AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 27 Enero  2007
Zapatero a la deriva y España ante el abismo
Federico Quevedo El Confidencial 27 Enero 2007

Hace unos días recibí en mi correo un mensaje con unas reflexiones sobre Rodríguez Zapatero que no me pasaron desapercibidas. Desconozco el autor, porque el mensaje lo recibía de la cuenta de un tercero y no se cuál es la procedencia del original, así que si alguien se ve reflejado en esas palabras, le ruego disculpas y permiso para hacerlas públicas. Pues bien, decía este anónimo digital que Zapatero “ha logrado soltar el lastre y, en apenas dos años, se ha quedado como único y absoluto dueño del socialismo español, pero ha tenido que pagar un precio terrible por lo que, sin serlo, parece una victoria: ha perdido aquella sonrisa joven y honrada que le hizo ganar las elecciones, ha envejecido demasiado, ha enturbiado su mirada, ha liquidado la libertad y la creatividad en su partido, sustituyendo esos valores por un sometimiento miserable al que llaman lealtad y disciplina, y ha agotado su programa, reflejando un preocupante encefalograma político plano. Rodeado de gente sumisa, dispuesta a adorarle a cambio de poder, pero incapaz de enriquecerle con sus opiniones libres, ZP se ha vuelto desconfiado porque sabe que está dejando demasiados cadáveres en la cuneta y teme aquella siniestra sentencia de que los cadáveres de mis enemigos gozan de buena salud".

No puedo estar más de acuerdo con el análisis de este amigo desconocido. Si algo puedo decir de Zapatero después de haberle visto antes de ganar las elecciones y ahora, casi todas las semanas, en el Congreso, es que ha perdido por completo aquella frescura que nos engañó a muchos cuando todavía era un aspirante en la oposición –aunque a algunos se nos cayó la venda de los ojos con sus primeros gestos pancarteros-, y ha dado paso a la figura de un dirigente sombrío, casi tenebroso, afectado en toda la extensión de su humanidad por sus propios errores y, sobre todo, por el resentimiento y la desazón que corren por sus venas. Zapatero es la imagen de un líder autoritario que todavía hoy intenta convencer con reclamos buenistas propios de una mentalidad cuasi-infantil, detrás de los cuales esconde una mentalidad profundamente antidemocrática, es decir, lo que tradicionalmente se llama un lobo con piel de cordero. Pero, siendo eso malo, no es con todo lo peor, porque a esa imagen engañosa y esa forma de pensar tan contraria a lo que debería ser un líder democrático, se une una absoluta indolencia en la gestión de gobierno, hasta el punto de que en casi tres años el Ejecutivo ha renunciado, de manera asombrosa, a liderar el país para convertirlo en una de las mayores potencias mundiales, pudiendo haberlo conseguido.

Zapatero ha preferido enfrentar a media España con la otra media antes que unir las voluntades de todos en un esfuerzo común por el progreso. Toda su acción política se ha dirigido a actuar sobre los sentimientos de las personas, generando tensiones innecesarias con asuntos innecesarios como la Memoria Histórica, las reformas estatutarias, los matrimonios gays, los ataques a la Iglesia, la calidad de la Educación... y un largo etcétera de asuntos que no viene a cuento recordar porque están demasiado presentes. Pero una vez llevados a cabo esos procesos de tensionamiento social, la agenda gubernamental solo tiene un punto en su orden del día para los próximos meses: ETA. Y de lo demás, nada. Zapatero lleva sin salir de nuestras fronteras sabe Dios la de meses, y si lo ha hecho ha debido ser para alguna cumbre europea, y eso ya no cuenta porque es de obligado cumplimiento. No asiste a reuniones internacionales, no se ve con líderes extranjeros, no viene nadie a tratar con nosotros y aquellos dirigentes por los que Zapatero ha apostado están hoy en retirada, salvo los caudillos latinoamericanos del nuevo castrismo (Chávez, Morales, Ortega…). Hay ministros que han desaparecido del mapa -¿se acuerda alguien de que la ministra de Agricultura se llama Elena Espinosa, por ejemplo, o de que Jordi Sevilla es el titular de Administraciones Públicas?-, no hay proyectos de ley que merezca la pena destacar por su contenido político, no se da respuesta a los grandes problemas como la inseguridad o la inmigración –es más, se miente descaradamente como en el caso de Alcorcón-, y en materia económica se sigue agarrados a la inercia del crecimiento del PIB y sin hacer caso de señales tan evidentes como la pérdida de poder adquisitivo de las familias españolas o el empeoramiento de la calidad del empleo.

Coincido, además, en algo que denunciaba recientemente el líder del PP, Mariano Rajoy, cuando afirmaba que se está produciendo una degradación en algunas instituciones del Estado, en la medida que el Gobierno permite comportamientos absolutamente reprochables en cualquier otra circunstancia, como los ‘chivatazos’ a la banda terrorista o el uso de la Fiscalía contra el partido político contrario. El Gobierno parece haberse declarado en huelga, no actúa en ningún sentido, ha renunciado abiertamente a la defensa de los intereses de España en el exterior y, por supuesto, también en el interior, y en lugar de defender la libertad en todo el mundo nos dedicamos a darle oxígeno al dictador cubano y a respaldar las bravuconadas del mono Chávez y sus secuaces pagados con dinero del petróleo venezolano en Ecuador, Bolivia, Nicaragua... ¿Hacia donde nos dirigimos? No lo sabemos. Zapatero ya ha dejado claro que no le gusta lo que se consensuó en la Transición, lo dijo el otro día, aunque tampoco hacían falta muchas pruebas de que lo suyo no es ni el consenso ni la concordia. El busca otro escenario para representar este drama permanente que es la historia de España, busca un escenario en el que él, y solo él, sea al mismo tiempo el director de la obra y el protagonista principal.

Y mientras Rodríguez se entretiene negociando con ETA, pactando con ETA, comprometiéndose con ETA, los demás caminamos irremediablemente hacia un abismo de pérdida de referentes morales y valores democráticos. Se pierde la moral cuando se esgrimen razones humanitarias hacia un terrorista y se mira con desprecio a sus víctimas. Se pierde la capacidad de discernir entre el bien y el mal, aunque suene a homilía dominical decirlo así, pero da la sensación de que en este tiempo hemos dejado de ser capaces de situar cada cosa en su justo término y nos dejamos llevar por esa moral relativista de la que hace gala el presidente del Gobierno. Mal camino lleva una democracia cuando la referencia moral se sitúa del lado de quienes desprecian la vida y la libertad. Así, la lógica es que acabemos perdiendo aquello que nos ha costado tanto conseguir. Lo suyo sería que un Gobierno responsable y fiel al espíritu democrático tratara de ser un referente para esa parte de la sociedad que no sabe encontrar el camino de la razón si no es de la mano de quien debería conducirla por la senda de la libertad. Por el contrario, el Gobierno se hace fuerte en la crisis de valores, y consciente de que esta sociedad no tiene arrestos para luchar por sus principios y prefiere dejarse conducir hacia el abismo, no duda en favorecer y en potenciar todo aquello que suponga reforzar la presencia de los poderes públicos sobre todos los ámbitos de actuación humana, entre otras cosas porque parece que nos resulta más cómodo que nos digan lo que podemos o no hacer, en lugar de decidir por nosotros mismos. Y de ese abismo es difícil escapar.      fquevedo@elconfidencial.com

Proceso de rendición
Garzón y Zapatero en el mismo fango
Ignacio Villa Libertad Digital 27 Enero 2007

El protagonismo le ha podido una vez más al juez Baltasar Garzón. No le ha bastado con la entrevista –por llamarla de alguna manera– que realizó al presidente Zapatero el pasado miércoles en la Casa de América bajo los auspicios del banco de Montilla. Como siempre, quiere más. Es insaciable.

