran algunos errores, pero esa idea clara guió los pasos de quienes como Suárez sentaron las bases del mayor periodo de estabilidad y libertad de nuestra Historia.

Uno de los factores que explican el éxito de aquella aventura fue la educación: los políticos sabían y el pueblo sabía. Y las posibilidades de manipulación cuando se dispone del arma del conocimiento se reducen.

No se puede decir lo mismo 30 años después. Por primera vez en un siglo, una generación de jóvenes está peor preparada que las anteriores. En 2005 el porcentaje de españoles entre 20 y 24 años con, al menos, el título de secundaria ha sido menor que el de la generación que la precede (entre 25 y 34 años).

El dato, elaborado por Magisterio (ver www.magisnet.com), ha pasado un tanto desapercibido en este comienzo de año, marcado por el colapso de los dos grandes partidos nacionales, mientras los etarras se deben de estar /frotando las manos. Pero, combinado con los bochornosos índices de fracaso escolar, puede ayudar a explicar el rumbo errático de la política española y la indigencia de espíritu crítico de buena parte de la sociedad ante los abusos de ciertos gobernantes.

Sólo un botón de muestra: una generación que no sabe Historia -expelida al sumidero con las Humanidades, en beneficio de disciplinas utilitaristas- está a merced de la manipulación de los nacionalismos. O del regreso a esos ominosos años treinta, que en la Transición se hizo el esfuerzo de superar. O de la tergiversación de la memoria, con fines partidistas, para perpetuarse en el poder. O del menosprecio del consenso, el más preciado legado de quienes hicieron posible la democracia.

El fenómeno no surge por generación espontánea. Es el fruto de la Logse que sirvió para desmovilizar intelectualmente a varias promociones de españolitos y para desmotivar a los profesores mediante la supresión de la autoridad, sin la cual no hay educación que valga. Y ahora la LOE, que trata de tapar las vergüenzas del fracaso escolar -estamos a la cola de la OCDE- con el viejo truco de negarlo. ¿Cómo? Muy fácil: se pone el listón por los suelos y se regalan los sufi y los pases de curso.

Con esos mimbres (privar a los alumnos del conocimiento, y a los docentes, de la autoridad) abocas a la sociedad a un indeseable trueque: la mediocridad en lugar de la excelencia y el pasotismo en lugar del esfuerzo.

La cosa es controlar a la plebe para que no piense. La cosa es disponer de una clá sumisa y manejable. Políticamente puede ser provechoso para quienes urden tal mecanismo, pero es letal para los intereses generales y las generaciones futuras, se mire por donde se mire. Ni es rentable desde el punto de vista de la competitividad - sin la cual no se va a ninguna parte en este mundo globalizado- ni es sano desde el punto de vista de la libertad.

¿Quiere usted manipular a 44 millones de personas? Métase en la escuela y troquele cabecitas. Obtendrá un ejército de consumidores obedientes. Es aplicar a la ingeniería social el principio del sabio griego (“dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”). Aunque es dudoso que muchos jóvenes reconozcan al autor; creerán que Arquímedes es un videojuego.

Touriño se lava las manos
Luis Balcarce  Periodista Digital

I Por suerte, el engendro estatutario que nos iba a cambiar la vida a todos los gallegos quedó aparcado hasta después de las elecciones. Galicia no necesitaba un nuevo Estatuto. Quiénes sí lo necesitaban para ostentarlo en la vitrina eran el PSOE y BNG para tapar un año y medio nefasto de incendios, riadas y Pescanovas. Como no les salió bien la jugada, comenzaron a culparse entre ellos de forma más o menos impresentable. Pero hubo uno, que además de llamar "traidor" a Feijóo, tuvo la osadía de lavarse las manos. El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aseguró que tiene "bastantes menos cosas que justificar" en el reciente fracaso de la reforma del Estatuto que los otros dos líderes políticos, Núñez Feijóo y Anxo Quintana, puesto que el PSdeG es "la única fuerza política de Galicia que puede hablar en voz alta de su historia". Vaya cara...

II  Los escolares gallegos empezarán en el próximo curso 2007-2008 a estudiar un idioma extranjero desde los seis años de edad, dos años antes que actualmente. De cara al final de la actual legislatura, la intención de la Xunta es que este aprendizaje se extienda a toda la educación infantil. Al leer la noticia pensé que, teniendo en cuenta el decreto que se tiene entre manos Sánchez-Piñón, el idioma extranjero al que se referían era el castellano. Pero no, la Xunta destinará a esta finalidad un total de 2,4 millones de euros para que los jóvenes estudien en países como Francia, Irlanda y Reino Unido. Ahora entiendo: que estudien de segunda lengua cualquier idioma con tal que no sea el castellano.

III Cómo ha publicado Reportero Digital, la Xunta ha lanzado un plan de un millón de euros que no van a ir a paliar el caos sanitario sino que irán destinados a erradicar el castellano dentro de la población más joven, potenciando el uso del gallego. Hablando de este tema, mi amigo Fran proponía el fin de los subsidios al gallego.

"Si lo que se quiere es defender la LIBERTAD, digamos bien alto y bien claro. LAS SUBVENCIONES NO SON LA SOLUCION. No hay atajos en la defensa de la Libertad: ciudadano libre es aquél que decide por sí mismo. Y si el conjunto de ciudadanos que pueblan un determinado territorio dejan de hablar un idioma, éste pierde TODO SU SENTIDO. El idioma es un INSTRUMENTO, no es una seña de identidad. Digámoslo claro de una vez. En mi tierra desapareció el astur-leonés, y os aseguro que no lloro por las noches al pensarlo. Porque la cultura no es un ente abstracto e independiente que debamos cuidar y alimentar y aún incluso proteger. Es el conjunto de tradiciones ya sean orales, escritas,etc que se dan a lo largo de un determinado tiempo en un determinado lugar o comunidad. Si se conservan por la sociedad libremente, ésta aquiere toda su grandeza. Si son necesarias leyes intervencionistas, ésta queda manchada de por vida. Desterremos de una vez esa concepción clásica según la cual la sociedad o el pueblo no tienen voluntad y "necesitan" de la ayuda del legislador para que éste decida por el bien del pueblo. Eso se llama, en el mejor de los casos, "paternalismo" y en el peor, "totalitarismo" en todas sus acepciones (socialismo, comunismo, fascismo o naZionalismo)Por dios! El latín es una "lengua muerta", ¿ello significa que los italianos no se siente italianos? ¿Han perdido su cultura, su idiosincrasia por no hablar latín? ¿Debe el Estado iltaliano imponer el uso del latín como lengua vehicular en las escuelas? Es un debate de borregos naZionalistas. A mí no me ata ninguna lengua ni prejuicio.Quiero que mis hijos se eduquen en Libertad."

El nacionalismo: una fábrica de mediocridad.
Marcos Pita Varela  Periodista Digital 26 Enero 2007

[Nacionalismo gallego] Al igual que ocurrió este verano con la selección de los integrantes de las brigadas anti-incendios, la Xunta de Galicia ha decidido primar el conocimiento del idioma gallego para la concesión de las licencias de farmacia sobre otro tipo de méritos, como la obtención del doctorado universitario o la publicación de estudios científicos.

La decisión de la Xunta otorga 10 puntos a los candidatos que certifiquen el dominio del gallego frente a los 2 que reciben los postgrados.

Medidas como ésta emanan de mentalidades innegablemente nacionalistas. En cualquier ámbito (cultural, científico, profesional…) la mentalidad nacionalista siempre entiende como mejor lo propio, no lo más cualificado. El nacionalismo no entiende de mérito y de capacidad, sino de procedencia y sentimiento de pertenencia.

Por eso el nacionalismo es una fábrica continua de mediocridad que desprecia la excelencia subvencionando, por ejemplo, la “cultura gallega” frente a la cultura en Galicia; beneficiando al profesional propio frente al profesional cualificado (con independencia de su origen) y generando una nueva clase de ciudadanos formados en la picaresca de medrar sin esfuerzo a la sombra de una mentalidad aldeana y empobrecida.

REBELIÓN DEMOCRÁTICA, EL ÚNICO CAMINO
Secretaría General del Partido Nacional Republicano www.tercerarepublica.org  26 Enero 2007

El actual gobierno es ilegítimo en su origen. Entre el 11 y el 14 de marzo de 2004 el PRISOE provocó un vuelco electoral mediante la proyección de una falsa autoría islamista, presentada como venganza de AlQeda por la intervención en la guerra de Iraq. No fue un simple atentado contra el PP. Se pergeñó un golpe de Estado para erigir a un gobierno con la misión de demoler a España como realidad nacional unitaria. El comportamiento del PSOE en esos días y en las fechas inmediatamente posteriores fue, en el mejor de los casos, el de encubrimiento de los reales autores del atentado del 11-M, mediante la eliminación de pruebas, la creación de pistas falsas y la falsificación de informes policiales, culminando todo ello con el “suicidio” de algunos confidentes y camellos en el plató de Leganés.

Vino a continuación la burla de la propia legalidad constitucional que ha implicado la aprobación del Estatuto de Cataluña mediante una simple ley orgánica, constituyendo contra España una “nación” que sirve de modelo a toda una recua de nuevos estatutos disgregadores.