Este viernes Garzón ha decidido que la comparecencia de Arnaldo Otegi el 30 de diciembre pocas horas después del atentado del aeropuerto de Madrid no es un delito. A este juez –por llamarlo de alguna manera– no le importa que, al ser portavoz de la ilegalizada Batasuna, Otegi forma parte de ETA, ni le parece significativo que después del bombazo de Barajas dijera que el alto el fuego debía seguir adelante ni le parece relevante que Otegi no haya condenado el atentado de la T-4 en la que fallecieron dos personas. Para Garzón nada es importante, nada cambia. Se ha montado sin rubor alguno al tren del proceso de rendición, que conlleva eliminar todo lo que pueda significar un problema para las exigencias de los terroristas. Y eso incluye las decisiones previas del mismo Garzón.

El auto del juez no tiene desperdicio. Es el ejemplo perfecto de como se puede justificar lo injustificable por medio de toda una teoría jurídica que, en lugar de partir de la ley para llegar a la conclusión, parte más bien de la decisión de no imputar a Otegi por apología del terrorismo para alcanzar finalmente a la justificación de la misma. En ella, Garzón hace propio el concepto de la "izquierda abertzale", una fórmula sin ningún reconocimiento jurídico o legal y que no es más que una triquiñuela dialéctica empleada por el Gobierno y el PSOE para avanzar en el proceso de rendición sin mencionar ni a ETA ni a Batasuna que, como ha sentenciado el Supremo, son dos ramas de la misma banda de terroristas.

Durante los últimos meses del alto el fuego etarra, como era ya evidente que tanto el Ejecutivo como el PSOE estaban manteniendo algunas actitudes incompatibles con el Estado de Derecho, fueron popularizando poco a poco ese concepto de "la izquierda abertzale". Como los socialistas eran conscientes que llamar a las cosas por su nombre les iba a restar apoyos entre la opinión pública, pasaron a referirse a ETA-Batasuna con esta denominación confusa. Garzón acaba de unirse a ellos, pero en su caso es mucho más grave, pues en su papel como juez no debería emplear sujetos indefinidos para justificar sus autos.

Dos días después de su encuentro público con Zapatero, Garzón le ha echado una mano para salir del fango en la que el presidente está atrapado. Con ello el juez ha pasado a chapotear en ese mismo fango. Después de la humillación que el Ejecutivo ha sufrido por la decisión de la Audiencia Nacional sobre el etarra De Juana Chaos, Garzón ha decidido darle una alegría a su presidente con esta decisión que permite al Gobierno presentar ante ETA un expediente algo más presentable con el que continuar el proceso de rendición tal y como estaba antes del 29 de diciembre. Y eso es lo más doloroso. Antes de que se cumpla un mes del asesinato de dos personas, a Zapatero se le ha olvidado el atentado de Barajas. Ya sólo piensa en volver a donde estaba el día antes, y pasará por encima de lo que se encuentre a su paso.

Zapatero y Garzón
El show
José María Marco Libertad Digital 27 Enero 2007

El espectáculo de la entrevista-cortejo-conversación de Garzón y Rodríguez Zapatero en el escenario de la Casa de América, presidido por la estrella de La Caixa, no lo habría soñado hace algunos años ni el más delirante de los directores de teatro independiente o alternativo (es decir, subvencionado).

Lo más degradante no es que Zapatero se permitiera decir que ETA (Aznar no hablaba nunca de ETA sin añadir "la banda terrorista", o una expresión parecida) está en su fase final semanas después de que los etarras reventaran la T4 un día después de que afirmara algo parecido.

Tampoco es que se permitiera añadir que esa fase final puede durar años, lo que es una estupidez de por sí y, sobre eso, permite entrever que Zapatero prevé ya que cada una de sus afirmaciones sobre el inminente final de la banda terrorista puede ir seguida de un atentado.

Lo peor no fue siquiera la afirmación de la independencia del poder judicial, cuando desde el gobierno y el PSOE se han ejercido toda clase de presiones o se han enviado toda clase de mensajes a los etarras, para dejar bien claro que lo mejor, lo más justo y lo más conveniente, según el gobierno de España, era que De Juana Chaos, ese asesino que ni por asomo tiene pinta de correr el menor peligro, fuera trasladado a su casa para seguir allí, con toda comodidad, su cura de adelgazamiento.

Lo peor, lo más degradante, fue el propio espectáculo. En ningún país civilizado, de esos que antes se llamaban de nuestro entorno, se admitiría que un presidente del Gobierno celebrara un espectáculo en público como el protagonizado por Zapatero y Garzón sin que el juez tuviera que dejar la judicatura de inmediato y el presidente del Gobierno se viera sometido a algo parecido a una moción de censura o un proceso de inhabilitación. A casa. Los dos.

Hay una... chulería profunda en el espectáculo mismo, un desprecio de fondo, hacia las más elementales normas del funcionamiento de una democracia liberal. Y hay, además de eso, una confianza absoluta en que la opinión pública tiene tragaderas bastantes para aceptar un bochorno parecido.

Tal vez sea esta la única razón para sentirse un poco optimista. La sociedad española tiene escasa tradición democrática, pero no es tan analfabeta, tan chapucera y tan provinciana y tan cutre como lo son los progresistas que la gobiernan y como estos mismos progresistas se creen que es. Zapatero y Garzón actuaron como titiriteros subvencionados y como tales dieron un espectáculo de subdesarrollo intelectual y político. Como los Bardem y Cía, están convencidos que tienen un público cautivo de antemano. Es posible que eso acabe perdiéndolos.

Garzón abjura de su decisión más importante
EDITORIAL Libertad Digital 27 Enero 2007

El juez más pagado de sí mismo de toda la judicatura española ha decidido renegar de uno de los sumarios más voluminosos jamás instruidos en nuestro país, el 18/98, cuyo juicio se sigue celebrando estos días. En él, y gracias a la labor de la Policía Nacional y la Guardia Civil, Garzón establecía la unidad entre las distintas ramas de la organización terrorista –ETA, Batasuna, Jarrai, etc.– en lo que la propia banda denominaba en sus documentos los diferentes frentes "militar, político, obrero y cultural". Es esa investigación la que ha permitido, entre otras cosas, que el Supremo condenara recientemente a los terroristas juveniles como eso, terroristas.