Se ha añadido a esto la colaboración política con banda armada. El PRISOE ha actuado durante meses como blanqueador y protector de los terroristas etarras, tras haber acordado con ellos la desmembración de España. Comenzó legalizando una franquicia de Etasuna y luego, tras pactar con los terroristas una declaración de tregua, les ha permitido la ocupación de la escena política, la extorsión mafiosa, violencia callejera y el rearme, en una sabia administración conjunta del terror para reducir al silencio a los españoles de las Vascongadas y propiciar el desistimiento del resto de nuestros compatriotas con ayuda del fraude de la "Paz".

En apoyo de ese “proceso de paz”, y aprovechando los resortes espúreos ya presentes en el régimen, el gobierno de Rodríguez Zapatero ha convertido a diversos jueces en prevaricadores, a los fiscales en abogados de los terroristas separatistas y a sectores de policías en chivatos que previenen a los etarras de las redadas de otros policías. Trata a las víctimas del terrorismo como “enemigos de la paz”. Persigue con saña a los miembros de las fuerzas de seguridad que quieren cumplir con su deber.

Sin embargo, en los meses posteriores a la tregua, en los que Rodríguez Zapatero afirmaba que “verificaba la voluntad de paz de ETA”, lo que ha verificado realmente ha sido un descrédito creciente y claros signos de pérdida de apoyo electoral. Por ello ha debido escenificar con ETA una “ruptura del diálogo”. Las dos víctimas causadas por el atentado de ETA en Barajas el pasado 30 de diciembre han complicado esta maniobra zapateril. Pero para Rodríguez se trata tan sólo de “accidentes” que no deben interrumpir la marcha hacia la “Paz” y, en cuanto sea posible, la reanudación del “diálogo” (que no ha cesado entre bastidores ni un solo momento).

Entretanto, un incipiente movimiento de resistencia española se ha hecho presente en las calles. En previsión de que sean insuficientes las medidas de represión normales, que incluyen las detenciones ilegales de adversarios políticos, Rodríguez Zapatero se está dotando de una guardia pretoriana con atribuciones de autoridad policial.

A la vez, su gobierno golpea sin cesar al mundo del trabajo con medidas que extreman la precariedad del empleo, el alza del coste de los servicios y de los impuestos indirectos y refuerza la erosión de las condiciones laborales de los españoles alentando las avalanchas migratorias.

La “alianza de civilizaciones”, que a escala internacional es sólo una flatulencia ideológica seguida con irrisión, opera sin embargo en nuestro país como cobertura de una insidiosa penetración islámica y del proyecto de entrega de territorios españoles a la monarquía alauí.

El régimen del 78 en su conjunto mantiene una pasividad ante esta situación que convierte en cómplices a todos, empezando por el Rey, que calla y otorga, e incluyendo al PP, que presta legitimidad de fondo ejerciendo una oposición de baja intensidad, temeroso de resquebrajar los cimientos del sistema del que es partícipe.

Ante esta situación, el Partido Nacional Republicano plantea la necesidad de la ruptura democrática con el actual régimen. Postula la apertura del proceso constituyente de una república democrática presidencialista que preserve la integridad de la Nación española y garantice una auténtica soberanía popular.

A este objetivo le corresponde un sólo camino: la movilización general, tenaz y cada vez más contundente del pueblo español. Ni los recursos ante los actuales órganos jurisdiccionales, ni las recogidas de firmas, ni las mociones de censura, ni las elecciones generales bajo el Borbón, convocadas por sus gobiernos, pueden aportar salidas decisivas a la crisis nacional que nos atenaza. Sólo la acción masiva y directa del pueblo español, su rebelión democrática en las más diversas formas, puede abrir las vías del triunfo sobre los enemigos mortales de la Nación.

El Partido Nacional Republicano considera que el nervio central de esa movilización ha de ser la exigencia de esclarecimiento de los atentados del 11-M, el apoyo a las víctimas del terrorismo y la oposición a las componendas entre el gobierno de los trenes y la banda separatista ETA.

Pero, junto a esos ejes fundamentales, existen otros que deben ser también incorporados a la lucha: la defensa de la lengua española allí donde se pretenda erradicar; la oposición a la inmigración ilegal y restricción de la legal; la defensa de las libertades democráticas, contra la censura y represión de los españoles y la resistencia a la precariedad laboral.

El Partido Nacional Republicano insiste en la conveniencia de poner en pie formas unitarias de organización territorial, con vocación unitaria, no sólo para coordinar el impulso de las mencionados ejes, sino además con un horizonte más general y ambicioso: la movilización generalizada del pueblo español hasta la conformación de un gobierno de regeneración nacional surgido de la lucha y sustentado en ella.

Este gobierno de regeneración nacional, de carácter provisional, debería elaborar un proyecto de constitución republicana y asegurar las condiciones de libertad necesarias para que el pueblo español pueda ser convocado a consulta sin que medie ninguna coacción del terrorismo separatista o de cualquier otra índole. Debería igualmente adoptar medidas socio-económicas de emergencia para paliar la situación que aflige a los trabajadores.

En ese camino, denunciaremos toda convocatoria de referendos de autodeterminación celebrados con permiso de la monarquía en los territorios sometidos al separatismo. Incluso de aquellos que sin ser de autodeterminación, proclamen la existencia de otra nación que no sea la española, como es el caso del previsto próximamente en Andalucía.

El Bush de siempre
Por Rafael Bardají ABC 26 Enero 2007

Con los demócratas en control de las Cámaras, los republicanos distanciándose de la línea de la Casa Blanca y todo el mundo culpando a los «neocons» de los males que aquejan a la política exterior americana, George W. Bush ha vuelto a revelarse como el gran neoconservador que es. Puede que sea el único en su Administración, pero no puede haber otro más importante.

Con una aceptación popular más baja que nunca y con el Congreso debatiendo cómo frustrar su planes para Irak, el presidente americano, sin embargo, no ha renunciado a su visión, la famosa «doctrina Bush». A saber, que el mundo está inmerso en una lucha civilizacional, que el islam radical y fundamentalista representa una amenaza existencial para Occidente y que el terrorismo islamista es sólo la expresión de una ideología mortífera a la que hay que combatir con las armas y también con las ideas. Que Afganistán, Irak y la lucha contra Al Qaida son parte de un mismo continuo que es la lucha en defensa de nuestros valores, prosperidad y libertad frente al islamo-fascismo. Que más vale prevenir y anticiparse que sufrir destrucciones incalculables. En su discurso también dijo que el problema de la energía, la adicción de América al petróleo, no es solo una cuestión energética, sino también de seguridad, puesto que el terror se financia con réditos del petróleo.

Bush habló ante un Congreso dividido. Y la respuesta del representante demócrata a las palabras de Bush no podían ser más decepcionantes. Prefieren a un Bush humillado que compartir la victoria. En ese sentido, Bush no lo tiene fácil. Al menos en lo que a su popularidad se refiere. Con todo, ha preferido el camino de la responsabilidad y establecer claramente cuál quiere que sea su legado a abdicar de sus principios para pactar con una oposición cada día más izquierdista y radicalizada. Su tono conciliador en esta ocasión puede haber inducido a error a algunos. Pero que no se equivoquen. Es el George W. Bush de siempre, el Bush para el que la victoria de América es mucho más importante que su propia victoria o la de su partido.

El criterio de primar el gallego para lograr una botica divide a los farmacéuticos
La decisión de la Xunta de otorgar 10 puntos a los candidatos que certifiquen el dominio del gallego frente a los dos que reciben los postgrados es, para el Colegio de Farmacéuticos, el cumplimiento de una ley aprobada por el Gobierno en la que "no tenemos ni arte ni parte".
NIEVES D. AMIL  A CORUñA El Ideal Gallego  26 Enero 2007

El Colegio de Farmacéuticos de A Coruña ha decidido cerrar filas frente a la decisión de la Consellería de Sanidade por la cual se puntuará más que el profesional de las boticas domine el gallego que haya estudiado un doctorado o especialidad en la materia.

Y es que la diferencia parece considerable. Hasta diez puntos podrá conseguir el farmacéutico gallego que tenga un certificado de que sabe hablar la lengua. En cambio, recibirá sólo cuatro puntos si sólo posee el curso de iniciación y seis más si dispone también del de perfeccionamiento.

Publicaciones > Frente a la decena, sólo sumarán dos puntos los estudios especializados de post-licenciaturas, aunque también contarán un máximo de diez puntos, los solicitantes que hayan realizado publicaciones o trabajos científicos. Según publica el Diario Oficial de Galicia, se otorgarán 0,20 puntos por cada texto publicado en revistas del sector y 0,10 puntos en el caso de cada una de las comunicaciones científicas.

El secretario del Colegio de Farmacéuticos de A Coruña, José María Cruz, asegura que no tiene sentido hacer una valoración sobre una ley. "No entro a valorar si es justo o no. Se trata solamente de la aplicación de una ley que está publicada en el DOGA desde el 2001", explica el representante del órgano.

No obstante, Cruz explica que en otras comunidades autónomas sin idioma oficial tienen en cuenta otros méritos para la selección de trabajadores y "aquí el gallego parece importante para trabajar en algunas zonas rurales".

Concurso público > En el área metropolitana de A Coruña saldrán a concurso 18 farmacias de las 53 que se abrirán en toda la provincia en los siguientes meses. Desde ayer y hasta el próximo día 25 de febrero estará abierto el plazo de preinscripción, "pero hasta dentro de seis meses no se resolverá las adjudicaciones", comenta el secretario del Colegio coruñés. Lo cierto es que sólo hay dos maneras de conseguir una botica. O bien por concurso público, en el que los méritos académicos, pues, cuentan muy poco, o con dinero.