De ahí hemos pasado a la tesis de que "criminalizar a la izquierda abertzale por el sólo hecho de decir que son Batasuna y ETA es una reducción simplista no ajustada a la realidad y, en todo caso, sin justificación probatoria". De modo que hay que tirar a la basura todos los autos previos de Garzón para evitar a toda costa un nuevo golpe al proceso de rendición, después del dictamen del Supremo y de la negativa de la Audiencia Nacional a liberar a De Juana Chaos. Garzón se muestra una vez más presto en la ayuda a Zapatero, como demostró al intentar retorcer el caso de la falsificación de un informe del 11-M, del que exoneró a los culpables para culpar a los inocentes hasta que su incompetencia –en este caso jurisdiccional– le obligó a dejar el caso.

Como ha declarado Javier Gómez de Liaño en Libertad Digital TV, Garzón ha empleado en su auto una "frase política" cuando en un auto debería limitarse a emplear "frases jurídicas". Y es que "la izquierda abertzale". Pepiño podrá acusar de las mayores maldades imaginables a la "derecha más extrema" pero no puede presentar una querella ni un juez dictar un auto en la que aparezca tan difuso concepto: deberá emplear nombres concretos de personas y organizaciones concretas. El partido de Madrazo, por ejemplo, podría considerarse incluido dentro de esa difusa "izquierda abertzale". Así es como se las gasta el fino jurista para justificar lo injustificable.

Y es que cada vez se hace más difícil encontrar una sola razón por la que Garzón deba permanecer en la judicatura. La Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) recoge en su artículo 395 la prohibición de que los jueces "dirijan a los poderes felicitaciones o censuras por sus actos". Si el CGPJ cumpliera con su función de "gobierno de los jueces", Garzón hace tiempo que no ejercería la profesión que deshonra con sus actos. No sólo criticó agriamente a Aznar por la guerra de Irak en un artículo en El País –incluso llegó a abandonar su guardia en el juzgado para acudir a una manifestación–, sino que ha escanciado incienso sobre Zapatero con motivo del proceso de rendición como para que el olor escamara incluso al vocal con menos olfato del Consejo.

Está claro que Garzón ha ensuciado su toga con el polvo del camino para ayudar a Zapatero en su proceso de paz cuya naturaleza como proceso de rendición del Estado de Derecho frente a los terroristas se hace cada vez más difícil de esconder con decisiones como ésta. El mismo juez que dictaminó que ETA y Batasuna son lo mismo se desdice para que Otegi, ese "hombre de paz", no pase esta noche en la cárcel, aunque no sería de extrañar que tuviera que hacerlo en breve. Como si eso garantizara que la parte de la banda que pone las bombas no vaya a hacerlo de nuevo. Ya hemos visto qué concepto de "alto el fuego" tienen.

No habrá cobertura incondicional
Vicente A. C. M. Periodista Digital 27 Enero 2007

No, desde luego no ha sentado nada bien al Lehendakari, ni al Gobierno Vasco, ni al PSE, la resolución judicial en contra de la puesta en libertad bajo chantaje del terrorista de Juana Chaos. Se ha manifestado que esta decisión se respeta pero que "no implica cobertura incondicional a su contenido". A ver si lo entiendo. Dicen que respetan la decisión pero que no piensan secundarla. Es decir piensan demostrar su oposición frontal por los medios que sean necesarios a que esa resolución se aplique. ¿Qué significa eso?¿ acaso van a intentar liberarle por otros medios forzando al Gobierno a aplicar una amnistía?¿Acaso piensan formar un comando de rescate que asalte el hospital Doce de Octubre y le liberen?.Me gustaría que se diera una explicación del significado de esas palabras, que al menos, causan cierta inquietud.

Puedo comprender que el Lehendakari esté nervioso por su próxima comparecencia ante la justicia, por haberse reunido con una formación política ilegalizada, salvo que alegue que Arnaldo Otegi es un amigo suyo especial y que le recibió por el profundo afecto que siente y por su carisma ante el pueblo vasco. En ningíun caso como representante de Batasuna. Además OPtegi siempre habla en nombre propio y nunca en nombre de otros, ni amenaza, ni promueve manifestaciones. Puedo comprender que en su ánimo de lograr los fines políticos, véase Independencia, le guste tratar esos asuntos en mesas de negociación alejadas del Parlamento español. Puedo comprender su obsesión por el protagonismo y la implantación de su "Plan Ibarretxe", ahora que Zapatero debe contar con él com socio indispensable.

Todo puede ser comprensible dentro de una lógica nacionalista con pretensiones indisimuladas de independencia. Lo que no es comprensible es que sean tan benévolos y humanitarios con quienes han ejercido el terror, con quienes se han mofado y han menospreciado a sus víctimas y sus familiares. No se puede adorar a Dios y compartir mesa con el diablo. No se puede alardear de demócrata y agasajar y honrar a los asesinos de tantos inocentes. No se puede mantener la hipocresía de condenar los actos terroristas, mientras se niegan a disolver a las organizaciones que no solo no los condenan, sino que las justifican en respuesta a una pretendida opresión policial y militar del pueblo vasco. Ya lo dijo Arzallus, "unos mueven el árbol y otros recogen las nueces".

Este lehendakari olvida siempre que debe representar a todos los vascos, nacionalistas, neutrales y no nacionalistas. Olvida que cuando hace la escena del sofá con Otegi en Ajurienea, está escupiendo en las lápidas de los muertos a mano de ETA. Sus palabras pidiendo la desaparición de ETA suenan a vacías, a hipócritas, cuando pide la liberación de los asesinos. El PNV ha demostrado que le importa más la vida de un terrorista, que las muertes de sus víctimas inocentes.

NUEVO LIBRO DEL DIRECTOR DE LA PALESTRA
La COPE: un ejemplo de la persecución política de Zapatero
Por Ignacio Villa Libertad Digital 27 Enero 2007

La llegada al poder de Rodríguez Zapatero supuso –no puede ser una sorpresa para nadie– el encantamiento de la gran mayoría de los medios de comunicación. El triunfo electoral del PSOE en marzo de 2004, en plena efervescencia anti PP, fomentada desde el grupo Prisa, se encontró de bruces con la crítica y con la información de la cadena COPE.
Mientras el Partido Popular mantenía una actitud ambigua por lo inesperado de la derrota electoral del 14 de marzo, millones de españoles que se sentían huérfanos y que veían a diario la manipulación del Gobierno Zapatero acudieron a refugiarse a la cadena COPE, como único reducto en el que todavía podían escuchar la verdad de lo sucedido.

De ello fueron muy conscientes en La Moncloa, y por ello no tardaron en montar las primeras campañas contra la cadena. Curiosamente, los síntomas iniciales eran bien diferentes. El recién investido presidente del Gobierno acude a la COPE el 11 de mayo de 2004; dos meses después de los atentados de Madrid, Zapatero está en La Mañana de Federico Jiménez Losantos. Según él, como prueba de su deseo de regeneración democrática, aunque, a decir verdad, es evidente que en La Moncloa todavía piensan que tratando bien a los medios críticos pueden tenerlos convenientemente domesticados.

La entrevista es correcta y educada, pero la COPE no cae en ningún "encantamiento zapateril". Federico Jiménez Losantos en La Mañana, César Vidal en La Linterna y toda la programación de la emisora, servicios informativos incluidos, mantienen una actitud crítica hacia el poder y ante las evidentes irresponsabilidades y actitudes sectarias del Gobierno de Zapatero.

Las primeras pruebas de que el Gobierno está cada vez más molesto por que existan medios de comunicación críticos con su gestión aparecen en la portada del diario El País el 6 de diciembre de 2004. Desde las páginas del buque insignia de Prisa se acusa al Grupo Risa, colaborador habitual de La Mañana de Federico Jiménez Losantos, de tener una página en internet donde aparecen semidesnudas algunas ministras del Gobierno de Zapatero.

Aquella portada vino acompañada por la protesta –decían que enérgica– de la directora general de Asuntos Religiosos, Mercedes Rico. Era –como después se demostró– una portada basada en la manipulación, en la mentira y en la mala intención, pues cuando el diario El País publicó esa noticia omitió intencionadamente que un mes antes Mercedes Rico había intercambiado algunas cartas con el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino. Ese intercambio epistolar había dejado claro para las dos partes que esa página nada tenía que ver con el Grupo Risa ni con la COPE.

Un mes después de la aclaración, el Gobierno vuelve al ataque y filtra de nuevo la noticia al diario El País, para hacer ruido sobre un asunto que era pura mentira. Incluso Mercedes Rico –en una actitud que sólo se entiende desde la caradura– vuelve a protestar, cuando estaba todo aclarado desde hacía semanas, lo que deja al descubierto las verdaderas intenciones de un Gobierno que utiliza sin escrúpulos a los medios de comunicación amigos y que miente sin reservas cuando las necesidades del guión así se lo piden.

Nunca, ni el diario El País, ni la directora general para Asuntos Religiosos ni el Gobierno, que utilizó de forma compulsiva esta mentira, han pedido disculpas. Un ejemplo claro de dónde tiene puesto el listón de la honradez este Ejecutivo: en el desván de los recuerdos.

Esta historia del Grupo Risa, que, como se demostró de forma inmediata, fue un montaje del Gobierno, sirvió sin duda como aviso de lo que podía llegar, puesto que no parece haber ningún freno para impedir la mentira si ésta puede hacer daño al enemigo. El Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, con pleno consentimiento, con su absoluto apoyo, ha utilizado y utiliza la mentira siempre que lo necesita. No les importa nada, siempre y cuando piensen que lo que hagan les pueda beneficiar. Y, desde luego, lo que está comprobado es que no aceptan la crítica bajo ningún concepto; ante ella, la reacción es imprevisible.

El aviso dado por el Gobierno a la COPE con la falsa polémica del Grupo Risa cobró fuerza después del verano de 2005. En ese momento se iniciaba una auténtica ofensiva por tierra, mar y aire contra la COPE y sus más importantes comunicadores, Federico Jiménez Losantos y César Vidal. Desde el grupo Prisa, desde El Periódico de Catalunya y desde el diario Avui se puso en marcha una permanente campaña de insultos, descalificaciones y mentiras contra la COPE, contra la propiedad de la cadena y contra la misma audiencia de la emisora.

José Montilla.Intentaban dividir, pretendían involucrar al episcopado español, y buscaban, como tantas otras veces, mezclar churras con merinas para hacer el mayor daño posible. Los resultados no pueden ser más contrarios a lo esperado, pues la cadena COPE aguanta los embates con una subida de audiencia y con un importante éxito publicitario.

A esta campaña iniciada desde el grupo Prisa le faltaba la bendición del Gobierno, y ese beneplácito llegó poco después, el 27 de octubre, en un desayuno informativo del ministro de Industria, José Montilla, durante el cual, sin previo aviso y sin que mediara pregunta alguna, arremetió contra la COPE: "Lanza mensajes que incitan al odio, la división y la confrontación y que sólo hacen sembrar cizaña e ir contra los valores que en teoría defienden los titulares de la cadena".

Estas palabras de Montilla, sin duda perfectamente estudiadas y diseñadas, eran el aviso para que la veda se abriera. Y así fue desde todos los medios de comunicación oficiales, por parte de todos los tertulianos cercanos al Gobierno y todos los periodistas que antes de escribir piden permiso a La Moncloa. Se lanzaron contra la COPE sin orden ni concierto. Era el enemigo a batir y, por lo que parece, todo valía. Y, desde luego, más torpes no pudieron ser. Lejos de hacer daño, consiguieron fortalecer a la COPE, convirtiendo a esta cadena en una referencia diaria para todos. Escuchar la COPE era ya una obligación.

A la campaña se unieron inmediatamente todo tipo de meritorios, el más surrealista –como tantas otras veces– el democristiano Duran i Lleida, que desde la tribuna del Congreso llegó a llamar "mercenarios" a los trabajadores de la emisora. Desde luego, escuchar esto en un político que se ha ido ofreciendo de ministro a los distintos Gobiernos, ya fueran socialistas o populares, no deja de resultar paradójico.

La actitud del Gobierno Zapatero de abrir la temporada contra la COPE produjo un primer efecto al día siguiente de las palabras de Montilla. El 28 de octubre se recibió un aviso de bomba contra la emisora, mientras se emitía el programa de Federico Jiménez Losantos. Durante unos minutos se corta la emisión, el edificio es desalojado y finalmente todo queda en nada. La Mañana vuelve a la antena con Jiménez Losantos, que en ningún momento había abandonado el estudio. Lo cierto es que aquel aviso, más allá de sus efectos concretos, representa una actitud avalada por Zapatero: todo vale contra la COPE.

En plena campaña contra la COPE y poco antes de Navidad se produjo otro episodio que el Gobierno utilizó con la mala intención habitual hacia aquellos que ejercen su libertad de expresión. El miércoles 21 de diciembre el Grupo Risa emite una entrevista con el presidente electo de Bolivia, Evo Morales. En esa entrevista Morales cuenta cómo el Gobierno Zapatero le había prometido un trato preferente si ganaba las elecciones.

La entrevista es emitida en La Mañana, explicándose el contexto y recordándose que este tipo de bromas se habían realizado en muchas ocasiones con otros mandatarios. El Gobierno reacciona de forma furibunda. Piensa que puede hacer daño a la COPE y utiliza toda su artillería. Sin embargo, saben que no hay ninguna ilegalidad en esa entrevista –así lo reconoce Fernando Moraleda en los pasillos del Congreso–, pero están muy enfadados por el ridículo que han hecho.

Evo Morales.La noche anterior se había convocado en La Moncloa un gabinete de crisis con la vicepresidenta De la Vega, el ministro Moratinos y el secretario de Estado, Moraleda. Evo Morales, la tarde del martes, en La Paz, comentó durante una rueda de prensa que Zapatero le había telefoneado para felicitarle. En La Moncloa, asustados, sabían que eso no era cierto. El gabinete de crisis baraja varias hipótesis sobre el origen de esa llamada y finalmente piensa que puede ser cosa de los servicios secretos de Estados Unidos, que quieren bloquear la presencia empresarial española en Bolivia. Moratinos se compromete a iniciar una investigación a la mañana siguiente, pero el miércoles por la mañana toda conspiración se desvanece, al escucharse en la COPE la entrevista con Morales.