La decisión de la Consellería de Sanidade favorece la promoción de los nacidos en Galicia, lo que desde algunos profesionales en activo se ve como una decisión excluyente. Así lo apunta Elvira Álvarez, farmacéutica de Betanzos: "Que se prime el gallego por encima de un curso de postgrado es una tomadura de pelo".

Cruz reconoce que si se quiere criticar la decisión habrá quien considere que lo importante es ser un buen farmacéutico sin tener en cuenta el idioma.

El debate está servido mientras los profesionales se preparan para seis meses de papeleo antes de conseguir un espacio farmacéutico en un mapa cada vez más estrecho.

Confrontación > Entre los boticarios hay opiniones para todos los gustos. Desde los que creen que es una medida "injusta" y que excluye a las personas que no han nacido en Galicia hasta los que ven lógico y normal que se primen los intereses de los gallegos.

Algunos no critican la medida en sí, que les parece acertada, pero no están conformes con los puntos que concede. Diez les parece demasiados, en comparación con el esfuerzo que suele suponer realizar un doctorado o un máster. Horas y horas de estudio y exámenes en contra del conocimiento de una lengua que, para algunos, es de uso común desde la cuna.

En resumen, una confrontación habitual en Galicia que, finalmente, tendrá como principales beneficiarios a los usuarios, que podrán pedir sus medicamentos en la lengua que quieran.

Ussía: 'Zapatero salió por la cobardía del pueblo español'
 Periodista Digital 26 Enero 2007

Pedro Muñoz Seca asesinado en Paracuellos, por ser de derechas y católico. No era ni siquiera franquista, como dicen ahora algunos progres, porque ni le dieron tiempo a ser. El dramaturgo, a quien fusilaron en octubre de 1936, era abuelo de uno de los columnistas vertebrales de los medios de la derecha española, Alfonso Ussía, pluma dorada que consigue arrastar de un periódico a otro montones de lectores con el simple gesto de aparecer bajo otra cabecera. Es que no tiene complejos y sí chispa. Ussía se desquita de Zapatero en cuanto ve un micro y hoy no ha sido menos: "Zapatero salió porque el pueblo español no es un pueblo valiente"; "la cobardía del pueblo español."

Sacando pecho va por el mundo diciendo que es "un facha" y ejerciendo de tal.

- Soy facha porque me siento español, y usted también.
- Porque me parece importante la solidaridad ínter territorial.
- Soy facha por mi actividad política anti-Franquista.
- Soy facha porque voté la reforma política constitucional.
- Soy facha porque creo en la libertad de expresión.
- Porque creo en Dios, y por eso soy irreductiblemente facha.
- Porque creo en la libertad de educación, soy facha.
- Porque no creo en nacionalismos excluyentes, soy facha.
- Porque creo en la Monarquía, soy facha……
- Por que creo que Mariano Rajoy va a ser nuestro próximo Presidente del Gobierno, soy un facha.

Cristina lo ha llevado a su tarde de la COPE y han estado charlando de tú a tú durante un buen rato sobre actualidad y sobre el nuevo libro del autor. Alfonso Ussía no entiende la España de Zapatero. Dice que "el resentimiento lo ha traído Zapatero."

"Yo no sé por qué ha traído de nuevo el resentimiento que ya lo habíamos superado. Mi madre, por ejemplo, nos dijo durante toda su vida a sus diez hijos que había que perdonar, que España se volvió loca, y que había que perdonar. Y yo creo que mi abuelo por su influencia literaria, o por la Venganza de Don Mendo,... Hasta que han empezado a sacar abuelos, y hay muchos que todavía tenemos abuelos salvajemente asesinados por un lado y por el otro... Yo no entiendo esa obsesión por volver al 36 que tiene este personaje."

Y le ha preguntado la locutora: "Lo que nos está pasando ahora, el advenimiento de un personaje como Zapatero, ¿es el resultado de un proceso o simplemente es fruto de una desgracia?, ¿es un iluminado?"

"Entre otras cosas es fruto de la mansedumbre, de la cobardía del pueblo español."

Y le tira más de la lengua: "A lo mejor sí es fruto de un castigo histórico."

"Puede ser un castigo histórico, porque Zapatero nunca hubiese ganado las elecciones en unas circunstancias normales. Incluso creo que Zapatero nunca hubiese ganado las elecciones si se hubiese respetado la jornada de reflexión, que fue uno de los días más antidemocráticos de la democracia española. Es decir, cuando desde los medios afines e incluso desde el PSOE, utilizando a esos medios, se utiliza única y exclusivamente para acusar al PP de haber sido el responsable del terrible atentado del 11-m, que ya veremos quiénes son los que estaban..."

"Cristina: De momento están citadas varias personas relacionadas con ETA..."

"Ussía: Henrit Parot parace que sabe bastantes cosas. Recuerda que veinte minutos después del atentado Otegui salió corriendo diciendo que ETA no había tenido nada que ver y que se buscara hacia los islamistas,..."

Ussía clava más el pico sobre la legislatura de Zapatero buscando porqués.

"Pues Zapatero salió porque el pueblo español no es un pueblo valiente. Inglaterra demostró, unos meses más tade, cuando los atentados en el metro y en los autobuses de Londres, que los pueblos valientes son los que se unen y los que se ratifican ante la adversidad, no los que se van por la pata abajo, como se fueron tres millones de españoles que son los que cambian la línea de quien gana y quien pierde."

Alfonso Ussía ha pasado por la "Tarde de la COPE" para presentar su "Resentidos, torpes y traidores", en Ediciones B. El resentido, el torpe ya sabemos quién es. Y, ¿traidor? Los traidores son los que quieren romper España, "como los separatistas catalanes de ERC". "Cuando uno se junta con gentuza pasan las cosas que les están pasando. Yo creo que estamos asistiendo, de verdad, al principio del final del Gobierno de Zapatero".

Y es que Alfonso Ussía es un facha de veras.

Enrique de Diego: "Este gobierno ha dado órdenes para que no se detengan etarras"
 Periodista Digital 26 Enero 2007

La edición de este jueves del Debate de Periodista Digital ha tenido un formato especial y también un invitado especial, Enrique de Diego, periodista y escritor que actualmente dirige el programa A Fondo que se emite en Intereconomía de lunes a viernes de 8 a 10 de la noche.

Hemos mantenido una interesante entrevista con Enrique alrededor lo que ha pasado durante los últimos años en la lucha contra el terrorismo, una lucha en la que, según De Diego, en los últimos años no ha habido la voluntad política necesaria y deseable para combatir a ETA, dicho de otra forma, no se ha querido combatir a la banda terrorista.

Enrique, aunque no sea exactamente el tema de esta conversación no puedo dejar de preguntarte por la que es la noticia del día: ¿qué te parece la decisión de la Audiencia Nacional sobre De Juana?

Para mi el día de ayer fue un día terrible, el estado de derecho ha estado en el corredor de la muerte ya que darle la libertad a De Juana, como pretendía los tres magistrados de la Audiencia, hubiera sido el final de un estado de derecho que ya está bastante tocado por cosas tan graves como la actuación del fiscal general de destrucción del estado, como yo le llamo, Cándido Conde-Pumpido, que está ejerciendo la función de abogado defensor de los etarras hasta el punto que les va a dejar sin trabajo.

El panorama es desolador pero además estaba a punto de estallar con el hecho de que saliese a la calle un psicópata y asesino en serie que además se alegraba de cada asesinato que se cometía estando él en prisión.

Hoy es un día de júbilo, doce hombres justos han salvado el estado de derecho, la dignidad de los españoles, España como proyecto de convivencia y la libertad que, como digo, ha llegado a estar en el corredor de la muerte.

Ya has apuntado algo sobre él pero me gustaría que hablásemos un poco más del papel que ha jugado Conde-Pumpido y de cómo se ha visto desautorizado por los jueces una vez más, y con esta van…

Conde-Pumpido es un pelele en manos del gobierno y, vía Eguiguren y Otegui, en manos de la propia ETA. Yo creo que, en un sentido no estrictamente jurídico, que ese hombre debería afrontar responsabilidades penales, yo creo que en el sentido moral prevarica de forma continua.

Centrándonos un poco en lo que queremos que sea el tema principal de esta conversación, desde el atentado de Barajas muchos están diciendo que, precisamente el propio bombazo es la prueba de que el gobierno no ha cedido ante los terroristas, ¿qué opinión te merece una afirmación como esa?

Este gobierno miente por costumbre, lo único que se le da bien es la propaganda que es una forma de mentira. Han utilizado mucho la técnica de establecer como dos sectores y que cada uno dijese una cosa distinta para que su parroquia tuviera alguna coartada.

En relación con el tema de ETA, cuando se negocia con asesinos uno se degrada moralmente, Aznar se degradó moralmente cuando lo hizo y también González y, por lo que respecta a este gobierno, se están degradando con entusiasmo. La situación que vivimos es tan terrible que podríamos decir que el atentado de Barajas entraba dentro del guión, tanto de ETA como de Zapatero, convenía para este tipo de argumento, el problema ha sido que se les ha ido la mano, pusieron demasiado explosivo y mataron a dos ecuatorianos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estasio.