Desde La Moncloa se ponen en marcha todos los recursos. Quieren hacer daño a la COPE como sea, aunque ciertamente no lo consiguen; al fin y al cabo estamos hablando de una broma, y aunque mueven y remueven todos los circuitos políticos y diplomáticos, al final todo queda en una anécdota, con disculpas incluidas de la cadena, pero sin más trascendencia real.

De todos modos la campaña contra la COPE se generaliza desde todos los estamentos. Uno de los que tiene mayor protagonismo es el CAC, o Consejo Audiovisual de Cataluña, una especie de "comisariado mediático" cuyo único objetivo es controlar y amedrentar a aquellos medios de comunicación críticos con el poder constituido, en este caso con el Tripartito catalán.

En este sentido, el CAC sabe lo que es trabajar contra la COPE, con amenazas permanentes y la supresión de las concesiones de frecuencias en Cataluña. Sin embargo, esta directriz política –muy a su pesar– se encuentra con un cambio de timón: el 29 de noviembre el Tribunal Supremo da la razón a la COPE en un viejo contencioso con la Generalidad de Pujol, y la sentencia indica que la emisora tiene todo el derecho a emitir en Barcelona en FM.

Esa sentencia, que se ha confirmado para el resto de frecuencias de la cadena en Cataluña, para los pies en seco al CAC en su objetivo de acabar con la COPE en la comunidad autónoma catalana. Aun así, desde el "comisariado mediático" no se quiere aceptar la realidad, y el 22 de diciembre emite un informe sobre la COPE en el que se dice que la emisora está vulnerando los derechos constitucionales de libertad de expresión y que, por lo tanto, si mantiene esa actitud, se podría llegar a cerrar en Cataluña.

Aquel informe, que no era más que humo, pretendía aplicar una actitud antidemocrática donde las haya, con el objetivo de cerrar los medios de comunicación molestos para el poder de turno.

Las actitudes dictatoriales del CAC quedaron amortiguadas pocos días antes, cuando el eurodiputado Luis Herrero anuncia en La Mañana su intención de llevar un escrito, junto con ocho periodistas más, al Parlamento Europeo para denunciar el atropello a la libertad de expresión que se está llevando a cabo en Cataluña con la COPE, pidiendo amparo y defensa de esa libertad ante la evidente intención del Gobierno Zapatero –con todos los instrumentos a su alcance– de acabar con la COPE por ser una voz crítica y de libertad.

El 29 de noviembre de 2005 se anuncia esta medida, y al día siguiente se pone en marcha. La respuesta es impresionante. En pocas semanas se alcanzan las 700.000 firmas de apoyo, recibidas desde todos los puntos de España, de gente de lo más dispar. Muchos aguantan largas colas bajo el frío y la lluvia, todos buscando solamente que el poder político no apague la voz de la libertad.

Pero incluso ante este clamor general intentaron sacar la cabeza los que no entienden de libertad. El 30 de noviembre por la mañana un grupo de cinco militantes de ERC, acompañados por dos diputados –Joan Tardà y Joan Puig– conocidos por su inoperancia parlamentaria y por su activismo callejero, especialmente en el asalto de piscinas como la de Pedro J. Ramírez, se encadenan a la fachada de la COPE en Madrid. Piden el cierre de "la cadena del odio", uno de los lemas más utilizados por los radicales e independentistas contra la COPE. En realidad, una clara muestra de su intransigencia y su incapacidad por entender la libertad de expresión.

A la media hora la policía los desaloja, pero inmediatamente son acogidos en los despachos de ERC en el viejo caserón de la Carrera de San Jerónimo, rompiendo así todos los protocolos de seguridad del Congreso de los Diputados. El presidente de la Cámara, Manuel Marín, no hace nada por impedirlo, tampoco lo condena. Pero lo peor es que el presidente del Gobierno esquiva también cualquier condena al asalto de la COPE, incluso cuando aquella misma tarde fue preguntado en el Congreso, en la sesión de control, por Mariano Rajoy. Por el contrario, Zapatero defiende la actitud de los dos diputados de ERC, en un gesto claramente deplorable de un presidente del Gobierno que no esconde su sectarismo ni su desprecio hacia los que no piensan como él.

A pesar de la mezquindad y del partidismo, la respuesta multitudinaria, sin precedentes y sobrecogedora, de la audiencia de la COPE ante la persecución política marca un antes y un después. Nunca se produjo una respuesta tan rápida y clara de 700.000 oyentes para defender una emisora de radio. Ni el Gobierno de Zapatero, ni el Tripartito catalán, ni el comisariado del CAC ni el líder de la exigua Unió Democràtica, Duran i Lleida, habían pensado que la contestación popular iba a ser tan importante.

Esta actitud de miles y miles de personas ha hecho al Gobierno, al menos por ahora, cambiar la estrategia. Por el momento no se vislumbra cuál va a ser la próxima maniobra, pero, desde luego, quietos no se van a estar. Y mientras tanto, los medios de comunicación del PSOE y todos sus creadores de opinión siguen sembrando de mentiras el día a día de la COPE. Siembran sin ninguna esperanza, puesto que su único objetivo es demoler la libertad de expresión, una meta que, de ser alcanzada, representaría destruir la democracia.

Este texto es un fragmento del capítulo 4 de ZAPATERO: EL EFECTO PINOCHO (La Esfera), el nuevo libro de IGNACIO VILLA.

España
La marcha del Foro Ermua repetirá el recorrido de la del 13-E
E. Fuentes La Razón 27 Enero 2007

Madrid- Dicen que las comparaciones son odiosas, pero en esta ocasión resultarán inevitables. La marcha convocada por el Foro Ermua el próximo sábado 3 de febrero para rechazar el atentado de ETA en la T-4 de Barajas partirá a las cinco de la tarde de la madrileña plaza de Colón y terminará en la Puerta de Alcalá, exactamente el mismo trazado que recorrieron los convocados por UGT y CC OO el 13 de enero.

El presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, ofreció ayer los detalles de una marcha convocada «con un doble objetivo: expresar la solidaridad de los españoles con las víctimas mortales y heridos del atentado, y dejar claro nuestro deseo de que ETA sea derrotada y nuestra negativa a la negociación como aspecto fundamental de esa derrota».

Al final, el lema de la convocatoria será «Por la libertad. Derrotemos juntos a ETA. No a la negociación» para «conseguir la unidad de todos los españoles independientemente de siglas políticas», explicó Buesa. «No buscamos la exclusión de nadie, algo que no ocurrió en una convocatoria anterior», subrayó.

Para promover esa unidad, Buesa anunció que en la concentración no se admitirán «expresiones o signos preconstitucionales, totalitarios o fascistas» y tampoco las expresiones ofensivas hacia nadie, «incluyendo al Gobierno. El presidente del Foro Ermua estuvo flanqueado por representantes de algunas de las 80 asociaciones que respaldan la marcha, entre ellas la Federación de Ecuatorianos de Madrid. Su portavoz, Washington Tobar, pidió que se eviten las comparaciones entre las distintas manifestaciones y se rinda homenaje a las víctimas .

'Si a Conde Pumpido y López Aguilar les queda algo de decencia deben dimitir'
Escaño 351
Agencias Periodista Digital 27 Enero 2007

El secretario de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa, valoró este viernes la decisión de la Audiencia Nacional en virtud de la cual el preso etarra Iñaki De Juana Chaos seguirá en la prisión, una decisión que supone que "la Ley y el sentido común prevalezcan sobre el chantaje de los terroristas" así como que "la Ley y el sentido común no han podido hacerle pulso al Estado". Ante la persistente inquietud que existe en el Gobierno y el PSE por la situación del asesino, pidió a López Aguilar y Conde Pumpido que dimitan "si les queda algo de decencia".

Además, el secretario de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia exigió al ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, que "deje de hacer el ridículo" en el caso de ETA en general y de Juana Chaos en particular. Al respecto, reclamó que tanto López Aguilar como el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, dimitan de sus cargos "si les queda algo de decencia" Astarloa alegó que la situación procesal de Juana Chaos se debe a las "decisiones adoptadas" por el ministro de Justicia y su "amigo del alma", en referencia a Conde-Pumpido.

Así, recordó que hace unos dos años López Aguilar "sacó pecho y dijo que haría todo lo que pudiera para que Juana Chaos no saliese, pero tras el proceso de negociación con ETA el Gobierno se ha puesto a hacer cesiones", y mientras que antes definía a este preso como "sanguinario terrorista" ahora le considera "hombre de paz".

Por ello, proclamó que "ya está bien de engañar a la gente" y pidió que tanto el ministro de Justicia como el fiscal general del Estado presenten sendas dimisiones. En rueda de prensa en Jaén, Astarloa subrayó que con la decisión de ayer de la Audiencia Nacional, "gana la justicia, el Estado de Derecho, que no cede ante los terroristas, y ganan las víctimas" mientras que "pierde ETA", una situación que significa que "han funcionado las cosas".

Además, destacó la importancia de esta decisión "en un momento en el que tenemos el desafío de ETA con su atentado y con su comunicado en el que dice que va a seguir atentando si no se le pagan los objetivos por los que ha estado matando durante 40 años".

Asimismo, el secretario de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del PP analizó la "diferencia de reacciones" suscitadas ante el fallo de la Audiencia Nacional. "Los que estábamos en eso que Zapatero se cargó, el Pacto Antiterrorista, hemos respetado la decisión y, además, el PP expresa su satisfacción", constató, mientras que, "en el caso de partidos nacionalistas como el PNV se ha cuestionado a los jueces y, en algunos casos, diciendo barbaridades", por lo que le espetó al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, que "si no se da cuenta de que los socios que ha elegido no están por la política del Pacto Antiterrorista ni por la de acabar con ETA".

Ante estos hechos, Astarloa reclamó a Zapatero que "sea honesto" y que si quiere "unidad" para luchar contra el terrorismo la busque con el PP "en lugar de aislar al PP y de buscar la unidad con los partidos nacionalistas".

También se ha pronunciado el responsable del PP en Comunicación, Gabriel Elorriaga, quien tachó de "imprudentes" las palabras del ministro de Justicia y de "escandalosa" la reacción del líder del PSE. Elorriaga se pronunció así en la sede central de su partido, donde ofreció una rueda de prensa en la que, entre otras cosas, resaltó que también ha sido una "garantía para todos" que la Sala de lo Penal de la Audiencia haya tomado su decisión en plenario.

A continuación, sostuvo que le llegaba a causar "perplejidad" que el responsable de los socialistas vascos pueda hablar de "venganza" en casos como el de De Juana Chaos, condenado además de por sus artículos de opinión "por pertenencia a banda armada".

Tampoco gustaron a Elorriaga las declaraciones del ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, quien, tras manifestar su respeto a la decisión del tribunal, aseveró que había "otras soluciones" distintas a la elegida por la Audiencia. El responsable de Comunicación del PP señaló que López Aguilar había hecho "una de tantas declaraciones imprudentes de quien no debía estar ya en el cargo que ocupa", criticando de esta forma que compagine su labor en el ministerio con su condición de candidato socialista al gobierno de Canarias. En la misma línea, recomendó a López Aguilar que, como cualquier "persona razonable y más tratándose del ministro de Justicia", se hubiera limitado a transmitir el "respeto" que le producía la decisión de los jueces.

España
ETA aprovechó el alto el fuego para perfeccionar el «anfoal», un nuevo explosivo
Los meses de negociación han sido utilizados para impartir cursillos a nuevos pistoleros, como el detenido en Gerona
J. M. Zuloaga La Razón 27 Enero 2007

MADRID- Los expertos antiterroristas no tienen ya dudas sobre las intenciones de ETA para el futuro próximo. Las últimas detenciones, entre ellas la realizada el jueves en Gerona, cuando el «liberado» (fichado y a sueldo de la organización) Iker Aguirre trataba de llegar a Valencia para preparar atentados contra la Copa América, han permitido conocer una serie de datos que avalan, sin ningún género de dudas, que la banda ha aprovechado el alto el fuego para impartir cursillos a nuevos pistoleros y que incluso ha perfeccionado un nuevo explosivo, el «anfoal», cuya composición se conoce pero no se da a conocer, que podría ser utilizado en próximas acciones criminales.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto, en los cursillos en los que se forman a los nuevos terroristas se explican, sobre todo, los sistemas para montar y hacer detonar artefactos explosivos y las normas de funcionamiento interno de los «comandos», tanto los «legales» (integrados por miembros no fichados) como de «liberados»( fichados). Las medidas de seguridad ocupan un capítulo importante en este período de aprendizaje, de una semana de duración aproximadamente, y se exige a los «alumnos» que acomoden sus pautas de actuación a los ambientes en los que se tengan que mover, tanto cuando están en la clandestinidad en Francia como cuando se encuentran, para una campaña de atentados, en España.

La figura del «liberado» como «dinamizador» de grupos «legales», que ha sido utilizada por ETA en el pasado, vuelve a las normas de actuación internas de la banda. Esto ya se puso de manifiesto tras la reciente desarticulación de la célula que tenía los «zulos» con explosivos en las poblaciones vizcaínas de Amorebieta y Atxondo.

ETA alecciona a sus pistoleros sobre la forma de obtener información de futuros objetivos. Una vez más se comprueba, según las citadas fuentes, que los terroristas acuden a los medios de comunicación oficiales y privados en búsqueda de datos e incluso a las revistas profesionales, internet, etcétera.

Los expertos subrayan que la banda enseña a los nuevos activistas la forma de vigilar a personas concretas y la forma de obtener datos sobre sus costumbres, itinerarios, etcétera, lo que demuestra que se ha planteado cometer de nuevo asesinatos. El hecho de que las bombas-lapa, en sus distintas modalidades, figuren entre los artefactos que van a ser utilizados es otra prueba de ello.

Los terroristas son instruidos también sobre la forma de cometer los atentados, las medidas de seguridad que deben seguir y el modo de huir del lugar. La posibilidad de utilizar coches bomba accionados a distancia mediante telemando es una de las opciones que se manejan. Igualmente, el lanzamiento de granadas contra objetivos fijos, como acuartelamientos o edificios oficiales.