El problema es que Zapatero se ha creído que él podía acabar con el terrorismo simplemente por ser de izquierdas, y de hecho algo así le dijo a Miguel Sanz, el presidente de Navarra, pero con todo esto lo único que ha hecho ha sido reforzar a una nueva generación de ETA que se podría haber cortado con facilidad y se les ha dejado crecer y, aunque en el futuro es probable que actúen con bastante torpeza Zapatero les ha dado cinco años de ventaja, la lucha contra el terrorismo ha retrocedido cinco años.

Esa es una de las cosas que las que quería hablar, porque mucha gente dice que con el proceso no se pierde nada, que era algo que se hacía con la mejor intención y que no tiene coste alguno, pero lo que vemos es que, como dices, se ha perdido mucho tiempo.

El hecho es que tanto judicial como policialmente el estado no sólo ha estado en tregua, sino que ha dejado hacer a ETA y ha mirado para otra parte. Los datos cantan: hemos pasado de 149 detenciones en el 2001, de las que sólo 27 se hicieron en Francia; a 31 en 2006, de las cuales 17 fueron en el país vecino.

Es la primera vez en la historia que se ha detenido a más etarras en Francia que aquí.

Sí, y la primera vez en la historia que la Guardia Civil, punta de lanza durante décadas en la lucha contra ETA, solamente detuvo a dos presuntos etarras que, además, eran lo que coloquialmente podríamos denominar unos “pringaos”: una pareja de chicos que estaban repartiendo bonos de la banda por los comercios.

Es decir, que la Guardia Civil, que durante mucho tiempo ha detenido a 100 etarras por año, en el 2006 se volvió de repente ciega y tonta y solo detuvo a un par de jóvenes y por que se los encontraron de casualidad.

Por eso yo afirmo, y asumo mi responsabilidad al hacerlo, que este gobierno ha dado órdenes para que no se detengan etarras. Obviamente, este tipo de cosas siempre se hacer de forma verbal, como las de no poner controles en el País Vasco o de reducir cualquier tipo de presencia. El desbarajuste ha sido tal que quien ha mandado en las fuerzas de seguridad en el País Vasco durante este tiempo ha sido Jesús Eguiguren con el delegado del gobierno, el señor Luesma.

Lo que está claro es que a los guardias civiles, muchos de los cuales han tenido que enterrar a compañeros suyos, no se les ha olvidado investigar durante el 2006, ni detener, ni hacer seguimientos ni nada de lo que antes habían demostrado saber hacer con una gran profesionalidad, fue el gobierno el que les dijo que no detuvieran.

Otra prueba es que de esos 31 detenidos la mayor parte lo han sido a partir de iniciativas judiciales promovidas por el juez Grande-Marlaska que, además, en algunas ocasiones se han visto obstruidas como en el caso del chivatazo, que se dio desde sectores policiales del Partido Socialista.

Hay quien dice que esta bajada en las cifras de detenciones de etarras se ha debido a que ha bajado también el nivel de actividad de la banda, ¿qué tienes que decir a eso?

ETA se ha movido y se ha movido mucho, eso está claro en los informes del Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista, que en septiembre presentó uno absolutamente alarmante. Se han robado 1.800 kilos de polvo de aluminio que sirve para hacer amonal, han seguido robando coches, han pasado a la clandestinidad entre 100 y 150 pistoleros, se ha detectado que estaba poniendo en marcha un sistema más sofisticado de bomba lapa, se han descubierto zulos…

Si no se han detenido es porque el gobierno ha dado órdenes, lo que en el lenguaje políticamente correcto en el que estamos inmersos se le ha llamado “no dificultar el proceso de paz”.

Es más, hasta se podría entender que lo poco que ha hecho la policía ha sido para favorecer a Josu Ternera en su enfrentamiento con Txeroqui, por ejemplo, la única detención importante que se hizo en el 2005 fue la de un lugarteniente de Txeroqui.

El problema ahora es que, según me han comentado desde las fuerzas de seguridad del estado, la ETA a la que nos enfrentamos ahora no es conocida, y conocer la operatividad de la banda es clave en la lucha contra el terrorismo. Para que veamos un ejemplo, hace dos años ETA no podía mover explosivos sin que se supiese y en la T4 lo ha hecho.

Y además en cantidades muy importantes…

Yo es que creo que el gobierno no sólo miente sino que, en un sentido moral, prevarica continuamente: estuvo negando durante días la autoría de ETA del robo de pistolas y se ha enfadado con el ejecutivo francés y, muy especialmente, con Sarkozy, su ministro de Interior cada vez que desde allí se han lanzado advertencias de que ETA se estaba rearmando. También se ha tratado de quitar importancia a los zulos descubiertos o se ha afirmado que no habría atentados tras la reunión de Ankara.

En definitiva, han estado negando la realidad sistemáticamente a favor de ETA, como ya previamente la negó cuando les permitió presentarse a las elecciones con el PCTV a pesar de un informe demoledor de la Guardia Civil que demostraba que eran peleles en manos de la banda.

¿Crees que va a haber nuevos atentados?

Yo creo que sí, lo que no soy capaz de decir es cuando. Pero lo que está claro es que ETA se ha rearmado y no lo ha hecho para hacer unas jornadas mundiales por la paz.

¿Y crees que buscaran que haya muertos?

En la historia de ETA lo que hemos visto es que cuanto más débil se ha mostrado el estado ellos han tratado de matar más y que después de los procesos de negociación han matado más. Yo estoy en contra de la negociación de ETA porque solamente cuando se ha mantenido una política de firmeza ha descendido el número de muertos.

Una última pregunta, ¿crees que Batasuna estará presente en estas próximas elecciones?
Creo que no, aunque el gobierno lo va a intentar por todos los medios hay una muy fuerte resistencia ciudadana y, como quieren hacerlo sin pagar un coste político, al final no le va a quedar margen de maniobra. Un margen que si habrían tenido, y vuelvo al principio, si hubieran soltado a De Juana, si se hubieran rendido y hubiesen lanzado el mensaje de una posible amnistía para todos los presos, que era uno de los compromisos adquiridos entre Eguiguren y Otegui.

El gobierno tiene que acabar con la Ley de Partidos pero para eso tendría que haber conseguido algo en lo que ya ha fracasado: la rendición de la ciudadanía española y esta ciudadanía ha resistido y no está adormecida sino que se moviliza y está muy activa.

Pues con esto terminamos, muchas gracias por visitarnos, Enrique, y por ofrecernos esta interesante conversación.

«Enroque» de togas
POR N. C. / N. V. ABC 26 Enero 2007

MADRID. Si algún calificativo puede reflejar el ambiente que ayer se respiraba en la reunión de la Sala Penal de la Audiencia Nacional, ese es «tranquilo», «normal», incluso «frío». Un clima que, según algunas fuentes del Tribunal, nada tiene que ver con el que imperaba el día anterior, cuando se decidió por mayoría que la totalidad de los magistrados que integran el Pleno -y no sólo los tres que juzgaron a Ignacio de Juana Chaos- tuvieran voz y voto en la crucial decisión de mantener la actual situación de prisión incondicional para el sanguinario terrorista del «comando Madrid» o modificarla por otra atenuada que le permitiera estar en su casa.

La noticia de que en la Sección Primera había acuerdo para ordenar la excarcelación del etarra corrió el miércoles como la pólvora entre los magistrados de la Sala Penal. Empezó el cruce de llamadas y, según las fuentes consultadas, más de la mitad de los 18 que componen la Sala no disimuló su sorpresa ante una decisión que consideraban sin encaje jurídico alguno. La excarcelación de De Juana por razones «humanitarias» suponía, además, un «peligroso» precedente y podía provocar una reacción en «dominó» entre la población reclusa, pues daría lugar a interpretar que autoinfligirse daños graves puede llegar a convertirse en un medio para salir de la cárcel.

Esos fueron los motivos que llevaron a la convocatoria del Pleno, que según la ley puede realizarse a propuesta de un magistrado -en este caso fue Alfonso Guevara, miembro del tribunal que juzgará el 11-M- y con el acuerdo mayoritario de todos los que integran la Sala.

La decisión de llevar el «caso De Juana» al Pleno cayó como una bomba en la Sección Primera y, según aseguran fuentes del Tribunal, provocó verdaderos momentos de «tensión» entre los magistrados. Los tres miembros del tribunal que hace tres meses juzgó y condenó al etarra a 12 años y medio por amenazas vieron en la iniciativa de sus compañeros una suerte de «motín» y llegaron a advertir que se adelantarían y firmarían su resolución (favorable a la excarcelación vigilada de De Juana, como pidió la Fiscalía) a primera hora del día siguiente (ayer), sin dar opción a que comenzara la reunión del Pleno.

Las aguas por fin volvieron a su cauce y, ayer, el ambiente en la Audiencia Nacional volvió a ser de «normalidad absoluta». La reunión de la Sala Penal comenzó minutos antes de la diez de la mañana y apenas duró una hora y media, el tiempo justo para que cada uno de los dieciséis magistrados expusiera su criterio.

Pese a la calma y tranquilidad con la que se desarrolló la reunión, no faltaron algunos reproches por parte de los miembros de la Sección Primera, que entendieron la celebración del Pleno -y así lo pusieron de manifiesto en corrillos- como una «invasión de su jurisdicción».

Mutismo total
En cualquier caso, y según los medios antes citados, los dieciséis magistrados entraron a la reunión con las ideas perfectamente claras y sin posibilidad de que nada ni nadie les hiciera cambiar de opinión. Doce votaron a favor de mantener la actual situación personal del etarra (prisión incondicional, aunque con internamiento hospitalario y exhaustivo seguimiento médico); cuatro, a favor de modificarla por prisión atenuada (lo que habría permitido al terrorista regresar a casa bajo vigilancia).

Terminada la sesión, los magistrados se encerraron en sus despachos tratando de evitar, al menos en un primer momento, a los periodistas. Nadie quería adelantar, hasta que se hiciera oficial, el resultado ni identificar a los 4 magistrados discrepantes con la mayoría.

La Sala no excarcela a De Juana porque él es el «único responsable» de su estado
La Audiencia ordena la alimentación forzosa del etarra aunque «conlleva peligros» - Doce de los dieciséis jueces secundan el fallo - Los cuatro magistrados discrepantes defendían, como el fiscal, la prisión atenuada en su domicilio
R. Coarasa / F. Velasco La Razón 26 Enero 2007

Madrid- La Audiencia Nacional no ha autorizado el traslado a su domicilio del etarra José Ignacio de Juana Chaos -en huelga de hambre desde hace 80 días y actualmente ingresado en el hospital Doce de Octubre- ni su libertad provisional. Muy al contrario, el Pleno de la Sala de lo Penal acordó ayer -con el voto favorable de doce de los 16 magistrados presentes- que el ex miembro del «comando Madrid» siga en prisión y se le administren alimentos de forma forzosa cuando sea preciso, tal y como reclamaba el abogado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Juan Carlos Rodríguez Segura, y en contra de la opinión de la Fiscalía, que sopesa ahora recurrir en súplica. Cuatro magistrados -los tres a quienes correspondía inicialmente resolver la cuestión ( Ángel Hurtado, Manuela Fernández Prado y Paloma González Pastor), respaldados por Clara Bayarri- formularon un voto particular defendiendo que «ante el riesgo para su vida» y dada su condición de preso preventivo se optase por la prisión domiciliaria.

Pero según el criterio del tribunal, decretar la libertad provisional -como pretendía la Sala que inicialmente debía adoptar la decisión- no es posible porque sigue existiendo riesgo de fuga y de que el terrorista vuelva a delinquir. En cuanto a atenuar la prisión provisional y permitir el traslado a su domicilio (la tesis del fiscal Fernando Burgos) el fallo es concluyente. No se dan, insisten los magistrados, los requisitos que fija el artículo 508 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (que «el internamiento entrañe grave peligro para su salud») para acceder a esa petición. «Lo que entraña grave peligro para la salud -recalcan- de De Juana no es, precisamente, el internamiento, sino su voluntad de no comer (...), lo que es muy distinto. No es la situación de prisión lo que agrava su salud». La prisión atenuada, continúan, está prevista para otros supuestos: una enfermedad sobrevenida o una agravación del estado de salud. Pero el caso del etarra, añaden, es diferente porque «por su propia voluntad (...) se ha puesto en tal situación de peligro; esto es, se trata de una autopuesta en peligro libre y voluntaria». De Juana Chaos es, por tanto, «único responsable de su puesta en peligro».

Entre los magistrados que secundan el fallo figuran Fernando Grande-Marlaska (a punto de dejar la Sala para incorporarse al Juzgado de Instrucción número 3); Alfonso Guevara (el principal promotor de que el asunto se decidiese en el Pleno dada su trascendencia y el precedente que suponía para futuras resoluciones similares); Ángela Murillo, presidenta del tribunal que juzga al presunto entorno de ETA; Ricardo Rodríguez (uno de los que respaldó con su firma que la decisión se abocase al Pleno y, además, ponente de la resolución), Teresa Palacios, Nicolás Poveda y Fernando Bermúdez de la Fuente (actual presidente de la Sala de lo Penal hasta que se haga efectivo el tercer nombramiento para el cargo de Javier Gómez Bermúdez, que ayer no votó por ser uno de los amenazados por De Juana en el proceso que ha motivado su huelga de hambre).

«Conlleva peligros»
En el fallo se deja claro que según los informes médicos de no proceder a la alimentación forzosa «existe un grave peligro para su vida» por lo que, a su entender, debe aplicarse esta medida. Y eso pese a reconocer que «como afirman los médicos que le tratan (...) conlleva peligros». Pero peor, añaden, «es desde luego la inactividad, no hacer nada, por cuanto la consecuencia fatal es evidente: el óbito del preso». Así, la Sala acuerda mantener la prisión provisional de De Juana y ordenar al centro donde se encuentra ingresado desde el pasado 24 de noviembre, el hospital Doce de Octubre, que le administre los tratamientos adecuados «incluida la administración forzosa». Asimismo, recuerda a los médicos que deben informar al etarra de su evolución y de los posibles peligros para su vida si sigue con la huelga de hambre.

En cuanto al voto particular de los cuatro magistrados discrepantes, en el mismo se defiende la conveniencia de acordar la prisión atenuada (aunque algunos eran partidarios de la libertad provisional). Según ellos, el artículo 508 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal «da cobertura» a situaciones como ésta, «en que el valor de la vida entra en conflicto con los fines que la prisión provisional trata de conseguir». Se trata, hacen hincapié, de resolver sobre la situación personal de alguien que se encuentra en prisión provisional, «lo que implica estar hablando, no de una pena, sino de una medida cautelar» que, precisamente, puede cambiar si varían las circunstancias que la motivaron. «Cualesquiera que sean los motivos que hayan llevado al procesado a su estado actual -argumentan- lo cierto es que los informes médicos» concluyen que a medio plazo hay riesgo de muerte o consecuencias irreversibles. El estado de salud de De Juana, continúan, «se encuentra tan considerablemente deteriorado que resulta difícilmente compatible» con su internamiento.

Mientras, la Fiscalía sopesa la posibilidad de recurrir ante la propia Sala, algo que deberá decidir antes del lunes. Fuentes del Ministerio Público aseguraron ayer que estudian «tanto los aspectos formales como de fondo» con vistas a un recurso que parece más que probable.

Mientras, la intervención de todos los magistrados de la Sala Penal de la Audiencia ha causado sorpresa y extrañeza en las asociaciones judiciales, aunque, eso sí, respaldan que se trata de una decisión avalada por la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Jaime Tapias, portavoz de Jueces para la Democracia, señaló que «normalmente» las decisiones de la Sala se refieren a cuestiones «de fondo, a asuntos que pueden crear jurisprudencia». «Es la primera vez que un tema de medida cautelar, un asunto ordinario de una prisión provisional, se decide por el Pleno».

Juan Pedro Quintana, portavoz de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, calificó la intervención de la Sala como «algo inusual, al tratarse de una medida cautelar». Ésta, añadió, suele reunirse en pleno jurisdiccional «cuando hay contradicciones entre las distintas secciones». A pesar de ello, admitió que la expectativa sobre este asunto «tampoco ha sido normal», por lo que la resolución de la Sala puede «darle la mayor autoridad posible».

Tres detenidos tras una jornada «de lucha» en el País Vasco contra la actuación judicial
Batasuna responsabiliza al PSOE de la «basura» dictada por la Audiencia sobre el etarra De Juana
Redacción La Razón 26 Enero 2007

Vitoria- La «jornada de lucha» convocada ayer por Askatasuna para protestar por la sentencia que declaró organización terrorista al grupo juvenil abertzale Jarrai, y que degeneró también en protesta contra la decisión de mantener en prisión a De Juana Chaos, se saldó con tres detenidos en Vitoria.

El incidente se produjo pasado el mediodía, cuando dos jóvenes que portaban camisetas en las que se leía en euskera «PSOE culpable. Adelante la juventud independentista», se colocaron sendos candados en sus cuellos y los engancharon a barrotes de la verja del Parlamento. Al lugar se desplazó la Ertzaintza, que rodeó a los dos jóvenes, ya que al lugar llegaron varias decenas de personas que habían participado antes en una manifestación convocada por el sindicato abertzale LAB y el movimiento pro amnistía. Los ertzainas intentaron cortar con una cizalla los candados, pero no pudieron, por lo que tuvieron que pedir una nueva herramienta con la que sí lograron soltar a los jóvenes.

Durante más de una hora, los concentrados profirieron gritos contra el Estado español y el Partido Nacionalista Vasco y a favor de Jarrai y por la libertad del preso De Juana Chaos. Una vez cortados los candados, los dos jóvenes fueron esposados y detenidos. Poco después, los efectivos de la Ertzaintza cargaron contra los concentrados y detuvieron a otra persona. Los tres están acusados, según confirmó a Efe un portavoz de la Ertzaintza, de desobediencia grave y desórdenes públicos.

Manifestación previa
Con anterioridad, un centenar de personas se manifestaron por las calles vitorianas tras una pancarta en la que se leía «No a la criminalización de la juventud. Condiciones democráticas». Marchas similares se celebraron en Bilbao y San Sebastián. Todas tuvieron lugar poco antes de que se diese a conocer la decisión del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de prohibir las movilizaciones al considerar que detrás de ellas está un colectivo ilegalizado como Askatasuna.

Según el juez, «se ha constatado fehacientemente que la “jornada de movilización” está dinamizada, y, de hecho, convocada por Askatasuna, cuyo logotipo aparece en los carteles que llaman a esta movilización».