La banda terrorista planea utilizar en próximas campañas criminales distintos tipos de explosivo, entre ellos los que tradicionalmente ha usado, como el amonal, amosal, cloratita, a los que hay que unir uno nuevo, el «anfoal», cuyo poder destructivo deberán determinar los expertos policiales a la vista de los datos conseguidos en las últimas investigaciones.
A este respecto, las fuentes consultadas subrayan que mientras algunos cabecillas de la banda terrorista dialogaban en diversos países europeos con los representantes del Gobierno, ETA no perdía el tiempo y no sólo robaba armas, probaba nuevas bombas, como ocurrió el verano pasado en un bosque de Las Landas, en Francia, sino que ha perfeccionado nuevos explosivos.

RAJOY PORTARÁ LA PANCARTA DE LA CABECERA
PP, Ciutadans, DENAES y más de 80 organizaciones protestarán con el Foro de Ermua por la libertad y contra la negociación
Más de 80 organizaciones políticas, sindicales y civiles, así como partidos políticos, como el PP o Ciutadans, han confirmado ya su adhesión a la manifestación convocada por el Foro de Ermua y que bajo el lema "Por la Libertad. Derrotemos juntos a ETA. No a la negociación" recorrerá las calles del centro de Madrid el próximo 3 de febrero. Según destacaron este viernes los convocantes, en esta marcha "no se ha excluido a nadie", como, a su juicio, sí ocurrió en la convocada el pasado 13 de enero por UGT, CCOO y FENADEE. El PP ha enviado una carta a la FENADEE para que se sume a la manifestación.
Europa Press Libertad Digital 27 Enero 2007

El presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, resaltó que el objetivo de la convocatoria, en un primer lugar, es rendir un homenaje a la dos víctimas del atentado de ETA contra la T-4 de Barajas, Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate. Pero, además, también pretende, como así reza su lema, hacer un llamamiento a la unidad de todos los españoles para lograr "la derrota definitiva de ETA".

El movimiento cívico celebró la pasada semana una reunión con todas aquellas organizaciones que han confirmado su apoyo a la misma para poner en común todas las iniciativas y alcanzar un consenso sobre su lema y su manifiesto, que será leído al final del recorrido por Conchita Martín, la viuda del comandante Blanco –primera víctima mortal tras la ruptura de la tregua-trampa de 1998–, y Antonio Aguirre, ex dirigente y actualmente militante de base del PSE.

En ese encuentro, según recordó Buesa, también se acordó que durante la marcha del próximo 3 de febrero no se admitan expresiones ofensivas "contra nadie, incluyendo al Gobierno", como tampoco "de carácter preconstitucional, fascista o totalitario". De hecho, dijo, más de 1.200 miembros de las Juventudes Unificadas del Foro de Ermua y de Nuevas Generaciones del PP se encargarán de vigilar que esto no ocurra.

El PP ha enviado una carta a la Federación Nacional de Asociaciones de Ecuatorianos en España (FENADEE) en la que le invita a sumarse a la manifestación. No obstante, las mismas fuentes señalaron que hasta la semana que viene la FENADEE no decidirá si finalmente se adhiere a la marcha, en la que se homenajeará a las dos víctimas ecuatorianas del atentado de ETA contra la T-4 de Barajas, se exigirá "la derrota de ETA" y se protestará "contra la negociación".

Rajoy, en la pancarta de la cabecera
Por parte de los partidos políticos destacará la presencia en la manifestación del líder del PP, Mariano Rajoy, que portará el lema de la cabecera, según informaron fuentes del Foro de Ermua, así como la de los europarlamentarios populares Jaime Mayor Oreja y Alejo Vidal Quadras, entre otros. En representación de Ciutadans, ha confirmado la asistencia su secretario general, Antonio Robles.

La marcha contará también con la asistencia de la Fundación Miguel Ángel Blanco, la Fundación Gregorio Ordónez, Rosas Blancas por la Dignidad o la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) por parte del colectivo de víctimas. Esta última asociación portará durante el recorrido el conocido eslogan 'Rendición en mi nombre, No'.

Pero, además, también mostrarán su apoyo a la manifestación, entre otros, la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, y diversas organizaciones de inmigrantes, entre las que destaca la Federación de Ecuatorianos de Madrid (FEM), así como los sindicatos policiales SUP y CEP.

Fuentes del Foro de Ermua confirmaron también la presencia en la marcha del presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), José Manuel Ayesa, el portavoz de la Plataforma de Empresarios Vascos y Navarros impulsada por el Foro de Ermua, Ricardo Benedí, o las hermanas de la fallecida ex ministra de Agricultura y vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, entre otras personalidades. La familia de las dos víctimas aún no ha confirmado su presencia en esta convocatoria, informaron a Europa Press fuentes del Foro de Ermua.

Según explicó el presidente de la plataforma cívica, el mismo día de la manifestación "Por la libertad. Derrotemos juntos a ETA. No a la negociación" se celebrarán, de manera simultánea y con el mismo lema, sendas concentraciones en Barcelona y A Coruña. La primera partirá de la Plaza Sant Jaume y la segunda del Obelisco.

Ayuda económica
Durante la rueda de prensa celebrada este viernes en Madrid, Buesa, que estuvo acompañado por representantes de algunas de las principales organizaciones que se han adherido a la marcha, aprovechó para pedir públicamente dinero que pueda ayudar al Foro de Ermua a afrontar algunos de los gastos que un acto de este tipo conlleva.

Ese apoyo económico podrá realizarse a través de las dos cuentas corrientes que se incluyen en la pagina web del Foro de Ermua. Y es que, se quejó Buesa, "el Ministerio del Interior tan sólo nos ha otorgado una partida de 2.341,61 euros".

Dicho esto, los portavoces de algunas de las organizaciones que estuvieron presentes en la rueda de prensa intervinieron para mostrar su apoyo a la manifestación y hacer un llamamiento a la ciudadanía para que se adhiera a la misma. Tal fue el caso del presidente de la FEM, Washington Tovar, o el presidente de Rosas Blancas por la Dignidad, Alejandro Campoy.

Desde la AVT, el delegado de Madrid, Juan Antonio García Casquero, recalcó que la asociación siempre apoyará aquellas convocatorias en las que se defienda "lo que las víctimas del terrorismo llevan reclamando durante años: la derrota de ETA".

En concreto, destacó que esta marcha servirá para "poner en evidencia" a todos aquellos representantes políticos, "incluido el Gobierno", que no apoyaron ayer, "como se merece", la decisión de la Audiencia nacional de mantener al sanguinario terrorista José Ignacio de Juana Chaos en prisión, pero también para exigir la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) y la inmediata detención de los 19 miembros de Jarra-Haika-Segi.

Por parte del SUP, su secretario de Comunicación, Maximiano Correal, explicó que su sindicato acudió a la concentración convocada por UGT, CCOO y la FENADEE el pasado 13 de enero porque "no se mencionaba la palabra diálogo" en el lema de la misma. Si hubiera figurado, aclaró, no hubieran asistido, puesto que, según Correal, para el SUP, la negociación con la banda "se quedó enterrada entre los escombros de la T-4".