A mediodía, la Delegación del Gobierno en Navarra comunicó a sus convocantes la prohibición de las tres movilizaciones previstas para la tarde. No obstante, centenares de jóvenes se manifestaron a primera hora de la noche en San Sebastián ignorando la prohibición.

La decisión sobre De Juana también fue criticada con dureza desde Batasuna. La formación ilegalizada afirmó que «es basura judicial», y la situó en una «estrategia de guerra que se lleva a cabo desde las cloacas judiciales» de ese tribunal. No obstante, responsabilizó al PSOE de la situación y reclamó que, «urgentemente, se construyan las medidas» que permitan su puesta en libertad. En un comunicado, la formación abertzale señaló que la resolución «apesta», y mostró su «honda preocupación por este “gesto” de venganza cruel contra un ciudadano vasco, Iñaki de Juana, que, una vez cumplida su condena, debiera estar en la calle, en libertad».

Mientras, ayer también se sucedieron los actos violentos, como el protagonizado por un grupo de jóvenes que obligó en Getxo (Vizcaya) a apearse de un autobús a los pasajeros, con intención de prenderle fuego, aunque la aparición de la Ertzaintza hizo que desistieran y huyeran. Además, se registró un sabotaje frustrado contra una subestación eléctrica de Iberdrola en Ondarroa, donde fueron hallados neumáticos rociados con gasolina, y unos desconocidos colgaron y quemaron varias ruedas en un puente sobre la A-8 en Bilbao.

España
El etarra detenido en Gerona preparaba atentados contra la Copa América de vela
Iker Agirre se dirigía a Valencia a montar infraestructura para «comandos» de la banda
J. M. Zuloaga La Razón 26 Enero 2007

Madrid- El etarra detenido ayer en Gerona por la Policía tenía, entre otras misiones, preparar informaciones que permitieran cometer atentados contra la Copa del América de vela, que se celebra este año en Valencia, según fuentes antiterroristas consultadas por LA RAZÓN. Iker Agirre Bernadal es un miembro «liberado» (fichado y a sueldo de la organización) y fue arrestado tras cruzar la frontera a bordo de un tren que procedía de Perpignan.

La hipótesis de que la banda intentara algún tipo de acción criminal contra este acontecimiento deportivo ya había sido contemplada por las Fuerzas de Seguridad. ETA advertía en el «Zutabe» 109, en el que se atribuía el «éxito» de haber logrado que Madrid no organizara los Juegos Olímpicos de 2012, que España no conocería la «normalización»» mientras no se diera «una solución democrática al conflicto». Es decir, que trataría de impedir que eventos de trascendencia internacional puedan celebrarse en nuestro país sin sobresaltos.

Madrid 2012
Al recordar los atentados perpetrados contra los intereses olímpicos, entre ellos en el estadio de La Peineta, los terroristas subrayaban que «Madrid, finalmente, no ha sido elegida para los Juegos Olímpicos de 2012, habiendo tenido en este hecho decisiva incidencia las acciones de ETA, pues hemos dado un golpe a esa imagen de normalidad política y seguridad que en el ámbito internacional quería vender el Estado español. Con esto se ha derribado uno de los proyectos económicos y políticos más importantes que tenía en su mente el Estado español». «Los gobernantes españoles -agregaban- deberían extraer una moraleja clara de semejantes sucesos, que no es otra que la estructura del Estado español y sus intereses no conocerán normalidad alguna mientras no se dé una solución democrática por vías justas al conflicto».

El envío de Iker Agirre a España acredita, según las mismas fuentes, que la banda ha decidido ya romper el alto el fuego de forma «oficial» y que la comunicación de la fecha depende, precisamente, de que sus «comandos» se encuentren en España instalados con capacidad para cometer atentados.

Este individuo estaba huido de la Justicia desde 2004 y fue detenido ayer tras cruzar la frontera por Gerona en un tren que procedía de la localidad francesa de Perpignan y tenía como destino Cartagena. El etarra, que iba desarmado, disponía de billete hasta Barcelona. Agentes de la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía subieron al convoy para realizar uno de los controles que se efectúan de forma regular con el fin de localizar a individuos sospechosos de pertenecer al terrorismo islamista y a otro tipo de delincuencia. La presencia de los agentes produjo algún tipo de reacción nerviosa del presunto etarra, que estaba en el vagón restaurante y que aparentaba leer un libro.

Tras comprobar que portaba documentación falsa, se procedió a su cacheo y se descubrió que llevaba un total de seis juegos de identidades falsas (DNI y carné de conducir), 3.000 euros en metálico, un manual de ETA para la preparación de explosivos y varios CDs cuyo contenido estaba siendo investigado al cierre de esta edición.

Agirre forma parte, según las citadas fuentes, de la nueva hornada de etarras que, procedentes del terrorismo callejero, se han formado en Francia durante el alto el fuego que la banda mantiene desde marzo del año pasado. Pesa sobre él una orden de búsqueda y captura por atentado y desórdenes públicos.

Bombas-lapa para asesinar
La Policía encontró en poder de Iker Agirre varios folios redactados en euskera con instrucciones sobre la forma de sustraer vehículos o para la confección de artefactos explosivos. Según las fuentes consultadas por LA RAZÓN, entre los artilugios que figuran en el «manual» están las bombas-lapa en sus distintas modalidades.

De esta manera, queda probado que ETA tiene intención, a corto o medio plazo, de asesinar a personas. Este tipo de artefactos se colocan en los bajos o en el interior de los vehículos con el fin de causar la muerte de sus ocupantes en el momento en que éstos se ponga en marcha.

Se trata de una prueba más de que ETA, al romper el alto el fuego, tiene intención de desplegar toda su maquinaria criminal y que no se va a quedar en atentados «testimoniales», de mayor o menos potencia, con aviso previo a las autoridades de que los coches bomba van a estallar.

La banda terrorista da especial importancia a la seguridad que deben mantener los miembros de los «comandos» cuando están en el «interior» (España). Las instrucciones no le han servido de nada a Iker Agirre, al que la sola presencia de unos agentes policiales le hizo perder los nervios.

Detenido en Gerona un etarra que iba a atentar contra la Copa América
E. VILLAREJO / J. PAGOLA. VALENCIA/MADRID. ABC 26 Enero 2007

La Policía detuvo ayer en la localidad de Port Bou, en Gerona, al etarra Íker Aguirre Bernadal, de 26 años, cuando viajaba en tren procedente de Perpiñán con destino inmediato a la estación de Barcelona-Sans. Según las primeras investigaciones, el cabecilla Garikoitz Aspiazu, «Txeroki», le había ordenado montar una infraestructura en Valencia con el objetivo de atentar durante la celebración de la Copa de América, que se iniciará en abril y conocerá su punto álgido en julio. Se trata de un acontecimiento que reunirá a destacadas personalidades del ámbito internacional. Incluso se espera la presencia de Sus Majestades los Reyes. Con más que sospechosa sincronización, Askatasuna, uno de los elementos del complejo etarra, amenazaba ayer mismo con la «prolongación del conflicto» tras conocerse la decisión de los jueces de mantener en prisión a De Juana.

ETA parece acelerar la instalación de infraestructura y «comandos» en España. Ayer, sin embargo, el Cuerpo Nacional de Policía frustró una de esas intentonas, gracias a uno de los controles que a diario se despliegan en la frontera para evitar que terroristas -etarras o islamistas- o delincuentes -sobre todo mafiosos procedentes del Este de Europa- se introduzcan en España. A los agentes desplegados en Port Bou les infundió sospechas un individuo que viajaba en el vagón cafetería del tren procedente de la ciudad francesa de Perpiñán, que tenía como destino inmediato la estación de Barcelona-Sans, aunque luego prolonga su trayecto por el litoral mediterráneo, hasta Cartagena. Tras proceder a su identificación, comprobaron que portaba seis DNI falsos, por lo que fue detenido. En el momento del arresto llevaba, además, 3.000 euros en metálico y manuales para la fabricación de explosivos, así como varios CD, al parecer con información sobre objetivos.

Se hizo en Jarrai
Una vez cotejadas sus huellas, se comprobó que se trata de Iker Aguirre Bernadal, natural de Baracaldo, antiguo miembro de Jarrai, sobre quien pesa una orden judicial de búsqueda, detención e ingreso en prisión dictada en 2004 por atentado y desórdenes.

Las primeras investigaciones apuntan a que Íke Aguirre tenía el encargo de montar una infraestructura estable en Valencia para cometer atentados. De las primeras investigaciones se desprende que uno de los objetivos era la Copa de América, que en una fase preliminar comenzará a celebrarse en abril, aunque alcanzará su punto culminante en julio. Se trata de un acontecimiento de envergadura mundial, que reunirá a los miembros de la Familia Real y de otras Familias Reales europeas, así como destacadas personalidades internacionales. Las medidas de seguridad serán excepcionales, pero para la banda la comisión de un atentado, aunque a kilómetros de distancia de ese escenario, tendría su ansiada repercusión internacional.

Y mientras la banda envía a España los «comandos» formados durante el fiasco del «alto el fuego permanente», sus cómplices de Askatasuna amenazan con la «prolongación del conflicto». Para empezar, los proetarras exigen que «se cierre para Euskal Herria» la Audiencia Nacional -el pistolero Parot propuso que se dinamitara-, «porque es una jaula llena de fascistas y uno de los indicadores del carácter antidemocrático del Gobierno español». «La decisión tomada por el Gobierno de Zapatero y los jueces de este tribunal sacia su estrategia de odio y venganza. Esa política es generadora de problemas de todo tipo con consecuencias para todos, y esa decisión nos pone a todos en el tiempo de descuento, también al Gobierno de Zapatero», amenaza Askatasuna.

Y tras la amenaza, el grupo dirigido por Juan María Olano pasa al chantaje, al exigir la «inmediata» liberación, y «sin condiciones», de De Juana, ya que el Gobierno «tiene la capacidad de modificar la política penintenciaria, como tiene la capacidad de desactivar las leyes, tribunales y política encaminadas a hacer la guerra». Por último, señala que manteniendo en prisión a De Juana, el PSOE «está transitando el camino a su propio fracaso y al alargamiento del conflicto y el sufrimiento de todos, golpeando constantemente la ilusión y necesidad de una solución real». Para ETA, «la prolongación del conflicto» es sinónimo de «más atentados».

Batasuna: «Guerra»
Fuentes antiterroristas consideran que las afirmaciones del de Olano constituyen una «amenaza en toda la regla». Recuerdan que este individuo advirtió de que «todas las alarmas están encendidas» dos semanas antes del atentado de Barajas.
Por su parte, Batasuna interpretó como «una estrategia de guerra» la decisión de mantener en la cárcel a De Juana. La formación ilegal tachó de «basura judicial» la resolución y exigió al PSOE que «construya las medidas que resuelvan la situación» del etarra «poniéndole en libertad». Agregó que la decisión de los jueces «apesta» y se sitúa en una estrategia «que se lleva a cabo desde las cloacas judiciales de la Audiencia».

Estatutos
BRUTAL ATAQUE DEL PSOE CONTRA GUSTAVO BUENO
España y Libertad se solidarizó con el filósofo y en un comunicado afirmó que "España y Libertad entiende que los únicos “insultos” que aquí existen son los que unos políticos ávidos de poder realizan contra la verdadera historia de Andalucía y a la unidad de España"
Minuto Digital 26 Enero 2007

El secretario de Organización del PSOE-A, Luis Pizarro, urgió ayer al filósofo y profesor emérito de la Universidad de Oviedo, Gustavo Bueno, a "rectificar los insultos a Andalucía, a sus instituciones, a los ciudadanos andaluces y a la democracia" que, en su opinión, ha realizado durante la presentación en Oviedo de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) al referirse a la reforma del Estatuto que se somete a referéndum el próximo 18 de febrero.

Bueno valoró el Estatuto andaluz como un "episodio más" del "ataque existente" hacia la unidad de España y afirmarse que "si Andalucía ha sido algo a nivel nacional lo ha sido a través de España",

"NO SOPORTA QUE ANDALUCÍA HAYA SALIDO DEL SUBDESARROLLO"
"Se nota que no soporta que Andalucía haya salido del subdesarrollo al que nos sometió la derecha centralista", señaló Luis Pizarro, que puso de manifiesto que "cuando a Andalucía le ha ido bien ha sido con la España de las Autonomías, y no con la España rancia, centralista y sectaria".

"El discurso de Gustavo Bueno nos reafirma que vamos por el buen camino", subrayó Luis Pizarro, que exigió al filósofo y profesor una "rectificación urgente de sus insultos a Andalucía, a sus instituciones, a los ciudadanos andaluces y a la democracia".

SOLIDARIDAD
La Plataforma España y Libertad ha hecho público un escrito de solidaridad con el prestigioso filósofo español que por su interés reproducimos a continuación:

Ante los ataques que esta sufriendo Gustavo Bueno por parte del PSOE, tras sus críticas a la reforma del estatuto andaluz durante la presentación en Oviedo de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), España y Libertad quiere mostrar su solidaridad con el ilustre filósofo español.

España y Libertad entiende que las declaraciones del secretario de Organización del PSOE-A, Luis Pizarro, acusando a Gustavo Bueno de “insultar a Andalucía, a sus instituciones, a los ciudadanos andaluces y a la democracia" y descalificando al filósofo, tildándolo de “rancio” y “patético”, constituyen un ataque contra la libertad de expresión, un desprecio al mundo de la cultura y una muestra más de la intolerancia contra el que piensa diferente de un PSOE, que no rechista ante las manifestaciones antiespañolas de los partidos nacionalistas - como ERC – pero no duda en reprender a quienes defienden la unidad de España.

España y Libertad entiende que los únicos “insultos” que aquí existen son los que unos políticos ávidos de poder realizan contra la verdadera historia de Andalucía y a la unidad de España. Los únicos que insultan a la democracia son aquellos que pretenden hacer callar a quienes denuncian la sinrazón de unas reformas estatutarias que la ciudadanía no ha pedido, ni necesita. Los únicos que insultan al pueblo español son quienes se inventan abracadabrantes “naciones” que atentan contra la unidad y convivencia nacional.

El TS pregunta a la Cámara vasca cuánto dinero entregó a Sozialista Abertzaleak
N. COLLI ABC 26 Enero 2007

MADRID. El último paso que el Tribunal Supremo ha dado para hacer efectiva la ilegalización de Batasuna se produjo ayer con la decisión de la «Sala del 61» de pedir al Parlamento vasco la «documentación relativa a las subvenciones en su día otorgadas al grupo parlamentario de Sozialista Abertzaleak».

Primero fue el inventario de los bienes de las «herriko tabernas» (el 23 de octubre pasado) y ahora, la constatación de las cantidades recibidas por el grupo parlamentario heredero del de Batasuna. Tanto una como otra decisión responden al mismo fin: determinar con la mayor exactitud posible el total al que ascienden los bienes del partido ilegalizado pues, según establece la Ley de Partidos, deberán ser liquidados y destinados a «actividades de interés social o humanitario».

La «Sala del 61» también acordó ayer conceder un plazo de 10 días a los propietarios de las «herriko tabernas» para que nombren abogado y procurador y se personen en la causa; asimismo, a los que ya se han personado, la Sala les concede 15 días -y no 5, como establece la ley- para que formulen sus alegaciones habida cuenta de la complejidad y volumen de la documentación que tendrán que analizar. Los dueños de los locales tienen que poner de manifiesto que no existe nexo económico entre las «herrikos» y Batasuna.

LOS PROETARRAS SALIERON A LA CALLE EN 48 LOCALIDADES
Garzón prohíbe tarde las marchas del entorno de ETA y la Ertzaintza las escolta en vez de impedirlas
Pese a que la convocatoria del entorno de ETA para organizar actos de violencia en apoyo al complejo terrorista Jarrai-Haika-Segi se hizo pública el pasado lunes y veinticuatro horas después llegaba la adhesión de Otegi, el juez de la Audiencia Baltasar Garzón no ha prohibido hasta este mediodía las convocatorias. Para entonces ya se habían celebrado los primeros actos proetarras en las calles vascas y navarras. Por la tarde, siendo ya la prohibición efectiva, los proetarras han marchado por Bilbao y San Sebastián custodiados por la Ertzaintza, que no impidió los actos. También salieron a la calle en otras 46 localidades vascas y navarras.
Agencias Libertad Digital  26 Enero 2007

El juez de la Audiencia Nacional dictó este jueves al mediodía un auto en el que prohibe las movilizaciones del entorno de ETA convocadas para hoy en el País Vasco y Navarra, al considerar que son ilegales por "incurrir en el ámbito de ilicitud" del colectivo de presos Askatasuna. Además, advierte a los portavoces de esta organización Juan María Olano y Julen Larrinaga de que, si no las desconvocan, incurrirían en un delito de desobediencia.

Según el magistrado, "se ha constatado fehacientemente que la jornada de movilización está dinamizada y, de hecho convocada por Askatasuna", tal y como se desprende de los informes policiales. Garzón actúa en consonancia con lo solicitado durante la mañana por el fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista, quien pidió al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 que se ordenase a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado la adopción de medidas que eviten el desarrollo de las protestas porque tras ellas se encuentra Askatasuna, la estructura de ETA encargada de dar apoyo a los terroristas encarcelados.

En su auto, el juez ordena que se comunique a la Consejería de Interior del Gobierno Vasco, a la Delegación del Gobierno en Navarra, a la Comisaría General de Información y a la Guardia Civil que "aquellas manifestaciones en las que se tenga constancia de que la convocante es Askatasuna (...)son ilegales por entrar en el ámbito de declaración de ilicitud de Askatasuna" debiendo adoptarse las medidas necesarias que impidan su celebración".

Igualmente, el magistrado de la Audiencia Nacional requiere a los convocantes de las movilizaciones, incluidos los portavoces de Askatasuna Olano y Larrinaga, "para que procedan a la desconvocatoria de los actos, con apercibimiento de incurrir en un delito de desobediencia grave a la autoridad judicial".

Responder con los daños
También les advierte de que pueden incurrir en responsabilidad penal "por los daños y desperfectos que puedan producir en la vía pública, cualquiera de los asistentes, como inductores de los mismos, y que igualmente lo serán aquellas personas que promuevan o apoyen dichos actos, dado el carácter ilegal de los mismos".