Por su parte, el portavoz de la CEP, Rodrigo Gavilán, quiso dejar claro que su sindicato "siempre" se sumará a aquellas manifestaciones en las que quede "meridianamente claro la negativa a negociar con ETA". "La CEP no necesitaba que hubiera un atentado para saber que la negociación con ETA era y es nefasta, y también un absoluto error", apostilló.

SARKOZY: "NO ES UN TEMA PARA BROMAS"
Ségolène Royal asegura que los franceses "no estarían en contra" de la independencia de Córcega
La nueva polémica creada por la candidata al Elíseo, Ségolène Royal, gira en torno a la independencia de la isla francesa de Córcega. Tras ser víctima de una broma radiofónica llevada a cabo por un célebre imitador de voces galo, la emisora RTL ha difundido este sábado extractos de lo dicho por Royal durante su conversación con el falso primer ministro de Quebec, provincia francófona de Canadá. Durante la conversación, Royal dijo que "los franceses no estarían en contra" de la independencia de Córcega. Estas manifestaciones han indignado a Nicolás Sarkozy, rival de Royal en la lucha por el Elíseo. "Para mí, Córcega no es un tema para bromas, especialmente cuando hablo con el primer ministro de otro país", ha dicho Sarkozy quien se declara "consternado" ante lo que llamó el "desconocimiento o una incompetencia" de su contrincante socialista.
EFE Libertad Digital 27 Enero 2007

La candidata socialista al Elíseo, Segolène Royal, ha caído en la trampa de un humorista, que se hizo pasar por el primer ministro de Québec, y ha evocado la independencia de Córcega, lo que le ha valido la reacción indignada de su rival de derechas y todavía ministro de Interior, Nicolas Sarkozy. El reputado imitador de voces Gérald Dahan difundió este sábado en la emisora RTL extractos de la conversación que mantuvo el pasado miércoles con Royal, en la que se hizo pasar por el dirigente quebequés Jean Charest. Esto fue después de las controvertidas declaraciones de Royal sobre la soberanía y libertad de Québec tras un encuentro en París con el jefe de un partido independentista quebequés.

Posando como el primer ministro de la provincia canadiense, el humorista llamó a Royal y le dijo, según el extracto difundido: "es como si nosotros dijéramos 'Córcega tiene que ser independiente'". "Los franceses no estarían en contra. No repita eso. Eso crearía de nuevo un incidente", le respondió Royal, riéndose a carcajadas. La broma indignó al candidato al Elíseo de la conservadora y gobernante UMP en las Presidenciales de abril-mayo próximos.

"Para mí, Córcega no es un tema para bromas, especialmente cuando hablo con el primer ministro de otro país", dijo Sarkozy, "consternado" ante lo que llamó el "desconocimiento o una incompetencia" de su contrincante socialista. El candidato de derechas insistió en que "es muy serio. Es la República y dudo de que los corsos aprecien este tipo de bromas". "Córcega es Francia, es la República. Los corsos están apegados a Francia y yo estoy muy apegado a que Córcega siga siendo francesa", sentenció Sarkozy.

La propia Royal, de visita en el Caribe francés, no ha comentado de momento la broma que le ha gastado Dahan. Pero Emile Zuccarelli, alcalde de Bastia (capital de la Alta Córcega) y partidario de Royal, arremetió contra "la provocación de un humorista que no oculta su proximidad con Nicolas Sarkozy" y denunció lo que llamó "un golpe bajo".

Royal no es la primera personalidad víctima de las imitaciones de voz de Dahan. El año pasado estuvo a punto de provocar un terremoto informativo al hacerse pasar por el defensa del Barcelona Lilian Thuram y convencer a un conocido periodista de que iba a comprar el París Saint-Germain junto a Zinedine Zidane y un grupo asegurador. En otra ocasión, el imitador suplantó al presidente francés, Jacques Chirac, para convencer a Zidane de que la selección francesa debía escuchar el himno nacional con la mano en el corazón, una broma el que capitán de los bleus se tragó.

Los jueces vascos recuerdan a Ibarretxe que «ninguna autoridad goza de impunidad»
M.C. ABC 27 Enero 2007

MADRID / BILBAO. Magistrados del País Vasco emitieron ayer un contundente comunicado, con el título «Más allá de la Justicia no habita la democracia», como respuesta a la escalada de descalificaciones del PNV contra los jueces de esa Comunidad Autónoma, ante la declaración como imputado del lendakari, Juan José Ibarretxe, en el Tribunal Superior de Justicia el próximo miércoles 31, por reunirse con dirigentes de Batasuna.

Los jueces recuerdan que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, aunque se sea lendakari. Así subrayan que «no está en la mano de ningún grupo ni asociación de ciudadanos el conseguir que una sola de nuestras autoridades, incluidas las judiciales, obtenga un estatuto de irresponsabilidad jurídica que le coloque donde no pueda alcanzarles una atribución de responsabilidad delictiva». «Ninguna autoridad de los poderes legislativos, ejecutivo y judicial goza en España de impunidad penal», subrayan los magistrados en su comunicado, ante la rebelión del PNV, con Josu Jon Imaz a la cabeza, por la imputación del lendakari, que llegará a su punto culminante el lunes en una manifestación para mostrar su apoyo a Ibarretxe.

El comunicado, escrito en un lenguaje muy claro , está firmado por Juan Luis Ibarra, presidente de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco; Ana Belén Iracheta, presidente de la Audiencia Provincial de Vizcaya; María Victoria Cinto, presidenta de la Audiencia Provincial de Guipúzcoa, e Íñigo Madaria Azkoitia, presidente de la Audiencia Provincial de Álava.

Principio de igualdad
Los jueces resaltan que «por mucho que una mayoría de ciudadanos llegara a apoyar la actuación de la autoridad en la que se funda una querella suscrita por una única y solitaria persona, la causa de exención de la responsabilidad penal sólo puede hacerse valer en el ámbito del proceso judicial». La plasmación del principio de igualdad jurídica, explican, es «seña de identidad de todo Estado Democrático». Como recuerdan los magistrados, no siempre fue así: «Nuestro derecho histórico no democrático exigía el consentimiento previo de la autoridad para la apertura y validez del procedimiento penal seguido contra ella. Este privilegio fue definitivamente derogado en 1957». Hoy en día, añaden, «la ley confiere a todos los ciudadanos el ejercicio de la acción popular para el inicio del proceso penal contra las autoridades de nuestra Comunidad Autónoma».

El lendakari, dicen los jueces, no debería sentirse humillado por que se aplique el principio de igualdad jurídica: «La decisión del legislador de mantener la aplicación a nuestras autoridades del principio de igualdad jurídica ante la ley reguladora de la responsabilidad criminal no permite que ninguna de ellas pueda sentirse humillada ni menospreciada cuando es citada ante un juez instructor para declarar sobre hechos cometidos en el ejercicio de su cargo».

Tras afirmar que cumplir una sentencia o una resolución judicial es «un deber constitucional», advierten: «Se equivocan quienes crean que constituye un avance democrático preservar a nuestras autoridades y blindar sus actuaciones de la acción de la Justicia».

Recortes de Prensa   Página Inicial