LOS PERITOS QUE HARÁN LOS ANÁLISIS JURARÁN SUS CARGOS EL LUNES
El comisario imputado por falsificar informes presenta el informe sobre los explosivos recogidos el 11-M
Miguel Ángel Santano, imputado por falsedad documental, falso testimonio y encubrimiento en el caso del ácido bórico ha presentado junto al sustituto de Telesforo Rubio, Miguel Valverde, el informe solicitado por la Audiencia Nacional sobre los explosivos del 11-M. Se trata de las muestras-testigo y vestigios de explosivos recogidos en los focos de explosiones y escenarios de los atentados, contenidos en 29 bolsas acompañadas del correspondiente inventario. Los 10 peritos que se encargarán de practicar nuevos análisis que serán grabados en vídeo jurarán sus cargos el próximo lunes.
Agencias Libertad Digital 26 Enero 2007

Las pruebas, que incluyen restos de explosivos en un máximo de cuatro de las bolsas, habían sido ya trasladadas a las dependencias judiciales de la Casa de Campo, donde el próximo 15 de febrero comenzará el juicio del 11-M, ya que fueron entregadas por la Policía al Juzgado de Instrucción número 6 en marzo de 2006 y pasaron, una vez se elevó sumario, a la Sala de lo Penal que las ha custodiado hasta el momento. A través de una providencia hecha pública este jueves las bolsas --que conforman un 90% del total de los indicios recogidos tras los atentados-- fueron entregadas a la Policía Científica a las 13:30 en presencia de un secretario judicial. La Sala ha concedido, además, un plazo de 24 horas a la Guardia Civil y los Tedax para la entrega inmediata de los restos que puedan estar aún en poder de estos Cuerpos.

La citada providencia incluye también la aprobación de un plan de actuación pericial y designa a los 10 peritos que realizarán los nuevos análisis de los explosivos. Los expertos jurarán sus cargos el próximo lunes. La nueva prueba pericial, solicitada por la defensa del presunto autor material de los atentados, Jamal Zougam, la Asociación de Ayuda al 11-M y la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) comenzará a realizarse el próximo martes.

El tribunal justificó la elaboración de este nuevo análisis en cumplimiento del artículo 729.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que le faculta para permitir pruebas distintas a las propuestas por las partes, con el fin de "conciliar" las diferentes pretensiones y por "la necesidad de despejar todas las dudas" puestas de manifiesto por varias de las acusaciones con respecto al explosivo empleado en la masacre. Así, la pericia tiene por objeto permitir determinar "las sustancias, elementos y/o componentes químicos" que hay en los explosivos, con el fin de expresar finalmente qué tipo pudo haberse utilizado.

Según el plan establecido en la providencia, los peritos realizarán análisis cualitativos y cuantitativos de los restos de explosivo cuando la muestra lo permita al igual que de las evidencias recogidas en los focos de las deflagraciones. Impone también la celebración de una reunión científica en la que todos los expertos acreditados fijarán líneas comunes sobre las técnicas a utilizar u los protocolos científicos que regirán los análisis.

El equipo de peritos dispondrá de un plazo que se prolongará hasta el próximo 13 de febrero a las 15:00, dos días antes del inicio del juicio, para presentar el borrador de su informe. En el caso de que los restos existentes no sean suficientes, deberá emitirse un informe antes del próximo 10 de febrero en el que se explique la razón por la que no existen muestras, porqué no se recogieron o consumieron o no se realizó pericia sobre ellas.

La prueba pericial se realizará en los laboratorios de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía y será grabada en audio y vídeo "por, al menos, dos cámaras que se usarán sucesivamente" y que después serán precintadas en presencia del secretario judicial.

PIDE QUE SE LE IMPONGA UNA MULTA DE 21.900 EUROS
La Fiscalía acusa a Pepe Rubianes de un delito de ultrajes a España por sus insultos en TV3
Tras la admisión a trámite de la querella presentada contra Pepe Rubianes el año pasado por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), la Fiscal adscrita al juzgado de instrucción número 5 de San Feliu del Llobregat ya ha formulado el escrito de acusación contra el comediante gallego. La Fiscalía cree que los polémicos mensajes lanzados por Rubianes desde la Televisión Pública de Cataluña ("Que se vaya a la mierda la puta España", entre otros), son constitutivas de un delito de ultrajes a España previsto y penado en el artículo 543 del Código Penal. Solicita imponer a Rubianes una multa de 60 euros diarios (21.900 euros) durante un año con la responsabilidad personal subsidaria en caso de impago. VEA
Libertad Digital 26 Enero 2007

La Fiscal adscrita al juzgado de instrucción número 5 de San Feliu del Llobregat ha formulado el escrito de acusación tras la admisión a trámite de la querella presentada contra Pepe Rubianes el pasado 31 de enero por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES).

El origen de la querella es la intervención del cómico en el programa El Club de TV3 el 20 de enero de 2006 en la que Rubianes profirió expresiones como “que se metan a España ya por el puto culo a ver si les explota dentro y les quedan los huevos colgando del campanario”, “ojalá les exploten los cojones (a los españoles) y se vayan al cielo sus cojones o “que se vayan a cagar a la puta playa con la puta España”.

La Fiscalía entiende que estas palabras con constitutivas de un delito de ultrajes a España previsto y penado en el artículo 543 del Código Penal y solicita imponer a Rubianes una multa de 60 euros diarios (21.900 euros) durante un año con la responsabilidad personal subsidaria en caso de impago.

En el juicio oral Rubianes se deberá enfrentar además a la acusación de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), que actúa como querellante e iniciadora de la causa, que entiende que además del delito de ultrajes a España también concurre el delito más grave de incitación al odio tipificado en el artículo 510 del Código Penal.

La Fundación para la Defensa de la Nación española (DENAES) enmarca esta querella en uno de sus objetivos fundacionales: Denunciar ante la Justicia a las entidades públicas o privadas o personas individuales que cometan delitos o faltas contra la unidad y dignidad de España, contra sus símbolos, contra su idioma común, que promuevan la discriminación o división entre los españoles, o que no cumplan con la legislación vigente.
Descárguese el escrito de la fiscalía (se abre en una nueva ventana)

El País Vasco pretende anexionarse ahora un pueblo entero de Cantabria
ARANCHA BELLO ABC 26 Enero 2007

SANTANDER. La Administración central será la que decida finalmente los límites entre Vizcaya y Cantabria. Un litigio que se remonta a 300 años atrás, y que las comisiones municipales de los ayuntamientos de Múskiz y Castro Urdiales, no supieron resolver ayer. Las 300 hectáreas que reclamaban los vecinos de Ontón, (localidad cántabra limítrofe entre ambos municipios) se han convertido en casi ocho kilómetros que quieren ahora los vascos.

La sorpresa de la segunda y última reunión que mantuvieron ambas comisiones fue la última reclamación del Ayuntamiento de Múskiz, que ahora quiere anexionar a su territorio cinco kilómetros más de los que, en principio, se estaban discutiendo. Una propuesta que desde el Gobierno cántabro se ha tomado con absoluta tranquilidad, ya que creen que «a los vascos» se les ha ido este asunto de las manos. «No tiene sentido lo que ahora piden», dice Juan José Sota, que ayer acudía en representación del Ejecutivo cántabro de Miguel Ángel Revilla a la reunión.

Desde la costa de Múskiz hasta la carretera nacional que une las dos regiones, parecía claro, así como se había confirmado incluso en documentos presentados por los del Ayuntamiento vizcaíno, que estaban de acuerdo que era de Cantabria. Pero ahora la discusión es por cinco kilómetros que discurren hacia el interior y que reclaman los vascos con un único documento: una descripción hecha en 1830 sobre las provincias de España, con informes sobre Santander (antigua denominación de Cantabria) y Vizcaya.

Argumentos contrarios
Los cántabros, por su parte, son muy optimistas: «La historia nos avala», asegura el consejero de Presidencia, Vicente Mediavilla. «Contamos con documentos que se remontan a Felipe V y al deslinde, y en la división provincial establecida en 1833 está claro que esas tierras pertenecen a la región». El consejero quiso transmitir un mensaje de tranquilidad a los habitantes de Ontón. «Son cántabros y lo seguirán siendo».

Uno de los argumentos, que también presenta el Ayuntamiento de Múskiz, se remonta a la segunda guerra carlista. En ella, aseguran, perdieron parte del territorio y cambiaron las fronteras con la destrucción de los mojones. Sobre este aspecto, Sota puntualiza: «Estas guerras fueron entre españoles, no por territorio y los límites siguieron como estaban».

Cantabria llevará al Ministerio de Administraciones Públicas numerosos informes jurídicos e históricos. El más importante, según Sota, es un documento de 1903 que establece que el deslinde es de los cántabros. Dicen poseer, incluso, un documento de principios del siglo XVI.

Si la justicia no da la razón a los cántabros, han asegurado que acudirán a los tribunales. «No tenemos ningún problema porque creemos en la justicia», dice Mediavilla. Además, recuerda, que no es la primera vez que acuden a los tribunales por los límites con Vizcaya. «Ya fuimos para proteger el barrio de Agüera, en Guriezo, y los tribunales nos dieron la razón». Numerosos litigios que, de momento, han estado del lado de los cántabros. «No cederemos antes las pretensiones expansionistas del País Vasco», afirma Mediavilla.

Las reuniones que han mantenido las comisiones municipales de Castro Urdiales y Múskiz, en diciembre y enero, no han llegado a ningún acuerdo. Hecho que el Ayuntamiento vizcaíno ha atribuido al desinterés de Cantabria. Estos últimos, aseguran que siempre han estado dispuestos, pero que las pretensiones actuales son inadmisibles.

Recortes de Prensa   Página Inicial